Subido por gamenina1

consideracionews SISTEMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR

Anuncio
DESDE el 2013 un orientaor por cada 500 estudiantes
SISTEMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR
La Ley 1260 del 15 de marzo 2013, tiene como antecedente la sentencia T905/11 y establece el
sistema de convivencia escolar, el cual comprende tres elementos fundamentales para fomentar
la convivencia en el ambiente escolar y son:
1. formación para el ejercicio de los Derechos Humanos,
2. Educación para la sexualidad y
3. Prevención y mitigación de la convivencia escolar.
4.
5. Ponenetes de la sentencia Noviembre. T905/11. JORGE IVÁN PALACIO PALACIO, NILSON
PINILLA PINILLA
6.
JORGE IGNACIO PRETELT CHALJUB
7.
El acoso no se trata de conductas organizadas o espontaneas donde se busca el mal mútuo, ni
actos de vandalismo que se pueden manifestar abiertamente en el entorno escolar. No es un
conflicto entre dos partes con intereses contrapuestos, es un proceso de victimización.
Es un tipo de violencia insidiosa, que se construye lentamente en el día a día de las relaciones
interpersonales. Es difícil de identificar ya que en los inicios suele ser poco evidente y puede
mantenerse oculta a los adultos, pero es bien conocida por el alumnado.
Supone una vulneración de los derechos fundamentales del alumno: derecho a no estar
sometido a la humillación intencional y repetida y a estar seguro en la escuela.
Busca promover y fortalecer la formación ciudadana y el ejercicio de los Derechos Humanos,
sexuales y reproductivos y prevenir y mitigar la violencia escolar y el embarazo en la adolescencia.
Dentro de las definiciones es importante resaltar que para se configure el acoso escolar es
importante que se presenten los siguientes eventos
1. Una conducta intencional, intimidatoria y sistemática. Exista en el agresor la plena y cabal
intención de causar daño o amenaza, en forma premeditada, concertada o manipulada.
2. Una relación de poder asimétrica. El agresor experimenta en razón de edad, liderazgo,
condiciones sociales, psicológicas, económicas un aparente nivel de poder. El agresor
puede generar la indiferencia o complicidad del entorno.
3. En forma reiterada en un tiempo determinado. Que se repita durante un tiempo
determinado que logre poner en indefensión o inferioridad a la víctima.
Artículo 11. Comité Escolar de Convivencia. Créase el Comité Escolar de Convivencia como
una instancia del establecimiento educativo encargada de apoyar la labor de promoción y
seguimiento a la convivencia escolar, a la educación para el ejercicio de los Derechos
Humanos, sexuales y reproductivos, así como al desarrollo del Manual de Convivencia y a la
Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar.
Corresponde a este comité identificar, mediar y ayudar en la conciliación y resolución de los
conflictos escolares mediante la aplicación del Manual de Convivencia, garantizando en todo
caso, el cumplimiento de las disposiciones establecidas en este último y una vez agotadas las
instancias directas de mediación.
El comité será la instancia que activa el componente de atención de la ruta de atención
integral que define la presente ley cuando hayan sido agotadas las vías establecidas en el
Manual de Convivencia. El Comité podrá incorporar recomendaciones de los comités
municipales, distritales o departamentales de convivencia escolar, en el marco de la
autonomía escolar y garantizará la implementación de mecanismos de prevención y mitigación
de la violencia escolar.
Parágrafo. Los establecimientos educativos en un plazo no mayor a 6 meses de
reglamentada la ley deberán constituir los comités escolares de convivencia.
EN la RAI de Convivencia Escolar, se garantizarán los principios de :
Protección integral, incluyendo el derecho a no ser revictimizado;
El interés superior de los niños, las niñas y los adolescentes;
La prevalencia de los derechos;
La corresponsabilidad;
La exigibilidad de los derechos;
La perspectiva de género y
Los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes de los grupos étnicos,
El principio de proporcionalidad en las medidas adoptadas en las situaciones
que afecten la convivencia, y
9. La protección de datos contenida en la Constitución, los tratados
internacionales y la Ley 1581 de 2012.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
Dentro del componente de prevención las I E deberán leventar el diagnostico edel mapa
de conflictos y vulneración de derechos a partir delas particularidades del clima escolar y el
análisis de las características familiares, wsociale, et dque inciden en el ontexto externo e
interno de cada instiguion.
