Subido por RUTH MARIA HERNANDEZ

libro

Anuncio
San Pablo
“Testimonio Eterno de Liderazgo, Trabajo y Fe”
JOSÉ HOMERO GARZA RODARTE
1
Prólogo
DON LORENZO SERVITJE SENDRA
FUNDADOR DEL GRUPO BIMBO
He leído con gran interés el libro “San Pablo. Testimonio eterno de liderazgo,
trabajo y fe”. Es una elocuente presentación de un santo excepcional, con un
formato ágil y claro que será muy útil para sus lectores.
La persona de San Pablo es siempre atrayente. Hay en la obra una cita muy
acertada al decir que el santo fue un hombre de pensamiento como los
griegos; un hombre de acción como los romanos y un hombre de pasión como
los orientales.
La estructura del libro es muy eficaz para conocer la vida de San Pablo y para
aprovechar sus grandes enseñanzas. Consta además del relato de su vida y su
obra de una descripción de cada una de sus cartas, con reflexiones,
enseñanzas y estimulantes preguntas. Es un verdadero manual para la oración
y la meditación.
Creo que los cristianos podemos inspirarnos en la obra de San Pablo. Nos
pone en contacto permanente con la palabra de Dios; favorece el encuentro
personal con Jesús y es alentadora su constante referencia al Espíritu Santo.
La obra hará mucho bien porque nos acerca muy amplia y sencillamente a las
enseñanzas de San Pablo. Felicito a su autor José Homero Garza Rodarte por
esta iniciativa y por organizar la Universidad que lleva el nombre del santo.
2
AÑO JUBILAR PAULINO
“Queridos hermanos y hermanas, como en los inicios, también hoy Cristo necesita apóstoles
dispuestos a sacrificarse. Necesita testigos y mártires como San Pablo: al principio perseguidor
violento de los cristianos, pero cuando en el camino de Damasco cayó en tierra cegado por la luz
divina, se pasó sin vacilaciones al lado del Crucificado y lo siguió sin volverse atrás.
Vivió y trabajó por Cristo; por él sufrió y murió.
¡Qué actual es su ejemplo!
“Precisamente por eso, me alegra anunciar oficialmente que al apóstol San Pablo dedicaremos
un año jubilar especial, del 28 de junio de 2008 al 29 de junio de 2009, con ocasión del
bimilenario de su nacimiento, que los historiadores sitúan entre los años 7 y 10 d.C.”
Papa Benedicto XVI
A la memoria de:
Mi querido padre, Don José Garza Galindo.
Don Mario Lozano González, amigo entrañable y
Presidente Fundador del Consejo de Administración de la Universidad San Pablo.
3
JOSÉ HOMERO GARZA RODARTE
J. Homero Garza, es graduado del Tecnológico de Monterrey en Administración de Empresas y en la Maestría de
Educación, con tesis en el Conflicto del Medio Oriente
Fundador y Rector de la Universidad San Pablo.
Fundador y Director General del Sistema Educativo Avance (colegio católico en San Luis Potosí, con primaria,
secundaria y bachillerato).
En el ITESM Campus Laguna, se desempeñó como Director Académico de Administración, Mercadotecnia y
Finanzas. Fue también coordinador del Programa Emprendedor.
Tiene una especialidad en Política Internacional por la Universidad de Notre Dame, E.U.A. y un Diplomado en Calidad
y Espíritu Emprendedor en Osaka, Japón.
Terminó el curso de Universa Filosófica, en la Universidad Pontificia de México y el Diplomado en Filosofía de la UVM.
Ha sido catedrático en la UASLP y el Tec de Monterrey, Campus San Luis Potosí.
En el Tecnológico de Monterrey, ha cursado los Diplomados en: Mercadotecnia, Desarrollo de Habilidades Docentes,
Calidad en Empresas de Servicio y Administración de Instituciones Educativas.
Es Consejero de COPARMEX-SLP, ocupando la Presidencia de la Comisión de Educación. Consejero de ADMIC
(Asesoría Dinámica a la Microempresa, SLP) es Socio activo y Presidente de USEM (Unión Social de Empresarios de
México) en San Luis Potosí.
Himno1
¿Quién es este viajero
al que el Señor acecha en el camino
y con su luz derriba por el suelo?
¿Quién es este violento
al que el Señor elige de entre todos
para mostrar la fuerza de su verbo?
Contra Jesús, se dirigía a Damasco,
y después, por Jesús,
recorrerá la tierra, predicándolo.
cumplir con la ley era su orgullo;
la gracia del Espíritu después,
timbre de gloria, único.
Para él solo tendrá significado
conocer a Jesús,
y a este Señor Jesús, ¡crucificado!.
Compartirá las pruebas del Señor
y así compartirá también la gloria
de la resurrección.
Amén.
1
Liturgia de las Horas, Tomo-III, p. 1333.
4
INDICE
Himno
Introducción
1. Vida y Obra de San Pablo
“La voz respondió:Yo soy JESÚS, a quien tú persigues”
Nacimiento, formación y conversión
El Encuentro con Jesús: Hech. 9, 3-9.
La Obra del Apóstol
Teología Paulina
Preguntas
2. San Pablo, el Hombre del Espíritu
“…tras haber oído la Palabra de la verdad, el Evangelio de vuestra salvación,
fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la Promesa”, Ef. 1, 13.
La Promesa del Espíritu
Pablo, el Hombre del Espíritu
Referencias de San Pablo al Espíritu Santo
San Pablo y los carismas
El Kerigma y las Cinco Verdades Fundamentales
El Kerigma en Romanos
Preguntas
3. Primera y Segunda Carta a los Tesalonicenses
“Orad constantemente, en todo dad gracias…”
Antecedentes
Reflexiones:
Lectio Divina: Actitud cristiana ante la muerte, 1Tes. 4,13-18.
Preguntas
“El que no quiera trabajar que tampoco coma”
Antecedentes
Reflexiones:
El Trabajo, primer Evangelio que Cristo predica
Vocación Empresarial Cristiana
Lectio Divina: Parábola de los Talentos, Mt. 25,14-30.
Valor ejemplar de la vida profesional
Preguntas.
4. Carta a los Filipenses
“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.
Antecedentes
Reflexiones:
El Señorío de Jesús
Alegría
Providencia
Espíritu de lucha
Lectio Divina: Himno Cristológico, Flp. 2, 5-11.
Preguntas
5
5. Primera y Segunda Carta a los Corintios
“Traten de imitarme como yo imito a Cristo”
Antecedentes
Reflexiones:
Amar es servir
Sed hombres, sed fuertes
Generosidad
Lectio Divina: El Himno a la Caridad, 1Cor. 13, 1-7.
6. Carta a los Gálatas
“Para ser libres, nos ha liberado Cristo”
Antecedentes
Reflexiones:
Libertad en Cristo
Lectio Divina: Los frutos del Espíritu, Gal. 5,19-25.
Preguntas
7. Carta a los Romanos
“…la fe viene de la predicación y la predicación de la Palabra de Cristo”
Antecedentes
Reflexiones:
Lectio Divina: Actitud cristiana, Rom. 12,9-18.
8. Carta a Filemón
“Alivia mi corazón en Cristo”. Flm.1,25.
Antecedentes
Pregunta
9. Carta a los Colosenses
“Cristo Jesús, en el cual están ocultos los tesoros de la sabiduría y la ciencia”, Col. 2,3.
