Descargas - Hogar sin toxicos

Anuncio
Guía de campaña
www.hogarsintoxicos.org
1
Guía de campaña
GUÍA DE CAMPAÑA
¿Quiénes somos?
La campaña Hogar sin Tóxicos parte de la Fundación Vivo Sano. El cuidado de la salud
pública y el medio ambiente no se puede disociar de la prevención y reducción de la
toxicidad ambiental, en particular dentro del propio hogar.
En la Fundación Vivo Sano trabajamos para crear una sociedad más sana donde las
personas se encuentren bien en todos los aspectos de sus vidas, disfrutando de una
buena salud física y mental, de unas relaciones constructivas, viviendo en un entorno
saludable.
•
•
•
Promoviendo hábitos saludables para el cuerpo, la mente y el entorno que nos
rodea.
Fomentando un nuevo modelo de atención sanitaria basado en la medicina
integrativa.
Velando para que instituciones y legisladores antepongan la salud de los
ciudadanos a cualquier otra consideración.
Colaboradores
La campaña Hogar sin tóxicos se presenta con el respaldo de Greenpeace y la
colaboración de distintas entidades, tales como Fondo para la Defensa de la Salud
Ambiental (FODESAM), Comisiones Obreras (CCOO) o la Fundación para la Salud
Geoambiental, entre otros.
A lo largo del proyecto, cualquier entidad que esté alineada con los objetivos de la
campaña y desee colaborar en su consecución podrá solicitar la inclusión como
“colaborador”.
www.hogarsintoxicos.org
2
Guía de campaña
¿Qué es y que pretende la campaña Hogar sin Tóxicos?
La exposición a sustancias tóxicas en el hogar puede ser el origen de múltiples
problemas de salud. Desde el cáncer al asma, pasando por problemas reproductivos o
deficiencias cognitivas en los niños.
Hogar sin tóxicos pretende prevenir ésos problemas reduciendo los tóxicos a los que
nos podemos ver expuestos en el hogar. Para lograrlo denunciamos situaciones de
riesgo y proponemos alternativas, buscando que las administraciones mejoren la
normativa y adopten medidas que realmente protejan la salud y que las empresas
eliminen o reduzcan significativamente las sustancias tóxicas que hoy están presentes
en los más diversos productos del hogar.
También concienciamos a la población, ya que sin la debida conciencia social ni la
Administración ni las empresas se sentirán suficientemente motivadas, ni los
ciudadanos podrán adoptar medidas para protegerse de los riesgos existentes, que en
muchas ocasiones son fácilmente prevenibles.
La química sintética ha invadido nuestras vidas…
La producción de química sintética ha experimentado un boom en las últimas décadas.
En 1930 solo se producía un millón de toneladas anuales. En 2001 ya eran 400 millones
y desde entonces el negocio se ha multiplicado por dos.
Junto a la cantidad en volumen ha crecido también la cantidad del número de
sustancias diferentes. Son tantas que ni siquiera se sabe exactamente cuántas
sustancias químicas hay en el mercado. Ante la exigencia de pre-registro de la
regulación REACH en la UE se pre-registraron 143.835 sustancias. Y cada año,
centenares de nuevas sustancias son diseñadas y puestas en el mercado.
Especialmente preocupante es que la inmensa mayoría de todas ésas sustancias han
sido diseñadas y puestas en el mercado sin antes estudiar debidamente los efectos que
podían tener para la salud de las personas y el medio ambiente. Hasta el punto de que,
aún hoy en día, ni un 1% de ellas ha sido adecuadamente evaluado. Es más, aún en
2010, los datos disponibles mostraban que en la Unión Europea solo habían pasado
una evaluación de riesgo más o menos completa 141 sustancias.
A pesar de lo deficiente que es la información científica disponible, han sido
identificadas al menos 1500 sustancias cancerígenas y mutagénicas, 1500 tóxicas para
www.hogarsintoxicos.org
3
Guía de campaña
la reproducción, 1500 disruptoras endocrinas, 3000 alergénicas, 1300 neurotóxicas,
400 tóxicas, persistentes y bioacumulativas, etc.