Identificar riesgos de ocurrencia de las situaciones más comunes que afectan la
convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y
reproductivos
a partir de las particularidades del clima escolar y
del análisis de las características familiares, sociales, políticas, económicas y
culturales externas, que inciden en las relaciones interpersonales de la
comunidad educativa, de acuerdo con lo establecido en el numeral 5 del
artículo 17 de la Ley 1620 de 2013.
1. El fortalecimiento de las acciones que contribuyan a la mitigación de las
situaciones que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos
humanos, sexuales y reproductivos; identificadas a partir de las particularidades
mencionadas en el numeral 1 de este artículo.
2. El diseño de protocolos para la atención oportuna e integral de las situaciones más
comunes que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos
humanos, sexuales y reproductivos.
Ary 21 El Ministerio de Educación Nacional reglamentará lo relacionado con el manual
de convivencia y dará los lineamientos necesarios para que allí se incorporen las
disposiciones necesarias para el manejo de conflictos y conductas que afectan la
convivencia escolar, y los derechos humanos, sexuales y reproductivos, y para la
participación de la familia, de conformidad con el artículo 22 de la presente ley.
1. Garantizar que las entidades prestadoras de salud, en el marco de la ruta de atención
integral, sean el enlace con el personal especializado de los establecimientos educativos, de
que trata el artículo 31 de la presente ley. Estos equipos conformados por la EPS y el
establecimiento educativo acompañarán aquellos estudiantes que han sido víctimas así
como a sus victimarios y harán trabajo social con sus respectivas familias. El
acompañamiento se prestará de conformidad con la reglamentación que para tal fin expidan
los Ministerios de Salud y de Educación Nacional.
Artículo 32. El Gobierno Nacional definirá los lineamientos normativos, operativos y
financieros para que los establecimientos educativos de carácter oficial cuenten con
orientación escolar para la convivencia para los estudiantes
La mencionada orientación escolar para la convivencia podrá implementarse mediante
alianzas estratégicas con las instituciones de educación superior, a través de la creación de
espacios de práctica de los estudiantes de último semestre de las carreras de psicología,
psiquiatría y programas afines.
El personal encargado de realizar o apoyar la orientación escolar para la convivencia, en
relación con la ruta de atención integral, deberá:
El estudio Internacional de Cívica y Ciudadanía (ICCS 2009), en el que participaron 38
países con el fin de dar indicios sobre conocimientos, actitudes y prácticas de los
estudiantes en relación con la identidad cívica, la participación ciudadana y los Derechos
Humanos, permite afirmar que crecer en un entorno violento, tiene serias implicaciones
en términos del desarrollo de competencias, actitudes y comportamientos orientados a la
democracia1[10][10][10].
Algunos resultados de este estudio muestran que el 60% de los estudiantes
latinoamericanos que participaron en la prueba, reportaron haber sido víctimas de
insultos por lo menos dos veces en el último mes, el 35% reportó haber experimentado
agresiones físicas y el 34% recibió amenazas en el mismo periodo de tiempo.
Para el caso de Colombia, el 58% de los estudiantes reportó haber sido insultado, el
33% agredido físicamente y el 30% amenazado al menos dos veces durante el último mes.
Con respecto al uso de la violencia por parte de los estudiantes, se presentan evidencias
que permiten inferir que aquellos que demuestran un comportamiento positivo frente a
su uso, tienden a presentar menores resultados en términos de sus conocimientos
cívicos2[11][11][11].
Colombia ocupó el segundo puesto entre los seis (6) países de Latinoamérica que
participaron en este estudio. Sin embargo, cabe aclarar que el promedio de estos seis
países fue inferior al promedio internacional alcanzado por todos los
participantes3[12][12][12].