Antecedentes
Preguntas
10. Carta a los Efesios
“…usen la Espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios”, Ef. 6,17.
Antecedentes
Reflexiones
7 Bendiciones
Fe y obras
Unidad
Familia
Combate espiritual
7 Armas espirituales
Preguntas
6
11. Cartas a Timoteo y Tito
“Porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de fortaleza,
de amor y de templaza”, 2Tim. 1,7.
Antecedentes
Reflexiones:
Llamados a proclamar la Palabra.
Preguntas
Conclusión
Anexos
I.
II.
III.
IV.
V.
VI.
VII.
VIII.
¿Qué es la Lectio Divina?
Lectio Divina del Nuevo Testamento (Guía annual).
Los Escritos de San Pablo
¿Cómo recordar los nombres de las Cartas de San Pablo?
Principales acontecimientos en la vida del Apóstol.
Las Cartas de San Pablo en cifras.
Viajes de San Pablo
Mapas
Bibliografía.
7
INTRODUCCIÓN
Desde el inicio de mi personal encuentro con el Señor, el testimonio de San Pablo me impactó y enseñó
con mayor amplitud, el mensaje de amor y salvación de Jesucristo.
La excelente enseñanza bíblica que nos legó en sus cartas del Nuevo Testamento es rica y valiosa para la
formación de criterios y el desarrollo de un carácter centrado en principios de fe.
Conforme voy caminando en la vida tratando de buscar a Dios, valoro con más profundidad la elección del
Señor por este gran hombre.
San Pablo es un apasionado por Jesucristo y sabe transmitirlo tanto con su personal testimonio, como con
su valiosa obra neo-testamentaria. Para él “la vida es Cristo y morir una ganancia”2.
En la sabiduría de su obra escrita, encontramos temas de apoyo a la mejor formación de la persona y por lo
tanto en favor de vivir felizmente, “y nadie en este mundo es más feliz que el buen cristiano”3.
La presentación de este trabajo busca responder a cuatro motivaciones básicas:
1. En el marco del reciente Bimilenario Paulino, proclamado por Su Santidad Benedicto XVI, del 28 de
junio del 2008 al 29 de junio del 2009, honrar la memoria y obra de este gran Apóstol.
2. Obedeciendo la exhortación Apostólica de Juan Pablo II, de favorecer un Encuentro con Jesucristo
vivo4, mediante el estudio, reflexión y oración de la Sagrada Escritura, aportar mi “granito de arena”
a través de la profundización de los textos bíblicos sobre la vida y obra de San Pablo.
“…si nos encontramos con Cristo vivo, aceptaremos su amor primero, optaremos por él y
anunciaremos con entusiasmo las buenas noticias del Reino de Dios” 5.
“El contacto permanente con la Palabra de Dios a través de la lectura orante (Lectio Divina)6 y la
formación de animadores que la impulsen en la vivencia comunitaria y a la luz de la tradición de la
Iglesia, es uno de los grandes desafíos pastorales de nuestros tiempos” 7.
De verdad espero poder colaborar para que este proyecto de fe, siga realizándose entre nosotros.
3. En agradecimiento a Dios por el inicio de las operaciones del nuevo campus de la Universidad San
Pablo (Septiembre 22 de 2008) y en el marco de la Doctrina Social Cristiana, proponer un material
de apoyo a la mejor formación intelectual, emocional y espiritual de nuestros estudiantes,
enriquecido por testimonios y experiencias de exitosos hombres de negocios como Don Lorenzo
Servitje Sendra (Fundador del Grupo BIMBO, quien me ha honrado con sus palabras en el prólogo a
este libro) y Don Mario Lozano Gonazález, del Grupo APELSA (q.e.p.d).
2
Filipenses: 1,21.
Loring Jorge S.J.; Para Salvarte, 51ª. Edición; Sevilla, España, 1997, p.7.
4
Juan Pablo II; Exhortación Apostólica Ecclesia in America; 1999, p.19.
5
Fragmento del mensaje del Sr. Arzobispo Don Luis Morales Reyes, en su toma de posesión como Arzobispo de San Luis Potosí, el 18 de
marzo de 1999.
Lectio Divina: “Es la lectura orante de la Palabra de Dios. Se realiza asimilando el seguimiento de cuatro pasos: leer, meditar, orar y contemplar”.
La Iglesia en San Luis Potosí; Plan Diocesano de Pastoral; Vocabulario, p. 108, dic. del 2000.
7
La Iglesia en San Luis Potosí; Plan Diocesano de Pastoral, #150. p.74. dic. del 2000.
3
8
4. Rendir un humilde y sincero homenaje al gran “soldado de Cristo”, quien nos ha motivado para
fundar una universidad católica que lleva su nombre, la Universidad San Pablo.
Mi más sincero anhelo es que este libro sea un apoyo a la formación de todos los que hemos decidido
caminar con Jesús, el Señor, a lo largo de nuestra vida; corriendo día tras día hasta llegar a la meta que Él
mismo nos señala8; una carrera con “especialidad en obstáculos”, pero alcanzable con su fuerza y la
riqueza del mensaje paulino.
Como podrán comprobar, en esta investigación tuve en cuenta fuentes especializadas que cito en las notas
y en la bibliografía, así como también mi experiencia propia de estudio y reflexión sobre las Cartas del
Apóstol en más de 25 años de mi vida.
Esta aportación no busca ser un estudio de exégesis sobre los Escritos de San Pablo (lo cual toca a
especialistas de la materia), pero sí una ayuda a la motivación de su lectura y sincera reflexión,
favoreciendo ante todo el crecimiento de nuestra fe en Jesucristo, en su Siervo Pablo y en la apertura al
Espíritu de Dios.
En este libro encontrarás además:
1. Una serie de preguntas al final de cada capítulo, que favorecen el repaso y la confrontación
personal con el mensaje del apóstol.
2. Una guía de lectura anual para meditar todo el Nuevo Testamento (un capítulo diario).
3. Radiografías numéricas de las Cartas de San Pablo.
4. Mapas de los cuatro viajes del Apóstol.
5. Cuadros resumen con importante información histórica de San Pablo.
6. Varios pasajes paulinos que te invitan a practicar la Lectio Divina.
7. Una revisión bíblica más cercana a la fuerte experiencia de San Pablo, sobre la poderosa acción del
Espíritu Santo a lo largo de su importante ministerio.
En forma paralela comento los orígenes y fundamentos del Movimiento de la Renovación Carismática
Católica, ya que el Mensaje Paulino ha sido de gran ayuda para su creación y experiencia, en particular las
aportaciones dedicadas a la Vida en el Espíritu (el Bautismo en el Espíritu Santo, sus dones y carismas).
Finalmente, sugiero tener la Biblia a la mano, para que tu reflexión sea respaldada por la misma Palabra de
Dios, espada de doble filo que penetra lo más profundo del corazón9.
Procurar un estudio en ambiente de oración será de gran ayuda. Es importante que a ejemplo de Jesús,
busquemos ese lugar y momento a solas con el Padre para encontrar su luz y sabiduría10.
Es mi mejor deseo que conforme avances en el libro, tu corazón en verdad arda de gozo como el de los
discípulos de Emaús, cuando Jesús mismo les explicaba las Escrituras11




8
9
10
11
Flp.3,12-13.
