CÁMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL Año 2013

Anuncio
CÁMARA FEDERAL DE CASACIÓN PENAL
Año 2013
Presidente
Dr. Gustavo M. Hornos
SALA I
Dra. Ana M. Figueroa
Dr. Luis M. Cabral
Dr. Raúl R. Madueño
SALA II
Dr. Alejandro W. Slokar
Dra. Angela E. Ledesma
Dr. Pedro R. David
SALA III
Dra. Liliana E. Catucci
Dr. Eduardo R. Riggi
SALA IV
Dr. Juan C. Gemignani
Dr. Mariano Borinsky
-Secretaría de Jurisprudencia-
Sumarios ……..……... 2
Índice temático ... 118
Índice de partes …..... 131
Cámara Nacional de Casación Penal
Abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo. Violencia de género. Homicidio culposo.
Corresponde absolver por el delito de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo a la
madre de un niño de tres años que falleció -a raíz de los golpes recibidos, que no pudieron ser atribuidos
debidamente al coimputado, nueve días después de haber sido restituido judicialmente al hogar luego de la
separación dispuesta por hechos de violencia familiar- cuando se encontraba al cuidado del concubino de la
madre, si se comprobó que la imputada no tenía conciencia de la gravedad del estado de salud de su hijo, sino
que su conducta se ajustó a la circunstancia que efectivamente se representaba, vinculada con una enfermedad
hepática. La falta de intervención oportuna del Estado en favor de la protección de la imputada, el "respeto" por
la intimidad conyugal, ha abandonado a su suerte a los más débiles dentro de las relaciones de poder y
sometimiento existentes en la familia involucrada, y de aquella omisión y fracaso estatal derivó la muerte del
niño. La disidencia parcial, si bien coincidió en la no configuración del delito de abandono de persona, postuló
responsabilizar a la imputada en orden al delito de homicidio culposo en los términos del art. 84 CP pues, ante
el comprometido estado de salud del niño, obró negligentemente al pretender resolver su cuadro a través de
medios a todas luces inapropiados, ya que no se acreditó la consulta en la "salita" que esgrimieron la madre y
un tío y, ante un deteriorado cuadro de salud de su hijo, de las circunstancias de la causa, del tremendo dolor
físico de un niño de tres años, únicamente surge que la imputada se limitó a llevarlo a una curandera, porque el
relato de su pedido de turno médico no se encuentra probado. (Dres. Slokar, Ledesma, Figueroa -en disidencia
parcial-.
K., S. N. y otro s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 50.13.2.
Resolución del: 21/02/2013
Causa n° : 9125.
Abuso de autoridad. Incumplimiento de los deberes de funcionario público. Espionaje interno. Funcionarios
de las fuerzas navales que realizaron tareas de inteligencia prohibidas. Prescripción de la acción penal.
Funcionarios públicos. Naturaleza de la función. Legitimación de una ONG para constituirse como
querellante. Secreto militar. Notitia criminis. Rechazo de nulidades. Alcances del control casatorio de la
prueba testimonial. Delito experimental. Reglas de conducta.
A los fines de la suspensión de la prescripción penal prevista por el art. 67, segundo párrafo, CP resulta
suficiente el ejercicio por parte del imputado de la función pública, careciendo de relevancia si en razón de su
cargo el agente se encuentra en condiciones funcionales de obstaculizar el avance de las investigaciones, no
siendo la jerarquía del cargo el único elemento para presumir que un agente público puede abusar de su
posición dentro de una estructura administrativa, ya que surge de los hechos cotidianos que un empleado
público no es jerárquico, puede valerse de su cargo para cometer un ilícito. La disidencia parcial sostuvo que no
alcanza con el mero carácter de funcionario público para que opere la suspensión del curso de la prescripción
de la acción penal, sino que debe tratarse de funcionarios cuya jerarquía o vecindad con la función autorice a
sospechar un eventual empleo de su autoridad o influencia con el fin de perjudicar el ejercicio de la acción penal
por sí o a través de sus cómplices o personas de su estricta confianza. Debe aceptarse la participación como
querellante de una organización si no sólo habrían sido víctimas sus miembros de los hechos ventilados en la
causa, sino que también se habría visto afectada una cuestión que, según el estatuto social, atañe al objeto de
la entidad. No puede considerarse que la notitia criminis que dio origen a la causa, fue obtenida por medios
ilícitos mediante la recolección de información militar clasificada como secreta y confidencial y la revelación no
autorizada de secretos militares, sino que debe tenerse en cuenta que la misma fue motivada en el estado de
duda en el que se encontraba el denunciante sobre la licitud de las actividades investigativas que se realizaban,
duda que al ser puesta en conocimiento de sus superiores, recibió una respuesta intimidatoria. No revisten
carácter de secreto militar las tareas de inteligencia llevadas a cabo por miembros de la Armada en
contravención a las leyes 23.554 y 24.059 y los funcionarios navales que realizaron las conductas investigadas
conociendo que eran actos prohibidos, resultan responsables del delito de incumplimiento de los deberes de
funcionario público, ya sea por su accionar o por omisión en sus deberes. Deben rechazarse los planteos
nulificantes que omiten invocar el concreto interés que persiguen con su declaración. La recepción de
información que nada tenía que ver con el objeto de su competencia, en forma cotidiana, la que a su vez era
requerida y evacuada, vincula al imputado en forma directa y necesaria, con las actividades ilegales
comprobadas. No corresponde hacer lugar a la descalificación del testigo, basado en el examen psicológico que
le fuera realizado, pues al tribunal de casación le está vedado el control de la prueba que dependa en forma
directa de la percepción, esto es de los enunciados de inmediación, como consecuencia del juicio público.
Inexcusablemente para que exista delito experimental, debe operar sobre el sujeto, alguien distinto de él que
active su decisión de actuar y es fácil advertir que el tenor de los hechos investigados es anterior a las fechas
por las que se instruyó la causa, dan cuenta su inicio con anterioridad al ingreso del agente a la Base
Aeronaval. La realización del curso sobre derechos humanos dispuesta, tiene en cuenta no sólo el tipo de
hecho cometido, sino además la necesidad de incorporar conocimientos con el fin de que los condenados
tomen conciencia de la real magnitud de la actividad ilícita desplegada, y bajo esos parámetros luces razonable
la disposición de la regla de conducta impugnada, toda vez que no puede soslayarse el estado militar que los
condenados ostentan, el que no se perdió al pasar al retiro efectivo y conlleva una responsabilidad extra al
servicio de toda sociedad democrática. La prohibición del uso de armas no se encuentra prevista entre las
reglas de conducta contenidas en el art. 27 bis CP y no es posible dejar en manos del órgano jurisdiccional la
creación de nuevas condiciones para la pervivencia del beneficio. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa).
Merlo, Omar y otros s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
1
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21824.1.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 16857.
Abuso sexual agravado por el vínculo. Anulación del sobreseimiento. Derecho del niño a ser oído.
Debe anularse el sobreseimiento dispuesto respecto del delito de abuso sexual agravado por el vínculo si el a
quo no dio razón alguna por la cual la investigación debe ser considerada como concluida, cuando de los
escritos de ambas partes bien puede colegirse que es posible proponer otras medidas de pesquisa que
permitan echar luz sobre el hecho denunciado y, asimismo, desoyó el relato del niño -que dijo haber sido
abusado sexualmente, sentir miedo de su padre y no querer verlo-, sobre el que ningún profesional había
encontrado signos de algún tipo de fabulación. El valor de la palabra del menor que se expresa por sí mismo no
puede ser soslayado ni minimizado, pues ello es un correlato necesario de la protección internacional y
constitucional del derecho de todo niño a ser oído en los procesos judiciales que versan sobre sus derechos e
intereses. No se evidencia válido descartar que la conflictividad entre los progenitores y las reiteradas
denuncias de la madre del niño contra su ex pareja respondan a una efectiva situación de violencia, ni que haya
ocurrido el hecho que es objeto del proceso. La impugnación de la capacidad de la perito -y de cualquier mujerpara efectuar diagnósticos sobre abuso sexual infantil, en razón de su natural instinto maternal, a más de ser
infundada y agraviante, evoca estereotipos discriminatorios que el estado argentino se comprometió a combatir
y eliminar. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
González, Daniel Antonio s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1825.13.2.
Resolución del: 31/10/2013
Causa n° : 14974.
Abuso sexual agravado. Beneficio de la duda. Absolución del imputado. Sentencia. Motivación.
Debe rechazarse el recurso de casación si el razonamiento desarrollado por el sentenciante para sustentar la
absolución luce exento de fisuras lógicas o violaciones a las reglas de la sana crítica que autoricen su
invalidación, en tanto el estado de duda al que arriba se presenta como derivación incuestionable de un claro
déficit de la contundencia del plexo cargoso analizado, sin que se observe un análisis parcializado de los
testimonios, sino que los elementos de cargo reunidos no lograron quebrar el estado de inocencia del que goza
todo imputado durante la sustanciación del proceso, siendo aplicable el principio in dubio pro reo (art. 3 CPPN).
La disidencia postuló anular la sentencia impugnada en virtud de la incompleta -y posiblemente arbitrariavaloración de la plataforma probatoria. (Dres. Figueroa -en disidencia-, Madueño y Cabral).
Santoni, Jorge Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21569.1.
Resolución del: 13/08/2013
Causa n° : 13780.
Abuso sexual agravado. Encargado de la guarda de la víctima. Violencia de género.
La expresión "encargado de la guarda" -en cuanto a la agravante del inc b) párr. 4° del art. 119 del CP- se
extiende también a los casos en que la tenencia del menor sea transitoria o momentánea, sin requerir una
específica, prolongada e ininterrumpida permanencia, ni una especial relación parental jurídica o fáctica no
prevista expresamente por la ley. Instrumentos internacionales receptados en la CN poseen claros lineamientos
tendientes a la proteger a aquellas personas con mayor vulnerabilidad como es el caso de menores. En el caso,
el sentenciante consideró las edades de las menores -5 y 6 años-, la diferencia aproximadamente de 30 años
de edad entre las víctimas y el imputado, que pusieron en evidencia la connotación corruptora de los actos
efectuados y las amenazas proferidas a las víctimas siendo el encargado de la guarda y encuadró la conducta
en el art. 125, 3er.parr. CP. (Dres. Catucci, Borinsky, Riggi).
Alegre, Ángel David s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 214.13.3.
Resolución del: 12/03/2013
Causa n° : 16548.
Abuso sexual agravado. Encargado de la guarda. Promoción a la corrupción. Concurso de delitos.
Corresponde hacer lugar al recurso de casación interpuesto por la querella, casar la sentencia que absolvió al
imputado y condenarlo por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual gravemente ultrajante,
2
Cámara Nacional de Casación Penal
agravados por ser el autor encargado de la guarda y la víctima menor de 18 años aprovechando la situación de
convivencia, en concurso real entre sí y a su vez, en forma ideal con el delito de promoción de la corrupción de
un menor de 13 años, pues los especialistas fueron contundentes en cuanto a la verosimilitud del relato de la
niña, que vivenció situaciones de abuso sexual por parte de su padrastro, también fueron contundentes los
resultados de los tests, y tales circunstancias fueron corroboradas por las declaraciones de la madre y de la
hermana de la niña. En el contexto situacional en que acaecieron los hechos, no cabe cuestionar la actitud de la
madre de dejar a sus hijos al cuidado del imputado -ya que se encontraba detenida en Brasil-, sino que, por el
contrario, la mayor vulnerabilidad evidenciada por la falta de contención de la niña fue justamente aprovechada
por el encausado, quien se valió de esa impunidad para cometer los hechos. (Dres. Gemignani, Borinsky y
Hornos).
Rosa, Juan José s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1540.13.4.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 14211.
Abuso sexual agravado. Incorporación por lectura de los dichos de la menor en cámara Gessell. Oposición de
la defensa. Derecho al control de la prueba.
Para anular la sentencia condenatoria que tuvo en cuenta la incorporación por lectura, no consentida por la
defensa, de los dichos de la menor vertidos en cámara gessell, conforme doctrina que emana del precedente
"Benítez" CSJN, debe determinarse, si en el caso concreto, la prueba que no pudo ser controlada por la parte
tenía, o no, carácter decisivo o dirimente. (Dres. Borinsky, Hornos, Gemignani).
Suarez, Juan Carlos s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 382.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 15468.
Abuso sexual agravado. Menores. Situación de convivencia. Violencia de género. Amenazas coactivas.
Convención de Belém do Pará.
Constituye una gravísima situación de violencia de género que afecta no solamente a la menor víctima de los
violentos abusos sexuales, sino muchos otros hechos que victimizaron también a la progenitora, quien era
obligada a prostituirse por el imputado, el que se quedaba en su casa a cargo de las hijas, una de las cuales fue
víctima de tales abusos. Se evidencia el traslado de la culpa a la progenitora en las consideraciones que
efectuó el a quo al negar la tipicidad de los hechos que fueron materia de acusación bajo la calificación de
amenazas coactivas, pues la valoración de los sucesos que, considerados en conjunto con los testimonios
vertidos, dan cuenta de una situación de coerción extrema y de la omisión estatal de asistir a la mujer que
denunció a su concubino, pues la reanudación de la convivencia se debió a su carencia de toda otra alternativa
y a la amenaza del imputado con un arma de fuego. En el caso se culpabilizó de manera inadmisible a la madre
de la víctima por una situación de violencia de la que ella misma era damnificada y se la revictimizó,
descargando la responsabilidad de prevenir, investigar y sancionar la violencia contra las mujeres, que el
estado no asumió, a pesar de conocer la situación que originaba el deber de ponerle fin y a asistir a la mujer a
superar la situación. (Dres. David, Slokar y Ledesma).
Nadal, Guillermo Francisco s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1260.13.2.
Resolución del: 05/09/2013
Causa n° : 11343.
Abuso sexual con acceso carnal agravado por el empleo de armas. Arma impropia. Pena mayor a la pedida
por el fiscal. Violencia de género.
La escasez probatoria de los llamados "delitos de alcoba" se vio robustecido en este caso con otros elementos
probatorios de conjunción armónica tales como la verosimilitud de los dichos de la víctima; las explicaciones de
las profesionales que la asistieron respecto de las zonas donde fue agredida físicamente e incluso el
reconocimiento parcial del propio atacante, que echan por tierra la supuesta fundamentación aparente de la
sentencia condenatoria a la que alude el recurrente. En relación a la acreditación de empleo de arma como
agravante aplicada, la misma comprende toda clase de armas, sin importar su especificidad -de fuego, armas
blancas, bastones, aptas, inidóneas, verdaderas, de utilería, etc.-. En el caso resultó agravado por el uso de un
tenedor. No existe óbice legal para aplicar una pena más gravosa que la solicitada por el fiscal. La disidencia
parcial sostuvo que el tribunal de juicio se encuentra limitado por la solicitada por el fiscal. (Dres. Catucci,
Borinsky -en disidencia parcial-, Riggi).
Serna, Luis Federico s/recurso de casación.
3
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 391.13.3.
Resolución del: 27/03/2013
Causa n° : 16008.
Abuso sexual con acceso carnal. Absolución por duda. Sentencia. Motivación.
Corresponde casar la resolución que absolvió al imputado del delito de abuso sexual pues la duda sobre la que
el tribunal de mérito edificó la sentencia impugnada se ha visto amplia y motivadamente superada, en tanto
existen elementos de cargo suficientes que permiten sustentar con solidez el grado de certeza apodíctica
exigido a todo pronunciamiento condenatorio, pues el relato de la víctima, sostenido en el tiempo, coherente,
convergente en sus tramos sustanciales con las conclusiones de la experticia psicológica que lo consideró
verosímil y compatible con la modalidad de abuso sexual denunciada, constituye un plexo cargoso de entidad
para sustentar un veredicto de condena, sin que obste a ello ni el largo tiempo transcurrido hasta que la víctima
reveló y luego denunció sus padecimientos, como así tampoco que haya incurrido -con posterioridad al hecho
juzgado- en conductas que pueden resultar paradojales sólo en apariencia y tampoco constituye obstáculo, la
alegada calidad de enfermera de la víctima, que se tratara de una persona educada, ni que trabajara en
hospitales en contacto con profesionales de la salud. El voto concurrente señaló la existencia de indicios
múltiples, claros y concordantes que vienen a corroborar el testimonio prestado por la víctima. La disidencia
consideró que los argumentos que intentan sustentar la arbitrariedad sólo constituyen una diversa apreciación
de la prueba de los hechos y circunstancias de la causa. (Dres. Gemignani -en disidencia-, Hornos y Borinsky voto concurrente-).
Pacheco, Osvaldo Dardo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1956.13.4.
Resolución del: 11/10/2013
Causa n° : 14675.
Abuso sexual con acceso carnal. Encargado de la guarda. Alcances de la retractación. Guarda circunstancial.
Está debidamente fundada la condena por abuso sexual con acceso carnal, agravado por encontrarse la menor
damnificada bajo la guarda del encausado -padrino de la víctima con quien convivió transitoriamente- si -más
allá de que este tipo de delitos se cometen en la mayoría de los casos fuera de la vista de terceros y, en
muchas ocasiones, sin dejar rastros físicos- el a quo concluyó que el relato de la menor resultaba verosímil y
tuvo en cuenta los distintos testimonios y las pericias efectuadas, descartando la versión del imputado. La
retractación de la menor suele ser una reacción típica de las víctimas de abuso sexual pues cuando la denuncia
se realiza ante las autoridades y en el caso, esta circunstancia aparece claramente manifiesta pues en varias
oportunidades la menor refirió estar amenazada y tener miedo de contar lo sucedido. No obsta para la
configuración de la agravante del art. 119 inc. b) CP que la guarda fuere meramente circunstancial, si tal calidad
de guardador fue aprovechada por el encartado para facilitar su propósito. (Dres. Hornos, Gemignani y
Borinsky).
Coronel, Diego F. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2068.13.4.
Resolución del: 23/10/2013
Causa n° : 260/13.
Abuso sexual con acceso carnal. Menor discapacitada. Infundada absolución por duda por uno de los
hechos.
Corresponde condenar al imputado como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso
carnal reiterado en dos oportunidades que concurren realmente entre sí, ya que la absolución por duda por uno
de los hechos se sustentó en una interpretación parcializada del total del material probatorio, omitiendo llevar a
cabo un análisis conglobado de las declaraciones aportadas tanto por la damnificada como por la madre, en
conjunto con el resultado de todos los informes médicos practicados en autos. (Dres. Borinsky, Catucci y Riggi).
Rojas, Esteban s/rec. de casación.
Magistrados :Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2458.13.3.
Resolución del: 17/12/2013
Causa n° : 17079.
4
Cámara Nacional de Casación Penal
Abuso sexual con acceso carnal. Menores de 13 años. Agravado por el vínculo. Prueba pericial. Valoración de
los dichos de los menores. Impedimento para declarar por razones de parentesco. Fellatio in ore. Interés
superior del niño.
Debe rechazarse el agravio relativo a la introducción irregular de prueba pericial si las diversas pericias
practicadas fueron debidamente anoticiadas a las partes, quienes mayormente designaron profesionales de su
confianza. No cabe considerar que los relatos de los menores sean el producto de un discurso fabulador
implantado por la madre a fin de perjudicar a su ex marido si, más allá de los detalles sensoriales ofrecidos que
difícilmente puedan ser inventados por niños de corta edad, presuntamente inexpertos en la materia, los
movimientos y comentarios que realizaron durante las entrevistas practicadas, especialmente los referidos a la
inconducta paterna, al deseo de no volver a hablar en los tribunales sobre los abusos y el de no mantener
contacto con su progenitor son claros indicadores de la veracidad del relato. Si los parientes del imputado no se
erigieron precisamente en un refugio contenedor o protector para los niños, carece de importancia si las puertas
de la habitación estaban o no abiertas. Ante la imposibilidad de dotar de precisión al acaecimiento temporal de
los abusos -que ocurrieron entre determinados meses-, el tribunal de juicio -aunque dejó entrever que de las
pruebas reunidas era dable sospechar que los sucesos se habrían dado en más de una oportunidad-, relevó la
imputación teniendo por acreditado sólo un hecho por cada menor, de la forma más favorable al imputado. Las
descripciones efectuadas por los niños no se ven empañadas por la ausencia de rastros físicos inequívocos en
el caso, aunque resulta notorio el impacto psicológico provocado en ellos, evidenciado por las actitudes
adoptadas en las entrevistas, compatible con los síntomas de abuso. Frente a la versión ofrecida por los
menores acerca de las agresiones de las que eran objeto por parte de la familia paterna, cabe restar
trascendencia a sus declaraciones, que además resultan alcanzadas por el impedimento de declarar previsto en
el art. 242 CPPN. La fellatio in ore conforma uno de los modos de acceso carnal incluidos en la expresión
"acceso carnal por cualquier vía", establecida en el tercer párrafo del art. 119 CP. El voto concurrente agregó
que, habiéndose acreditado debidamente los abusos sexuales sufridos por los niños, el Estado Argentino se ha
comprometido ante la Comunidad Internacional a adoptar todas las medidas legislativas, administrativas,
sociales y educativas apropiadas para proteger a los niños contra toda forma de perjuicio o abuso sexual,
mientras se encuentren bajo la esfera de custodia de sus padres. La disidencia parcial consideró que la fellatio
no constituye un acceso carnal sino uno de los actos comprendidos entre los atentados al pudor sexual
definidos como abuso deshonesto. (Dres. Madueño, Figueroa -voto concurrente- y Cabral -disidencia parcial-).
Martínez, Marcos Marcelo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20993.1.
Resolución del: 03/05/2013
Causa n° : 14225.
Abuso sexual con acceso carnal. Prueba. Apreciación. Calificación legal. Individualización de la pena.
Violencia de género.
En las causas en las que se investigan delitos de índole sexual, la dificultad probatoria es mayor, por lo que
deben extremarse los recaudos al momento de examinar la prueba y debe tenerse en especial consideración el
valor que cobra el indicio de presencia u oportunidad física. Si el pormenorizado relato de la menor -que reveló
que el imputado accedió carnalmente contra su voluntad- fue corroborado por su madre, su abuela y su ex
novio y un episodio similar había sido tentado respecto de su hermana, el hecho debe considerarse
debidamente probado, ya que además se tuvo en cuenta la constancia de la Brigada de Violencia Sexual donde
los padres fueron asistidos, las declaraciones de los profesionales del Cuerpo Médico Forense -que aventan
toda fabulación en la víctima y no pudieron ser contrarrestadas por los dichos de la perito psicóloga de la
defensa- y el resultado del examen médico practicado, a lo que se suman los peritajes practicados al
encausado por los profesionales del Cuerpo Médico Forense, que indican fallas en el control de impulsividad del
imputado, especialmente en la intimidad y una conflictiva ligada a la sexualidad. El testimonio de los vecinos
con respecto a que el imputado tenía las llaves del departamento desocupado -al cual llevó a la víctimadescubre la mendacidad del encartado y refuerza el testimonio de la menor, a la vez que diluye la posibilidad de
un complot. Es correcta la calificación del hecho como abuso sexual con acceso carnal (art. 119 párrafos 1º y 3º
CP) si el imputado cometió el abuso aprovechándose de las condiciones especiales de la víctima y de la
relevancia que tenía para ella la figura del autor -su tío político-, ante quien la menor no tenía capacidad de
resistir, a punto de que su débil oposición fue quebrada fácilmente. No se advierte exceso en la sanción, pues si
bien determinadas particularidades fueron tomadas como constitutivas del primer párrafo del art. 119 CP, las
restantes pautas puestas de manifiesto, tales como la diferencia de 26 años de edad entre víctima y victimario,
que el hecho tuvo lugar cuando la criatura era externada del hogar donde pasaba los días de semana y fue
llevada a casa del imputado y de allí a un departamento desocupado y cuya llave tenía el procesado, en su
carácter de portero, permiten apreciar que la pena resulta ajustada a derecho, máxime teniendo en cuenta los
compromisos internacionales asumidos por el Estado en materia de violencia de género. (Dres. Catucci, Riggi,
Borinsky).
López, Ceferino Carlos s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1099.13.3.
Resolución del: 05/07/2013
Causa n° : 15943.
5
Abuso sexual gravemente ultrajante. Configuración. Pena mayor a la pedida por el fiscal.
Corresponde mantener la calificación legal de abuso sexual gravemente ultrajante (art. 119 segundo párrafo en
función al primer párrafo CP) impuesta si, de acuerdo a lo declarado por las víctimas el abuso duró unos treinta
minutos, un tiempo que resulta suficiente para considerarlo gravemente ultrajante, máxime si se tiene en cuenta
que durante ese lapso las menores fueron obligadas a realizar distintos actos con connotación sexual y
amenazadas por lo que ellas creyeron que era un arma. La pena impuesta al imputado en exceso del quantum
punitivo requerido por el representante de la vindicta pública, resulta violatoria de las garantías del debido
proceso y de la defensa en juicio. La disidencia parcial sostuvo que mientras se haya garantizado el
contradictorio sobre el punto, no hay norma o principio constitucional que limite al tribunal para imponer una
pena mayor o más grave que la propuesta por la fiscalía, máxime cuando para otro procedimiento -juicio
abreviado- sí lo establece. La disidencia postuló la absolución del imputado ante las dudas expresadas en sus
relatos por las víctimas en cuanto a la correcta identificación del autor del hecho. (Dres. Borinsky, Cabral -en
disidencia parcial- y Ledesma -en disidencia-).
Isla, Armando evangelista s/rec. de casación.
Magistrados : Borinsky, Cabral, Ledesma.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2338.13.3.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 16165.
Abuso sexual gravemente ultrajante. Víctima embarazada.
Una valoración integral de las particulares circunstancias que rodearon al hecho conduce a tener por acreditado
el "plus" de humillación cuya intensidad vejatoria, en desproporción con el tipo básico de abuso sexual, obliga a
mantener la calificación legal asignada por el a quo, ya que la víctima de los tocamientos se encontraba
embarazada de aproximadamente cinco meses, tales tocamientos tuvieron lugar en la vía pública durante el
robo que sufriera y dicha conducta vulneradora de su integridad sexual tuvo lugar en presencia de su pareja. La
disidencia parcial postuló hacer lugar al agravio relativo a la calificación del abuso sexual como gravemente
ultrajante si no se ha dado fundamento respecto de cómo se configuró en el escenario de los hechos y en la
representación de la víctima el incremento del carácter vejatorio del ataque sobre su integridad sexual. (Dres.
Hornos -en disidencia parcial-, Borinsky y Gemignani).
Paredes, Alexis Iván Erasmo y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
registro nº 2420.13.4.
Resolución del: 11/12/2013
Causa n° : 14604.
Abuso sexual. Informes periciales. Beneficio de la duda.
Si no obra en la causa una prueba clara y concreta de la autoría del imputado, sino sólo existen meros indicios
que no logran resultar inequívocos o concluyentes, debe rechazarse el recurso de casación contra la absolución
por el delito de abuso sexual agravado por el vínculo, ya que los informes periciales dan a entender que la
declaración del menor poseía insuficientes detalles y escasos detalles específicos, con ciertas imprecisiones en
la dimensión temporal espacial, observándose también, un relato acorde con ciertos signos de elaboración
estructurada y una resonancia afectiva que no se compadece con el contenido del relato, que se dificultó seguir
la coherencia del contenido de los relatos del menor, que se presentaron un tanto confusos sobre todo aquéllos
que surgieron cargados por intensas ansiedades persecutorias en relación a la figura del padre y que no se
pudo determinar si lo relatado por fue producto de la conflictiva intrafamiliar que venía padeciendo o sí
realmente sucedió. (Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Abdala, Juan Elías s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2414.13.4.
Resolución del: 11/12/2013
Causa n° : 14602.
Abuso sexual. Interés superior del niño. Violencia de género. Prueba de cargo. Sentencia. Motivación.
Ante el cambio de paradigma operado a partir de la incorporación de once instrumentos de derechos humanos
en virtud de la reforma constitucional de 1994, toda violencia contra las mujeres es considerada violación de los
derechos humanos. Dado que las conductas lesivas a la integridad sexual fueron desplegadas en un ámbito de
intimidad y dirigidas a una niña de muy corta edad -de entre ocho y trece años-, corresponde efectuar una
revisión de la valoración probatoria con especial cautela y sin obviar la edad de la menor al momento de los
hechos, otorgando especial relevancia a sus testimonios. Está debidamente fundada la condena por abuso
sexual si se tuvo en cuenta el testimonio de la menor víctima del delito, las manifestaciones de los peritos
médicos, de la prima y hermana de la damnificada y los testimonios de sus padres y su abuela, sin que tales
6
Cámara Nacional de Casación Penal
dichos se revelen caprichosos y las pruebas de cargo surgen contundentes, habiendo efectuado el a quo una
correcta valoración de la totalidad del plexo probatorio. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Crespo, Hugo Sebastián s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21202.1.
Resolución del: 12/06/2013
Causa n° : 14207.
Abuso sexual. Menores. Tacha de nulidad de las entrevistas tomadas en Cámara Gesell. Facultades del
Ministerio Público Fiscal. Derecho al control de la prueba. Pena. Individualización. Agravantes.
Debe rechazarse la tacha de nulidad fundada en que las entrevistas previstas en el art. 250 bis CPPN fueron
dispuestas por quien -a criterio de la defensa- no resultaba competente pues, más allá de que no logró
demostrar perjuicio alguno, el juez de instrucción tomó inmediato conocimiento de la realización de las
entrevistas dispuesta por el fiscal y convalidó lo actuado. Si la recurrente no efectuó reparo alguno a que se
incorporen por lectura los informes que contienen las declaraciones en Cámara Gesell de las menores víctimas
y ni siquiera requirió, en la etapa procesal oportuna, que aquellas fueran nuevamente escuchadas en el juicio
de acuerdo a dicha disposición, cabe concluir que la defensa ha renunciado a interrogar a las menores víctimas
-art. 250 bis CPPN-. Cabe tener por acreditada la materialidad del hecho no solamente en las manifestaciones
de las menores incorporadas por lectura sino también en la constancia hospitalaria que da cuenta de la pérdida
del himen de una de ellas y los dichos de los restantes profesionales. Deben evaluarse como agravantes el
hecho de que el imputado defraudara la confianza que se le otorgó al permitirle permanecer a solas en la
vivienda con las menores a las que damnificó, mientras desarrollaba sus tareas, como así también el
ofrecimiento de dinero que efectuaba el imputado a las menores mientras las manoseaba, también, que las
niñas integran un hogar muy humilde, lo que ahonda las consecuencias perjudiciales en tanto carecen de
medios adecuados y suficientes para encarar con mayor eficiencia tratamientos que evitan o disminuyan las
secuelas futuras. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Figueredo Caballero, Máximo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2330.13.4.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 554/13.
Abuso sexual. Pena. Determinación de la pena. Atenuantes y agravantes. Sentencia. Motivación.
Cuenta con fundamentos bastantes la sentencia que, al fijar la pena de diez años de prisión, otorgó relevancia a
los aspectos objetivos derivados de la materialidad de los hechos, y a la edad de la víctima; asimismo, como
circunstancias subjetivas fueron consideradas la edad del imputado, el hecho de que la víctima es hija de quien
era su pareja, y que además el encartado tenía trabajo y no registraba antecedentes penales. No resulta
improcedente que los sentenciantes valoren cuestiones que exceden las que son inherentes a los tipos penales
en juego, y se vinculan directamente con las características de los hechos particulares que son materia de
juzgamiento, categoría en la que se encuentran comprendidas pautas tales como las circunstancias en las que
se cometieron los hechos, la extensión del daño ocasionado, las razones que llevaron a delinquir, los cuales
configuran elementos de juicio que pueden ser tomados en cuenta para definir el quantum de la pena que
correspondía imponerle al causante. (Dres. Borinsky, Riggi, Catucci).
Manrique, Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1025.13.3.
Resolución del: 27/06/2013
Causa n° : 16472.
Abuso sexual. Principio de congruencia. Sentencia. Motivación.
No afecta el principio de congruencia el hecho de que no coincidan exactamente las fechas indicadas en la
acusación con las de la sentencia, ya que tales fechas comprenden un período común y la imposibilidad de
establecer con exactitud el día y la hora en que ocurrió el hecho responde a la corta edad de la víctima -dos
años y dos meses-. El tribunal de juicio ha dado suficientes y convincentes fundamentos para tener por
acreditada la materialidad del hecho y la autoría del imputado, ya que se tuvo en cuenta el actuar prudente de
los padres de la niña -que mantuvieron una actitud lejana a la adopción de una conducta interesada en
perjudicar indebidamente al encartado-, que sus exposiciones fueron coherentes y corroboradas por los
docentes del colegio, y que los informes de los peritos -descartando el testimonio del perito de parte atento su
insuficiente conocimiento en la materia- fueron contestes con la constancia expedida por el pediatra. (Dres.
Borinsky, Riggi y Catucci).
Nieto, Francisco A. s/rec. de casación.
7
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1531.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 16537.
Abuso sexual. Sentencia. Motivación.
Está debidamente fundada la condena por abuso sexual con acceso carnal impuesta a un enfermero si la
denuncia del damnificado -relativa al abuso que sufriera en oportunidad de haberle practicado un lavado
higiénico y un rasurado- fue corroborada por los testigos que coincidieron en que, al día siguiente de los
hechos, encontraron al paciente en estado de angustia y, asimismo se descartaron las alegaciones del
procesado al haberse probado que la intervención prevista se había postergado y que la otra enfermera
desmintió haberlo acompañado. (Dres. Cabral, Figueroa y Madueño).
Yapura, Oscar Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21223.1.
Resolución del: 14/06/2013
Causa n° : 14866.
Abuso sexual. Sentencia. Motivación.
Corresponde rechazar el recurso de casación incoado por la defensa del procesado, toda vez que la sentencia
en crisis se fundamentó en el testimonio de la víctima y denunciante; la forma en que expuso en la audiencia y
con anterioridad en el proceso y en las conclusiones de los profesionales -psicólogos y evaluaciones
psiquiátricas y psicológicas- que la entrevistaron luego del ataque que sufrió por parte del médico que la asistió,
con motivo del pedido realizado por la víctima al servicio de ambulancias de su obra social y a efectos de que
se le extendiera un certificado médico que justificara su ausencia al trabajo a raíz del dolor que sufría en la
parte baja del abdomen. La disidencia sostuvo que, dada la insuficiencia de la prueba reunida, correspondía
aplicar el principio "favor rei". (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa -en disidencia-).
Gallardo Salazar, Pablo Xavier s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21718.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 15623.
Abuso sexual. Sobreseimiento del imputado. Menores. Derecho a ser oídos.
Si bien la prueba reunida en la causa seguida contra el padre de los menores por abuso sexual presenta un
cuadro confuso -ante el fracaso para lograr la versión de los hechos por parte de los niños en términos
compatibles con su grado de maduración- corresponde dejar sin efecto el sobreseimiento, que en la etapa en la
que se encuentran las actuaciones resulta prematuro, y disponer la deposición de los menores en los términos
del art. 250 bis CPPN siempre y cuando no comprometa su bienestar psicofísico y resulte compatible con su
voluntad y acorde al desarrollo de sus facultades, pues de sus expresiones surgirían indicios de que habrían
sido expuestos a situaciones impropias para su normal desarrollo psicosexual y, paralelamente, se han
descartado cuatro testimonios consistentes, tanto entre sí como con el de la denunciante. La disidencia
consideró que los menores fueron escuchados por distintos terapeutas y de los distintos informes reseñados,
surge que en la etapa inmediatamente posterior a que se hubieran producido los abusos, no hicieron alusión a
ello, sino que sus dichos confirmando las denuncias de la madre recién se concretaron en entrevistas
sostenidas con profesionales convocados por ella y en su presencia, por lo que concluyó que -en la medida en
que los peritos la han descartado por considerarla contraproducente para la salud mental de los niños- no
resulta procedente la eventual realización de la audiencia del art. 250 bis CPPN ni la entrevista con el
magistrado propuesta por la recurrente. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky -en disidencia-).
Tonello, Gustavo Martín s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 690.13.4.
Resolución del: 16/05/2013
Causa n° : 16190.
Abuso sexual. Víctima menor de edad. Nuevo informe pericial. Recurso de casación. Procedencia.
Si bien la decisión cuestionada no reúne los requisitos de impugnabilidad objetiva, el recurrente al plantear que
la realización de un nuevo informe psicológico a la víctima -menor de edad- atentaría contra la integridad física
y psíquica de ella, la naturaleza federal del agravio alegado, permite equiparar el pronunciamiento a uno
8
Cámara Nacional de Casación Penal
definitivo. Ello en razón de que la CSJN (Fallos: 334:725) sostuvo que son equiparables a sentencia definitiva
las decisiones que, si bien no ponen fin al proceso, implican que quien fue víctima ante su menor edad de
ofensas sexuales, deba prestar una nueva declaración o someterse a reiterados exámenes, ya que son
irreparables el daño psíquico que podría sufrir como consecuencia de ello y la consiguiente lesión de los
derechos que le asisten en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño. (Dres. Gemignani, Borinsky,
Hornos).
Villalba, Miriam Graciela y otro s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1072.13.4.
Resolución del: 19/06/2013
Causa n° : 694/13.
Acción penal. Facultades del Ministerio Público Fiscal. Corte de rutas. Art. 194 CP.
Si el Fiscal General ante la CFCP declinó fundadamente la pretensión punitiva, por entender que, en el marco
de una protesta de contenido social en ejercicio de un derecho constitucional -que no ha puesto en peligro
bienes jurídicos ni se ha demostrado que fuera desproporcionada, ya que el corte no fue prolongado y hubo una
vía alternativa sin haberse puesto en peligro a bienes ni personas-, corresponde revocar la sentencia recurrida,
debiendo estarse al sobreseimiento dictado en primera instancia. El voto concurrente recordó la doctrina CS
"Tarifeño" y "Cattonar" y señaló que si el Fiscal General declina la pretensión acusatoria allanándose a lo
planteado por la defensa, el juzgador en la etapa recursiva no puede suplantarlo en su rol sin romper el juego
del equilibrio entre las partes. La disidencia consideró que el procesamiento dictado por la Cámara Federal de
Apelaciones de General Roca, provincia de Río Negro no constituye sentencia definitiva, ni equiparable a tal.
(Dres. Borinsky, Hornos -voto concurrente- y Gemignani).
Rajneri, Raúl Norberto s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1233.13.4
Resolución del: 10/07/2013
Causa n° : 16664.
Actos de la instrucción. Nulidad. Potestad del tribunal de juicio. Allanamiento. Fundamentación.
Al tratarse de una nulidad de carácter absoluto, en la que está en juego la garantía constitucional que establece
la inviolabilidad del domicilio, debe ser declarada, aún de oficio, en cualquier estado y grado del proceso. Es
inadmisible inferir que, porque nada se dijo en ocasión del art. 354 CPPN, el tribunal oral habría convalidado
tácitamente lo actuado en la instrucción. En el caso se advierte que han existido los motivos que exige la ley
para la procedencia de los registros domiciliarios, pues las diligencias previas realizadas para corroborar la
denuncia inicial y los elementos de convicción referidos, constituyeron motivo suficiente para servir de
fundamento a la medida. Resulta aplicable la doctrina de la Sala en cuanto a que a los fines de dar
cumplimiento al recaudo de fundamentación que exige el art. 224 CPPN, no se requiere semiplena prueba de la
existencia del hecho y de la autoría y culpabilidad de la persona que debe soportar la injerencia en sus
derechos fundamentales, pues ello equivaldría a exigir que los jueces conociesen el resultado de las medidas
investigativas que ordenan, las que precisamente parten de un campo de ignorancia que están destinadas a
eliminar. Basta con que la decisión se funde en circunstancias concretas que permitan sospechar que en
determinado domicilio pueden existir actividades delictivas o cosas pertenecientes a ellas y que es posible la
aprehensión de sus presuntos responsables. (Dres. Cabral, Figueroa y Madueño).
Jara Caldas, Alex Javier s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21806.1.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 15786.
Administración fraudulenta. Rechazo de nulidades. Sentencia. Motivación.
El inicio de la causa no partió de un actuación oficiosa de la juez respecto de la posible configuración de un
hecho delictivo, sino de la consulta realizada por el Departamento Investigaciones Judiciales de la
Superintendencia de Asuntos internos de la Policía Federal Argentina, que originó actuaciones de prevención
tendientes a preservar y recolectar prueba, como así también disponer la detención e incomunicación de los
posibles implicados en los hechos denunciados (art. 195 del C.P.P.N.). Corresponde rechazar el agravio
introducido con relación a la inexistencia de acción típica por falta de perjuicio por un lado y de dolo por el otro,
si ha sido adecuadamente probado en el debate la responsabilidad del imputado en los hechos endilgados, y la
valoración de la prueba realizada por el a quo, así como los argumentos para fundar la responsabilidad penal
del encartado, ya que se encuentra acreditado con la certeza necesaria para el dictado de una sentencia
condenatoria que el dinero percibido por el imputado no tuvo el destino que sostuvo su defensa en el recurso
impetrado, este es la supuesta reparación de los automóviles de los funcionarios del Ministerio de Justicia.
(Dres. Borinsky, Riggi y Catucci).
9
Tuvio, Jorge Horacio s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1373.13.3.
Resolución del: 14/08/2013
Causa n° : 15852.
Administración fraudulenta. Sobreseimiento.
Está debidamente fundado el sobreseimiento si la conducta que se pretende atribuir al imputado, no se vincula
en modo alguno con el manejo o administración de los bienes o intereses pecuniarios de la firma que ostentaba
el acusado durante su desempeño en distintos cargos dentro la empresa, y simplemente se lo pretende
responsabilizar por haber efectuado un reclamo de índole laboral con posterioridad a su renuncia como
presidente de dicha sociedad, lo que resulta a todas luces atípico, cualquiera sea la suerte del proceso laboral,
en la medida en que para ese entonces el acusado ya no detentaba ni el manejo ni la administración de los
bienes que integraban el patrimonio de la recurrente. El incumplimiento de la obligación de registrarse y obtener
la residencia como empleado de la empresa jamás podría ser considerado típico del delito de administración
fraudulenta, puesto que ese deber, claramente, no responde al manejo, cuidado o administración de intereses
pecuniarios concretos y aptos para ser desviados en provecho propio o de terceros como exige la figura
invocada. La disidencia consideró que el temperamento desincriminatorio adoptado resulta, cuanto menos,
prematuro toda vez que no se ha determinado si el imputado requería, o no, autorización de sus superiores
para realizar las inscripciones necesarias tendientes a regularizar su situación laboral, entre otras medidas, a
efectos de clarificar la responsabilidad que le podría corresponder en los hechos endilgados. (Dres. Riggi,
Catucci y Borinsky -en disidencia-).
Bertrand Liem, Olivier Jean s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2076.13.3.
Resolución del: 01/11/2013
Causa n° : 961/13.
Agravante art. 41 quater CP. Edad computable para establecer la mayoría de edad a los efectos de la
agravante.
A los efectos de precisar el alcance del término "mayores" expresado en el art. 41 quater CP, corresponde
remitirse a lo normado al respecto en la legislación civil, vigente al momento del hecho. Si al momento de la
comisión de los hechos investigados, aún seguía vigente la mayoría de edad a los veintiún años y, en ese
entonces la imputada contaba con diecinueve años de edad, no corresponde que sea considerada "mayor" a los
fines de la aplicación de la agravante del art. 41 quater CP, teniendo en cuenta que la ley vigente al momento
de los hechos constituye la ley más benigna. La disidencia sostuvo que el concepto "mayores" a los fines de la
agravante, no puede ser interpretado prescindiendo del sistema en el cual se encuentra contemplado, es decir,
el Código Penal y la legislación complementaria, marco en el cual se considera penalmente imputable a quien
ha cumplido dieciocho años de edad o más. (Dres. Borinsky, Gemignani -en disidencia- y Hornos).
Galán, Marcela Alejandra s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 677.13.4.
Resolución del: 13/05/2013
Causa n° : 15896.
Agravante art. 41 quater. Alcances.
Si bien la figura en análisis no requiere que el mayor se hubiese valido del menor, no ocurre lo mismo con la
acreditación del conocimiento por parte del imputado mayor de edad de la minoría de edad del que interviene
en el hecho. Si la intervención del menor de edad en el hecho es un elemento típico objetivo de la figura
agravada, entonces el dolo -como elemento subjetivo-, debe abarcar el conocimiento de aquel elemento
objetivo, y la aplicación de la agravante requiere la demostración de que el autor ejecuta el hecho con
conocimiento que uno o varios partícipes sean menores de edad, siendo una interpretación contraria
inconciliable con el art. 18 CN, pues implicaría extender la punibilidad más allá del texto de la ley, violentándose
el principio de legalidad. Siendo así, se concluye que la agravante fue incorrectamente aplicada ante la
imposibilidad de demostrar el elemento subjetivo de mención. La disidencia sostuvo que teniendo en cuenta
que el imputado era mayor al momento del hecho y que junto a él participó un menor, la agravante prevista en
el art. 41 quater CP fue correctamente aplicada, no obstante el sobreseimiento del menor, toda vez que tuvo
como única motivación la edad del nombrado. (Dres. Borinsky -en disidencia parcial-, Hornos, Gemignani).
Zuccato, Alejandro Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
10
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 147.13.4.
Resolución del: 25/02/2013
Causa n° : 15437.
Agravios planteados en la instancia casatoria. Validez constitucional de la reincidencia. Agravantes.
Sentencia arbitraria.
El examen casatorio debe ceñirse a los embates expresados en la etapa procesal oportuna, salvo que el asunto
propuesto una vez expirada esa oportunidad procesal, sea susceptible de acarrear cuestión federal dirimente o
se ponga en tela de juicio la validez de algún acto del proceso factible de fulminárselo con nulidad absoluta. El
art. 14 en juego con el 50 CP establece una forma para el tratamiento penitenciario, pero no modifica ni
incrementa la pena que como reproche se ha impuesto al condenado. La conducta del imputado con su
encierro preventivo no guarda relación con su culpabilidad por el hecho y debe anularse la condena que la
computó como agravante. El voto concurrente agregó que el fundamento del agravamiento que implica la
declaración de reincidencia no estriba en aspectos personales del individuo y, por ello, fincados en un derecho
penal de autor, sino que se trata de una adecuación del tratamiento penitenciario en virtud de la comisión de un
nuevo acto en violación a la ley y de ningún modo fundado en la personalidad o características del individuo.
(Dres. Cabral, Figueroa -voto concurrente- y Madueño).
Díaz, Alfredo Luis s/rec. de inconstitucionalidad.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21016.1.
Resolución del: 09/05/2013
Causa n° : 16243.
Allanamiento sin orden judicial. Nulidad. Razones de urgencia. Ausencia de perjuicio. Rechazo. Homicidio
calificado por el vínculo. Circunstancias extraordinarias de atenuación. Improcedencia.
Del contexto de las actuaciones se aprecia que el personal policial ingresó al domicilio de la víctima, actuando
ante los reclamos que efectuaron los vecinos y previo a constatar circunstancias que alertaban, objetivamente,
el posible riesgo de vida en el que podría encontrarse el damnificado. Por ende, cabe concluir que la actuación
de los agentes de seguridad que impugna la defensa, se llevó a cabo en un marco de urgencia que, en el caso,
fue expresamente ponderado por los jueces de la instancia anterior para justificar la diligencia, rechazando la
nulidad planteada por el recurrente. Por otra parte, la defensa no demostró en qué consistió el perjuicio que
comportó la actuación policial que cuestiona, en tanto la actividad que cumplieron los miembros de la fuerza se
limitó a constatar el hallazgo del cuerpo sin vida de la víctima en su domicilio, sin llevar a cabo, en forma
autónoma, medida de prueba alguna. Por ello, corresponde seguir la doctrina emanada de la CSJN en cuanto a
que la declaración de la nulidad procesal requiere un perjuicio concreto para alguna de las partes, pues no
procede su declaración en el sólo interés del formal cumplimiento de la ley, siendo inaceptable en el ámbito del
derecho procesal la declaración de la nulidad por la nulidad misma. Tampoco puede prosperar el reclamo de la
defensa relativo a la concurrencia de circunstancias extraordinarias de atenuación -art. 80 último pár. del CP-,
puesto que los testimonios de los vecinos de la víctima, aunados a las conclusiones de las experticias
practicadas por los profesionales de la salud que examinaron al imputado, resultan categóricos en punto a
descartar la concurrencia de factores desencadenantes de la agresión que emprendió el procesado contra su
progenitor. (Dres. Borinsky, Gemignani, Hornos).
Zulli, Osvaldo D. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1235.13.4.
Resolución del: 11/07/2013
Causa n° : 16846.
Allanamiento. Falta de identidad del domicilio afectado. Nulidad. Revocatoria. Validez.
Se desprende que ciertamente la orden de allanamiento estuvo dirigida, merced a la investigación previa, a
irrumpir en el domicilio del imputado, lo cual finalmente ocurrió. Es que si bien puede ahora parecer evidente
que las viviendas no estaban conectadas, lo cierto es que ex ante el juez instructor tuvo a consideración
elementos objetivos que le permitieron aclarar concretamente que la vivienda era una con dos entradas
independientes, lo cual además, se vio corroborado por el testimonio de los oficiales de policía quienes
aclararon que no pudieron ir más allá del patio de la primera vivienda. Por ello fue que los preventores
ingresaron justamente por la entrada que el juez consignó como posible y que era habitada por el buscado, por
lo cual, no se advierte que el allanamiento pueda ser fulminado de nulidad, puesto que la diligencia fue
practicada conforme con la orden que plasmó la voluntad de investigación del juez y fue llevada a cabo en la
casa donde vivía el imputado, precisamente la que el magistrado deseaba que fuese inspeccionada. (Dres.
Gemignani, Borinsky, Hornos).
Pagoni, Maximiliano y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
11
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1292.13.4.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 15316.
Amenazas agravadas. Delitos de lesa humanidad. Evidencia electrónica. Tratamiento de la prueba de cargo.
Sentencia. Motivación. Recurso de casación. Principio de inmediación. Prueba testimonial.
No se ha logrado demostrar la existencia de falencias en el tratamiento de la prueba de cargo si se tiene en
cuenta que la introducción y mantenimiento de la notebook dentro de un sobre sellado -que sólo se cerró y abrió
en presencia del actuario y testigos- aparece como un medio idóneo para proteger la integridad de la evidencia
digital o electrónica, máxime si en el caso la cadena de custodia no se vio afectada en ninguna de las etapas
que fueron desde el secuestro de la computadora hasta su peritación, y la pericia se realizó sobre una copia de
seguridad del contenido de la notebook secuestrada, manteniendo intacto el original. Está debidamente
probada, mediante la ponderación de testimonios e indicios, la materialidad del hecho atribuido al imputado,
consistente en el envío en forma anónima de dos mensajes de contenido amenazante, con el objetivo de
amenazar y coaccionar a un grupo de personas, en su mayoría relacionadas con el ámbito de la defensa de los
derechos humanos y con el sistema educativo en el ámbito de la ciudad de Reconquista, como asimismo
testigos, querellantes y funcionarios judiciales que actuaban en el marco de una causa seguida por delitos de
lesa humanidad. Por aplicación del principio de inmediación, no es posible revisar en la instancia de casación la
credibilidad de los testigos que depusieron en el debate, sino tan solo el razonamiento desarrollado por los
sentenciantes para otorgarle mayor o menor valor probatorio a sus manifestaciones. Si bien el a quo no soslayó
la existencia de una relación de enemistad entre el imputado y dos testigos, fundamentó debidamente la,
circunstancia de considerar verosímiles sus dichos en atención a que las declaraciones se refirieron a
situaciones reales desarrolladas en el ámbito educativo en el que tuvieron que interactuar con el encartado. La
incorporación del sumario administrativo que se le abrió al imputado en el ámbito educativo permitió constatar
coincidencias en la forma y el contenido de su discurso con los mensajes de correo electrónico amenazantes
cuyo envío se le reprochó. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos).
Gil, Juan José Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 337.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 16339.
Amenazas coactivas. Correo electrónico. Imágenes pornográficas. Menores. Interés superior del niño.
Difusión de pornografía infantil.
Está debidamente comprobado el delito de amenazas coactivas si el imputado amedrentó y hostigó -vía
internet- a una niña de trece años con la finalidad de obtener material fotográfico y fílmico de carácter
pornográfico, y carece de sustento el argumento de la defensa cuestionando la imputación por la falta de dicho
material, pues la actividad desplegada por el encartado quedó suficientemente acreditada no sólo por las
conversaciones transcriptas, sino también por los dichos de la propia víctima y sus familiares. Corresponde
agotar los medios de investigación con el fin de determinar la posible comisión de un delito de acción pública,
ya que la conducta imputada no se limitaría al menoscabo de la dignidad de la víctima y a una grave injerencia
en su fuero íntimo por las amenazas perpetradas, sino que por el tenor pornográfico del material que se habría
obtenido coactivamente y la minoridad de la damnificada, no puede descartarse la posible comisión de delitos
vinculados con la difusión de pornografía infantil (ley 26.388). (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Flameco Saavedra, Martín Emanuel s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22319.1.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 16238.
Amenazas. Violencia de género. Imputabilidad.
El hecho de que la víctima hubiera denunciado al encartado por situaciones de violencia ante la Oficina de
Violencia Doméstica de la CSJN y que al momento de iniciarse la causa mediaba una prohibición de
acercamiento del imputado a la víctima, a su hijo y al domicilio de la hija de aquélla, lleva a concluir que además de que en la conducta desplegada por el imputado se encuentran presentes todos los elementos del
tipo previsto en el art. 149 bis 2º párrafo CP- los dichos proferidos resultan idóneos para amedrentar a su ex
pareja. Debe descartarse la causal de inculpabilidad invocada, pues el art. 34 inc. 1º CP requiere que el
imputado, al momento del hecho, no haya podido comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones
conforme esa comprensión, ya que, en el caso, el imputado puedo efectuar acciones de cierta complejidad,
como llamadas telefónicas a un abonado concreto, patear botellas en dirección a un edificio y dirigirse al
domicilio de su ex pareja y tocar el timbre. (Dres. David, Slokar y Ledesma).
Lara, Rodolfo Alejandro s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
12
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1696.13.2
Resolución del: 23/10/2013
Causa n° : 16733.
Amicus curiae.
La actuación de los amigos del tribunal encuentra jerarquía constitucional en nuestro sistema normativo, por ello
habiendo el peticionante brindado consideraciones acerca del objeto procesal de las presentes actuaciones,
versando éstas sobre la protección judicial de los derechos de los detenidos, corresponde aceptar su
presentación. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Lefipán, Walter R. s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1183.13.4.
Resolución del: 04/07/2013
Causa n° : 592/13.
Apremios ilegales. Sentencia. Motivación.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra la sentencia condenatoria toda vez que ella
cuenta con los fundamentos mínimos, necesarios y suficientes que impiden su descalificación como acto
jurisdiccional válido. En el caso, la defensa no ha podido demostrar la existencia de motivos para justificar el
accionar violento del personal policial que le produjo lesiones a la víctima, ya que quedó probado que ésta no
se había resistido a su detención, ni estaba en condiciones físicas ni psicológicas de oponerse al arresto o de
intentar fugarse. Tampoco pudo mostrar la ausencia de fundamentación en cuanto a los roles cumplidos por los
imputados en tanto su autoría consta en el acta de detención como autores materiales de la detención y
encargados del procedimiento; además de haber sido reconocido por los imputados el haber sido sólo ellos los
que aprehendieron al damnificado, debiendo recurrir al uso de una mínima fuerza física dado que el detenido
habría intentado fugarse -fuga que fue descartada en la sentencia-. El voto concurrente agregó que siendo la
condición de los imputados la de agentes de la Policía Federal Argentina, debieron observar mayor cuidado en
la protección e integridad de las personas en el cumplimiento de su deber funcional. (Dres. Slokar, Ledesma,
Figueroa -voto concurrente-).
De Chiara, Gastón Diego y otro s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 3.13.2.
Resolución del: 05/02/2013
Causa n° : 9545.
Archivo por inexistencia de delito. Legitimación de actos de procedencia ilícita. Recurso de apelación.
Requisitos. Doble instancia.
El recurso de apelación debe ser rechazado toda vez que no contiene los defectos que el recurrente considera
susceptibles de análisis. Así, no satisface el requisito de motivación que exige el art. 438 del CPPN. La
disidencia sostuvo que si bien resultan breves los motivos volcados por la querella en su escrito recursivo, por
los que considera que debe revocarse la resolución que sobreseyó a los imputados y ordenó el archivo de las
actuaciones por inexistencia de delito, una interpretación demasiado estricta del art. 438 y ctes. CPPN
violentaría la garantía de la doble instancia consagrada en el art. 8º inc. 2º "h" del Pacto de San José de Costa
Rica, ya que por una exigencia formal se estaría vedando la doble instancia. Señaló que la ausencia de
actividad probatoria que se vislumbra en las actuaciones hacen que la resolución adoptada por el sentenciante
sea prematura y carente de fundamento. (Dres. Slokar, Ledesma, Figueroa -en disidencia-).
COMFER y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 62.13.2.
Resolución del: 25/02/2013
Causa n° : 9461.
Arma impropia. Reincidencia.
El destornillador utilizado por el imputado al momento de cometer el ilícito que se le enrostra, adquirió el
carácter de arma impropia por su destino, al ser empleado como medio o instrumento para aumentar el poder
vulnerante del encausado contra la voluntad de la víctima. Teniendo en consideración que el encartado cometió
el delito que se le imputa en la causa mientras gozaba de la libertad condicional concedida por el juzgado de
ejecución penal, la declaración de reincidente efectuada por el tribunal sentenciante resulta ajustada a la norma
que rige la especie. El tribunal a quo, frente a la alternativa de emplear el método de acumulación jurídica o el
13
de la suma aritmética para fijar la sanción única, podrá optar por el matemático, fundamentando
razonablemente su elección. (Dres. Riggi, Catucci, Borinsky).
Martínez, Maximiliano Ariel s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 34.13.3.
Resolución del: 07/02/2013
Causa n° : 16482.
Atentado contra la AMIA. Excepción de cosa juzgada. Vinculación de la imputación con delitos calificados
como de lesa humanidad. Determinación previa. Deber del estado de investigar.
En la sentencia en crisis sólo se citó un precedente jurisprudencial fallado durante un período antidemocrático,
lo cual, persuade de que, claramente se ha pasado por alto la discusión sobre los límites del Estado frente a
una garantía individual en favor del imputado. Los jueces que conformaron la mayoría basaron su decisión en
las nociones vicios formales, vicios sustanciales y error judicial, las cuales así expresadas resultan insuficientes
para justificar una decisión tan delicada y en contra del imputado. No puede soslayarse que el hecho principal al
que se vinculan estas actuaciones (atentado contra la AMIA) ha sido calificado como de lesa humanidad. El
principio de cosa juzgada está sometido a ciertas limitaciones en virtud de las cuales cae frente a supuestos de
gravedad (casos de lesa humanidad y violaciones aberrantes a los derechos humanos) en la medida en que
tanto los estatutos de los tribunales penales internacionales como los principios que inspiran la jurisdicción
universal, tienden a asegurar que no queden impunes hechos aberrantes. Este retraimiento del principio es
derivación del deber de los Estados de penalizar este tipo de crímenes pues atentan contra el derecho de
gentes. Por tal motivo, si la cámara decidió no aplicar el principio de cosa juzgada, debió necesariamente
ingresar al análisis de los lineamientos impuestos por vía jurisprudencial para establecer posibles analogías y a
partir de allí evaluar su procedencia. Frente a una imputación vinculada con la deficiente (o irregular) actuación
de un magistrado en el marco de un proceso al que le pudiera caber la calificación de lesa humanidad o de
grave violación de los derechos humanos; es requisito previo, determinar los alcances de ese reproche respecto
del hecho principal para establecer si aquella calificación debe extenderse a la actuación del juez de la causa,
con los alcances y efectos que le son propios a esta especial categoría de delitos. En este caso, y en estricta
aplicación de la doctrina del caso "Menéndez", resulta prematuro descartar en esta instancia una posible
vinculación entre los sucesos imputados y el delito principal (atentado en la sede la AMIA, que habría sido
calificado como un delito de lesa humanidad por el magistrado a cargo del caso) y que los querellantes han
señalado como un crimen de Estado que provocó graves violaciones a los derechos humanos. Por ello no
resulta de momento razonable disponer el cierre definitivo de los hechos concernientes a esta investigación, en
la medida en que será precisamente el juicio oral y público el ámbito propicio para discernir si los mismos
constituyen un supuesto cuya calificación amerite consagrar una excepción a las garantías constitucionales
invocadas por la defensa. El voto concurrente agregó que habiendo llegado a la conclusión de que la anulación
del sobreseimiento dictado en autos con fundamento en la denominada cosa juzgada aparente o fraudulenta, el
planteamiento defensista de excepción de falta de acción por cosa juzgada, es improcedente. (Dres. Ledesma,
Riggi, Gemignani -voto concurrente-).
Galeano, Juan José s/rec. de casación.
Magistrados : Ledesma, Riggi, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1125.13.2.
Resolución del: 14/08/2013
Causa n° : 8987.
Banda. Privación ilegal de la libertad. Arma de fuego descargada. Calidad de arma del cuchillo. Determinación
de la pena. Falta de fundamentación. Reincidencia.
No existe una definición constitucionalmente válida del término "banda" como agravante del robo y, por lo tanto,
si el legislador no ha determinado cuál es el significado del concepto, no es posible completar esa laguna
acudiendo a otras normas. La privación de libertad y el robo concursan en forma material pues los
comportamientos desplegados constituyeron hechos independientes, toda vez que la privación ilegítima de la
libertad no resulta consumida por el robo si se extendió en demasía y operó como una circunstancia innecesaria
a los efectos de la consumación del robo. Si el arma incautada se encontraba descargada y su funcionamiento
es "anormal", no puede ser considerada "arma", con los alcances del art. 166 inc. 2º CP. Un cuchillo posee la
entidad de arma, en los términos del art. 166 inc. 2º CP. Teniendo en cuenta las características de los hechos,
sus consecuencias, las características del imputado y la escala penal del delito, el monto punitivo no resulta
arbitrario ni desproporcionado. Una de las disidencias parciales sostuvo que corresponde modificar la
calificación legal si no existen elementos que conduzcan a afirmar que la privación de la libertad haya excedido
el marco de la violencia propia de los delitos contra la propiedad, ya que la privación de libertad del damnificado
ha tenido por finalidad la consumación y la procura de la impunidad, en el contexto del robo, y que la vacua
mención a la naturaleza y modalidad del hecho, y a los otros baremos contenidos en los arts. 40 y 41 CP, sin
mayor explicitación de sus significados y alcances en la fijación de la sanción, no se compadece con la
suficiente motivación que debe contener la sentencia; y la otra disidencia parcial consideró que al no
constatarse el cumplimiento como condenado de las dos terceras partes de la condena previa, corresponde
dejar sin efecto la declaración de reincidencia. (Dres. Ledesma -en disidencia parcial-, David -en disidencia
parcial- y Slokar).
14
Cámara Nacional de Casación Penal
Galeano, Miguel Antonio; Benítez Jorge O. y Rolón, Cristian Gerardo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1256.13.2.
Resolución del: 05/09/2013
Causa n° : 16242.
Beneficio de la duda. Acusación indeterminada.
Si bien la materialidad del hecho no se encuentra cuestionada, la participación del inculpado no aparece
suficientemente verificada, por cuanto analizada la prueba -en especial, la pericia de rastros- y la valoración que
de ella se efectuó, no es posible concluir en el quiebre del estado de inocencia del que goza todo imputado, ya
que se debió acreditar no sólo la pertenencia de la huella, sino que el momento del estampado fue
suficientemente cercano a los hechos como para vincular al encartado con la conducta ilícita que se juzga. El
voto concurrente señaló que la acusación luce indeterminada, dado que no se especificó qué conducta concreta
se le atribuye, sino que -por el contrario- se describió el acontecimiento histórico de manera precisa pero sus
protagonistas fueron aludidos de manera genérica. La disidencia entendió que no resulta procedente la
aplicación del principio "in dubio pro reo", ya que el tribunal ha llegado a la condena con la certeza requerida
para esa conclusión y la solicitud de la defensa se apoya en un cercenamiento del material probatorio que da
base a un juicio meramente subjetivo. (Dres. Slokar, Ledesma -voto concurrente- y David -en disidencia-).
Peña, Walter G. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1214.13.2.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 14234.
Beneficio de la duda. Sentencia. Motivación.