Con respecto a los niveles de desempeño de nuestro país en la prueba, tan solo el 11%
de los estudiantes se ubicaron en el nivel alto, mientras que el 21% de los estudiantes
están en un nivel por debajo del básico. Si bien los resultados muestran un avance en los
niveles de participación de los estudiantes y en el clima escolar, también revelan actitudes
ambivalentes frente a la democracia, así como bajos niveles de confianza en las personas y
las instituciones. Estos resultados refuerzan la urgencia de fortalecer los conocimientos,
las actitudes y las habilidades necesarias para el ejercicio de los Derechos Humanos en la
escuela y, más ampliamente, el ejercicio activo de la ciudadanía en el país.
Por su parte, el Estudio de Cox, 2010, ¿Oportunidades de aprendizaje escolar de la
ciudadanía en América Latina¿, que realiza un análisis comparado de los currículos de
educación cívica y ciudadana en seis países de América Latina4[13][13][13], revela la
riqueza temática de los currículos y estándares de la región, gracias al enfoque por
competencias y al reconocimiento de que la educación ciudadana y para el ejercicio de los
Derechos Humanos requiere acciones en todos los grados y áreas. Sin embargo, también
hace evidentes algunas debilidades frente al tratamiento curricular de temas relacionados
con la estructura institucional del Estado y los procedimientos a través de los cuales
funciona un sistema político democrático, proponiendo retos importantes frente al
alcance de la formación en competencias ciudadanas.
En el caso colombiano en cuanto a la violencia escolar, las pruebas SABER del año 2005
evidenciaron que en los últimos dos meses5[15][15][15], el 29,1% de los estudiantes de
5º grado reportaron ser víctimas de matoneo escolar (llamado en inglés
bullying6[16][16][16]);uno o varios algunos, se cióete el 21,9% de los estudiantes de 5º
grado expresaron tener un compañero victimario, y el 49,9% de los estudiantes de 5º
grado reportaron haber visto situaciones de matoneo en la escuela.
Por su parte, el estudio exploratorio sobre el fenómeno del matoneo o bullying, realizado
en Cali por la Universidad Javeriana7[17][17][17], encontró que el 43,6% de todos los
encuestados8[18][18][18] (as) admitió que alguna vez ha agredido a un compañero (a),
ridiculizándolo, golpeándolo, excluyéndolo o con amenazas. El 16,4% de los entrevistados
reveló que se encuentra solo en el momento en que es agredido. El 51,4% de todos los
encuestados (as) dijo haber sufrido agresiones, siendo la ridiculización la forma más
frecuente. El sentimiento posterior del 34% de los agresores fue de preocupación, en
tanto que el 32,5% de los agresores se sintió satisfecho y el 30,9% no identificó algún
sentimiento. El 58,7% de las agresiones ocurrieron en el salón de clase y el 18% en el
patio de recreo.
En Colombia existen alrededor de nueve millones de adolescentes, de los cuales cerca del
51% son mujeres. Las estadísticas muestran que de 1986 a 1995 la fecundidad en las
adolescentes pasa de 70 nacimientos a 89 por cada mil mujeres. En 2005 alcanza los 90
nacimientos y para 2010 llega a los 84 nacimientos9[29][29][29]
A este fenómeno, se suma el aumento de distintas patologías que afectan a las mujeres
como enfermedades de transmisión sexual, incluyendo VIH/SIDA y cáncer de cuello
uterino. El promedio diario de notificación de casos ha aumentado de 11 en 2000 a 18 en
200910[30][30][30].
Por su parte, el estudio realizado por la Procuraduría Delegada para la Defensa de los
Derechos de la Infancia, la Adolescencia y la Familia, encuentra que en 2007 la Fiscalía
General de la Nación reporta 16.742 víctimas por delitos contra la libertad, integridad y
formación sexual. Uno de los datos más alarmantes muestra que 722.000 niñas y mujeres
colombianas han sido violadas una o más veces a lo largo de su vida.