Epístola a los Hebreos: 4,12.
Mt. 14,23.
Lc. 24, 32.
9
José Homero Garza Rodarte
Junio 29 del 2009
Cierre del Año Jubilar del Paulino
10
CONVERSIÓN DE SAN PABLO
11
1
VIDA Y OBRA DE SAN PABLO
“Pablo, Pablo, ¿porqué me persigues?, Pablo preguntó: ¿quién eres, Señor?.
La voz respondió : Yo soy JESÚS, a quien tú persigues”; Hech. 9, 4-5
A. NACIMIENTO, FORMACIÓN Y CONVERSIÓN
San Pablo (Saulo en su nombre hebreo), era de origen judío. Nació en Tarso
–actual Turquía- en la provincia de Cilicia12 (Hech.9,11). Hablaba el arameo y
desde su adolescencia aprendió el oficio de tejedor de tiendas, actividad a la
cual también se dedicó su adinerado padre. (Hech.18,3;1Cor.4,12).
Luchador incansable, rasgo característico de la tribu de Benjamín
(Rom.11,1). Estudioso, culto y también ciudadano romano (Hech.16,37).
Desde los 13 años, se preparó en Jerusalén bajo la estricta norma farisea
por el maestro Gamaliel “el viejo” (Hech.22,3; Flp.3,5).
Su estancia en la Ciudad Santa, no coincidió con el Ministerio de público de
Jesús y regresó a Jerusalén, tiempo después de la Pasión de Cristo.
Se estima que San Pablo, era unos 10 años menor que Cristo.
Muy probablemente recibió el título de “rabino”13 -maestro-. Dominó también
las lenguas griega y hebrea. Celoso de su fe y formación presenció con
indiferencia el martirio de San Estaban -protomártir del cristianismo,
(Hech.7,58)-. Persiguió luego las primeras comunidades seguidoras de Jesús (Hech.22,4s).
Su milagrosa conversión (Por favor léanse los tres relatos: Hech. 9, 3-19; 22, 6-21; 26, 12-23) es uno de los
acontecimientos más impactantes del nuevo testamento y un hecho que selló su total e incondicional
entrega a Jesucristo. Su encuentro con el Señor resucitado tuvo un influjo decisivo en la historia del
cristianismo14.
La aparición del Señor Jesús, en el camino a Damasco le indica su misión: llevar el Evangelio a los gentiles
(Hech. 9,6; Gal.1,12).
El encuentro vivo con Jesús, lo dejó ciego por unos días, pero el Señor le confirmó que un buen hombre
llamado Ananías, lo visitaría y oraría por él. Hechos de los Apóstoles, nos revela cómo San Pablo recibió
así el Espíritu Santo, recobró la vista y emprendió una nueva vida, ahora como Siervo de Jesucristo (Hech.
9,10-19).
La “conversión” radical de Saúl no representa para él un cambio de religión, pues él se siente más judío que nunca ya
que es el “Dios de los padres” que lo ha mandado a predicar el evangelio. El evangelizador de los paganos continuará
a predicar a los judíos mientras le sea posible, hasta que sea llamado definitivamente a Roma. La conversión y el
bautismo de Pablo significan para él el descubrimiento de su verdadero y justo lugar en la vida de Israel.
12
“San Pablo, había nacido en Tarso (Cilicia), probablemente siete u ocho años después del salvador, hacia el tercero de nuestra era. Los Hechos
apócrifos de Pablo y de Tecla, describen así su aspecto exterior: un hombre de pequeña estatura, ligeramente encorvado; calva la parte superior de
la cabeza, barba abundante, piernas arqueadas, rostro descolorido, nariz ligeramente aquilina, de aspecto aviejado, pero mirada atrayente…”.
Amiot Francois.; Ideas Maestras de San Pablo; Ed. Sígueme, Salamanca; 1966. p.13.
13
14
Lic. Tomás Parra Sánchez; Pablo aventura entre paganos; Ed. DABAR, México, 1992. p. 08.
Juan Pablo II; Exhortación Apostólica Ecclesia in America; 1999, p.21.
12
Se ignora la edad de este capital acontecimiento, se puede deducir de la carta a los Gálatas que fuera entre los 33 y
35 años, poco después del nacimiento de la primera Iglesia, la de Jerusalén, que fue creada entorno a “Pedro y los
once” (Hch 2, 14).15
Pablo se convirtió entonces en el incansable misionero y escritor de buena parte del Nuevo Testamento16;
hombre sublime, genio, organizador, fundador de comunidades, pensador, contemplativo y activo; sencillo,
fuerte en su temple, generoso y trabajador, poseedor de una tenacidad inquebrantable y una pasión total
por Jesucristo.
El P. Fernando Lugo Serrano aporta lo siguiente:
“Pablo aparece como confluencia de tres tipos de humanidad del mundo civilizado del siglo I de nuestra
era: hombre de pensamiento como el griego, hombre de acción y organización como el romano, hombre de
pasión como el oriental”17
15
http://www.annopaolino.org/ Excelente sitio editado por el Vaticano, con motivo del Bimilenario Paulino.
Los especialistas en el tema, afirman que no hay duda de que siete de las cartas en sentido estricto son de San Pablo;
http://www.annopaolino.org/
16
17
Lugo Fernando Serrano; Pablo soldado de Dios; Instituto Bíblico Católico; Guadalajara, Jal., Méx. 1984, p. 37
13
B. EL ENCUENTRO DE PABLO CON JESÚS.
Hech. 9, 3-9
“Cuando estaba ya cerca de Damasco, de repente lo envolvió un resplandor del cielo,
cayó a tierra y oyó una voz que le decía:
- Pablo, Pablo, ¿porqué me persigues?
- Pablo preguntó:
- ¿Quién eres, Señor?
La voz respondió
- Yo soy JESÚS, a quien tú persigues.
Levántate, entra en la ciudad y allí te dirán lo que debes hacer”.
El encuentro de San Pablo con Jesús se realiza aproximadamente hacia el año 36, poco tiempo después
predica en Damasco. Para el 39, ya como cristiano hace una primera visita a Jerusalén.
San Pablo es un gran valuarte; sin su aportación, la naciente Iglesia pudo tener el riesgo de hundirse en un
judeo-cristianismo replegado en sí mismo, carente de fuerza y expansión a todos los hombres.
En el año 67, San Pablo sufre el martirio, no obstante ya había cumplido
con grandes frutos el ministerio que el Señor Jesús le había
encomendado18.
18
La antigua tradición cristiana así lo testifica en varios documentos, por ejemplo el escrito apócrifo Hechos de Pedro. Aportación del Lic. Tomás
Parra Sánchez; Pablo aventura entre paganos; Ed. DABAR, México, 1992. p. 10.
14
Francois Amoit dice: “Este es el hombre. Es imposible no admirar su nobleza de carácter, su gran
inteligencia, las cualidades de su corazón, su alma profundamente religiosa y su absoluta lealtad. Es
verdaderamente el instrumento de elección que el Señor se había preparado para llevar su nombre ante las
naciones, los reyes y los hijos de Israel. Su temperamento atormentado, sus luchas interiores, su valor
indomable. Su doctrina ilumina constantemente al mundo y su santidad convida a ir tras sus huellas a
aquellos que creen en Jesucristo”19.