Es arbitraria la sentencia que absolvió al imputado si el tribunal omitió analizar las constancias agregadas a la
causa referidas a la supuesta intoxicación del encartado, limitándose a hacer remisiones genéricas a las
pruebas reunidas y emitiendo conclusiones sin explicar el desarrollo lógico elaborado a tal fin. Así, se prescindió
analizar la prueba testimonial respecto a la actitud de aquél al momento de cometer el hecho y antes de
producirse su detención que daban cuenta que no presentaba signos de intoxicación ni alcoholización, como
también que pudo proporcionar correctamente sus datos personales. La disidencia sostuvo que la absolución se
fundó en el informe médico y en el examen psicológico del imputado que impidieron arribar a una conclusión
asertiva acerca del estado psicofísico del imputado y su correspondiente culpabilidad y que no puede ser
superado por los elementos que contaban los jueces. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral -en disidencia-).
Rodríguez Meliá, Carlos Enrique s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21694.1.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 13946.
Beneficio de la duda. Sentencia. Motivación. Contrabando de estupefacientes destinados
comercialización. Tentativa.
a su
Habiéndose hallado gran cantidad de cocaína en el interior de un cargamento de cueros que se intentó extraer
del territorio nacional, ante la duda razonable acerca del modo en que sucedieron los hechos y frente al
interrogante carente de respuesta categórica, definitiva y apodíctica en cuanto a si se está frente a dos sujetos
de avanzada edad -71 años el encargado de la selección de cueros y de coordinar su palletizado, y 81 años el
presidente de la empresa que sólo se dedicaba a la administración diaria y cotidiana de la sociedad-, sin
antecedentes delictivos, que habrían sido engañados y utilizados por una organización vinculada al tráfico
internacional de estupefacientes, corresponde inclinarse hacia la solución menos perjudicial para ambos, lo que
impide tener por acreditado el aspecto subjetivo de la tipicidad, toda vez que no puede concluirse con certeza
que ellos conocieron y quisieron participar en la comisión del delito, máxime si nunca se investigó al dueño de la
empresa ni a dos personas que, según las pruebas colectadas, habrían tenido en su poder las llaves del galpón
donde estaba la mercadería durante 48 horas. Carece de fundamento la condena -y corresponde absolver a los
imputados- si de las pruebas incorporadas al debate surge como razonable que hayan obrado bajo la influencia
de un error de tipo, por desconocer que en el interior de la mercadería que intentaban exportar se encontraba
oculta la sustancia prohibida. La disidencia sostuvo que las defensas no han logrado desvirtuar los extremos
plasmados en la sentencia impugnada, sin que quepa descartar la responsabilidad de los imputados en el
hecho. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky -en disidencia-).
Caiafa, Osvaldo y De Pedro, Ernesto Carlos s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 12/06/2013
15
Registro nº 1005.13.4.
Causa n° : 15591.
Beneficio de litigar sin gastos. Recurso de casación.
La denegatoria del beneficio de litigar sin gastos no forma parte de las decisiones especialmente previstas por
la ley como recurribles en la instancia de casación, ni tampoco es sentencia definitiva, ni auto que ponga fin a la
acción, a la pena o que haga imposible que continúen las actuaciones o denieguen la extinción, conmutación o
suspensión de la pena. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Furci, Miguel Ángel s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 63.13.4
Resolución del: 07/02/2013
Causa n° : 16497.
Casación. Nulidad. Improcedencia.
Los pronunciamientos dictados por la CFCP no son susceptibles, como regla, de recurso o incidente de nulidad
o reposición, siendo recurribles, en principio, sólo por la vía del recurso extraordinario federal. Sólo cabría
excepcionar dicha regla ante una nulidad de orden general y en la medida que ella le cause perjuicio al
recurrente. (Dres. Figueroa, Cabral, Madueño).
Nagüel, Catriel Aaron y otra s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20816.1.
Resolución del: 09/04/2013
Causa n° : 14962.
Caución real de imposible cumplimiento.
Corresponde anular la resolución que impuso al encartado una caución real que no guarda relación con su
situación económica, pues los jueces no realizaron un análisis acabado respecto a la capacidad del imputado
para hacer frente al monto de la caución, resultando sus argumentos meramente aparentes. (Dres. David,
Slokar y Ledesma).
Cevilan, Mario Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 316.13.2.
Resolución del: 23/04/2013
Causa n° : 38/13.
Caución real de imposible cumplimiento.
Corresponde anular lo resuelto si -al elevar la caución real al doble del monto establecido- el quo prescindió de
la consideración y evaluación de cuestiones conducentes, propuestas por la defensa, para evaluar tal aumento
y no brindó las razones jurídicas y fácticas relativas a la posibilidad económica de cumplimiento por parte de los
imputados, sino que se limitó a recordar las características de los hechos atribuidos. (Dres. Hornos, Gemignani
y Borinsky).
Santiago, Oscar Lucas s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1601.13.4.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 283/13.
Cese de la prisión preventiva. Rechazo. Recurso de casación. Admisibilidad.
Si bien las resoluciones que deniegan el cese de la prisión preventiva, en tanto restringen la libertad del
imputado con anterioridad al fallo final de la causa, resultan equiparables a sentencia definitiva, es requisito
para habilitar la jurisdicción de la CFCP la invocación debidamente fundada de un agravio de carácter federal.
La disidencia sostuvo que el recurso resultaba admisible. (Dres. Borinsky, Gemignani, Hornos -en disidencia-).
Kalinec, Eduardo Emilio s/rec. de casación.
16
Cámara Nacional de Casación Penal
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 208.13.4.
Resolución del: 07/03/2013
Causa n° : 16835.
Circunvención de incapaz. Querellante. Legitimación. Apartamiento de la heredera testamentaria.
Resulta prematuro apartar a quien se le reconociera legitimación para ejercer el rol de querellante en razón de
su carácter de heredera testamentaria de la damnificada, pues si bien el testamento presentado por la defensa
de la imputada, es de fecha posterior al presentado por la querellante y por tal motivo lo revocaría, de
comprobarse que la imputada fue autora material del delito de estafa contra su testadora -que es el objeto
procesal de la causa principal-, la institución de heredera a su favor caería por indignidad. La disidencia señaló
que el instrumento público que asienta la última voluntad de la difunta, no ha sido redargüido de falsedad por
acción civil o criminal, por lo que correspondía estar al principio general que le otorga validez (art. 993 del
Código Civil). (Dres. Figueroa, Madueño y Catucci -en disidencia-).
Maronese, Marta Stella M. s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Madueño, Catucci.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21679.1.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 17091.
Comercialización de estupefacientes. Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Sentencia.
Motivación. Sistema acusatorio. Pena. Límite fijado por el acusador. Proporcionalidad de las penas.
Culpabilidad.
Si bien lo resuelto -condena al imputado por comercio y tenencia de estupefacientes con fines de
comercialización- aparece como la derivación lógica y razonada de las pruebas evaluadas y la aplicación del
derecho vigente al caso concreto, y las críticas de la defensa no logran conmover la decisión, corresponde
anular lo resuelto en cuanto a la pena, toda vez que el acusador público ha entendido que una sanción ajustada
a las exclusivas circunstancias que toca decidir -acusado que operaba en forma solitaria, no integrando una
organización dedicada al tráfico de estupefacientes, que se trataba de marihuana y no otra sustancia de mayor
poder adictivo y lesivo para la salud y que la cantidad no sólo era escasa sino de baja concentración-, teniendo
en mira los principios rectores de proporcionalidad y culpabilidad, no debe superar los tres años de prisión cuyo
cumplimiento puede dejarse en suspenso y, en tanto los jueces no pueden expedirse más allá del límite fijado
por el acusador, teniendo en cuenta las particulares circunstancias verificadas en el caso, especialmente la
escasa afectación al bien jurídico tutelado por la norma, el tope mínimo indicado, excede la medida de
culpabilidad en franca violación a los principios de proporcionalidad y humanidad que proscriben la imposición
de penas inhumanas, crueles e infamantes. La disidencia parcial consideró que la potestad jurisdiccional de
individualizar la pena no debe interpretarse como limitada por la sanción solicitada por el fiscal y que el quantum
de la pena no se advierte desproporcionado en relación al injusto atribuido. (Dres. Ledesma, David -en
disidencia parcial- y Slokar).
Ríos, Mauricio David s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 299.13.2.
Resolución del: 16/04/2013
Causa n° : 16261.
Comercio de estupefacientes. Sentencia. Motivación. Valoración de la prueba. Indicios.
Corresponde casar la sentencia que dejó de lado la calificación legal escogida por el fiscal -tenencia de
estupefacientes con fines de comercialización- y condenó a las imputadas por el delito de tenencia simple de
estupefacientes, si lo resuelto consideró que los indicios respecto del accionar de las encartadas carecían de
fuerza convictiva, pues tomando en cuenta los indicios en su totalidad, y analizándolos con el resto de la
prueba, adquieren otra dimensión y mayor relevancia al momento de analizar los hechos imputados. Son
eficaces las declaraciones de los preventores, sustentadas no sólo por las fotografías de los "pasamanos"
acompañadas sino también por el resultado positivo de la pesquisa y el allanamiento en el domicilio de las
enjuiciadas. No está debidamente probado el consumo habitual de estupefacientes por parte de las imputadas,
si de los informes del Cuerpo Médico Forense se desprende que no presentaban signos ni rastros de ser
consumidoras habituales de estupefacientes. No puede prosperar el justificativo expuesto para desacreditar el
comercio de estupefacientes por no haberse verificado la concurrencia de personas ajenas -compradores de
estupefacientes- al domicilio de las encartadas, pues lo que se investigó desde un primer momento fue la venta
en la modalidad de "delivery". (Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Mauri, Patricia Inés y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 10/12/2013
17
Registro nº 2411.13.4.
Causa n° : 16083.
Competencia civil. Medidas de seguridad respecto de personas sobreseídas por inimputabilidad.
En el caso de personas sobreseídas por inimputabilidad, y sometidas a una medida de internación coactiva, la
dualidad de sistemas que regulan el trámite judicial, atenta contra la mejor realización de la obligación de
extremar la observancia de los principios de rango superior que rigen la materia. En particular los que indican
que la legitimación de la medida guarda estricta relación con amplitud y la persistencia del problema. Teniendo
en cuenta que la dualidad de competencias implica una burocracia innecesaria y potencialmente perjudicial en
este tipo de casos, el ámbito civil es de mayor especialización para efectuar el control periódico y eventual
mantenimiento, atenuación o supresión de la medida, resultando aplicable a supuestos como el de autos la
solución prevista en el art. 511 del CPPN. El voto concurrente agregó que al mantener la intervención de dos
órganos jurisdiccionales en simultáneo, superponiendo su intervención, atenta contra el principio de que el
tratamiento sea lo menos represivo y limitativo posible, y que revista el carácter de simple, expeditivo y que sea
llevado a cabo con la máxima celeridad posible. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa -voto concurrente-).
A.D.M s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21769.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 15856.
Competencia federal. Amenazas coactivas. Funcionarios públicos. Funcionarios públicos provinciales.
Es competente la justicia federal para continuar con el trámite de la causa seguida por el delito de amenazas
coactivas -contra una funcionaria judicial provincial- que se imputa a funcionarios del gobierno de la provincia,
ya que los hechos que se ventilan constituyen, en principio, la comisión de un delito -art. 149 ter CP- previsto en
el art. 3, inc. 5º, ley 48, cuyo conocimiento se encuentra reservado para la jurisdicción federal y, asimismo, la
competencia del fuero de excepción para entender en los delitos de coacción agravada, también se encuentra
expresamente contemplada en el art. 33 CPPN. La sola condición de funcionarios públicos provinciales que
revisten los sujetos activos y pasivos del presunto delito no alcanza para habilitar la exclusión de la
competencia federal, máxime estando en juego intereses en cuyo resguardo se encuentra directamente
interesada la Nación, tal como la independencia del Poder Judicial respecto del Poder Ejecutivo, que constituye
uno de los presupuestos básicos del principio republicano de gobierno federal, adoptado por la CN (art. 1) e
impuesto como condición del reconocimiento de su autonomía a las provincias (art. 5 CN). (Dres. Borinsky,
Gemignani, Hornos).
Zavala, Mario Edgar s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 890.13.4.
Resolución del: 31/05/2013
Causa n° : 15825.
Competencia federal. Secuestro extorsivo.
El avanzado estado de las actuaciones que ya fueron elevadas a juicio, la prisión preventiva que guardan los
imputados durante más de dos años y la participación de un ex agente de seguridad, impide afirmar que en el
caso los hechos reconozcan una motivación particular y corresponde que siga entendiendo la justicia federal.
(Dres. Borinsky, Riggi y Catucci).
Castillo, David Mario y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2351.13.3.
Resolución del: 09/12/2013
Causa n° : 714/13.
Competencia ordinaria. Reproducción ilícita y masiva de material discográfico.
Corresponde rechazar la tacha de arbitrariedad contra la sentencia que -por considerar que la competencia
federal es de carácter excepcional e interpretación restrictiva- no hizo lugar a la excepción de incompetencia,
destacando que por el sólo hecho de que se encuentre inmiscuida una actividad desarrollada en el marco de la
red de internet -en el caso, se imputa el delito previsto en el art. 72 inc. a) ley 11.723 a quienes reprodujeron
ilícitamente discografía obtenida de un sitio de internet-, no se define la competencia a favor del fuero federal ya
que ésta debe determinarse en el caso concreto, conforme la naturaleza de la cuestión planteada. (Dres.
Figueroa, Gemignani y Cabral).
18
Cámara Nacional de Casación Penal
Botbol, Hernán y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22804.1.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 1097/13.
Competencia. Amenazas.
Si el fiscal describió los hechos imputados, encuadrándolos en la figura de amenazas simples reiteradas en tres
ocasiones (arts. 45 y 149 bis, primer párrafo, CP), destacándose que según surge del relato de los
acontecimientos, el imputado no utilizó armas ni profirió las amenazas en forma anónima, por lo que la escala
penal eventualmente aplicable en caso de recaer sentencia condenatoria sería la contenida en el primer
supuesto de la figura penal mencionada (seis meses a dos años), resulta de aplicación lo establecido en el art.
27 inc. 2º CPPN y corresponde remitir las actuaciones al Juzgado Nacional en lo Correccional de esta ciudad a
fin de que prosiga con la tramitación de las mismas. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Arias, Julio César s/competencia.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1733.13.4.
Resolución del: 17/09/2013
Causa n° : 179/13.
Competencia. Conexidad.
Más allá de que las causas seguidas por homicidio y encubrimiento agravado por ser funcionarios públicos,
tramitaron ante el mismo juzgado de instrucción, no fue declarada su conexidad, que lo hechos investigados en
ellas resultan ser autónomos y a la circunstancia de que el Tribunal Oral en lo Criminal dictó sentencia
condenatoria por el delito de homicidio en la causa que tramitara ante sus estrados, corresponde que continúe
con la tramitación de la seguida por encubrimiento ante el tribunal que pretendió inhibirse. (Dres. Borinsky,
Cabral y David).
Acosta, Adolfo D. y otros s/competencia.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2261.13.4.
Resolución del: 22/11/2013
Causa n° : 1448/13.
Competencia. Conexidad.
Una vez declarada la conexidad entre varias causas, la radicación de cualquiera de ellas en un tribunal de juicio
determina el órgano jurisdiccional interviniente para las restantes. La conexidad declarada para la instrucción
opera no sólo para dicha etapa sino también para el trámite del juicio, lo que lleva implícito la identidad del
tribunal que deberá entender en este último tramo del proceso. En tal contexto, y de conformidad con lo
establecido en el art. 42 inc. 3º in fine del C.P.P.N., corresponde que intervenga el tribunal que haya prevenido,
debiendo tomarse como tal, a dichos efectos, al que haya sido sorteado en primer término. (Dres. Gemignani,
Borinsky y Hornos).
Lorenzo, Néstor Osvaldo y otros s/competencia.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2466.13.4.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 1303/13.
Competencia. Contrabando de estupefacientes.
Ante la posible configuración de un intento de vulnerar las funciones de control del servicio aduanero, y atento a
que los tribunales orales en lo penal económico de esta ciudad tienen asignada la competencia en lo que atañe,
específicamente, al juzgamiento de los delitos aduaneros cometidos en el área definida en el art. 1027 del
Código Aduanero, corresponde que sea el tribunal oral en lo Penal Económico el que entienda en la causa. La
disidencia sostuvo que corresponde continuar entendiendo en las actuaciones al tribunal oral en lo criminal
federal, pues la conducta endilgada a los imputados no puede ser encuadrada en la figura de contrabando de
estupefacientes prevista en el art. 866 CA, por cuanto la reserva de un pasaje con destino al exterior y el
haberle hecho ingerir cápsulas conteniendo cocaína a un tercero constituyen meros actos preparatorios, y no
acciones que importen el comienzo de ejecución del delito de contrabando, habida cuenta que aquél ni siquiera
llegó a ingresar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza para abordar el vuelo, o a emprender el trayecto hacia el
19
citado aeródromo, sino que en su lugar se apersonó en una sede de la Policía Metropolitana para denunciar los
hechos materia de investigación. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani -en disidencia-).
Muñoz Puello, Roberto y otros s/competencia.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1722.13.4.
Resolución del: 17/09/2013
Causa n° : 509/13.
Competencia. Contrabando de importación. Franquicias tributarias concedidas a diplomáticos. Competencia
originaria de la Corte Suprema. Alcances de la regla del art. 36 CPPN con respecto a una declaración de
incompetencia por las causales que prevén los arts. 116 y 117 CN.
Si en la investigación de las presuntas maniobras de contrabando incurridas en la importación y posterior
nacionalización de automotores mediante la utilización del régimen de franquicias tributarias concedidas a
diplomáticos, se declaró la competencia originaria de la Corte Suprema (arts. 116 y 117) en orden a las
personas que revisten status diplomático, corresponde anular la resolución que no dio adecuado tratamiento a
las alegaciones del Ministerio Público con respecto a que no resulta aplicable la previsión del art. 36 CPPN por
no tratarse de un supuesto de competencia en razón de la materia, sino de las personas. (Dres. Ledesma,
David y Slokar).
Matas, Jorge J. s y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1307.13.2.
Resolución del: 16/09/2013
Causa n° : 14878.
Competencia. Falsificación de marcas.
La idoneidad o inidoneidad para generar engaño en el público de la imitación de la marca registrada, por un
lado, y las circunstancias del contexto en el que los productos son puestos a la venta, por otro, no resultan
extremos determinantes para la adecuación típica, en los términos de lo previsto por el art. 31 -inc. "d"- ley
22.362. La competencia para los casos en que se acredite la comercialización de gran cantidad de películas y
discos compactos musicales adulterados, es de la justicia federal, en este sentido, el caso resultaría
aprehendido por dos disposiciones penales -leyes 22.362 y 11.723- que concurrirían en forma ideal, pues
ambas infracciones habrían sido cometidas simultáneamente y mediante una única conducta, ello así, más allá
de que la infracción de la ley 11.723 es ajena a su conocimiento. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Albornoz Sánchez, Carla Jaqueline y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1917.13.4.
Resolución del: 07/10/2013
Causa n° : 214/13.
Competencia. Medidas de seguridad.
Al declararse inimputable a una persona que comete un delito, debe cesar la intervención penal pues no sólo en
su caso operaría como una pena de prisión encubierta, sino que también la misma puede ser desproporcionada
e ilimitada en el tiempo, dado que su vencimiento operaría una vez que cesa la peligrosidad de la persona. La
disidencia sostuvo que la cuestión se había tornado abstracta al aceptar la competencia el juez civil. (Dres.
Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Dávalos, Norma s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 772.13.2.
Resolución del: 18/06/2013
Causa n° : 14215.
Competencia. Opción art. 12 ley 24.121.
El imputado podrá ejercer el derecho de opción que le confiere el art. 12 de la ley 24.121 siempre que exista
"causa en trámite", presupuesto exigido por la citada norma para optar entre el CPMPN y el CPPN. (Dres.
Borinsky, Riggi, Catucci).
Marengo, Horacio Domingo s/recurso de casación.
20
Cámara Nacional de Casación Penal
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 290.13.3.
Resolución del: 20/03/2013
Causa n° : 15959.
Competencia. Penas de corta duración.
Debe declararse la competencia del juez de ejecución penal respecto de la pena de 20 días de prisión por el
delito de hurto simple en grado de tentativa pues las penas privativas de la libertad de corta duración carecen
de toda eficacia para cumplir con el objetivo de prevención especial al que se orienta el sistema por imperativo
constitucional, por lo que resultaría inútil provocar la detención y, por lo tanto, el encierro de la encausada a
través del mecanismo previsto por el art. 494 CPPN, circunstancia que en nada incidiría con la valoración que
debe realizar el juez de ejecución para la concesión de la sustitución de pena presentada por la defensa. (Dres.
Slokar y Ledesma).
Montenegro, Vanesa E. s/competencia.
Magistrados : Slokar, Ledesma.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1738.13.2.
Resolución del: 25/10/2013
Causa n° : 1428/13.
Competencia. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Denegatoria del fuero federal. Motivación particular.
Daño agravado. Amenazas. Funcionarios públicos. Plazo razonable. Principio de oficialidad.
Las resoluciones en materia de competencia no revisten, en principio, el carácter de sentencia definitiva (art.
457 del C.P.P.N.), salvo que exista denegatoria del fuero federal. No se ha fundado debidamente la motivación
estrictamente particular que excepciona la intervención de la justicia federal, pues la sola condición de
disertante del senador querellante en una conferencia sobre control público en el Consejo Profesional de
Ciencias Económicas de la provincia de Jujuy, por sí sola, resulta insuficiente para acreditar la "motivación
particular" que habilita la exclusión de la competencia federal, máxime cuando el recurrente sostiene que los
hechos que se ventilan en la causa -daño agravado y amenazas- estarían vinculados al desempeño del
funcionario federal como tal. En atención a que la causa se instruyó ante la justicia federal, a los fines de
garantizar una mejor y más pronta administración de justicia que asegure el derecho a ser juzgado en un plazo
razonable (arts. 75, inc. 22 de la Constitución Nacional; 7.5 y 8. 1 de la Convención Americana de Derechos
Humanos; 9.3 y 14.3.c del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos), corresponde mantener la
competencia de la justicia federal para intervenir en las presentes actuaciones. El voto concurrente agregó que
la consagración puntual del principio de oficialidad, según el cual la persecución penal, entendida ésta en
sentido amplio, esto es, no sólo como actividad de la fiscalía, sino también como actividad del tribunal; se
realiza de oficio, o sea, constituye una "obligación del Estado". (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani -voto
concurrente-).
López, María; Sala, Milagro; Salvatierra, Ramón s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1647.13.4.
Resolución del: 10/09/2013
Causa n° : 348/13.
Competencia. Robo de automotor. Encubrimiento. Delitos alternativos. Cosa juzgada.
El robo de un vehículo y su encubrimiento, nacido a raíz de haberlo descubierto a posteriori al imputado con el
auto en su poder, son delitos alternativos. Si no resulta con claridad que el imputado por encubrimiento es ajeno
a la comisión del delito encubierto, es conveniente que intervenga el magistrado que intervino en la sustracción
del vehículo, en razón de la relación de alternatividad entre ambas infracciones. Si el sobreseimiento es dictado
en función del art 336 inc.4º del CPPN, la decisión avanza sobre el encubrimiento, de modo tal que al quedar
firme lo consume, operando así como cosa juzgada. La disidencia sostuvo que la acción de receptar la unidad a
sabiendas de su origen ilegítimo resulta ontológica y jurídicamente diferente y posterior a la conducta de
sustraer el vehículo. Así, no existe obstáculo a que, en un caso de sobreseimiento dictado por el robo de
automotor, se prosiga la investigación por el delito de encubrimiento. (Dres. Catucci, Borinsky, Riggi -en
disidencia-).
Alaimo, Juan Marcelo s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 105.13.3.
Resolución del: 25/02/2013
Causa n° : 15982.
21
Cómputo de pena. Art. 7 de la ley 24.390. Improcedencia.
El lapso de encierro que la defensa pretende se compute en los términos del art. 7 de la ley 24.390 no fue
cumplido en el marco de un encierro preventivo, como lo exige la ley, sino en cumplimiento de una condena
firme en un proceso distinto por lo que no resulta viable el beneficio del cómputo de la prisión preventiva
conocido como el "dos por uno". El voto concurrente agregó que el planteo es extemporáneo puesto que
cuando el cómputo fue practicado y convalidado, oportunamente. (Dres. Borinsky, Catucci -voto concurrente-,
Riggi).
Penna, Juan Domingo s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 580.13.3.
Resolución del: 26/04/2013
Causa n° : 16785.
Cómputo de pena. Detención sufrida en otro proceso en que resultó absuelto. Improcedencia.
Resulta aplicable al caso la regla general prevista en el art. 58 del CP para la unificación de condenas, en virtud
de la cual se deben considerar en el cómputo de la pena los tiempos de detención cumplidos en las causas en
las que recayeron condenas objeto de unificación. La disidencia sostuvo que resultando ambos procesos de
trámite paralelo, y registrando el condenado -en aquella causa en que fuera absuelto- un tiempo de detención
cuyo cómputo debe ahora ser integrado junto al de estas actuaciones, corresponde hacer lugar al recurso.
(Dres. Borinsky, Riggi -en disidencia-, Catucci).
Díaz, Carlos Saúl s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 819.13.3.
Resolución del: 27/05/2013
Causa n° : 15789.
Concurso de delitos. Robo agravado por el uso de armas. Tenencia y portación de arma de guerra sin la
debida autorización. Concurso aparente de leyes por consunción.
El robo calificado por la utilización de un arma de fuego no absorbe, en el plano normativo, al injusto de la
portación ilegítima de arma de guerra sin la debida autorización legal, en virtud de que los tipos penales en
juego tienen por base distintos ámbitos de protección y, también diferentes momentos de consumación. El robo
calificado es un delito complejo de daño tanto para la propiedad como para la integridad física, a la vez que
configura un delito instantáneo. Por otro lado, la portación de arma es un delito de peligro abstracto que afecta
un colectivo indeterminado de personas que no coinciden con las víctimas del robo y constituye un delito
permanente. No es posible, entonces, sostener, como pretende la defensa, que el injusto de dicho robo
calificado contenga ya el injusto de la portación de arma. El cuadro fáctico probado en autos impide escindir la
portación del arma de guerra como hecho autónomo del robo calificado, de lo que se sigue que nos
encontramos ante un acontecimiento que constituye una única conducta, donde los delitos concurren de modo
ideal. La disidencia parcial sostuvo que el delito de robo con armas concurre de modo aparente con el delito de
portación ilícita de armas puesto que si sólo se ha probado que el imputado estuvo en posesión de un arma de
fuego en el momento en que materializó el robo, nos encontramos ante un acontecimiento que constituye una
única conducta, en donde el robo agravado desplaza a la portación ilegítima de arma de fuego. La portación del
arma es complementaria del robo calificado por su utilización, ya previsto por el legislador como agravante. El
voto concurrente agregó que la conducta atribuida al imputado constituyó un solo hecho, pues su actuar se
tradujo en una unidad de tiempo y lugar que conceptualmente los presenta como una sola y misma conducta,
que produjo una modificación en el mundo exterior, de tal modo la portación del arma endilgada al imputado
quedó temporalmente circunscripta al exclusivo período que insumió el apoderamiento, dándose un concurso
ideal entre ambos delitos. (Dres. Borinsky, Gemignani -en disidencia parcial-, Hornos -voto concurrente-).
Soldano, Salvador Antonio s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 135.13.4.
Resolución del: 22/02/2013
Causa n° : 14185.
Concusión.
Corresponde confirmar la sentencia condenatoria apelada toda vez que el tribunal tuvo por probado que el
imputado en su calidad de inspector le solicitó dinero al gerente operativo de un medio periodístico, bajo la
amenaza de clausurar una de las plantas por ciertas irregularidades que verificaron durante la inspección. Para
arribar a esa decisión tuvo en cuenta las declaraciones testimoniales; el número de teléfono celular que dejó el
imputado a fin de esperar la respuesta sobre la suma de dinero requerida; el listado de las llamadas salientes
de los abonados de la empresa. Asimismo valoró, que de no haber quedado abierto el requerimiento dinerario,
22
Cámara Nacional de Casación Penal
a la espera de una respuesta, no se entiende la inquietud que hubiera motivado a los administradores
contactarse con uno de los inspectores que iban a labrar las actas de comprobación de infracciones; el haber
suministrado el inspector su número de celular particular que resulta sugestivo ante la prohibición de utilizar
tarjetas personales; el haber labrado el acta con posterioridad a la inspección y no una vez finalizada ésta como normalmente se hace-, a pesar de su escasa complejidad y habiendo individualizado al responsable de la
planta desde el inicio de ella. También consideró que al requerir el dinero, el imputado se separó de su
coimputada, quien luego resultó absuelta a pedido fiscal. (Dres. David, Slokar, Ledesma).
Bello, Nicolás A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2165.13.2.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 14147.
Concusión. Art. 266 del CP. Configuración. Diferencia con el delito de exacciones ilegales.
El elemento diferenciador entre el delito de exacciones ilegales y el de concusión - ambos legislados en el art.
266 del CP- está dado por el objeto sobre el cual recae la acción típica; mientras que el primero versa sobre
una contribución o derecho, supuestos en los cuales el sujeto tiene un título legítimo para formular la exigencia,
mas no para exigir en demasía, en el delito de concusión el autor exige sin derecho alguno una dádiva a la
víctima. En el caso, es correcto el encuadramiento en la figura de la concusión, pues la demanda dineraria en
los términos de un "arreglo" efectuada por el encausado -en su carácter de Inspector de Pesca-, resultó
perjudicial a los intereses de la compañía pesquera y reunió carácter coactivo, compulsivo, suficiente para
presionar psicológicamente o constreñir la voluntad de la víctima de la solicitud dineraria. (Dres. Hornos,
Borinsky y Gemignani).
Rivarola, Marcos Ismael s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 331.13.4.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 14580.
Concusión. Favorecimiento a la evasión. Falsedad ideológica de documento público. Prueba testimonial.
Resulta correcto el análisis efectuado por el a quo para concluir en la condena de los imputados por los delitos
de concusión, favorecimiento de la evasión y falsedad ideológica de documento público, pues la declaración
testimonial del detenido se vio respaldada con los informes periciales, las transcripciones de las modulaciones
del comando radioeléctrico, las constancias de los hospitales, las declaraciones testimoniales de los policías,
las actas y los horarios consignados y las enmiendas que contienen. El armónico acople de los dichos del
detenido con el resto de las piezas probatorias, es reflejo de la veracidad de sus contenidos y de la mendacidad
de las excusas dadas por los imputados en relación a la inexplicable fuga, no sólo porque se dio en el marco de
un supuesto traslado al nosocomio, sin la tan necesaria atención médica que lo motivó, sino por las
circunstancias insólitas que rodearon a la huida. La figura prevista en el art. 268 CP -concusión-, seleccionada
por el órgano sentenciante, resulta ajustada a derecho y a las constancias obtenidas durante el debate.
Respecto a que el objeto de la dadiva haya sido la liberación del detenido, no obsta a que el delito de
concusión, ya consumado, se encuentre absorbido por el de favorecimiento de la evasión. La disidencia parcial
consideró errónea la adecuación legal del suceso como concusión efectuado en la sentencia, aclarando que en
realidad se trataba de un cohecho. (Dres. Catucci -en disidencia parcial-, Borinsky y Riggi).
San Martín, Gustavo Hernán y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2080.13.3.
Resolución del: 04/11/2013
Causa n° : 15984.
Condena. Pena de multa no pedida por el fiscal.
Corresponde suprimir la pena de multa impuesta en los términos del art. 5 inc. c), ley 23.737, si no fue solicitada
por el acusador. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Figueroa, Miguel A. y Ortega, Luisa Emma s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2232.13.4.
Resolución del: 13/11/2013
Causa n° : 15879.
23
Condenado rebelde. Tratamiento del recurso. Procedencia.
No existe ningún impedimento legal o de orden práctico que obstaculice tratar, los agravios introducidos por la
defensa, cuando de ello depende el ejercicio de derechos de orden superior. La disidencia sostuvo que es
discutida la jurisdicción de esta Cámara en relación al recurso interpuesto por quien al presente se encuentra
prófugo. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Mich, Adrián Guillermo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1895.13.2.
Resolución del: 07/11/2013
Causa n° : 16774.
Confirmación del auto de procesamiento. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Sentencia arbitraria.
Delitos de lesa humanidad.
Es inadmisible el recurso de casación interpuesto contra la confirmación del procesamiento pues no se trata de
sentencia definitiva o equiparable a tal y no se advierte la existencia de cuestión federal alguna. Asimismo, debe
descartarse la alegada arbitrariedad si las razones que determinaron las conclusiones a las que se arribó -con
el grado de provisoriedad propio del estadio procesal- tanto en lo que respecta a la vinculación del encausado
con los hechos, como en lo que atañe a la imprescriptibilidad de los delitos que se investigan y su calificación y
los agravios sólo evidencian una opinión diversa sobre la cuestión. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Guil, Joaquín s/rec. de queja.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1199.13.2.
Resolución del: 22/08/2013
Causa n° : 14754.
Contrabando agravado. Armas. Funcionarios públicos. Recurso de casación. Alcances doctrina CS "Casal".
Prescripción de la acción penal. Suspensión. Ley penal más benigna. Plazo razonable. Absolución del
imputado.
Al hacer lugar parcialmente a los recursos de casación interpuestos por la querellante AFIP DGA y el Fiscal
General contra la sentencia del Tribunal Oral en lo Penal Económico, se condenó a los imputados como
coautores del delito de contrabando agravado por tratarse de material bélico y por contar con la intervención de
funcionarios públicos y de más de tres personas, reiterado (arts. 45, 54 y 55 CP, 863, 864 inc. b), 865 incs. a) y
b) CA, 470 y 471 CPPN), debiendo el tribunal de origen fijar la pena teniendo en cuenta los parámetros
contenidos en los arts. 40 y 41 CP. Los recursos interpuestos por las partes acusadoras no pueden analizarse
con los alcances de la doctrina CS "Casal", puesto que la revisión amplia de la sentencia se estableció en favor
del imputado, la disidencia parcial sostuvo que el recurso del fiscal cuenta con amplio alcance revisorio. La
aplicación retroactiva de la ley 25.990 no resulta más benigna en la medida que conlleva la aplicación de la ley
25.188 que medió temporalmente entre ésta y la vigente al momento de los hechos. La complejidad del asunto
no sólo deviene de los hechos y su magnitud, sino que además está dada por la pluralidad de imputados -18
encausados que fueron a juicio más los que se encontraban sometidos a proceso en instrucción-, la extensión
del expediente, y de las cuantiosas medidas probatorias que debieron requerirse para llevar adelante el
proceso. No constituyen dilaciones indebidas las renuncias de jueces y cambios de fiscales, ocurridas en las
actuaciones, pues tales circunstancias resultan acontecimientos naturales y es normal que se observen en
mayor medida durante el lapso de tramitación de un proceso complejo, en donde su objeto procesal se vinculó
con hechos que se fueron sucediendo en distintas etapas y con la intervención de funcionarios públicos que
fueron cambiando en sus cargos dentro de la estructura estatal. Corresponde absolver al imputado si no ha
podido acreditarse que haya intervenido como nexo entre los funcionarios involucrados para posibilitar la
concreción de las operaciones de exportación de material bélico que fueran objeto de la base fáctica de la
acusación. La realización de las exportaciones mediante la declaración de destinos falsos con el fin de ocultar al
servicio aduanero que las mismas se dirigían a destinos prohibidos configuraron el delito previsto en el art. 863
CA, pero aun cuando se discutiera que la prohibición violentada pudiera hacer incurrir a los actores en la
comisión del delito que reprime el art. 219 CP, no resulta discutible que la decisión pública y publicada a través
de los decretos 217 y 603 exhibía una autolimitación del PEN para actuar en la forma en que lo hizo al dar
curso a las exportaciones de armas al teatro de guerra al que ordenaba que no se exportaran, de ahí que la
mecánica de actuación clandestina de operaciones y maniobras en juzgamiento sólo podía efectivizarse con la
complacencia de toda la cadena de autoridades involucradas. De una parte el control aduanero ha sido burlado
en forma flagrante, mediante la activa participación de integrantes de la misma Aduana en la remisión del
material bélico a un destino distinto del establecido en los decretos de autorización a vender, pero además la
seguridad pública y defensa nacional fueron puestas en peligro por las maniobras de contrabando, al menos en
el grado de abstracto compromiso que como exigencia típica se establece. Los hechos han sido centralmente
planificados y ejecutados por funcionarios públicos, quienes además ostentaban a la época de los hechos, las
máximas responsabilidades institucionales de la administración estatal, y se trata de los responsables no
solamente de cumplir la ley, sino además, y centralmente, de hacerla cumplir, y esto acarrea una especial
valoración de sus actos, que además los transforma en actos que deben ser relevados a la luz de la
institucionalidad que representan sus actores. (Dres. Madueño, Cabral y Gemignani).
24
Cámara Nacional de Casación Penal
Sarlenga, Luis Eustaquio y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Cabral, Madueño, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20697.1.
Resolución del: 05/03/2013
Causa n° : 1567.
Contrabando de estupefacientes. Pena. Graduación de la pena. Sentencia. Motivación. Decomiso. Pasaje
aéreo. Imposición de pena mayor a la pedida por el fiscal.
Se encuentra suficientemente motivada la pena si el a quo tuvo en cuenta como agravante la cantidad y calidad
del estupefaciente que intentara exportar y como atenuantes, la impresión recibida y demás condiciones
personales y la ausencia de antecedentes. Corresponde dejar sin efecto el decomiso, que respondió a un
pronunciamiento extraño a la jurisdicción del tribunal de juicio, en tanto no había sido solicitado por el fiscal y,
por ende, no fue materia de debate. El tribunal no puede exceder la pretensión fiscal. Una de las disidencias
parciales sostuvo que sostuvo que -con respecto a la graduación de la pena- el pronunciamiento no explicó de
qué manera se utilizaron determinadas circunstancias para arribar a la sanción concreta e incluso hubo
cuestiones que no fueron tenidas en cuenta, y la otra disidencia parcial consideró que la falta de referencia
precisa al uso del dinero es un obstáculo insalvable para dar legitimidad al decomiso en tanto éste es
enteramente dependiente de la determinación fáctica del hecho y postuló convalidar el decomiso del dinero
correspondiente al pasaje aéreo, ya que resulta un medio imprescindible para la realización del contrabando de
estupefacientes. (Dres. David -en disidencia parcial-, Slokar y Ledesma -en disidencia parcial-).
Araujo Spinelli, Domingo A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1428.13.2.
Resolución del: 24/09/2013
Causa n° : 11104.
Contrabando de exportación. Estupefacientes. Decomiso. Juicio abreviado.
El decomiso es una disposición legal -accesoria de la condena- que queda fuera de su concertación en un juicio
abreviado y consiste en la pérdida a favor del estado de los instrumentos que se utilizaron para cometer el delito
y de sus efectos, siendo condición sine quanon que los bienes sean propiedad del delincuente y hayan sido
utilizados para cometer el delito. Así, -en este caso- el viaje que intentó emprender el imputado no tuvo otra
finalidad que la de trasladar el material estupefaciente que llevaba oculto en su cuerpo, hecho por el que fue
condenado y se dispuso el decomiso del dinero hallado en su poder (420 u$d) relacionado con las cápsulas que
llevaba en su cuerpo para su traslado o destino comercial. (Dres. Catucci, Borinsky, Riggi).
González Sandoval, Osmar s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 221.13.3.
Resolución del: 12/03/2013
Causa n° : 16338.
Contrabando de exportación. Moneda extranjera.
El papel moneda auténtico participa de la categoría de mercadería a los fines del delito de contrabando previsto
por el art. 864 inc. b) CA. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Ikei, Miguel Ángel s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 653.13.4.
Resolución del: 06/05/2013
Causa n° : 14959.
Contrabando. Configuración del delito. Revocación del sobreseimiento.
Se configura el delito de contrabando pues si bien la mercadería no fue ocultada al personal aduanero -ya que
la mercadería nueva fue sustituida por otra usada-, el adecuado ejercicio del control de la aduana se ha visto
comprometido al no abonar el importador los correspondientes derechos aduaneros. (Dres. Gemignani,
Borinsky y Hornos).
Sotura, Rodolfo E. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
25
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2382.13.4.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 15288.
Contrabando. Dinero.
A los fines del derecho aduanero el dinero efectivo se encuentra abarcado por la calificación de "mercadería",
pues se trata de un bien material susceptible de ser importado o exportado y, entonces, es "mercadería" en los
términos del tipo penal del delito de contrabando. Si se intentó transgredir la prohibición de egresar del país con
una suma superior a U$S 10.000 por cada pasajero (arts. 632, 609 inc. B) y art. 7 decreto 1570/01) y el dinero
fue encontrado entre las prendas de los imputados, se trata de un especial modo de contrabando a través del
ocultamiento y, teniendo en cuenta que el monto excluye la posibilidad de considerar el hecho como un
contrabando menor, corresponde encuadrarlo provisionalmente en el art. 864 inc. d) en función del art. 871 CA,
en atención a la etapa del proceso. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Quintana, Teodoro Carlos y otra s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 546.13.4.
Resolución del: 25/04/2013
Causa n° : 15161.
Contrabando. Prescripción de la acción penal. Plazo razonable. Principio de congruencia. Exportación.
Funcionarios públicos. Responsabilidad penal.
Si desde la fecha de la sentencia condenatoria -no firme- no transcurrió el máximo de la pena previsto en la
figura legal en juego (10 años, conforme art. 865 CA), debe rechazarse el agravio relativo a la extinción de la
acción penal. Las particulares circunstancias de la causa, evaluadas a la luz de los estándares que rigen el
concepto del plazo razonable, aunado al estado procesal en que se encuentran, determinan que no se ha
afectado la garantía constitucional de ser juzgado en un plazo razonable. No se advierte avasallamiento al
principio de congruencia si ni el fiscal ni el a quo imprevistamente ampliaron o modificaron la acusación
contenida en el requerimiento de elevación a juicio, y la defensa pudo ofrecer prueba, refutar argumentos y
realizar distintos cuestionamientos relativos a la valoración y validez de la prueba atinente a la reedición de la
mercadería amparada por las guías aéreas. En tanto la extracción de la mercadería con destino al exterior que
el tribunal tuvo por acreditada debe entenderse como una operación de exportación en los términos del art. 9
CA, no se advierte que a los fines de considerar los conceptos de importación o exportación en los términos del
art. 864 CA resulte indispensable que la mercadería haya sido previamente objeto de una destinación
aduanera. Cabe tener por configurado el tipo penal del art. 864 inc. b) CA si los imputados desplegaron
acciones que impidieron el efectivo control aduanero a los fines de someter la mercadería a un tratamiento
aduanero distinto al que hubiere correspondido a los fines de su exportación. Debe aplicarse la agravante
prevista en el art. 865 inc. c) CA toda vez que los imputados formaban parte del personal del servicio aduanero.
La disidencia parcial señaló que, atendiendo a que el rol cumplido por los funcionarios de aduana fue
imprescindible en la maniobra de importación, debían considerarse cómplices primarios en esa actividad (art. 45
CP). (Dres. Borinsky, Madueño y Catucci -en disidencia parcial-).
Falavigna, Calos A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1366.13.3.
Resolución del: 13/08/2013
Causa n° : 16972.
Contrabando. Sobreseimiento prematuro.
Corresponde revocar el sobreseimiento si los elementos de cargo obrantes en la causa no permiten arribar a la
certeza negativa que requiere un temperamento desvinculatorio como el adoptado por el a quo, ya que el
imputado habría suscripto el certificado de inspección de preembarque que acompañara el importador para
amparar la legitimidad de la documentación que contenía información falsa, consignando que no existían
discrepancias, pese a que se constataron conspicuas inconsistencias entre lo declarado y la mercadería
efectivamente ingresada. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos).
Bricco, Héctor José y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1932.13.4.
Resolución del: 09/10/2013
Causa n° : 16648.
Contrabando. Tentativa de contrabando. Validez constitucional del art. 872 CA.
26
Cámara Nacional de Casación Penal
Los motivos que llevaron al legislador a efectuar la asimilación punitiva prevista en la manda del art. 872 CA sustentados en la particular naturaleza del delito de contrabando, en orden a su comprobación- reconocen
como fundamento una razón objetiva de discriminación, que no aparece como arbitraria, sino fruto del uso de la
razonable discreción legislativa. Por ello, el punto no viene sino a recaer sobre cuestiones de política criminal
que no resultan materia de pronunciamiento jurisdiccional, sino de debate legislativo, en tanto al Poder Judicial
no le es dable invadir la zona reservada a los otros poderes. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky).
Díaz Alves, Fernando Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 521.13.4.
Resolución del: 19/04/2013
Causa n° : 15286.
Contrabando. Tentativa. Inconstitucionalidad art. 872 CA.
La norma prevista en el art. 872 CA, al igualar situaciones desiguales, no logra traspasar el tamiz constitucional
y pone en jaque los principios de lesividad, proporcionalidad y culpabilidad (arts. 18, 19 y 75 inc. 22 CN). La
disidencia sostuvo que la regulación específica de la punibilidad del delito de contrabando en grado de tentativa,
desplaza las normas generales del Código Penal. En razón que la modalidad del delito de contrabando, en los
casos más usuales, no permite la diferenciación entre delito tentado y consumado como ocurre en los otros
delitos comunes. De esa interpretación resulta que la equiparación de penas entre el contrabando y su tentativa
que establece dicha norma no vulnera ninguna de las garantías que consagra nuestra Carta Magna. (Dres.
Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Creado, Humberto Irineo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1295.13.2.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 16512.
Contrabando. Tentativa. Inconstitucionalidad de la pena. Rechazo.
Al regular el Código Aduanero en forma específica los supuestos de tentativa de contrabando no resultan
aplicables las disposiciones del código penal (arts. 42 y 44) relativas a la tentativa (art. 4 CP). El art. 872 CA no
vulnera ninguna garantía constitucional, toda vez que la asimilación punitiva prevista por el ordenamiento
aduanero -sustentada en la particular naturaleza del delito de contrabando, en orden a su comprobaciónreconoce como fundamento una razón objetiva de discriminación, que no aparece arbitraria, sino fruto del uso
de la discreción legislativa. Por ello, más allá de las críticas que se efectúan en relación a la citada normativa, el
punto no viene sino a recaer sobre cuestiones de política criminal que no resultan materia de pronunciamiento
jurisdiccional, sino de debate legislativo, en tanto el Poder Judicial no le es dable invadir la zona reservada a los
otros poderes, según la atribución que de sus competencias regula la Ley Fundamental. (Dres. Riggi, Borinsky,
Catucci).
Springer, Javier Darío s/recurso de inconstitucionalidad.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 876.13.3.
Resolución del: 04/06/2013
Causa n° : 16816.
Corrupción de menores. Abuso sexual. Absolución del imputado. Beneficio de la duda.
No se advierte que se haya logrado quebrar el estado de inocencia del que goza todo imputado, pues los
elementos de juicio incorporados al sumario, analizados en su integridad, no logran despejar el estado de
incertidumbre acerca del hecho denunciado en contra de la encausada; duda que debe ser resuelta en su favor,
por imperio del principio in dubio pro reo consagrado por el art. 3 CPPN. No ha existido elemento de prueba
objetivo que permita demostrar inequívocamente la hipótesis introducida por la acusación, por lo que la solución
adoptada por el tribunal de juicio ha sido respetuosa del principio de inocencia, dado que la absolución fue
decretada por no haberse podido acreditar, con la certeza necesaria para dictar una condena, la materialidad
del hecho achacado, de forma tal que la tacha de arbitrariedad que al respecto interpone la parte no pasa de
ser un mero disenso con el análisis y la valoración de la prueba efectuada por el tribunal de grado. (Dres. Riggi,
Borinsky, Catucci).
Bobadilla Vera, Marta y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1445.13.3.
Resolución del: 26/08/2013
Causa n° : 16459.
27
Costas. Exención al principio general. Fundamentación.
La falta de explicitación de los motivos que inspiraron la eximición de costas y la ausencia en la causa de algún
supuesto que habilite dejar de lado el principio rector en la materia según el cual las costas deben ser a cargo
de la vencida, conduce a hacer lugar al recurso interpuesto y dejar sin efecto el pronunciamiento recurrido.
(Dres. Ledesma, David y Slokar).
Paternostro, Valentín y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1649.13.2.
Resolución del: 11/10/2013
Causa n° : 15378.
Cultivo de estupefacientes. Tenencia de estupefacientes para consumo personal.
Carece de la debida fundamentación la sentencia que condenó al encartado por el delito de cultivo de
estupefacientes en la modalidad de tenencia para consumo personal si el a quo afirmó dogmáticamente que la
conducta imputada afectó el bien jurídico "salud pública" sin indicar en base a qué circunstancias o pruebas en
concreto se fundaba para llegar a tal conclusión, ni indicar por qué no estaría a resguardo del art. 19 CN. El
voto concurrente advirtió que la doctrina CS "Arriola" resulta de aplicación al caso. (Dres. Gemignani, Cabral y
Figueroa -voto concurrente-).
Riquelme, Marcos s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22409.1.
Resolución del: 30/10/2013
Causa n° : 16031.
Decomiso.
Toda vez que la motocicleta cuya restitución demanda el condenado fue utilizada para desplazarse del lugar de
los hechos, de modo tal de facilitar la fuga, el vehículo en cuestión queda comprendido dentro del concepto de
instrumentos empleados para la comisión del delito, que el art. 23 CP autoriza a comisar. La disidencia sostuvo
que no habiendo el tribunal dispuesto el decomiso en la sentencia de condena tal como lo manda el art. 23 CP,
ni hecho referencia a dicha circunstancia en esa oportunidad procesal, no corresponde disponer el decomiso
con posterioridad. (Dres. Borinsky -en disidencia-, Riggi y Catucci).
Starkman, Fabián Adolfo s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2235.13.3.
Resolución del: 21/11/2013
Causa n° : 836/13.
Decomiso. Juicio abreviado.
Para que el decomiso sea viable -art. 23 CP- debe existir como presupuesto que su titular sea condenado, dada
su naturaleza de pena accesoria. Así, tratándose de una medida imperativa no puede ser tema de negociación
entre las partes ni puede considerarse una forma de agravamiento de la pena. La disidencia señaló que es el
MPF el que debe, al momento de acordar en los términos del art. 431 del CPPN, requerir todas las
consecuencias jurídicas concretas que corresponderán al condenado. De lo contrario la defensa puede confiar
en que esas consecuencias jurídicas no se producirán, o que, al menos, ello no sucedería sin que mediara
previa vista. (Dres. Figueroa, Cabral -en disidencia- y Gemignani).
Cabañas Paniagua, Geremias s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22538.1.
Resolución del: 13/11/2013
Causa n° : 16301.
Decomiso. Juicio abreviado.
El decomiso queda fuera de concertación por las partes por tratarse de una imposición legal. Así, el tribunal oral
se encontraba facultado -como lo hizo- para disponer el decomiso y también lo podía ordenar pese a no estar
28
Cámara Nacional de Casación Penal
acordado en el juicio abreviado. La disidencia sostuvo que el decomiso ha afectado el derecho de defensa del
imputado ya que no se le dio la oportunidad de oponer las defensas necesarias en punto a la pena accesoria
que se le aplicó. (Dres. Madueño, Cabral -en disidencia- y Figueroa).
Lemos Negrette, Carlos Eduardo s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21671.1.
Resolución del: 26/08/2013
Causa n° : 16400.
Decomiso. Juicio abreviado. Oportunidad.
El decomiso es el resultado de una sentencia condenatoria que impone una pena principal y se trata de una
medida imperativa, que aunque las partes no hayan acordado a su respecto, no puede ser tema de negociación
ni cabe considerar que el tribunal agravó la pena solicitada por el Ministerio Público Fiscal al imponer dicha
accesoria. El tribunal de juicio no se encuentra constreñido al previo requerimiento del fiscal para aplicar, en el
caso que corresponda, las reglas del art. 23 CP. Es evidente que el viaje que iba a realizar el condenado -que
tenía como inequívoco objeto el contrabando de estupefacientes hacia el exterior- demandaría un importante
costo que sería solventado por el dinero secuestrado, el cual resultaba el medio necesario e indispensable para
llevar a cabo la intentada maniobra delictiva, cuyo comiso autoriza el art. 876 inc. b) CA. No corresponde hacer
lugar al agravio -introducido durante el término de oficina- atinente a que el a quo, al decidir el decomiso de las
sumas de dinero secuestradas, con posterioridad a la sentencia condenatoria, ha excedido sus potestades
jurisdiccionales, pues -más allá de que el art. 463 CPPN es claro y preciso en cuanto a la ocasión en que deben
invocarse los motivos por los cuales se recurre en casación y que no es otra que el momento de interposición
del recurso-, el decomiso no importa la agravación de la pena impuesta ni produce efectos en la modalidad de
ejecución. La disidencia sostuvo que resultan formalmente admisibles los agravios introducidos durante el
término de oficina y, asimismo, postuló anular el decomiso dispuesto si habían transcurrido más de dos años de
recibida la respuesta a su requerimiento y ante un pedido de la defensa. (Dres. Riggi, Catucci y Borinsky -en
disidencia-).
Camacho, Miguel Ángel s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1871.13.3.
Resolución del: 07/10/2013
Causa n° : 685/13.
Decomiso. Juicio abreviado. Pasaje aéreo.
Acreditado que, para llevar adelante el delito de contrabando agravado por tratarse de estupefacientes
destinados a su comercialización, el acusado debía valerse ineludiblemente de los boletos aéreos cuyo monto
fue reembolsado, desde lo previsto en el art. 23 CP se tornaba forzoso decretar su comiso, sin que obste a ello
la circunstancia de que los interesados no hubiesen acordado esa alternativa al momento de haber celebrado el
juicio abreviado regulado por el art. 431 CPPN. El voto concurrente agregó que, en tanto el decomiso es una
consecuencia accesoria a una pena principal, de carácter retributivo, que constituye un efecto de la sentencia
que procede por imperativo legal cuando se configuran las condiciones previstas en el art. 23 CP, resulta una
cuestión ajena al pacto de juicio abreviado. (Dres. Gemignani, Hornos -voto concurrente- y Borinsky).
Da Silva Antunes, Rui Alexander s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2304.13.4.
Resolución del: 22/11/2013
Causa n° : 460/13.
Decomiso. Naturaleza de la pena. Imposibilidad de aplicarse en forma autónoma. Debido proceso.
Es violatorio del debido proceso supeditar el tratamiento del decomiso del automóvil al momento de la firmeza
de la sentencia condenatoria pues, tratándose de una pena accesoria, no puede aplicarse en forma autónoma,
sino que tiene que ir acompañado a una pena principal de cuya existencia depende. La reforma introducida por
la ley 25.815 ha dejado en claro que "en todos los casos en que recayese condena", se debe decidir el
decomiso, siendo por lo tanto ineludible su expresa imposición en la sentencia condenatoria. La disidencia
sostuvo que la defensa no demostró la efectiva lesión que le produjo la postergación del tratamiento del
decomiso para el momento en que la sentencia adquiriera firmeza. (Dres. Figueroa -en disidencia-, Madueño y
Cabral).
Mosqueda, Juan Antonio s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Resolución del: 28/08/2013
29
Registro nº 21742.1.
Causa n° : 14433.
Defensa en juicio. Derecho al control de la prueba. Incorporación por lectura del testimonio del damnificado.
Prueba dirimente.
La incorporación por lectura a la audiencia de debate del testimonio de las víctimas con fundamento en la
excepción prevista en el art. 391 inc. 3º CPPN implicó una violación a la garantía de la defensa en juicio
consagrada en los pactos internacionales sobre derechos humanos incorporados a la CN (arts. 14.3.e PIDCyP
y 8.2.f CADH), pues se trató de prueba de cargo decisiva que la defensa no tuvo oportunidad adecuada de
controlar, ya que no fue notificada del decreto que ordenó la citación del damnificado para prestar declaración
testimonial, ni fue citada al juicio oral en el que se juzgó a los consortes de causa del imputado. La disidencia
sostuvo que la sentencia condenatoria no se fundó, en forma exclusiva, en las manifestaciones de los
damnificados. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky -en disidencia-).
B., M. G. y P., P. J. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1606.13.4.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 15514.
Defensa en juicio. Derecho al control de la prueba. Prueba testimonial. Comparecencia de los testigos a la
audiencia de debate.
Las declaraciones testimoniales son actos esencialmente reproducibles durante el juicio oral a fines de ser
sometidos a la contradicción de las partes durante el debate. El testigo debe ser traído a la audiencia y declarar
en presencia de quienes participan en el proceso, hace a uno de los pilares fundamentales de la oralidad como
lo es el principio de la inmediación de la prueba. Ello cobra especial relevancia en el caso, en que el encartado
negó la tenencia del material prohibido, endilgándole a los uniformados haberlo colocado. Y los policías nunca
declararon, ni siquiera en sede policial. De tal modo, la presencia en el debate de los testigos civiles del
allanamiento así como de los preventores que participaron del procedimiento y de las tareas de inteligencia
previas, revestía carácter dirimente y como tal resultaba ineludible a fin de garantizar el debido contralor de la
prueba por parte de la asistencia técnica, en resguardo de las garantías de defensa en juicio y del debido
proceso. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Cativa, Pablo Emmanuel s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21741.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 15137.
Defensa en juicio. Eficacia de la defensa. Sentencia de condena. Notificación. Firmeza de la sentencia. Actos
propios.
Teniendo en cuenta que la posibilidad de obtener un nuevo pronunciamiento judicial a través de los recursos
procesales constituye una facultad del imputado y no una potestad técnica del defensor, corresponde anular la
declaración de firmeza de la sentencia de condena, pues si bien ésta fue notificada de manera personal al
imputado y a la defensa técnica con la que aquél contó durante el juicio, tales extremos no suplen la necesidad
de haber notificado al encartado lo acontecido con posterioridad a ello, es decir, de notificarlo que su defensa
había renunciado y, consecuentemente, que el ejercicio de su derecho al recurso había quedado sin los
resguardos pertinentes, máxime si la intervención de la Defensa Pública Oficial en la causa, una vez operada la
renuncia del defensor particular, también colaboró a la situación de indefensión del imputado, atento que no
recurrió en tiempo y forma la sentencia condenatoria. El voto concurrente recordó lo previsto por el art. 400
CPPN y, con el propósito de dar cumplimiento a todo recaudo que garantice plenamente el derecho de defensa
adhirió al primer voto. La disidencia consideró que toda vez que el encartado dejó transcurrir el plazo previsto
para impugnar la sentencia, su pretensión resulta extemporánea, sin que sean atendibles las explicaciones
intentadas por la defensa técnica del condenado para excepcionar la improcedencia formal de su petición, en
virtud de la actitud asumida por él, ya que lo hace pasible de la aplicación del principio romano nemo auditur
propriam turpitudinem allegans, el cual es consecuencia de la doctrina de los actos propios. (Dres. Figueroa,
Gemignani -en disidencia- y Cabral -voto concurrente-).
Velez Sabino, Johan Edison Santiago R. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22591.1.
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 670/13.
30
Cámara Nacional de Casación Penal
Defensa en juicio. Garantía contra el doble proceso penal.
Corresponde anular el pronunciamiento que hizo lugar a la excepción de falta de acción por cosa juzgada y
sobreseyó al imputado del delito de abuso sexual calificado, pues la nulidad de la anterior absolución del
encartado por aplicación de la doctrina de arbitrariedad de sentencias, frente al apartamiento de las reglas de la
sana crítica racional y a las constancias del expediente, perdió existencia en el mundo jurídico, de ahí el reenvío
para sustanciar un nuevo juicio, por estricta disposición de lo previsto por los arts. 456 inc. 2ª y 471 CPPN,
normativa no reñida, ni susceptible de ser confundida con el principio que establece la prohibición del doble
juzgamiento. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky).
Italia, Luis Roberto s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1658.13.3.
Resolución del: 13/09/2013
Causa n° : 68/13.
Defensa en juicio. Imposición de pena. Audiencia de visu. Principio acusatorio.
Si, con motivo de la imposición de una nueva pena respecto del delito por el que el recurrente fuera condenado,
el a quo realizó una audiencia con el imputado a través de videoconferencia -en razón de la distancia del
establecimiento carcelario- sin la presencia de la defensa del encartado y el fiscal, corresponde declarar la
nulidad de lo actuado ya que, a los fines de fijar la pena, la audiencia de visu exigida por el art. 41 CP implica el
debate, previo a la decisión del tribunal, en el que el acusador debe solicitar la imposición de una sanción y la
defensa tiene la oportunidad de confrontar aquella pretensión. La disidencia sostuvo que no se ha demostrado
cual habría sido el perjuicio que hubiera habilitado la declaración de nulidad. (Dres. Slokar, David -en
disidencia- y Ledesma).
Villarubia, Alejandro Héctor Julio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1271.13.2.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 16548.
Defensa en juicio. Nulidad por omitirse la vista al fiscal.
Si no se cumplió con la vista al representante del Ministerio Público Fiscal respecto de la reducción de pena
solicitada por la defensa, se configura un supuesto de nulidad absoluta conforme el art. 167 inc. 2º CPPN, ya
que la decisión emanada del órgano jurisdiccional no se encuentra precedida por un contradictorio en el que las
partes puedan exponer sus posiciones y fundamentos. El voto concurrente agregó que -al solicitar la aplicación
del art. 29 ter ley 23.737- la defensa pidió expresamente que el tribunal corra vista al fiscal. La disidencia
sostuvo que el fiscal tuvo ocasión de expedirse respecto al planteo efectuado por el imputado sobre la
aplicación de lo dispuesto en el art. 29 ter ley 23.737 y, asimismo, que el a quo descartó fundadamente que los
aportes efectuados por el recurrente hayan sido el motivo que permitió identificar al responsable o permitir un
significativo avance en la investigación. (Dres. Slokar, Figueroa -en disidencia- y Ledesma -voto concurrente-).
Ozolis, Edgar s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 159.13.2.
Resolución del: 11/03/2013
Causa n° : 16136.
Defensa pública. Regulación de honorarios a cargo de la querella. Improcedencia.
Históricamente el servicio prestado por la defensa pública oficial se caracterizó por su gratuidad. Con la sanción
de la ley 24.946 se autorizó la regulación de honorarios en beneficio de dicho organismo para el caso de que el
imputado resulte condenado y cuente con medios económicos suficientes para solventar la defensa. No
corresponde habilitar la regulación de honorarios si el caso no se ajusta a la excepción que prevé la norma.
(Dres. Borinsky, Catucci, Riggi).
Mallo, Martín s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 460.13.3.
Resolución del: 12/04/2013
Causa n° : 16119.
31
Delito de acción pública. Querellante. Facultad de impulsar el proceso en solitario en la etapa de instrucción.
No se advierte obstáculo legal para que la querella participe en el proceso penal en forma autónoma,
impulsando el proceso -y no la acción pública- en soledad durante la instrucción, ejerciendo el derecho a
peticionar y ser oído por el Poder Judicial, en la medida que la jurisdicción se encuentre habilitada legalmente a
través del impulso de la acción penal pública o el inicio de la causa por prevención. En estos casos, en que la
acción penal pública se encuentra oportuna y legalmente instada por las agencias del Estado habilitadas al
efecto, no se aprecia impedimento alguno para que el querellante persista en su intención -ofreciendo pruebas y
formulando requerimientos- de impulsar el proceso para obtener una sentencia que satisfaga sus intereses. Ello
aún cuando el Ministerio Público Fiscal decline su pretensión punitiva durante el curso de la instrucción. De no
ser así, se estaría privando formalmente al querellante, a quien la ley le reconoce personería para actuar en
juicio y, por lo tanto, se encuentra alcanzado por la garantía del debido proceso legal, de su legítimo interés de
obtener un pronunciamiento judicial útil relativo a sus derechos. La inteligencia que aquí se expresa, no implica
afectación de la exclusiva potestad del Estado de perseguir penalmente los delitos de acción pública que la ley
material le confiere (art. 71 CP), ya que dicha potestad se mantiene inalterable y se manifiesta en el proceso
penal a través del dominio absoluto del Estado en el impulso de la acción penal pública necesario para excitar
la actuación del órgano jurisdiccional en la persecución penal. La autonomía de actuación que aquí se le
reconoce al querellante se limita al impulso del proceso que sólo se ve condicionada al previo y regular impulso
de la acción penal pública por parte del fiscal o los órganos de seguridad actuando en prevención. El voto
concurrente agregó que la parte querellante además de contar la posibilidad de impulsar el proceso represivo,
en soledad, también puede, instar la acción penal pública. (Dres. Borinsky, Gemignani -voto concurrente-,
Hornos).