Durante el período 2008-2009 se registraron en Colombia diversos tipos de
violaciones de los Derechos Humanos de la población LGBTI. Las más frecuentes:
violencia por prejuicio, vulneración del derecho a la vida a través de amenazas, intentos
de homicidio y homicidios consumados, y restricción violenta al libre desarrollo de la
personalidad, manifestada a través de expresiones de violencia física y verbal, además de
robos y extorsiones11[31][31][31].
Finalmente, según la encuesta de Conocimiento, Actitudes y Prácticas en Educación
para la Sexualidad ¿ CAP, aplicada en 2008 a 4.155 estudiantes entre 14 y 16 años de
cuatro departamentos diferentes del país, es posible constatar que los jóvenes tienen
dificultades para apropiarse de los derechos sexuales y reproductivos, e identifican roles
de género inequitativos independientemente de los distintos contextos sociales, junto con
la negación de la diversidad sexual, expresada en actitudes de exclusión ante personas
con orientación sexual diversa y el predomino de patrones culturales de masculinidad que
asumen al hombre como un ser agresivo y dominante.
Embarazo en adolescentes: un problema de salud pública
Según la Academia Nacional de Medicina, el embarazo en adolescentes se ha convertido
en uno de los más graves problemas de salud pública del país. Los reportes indican que el
22% de la población adolescente ya es madre, lo que hace de Colombia el país con la
mayor tasa de incidencia de embarazo adolescente en Latinoamérica, como lo refleja el
informe de la Agencia del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en 2008.
La Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS), realizada por Profamilia y
presentada en 2010, revela que el 19% de las adolescentes (entre 15 y 19 años) ya es
madre o está embarazada de su primer hijo. El embarazo adolescente en Colombia
disminuye 1 punto porcentual con respecto a 2005 cuando alcanza el 20%. La edad
promedio en que las mujeres sostienen su primera relación sexual es de 18 años.
Como se dijo anteriormente, en 2010 las adolescentes presentan una tasa de 84
nacimientos por mil mujeres. Con relación al año 2005, la fecundidad adolescente en la
zona urbana disminuyó de 79 a 73 nacimientos por mil, en tanto que en la zona rural baja
de 128 a 122 nacimientos por mil mujeres.
Las proporciones de adolescentes que ya son madres disminuyen en relación con la
ENDS 2005, en Bogotá y en la región Central, en tanto que aumentan en las otras regiones,
sobre todo en la Orinoquía y la Amazonía.
La proporción de mujeres embarazadas de su primer hijo, entre las que tienen
educación primaria, disminuye de 7% a 5% y, entre las mujeres con educación superior
aumenta del 1.6% a 3%.
Los mayores porcentajes de embarazadas están en Bolívar, Sucre y Córdoba con un 6%. Los
menores se encuentran en San Andrés y Providencia con un 1.2%, en Huila, Magdalena y
Boyacá se encuentra un 2 % y en Medellín un 2.2%. En Caldas y Nariño aumentan las
proporciones de adolescentes embarazadas.
Porcentaje de mujeres de 15 a 19 años que han sido madres o están en embarazo
(Total Nacional).
La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en su artículo 25 que
¿toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, que le asegure, así como a su
familia, la salud y el bienestar, en especial la alimentación, el vestido, la vivienda y en
especial los servicios sociales necesarios¿.
Esta disposición es refrendada por las Naciones del Mundo a través del Pacto
Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales donde se reconoce el
derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental y se
proponen medidas que deben ser adoptadas por los Estados Partes con el propósito de
garantizar el pleno disfrute de ese derecho. Entre ellas se encuentran la reducción de la
mortalidad y de la morbilidad infantil y el sano desarrollo de los niños. También se
establecen indicadores para definir grupos de riesgo prioritario (niños), y se enuncian
principios de salud pública haciendo énfasis en la salud ocupacional y la prevención de
enfermedades.
Por su parte, la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San
José de Costa Rica), en su artículo 26, determina que los Estados Partes se deben
comprometer a adoptar providencias (internas y de cooperación internacional)
especialmente económica y técnica, para lograr progresivamente la plena efectividad
de los derechos que se derivan de las normas económicas, sociales y sobre e ducación,
ciencia y cultura, contenidas en la Carta de la Organización de los Estados
Americanos, reformada por el Protocolo de Buenos Aires, que fija dentro de sus metas
la defensa del potencial humano mediante la extensión y aplicación de los modernos
conocimientos de la ciencia médica y condiciones urbanas que hagan posible una vida
sana, productiva y digna12[33][33][33].