…y nuestros hogares
Mucha de ésa química acaba en nuestros propios hogares, como parte de materiales
de construcción y decoración, productos de limpieza, productos de aseo personal y
cosméticos, perfumes, pinturas, tejidos, pesticidas domésticos, ambientadores,
plásticos,...
Y por ello los análisis realizados del polvo de las casas han encontrado centenares de
sustancias tóxicas. Sustancias que son inhaladas y que, por ésas y otra vías, acaban en
nuestro cuerpo. Entre estas sustancias se cuentan algunas de las sustancias
contaminantes que más preocupan a los científicos, como algunos ftlalatos,
retardantes de llama, compuestos perfluorados, compuestos volátiles,... Sustancias
que, según los casos, infinidad de investigaciones asocian a incrementos del riesgo de
padecer problemas tales como el cáncer, asma, infertilidad,...
Los occidentales pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados como el
hogar y filtramos diariamente lo que hay flotando en entre 15.000 y 20.000 litros de
aire.
Millares de investigaciones científicas están alertando sobre estos riesgos. Sin
embargo, en la práctica, es muy poco lo que se está haciendo para proteger a la
población, especialmente para proteger a sectores más vulnerables a este problema
tales como las mujeres embarazadas o los niños.
Un importante problema de salud pública
El problema de los hogares es una parte importante del problema, más general, de la
contaminación química, que preocupa enormemente a la comunidad científica y a
instituciones como la Organización Mundial de la Salud o, entre otras, la Comisión
Europea.
www.hogarsintoxicos.org
4
Guía de campaña
Para intentar solventar el problema se han suscrito importantes acuerdos
internacionales, tales como el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos
persistentes o se han redactado normativas como el reglamento REACH de la Unión
Europea que intenta introducir algo de control en el ámbito de las sustancias químicas
que produce la industria.
La Organización Mundial de la Salud estima que cerca de un 24% de la carga global de
enfermedad y un 23% de la mortalidad se deben a factores ambientales. La exposición
a sustancias químicas tóxicas es, especialmente en algunos países, uno de los
principales factores ambientales que pueden perjudicar la salud.
Diferentes declaraciones científicas internacionales, como la Declaración Internacional
sobre los Peligros Sanitarios de la Contaminación Química (Llamamiento de París) o,
entre otras, la Declaración de Praga sobre la Disrupción Endocrina, han llamado la
atención sobre la gravedad del problema sanitario que está creando la contaminación
química.
Dichas declaraciones instan a la aplicación del Principio de Precaución, ante el posible
papel de esta polución en el crecimiento de problemas de salud como el cáncer
(mama, testículos, próstata, páncreas, leucemias,…), los problemas reproductivos
(infertilidad, subfertilidad, mala calidad del semen,…), las alteraciones inmunológicas
(alergias, asma, caída de las defensas,…),los desarreglos metabólicos que llevan a un
incremento de las tasas de obesidad, la diabetes, las malformaciones congénitas,
adelanto de la pubertad en las niñas o problemas cognitivos infantiles, entre otros.
El hecho de que muchas de las sustancias tóxicas más preocupantes estén presentes
como contaminantes en los hogares redunda en la importancia de actuar en este
ámbito. Sin embargo, lamentablemente, la exposición en el hogar es uno de los
ámbitos más desatendidos por la actuación oficial.
www.hogarsintoxicos.org
5
Guía de campaña
Un eje fundamental: la concienciación
Un eje central de nuestra campaña es la concienciación, sin la cual es inviable cualquier
esfuerzo preventivo. A través de instrumentos como nuestra web
(www.hogarsintoxicos.org) mostramos de forma muy didáctica en qué consiste el
problema y la forma de solucionarlo:
•
•
•
•
Cuáles son las sustancias más preocupantes que podemos encontrar en los
hogares.
o Multitud de sustancias tóxicas se encuentran en nuestro hogar. Incluso
en concentraciones bajas son capaces de provocar problemas de salud.
Algunas de ellas son: ftalatos, retardantes de llama, compuestos
perfluorados, etc.
En qué elementos y productos del hogar están:
o Muchas veces estamos expuestos sin ni siquiera imaginarlo; a través del
aire, agua, productos de limpieza…
Qué enfermedades pueden causar:
o Diferentes estudios científicos relacionan los tóxicos ambientales con
diferentes enfermedades, que van desde alergias o problemas de
comportamiento hasta problemas reproductivos o cáncer.