Wainberg, Elizabeth Viviana s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 815.13.4.
Resolución del: 27/05/2013
Causa n° : 12858.
Delito de agio. Defraudación. Sobreseimiento. Sentencia. Motivación.
Del análisis exhaustivo de la secuencia de acontecimientos que dan sustrato fáctico a las actuaciones, así como
del marco legal que lo regía, no puede conceptuarse que hubieran mediado maniobras ilegítimamente dirigidas
a provocar una oscilación en el precio de los valores en cuestión, y si ello así ocurrió, no fue por otro motivo que
por el libre juego de la oferta y la demanda, regla esta que es la que rige el funcionamiento del mercado de
valores. No se advierten defectos de logicidad en el decisorio recurrido ni transgresiones al correcto
razonamiento que pudieran dar sustento a la tacha de arbitrariedad que se pretende. La desvinculación de los
acusados ha sido sustentada razonablemente y los agravios de los recurrentes sólo evidencian una opinión
diversa sobre la cuestión debatida y resuelta y el resolutorio cuenta, además, con los fundamentos jurídicos
mínimos, necesarios y suficientes, que impiden su descalificación como acto judicial válido. (Dres. Riggi,
Borinsky y Catucci).
Collazo, Jorge y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1516.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 53/13.
Delitos contra la administración pública. Alcances de la acusación.
Resulta acertada la decisión nulificante dispuesta, toda vez que se advierte la ausencia de una clara
determinación de los sucesos reprochados, la querella no ha precisado de manera adecuada la plataforma
fáctica endilgada a cada uno de los imputados, pues su relato sólo contiene afirmaciones genéricas que no
aluden a hechos o conductas concretas que cada uno haya llevado a cabo. El derecho de defensa que asiste a
todo imputado de un delito consiste también en conocer la imputación para así poder ejercer amplia y
eficazmente su derecho de defensa en juicio. En el caso, la única solución posible, resulta ser la nulidad, puesto
que del alegato no puede conocerse la imputación, los hechos y el grado de participación de cada uno de los
imputados. La descripción formulada en la acusación carece de las precisiones de modo, tiempo y lugar, sólo
hace referencia a irregularidades en la licitación. Igual vicio presenta el requerimiento de elevación a juicio
presentado por la querella. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa).
Bottaro Blasco, Sebastián y otros s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21753.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 14040.
32
Cámara Nacional de Casación Penal
Delitos de lesa humanidad. Arresto domiciliario. Edad avanzada. Deterioro de la salud. Falta de
fundamentación. Improcedencia.
El tribunal realizó un análisis parcial de la situación en pugna puesto que ninguna de las circunstancias
mencionadas -edad avanzada y deterioro del estado de salud- autoriza la aplicación del beneficio en el caso.
No alcanza que el imputado tenga un deterioro en su salud sino que se requiere que el encarcelamiento impida
tratar adecuadamente su dolencia. No surge del expediente que el imputado se encuentre impedido por motivos
de salud de ser alojado en una unidad penitenciaria, por lo que se descarta la existencia de razones
humanitarias que impongan la concesión del arresto domiciliario. Por otra parte, se suma el aumento de los
riesgos procesales -especialmente el de fuga- que comporta objetivamente, la sentencia de condena dictada
respecto del imputado, por delitos que fueron calificados como de lesa humanidad. Nuestro máximo tribunal
reafirmó la cautela con la que se debe proceder en este tipo de casos, ratificándose la idea acerca de la cual en
este tipo de causas no debe estarse a la edad o aptitud física del imputado, sino a la capacidad del hombre de
influir sobre estructuras de poder que integró y que conformó una red continental de represión. (Dres.
Gemignani, Borinsky, Hornos).
Petrone, Mariano Edgardo s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 15/08/2013
Registro nº 1455.13.4.
Causa n° : 487/13.
Delitos de lesa humanidad. Condena. Recurso de casación concedido. Excarcelación. Revocatoria.
Improcedencia. Efecto suspensivo.
Habilitada la vía casatoria, el efecto suspensivo que le otorga el art. 442 CPPN habrá de extenderse a todas las
consecuencias del fallo, incluida la detención que preventivamente ha sido decidida con motivo y en ocasión de
la sentencia condenatoria. La detención ordenada que se afirma inspirada en la prevención de que los
imputados se sustraigan a las ulterioridades del juicio -cosa que no han hecho en el transcurso del proceso- es
en este caso particular sólo formalmente independiente del veredicto. La disidencia sostuvo que la detención
fue ordenada en los términos de los arts. 312 y 319 del CPPN y obedeció al aumento del riesgo procesal -fugaque comporta el dictado de la sentencia condenatoria recaída. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky -en disidencia-).
Steding, Jorge Osvaldo s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 30/10/2013
Registro nº 2042.13.3.
Causa n° : 1037/13.
Delitos de lesa humanidad. Fallo condenatorio. Fundamentos. Firmeza del fallo. Prisión domiciliaria.
Excarcelación.
Al no contarse aún con los fundamentos que sustentan el fallo que -al dictar condena contra los imputados
revocó su prisión domiciliaria y su excarcelación y ordenó la inmediata detención- ya que la lectura de la
sentencia ha sido diferida en los términos del art. 440 CPPN, debe restituirse a los afectados a su situación
preexistente, atento el desconocimiento de los argumentos que habilitarían en el actual estado la revocación del
régimen de detención dispuesto para la sustanciación del juicio. El voto concurrente agregó que la prisión
domiciliaria es una modalidad de restricción de la libertad y de cumplimiento de la pena. (Dres. Riggi, Cabral y
Ledesma -voto concurrente-).
Estrella, Luis F.; Menéndez, Luciano B. s/rec. de casación.
Magistrados : Riggi, Cabral, Ledesma.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : de feria.
Registro n° 53.deferia.13.
Resolución del: 18/01/2013
Causa n° : 95/13.
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Calidad de víctima de tales
delitos. Principio de legalidad. Ley escrita. Derecho de gentes. Plazo razonable. Querellantes. Legitimación.
Asociaciones intermedias. Sentencia. Lectura. Nulidad. Falsedad ideológica. Prueba de los hechos. Validez de
la pericia. Participación criminal. Autoría mediata. Prisión perpetua. Calidad funcionarial de los imputados.
Al no haberse incorporado nuevos argumentos que contradigan la doctrina de la CS acerca de la
imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad y de la constitucionalidad de la ley 25.779, deben
rechazarse los agravios. Constituyen delitos de lesa humanidad los hechos ocurridos en el marco de la última
dictadura militar, en la Zona 3, a cargo del III Cuerpo del Ejército con jurisdicción en Santiago del Estero, San
Luis, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy, ya que concurre en el caso un ataque sistemático
o generalizado dirigido contra una población civil. La calidad de la víctima como perteneciente al conjunto de
víctimas del ataque generalizado y sistemático surge sin dificultad de la constatación de que fue secuestrado y
33
recluido en un centro de detención por los motivos por los cuales, en forma general, los perpetradores del
ataque secuestraban a sus víctimas. La aplicación de la categoría de crímenes de lesa humanidad no violenta
el requisito de ley previa, por imperio de la costumbre internacional, de modo que no se verifica afectación del
principio de legalidad. La aceptación del derecho de gentes como tal es esencialmente la admisión de un
derecho no escrito. Corresponde rechazar el planteo relativo a la infracción al derecho a ser juzgado en plazo
razonable si el recurrente omitió relevar las concretas circunstancias del caso y no tomó en consideración la
suma complejidad de este tipo de causas, en las que se ha investigado y juzgado a los propios funcionarios
públicos que se valieron de la estructura de poder estatal para llevar a cabo graves violaciones de derechos
humanos. La imposibilidad de invocar la excepción de cosa juzgada como obstáculo del deber de investigar,
juzgar y eventualmente sancionar a los responsables de las graves violaciones de derechos humanos fue
reafirmada por la Corte IDH. No cabe hacer lugar a los agravios atinentes a la violación del principio de
congruencia y de falta de fundamentación de la sentencia en punto a la nulidad del proceso si fueron
debidamente resueltos. No se vulneró el derecho de defensa si la defensa tuvo conocimiento respecto de la
intervención de las querellas cuya legitimación impugna; asimismo, la existencia de asociaciones del tipo de las
querellantes surgió con posterioridad a la comisión de los hechos investigados con el objeto de procurar su
investigación y evitar la impunidad de tales crímenes, máxime no estableciéndose requisito temporal alguno en
la normativa aplicable. El propósito del art. 82 bis CPPN introducido por ley 26.550 ha sido otorgar regulación
legal a la ya creciente participación de las asociaciones intermedias como querellantes en los procesos por
delitos de acción pública en los que se investiguen crímenes de lesa humanidad o graves violaciones a los
derechos humanos. Deben rechazarse los agravios relativos a la tacha de nulidad de la sentencia con sustento
en que habría vencido el plazo para fundarla y a que se habría incurrido en falsedad ideológica por cuanto los
fundamentos no habían estado a disposición de las partes el día indicado, si el día señalado para la lectura el
tribunal se constituyó a tal fin, no encontrándose presente el recurrente y el único letrado presente consintió en
que se reemplace la lectura por la entrega de copias certificadas, lo que así se hizo y consta en la causa. No
corresponde hacer lugar a la falta de legitimación del imputado respecto de los delitos de violación de domicilio,
privación ilegal de la libertad y torturas, si consta en la causa que fue intimado de los hechos imputados al ser
oído en declaración indagatoria, ocasión en que se le hizo saber los elementos probatorios existentes a efectos
de sustentar la imputación y ejerció su derecho a negarse a declarar. Está debidamente acreditado que la
víctima, luego de ser privada ilegítimamente de la libertad, fue trasladada al DIP (SIDE) lugar en que le
aplicaron tormentos, que continuaron cuando fue trasladado al Penal de la Provincia de Santiago del Estero, en
calidad de detenido a disposición del juez federal y también se demostró que su muerte se produjo en el DIP a
raíz de un supuesto intento de evasión. No puede ser receptado el planteo de nulidad de la pericia, si fue
realizada conforme las formalidades prescriptas por la ley y su contenido así como la forma en que tuvo lugar la
identificación del cuerpo de la víctima su oportunamente puesta en conocimiento de la defensa. La autoría
mediata se extiende no sólo al responsable máximo de la emanación de la orden, sino también a los
componentes de los eslabones de mando que se inmiscuyen de manera relevante en la cadena causal del
acontecimiento. Más allá de que el imputado revestía la calidad de jefe del DIP y que, con independencia de la
responsabilidad que le cabe por su posición, se probó mediante testimonios que participó en los interrogatorios
realizados. La falta de acreditación de que la víctima del homicidio se encontraba esposada no permite
descartar la agravante de alevosía, atendiendo al estado físico y psíquico en que se encontraba la víctima
producto del prolongado período de detención -aproximadamente tres meses- y el lugar en el que ocurrió su
muerte -una dependencia policial-. Corresponde rechazar las objeciones en cuanto a que los imputados no
tuvieron el dominio del hecho, en cuanto ostentaban un rango intermedio dentro de la escala jerárquica de la
policía de la provincia, pues se encuentra acreditado que integraron un aparato organizado de poder que
ejecutó un plan sistemático de detención y tortura de quien era considerado "disidente", respecto de cuyo
destino final tenían gran libertad de acción. La pena de prisión perpetua en nuestro país, pese a su severidad,
no puede ser encuadrada en la definición de cruel, inhumana o degradante. No puede soslayarse la calidad
funcionarial de los implicados en los hechos, y la especial trascendencia que esa condición imprime a los
hechos en los que se ha acreditado su intervención. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky).
Garbi, Miguel Tomás y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 520.13.4.
Resolución del: 22/04/2013
Causa n° : 13546.
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Principio de legalidad.
Principio de reserva. Plazo razonable. Principio de congruencia. Privación ilegal de la libertad. Torturas
seguidas de muerte. Infracción de deber. Inexistencia de causal de justificación. Error de prohibición.
Si las defensas no han podido demostrar que fueran desacertadas las respuestas recibidas a sus
cuestionamientos -elaboradas conforme la doctrina de la CS- así como tampoco, que el contenido de la doctrina
emergente del caso "Barrios Altos" de la Corte I.D.H., no resulte aplicable a situaciones como las que aquí se
juzgan, pese a las diferencias fácticas que puedan hallarse presentes en los diversos casos, corresponde
rechazar la pretensión de declarar la inconstitucionalidad de la ley 25.779. El carácter de ley previa a los hechos
en juzgamiento del instituto de la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad resulta indiscutible por
imperio de la costumbre internacional, de modo que no se verifica afectación del principio de legalidad desde
esa perspectiva. En relación con los hechos, el tribunal tuvo por acreditado -por el testimonio de vecinos- la
existencia de un centro clandestino de detención en la chacra propiedad de los imputados, lugar en el que,
luego de ser privado ilegítimamente de la libertad, la víctima -un perseguido político- permaneció en cautiverio,
fue sometida a tormentos, recapturada -luego de un intento de fuga- y posteriormente ejecutada. No existió una
doble valoración prohibida toda vez que se encuentra acreditado que la víctima fue sometida a tormentos
(físicos y psicológicos), violencia que excedió a la estrictamente necesaria a efectos de privarla ilegítimamente
de la libertad. Está debidamente fundada la infracción de deber para justificar la imputación de los hechos
34
Cámara Nacional de Casación Penal
investigados a los imputados, cuya responsabilidad encontró sustento en la inobservancia de deberes
especiales, esto es de deberes en virtud de competencia institucional, es decir, el incumplimiento del rol que
impone un estatus especial. De ninguna manera la defensa basada en la obediencia a órdenes superiores
puede exculpar la comisión de hechos atroces o aberrantes. Los crímenes contra la humanidad capturan la
realización de conductas tan manifiestamente ilícitas que la alegación de un error sobre tal carácter sólo puede
encontrar amparo en un agente cuyas capacidades psíquicas se hallan comprometidas al punto tal que no es
capaz de comprender el concepto mismo de dignidad humana -y en tal caso, sería la patología, y no el error,
aquello que justificaría la exclusión o la disminución de la culpabilidad-. La pena de prisión perpetua en nuestro
país, pese a su severidad, no puede ser encuadrada como inhumana o degradante. La disidencia parcial
sostuvo que el razonamiento seguido por los sentenciantes para condenar a uno de los imputados no constituye
una conclusión lógica y necesaria y, por lo tanto, el pretendido hilo conector entre la decisión de prestar la
chacra a autoridades del Ejército para que se instalara un centro clandestino de detención y el conocimiento
real y efectivo de las atrocidades que allí sucedieron, en el caso, la privación ilegítima de la libertad, imposición
de tormentos y muerte de la víctima, construido sobre la suposición de que "no podía ignorar" tales
circunstancias, no sólo evidencia un silogismo falaz sino que, además, cercena al imputado su derecho de
defensa en juicio. (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani -en disidencia parcial-).
Tommasi, Julio A. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1567.13.4.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 15710.
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Recusación. Querellante.
Principio de congruencia. Cosa juzgada. Alevosía.
Corresponde descartar el planteo de prescripción, teniendo en cuenta que la imprescriptibilidad de los crímenes
de guerra y de los delitos de lesa humanidad no deriva de una categorización ad hoc y ex post facto. El
requisito más relevante para que un hecho pueda ser considerado delito de lesa humanidad consiste en que
haya sido llevado a cabo como parte de un ataque que a su vez sea generalizado o sistemático. Los homicidios,
detenciones ilegales y ejecuciones de las víctimas por parte de los imputados, realizados dentro del contexto
del ataque generalizado y sistemático contra la población civil, perpetrados contra jóvenes militantes políticos,
constituyen graves violaciones de los derechos humanos y deben ser considerados delitos de lesa humanidad,
ya que los hechos se ajustan al plan criminal estatal acreditado en el juicio desarrollado en la causa 13/84 de la
CNCF. Debe rechazarse el planteo de recusación si resulta reedición de agravios ya tratados y superados
satisfactoriamente tanto por el tribunal oral como por esta CFCP. El agravio vinculado con la interpretación
relativa a las normas procesales que contemplan los arts. 82 y 82 bis CPPN resulta improcedente pues no
controvierte los argumentos expuestos por el a quo al momento de decidir el punto. Si el requerimiento contiene
una descripción precisa de las privaciones ilegales de la libertad y de los homicidios calificados, dando cuenta
de la intervención de los encartados, debe rechazarse el agravio relativo a la violación al principio de
congruencia. Si la imputación recaída sobre los encartados siempre consistió en una multiplicidad de
conductas, temporalmente sucesivas, independientes entre sí y afectando distintos bienes jurídicos, el
sobreseimiento dictado en relación a alguno de los hechos imputados, en modo alguno puede hacer cosa
juzgada en relación a los restantes. Conforme las pruebas obrantes en la causa surge palmariamente que la
muerte de las víctimas no fue a consecuencia -como pretende la defensa-, de un control vehicular casual y
fortuito con un posterior enfrentamiento armado, sino que los imputados tenían pleno conocimiento de quién se
trataba y por eso procedieron a secuestrarlos para luego darles muerte. La maniobra realizada por los
imputados era utilizada por las Fuerzas de Seguridad, la cual denominaban "Operación Ventilador", modalidad
que consistía en simular enfrentamientos armados donde terminaban muertos los denominados "subversivos",
quienes en verdad ya se encontraban secuestradas y en general en un estado deplorable. El inc. 2º del art. 80
CP exige un componente distinto del homicidio, más intenso que éste y que guarda relación estrecha con el
ánimo del agente frente a la situación que conoce y en la que decide actuar, y si bien es necesario que la
víctima se encuentre en estado de indefensión, ello solo no basta, sino que además el sujeto activo debe saber
que mata habiendo aprovechado esa condición. El voto concurrente agregó que la nueva concepción del
neoconstitucionalismo, ampliando la incidencia del DIDH, incorpora a la organización interna de los Estados una
nueva práctica, de la que resultará una síntesis entre "constitución-derechos humanos-democracia" que abre
paso a la incorporación de tipologías que modificarán lo actuado hasta ahora, se refirió al globalismo jurídico,
destacando que los hechos del caso constituyen graves violaciones a los derechos humanos inaceptables con
arreglo al derecho internacional y analizó el paradigma de los derechos humanos, al señalar que los derechos
contenidos en el sistema convencional no constituyen un plus a los derechos subjetivos del constitucionalismo
decimonónico sino que poseen una construcción epistemológica distinta. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa voto concurrente-).
Bustos, Pedro y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21056.1.
Resolución del: 15/05/2013
Causa n° : 16179.
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Validez ley 25.779.
Obediencia debida. Punto final. Incorporación por lectura de prueba testimonial. Derecho al control de la
35
prueba. Reconocimientos fotográficos. Autor mediato. Calidad funcionarial del imputado. Declaraciones
testimoniales. Legitimación de querellantes.
El efecto principal y necesario que produce la calificación de un delito como de "lesa humanidad" es, sin duda,
la imposibilidad de ser declarado prescripto, en atención a los instrumentos internacionales que así lo
establecen. Los hechos atribuidos a los imputados -privaciones de libertad, torturas y homicidios- encuadran en
la calificación de delitos de lesa humanidad, pues han formado parte de un plan sistematizado y generalizado
contra una población civil, razón por la cual es imposible que sea extinguida la acción por prescripción. La
imposición del juzgamiento y condena de tales hechos habrá de realizarse en cualquier tiempo, y siempre. La
invalidez de las leyes de amnistía (23.492 y 23.521) impone la necesidad de no reconocer ningún efecto a los
actos fundados en ellas. El planteo relativo a los vicios que adolecería la acusación particular debe ser
rechazado al haber sido planteado en forma genérica y ha recibido acabada respuesta por parte del tribunal
oral, sin que hayan sido introducidas nuevas cuestiones. No se ha refutado la suficiente respuesta recibida con
relación al planteo de inconstitucionalidad de la ley 26.550 y del decreto (P.E.N.) 1020/2006, que fueron
desestimados por no advertirse el cercenamiento al principio de igualdad alegado. Corresponde otorgar valor a
aquellas actas que contienen esas declaraciones, aunque no constituyen estrictamente declaraciones
testimoniales incorporadas por lectura, conforme al art. 391, inc. 3º CPPN, toda vez que fue valorada como una
"fuente" de información válida en los términos de la doctrina CS "Casal", esto es, como un "documento
histórico" que puede y debe ser contrastado con el resto del material probatorio. No está habilitada la CFCP
para revisar la veracidad asignada a la forma en que se pronunciaron los testigos en virtud del principio de
inmediación, lo que no impide que se mantenga el criterio concerniente a la legitimidad de esos
reconocimientos "impropios", los que, por lo demás, fueron oportunamente controlados por la defensa y otras
partes, las que tuvieron iguales posibilidades de interrogar y pedir explicaciones a los deponentes sobre esta
cuestión. Se trata entonces de hechos en los que resulta prioritariamente dominante a los efectos de la
imputación, la calidad funcionarial del implicado, la que gobierna y absorbe la defectuosa organización personal
que expresa de manera subyacente su acreditada intervención en los hechos. El estatus jurídico que
ostentaban los implicados, les confiere por sobre la obligación del ejercicio de libertad inocuo para terceros,
esto es, de la general obligación ciudadana de organizarse sin lesionar, la condición de custodio de la legalidad
en el ámbito de sus funciones, y la gravísima infracción a esa obligación exhibida en su intervención en los
hechos verificados, transmuta la razón de su obligación de responder por los mismos, se trata de injustos de
infracción al deber, de infracción institucional. Debe considerarse probado y no controvertido que el centro
clandestino de detención dependía operacionalmente de la Secretaría de Informaciones de Estado (S.I.D.E.), la
que tenía como misión la realización de actividades informativas y la producción de inteligencia de Estado para
la seguridad nacional, además de aquellas incorporadas por medio del decreto 4500/63, consistentes en
producir inteligencia para la acción contra el comunismo. Las declaraciones de los numerosos testigos que
depusieron durante el debate dieron cuenta de manera detallada, conteste y circunstanciada de los distintos
actos acaecidos y de la participación de los imputados en los mismos, ya que han sido coincidentes en
colocarlos en el teatro de los hechos cumpliendo y desempeñando distintas tareas en los horrorosos eventos
materia del caso. Uno de los votos concurrentes agregó que debe rechazarse la falta de acción de las querellas,
por afectar, a partir de la pluralidad de acusadores privados, los principios de bilateralidad del contradictorio y
desnaturaliza la igualdad de armas, ya que en el precedente "Garbi" (Sala IV CFCP) se reconoció legitimación
activa a las asociaciones civiles y a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos
Humanos de la Nación para intervenir como querellantes en causas en las se investigan delitos de lesa
humanidad (art. 82 bis del C.P.P.N. -según ley 26.550, B.O 27/11/2009- y decreto P.E.N 1020/06, B.O
10/8/2006). No corresponde hacer lugar a la impugnación de los reconocimientos fotográficos al no haberle
otorgado los jueces de la instancia anterior valor probatorio autónomo a dichos reconocimientos fotográficos, ni
tampoco a los reconocimientos espontáneos -impropios- que algunos testigos efectuaron sobre los imputados al
prestar declaración durante el debate. El a quo obró correctamente al aplicar el modelo teórico de la autoría
mediata por aparato organizado de poder pues el imputado se desempeñó como segundo jefe de la base
"O.T.18" de la SIDE ("Automotores Orletti") y desde dicha posición tuvo a su cargo la tarea de coordinar,
ordenar y transmitir las ordenes ilegales que descendía de sus mandos superiores, sin que pueda soslayarse
que una de las características de dicho centro clandestino de detención, resultó la gran cantidad de víctimas
extranjeras que fueron mantenidas cautivas en dicho lugar y sometidas a tormentos. Para determinar el monto
de pena el a quo evaluó la singular gravedad de los hechos ilícitos enjuiciados en estas actuaciones, los cuales
constituyen delitos de lesa humanidad; los medios empleados para llevarlos a cabo, los cuales fueron provistos
por el propio Estado (que incluyeron armas de fuego de grueso calibre, vehículos e inmuebles para desarrollar
su accionar) y la organización que requirieron. El otro voto concurrente destacó que la existencia de bienes
jurídicos colectivos, supraindividuales o universales, plantea el problema de legitimación de las "asociaciones
intermedias" como titulares de la facultad de querellar en aquellos casos referidos al bien jurídico cuya defensa
constituye el objeto de la asociación de personas; una interpretación extensiva del concepto de víctima y aún
una aplicación analógica del concepto con el cual la ley define a la víctima para concederle participación en el
procedimiento es viable, ya que la ley procesal penal indica esa solución (art. 2 CPPN, a contrario sensu). El
reconocimiento fotográfico efectuado en el marco de una declaración testimonial configura una simple
manifestación informal de conocimiento o de un reconocimiento impropio integrativo de la declaración que no
requiere del cumplimiento de las exigencias del art. 274 CPPN, dicho acto es un medio informativo destinado a
valorar la credibilidad de aquél elemento de prueba. (Dres. Gemignani, Borinsky -voto concurrente- y Hornos voto concurrente-).
Cabanillas, Eduardo Rodolfo y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1928.13.4.
Resolución del: 07/10/2013
Causa n° : 14537.
36
Cámara Nacional de Casación Penal
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad. Garantías de ne bis in idem y debido proceso legal.
Arbitrariedad de sentencia. Rechazo.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto por la defensa. Los planteos relativos a las leyes
25.779, a la prescripción de la acción penal y a la violación al principio de legalidad, que derivan de la
categorización de los hechos materia de juzgamiento como delitos de lesa humanidad, no pueden tener acogida
favorable en esta instancia, resultando sustancialmente análogos a los planteos ya tratados y resueltos por este
Tribunal, en numerosos precedentes, en los que se descartó la posible vulneración a los principios
constitucionales invocados con sustento en la doctrina sentada por la CSJN en los precedentes "Priebke",
"Arancibia Clavel", "Simón" y "Mazzeo". En dicha ocasión se estableció que las reglas de prescripción de la
acción penal previstas en el ordenamiento jurídico interno quedan desplazadas por el derecho internacional
consuetudinario y por la "Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes
de Lesa Humanidad". Por otra parte los jueces de la instancia anterior han analizado en forma amplia la prueba
producida en la causa, concluyendo, sin que se verifique defecto de fundamentación, que los hechos
enjuiciados en autos, no se diferencian de los que tuvieron lugar en el marco del plan sistemático y criminal
instaurado durante la última dictadura militar. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
González, José María s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2245.13.4.
Resolución del: 18/11/2013
Causa n° : 15438.
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad. Principio de legalidad. Garantía a ser juzgado en un plazo
razonable. Régimen de subrogancias del Ministerio Público Fiscal de la Nación. Validez. Intervención del
Estado como querellante.
Las nulidades tienen un ámbito de aplicación restrictivo, no son un fin en sí mismas pues requiere la producción
de un gravamen cierto que lleve a justificar una decisión contraria a la adoptada en la sentencia; de adverso,
aún a despecho de su irregularidad, el acto no puede ser invalidado en el sólo beneficio de la ley. Los
recurrentes no han logrado demostrar que la concreta intervención de los funcionarios del Ministerio Público
Fiscal cuestionados, pueda otorgar sustento a la pretendida nulidad de lo actuado en el debate. Ello así, en
atención a que la ausencia de perjuicio y al carácter restrictivo de las nulidades son criterios rectores que
imponen en el caso convalidar lo actuado. El voto concurrente agregó que no caben dudas que la designación
del Fiscal General Subrogante en Córdoba y coadyuvante en La Rioja fue ajustada a los procedimientos
establecidos por los arts. 11 y 33 inc. g) de la ley 24.946 y sus reglamentaciones. (Dres. Borinsky, Hornos -voto
concurrente- y Gemignani).
Estrella, Luis F.; Menéndez, Luciano B; Vera, Domingo B. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2138.13.4.
Resolución del: 05/11/2013
Causa n° : 225/13.
Delitos de lesa humanidad. Imprescriptibilidad. Principio de legalidad. Sentencia arbitraria. Rechazo.
Ha quedado acreditado que el ataque a la vida de la víctima ocurrió en marco del plan generalizado y
sistemático de represión contra seres humanos desplegado por el último gobierno de facto y, así, encuadra en
la categoría de lesa humanidad que apareja las imprescriptibles e imperativas obligaciones de investigación y
sanción (cfr. Estatuto constitutivo del tribunal militar de Nüremberg, artículo 6 c; artículos terceros de las cuatro
convenciones de Ginebra, ley 14.467; estatuto del Tribunal Internacional para la ex Yugoeslavia, art. 7º -ley
25.390- y esta Sala in re: "Barcos", "Brusa", "Losito", "Riveros" y "Lona"). A esta altura, ya es de toda notoriedad
que ese marco de ejecución ocurrió en forma generalizada y por un medio particularmente deleznable cual es el
aprovechamiento clandestino del aparato estatal. Ese modo de comisión favoreció la impunidad, supuso
extender el daño directamente causado a las víctimas, a sus familiares y allegados, totalmente ajenos a las
actividades que se atribuían e importó un grave menoscabo al orden jurídico y a las instituciones creadas por él.
Tampoco es dable soslayar el carácter ostensiblemente ilícito de todo el procedimiento y la ausencia de prueba
que permita siquiera sugerir que Rodríguez hubiera obrado bajo el influjo de una coacción invencible, lo que
priva a las alegaciones defensistas de la virtualidad exculpatoria que pretenden. (Dres. Slokar, David y
Ledesma).
Rodríguez, José s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, David, Ledesma.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 857.13.2.
Resolución del: 02/07/2013
Causa n° : 13514.
Delitos de lesa humanidad. Irretroactividad de la ley penal. Imprescriptibilidad de los delitos de lesa
humanidad. Garantía de juez natural. Derecho de opción del art. 12 de la ley 24.121. Aplicación de la escala
37
penal reducida (arts. 41 ter CP y 2 de la ley 25.241. Inconstitucionalidad de las penas perpetuas. Revocación
de las prisiones domiciliarias.
Los planteos reeditados por las defensas en esta instancia respecto al juzgamiento de los delitos de lesa
humanidad (violaciones al principio de legalidad, irretroactividad de la ley penal, cosa juzgada, aplicabilidad de
las leyes de obediencia debida y punto final, inconstitucionalidad de la ley 25.779, etc.), fueron fundadamente
rechazados por el tribunal de grado en base a una correcta hermeneútica de la jurisprudencia de la CSJN. No
se constata la alegada violación a la garantía de juez natural, derivada de la circunstancia de que el imputado
no pudo ejercer la opción prevista en el art. 12 de la ley 24.121. Por un lado el planteo deviene improcedente
pues, además de encontrarse alcanzado por los principios de progresividad y preclusión que rigen la materia, la
parte tampoco ha logrado demostrar, el presupuesto de "causa en trámite", exigido por la normativa para que
proceda el derecho a opción entre el Código de Procedimientos en Materia Penal de la Nación (ley 2.372) y el
actual Código Procesal Penal de la Nación (ley 23.984). Resulta aplicable al caso la doctrina de la CSJN (M.
973. XLVII, causa nº 12.942 "Menéndez"). Tal como surge de la causa Constanzo intervino en la dinámica de
los hechos acaecidos en el marco de un plan sistemático que comprendía a todos los imputados en esta causa,
habiendo participado todos ellos en un mismo nivel de responsabilidad, de ahí que fueran condenados como
coautores a tenor del art. 45 del CP por codominio funcional del hecho. Cabe evocar que la norma cuya
aplicación se solicita establece que procede la disminución de la pena: "siempre que el delito en que se
encuentre involucrado el beneficiario sea más leve que aquél respecto del cual hubiere brindado o aportado su
colaboración". La única restricción admitida por nuestro Estado en torno a la aplicación de la pena de prisión
perpetua es la que emana del art. 37 de la Convención sobre los Derechos del Niño, que prohíbe la imposición
a los menores de dicha pena sin posibilidad de excarcelación. De allí que, en sentido contrario, no resulta
opuesto a la normativa constitucional la aplicación de dicha pena para el delincuente mayor, siendo que
tampoco surge implícita su contradicción con los derechos humanos que aquella tutela. Tampoco puede
afirmarse que la pena de prisión perpetua impuesta a los condenados en autos incumpla con la finalidad
establecida por las normas internacionales, la reforma y readaptación social del condenado (arts. 5 inc. 6 del
Pacto de San José de Costa Rica y art. 10 inc. 3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Si bien
las normas citadas indican la finalidad "esencial" que debe perseguir el Estado en el legítimo ejercicio del ius
puniendi, cual es la reforma y readaptación social de los condenados -con lo que marcan una clara preferencia
en torno a aquél objetivo llamado de prevención especial, del que no resultan excluidos los condenados a
prisión perpetua- no obstaculizan otros fines que el legislador adopte, y que no se enfrenten a la interdicción
también prevista por nuestra Constitución Nacional de que las cárceles sean para castigo. Toda vez que la
revocatoria de las prisiones domiciliarias fueron supeditadas no sólo a la firmeza del fallo sino al previo análisis
de sus respectivos estados de salud, corresponde el rechazo de los planteos, atento a la ausencia de
actualidad de los agravios invocados. (Dres. Borinsky, Riggi y Catucci).
Amelong, Juan Daniel y otros s/rec. de casación e inconstitucionalidad.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2337.13.3.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 14321.
Delitos de lesa humanidad. Jueces naturales. Garantía de imparcialidad. Recusación. Querellante. Principio
de congruencia. Nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final. Imprescriptibilidad de los delitos de
lesa humanidad. Libertades simuladas. Falsificación de actas. Responsabilidad penal. Autor mediato. Pena
superior a la pedida por el fiscal.
No es violatoria del principio de juez natural la aplicación de la ley 23.984, pues si bien a la fecha de los hechos
se encontraba vigente el Código de Justicia Militar, es doctrina de la CS que las leyes modificatorias de la
jurisdicción y competencia se aplican de inmediato a las causas pendientes y la defensa no introdujo nuevos
argumentos en ese sentido. No pueden prosperar los cuestionamientos que sólo muestran una reedición del
rechazo de las recusaciones planteadas. El hecho de que la querellante no haya contestado la vista conferida a
tenor del art. 346 CPPN no la priva de su condición de parte en el proceso, con todas las implicancias que ello
importa. Si el fiscal, apenas abierto el debate, y percatándose que los hechos pudieran ser más graves, anticipó
una adecuación legal alternativa de la fijada en la requisitoria de elevación a juicio, acudiendo al procedimiento
previsto en el art. 381 CPPN, a efectos de asegurar una mayor amplitud de defensa para los encausados, no se
ve afectada la defensa en juicio, máxime si los recurrentes no se han hecho cargo de señalar cuál ha sido el
perjuicio real que le habría producido el procedimiento. El sentido principal que se pretendió dar a la declaración
de nulidad de las leyes 23.492 y 23.521 fue el de facilitar el cumplimiento del deber estatal de reparar,
haciéndolo de la forma más amplia posible, de conformidad con los compromisos asumidos con rango
constitucional ante la comunidad internacional. La sanción de la ley 25.779 elimina toda duda respecto de la
constitucionalidad de las leyes 23.492 y 23.521 y permite resolver las dificultades que podría generar la
diferencia de criterios en el sistema de control difuso de constitucionalidad que nos rige. Los principios que, en
el ámbito nacional, se utilizan habitualmente para justificar el instituto de la prescripción no resultan
necesariamente aplicables en el ámbito de los delitos de lesa humanidad. La CS se expidió con claridad y
precisión respecto a la aplicación retroactiva de las normas sobre la imprescriptibilidad de los delitos de lesa
humanidad, dentro de los cuales están los que son objeto de investigación -privación ilegal de la libertad,
imposición de tormentos, homicidio calificado, falsedad de documento público-, cometidos en ejecución de un
plan criminal tendiente a la desaparición forzada de personas, delito indiscutible de lesa humanidad. Debe
considerarse simulada la libertad de quien fuera detenido en su domicilio en el marco de un operativo militarpolicial y conducido a las instalaciones de la policía provincial, donde fue visto por alguno de sus ocasionales
compañeros de detención y, si bien hay constancias de que fue puesto en libertad, se comprobó que la firma
inserta en el acta resulta apócrifa. Si los imputados tuvieron capacidad decisoria sobre sus subordinados, o
38
Cámara Nacional de Casación Penal
participación y ejecución de las órdenes ilícitas, corresponde atribuirles responsabilidad penal. La
responsabilidad del abogado controlador no sólo radica en la intervención que le cupo en la confección de las
actas de libertad y control de las mismas, sino además en constituirse en el abogado de confianza del grupo
represivo y, teniendo en cuenta sus conocimientos, debió saber que la libertad de las personas no podía ser
otorgada sino por un juez competente ni en virtud de causa judicial. Es autor mediato quien, si bien no se ha
comprobado su directa intervención en la ejecución de las órdenes criminales, estuvo en situación de dirigir la
parte de la organización que le estaba subordinada, ya fuera por propia iniciativa o cumpliendo el interés de las
instancias superiores. Constituyen coautores por dominio funcional de los hechos quienes, mediante división de
trabajos, ejecutaron las órdenes emitidas por el jefe militar del área. Si la falsedad de documento público formó
parte del operativo de ocultamiento del destino final de las víctimas y está por ende indiscutiblemente enlazada
a las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en el marco del plan sistemático de represión
organizado por el aparato estatal, tal delito es asimilable a un delito de lesa humanidad. El monto de la pena
requerida por la acusación no limita al tribunal. Si la pena impuesta se ajusta a la escala penal prevista y a las
circunstancias particulares que surgen del expediente, deben desestimarse las objeciones por falta de
fundamentación y arbitrariedad. La disidencia parcial dejó a salvo su criterio en cuanto a la imposibilidad de
imponer un monto superior a la pretensión punitiva del fiscal. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky -en disidencia
parcial-).
Labarta Sánchez, Juan Roberto y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 38.13.3.
Resolución del: 08/02/2013
Causa n° : 14282.
Delitos de lesa humanidad. Jueces. Prescripción de la acción penal. Encubrimiento. Prevaricato. Homicidio.
Privación ilegítima de la libertad. Desaparición forzada de personas.
Las imputaciones al encartado, que se refieren a la actuación que tuvo en su calidad de juez federal, en la
investigación de hechos de homicidio, privaciones ilegítimas de libertad y desapariciones forzadas de personas,
ocurridos en el marco del ataque generalizado y sistemático contra la población desplegado por el último
gobierno de facto, constituyen hechos de lesa humanidad que determinan que la extinción de la acción penal
por prescripción dispuesta resulte arbitraria. (Dres. Slokar, Ledesma y Borinsky).
Lona, Ricardo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 207.13.2.
Resolución del: 20/03/2013
Causa n° : 15503.
Delitos de lesa humanidad. Jueces. Prescripción de la acción penal. Encubrimiento. Prevaricato. Homicidio.
Privación ilegítima de la libertad. Desaparición forzada de personas.
Las imputaciones al encartado, que se refieren a la actuación que tuvo en su calidad de juez federal, en la
investigación de hechos de homicidio, privaciones ilegítimas de libertad y desapariciones forzadas de personas,
ocurridos en el marco del ataque generalizado y sistemático contra la población desplegado por el último
gobierno de facto, constituyen hechos de lesa humanidad que determinan que la extinción de la acción penal
por prescripción y el sobreseimiento definitivo dispuestos resulten arbitrarios. (Dres. Slokar, Ledesma y
Borinsky).
Lona, Ricardo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 206.13.2.
Resolución del: 20/03/2013
Causa n° : 13117.
Delitos de Lesa Humanidad. Leyes de "punto final" y "obediencia debida". Ley 25.779. Inconstitucionalidad.
Improcedencia. Imprescriptibilidad de la acción penal. Principio de legalidad. Garantía a ser juzgado en un
plazo razonable. Garantía del juez natural.
El planteo efectuado por la defensa del acusado no puede ser recibido favorablemente, pues se limita a reeditar
cuestionamientos que no logran conmover el criterio sostenido por la CSJN respecto de la constitucionalidad de
la ley nº 25.779 en los fallos "Simón" y "Mazzeo". La ley 25.779, lejos de resultar inconstitucional, como
pretende la recurrente, es tributaria y recoge los lineamientos de los organismos supranacionales encargados
de monitorizar el cumplimiento efectivo de las obligaciones internacionales asumidas por el Estado argentino y,
de hecho sería su inobservancia aquello que podría constituir una violación a los tratados internacionales de
derechos humanos y que, por su integración en el bloque de constitucionalidad podría ameritar un reproche de
esa índole, e incluso sujetar al Estado a responsabilidad internacional. En consecuencia, corresponde rechazar
la pretensión de declarar la inconstitucionalidad de la ley 25.779 y el pedido de aplicación ultraactiva de las
leyes de punto final y obediencia debida. Tratándose los imputados de delitos de lesa humanidad su
39
imprescriptibilidad deviene inevitable a la luz de la jurisprudencia de la CSJN (Fallos "Arancibia Clavel" y
"Mazzeo"). El carácter de ley previa a los hechos en juzgamiento del instituto de la imprescriptibilidad de los
crímenes de lesa humanidad resulta indiscutible por imperio de la costumbre internacional, de modo que no se
verifica afectación del principio de legalidad. A los efectos de declarar la punibilidad del actos aquí juzgados no
constituye óbice para considerar aplicable la regla de la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad
la ausencia de ley escrita emanada del Congreso Nacional (ley formal) al momento de los hechos, pues lo
determinante es que ese instituto ya formaba parte de nuestro sistema normativo y no resulta posible trasladar
el fundamento republicano que da sustento al establecimiento de una ley formal en el ámbito in terno al régimen
internacional, carente por su esencia de un órgano parlamentario central. La garantía que posee todo imputado
de ser juzgado en un plazo razonable no puede ser analizada de modo aislado, sino que ha de ser valorada
teniendo en consideración el objeto procesal de la investigación, la complejidad de la causa como así también
la actitud estatal y de las partes durante el proceso, cuestiones que han de ser relacionadas con el tiempo de
tramitación que lleva la investigación. El juzgamiento de sucesos como el de autos que incluyen cantidad de
víctimas involucradas y de hechos examinados, la diversidad y calidad de los imputados sometidos a juicio, la
complejidad de este tipo de investigaciones, en un marco generalizado de ocultamiento probatorio, son
circunstancias que evaluadas no permiten extraer otra conclusión que no sea el rechazo de la pretensión
examinada. Es que no se han brindado suficientes razones, ni se advierte tampoco, la existencia de dilaciones
aptas para calificar de irrazonable el plazo de duración del presente caso. Conforme doctrina de la CSJN
(Fallos: 234:482) no se ve afectada a raíz del establecimiento de nuevos tribunales o por las modificaciones
introducidas en las leyes sobre jurisdicción y competencia. No se ha verificado, en el caso, manipulación alguna
de la jurisdicción que pudiera configurar una comisión especial disimulada en una jurisdicción legalmente
conferida, de modo que la garantía del juez natural ha sido preservada. (Dres. Hornos, Gemignani, Borinsky).
Martínez Dorr, Roberto José s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 872.13.4.
Resolución del: 31/05/2013
Causa n° : 15660.
Delitos de lesa humanidad. Prisión domiciliaria. Improcedencia.
La resolución impugnada se encuentra razonablemente sustentada y los agravios sólo evidencian una opinión
diversa sobre la cuestión debatida y resuelta; decisión que cuenta, además con los fundamentos jurídicos
mínimos, necesarios y suficientes, que impiden su descalificación como acto judicial válido. El voto concurrente
agregó que en las causas en las cuales se investigan y juzgan delitos de lesa humanidad, los jueces deben
observar un especial deber de cuidado al tiempo de analizar riesgos procesales para decidir cuestiones como la
presente. (Dres. Riggi, Borinsky -voto concurrente-, Catucci).
Martínez Loydi, Francisco Manuel s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1336.13.3.
Resolución del: 08/08/2013
Causa n° : 438/13.
Delitos de lesa humanidad. Prisión domiciliaria. Revocatoria.
El a quo decidió la revocación de la prisión domiciliaria con arreglo a los extremos legales que regulan su
procedencia, lo que determina en consecuencia, el rechazo del recurso de casación interpuesto. La disidencia
sostuvo que encontrándose sellada la suerte del recurso hacía reserva de opinión. (Dres. Slokar, David,
Ledesma -en disidencia-).
Olivera Róvere, Jorge Carlos s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2301.13.2.
Resolución del: 18/12/2013
Causa n° : 284/13.
Delitos de lesa humanidad. Prueba. Admisión y rechazo. Facultad del tribunal de juicio. Sana critica racional.
Sentencia fundada.
El tribunal de juicio es soberano en la apreciación de la pertinencia y utilidad de las pruebas, y su admisión o
rechazo corresponde a la esfera de sus poderes discrecionales, incensurables en casación, salvo que su
ejercicio arbitrario implique una efectiva privación de defensa. Analizada la fundamentación del veredicto con
arreglo a los parámetros del sistema llamado de la sana crítica racional, no se advierten vicios que afecten la
conclusión arribada respecto de la ocurrencia de los hechos y la participación que se atribuye en los mismos al
encartado. No puede prosperar el agravio relativo a las fallas en la valoración de la prueba efectuado por el
tribunal. El agravio introducido sintetiza una mera discrepancia con lo decidido, puesto que las pruebas
reseñadas, integralmente consideradas, constituyen fundamento de validez suficiente para la conclusión
40
Cámara Nacional de Casación Penal
arribada en punto a la atribución de responsabilidad efectuada por los sucesos por los cuales resultara
condenado; en tanto no se verifica la concurrencia de un supuesto de arbitrariedad o ilogicidad que afecte el
razonamiento expuesto en la sentencia. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Luna, Juan Demetrio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2064.13.2.
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 15388.
Delitos de lesa humanidad. Recusación. Intervención en otro proceso por hechos cometidos durante la
dictadura. Improcedencia.
Aún cuando en esta causa y en aquellas ya resueltas por los jueces recusados se analice la responsabilidad de
los imputados por la comisión de delitos de lesa humanidad en el marco de la última dictadura, los hechos
objeto de investigación serían distintos, pues serían distintas las víctimas. Es por ello que su actuación en esta
causa no abriga temor de parcialidad alguno. Las circunstancias apuntadas por las defensas, como la
coincidencia de algunos testimonios en causas distintas donde se investigan hechos distintos, no bastan de por
sí para fundar la pérdida de confianza en la imparcialidad de los juzgadores. Cuando un juez interviene en otro
proceso, en el marco del ejercicio de sus funciones y deberes específicos, que le imponen la obligación de
decidir sobre el tema llevado a su conocimiento, esta situación no puede erigirse como causal para su
apartamiento, ya que no constituye prejuzgamiento alguno ni puede entenderse que se halle afectada su
imparcialidad. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Olea, Enrique Braulio y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2079.13.4.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 1321/13.
Delitos de lesa humanidad. Revocación del sobreseimiento.
Aun cuando se constató la falsedad de la firma atribuida al imputado en el acta correspondiente, la sucesión de
actos contenidos en el sumario, rubricados por quien revestía el cargo de Jefe de la dependencia a la época de
los hechos investigados, permite afirmar que el encartado se encontró a cargo del operativo realizado en el
marco de un plan sistemático de represión y al margen de toda legalidad. Corresponde revocar el
sobreseimiento pues el debate oral y público, por su propia naturaleza y por mandato legal, se presenta como el
escenario más propicio y que mejor posibilita la contradicción, en toda su amplitud, y por ende resulta el
adecuado para ventilar, tanto los hechos cometidos en la etapa histórica bajo estudio, como la responsabilidad
de los distintos intervinientes en los mismos. El voto concurrente agregó que, en términos del imperativo general
de investigar y de establecer las responsabilidades y sanción, el Estado argentino debe adoptar todas las
medidas necesarias para juzgar y sancionar a todos los responsables de las violaciones cometidas en la última
dictadura que azotó a nuestra sociedad; pues la impunidad de esos atroces hechos no será erradicada y, en
consecuencia, no cesará aquel deber internacional, hasta que sus responsables sean sancionados y cumplan
con la pena que les eventualmente fuera impuesta. (Dres. Hornos, Gemignani -voto concurrente- y Borinsky).
Machuca, Raúl Rolando s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2328.13.4.
Resolución del: 03/12/2013
Causa n° : 16503.
Delitos de lesa humanidad. Sentencia condenatoria. Recurso del querellante. Límite objetivo art. 458 CPPN.
Excepción. Testigo protegido. Declaración en juicio. Oposición de la defensa. Rechazo
El recurso del acusador particular, en la especie, se encuentra vinculado con la obligación del Estado Argentino
de investigar los hechos, e identificar, juzgar y, en su caso sancionar a sus responsables, garantizando el
derecho a la verdad del ofendido. En este sentido la Corte Interamericana de Derechos Humanos afirmó que el
Estado debe asegurar que los familiares de las víctimas tengan pleno acceso y capacidad de actuar en todas
las etapas e instancias de las investigaciones y procesos internos, de manera que puedan hacer
planteamientos, recibir informaciones, aportar pruebas, formular alegaciones y, en síntesis, hacer valer sus
intereses. Resulta imprescindible, en este tipo de asuntos, remover todos los obstáculos legales -el límite
objetivo previsto en el art. 458 CPPN- a fin de que el damnificado pueda, en todas las etapas e instancias del
proceso, presentarse ante los jueces intervinientes y efectuar los reclamos pertinentes. Como consecuencia,
corresponde excepcionar la regla del ordenamiento procesal por tratarse de delitos de lesa humanidad. La
crítica de la defensa respecto de la valoración de los dichos del testigo protegido no pueden prosperar puesto
que declaró en el debate oral y en consecuencia pudo cotejar y controlar dicha prueba. Por otra parte el referido
testimonio no fue la única probanza con la que contaron los sentenciantes para arribar a un pronunciamiento
condenatorio y además la parte no demostró cuál es el agravio concreto que produjo la cuestionada
41
declaración. En definitiva el recurso de la defensa no es más que una discrepancia con la manera en que los
magistrados han valorado las pruebas que se han producido en el juicio. (Dres. Ledesma, David, Slokar).
Quinteros, Raquel Josefina y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2282.13.2.
Resolución del: 17/12/2013
Causa n° : 15100.
Delitos de lesa humanidad. Supresión y suposición de la identidad. Prueba del conocimiento por parte de la
imputada de que la menor era hija de desaparecidos. Sentencia arbitraria.
La configuración del mens rea en los delitos de lesa humanidad, extremo al que se aludió en el decisorio
impugnado, no se circunscribe a la única hipótesis de que el agente haya tenido conocimiento de la suerte de la
progenitora del menor que ilegítimamente recibió y retuvo, sino que también se satisface si acredita que tanto la
ilegítima recepción y retención del menor como las ilícitas maniobras inmediatamente posteriores que lo
tuvieron por destinatario, se realizaron con conocimiento y aprovechamiento del marco de ataque generalizado
a la población que caracteriza estos delitos y debe considerarse arbitraria la resolución que descartó
anticipadamente la acreditación de tal nexo. (Dres. Slokar, Ledesma y David).
Di Mattia, María del Luján s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2062.13.2.
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 273/13.
Delitos de lesa humanidad. Tormentos agravados por la condición de perseguidos políticos de las víctimas.
Jueces naturales. Debido proceso. Garantía de imparcialidad. Imprescriptibilidad de los delitos de lesa
humanidad. Plazo razonable. Alcance temporal de los delitos. Validez constitucional de la ley 25.779. Garantía
contra el doble juzgamiento. Autoría mediata. Calidad funcionarial de los imputados. Prueba testimonial.
Principio de congruencia. Gravedad de la pena. Extensión del daño. Condiciones personales.
Fundamentación de la pena.
No se violó la garantía constitucional de juez natural si las partes consintieron la designación del subrogante, ya
que ninguno de los interesados planteó recusación o presentación alguna, manifestando oposición a dicha
designación, y no debe darse favorable acogimiento a cuestiones que se pretende reeditar, toda vez que han
sido resueltas por los magistrados de la instancia de juicio, sin que introdujeran nuevos agravios que ameriten
un nuevo análisis. Debe rechazarse el planteo si no se advierte, ni han logrado demostrar los recurrentes -pues
han expuesto su reclamo de forma breve, escueta e imprecisa-, de qué manera los hechos que mencionaron
afectaron el normal desarrollo del proceso, puntualmente la garantía de imparcialidad del juzgador y con ella, el
debido proceso. Los hechos atribuidos -tormentos agravados por la condición de perseguidos políticos de las
víctimas- encuadran en la calificación de delitos de lesa humanidad, pues han formado parte de un plan
sistematizado y generalizado contra una población civil, razón por la cual les son aplicables las reglas acerca de
la imposibilidad de que sea extinguida la acción por prescripción. Generalidad, reiteración y sistematicidad de
los ataques conforman, según la dogmática iushumanista internacional, y no de manera excluyente, los criterios
para la verificación del contexto de perpetración de crímenes de lesa humanidad. Luego, la evaluación sobre
identidad de los hechos en juzgamiento como parte de la expresión de sentido dentro de ese contexto, decidirá
su inclusión o exclusión como actos pertenecientes al contexto -plan-, y con ello también como elementos
constitutivos de lesa humanidad, o no. Más allá de las vicisitudes de la causa -complejidad probatoria, trámite
paralizado en virtud de leyes a la postre declaradas nulas y demás-, en los casos que se enmarcan dentro de la
categoría de "delitos de lesa humanidad", no pueden invocarse limitaciones de ninguna especie a la manda
internacional de juzgamiento que pesa sobre el Estado argentino, y la imposición del juzgamiento y condena de
tales hechos habrá de realizarse en cualquier tiempo, y siempre. Amén de que es principio básico del Derecho
Internacional Público que las reglas que emanan de los derechos nacionales constituyen un "mero hecho" para
la comunidad internacional, frente a la cual no pueden serles oponibles con el fin deliberado de incumplir con la
obligación de mención. Debe tenerse por acreditado que el plan sistemático de lucha contra la subversión no
comenzó a partir del último golpe militar, sino un tiempo antes pues se pudo probar que la "dinámica" de
ejercicio informal de poder punitivo llevada a cabo por personal de las distintas fuerzas de seguridad de la
ciudad de Resistencia, provincia de Chaco, en los hechos denunciados como acaecidos entre septiembre y
octubre de 1975, era idéntica, a nivel objetivo y subjetivo, a la que tuvo lugar luego del 24 de marzo de 1976. La
ley 25.779 no es inconstitucional, sino por el contrario, subsanó una situación incompatible con nuestra CN y
con las diferentes convenciones internacionales sobre derechos humanos suscriptas por el Estado argentino.
Existe co-dominio del hecho basado en el ejercicio de una acción final conjunta -y corresponde una
responsabilidad directa a los encausados- si se probó que cada uno de los autores tenía en sus manos el
dominio de los hechos que le correspondía al trabajo que debía realizar conforme una división funcional
acordada. Es que, mientras un grupo de personas (denominada "La Patota") detenía a los perseguidos políticos
y los trasladaban a las distintas unidades policiales, otro grupo, ya en el ámbito de la Brigada, se encargaba de
custodias a los presos, de tomarles una suerte de pseudo-declaración indagatoria a fin de obtener alguna
confesión incriminatoria y que le permita continuar la pesquisa; de imponerle las descargas eléctricas mientras
un médico regulaba la potencia para que el detenido no desfallezca en la sesión; de tocar el acordeón o hacer
ruido para tapar los gritos durante las sesiones de tormentos; de realizar el traslado en la Alcaidía Policial, lugar
42
Cámara Nacional de Casación Penal
este último en el que, las diferentes guardias terminarían la obra que, conjuntamente, realizaban las fuerzas
sistemáticamente organizadas, al golpear a los internos, no darles atención médica, amenazarlos, entre otra
gran cantidad de tratos inhumanos y degradantes. El sentido objetivo del aporte del hombre de atrás tiene la
virtualidad de expresar que puede ser continuado por otras prestaciones delictivas, y esa circunstancia es la
que resulta relevante para la imputación de su intervención en la calidad de autor. Asimismo, su hecho resultará
conjuntamente valorado al del hombre de adelante. No puede soslayarse la calidad funcionarial de los
implicados en los hechos, y la especial trascendencia que esa condición imprime a los hechos en los que se ha
acreditado su intervención. No pueden prosperar los embates de las defensas respecto de la credibilidad de los
testigos y víctimas, pues todos ellos resultan coincidentes acerca de la existencia de los centros clandestinos de
detención, la estructura policial puesta al servicio de la "lucha contra la subversión", la forma ilegal en que
procedían a efectuar las detenciones y los maltratos que les propiciaban a quienes tenían cautivos. No se
amplió el marco fáctico sobre el que versó la investigación, si los sentenciantes advirtieron que de la prueba
producida en el debate se habría tomado conocimiento de hechos nuevos y distintos a los descriptos por los
acusadores en sus respectivos requerimientos, sin embargo, aclararon que no se los incluyó dentro de la
plataforma fáctica por la que terminaron condenados los recurrentes, sino que fueron valorados como
circunstancias que ayudaron a comprender, aún más claramente, el contexto en el que tuvieron lugar las
conductas imputadas. La coincidencia entre la fecha del veredicto y la del aniversario de los atroces hechos
conocidos como "la masacre de Margarita Belén", resulta casual, pero aún suponiendo que ello fuera hecho a
propósito por el a quo, se advierte la falta de agravio al respecto pues ningún perjuicio les causa a los
imputados dicha coincidencia, ya que resultaron condenados por sus propios actos y respecto de los hechos
que le fueran imputados y acreditados. Si bien no es posible tarifar el dolor de los tormentos a los que fueron
sometidas las víctimas, o el daño a sus familiares que eran sometidos a interminables peregrinaciones tratando
de saber algo de sus seres queridos, a la afectación de la dignidad que lograran los imputados al imponerle
tormentos a los detenidos, deberá añadirse la privación de la disponibilidad de otra gran cantidad de bienes de
estos últimos, la afectación del bien jurídico libertad, la pérdida de sus estudios -la gran mayoría nunca más
pudo finalizar la carrera que había iniciado-, y de sus trabajos, así como de los únicos bienes materiales que
poseían. La disfunción que aquellos que, en ejercicio de un cargo públicos que debiera de ofrecerle mayor
conciencia de antijuridicidad, dedicaron sus esfuerzos a cometer delitos contra natura, no encuentra
fundamento alguno en la edad, educación y costumbres, con que contaban los imputados al momento de
comisión de los hechos. No se advierte carencia de proporcionalidad de las sanciones recibidas por quienes
han sido hallados autores penalmente responsables de delitos. La disidencia parcial sostuvo que al aplicarse
por igual el máximo de la pena posible a quienes fueron imputados y condenados por dos hechos y a quienes lo
fueron por muchísimos más, no sólo se quebrantan los fundamentos constitucionales intrínsecos de la
mensuración de la pena, sino que, además, no se deja margen legal para una justa sanción para el segundo de
los supuestos supra mencionados, esto es, cuando se atribuyen más de dos hechos y, asimismo, si bien sólo
dos de los tres encausados que se encuentran condenados por dos hechos, se agraviaron al respecto, atento al
principio general de los recursos que establece el efecto extensivo de los mismos cuando, existiendo pluralidad
de sujetos pasivos, el recurso interpuesto por uno de ellos es susceptible -salvo que se basen en motivos
exclusivamente personales- de favorecer a los que no recurrieron (confr. art. 441 CPPN), cabe extender el
efecto de lo recientemente resuelto -disminución de la pena- al coimputado. (Dres. Gemignani -en disidencia
parcial-, Borinsky y Hornos).
Bettolli, José Tadeo Luis y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1649.13.4.
Resolución del: 10/09/2013
Causa n° : 14116.
Delitos de lesa humanidad. Torturas. Determinación de la autoría. Asociación ilícita.
Está debidamente probado -en base al legajo personal del encartado- el desempeño del imputado como policía
provincial en una población cercana al lugar en el que sucedieron los hechos, y debe descartarse la alegación
de la defensa de que en esa época prestaba servicios en la provincia de Tucumán. Si las víctimas y otros
testigos reconocieron al imputado como autor del delito previsto en el art. 144 ter CP, según ley 14.616, los
agravios consisten en una mera discrepancia con las conclusiones a las que arribó el a quo. El orden público
resulta afectado de manera más intensa cuando los encargados de mantenerlo -las fuerzas de seguridad del
estado, en uso de sus uniformes, armas y estructuras jerárquicas- se organizan con el fin de cometer delitos
contra la población civil, que queda absolutamente desprotegida frente a quienes detentan la fuerza delegada a
la organización política. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Moreno, Miguel A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2256.13.2.
Resolución del: 13/12/2013
Causa n° : 15709.
Delitos dependientes de instancia privada. Desistimiento del ofendido.
Si el encartado fue imputado por el delito de lesiones leves, por lo que el supuesto encuadra en el inc. 2 del art.
72 del C.P. y le asiste razón al recurrente al considerar que una vez instado el procedimiento por el ofendido, la
43
potestad persecutoria queda en manos del Estado, personificado por el agente fiscal y su desistimiento no
obsta a la continuidad de las actuaciones. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Frenkel, Roberto s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2647.13.4.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 105/13.
Delitos electorales. Plazo razonable.
No existe una determinación legislativa de lo que debe considerarse "plazo razonable" en la duración del
proceso penal, omisión que se ha construido sobre criterios jurisprudenciales coincidentes en el plano nacional
e internacional. Así, la razonabilidad de la duración del proceso debe ser determinado según las circunstancias
de cada causa, considerando -especialmente- la complejidad del caso, la conducta procesal del interesado actitud obstruccionista o dilatoria- y de las autoridades competentes -lentitud imputable al Estado-. (Dres.
Madueño, Cabral y Figueroa).
Martínez, Juan José s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21686.1.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 16173.
Denegatoria de excarcelación. Recurso de casación. Cuestión federal.
El recurso de casación es formalmente admisible a pesar de no tratarse de una de las decisiones enumeradas
en el art. 457 CPPN, pues reclamándose la libertad del imputado, la negativa tiene efectos que no podrán ser
reparados en la sentencia final. De los agravios del recurrente resulta claro que pretende que se ha lesionado el
derecho a permanecer en libertad durante el trámite del proceso y en la medida que ello implica que estaría en
juego una cuestión de índole federal, se impone su tratamiento. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Jara, Leandro Martín s/ recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 981.2.
Resolución del: 10/07/2013
Causa n° : 528/2013.
Denegatoria de la excepción de falta de acción por litispendencia. Recurso de casación. Sentencia definitiva.
Cuestión federal.
La denegatoria de la excepción de falta de acción por litispendencia no da lugar al recurso de casación por
ausencia del requisito objetivo previsto en el art. 457 CPPN, sin que el recurrente haya demostrado la existencia
de cuestión federal alguna. (Dres. Catucci y Riggi).
Cirigliano, Sergio Carlos y otros s/rec. de queja.
Magistrados : Catucci, Riggi.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1589.13.3.
Resolución del: 06/09/2013
Causa n° : 1150/13.
Denegatoria de medidas de prueba y archivo de las actuaciones.
La decisión adoptada por el a quo resulta prematura la denegatoria de medidas de prueba y archivo de las
actuaciones puesto que las irregularidades objeto de investigación no se ciñeron a la presunta inexistencia de
las mutuales cuyo funcionamiento no pudo ser comprobado en una primera aproximación investigativa, de
manera que la prueba pendiente de producción contribuirá a esclarecer si en el caso se ha verificado alguna
conducta atrapada por el derecho penal cuya investigación ha impulsado indeclinablemente la parte. (Dres.
Madueño, Cabral, Figueroa).
Inaes, s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Resolución del: 22/03/2013
44
Cámara Nacional de Casación Penal
Registro n° 20756.1.
Causa n° : 15696.
Denuncia anónima. Validez del procedimiento. Principio de congruencia. Tenencia de estupefacientes con
fines de comercialización. Ultraintención típica. Condena mayor a la solicitada por el fiscal. Improcedencia.