Dto
Artículo 4. Secretaría Técnica. El Comité Nacional de Convivencia Escolar tendrá una Secretaría
Técnica, que será ejercida por el Director (a) de la Dirección de Calidad del Viceministerio de
Educación Preescolar, Básica y Media, o su delegado (a),
Nombramiento de los rectores
El ICFES informa hasta el 30 de noviembre.
A mas tardar el 6 de Dbre los rectores son notificados por el director de calidad del
viceminiserio para nombrar los rectores al comité nacional y al los comités territoriales dentro
de los 10 priemros días de dbre a las secretarias técnicas territoriales los cuales informan
dentro de los cinco días siguientes
El Comité Nacional de Convivencia Escolar deberá garantizar el derecho a la intimidad y a la
confidencialidad de los datos personales que sean tratados en el marco de las actuaciones que
éste adelante, conforme a lo dispuesto en la Constitución Política, los tratados
internacionales, en la Ley 1098 de 2006, en la Ley estatutaria 1581 de 2012, en el Decreto
1377 de 2013 y demás normas aplicables a la materia, ley y decreto reglamentario de
prteccion de datos personeles.
Conflictos de Interés y Causales de Impedimento y Recusación. Cuando en las
actuaciones adelantadas por parte de los comités escolares de convivencia de los
establecimientos educativos oficiales se presenten conflictos de interés o causales de
impedimento o recusación, respecto de los integrantes que ostenten la calidad de
servidores públicos, los mismos se tramitarán conforme a lo establecido en el artículo
11 y 12 de la Ley 1437 de 2011.
Tratándose de los establecimientos educativos no oficiales, los respectivos reglamentos de los
comités escolares de convivencia deberán definir los conflictos de interés, las casuales de
impedimento y de recusación así como el procedimiento para resolverlos, de tal forma que se
garantice la imparcialidad de los integrantes de los referidos comités.
CASOS
1. Un compañero golpea a Martha en el descanso, generándole una lesión en el ojo
derecho y amenazándola si cuenta sobre el caso. El docente que recibe a Martha
en la siguiente hora de clase con el ojo morado le pregunta sobre el motivo y
Martha asegura que se golpeó con la puerta del baño; aún a sus padres Martha dice
que se golpeó con una puerta. Cómo se puede resolver el caso si no se conoce al
agresor? Que estrategias de denuncia se crearán en el colegio que generen
intimidación ni amenaza a los Derechos de los niños?
2. Una institución educativa que tiene cinco sedes de primaria: puede conformar
comités en sus sedes; entendiendo que el docente que participa del Comité de
convivencia en la sede principal, desconoce el ambiente familiar, etc de los niños de
las sedes para tomar decisiones al respecto de estos?
3. El parágrafo de que trata el decreto establece que se pueden conformar comités
atípicos, pero sólo en los centros educativos, pero el caso que planteamos
corresponde a una institución.
4. Si el manual sólo puede contemplar los tres tipos de conductas establecidas en las
normas, cómo se tipifica para corregir una conducta que no se contempla como
violencia; ejemplo. Llegadas tarde a clase de manera reiterativa o mal porte del
uniforme , porte de sustancias psicoactivas o armas, etc. Incumplimiento a
obligaciones, indisciplina que no genera violencia como hablar en clase, etc.
5. Cuales son los lineamientos, aplicativos y formatos a través de los cuales se deberá
reportar la información al Sistema de Información Unificado de Convivencia
Escolar, los casos de violencia.
6. Cuáles son los indicadores para el seguimiento de las situaciones que afectan la
convivencia escolar de los estudiantes?
