Descargar PDF adjunto

advertisement
“2013 – AÑO DEL BICENTENARIO DE LA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE DE 1813”
Senado de la Nación
Secretaria Parlamentaria
Dirección General de Publicaciones
VERSION PRELIMINAR SUSCEPTIBLE DE CORRECCION UNA VEZ
CONFRONTADO CON EL ORIGINAL IMPRESO
(3379/13)
PROYECTO DE LEY
El Senado y Cámara de Diputados,...
Artículo 1: Modifíquese el Art. 229 de la Ley de Contrato de Trabajo, el
cual quedará redactado de la siguiente forma:
La cesión del personal sin que comprenda el establecimiento, requiere
la aceptación expresa y por escrito del trabajador.
Su oposición significará la ruptura del vínculo, sin que tenga que
demostrar razones objetivas.
Aun cuando mediare tal conformidad, cedente y cesionario responden
solidariamente por todas las obligaciones resultantes de la relación de
trabajo cedida.
Articulo 2 : Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Pablo G. González. FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
El art. 229 de la LCT contempla un supuesto de aplicación más
gravosa que los anteriores toda vez que, en el caso, lo que se
transfiere es la relación de trabajo a un nuevo empleador y no la
unidad productiva o el establecimiento.
Se trataría de una transferencia pura y directa del negocio jurídico
laboral en beneficio de un nuevo empresario, por lo que la legalidad
del acto estaría subordinada a la existencia de un acuerdo triangular
de voluntades –cedente, cesionario y dependientes afectados. ( conf.
Vázquez Vialard, “Tratado” Pág. 44. Sala X 28/12/98, “ Marucci c/
Consorcio Suipacha 1359”, TSS, 199-920).
En su redacción originaria el legislador requiere como condición para
la validez del negocio jurídico de cesión la aceptación expresa y por
escrito del operario u operarios afectados por la transferencia.
“2013 – AÑO DEL BICENTENARIO DE LA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE DE 1813”
Empero, por situaciones que se dan en la practica y su correlato en las
decisiones jurisprudenciales ha llegado a interpretarse que la
continuidad en el trabajo implicaba un consentimiento implícito que
suplía la exigencia del art. 229, dejando a los trabajadores
desprotegidos ante las decisiones empresariales teniendo que recurrir
a los estrados judiciales a los efectos de que se les reconozcan sus
derechos.
A saber:
“La cesión del contrato de trabajo realizada por una empresa a favor
de otra carece de validez y por ello de efectos jurídicos si no existió
consentimiento expreso y por escrito del trabajador en los términos de
lo dispuesto por el art.229 de la LCT, formalidad requerida legalmente
y que no puede ser suplida por el mero hecho de continuar laborando
(arts. 12 y 58 LCT y 919 del C. Civil).
CNAT Sala VI Expte n° 23283/00 sent. 57617 12/11/04 “Farfor, José c/
Helvens SA y otro s/ despido” (FM.- De la F.-)”
“Toda vez que no se acreditó ni se invocó la existencia de una
interrupción temporal apreciable entre las supuestas “renuncias” de los
actores al empleo que tenían en la empresa originaria y el inicio de la
prestación de servicios que desarrollaron en favor de la segunda, en el
marco de la misma actividad empresaria, aún cuando las
codemandadas no formaban parte de un grupo económico
permanente comercial, es evidente que medió transferencia de la
explotación y una cesión de los contratos de trabajo que la
empleadora originaria tuvo con los actores, en favor de la segunda
empresa. En virtud de esa cesión y de lo dispuesto por el art. 229 LCT
ésta última resulta responsable por la totalidad de las obligaciones
emergentes del vínculo original, entre las cuales se encuentra la de
reconocerles la real antigüedad adquirida por cada uno de ellos.CNAT
Sala II Expte n° 10638/05 sent. 95322 23/10/07 “Martínez, Fernando y
otros c/ Esencia Argentina SA y otros s/ despido”( (P.- M.-)”
“La transferencia del contrato de trabajo sin que medie transferencia
del Establecimiento –entendido éste como unidad de producción
verdaderamente autónoma, y no una mera “división” de otro- puede
ser rechazada por el trabajador, sin explicación alguna, puesto que tal
es la situación prevista en el art. 229 de la LCT. Esta norma no impone
al trabajador ninguna condición para no suscribir conformidad con el
ser “cedido” o “transferido su contrato” a otro empleador. Simplemente
requiere su conformidad expresa y por escrito. Sólo en otra hipótesis o
situación diferente el trabajador tiene la obligación –o más bien la
carga- de demostrar en juicio que haya habido circunstancias
justificativas para rechazar el cambio de empleador, como está
previsto en el art. 226 LCT, pero esto es así en los supuestos de
“transferencia de establecimiento” incluido el personal. “Descentralizar”
“2013 – AÑO DEL BICENTENARIO DE LA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE DE 1813”
o “tercerizar” una simple división de la estructura empresarial no
configura el caso de transferencia de establecimiento previsto en el
art. 226 ya citado.
CNAT Sala VII sent. del 10/8/98 “González, Rodolfo c/ Cía
Interamericana de Automóviles SA s/ despido” ED 14/3/2000 pág. 8
ED 186:403.”
“La transferencia del contrato de trabajo sin que medie transferencia
de establecimiento –entendido éste como unidad de producción
verdaderamente autónoma, y no una mera “división” de otro- puede
ser rechazada por el trabajador, sin explicación alguna, puesto que tal
es la situación prevista en el art. 229 de la LCT. El citado artículo no
impone al trabajador ninguna condición para no suscribir conformidad
con el ser “cedido” o “transferido su contrato” a otro empleador.
Simplemente requiere su conformidad expresa y por escrito. Sólo en
otra hipótesis o situación diferente el trabajador tiene la obligación – o
más bien la carga- de demostrar en juicio que haya habido
circunstancias justificativas para rechazar el cambio de empleador,
como sí está previsto en el art. 226, pero no es para los supuestos de
transferencia de establecimiento incluido el personal.
CNAT Sala VII Expte n° 18935/94 sent. 31037 10/8/98 “González,
Rodolfo c/Compañía Interamericana de Automóviles SA s/ despido”
(B.- RD.-)”
No obstante lo dispuesto por el Art. 225, el Art. 226 de la L.C.T.
autoriza al trabajador a considerar extinguido el contrato de trabajo si,
con motivo de la transferencia del establecimiento, se le infiriese un
perjuicio que, apreciado con el criterio del art. 242, (injuria que por su
gravedad no consienta la prosecución de la relación laboral,
evaluación que hace exclusivamente el Juez) justificare el acto de
denuncia.
Si la transferencia se realiza sin el consentimiento del trabajador, el
hecho podría encuadrar en un exceso del jus variandi por lo que
conforme al art. 66 L.C.T., al trabajador le asistirá la posibilidad de
considerarse despedido sin causa. (Art. 246 L.C.T.) no aceptando la
transferencia del contrato por considerar que la misma lo perjudica (en
este caso la carga de la prueba del perjuicio recae en el trabajador).Se busca con la propuesta de modificación del artículo en análisis
priorizar el derecho del trabajador por encima de la novacion subjetiva
del empleador sin su consentimiento.
Por todo lo expuesto es que vengo a solicitar de mis pares que me
acompañen en la aprobación del presente proyecto.
Pablo G. González. -
“2013 – AÑO DEL BICENTENARIO DE LA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE DE 1813”
Descargar