No se advierte nulidad alguna en el procedimiento toda vez que se encuentra a resguardo de los extremos que
el código adjetivo prevé para el caso de denuncias recepcionadas por fuerzas de seguridad y que son puestas
en conocimiento de la autoridad jurisdiccional. En este orden de ideas vale referir que si los datos llegaron a
Gendarmería Nacional de manera anónima en forma de notitia criminis, lo cierto es que, habiendo tomado
conocimiento de la información que podría constituir un delito de acción pública, los preventores obraron
conforme exige el código, con la comunicación y documentación de la actividad de la pesquisa pusieron de
inmediato en conocimiento del fiscal quien, a su vez, notificó al magistrado, conforme el art. 196 CPPN. La
cantidad de material estupefaciente incautado, el modo en que se encontraba fraccionada la droga, el colador,
la tijera, las balanzas halladas y el dinero secuestrado, permite tener por acreditada la ultraintención exigida por
el tipo penal acuñado en el art. 5, inc. c, de la ley 23.737. Las particulares circunstancias fácticas acerca de la
cantidad (superior a la que podría detentar para consumo propio), el lugar público donde se efectuaban las
entregas y la forma en que la sustancia prohibida se encontraba preparada (fraccionada en numerosos
envoltorios), así como la constatación de la realización de transas, no conducen, contrariamente a lo que
postula la defensa, a la situación de duda respecto del destino de la droga. La subsunción jurídica asignada por
el tribunal de juicio afectó el derecho de defensa del imputado toda vez que no le permitió elaborar una acorde
estrategia para repeler esa calificación, es decir, la tipificación penal asignada por el a quo no fue parte del
contradictorio y privó al recurrente de una adecuada defensa, piedra angular de la idea de un juicio republicano
y, por lo tanto, de un juicio justo. (Dres. Hornos, Borinsky, Gemignani).
Bustos, Ramón A. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1204.13.4.
Resolución del: 04/07/2013
Causa n° : 15713.
Derecho de asistencia consular. Debido proceso.
Teniendo en cuenta que la imputada no fue anoticiada de su derecho a pedir la asistencia de su consulado (art.
36.1.b. de la Convención de Viena sobre Asistencia Consular), corresponde anular todo lo actuado, por haberse
vulnerado su derecho de defensa en juicio y la garantía del debido proceso legal, ya que la notificación del
derecho a la asistencia consular integra las garantías establecidas en los arts. 14.1 del PIDCP y 8.1 de la CADH
que forman parte del bloque de tratados incorporados a nuestra carta magna que gozan de jerarquía
constitucional. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Zhang, Lingling y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22603.1.
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 16013.
Desbaratamiento de derechos acordados. Momento consumativo. Prescripción. Ley aplicable. Ley 25.990.
Interrupción de la prescripción. Ley penal más benigna.
En el delito de desbaratamiento de derechos acordados el perjuicio se configura cuando el sujeto pasivo ve
frustrado el derecho sobre el bien al no poder ejercerlo o al no poder hacerlo con la libertad y certidumbre
propias del modo en que lo adquirió, o al ver disminuida la medida o la efectividad de la garantía constituida por
el bien, o al no poder exigir normalmente del agente el cumplimiento de la obligación sobre el mismo bien en las
condiciones que se pactaron. El abuso de confianza constituye el incumplimiento de una obligación futura
nacida de una relación contractual, mediando por parte del agente un abuso del poder remanente que subsiste
en cabeza de quien constituyó un derecho real o se obligó a una prestación. En virtud de lo previsto por el art. 2
del CP la ley 25.990, opera como ley penal más benigna respecto de la anterior redacción del art. 67 CP, por lo
que corresponde su aplicación retroactiva ya que las disposiciones sobre la prescripción constituyen por su
propia naturaleza normas de fondo, cuyas consecuencias se proyectan procesalmente, y que más allá de la
teoría de la que se parta en punto a explicar la naturaleza jurídica del instituto, lo cierto es que tanto el catálogo
sustantivo como el ordenamiento procesal se encuentran informados por un principio común cual es la adopción
de la postura que resulte más favorable al reo, y en tanto los actos procesales a los que la nueva normativa
otorga efecto interruptivo de la prescripción operan en el proceso de manera más favorable a los intereses del
condenado respecto del anterior ordenamiento, resulta dicha ley de plena aplicación al caso. (Dres. Riggi,
Borinsky, Catucci).
Ochandio, Pedro Enrique s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 19/04/2013
45
Registro n° 525.13.3.
Causa n° : 16188.
Desestimación de denuncia por inexistencia de delito. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Falta de
fundamentación del recurso.
Si bien la resolución que desestima la denuncia por inexistencia de delito resulta equiparable a sentencia
definitiva, al tornar imposible la continuación de las actuaciones, no corresponde hacer lugar al recurso de
casación pues el recurrente no ha citado concretamente las disposiciones que fueron violadas o erróneamente
aplicadas en la decisión atacada (art. 463 CPPN), sin que la mera expresión de una opinión divergente, que no
rebatió los argumentos del Tribunal, alcance para justificar la inspección casatoria, en aras de obtener la
prosecución de la pesquisa. La disidencia consideró que el recurso contaba con fundamentos suficientes,
habiendo puntualizado la parte los hechos relevantes de la causa, las normas que entiende inobservadas y la
solución a la que aspira. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos -en disidencia-).
Batalla, Adriana s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 444.13.4.
Resolución del: 11/04/2013
Causa n° : 16102.
Desobediencia. Art. 239 del CP. Incumplimiento orden judicial de restricción de acercamiento a su ex pareja e
hija.
Se encuentra configurado el delito de desobediencia previsto en el art. 239 del CP si el imputado no obstante
estar notificado y tener conocimiento de que la justicia civil le impuso la restricción de acercarse y tomar
contacto con su ex pareja, como con su hija a menos de quinientos metros, incumplió la orden impartida por el
magistrado configurando ello un claro alzamiento contra un acto judicial, sino que además claramente
entorpece las funciones que le son propias por expreso mandato legal. Uno de los votos concurrentes agregó
que con relación a las causales de justificación invocadas por el recurrente, no se logró demostrar que el
accionar del encartado haya provocado un mal para evitar la causación de un mal mayor "inminente" al que ha
sido extraño como tampoco logra demostrar que su asistido haya obrado en el cumplimiento de un deber o en
un legítimo ejercicio de su derecho, autoridad o cargo. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos -según sus votos-)
Britez, Matías Sebastián s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1157.13.4.
Resolución del: 02/07/2013
Causa n° : 1/13.
Detención en dependencias de la policía de la provincia de Salta. Falta de condiciones del lugar de
alojamiento. Facultad de los jueces de intervenir. Cuestión judiciable.
Corresponde al Poder Judicial de la Nación garantizar la eficacia de los derechos, y evitar que éstos sean
vulnerados, como objetivo fundamental y rector a la hora de administrar justicia y decidir las controversias. No
se trata de evaluar qué política sería más conveniente para la mejor realización de ciertos derechos, sino evitar
las consecuencias de las que clara y decididamente ponen en peligro o lesionan bienes jurídicos fundamentales
tutelados por la Constitución, y, en el presente caso, se trata nada menos que del derecho a la vida y a la
integridad física de las personas. Las políticas tienen un marco constitucional que no pueden exceder, que son
las garantías que señala la Constitución y que amparan a todos los habitantes de la Nación; es verdad que los
jueces limitan y valoran la política, pero sólo en la medida en que excede ese marco y como parte del deber
específico del Poder Judicial. Desconocer esa premisa sería equivalente a neutralizar cualquier eficacia del
control de constitucionalidad. El Poder Judicial de la Nación se encuentra habilitado a proteger los derechos
individuales de los ciudadanos, a través de sus decisiones, en la medida en que éstas no se entrometan en
cuestiones que hacen concretamente a la adopción de determinadas políticas públicas. (Dres. Gemignani,
Hornos, Borinsky).
Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Salta s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1284.13.4.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 603/13.
Detención sin orden judicial. Estado de sospecha.
En el caso no existió al momento de la detención y requisa del incusado el estado de sospecha requerido por el
art. 184 inc. 5 CPPN para que la policía actúe sin la pertinente orden judicial. Ello es así en tanto al momento de
producirse la detención del imputado no existía una actitud sospechosa de la presunta comisión de un delito;
46
Cámara Nacional de Casación Penal
circunstancia que, como ha reiteradamente indicado la CSJN, debe examinarse a la luz de las circunstancias en
que tuvo lugar la identificación y requisa personal del encartado, independientemente de la existencia de un
llamado anónimo. También se ha señalado que el estado de sospecha debe existir en el momento mismo en
que se produce la interceptación en la vía pública pues es allí cuando la policía debe tener razones suficientes
para suponer que una persona está en posesión de elementos que demuestran la comisión de un delito, de lo
contrario, una aprehensión o requisa ilegal a su inicio no puede quedar validada por su resultado. No puede
considerarse que constituya una actitud sospechosa la de dos personas deambulando por la calle, y menos aún
esto puede ser usado como un indicio para presumir la posible comisión de un ilícito. (Dres. Madueño, Cabral y
Figueroa).
David, Eduardo Andrés A. s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21807.1.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 15730.
Ejecución de pena por sentencia dictada en el extranjero. Ley aplicable.
Las reglas del derecho internacional público de aplicación al caso no ofrecen dudas en el sentido de que,
tratándose de nacionales argentinos que se encuentran cumpliendo en nuestro país condenas impuestas por
Tribunales de la República del Paraguay, la ejecución de esas penas se rige por las leyes nacionales
argentinas, en tanto se trata del Estado Receptor. Si bien el Convenio mantiene la jurisdicción del Estado
Sentenciador respecto de todo procedimiento, cualquiera que sea su índole, que tenga por objeto anular,
modificar o dejar sin efecto las sentencias dictadas por sus tribunales, no es posible concluir que entre tales
extremos se encuentren el cómputo de la pena y el instituto de la libertad condicional. (Dres. Ledesma, David,
Slokar).
Reichelt, Víctor Jorge s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2274.13.2.
Resolución del: 17/12/2013
Causa: 656/13.
Ejecución penal. Calificaciones.
No alcanza con que el interno cumpla laxamente con los objetivos que se trazan para él en el programa de
tratamiento individual diseñado según su concreto perfil criminológico, sino que lo que en verdad se pretende es
lograr una internalización de pautas de comportamiento socialmente positivas, de allí que no puede censurarse
-como pretende la defensa- la aseveración del a quo en punto a que no basta una mera aceptación por parte
del interno de las recomendaciones que se le dirigen, si ello no se encuentra acompañado de un auténtico
compromiso de adoptar esas pautas de convivencia en forma permanente. (Dres. Riggi, Borinsky y Catucci).
Chiarelli, Ricardo Marcelo s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1825.13.3.
Resolución del: 30/09/2013
Causa n° : 671/13.
Ejecución penal. Calificaciones. Revisión de calificaciones.
No cabe admitir el recurso contra la denegatoria de la revisión de las calificaciones pues los agravios importan
una mera divergencia con lo resuelto -fundadamente- por el juez de ejecución penal, con estricto apego a las
constancias del legajo respectivo, sin lograr demostrar en dónde reside el error jurídico o la arbitrariedad que le
endilga. (Dres. Cabral, Figueroa y Gemignani).
Kepych, Yuri Tiberiyevich s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22379.1.
Resolución del: 29/10/2013
Causa n° : 121/13.
Ejecución penal. Control del cumplimiento de las reglas de conducta impuestas. Competencia del juez de
ejecución.
El examen del cumplimiento de las reglas e instrucciones impuestas recae sobre el juez de ejecución siendo
que al tribunal oral le compete tener por fenecida la acción penal -previa constatación de que el imputado no
47
haya cometido un nuevo delito- sin inmiscuirse en lo que conforma la esfera de atribuciones que
exclusivamente tiene a cargo el magistrado que controla la ejecución de la probation. La disidencia sostuvo que
es el juez de ejecución quien debe controlar el debido cumplimiento de las pautas de conducta impuestas al
concederse la probation y, en su caso convocar la audiencia del art. 515 del CPPN para decidir acerca de la
continuidad o revocación del beneficio. Si el imputado hubiera observado las reglas impuestas, debe informarlo
al tribunal que concedió el beneficio, a fin de que éste evalúe las configuración de las restantes condiciones
(abstención de cometer delitos y reparación del daño en la medida de lo posible) y, en caso afirmativo, declare
extinguida la acción penal. (Dres. Hornos -en disidencia-, Borinsky, Gemignani).
Barrera, María Verónica s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 961.13.4.
Resolución del: 07/06/2013
Causa n° : 16303.
Ejecución penal. Control judicial de la actividad administrativa. Pedido de revisión de la nota de concepto.
El reexamen de la calificación de concepto solicitada por la defensa supone determinar si la nota asignada
como concepto al interno refleja correctamente el pronóstico acerca de la posibilidad de su adecuada
reinserción social, de acuerdo con las particulares circunstancias del caso. Por ello, habiendo el tribunal omitido
efectuar dicho análisis, el decisorio se encuentra inmotivado, configurando un supuesto de arbitrariedad. La
facultad de control amplio debe ser ejercida cuando, como en el presente, la defensa del condenado solicita la
revisión judicial de la actividad administrativa en un aspecto que tiene incidencia en la progresividad del régimen
penitenciario al que está sometido; concretamente, postula la reconsideración de la nota de concepto, y la
consecuente incorporación al período de prueba, que le permitirá a su vez acceder al instituto de las salidas
transitorias. La disidencia sostuvo que resultaba prematuro recalificarlo, por el momento, ante la falta de tránsito
por las fases de progresividad del régimen penitenciario. (Dres. Gemignani -en disidencia-, Borinsky, Hornos).
Martínez, Néstor Ricardo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1314.13.4.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 34/13.
Ejecución penal. Denegación libertad condicional. Falta de participación de la defensa. Valoración de
informes.
Corresponde anular la resolución que denegó la libertad condicional del imputado toda vez que ella deviene
nula ya que no se encuentra precedida por un contradictorio, dado que el sentenciante omitió dar intervención a
la defensa para evaluar y postular su criterio en orden a las cuestiones alegadas por el MPF y del informe
producido por el Consejo Correccional de la unidad de alojamiento del condenado. El voto concurrente agregó
que la decisión cuestionada es infundada pues el a quo se limitó a transcribir parte de los informes provenientes
del Servicio Penitenciario Federal, sin hacer ningún análisis al respecto y omitiendo evaluar los datos que de allí
se desprenden. Dicha información no es vinculante para el juez, quien deberá controlar la razonabilidad de ella
y resolver el planteo en pleno ejercicio del principio de judicialización -art. 3 y 4 de la ley 24.600-. (Dres. Slokar,
David, Ledesma -voto concurrente-).
Baigorri, Matías Ezequiel s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 16.13.2.
Resolución del: 13/02/2013
Causa n° : 16213.
Ejecución penal. Denegatoria de excarcelación en términos de libertad asistida.
Corresponde anular la denegatoria de excarcelación en términos de libertad asistida si las premisas que se
tuvieron en cuenta para denegar la solicitud no cumplen con el límite impuesto por el art. 54 ley 24.660, es
decir, "un grave riesgo para el condenado o para la sociedad". (Dres. Cabral, Figueroa y Gemignani).
Tiseira, Sandra D. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22865bis.1.
Resolución del: 19/12/2013
Causa n° : 1417/13.
48
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Estímulo educativo.
Las previsiones del art. 140 ley 24.660 deben contemplar a todos los institutos que forman parte del sistema
progresivo de la ejecución de la pena pues, en definitiva, la reducción de los plazos allí establecidos no hace
otra cosa que modificar cualitativamente el cumplimiento de la pena. (Dres. Ledesma, David y Slokar).
Abdulliani, David Musa s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 150.13.2.
Resolución del: 06/03/2013
Causa n° : 16313.
Ejecución penal. Estímulo educativo.
La libertad condicional no es un período del régimen progresivo stricto sensu, sino un instituto previsto en el
ordenamiento sustantivo y en consecuencia lo normado por el art. 140 de la ley 24.660 no se extiende ni
modifica los requisitos temporales exigidos por el art. 13 del CP para la procedencia del instituto. Así, las salidas
transitorias no constituyen en sí mismas ningún período, sino un beneficio previsto dentro del período de
prueba. Por los mismos motivos se aplica también al instituto de la libertad asistida previsto para aquellas
personas que no pueden acceder al beneficio de la libertad condicional, se reintegren al medio libre
paulatinamente. La disidencia sostuvo que la reducción de los plazos prevista en el art. 140 de la ley 24.660
resulta aplicable al instituto de la libertad asistida. (Dres. Riggi, Catucci, Borinsky -en disidencia-).
Aguilera, Daniel Alejandro s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 13.13.3.
Resolución del: 05/02/2013
Causa n° : 16380.
Ejecución penal. Estímulo educativo.
La reducción de los plazos prevista en el art. 140 ley 24.660 procede respecto de todos los institutos
contemplados en dicha normativa de acuerdo a la situación en la que el condenado se encuentre en el régimen
de progresividad. El voto concurrente postuló el dictado de un nuevo pronunciamiento respecto a la aplicación
de la normativa al caso -realizando la evaluación conjunta de los logros educativos y el acatamiento normativoy, a fin de evitar nuevos planteos, consignar claramente, en las próximas resoluciones sobre la aplicación del
art. 140 ley 24.660 -texto según ley 26.695-, los cálculos efectuados a los efectos de la reducción de los plazos
que fija la ley. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani -voto concurrente-).
Urey, Alexander s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 542.13.4.
Resolución del: 25/04/2013
Causa n° : 16826.
Ejecución penal. Estímulo educativo.
Una vez que el a quo ha realizado la evaluación conjunta de los logros educativos y el acatamiento normativo
del interno, corresponde la aplicación de las reducciones temporales previstas en el art. 140 ley 24.660 a todas
las fases, períodos e institutos (salidas transitorias, semilibertad, libertad condicional y libertad asistida) del
régimen de progresividad penitenciario que posean límites temporales para su acceso, debiendo estar
presentes también los demás requisitos estipulados legalmente. La modificación introducida por la ley 26.695
no implica un adelantamiento en el vencimiento de la pena. La disidencia sostuvo que, de acuerdo a la ley
vigente, la reducción de las exigencias temporales por estímulo educativo no puede aplicarse a la libertad
condicional, en tanto instituto previsto y legislado en el CP, y tampoco a la libertad asistida. (Dres. Figueroa disidencia-, Gemignani y Cabral).
Coceres, Diego Alejandro s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22169.1.
Resolución del: 25/09/2013
Causa n° : 498/13.
Ejecución penal. Estímulo educativo. Art. 140 ley 24.660. Libertad asistida.
49
La reducción prevista en el art. 140 de la ley de ejecución penal resulta aplicable al instituto de la libertad
asistida. (Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Argandoña, Marcos Antonio s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 303.13.4.
Resolución del: 18/03/2013
Causa n° : 16604.
Ejecución penal. Estímulo educativo. Principio pro homine.
La reducción de plazos prevista en el art. 140 ley 24.660 se aplica a los institutos de salidas transitorias,
semilibertad, libertad condicional y libertad asistida. La reforma operada no puede interpretarse de un modo que
termine por alterar los derechos en definitiva acordados por la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de
Libertad, dado que se trata de asegurar el derecho a la educación y, sustancialmente, de la adopción de
métodos que impliquen un estímulo educativo -como la posibilidad de reducción de los plazos previstos para el
avance en las distintas fases y períodos de la progresividad del sistema penitenciario, dispuesto en el art. 140 y,
en estos casos, cobra vigencia el principio por homine, interpretando extensivamente todo lo que favorezca la
reinserción del penado y restrictivamente todo lo que la limite. Uno de los votos concurrentes agregó que la
libertad condicional constituye el cuarto período de la progresividad del sistema penitenciario, se encuentra
alcanzado por las disposiciones previstas en el art. 140 ley 24.660, sin que ello implique en modo alguno alterar
los demás requisitos necesarios para la concesión de dicho beneficio -arts. 13 al 17 CP-, y el otro voto
concurrente señaló que debe entenderse la culpabilidad como magnitud variable, pero además dinámica, esto
es, susceptible de modificación inclusive por la conducta del agente con posterioridad al hecho, y que para
lograr la reducción a la que hace referencia el art. 140 ley 24.660, deberá valorarse en forma conjunta el
acatamiento normativo demostrado y la verificación de que se completaron y aprobaron satisfactoriamente los
estudios pertinentes. (Dres. Hornos, Borinsky -voto concurrente- y Gemignani -voto concurrente-).
Vélez, Carlos Regino s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 404.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 16194.
Ejecución penal. Estímulo educativo. Reducción. Libertad asistida. Procedencia.
En pos del objetivo primario de la pena, esto es la reinserción social del condenado, es que se creó un régimen
que pretende estimular el interés de los internos al estudio, al permitirles avanzar en forma anticipada en el
régimen progresivo de ejecución a partir de sus logros académicos. La libertad asistida comparte, en lo
esencial, su naturaleza jurídica con la libertad condicional, ya que, al igual que ésta, permite el egreso
anticipado del interno antes del vencimiento de la pena, con sujeción a determina las reglas de conducta y para
el caso de los reincidentes resulta concretamente la última etapa de la progresividad. Y por ello, no puede
negarse que, el instituto en cuestión, constituye el último período de progresividad de la pena, facilitando, de
este modo, el objetivo de resocialización perseguido. La reducción de plazos prevista por estímulo educativo,
procede respecto de todos los institutos, entre ellos la libertad asistida, de acuerdo a la situación en la que el
condenado se encuentre en el régimen de progresividad. El voto concurrente agregó que los esfuerzos
personales de formación y sus resultados, no constituyen los baremos idóneos para la evaluación de la
capacidad para el respeto normativo que precede a la reinserción social, aunque sí constituirán un indicio
relevante del interés en la misma. Las reducciones temporales de pena establecidas en el art. 140 de la ley
24.660 resultarán de aplicación a todas las fases, períodos e institutos del régimen de la progresividad
penitenciaria que posean límites temporales para su acceso, reducciones que no habrán de resultar de una
automática verificación del cumplimiento con las obligaciones educativas, sino que corresponderá relevar el
cumplimiento con esas obligaciones, con la determinante valoración para la reducción de culpabilidad
compensatoria: el cumplimiento efectivo, y la disposición al cumplimiento con las normas por parte del agente.
Esta nueva situación adelanta los tiempos en que el recluso puede ir progresando dentro del tratamiento
penitenciario, pero no modifica la pena impuesta, es decir, el vencimiento. (Dres. Hornos, Borinsky, Gemignani voto concurrente-).
Zubía, José Félix s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 227.13.4.
Resolución del: 11/03/2013
Causa n° : 16326.
Ejecución penal. Estímulo educativo. Salidas transitorias. Semilibertad. Libertad condicional. Libertad
asistida.
50
Cámara Nacional de Casación Penal
De acuerdo con lo dispuesto por los arts. 140 y 12 ley 24.660 la libertad condicional es el cuarto período del
régimen progresivo, independientemente de la naturaleza jurídica que se le asigne, para cuya concesión deben
reunirse los requisitos previstos en el art. 13 CP (complementado por el art. 28 ley 24.660). Si el contenido del
art. 140 ley 24.660, como único beneficio, permitiera avanzar del período de tratamiento al de prueba, parecería
vaciar de "motivación" a los internos con relación a sus intereses educativos, al menos con el objeto de avanzar
en el sistema progresivo de ejecución de la pena. Tanto desde una perspectiva literal como teleológica de la
reforma, en la medida en que no se advierte incompatibilidad alguna entre el estímulo educativo y los
regímenes de salidas transitorias, semilibertad o libertad condicional, resulta aplicable a todos ellos la reducción
temporal prevista para su otorgamiento, en tanto "premios al esfuerzo de los internos que optan por seguir sus
estudios e incentivo al resto para seguir su ejemplo". El art. 140 ley 24.660, sin modificar de modo general el
tiempo de cumplimiento parcial de pena privativa de la libertad previsto en el art. 13 CP -o en el art. 17, inc. "I"
ley 24.660ha establecido un supuesto excepcional de reducción para quienes aprovechan del estímulo
educativo, con lo cual dicho requisito temporal se complementa -para su verificación- con los logros académicos
alcanzados, los cuales serán una pauta más para ponderar la evolución criminológica de los internos y sin que
la anticipación de las medidas morigeradoras de la ejecución de la pena privativa de libertad a que puedan
acceder los internos importe modificación alguna de la pena impuesta, sino sólo ir progresando dentro del
tratamiento penitenciario. La disidencia sostuvo que la reducción de las exigencias temporales por estímulo
educativo no puede aplicarse a la libertad condicional, en tanto instituto previsto y legislado por el CP razonamiento que resulta trasladable a la libertad asistida-, ya que pese a su inclusión entre los denominados
"períodos" su naturaleza jurídica continúa siendo autónoma y diferente de la del período al que está integrada.
(Dres. Figueroa -en disidencia-, Cabral y Madueño).
Brossio, Gastón D. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20746.1.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 16623.
Ejecución penal. Estímulo educativo. Supuestos en que procede.
La reforma implementada en la ley 24.660 deja en claro la intención del legislador, no sólo de garantizar el
acceso irrestricto de toda persona privada de su libertad a la educación pública, sino de incentivar el interés de
la población carcelaria en participar de programas educativos, o de capacitación laboral o de formación
profesional. El art. 140 de la ley 24.660 no modifica la pena impuesta, es decir, no adelanta el vencimiento de la
pena fijada oportunamente, sino solo la posibilidad de ir progresando dentro del tratamiento penitenciario. La
reducción temporal prevista por estímulo educativo es aplicable a los regímenes de salidas transitorias,
semilibertad y libertad condicional. La disidencia parcial sostuvo que la reducción por estímulo educativo no es
aplicable al instituto de la libertad condicional ya que no puede ni debe ser considerado como fases o períodos
del régimen progresivo de la pena. El instituto de la libertad condicional, o en su defecto, la libertad asistida,
constituye un derecho que adquiere el interno en caso de cumplimiento de los plazos legales. Mientras que el
acceso a los institutos de salidas transitorias y semilibertad del período de prueba, constituyen mecanismos que
dosifican porciones de libertades para preparar al interno, en su retorno a la vía libre, para el logro de su
readaptación social en términos convencionales. (Dres. Cabral, Figueroa, -en disidencia parcial-, Madueño).
Ojeda, Marcelo A. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20805.1.
Resolución del: 08/04/2013
Causa n° : 16156.
Ejecución penal. Extrañamiento.
Corresponde anular la resolución que no autorizó el pedido de extrañamiento del imputado si se aprecia que,
respecto de la pena única que se encuentra ejecutando, el recurrente cumple con el requisito temporal previsto
en el inc. I del art. 17 ley 24.660, ya que cumplió más de la mitad de la pena, en cuanto al requisito previsto en
el inc. II del referido artículo, corresponde que el a quo corrobore si se encuentra cumplido a fin de determinar la
procedencia del extrañamiento. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Arévalo Sequeira, Héctor Raphael s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1767.13.4.
Resolución del: 19/09/2013
Causa n° : 712/13.
Ejecución penal. Extrañamiento.
El extrañamiento o expulsión previsto en el art. 64 ley 25.871 tiene comienzo de ejecución en la acción de
regreso del extranjero mientras que se finaliza al momento de cumplirse por completo el tiempo de permanencia
en el exterior. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
51
Artigas Dos Santos, Jorge s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2385.13.4.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 1050/13.
Ejecución penal. Extrañamiento. Estímulo educativo.
No procede la aplicación de la reducción prevista en el art. 140 ley 24.660 -modificada por ley 26.695- al plazo
requerido por el art. 64 de la ley 25.871, pues el extrañamiento no es una fase, período o instituto del régimen
de progresividad del sistema penitenciario, es una forma de extinción de la pena, que autoriza al extranjero a
regresar a su país. El legislador no ha incluido al extrañamiento dentro del alcance del estímulo educativo.
(Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Roa Miguel, Rosario s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2564.13.4.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 1518/13.
Ejecución penal. Fondo de reserva. Disposición anticipada mensual.
Corresponde autorizar la disposición anticipada mensual del fondo de reserva -mediando verificación de la
ocurrencia de la justificación prevista en el art. 128 segunda parte ley 24.660 por parte de la Sección Asistencia
Social del establecimiento- si no hay controversia entre lo solicitado, con sustento en el carácter permanente de
la apremiante situación económica de los hijos menores del condenado, y lo dictaminado por el fiscal. El voto
concurrente agregó que cabe tener en cuenta que en virtud de la depreciación monetaria, el dinero obrante en
el fondo de reserva va perdiendo valor y, asimismo, que lo resuelto evita que todos los meses se generen
incidencias con el mismo objeto -ya había solicitado tal autorización once veces- lo cual atenta contra los
principios de economía procesal y de obstaculización de la administración de justicia. La disidencia consideró
que, atento al debido control judicial de la etapa de ejecución de la pena, no resulta desacertado que el
ejecutor, tomando en consideración los informes que crea conveniente solicitar a fin de verificar las causas de
justificación alegadas, resuelva cada pedido como ya se ha venido haciendo con los anteriores pedidos
realizados. (Dres. Gemignani -en disidencia-, Borinsky y Hornos -voto concurrente-).
Castillo, Luis Ricardo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 387.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 16219.
Ejecución penal. Ley 24.660. Pedido de recalificación de guarismos. Control judicial. Abuso sexual con
acceso carnal.
El juez de ejecución tiene facultad -en procura del ideal resocializador que debe guiar toda la etapa de
ejecución- para revisar y adoptar las medidas necesarias a fin de garantizar que el interno ostente los
guarismos calificatorios y, en consecuencia, se encuentre transitando el período del régimen progresivo que le
corresponda de acuerdo al cumplimiento de los objetivos fijados en el programa de tratamiento individual. La
decisión cuestionada que no hizo lugar a la recalificación de guarismos no se ha presentado como una
aplicación irrazonable de la ley, pues una evaluación de los informes emanados de la autoridad penitenciaria en
relación a la situación concreta del causante, lo que se encuentra corroborado por los resultados de los estudios
realizados por las áreas respectivas del Cuerpo Médico Forense, revelan un pronóstico claramente
desfavorable en cuanto a sus posibilidades de reinserción social en base a parámetros objetivos, atendibles y
dotados de rigor científico -indicios de agresividad, falta de preocupación por los demás e incapacidad para
captar las relaciones interpersonales, marcada identificación con lo marginal, transgresión, precocidad en la
actividad sexual, habitualidad delictiva, baja tolerancia a la frustración, ausencia de anticipación y planificación,
entre otros-, por lo que las notas de concepto con las que fue sucesivamente calificado el encausado, no han
sido arbitrariamente dispuestas. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky).
Lombardi, José Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 369.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 15912.
52
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Libertad asistida.
La libertad asistida, al ser necesaria para lograr el objetivo de reinserción social, sólo puede ser denegada, de
manera excepcional, cuando constituya un grave riesgo para el condenado o para la sociedad y si al interno le
resta cumplir un lapso de encierro inferior al requerido por el art. 54 ley 24.660 y -si bien el Consejo
Criminológico de la unidad emitió una opinión desfavorable- el interno ha sido calificado con nota de concepto
bueno cinco (5), por lo que resulta infundada la conclusión del juez de ejecución relativa a que el egreso
anticipado representa un peligro para sí o para terceros. La falta de un grupo receptor que lo contenga o la
valoración de las anteriores condenas que registra el interno, no resultan suficientes para afirmar de manera
fundada que el egreso anticipado implicaría un grave riesgo social. La disidencia sostuvo que el a quo brindó
fundamentos suficientes en sustento de la acreditación del "grave riesgo" que la libertad anticipada podría
generar. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky).
Mendieta, Gustavo Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 547.13.4.
Resolución del: 26/04/2013
Causa n° : 326/13.
Ejecución penal. Libertad asistida.
Si bien el tribunal de grado tuvo en cuenta los guarismos calificatorios del interno, el a quo denegó la libertad
asistida con fundamento en los datos aportados en el informe labrado por la autoridad penitenciaria, pues el
juez competente puede y debe apartarse del informe del Consejo Correccional cuando no se ajuste a derecho
ni se adecue a las circunstancias del caso, pero en ejercicio de su poder jurisdiccional, el juez debe valorar el
informe y, si lo considera adecuado, adoptar una decisión en el mismo sentido. Y teniendo en cuenta que se
encuentra en condiciones temporales de acceder a la libertad asistida, que en poco tiempo el encausado
agotaría la pena que se le impusiera, y el lapso transcurrido desde la decisión impugnada, corresponde ordenar
al juez de ejecución -con la URGENCIA que el caso requiere- el reexamen de la cuestión, con la actualización
de los informes. La disidencia sostuvo que si bien el peticionario no cuenta con un grupo receptor que lo
contenga y evite la reincidencia en el delito, dicha circunstancia no puede resultar óbice para la incorporación al
instituto de la liberta asistida. (Dres. Borinsky, Hornos -en disidencia- y Gemignani).
Reynal Velázquez, Rodrigo Iván s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 511.13.4.
Resolución del: 19/04/2013
Causa n° : 59/13.
Ejecución penal. Libertad asistida.
La resolución denegatoria de las salidas transitorias carece de fundamentos jurídicos mínimos, ya que omitió
efectuar un correcto control jurisdiccional de los informes penitenciarios y además se limitó a afirmar que el
interno deberá transitar más tiempo en el período de prueba a los fines de evaluar su evolución en la
progresividad de la pena, específicamente en el ámbito educativo y laboral, todo lo cual no constituye parámetro
válido para rechazar la concesión del beneficio. El voto concurrente agregó que si bien el juez puede mediante
la judicialización o control judicial apartarse de la opinión penitenciaria sobre parámetros objetivos y verificables,
no puede rechazar la solicitud efectuada basándose únicamente en criterios de "futurología" fundados en
relatos acerca del modo en que se ha comportado el interno en otros lapsos de encierro. La disidencia sostuvo
que la persistencia del justiciable en la senda delictual mientras se encontraba gozando del beneficio de la
libertad asistida, torna prudente ajustar su tratamiento penitenciario mediante la reformulación de los objetivos
propuestos por el magistrado de ejecución. (Dres. Borinsky, Gemignani -voto concurrente- y Hornos -en
disidencia-).
Galiazzi, Christian Daniel s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 510.13.4.
Resolución del: 19/04/2013
Causa n° : 72/13.
Ejecución penal. Libertad asistida. Alcances art. 54 ley 24.660. Proceso acusatorio.
Si con posterioridad a la denegación de la solicitud de libertad asistida -respecto del interno que había cumplido
el plazo pertinente, con el consentimiento del Consejo Correccional y favorable dictamen fiscal-, el causante
amenazó con autoagredirse, se negó a que se le ordene resguardo físico y a que se le dispense atención
psicológica, corresponde anular lo resuelto y sustanciar el pedido atendiendo lo dispuesto por el art. 54 ley
24.660. El voto concurrente -si bien adhirió a la nulidad de la decisión- consideró que lo solicitado por el fiscal
es el límite que tiene el órgano jurisdiccional para pronunciarse y el tribunal no puede ir más allá de la
53
pretensión requerida por la acusación. La disidencia consideró que la situación encuadra en la excepcionalidad
negativa prevista en el art. 54 ley 24.660 y que el consentimiento del fiscal resulta infundado. (Dres. Slokar,
David -en disidencia- y Ledesma -voto concurrente-).
Galeano, Luis Fernando s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1805.13.2
Resolución del: 28/10/2013
Causa n° : 1270/13.
Ejecución penal. Libertad asistida. Falta de demostración del grave peligro para sí o para terceros.
Corresponde anular lo resuelto si los elementos valorados por el a quo -condición de reincidente y la sugerencia
de realizar tratamiento psicológico extramuros- resultan insuficientes, a la luz del art. 54 ley 24.660, para
denegar la solicitud de libertad asistida, pues de ningún modo puede inferirse de ellos que constituya un grave
peligro para sí o para terceros, único supuesto que permitiría al juez adoptar una decisión en ese sentido. El
voto concurrente señaló que -ante el dictamen favorable del fiscal- no existiendo controversia ente lo solicitado
por la asistencia técnica del interno y lo dictaminado fundadamente por el MPF, debe anularse la resolución
impugnada. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky -voto concurrente-).
Fernández, Manuel Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2522.13.4.
Resolución del: 19/12/2013
Causa n° : 1655/13.
Ejecución penal. Libertad asistida. Informes carcelarios basados en condiciones personales del interno.
Corresponde anular la resolución que denegó la solicitud de libertad asistida si el juez incurrió en una
contradicción directa con las máximas constitucionales vigentes al tomar para sí las infundadas conclusiones de
los organismos auxiliares y pronosticar a partir de ellas -y contra legem- que el interno fracasaría en la
reinserción social tras su soltura anticipada, ya que resulta contraria a cuestiones subjetivas del condenado que,
por expresa disposición del art. 19 CN, integran un ámbito privado en el cual el Estado no puede inmiscuirse, la
evaluación realizada en los informes carcelarios acerca de la problemática derivada del consumo de
estupefacientes, la historia de vida, problemas familiares, precariedad laboral, situación de calle y demás
condiciones personalísimas. La soltura anticipada del condenado no puede estar condicionada a la falta de
arrepentimiento, sobre todo porque se trata de la posibilidad de usufructuar un derecho -libertad asistida- cuya
denegación debe ser excepcional. La baja nota de concepto con la que fue calificado el interno no puede
representar un obstáculo para la concesión de la libertad asistida, si estuvo basada en condiciones personales
que no pueden ser válidamente valoradas. La disidencia sostuvo que lo resuelto ha atendido los parámetros de
excepcional denegación del beneficio, en consonancia con lo dispuesto por el Consejo Correccional y lo
manifestado por el fiscal ante el juzgado de ejecución, sin que el relativo cumplimiento por parte del interno de
determinadas tareas impida la emisión de informes carcelarios contrarios a la libertad asistida, atendiendo a la
situación total del encausado. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Montiel, Amado Manuel s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1559.13.2.
Resolución del: 10/10/2013
Causa n° : 979/13.
Ejecución penal. Libertad asistida. Rechazo. Procedencia.
La libertad asistida, al ser necesaria para lograr el objetivo de reinserción social, sólo puede ser denegada, de
manera excepcional, cuando constituya un grave riesgo para el condenado o para terceros y la ausencia de
fundamentos respecto de la configuración de los mencionados supuestos, conduce a revocar lo así decidido.
(Dres. Hornos, Borinsky, Gemignani).
Orellana, Daniel Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 274.13.4.
Resolución del: 15/03/2013
Causa n° : 56/13.
54
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Libertad condicional.
Si bien la problemática adictiva del condenado es una cuestión importante, no obsta a la concesión de la
libertad condicional, ya que el art. 13 CP fija como condición para que sea otorgada, el sometimiento del interno
a tratamiento, y tampoco dicha norma establece la adquisición de oficio o la culminación de estudios como
requisito para el otorgamiento de la libertad condicional. Carece de fundamentación lo afirmado en cuanto a que
el interno carece, ante un posible egreso, de proyecto laboral, si el juez de ejecución no desvirtuó el
compromiso asumido por la madre del causante en cuanto dijo que su hijo proyecta incorporarse en una
zapatería. (Dres. David, Slokar y Ledesma).
Yafhe, Raúl Maximiliano s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 161.13.2.
Resolución del: 12/03/2013
Causa n° : 16154.
Ejecución penal. Libertad condicional.
Si se ha cumplido con holgura el plazo para la obtención de la libertad condicional y los miembros de Consejo
Correccional se expidieron en forma unánime de manera favorable ante la solicitud de libertad condicional,
teniendo en cuenta el dictamen positivo del fiscal, no resulta ajustado a derecho el fallo que deniega la libertad
condicional pese a encontrarse cumplidos todos los requisitos de ley. El voto concurrente agregó que, teniendo
en cuenta que el fiscal no se opuso a la concesión de la libertad condicional, el juez resolvió su denegatoria sin
pedido de parte. (Dres. Ledesma -voto concurrente-, David y Slokar).
González, Diego Rafael s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 665.13.2.
Resolución del: 24/05/2013
Causa n° : 88/13.
Ejecución penal. Libertad condicional.
Corresponde anular la decisión que denegó el beneficio de la libertad condicional pues si bien se relevaron
aspectos positivos de la ejecución de la pena impuesta, se concluyó que era inconveniente conceder la libertad
condicional por un déficit en el desempeño institucional y, asimismo, se aplicó erróneamente la norma, pues se
valoraron aspectos que no se encuentran previstos en el art. 13 CP, circunstancia que ha generado una
vulneración del principio de legalidad ejecutiva emanado de nuestra CN, principio éste que tiene por finalidad entre otros- asegurar la ejecución de penas y medidas de seguridad con arreglo a las normas legales. (Dres.
Ledesma, David y Slokar).
Flores Ailan, Alicia Teófila s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1242.13.2.
Resolución del: 04/09/2013
Causa n° : 577/13.
Ejecución penal. Libertad condicional.
Corresponde rechazar el recurso de casación deducido, toda vez que el Juzgado Nacional de Ejecución Penal
rechazó la solicitud de libertad condicional promovida por la defensa pues consideró que en el tiempo que lleva
detenido, no logró el efecto resocializador que persigue el tratamiento penitenciario que, -teniendo en cuenta
que fue condenado por reiterados hechos de agresión sexual sumamente violentos- debe centrarse en un
tratamiento psicoterapéutico con la consiguiente evaluación de su resultado. Así, teniendo en cuenta que el
accionar de la autoridad penitenciaria a tal fin, se vio limitado por la negativa del procesado a aceptarlo, el fin
resocializador no se ha cumplido. La disidencia sostuvo que la denegatoria con fundamento en una dudosa
valoración de parámetros de "reinserción social", no puede impedir el ejercicio de un derecho, máxime cuando
cumple con todos los requisitos legales exigidos. (Dres. Gemignani, Cabral, Figueroa -en disidencia-).
Velázquez, Claudio César s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22926.1.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 16305.
55
Ejecución penal. Libertad condicional.
La libertad condicional podrá ser revocada luego de dársele la oportunidad al procesado de ser oído y presentar
prueba, pudiendo justificar así su incumplimiento respecto a la obligación de residencia. Así, habiendo solicitado
la defensa diferentes medidas a fin de localizar a su asistido, las que fueron rechazadas por el tribunal,
negándosele de esta manera el derecho a ser oído, corresponde hacer lugar al recurso, dejando sin efecto la
revocatoria de la libertad condicional y la correspondiente orden de captura. (Dres. Slokar, Ledesma, David).
Sánchez, Juan Carlos s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2179.13.2.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 118/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Cuestión abstracta.
Resulta abstracto pronunciarse acerca del pedido de libertad condicional, si se encuentra pendiente de
resolución por el juez de ejecución la nueva solicitud efectuada. La disidencia postuló hacer lugar al recurso de
casación, toda vez que, habiendo mediado una opinión favorable anterior por parte del Consejo Correccional,
encontrándose ampliamente cumplido el requisito temporal y habiendo transcurrido más de un año sin que el a
quo vuelva a evaluar la incorporación del condenado al régimen de libertado condicional, la denegatoria deviene
irrazonable. (Dres. Figueroa -en disidencia-, Gemignani y Cabral).
Corsi, Jorge s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22719.1.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 17335.
Ejecución penal. Libertad condicional. Denegatoria infundada.
Corresponde revocar la resolución que denegó la solicitud de incorporación al régimen de libertad condicional si
el condenado cumplió con el requisito temporal para acceder a ella, registra conducta ejemplar y concepto
bueno, y los miembros del Consejo Correccional se han expedido por mayoría en sentido positivo, propiciando
su libertad condicional, por lo que carece de fundamentación lógica lo resuelto en cuanto efectúa
manifestaciones contradictorias con los informes que cita. El voto concurrente agregó que el encartado no sólo
cumple con el requisito temporal, sino que se encuentra incorporado en la fase de socialización, ha observado
con regularidad los reglamentos carcelarios, no es reincidente, ni tampoco se le ha revocado la libertad
condicional con anterioridad y cuenta con una opinión favorable (mayoritaria) del Consejo Correccional en
cuanto a la obtención del beneficio. (Dres. Hornos -voto concurrente-, Gemignani y Borinsky).
Strologo, Horacio Germán s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1556.13.4.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 144/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Denegatoria. Abuso deshonesto agravado por el vínculo en forma
reiterada. Imposibilidad de abordaje terapéutico del condenado.
La imposibilidad manifestada por los profesionales intervinientes de realizar una evaluación o de obtener
progreso alguno en un tratamiento dirigido a evitar la reiteración de hechos como los que originaron la condena
-abuso deshonesto agravado por el vínculo en forma reiterada- no permite entender configuradas las
condiciones para la inserción del condenado al medio libre. La disidencia parcial expresó que si bien los
informes expedidos por las áreas de Asistencia Médica y de la División Servicio Criminológicos ponderados por
el a quo se presentaron, en esta oportunidad, como un obstáculo a la concesión de la libertad condicional, en
atención a que el condenado está en condiciones temporales de acceder al instituto en cuestión, a que se
evidencia un avance en la progresión del tratamiento, corresponde ordenar al juez de ejecución -con la
URGENCIA que requiere-, el reexamen de la cuestión, con la actualización de los informes pertinentes y de las
medidas que se dispusieran en el decisorio recurrido. (Dres. Hornos, Borinsky -en disidencia parcial- y
Gemignani).
Leibiker, Daniel Omar s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 21/03/2013
56
Cámara Nacional de Casación Penal
Registro n° 325.13.4.
Causa n° : 15966.
Ejecución penal. Libertad condicional. Denegatoria. Reincidencia. Art. 14 CP. Constitucionalidad. Aplicación
de la doctrina de la CSJN en el precedente "L'Eveque" y "Valdez".
La declaración de reincidencia no implica un doble juzgamiento por un mismo hecho, ni, específicamente, una
nueva aplicación de pena por el mismo hecho, sino el establecimiento de un régimen punitivo mediante el cual
el legislador toma en cuenta la anterior condena -entendida ésta como dato objetivo y formal- a efectos de
ajustar con mayor precisión el tratamiento penitenciario que considera adecuado para aquellos supuestos en los
que el individuo incurriese en una nueva infracción criminal, dentro del amplio margen que le ofrece la política
criminal, por lo que corresponde revocar la resolución que declaró la inconstitucionalidad del art. 14, declarando
su constitucionalidad y toda vez que la condenada ha sido declarada reincidente, debe rechazarse la solicitud
de libertad condicional. (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani).
Ríos, Elsa Esther s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 332.13.4.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 16020.
Ejecución penal. Libertad condicional. Falta de informes carcelarios.
Corresponde revocar la resolución que incorporó al régimen de libertad condicional al condenado que, si bien el
mero cumplimiento de los plazos temporales no basta para incorporar al régimen de libertad condicional a un
condenado que carece de pronóstico individualizado y favorable de su inserción social, por no haberse
solicitado ni valorado los informes que debían ser labrados por la autoridad pertinente. (Dres. Gemignani,
Hornos y Borinsky).
Fernández, Rolando A. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2223.13.4.
Resolución del: 12/11/2013
Causa n° : 229/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Inconveniencia del domicilio.
La obligación de residencia es un requisito de cumplimiento y no de procedencia de la libertad condicional
atento que, aún ante la ausencia del mismo, se debe proceder a dar intervención a los organismos
correspondientes para la ubicación de un lugar de residencia al interno (art. 172 de la ley 24.660). Por ello, la
inconveniencia del domicilio propuesto, o incluso su ausencia, no pueden ser valorados a los efectos de
rechazar la incorporación del interno al instituto de la libertad condicional. La disidencia sostuvo que el a quo
había efectuado una correcta aplicación de le ley penal y el recurrente no ha logrado demostrar el error jurídico
atribuido al decisorio. (Dres. Figueroa, Madueño -en disidencia- y Cabral).
Villagran, César Augusto s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21822.1.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 526/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Informes del SPF. Dictamen fiscal favorable. No vinculante.
Es el juez de ejecución penal quien ha sido establecido por la ley como el encargado final de evaluar la
potencial adaptación al medio social del interno y resolver si merece ser beneficiado con la libertad condicional.
Es por ello que en aras de tal propósito, el ordenamiento legal ha previsto que obligatoriamente se lo asesore
del mejor modo posible, mediante informes emanados de la autoridad penitenciaria que trata al interno
constantemente. Ese recaudo obligatorio legalmente previsto no implica que tales informes deben ser los únicos
medios por los cuales el juez debe asesorarse impidiéndole acudir a otros elementos que lo auxilien para mejor
proveer. El dictamen del fiscal, en un sentido u otro, no constituye un obstáculo para conceder o denegar el
beneficio requerido, toda vez que lo único que garantiza la ley es la previa vista a la parte, por lo que su opinión
no resulta vinculante. (Dres. Riggi, Borinsky, Catucci).
Luna, Daniel Alberto s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 22/05/2013
57
Registro n° 801.13.3.
Causa n° : 17136.
Ejecución penal. Libertad condicional. Rechazo. Falta de requisitos para su procedencia.
El condenado no ha satisfecho la totalidad de los requisitos legales exigidos para la procedencia de la libertad
condicional. En efecto el informe técnico criminológico concluyó en forma negativa y además no ha observado
los reglamentos carcelarios, a consecuencia de sus incumplimientos en las salidas transitorias. (Dres. Catucci,
Riggi y Borinsky).
Ferreyra Barrientos, Roberto s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1716.13.3.
Resolución del: 19/09/2013
Causa n° : 367/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Reincidencia. Constitucionalidad.
Conforme los precedentes de la CSJN (Fallos 303:1938 y 311:1451) el instituto de la reincidencia en el sistema
del CPA no encuentra sustento en la personalidad o peligrosidad del sujeto y tampoco en un hecho incierto
futuro, sino que presupone el cumplimiento parcial o total de la pena y una nueva conducta del penado. La
comisión del segundo hecho evidencia el desprecio del sujeto por la pena previamente ejecutada y justamente
en dicho desprecio radica la mayor gravedad del reproche por el segundo hecho. No es posible soslayar que el
sistema penal argentino contempla la recurrencia delictiva en un marco de progresividad compatible con los
principios de igualdad y razonabilidad (CN arts. 16 y 28). La severidad de la sanción y/o la severidad de la
ejecución de la pena se incrementan progresivamente, en función de la recurrencia delictiva, contemplando de
manera distinta situaciones que considera diferentes, a partir de circunstancias que no resultan arbitrarias ni
configuran ilegítima persecución o indebido privilegio a personas o grupos. (Dres. Borinsky, Catucci, Riggi).
Pacheco, Juan Enrique s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 429.13.3.
Resolución del: 03/04/2013
Causa n° : 23/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Reincidencia. Validez constitucional del art. 14 CP.
Conforme surge de la doctrina de la CS el instituto de la reincidencia en el sistema del CP no encuentra
sustento en la personalidad o peligrosidad del sujeto ni en un hecho incierto futuro sino en el desprecio del
sujeto por la pena previamente ejecutada. En dicho desprecio radica la mayor gravedad del reproche por el
segundo hecho. Esta circunstancia se ve reflejada en el sistema de progresividad al tratar de manera distinta
situaciones que se consideran diferentes, en el caso pérdida del beneficio de la libertad condicional, de modo
que resulta compatible con los principios constitucionales que rigen la materia y atendiendo al fin resocializador
de la pena. (Dres. Borinsky, Catucci, Riggi).
Turnes, Maximiliano Alberto s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 517.13.3.
Resolución del: 19/04/2013
Causa n° : 16814.
Ejecución penal. Libertad condicional. Requisitos. Rechazo. Improcedencia. Principio de legalidad.
La clara limitación a aspectos relacionados con el respeto a las normas carcelarias, exigida para la procedencia
de la libertad condicional, veda cualquier referencia al pasado delictivo del interno, a la naturaleza del delito
cometido o a valoraciones psicológicas de su personalidad, ergo, el juez no se encuentra facultado legalmente
para examinar las condiciones personales del interno para decidir la procedencia del egreso anticipado. En la
especie el juez de ejecución evaluó que el condenado cumple con el requisito temporal y ha acatado los
reglamentos carcelarios tal como exige el art. 13 CP, sin embargo, denegó la libertad condicional en base al
pronóstico de reinserción social desfavorable elaborado por el Consejo Correccional y a la pericia médica
realizada, siendo que ninguna de esas consideraciones responden a un requisito contemplado en la ley 24.660
ni a una exigencia legal prevista por el art. 13 CP, sino revela una retórica dogmática y por tal arbitraria, que no
puede ser convalidada. Los impedimentos que antepuso el judicante para denegar la solicitud se encuentran al
margen de la regulación legal pues el art. 13 CP nada dice al respecto y por ello, con su decisión no sólo ha
vulnerado el principio constitucional de legalidad ejecutiva sino también ha desatendido el principio de
judicialización que informa la ejecución de la pena privativa de libertad, imponiendo que ésta en todas sus
modalidades esté sometida al permanente control judicial, a cuyo tenor el juez deberá garantizar el
cumplimiento de las normas constitucionales, los tratados internacionales que integran el bloque constitucional
58
Cámara Nacional de Casación Penal
y los derechos de los condenados no afectados por la condena o por la ley. La disidencia sostuvo que el a quo
ha brindado suficientes argumentos que obstan al goce del beneficio solicitado. (Dres. Slokar, Ledesma y David
-en disidencia-).
Asencio, Jorge Enrique s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1675.13.2.
Resolución del: 16/10/2013
Causa n° : 15998.
Ejecución penal. Libertad condicional. Revocación.
Está debidamente fundada la revocación de la libertad condicional, si el condenado incumplió con las
obligaciones impuestas al serle concedida la libertad condicional, en tanto no pudo ser habido en el último
domicilio de residencia indicado al Patronato de Liberados, organismo al que la ley procesal mediante el art.
509 expresamente lo instituye como un organismo que debe colaborar con el Juez de Ejecución en la
observación del penado en lo que respecta al lugar de residencia del liberado, el trabajo a que se dedica y a la
conducta que observa, y tampoco la asistencia técnica justifique el incumplimiento de las obligaciones de las
que se encontraba debidamente impuesto (art. 13 CP) y cuya consecuencia (art. 15 CP) es la revocación del
beneficio acordado. (Dres. Riggi, Catucci y Borinsky).
Lucero, Fabián M. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1412.13.3.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 105/13.
Ejecución penal. Libertad condicional. Revocación.
Si la audiencia prevista en el art. 510 C.P.P.N. resultó de imposible cumplimiento ante la constatada sustracción
del interno al proceso de ejecución de la pena. Dicha circunstancia, explica la ausencia de afectación del
derecho a ser oído del penado (art. 510 C.P.P.N) y, al propio tiempo justifica, la decisión adoptada por el a quo
de revocar la libertad condicional, al encontrarse reunidos en autos los presupuestos previstos legalmente para
ello (art. 15 C.P.). (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos).
Bince, Martín Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2615.13.4.
Resolución del: 23/12/2013
Causa n° : 799/13.
Ejecución penal. Medidas de seguridad. Internación.
Corresponde rechazar el agravio relativo a la falta de fundamentos del informe médico, si éste debe ser
ponderado en conjunto con uno anterior -al cual se remite- en el que se desarrolló un análisis íntegro de las
condiciones personales y psiquiátricas del encausado, concluyendo que presenta una clínica compatible con un
síndrome delirante, circunstancia clínica que le condiciona su capacidad para hallarse en juicio y, asimismo, con
posterioridad, constan nuevos informes médicos -con la participación del perito de parte propuesto por la
defensa-, de los que surgen los indicadores de riesgo para sí y para terceros, recomendándose su internación
en la Unidad 20 del SPF. (Dres. Borinsky, Catucci y Riggi).
Conforti, Christiana Pablo s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1747.13.3.
Resolución del: 23/09/2013
Causa n° : 544/13.
Ejecución penal. Pedido de internación.
Corresponde anular el pronunciamiento que denegó el pedido de internación y remitir las actuaciones a su
procedencia a fin de que -con la celeridad que el caso impone- se dicte otro que contemple el conjunto de
elementos de juicio vinculados a la salud del encartado que existan al momento de la decisión, ya que en el
recurso de casación se hizo referencia a un informe médico que indicaba la conveniencia de la internación y a
una recomendación del Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas que
habría propiciado la adopción de medidas en orden al tratamiento de rehabilitación del imputado, sin que tal
documentación aparezca agregada a las constancias remitidas a la Sala. El seguimiento, evaluación y atención
59
de la salud del encartado, así como otras medidas que, vinculadas con su lugar de alojamiento, guardan
potencial virtualidad respecto del tratamiento y evolución de las patologías del paciente, conllevan la exigencia,
inherente a todo magistrado con una persona privada de libertad anotada a su disposición, de realizar visita al
detenido en su lugar de alojamiento a fin de constatar personalmente la situación del detenido. (Dres. Slokar,
David y Ledesma).
Patti, Luis Abelardo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 681.13.2.
Resolución del: 29/05/2013
Causa n° : 170/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria.
La procedencia de la detención domiciliaria para supuestos no contemplados legalmente, deviene viable sólo
cuando deba primar una finalidad tuitiva respecto de ciertos derechos reconocidos a los niños, que representa
un interés mucho más elevado que el derecho del propio imputado, lo que no se da en el caso, toda vez que los
niños se encuentran al cuidado de su madre, que si bien no trabaja y su situación económica se ha deteriorado
desde la detención del encartado, recibe ayuda de sus familiares, la asignación universal por hijo y el dinero
obtenido por el imputado por sus labores en la penitenciaría. Cuando se solicita arresto domiciliario con motivo
del cuidado de hijos menores, corresponde disponer la intervención del Ministerio Pupilar. (Dres. Cabral,
Figueroa y Catucci).
Bracamonte, Ricardo David s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Catucci.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21977.1.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 27/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad.
Conforme doctrina de la CSJN frente a la responsabilidad del Estado y al especial deber de cuidado para
neutralizar el entorpecimiento de la investigación en los delitos calificados como de lesa humanidad",
corresponde al momento de adoptarse una decisión respecto a la concesión del beneficio analizar el riesgo
procesal de fuga, como también la existencia de razones humanitarias que justifiquen su otorgamiento. En el
caso de autos la Sala entiende que se encuentran reunidos los requisitos que ameritan la concesión del arresto
domiciliario solicitado, toda vez que, previo al debate, el imputado venía cumpliendo la prisión preventiva bajo
tal modalidad desde hacía más de cinco años sin que haya incurrido en alguno de los supuestos que
conllevarían a su revocatoria y; por otra parte las afecciones que padece no pueden ser adecuadamente
atendidas en un centro de detención, lo que podría poner en riesgo su vida. (Dres. Figueroa, Cabral y
Gemignani).
Sita, Mario Víctor s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22541.1.
Resolución del: 18/11/2013
Causa n° : 411/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad.
La denegatoria de prisión domiciliaria se ajusta a los extremos legales que regulan su procedencia, ya que el
encartado, de 68 años, no es un enfermo terminal, y sus dolencias pueden ser tratadas adecuadamente en su
lugar de detención, sin que se hayan detectado motivos concretos que indiquen que su salud se viera agravada
en virtud de su detención en la unidad carcelaria. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
González, Desiderio A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2061.13.2.
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 379/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Estado de salud.
Para conceder o no la prisión domiciliaria en casos en que se encuentra en juego el derecho a la salud debe
analizarse si el encarcelamiento implica, no sólo por la edad, un tratamiento cruel, inhumano o degradante o
60
Cámara Nacional de Casación Penal
una restricción indebida de un derecho fundamental distinto de la libertad ambulatoria. La sola circunstancia de
ser mayor de edad no basta para la aplicación automática del beneficio y menos aun tratándose de delitos de
lesa humanidad donde el Derecho Internacional de los Derechos Humanos responsabiliza a los Estados partes
ante la comunidad internacional, de cualquier entorpecimiento de la verdad, de la demora irrazonable del
juzgamiento y el cumplimiento efectivo de las condenas. No obstante, se advierte que la resolución en crisis se
adoptó de manera superficial sin analizar el estado de salud del condenado y las posibilidades o no de su
debida atención en el lugar en el que viene cumpliendo la condena. La disidencia sostuvo que no se aprecia ni
logró ser demostrado por el recurrente que la decisión que deniega la prisión domiciliaria registre déficit de
fundamentación o constituya una errónea interpretación de la ley sustantiva, pues se realizó un análisis integral
de los distintos informes médicos allegados a la causa y, en consonancia con el criterio sostenido por la CS, en
estos casos se impone una mayor cautela al examinar los riesgos procesales, en atención a la especial
modalidad delictiva -delitos de lesa humanidad- que objetivamente aumentan el riesgo de fuga. (Dres. Catucci,
Riggi, Borinsky -en disidencia-).
Ruiz Soppe, Raúl Alberto s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 619.13.3.
Resolución del: 30/04/2013
Causa n° : 16800.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Estado de salud. Requisito etario.
El cumplimiento de una obligación internacionalmente asumida -investigar y sancionar a los responsables de
delitos de lesa humanidad- no puede llevarse a cabo en detrimento de otra obligación -brindar trato digno y
humanitario a todos los reclusos-, por lo que ambas deben respetarse de forma mancomunada. Corresponde
rechazar el recurso de casación contra el pronunciamiento que concedió al imputado la prisión domiciliaria que
si los informes médicos dan cuenta de la progresión de las enfermedades que padece y de las graves
deficiencias que al respecto presentan la mayoría de las unidades penitenciarias del país, lo que genera el
riesgo de un aumento en la gravedad de las dolencias que padece. Corresponde exhortar al Ministerio de
Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, y por su intermedio a la Secretaría de Política Criminal y Asuntos
Penitenciarios de la Nación, para que dentro de un plazo razonable, adecue las unidades penitenciarias de todo
el país a la legislación y estándares internacionales, planificando y evaluando propuestas concretas para
brindar una adecuada atención a la salud de quienes se encuentren privados de su libertad. La disidencia
sostuvo que, en tanto no ha variado sustancialmente la situación respecto de la que motivó el dictado por la
CFCP del pronunciamiento que concluyó que no había razones humanitarias que implicaran la continuidad de la
excepción de la prisión domiciliaria, no se advierte impedimento alguno para que el encartado sea alojado en un
establecimiento carcelario. (Dres. Borinsky -en disidencia-, Gemignani y Hornos).
Pertusio, Roberto Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1971.13.4.
Resolución del: 17/10/2013
Causa n° : 1057/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Falta de fundamentación.
La decisión de concederle la prisión domiciliaria al condenado sólo se explica por la condición etaria que reúne más de 70 años-, sin embargo, el mero cumplimiento de uno de los requisitos que habilitan la concesión del
arresto domiciliario no implica su concesión automática sino que es necesario el análisis de los riesgos
procesales que acarrea dicha decisión. (Dres. Gemignani, Hornos, Borinsky).
Olivera Rovere, Jorge Carlos s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 766.13.4.
Resolución del: 22/05/2013
Causa n° : 227/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Prisión domiciliaria. Estado de salud.
Autorización para salir del domicilio. Improcedencia.
La autorización para realizar periódicas caminatas a una persona que se encuentra cumpliendo una detención
cautelar en su domicilio no se encuentra prevista por la ley. De tal modo, la autorización dispuesta por el
tribunal significa desnaturalizar el instituto de la prisión domiciliaria y violentar las restricciones que le fueran
impuestas al imputado al momento de su concesión, es decir, la imposibilidad de abandonar el domicilio bajo
apercibimiento de revocar la medida. La disidencia sostuvo que no se vislumbran los riesgos procesales a los
cuales hace referencia el recurrente, siendo que la decisión cuestionada tuvo en miras la preservación de la
salud del imputado. (Dres. Borinsky, Catucci, Riggi -en disidencia-).
Mac Gaul, Andrés José s/recurso de casación.
61
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 598.13.3.
Resolución del: 29/04/2013
Causa n° : 16904.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Recurso de casación. Gravedad
institucional. Riesgos procesales.
Constituye un supuesto de gravedad institucional que habilita la jurisdicción de esta Cámara como órgano
intermedio, el caso en el que se encuentra comprometida la responsabilidad internacional del Estado argentino
de garantizar el juzgamiento y eventual cumplimiento de pena, de una persona que se encuentra acusada por la
comisión de delitos que constituyen violaciones a los derechos humanos ocurridas en nuestro país durante la
última dictadura militar. Corresponde anular la decisión recurrida toda vez que el tribunal no efectuó un análisis
completo de la situación familiar del procesado a fin de determinar si se daba o no la situación excepcional
solicitada, como tampoco se efectuó un estudio acerca del aumento de los riesgos procesales -especialmente el
de fuga-. (Dres. Borinsky, Riggi, Catucci).
López, Ariel Antonio s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 951.13.3.
Resolución del: 17/06/2013
Causa n° : 373/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Requisito etario. Estado de salud. Riesgo
procesal.