7. En el arti 34 # 3 se solicita la identificación del agresor y victima para reportar al
siuce, con esto no se estaría violando el derecho a la confidencialidad e intimidad de
los menores? No se estaría incurriendo en transgresión a las normas :Ley 1098 de
2006, en la Ley estatutaria 1581 de 2012, en el Decreto 1377 de 2013
8. Según el art 33 del Decreto la mesa técnica del SIUCE, debe garantizar la
identificación de las situaciones de tipo 11 y 111 ; entonces éste no sería un trabajo
para las instituciones educativas, entonces deberíamos esperar que salga el
documento que no indique cuales serían estás situaciones para ser tratadas según
protocolo específico de la misma ley?
9. En el mismo decreto es reiterativo el Derecho a la intimidad, confidencialidad y
protección de los datos. Entonces cómo se registrarían los involucrados en la
Institucion educativa para no contravenir estas normas? Pues el art 7 de la ley
1581/12 establece que Queda proscrito el Tratamiento de datos personales de niños,
niñas y adolescentes, salvo aquellos datos que sean de naturaleza pública. Estaría en
riña con el #3 del art 34 del Decreto 1965?
10. El Art 36 1-b del Dto establece que el comité nacional de convivencia deberá
diseñar y divulgar las estrategias que permitan a los comités territoriales la
implementación de los lineamientos para el ajuste de los manuales de convivencia y
el desarrollo de proyectos pedagógicos en competencias ciudadanas y formación
para el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos, y sólo nos
quedan dos meses para no ser sancionados por no ajustar los manuales, es posible
que estos documentos salgan pronto o podremos ser autónomos en el ejercicio?
11. El art 44 en el # 7 dice que el rector reportará la información del caso al aplicativo
que se haya implementado en el Sistema de Información Unificado de Convivencia
Escolar, esto quiere decir que los rectores tendrán acceso directo a este Sistema? O
debe reportarlo al secretario del comité territorial de convivencia?
Estudios de la Universisdad del Norte que soportaron este estudio de la sentencia
“Adicionalmente, desde la perspectiva de los niños, cuando los docentes se enteran de una situación
de maltrato lo que más hacen es sancionar al agresor y exponer recurrentemente a la víctima. Los
testigos son pocas veces considerados.
De acuerdo a lo anterior, las herramientas dispuestas por los actores educativos son insuficientes
para atender el fenómeno en las escuelas. En muchas ocasiones los niños enfrentan de manera
solitaria el maltrato, no existen políticas institucionales para la detección de casos, muchos de los
cuales pueden crecer en complejidad de manera silenciosa. En cuanto a mecanismos de prevención,
la situación no es más alentadora. Las escuelas no disponen de una orientación especializada para
el manejo de las situaciones, la formación del docente no cubre entrenamiento para el manejo de
conflictos, por lo cual no debe suponerse que ellos están preparados.
“El maltrato virtual es un reto aún mayor; la posibilidad de controlar el uso de la red para agredir
a compañeros es claramente limitada. Por lo anterior en este tema, más que tratar de prohibir el uso
de dispositivos electrónicos, es necesario concentrarse en que los niños reconozcan que leer y
compartir una información dañina contra una persona, les convierte también en agresores, no lo es
sólo quien la produce. Por tanto, son ellos quienes tienen posibilidad de para la situación en la red,
rechazando la agresión en vez de promoverla.
La Decana (E) de la Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Bucaramanga determinó que el
origen del término “bullying”, que en español significa intimidación o acoso, es atribuido a las investigaciones
realizadas en la década del 70 por Dan Olweus, quien identificó el problema y concluyó con un programa
“anti-acoso” para las escuelas de Noruega. De acuerdo con este centro educativo, la definición de tal concepto
es:
“comportamientos continuos que implican imponer autoridad o poder frente a otros, agresión
continua de un sujeto que no está en condiciones de defenderse, violencia psicológica o física
mantenida frente a una víctima en condiciones inferiores guiada por un individuo o un grupo. Está
caracterizado por el acoso escolar, donde existe un agresor quien ejerce autoridad y dominio sobre
los otros, obligando en la mayoría de las veces a sus seguidores a cometer actos agresivos en su
nombre, intimidando a sus pares causando daño físico y emocional a las víctimas, incluso
obligándolos a desertar de la escuela, pero no solo la víctima sufre consecuencias irremediables,
también el agresor ya que se acostumbra a solucionar los conflictos a través de la fuerza
convirtiéndose en un comportamiento progresivo, y en los espectadores del fenómeno en seres
insensibles”.