Poco antes de entrar a la Basílica de San Pedro en el
Vaticano, dos impresionantes estatuas escoltan su entrada;
una de ellas la del mismo Pedro, con las llaves del Reino en
su mano, la otra es precisamente de San Pablo, empuñando
en su mano la espada, simbolizando su celo evangélico y la
defensa de la fe cristiana; en la otra sostiene un pergamino,
testimonio de sus escritos neo-testamentarios.
La Iglesia Católica honra al apóstol con dos importantes
fiestas litúrgicas: una el 25 de enero celebrando su conversión
y el 29 de junio recordando su martirio.
C. LA OBRA DEL APÓSTOL
San Pablo es uno de los personajes más conocidos del Nuevo Testamento.
Es notable su aparición a lo largo de los Hechos de los Apóstoles (177 menciones), particularmente los
capítulos 8-9 y 13-28.
Algunos autores comentan que este libro del Nuevo Testamento es consagrado a los dos grandes pilares
de la Iglesia, Pedro de los capítulos 1 al 12 (con excepción del 8 al 9) y Pablo, del 13 al 28.
La tradición cristiana ha reconocido a través de los siglos la participación del apóstol de los gentiles en los
inicios del cristianismo y su dedicación misionera para que éste no se entendiera como una secta del
judaísmo.
Se le atribuye un legado de enseñanza y teología para la
eternidad, escrito en 13 cartas, (que ocupan casi el 50% de los
27 libros del Nuevo Testamento (Hebreos, después de
profunda investigación y discusión no se considera paulina20 y
especialistas afirman que en el sentido más estricto son siete
las cartas que él escribe21)
Este tesoro escrito y sagrado relata una enseñanza doctrinal y
consejos prácticos para sobrellevar una buena experiencia de
vida cristiana.
19
Amiot Francois.; Ideas Maestras de San Pablo; Ed. Sígueme, Salamanca; 1966. p.32.
Brown Raymond, S.S, Fitzmayer Joseph, S.J., Murphy Roland, O.Carm; Comentario Bíblico “San Jerónimo”; Ed. Cristiandad, Madrid, 1972. p.
767.
21
http://www.annopaolino.org/ Excelente sitio editado por el Vaticano.
20
15
Sus cartas y el libro de Hechos, nos reflejan un buen retrato de su personalidad; un apasionado por Cristo,
que se ha entregado a Él sin reservas ni medidas. Un hombre honesto de profunda convicción religiosa aún
antes de su conversión, motivo por el cual se comprende su celo en perseguir a los cristianos.
Todo sufrimiento y dolor (2Cor. 11,23-27), es poca cosa comparado con el conocimiento y vivencia de
Jesús en su corazón (Flp.3,8).
La Iglesia Católica reconoce en Pablo, al primer teólogo del cristianismo.
El primer documento del Nuevo Testamento, fue escrito antes que los mismos Evangelios a mano de San
Pablo; 1Tesalonicenses, hacia el 50-51.
D. TEOLOGÍA PAULINA
El mensaje de San Pablo es Cristológico: Jesús Resucitado es sin duda el eje principal
de su enseñanza. Todos sus escritos tienen un sello particular de entrega por Jesús.
Las expresiones “Por Cristo”, “con Cristo” y “en Cristo” son frecuentemente
mencionadas, por ejemplo: “en Cristo”, se localiza unas 165 ocasiones22. Generalmente
acentuando la mediación de Jesús en nuestra redención, su bondad, misericordia y el
futuro encuentro que tendremos con Él.
El creyente “en Cristo” para San Pablo, deberá distinguirse por una vida de fe
expectante, comprometida, servicial, y carismática. Grabando la ley de Dios en su
corazón. Todo esto con un solo eje central: CRISTO, Maestro y Señor; Encarnación de la
Sabiduría y Poder de Dios para su pueblo.
El Comentario Bíblico “San Jerónimo” un trabajo excelente sobre la Teología de San Pablo, dirigido por Raymond E.
Brown, S.S., nos deja una excelente aportación:
“Antes de tener la experiencia en el camino de Damasco, Pablo sabía con toda certeza que Jesús de Nazaret había
sido crucificado, ‘colgado en un árbol’ y, por tanto, había sido ‘maldito’, en el sentido de Dt. 21,23. Y ésta era, sin
duda, una de las razones por las que no podía aceptar como fariseo, a Jesús como Mesías. Pero la revelación que
23
tuvo cerca de Damasco dejó profundamente grabado en él el valor soteriológico y vicario de la muerte de Jesús. La
cruz, que había sido piedra de escándalo para los judíos, se convirtió para él en ‘poder y sabiduría de Dios’
24
(1Cor.1,18-25). En adelante miraría al crucificado, ‘Señor de la gloria’, como Mesías exaltado” .
E. PREGUNTAS
1.
¿Cuál ha sido tu motivación para iniciar la lectura de este libro?
2.
¿Dónde y cuándo nace Pablo, hacia qué fecha es su conversión y en qué texto de la Biblia se ubica
su encuentro con Jesucristo Vivo?
3.
¿Has tenido ya tu propio encuentro con Jesucristo Vivo y resucitado?; como a Pablo, ¿Te ha
“bajado” el Señor de “tu caballo”?.
4.
Con base en la biografía de San Pablo, describe por favor el perfil del apóstol y con cuáles de sus
cualidades te identificas más. Medita también sobre cuáles otros rasgos o cualidades quisieras
crecer en mayor nivel.
5.
Considerando lo visto hasta el momento, ¿quién es San Pablo para ti?.
22
Lic. Tomás Parra Sánchez; Pablo aventura entre paganos; Ed. DABAR, México, 1992. p. 50.
“Nombre dado a toda esta parte de la teología que concierne a la salvación y a la redención”. Diccionario de Teología; Bouyer L; Ed. Herder,
Barcelona, 1977.
24
Brown Raymond, S.S, Fitzmayer Joseph, S.J., Murphy Roland, O.Carm; Comentario Bíblico “San Jerónimo”; Ed. Cristiandad, Madrid, 1972. p.
771.
23
16
17
2
SAN PABLO, EL HOMBRE DEL ESPÍRITU
“Fue Ananías, entró en la casa, le impuso las manos y le díjo: Saúl, hermano, me ha enviado a ti el Señor Jesús, el
que se te apareció en el camino por donde venías, para que recobres la vista y seas lleno del Espíritu Santo”.
Hech.9,17.
A. LA PROMESA DEL ESPÍRITU
El Espíritu Santo acompañó a Jesús en toda su vida. Desde su Encarnación en el seno de María; en el
Bautismo del Jordán; lo empujó al desierto para vivir los 40 días de oración, estuvo a su lado en la noche
de vela previa a la elección de los 12, lo acompañó en su misión de tres años testificando su Palabra con
poder y milagros; lo consoló en el monte de los olivos, lo fortaleció en la Pasión y por su acción Jesús
resucitó de la muerte.
El Espíritu Santo fue la Promesa anunciada por los profetas, reiterada luego por Jesús y cumplida en
Pentecostés renovando el corazón y el testimonio de los primeros cristianos.
Algunos textos de la Sagrada Escritura que confirman su promesa:
1. “Yo les daré un corazón fiel y les infundiré un Espíritu nuevo; les arrancaré el corazón de piedra, y les
daré un corazón de carne, para que cumplan mis preceptos, observen mis mandamientos y os pongan en
práctica. Ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios”. Ez. 11, 19-20.
