AL FINAL DEL ANIO cbm

advertisement
EDITORIAL DIARIO DE XALAPA. DR. CARLOS BRAVO M. 31‐12‐09 “AL FINAL DEL AÑO” Primeramente, Gracias estimados amigos lectores por seguir mis notas durante este año que hoy termina, si bien muchas de ellas han sido una crítica fuerte a muchos hechos y situaciones, siempre ha sido con el afán de mejorar y llevar la voz del ciudadano para que sea escuchada y al menos en lo que respecta a nuestra ciudad, si se ha logrado. Termina un año por demás complejo, difícil, con más bajas que altas y en el que el segundo semestre nos puso contra la pared a la mayoría de los mexicanos. A la mitad del gobierno de Felipe Calderón, se le fue el país de las manos, la crisis financiera norteamericana nos arrastró y dejó secuelas que tardarán mucho tiempo en recuperarse, a eso hay que agregarle las puñaladas traperas del marranito de hacienda que no conforme con la pérdida de empleos, disminución del poder adquisitivo, falta de inversión imposibilidad para el ahorro e incertidumbre financiera, nos castiga con nuevos impuestos que agravarán aun más la crisis económica que vivimos para el año que mañana inicia y no contento con dejarnos bien trabados, ahora se va al banco de México, donde habrá que tenerle miedo pues quien sabe que tranzas se le ocurran y que locuras ahora que tendrá en su poder el tipo de cambio de la moneda, no me imagino que nos pase si de repente además de los impuestos y el desempleo, se le ocurre devaluar severamente y de golpe al peso. Como si no fuera ya desgracia el incremento de la pobreza en nuestro país, resulta que con la crisis gringa, se nos regresan miles de indocumentados que se quedaron sin chamba y además de venir con las manos vacías, llegan a ver que encuentran y a ver a quien fastidian, con esto no sólo disminuyó considerablemente el ingreso de divisas al país, sino que se dio una reacción inversa, ya que ahora las divisas se van de aquí para los indocumentados en gringolandia que por ahora no tienen trabajo y andan huyendo de la migra, así que esos dólares que las familias tenían guardados haciendo ahorro, ahora se van de regreso a su lugar de origen y de nuevo, las familias de los migrantes quedan en mala situación económica. Nos pega la influenza porcina que nos llega –como todas las calamidades‐ de los Estados Unidos, ya que se reportaron los primeros casos en California, pero como el primer caso de sospecha se dio en una comunidad de Perote, a nivel mundial nos endilgaron el sitio del primer brote y que de aquí se expandió al resto del mundo. Todo un caso el del niño que supuestamente enfermo de influenza, echándole la culpa a unos pobres cochinitos de una granja cercana, pero aun sin tener diagnóstico de laboratorio, pues la enfermedad aun no se tenía tipificada, nuestros ilustres galenos de la secretaría de salud, salvaron al niño con un antibiótico para la garganta y un analgésico común, de esos que anuncian en la tele; éxito que a más de merecer un monumento, debiera publicarse en las revistas científicas internacionales. Tan geniales que gracias a ellos, por un buen tiempo trataron a nuestros connacionales como apestados mientras viajaban de turistas en el extranjero. Lo bueno es que no hubo tantos muertos como se esperaba en el país, y los que hubo en el estado se murieron de otra cosa, pero de influenza, aunque la tuvieran, no! Y tampoco se reactivo la epidemia con el frío, al menos hasta ahora, porque la vacuna específica llegará al público en general hasta el próximo mes, con lo que estaremos protegidos para recibir la primavera. Aquí en nuestra ciudad no la hemos pasado bien, el caos vehicular ha sido insoportable gracias a la lentitud con lo que avanzan las obras viales de Lázaro Cárdenas, del perinorte y del libramiento de la ciudad y para rematar a un indejo se le ocurre empezar a voltear el sentido de las principales avenidas, siendo que dichas calles ni son paralelas ni nuestra ciudad cuadrada como para llegar a un lugar con tan sólo dar vuelta a la manzana y según para evaluar la prueba piloto, lo hace en estos días en que no hay tráfico pues mucha gente está fuera de la ciudad y no hay niños en las escuelas y aun así hay ya conflicto, quiero ver como le va a su programa piloto en cuanto los niños regresen a clases y la gente a sus oficinas. Lo que es tratar de justificar el sueldo desde un sillón. En fin, hubiera querido recordar algo bueno de este año pero sólo puedo decir, que bueno que se acabó. Se que el 2010 va a estar difícil, pero al menos ya sabemos como va la jugada, que ya no nos engañarán con quitar la tenencia ni bajar los impuestos, la luz ni el agua y habrá que ver como le hacemos para que todas las cargas fiscales no nos peguen tan fuerte. Lo bueno es que somos mexicanos y como tal, aguantamos todo y de todas maneras reímos y disfrutamos la vida. Pero entre tanto, olvidemos las penas, disfrutemos esta noche con la familia y los amigos, aunque suene trillado, deseémonos un feliz año nuevo, que mañana, será otro día. 
Descargar