La condición etaria del imputado no comporta la concesión automática del instituto, en tanto resulta una facultad
jurisdiccional que debe responder a estrictas razones humanitarias que tal como lo pone de manifiesto el Fiscal
General en su recurso, no sólo no se verifican en autos, sino que tampoco fueron objeto de análisis por parte de
los jueces de la instancia anterior. Corresponde anular la confirmación del arresto domiciliario si tal decisión se
adoptó sin un análisis adecuado sobre las implicancias concretas que podría traer aparejado el cumplimiento de
la medida cautelar en un instituto penitenciario que, tal como surge de los informes reseñados, se encontraba hasta ese momento- brindando un tratamiento acorde a las necesidades del imputado a fin de resguardar su
salud, y tampoco se efectuó estudio alguno acerca del aumento de los riesgos procesales -especialmente el de
fuga- que comporta, objetivamente, el arresto domiciliario del imputado, ya que no puede soslayarse que el
encartado se encuentra imputado por la comisión de crímenes contra la humanidad. La disidencia sostuvo que
con la prisión domiciliaria del acusado -que solo conllevó a modificar su lugar de encierro-, permite descartar
que el Estado pueda desatender compromiso internacional alguno. (Dres. Riggi -en disidencia-, Borinsky y
Catucci).
Hermelo, Hernán A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1509.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 285/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Revocación de la prisión domiciliaria.
Recurso extraordinario. Efecto suspensivo. Excepción.
El art. 442 CPPN establece la regla general según la cual la interposición de un recurso extraordinario tiene
efecto suspensivo. Sin embargo, dicho artículo también establece una excepción a dicha regla general, pues
dicho efecto no ocurrirá cuando expresamente se disponga lo contrario. En este sentido, el artículo 332 CPPN
expresamente dispone lo contrario en lo relativo a la denegatoria de una excarcelación. En la misma dirección y
por los mismos fundamentos, tampoco rige el efecto suspensivo del recurso extraordinario para la decisión que
dicta una prisión preventiva, pues también implica la restricción cautelar de la libertad del imputado. Y de la
misma manera, ocurre en el caso de autos, en donde la decisión versa sobre el modo de cumplimiento de la
prisión preventiva. Ello cobra especial importancia en causas en las que se investigan crímenes contra la
humanidad cometidos en el marco de la última dictadura, en tanto es doctrina de la CSJN, con sustento en los
parámetros establecidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la existencia de la obligación de
remover todos los obstáculos que existan en el derecho interno, en cuanto se opongan a la responsabilidad
asumida por nuestro país en el plano internacional respecto del juzgamiento y sanción de las violaciones a los
derechos humanos. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Pertusio, Roberto Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 27/06/2013
62
Cámara Nacional de Casación Penal
Registro nº 1117.13.4.
Causa n° : 637/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad. Vigilancia por parte de fuerzas federales.
Improcedencia.
Si bien es potestad de la judicatura determinar cuál es el organismo más pertinente para supervisar la detención
domiciliaria, la normativa legal que regula el instituto en cuestión, establece que en ningún caso la persona
estará a cargo de organismos policiales o de seguridad, por lo que el agravio atinente a la viabilidad que el
control externo recaiga en cabeza de alguna fuerza federal, no habrá de prosperar. (Dres. Gemignani, Borinsky,
Hornos).
Trevisan, Bruno s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 767.13.4.
Resolución del: 23/05/2013
Causa n° : 16697.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Delitos de lesa humanidad.
Es nula la decisión de revocar la prisión domiciliaria sin encontrarse firme el pronunciamiento recaído a su
respecto, ya que el tribunal no indicó circunstancia alguna que permita excepcionar el principio que establece el
art. 442 CPPN relativo a los efectos suspensivos que respecto de los pronunciamientos tienen los recursos, sin
que quepa soslayar que los imputados tienen más de 70 años de edad y que no se acreditó cuáles son los
riesgos de elusión. El voto concurrente agregó que los informes médicos exhiben el carácter mutable del estado
de salud de los encartados y tal circunstancia fue omitida en el pronunciamiento impugnado. (Dres. Ledesma,
David -voto concurrente- y Slokar).
Arrillaga, Alfredo y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2081.13.2.
Resolución del: 22/11/2013
Causa n° : 395/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Denegatoria. Delitos de lesa humanidad. Gravedad institucional.
Requisito de salud. Responsabilidad internacional del Estado Argentino. Condena no firme.
Corresponde revocar la prisión domiciliaria concedida al encausado atento la inexistencia de razones relativas a
un grave estado de salud o de cualquier otra índole que impliquen la continuidad de la excepción de la
detención domiciliaria, sin que se advierta causal de impedimento alguna para que el nombrado sea alojado en
un establecimiento carcelario, habiendo efectuado el a quo una incorrecta valoración del riesgo de fuga
teniendo en cuenta que el justiciable se encuentra condenado en el presente proceso a la pena de prisión
perpetua -la cual aún no adquirió firmeza- y en otro proceso a la misma pena. El voto disidente expresó que en
atención a que ya se había expedido en la presente incidencia respecto al marco normativo aplicable al caso y
que el presente recurso no demostraba argumento novedoso, correspondía rechazarlo. (Dres. Borinsky,
Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Pertusio, Roberto Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 344.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 11/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud del hijo menor de la concubina del encartado. Interés
superior del niño. Intervención de la Defensoría Pública de Menores e Incapaces.
El estado de salud del hijo de la concubina del causante no justifica la aplicación analógica de las previsiones
de los arts. 10 CP y 32 ley 24.660 (modificados por ley 26.472), ya que el interés superior del niño no se
encuentra comprometido en tanto surge de las constancias de la causa que el menor cuyo interés se invoca se
encuentra resguardado, tanto en su faz afectiva como de salud por su madre, y que no se encuentra
desamparado. No corresponde dar intervención al Defensor Público de Menores e Incapaces si en el caso el
beneficio resulta claramente improcedente. La disidencia postuló anular lo resuelto ante la ausencia de
intervención del al Defensor Público de Menores e Incapaces, pues no se han ponderado los intereses del
menor a través de su representación promiscua -art. 59 Código Civil-. Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky disidencia-.
Yergo Morante, Ramiro s/rec. de casación.
63
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 12/12/2013
Registro nº 2474.13.4.
Causa n° : 1288/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud.
Sin perjuicio de que no se ha demostrado la concurrencia de vicios que afecten la decisión de denegar el
arresto domiciliario -fundada en los dictámenes médicos pertinentes-, en lo que atañe a la rehabilitación médica
y a las dificultades que experimentaría el interno en cuanto al adecuado acceso a las instalaciones sanitarias,
corresponde disponer que el tribunal oral deberá proceder al seguimiento, atención y evaluación periódica de la
salud del encartado. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Maldonado, Fernando Gabriel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Resolución del: 19/03/2013
Registro n° 192.13.2.
Causa n° : 16642.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra la resolución que no hizo lugar al arresto
domiciliario toda vez que surge del informe clínico del Cuerpo Médico Forense y el del médico del Servicio
Penitenciario que el estado de salud del condenado no reviste un grado tal de gravedad que le impida
recuperarse y ser tratado adecuadamente en un establecimiento penitenciario, como ha sido cada vez que las
circunstancias así lo requirieron. Por otro lado, para que la ejecución de la pena no se agrave indebidamente,
es necesario -en el caso- que se cumpla efectivamente con lo dispuesto en la sentencia impugnada relativa a la
internación y tratamientos indicados por los profesionales actuantes. (Dres. Borinsky, Riggi, Catucci).
Socro, Rubén Luis s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 28/02/2013
Registro n° 115.13.3.
Causa n° : 16312.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud.
Si bien no corresponde otorgar la prisión domiciliaria a quien -atento su grave estado de salud- debe seguir un
tratamiento continuo y estricto, sí se debe disponer su traslado a una nueva unidad de detención más cercana
al lugar donde se realiza el tratamiento, a fin de evitar un agravamiento de las condiciones de detención. (Dres.
Ledesma, David y Slokar).
Cardozo, Miriam Clementina s/rec. de queja.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Resolución del: 02/05/2013
Registro nº 460.13.2.
Causa n° : 16621.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud.
El juez de ejecución ha analizado de modo íntegro la situación médica y personal del condenado, al brindar las
razones en las que se sustenta el rechazo del arresto domiciliario, ya que no solamente analizó la petición de la
defensa a la luz de los informes médicos efectuados al interno, sino que también indicó a la autoridad
penitenciaria que extremara los recaudos a fin de garantizarle la constante y debida atención médica que su
complejo cuadro de salud exige, con obligación de informar cualquier circunstancia que implique el
empeoramiento de su salud. Habida cuenta que el estado de salud del encartado puede resultar complejo con
la concurrencia de complicaciones propias del cuadro médico que padece, a fin de atender los derechos
convencionales y constitucionales de toda persona privada de libertad, corresponde disponer que se le efectúen
controles médicos periódicos. (Dres. Figueroa, Gemignani y Cabral).
Díaz Santillán, Hernán Diego s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22216.1.
Resolución del: 07/10/2013
Causa n° : 17417.
64
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud.
Corresponde hacer lugar al recurso de casación y reenviar las actuaciones a fin de que se dicte un nuevo
pronunciamiento pues el a quo -al revocar la prisión domiciliaria- omitió, previamente, evaluar si su alojamiento
en un establecimiento carcelario permite afrontar, en forma adecuada, el tratamiento indicado por los
facultativos del Cuerpo Médico Forense (art. 32 inc. a) ley 24.660), circunstancia que aparece como dirimente
en orden a resolver la cuestión a decidir y torna arbitrario lo resuelto. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Errecarborde, Jorge A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1977.13.2.
Resolución del: 14/11/2013
Causa n° : 15835.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Agravamiento de las condiciones de detención.
Aun cuando no se desconoce que el delito por el que el encartado fue condenado fue cometido por el justiciable
mientras cumplía prisión domiciliaria en el mismo domicilio que actualmente fue propuesto para el beneficio,
tratándose de un enfermo crónico -que debe trasladarse a 60 km del lugar de detención para recibir diálisis tres
veces por semana- y habiéndose constatado que en el penal donde se encuentra alojado no hay agua potable
corriente para poder sostener la higiene que requiere su padecimiento, corresponde darle una segunda
oportunidad y conceder el arresto domiciliario, pues esperar a que la persona privada de su libertad "empeore"
sus condiciones vitales implica a las claras un trato cruel y deshumanizado, atentatorio del derecho a la
dignidad humana que goza todo individuo. La disidencia señaló que la defensa no ha logrado rebatir mediante
una crítica concreta y razonada los fundamentos del "a quo" que dan sustento al rechazo del pedido, en cuanto
acudió a los informes médicos que consideraron que la dolencia que afecta al condenado no es incompatible
con su detención en una unidad carcelaria y a que el delito fue cometido mientras estaba en prisión domiciliaria.
(Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky -en disidencia-).
Segundo, Alfredo A. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1651.13.4.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 252/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Delitos de lesa humanidad.
Corresponde hacer lugar al recurso de casación y reenviar las actuaciones al tribunal de procedencia si ni del
escueto informe recibido en respuesta al requerimiento formulado por la Sala, ni de los antecedentes
referenciados en la resolución recurrida, surge respuesta o elementos de juicio que permitan evacuar el aserto
defensista relativo al carácter terminal de las patologías que padecería el encartado -persona de 82 años- ni la
aptitud del establecimiento en el que se encuentra alojado el paciente, para proveer el tratamiento que éstas
eventualmente demanden. El voto concurrente consideró que se debe resolver en la instancia casatoria si
corresponde o no otorgar el arresto domiciliario. (Dres. Slokar, David y Ledesma -voto concurrente-).
Martínez, José María s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1813.13.2.
Resolución del: 30/10/2013
Causa n° : 380/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Delitos de lesa humanidad.
Tratándose de delitos de lesa humanidad en los que está en juego la responsabilidad internacional del Estado
Argentino, la fundamentación de la resolución que otorgó el arresto domiciliario resulta insuficiente, al no
haberse ponderado los informes del Subdirector de Sanidad del SPF que dan cuenta de una actualizada
situación edilicia y técnica del H.P.C. I de Ezeiza, lo que modifica las concretas posibilidades de atención al
encausado y la eventual capacidad operativa de afrontar una situación de emergencia. La disidencia consideró
que lo resuelto se sustentó en un vasto cuadro probatorio que permitió determinar el cuadro de salud del
encartado y la viabilidad de la solicitud defensista, ya que analizó detalladamente el cuadro de salud del
encausado, en ese entonces de 81 años de edad, ello según las experticias realizadas en el marco de la Junta
Médica ordenada a tal fin, y ponderó diferentes informes emitidos por personal del S.P.F. respecto al H.P.C. I,
establecimiento donde se encontraba detenido. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos -en disidencia-).
Menéndez, Bernardo J. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
65
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2510.13.4.
Resolución del: 16/12/2013
Causa n° : 1523/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Delitos de lesa humanidad.
No se vislumbran vicios de fundamentación en la resolución que concedió el arresto domiciliario en los términos
del art. 10 incs. a) y d) CP y 32 incs. a) y d) ley 24.660, pues el a quo se sustentó en un vasto cuadro probatorio
que permitió determinar el cuadro de salud del encartado y la viabilidad de la solicitud defensista ya que analizó
detalladamente el cuadro de salud del nombrado, según las experticias realizadas en el marco de la Junta
Médica ordenada a tal fin, y ponderó diferentes informes emitidos por personal del S.P.F. respecto al H.P.C. I,
establecimiento donde se encontraba detenido. La disidencia sostuvo que -tratándose de delitos de lesa
humanidad en los que está en juego la responsabilidad internacional del Estado Argentino- la fundamentación
de la resolución recurrida resulta insuficiente, al no haberse ponderado los informes del Subdirector de Sanidad
del SPF que dan cuenta de una actualizada situación edilicia y técnica del H.P.C. I de Ezeiza, lo que modifica
las concretas posibilidades de atención al encausado y la eventual capacidad operativa de afrontar una
situación de emergencia. (Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky -en disidencia-).
Lobaiza, Humberto José Román s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2509.13.4.
Resolución del: 16/12/2013
Causa n° : 1649.13.4.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Delitos de lesa humanidad. Revocación.
Si el informe del Servicio Penitenciario da cuenta de la posibilidad de que el encartado pueda ser atendido, tal
como demanda su cuadro de salud, en una determinada unidad de detención, ello denota la relevancia de la
omisión por parte del a quo -que hizo lugar al arresto domiciliario- de efectuar una medida de carácter
indispensable, a los fines de verificar adecuadamente que se encontraban reunidas las exigencias requeridas
para resolver la solicitud de la defensa. La disidencia propició el rechazo del recurso de casación. (Dres.
Borinsky, Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Pascarelli, Hugo Ildelbrando s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 641.13.4.
Resolución del: 03/05/2013
Causa n° : 83/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Delitos de lesa humanidad. Riesgo de fuga. Razones
humanitarias.
Corresponde conceder el arresto domiciliario al condenado por delitos de lesa humanidad, teniendo en cuenta
que, previo al dictado del veredicto condenatorio venía cumpliendo la prisión preventiva bajo tal modalidad sin
haber incurrido en causales de revocatoria, y que -de acuerdo con los informes médicos- la unidad carcelaria
donde se encuentra alojado no resulta adecuada para una suficiente atención médica ni para un seguimiento de
la gravedad del cuadro sin llevar al agravamiento de sus enfermedades crónicas que podrían poner en riesgo
su vida. (Dres. Figueroa, Cabral y Gemignani).
Almeida, Domingo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22665.1.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 168/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Estado de salud. Interés superior del niño.
No cuadra dentro de las previsiones de los arts. 10, incs. "a" y "b" CP y 11 y 32 incs. "a" y "b" ley 24.660 la
situación del encartado, quien es portador de H.I.V. y es atendido quincenalmente por especialistas en
infectología que atienden pacientes en los Hospitales Fernández y Muñiz, no obrando constancias de que la
enfermedad de la que adolece se encuentre en su período terminal. Si, según lo informado por el Cuerpo
Médico Forense, el agravamiento en la salud del condenado no se encuentra vinculado con sus condiciones de
detención, en el caso concreto la concesión de la prisión domiciliaria no resultaría ser una situación que podría
llevar hacia un mejoramiento del estado de salud. Ante el planteo en torno a que la concesión de la prisión
domiciliaria permitiría resguardar el interés superior del niño, con fundamento en que los hijos menores de edad
del encartado, tienen derecho a tener un padre sano, para posibilitar el mantenimiento de la relación con éste,
66
Cámara Nacional de Casación Penal
corresponde dar intervención al Asesor de Menores. La disidencia parcial sostuvo que no se dan en el caso las
condiciones fijadas por la ley para la concesión del beneficio, ya que los menores -de 14 y 11 años de edad- no
se encuentran a cargo del padre y han excedido el límite fijado por la ley y tampoco se encontrarían en una
situación que permita hacer excepción al principio general. (Dres. Figueroa, Gemignani -en disidencia parcial- y
Cabral).
Simoni, Roberto Carlos s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22866bis.1.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 1413/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos mayores de cinco años. Existencia de material estupefaciente al
alcance de la niña.
Toda vez que el rechazo de la solicitud de arresto domiciliario se fundamentó, no sólo en la ausencia de un
perjuicio que pudiera padecer la hija de la imputada en virtud de que la niña de 8 años se encuentra contenida
material y afectivamente por su abuela y una hermana de 19 años que la visita a diario y colabora con su
cuidado. También el tribunal consideró que la imputada tenía en su casa, en la que vivía con la menor, material
estupefacientes al alcance de la niña; unido a ello que la edad de la menor excede el límite establecido por la
norma que regula la materia, corresponde el rechazo del recurso de casación articulado por la defensa. (Dres.
Gemignani, Cabral, Figueroa).
Carabajal, Verónica s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22925.1.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 11085.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores.
Se ajusta a lo establecido en el art. 32 inc. F) y 33 ley 24.660, la denegatoria del arresto domiciliario si de las
constancias de la causa surge que los menores no se hallan en una situación de desamparo ni de inseguridad
material y/o moral que habilite un análisis pormenorizado de la cuestión, con el fin de garantizar sus
derechos.(Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Verón, Norma Fernanda s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 425.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 23/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores.
Está debidamente fundada la denegatoria de prisión domiciliaria si los hijos de la interna, cuya edad supera
ampliamente la prevista por el legislador, no se encuentran en situación de riesgo o desamparo y la beba de
diez meses convive con su madre en el penal donde cuenta con personal y equipamiento idóneos para su
atención, máxime teniendo en cuenta que los graves ilícitos por los que fue condenada -secuestro extorsivo
agravado- fueron perpetrados junto al coimputado, padre de los menores, en el domicilio familiar. (Dres.
Catucci, Riggi y Borinsky).
Moyano, Ana Cristina s/rec. de casación.
Magistrados :Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2573.13.3.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 1303/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores.
Carece de fundamentación la denegatoria de prisión domiciliaria si resulta dogmático el argumento que se
refiere a que cuando la condenada cometió el delito ya tenía hijos y, con respecto al hijo de tres años, sólo
señaló que estaba al cuidado de su abuelo y que el niño presenta situación de angustia por la separación de su
madre. El voto concurrente agregó que el caso encuadra en los parámetros fijados por el art. 32 ley 24.660, que
la recurrente propone un domicilio adecuado y cuenta con la aprobación del defensor de menores y dictamen
favorable del fiscal. La disidencia consideró que el recurrente no logró demostrar de modo concreto por qué en
el caso el derecho que se le reconoce a todo niño de no ser separado de sus padres debería prevalecer por
67
sobre el del Estado a imponer una medida de coerción. (Dres. David -en disidencia-, Slokar y Ledesma -voto
concurrente-).
Gutiérrez, Verónica R. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2186.13.2.
Resolución del: 06/12/2013
Causa n° : 502/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores.
Corresponde anular la denegatoria del arresto domiciliario si el pronunciamiento ha omitido efectuar un análisis
de las concretas circunstancias de las hijas menores de la interna, a la luz de la normativa aplicable. La
disidencia sostuvo que si bien las edades de las niñas en cuyo interés superior se solicita la prisión domiciliaria,
se condicen con el límite etario establecido por la norma en cuestión, se encuentran cuidadas y asistidas en sus
necesidades por su tía, manteniendo, incluso, el contacto con su madre, debe considerarse que ésta fue
oportunamente incorporada al régimen de prisión domiciliaria por idénticos motivos a los expuestos en la
actualidad, pero que fue revocado por haberse incumplido la única regla de conducta que se le había impuesto,
esta es, la permanencia domiciliaria y ello se produjo a los fines de cometer un nuevo delito. (Dres. Borinsky,
Gemignani -en disidencia- y Hornos).
Ramírez, Damaris Febe s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2577.13.4.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 1200/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Conformidad del Ministerio Público Fiscal.
La conformidad del fiscal no despoja al órgano jurisdiccional de su facultad de decidir con respecto al pedido de
prisión domiciliaria. Teniendo en cuenta que el arresto domiciliario no es un instituto de aplicación automática y
que los tres hijos de la encausada son mayores de cinco años, uno mayor de edad, otro está próximo a
alcanzar la mayoría de edad y la tercera, de siete años, vive en un ambiente familiar adecuado y alejada de
situaciones de vulnerabilidad, y consta que se ha asegurado el mantenimiento de las relaciones personales y el
contacto directo con su madre, en el marco del seguimiento inspirado por el interés superior del niño, está
debidamente fundada la denegatoria del pedido, máxime si la presencia de la encausada, que debe enfrentar
un juicio por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, no constituye un aporte imprescindible
para el crecimiento y educación de su hija menor, sino todo lo contrario. La disidencia sostuvo que el tribunal
oral no puede sustituir las razones del fiscal para rechazar el pedido de arresto domiciliario. (Dres. Borinsky -en
disidencia-, Catucci, Riggi).
Villa, Miriam Irene s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 733.13.3.
Resolución del: 14/05/2013
Causa n° : 266/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Estado de salud. Interés superior del niño. Sentencia.
Motivación.
Corresponde anular la decisión que -al rechazar el arresto domiciliario- resolvió la cuestión sin haber tenido a la
vista las copias de las historias clínicas que él mismo solicitara y sin haber dado intervención a la Defensoría
Pública de Menores e Incapaces para que se pronuncie respecto del mejor interés del menor, lo cual resultaba
ineludible a los fines de garantizar el invocado interés superior del hijo de la imputada. La disidencia parcial -al
considerar que la presencia de la progenitora en el hogar contribuirá al desarrollo adecuado del niño, debido a
su estado de salud pero también a las otras hijas de la imputada- postuló conceder el arresto domiciliario. (Dres.
Slokar, Ledesma -en disidencia parcial- y David).
Rojas, Mirta Alejandra s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 645.13.2.
Resolución del: 22/05/2013
Causa n° : 134/13.
68
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Falta de arraigo.
En tanto la prisión domiciliaria implica necesariamente que la persona beneficiada permanezca en un domicilio
determinado, y no consta en la causa que se haya prestado conformidad para que la encartada resida en su
anterior domicilio ni la intención de hacerse cargo del cuidado y manutención de su hija menor -que habría
viajado a Bolivia junto con su abuela materna-, la denegatoria del beneficio resulta ajustada a derecho. La
disidencia sostuvo que se encuentran dados los requisitos legales para otorgar el arresto domiciliario, teniendo
en cuenta que la hija de la condenada tiene cuatro años y que su familia directa reside en Bolivia, lo que hace
suponer que no existen familiares directos que puedan hacerse cargo de la menor, y que se cuenta con la
opinión favorable del defensor de menores. (Dres. Ledesma -en disidencia-, David y Slokar).
Aguirre Fernández, Estelia s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1964.13.2.
Resolución del: 12/11/2013
Causa n° : 724.13.2.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Falta de intervención del Asesor de Menores.
Corresponde anular la resolución que denegó la prisión domiciliaria si no se dio legal intervención al Asesor de
Menores y, ante tal circunstancia, es evidente que los hijos de la imputada no han sido oídos, ni se les ha
considerado su situación fáctica de por sí vulnerable, ni sus derechos previo resolver acerca de la petición
formulada por su madre. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Del Valle Vallejos, Mariela Andrea s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21044.1.
Resolución del: 15/05/2013
Causa n° : 100/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Falta de intervención del Defensor de Menores.
Ante la ausencia de un dictamen que garantice el derecho de los niños a ser oídos en el marco del incidente de
detención domiciliaria, corresponde anular la resolución impugnada. La disidencia postuló la concesión del
arresto domiciliario, teniendo en cuenta que las edades de los niños en cuyo interés superior se solicitó la
prisión domiciliaria, se condicen con el límite etario establecido en la norma en cuestión, y asimismo, las
concretas circunstancias del caso como así también los informes presentados. (Dres. Borinsky, Gemignani -en
disidencia- y Hornos).
Ramírez, Alejandra Zulma s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1534.13.4.
Resolución del: 26/08/2013
Causa n° : 494/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Interés superior del niño.
Actúa como norma rectora en la materia bajo análisis el principio de prioridad del interés superior del niño que
es una garantía constitucionalmente tutelada que establece un ámbito de protección de los derechos del menor
por representar un interés mucho más elevado que el derecho del propio imputado. Esta consideración rectora
constituye una pauta cierta que orienta y condiciona la decisión de los tribunales de todas las instancias. En el
caso ha quedado en evidencia que los hijos menores de la condenada se encuentran en situación de riesgo por
lo que corresponde hacer prevalecer por sobre las razones de cautela de su progenitora los derechos
fundamentales de los niños y conceder la prisión domiciliaria solicitada. (Dres. Figueroa, Madueño, Cabral).
Calisaya, Landre Silvana s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20818.1.
Resolución del: 11/04/2013
Causa n° : 16833.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Interés superior del niño.
Se encuentra ajustada a derecho la denegatoria del beneficio, dejando a cubierto el "interés superior del niño",
si la asistencia material y moral del hijo de seis años de la encartada se encuentra suficientemente atendida
69
fuera del penal mediante el vínculo familiar constatado con los tíos de la imputada y los cuatro hijos de la
pareja, en tanto que el bebé recién nacido recibe en el penal, junto a su madre la atención brindada por una
dependencia especial para embarazadas y/o mujeres que han dado a luz. (Dres. Borinsky, Gemignani y
Hornos).
Cesar, Jésica Micaela s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 431.13.4.
Resolución del: 27/03/2013
Causa n° : 53/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Interés superior del niño.
Corresponde conceder la prisión domiciliaria si la decisión denegatoria prescindió abiertamente de la aplicación
de los arts. 32 ley 24.660 y 10 CP y del derecho de la niña a que se decida de conformidad con su interés
superior (art. 3 CDN), ya que el detallado informe socio-ambiental da cuenta cabalmente de que la menor vive
una situación de desamparo e inseguridad moral y material, no se encuentra escolarizada, circunstancia que ha
derivado en el insuficiente desarrollo de sus capacidades, no se ha podido constatar el estado de salud de la
niña, pues el padre impide que la profesional actuante tome contacto con ella o con la madre y no puede dar
cuenta de haber efectuado los controles de salud, asimismo existen testimonios concordantes de vecinos que
dan cuenta de que la pequeña anda sola por la calle durante horas de la madrugada. El hecho de que la menor
haya cumplido cinco años, no obsta a la concesión de la prisión domiciliaria en los casos en que su interés de
jerarquía constitucional se encuentra comprometido. Al haberse constatado que el vínculo de la niña con su
madre se encuentra impedido por la falta de disposición de su progenitor para que la visite, la decisión del a quo
que da preferencia al cuidado por parte del padre parece estar en pugna con los compromisos internacionales
asumidos por el estado argentino en virtud de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de
Discriminación contra la Mujer. El voto concurrente agregó que la denegatoria de la solicitud de arresto
domiciliario excedió el límite para el que estaba habilitado a expedirse, pues el fiscal había dictaminado a favor
de la concesión del instituto y los jueces al expedirse oficiosamente incurrieron en una afectación al modelo de
proceso acusatorio. (Dres. Slokar, Ledesma -voto concurrente- y David).
Castillo, María Victoria s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 468.13.2.
Resolución del: 03/05/2013
Causa n° : 16346.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Interés superior del niño.
No se dan las condiciones excepcionales para acceder al arresto domiciliario si el delito que se imputa a la
madre fue llevado a cabo en presencia de los menores -situación determinante de la negativa a reponerlos a
dicha circunstancia- y no se avizora ninguna vulneración al interés superior del niño dado que los menores
cuentan con la contención de su abuela, con quien conviven. (Dres. Catucci, Borinsky y Riggi).
Leguizamón, Valeria Fabiana s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1927.13.3.
Resolución del: 11/10/2013
Causa n° : 1026.13.3.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Interés superior del niño.
Está debidamente fundada la denegatoria de la prisión domiciliaria si tal solución es la que mejor se compadece
con los intereses de los menores, ya que actualmente la niña de cuatro años de edad se encuentra bajo el
cuidado de su tía paterna y el bebe está junto a la encausada en su lugar de detención (Centro Penitenciario del
NOA del SPF) en condiciones que se informaron aptas para alojar a madres con niños menores de edad
conforme a las inspecciones realizadas por la sede de primera instancia al concurrir al lugar. (Dres. Catucci,
Riggi y Borinsky).
Chocobar, Norma Gladys s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1660.13.3.
Resolución del: 13/09/2013
Causa n° : 653/13.
70
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Interés superior del niño.
Si las edades de los niños en cuyo interés superior se solicita la prisión domiciliaria, se condicen con el límite
etario establecido por la norma en cuestión, en atención a las concretas circunstancias del caso, se presentan
las particularidades que conllevan a aplicar el beneficio que se solicita. El derecho que asiste a los menores de
crecer dentro del seno de una familia no puede ser interpretado en abstracto y de forma absoluta, sino que
habrá de ser evaluado en cada caso analizando sus características particulares. Por ello se comprende el
estado de angustia emocional al que sin lugar a dudas se encuentran sometidos los niños -especialmente, los
de temprana edad- cuando ocurren situaciones como se dan en el caso, que como consecuencia de una
medida restrictiva de la libertad impuesta contra los padres, se ven afectados de alguna manera los niños. El
voto concurrente agregó que el arresto domiciliario permitiría que el hijo menor de edad de la imputada pueda
convivir con su mamá en un ámbito más propicio para el desarrollo de éstos, donde ésta podría incluso
interactuar con sus otros cuatro hijos mayores de edad, ambiente en el que todos los niños permanecerían
juntos y con la ayuda de la madrina de la imputada en la crianza de ellos. La disidencia sostuvo que la solución
propugnada por el a quo es la que mejor se ajusta a derecho y a las constancias de la causa, de las que surge
que la imputada ingresó al país por paso no habilitado, revelando con ese proceder una forma o manera de
eludir la ley y que esta circunstancia y el hecho de que de concederse el beneficio la nombrada egresaría del
ámbito carcelario para estar junto a sus hijos, permite presumir fundadamente la existencia de peligro de fuga.
(Dres. Gemignani, Borinsky -en disidencia- y Hornos -voto concurrente-).
Saavedra Balcazar, Susana s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1608.13.4.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 299/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Intervención del Defensor de Menores. Interés superior
del niño.
Corresponde anular la denegatoria del pedido de arresto domiciliario, pues la ausencia de participación de la
representación promiscua impidió el efectivo ejercicio del derecho de defensa que ampara a los menores de
edad (arts. 54 ley 24.946 y 59 CC). La disidencia postuló la concesión del arresto domiciliario al encontrarse
configurado el supuesto de hecho que prevé el art. 10 inc. f) CP y 32 inc. f) ley 24.660, en atención a que la
encartada tiene tres hijos menores, de once y dos años -a cargo de su tía y de su abuela paterna- y un bebe de
cuatro meses -que convive en la Unidad con su madre y, como ella, padece mal de chagas-. (Dres. David,
Ledesma -en disidencia- y Slokar).
Rojas Tenorio, María Elena s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1189.13.2.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 281/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Proceso acusatorio. Garantía de imparcialidad. Derecho
de defensa. Interés superior del niño. Principio pro homine. Fin resocializador de la pena.
Si el fiscal de ejecución se expidió en sentido favorable a la concesión del arresto domiciliario, sin haber
impuesto ninguna limitación temporal o condicionamiento, el juez se extralimitó en sus funciones al disponer el
regreso de la encartada a la unidad cuando su hijo cumpliera los cinco años de edad, lo cual lesiona la garantía
de imparcialidad del juzgador y afecta el derecho de defensa al impedir que la asistencia técnica pudiera alegar
adecuadamente sobre ese extremo. La decisión de disponer automáticamente el regreso de la encartada a la
unidad una vez cumplidos los cinco años de su hijo menor, se basa en una interpretación restrictiva de la ley, en
desmedro del interés superior del niño. Las madres que se encuentren en conflicto con la ley penal, y sus hijos
menores de edad, tienen derecho a que se conceda el arresto domiciliario, con el fin de preservar su vínculo
materno-filial y su vida cotidiana, de modo tal que, cuando se den los supuestos previstos en la ley, la
concesión de la medida debe constituir la regla. Teniendo en miras el interés superior del niño y el principio pro
homine, el límite legal de cinco años previsto por la ley debe ser entendido de modo orientativo y nunca
aplicarse ex ante en forma automática, pues un menor de edad aún puede requerir de los cuidados y protección
de su progenitora pasado ese límite etario. El mantenimiento del vínculo materno-filial constituye un bien
jurídico de primer orden, frente al cual la potestad punitiva del estado pasa a segundo término. Se contrapone
con los principios que rigen el fin resocializador de la pena exigir a la imputada el reintegro al Servicio
Penitenciario por el término de tres meses -oportunidad en que podría acceder a la libertad condicional-. (Dres.
Ledesma, David y Slokar).
Marasco, Clarisa Noemí s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1321.13.2.
Resolución del: 17/09/2013
Causa n° : 16452.
71
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Sentencia. Motivación.
Corresponde anular la denegatoria de prisión domiciliaria si lo resuelto -en tanto soslayó la producción de
informes propuestos por la defensa- no cumple con las pautas de motivación impuestas por el art. 123 CPPN,
ya que resulta aparente el argumento de la similitud de los informes solicitados con los ya producidos si éstos además de no ser recientes- no satisfacen los diversos puntos de evaluación solicitados por la defensa, que
difieren sustancialmente con lo producido y, posteriormente, valorado al momento de responder. El voto
concurrente si bien consideró configurado el supuesto de hecho que prevé el art. 10 inc. f) CP y 32 inc. f) ley
24.660 -en tanto la hija de la encausada tiene tres años de edad-, adhirió a tal solución. La disidencia señaló
que el recurrente no ha logrado demostrar de modo concreto por qué en este caso el derecho que se reconoce
en general a todo niño de no ser separado de sus padres debería prevalecer por sobre el del Estado a imponer
una medida de coerción como la que aquí se trata. (Dres. David -en disidencia-, Slokar y Ledesma -voto
concurrente-).
Páez, Rosario del Valle Isabel s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1561.13.2.
Resolución del: 10/10/2013
Causa n° : 16664.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Hijos menores. Validez constitucional del art. 32 inc. F ley 24.660.
No corresponde hacer lugar al planteo de inconstitucionalidad del art. 32 inc. F ley 24.660, con fundamento en
que resulta discriminatoria al no usar indistintamente el término madre o padre de un menor, pues el tribunal,
aun soslayando el sexo del solicitante del arresto domiciliario, descartó que se diera en la causa alguno de los
supuestos previstos en la normativa, al descartar la incapacidad de la concubina del condenado que la
imposibilite de cumplir con el resguardo que necesita su único hijo menor de 11 años. (Dres. David, Ledesma y
Slokar).
Monte, Miguel Enrique s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 623.13.2.
Resolución del: 16/05/2013
Causa n° : 16649.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Interés superior del niño. Hermanos menores del encartado.
Está debidamente fundada la denegación de la prisión domiciliaria solicitada con fundamento en la enfermedad
de la madre y el interés superior de los hermanos menores -que tienen doce, catorce y dieciséis años-, pues de
las constancias del legajo surge que la progenitora se encuentra en tratamiento y, sin perjuicio de la difícil
situación económica por la que transita el grupo familiar, cuentan con ayuda para su manutención, sin que los
menores se encuentren en situación de abandono ni vulnerabilidad. (Dres. Figueroa, Cabral y Madueño).
Koning, Alberto Gabriel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21473.1.
Resolución del: 02/08/2013
Causa n° : 616/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Madre de hijo menor. Interés superior del niño. Improcedencia.
Las causales de concesión del arresto domiciliario no operan en forma automática, sino que dependen del
análisis que haga el juez respecto de su procedencia en el caso concreto. El principio que rige el caso que se
examina, es el interés superior del niño, siendo que no se advierte afectado por el decisorio cuestionado toda
vez que, el menor de edad se encuentra resguardado, tanto en su faz afectiva como de salud y que no se
encuentra desamparado. En definitiva, más allá de las lógicas limitaciones e innegables inconvenientes que el
encarcelamiento trae aparejado para quien lo padece como para su entorno más cercano, especialmente la
afectación que esto naturalmente produce en su hijo menor, no se advierte que el niño se encuentre en una
situación de abandono ni de inseguridad material ni moral que habiliten hacer lugar a la excepción que se
pretende, en aras de garantizar los derechos superiores del niño, al régimen establecido en la Ley de Ejecución
de la Pena. (Dres. Hornos, Borinsky, Gemignani).
Antakle, Daniela Romina s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
72
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1054.13.4.
Resolución del: 17/06/2013
Causa n° : 16605.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Madre de hijos menores. Consentimiento fiscal. No vinculante.
La unidad carcelaria donde se encuentra alojada la recurrente cuenta con instalaciones aptas para albergar a
madres con niños menores de edad, brindándoles condiciones apropiadas para su desarrollo integral y
asistencia necesaria. Por otro lado, los problemas que se suscitan entre las internas, a raíz de su convivencia
carcelaria, deben ser atendidos y prevenidos por las autoridades competentes, sin que estén contemplados
como supuestos legales de procedencia del beneficio que pretende la interna. En definitiva, la defensa no ha
logrado precisar ni fundar los agravios que enunciara, en particular no ha demostrado vulneración alguna a los
derechos de los menores ni la existencia de razones humanitarias que constituyen el fundamento del instituto
previsto en la normativa que rige la materia, ni ha logrado controvertir los argumentos que sustentan el rechazo
de la presión domiciliaria. La disidencia sostuvo que considerando que el fiscal no se opuso a que se conceda
el beneficio solicitado, no se advierte controversia entre lo solicitado por la defensa y lo dictaminado
fundadamente por el representante del Ministerio Público Fiscal, corresponde anular lo decidido a fin de que se
dicte un nuevo pronunciamiento. (Dres. Catucci, Riggi, Borinsky -en disidencia-).
Rabello Campos, María Soledad s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 579.13.3.
Resolución del: 26/04/2013
Causa n° : 17141.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Madre de menor. Revocatoria. Interés superior del niño.
Frente a las circunstancias comprobadas de la causa, corresponde rechazar el recurso intentado por la defensa
siendo que la decisión recurrida se ajusta a lo establecido en el art. 32 inc. f de la ley 24.660 y no constituye una
decisión arbitraria dado que los magistrados sujetaron su pronunciamiento a los términos expresos de la
normativa aplicable para lo cual tuvieron en cuenta el interés superior de los niños en el particular caso de
autos. De tal modo, se concluyó que la continuidad del beneficio de que gozaba la encausada no se presentaba
como la mejor opción para contemplar el interés superior de los niños, habida cuenta el grave riesgo que
representa para su integridad física, psíquica, espiritual y moral de los menores, el hecho de continuar bajo el
cuidado de su madre, resultando la revocación del arresto domiciliario, la mejor manera de tutelar los derechos
constitucionales que les asiste. (Dres. Borinsky, Hornos, Gemignani).
Velázquez, Norma s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1385.13.4.
Resolución del: 02/08/2013
Causa n° : 617/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Mujer embarazada.
Corresponde conceder la prisión domiciliaria solicitada en virtud de lo establecido en el art. 32 ley 24.660 a la
imputada que se encuentra en la última etapa de su embarazo. Por exigencias de orden internacional y
constitucional, reunidas las previsiones de ley, ningún parto puede tener lugar en prisión por atentar contra la
dignidad de la madre y de su hijo, quienes resultan acreedores de protecciones especiales por su posición de
desventaja y vulnerabilidad y guardan necesidades específicas que no pueden reunirse en el encierro
carcelario. Ninguna acción paternalista puede sustituir un reclamo de libertad; por ello carece de todo
fundamento la presunción de que el real o eventual cuidado que pueda recibir una embarazada para dar a luz
en cautiverio supere un alumbramiento en el medio libre, bajo las condiciones que la peticionaria decida, ya que
sólo su autodeterminación puede definir el modo de llegada de su hijo. La ineficacia del estado en relación a la
conjeturales limitaciones al acceso al domicilio denunciado no puede ponerse en cabeza de la condenada y ser
merituada en su perjuicio, máxime si -como en el caso- el informe social del SPF estimó conveniente propiciar lo
solicitado. El arresto domiciliario es una modalidad de cumplimiento de pena y no un sinónimo de impunidad.
(Dres. Slokar, Ledesma y David).
Álvarez Contreras, Flor de María s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1363.13.2.
Resolución del: 20/09/2013
Causa n° : 684/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Pedido del padre de hijos menores.
73
Se ajusta a lo establecido en el art. 32, inc. f) ley 24.660 y no constituye una decisión arbitraria la denegatoria
del pedido de arresto domiciliario efectuado por el padre de cuatro menores -de 15, 9, 7 y 3 años- que se
encuentran al cuidado de su madre, quien si bien padece una adicción al consumo de alcohol, se encuentra
realizando un tratamiento y bajo el control del Centro de Ayuda Integral del Niño, Adolescente y la Familia
(CAINAF) y cuenta con la colaboración del abuelo de los niños para su cuidado, máxime si no puede soslayarse
que -según el informe médico-psicológico- el grupo familiar presenta una historia de violencia y de consumo de
tóxicos por parte de ambos progenitores, razón por la cual no se advierte que el padre pudiera estar en mejores
condiciones que la madre para asistir a los menores. (Dres. Borinsky, Catucci y Riggi).
Martínez, Daniel R. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 22/08/2013
Registro nº 1422.13.3.
Causa n° : 16752.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Rechazo. Interés superior del niño.
Si bien no se desconocen las dolencias que padecen las hijas de la causante, lo cierto es que en este caso la
concesión del beneficio solicitado no se presenta como la mejor opción para contemplar el interés superior de
sus hijos, quienes no se encuentran en situación de desamparo o de inseguridad material o moral. (Dres. Riggi,
Catucci y Borinsky).
Acuña, Debora Giselle Alejandra s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 16/10/2013
Registro nº 1939.13.3.
Causa n° : 522/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Requisito etario.
La circunstancia de que el encartado sea mayor de setenta años, no opera de modo automático para la
concesión del arresto domiciliario. Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra la resolución
que revocó el arresto domiciliario si la reevaluación del estado de salud practicada por el Cuerpo Médico
Forense indica que no se han informado razones de salud que habiliten una modificación en la modalidad de
prisión preventiva dispuesta respecto del imputado y, contrariamente a lo expresado por el defensor, la decisión
impugnada no se sustenta en generalidades sino que ha atendido a las particularidades que informan la
situación de su pupilo. La disidencia sostuvo que -conforme al criterio vertido anteriormente- si el fiscal no
acreditó cuáles son los riesgos de elusión al permitir que el encausado cumpla con la medida en su lugar de
residencia, mantener un encierro cautelar en el ámbito carcelario, existiendo la posibilidad de morigerarlo con el
arresto domiciliario (al encontrarse acreditado uno de los requisitos previstos por el art. 33 ley 24.660), implica
reafirmar que la medida cautelar no posee los fines asegurativos para los que fue instaurada. (Dres. Slokar,
David y Ledesma -en disidencia-).
Méndez, Tomás Osvaldo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 643.13.2.
Resolución del: 22/05/2013
Causa n° : 16016.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Requisito etario. Estado de salud.
La sola circunstancia de que el encartado haya superado los 70 años de edad no implica per se que deba
otorgarse el arresto domiciliario, máxime si la defensa tampoco rebatió adecuadamente el argumento relativo a
que el centro de detención cuenta con los elementos para garantizar el estado de salud del imputado, sin que
los informes médicos permitan inferir que los cuidados que necesite como consecuencia de la cirugía a la cual
será sometido -suministro de alimentación especial y colirios- no puedan ser provistos dentro de la unidad. La
disidencia hizo reserva de opinión conforme el criterio contrario vertido en casos anteriores. (Dres. Slokar, David
y Ledesma -en disidencia-).
Baigorria, Romualdo del Rosario s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 210.13.2.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 14872.
74
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Requisito etario. Estado de salud.
Si bien el encartado tiene 72 años, y presenta dolencias, éstas no revisten las características indicadas en el
inc. a) del art. 10 CP y en el mismo inciso del art. 32 ley 24.660 pues el informe del Cuerpo Médico Forense dio
cuenta de que sus padecimientos pueden ser tratados sin inconvenientes por los profesionales del
establecimiento carcelario. (Dres. Catucci, Borinsky y Riggi).
Ramírez Valdez, Ramón Medardo s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1929.13.3.
Resolución del: 11/10/2013
Causa n° : 1166/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Requisitos. Padre de hijos menores. Intervención del Defensor Público
de Menores.
La procedencia de la detención domiciliaria para supuestos no contemplados legalmente, deviene viable sólo
cuando deba primar una finalidad tuitiva respecto de ciertos derechos reconocidos a los niños, que representa
un interés más elevado que el derecho del propio imputado. (En el presente caso, se anuló la resolución que
denegó el beneficio toda vez que no se había dado intervención al Defensor Público de Menores y se ordenó
que, previo a resolver, se mandara a confeccionar un informe socio ambiental). (Dres. Madueño, Cabral y
Figueroa).
Gómez, Jorge Javier s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21355.1.
Resolución del: 03/07/2013
Causa n° : 104/2013.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Revocación.
La revocación de la detención domiciliaria cuenta con fundamentos mínimos que empecen a su descalificación
como acto judicial válido si se constataron reiteradas veces ausencias en su domicilio al ser visitado por la
delegada del Patronato de Liberados. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Luna, Juan Demetrio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 185.13.2.
Resolución del: 19/03/2013
Causa n° : 15810.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Revocación.
No corresponde revocar el arresto domiciliario si el a quo fundamentó debidamente tal decisión, en virtud del
aviso de retorno al domicilio del imputado con posterioridad a las salidas autorizadas por la judicatura. La
autorización a una persona que se encuentra cumpliendo una detención domiciliaria, para realizar actividad
física en el exterior de su domicilio, no se encuentra prevista por la normativa legal que regula la materia, ello
desnaturalizaría el instituto del arresto domiciliario, máxime si se advierten alternativas para cumplir con las
prescripciones médicas en el interior del domicilio. La disidencia sostuvo que el a quo no explicitó las razones
en virtud de las cuales consideró que los incumplimientos de las pautas señaladas al otorgar el arresto
domiciliario, no constituyeron incumplimientos merecedores de su revocación. (Dres. Gemignani, Hornos y
Borinsky -en disidencia-).
Mariani, Hipólito Rafael s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 640.13.4.
Resolución del: 03/05/2013
Causa n° : 197/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Revocación. Configuración de riesgo procesal.
La revocatoria de la prisión domiciliaria encuentra su fundamento en la existencia del riesgo procesal que
emergió desde la conducta atribuida al imputado en la audiencia de debate, en la que insultó a una testigo. El a
quo ponderó las obligaciones asumidas por el Estado nacional ante la comunidad internacional al suscribir los
distintos tratados internacionales referentes a este tipo de crímenes y la capacidad del acusado de entorpecer
75
el normal desarrollo del proceso, merced a su posibilidad de influir sobre las estructuras de poder que integró.
(Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Braga, Rafael Mariano s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 92.13.4.
Resolución del: 15/02/2013
Causa n° : 16731.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Revocación. Falta de sustanciación. Derecho de defensa en juicio.
Los condenados deben contar con las garantías necesarias para ejercer su derecho de defensa en la etapa de
ejecución. Concordantemente el CPPN -art. 491- establece que los incidentes de ejecución serán resueltos
previa vista a la parte contraria asegurando de esta manera el contradictorio, circunstancia ésta que no fue
observada puesto que la decisión cuestionada fue tomada sin dar participación a la defensa. (Dres. Figueroa,
Cabral, Madueño).
Gutiérrez, Mónica Adriana s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20958.1.
Resolución del: 30/04/2013
Causa n° : 16113.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Sentencia anterior de la CFCP. Requisito etario. Estado de salud. Delitos
de lesa humanidad.
No está debidamente fundada la concesión del arresto domiciliario con sustento en lo dispuesto anteriormente
por la Sala -con distinta integración- pues tal decisión había anulado el rechazo del pedido y ordenado el
dictado de un nuevo pronunciamiento teniendo en cuenta todas las circunstancias relevantes del caso. El hecho
que el imputado tenga más de 70 años no genera que deba concederse automáticamente el arresto
domiciliario, tampoco alcanza con que el encartado tenga un deterioro en su salud, sino que se requiere que el
encarcelamiento en un establecimiento penitenciario impida tratar adecuadamente su dolencia. En causas en la
que se investigan crímenes de lesa humanidad adquiere singular relevancia el especial deber de cuidado que
deben observar los jueces al momento de evaluar riesgos procesales, y tampoco debe estarse a la edad o
aptitud física del imputado, sino a la capacidad del hombre para influir sobre estructuras de poder que integró y
conformó una red continental de represión. La disidencia propició el rechazo del recurso contra la concesión del
pedido. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos -en disidencia-).
Azar, Musa s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1561.13.4.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 841/13.
Ejecución penal. Prisión domiciliaria. Sentencia arbitraria. Falta de fundamentación del recurso.
Corresponde rechazar el recurso de casación contra la denegatoria de la prisión domiciliaria pues los
argumentos del a quo no fueron objeto de una crítica prolija y concreta por parte del recurrente, sino que éste al señalar el reconocimiento por parte del a quo de la enfermedad que afectaba al encausado- se limitó a
propiciar una solución jurídica distinta, fundada en afirmaciones generales y abstractas que no bastan a un
planteo que persigue la revisión extraordinaria. La disidencia sostuvo que encontrándose sellada negativamente
la admisibilidad, resultaba insustancial ingresar aisladamente al fondo de la contienda. (Dres. Borinsky,
Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Gallone, Carlos s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 513.13.4.
Resolución del: 22/04/2013
Causa n° : 108/13.
Ejecución penal. Programa de protección de testigos. Recurso de casación. Cuestión federal.
No se acreditó la existencia de cuestión federal si la resolución que dispuso excluir al recurrente del Programa
de Protección de Testigos e Imputados ha sido sustentada razonablemente, al haberse acreditado debidamente
que el interesado se condujo de un modo irresponsable y desaprensivo en relación a las indicaciones que se le
76
Cámara Nacional de Casación Penal
impartían, utilizó en forma indebida los recursos económicos que se le brindaron para ayudarlo a reinsertarse
laboralmente y se encuentra sospechado de haber participado en un delito grave contra las personas. (Dres.
Riggi, Catucci y Borinsky).
A., L. A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2078.13.3.
Resolución del: 04/11/2013
Causa n° : 1294/13.
Ejecución penal. Régimen de recompensas. Art. 105 de le ley 24.660. Requisitos de procedencia.
Los internos pueden ser incorporados al régimen de recompensas previsto por el art. 105 de la ley 24.660, una
vez que ha sido verificada la existencia de elementos de excepción que obren como justificación. En este
sentido, el estímulo radica en que el interno logre demostrar a la administración carcelaria que sus intenciones
van más allá de la estricta observancia de las normas de cumplimiento obligatorio y que exceden el mero
desarrollo de actividades ligadas al Programa de Tratamiento Individual. En el caso, la defensa no demostró
que la situación de la condenada es distinta a la que se verifica respecto del resto de la población carcelaria que
se encuentra incorporada al mismo régimen de confianza, lo que obsta a la aplicación del régimen excepcional
solicitado. (Dres. Riggi, Borinsky, Catucci).
Bertonazzi, Nilda Olivia s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1222.13.3.
Resolución del: 31/07/2013
Causa n° : 17160.
Ejecución penal. Reincidencia. Libertad condicional. Art. 14 del CP. Constitucionalidad.
La distinción entre los efectos jurídicos previstos por el sistema legal ante la recurrencia delictiva aparece
compatible con el principio de razonabilidad (C.N., art. 28), en tanto que la mayor severidad de la ejecución de
la pena, para quien comete un nuevo delito luego de haber cumplido pena privativa de libertad, se sustenta en
la conducta asumida por el condenado ante la pena ejecutada; y con la finalidad resocializadora de la pena.
(Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Urey, Alexander s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 322.13.4.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 16238.
Ejecución penal. Salidas transitorias. Denegación infundada.
Las razones brindadas por el a quo no resultan hábiles para denegar el acceso a las salidas transitorias por
parte del encartado. En tal sentido, las consideraciones efectuadas por el magistrado relativas a la negativa a
practicarse estudios, respecto a una situación toxicológica que no se encuentra acreditada, no puede incidir
negativamente respecto al imputado. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa).
Mansilla, Cesar Alejandro s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21827.1.
Resolución del: 30/08/2013
Causa : 943/13.
Ejecución penal. Salidas transitorias. Función del Ministerio Público Fiscal. Dictamen no vinculante.
La función de los agentes del Ministerio Público Fiscal en la etapa de ejecución de la pena es la de representar
los intereses de la sociedad en esa ejecución, y procurar que la pena se ejecute de acuerdo a los principios
constitucionales y conforme a la ley que la rige, es decir, controlar la legalidad de la ejecución de la pena.
Entonces, si en la etapa de ejecución tanto el juez como el fiscal deben controlar la legalidad de ejecución de la
pena, cabe concluír que luego que el fiscal emite su dictamen acerca de la procedencia de alguna de las
modalidades de ejecución de la pena, el juez efectúa un segundo control de legalidad, que no desnaturaliza la
potestad del fiscal, el juez debe analizar de manera independiente la concurrencia de las condiciones legales de
admisibilidad y procedencia del instituto, a los fines de efectuar el control de legalidad del dictamen del
Ministerio Público Fiscal que imponen los arts. 69, 123 y ccdtes. Del CPPN. Ello así, pues el predominio de las
características acusatorias de nuestro proceso penal no puede llevarnos a consagrar una actuación decisoria
77
del fiscal en la etapa de ejecución de la pena, sino que su potestad debe entenderse circunscripta a la adopción
de una postura frente al caso desde su rol de parte, si bien revestida de cierta ecuanimidad y siempre ceñida a
la determinación legal de los criterios de procedencia de la modalidad de ejecución de la pena que en cada
caso se trate. La disidencia sostuvo que no se verificó controversia entre lo solicitado por la asistencia técnica
del condenado y lo dictaminado fundadamente por el fiscal, por lo que, el juez de ejecución no debió sustituir las
razones de éste para rechazar el pedido de salidas transitorias. (Dres. Hornos, Borinsky -en disidencia parcial-,
Gemignani).
Silva, Diego Antonio s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 945.13.4.
Resolución del: 07/06/2013
Causa n° : 167/13.
Ejecución penal. Salidas transitorias. Inconstitucionalidad del art. 56 bis ley 24.660 (to ley 25.948). Naturaleza
de los delitos cometidos.
Es inconstitucional el art. 56 bis ley 24.660 pues, en cuando veda la concesión de cualquiera de las
modalidades de ejecución distintas al encierro que implican el ingreso al período de prueba -entre las que se
encuentran las salidas transitorias- a los condenados, por la exclusiva razón de la naturaleza de los delitos
cometidos, vulnera los principios constitucionales de igualdad ante la ley, razonabilidad de los actos
republicanos de gobierno, el fin específico convencionalmente declarado de la pena privativa de la libertad -esto
es, la resocialización o readaptación social de los penados-, y el consecuente sistema progresivo para la
consecución del fin preventivo especial positivo como corolario del programa constitucional para aquel fin (arts.
1, 16, 28 y 75 inc. 22 CN; 24 CADH y 14 PIDCyP). La disidencia sostuvo que la defensa no logró demostrar que
la restricción establecida en la norma impugnada resulte violatoria, en el caso concreto, de los principios
constitucionales invocados. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky -en disidencia-).
Soto Trinidad, Rodolfo R. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2557.13.4.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 675/13.
Ejecución penal. Salidas transitorias. Sanciones disciplinarias.
Corresponde casar la resolución impugnada, debiendo restablecer las salidas transitorias y semilibertad al
recurrente si la demora en regresar al penal se encuentra justificada, máxime si se tiene en cuenta que solo
puede revocarse el beneficio por causa grave, la que no se configura en el caso. (Dres. Madueño, Cabral y
Figueroa).
Guerrero, Pedro Isaac s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21273.1.
Resolución del: 19/06/2013
Causa n° : 16849.
Ejecución penal. Salidas transitorias. Sentencia. Motivación.
Es arbitraria la decisión que no hizo lugar a la incorporación del condenado a la modalidad de salidas
transitorias, pues los fundamentos esgrimidos por el juez no exhiben un examen detallado de cuál es
concretamente la razón por la cual el interno no se encuentra en condiciones de acceder al instituto, tampoco
se evaluó la sujeción a los reglamentos carcelarios, ni aquellas opiniones favorables que han sido vertidas por
algunos de los profesionales del servicio penitenciario y en el dictamen fiscal positivo. Los dictámenes de la
autoridad penitenciaria no deben definir la viabilidad o no del régimen. Para que el tratamiento no constituya
una afectación intolerable de la dignidad del interno, deberá ser concebido como un derecho de éste y no como
una imposición estatal, es decir, que los problemas que pudiera presentar el tratamiento de ningún modo
pueden ser motivos que ameriten la denegatoria a los egresos anticipados. (Dres. Ledesma, Slokar y Figueroa).
Sanzón, Christian Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Figueroa, Ledesma.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 149.13.2.
Resolución del: 06/03/2013
Causa n° : 15724.
78
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias impuestas a un procesado. Competencia del juez de ejecución.
Tanto las previsiones establecidas en la ley 24.660 como la normativa emanada del decreto 18/97, por el que
se aprobó el Reglamento de Disciplina para Internos, se aplican también a los procesados que se alojen en
establecimientos dependientes del Servicio Penitenciario Federal. Atento las consecuencias innegables que
tienen en la ejecución de la pena las sanciones disciplinarias que sufren los procesados, antes que la
incertidumbre jurídica que pesa sobre ellos se vea disipada por una condena firme, aquellas sanciones deben
ser revisadas por el juez de ejecución cuando las mismas no hayan sido oportunamente controladas por el juez
competente a cargo del detenido hasta el momento de su condena. El voto concurrente agregó que resulta
razonable que sean revisadas por el órgano judicial creado al efecto, a los fines de garantizar el debido proceso
en la etapa de ejecución, propiamente dicha y, como en el caso, de aquellas cuestiones resueltas por la
autoridad penitenciaria al tiempo en que el encausado se encontraba privado de su libertad con fines cautelares
pero que tienen directa incidencia en el desarrollo del régimen de progresividad que caracteriza al tratamiento
penitenciario. (Dres. Gemignani, Hornos -voto concurrente- y Borinsky).
Escobar, Sergio Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1555.13.4.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 16448.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias.
Corresponde anular la sanción impuesta si no se han brindado más que razones formales para sostenerla y se
ha omitido el análisis y la ponderación de las distintas pruebas incorporadas al legajo -por ejemplo, omitió
analizar si resultaban relevantes los motivos de la negativa a ingresar al pabellón-. El voto concurrente agregó
que el derecho de defensa durante el trámite de aplicación de la sanción no se encuentra cumplido con el
simple descargo del imputado ante la administración penitenciaria, ya que aquel extremo sólo representaría la
defensa material pero no la técnica. (Dres. David, Slokar y Ledesma -voto concurrente-).
Irazusta, Patricio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1361.13.2.
Resolución del: 19/09/2013
Causa n° : 16401.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias.
Corresponde rechazar el recurso de casación si la sanción impuesta -con fundamento en no respetar las
normas durante el goce de salidas transitorias- no resulta ajena a los recaudos que deben regir la materia en
tanto se ajustan a las previsiones del decreto 344/08 de la Provincia de Córdoba y a la ley 24.660, pues tal
infracción revela un insuficiente grado de compromiso del interno con el tratamiento penitenciario, que no
resulta acorde con la fase del mismo que se encontraba transitando, la que se caracteriza por el régimen de
autodisciplina. No se advierte agravio al derecho de defensa, teniendo en cuenta que las manifestaciones
vertidas por el encartado en su descargo en lo referido al funcionamiento del timbre principal del domicilio, no
quitan validez al relato de los agentes penitenciarios, que narraron que en la segunda oportunidad en que
concurrieron al domicilio fueron atendidos por el interno y tampoco desvirtúan la circunstancia de que fue visto
conduciendo un automóvil a pesar de la prohibición impuesta. La disidencia consideró que no son materia del
recurso de casación los pedidos de nulidad de resoluciones administrativas dictadas por la autoridad
competente con apego a la normativa que rige la materia, ni las resoluciones judiciales que rechazan esos
intentos nulificatorios pueden tener la envergadura de una sentencia definitiva o a ella equiparable. (Dres. Riggi,
Catucci -en disidencia- y Borinsky).
Heredia, Osvaldo s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1756.13.3.
Resolución del: 24/09/2013
Causa n° : 670/13.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias.
La resolución del tribunal que rechazó la nulidad solicitada por la defensa y confirmó la sanción disciplinaria luce
infundada, toda vez que omitió valorar la prueba incorporada al legajo, como también el razonamiento que lo
llevó a esa conclusión. El voto concurrente señaló que las garantías del sujeto que es perseguido penalmente
deben continuar en la última etapa del proceso. El principio de judicialización obliga a que se trasladen las
garantías y los principios del proceso, a la ejecución de la pena. Así, el condenado no fue asistido por un letrado
defensor durante el trámite de la sanción disciplinaria impuesta por la administración penitenciaria; asistencia
que no puede ser suplida por el simple descargo del imputado ante la administración. Dicho déficit trae
79
aparejada la declaración de nulidad de la resolución recurrida y de la sanción disciplinaria impuesta. (Dres.
David, Slokar, Ledesma -voto concurrente-).
Zapata, Miguel A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2156.13.2.
Resolución del: 01/12/2013
Causa n° : 494/13.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Apelación. Competencia.
Si bien la sanción disciplinaria cuya apelación se encuentra pendiente de resolución fue impuesta cuando era
procesado, lo cierto es que al momento actual el control de la condena está en poder exclusivo del juez de
ejecución penal, que es quien debe intervenir en la cuestión planteada, por razones de celeridad y economía
procesal. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Torres, Leonardo Leonel s/competencia.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 249.13.4.
Resolución del: 14/03/2013
Causa n° : 16151.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Asistencia del defensor.
Es violatoria del derecho de defensa y corresponde declarar la nulidad de la sanción disciplinaria impuesta si se
ha privado al interno de contar con asistencia técnica letrada en el acto previsto en el art. 40 del decreto 18/97,
lo cual resulta fundamental, máxime si se interpreta el descargo efectuado por el imputado en el contexto fáctico
y jurídico propio de una persona privada de su libertad, y con particular consideración de la relación de sujeción
especial a la que se encuentra sometido. El voto concurrente adhirió a la solución propuesta al no verificarse
una controversia que debe ser resuelta, pues la representante del MPF consideró fundadamente que el planteo
de nulidad de la sanción disciplinaria introducido por la defensa debía tener favorable acogida, pues se
verificaron irregularidades en el procedimiento administrativo de imposición de la sanción. La disidencia
concluyó que lo resuelto es ajeno a la tacha de arbitrariedad en tanto la resolución cuestionada se encuentra
debidamente fundada, habiéndose realizado una descripción de los hechos reprochados y de la norma que fue
transgredida por el interno. (Dres. Gemignani -en disidencia-, Hornos y Borinsky -voto concurrente-).
Sisterna Romero, Federico D. A. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2630.13.4.
Resolución del: 23/12/2013
Causa n° : 250/13.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Control de legalidad.
El recurso deducido por la defensa del interno resulta inadmisible en cuanto impugna la confirmación de una de
las sanciones disciplinarias impuestas a su asistido, toda vez que se ha resguardo la legalidad del
procedimiento sancionatorio y se han protegido las garantías de defensa en juicio y tutela efectiva judicial del
nombrado. Corresponde hacer lugar al agravio de la defensa en cuanto postuló la declaración de nulidad de
otras de las sanciones, toda vez que no se verificó controversia entre lo solicitado por la asistencia técnica del
interno y lo dictaminado fundadamente por el representante del Ministerio Público Fiscal. El voto concurrente
agregó que corresponde declarar la nulidad de una de las sanciones impuestas al condenado, en virtud de que,
tal como lo sostuviera el representante del Ministerio Público fiscal, se vio violentado el derecho de defensa en
juicio que asiste al interno al habérsele tomado una de las declaraciones testimoniales con posterioridad a su
acta de descargo, sin posibilidad de tomar conocimiento de su contenido. La disidencia expresó que la falta de
asistencia letrada del interno durante los procedimientos administrativos que culminaron con dos sanciones ha
configurado una lesión al derecho de defensa (art. 18 C.N.) y falencia que debe ser sancionada con nulidad, en
virtud de lo dispuesto por el art. 167, inc. 2 del C.P.P.N.). (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Rossi, Franco s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 333.13.4.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 16220.