2. “Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo”. Jer.
31,34.
3. “Les he dicho todo esto mientras estoy con ustedes; pero el Consolador, el Espíritu Santo. A quien el
Padre enviará en mi nombre, hará que recuerden lo que yo les he enseñado y les explicará todo”. Jn. 14,
25.
4. “Si alguien tiene sed, que venga a mí y beba. Como dice la Escritura, de lo más profundo de aquél que
crea en mí brotarán ríos de agua viva.
Decía esto refiriéndose al Espíritu que recibirían los que creyeran en él”. Jn. 7, 37-39.
5. “Cuando venga el Espíritu de la verdad, los iluminará para que puedan entender la verdad completa.
Todo lo que tiene el Padre, también es mío; por eso les he dicho que todo lo que el Espíritu les dé a
conocer, lo recibirá de mí”. Jn. 16, 12.15.
6. “Después de su pasión, Jesús se les presentó con muchas y evidentes pruebas de que estaba vivo,
apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles del Reino de Dios.
Un día, mientras comían juntos, les ordenó:
- No salgan de Jerusalén; esperen la promesa que les hice de parte del Padre; porque Juan bautizó con
agua, pero ustedes serán bautizados con Espíritu Santo dentro de pocos días”. Hech. 1, 3-5.
18
7. “Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo
lugar. De repente vino del cielo un ruido, semejante a una ráfaga de
viento impetuoso, y llenó toda la casa donde se encontraban. Entonces
aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaban
sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y
empezaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les
concedía expresarse”. Hech. 2,1-4.
La presencia del Espíritu fue vital en la formación de comunidades y de
la Iglesia. Su ley grabada en el interior de los hombres les dio valentía y
sabiduría. De verdad transformó sus vidas y les reveló con profundidad
las Escrituras.
Uno de los mejores ejemplos sería el caso de Pedro, quien en su
debilidad humana negó al Señor a pesar de haber convivido con Él tres
años, escuchar sus enseñanzas y presenciar sus milagros; sin
embargo, después de recibir al Espíritu Santo en Pentecostés testificó
con poder el Nombre y las obras de Jesús hasta llegar a dar la vida por
el Él.
B. SAN PABLO, EL HOMBRE DEL ESPÍRITU
“El nos salvó, no por nuestras buenas obras, sino en virtud de su misericordia, por medio del bautismo
regenerador y la renovación del Espíritu Santo, que derramó abundantemente sobre nosotros por
Jesucristo nuestro Salvador”. Tit.3, 6-5.
Después del encuentro con el Señor en el camino a Damasco, San Pablo recibe el Espíritu Santo en su
corazón:
“Ananías fue, entró en la casa, le impuso las manos y le dijo:
- Hermano Saulo, Jesús, el Señor, que se te apareció cuando venías por el camino, me ha enviado
para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo.
En ese mismo momento se le cayeron de los ojos una especie de escamas y recuperó la vista, y a
continuación fue bautizado. Luego comió y recobró las fuerzas”.
Hech. 9,17-19.
.
El Espíritu Santo25 acompañó al Apóstol durante toda su misión.
Le concedió gran inspiración, poder en su predicación y especial apertura a sus dones.
San Pablo de hecho, es quien más menciones dedica en sus cartas a la acción del Espíritu en las primeras
comunidades cristianas; hasta 111 referencias, un promedio de 8 por carta y 1.3 por capítulo.
Efesios, tiene por lo menos una en cada capítulo.
25
“El Espíritu es el Espíritu de poder (1Cor.2,4; Rom. 15,13) y la fuente del amor, la esperanza y la fe cristiana; libera al hombre de la ley
(Gál.5,18; cf. Rom. 8,2), de los ‘deseos de la carne’ (Gál. 5,16) y de toda conducta inmoral (Gál. 5,19-24). El don del Espíritu constituye la filiación
adoptiva (Gál. 4,6; Rom. 8,14), asiste al cristiano en la oración (‘intercede con gemidos inenarrables’, Rom. 8,26) y hace que el cristiano conozca,
de modo especial, su relación con el Padre. Este poder del Espíritu no es algo distinto del poder de Cristo: los cristianos han sido consagrados y
justificados ‘por el poder de nuestro Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios’ (1Cor.6.11)”. Brown Raymond, S.S, Fitzmayer Joseph, S.J.,
Murphy Roland, O.Carm; Comentario Bíblico “San Jerónimo”; Ed. Cristiandad, Madrid, 1972. # 79, p. 798.
19
Algunos textos del Nuevo Testamento que vale la pena revisar son los siguientes; todos con referencia a la
Persona del Espíritu Santo o a su acción en la vida de los primeros cristianos y en cada uno hay co-relación
con el apostolado de Pablo.
“Mientras estaban celebrando el culto del Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Separadme ya a
Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado. Entonces, después de haber ayunado y orado, les
impusieron las manos y les enviaron”. Hech. 13, 2-3.
“Y la Palabra del Señor se difundía por toda la región. Los discípulos quedaron llenos de gozo y del
Espíritu Santo”.
Hech. 13, 49 y 52.
Pablo predica y ora por un grupo de 12 personas para que reciban el Espíritu Santo:
“Mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo llegó a Éfeso, después de haber recorrido las regiones
montañosas.
Allí encontró a algunos discípulos, a quienes preguntó:
- ¿Han recibido el Espíritu Santo al aceptar la fe?
Ellos respondieron:
- Ni siquiera hemos oído que exista un Espíritu Santo.
El les dijo:
- Pues ¿qué bautismo han recibido?
Ellos respondieron:
- El bautismo de Juan.
Pablo les dijo:
- Juan bautizaba para que se convirtieran, diciendo al pueblo que creyeran en el que iba a venir
después de él, es decir, en Jesús. Cuando oyeron esto se bautizaron en el nombre de Jesús, el Señor.
Entonces Pablo les impuso las manos, el Espíritu Santo vino sobre ellos y comenzaron a hablar en
lenguas26 y a profetizar. Eran unos doce hombres en total”. Hech. 19,1-5.
Este pasaje es conocido como “el segundo Pentecostés”.
Inspirado siempre por la Tercera Persona de la Trinidad, el apóstol anuncia un Cristo crucificado y
resucitado, un Cristo vivo que puede habitar en el corazón de sus fieles, un Jesús proclamado como Señor
de toda la creación, como consecuencia de su total obediencia al Padre (Flp. 2, 5-11).
26
“El carisma de las lenguas o glosolalia, es el don de alabar a Dios profiriendo bajo la acción del Espíritu Santo y en estado más o menos
extático, sonidos ininteligibles. Es lo que Pablo llama ‘hablar en lenguas’(1Cor.14,5). Este carisma se remonta a la Iglesia más primitiva, en la que
era el primer efecto sensible de la venida del Espíritu a las almas. Ver Hech. 2,3-4.” Notas al capítulo 12 de la Primera Carta a los Corintios; Biblia
de Jerusalén.
“…mediante el don de lenguas, el carismático, al impulso del Espíritu, alaba y glorifica a Dios-Padre, lo bendice y le da gracias por la obra salvífica
que ha realizado en Cristo Jesús a favor de todos los hombres; y mediante esa misma oración en lenguas eleva al Padre plegarias de intercesión a
favor de los demás, sabiendo que el Espíritu Santo lo conoce todo y lo penetra todo, y que es él quien ora con ‘gemidos inenarrables’. Y todo esto
sirve para edificar y construir la Iglesia”. Alday Salvador, M.Sp.S.; “El Bautismo en el Espíritu Santo”; Instituto de Pastoral Bíblica, México, 1997. p.