Qué alternativas existen:
o Soluciones que muchas veces pueden ser sencillas y económicas, pero
que inevitablemente pasan por conocer el problema y conocer otras
opciones.
Un paso necesario: la acción política
Según recoge la Constitución Española (artículo 43) “compete a los poderes públicos
organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas”. Sin embargo, en
este ámbito, y a pesar de las graves consecuencias de las que alerta la comunidad
científica, consideramos que la Administración española, sea nacional, autonómica o
local está haciendo una grave dejación de funciones.
Desde Hogar sin Tóxicos, EXIGIMOS el control adecuado, y en su caso, la sustitución
inmediata y obligatoria de todas las sustancias que puedan perjudicar de forma
singular la salud humana en el hogar, siendo para ello necesario:
www.hogarsintoxicos.org
6
Guía de campaña
1. Que las administraciones acometan inmediatamente acciones preventivas
concretas, considerando para ello el conocimiento científico actual, aplicando
Principio de Precaución y primando los criterios de salud más exigentes (como los
que tienen en cuenta la mayor vulnerabilidad de niños o mujeres embarazadas), a
fin de lograr una reducción real de la carga tóxica hoy existente en los hogares
españoles. Dichas campañas deberán contar con objetivos y calendarios
concretos, realizándose un seguimiento que sirva para garantizar que realmente
se está reduciendo la presencia de tóxicos en las casas.
2. Un incremento de la vigilancia sobre la presencia de sustancias tóxicas en
productos que puedan acabar en el hogar. Son necesarios más y mejores controles
para garantizar que no lleguen a los hogares materiales o productos que puedan
contaminarlos. Y cuando se detecten problemas debe alertarse a la población
debidamente, en base a lo que la ciencia objetivamente sabe sin silenciar o
minimizar las alertas.
3. Que las administraciones y las empresas involucradas dejen de hacer oídos sordos
a los miles de estudios científicos que revelan los efectos sanitarios que,
frecuentemente a niveles muy bajos de concentración, pueden estar causando
una amplia serie de sustancias químicas contaminantes presentes en los hogares.
4. Que se aplique el Principio de Precaución, tal y como pide la comunidad científica.
Según ese principio, recogido por la Comisión Europea, no es precisa la
confirmación total y absoluta de un riesgo para actuar, siempre y cuando el
potencial daño para la salud humana o el medio ambiente lo justifique. Existen en
estos momentos diferentes sustancias o grupos de sustancias sobre los que hay
una extraordinaria acumulación de evidencia científica acerca de sus daños
sanitarios y, sin embargo, no se está aplicando debidamente dicho principio.
5. Que la Administración cumpla su obligación de forzar a las empresas a
implementar las mejores técnicas disponibles, de modo que se instaure realmente
la producción limpia y ni en los procesos ni en los productos finales, que puedan
acabar en los hogares, existan sustancias que puedan comprometer la salud de los
ciudadanos. Y para ello, que se anteponga la defensa de la salud pública y la
verdad científica a los intereses económicos particulares de unas pocas empresas.
6. Que se modernicen de los criterios toxicológicos que se aplican, de modo que se
garantice la protección de la salud de las personas frente a los riesgos químicos en
el hogar. Para el establecimiento de los niveles legales debe tenerse en cuenta el
estado actual del conocimiento científico, especialmente en lo que respecta a
www.hogarsintoxicos.org
7
Guía de campaña
hechos como los efectos de las exposiciones a sustancias tóxicas a niveles bajos y a
largo plazo, así como el estudio debido del efecto conjunto del complejo “cóctel”
de sustancias a las que podemos vernos expuestos simultáneamente en el hogar.
También pedimos que se tenga debidamente en cuenta en esos estudios a las
personas más sensibles a los efectos de los contaminantes, como los niños
pequeños o las mujeres embarazadas. El establecimiento de niveles legales de
sustancias debe hacerse de modo que lo legal y lo seguro coincidan.
7. Que se acometan los cambios normativos precisos que hagan que las leyes
garanticen una mejor protección de la salud en ámbitos tan sensibles como el
hogar y también que se mejore el cumplimiento de algunas leyes o normas ya
existentes.