80
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Control de legalidad.
Corresponde declarar inadmisible el recurso de casación interpuesto por la defensa contra la resolución que no
hizo lugar al recurso de apelación y confirmó la disposición penitenciaria si -según surge de la compulsa de las
actuaciones- el juez de ejecución penal del tribunal oral resguardó el derecho de defensa de la interna, así
como la garantía del debido proceso, al efectuar un pormenorizado control de las constancias probatorias y de
las circunstancias del caso que, finalmente, llevaron a homologar dicha sanción, por lo que se realizó una
amplia y suficiente revisión judicial de la sanción impuesta por la autoridad administrativa. La disidencia expresó
que corresponde declarar la nulidad de la sanción disciplinaria -aislamiento individual- impuesta a la interna
toda vez que la falta de asistencia letrada de la interna durante el procedimiento administrativo ha configurado
una lesión a su oportuno y completo derecho de defensa. (Dres. Hornos -en disidencia-, Borinsky y Gemignani).
Ruiz, Sandra Daniela s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 320.13.4.
Resolución del: 19/03/2013
Causa n° : 15654.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Derecho de defensa.
Las garantías propias del sujeto perseguido penalmente deben mantenerse durante la última etapa del proceso,
esto es durante la ejecución de la pena, como derivación del principio de judicialización que obliga el traslado
de las garantías y principios que rigen el proceso penal. Por otra parte, el régimen disciplinario previsto en la ley
24.660, articula un sistema que resguarda en forma más adecuada el derecho de defensa del interno ante la
potestad disciplinaria, en este sentido la norma establece como principios rectores del régimen penitenciario
sancionatorio: el principio de legalidad, el principio ne bis in ídem; el principio in dubio pro reo y el principio de
respeto del derecho de defensa en juicio. En el caso, si bien el recurrente entendió trasgredido el debido
proceso legal y el derecho de defensa en juicio, por no contar su pupilo con asistencia técnica al imponerse la
sanción a su asistido y al haberle notificado los hechos y las pruebas con prescindencia de un defensor que lo
asista, dicha garantía encuentra amparo y resguardo suficiente, toda vez que la entidad penitenciaria dio noticia
al juez de ejecución de conformidad con lo establecido en el art. 7 de la mencionada ley, asimismo la ley citada
no prevé que al momento de imponer sanción a los reclusos se deba dar noticia al defensor, sino que la norma
habilita a que el interno interponga su voluntad recursiva al momento de la notificación de la sanción. La
disidencia sostuvo que debe hacerse lugar al recurso pues del trámite de la sanción disciplinaria surgen vicios
de índole constitucional y convencional que conducen a su invalidación. En tal sentido no se advierte que el
imputado haya sido asistido por un letrado defensor desde el inicio del trámite de la sanción impuesta, por lo
que se vió impedido de ejercer correctamente su derecho de defensa en juicio. (Dres. Madueño, Cabral y
Figueroa -en disidencia-).
Delgado Ayala, Hernán Anibal s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21780.1.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 16581.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Derecho de defensa. Alcance. Eficacia de la defensa. Control
judicial de la pena.
Las sanciones disciplinarias cuestionadas se encuentran debidamente fundadas, habiéndose realizado una
descripción de los hechos reprochados y de las normas que fueran transgredidas, dándose la debida
intervención a la defensa y al tribunal competente, sin que se presenten en su trámite, ni se han demostrado,
falencias que deriven en la nulidad de las mismas. Del estudio de las actuaciones se desprende que la defensa
contó con el debido control judicial de las mismas, habiéndose a su vez dado intervención oportuna a su
defensa oficial en resguardo de las garantías constitucionales de su defendido. La disidencia sostuvo que el
derecho administrativo sancionador también es una manifestación del ordenamiento punitivo del estado por lo
que adquieren especial relevancia los principios esenciales del proceso penal consagrados en la CN, como el
de defensa en juicio, el de ser oído por un juez, presentar pruebas y obtener una resolución fundada, el de
legalidad, culpabilidad, presunción de inocencia y ne bis in ídem. No basta para cumplir con las exigencias del
debido proceso que el acusado haya tenido patrocinio letrado de manera formal, sino que es menester además
que aquél haya recibido una efectiva y sustancial asistencia de parte de defensor. Si no se asegura un amplio
resguardo del derecho de defensa en juicio del interno, con la debida y oportuna participación de éste mediante
la efectiva notificación de la imputación que se le formula y las pruebas obrantes en su contra, y de su defensor,
se le cercena su derecho de acceder, también al control judicial de la pena, dejándose en manos de la
administración penitenciaria la tarea que es propia de los jueces. La falta de asistencia letrada del interno
durante los procedimientos administrativos que culminaron con el dictado de las respectivas sanciones ha
configurado una lesión al derecho de defensa, falencia que debe ser sancionada con nulidad. (Dres. Hornos -en
disidencia-, Gemignani, Borinsky).
Nazariego, Guillermo Rafael s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
81
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 167.13.4.
Resolución del: 01/03/2013
Causa n° : 14974.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Derecho de defensa. Control judicial de la pena.
La resolución cuestionada por la defensa se encuentra debidamente fundada, habiéndose realizado una
descripción de los hechos reprochados y de la norma que fue transgredida dándosele la debida intervención a
la defensa y al tribunal competente conforme a derecho. En definitiva, se ha resguardado la legalidad del
procedimiento sancionatorio y se han protegido las garantías de defensa en juicio y tutela judicial efectiva de la
nombrada. La disidencia sostuvo que dado que el derecho administrativo sancionador también es una
manifestación del ordenamiento punitivo del Estado, los principios esenciales del proceso penal consagrados en
la CN, adquieren especial relevancia en el proceso relativo a las sanciones disciplinarias impuestas por la
autoridad penitenciaria a los internos, dada la relación de sujeción especial existente entre ambas partes. Y
además porque las sanciones disciplinarias, no sólo modifican las condiciones de ejecución por el perjuicio
mismo que acarrean (alteración cualitativa), sino que incluso pueden repercutir en el régimen de progresividad
(alteración cuantitativa). No basta para cumplir con las exigencias del debido proceso que el acusado haya
tenido patrocinio letrado de manera formal, sino que es menester además que aquél haya recibido una efectiva
y sustancial asistencia de parte de su defensor. Si no se asegura un amplio resguardo del derecho de defensa
en juicio del interno, con la debida y oportuna participación de él mediante la efectiva notificación de la
imputación que se le formula y las pruebas obrantes en su contra, y de su defensor, se le cercena su derecho
de acceder, también, al control judicial de la pena, dejándose en manos de la administración penitenciaria la
tarea que es propia de los jueces. (Dres. Hornos -en disidencia-, Gemignani, Borinsky).
Alarcón, Olga s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 224.13.4.
Resolución del: 08/03/2013
Causa n° : 16169.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Derecho de defensa. Falta de fundamentación de las resoluciones.
Corresponde dejar sin efecto las sanciones impuestas sin explicar el camino lógico que se siguió para el
rechazo o desatención del descargo efectuado. Resulta contradictoria la sanción si -entre los considerandos y la
parte resolutiva de la resolución- no hay coincidencia con respecto a la fecha de comisión del presunto hecho
achacado, y tampoco constan pruebas objetivas, pues la única prueba de nota cargosa es la exclusiva versión
del agente penitenciario. Es descalificable lo resuelto si la defensa se agravió en cuanto a que su asistido negó
la tenencia del instrumento incriminante y la autoridad penitenciaria hizo caso omiso a dicha defensa. El voto
concurrente señaló que el interno no fue asistido por un letrado defensor durante el procedimiento
sancionatorio, lo que implicó una afectación a su derecho constitucional de defensa. (Dres. Ledesma -voto
concurrente-, Slokar y David).
Ordoñez, Javier Alejandro s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1688.13.2.
Resolución del: 21/10/2013
Causa n° : 16540.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Derecho de defensa. Nulidad. Inexistencia de controversia entre
las partes. Imparcialidad del juzgador.
Si el condenado no fue asistido por un letrado defensor durante el procedimiento sancionatorio, ello que implicó
una afectación a su derecho constitucional de defensa, pues si bien el tribunal consideró que el interno tuvo la
posibilidad de efectuar descargo, lo cierto es que el derecho de defensa durante el trámite de aplicación de la
sanción no se encuentra cumplido con el simple descargo del condenado ante la administración penitenciaria,
ya que aquél extremo sólo representaría la defensa material pero no la técnica. La diferencia es sustancial,
pues la estrategia de cuestionar, producir y/o ofrecer pruebas en miras a defenderse de un hecho que tiene
consecuencias legales implica un conocimiento especial de la materia que no puede ser realizado en forma
adecuada por el interno, sino que es tarea propia del abogado defensor. El órgano jurisdiccional interviniente
excedió el límite para el que estaba habilitado a expedirse, toda vez que el fiscal, acompañó el pedido de
nulidad propiciado por la defensa. El rol de perseguir y acusar debe ser independiente del de juzgar y punir y,
consecuentemente, debe estar a cargo de sujetos distintos. En este caso, el juez de ejecución no estaba
autorizado para expedirse a favor de la validez de la sanción impuesta, pues no existía un pedido concreto de la
parte acusadora que lo habilitara, todo lo cual lesiona la garantía de imparcialidad del juzgador. (Dres.
Ledesma, Slokar y David).
Urquiza, Gastón Ramón s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
82
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1564.13.2.
Resolución del: 11/10/2013
Causa n° : 16573.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Garantías constitucionales del proceso penal. Validez del
testimonio del personal penitenciario. Definición del concepto obligación de adoptar un trabajo.
Las garantías propias del sujeto perseguido penalmente deben mantenerse durante la última etapa del proceso,
esto es durante la ejecución de la pena, como derivación del principio de judicialización que obliga el traslado
de las garantías y principios que rigen el proceso penal. Por otra parte, el régimen disciplinario previsto en la ley
24.660, articula un sistema que resguarda en forma más adecuada el derecho de defensa del interno ante la
potestad disciplinaria, en este sentido la norma establece como principios rectores del régimen penitenciario
sancionatorio: el principio de legalidad, el principio ne bis in ídem; el principio in dubio pro reo y el principio de
respeto del derecho de defensa en juicio. En el caso no surge que se hayan violentado garantías
constitucionales ni infringido el procedimiento previsto por la normativa vigente, como tampoco que las
sanciones aplicadas hayan sido arbitrarias o carentes de fundamento. No pueden ser descalificados los
testimonios únicamente por provenir de personal penitenciario, sin estar esas impugnaciones acompañadas de
datos objetivos que permitan dilucidar que efectivamente no se condicen con lo que realmente sucedió, o que
guardan intencionalidad alguna contra la encartada. La obligación de adoptar un trabajo no sólo se desprende
del art. 5 de la ley 24.660, sino que viene también impuesta por el art. 166, que, además, destaca que el trabajo
"es una de las bases del tratamiento". La disidencia sostuvo que no se advierte que el interno haya sido asistido
por un letrado defensor desde el inicio del trámite de la sanción impuesta, lo que importó privarlo de ejercer
correctamente el derecho de defensa en juicio. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa -en disidencia-).
Larroza Chiazzaro, Carlos Alberto s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21726.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 15657.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Intervención del defensor.
La falta de intervención de la defensa técnica durante la instancia administrativa invocada por la impugnante
como causal de nulidad, no implica afectación al debido proceso y al derecho a la defensa de los condenados,
en tanto se encuentra asegurada su participación en la revisión judicial de las sanciones impuestas. La
disidencia postuló anular la resolución recurrida al no verificarse controversia entre lo solicitado por la asistencia
técnica del interno y lo dictaminado fundadamente por el representante del MPF. (Dres. Riggi, Catucci y
Borinsky -en disidencia-).
Martínez, Alan Mariano s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2598.13.3.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 1657/13.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Ne bis in idem. Alcances del sistema de nulidades.
La resolución que declara la nulidad del acta de notificación y descargo y ordena el reinicio del expediente
disciplinario, transgrede la garantía del ne bis in idem, toda vez que implica para el condenado un doble riesgo
de continuar sometido a un proceso disciplinario, respecto del que ya había sido desvinculado (art. 14.7 PIDCyP
y 8.4 CADH, 75, inc. 22, CN). En el ámbito de la administración penitenciaria, la garantía del ne bis in idem
también debe ser entendida como un mecanismo de protección del individuo de múltiples ataques contra su
seguridad individual, prohibiéndose todo castigo al interno en más de una oportunidad, por un mismo hecho. El
sistema de nulidades, cuando se encuentran en juego garantías constitucionales, debe ser utilizado como un
mecanismo de protección de los derechos fundamentales, y no como un medio para corregir los errores del
procedimiento. El Estado no puede admitir la incorporación o el saneamiento de un acto que ha sido realizado
en violación de normas de orden superior. La disidencia coincidió sustancialmente con lo expuesto en la
resolución en crisis. (Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-.
Maureira, Javier Adrián s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1514.13.2
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 15873.
83
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Obstrucción de la mirilla de la puerta de la celda. Principio de
legalidad. Derecho a la intimidad.
Cuenta con suficiente fundamentación la sanción impuesta a un interno por haber obstruido la mirilla de la
puerta y negarse a acatar la orden de descubrirla, pues el juez de ejecución ofreció fundamentos bastantes
para desestimar la violación al principio de legalidad -al haberse fundado la existencia de previsión normativa- y
no se ha introducido elemento alguno que permita desvirtuar la suficiente respuesta brindada con relación a la
supuesta afectación del derecho a la intimidad. La disidencia postuló hacer lugar al recurso de casación, por no
advertirse que el interno haya sido asistido por un letrado defensor desde el inicio del trámite de la sanción
impuesta. (Dres. Cabral, Figueroa -disidencia- y Gemignani).
Kepych, Yuri Tiveriyevich s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22177.1.
Resolución del: 30/09/2013
Causa n° : 16314.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Omisión de conceder vista al Ministerio Público Fiscal.
Corresponde anular la resolución impugnada si el a quo rechazó el recurso de apelación sin efectuar un efectivo
control de razonabilidad sobre lo dictaminado por la representante del Ministerio Público Fiscal y sin correrle
nueva vista para que dé una opinión concreta acerca de la legalidad de la sanción impuesta al interno. La
disidencia parcial sostuvo que la falta de asistencia letrada durante el procedimiento administrativo ha
configurado una lesión al derecho de defensa, que debe ser sancionada con nulidad. (Dres. Hornos -disidencia
parcial-, Borinsky y Gemignani).
D., P. H. s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 659.13.4.
Resolución del: 07/05/2013
Causa n° : 15743.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Rol del juez de ejecución.
Corresponde declarar la nulidad de la sanción disciplinaria que fue impuesta sin notificar al juez de ejecución en
tiempo oportuno conforme lo establece el art. 97 ley 24.660, pues si bien es importante la intervención de la
defensa técnica en el procedimiento de ejecución a fin de velar por los intereses de sus defendidos, es el rol del
juez de ejecución el de garantizar y controlar que los derechos y garantías de los privados de su libertad no se
hayan visto conculcados. El voto concurrente agregó que el encartado, al no haber sido asistido por un letrado
defensor desde el inicio del trámite de la sanción, se encontró impedido de ejercer correctamente su derecho de
defensa en juicio. (Dres. Figueroa -voto concurrente-, Gemignani y Cabral).
Fariña, Nicolás Matías s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22383.1.
Resolución del: 29/10/2013
Causa n° : 211/13.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Sentencia. Motivación.
Carece de fundamentos mínimos la resolución que confirmó la sanción impuesta sin brindar ninguna respuesta
a las cuestiones planteadas oportunamente por la defensa, relativas a la falta de acreditación suficiente
respecto de la materialidad del evento enrostrado, de la autoría y de la responsabilidad del interno, tampoco
analizó la incidencia de la versión de descargo del sancionado, ni se dio respuesta a la alegada falta de
producción de prueba básica para la dilucidación del evento. El voto concurrente agregó que se advierte que el
interno no fue asistido por un letrado defensor y el derecho de defensa durante el trámite de aplicación de la
sanción no se encuentra cumplido con el simple descargo del imputado ante la administración penitenciaria, ya
que sólo representaría la defensa material pero no la técnica. (Dres. David, Slokar y Ledesma -voto
concurrente-).
Lopresto, Raúl Alfredo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 162.13.2.
Resolución del: 12/03/2013
Causa n° : 16106.
84
Cámara Nacional de Casación Penal
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Sentencia. Motivación.
No satisface la exigencia de fundamentación del art. 123 CPPN la decisión que no hizo lugar a la apelación de
la sanción disciplinaria impuesta si el a quo omitió considerar elementos y argumentos planteados que, en
principio, resultaban conducentes, tales la existencia o no del hecho y las irregularidades señaladas por la
defensa en el sumario administrativo. El voto concurrente señaló que la falta de asistencia de un letrado
defensor durante el procedimiento administrativo, afecta el derecho de defensa. (Dres. Ledesma -voto
concurrente-, Slokar y David).
Escobar, Emanuel s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1522.13.2.
Resolución del: 03/10/2013
Causa n° : 16645.
Ejecución penal. Sanciones disciplinarias. Validez constitucional del art. 17 inc. "e" decreto 18/97.
Corresponde rechazar el planteo si el recurrente se ha limitado a cuestionar la constitucionalidad de lo normado
en el art. 17, inc. "e" decreto 18/97 a partir de una enunciación genérica de principios constitucionales y meros
juicios discrepantes con la normativa en trato que no se ciñen a la resolución concreta que cuestiona ni
tampoco rebaten sus fundamentos. Es inadmisible el recurso de casación contra la sanción impuesta por
agredir físicamente a otro interno, mediante la utilización de golpes de puños y puntapiés, no acatando la orden
del inspector de turno de deponer su accionar negativo, alternando de esta forma el orden y disciplina que debe
imperar en un establecimiento carcelario, si la autoridad penitenciaria ha sujetado su accionar estrictamente a lo
ordenado por el decreto 18/97 y se ha garantizado el control judicial a cargo del tribunal de la instancia anterior
y, a través suyo, el ejercicio del derecho de defensa del interno y el debido proceso en las actuaciones,
conclusión que se ve reforzada además por la actividad recursiva desplegada por su Defensa Pública Oficial,
máxime si la defensa se ha limitado a invocar defectos de fundamentación en la resolución impugnada a partir
de una discrepancia sobre la interpretación del hecho atribuido. El voto concurrente destacó que la sanción
impuesta -aislamiento- importa una verdadera privación de la libertad dentro de la privación de la libertad ya
existente, y en tal sentido resulta asimilable cuantitativamente a la pena criminal y que, en el caso, lo resuelto
se encuentra suficientemente fundado, y ha sido dictado como corolario de un proceso respetuoso de las
garantías de debido proceso y defensa en juicio. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos -voto concurrente-).
Pájaro, Claudio Marcelo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1820.13.4.
Resolución del: 02/10/2013
Causa nº : 666/1.
Ejecución penal. Traslado del condenado.
Si bien el control de las decisiones vinculadas con los lugares de detención y los traslados que corresponda
disponer, es facultad del magistrado a cuyo cargo esté la ejecución, corresponde revisar lo resuelto cuando se
verifique algún supuesto de arbitrariedad o apartamiento de los preceptos de aplicación. La decisión que se
dicte en punto al lugar de cumplimiento de la pena impuesta debe contemplar la óptica de un avance progresivo
dentro del régimen de ejecución, análisis de cuya carencia adolece la resolución impugnada por lo que, resulta
infundada. La disidencia señaló que no advertía arbitrariedad en la decisión cuestionada puesto que el informe
del servicio penitenciario se basó en que el interno no cumplía con los requisitos fijados para acceder a la etapa
de prueba ya que tenía causas en trámite que le impedía avanzar en el régimen de progresividad de la pena.
(Dres. Figueroa, Gemignani y Cabral -en disidencia-).
Rivero, Edgardo Sebastián s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22590.1.
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 17016.
Ejecución penal. Validez constitucional del Reglamento de Disciplina de los Internos.
Debe rechazarse la tacha de inconstitucionalidad del decreto 18/97 del PEN, efectuada a partir de una
enunciación genérica de principios constitucionales y meros juicios discrepantes con la normativa en trato que
no se ciñen a la resolución concreta que cuestiona ni tampoco rebaten sus fundamentos, máxime teniendo en
cuenta que las sanciones disciplinarias no son una creación autónoma de la norma impugnada, sino que surgen
de la ley 24.660 de Ejecución de la Pena Privativa de Libertad, que establece que un reglamento especificará
las infracciones leves y medias dentro del marco regulado en su art. 79 y siguientes, no advirtiéndose violación
al principio de legalidad. (Dres. Borinsky, Riggi y Catucci).
85
Lanuti, Santiago Ismael s/rec. de casación e inconstitucionalidad.
Magistrados : Catucci, Riggi, Ledesma.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2293.13.3.
Resolución del: 22/11/2013
Causa n° : 616/13.
Ejecución penal. Visitas extraordinarias. Omisión de dar vista al Ministerio Público Fiscal.
Corresponde anular la resolución que -sin dictamen del Ministerio Público Fiscal- denegó el pedido de visitas
extraordinarias realizado en favor de un interno, pues no se garantizó un ejercicio adecuado de la contradicción
donde el fiscal y la defensa pudieran alegar. (Dres. Slokar, Ledesma y David).
Villarrubia, Alejandro Héctor Julio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 198.13.2.
Resolución del: 20/03/2013
Causa n° : 16054.
Ejecución. Salidas transitorias. Denegación. Incumplimiento. Requisitos.
La mera incorporación de un interno al período de prueba no implica su incorporación automática y compulsiva
al régimen de salidas transitorias, sino que, tal como expresamente lo prevé el art. 15 de la ley 24.660, dicha
incorporación comprenderá la posibilidad de obtener salidas transitorias del establecimiento, esto es, que el
otorgamiento resulta facultativo del juez y se encuentra supeditada al cumplimiento de determinadas
exigencias. Entre estas se encuentra merecer, del organismo técnico criminológico y del consejo correccional
del establecimiento, concepto favorable respecto de su evolución y sobre el efecto beneficioso que las salidas
puedan tener para el futuro personal, familiar y social del condenado. Analizado el caso se advierte que el
interno no cumplió con los requisitos exigidos por la normativa para que proceda su incorporación al régimen de
salidas transitorias. Ello, toda vez que de la sentencia recurrida se desprende que el servicio criminológico de la
unidad destacó que el nombrado no se reintegró de una salida transitoria siendo nuevamente detenido luego de
cometer otro delito. (Dres. Borinsky, Hornos, Gemignani).
Guglianone, Alejandro Jorge s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1452.13.4.
Resolución del: 15/08/2013
Causa n° : 16495.
Ejecución. Sanciones disciplinarias. Falta de intervención de la defensa. Nulidad.
Toda vez que el interno no fue asistido por un letrado defensor durante el procedimiento administrativo, lo que
implicó una afectación a su derecho constitucional de defensa, se impone invalidar la sanción impuesta. El
derecho de defensa durante el trámite de aplicación de una sanción no se encuentra limitado a la defensa
material sino que también debe abarcar la defensa técnica, que no puede ser realizada por el interno sino que
es tarea propia del abogado defensor. El voto concurrente sostuvo que se debía anular el decisorio puesto que
se había privado al interno de la participación necesaria que prevee la legislación vigente. (Dres. Ledesma,
David -voto concurrente-, Slokar).
Astrada, Marcos Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2281.13.2.
Resolución del: 17/12/2013
Causa n° : 437/13.
Embargo preventivo. Extemporaneidad del embargo decretado con posterioridad a la sentencia definitiva.
Incurre en errónea aplicación del art. 518 CPPN la resolución que -estando firme y en etapa de ejecución la
sentencia condenatoria- decretó el embargo preventivo de la suma correspondiente a la devolución del pasaje
aéreo no utilizado para la satisfacción parcial de la multa a aplicar por la autoridad aduanera, pues la finalidad
del embargo es evitar la disposición de ciertos bienes del imputado hasta el arribo a una sentencia definitiva y
su dictado supone necesariamente la existencia de un proceso en trámite. (Dres. Ledesma, David y Slokar).
Landsmeer, Fleur s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
86
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 160.13.2.
Resolución del: 11/03/2013
Causa n° : 15118.
Embargo. Pedido de reducción del monto. Sentencia. Fundamentación.
Corresponde anular la resolución que no hizo lugar al pedido de reducción del embargo solicitada por la
defensa en los términos del art. 518 CPPN si el a quo, al momento de resolver, no contó con elementos
suficientes para valorarla, ya que la defensa nada dijo sobre el monto que debería estimarse ni explicó de qué
manera los fines del instituto se verían igualmente asegurados y, por su parte, el Ministerio Público Fiscal
tampoco especificó, en forma concreta los extremos que el tribunal debía valorar en su decisión, tales como la
tasa de justicia, los honorarios de los profesionales, las pericias realizadas, las indemnizaciones a los peritos en su caso-, indicando los recursos que insumió la investigación. (Dres. Ledesma, David y Slokar).
Esteban, Eduardo A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1990.13.2.
Resolución del: 15/11/2013
Causa n° : 101/13.
Encubrimiento.
No es admisible presumir la receptación punible por la mera circunstancia de que los tres encausados se
encontraban en el interior del rodado al momento de la aprehensión. El establecimiento de la imputación en los
términos asumidos en el fallo en crisis parte de una presunción ajena a la determinación probatoria de los
hechos y deriva en la denunciada atribución de responsabilidad objetiva, lo que constituye un supuesto de
arbitrariedad de sentencia. No aparece como criterio válido para establecer responsabilidad por la receptación
del vehículo el mero hecho de encontrarse viajando en su interior, toda vez que no resulta frecuente que
cualquier persona que es transportada en un automóvil indague acerca de la procedencia y la legitimidad de la
posesión que detenta el conductor. El dolo de encubrimiento por receptación parte del conocimiento sobre la
adquisición de la tenencia de un objeto de manos de otro sujeto que lo ha obtenido mediante la comisión de un
delito. La disidencia sostuvo que demostrada la tenencia del automotor con placas apócrifas por parte del
imputado, conduce a la presunción de su conocimiento sobre el origen ilícito del mismo y surge el fin de lucro
que requiere la norma bajo análisis. (Dres. Slokar, Ledesma y David -en disidencia-).
Slame, José Miguel y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 774.13.2.
Resolución del: 18/06/2013
Causa n° : 11167.
Encubrimiento. Síndico. Calidad de funcionario público. Omisión de denunciar.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra el pronunciamiento que absolvió a la síndica
de un concurso de la imputación de haber omitido denunciar en su carácter de funcionaria pública, un delito de
acción pública; más precisamente el delito de usurpación de títulos y honores, por parte de quien se arrogara el
título de abogada al actuar en la causa. La autoría, en cuanto al favorecimiento por omisión de denuncia, reúne
características especiales, dado que sólo puede ser autor el sujeto obligado por la ley a promover el delito de
acción pública del que tomara conocimiento; situación que no reviste claramente el síndico de una quiebra, ya
que no reúne la calidad específica que debe tener el sujeto activo del delito; es decir, que el papel del síndico
del concurso no encuadra en ninguna de las hipótesis analizadas. La disidencia consideró que, en tanto es
prevaleciente el criterio del encargo o delegatio estatal para declarar o ejecutar la voluntad estatal para realizar
un fin público, la imputada debe ser considerada funcionaria pública a los efectos penales, puesto que su rol así
lo reclama, y que, teniendo en cuenta la función que debía cumplir la síndico dentro del rol que de ella se
esperaba, la de "promover" la denuncia ante la comisión del delito del cual tomó conocimiento era una conducta
debida que ésta no desplegó, ya que no puede ser interpretada sino en este contexto la previsión del artículo
177 inc. 1º CPPN que expresamente manda al funcionario público a denunciar los delitos perseguibles de oficio.
(Dres. Hornos, Gemignani -en disidencia- y Borinsky-).
Aljanati, Lea Beatriz s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2047.13.4.
Resolución del: 22/10/2013
Causa n° : 16360.
Estafa procesal. Configuración.
87
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto por el querellante si éste no ha logrado rebatir los
argumentos del a quo en cuanto a que la conducta denunciada no constituye delito de estafa procesal, pues no
resulta engaño que la imputada haya aportado en los autos laborales un domicilio de la empresa demandada
que no sería el asiento de sus actividades, pero que sí correspondería al que tal firma registrara en la
Inspección General de Justicia. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos).
Irustia, Paula Gabriela s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2227.13.4.
Resolución del: 12/11/2013
Causa n° : 16418.
Estafa procesal. Configuración. Principio de contradicción. Idoneidad del engaño. Beneficio de la duda.
El delito de estafa procesal requiere que el engaño sea susceptible de superar el contralor de la contraparte en
el litigio para lograr así inducir a error al juzgador sobre la base de pruebas falsas, extremo que no se verificó en
el caso pues el actor tuvo ocasión de ejercer el principio de contradicción sobre aspectos referentes a la
defensa de sus derechos, ya que, en el marco del juicio por incumplimiento de contrato, el imputado presentó el
recibo aduciendo cancelación del pago por un acuerdo transaccional, lo cual fue refutado por la parte actora,
quien negó la legitimidad del documento, todo lo cual confirma la inexistencia de idoneidad en el pretendido
engaño desde que, una vez que el juez tomó conocimiento del supuesto fraude, resultaba imposible la
configuración de un error en el sentido estipulado por el tipo penal analizado. La cuestión que versa sobre el
posible incumplimiento de una deuda resulta de neto corte civil y pertenece al ámbito del derecho privado. El
demandado no puede ser sujeto activo del delito de estafa procesal si su conducta no busca engañar al juez
para lograr un desplazamiento patrimonial perjudicial, sino que asume una actitud defensiva que carece de
entidad para generar un agravamiento en la situación patrimonial del actor, pues dicho perjuicio constituye una
circunstancia preexistente al inicio del juicio por incumplimiento del pago. La disidencia parcial -si bien postuló la
absolución del imputado en los términos del art. 3 CPPN al existir dudas en cuanto a la autoría del documento y
a la presentación a sabiendas del recibo falso con la intención de inducir a error al juez- consideró que la
realización de un contralor posterior por la contraparte, o por el propio juez, no transforma la tentativa de estafa
procesal en inidónea a los fines de provocar un error que determine una decisión patrimonial perjudicial a los
intereses de la víctima, sino que, al contrario, el control posterior ocurrido luego de la presentación del
documento no le quita calidad engañosa sino que sólo impide la consumación del ardid y obsta a que se genere
el resultado lesivo. (Dres. Ledesma, Slokar y Figueroa -en disidencia parcial-).
Amuchstegui Astrada, Miguel Enrique s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 63.13.2.
Resolución del: 26/02/2013
Causa n° : 15603.
Estafa procesal. Falsificación de instrumentos públicos. Revocación del sobreseimiento. Sobreseimiento
prematuro.
Si bien no corresponde subsumir la acción atribuida al imputado en las actuaciones como constitutiva del delito
de estafa procesal, ya que la presentación del certificado médico ante el tribunal oral no generó en los
magistrados la creencia de que no se encontraba en el lugar del hecho, del análisis de la evidencia colectada
no puede descartarse que la conducta atribuida -utilización de una historia clínica presuntamente apócrifa en el
marco de un proceso penal- pueda encontrar adecuación típica en las figuras de los arts. 292 y 296 CP y, en
consecuencia, no habiéndose agotado la investigación, el temperamento desincriminante adoptado no resulta
ajustado a derecho. La disidencia sostuvo que las fotocopias sin la certificación de autenticidad pertinente
carecen de idoneidad para ser consideradas instrumentos públicos y la circunstancia de que en la parte
superior de las fotocopias rece la frase "es copia fiel" con la signatura de un galeno de la clínica no obsta a ello,
pues éste carece de capacidad para autenticar fotocopias. (Dres. Gemignani -en disidencia-, Borinsky y
Hornos).
Rosa, Juan José s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1541.13.4.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 15633.
Estafa procesal. Tentativa. Principio de congruencia. Firma en blanco. Eficacia del ardid. Participación
criminal. Concurso de delitos.
La violación al principio de congruencia se manifiesta ante la falta de relación o similitud entre los términos de la
acusación y el contenido de la sentencia. Así la sentencia condenatoria debe recaer sobre el mismo hecho que
fue materia de acusación respetando de este modo el derecho de defensa en juicio. En el caso, el hecho que no
88
Cámara Nacional de Casación Penal
se haya podido puntualizar el día en que la encartada habría obtenido el documento firmado en blanco de parte
del damnificado no afecta el núcleo de la imputación que a lo largo del proceso se encontró suficientemente
determinado. La idoneidad en el ardid de la estafa se satisface al valerse en juicio de elementos de prueba
fraudulenta o de instrumentos falsificados o adulterados dirigidos a engañar al juez para que motive su decisión.
En la estafa procesal, el ardid debe ser la causa eficiente de un error sobre cuya base el juez decide un acto
que tiene el carácter de "disposición patrimonial". El voto concurrente señaló que en cuanto al encuadre jurídico,
la estafa procesal debía concurrir idealmente con la de abuso de confianza, dado que la maniobra central giró
en torno a que la víctima entregó voluntariamente el documento firmado en blanco, tal como lo presupone el
tipo penal mencionado. (Dres. Riggi, Catucci -voto concurrente-, Borinsky).
Cappanari, Amalia María s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 325.13.3.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 16196.
Estafa.
El mero hecho de portar, llevar consigo o tener credenciales o documentos apócrifos no constituye el delito de
estafa, sino que éste requiere un ardid o engaño, como consecuencia del cual se produce un error en el
damnificado, quien realiza una disposición patrimonial. Por ello, a los fines de la configuración típica resulta
sustancial determinar el uso que la imputada le habría dado a los elementos que llevaba consigo, en la medida
en que el ardid que pretendía llevar a cabo requería tanto que se creyera que ella era una legítima
representante de un organismo estatal cuanto que el dinero recibido era en concepto de publicidad. No se
verificó un comienzo de ejecución del accionar ideado, dado que no se pudo acreditar con la certeza requerida
a esta altura del proceso el despliegue de los actos previstos a ese fin sino sólo los actos preparatorios. La
disidencia sostuvo que la exhibición de la credencial por parte de la imputada estaba acreditada por lo que la
maniobra estafatoria tuvo comienzo de ejecución. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Surroca, Mirtha Mabel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 750.13.2.
Resolución del: 11/06/2013
Causa n° : 13627.
Estafa. Configuración. Sentencia. Motivación.
Se encuentra exenta de vicios la sentencia que condenó por el delito de estafa si el imputado vendió un terreno
y un automóvil utilizando el poder general que le había otorgado el causante, con posterioridad a su
fallecimiento, cuando el poder a su nombre ya había caducado, circunstancia relevante pues el encausado es
una persona con amplia experiencia en el rubro inmobiliario, por cuya función tenía pleno conocimiento acerca
de la imposibilidad de efectuar actos jurídicos en representación de una persona fallecida, máxime cuando por
el trato familiar que manifestó tener no podía desconocer acerca de la existencia de sus familiares directos.
(Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Hilzerman, Marcelo Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22684.1.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 22684.1.
Estafa. Sentencia. Motivación. Sentencia arbitraria. Omisión de producir prueba conducente. Pericia.
Beneficio de la duda.
Es arbitraria la condena por el delito de estafa -sustentada en la supuesta adulteración del medidor colocado
por Edenor SA en el comercio de los imputados- si el a quo realizó una valoración parcial de la prueba
producida en el debate, descartando prueba que genera dudas sobre el hecho sin dar ninguna explicación -en
el acta notarial se dejó constancia de que faltaba el tornillo del medidor y que éste tenía precintos, cuya
existencia negaría la posibilidad de manipulación del medidor-, y omitió realizar un estudio pericial sobre el
medidor, prueba propuesta por la defensa que resultaba conducente para resolver la cuestión. (Dres. Borinsky,
Riggi y Catucci).
Heit, Darío Raúl s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2636.13.3.
Resolución del: 30/12/2013
Causa n° : 16405.
89
Estupefacientes. Acta de secuestro. Validez. Sentencia condenatoria. Beneficio de la duda. Absolución del
imputado.
La forma en que se practicó el procedimiento, la imprecisión acerca del lugar, momento, circunstancias en que
fue encontrado el material prohibido y quién lo halló inficionan la validez del acta, por aplicación de lo dispuesto
en los arts. 138 y 183 del CPPN. A ese panorama debe adunarse el extraño sitio donde se incautó el material,
la falta de secuestro, por otra parte, de cualquier otro elemento necesario para desarrollar la actividad ilícita, y la
falta de coincidencia de las declaraciones de los policías. El déficit de valoración contenido en el fallo impone la
adopción de un criterio basado en el principio de la duda, a favor de la enjuiciada, que conduce a su absolución.
(Dres. Catucci, Riggi, Borinsky).
Cabana, Sonia Nilda s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1339.13.3.
Resolución del: 09/08/2013
Causa n° : 15833.
Estupefacientes. Cultivo. Tenencia de estupefacientes para consumo personal. Inaplicabilidad de la doctrina
CS "Arriola".
No es aplicable la doctrina CS "Arriola" si se secuestraron cuatro macetas con plantas similares a la marihuana,
otras once con tallos de plantas, un cigarrillo de armado casero a medio consumir conteniendo una sustancia
similar a la marihuana y otros objetos con dicha sustancia, y el peritaje químico determino la presencia de
marihuana con un peso total de 219,11 gramos, ya que ello permite descartar que la tenencia del alcaloide
imputada haya perseguido el consumo personal del encartado. (Dres. Borinsky, Riggi y Catucci).
Minuzzi, Justo José M. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2177.13.3.
Resolución del: 13/11/2013
Causa n° : 1039/13.
Estupefacientes. Escuchas telefónicas. Validez. Absolución. Nulidad. Valoración probatoria. Violación de la
garantía non bis in ídem. Improcedencia. Allanamiento de morada. Demora en el ingreso de los testigos.
Validez.
Tanto las escuchas telefónicas como los listados de llamadas fueron solicitados a fin de constatar la ocurrencia
de los hechos objeto de pesquisa en el marco de una línea investigativa y fueron dispuestas mediante órdenes
judiciales válidas. Dichas órdenes fueron fundadas debidamente en las pruebas con que se contaba en autos,
dentro de los límites de las posibilidades que la realidad impone en la génesis investigativa. El requisito de
motivación, que es el modo de garantizar que la intervención de las comunicaciones aparezca como
fundadamente necesario, no exige a los magistrados una prueba de culpabilidad de la persona que debe
soportar la invasión en su esfera de privacidad, sino tan solo una presunción razonable de la comisión de un
delito. No existía óbice legal ni constitucional a la valoración de las pruebas legalmente recogidas en autos, e
incorporadas por el tribunal en la audiencia de debate, para analizar la acreditación del segundo hecho atribuido
al imputado e individualizado como almacenamiento de estupefacientes, aún cuando las mismas pudieran tener
relación con el otro hecho por el cual oportunamente fue sobreseído en la instrucción y que se calificara como
organización de actividades dedicadas al narcotráfico. La referencia que hizo el tribunal con respecto a la
garantía del doble juzgamiento, no resulta aplicable al caso, toda vez que la misma importa la prohibición de
una persecución múltiple por el mismo hecho, más no la prohibición de la valoración de prueba válidamente
incorporada a la causa en el debate para juzgar un hecho distinto. En efecto, la prueba oportunamente
considerada insuficiente para tener por acreditada una de las imputaciones puede valorarse para tener por
acreditada otra. La valoración de las mencionadas pruebas no implicaban reflotar indirectamente la imputación,
ni la violación al principio "non bis in ídem" . En consecuencia el tribunal omitió considerar prueba invocada por
la parte en sustento de su pretensión. Las explicaciones consignadas en el acta de procedimiento -resguardar
la integridad física de los testigos- dan cuenta de razones suficientes para justificar la demora en la
convocatoria de ingreso a los testigos. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Brandan, David Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2493.13.4.
Resolución del: 16/12/2013
Causa n° : 16597.
90
Cámara Nacional de Casación Penal
Estupefacientes. Recurso de casación. Nuevos motivos. Procedencia. Denuncia anónima. Manifestaciones
del imputado durante el allanamiento. Validez.
Corresponde tratar los nuevos motivos de agravio introducidos durante el término de oficina cuando se advierte
que podrían resultar violadas garantías constitucionales o convencionales. Partiendo de esta premisa, en el
caso se advierten motivos excepcionales para apartarse del límite que señala el art. 465 CPPN, de suerte tal
que deviene admisible el tratamiento del nuevo motivo introducido por la defensa, en orden a la validez de la
denuncia anónima que diera origen a las actuaciones. La denuncia anónima recibida ha significado una notitia
criminis que implicó que desde su etapa primigenia la investigación estuvo a cargo del juez natural de la causa,
habiendo tenido la actividad policial -que instó la jurisdicción- su debido contralor judicial, debiendo por lo tanto,
rechazar el agravio. La pregunta efectuada por el preventor a la imputada durante la realización del
allanamiento de su morada quedó dentro del ámbito propio de la medida y no implicó una autoincriminación
producto de un vicio en la voluntad de aquella. La anulación de actos procesales sólo tiene en miras resguardar
derechos esenciales, resultando improcedente declarar la nulidad por la nulidad misma, sin la existencia de un
perjuicio concreto, que en el caso no se produjo atento que el material prohibido irremediablemente habría sido
encontrado pese a las manifestaciones de la imputada, máxime atento el lugar en que fue hallado el
estupefaciente. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Romero, Miguel A. y otros s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21783.1.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 15314.
Estupefacientes. Tenencia de estupefacientes para consumo personal.
Si al momento de la detención, se halló en poder del encausado nueve pastillas de éxtasis y cuatro de efedrina,
y si bien el prevenido en su declaración indagatoria manifestó que dicha sustancia había sido adquirida en el
evento para ser dividida entre más personas, las circunstancias de hecho impiden que se considere que esa
cantidad fuese destinada al propio consumo, sin que pueda soslayarse que se le secuestró un tubo cilíndrico en
cuyo interior contenía restos de efedrina, y una suma de dinero discriminada en billetes de baja y alta
denominación. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Borda, Juan Manuel s/recurso de casacón.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22207.1.
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 17134.
Estupefacientes. Validez de la denuncia de la concubina. Interés superior del niño. Intervención de la Policía
de Seguridad Aeroportuaria. Allanamiento.
La denuncia efectuada por la concubina del imputado resulta válida en tanto que el delito en cuestión -tráfico de
estupefacientes- en la medida que tuvo lugar dentro del domicilio que el encausado compartía con la propia
denunciante y con su hijo menor de edad, torna operativa la excepción a la prohibición de denunciar que
establece el art. 178 del CPPN, en cuanto deja a salvo aquellos supuestos en los cuales el ilícito aparece
ejecutado en perjuicio del denunciante o de un pariente suyo de grado igual o más próximo que el que lo liga
con el denunciado, ya que la tenencia y comercialización del material estupefaciente en el interior del ámbito
familiar constituye un delito que concreta y particularmente, en esas condiciones, afecta tanto a la denunciante
como a su hijo menor de edad. Teniendo en cuenta que la denunciante se presentó en la dependencia local de
la Policía de Seguridad Aeroportuaria por temor a posibles vínculos del encausado con integrantes de otras
fuerzas de seguridad, resulta razonable que el magistrado instructor haya ordenado que sea dicha fuerza la que
lleve adelante la investigación. Los procedimientos se produjeron regularmente y no existen indicios que hagan
presumir que los elementos secuestrados hayan sido colectados por fuera de los límites de la orden del
magistrado instructor. También corresponde rechazar los agravios relativos a la falta de fundamentos para la
realización del allanamiento en horario nocturno, pues tal proceder se encuentra plenamente justificado en los
dichos de un testigo que explicó que los movimientos sospechosos en la vivienda se realizaban durante la
noche, y que fue la propia denunciante quien enviaba mensajes de texto al personal policial informando sobre
los intercambios en esas horas. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa).
Muñoz, Federico Manuel s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21732.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 16679.
Estupro con acceso carnal. Prueba de la inmadurez sexual. Sentencia. Motivación.
91
El hecho de que existan preferencias sexuales latentes no implica madurez sexual, máxime cuando el hecho
fue la primera experiencia sexual del menor, tal como lo tuvo por probado el tribunal, atento no sólo los dichos
del niño en la Sala Gessell, sino por lo afirmado por su terapeuta particular y por el estudio ginecológico. Los
argumentos defensistas no logran demostrar el yerro del tribunal, que tuvo por probada la inmadurez sexual de
la víctima, basándose no sólo en que el menor tenía trece años, sino en la marcada diferencia de edad entre
víctima y victimario, actitudes de la víctima con posterioridad al delito, y principalmente la falta de práctica
sexual que se tuvo por acreditada. (Dres. David, Slokar y Ledesma).
Almirón, Rodolfo A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1299.13.2.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 10866.
Evasión simple. Atipicidad. Ley penal más benigna. Ultraactividad.
El monto que se imputa como evadido no excede la suma que, como elemento del tipo penal objetivo,
contempla ahora la figura de evasión simple de tributos, contenida en el art. 1 de la ley 24.769, modificada por
ley 26.735. La nueva redacción legal debe ser aplicada retroactivamente en función del principio de
ultraactividad de la ley penal más benigna, tornándose atípica la conducta objeto de imputación. (Dres.
Borinsky, Hornos, Gemignani).
Bautista, Simón; García Fernández, Ramiro Emilio s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 175.13.4.
Resolución del: 05/03/2013
Causa n° : 16071.
Evasión tributaria. Aportes y contribuciones correspondientes al sistema de seguridad social. Ley penal más
benigna.
En virtud de la reforma operada por la ley 26.735, que debe ser aplicada retroactivamente en función del
principio de ultraactividad de la ley penal más benigna, la conducta atribuida al imputado resulta atípica, por
cuanto los montos que se imputan como apropiados respecto de los aportes y contribuciones correspondientes
al sistema de la seguridad social no exceden la suma establecida en el art. 6º de dicha ley por cada ejercicio
mensual. La disidencia sostuvo que, en tanto la maniobra pesquisada constituye delito continuado, el valor en
dinero que ha de tomarse en consideración para determinar sin los sucesos ventilados resultan punibles o no a
la letra de la nueva redacción del art. 7º ley 24.769 -texto según ley 26.735-, es la sumatoria de los montos
consecutivos reclamados por el Fisco en razón de cada categoría de tributo o clase de delito. (Dres. Hornos,
Gemignani -en disidencia- y Ledesma).
Lareo, José Antonio s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 688.13.4.
Resolución del: 16/05/2013
Causa n° : 15893.
Evasión tributaria. Art. 2 inc. d) Ley 24.769. Alcances ley 26.735.
Corresponde rechazar el recurso de casación articulado contra el pronunciamiento que rechazó el planteo de
excepción de falta de acción por prescripción, toda vez que la modalidad delictual reprochada al imputado
mediante documentación y registraciones de notas de crédito realizadas en formularios propios de operaciones
de compras no efectuadas, escapa a los beneficios de la ley 26.735, ya que en ese caso se estaría en
presencia de una evasión agravada de las contempladas en el art. 2 inc. d) de la ley 24.769. La disidencia
sostuvo que no se genera un derecho a la aplicación retroactiva de la ley 26.735 en virtud del principio sentado
en los arts. 9 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 15 del Pacto Internacional de Derechos
Civiles y Políticos. (Dres. Riggi -en disidencia-, Catucci, Borinsky).
Kachonosky, José Luis s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 148.13.3.
Resolución del: 04/03/2013
Causa n° : 16513.
92
Cámara Nacional de Casación Penal
Evasión tributaria. Delito continuado.
La circunstancia de que resten concretar el pago de ciertos períodos fiscales, no es óbice para que proceda la
desvinculación del imputado en orden a aquellos respecto de los cuales se ha satisfecho la pretensión fiscal,
toda vez que en el delito de evasión tributaria, que se perfecciona por períodos o ejercicios y por impuesto, la
repetición da lugar a un concurso real y no a un delito continuado. La disidencia sostuvo que los hechos
ventilados constituyen delito continuado y que la práctica enrostrada a los imputados no obstante comportar
varias acciones, constituye un solo delito, toda vez que éstas se exhiben dependientes unas de otras. (Dres.
Figueroa, Cabral y Gemignani -disidencia-).
Alí, Nicolás Manuel s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Resolución del: 20/09/2013
Registro nº 22085.1.
Causa n° : 918/13.
Evasión tributaria. Ley 26.735. Aplicación retroactiva. Ley penal más benigna. Principio de legalidad.
La aplicación retroactiva de la ley 26.735 procede en el caso por cuanto se erige en una norma más beneficiosa
para el imputado pues tiene la virtualidad de sustraer la conducta incriminada del ámbito del derecho penal.
Sostener el criterio contrario implicaría asumir la derogación del principio de legalidad en su aspecto de
aplicación retroactiva de la ley penal más benigna. Es que lo verdaderamente decisivo es, que la modificación
que desincrimina el caso o la mera derogación es lo único que debe mirar el juez para aplicar la ley posterior
más benigna, y no interpretaciones acerca de los motivos que originaron el cambio legislativo. (Dres. Cabral,
Figueroa, Madueño).
Chantre, Ángel Esteban s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Resolución del: 26/04/2013
Registro n° 20874.1.
Causa n° : 16362.
Evasión tributaria. Ley 26.735. Ley penal más benigna.
Las normas convencionales y legales consagran el principio de retroactividad de la ley penal más benigna sin la
indicación de ningún condicionamiento, por ello, frente a esta situación, sólo cabe aplicar el principio pro homine
según el cual debe acudirse siempre a la norma más amplia o a la interpretación más extensiva cuando se trate
de reconocer derechos protegidos. Aun cuando se admitiera el argumento del fiscal vinculado con que la
modificación legal sólo buscaba corregir los defectos de la depreciación monetaria, lo cierto es que también
frente a esta premisa, procede la aplicación retroactiva de la nueva ley, pues claramente tiende a evitar que se
trate con mayor rigurosidad a quien cometió el hecho cuando no había ocurrido la depreciación monetaria,
extremo que precisamente constituye una expresión de la racionalidad del Estado como presupuesto del
principio republicano de gobierno. El proceso de confrontación de dos leyes se debe llevar a cabo de manera
integral, no siendo lícito ni admisible (a excepción del cómputo de la prisión preventiva) tomar partes aisladas
de ambas disposiciones escogiendo aquellas que resulten más favorables y desechando las adversas para así
elaborar una tercera norma, que como tal no existe. (Dres. Ledesma, Slokar y David).
Lazarczuk, Juan Manuel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 288.13.2.
Resolución del: 15/04/2013
Causa n° : 15842.
Evasión tributaria. Ley penal más benigna. Extraactividad ley 26.735.
La extraactividad de la nueva ley en el caso, está justificada puesto que de la comparación con la anterior vigente al momento de los hechos- surge que la conducta de los imputados resulta ahora atípica en virtud de
las sumas cuya evasión se les reprocha. (Dres. Figueroa, Cabral, Madueño).
Marmol Ubeda, Angel y otro s/rec. de queja.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20709.1.
Resolución del: 13/03/2013
Causa n° : 17077.
93
Evasión tributaria. Momento consumativo. Relación concursal. Prescripción. Comisión de otro delito. Aptitud
para interrumpir el plazo. Teoría del paralelismo.
El delito de evasión tributaria de verificarse la condición objetiva de punibilidad se perfecciona por períodos o
ejercicios fiscales y por impuestos. De ahí la ausencia de la unidad de dolo dado que en la evasión tributaria el
infractor renueva su dolo al vencimiento de cada ejercicio o período. Es entonces que la reiteración de
conductas delictivas en diversos ejercicios fiscales da lugar a la existencia de un concurso real y no a un delito
continuado. Sólo una sentencia firme sube a la categoría de delito un hecho, y sólo en esa circunstancia
adquiere capacidad interruptora del plazo corriente para un hecho delictual anterior. Es criterio de la CSJN que
la prescripción de la acción penal corre y opera en relación a cada delito aun cuando exista un concurso entre
ellos, de donde deriva que no se acumulen las penas a los efectos del cómputo del plazo pertinente, que éste
sea independiente para cada hecho criminal, y que entre sí carezcan de carácter interruptivo de no mediar una
sentencia judicial firme que declare su realización y atribuya responsabilidad al mismo encausado. La disidencia
sostuvo que la ley 26.735 no comporta una ley más benigna en los términos del art. 2 del CP. (Dres. Catucci,
Borinsky, Riggi -en disidencia-).
Arecha, Santiago Claudio s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 570.13.3.
Resolución del: 24/04/2013
Causa n° : 16049.
Evasión tributaria. Plazo razonable.
Teniendo en cuenta que durante la tramitación de la causa se sucedieron diversas leyes y la consiguiente
determinación de cuál -en definitiva- sería aplicable provocando la intervención de la alzada; además de la
suspensión del proceso (solo en interés del imputado) a las resultas del vencimiento del plazo de acogimiento a
los beneficios de la denominada "Ley de blanqueo de capitales. Régimen de regularización impositiva,
promoción y protección del empleo registrado con prioridad en PYMES y exteriorización y repatriación de
capitales", la demora en la tramitación del proceso no resulta atribuible al Estado conforme al detalle de la
evolución del proceso. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa).
López, Néstor Avelino y otra s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21687.1.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 15007.
Evasión tributaria. Sobreseimiento.
Si bien el a quo descartó que en los períodos que habrían tenido lugar los hechos presuntamente ilícitos, los
encartados no ejercieron los cargos societarios enumerados en el art. 14 ley 24.769, no lograron arribar al
estado de certeza negativo que requiere el art. 336 CPPN respecto a su no intervención en la administración de
hecho de la firma, pues la afirmación de que se logró individualizar a las personas que habrían estado a cargo
de la conducción de la empresa, no excluye necesariamente la intervención de otros coimputados y resulta
insuficiente para fundar el temperamento desincriminatorio. A los fines de dar preeminencia a las conclusiones
del cuerpo de peritos contadores oficiales en desmedro del informe técnico del organismo recaudador, no basta
con afirmar la logicidad del primero si al mismo tiempo no se funda la falta de logicidad o los yerros de la
determinación de la materia imponible realizada por la AFIP. El hecho de que el a quo haya tenido por probado
que una de las empresas era una persona jurídicamente distinta de la otra empresa y que efectivamente
desarrollaba una actividad económica propia -mandataria o gerenciadora- resulta contradictorio con la
afirmación de que los hechos ilícitos que se le enrostran no se cometieron. (Dres. Borinsky, Hornos y
Gemignani).
Reynoso, José Ramón y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 647.13.4.
Resolución del: 06/05/2013
Causa n° : 14928.
Exacciones ilegales. Configuración. Policía Federal. Rechazo de nulidades. Validez del allanamiento.
Reconocimiento en rueda de personas. Prueba testimonial.
La decisión de retirar a los imputados -motivada por el temor que ellos infundían sobre los testigos- se realizó
en los términos del art. 79, inc. c) CPPN, con la finalidad de preservar la integridad física y psicológica de los
testigos convocados al debate, no se tradujo, como pretenden las defensas, en la violación a la defensa en
juicio, pues el tribunal procuró un procedimiento por medio del cual los letrados defensores de los causantes
pudieron llevar a cabo un control útil y eficaz de los dichos de los testigos. Es válido el allanamiento dispuesto
94
Cámara Nacional de Casación Penal
pues de este modo, los elementos de juicio ingresados al legajo habilitaban al magistrado para llevar a cabo
dicha medida, por medio de la cual, pretendía analizar los libros de la Delegación Mendoza de la Policía Federal
Argentina, a los fines de recabar información vinculada con hechos presuntamente ilícitos por parte de personal
de esa repartición policial y además, esa medida se produjo con premura para evitar la desaparición de prueba
que estaba al alcance de los imputados. El reconocimiento en rueda de personas constituye una medida
probatoria, y para disponerla no se requiere ninguna formalidad, de ello surge, que el recurrente no demostró, ni
tampoco advierto, la existencia de una irregularidad o vicio que amerite su anulación, y por ende corresponde el
rechazo del agravio. Está probado por los dichos de los testigos que los policías ingresaban a los
establecimientos comerciales con el propósito de controlar irregularidades y, en ese marco, solicitaban una
"cuota mensual" a fin de garantizar protección sobre futuras y eventuales medidas que, con igual carácter,
pudieran volver a tener lugar y, asimismo, allanaron locales y detuvieron a sus propietarios, quienes fueron
liberados mediante el pago de sumas de dinero. Tanto la modalidad comisiva como la intervención de los
imputados, responde a una estructura y a un plan previamente concertado, que presenta notorias semejanzas
con los sucesos investigados. La reiteración de hechos ilícitos en donde los mismos funcionarios policiales
ejecutan los delitos repitiendo la misma modalidad, deja en evidencia que se trató de un plan previamente
concertado, en donde el sub inspector era el encargado de llevar a cabo las formalidades propias de los
allanamientos, mientras que el resto de los imputados se encargaba de efectuar las exigencias dinerarias. No
existe óbice legal para superar el monto punitivo requerido por el representante del Ministerio Público Fiscal, sin
que se advierta que el art. 401 del C.P.P.N. afecte principios o normas de raigambre constitucional. La
disidencia parcial sostuvo que el tribunal de juicio al imponer una pena se encuentra limitado al pedido del
Fiscal General en ocasión del artículo 393 del C.P.P.N. (Dres. Borinsky -disidencia parcial-, Catucci, Riggi).
Zurita Gosen, Daniel F. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1458.13.3.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 16659.
Excarcelación en términos de libertad condicional. Unificación de penas.
Es arbitraria la decisión que, ante la solicitud de la defensa de unificación de penas, dispuso diferir el
tratamiento de la solicitud hasta tanto la sentencia dictada a su respecto en el marco de la otra causa adquiera
firmeza. La disidencia consideró que corresponde desestimar el planteo defensista, por no verificarse el
presupuesto temporal para acceder a la libertad condicional, ya que no ha cumplido en detención los dos tercios
de la condena que exige la ley. (Dres. Ledesma -en disidencia-, Slokar y David).
Lorenzo, Ernesto s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1190.13.2.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 258/13.
Excarcelación.
Si bien las resoluciones que deniegan la excarcelación o la exención de prisión del imputado, con anterioridad
al fallo final de la causa son equiparables a sentencia definitiva, es necesario además para habilitar la instancia
extraordinaria de esta Alzada en su carácter de tribunal intermedio, que se encuentre debidamente fundada una
cuestión federal. Así, no se observa arbitrariedad en el pronunciamiento de la Cámara Federal de San Martín
que satisfizo el "doble conforme" y fundamentó su decisión en el tiempo que el imputado lleva privado de su
libertad -mayo de 2013- que no es irrazonable si se tiene en cuenta que está procesado por el delito de tráfico
de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas y la
cantidad de droga secuestrada al momento de su detención -71 kq de marihuana-. (Dres. Gemignani, Cabral y
Figueroa).
Robles, Walter Miguel s/rec. de queja.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22520.1.
Resolución del: 12/11/2013
Causa n° : 1458/13.
Excarcelación. Arraigo.
Es dable presumir que -en caso de recuperar la libertad- el encausado podría frustrar la acción de la justicia si
es extranjero, se encontraba hacía menos de un mes en el país y existen incongruencias en relación a su
domicilio. (Dres. Ledesma, Slokar y David).
Ocampos Sanabria, Arnulfo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
95
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1195.13.2.
Resolución del: 22/08/2013
Causa n° : 34/13.
Excarcelación. Arraigo. Identificación del imputado. Fecha del juicio.
Los jueces podrán disponer una medida cautelar máxima -encarcelamiento- cuando se encuentren acreditadas
razones suficientes que justifiquen y resulte razonable la presunción contraria al principio de permanencia en
libertad. La resolución que denegó la excarcelación del imputado se encuentra debidamente fundada ya que los
jueces han valorado los extremos pertinentes para el adecuado tratamiento de la cuestión, considerando tanto
los parámetros objetivos del caso -seriedad del delito y la eventual severidad de la pena- como las condiciones
personales -encontrarse registrado con nombres diversos- y conducta procesal anterior del encausado incumplimiento de las reglas de conducta impuestas-. Por otra parte el estadio procesal de las actuaciones al
presente -próxima a fijarse fecha de juicio- hace desaparecer la posibilidad de que su detención preventiva se
extienda indebidamente. El voto concurrente señaló que la decisión es equiparable a sentencia definitiva no
obstante lo cual no se había demostrado la existencia de una cuestión federal que amerite la intervención de
esta Cámara como tribunal intermedio. (Dres. Figueroa, Gemignani -voto concurrente- y Cabral).
Di Cugno, Nicolás Francisco s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22521.1.
Resolución del: 12/11/2013
Causa n° : 1364/13.
Excarcelación. Audiencia de debate.
La proximidad de la audiencia de debate justifica la denegatoria de excarcelación. El voto concurrente agregó
que, en el caso, la especial gravedad del delito imputado -tráfico de estupefacientes en su modalidad de
transporte ilícito-, la severidad de la pena prevista presenta como posible que el imputado intente evadir la
acción de la justicia, siendo estos fundamentos suficientes para la denegación, y no advirtiéndose una
desproporción entre la duración del encarcelamiento preventivo al no haberse cumplido el plazo previsto en el
art. 1º ley 24.390. La disidencia sostuvo que las alegaciones que versan sobre la imputación son cuestiones de
orden sustantivo que exceden el examen sobre los riesgos procesales, razón por la cual no resultan pertinentes
para fundar la medida cautelar y agregó que la demostración de los factores vinculados con la posible
existencia de riesgo procesal de elusión del proceso, se encuentran en cabeza del Ministerio Público Fiscal
quien no se presentó a la audiencia correspondiente ni aportó pruebas que permitan inferir los extremos que
autorizan el encarcelamiento preventivo. (Dres. David -voto concurrente-, Ledesma -en disidencia- y Slokar).
Torres, Daniel Arsenio s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 47.13.2.
Resolución del: 21/02/2013
Causa n° : 16381.
Excarcelación. Concesión. Recurso de casación. Procedencia.
En principio la resolución cuestionada no cumple con el requisito de impugnabilidad objetiva previsto para el
recurso intentado. No obstante ello el recurrente planteó que, en el caso, se encuentra involucrada
fundadamente una cuestión de naturaleza federal, esto es la inobservancia de normas procesales, de la
jurisprudencia plenaria de esta Cámara, como así también de los compromisos internacionales asumidos por la
Argentina en materia de narcotráfico y crimen organizado, todo ello íntimamente relacionado con la doctrina de
la arbitrariedad. El voto concurrente agregó que si bien la cuestionada no es una sentencia definitiva, por sus
efectos, resulta equiparable en tanto que su mantención puede conllevar un perjuicio de difícil o imposible
reparación ulterior, dado que de hacerse efectivo el riesgo procesal que alega, la realización del proceso se
vería imposibilitada. (Dres. Borinsky, Gemignani, Hornos -voto concurrente-).
Otero, Néstor Roberto y otros s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 980.13.4.
Resolución del: 10/06/2013
Causa n° : 604/13.
Excarcelación. Condena no firme.
Si al momento en que la defensa dedujo el recurso contra la denegatoria de la excarcelación, el imputado ya
había sido condenado como autor de diversos delitos, el alto grado de verosimilitud del derecho (fumus bonis
96
Cámara Nacional de Casación Penal
iure) constituye un elemento de suma trascendencia para tener en cuenta, pues si bien el decisorio dictado no
se encuentra firme, debido al recurso de casación en trámite, el Tribunal condenó al encausado. (Dres.
Ledesma, David y Slokar).
Gareca, Luis Gustavo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 222.13.2.
Resolución del: 06/04/2013
Causa n° : 16678.
Excarcelación. Configuración de riesgo procesal.
Corresponde rechazar el recurso de casación toda vez que en la resolución recurrida se encuentra
debidamente acreditado el riesgo procesal de elusión. Además, en el caso, la penalidad prevista para el delito
que se le atribuye al procesado excede, tanto por el máximo como por el mínimo, los límites legales que
tornarían viable su liberación. (Dres. Cabral, Figueroa, Catucci).
Ceballos, Néstor Rolando s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Catucci.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20680.1.
Resolución del: 22/02/2013
Causa n° : 17055.
Excarcelación. Delitos de lesa humanidad. Gravedad institucional.
Corresponde anular la decisión que revocó la denegatoria de excarcelación del imputado por delitos de lesa
humanidad puesto que se apartó de las reglas pertinentes y de la doctrina de la CSJN en función de la
naturaleza de los delitos atribuidos y a los riesgos que de ellos pueden extraerse y que no fueron evaluados en
la resolución en crisis. Más aún cuando esas conductas comprometen la responsabilidad internacional del
Estado Argentino, en cuanto debe garantizar el juzgamiento de todos los hechos de esas características, de
acuerdo con el derecho internacional vinculante para nuestro país. La disidencia sostuvo que -sin mengua del
debido respeto que ameritan los compromisos internacionales que pudiera haber asumido nuestra Nación- no
resulta posible restringir la libertad de un individuo por el único motivo de la naturaleza del delito que se le
imputa -cualquiera sea ésta-, cuando otros elementos de juicio permiten presumir fundadamente que ha de
respetar sus obligaciones procesales. (Dres. Catucci, Riggi -en disidencia-, Borinsky).
Lavallén, Heriberto s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1057.13.3.
Resolución del: 03/07/2013
Causa n° : 411/13.
Excarcelación. Delitos de lesa humanidad. Revocatoria al pedido de la querella. Defensa. Recurso de
casación. Inadmisible.
No obstante que la querella no es parte en los incidentes de excarcelación, y que no se daban los supuestos
para revocar la libertad en los términos del art. 333 CPPN, pero teniendo en cuenta que la excarcelación fue
revocada con sustento en los fallos de la CSJN, y que la defensa no pudo refutar, el recurso de casación resulta
inadmisible. La disidencia sostuvo que en el particular caso de autos, quien solicitó la revocación de la
excarcelación, la querella, no se encuentra habilitado por la normativa vigente para peticionar como lo hizo; es
más quien sí se encontraba, esto es el fiscal, advirtió la improcedencia de la solicitud, agregando que no se
verificaban ninguno de los supuestos previstos por el art. 333 CPPN, opinión compartida por el juez de primera
instancia. Por otra parte, el ordenamiento procesal determina el sistema de taxatividad de las impugnaciones y,
en el caso, la querella no estaba legitimada a recurrir. Es por ello que la decisión adoptada a impulso de quien
no se encontraba legitimado a recurrir se presenta carente de la debida fundamentación y resulta descalificable
como acto jurisdiccional válido. (Dres. Riggi -en disidencia-, Catucci, Borinsky).
Echeverría, Agustín s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1058.13.3.
Resolución del: 03/07/2013
Causa n° : 251/13.
Excarcelación. Denegatoria. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Cuestión federal.
97
Si bien las resoluciones que deniegan la excarcelación o la exención de prisión, en tanto restringen la libertad
del imputado con anterioridad al fallo final de la causa, resultan equiparables a sentencia definitiva, ya que
pueden ocasionar un perjuicio de imposible reparación ulterior al afectar un derecho que exige tutela judicial
inmediata, dicho aspecto por sí solo, resulta insuficiente para habilitar la jurisdicción de la CFCP en su carácter
de tribunal intermedio, pues además debe encontrarse debidamente fundada una cuestión federal, sin que -en
el caso- el recurrente haya logrado demostrarlo adecuadamente. La disidencia sostuvo que, en tanto la
resolución recurrida resulta restrictiva de la libertad y susceptible de ocasionar un perjuicio de imposible
reparación ulterior, debía continuarse con el trámite de las actuaciones. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos en disidencia-).
Crosta Rolón s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 499.13.4.
Resolución del: 16/04/2013
Causa n° : 234/13.
Excarcelación. Doctrina "Díaz Bessone".
Corresponde rechazar el recurso de casación si el recurrente no se hizo cargo de rebatir adecuadamente los
razonados y completos argumentos en los cuales se sustentó la denegatoria de excarcelación, examinando la
procedencia del beneficio liberatorio a la luz de la doctrina "Díaz Bessone". Está debidamente fundada la
resolución que valoró -en base al secuestro de diversos elementos- que el imputado estaría involucrado en una
organización de importancia, integrada por más personas, dedicada a la comercialización de la droga
secuestrada, circunstancia que sumada a que el domicilio aportado en la solicitud del beneficio es el mismo
donde se halló el estupefaciente, razonablemente lleva a concluir que en el caso de obtener su libertad, el
encausado podría intentar eludir el accionar de la justicia. El dictado de una condena, aunque no firme, permite
concluir que no resulta excesiva ni irrazonable la denegación de la soltura anticipada. (Dres. Madueño, Cabral y
Figueroa).
Herrera, Alberto Raúl s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21312.1.
Resolución del: 27/06/2013
Causa n° : 199/13.
Excarcelación. Doctrina "Díaz Bessone". Riesgo procesal.
Corresponde rechazar el recurso de casación pues si bien la excarcelación resultaría admisible por el primer
supuesto del segundo párrafo del art. 316, en conexión con el art. 317 inc. 1º CPPN, hay otros elementos que
obstan a su procedencia -antecedentes condenatorios que determinarían que la eventual condena fuera de
efectivo cumplimiento- y el a quo analizó lo peticionado a la luz de la doctrina "Díaz Bessone", al tener en
cuenta los cambios de identidad del imputado, la falta de comprobación del domicilio y la declaración de
reincidencia, sin que la causa haya tenido una duración excesiva. (Dres. Cabral, Figueroa y Madueño).
Juárez Jiménez, Carlos Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21209.1.
Resolución del: 12/06/2013
Causa n° : 376/13.
Excarcelación. Doctrina "Díaz Bessone". Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.
Si bien no puede denegarse la excarcelación tomando sólo en consideración la escala penal de los delitos que
se imputan, no es posible dejar de valorar en forma negativa las características de los hechos -tráfico de
estupefacientes-, ya que la seriedad del delito y la eventual severidad de la pena, son factores que deben
ponderarse a los efectos de valorar el intento de eludir el accionar de la justicia. Si las particulares
circunstancias del caso llevan a presumir que el imputado podría intentar eludir la acción de la justicia, ello
podría significar una frustración a los fines del proceso, por lo que debe prevalecer el interés general de la
sociedad en la prevención y represión del delito, máxime si el recurrente no ha logrado rebatir adecuadamente
las pautas tenidas en cuenta por el a quo al dictar la resolución impugnada. La disidencia sostuvo que los
argumentos expuestos por el a quo no resultan por sí suficientes para sustentar la medida privativa de la
libertad, ni satisfacen los parámetros que han de ser sopesados a tal fin, pues pretender que sea el propio
imputado -requirente de la excarcelación- quien acredite su arraigo y, en consecuencia, la ausencia de riesgos
procesales implica invertir la carga de la prueba, afectando el principio de inocencia, que el tribunal ha
ponderado las circunstancias personales en forma fragmentada y ha otorgado preponderante relevancia a la
gravedad de la calificación legal del hecho para sustentar el rechazo de la excarcelación con apoyo subsidiario
en argumentos aparentes vinculados con algunas condiciones personales del encausado. (Dres. Figueroa -en
disidencia-, Madueño y Cabral).
98
Cámara Nacional de Casación Penal
Colque, Robert Ismael s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21331.1.
Resolución del: 27/06/2013
Causa n° : 11/13.
Excarcelación. Estado de la causa. Audiencia de debate.
El hecho de que se esté llevando a cabo la audiencia de debate determina que la prisión preventiva se presente
idónea para garantizar la realización del juicio. (Dres. David, Slokar y Ledesma).
Escobar, Diego de la Cruz s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1459.13.2.
Resolución del: 01/10/2013
Causa n° : 1157/13.
Excarcelación. Estupefacientes.
La especial gravedad del delito que se imputa -tráfico de estupefacientes agravado por la intervención
organizada de tres o más personas- y la severidad de la pena prevista, presentan como posible que la imputada
intente eludir la acción de la justicia, ante el pronóstico de una pena grave y de efectivo cumplimiento, siendo
estos fundamentos suficientes para la denegación del beneficio, máxime no advirtiéndose una desproporción en
la duración del encarcelamiento preventivo. El voto concurrente agregó que la existencia de personas prófugas
en la causa que se investiga indica que la imputada podría organizarse para entorpecer o eludir la acción de la
justicia. La disidencia sostuvo que la eventual severidad de la pena por sí sola no es suficiente fundamentación
de la prisión preventiva, que la existencia de otras causas no es óbice para emitir un pronunciamiento en favor
de la libertad, a riesgo de violentar el ne bis in ídem, que en el caso la imputada ha informado el domicilio y
tiene hijos menores. (Dres. David, Slokar -voto concurrente- y Ledesma -en disidencia-).
Leguizamón, Karina L. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1281.13.2.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 478/13.
Excarcelación. Estupefacientes. Arraigo.
No procede la excarcelación de la imputada toda vez que el mínimo de la pena del delito que se le atribuye
supera los tres años de prisión, motivo por el que no podrá ser dejada en suspenso. Aunado a ello, la viabilidad
de la soltura sólo sería atendible si se hubiese demostrado que la prisión preventiva que sufre se hubiera
prolongado excesivamente, circunstancia que no ocurre en el caso ya que se encuentra detenida desde el 7 de
noviembre de 2012 y según certificación las partes ofrecieron prueba. El voto concurrente señaló que se evalúo
también la posibilidad de fuga y entorpecimiento de la investigación toda vez que la encausada podría formar
parte de una organización delictiva dedicada al tráfico de estupefacientes con fines de comercialización , siendo
que en la causa se encuentra vigente la orden de captura dictada respecto de dos integrantes; en la carencia de
arraigo dado que sus lazos familiares se encuentran en su país de origen -Perú-; en la falta de un trabajo
estable; en los numerosos movimientos migratorios registrados desde su ingreso al país -26- y en su irregular
situación migratoria. (Dres. Cabral, Figueroa -voto concurrente-, Gemignani).
Tejeda Cavero, Karla Patricia s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22906.1.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 1531/13.
Excarcelación. Estupefacientes. Arraigo. Sentencia. Motivación.
La entidad gravosa de la pena correspondiente al delito imputado no puede ser considerada condición
suficiente para descartar la posibilidad de libertad durante el proceso, toda vez que ello no desobliga al juez de
verificar en el caso concreto y de acuerdo a sus particularidades la existencia de riesgo procesal, o sea, fuga o
entorpecimiento de la investigación. Es arbitraria la afirmación del a quo en cuanto a que no aparece
establecido que el imputado viviera en el domicilio denunciado, pues la orden de allanamiento fue librada a ese
mismo domicilio. Es el Estado no los sujetos sometidos a proceso quienes tienen la carga de investigar y
eventualmente destruir el principio constitucional de inocencia de que goza toda persona. El voto concurrente
99
agregó que el conjunto de las constancias analizadas indican que el imputado posee domicilio fijo, contención
familiar y -por otro lado- que no se han verificado extremos que demuestren intención de evadir la acción de la
justicia. La disidencia sostuvo que la especial gravedad del delito que se imputa al encartado -transporte de
estupefacientes-, la severidad de la pena prevista, y que en su momento aportó un domicilio, diciendo que era
de la tía, que no conocía al encausado, presentan como posible que el imputado intente evadir la acción de la
justicia, ante el pronóstico de una futura pena grave y de efectivo cumplimiento, siendo estos fundamentos
bastantes para la denegación del beneficio, no advirtiéndose desproporción en la duración del encarcelamiento
preventivo. (Dres. Slokar, Ledesma -voto concurrente- y David -en disidencia-).
Van der Meulen, Iván N. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1293.13.2.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 16640.
Excarcelación. Falta de fundamentación de la denegatoria.
Toda vez que el a quo no ha dado respuesta a las explicaciones brindadas por la defensa, al no evaluar las
condiciones personales y familiares del imputado que harían procedente -a su entender- la excarcelación y sólo
ha fundamentado su decisión en la cantidad de causas que registra el imputado, que harían posible que de
recaer condena, ella sería de efectivo cumplimiento y que, de comprobarse la comisión del delito, podría
revocarse el beneficio de la suspensión del juicio a prueba dispuesta en otras dos causas en la que también se
encuentra imputado, se debe hacer lugar al recurso deducido, anulando la resolución que denegó la
excarcelación, por infundada. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Vigo, Juan Pablo s/ recurso de casación.
Magistrados :Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21627.1.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 400/2013.
Excarcelación. Falta de fundamentación de la denegatoria.
Corresponde anular la resolución que no hizo lugar a la excarcelación toda vez que resulta carente de
fundamentación, en la medida que el a quo ha efectuado una apreciación parcializada de las circunstancias
fácticas para justificar la medida, haciendo hincapié en la gravedad del hecho -abuso sexual con acceso carnal
agravado por causar grave daño en la salud mental de la víctima y por la intervención de dos o más personas- y
en el posible riesgo de entorpecimiento de la investigación, sin aclarar por qué consideró que de recuperar la
libertad, el imputado realizaría actos tendientes a entorpecer el cumplimiento de las medidas de prueba y
tampoco analizó las condiciones personales del encausado, ya que la pena en expectativa y la gravedad del
delito atribuido no constituyen argumentos objetivos suficientes para denegar la medida coercitiva, máxime
cuando como en el caso no se sustentan en ninguna prueba concreta agregada a la causa. La disidencia
sostuvo que la pena en expectativa y la gravedad del delito son elementos que deben tenerse en consideración
al momento de evaluar si el imputado intentará evadir el accionar de la justicia y asimismo, que teniendo en
cuenta que la víctima y el imputado trabajaban en el mismo lugar, podría afectar la investigación. (Dres.
Figueroa, Madueño y Cabral -en disidencia-).
Simón, Pedro s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21625.1.
Resolución del: 21/08/2013
Causa : 946/13.
Excarcelación. Grave entidad del delito imputado. Estado de la causa. Posibilidad de amedrentar a los
testigos.
Se encuentran demostrados los peligros procesales que obstan a la concesión de la excarcelación si se tiene
en cuenta el escaso tiempo de detención sufrido en relación a la grave entidad del delito imputado -tentativa de
homicidio- y el avanzado estado de la causa, a lo que corresponde adunar el riesgo cierto que representa para
el juicio el hecho de que en libertad el imputado pueda amedrentar a los testigos. La disidencia sostuvo que la
eventual severidad de la pena es un factor que por sí solo no constituye un elemento objetivo que haga
presumir que el encausado, en caso de recuperar su libertad, intentará evadir la acción de la justicia, que la sola
mención de que cabría la posibilidad de que exista entorpecimiento de la investigación no basta para disponer
el encierro preventivo, que la existencia de antecedentes no es óbice para emitir un pronunciamiento en favor
de la libertad, a riesgo de violentar el ne bis in idem, que en el caso el imputado posee arraigo, que es una
persona conocida en la zona en que residía, que cuenta con un grupo familiar que podrá brindarle contención
ya que se desempeñaba como ayudante de cocina en un restaurant y que el fiscal no ha aportado elementos
que acrediten la existencia de riesgos procesales. (Dres. Ledesma -en disidencia-, David y Slokar).
100
Cámara Nacional de Casación Penal
Eusebio, Mario Alberto s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1516.13.2.
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 657/13.
Excarcelación. Imposición de una caución más gravosa sin suficiente fundamento.
Corresponde anular parcialmente la resolución que -al confirmar la excarcelación dispuesta- cambió la
modalidad de la caución por una más gravosa, ya que debió demostrar la insuficiencia de la caución juratoria
impuesta en primera instancia, para cumplir con su objeto de sujetar a la imputada al proceso, quien habiendo
recuperado su libertad, ha cumplido regularmente con las condiciones impuestas al momento de concederle la
excarcelación. La disidencia parcial postuló dejar sin efecto lo resuelto y estar a la caución juratoria dispuesta
por el juez de instrucción. (Dres. David, Slokar y Ledesma -en disidencia parcial-).
Dias, Nadia Anahí s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1512.13.2.
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 1023/13.
Excarcelación. Pretensión liberatoria del Ministerio Público Fiscal.
Corresponde anular la denegatoria de excarcelación que resulta arbitraria al no fundar suficientemente lo
resuelto frente a la pretensión liberatoria del fiscal, que había considerado que para el caso podía recaer una
pena de ejecución condicional. La disidencia sostuvo que la defensa no logró desvirtuar lo expuesto por el a
quo en el sentido de que el imputado al momento de ser identificado brindó datos falsos, presentando una
licencia de conducir apócrifa, lográndose determinar su verdadera identidad a través del sistema "AFIS", lo que
constituye uno de los peligros procesales previstos en el art. 280 CPPN. (Dres. Ledesma, David -en disidenciay Slokar).
García Jayo, George Dustin s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1445.13.2.
Resolución del: 27/09/2013
Causa n° : 715/13.
Excarcelación. Rechazo in limine. Casación. Improcedencia.
La situación de condenados de las personas a cuyo favor se solicitaran las excarcelaciones obsta a la
procedencia de los institutos reclamados, por lo que deben declararse mal concedidos los recursos de
casación. El voto concurrente agregó que las presentaciones de las defensas no logran demostrar la
arbitrariedad del temperamento adoptado, al verificarse la concurrencia de riesgos procesales -la existencia de
una sentencia condenatoria a pena privativa de libertad cuya revisión se encuentra ante la CSJN- que obstan a
la procedencia del instituto pretendido. (Dres. Catucci, Riggi, Borinsky -voto concurrente-).
Santos Fontanet, Patricio Rogelio y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 565.13.3.
Resolución del: 24/04/2013
Causa n° : 1/13.
Excarcelación. Rechazo. Ausencia de fundamentos. Arbitrariedad. Nulidad.
Se advierte la ausencia de fundamentos de la sentencia recurrida toda vez que el a quo omitió brindar
fundamentos en sustento de la decisión denegatoria adoptada. En efecto, el tribunal se refirió en forma genérica
a los cursos enumerados por la defensa, sin precisar cuáles, qué características los distingue de los restantes
que sí consideró abarcados por el art. 140 de la ley 24.660, ni explicó las razones por las cuales entendió que
los referidos cursos no cumplen con los requisitos exigidos por el aludido precepto legal. Por otra parte tampoco
detalló el monto de la reducción temporal que correspondía aplicar en el caso de autos, en virtud de aquellos
cursos aprobados por el imputado que, según el criterio del a quo, sí computan a los efectos de la reducción
prevista en el art. 140 de la ley 24.660. En consecuencia, el decisorio en crisis se encuentra desprovisto de
fundamentos, motivo por el cual corresponde descalificarlo como acto jurisdiccional válido. (Dres. Borinsky,
Gemignani, Hornos).
101
González, Ariel Gustavo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1291.13.4.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 566/13.
Excarcelación. Recurso de casación.
Si bien la decisión recurrida restringe la libertad del imputado con anterioridad al fallo final de la causa y
ocasiona un perjuicio que podría resultar -prima facie- de imposible reparación ulterior, y es por tanto
equiparable a una sentencia definitiva en los términos del art. 457 CPPN, dicho extremo resulta insuficiente
para habilitar la jurisdicción de esta Alzada en razón de que además debe encontrarse debidamente fundada
una cuestión federal. (Dres. Figueroa, Cabral, Madueño).
D., C. A. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20834.1.
Resolución del: 16/04/2013
Causa n° : 17341.
Excarcelación. Recurso de casación. Rechazo.
Si bien la decisión que restringe la libertad del encartado con anterioridad al fallo final de la causa ocasiona un
perjuicio que podría resultar prima facie de imposible reparación ulterior, ello no es suficiente para habilitar la vía
intentada, puesto que además debe estar presente una cuestión de índole federal o la verificación de un
supuesto de arbitrariedad en el pronunciamiento criticado. La disidencia sostuvo que la gravedad del delito
atribuido no resulta parámetro objetivo que haga presumir, ni inferir per se, que el encausado en caso de
recuperar la libertad, intentará eludir la acción de la justicia, sobre todo, si tales afirmaciones no se apoyan en
ninguna prueba concreta arrimada al expediente, sustentando la decisión en extremos que no constituyen una
razón válida ni suficiente y tampoco se analizó si el imputado posee arraigo familiar, social y/o laboral suficiente,
extremo esencial a meritar en la materia. Desde esta perspectiva, la resolución está basada en afirmaciones
dogmáticas y, por lo tanto, no puede ser considerada como acto jurisdiccional válido, por lo que corresponde
hacer lugar al recurso de casación planteado. (Dres. Madueño, Cabral, Figueroa -en disidencia-).
Gorena, Juan Guillermo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20944.1.
Resolución del: 02/05/2013
Causa n° : 12/13.
Excarcelación. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Cuestión federal.
Si bien las resoluciones que deniegan la excarcelación o la exención de prisión, en tanto restringen la libertad
del imputado con anterioridad al fallo final de la causa, resultan equiparables a sentencia definitiva, ello no basta
para habilitar la jurisdicción de la CFCP en su carácter de tribunal intermedio, pues además debe encontrarse
debidamente fundada una cuestión federal, y no se ha logrado demostrar en el caso, máxime si se ha
satisfecho el "doble conforme" y el tiempo que el imputado lleva privado de libertad no luce irrazonable a la luz
del art. 1 ley 24.390, sin que tampoco resulte arbitraria la denegatoria de excarcelación. La disidencia consideró
que compete a la CFCP la intervención en cuestiones en las que la resolución recurrida resulta restrictiva de la
libertad y susceptible de ocasionar un perjuicio de imposible reparación ulterior, habiéndose alegado la violación
de garantías constitucionales y la arbitrariedad de sentencia; y por cuanto, no sólo es el órgano judicial
"intermedio" a quien ha sido confiada la reparación de los perjuicios irrogados a las partes en instancias
anteriores, sin necesidad de recurrir ante la Corte Suprema, sino también porque su intervención -atento a su
especificidad- aseguraría que el objeto a revisar por el Máximo Tribunal fuese "un producto seguramente más
elaborado". (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Trasancos, Lucas Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2451.13.4.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 1730/13.
Excarcelación. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Cuestión federal. Doble conforme.
102
Cámara Nacional de Casación Penal
Si bien las resoluciones que deniegan la excarcelación resultan equiparables a sentencia definitiva, dicho
aspecto resulta insuficiente para habilitar el recurso de casación, si no se encuentra debidamente fundada una
cuestión federal, máxime cuando la resolución impugnada satisface la "doble conformidad judicial" o "doble
conforme" o "derecho al recurso" reconocido por la CADH, sin que en el caso el tiempo que la imputada lleva
privada de libertad luzca irrazonable a la luz de lo previsto en el art. 1 ley 24.390. No constituye fundamento
suficiente a los fines de demostrar la existencia de cuestión federal, el cuestionamiento de la valoración
efectuada por el tribunal sobre el informe de vida y conducta de relación de la imputada, sin efectuar una crítica
concreta y razonada de los argumentos dados por el a quo para rechazar el pedido de libertad. La disidencia
sostuvo que compete la intervención de la CFCP en cuestiones en las que lo resuelto resulta restrictivo de la
libertad y susceptible de acarrear un perjuicio de imposible reparación ulterior y a fin de que su intervención
asegure que el objeto a revisar por la Corte Suprema sea un "producto seguramente más elaborado". (Dres.
Borinsky, Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Corso, Liliana Beatriz y otro s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 805.13.4.
Resolución del: 27/05/2013
Causa n° : 466/13.
Excarcelación. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Cuestión federal. Doble conforme. Trata de
personas.
Si bien las resoluciones que deniegan la excarcelación resultan equiparables a sentencia definitiva, dicho
aspecto resulta insuficiente para habilitar el recurso de casación, si no se encuentra debidamente fundada una
cuestión federal, máxime cuando la resolución impugnada satisface la "doble conformidad judicial" o "doble
conforme" o "derecho al recurso" reconocido por la CADH, sin que en el caso el tiempo que la imputada lleva
privada de libertad luzca irrazonable a la luz de lo previsto en el art. 1 ley 24.390 y en atención al delito que se
le imputa (trata de persona menor de dieciocho años agravado). No constituye fundamento suficiente a los fines
de demostrar la existencia de cuestión federal, el cuestionamiento de la valoración efectuada por el tribunal, sin
efectuar una crítica concreta y razonada de los argumentos dados por el a quo para denegar la excarcelación.
La disidencia sostuvo que compete la intervención de la CFCP en cuestiones en las que lo resuelto resulta
restrictivo de la libertad y susceptible de acarrear un perjuicio de imposible reparación ulterior y a fin de que su
intervención asegure que el objeto a revisar por la Corte Suprema sea un "producto seguramente más
elaborado". (Dres. Borinsky, Gemignani, Hornos -en disidencia-).
Villalba, Miriam Gabriela s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 804.13.4.
Resolución del: 27/05/2013
Causa n° : 467/13.
Excarcelación. Reducción a la servidumbre. Extranjeros.
Está debidamente fundada la denegatoria de excarcelación si se imputan los delitos previstos por los arts. 140,
145 bis inc. 3º, 145 ter CP y art. 35 ley 12.713 y arts. 117 y 119 ley 25.871 en calidad de coautor, pues la
situación del imputado no encuadra dentro de lo previsto en la primera parte del segundo párrafo del art. 316,
en conexión con el 317 inc. 1º CPPN y tampoco resulta procedente la excarcelación en los términos de la
segunda parte del segundo párrafo del art. 316 CPPN, máxime no habiéndose prolongado la prisión preventiva
más allá de las necesidades que el caso requiere, todo lo cual alcanza para rechazar la solicitud, de
conformidad con lo normado por el art. 319 CPPN. (Dres. Riggi, Cabral y Gemignani).
Ajilhuanca Mamani, Mateo s/rec. de casación.
Magistrados : Riggi, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : de feria.
Registro n° 66.deferia.13.
Resolución del: 21/01/2013
Causa n° : 128/13.
Excarcelación. Reglas de conducta. Rebeldía.
Corresponde anular la resolución que dispuso revocar la excarcelación, declarar la rebeldía y ordenar la captura
del imputado, pues el juez de la causa no determinó reglas de conducta a las que el encartado debiera
sujetarse, no se le prohibió la salida del país, no se lo compelió a presentarse ante el juzgado, como así
tampoco se le indicó la carga de notificar los cambios de domicilio, asimismo en la instrucción existieron
demoras injustificadas -desde el día del hecho hasta el procesamiento transcurrieron tres años sin que los
sucesos revistan complejidad ni surgen diligencias pendientes que justificaran las dilaciones-, y finalmente, se
desprende que los domicilios aportados por el causante eran correctos y que las modificaciones se suscitaron
durante la extensa prolongación en el tiempo del proceso. La disidencia consideró que el imputado fue
anoticiado de las disposiciones legales sobre la libertad provisional, conforme art. 300 CPPN, constituyó
domicilio real en nuestro país y en Uruguay y los jueces de la causa agotaron las posibilidades para hallarlo en
103
ambos domicilios, situación en que la ley autoriza la inmediata declaración de rebeldía. (Dres. Ledesma, David en disidencia- y Slokar).
Andrade Teliz, Maiquer Jesús s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1815.13.2.
Resolución del: 30/10/2013
Causa n° : 401/13.
Excarcelación. Revocación. Nulidad.
Corresponde anular la resolución que revocó las excarcelaciones concedidas a los imputados toda vez que
cuentan con arraigo suficiente y la voluntad de los nombrados de estar a derecho, ya que desde la fecha en que
el juez instructor concedió las excarcelaciones hasta que fueron revocadas los imputados cumplieron con las
cauciones impuestas, como con las obligaciones a las que estaban sujetos, no habiéndose ausentado de los
domicilios que fijaron. El voto concurrente agregó que la Cámara de Apelaciones omitió considerar las
condiciones personales de los imputados y no valoró la conducta procesal posterior a la concesión, basándose
sólo en la calificación legal, la gravedad del delito y que los imputados vivieran fuera de la jurisdicción del
Tribunal. (Dres. Madueño, Cabral y Figueroa -según su voto-).
Larrosa, Andrés y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21356.1.
Resolución del: 03/07/2013
Causa n° : 21356.
Excarcelación. Riesgo personal. Arraigo.
Se han invocado razones suficientes para demostrar la existencia de riesgos procesales en caso de procederse
a la soltura del imputado, si su conducta elusiva llevó a declararlo rebelde y librar orden de captura internacional
y fue detenido cinco años después, luego del trámite de extradición. Asimismo, la inexistencia de registros en la
Dirección Nacional de Migraciones evidencia que tuvo a su alcance, de alguna manera, los medios para evadir
los controles migratorios. (Dres. David, Slokar y Ledesma).
Aquino Martínez, Oscar Anibal s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 167.13.2.
Resolución del: 13/03/2013
Causa n° : 16803.
Excarcelación. Riesgo procesal.
Se encuentra debidamente fundada la denegatoria de excarcelación si los jueces han valorado a tal efecto las
particulares circunstancias del hecho con especial consideración de las características que dieron lugar a la
aprehensión de los encausados, lo que reviste fundamento mínimo y suficiente para el rechazo de la
pretensión. La disidencia sostuvo que la huida por los techos, que fue la forma en que optaron escapar los
imputados luego de cometido el ilícito, por sí sola no es suficiente para construir la idea de que en la actualidad
pretenderá eludir la acción de la justicia y que no constituye arraigo dudoso el hecho de que cuando el personal
policial se presentara, nadie atendiera la puerta y los vecinos se negaran a aportar datos, pues el imputado
siempre brindó el mismo domicilio. (Dres. Slokar, Ledesma -en disidencia- y David).
Salazar Juárez, Esteban Lucas s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 321.13.2.
Resolución del: 23/04/2013
Causa n° : 16524.
Excarcelación. Riesgo procesal.
La disposición de una medida cautelar máxima -encarcelamiento- por parte de los jueces requiere la existencia
de razones suficientes y acreditadas, que justifiquen la presunción contraria al principio de permanencia en
libertad. Está debidamente fundada la denegatoria de excarcelación -en normas y pautas de órganos
internacionales de derechos humanos- si el a quo ha valorado la pena en expectativa y la gravedad del hecho y
que, en caso de recaer condena, será de cumplimiento efectivo, asimismo que el imputado aportó un nombre y
apellido incorrectos y que tomó de rehenes a dos personas -una de ellas una mujer con un bebé- a los efectos
104
Cámara Nacional de Casación Penal
de impedir su detención, máxime si el tiempo de detención que lleva el procesado no luce excesivo ni
irrazonable. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Canteros, Oscar Maximiliano s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21204.1.
Resolución del: 12/06/2013
Causa n° : 380/13.
Excarcelación. Riesgo procesal.
Corresponde el rechazo del recurso de casación interpuesto contra el pronunciamiento que no hizo lugar a la
excarcelación del imputado con remisión a los fundamentos del dictamen fiscal que tuvo en consideración la
carencia de documentación nacional y los dichos de la víctima menor en cuanto a la intimidación recibida. El
voto concurrente agregó que el tribunal de juicio consideró la calificación legal de los hechos incriminados abuso sexual de menor de trece años en concurso real con abuso sexual con acceso carnal-; los montos
máximos y mínimos de la pena en abstracto y el hecho de que en caso de recaer condena, ella no sería de
ejecución condicional. Evaluó también que la víctima refirió haber recibido amenazas por parte de la mujer de
un ciudadano chino que residía próximo al supermercado donde ocurrieron los hechos, situación que
demostraría una posible intención de entorpecer la investigación; su irregularidad migratoria y el tiempo de
detención que no superaba el término de dos años. La disidencia postuló anular la resolución recurrida teniendo
en cuenta la situación familiar del encartado; la permanencia en el país y la garantía ofrecida. (Dres. Slokar,
Figueroa -voto concurrente-, Ledesma -en disidencia-).
Lin Jie s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 39.13.2.
Resolución del: 19/02/2013
Causa n° : 16291.
Excarcelación. Riesgo procesal.
Está configurado el riesgo procesal que impide hacer lugar a la excarcelación si, más allá del delito imputado robo simple en grado de tentativa- debe evaluarse el comportamiento del encausado, quien desatendió la
convocatoria efectuada por el tribunal, fue declarado rebelde y se ordenó su captura, registra una condena
anterior y otros procesos judiciales actualmente en trámite. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Acosta, Matías Darío s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22175.1.
Resolución del: 25/09/2013
Causa n° : 979/13.
Excarcelación. Riesgo procesal.
Corresponde hacer lugar al recurso de casación deducido contra la resolución de la cámara que revocó la que
concedió la excarcelación del imputado, teniendo en consideración su voluntad de estar a derecho, ya que
desde que el juez instructor le concedió dicho beneficio, surge de la causa que cumplió con la caución
impuesta, como también con la obligación de concurrir al tribunal cada 30 días. El voto concurrente agregó que
ni el estado de las actuaciones -ofrecimiento de prueba-, ni la proximidad de la audiencia de debate, adquieren
entidad suficiente para avalar la medida cautelar, teniendo en cuenta la conducta procesal del imputado durante
el período en que se mantuvo su excarcelación. La disidencia sostuvo que en virtud de la gravedad del delito comercio de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes y por ser cometido sirviéndose
de un menor de dieciocho años-, la elevada pena prevista y el estado actual de la causa, debía rechazarse el
recurso de casación incoado. (Dres. Madueño -en disidencia-, Cabral y Figueroa -voto concurrente-).
Funes Morel, Cesar A. s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21649.1.
Resolución del: 22/08/2013
Causa : 522/13.
Excarcelación. Riesgo procesal.
Está debidamente fundada la denegatoria de excarcelación si se valoró que el imputado registra antecedentes
penales, en virtud de los cuales en caso de ser condenado la pena será de cumplimiento efectivo y será
105
declarado reincidente, y que se encuentra identificado bajo distintos nombres, sin que se haya hecho cargo de
rebatir ni siquiera mínimamente lo resuelto. La disidencia sostuvo que lo resuelto carece de fundamentos
válidos, ya que la existencia de otros procesos o condenas no es óbice para emitir un pronunciamiento en favor
de la libertad del imputado, pues ello conculcaría el ne bis in idem, y que los sentenciantes omitieron analizar
las condiciones personales del imputado. (Dres. David, Ledesma -en disidencia- y Slokar).
Denis, Milton D. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1193.13.2.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 233/13.
Excarcelación. Riesgo procesal.
Resulta ajustada a derecho la denegatoria de excarcelación por considerar configurado el riesgo procesal, en
tanto el tráfico de estupefacientes endilgado al encartado aparece agravado por la intervención de tres o más
personas en forma organizada, algunas de las cuales se encuentran detenidas, habiéndoseles denegado los
beneficios excarcelatorios. (Dres. Figueroa, Gemignani y Cabral).
Schultz, Raúl Justo s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22721.1.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 1243/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Alcances de la rebeldía en sede civil.
Corresponde hacer lugar al recurso de casación incoado contra la resolución que revocó la excarcelación del
imputado, lo declaró rebelde y ordenó su captura toda vez que la sola incomparecencia en una etapa del
proceso no puede fundamentar la declaración de rebeldía y su correspondiente pedido de captura internacional,
ya que el imputado nunca fue fehaciente y personalmente informado del requerimiento de su comparecencia.
La declaración de rebeldía no aparece debidamente fundada ya que podrían existir graves y legítimos
impedimentos para comparecer a juicio. En el caso, el tribunal más allá de solicitar al órgano de familia el
domicilio que registraba el imputado a raíz de su exclusión del hogar -fijado como real en el acta de libertad-,
decidió revocar la excarcelación. Así, sólo se notificó a la defensa, omitiendo considerar si el imputado tendría
conocimiento de la citación, atento el cambio de defensor y la ausencia de una notificación al domicilio real del
causante. La disidencia sostuvo que si la citación al imputado ha sido practicada en legal forma, la
incomparecencia a los estrados del tribunal conlleva la inexorable declaración de rebeldía y la consecuente
orden de captura. (Dres. Slokar, Ledesma, David -en disidencia-).
Rodríguez, Félix Fabián s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 45.13.2.
Resolución del: 21/02/2013
Causa n° : 15914.
Excarcelación. Riesgo procesal. Antecedentes condenatorios. Rebeldía. Diversidad de identidades. Arraigo.
Está debidamente fundada la denegatoria de excarcelación -fundada en los antecedentes condenatorios del
imputado, declaración de rebeldía, diversidad de identidades y dudoso arraigo- si al poco tiempo de concedida
la excarcelación en otra causa fue nuevamente detenido en el marco de la presente, carece de empleo estable se dedica a la venta ambulante- y de domicilio fijo -se encuentra en situación de calle- lo que dificulta las
notificaciones a fin de comparecer a los llamados del tribunal. (Dres. Figueroa, Cabral y Madueño).
Cervin, Alberto Ceferino s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21155.1.
Resolución del: 04/06/2013
Causa n° : 426/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Comercio de estupefacientes. Actitud evasiva.
No resulta excesiva la denegatoria de excarcelación si, más allá de la conducta imputada -comercio de
estupefacientes, art. 5º inc. "c" ley 23.737- se evaluó la actitud evasiva asumida por el imputado al percatarse
de la presencia de la policía, ya que se tuvo en cuenta que, mientras se realizaba un procedimiento, la policía
106
Cámara Nacional de Casación Penal
observó al encausado con un arma de fuego, luego se dio a la fuga y, al ser reducido, se halló en el lugar una
importante cantidad de droga fraccionada para su comercialización. Debe tenerse en cuenta la falta de
precisión del imputado al brindar su lugar de residencia. La disidencia advirtió que el a quo no había analizado
los elementos de convicción mínimos necesarios para el adecuado tratamiento de la cuestión, ni dio acabada
respuesta a las explicaciones brindadas por la defensa, en orden a las condiciones personales de su asistido,
específicamente en punto a la existencia de suficiente arraigo. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa -en
disidencia-).
Segovia, Raul Ernesto s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22209.1.
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 1076/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Condena no firme.
La sentencia condenatoria no firme constituye un extremo suficiente para presumir fundadamente el riesgo de
elusión que obsta a la excarcelación. (Dres. Cabral, Figueroa y Madueño).
Wery, Sergio Ariel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21162.1.
Resolución del: 06/06/2013
Causa n° : 17394.
Excarcelación. Riesgo procesal. Doctrina "Díaz Bessone".
Corresponde anular la denegatoria de excarcelación que no observó lo establecido en el art. 319 CPPN, pues la
sola mención de que la eventual pena a imponerse sería de cumplimiento efectivo -en el caso, se imputó robo
agravado por su comisión en poblado y en banda en grado de tentativa en calidad de coautorno permite extraer
ineludiblemente la conclusión de que intentará eludir la acción de la justicia, ya que el imputado cuenta con
domicilio constatado, se desempeña como jardinero y, además, el tiempo transcurrido desde que se iniciaron
las actuaciones es muy prolongado. El voto concurrente agregó que pretender que sea el propio imputado quien
acredite su arraigo y, en consecuencia, la ausencia de riesgos procesales, implica invertir la carga de la prueba.
La disidencia consideró que el a quo examinó la procedencia del beneficio a la luz de los lineamientos del
plenario "Díaz Bessone". (Dres. Cabral, Figueroa -voto concurrente- y Gemignani -en disidencia-).
Da Silva, Guillermo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22709.1.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 1237/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Extradición.
La concesión de la extradición constituye una pauta objetiva que demuestra y robustece la existencia de uno de
los presupuestos que legitiman el encarcelamiento preventivo, pues permite presumir que, de obtener la
libertad, el imputado podría intentar darse a la fuga para evitar el cumplimiento de la extradición que pesa sobre
su persona. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Alcántara Van Nathan, Rafael A. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2556.13.4.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 1412/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Gravedad del delito.
La entidad gravosa de la pena no puede ser considerada condición suficiente para descartar la posibilidad de
libertad durante el proceso, toda vez que ello no desobliga al juez de verificar en el caso concreto y de acuerdo
a sus particularidades la existencia de riesgo procesal, o sea, fuga o entorpecimiento de la investigación.
Corresponde anular la denegatoria de excarcelación ante la total omisión de la evaluación de circunstancias
referidas a las condiciones personales del imputado y su posible incidencia a los fines de la concesión -o no- de
lo solicitado. La disidencia consideró que la gravedad del delito que se imputa -robo agravado por haberse
ocasionado a la víctima lesiones graves, por haber sido cometido en poblado y en banda en tres oportunidades
107
y asociación ilícita-, así como las características del hecho y la severidad de la pena prevista, presentan como
posible que el imputado intente evadir la acción de la justicia. (Dres. David -en disidencia-, Slokar y Ledesma).
Godoy, Javier Damián s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 200.13.2.
Resolución del: 20/03/2013
Causa n° : 14872.
Excarcelación. Riesgo procesal. Gravedad del delito. Arraigo.
No bastan para denegar la excarcelación las circunstancias invocadas -atinentes a la gravedad del hecho
atribuido, las conductas ilícitas graves que entrañan peligrosidad social desarrolladas en forma organizada, y la
puesta en peligro de la vida de las víctimas amenazadas con armas de fuego- pues no se vinculan con el
examen de los riesgos procesales de elusión, en tanto versan sobre un argumento ajeno a las condiciones
personales del imputado que pudieran influir para frustrar el afianzamiento de la justicia, máxime si el imputado
posee arraigo suficiente, ya que reside en su domicilio hace más de veinte años y goza de buen concepto
vecinal, además de tener posibilidad de procurarse un sustento económico. La disidencia coincidió con lo
expuesto por el representante del Ministerio Público Fiscal. (Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Rolón, Edgardo Humberto s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 173.13.2.
Resolución del: 15/03/2013
Causa n° : 15108.
Excarcelación. Riesgo procesal. Rebeldía.
Ha sido razonablemente concluida la presunción de riesgo procesal si el a quo tuvo en consideración que el
imputado fue declarado rebelde debido a su incomparecencia al juicio y que, en apariencia, su grupo familiar no
ha contribuido a su sujeción al proceso, sin que posea un trabajo estable que pudiera operar en esa línea.
(Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani).
Aguirre, Jonathan Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 537.13.4.
Resolución del: 24/04/2013
Causa n° : 16850.
Excarcelación. Riesgo procesal. Reincidencia.
Está debidamente fundada la existencia de riesgo procesal teniendo en cuenta que la grave amenaza punitiva tenencia ilegítima de arma de guerra y encubrimiento agravado- y el probable modo de ejecución de la eventual
sanción es una pauta objetiva para presumir que, de recuperar su libertad, intentará eludir la acción de la
justicia, y no puede soslayarse que habiendo sido anteriormente condenado, en caso de recaer condena en la
causa, la misma no podría ser de ejecución condicional y sería declarado reincidente, ello sumado a que habiéndosele otorgado libertad asistida- se constató su incumplimiento en la continuación del tratamiento, ya
que el tiempo de detención no resulta excesivo. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Claure, Emilio David s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22803.1.
Resolución del: 11/12/2013
Causa n° : 1358/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Sentencia. Motivación.
Fue valorada adecuadamente la existencia de riesgos procesales a los fines de denegar la excarcelación, si el a
quo refirió que el imputado no fue sincero al proporcionar su domicilio -brindó cuatro direcciones diferentes- ni
sus datos personales -dio dos números de DNI, cambió su edad y los datos de sus padres-, sin que la alegada
confusión producto de encontrarse alcoholizado y golpeado haya sido debidamente comprobada. (Dres. Slokar,
Ledesma y David).
Caro, Juan de la Cruz s/rec. de casación.
108
Cámara Nacional de Casación Penal
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 228.13.2.
Resolución del: 04/04/2013
Causa n° : 16550.
Excarcelación. Riesgo procesal. Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por
haberse cometido en perjuicio de menores.
No se han verificado extremos que demuestren la intención de los encausados de evadir la acción de la justicia
y debe anularse la denegatoria de excarcelación que ha sido adoptada con base en fórmulas genéricas y
afirmaciones dogmáticas, pues los imputados han sido detenidos en el domicilio indicado en sus declaraciones
indagatorias, en el informe socio-ambiental consta que además conviven sus hijos y otros parientes que les
brindan contención y que el imputado se desempeñaba como jornalero hasta el momento de su aprehensión.
La demostración de los factores vinculados con la posible existencia de los riesgos procesales, se encuentra en
cabeza del Ministerio Público Fiscal, cuyo representante ante la instrucción no aportó razones válidas ni
elementos probatorios que sustenten la denegatoria de excarcelación y, por otra parte, la Fiscal General
actuante no se presentó en la audiencia de informes. La disidencia consideró que la especial gravedad de los
delitos que se imputan -tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por haberse
cometido en perjuicio de menores-, la naturaleza y características comisivas de los hechos, la severidad de la
pena, presentan como posible que los encartados intenten eludir la acción de la justicia, ante el pronóstico de
pena grave y de efectivo cumplimiento. (Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Sánchez, Osvaldo M. y otra s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1188.13.2.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 418/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Arraigo.
La entidad gravosa de la pena correspondiente al delito imputado no puede ser considerada condición
suficiente para descartar la posibilidad de libertad durante el proceso, toda vez que ello no desobliga al juez de
verificar en el caso concreto y de acuerdo a sus particularidades la existencia de riesgo procesal. La falta de
actividad laboral lícita y la cercanía de su lugar de residencia al límite fronterizo con Bolivia, no aparecen en
concreto conectados con un juicio de inferencia sobre la existencia de riesgos de fuga o entorpecimiento de la
investigación, ya que el tribunal no ha indicado el modo en que dichas circunstancias justificarían tal inferencia.
Es el Estado y no los sujetos sometidos a proceso quienes tienen la carga de investigar y eventualmente
destruir el principio constitucional de inocencia de que goza toda persona. El voto concurrente agregó que los
magistrados únicamente se fundaron en fórmulas genéricas, lo cual resulta insuficiente para el mantenimiento
de la medida cautelar. La disidencia sostuvo que a su criterio resultaba suficiente lo expuesto por el a quo para
tener por demostrada la existencia de riesgos procesales. (Dres. Slokar, Ledesma -voto concurrente- y David en disidencia-).
Alderete, Eduardo Ángel y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 318.13.2.
Resolución del: 23/04/2013
Causa n° : 11/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Tentativa de contrabando de estupefacientes. Arraigo.
Se configura el riesgo procesal que obsta a la concesión de la excarcelación si se tiene en cuenta la especial
gravedad del delito que se imputa -tentativa de contrabando de estupefacientes- los compromisos
internacionales asumidos por el país, y la circunstancia de que el encausado está domiciliado en el extranjero y
carezca de trabajo. El voto concurrente destacó la falta de arraigo del imputado, de nacionalidad extranjera, que
reside en su país de origen y que su defensa no aportó domicilio alguno en la jurisdicción del tribunal. (Dres.
David, Slokar y Ledesma -voto concurrente-).
Aponte Moreno, Rubén s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 314.13.2.
Resolución del: 23/04/2013
Causa n° : 33/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Tráfico de estupefacientes.
109
La entidad gravosa de la pena correspondiente al delito imputado no puede ser considerada condición
suficiente para descartar la posibilidad de libertad durante el proceso, toda vez que ello no desobliga al juez de
verificar en el caso concreto y de acuerdo a sus particularidades la existencia de riesgo procesal, o sea, fuga o
entorpecimiento de la investigación. Si bien la proximidad de la audiencia de debate es un elemento que debe
ser valorado a los fines de asegurar la comparecencia del imputado, este argumento no puede fundar la
denegatoria de excarcelación si la audiencia aún no tiene designada fecha de realización. Corresponde anular
la denegatoria de excarcelación ante la total omisión de la evaluación de circunstancias referidas a las
condiciones personales del imputado y su posible incidencia a los fines de la concesión -o no- de la
excarcelación, sin que aparezcan vinculados en la especie los dichos del fiscal en oportunidad de la
denegatoria de su soltura provisoria, relativos a que la actividad ilícita desarrollada en un lugar de pocos
habitantes posibilitaría la influencia del imputado en su entorno y al haberse iniciado actuaciones respecto de
otras personas que pertenecerían a los eslabones superiores de la cadena de tráfico. La disidencia parcial
consideró que, tratándose de una cuestión de libertad, corresponde que sea resuelta sin reenvío. La disidencia
sostuvo que la especial gravedad del delito que se imputa al encartado -tráfico de estupefacientes en su
modalidad de transporte ilícito agravado por haber intervenido más de tres personas organizadas para ello-, la
severidad de la pena prevista, presentan como posible que el imputado intente evadir la acción de la justicia,
ante el pronóstico de una futura pena grave y de efectivo cumplimiento, siendo estos fundamentos bastantes
para la denegación del beneficio, no advirtiéndose desproporción en la duración del encarcelamiento
preventivo. (Dres. David -en disidencia-, Slokar y Ledesma -en disidencia parcial-).
Lorenzeti, Daniel A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1280.13.2.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 914/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Tráfico de estupefacientes. Falta de arraigo.
Debe rechazarse el recurso de casación contra la denegatoria de excarcelación si la especial gravedad del
delito que se imputa -tráfico de estupefacientes en su modalidad de transporte ilícito- y la severidad de la pena
prevista, presentan como posible que el imputado intente evadir la acción de la justicia, ante el pronóstico de
una futura pena grave y de efectivo cumplimiento. Las contradicciones por parte del imputado al denunciar el
lugar de residencia así como su indocumentación, relativizan su supuesto arraigo, ya que a los fines de
establecer si existe o no arraigo, no basta la acreditación de un domicilio actual sino que debe sustentarse en
una situación anterior a la detención y duradera. La disidencia sostuvo que no se han acreditado riesgos
procesales concretos, pues el quantum de la pena en expectativa resulta insuficiente y tampoco de las
características del hecho es posible inferir -sin más- el entorpecimiento de la investigación o la fuga, sin que se
hayan especificado cómo las circunstancias relevadas respecto al arraigo del acusado, permiten afirmar un
riesgo concreto en ese sentido. (Dres. David, Slokar y Ledesma -en disidencia-).
Mamani Rodríguez, Felix s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 449.13.2.
Resolución del: 02/05/2013
Causa n° : 16428.
Excarcelación. Riesgo procesal. Trata de personas.
Se configura el riesgo procesal si la imputada se encuentra procesada por el delito de trata de personas
agravado y el a quo señaló que de recuperar su libertad podría entorpecer la investigación por el eventual grado
de sometimiento psicológico de probables víctimas, máxime teniendo en cuenta que el tiempo de prisión
preventiva no resulta excesivo y que se halla debidamente garantizada la doble instancia. (Dres. Figueroa,
Cabral y Madueño).
Duarte Velázquez, Rosa s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21154.1.
Resolución del: 04/06/2013
Causa n° : 329/13.
Excarcelación. Riesgo procesal. Trata de personas.
Resulta acertada la denegatoria de excarcelación si ha expuesto las circunstancias que configuran indicios de
riesgo procesal, ya que hizo referencia a que la maniobra atribuida no es sólo objeto de una explotación
comercial abrazada como medio de vida sino una fuente de réditos económicos afirmada en el menoscabo a la
libertad y dignidad de las presuntas víctimas, y la gravedad que trasuntan los hechos traduce el riesgo procesal,
sin que obste a ello que cuente con domicilio conocido. El dictado de una condena, aunque no firme, importa
110
Cámara Nacional de Casación Penal
una presunción de certeza a la vez que un riesgo procesal para el caso de ser liberado. (Dres. Figueroa, Cabral
y Gemignani).
Choque Acarapi, Bernardo s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22197.1.
Resolución del: 01/10/2013
Causa n° : 17412.
Excarcelación. Riesgo procesal. Trata de personas.
Se configura el riesgo procesal que obsta a la concesión de la excarcelación si existe fundada presunción de
que el imputado, en caso de serle concedida la excarcelación, intentará eludir la acción de la justicia, pues las
constancias de la causa permiten inferir su participación en una organización conformada por varios integrantes
dedicada a ingresar al territorio nacional a personas -entre ellas menores, sin el consentimiento de los padresprovenientes de países limítrofes -principalmente Bolivia-, eludiendo cualquier tipo de control migratorio en los
pasos fronterizos y, en caso de recuperar la libertad podría ejercer presión o influencia para torcer la voluntad
de las víctimas. (Dres. Riggi, Borinsky y Catucci).
Yucra Coarite, Víctor s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1521.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 969/13.
Excarcelación. Riesgos procesales. Tráfico de estupefacientes. Alcances art. 29 ter ley 23.737.
Resulta irrelevante para decidir la excarcelación lo atinente a la eventual aplicación del art. 29 ter ley 23.737,
que deberá ser evaluado por el tribunal de juicio una vez transcurrido el debate. Si bien la entidad gravosa de la
pena correspondiente al delito imputado no puede ser considerada condición suficiente para descartar la
posibilidad de libertad durante el proceso, está debidamente fundada la denegatoria de excarcelación, si se
comprobó que la conducta desplegada por el encausado excede la mera huida para evitar ser aprehendido y,
asimismo, el a quo valoró las concretas circunstancias del hecho en relación con las características y la
modalidad del mismo, en concurrencia con la participación de otras personas, los medios utilizados y el
estupefaciente incautado -aproximadamente 880 kg. de cocaína-, indicios pertinentes para inferir el riesgo
procesal, teniendo en cuenta la gran capacidad operativa de las estructuras dedicadas al narcotráfico. La
disidencia sostuvo que la escala penal del delito, las características del hecho y la eventualidad de una condena
de efectivo cumplimiento, los antecedentes penales y el presunto intento de fuga no alcanzan para construir la
idea de que en la actualidad el imputado intentará eludir la acción de la justicia, si los jueces omitieron valorar el
resto de las condiciones personales en punto al arraigo del encartado o algún otro extremo que pudiera ser
tenido como indicador válido de la intención de evadirse de la justicia. (Dres. Slokar, Ledesma -en disidencia- y
David).
Gómez, Sergio Maximiliano s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1310.13.2.
Resolución del: 16/09/2013
Causa n° : 672/13.
Excarcelación. Sentencia. Motivación.
Corresponde rechazar el recurso por defectos de fundamentación. No obstante ello, el plazo que lleva detenido
el imputado no resulta irrazonable, habiendo sido prorrogado por el lapso de seis meses, atento la complejidad
de la causa determinada por la multiplicidad de imputados y la voluminosidad de las actuaciones, teniendo en
cuenta también la gravedad de los delitos investigados. En ese contexto, la resolución recurrida se encuentra
debidamente fundada. La disidencia sostuvo que correspondía admitir el recurso al haberse alegado la violación
de garantías constitucionales y la arbitrariedad de la sentencia y por ser la resolución recurrida restrictiva de la
libertad y susceptible de ocasionar un perjuicio de imposible reparación ulterior. (Dres. Borinsky, Gemignani,
Hornos -en disidencia-)
Schaffer, Irineo Urbano s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 60.13.4.
Resolución del: 07/02/2013
Causa n° : 16584.
111
Excarcelación. Tráfico de estupefacientes.
La resolución que denegó el beneficio a la imputada deviene arbitraria toda vez que el tribunal fundamentó su
decisión en el hecho imputado y su gravedad que no resultan vinculadas a la posible existencia de fuga o
entorpecimiento de la investigación. Así, la presencia de otro proceso penal en trámite no se vincula con el
examen de los riesgos procesales mencionados ni tampoco la falta de demostración de cuál sería su medio de
vida. El voto concurrente dejó sentado su criterio en cuanto a que las cuestiones referidas a la libertad deben
ser resueltas en esta sede, sin reenvío. La disidencia sostuvo que los fundamentos vertidos en la resolución
apelada resultaban suficientes para negar la excarcelación. (Dres. Slokar, Ledesma -voto concurrente- y David en disidencia-).
Ricaldez Montaño, Julia Sonia s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2145.13.2.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 768/13.
Excarcelación. Tráfico de estupefacientes. Riesgo procesal.
La especial gravedad del delito que se imputa -tráfico de estupefaciente- y la severidad de la pena prevista,
presentan como posible que el imputado intente eludir la acción de la justicia, ante el pronóstico de una pena
grave y de efectivo cumplimiento, siendo estos fundamentos suficientes para la denegación del beneficio. Uno
de los votos concurrentes agregó que el encartado, además de encargarse de la coordinación de los envíos de
estupefacientes al exterior, también sería el responsable de la financiación de los envíos, el aporte de las
identidades falsas, el suministro de equipos de telefonía y el control interno de los agentes que operan dentro
de la organización, y el otro voto concurrente señaló que el imputado no posee arraigo en el país y ha sido
detenido varios meses después del pedido de captura internacional de la República de Colombia. (Dres. David,
Slokar -voto concurrente- y Ledesma -voto concurrente-).
Urrego Moscoso, Rubén Mauricio s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1513.13.2.
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 444/13.
Excarcelación. Transporte de estupefacientes. Riesgo procesal.
Está debidamente fundada la denegatoria de excarcelación si consideró la calificación del hecho incriminado arts. 5º inc. "c" ley 23.373-, la gravedad del delito en cuestión y las circunstancias especiales de su comisión, el
hecho que la imputada fue sorprendida in fraganti, la posible participación de otras personas, la cantidad de
droga secuestrada, la falta de domicilio en el país, la carencia de arraigo, su falta de identificación y su posible
ingreso y estadía ilegal en el territorio del país. La disidencia postuló declarar la inadmisibilidad del recurso de
casación al no observarse la existencia de cuestión federal o un supuesto de arbitrariedad. (Dres. Figueroa,
Gemignani -en disidencia- y Cabral).
Zolórzano Durán, Carmen Rosa s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22303.1.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 898/13.
Excarcelación. Trata de personas.
Corresponde rechazar el recurso de casación impetrado contra la resolución del Tribunal Oral en lo Criminal
Federal de La Plata que, -en lo que aquí interesa- no hizo lugar a la excarcelación de la imputada por el delito
de trata de personas agravado -tres personas y pluralidad de víctimas- fundamentando su negativa en que, más
allá del hecho reprochado, debe evaluarse que existen en la causa indicadores suficientes de que la imputada
podría formar parte de una organización delictiva integrada por individuos dedicados al tráfico ilegal y trata de
personas con fines de explotación sexual y posibles ramificaciones en el extranjero que le podrían brindar
asistencia para sustraerse del accionar de la justicia. Asimismo tuvieron en consideración que, en caso de
obtener la libertad podría entorpecer la celebración del debate influyendo en las víctimas que deben declarar en
el juicio, aprovechando su situación de vulnerabilidad. Adicionó a ello que el período de detención que viene
soportando la encausada -desde octubre de 2012-, no luce excesivo de acuerdo al trámite de la causa y la
complejidad de la investigación. (Dres. Gemignani, Cabral, Figueroa).
Machado, Clementina C. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
112
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22918.1.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 1704/13.
Excarcelación. Trata de personas. Excarcelación del coimputado.
Resulta acertada la denegatoria de excarcelación si el margen punitivo que resulta aplicable en abstracto según
la calificación legal propiciada por el fiscal no permite en principio, la condena condicional, y teniendo en cuenta
que los imputados mantenían un taller de costura donde residían trabajadores y menores -connacionales de los
encartados- en condiciones precarias con mínimas condiciones de higiene y habitabilidad, tratándose de una
organización internacional con ramificaciones en Bolivia, ninguna medida cautelar de menor intensidad
resultaría suficiente para neutralizar los peligros procesales. La disidencia consideró que lo resuelto ha
realizado una apreciación parcializada de las circunstancias fácticas del caso para justificar la medida coercitiva,
y ha otorgado preponderante relevancia a la gravedad del hecho, para apoyarse solamente en argumentos
vinculados con las características propias de las organizaciones destinadas a la explotación de personas y que
la mera afirmación de que las situaciones personales del imputado y su hermana -coimputada excarceladaresultan diferentes no satisface los requisitos de fundamentación de la sentencia, habiéndose alegado que
ambos cuentan con las mismas condiciones migratorias, familiares y de arraigo. (Dres. Figueroa -en disidencia-,
Gemignani y Cabral).
Calle Calle, Marcial s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22463.1.
Resolución del: 06/11/2013
Causa n° : 1140/13.
Exención de prisión.
Se encuentra debidamente fundada la denegatoria de exención de prisión si la alzada ha valorado que, luego
de iniciadas las actuaciones, el imputado se mudó dos veces y se desconoce su actual paradero y que existe
riesgo cierto de que ejerza maniobras de presión tanto respecto de la víctima como sobre alguno de sus
familiares. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Bertolo, Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1971.13.2.
Resolución del: 14/11/2013
Causa n° : 1133/13.
Exención de prisión. Denegatoria. Recurso de casación improcedente.
Habida cuenta que el recurrente no rebate las consideraciones efectuadas por el a quo ni se verifica un
supuesto de arbitrariedad, el recurso intentado deviene inadmisible. (Dres. Cabral, Figueroa, Madueño).
Campuzano Rodríguez, Desiderio s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20978.1.
Resolución del: 03/05/2013
Causa n° : 106/13.
Exención de prisión. Principio de libertad durante el proceso. Denegatoria. Ausencia de fundamentación.
Recurso de casación. Procedencia.
La disposición de una medida cautelar máxima -encarcelamiento- por parte de los jueces requiere la existencia
de razones suficientes y acreditadas, que justifiquen la presunción contraria al principio de permanencia en
libertad. Los fundamentos expuestos en el auto recurrido no permiten tener por acreditado el peligro de fuga al
que alude el art. 319 CPPN. Es el Estado y no los sujetos sometidos a proceso quienes tienen la carga de
investigar y eventualmente destruir el principio constitucional de inocencia del que goza toda persona. (Dres.
Figueroa, Cabral, Madueño).
Blengini Citón, Carlos Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20937.1.
Resolución del: 30/04/2013
Causa n° : 17227.
113
Exención de prisión. Requisitos. Omisión de aportar nuevo domicilio. Exigencia incompatible.
La omisión de aportar un nuevo domicilio, y la ausencia de datos del lugar de residencia y la situación
migratoria del encausado, configura una exigencia incompatible con los términos de la presentación donde se
solicita una exención de prisión, ya que su cumplimiento podría haber acarreado la detención del nombrado.
(Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Lizano García, Jean Pierre s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21366.1.
Resolución del: 03/07/2013
Causa n° : 17342.
Exención de prisión. Revocación. Delito de lesa humanidad.
El recurso intentado no fue debidamente fundado pues omitió rebatir la jurisprudencia de la CSJN sobre la que
se cimenta la decisión impugnada. La disidencia sostuvo que el recurso intentado, aunque escuetamente,
expresa los motivos por los cuales la sentencia impugnada agravia a la parte que representa. (Dres. Borinsky,
Gemignani, Hornos -en disidencia-).
Rodríguez, Roque Rubén s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 6.13.4.
Resolución del: 07/02/2013
Causa n° : 16561.
Exención de prisión. Riesgo de fuga. Tráfico de estupefacientes. Prisión domiciliaria. Arraigo.
Se han dado argumentos suficientes para inferir el riesgo de fuga de la imputada, en cuanto -al denegar la
exención de prisión- se valoró el grado de vinculación y organización que existiría entre los imputados y las
medidas investigativas que se encuentran en pleno curso y, asimismo que, encontrándose la imputada
cumpliendo arresto domiciliario, no fue hallada en el lugar donde debió permanecer. Uno de los votos
concurrentes agregó que -a su criterio- a los efectos de otorgar el beneficio de la excarcelación -o de la
exención- debe tenerse en cuenta la especial gravedad del delito vinculado al tráfico de estupefacientes,
respecto del cual no deben desatenderse los compromisos internacionales asumidos por el país, y el otro voto
concurrente señaló que en el caso puede presumirse el riesgo de elusión en atención a las dudas existentes
respecto del arraigo de la imputada. (Dres. David -voto concurrente-, Slokar y Ledesma -voto concurrente-).
Gómez, Carolina P. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1323.13.2.
Resolución del: 17/09/2013
Causa n° : 723/13.
Exención de prisión. Riesgo procesal. Eventual severidad de la pena.
Si bien la eventual severidad de la pena -supuesto presente en el caso- es un factor que por sí solo no resulta
un elemento objetivo que haga presumir que el encausado, en caso de recuperar su libertad, intentará eludir la
acción de la justicia, habiéndose acreditado una relación sentimental entre el víctima y el imputado y que éste
fue el último que estuvo con la nombrada con vida, así como que luego del deceso regresó a su país de origen
sin poner en conocimiento a su familia y que se desconoce su paradero, estos indicios permiten sostener que
en caso de conceder la exención de prisión el encartado podría frustrar la acción de la justicia. (Dres. Ledesma,
David y Slokar).
Blanco Condori, Willy s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 219.13.2.
Resolución del: 03/04/2013
Causa n° : 16709.
Eximición de prisión. Falta de fundamentación de la denegatoria.