49.
“A través del don de lenguas llegué a ser más sensible a las iniciativas de Dios”. La oración es más enriquecedora cuando me rindo al
Espíritu Santo. La predicación es más poderosa cuando dependo del poder del Espíritu Santo. El ministerio es más fructífero cuando invoco al
Espíritu Santo. Edificar la comunidad se torna más importante para mí cuando soy sensible al Espíritu Santo”; Obispo Joseph McKinney, El don de
lenguas: Una escuela para la oración (The Gift of Tongues: A School for prayer), New Covenant, junio de 1981. p.13.
20
Otros textos:
“Pablo había resuelto pasar de largo por Éfeso, para no perder tiempo en Asia. Se daba prisa, por que
quería estar si le era posible, el día de Pentecostés en Jerusalén”. Hech. 20, 16.
“Mirad que ahora yo, encadenado en el espíritu, me dirijo a Jerusalén, sin saber lo que allí me sucederá;
solamente sé que en cada ciudad el Espíritu Santo me testifica que me aguardan prisiones y tribulaciones”.
Hech. 20, 22 y 23.
“Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como
vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que El se adquirió con la sangre de su propio Hijo”.
Hech. 20, 28.
Y en las Cartas de San Pablo, el Espíritu Santo o su acción son frecuentemente mencionados por el santo:
“Más aún; nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la
paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza, y la esperanza no falla, por que el amor de Dios ha
sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”. Rom. 5, 3 – 5.
“Y si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, Aquel que resucitó
a Cristo de entre los muertos dará también la vida a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que habita
en vosotros”. Rom. 8, 11.
“Y de igual manera, el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no sabemos como pedir
para orar como conviene, más el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables, y el que
escruta los corazones, conoce cual es la aspiración del Espíritu….” Rom. 8, 26 y 27.
“Hay diversidad de carismas, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de ministerios, pero el Señor es el
mismo; diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios que obra todo en todos. A cada cual se le otorga
la manifestación del Espíritu para provecho común. Por que a uno se le da por el Espíritu palabra de
sabiduría; a otro, palabra de ciencias según el mismo Espíritu; a otro, fe en el mismo Espíritu; a otro,
carismas de curaciones, en el único Espíritu; a otro poder de milagros; a otro, profecía; a otro,
discernimiento de espíritus; a otro, diversidad de lenguas; a otro, don de interpretarlas. Pero todas estas
cosas las obra un mismo y único Espíritu, distribuyéndolas a cada uno en particular según su voluntad”.
1era. Cor. 12, 4 – 11.
“Y es Dios el que nos conforta juntamente con vosotros en Cristo y el que nos ungió, y el que nos marcó
con su sello y nos dio en arras el Espíritu en nuestros corazones”. 2da. Cor. 1, 21 y 22.
“Evidentemente sois una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el
Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones”. 2da. Cor. 3, 3.
“Por que el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor allí está la libertad”. 2da. Cor. 3, 17.
“Y por la fe recibiéramos el Espíritu de la Promesa”. Gal. 3, 14.
“La prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama
“Abá, Padre”. De modo que ya no eres esclavo sino hijo, y si hijo, también heredero por voluntad de Dios”.
Gal. 4, 6 – 7.
“En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad,
mansedumbre, dominio de sí”. Gal. 5, 22 y 23.
21
“En El también vosotros, tras haber oído la Palabra de la verdad, del Evangelio de vuestra salvación, y
creído también en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”. Ef. 1, 13.
“Tomad también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios; siempre en
oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu”. Ef. 6, 17 y 18
“El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe entregándose a
espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas”. 1 Tim. 4, 1.
“Por que no nos dio el Señor a nosotros un Espíritu de timidez, sino de fortaleza de caridad y templaza”.
2 Tim. 1, 7.
“Tú, en cambio, persevera en lo que aprendiste y en lo que creíste, teniendo presente de quiénes lo
aprendiste, y que desde niño conoces las Sagradas Letras, que pueden darte la sabiduría que lleva a la
salvación mediante la fe en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar,
para argüir, para corregir y para educar en la justicia; así el hombre de Dios se encuentra perfecto y
preparado para toda obra buena”. 2 Tim. 3, 14 – 17.
En la Primera Carta a los Corintios y en Gálatas, encontramos especiales enseñanzas sobre los dones,
carismas y frutos que otorga a sus fieles.
El capítulo 8 de Romanos, tiene 19 menciones y es testimonio claro sobre la nueva vida en el espíritu en el
diario caminar de los primeros cristianos.
Jesús, se vale de muchos caminos para acercarnos a Él; reconozco con humildad que miles de personas
hemos tenido una nueva experiencia de fe al participar del “Bautismo en el Espíritu Santo”27, que consiste
en un sencillo gesto de solidaridad en el que se ora por la persona al cierre de un retiro; se comparten
varios temas destacando la acción del Espíritu en la Iglesia desde el día de Pentecostés. Se hace una
plegaria acompañada de cantos, pidiendo a Jesús que esa promesa se renueve en el corazón de los
participantes. Yo tenía 17 años cuando tuve esa gran experiencia de fe que definitivamente marcó mi vida
para amar y buscar más al Señor; una peregrinación llena de alegrías y también en ocasiones de pruebas,
lo importante es poner la vista en Jesús y tratar de seguir su camino.
El Movimiento de la Renovación Carismática Católica28, comúnmente favorece mucho este tipo de
seminarios o retiros.
La reflexión profunda y el amor por la Palabra de Dios (La espada del Espíritu –Heb.4,12-) con regularidad
es también uno de los frutos que se experimentan tras haber concluido el seminario.
La revelación escrita de San Pablo, con frecuencia señala manifestaciones concretas del Espíritu, de allí
que a muchas personas les cause gran motivación meditar sus pasajes sobre el tema.
27
“La expresión ‘Bautismo en el Espíritu Santo’, central en la Renovación carismática, viene del texto: ‘Juan bautizó en agua, pero vosotros
seréis bautizados en el Espíritu Santo dentro de no muchos días’ (Hech. 1,5). Y fue en Pentecostés cuando se llevó a cabo esa promesa del Señor.
Pues bien, lo que en la Renovación carismática se pretende con el bautismo en el Espíritu Santo, es ‘una verdadera actualización de Pentecostés’.
Rogamos a Jesús glorificado, ‘el que bautiza en el Espíritu Santo’ (Jn.1,33), que realice aquí y ahora, en nosotros-Iglesia, lo mismo que hizo en sus
Apóstoles y con los mismos fines, es decir, que derrame en nosotros el Don del Espíritu Santo, Fuerza de Dios, para ser transformados y
convertidos en testigos suyos en todas partes, hasta los confines de la tierra (Hech.1,8)”. Carrillo Alday Salvador, M.Sp.S.; “El Bautismo en el
Espíritu Santo”; Instituto de Pastoral Bíblica, México, 1997. p. 19.