A continuación, en cita al profesor William Voors, este centro educativo señala cuatro formas diferentes en
los que se materializa el acoso:
“- El acoso físico: Patadas, golpes, empujones, manotazos. También se incluyen en esta categoría
las acciones humillantes contra las víctimas como encerrarlas, mojarlas o bajarles los pantalones.
El maltrato físico es el más fácil de detectar en un entorno escolar.
- El acoso verbal: Amenazas, chismes, burlas, descalificación por razón de la indumentaria, la raza
o las particularidades físicas. Los niños en edad escolar son especialmente sensibles a este tipo de
agresión porque todavía no tienen una noción consolidada de su personalidad.
- El acoso relacional: El aislamiento de un individuo porque no encaja en el molde socialmente
aceptado. El acoso relacional es arbitrario y a menudo se desencadena por razones como la
apariencia, la ideología o los comportamientos particulares.
- El humorismo: El humor permite un tipo de acoso especialmente agresivo. El humorismo evita que
los compañeros sientan empatía por la víctima y, escuchados en la diversión, los espectadores se
desensibilizan y presencian indiferentes los abusos.”
osteriormente, señaló que la solución para hacer frente al fenómeno no puede ser solamente normativa, ya
que “las herramientas pedagógicas resultan mucho más eficaces y permiten prevenir el fenómeno en el largo
plazo”. Enlistó los instrumentos legales, pedagógicos e institucionales con que se cuenta actualmente y
consideró que éstos no son suficientes, ya que el problema requiere “una acción conjunta del estado, la
familia, la escuela y la sociedad civil”. Al respecto, indicó que “las escuelas no cuentan con recursos
suficientes para que la legislación y la política pública se conviertan en una realidad (…) se necesita una
mayor capacitación de los profesores; recursos para que la “escuela de padres” sea una realidad (…); apoyo
institucional para diseñar y echar a andar espacios de solución pacífica del conflicto en la escuela; protección
para que las zonas aledañas a las escuelas estén libres de delincuencia y violencia; y promoción de espacios
extracurriculares que apoyen la labor de formación emprendida por la escuela, entre otros”.
El decano de la facultad de Educación de la Universidad Javeriana definió la “intimidación escolar” de la
siguiente manera: “conducta de agresión contra uno o varios sujetos, caracterizada por ser intencional,
repetitiva y sistemática. De otro lado, la persona intimidada muestra dificultades para defenderse, lo que
implica una relación de desbalance de poder”. Precisó que en Colombia el fenómeno sólo empezó a ser
estudiado en el nuevo siglo así: “este problema comenzó a visibilizarse aproximadamente a partir de las
investigaciones adelantadas por Chaux (2002) acerca de la agresión y más adelante por el MEN (2004) y
Ruíz, Silva y Chaux (2005) sobre la intimidación escolar”.
Frente a las estrategias que se han planteado para manejar el fenómeno, concretó que en el 2007 se puso en
marcha el programa multicomponente “Aulas en paz”: “Este programa está inspirado en el Programa de
Prevención en Montreal, pero su acento radica en estrategias pedagógicas para el desarrollo de
competencias ciudadanas, relacionadas con la agresión, el manejo de los conflictos y la intimidación (…)
actualmente se está implementando y evaluando en veintisiete escuelas de cuatro regiones ubicadas en zonas
de altos niveles de violencia del país, y sus resultados son prometedores”. Especificó que sus resultados
positivos pueden tener efectos limitados si no se implementa una capacitación docente “que garantice la
continuidad y calidad de las prácticas educativas” y advirtió lo siguiente: “La política nacional educativa se
evidencia en el programa de competencias ciudadanas y en el apoyo al programa Aulas en Paz; sin embargo
faltaría mejorar la cobertura sin descuidar su calidad y asegurar su sostenibilidad en el largo plazo”.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards