Lunes 18 de febrero - Colegio Inmaculada Niña

Anuncio
Lunes 18 de febrero
“QUE TU LUZ BRILLE”
Buenos días amigos y amigas.
Hoy te propongo que escuches con atención un breve texto del evangelio.
Jesús les decía a sus discípulos:
“¿Acaso se trae una lámpara para taparla con una vasija de barro o ponerla
debajo de la cama? ¿No es para ponerla encima de una mesa o de un
candelero y alumbre a toda la casa”.
Como dice Jesús…nadie enciende una vela para esconderla, sino para que dé
luz. Ciertamente que parece evidente esto que hemos escuchado. Pues mirad.
Creo que en muchas ocasiones, todos nosotros podemos ser luz para todos los
que nos rodean, pero en lugar de “ABRIRNOS” y dar nuestra luz, nos
escondemos y no dejamos que la luz que llevamos dentro salga para alumbrar
a los demás.
Quizá por miedo a SER AUTÉNTICOS, a ser gente que se preocupa por los
demás, por ser compañeros atentos, cercanos a todos, y por miedo a “ser
diferente”, escondemos esa luz que todos llevamos dentro, y que puede hacer
tanto bien a los demás.
Es decir; nadie se compra un móvil para no usarlo; nadie compra una lavadora
para luego lavar a mano, nadie compra un coche para dejarlo en el garaje….
Por eso ábrete a los demás, comparte tus cualidades con los que te rodean,
sonríe, bromea, haz que la gente sea más feliz y consigue así que tu vida sea
luz para los que te conocen, y no oscuridad.
Oración
Jesús ayúdanos a ser como esa vela del evangelio. Que no nos escondamos
sino que estemos siempre atentos a dar nuestra luz a los demás y a que todo
el mundo sepa que somos amigos tuyos. Amén
Feliz día y buenos días.
Martes 19 de febrero
Volver a la casa del Padre
Buenos días a todos.
Te propongo la siguiente historia a ver si te suena de algo.
Érase un joven que quería triunfar. Para ello abandonó su casa y salió a la
aventura con el dinero que le correspondía de la herencia de su padre. Sin
embargo la pasta y la vidorra que se pegó, hicieron que se le gastará pronto el
dinero.
Lo pasó mal. Hambre, frío…. Su intención de triunfar se esfumó. Al verse tirado
y necesitado pensó en volver a casa, pedir perdón a su padre y trabajar para él
el resto de su vida y así vivir dignamente.
Por otro lado su padre salía cada tarde a la puerta de su casa para ver si volvía
su hijo. Cuando a lo lejos vio una figura humana, se le encogió el corazón. Al
reconocer a su hijo el padre salió a su encuentro, lo abrazó, lo besó y le hizo
una fiesta de bienvenida.
Nuestro Padre Dios está cada tarde esperándonos para abrazarnos como a
ese hijo. El tiempo de cuaresma es un tiempo privilegiado para “volver a la casa
del Padre”, para ver aquello que no hemos hecho muy bien, e intentar mejorar,
para dejar que Dios esté más presente en nuestra vida.
Miércoles 20 de febrero
El vaso de leche
Un día, un muchacho pobre que vendía mercancías de puerta en puerta para
pagar su escuela, encontró que solo le quedaba una simple moneda de diez
centavos, y tenia hambre.
Decidió que pediría comida en la próxima casa. Sin embargo, sus nervios lo
traicionaron cuando una encantadora mujer joven le abrió la puerta. En lugar de
comida pidió un vaso de agua.
Ella pensó que el joven parecía hambriento así que le trajo un gran vaso de
leche. Él lo bebió despacio, y entonces le preguntó, ¿Cuanto le debo? "No me
debes nada," contesto Ella. "Mi madre siempre nos ha enseñado a nunca
aceptar pago por una caridad". Él dijo... "Entonces, te lo agradezco de todo
corazón."
Cuando Howard Kelly se fue de la casa, no solo se sintió físicamente más
fuerte, si no que también su fe en Dios y en los hombres era más fuerte. Él
había estado listo para rendirse y dejar todo.
Años después esa joven mujer enfermó gravemente. Los doctores locales
estaban confundidos. Finalmente la enviaron a la gran ciudad, donde llamaron
a especialistas para estudiar su rara enfermedad. Se llamó al Dr. Howard Kelly
para consultarle. Cuando oyó el nombre del pueblo de donde ella vino, una
extraña luz llenó sus ojos.
Inmediatamente subió del vestíbulo del hospital a su cuarto. Vestido con su
bata de doctor entró a verla. La reconoció enseguida. Regreso al cuarto de
observación determinado a hacer lo mejor para salvar su vida.
Desde ese día prestó atención especial al caso. Después de una larga lucha,
ganó la batalla. El Dr. Kelly pidió a la oficina de administración del hospital que
le enviaran la factura total de los gastos para aprobarla.
Él la reviso y entonces escribió algo en el borde y le envió la factura al cuarto
de la paciente. Ella temía abrirla, porque sabía que le tomaría el resto de su
vida para pagar todos los gastos. Finalmente la abrió, y algo llamó su atención
en el borde de la factura. Leyó estas palabras... "Pagado por completo hace
muchos años con un vaso de leche - (firmado) Dr. Howard Kelly".
Lágrimas de alegría inundaron sus ojos y su feliz corazón oró así: "Gracias,
Dios porque Tu amor se ha manifestado en las manos y los corazones
humanos."
Jueves 21 de febrero
Sígueme
Hola a todos/as:
Hoy Jesús sale a tu encuentro para decirte una sola palabra: “Sígueme”.
¿Queréis seguir a Jesús? ¿Queréis vivir una aventura apasionante? ¿Queréis
disfrutar de la verdadera felicidad? Pues el secreto es muy sencillo.
Seguir a Jesús, es vivir haciendo felices a los demás, a quienes están a
nuestro lado: nuestros amigos, compañeros de clase, padres, profesores….
Para nuestro amigo Jesús la felicidad personal tiene un precio que no es muy
costoso, basta sonreír siempre, cumplir con nuestros deberes, estar cerca de
quienes están tristes, ser responsables……y por supuesto acordarse de que
Dios es un Padre que te quiere.
Jesús ayúdanos a saber encontrarte, a saber escucharte y a saber quererte
como tu nos quieres a nosotros. Que en este día sepamos ser felices haciendo
felices a los demás.
Buenos días
Viernes 22 de febrero
La carreta vacía
Caminaba con mi padre cuando el se detuvo en una curva y después de un
pequeño silencio me preguntó:
Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: Estoy escuchando
el ruido de una carreta.
Eso es -dijo mi padre-. Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre: ¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la
vemos?
Entonces mi padre respondió: Es muy fácil saber cuándo una carreta está
vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que
hace.
Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo a una persona hablando
demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna o
violenta, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de
menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:
"Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace"
La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás
descubrirlas. Y recuerden que existen personas tan pobres que lo único que
tienen es dinero. Y nadie está mas vacío que aquel que está lleno de sí mismo.
Mañana día 23 de Febrero hace 107 años que la Congregación Esclavas de la
Inmaculada Niña empezó, una de las actitudes con que las religiosas quieren
vivir es la humildad, recemos para que sigan poniendo al servicio de los demás
todo aquello que Dios les ha regalado.
Feliz día y buen fin de semana a todos.
Descargar
Fichas aleatorios
tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

notas de enfermeria

0 Tarjetas Karen LCHB

Crear fichas