28
El Movimiento de la Renovación Carismática Católica, nace hacia 1967, en las Universidades de Duquense y Notre Dame, como
consecuencia de un grupo de profesores y alumnos que se reunían a orar en retiros y pidiendo al Señor, una experiencia similar a la de
Pentecostés en Hechos de los Apóstoles. O´Connor Edward, C.S.C.; “La Renovación Carismática en la Iglesia Católica”. Mejor libro de 1972 por la
Asociación de Prensa Católica. Edición especial para la Librería Parroquial. pp. 13 y 15.
22
C. REFERENCIAS DE SAN PABLO AL ESPÍRITU SANTO
Caps.
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
Tot
1
Rom
1
1
2
1Cor
10
2
1
1
19
1
1
1
3
2Cor
1
4
Gal
6
1
1
4
2
8
3
5
Efe
1
2
2
3
1
2
6
Flp
2
1
1
17
11
4
7
Col
2
8
1Te
2
9
2Te
10
1Tim
11
2Tim
1
12
Tit
13
Flm
Total
1
1
1
1
1
1
11
1
1
4
4
29
29
10
2
4
1
2
1
1
111
D. SAN PABLO Y LOS CARISMAS29
1Cor. 12,8-10
Sabiduría
Ciencia
Fe
Don de curar
Profecía
Discernimiento
Diversidad de lenguas
Interpretación de lenguas
1Cor. 12, 28-30
Apóstoles
Profetas
Maestros
Poder de milagros
Asistencia
Dirección
Diversidad de lenguas
Interpretación de lenguas
Rom. 12, 6-8
Profecía
Servicio
Enseñanza
Exhortación
Dirección
Misericordia
Ef. 4,11
Apóstoles
Profetas
Evangelistas
Pastores
E. EL KERIGMA30
Kerigma es la Proclamación hecha por la Iglesia, enviada por Cristo, del acontecimiento salvífico que
encuentra en Él mismo su cumplimiento31.
El Padre Pablo Cárdenas (fundador de la Renovación Carismática en San Luis Potosí) da su aportación:
“El Kerigma, es la proclamación gozosa de Jesucristo único Señor y Salvador, de su obra, del don de su
Espíritu, de la vida nueva para los que lo reciben y se comprometen con Él” 32.
29
Aportación del Lic. Tomás Parra Sánchez; Pablo aventura entre paganos; Ed. DABAR, México, 1992. p. 67.
Kerigma: Primer anuncio que recibe la comunidad primitiva: Cristo muerto y resucitado; La Iglesia en San Luis Potosí; Plan Diocesano de
Pastoral; Vocabulario. p.108. dic. del 2000.
31
Definición del Kerigma tomada del Diccionario de Teología de L. Bouyer; Ed. Herder, p. 392. España, 1977.
32
Curso de Iniciación-Proclamación del Kerigma (Evangelización Fundamental); Cárdenas Pablo; Ed. Llama Viva; S.L.P., Méx., 2000. p. 1
30
23
Miles de personas han tenido un encuentro vivo con Jesús, gracias a la proclamación fuerte y viva de la
Palabra de Dios, basada en el Kerigma…soy una de ellas.
Desde 1982 a la fecha, el Señor me ha concedido la oportunidad de profundizar una vida de fe, que busca
la reflexión de su Palabra y también unos minutos de oración, enriquecida por cantos de adoración. Cada
ocho días nos reunimos varios matrimonios y millones de personas lo hacen como un compromiso derivado
del Encuentro vivo y personal con Jesucristo. Desde aquí mi saludo a nuestro grupo de oración y en
especial al CP. Jesús González y su esposa Rosita, quienes amablemente nos coordinan.
Esta experiencia de Renovación Espiritual, parte generalmente de un retiro que se realiza al meditar Cinco
Verdades fundamentales para nuestra fe, contenidas en la Sagrada Escritura; giran en torno a CRISTO, su
pasión, muerte y resurrección.
Si el Padre nos amó, es en Jesús; el perdón de nuestros pecados es por Jesús; su mensaje nos exhorta a
la conversión; la Pascua lo convierte en Señor y finalmente su promesa se cumple con el bautismo en el
Espíritu para sus seguidores.
LAS 5 VERDADES FUNDAMENTALES
1ª
El Amor de Dios:
Jr. 31,3; 29, 12-13; Is. 43,1-5; 49,15; 54,10; Jn. 3,16; 1Jn.4,8-9.
2ª
El Pecado y sus consecuencias:
1Jn. 5,19; Jer.2,13; Dt. 18, 9-12.
3ª
Jesús Salvador de los Hombres:
Jn. 3,16; Ef. 2, 1-4; 1Jn. 1,38; Jn. 11,25; Hb. 9,14; Hech.4,12.
4ª
Jesús Señor de la Creación y de nuestra vida:
Flp. 2,5-11; Col. 1,15-20.
5ª
La Promesa del Espíritu Santo:
Ez. 36, 25-28; Is.44,3; Jl.3,1-3; Hech. 1,4-5; Jn. 14,26; 15, 26-27.
Cuando una persona con sinceridad y humildad hace suyas en su corazón estas verdades, tiene en la
mayoría de los casos un fuerte encuentro con el Señor.
F. EL KERIGMA EN ROMANOS
Este maravilloso mensaje, lo podemos encontrar también en la carta a los Romanos.
San Pablo, nos entrega el legado completo para evangelizar en el poder del Espíritu a cualquier corazón
abierto y necesitado de Jesús.
El Padre Raniero Cantalemessa, predicador del Papa Juan Pablo II, comenta:
“Para mí ha sido una sorpresa, al ir adentrándome en esta relectura pastoral de la carta a los Romanos,
descubrir que San Pablo, con este escrito ha trazado un primer e insuperable plan de ejercicios
espirituales, no precisamente realizados por nuestro espíritu o desde nuestro espíritu, sino más bien
ejercicios ‘del Espíritu’, en sentido fuerte, o sea desde la guía del Espíritu Santo, que es vivir según el
Espíritu y no según la carne”33.
33
La Vida en el Señorío de Cristo, Cantalamessa; Edicep, Valencia, España, 1988 p. 11 y 12.
24
Cantalemessa recomienda mucho esta experiencia con varios fines:
-
Como guía para Seminarios de Vida en el Espíritu, especialmente para una segunda y más profunda
formación de los ya iniciados en la vida del Espíritu.
-
Como ayuda de encuentros de preparación para la Pascua o Pentecostés.
LAS CINCO VERDADES EN ROMANOS:
1ª EL AMOR DE DIOS:
a. “A todos los que están en Roma y han sido elegidos amorosamente por Dios para constituir su pueblo,
gracia y paz de parte de Dios nuestro Padre y de Jesucristo el Señor” (Rom. 1,7).
b. “…Una esperanza que no defrauda porque al darnos el Espíritu Santo, Dios ha derramado su amor en
nuestros corazones”(Rom.5,5).
c. “Pero Dios que nos ama, hará que salgamos victoriosos de todas estas pruebas. Porque estoy seguro
de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni otras fuerzas sobrenaturales, ni lo presente, ni lo futuro, ni
poderes de cualquier clase, ni lo de arriba, ni lo de abajo, no cualquier otra criatura podrá separarnos
del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro.”(Rom. 8,37-39).