8. Que se aplique una verdadera transparencia. Habitualmente, el ciudadano tiene
muy difícil obtener información fiable acerca del contenido químico de muchos de
los productos que adquiere, o incluso del agua que bebe en su casa.
Los datos de las administraciones y las empresas al respecto han de ser públicos,
fácilmente accesibles (por ejemplo a través de internet) y sin filtros que los
oscurezcan. Deben superarse también situaciones vergonzosas relacionadas con
determinadas leyes que protegen supuestos secretos comerciales, situaciones que
con frecuencia se traducen en que los etiquetados (e incluso las fichas de
seguridad) realmente no informan adecuadamente de contenidos de sustancias o
de riesgos.
9. Que se desarrollen potentes campañas de concienciación de la ciudadanía. La
escasa conciencia existente acerca de los riesgos hace que estos sean mayores al
impedir que se adopten medidas preventivas básicas, muchas de las cuales serían
fácilmente realizables.
10. El apoyo decidido a las empresas y entidades que estén comprometidos con el
desarrollo de alternativas limpias serias para todos los elementos del hogar que
pueden entrañar un problema.
11. Que las administraciones destinen todos los medios posibles para potenciar la
investigación independiente de la naturaleza y las consecuencias de las complejas
exposiciones químicas que están teniendo lugar en el ámbito doméstico. Será
prioritario realizar estudios epidemiológicos que hagan crecer nuestro
conocimiento acerca de los efectos sanitarios de las más diversas exposiciones.
www.hogarsintoxicos.org
8
Guía de campaña
12. Que se realicen diagnósticos detallados de los riesgos químicos derivados de
exposiciones en el hogar (lamentablemente las administraciones españolas no han
elaborado adecuados diagnósticos sectoriales de esos riesgos ni en el hogar ni en
los más diversos ámbitos).
Nota: se puede consultar el texto completo del Llamamiento a responsables sanitarios y de medio
ambiente en www.hogarsintoxicos.org
Actúa
A través de nuestra iniciativa puedes hacer que tu entorno sea mucho más sano
colaborando de una manera activa a través de nuestras herramientas de participación.
Difunde nuestro mensaje
Mucha de la información de nuestra web es desconocida para la
mayoría de la gente. Ayúdanos a llegar a cuanta más gente mejor,
para todos seamos conscientes de los peligros que nos rodean en
nuestra casa y conseguir leyes adecuadas y empresas
comprometidas.
Utiliza los botones que encontrarás al pie de cada página para
compartir información mediante un email, Facebook, Twitter o
Google+. No te olvides de visitar nuestro canal en Youtube. Dile a tus
amigos, contactos y familiares que visiten nuestra web.
Campañas
Visita nuestro apartado de campañas donde podrás encontrar la
información sobre las distintas campañas que iremos realizando para
concienciar a población, empresas y políticos sobre problemas
concretos derivados de la exposición a tóxicos en nuestros hogares.
Colabora
Si deseas colaborar de forma activa con Hogar sin tóxicos, puedes
formarte como 'Experto en tóxicos del hogar', y ayudarnos a formar y
concienciar a más gente sobre los peligros de los tóxicos presentes
en nuestros hogares.
Una vez que te hayas formado de forma gratuita con nosotros,
podrás ayudarnos podrás ayudarnos colaborando en las diferentes
campañas que desarrollemos.
www.hogarsintoxicos.org
9
Guía de campaña
Descargas
En nuestro apartado de descargas podrás encontrar mucha
información de utilidad que podrás descargarte, imprimir y compartir
con tus contactos. Trípticos, folletos, guías, etc. que seguro que son
de tu interés.
Banners
Si eres un particular y tienes una web o blog, puedes ayudarnos a
difundir la campaña colocando nuestro banner.
Dona
Con tu donación estarás invirtiendo tu dinero en un futuro más
seguro y saludable para todos, ayudando a identificar y eliminar
sustancias tóxicas de nuestras casas.
Empresas e instituciones
Si perteneces a una empresa o institución que está alineada con los
fines que perseguimos desde Hogar sin tóxicos, puedes colaborar a
nivel institucional.
www.hogarsintoxicos.org
10
Descargar
Fichas aleatorios
Crear fichas