2ª EL PECADO Y SUS CONSECUENCIAS:
a. Rom. 1,18-32…Un texto que duele!!. Una muestra: “llenos como están de toda clase de injusticia,
perversidad, codicia y maldad; colmados de envidias, homicidios, discordias, fraudes; son
malpensados, difamadores, calumniadores, hostiles a Dios, insolentes, soberbios, fanfarrones, con
inventiva para lo malo, rebeldes a sus padres, sin conciencia, sin palabra, sin entrañas, sin compasión”
(Rom. 1,29-30).
b. “Porque todos pecaron y están privados de la presencia de Dios” (Rom. 3,23).
c. “En efecto, el pago del pecado es la muerte”(Rom. 6,23).
3ª
JESÚS SALVADOR DE LOS HOMBRES:
a. “Con mayor razón, pues, quienes estamos recibiendo la salvación por medio
de la sangre de Cristo, seremos liberados por él” (Rom. 5,9).
b. “Pero cuanto más se multiplicó el pecado, más abundó la gracia; de modo que
si el pecado trajo el reinado de la muerte, también la gracia reinará y nos
obtendrá, por medio de nuestro Señor Jesucristo, la salvación que lleva a la
vida eterna” (Rom 5, 20-21).
c. “En una palabra, todo el que invoque el nombre del Señor se salvará”
(Rom. 10, 13).
25
4ª
JESÚS SEÑOR DE LA CREACIÓN Y DE NUESTRA VIDA:
a. “Porque si proclamas con tu boca que Jesús es el SEÑOR y crees con tu corazón que Dios lo ha
resucitado de entre los muertos, te salvarás” (Rom. 10,9)
b. “Para eso murió y resucitó Cristo: para ser SEÑOR de vivos y muertos” (Rom. 14,9)
5ª
LA PROMESA DEL ESPÍRITU SANTO, JESÚS LO PROMETIÓ (HECH.1,4-8) Y
PABLO LO TESTIFICÓ:
a. El capitulo octavo de la carta a los Romanos es el capitulo del Espíritu Santo. De 30 veces que aparece
en todo el documento, 19 se encuentran solo en él.
b. “…porque la ley del Espíritu vivificador me ha liberado por medio de Cristo Jesús de la ley del pecado y
de la muerte” (Rom.8,2)
c.
“…nosotros no sabemos a ciencia cierta lo que debemos pedir, pero el Espíritu en persona intercede
por nosotros con gemidos inefables; y aquel que escruta el corazón conoce la intención del Espíritu,
porque éste intercede por los consagrados como Dios quiere” (Rom.8, 26-27)
G. PREGUNTAS:
1. ¿Tienes alguna experiencia de la acción del Espíritu Santo en tu vida? (Rom.5,5; 8,26-27).
2. Te recomiendo una buena lectura y oración de Romanos 8. Tiene una gran cantidad de enseñanza y
estoy seguro que el Señor quiere instruirte más en el tema.
3. ¿Cuáles son tus conclusiones al estudiar y orar Romanos 12, 9-18?.
H. DECLARACIÓN APOSTÓLICA DEL PAPA PAULO VI, SOBRE EL MOVIMIENTO CARISMÁTICO EN
MAYO DE 1975
“Para un mundo cada vez más secularizado, no hay nada más necesario que el testimonio
de esta renovación espiritual que el Espíritu Santo suscita hoy visiblemente en las regiones y
ambientes más diversos.
Esta renovación ¿cómo no va a ser una bendición para la Iglesia y para el mundo? Y siendo
así, ¿cómo no adoptar todos los medios para que siga siéndolo?.
Donde actúa el Espíritu Santo, nos ponemos atentos, felices de saludar su venida. Más aún,
lo invitamos, lo buscamos, lo deseamos. Esta debe ser una renovación que rejuvenezca al
mundo, que los labios cerrados vuelvan a abrirse a la oración, al canto, la alegría, al himno,
al testimonio.
Hoy, o se vive la fe con entrega profética, con energía, con alegría o se pierde”34.
34
Plaza de San Pedro, mayo 18 de 1975; Curso de Iniciación-Proclamación del Kerigma (Evangelización Fundamental); Cárdenas Pablo; Ed.
Llama Viva; S.L.P., Méx., 2000. p. 2
26
3
PRIMERA Y SEGUNDA CARTA A LOS TESALONICENSES
“Orad constantemente. En todo dad gracias,
pues esto es lo que Dios en Cristo Jesús, quiere de vosotros”
1Tes.5,1
A. ANTECEDENTES
Con mucha probabilidad esta carta fue el primer escrito con que empezó a formarse el Nuevo Testamento.
Pablo lo escribió más o menos por el año 50 ó 51, desde la ciudad de Corinto35. Por cierto, envía la carta
justo al año de haber fundado tal comunidad36.
Se estima que estuvo en Tesalónica bastante tiempo dados los frutos obtenidos y la intimidad que muestra
con los tesalonicenses (1,7-8; 2, 7-12)37.
Tesalónica, era la capital de Macedonia, (Hech 16, 6-10) provincia romana.
Pablo al parecer la visita por vez primera en su segundo viaje misionero (Hech. 17, 1-8).
Muchos judíos se convertían al Cristianismo, pero existía una fuerte resistencia por otros.
A pesar de la oposición los creyentes eran un verdadero ejemplo de fidelidad.
Pablo les escribe lleno de alegría (1.1-3.13).
“En Tesalónica y en Corinto pasarán en el telar una buena parte del día y, si era necesario, también buena
parte de la noche. Pero en Filipos hizo una excepción. Se hospedó en la casa de Lidia (Hech. 16, 11-16) , y
es natural deducir que ella que era bastante rica, se preocuparía del sustento de los cuatro “.38 –Pablo,
Silas, Timoteo y Lucas –
B. LECTIO DIVINA: ACTITUD CRISTIANA ANTE LA MUERTE: 1TES. 4, 13-18.
“No queremos, hermanos, que permanezcan ignorantes acerca de los que ya han muerto, para que no se
entristezcan como los que no tienen esperanza. Nosotros creemos que Jesús murió y resucitó, y que por
tanto, Dios llevará consigo a los que han muerto unidos a Jesús. Y esto es lo que les decimos como
Palabra del Señor: Que nosotros los que estemos vivos, los que aún quedemos cuando venga el Señor,
no tendremos ventaja sobre los que han muerto. Porque cuando se de la orden, cuando se oiga la voz del
arcángel y resuena la trompeta divina, el Señor mismo bajará del cielo, y los que murieron unidos a Cristo
resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que aún quedemos vivos, seremos llevados sobre las
nubes por los aires junto con ellos al encuentro del Señor. De este modo estaremos siempre con el Señor.
Anímense, pues, unos a otros con estas palabras”.
35
36
37
38
Biblia Dios Habla Hoy, 1993; Introducción a la Carta.
Equipo Paulino; Pablo y su Mensaje; Ediciones Paulinas, 11ª edición, 2000.
Nueva Biblia Española; Schökel Luis; Ed. Cristiandad, Madrid, 1976.
Salvini, Alfonso, o.s.b.; San Pablo Apóstol, Ed. Paulinas, 16ª edición, 2000.
27
Descargar
Fichas aleatorios
tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

free fire garena

1 Tarjetas Rene Jonathan Ramos Reyes

sistemas educativos

17 Tarjetas Lizbet Sánchez Licea

“DIDÁCTICA PASADO Y PRESENTE

4 Tarjetas BENILDA RINCON PEÑA

Libros del siglo XVII

15 Tarjetas Mr. Card

Crear fichas