114
Cámara Nacional de Casación Penal
Corresponde anular el rechazo de la eximición de prisión si el a quo ha incurrido en un vicio de fundamentación
al haber omitido merituar las particularidades del asunto y las condiciones personales del imputado en el
examen de los riesgos procesales en la causa. El voto concurrente agregó que la sola afirmación, abstracta, en
el sentido de que durante el transcurso de la investigación podría dictarse alguna decisión respecto a la libertad
del imputado, atendiendo a la objetiva y provisional valoración de las características de los hechos que,
eventualmente, podrían dar lugar a sostener que el imputado habría participado de los hechos materia de
investigación, no permite considerar expresamente fundados los motivos de riesgo procesal que autorizarían a
rechazar el beneficio impetrado. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos -voto concurrente-).
Rosales, Horacio Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1792.13.4.
Resolución del: 23/09/2013
Causa n° : 912/13.
Expulsión anticipada de extranjeros. Interés superior del niño.
Si bien el tiempo que lleva detenida la recurrente es menor al requerido por el art. 64 ley 25.871, corresponde previa constatación por parte del a quo de los extremos invocados por la defensa, esto es la existencia del
menor que se encontraría en situación de extrema vulnerabilidad- hacer lugar a la solicitud de que se proceda a
la expulsión anticipada de la condenada a su país de origen, a fin de brindar los cuidados correspondientes a su
hijo y evitar que el mismo sea institucionalizado y separado de la familia, teniendo en cuenta la situación de
sujeto de derecho pleno en términos convencionales, constitucionales y legales, la situación de especialidad,
vulnerabilidad, necesidades específicas, atendiendo siempre al superior interés del niño. La disidencia
consideró que, al no haberse producido prueba alguna para acreditar el vínculo familiar, el recurso debía ser
rechazado, sin que ello obste a que en el futuro se reedite el pedido. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Villaruz Castillo, María Rowena s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21272.1.
Resolución del: 19/06/2013
Causa n° : 15793.
Extinción de la acción penal. Plazo razonable. Suspensión del juicio a prueba. Comisión de un nuevo delito.
Corresponde anular la resolución que declaró extinguida la acción penal y sobreseyó al imputado sin hacer
mérito de constancias del expediente, en particular los antecedentes en que ha incurrido el encartado que
podrían excluirlo de la posibilidad de cumplimiento de la suspensión del juicio a prueba (art. 76 ter CP). El art.
76 ter CP prevé como causal de revocación del beneficio la comisión de un nuevo delito dentro del plazo de
suspensión, pero en modo alguno que la sentencia que así lo declare sea dictada en el transcurso de ese lapso.
No basta que el proceso haya sido prolongado para considerar su tramitación como irrazonable, pues hay que
determinar quién ha convergido a producir la demora y en casos en que el imputado no pudo materialmente
cumplir con las reglas por haber cometido otro delito, no puede endilgársele la demora exclusivamente a los
tribunales intervinientes. La disidencia consideró que la acción penal se encuentra prescripta habida cuenta que
no se ha producido el exclusivo acto procesal interruptivo conforme el régimen normativo de aplicación por
imperativo constitucional y legal, que es la sentencia de condena. (Dres. Cabral, Figueroa -en disidencia- y
Gemignani).
Ferreira, Pablo Sebastián y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22662.1.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 16949.
Extorsión.
Se configuró el delito de extorsión en grado de tentativa si se demostró que el imputado desde la unidad
carcelaria en que se encontraba alojado intentó extorsionar a la pareja de otro interno y a éste, mediante
llamados que exigían sumas de dinero a girar en la cuenta a nombre de la hija del encartado, bajo la amenaza
de agredir físicamente al otro interno con una faca. Si bien los requisitos de la amenaza a la que alude la figura
de extorsión son asimilables a la amenaza coactiva prevista en el art. 149 bis CP, el distingo esencial en el
caso, reside en el requerimiento dinerario, en virtud del cual, cobra virtualidad aplicativa el tipo penal del art. 168
CP. (Dres. Borinsky, Catucci y Riggi).
Cortez, Jaime Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 08/10/2013
115
Registro nº 1896.13.3.
Causa n° : 218/13.
Extorsión. Secuestro virtual. Sentencia. Motivación. Reincidencia.
Deben rechazarse los agravios relativos a que no existe probanza que acredite la presencia del encartado en la
zona de los teléfonos de la unidad carcelaria, por entender que el libro de actas no reviste credibilidad, pues
este dato -el registro de que el imputado durante la tarde del episodio habló durante 45 minutos por el teléfono
de su pabellón- constituye un indicio que, evaluado en conjunto con otros elementos de la causa -la prueba del
vínculo personal con la coimputada- permitió arribar a la condena. Corresponde dejar sin efecto la declaración
de reincidencia pues cualquier agravación de la pena o de sus modalidades de ejecución en función de la
declaración de reincidencia del art. 50 CP deben ser consideradas inconstitucionales por su colisión con normas
constitucionales e instrumentos internacionales incorporados a ella. La disidencia parcial consideró que el
instituto de la reincidencia que establece el art. 50 CP no vulnera ninguna de las garantías que consagra la CN.
(Dres. Slokar, David -en disidencia parcial- y Ledesma).
Adjemián, Luciano J. M. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1289.13.2.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 16771.
Extorsión. Sentencia. Motivación. Pena. Agravantes. Pautas de dosimetría. Unificación de penas.
Inconstitucionalidad de la reincidencia.
Está debidamente fundada la condena por el delito de extorsión reiterada -por haber efectuado, en dos
ocasiones, llamados telefónicos desde un penal en los que amenazaba con efectuar un mal a personas
vinculadas con sus interlocutores y que decía tener en cautiverio, obligándolas a entregar dinero y valores-, si el
a quo ha atendido a pruebas, indicios y circunstancias generales que le han permitido descartar los descargos
de los imputados, ya que la realización de llamados, la relación sentimental que une a los imputados, el modus
operandi repetido, ha sido integrado a través de un confronte crítico, y se han correlacionado las pruebas de
manera armónica. Se configura el delito de extorsión y no el de estafa si el objeto del ilícito fue habido bajo
amenaza, es decir, infundiendo temor. Corresponde hacer lugar al agravio relativo a la individualización de la
sanción, si el tribunal, además de enumerar someramente los tópicos pertinentes, sin formular mayor
explicación sobre su incidencia en la escala penal, omitió valorar concretamente las específicas pautas de
dosimetría estipuladas en los arts. 40 y 41 CP. Teniendo en cuenta que el interés legítimo sólo puede ser
invocado por la defensa y, toda vez que en el caso la recurrente alegó expresamente que solicita la unificación
de las penas de acuerdo al método composicional, no corresponde objetar la unificación por el hecho de que
una de las penas se hallaba vencida. El instituto de la reincidencia lesiona el principio de culpabilidad, la
garantía del ne bis in ídem, y el fin resocializador de la ejecución de la pena. La disidencia parcial sostuvo que
el hecho de que el tribunal no haya encontrado circunstancias atenuantes para la imposición de pena no implica
descalificación del fallo, que en atención a que el monto de la pena unificada fue impuesto de modo aritmético y
teniendo en cuenta los tiempos paralelos de detención, la unificación no resulta el criterio más benigno para el
imputado y, finalmente, consideró que el instituto de la reincidencia que establece el art. 50 CP no vulnera
garantías constitucionales. (Dres. David -disidencia parcial-, Ledesma y Slokar).
Salazar, Gustavo Horacio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 209.13.2.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 15231.
Extradición. Prescripción de la acción penal. Recurso de casación.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra la denegatoria del planteo de prescripción de la
acción penal en la causa que motivó el pedido de extradición de la encartada, pues el análisis acerca de la
vigencia -o no- de la acción penal en el proceso seguido en el extranjero, es allí donde corresponde que sea
tratado. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
Varvello, María Fernanda s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2046.13.4.
Resolución del: 22/10/2013
Causa n° : 870/13.
116
Cámara Nacional de Casación Penal
Falsificación de documento público destinado a acreditar la identidad de las personas. Ofrecimiento de
prueba de cargo. Rechazo de la tacha de arbitrariedad. Derecho al control de la prueba.
Si, en la oportunidad prevista por el art. 354 CPPN el fiscal no ofreció como prueba de cargo el acta -en la que
el personal policial informó al juzgado de instrucción acerca del DNI falso- ni la declaración indagatoria del
imputado -en la que se atribuyó la identidad apócrifa-, el a quo carecía de jurisdicción para valorar tales
elementos probatorios. No es arbitraria la omisión de ponderar las declaraciones de los funcionarios policiales
si, con respecto a uno de ellos, fue requerida la elevación a juicio de la causa seguida por considerarlo coautor
del delito de falsificación de documento público, y, en relación a los restantes, el propio recurrente desistió de
uno de los testimonios, subsistiendo el de quien manifestó haber encontrado -en la comisaría- el DNI apócrifo
en el bolsillo de la campera del imputado e incorporado por lectura, pero -en tanto la defensa no tuvo
oportunidad de controlar este testimonio- se impone descartar su valoración. (Dres. Borinsky, Hornos y
Gemignani).
Laginestra, Alejandro Damián s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 401.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 15636.
Falsificación de instrumentos públicos. Configuración.
El perjuicio requerido por el tipo penal del art. 293 segundo párrafo en función del art. 292 segundo párrafo CP,
no puede ser vinculado directamente al resultado final del hecho ejecutado, por lo que más allá del esfuerzo del
a quo por demostrar que la acción estaba desde su misma génesis destinada al fracaso, la conducta
desplegada por el imputado -insertar datos falsos en los formularios expedidos por el Registro Nacional de las
Personas a efectos de obtener un nuevo DNI usurpando la identidad de un tercero- satisface el extremo
potencial de la figura, pues la conducta ardidosa se presenta ya riesgosa independientemente del resultado
final. El voto concurrente agregó que basta la sola posibilidad de un perjuicio contra la fe pública para la
configuración típica del delito en cuestión. (Dres. Gemignani, Hornos -voto concurrente- y Borinsky).
Encarnación Flores, Milton Santos s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1554.13.4.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 15763.
Falsificación de marcas.
La idoneidad o inidoneidad para generar engaño en el público de la imitación de las marcas registradas -por un
lado- y las circunstancias del contexto en el que los productos son puestos a la venta -por el otro- no resultan
extremos determinantes para la adecuación típica, en los términos del art. 31 inc. d) de la ley de marcas. Así, en
el presente caso la "distinta calidad" en la imitación de los productos originales, no acarrea el sobreseimiento
del imputado. (Dres. Borinsky, Riggi, Catucci).
Salirrosas Chiques, Henry Yvan s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 7.13.3.
Resolución del: 05/02/2013
Causa n° : 16453.
Falsificación de marcas.
La ley de marcas sanciona a todo aquél que ponga en venta, venda o de otra manera comercialice productos
con marca registrada falsificada o fraudulentamente imitada. Así la ley está dirigida a la protección de los
consumidores y al propietario de una marca registrada. La idoneidad o inidoneidad para generar engaño en el
público de la imitación de las marcas registradas -por un lado- y las circunstancias del contexto en el que los
productos son puestos a la venta -por el otro- no resultan extremos determinantes para la adecuación típica, en
los términos del art. 31 inc. d) de la ley de marcas. Así, en el presente caso la "distinta calidad" en la imitación
de los productos originales, no acarrea el sobreseimiento del imputado. (Dres. Borinsky, Catucci, Riggi).
Díaz, Carlos Patricio s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 21.13.3.
Resolución del: 06/02/2013
Causa n° : 15877.
117
Falsificación de marcas.
No existe afectación o amenaza hacia el bien jurídico tutelado por la ley 22.362 en los casos en que la calidad
visiblemente apócrifa del producto de que se trate y ciertas circunstancias que hacen al contexto de venta,
tornan inidónea a la comercialización cuestionada para causar confusión en el público consumidor. La
disidencia sostuvo que la idoneidad o inidoneidad para generar engaño en el público de la imitación de la marca
registrada, por un lado, y las circunstancias del contexto en el que los productos son puestos a la venta, por
otro, no resultan excluyentes de la adecuación típica, en los términos de lo previsto por el art. 31 inc. d) ley
22.362. (Dres. Hornos, Borinsky -en disidencia- y Gemignani).
García Baltazar, Ronald Gilberto s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 680.13.4.
Resolución del: 16/05/2013
Causa n° : 16041.
Falsificación de marcas. Distribución y venta de DVD's falsificados. Propiedad intelectual. Competencia
federal.
Corresponde a la justicia federal entender en la causa seguida por falsificación de marcas debidamente
registradas y su posterior distribución y venta, ya que se trata de hechos inescindibles con un doble encuadre
legal -ley 22.362 y 11.723que concurren en forma ideal entre un delito común u otro de índole federal y es a
este fuero al que corresponde su investigación. Debe anularse el sobreseimiento que se basó en el descarte de
una calificación jurídica y no en la inexistencia de un hecho delictivo, ya que resulta improcedente el
desdoblamiento del hecho único, desconociendo lo dispuesto en el art. 54 CP. (Dres. Cabral, Figueroa y
Madueño).
Quiroga, Gabriel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21213.1.
Resolución del: 13/06/2013
Causa n° : 16693.
Falsificación ideológica de DNI. Sobreseimiento prematuro.
Corresponde revocar el sobreseimiento si la argumentación del a quo descansa, en lo sustancial, en la
aceptación sin más de la versión de la defensa, en el sentido de que el nombrado no intentó obtener beneficio
alguno, sino que "contrajo matrimonio y tuvo hijos argentinos", a la vez que aportó fotocopias de los trámites
realizados por el imputado con el documento nacional de identidad argentino. Es así que en base a aquél relato,
se efectuaron una serie de consideraciones sobre la inexistencia del elemento subjetivo necesario para
atribuirle la falsificación del documento en cuestión, sin analizar el resto de las pruebas reseñadas
precedentemente. El estudio de dicho plexo probatorio, analizado a la luz de las reglas de la sana crítica
racional, no permite sustentar el pronóstico de certeza negativa que exige el art. 336 CPPN para que resulte
procedente el sobreseimiento, y amerita la continuación de la investigación. (Dres. Borinsky, Gemignani y
Hornos).
Alvarenga Paredes, Pedro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2036.13.4.
Resolución del: 21/10/2013
Causa n° : 653/13.
Falta de mérito. Recurso de apelación. Revocatoria y procesamiento. Recurso de casación. Procedencia.
Si bien el auto en impugnado en principio no es sentencia definitiva, en el caso, la defensa alega la afectación
del derecho al recurso que, precisamente se encuentra en jaque pues la Cámara revocó el auto de falta de
mérito y dictó el procesamiento, limitando, la facultad recursiva del imputado, tal como sostiene el recurrente. La
exclusiva solución que se compadece con el modelo recursivo vigente consiste en restringir la actuación de las
cámaras de apelaciones a la facultad de revocar las resoluciones intermedias, sin avanzar sobre el dictado del
auto de procesamiento o su ampliación, decisiones que deben quedar reservadas al juez de primera instancia y
que, consecuentemente, podrán ser materia de impugnación y posterior evaluación por el órgano jurisdiccional
llamado legislativamente a cumplir con la específica tarea de control de los actos producidos durante la
instrucción. La disidencia sostuvo que la decisión impugnada no se encuentra prevista en el art. 457 del CPPN,
no obstante el cuestionamiento de la defensa, puesto que el avocamiento de la cámara la coloca en la
necesidad de examinar el expediente, y que el recurso le atribuye al tribunal la competencia para dictar una
declaración opuesta a la revocada. (Dres. Ledesma, David, -en disidencia-, Slokar).
118
Cámara Nacional de Casación Penal
Renzi, Walter Gabriel y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1108.13.2.
Resolución del: 08/08/2013
Causa n° : 15247.
Fiscal. Facultad de adherir al recurso del querellante. Improcedencia.
En el término del emplazamiento el representante del Ministerio Público Fiscal puede o bien mantener el
recurso oportunamente interpuesto por el fiscal de la instancia anterior o, en el supuesto de que -como ocurrió
en el sub lite- aquél no haya deducido recurso, eventualmente adherir al interpuesto en favor del imputado.
(Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Otera, Martha Elsa s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1301.13.4.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 723/13.
Garantía contra la doble persecución penal. Non bis in ídem. Lesiones gravísimas. Abandono de persona.
Abuso sexual agravado. Sentencia. Motivación. Encargado de la guarda. Defensa en juicio. Eficacia de la
defensa. Concurso de delitos. Mensuración de la pena.
No se verifica infracción a la garantía que prohíbe la doble persecución penal por ausencia de identidad fáctica
entre los hechos juzgados en Bolivia -lesiones gravísimas- y los investigados en la causa seguida por abandono
de persona agravado y abuso sexual agravado por tratarse de una menor de trece años que se hallaba bajo la
guarda del imputado, aunque damnifique únicamente a la niña pero mediante acciones distintas. Constituye
abandono de persona el deterioro de la salud que padecía la niña, atribuible a la conducta de los imputados
quienes -habiéndola recibido de sus padres mediante instrumento- tenían el deber de proveerle alimentación
adecuada, higiene y asistencia médica en virtud de la guarda que detentaban. Está debidamente fundada la
condena si el a quo ha atendido a indicios y circunstancias generales que le han permitido privilegiar los dichos
de la menor y descartar los elementos de juicio aportados para sostener el descargo del acusado. El concepto
encargado de la guarda se aplica tanto a la guarda de derecho como a la de hecho, sea esta última
permanente, accidental o en razón de la actividad que realiza el sujeto activo. Las meras discrepancias que
puedan existir en torno a la estrategia defensista asumida por la primigenia representación del imputado,
expuestas por su actual defensa, no determinan la carencia de una "defensa efectiva", si la recurrente no ha
tomado a su cargo demostrar de manera acabada la alegada merma de garantías. El voto concurrente agregó
que aún cuando hubiera sido conveniente el juzgamiento conjunto de las lesiones y el abandono de persona,
ambos delitos concurren en forma real, pues, en el caso, se trata de hechos diversos y que la mención de las
lesiones sólo se debió a la necesidad de dar cuenta del estado de desamparo total que sufrió la niña de doce
años. La disidencia parcial observó un déficit en cuanto a la fundamentación en la mensuración de las penas.
(Dres. David, Slokar -voto concurrente- y Ledesma -en disidencia parcial-).
Barriga Partes, Juan y Aguirre Almendras, Margarita s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1269.13.2.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 12229.
Garantía de imparcialidad.
Si los jueces recusados integraron el tribunal que condenó al coimputado y, en esa oportunidad, no sólo se
expidieron acerca de la existencia del hecho y de la autoría y participación del coimputado, sino también
respecto del imputado, éste puede temer fundadamente sobre su imparcialidad, circunstancia que impone
declarar la nulidad de la sentencia recurrida. (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani).
Medina, Alejandro Sebastián s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 539.13.4.
Resolución del: 25/04/2013
Causa n° : 15979.
Garantía de imparcialidad. Excusación.
119
No compromete la garantía de imparcialidad la actuación del magistrado que había votado en disidencia postulando el rechazo del planteo- respecto del recurso de casación declarado inadmisible por la mayoría de la
Sala, que fue revocado por la Corte Suprema, devolviendo las actuaciones a fin de que se dicte un nuevo fallo
de acuerdo a derecho, pues lo resuelto por la Corte Suprema se dirigió esencialmente al sentido y fundamento
del voto de la mayoría. (Dres. Borinsky y Hornos).
De Vido, Julio M. s/excusación.
Magistrados : Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1575.13.4.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 14459.
Garantía de imparcialidad. Intervención anterior del magistrado.
Debe rechazarse la recusación planteada por cuanto el reclamo no se funda en actitud alguna de los
magistrados para con el recusante que pudiera revelar sospecha de parcialidad, sino tan solo en la pretérita
intervención que le cupo a los jueces recusados en la resolución del planteo de nulidad deducido por la
defensa, siendo que los términos en que se pronunciaron en esa oportunidad no constituyó prejuzgamiento, ni
tampoco permite tener por acreditado el temor de parcialidad invocado. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Burgos, Yamila Soledad y otro s/recusación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1497.13.4.
Resolución del: 22/08/2013
Causa n° : 718/13.
Garantía de imparcialidad. Pena. Rechazo del planteo de nulidad. Dosimetría punitiva. Violencia de género.
Es tardío el planteo referido al compromiso de la garantía a ser juzgado por un tribunal imparcial por la
intervención en la fijación de la nueva pena de dos de los tres jueces que habían pronunciado la condena e
individualizado la pena dejada sin efecto, pues la defensa tuvo oportunidad de postular tal apartamiento antes
de que pronunciaran la resolución impugnada y, asimismo, no corresponde hacer lugar a la nulidad al no
haberse demostrado agravio concreto para la defensa ya que la pena se disminuyó sensiblemente. Resulta
suficientemente fundada la pena de 12 años impuesta por el homicidio de una mujer con la que el imputado
había mantenido un vínculo de afectividad. No es correcto, al momento de evaluar la reprochabilidad del acto
de violencia contra la mujer, correr el eje de atención hacia la víctima y culpabilizarla a ella por la ira
desencadenada de su compañero, pues devendría en un acto susceptible de comprometer la responsabilidad
del Estado argentino en virtud de la Convención de Belém do Pará. Si bien la agravación prevista para el
"femicidio" (art. 80 inc. 1º texto según ley 26.791) no puede ser aplicada a quien cometió el hecho antes de su
sanción, razonablemente puede motivar un incremento de la pena dentro de la moldura legal. Es razonable la
consideración del uso del arma reglamentaria como circunstancia agravante, precisamente por haberle sido
entregada al imputado por el Estado argentino a fin de que ejerciera la función policial y no para hacer un uso
aberrante de aquello que le fuera confiado. La exclusión del "uso de arma" en virtud del art. 41 bis CP no impide
per se la invocación del uso de aquel medio para cometer el homicidio como circunstancia agravante, en tanto
se fundamente que aquel medio resultó especialmente lesivo. No es arbitraria la consideración de la juventud
de la víctima como extremo agravante, pues -si bien la vida no vale más o menos en atención a la edad- se
consideró que el homicidio truncó expectativas de realizar un plan de vida que en una persona joven, se
encuentra en pleno desarrollo. La disidencia postuló la declaración de nulidad de lo resuelto al haberse fijado la
nueva pena sin dar intervención a las partes y, asimismo, consideró afectada la garantía de imparcialidad.
(Dres. Slokar, Ledesma -en disidencia- y David).
Medina, Alberto Darío s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 532.13.2.
Resolución del: 08/05/2013
Causa n° : 15465.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Corresponde rechazar la recusación de dos de los miembros del tribunal si el pedido se basa exclusivamente
en la circunstancia de haber resuelto no obstante la solicitud de apartamiento efectuada respecto del tercer
integrante, en atención a que los magistrados decidieron sin conocer la existencia del planteo, amén de que
éste se fundaba únicamente en la intervención del juez en otro proceso. La disidencia consideró atendibles las
razones expuestas por los magistrados al inhibirse e inoficioso pronunciarse respecto del planteo recusatorio
atendiendo a la integración actual de la sala. (Dres. Riggi, Slokar -en disidencia-, Figueroa).
Kabakian, Jorge y otra s/rec. de queja.
120
Cámara Nacional de Casación Penal
Magistrados : Figueroa, Slokar, Riggi.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20706.1.
Resolución del: 12/03/2013
Causa n° : 15928.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Si, con posterioridad al rechazo de la recusación con fundamento en que -por la etapa en que estaba
transitando el juicio- los magistrados aún no habían formulado valoración alguna, se dictó sentencia en la causa
en la que el recurrente sostuvo que se juzgaban imputaciones idénticas a las que sufre el encartado en la
presente, ello debe resolverse teniendo en cuenta las circunstancias presentes al momento de la deliberación y
no las que imperaban al tiempo de la interposición del recurso. Las referencias efectuadas en la sentencia al
encartado y, en particular, la certidumbre atribuida al relato de los testigos en cuanto lo sindican en los hechos,
constituyen elementos de juicio que determinan la conveniencia de hacer lugar al planteo efectuado en cuanto
al temor de parcialidad. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Altamirano, Carlos Ulpiano s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 141.13.2.
Resolución del: 04/03/2013
Causa n° : 14845.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Corresponde el rechazo in limine de la recusación por resultar manifiestamente improcedente cuando el motivo
en que se sustenta es la intervención de los magistrados en pronunciamientos anteriores propios de sus
funciones legales. No lesiona la imparcialidad de los juzgadores la anterior intervención en el sumario
administrativo que concluyó con la sanción de cesantía del peticionante. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Escobar, Luis Ameghino s/recusación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 574.13.4.
Resolución del: 26/04/2013
Causa n° : 16828.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
No resulta suficiente para demostrar la concurrencia de alguna causal que habilite el corrimiento, la sola opinión
de la defensa en relación a decisiones adoptadas en otras causas en las que los magistrados recusados se
habrían expedido en el sentido que "no rigen a favor de los imputados los mismos derechos que respecto al
resto". La columna de opinión publicada en un periódico resulta claramente inidónea para demostrar la
concurrencia de una hipótesis de apartamiento. Si la defensa no indicó cuál habría sido la intervención previa
de los magistrados ni acompañó elementos que demuestren que se hubiere dado consejos o manifestado
extrajudicialmente opinión, no se verifica la concurrencia de las hipótesis previstas en los arts. 1º, 4º y 10º del
art. 55 CPPN. (Dres. Ledesma, Borinsky y Gemignani).
Acosta, Jorge Eduardo s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1704.13.2.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 15496.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
La recusación propuesta después de la sentencia que resolvió la cuestión es inadmisible y debe rechazarse de
plano. Debe rechazarse la recusación fundada en manifestaciones efectuadas ante medios periodísticos, si la
magistrada se limitó a comentar su voto, haciendo hincapié en las pruebas que evaluó y las que descartó y las
razones que sustentaron esa selección, y de la lectura del escrito se desprende que las molestias a las que
hace referencia la jueza aludieron a la objetivación empleada para descalificar la sentencia y no a constancias
causídicas, razones que carecen de incidencia en relación al apartamiento pretendido. (Dres. Catucci y
Borinsky).
Carrera, Fernando A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 11/09/2013
121
Registro nº 1605.13.3.
Causa n° : 8398.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
La sospecha de parcialidad invocada sólo procede como causal de apartamiento cuando se dan suficientes
razones legítimas y objetivas que le otorguen sustento, carga que el recurrente no ha asumido adecuadamente,
máxime teniendo en cuenta que el pedido se basa en la intervención, propia de sus funciones legales, del
magistrado en otros expedientes de su competencia, con distinto objeto procesal no vinculado a la causa.
(Dres. Catucci, Riggi y Borinsky).
Jaime, Ricardo Raúl s/rec. de queja.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1240.13.3.
Resolución del: 01/08/2013
Causa n° : 742/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Corresponde apartar a los jueces recusados en la medida en que han intervenido en la causa que diera origen
a las actuaciones, oportunidad en la que condenaron a los imputados, decisorio confirmado por la CFCP y en
mérito a que las particulares circunstancias fácticas que dieran origen a ambos procesos guardan una
vinculación ineludible en materia probatoria. (Dres. David y Slokar).
Maldonado, Fernando G. s/rec. de queja.
Magistrados : Slokar, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1940.13.2.
Resolución del: 08/11/2013
Causa n° : 16052.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Corresponde rechazar las recusaciones fundadas en que los magistrados recusados se habrían expedido en el
sentido que no rigen a favor de los imputados los mismos derechos que respecto al resto, denegando la
detención domiciliaria a militares retirados mayores de 70 años, pues sólo ha sido acompañada por una
columna de opinión publicada en un periódico, circunstancia inidónea para demostrar la concurrencia de una
hipótesis de apartamiento. Las causales de recusación deben tener apoyo en circunstancias objetivamente
comprobables, con aptitud para justificar el apartamiento de los jueces por hallarse comprometida su
imparcialidad. El voto concurrente agregó que es adecuado negar el esgrimido temor de parcialidad derivado de
las declaraciones periodísticas alegadas por la parte, cuando ellas son, como en el caso, a lo sumo,
apreciaciones generales que no habilitan la recusación. (Dres. Ledesma, Madueño y Hornos -voto concurrente).
Mocellini, Antonio Ángel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1226.13.2.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 642/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
No se advierte temor de parcialidad, en tanto lo manifestado por la defensa -sustentado en la emisión de
opiniones en medios periodísticos acerca de los hechos ocurridos entre los años 1976/1983 y la existencia de
menciones por la labor desempeñada- no indica una opinión del magistrado recusado acerca del fondo del
asunto que se investiga en la causa ni evidencia objetivamente en su actuación futura un comportamiento que
frustre el debido ejercicio de derechos y de garantías de raigambre constitucional otorgadas al imputado. (Dres.
Figueroa, Cabral y Madueño).
Miranda Crespín, Isaac s/rec. de queja.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21519.1.
Resolución del: 08/08/2013
Causa n° : 17506.
122
Cámara Nacional de Casación Penal
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Resulta infundada la recusación planteada si la defensa no demuestra de manera concreta la real afectación
constitucional, pues sólo invoca los fundamentos de la sentencia dictada en otra causa, sin acreditar que, según
sus dichos, el juez recusado habría afirmado que la calidad de integrante de las fuerzas de seguridad durante el
período 1976/1983, fue suficiente para fallar acerca de la autoría y participación en los sucesos acaecidos en
esa jurisdicción en aquel momento. (Dres. Figueroa, Cabral y Madueño).
Miranda, Isaac y otros s/rec. de queja.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21517.1.
Resolución del: 08/08/2013
Causa n° : 707/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
Es infundado el temor de parcialidad que sólo se sustenta en la circunstancia de que el juez recusado ya habría
emitido opinión con respecto al imputado en otra causa que versa sobre hechos y pruebas distintos a los del
expediente. No constituye causal de remoción las manifestaciones que se refieren a apreciaciones genéricas
respecto a los hechos y sucesos que dieron origen a los denominados procesos de Derechos Humanos, más
aún cuando se trata de un imputado que ejercía un único rol dentro de la Provincia de Buenos Aires
independientemente de la responsabilidad que pueda surgir a lo largo de la investigación que se lleve a cabo en
cada causa que se inicie. La enemistad o animosidad no puede sustentarse en la forma en la que el magistrado
dispuso los traslados de los detenidos, pues además de indicarse el ajuste de estas diligencias a la normativa
vigente, esta cuestión fue analizada por el tribunal de juicio y por la CFCP al interponerse la vía de casación.
(Dres. Figueroa, Cabral y Gemignani).
Acuña, Héctor R. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22796.1.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 865/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación.
La garantía de imparcialidad significa la garantía de las partes de obtener una sentencia proveniente de
magistrados que no hayan efectuado previamente un juicio de valor sobre el mismo asunto. Corresponde
rechazar el recurso de casación contra la denegatoria de recusación si el temor de parcialidad alegado se
sustenta en la actuación del magistrado en la investigación de otra causa -irregularidades en la compra de
vagones-, cuyo objeto procesal claramente es distinto de aquel que constituye la plataforma fáctica en estas
actuaciones -admisión de dádivas-. La pretendida vinculación entre las dos causas que se encuentran
actualmente a conocimiento del magistrado recusado no habilita la aplicación de la doctrina CS "Llerena". Debe
rechazarse el agravio fundado en que la recusación debió ser resuelta por la sala competente de la CFCP si tal
cuestión fue resuelta por la presidencia, sin que el recurrente aporte nuevos argumentos que permitan
conmover lo resuelto. El voto concurrente agregó que si bien los hechos investigados podrían llegar a tener
vinculación en orden a las personas involucradas, no poseen identidad alguna en cuanto a la plataforma fáctica.
(Dres. Hornos, Gemignani -voto concurrente- y Borinsky).
Cirigliano, Sergio y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1239.13.4.
Resolución del: 11/07/2013
Causa n° : 40/13 90/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Delitos de lesa humanidad.
Si bien en principio el rechazo del pedido de recusación no da lugar al recurso de casación, esta regla cede
ante el riesgo de que derechos constitucionales se vean fatalmente frustrados, como ocurre en el caso en que
el recurso en estudio se concentra en el análisis de las garantías constitucionales involucradas -imparcialidad
del juzgador en virtud de su participación en actuaciones que tendrían cierta vinculación con la causa-,
derivando de allí un gravamen de imposible, insuficiente o tardía reparación ulterior. (Dres. Gemignani, Borinsky
y Hornos).
Almirón, Miguel Ángel y otros s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 25/09/2013
123
Registro nº 1816.13.4.
Causa n° : 324/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Delitos de lesa humanidad. Secretaría de Derechos Humanos. Temor
de parcialidad. Jueces naturales.
La relación que generó la actuación de la profesional, originada en una resolución del Ministerio de Justicia que
la designó para representar al Estado en determinados juicios en el ámbito de la Secretaría de Derechos
Humanos, no determina un interés propio en el resultado del proceso ni animosidad respecto de las partes. No
obsta a la imparcialidad del juzgador la circunstancia de que la magistrada tenga un dedicado y amplio
conocimiento en la materia sino que, por el contrario, ello la fortalece para la correcta aplicación de la ley. El
apartamiento del magistrado ante la mera invocación de sospecha de parcialidad implicaría una clara y evidente
afectación del principio constitucional del juez natural. (Dres. Cabral y Madueño).
Acuña, Héctor R. s/recusación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21189.1.
Resolución del: 07/06/2013
Causa n° : 388/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Deserción del recurso de apelación.
Corresponde rechazar el recurso de casación contra la decisión que declaró desierto el recurso de apelación
interpuesto por la defensa y abstracto el planteo recusatorio, pues más allá de que la defensa presentó el
escrito de recusación al día siguiente de recibir la cédula por la que se le hizo saber de la radicación de las
actuaciones, no mantuvo el recurso de apelación presentado oportunamente. La disidencia sostuvo que resulta
ilógico que quienes se hallan cuestionados por una parte (que denuncia albergar un temor objetivo de
parcialidad por el carácter de una intervención anterior) tomen en el caso cualquier tipo de decisión sobre éste,
sin la previa y necesaria sustanciación y resolución de aquel planteo, pues frente a ello se lesiona la garantía
que tienen las partes de que sus peticiones y alegaciones sean decididas por un órgano jurisdiccional imparcial,
extremo que se encuentra discutido mientras no se tome una decisión al respecto. (Dres. Slokar, Ledesma -en
disidencia- y David).
Degeorgis, Carlos Roberto s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 271.13.2.
Resolución del: 09/04/2013
Causa n° : 9341.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Ex letrado de un organismo estatal constituido como querellante.
La recusación de la magistrada por la circunstancia de haberse desempeñado con anterioridad como letrada de
la SDH, organismo constituido como querellante en autos, no puede prosperar por no encuadrar en ninguno de
los supuestos previstos para el apartamiento. En primer lugar, de la normativa aplicable se desprende la
existencia de un aspecto objetivo que lo constituye el rol desarrollado anteriormente en el mismo proceso, y uno
subjetivo que hace a su actuación profesional en otros procesos judiciales o administrativos en favor o en contra
de las partes involucradas en el actual juicio. Y aquí hay que diferenciar si la actuación del profesional no es de
confianza de un particular que es parte sino patrocinando a un órgano estatal en donde es designado por una
resolución administrativa, careciendo de todo interés propio en el resultado del juicio. Si la intervención se
originó en una resolución administrativa que la designó para representar al Estado en determinados juicios junto
a otros profesionales no se avizora que pudiese existir un interés propio en el resultado del proceso ni
animosidad respecto de las partes que lo componen. (Dres. Cabral y Madueño).
Berges, Jorge A. s/recusación.
Magistrados : Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20960.1.
Resolución del: 03/05/2013
Causa n° : 163/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Ex letrado de un organismo estatal constituido como querellante.
La recusación de la magistrada por la circunstancia de haberse desempeñado con anterioridad como letrada de
la SDH, organismo constituido como querellante en autos, no puede prosperar por no encuadrar en ninguno de
los supuestos previstos para el apartamiento. En primer lugar, de la normativa aplicable se desprende la
existencia de un aspecto objetivo que lo constituye el rol desarrollado anteriormente en el mismo proceso, y uno
subjetivo que hace a su actuación profesional en otros procesos judiciales o administrativos en favor o en contra
de las partes involucradas en el actual juicio. Y aquí hay que diferenciar si la actuación del profesional no es de
124
Cámara Nacional de Casación Penal
confianza de un particular que es parte sino patrocinando a un órgano estatal en donde es designado por una
resolución administrativa, careciendo de todo interés propio en el resultado del juicio. Si la intervención se
originó en una resolución administrativa que la designó para representar al Estado en determinados juicios junto
a otros profesionales no se avizora que pudiese existir un interés propio en el resultado del proceso ni
animosidad respecto de las partes que lo componen. (Dres. Cabral, Madueño).
Amigo, Miguel A. s/recusación.
Magistrados : Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20826.1.
Resolución del: 12/04/2013
Causa n° : 17068.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Falta de fundamento de la recusación.
La recusación es infundada toda vez que su motivo no es una actitud comprobada de la magistrada que pudiera
delatar un interés en relación a la parte. En el caso, la publicación efectuada por autores desconocidos en un
sitio web, no resulta suficiente para demostrar el temor de parcialidad o ecuanimidad al que alude el recurrente.
Por otra parte, la excusación también resulta infundada, pues más allá del estado de ánimo y susceptibilidad de
la magistrada y su demostrada delicadeza, no se apoya en motivos graves como para justificar su apartamiento.
(Dres. Riggi, Borinsky).
Djerfy, Maximiliano s/recusación.
Magistrados : Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 332.13.3.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 9/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Hechos notorios.
No aporta a la viabilidad del planteo de recusación, la circunstancia de que los jueces recusados se hubieran
expedido afirmando extremos fácticos de los considerados notorios y que a estas alturas no se encuentran
controvertidos, tales como la ocurrencia, en un período de nuestra historia, de un ataque generalizado y
sistemático contra la población "por un medio particularmente deleznable cual es el aprovechamiento
clandestino del aparato estatal" -Fallos: 309:33- (Ac. CFCP nº 12, Regla Cuarta). (Dres. Slokar, David y
Ledesma).
Videla, Jorge Rafael s/rec. de queja.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 402.13.2.
Resolución del: 25/04/2013
Causa n° : 16225.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Juez. Rechazo. Delitos de lesa humanidad. Intervención en otros
procesos como letrada de la Secretaria de Derechos Humanos. Art. 55 inc. 1º del CPPN.
Corresponde rechazar la recusación de la magistrada si la relación que generó la actuación de la profesional en
otros procesos judiciales se originó en una resolución del Ministerio de Justicia que la designó junto a otros
profesionales para representar al Estado en determinados juicios y como servicio de Asistencia al Cuerpo de
Abogados del Estado, en el ámbito de la Secretaría de Derechos Humanos, no se avizora que pudiese existir
un interés propio en el resultado del proceso ni animosidad respecto de las partes que lo componen. (Dres.
Madueño y Cabral).
Saint Amant, Manuel F. s/recurso de casación.
Magistrados : Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21403.1.
Resolución del: 11/07/2013
Causa n° : 16099.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Juicios por la verdad. Recurso de casación. Sentencia definitiva.
El rechazo de la recusación de un magistrado no da lugar al recurso de casación en tanto no pone fin a la
acción, ni a la pena, ni hace imposible la continuación de las actuaciones, ni tampoco deniega la extinción,
conmutación o suspensión de la pena. No es suficiente para configurar la existencia de cuestión federal la sola
alegación de la violación de garantías constitucionales, ya que en el caso el argumento de por qué la
intervención de los magistrados en el "Juicio por la Verdad" no genera temor de parcialidad, no fue objeto de
una crítica objetiva y razonada por parte de la defensa. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
125
Verdura, Ignacio A. s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1490.13.4.
Resolución del: 22/08/2013
Causa n° : 850/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Nulidad del decreto de citación a juicio.
Corresponde declarar la nulidad del auto de citación a juicio (art. 354 CPPN) dictado mientras se encontraba
cuestionado el ejercicio imparcial de la administración de justicia, circunstancia que compromete la garantía del
debido proceso, en tanto fue dictado cuando aún se encontraba en pleno trámite el pedido de apartamiento del
magistrado -al cual se dio acogida favorable disponiendo el dictado de un nuevo pronunciamiento-, y
encontrándose pendiente de cumplimiento el pedido de elevación de las actuaciones solicitadas por la Sala. La
disidencia sostuvo que en virtud de lo dispuesto por el art. 62 CPPN el juez cuya recusación se pretende, no
solamente está legitimado para realizar todos los actos procesales a su cargo, sino que está obligado a ello, y
que, en tanto la convocatoria a juicio es acto que no reclama impulso partivo, debe ser resuelto por el juez de
oficio, y en virtud del principio de oficialidad inmediatamente a la recepción de la causa, y ello, entre otros fines,
con el propósito de evitar que el transcurso del tiempo y la inacción jurisdiccional dejen el hecho imposibilitado
de juzgamiento y de eventual condena. (Dres. Hornos, Gemignani -en disidencia- y Borinsky).
Cirigliano, Sergio y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1240.13.4.
Resolución del: 11/07/2013
Causa n° : 36/13 38/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Prejuzgamiento.
La opinión vertida por los magistrados -al resolver el recurso de casación deducido por la querella contra la
revocatoria del procesamiento y posterior sobreseimiento de las imputadas- lo fue en el ejercicio de sus
atribuciones específicas, en la oportunidad procesal que le impuso la obligación de expedirse y decidir sobre el
tema y no puede erigirse ahora en causal de su apartamiento, puesto que no constituyó prejuzgamiento alguno
ni puede entenderse que por haberla emitido se halle afectada su imparcialidad, más allá de la opinión que los
fundamentos del decisorio merezca a la defensa. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Binsztein, Norma s/recusación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 466.13.4.
Resolución del: 12/04/2013
Causa n° : 272/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Prejuzgamiento. Alcances doctrina CS "Llerena". Rechazo in limine
del planteo.
El mero hecho de que un juez intervenga en el proceso, en el marco del ejercicio de sus funciones y deberes
específicos, que le imponen el deber de decidir sobre el tema llevado a su conocimiento, no puede erigirse
como causal para su apartamiento, ya que no constituye prejuzgamiento alguno, sin que la defensa demuestre,
ni se advierte, que se dan en el caso las circunstancias excepcionales que permitieron la recusación de jueces
en virtud de su intervención anterior en el proceso, como sucedió en el precedente CS "Llerena". Corresponde
el rechazo in limine de la recusación, cuando se sustenta en motivos manifiestamente improcedentes. (Dres.
Borinsky y Hornos).
Brusa, Víctor Hermes y otra s/recusación.
Magistrados : Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1251.13.4.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 689/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Rechazo. Recurso de casación.
La vía directa ha sido deducida en debido tiempo, forma y lugar por quien se halla legitimado, el recurso de
casación fue articulado con fundamento suficiente, habiendo invocado la parte las garantías constitucionales
que entiende inobservadas, así como la solución a la que aspira, por lo que procede abrir la instancia. La
disidencia sostuvo que la resolución que decide acerca de recusaciones no constituye sentencia definitiva y
126
Cámara Nacional de Casación Penal
tampoco se dan en el caso las circunstancias excepcionales que permitirían el abordaje de la cuestión. (Dres.
Borinsky, Hornos, Gemignani -en disidencia-).
Jaime, Raúl Ricardo s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 172.13.4.
Resolución del: 04/03/2013
Causa n° : 93/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Rechazo. Recurso de casación.
La vía directa ha sido deducida en debido tiempo, forma y lugar por quien se halla legitimado, el recurso de
casación fue articulado con fundamento suficiente, habiendo invocado la parte las garantías constitucionales
que entiende inobservadas, así como la solución a la que aspira, por lo que procede abrir la instancia. La
disidencia sostuvo que la resolución que decide acerca de recusaciones no constituye sentencia definitiva y
tampoco se dan en el caso las circunstancias excepcionales que permitirían el abordaje de la cuestión. (Dres.
Borinsky, Hornos, Gemignani -en disidencia-).
Cirigliano, Sergio Claudio s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 171.13.4.
Resolución del: 04/03/2013
Causa n° : 40/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Rechazo. Recurso de casación. Improcedencia.
La resolución que rechazó el planteo de nulidad de la resolución que denegó la recusación del a quo no cumple
con el requisito de impugnabilidad objetiva previsto por el art. 457 CPPN, ya que no se trata de una sentencia
definitiva o equiparable a tal, ni de un auto que pone fin a la acción, a la pena o hace imposible que continúen
las actuaciones, ni tampoco deniega la extinción, conmutación o suspensión de la pena ni ocasiona un agravio
ulteriormente irreparable. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Alsogaray, María Julia s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 211.13.4.
Resolución del: 07/03/2013
Causa n° : 16841.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Recurso de casación. Sentencia definitiva.
El rechazo de recusación no constituye ni por su naturaleza ni por sus efectos sentencia definitiva a los fines del
recurso de casación, ya que no impide la continuación de las actuaciones. La reedición de las argumentaciones
introducidas en el planteo recusatorio -relativas a que los sobreseimientos dictados en la causa y revocados por
la Sala IV del fuero, evidenciarían que la jueza recusada tendría una posición tomada en el proceso- sólo
exhiben la mera disconformidad del apelante con el modo en el que fue resuelta la cuestión. El voto concurrente
señaló que no se dan las circunstancias excepcionales que permitieron el abordaje de la cuestión traída a
estudio en distintos precedentes. La disidencia parcial consideró que no corresponde aplicar la limitación
prevista por el art. 457 CPPN si se debate el alcance otorgado al derecho a ser juzgado por un tribunal
imparcial. (Dres. Cabral, Figueroa -disidencia parcial- y Gemignani -voto concurrente-).
Escasany, Eduardo José y otros s/recurso de queja.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21976.1.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 16576.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Cuestión federal.
Debe rechazarse el recurso de casación interpuesto contra el pronunciamiento que hizo lugar a la inhibición de
un magistrado pues no se dirige contra la sentencia definitiva de la causa, ni tampoco equiparable a ella, en
tanto no pone fin a la acción, ni a la pena, ni hace imposible la continuación de las actuaciones, ni tampoco
deniega la extinción, conmutación o suspensión de la pena, y tampoco corresponde la intervención de la CFCP
como tribunal intermedio al no haberse demostrado debidamente la existencia de un agravio de carácter
federal. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Blaquier, Carlos Pedro s/rec. de queja.
127
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 673.13.4.
Resolución del: 13/05/2013
Causa n° : 443/13.
Garantía de imparcialidad. Recusación. Taxatividad de las causales. Improcedencia.
Si bien asiste razón a la defensa en cuanto a que el juez cuyo apartamiento pretende ha fallado en la presente
causa en una oportunidad pretérita, lo cierto es que, la naturaleza y alcance del fallo emitido, no ha comportado
emisión de opinión sobre la cuestión a resolver en esta oportunidad -procedencia de la suspensión del juicio a
prueba respecto del imputado-, por lo que, conforme doctrina CSJN relativa a la improcedencia de la recusación
cuando el motivo en que se sustenta es la intervención de los magistrados en pronunciamientos anteriores
propios de sus funciones legales, corresponde el rechazo in limine de la recusación planteada. (Dres.
Gemignani, Borinsky).
Figueroa, Lucas Emanuel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 183.13.4.
Resolución del: 07/03/2013
Causa n° : 16351.
Habeas corpus.
No está comprendido en la acción de habeas corpus el reclamo referido al retraso y demoras en el traslado
efectuado por el personal penitenciario hacia el CUD (Centro Universitario Devoto) para ajustarse al horario
asignado a los cursos respectivos, así como a otras prácticas. (Dres. Riggi, Borinsky y Catucci).
Gutiérrez, Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2299.13.3.
Resolución del: 22/11/2013
Causa n° : 1476/13.
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto toda vez que los argumentos a los que hace
referencia la defensa a fin de fundar la solicitud de habeas corpus de sus asistidos tales como, agravamiento de
las condiciones de detención de los internos producido por el traslado del Establecimiento Penitenciario nº 9
"Penal Abierto Capital" hacia el Establecimiento Penitenciario nº 4 "Penal Abierto Colonia Moncristo";
situaciones de falta de higiene y hacinamiento no son tales. Así lo revela el informe y lo expuesto en la
audiencia por los responsables del Servicio Penitenciario y la inspección ocular realizada por el juez federal en
la Colonia Montecristo, ocasión en la que pudo constatar la inexistencia de las falencias denunciadas por el
defensor oficial. (Dres. Riggi, Borinsky, Catucci).
Dávila, Walter Ricardo y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 270.13.3.
Resolución del: 15/03/2013
Causa n° : 98/13.
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención.
Corresponde declarar mal concedido el recurso de casación si la resolución impugnada ha sido sustentada
razonablemente, ya que en la resolución confirmada se tuvo en cuenta la orden emanada por el Juez Federal a
fin de evitar cualquier tipo de contacto físico entre los dos internos involucrados e inclusive el cambio de
alojamiento, sin que pueda soslayarse que uno de ellos ya ha sido trasladado, por lo que es evidente que ya no
tendrán ningún tipo de contacto físico. (Dres. Figueroa, Cabral y Gemignani).
Montivero, César Hugo s/recurso de casación (Habeas Corpus).
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22160.1.
Resolución del: 25/09/2013
Causa n° : 1033/13.
128
Cámara Nacional de Casación Penal
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención.
Si los jueces de la causa se han limitado a verificar la acreditación del perjuicio derivado del hecho de que no se
brindan las condiciones de alojamiento que legalmente corresponden a los detenidos, solicitando a la
administración que presente un plan de propuestas para subsanar la situación, debe rechazarse el recurso de
casación interpuesto por el prefecto y otras autoridades del Servicio Penitenciario Federal, ya que lo resuelto
cuenta con fundamentos jurídicos mínimos, necesarios y suficientes que impiden su descalificación y, por otra
parte, el recurrente no demuestra la alegada injerencia por parte de los jueces en facultades propias del
Servicio Penitenciario Federal. (Dres. David, Ledesma y Slokar).
Barraza, José Eduardo y otros s/rec. de casación (Habeas Corpus).
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2252.13.2.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 447/13.
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención. Depósito del peculio.
La defensa no se hizo cargo de rebatir adecuadamente los argumentos en los cuales se sustentó la denegatoria
del habeas corpus, en tanto no demostró acabadamente cuáles habrían sido las graves consecuencias en su
precarias situaciones laborales intracarcelarias que les ha causado a sus asistidos la acreditación de los
haberes correspondientes el día siete del mes, sino que ha exteriorizado más bien su discrepancia con el modo
en que el juez evaluó las circunstancias del caso. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky).
Cardama, Gerardo José y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1942.13.4.
Resolución del: 09/10/2013
Causa nº : 1229/1.
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención. Efecto suspensivo de los recursos.
Si la defensa argumentó su presentación invocando que la decisión de revocar la prisión domiciliaria de su
asistido -sin encontrarse firme el pronunciamiento recaído a su respecto- vulneró el art. 442 CPPN, debe
anularse la decisión que omitió dar respuesta a ese planteo, que aparece como dirimente para la resolución de
la cuestión, máxime si el tribunal no indicó circunstancia alguna que permita excepcionar el principio que
establece dicha norma, relativo a los efectos suspensivos que respecto de los pronunciamientos tienen los
recursos. (Dres. Ledesma, David y Slokar).
Riveros, Santiago Omar s/Habeas Corpus.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Slokar.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1258.13.2.
Resolución del: 05/09/2013
Causa n° : 1190/13.
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención. Protocolo de Manipulación y Control de
Alimentos.
Es admisible el recurso de casación interpuesto para impugnar decisiones en materia de habeas corpus, a fin
de asegurar un recurso efectivo para la protección de derechos de un colectivo. En tanto los poderes y órganos
del Estado involucrados, de acuerdo a sus atribuciones constitucionales y legales aparecen en pleno
desenvolvimiento de sus funciones y, además, están corriendo los plazos pertinentes establecidos en el pliego
de condiciones de la licitación pública del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos relativo a la reforma
integral de la cocina central del Complejo Penitenciario Federal, no corresponde -de momento- la adopción de
ningún temperamento sobre la solución dada por los otros poderes, sin perjuicio de lo cual -dado que el
Protocolo de Manipulación y Control de Alimentos se cumple en un 70% y el 30% restante queda supeditado a
la remodelación de la cocina- resulta oportuno recordar a dicho Ministerio el estricto cumplimiento de los plazos
acordados. La disidencia postuló intimar al Poder Ejecutivo Nacional para que dé pronto y efectivo cumplimiento
a la decisión judicial oportunamente adoptada de modo de hacer cesar el acto lesivo denunciado. (Dres. Slokar,
Ledesma -en disidencia-, David).
Procuración Penitenciaria s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 647.13.2
Resolución del: 22/05/2013
Causa n° : 16436.
129
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención. Sentencia. Motivación.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra el pronunciamiento que entendió que los
agravios formulados no encuadran dentro de las situaciones excepcionales que hacen procedente el habeas
corpus correctivo, toda vez que no implican un agravamiento ilegítimo de la forma y de las condiciones de
detención, ya que el recurrente se limitó a invocar defectos de fundamentación en la resolución impugnada confirmatoria de la de primera instancia que parcialmente había concedido el habeas corpus con relación a la
salubridad, atención médica, higiene y visitas- a partir de una discrepancia sobre la interpretación de las
circunstancias concretas del caso que, en definitiva, los conducen a sostener una opinión diferente a la definida
por el tribunal de la instancia anterior. La disidencia sostuvo que las arbitrariedades oportunamente
denunciadas -en la evaluación y distribución de tareas- traen aparejado un agravamiento de las condiciones de
detención, por cuanto implican como correlato que las internas no puedan avanzar en el tratamiento progresivo
como les correspondería y, asimismo, que no puede postularse, por el solo hecho de mediar una tercerización
de algún servicio que se brinde a quienes se encuentran a disposición de la autoridad penitenciaria -en el caso
proveeduría-, que ello obsta al efectivo control judicial por ser cuestiones administrativas ajenas al control
jurisdiccional. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos -en disidencia-).
Defensor Público Oficial Ad Hoc Dr. Pablo Lauthier informa situación de las detenidas en la cárcel federal de Gúemes
s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1600.13.4.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 793/13.
Habeas corpus. Agravamiento de las condiciones de detención. Solicitud de instalación de aparatos de TV,
decodificadores y DVD en celdas individuales.
No se observa que la decisión que -con fundamento en que tales aparatos existen en los respectivos SUM de
los pabellones- rechazó el pedido de instalación de aparatos de televisión, decodificadores y DVD, en las casi
mil ochocientas celdas individuales del establecimiento carcelario, vulnere y/o agrave las condiciones en las que
los internos se encuentran cumpliendo pena, en los términos que exige el art. 3 inc. 2º ley 23.098. (Dres.
Figueroa, Cabral y Madueño).
Kepych, Yuri s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21127.1.
Resolución del: 28/05/2013
Causa n° : 17501.
Habeas corpus. Competencia. Corte de rutas. Rutas federales.
Atendiendo a la naturaleza jurídico-penal de los hechos (art. 194 CP) que podría dar lugar a una eventual orden
de desalojo y el territorio en el cual se desarrolló la misma -cruce de dos rutas nacionales-, no caben dudas de
que las posibles órdenes restrictivas de la libertad sólo podrían ser emitidas por la justicia federal (art. 33 CPPN)
cuya competencia es exclusiva y excluyente respecto de la de otros órganos. Aún cuando preliminarmente la
orden de desalojo habría emanado de la justicia provincial, ello no enerva la competencia federal respecto del
habeas corpus preventivo, si el accionante alega que existe temor de ser aprehendido por funcionarios de la
justicia con competencia para llevar a cabo las detenciones. La disidencia sostuvo que la cuestión ha devenido
abstracta. (Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Pinetta, Sebastián Eduardo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1250.13.2.
Resolución del: 04/09/2013
Causa n° : 16445.
Habeas corpus. Derecho a la información. Desaparición forzada de personas.
La investigación acerca de la posible responsabilidad penal de los autores y partícipes en el hecho, no obsta a
la sustanciación del habeas corpus, sino que se trata de procesos concurrentes y complementarios, atento a las
ostensibles diferencias en el trámite y alcance que caracterizan a cada uno. No resulta ajustado a derecho el
rechazo de la queja, fundado en la extemporaneidad del recurso de apelación contra el archivo del habeas
corpus, pues en el marco de un remedio constituido esencialmente por la premura, el derecho al acceso a la
justicia demanda que se haga efectiva la determinación de los hechos que se investigan en un tiempo
razonable y una demora puede constituir violación de las garantías judiciales. Teniendo en cuenta el deber que
pesa sobre la jurisdicción de garantizar en tiempo oportuno -y en todo caso, en todo tiempo en que se reclame y
130
Cámara Nacional de Casación Penal
se ejerza- el derecho de los familiares de las víctimas de desaparición forzada de personas a conocer la verdad,
corresponde remover los obstáculos formales que impidan satisfacer el derecho que se demanda. (Dres.
Borinsky, Hornos y Gemignani).
Morales de Cortiñas, Norma Irma s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 505.13.4.
Resolución del: 17/04/2013
Causa n° : 51/2013.
Habeas corpus. Falta de intervención de la defensa. Debido proceso legal. Recurso de casación.
Debe hacerse lugar a los recursos de casación interpuestos, pues se advierte un vicio de índole constitucional
en el procedimiento de habeas corpus que amerita anular la resolución recurrida. El vicio aludido consiste en
que el defensor oficial no ha sido notificado de ninguno de los actos procesales del procedimiento en
tratamiento, sumado a que las internas no han podido entrevistarse con su defensa, ni siquiera antes de prestar
las declaraciones testimoniales que ordenó el juez instructor en reemplazo de la audiencia que estipulan los
arts. 13 y 14 de la ley 23.098, vulnerándose así la garantía de defensa en juicio y debido proceso. (Dres.
Cabral, Figueroa, Madueño).
Beltrán Flores, Rosemary y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20928.1.
Resolución del: 30/04/2013
Causa n° : 32/2013.
Habeas corpus. Falta de jurisdicción de la justicia argentina. Detención de imputados de homicidios
perpetrados en aguas internacionales.
Más allá de la declarada falta de jurisdicción de la justicia argentina respecto de los cuatro homicidios
perpetrados en aguas internacionales, no procede el habeas corpus para desvirtuar la decisión que dispuso la
privación de libertad de los imputados, en tanto el reducido ámbito de dicha acción, impide su admisión cuando
las leyes han previsto un proceso específico e idóneo para amparar los derechos. La disidencia postuló superar
óbices formales y con la mayor celeridad, celebrar la audiencia del art. 465 CPPN en virtud de la cual las partes
involucradas podrán informar oralmente y/o ratificar la documentación presentada. (Dres. Catucci, Riggi y
Borinsky -en disidencia-).
Stephen Libo-on Nalumen y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2464.13.3.
Resolución del: 18/12/2013
Causa n° : FRO20234/2013/CFCI.
Habeas corpus. Multa art. 24 ley 23.098. Falta de legitimación del interno beneficiado por el habeas corpus.
El beneficiario del habeas corpus carece de interés legítimo para impugnar la decisión jurisdiccional de aplicar o
no la multa prevista en el art. 24 ley 23.098 a las autoridades penitenciarias, pues esta resulta ser una facultad
privativa del juez y no afecta los derechos del recurrente, quien ya ha visto satisfechos sus intereses a través de
la primigenia decisión. (Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Kepych, Yuri s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 581.13.4.
Resolución del: 29/04/2013
Causa n° : 164/13.
Habeas corpus. Prohibición de alojar detenidos federales en comisarías. Recurso de casación. Procedencia.
Si bien en principio el recurso de casación no está previsto en el caso de resoluciones de habeas corpus, ello
no impide habilitar la vía cuando se invoca una cuestión federal, conforme doctrina de la CSJN sentada a partir
del precedente "Di Nunzio ". Corresponde hacer lugar a la acción de habeas corpus colectivo, puesto que si
bien no es tarea de los jueces -y escapa a sus posibilidades reales- resolver por sí mismos las falencias en
materia edilicia que determinan la población carcelaria, sí lo es velar porque el encarcelamiento se cumpla en
forma acorde con los parámetros que establecen las leyes y las normas constitucionales, y ordenar, dado el
caso, el cese de los actos u omisiones de la autoridad pública, que, medido con arreglo a esas pautas impliquen
agravar ilegítimamente la forma y condiciones de detención. Corresponde al Poder Judicial de la Nación
131
garantizar la eficacia de los derechos, y evitar que éstos sean vulnerados, como objetivo fundamental y rector a
la hora de administrar justicia y decidir las controversias. En esa inteligencia corresponde disponer que las
comisarías involucradas, se constituyan, para los detenidos federal es, en un lugar de alojamiento transitorio,
limitado exclusivamente al plazo de 24:00 horas compatibles con el art. 294 del CPPN, luego de lo cual los
detenidos deberán ser reubicados en una institución carcelaria con respeto de los derechos y garantías de que
gozan las personas privadas de libertad. La disidencia parcial sostuvo que el alojamiento transitorio no debe
exceder los 10 días conforme lo dispuesto por los arts. 306, 309 y 312 del CPPN. (Dres. David, Ledesma y
Slokar -en disidencia parcial-).
N.N. s/rec. de casación (Habeas Corpus).
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1859.13.2.
Resolución del: 05/11/2013
Causa n° : 833/13.
Habeas corpus. Traslado de detenidos. Omisión de fundamentar el cambio de alojamiento. Falta de
comunicación al juez.
La normativa aplicable al caso dispone que en el caso de traslados de los internos de una unidad a otro con las
razones que lo fundamentan debe ser comunicado de inmediato al juez de ejecución o juez competente. Esa
manda ha sido incumplida en autos puesto que en la audiencia convocada a los fines del art. 11 de la ley
23.098, el director del SPF no logró dar motivos suficientes para justificar los distintos traslados dispuestos
respecto del interno, salvaguardando las garantías correspondientes. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Lefipán, Walter Roberto s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1396.13.4.
Resolución del: 09/08/2013
Causa n° : 592/13.
Homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación. Prueba
documental. Video incorporado al debate. Derecho al control de prueba. Sentencia. Motivación.
Corresponde rechazar el recurso de casación articulado por la defensa contra la sentencia condenatoria, toda
vez que el tribunal de juicio tuvo por acreditado de conformidad a las pruebas reunidas -testimoniales y video
aportado por el querellante e informes médicos- que el imputado junto al hijo de la víctima, agredió físicamente
a ésta causándole la muerte que se produjo como consecuencia de las diversas complicaciones médicas
originadas en las lesiones provocadas. En relación al video casero incorporado como prueba documental en
dónde se ve a la víctima contestando algunas preguntas -agravio que reedita la defensa- el tribunal de mérito
sostuvo que dicho elemento probatorio ya había sido incorporado al anterior debate y cuando ello se dispuso no
fue cuestionado. El video constituye un documento, no existen evidencias para suponer que haya sido obtenido
ilegítimamente, no afecta el derecho a la intimidad ni tampoco la garantía a la autoincriminación del imputado ya
que no es un testimonio y habiéndosele brindado a la defensa una posibilidad de control del video cuestionado,
no corresponde invalidar lo actuado en los términos del art. 168 del código de forma por cuanto no se ha
demostrado la violación de los derechos constitucionales de la defensa en juicio ni del debido proceso. En
cuanto a la calificación jurídica el tribunal tuvo por acreditada la relación causal entre los golpes propinados por
los imputados y el resultado final -muerte- de la víctima. El voto concurrente -sin perjuicio de su adhesiónseñaló su discrepancia con el encuadre jurídico efectuado por el tribunal sentenciante. El desajuste del dolo
eventual bajo el cual se enmarcó el accionar criminal atribuido al imputado que por el contrario se adecua a un
dolo directo deliberado. Tampoco el fallo resulta ser una derivación razonada del derecho vigente con aplicación
a las circunstancias comprobadas de la causa respecto a los acontecimientos extraordinarios de atenuación
que dio cabida a la disminuida medida punitiva impuesta en un caso como éste, de dieciséis años de prisión.
Lejos de existir pautas extraordinarias de atenuación, se encuentran las de agravación no atendidas en la
mensuración de la pena. El hecho, dada la ostensible indefensión de la víctima, debió haber sido calificado de
alevoso en los términos del art. 80 inc. 2º del CP, pese a los defectos remarcados, la falencia acusatoria y el
límite traído por el recurso, no puede avanzarse en el sentido indicado a riego de vulnerar la reformatio in pejus.
(Dres. Riggi, Catucci -voto concurrente-, Borinsky).
Spirito, Víctor Eduardo s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 93.13.3.
Resolución del: 22/02/2013
Causa n° : 15708.
Homicidio calificado por el vínculo. Emoción violenta. Validez del allanamiento. Registros audiovisuales de
las audiencias. Prueba del hecho. Emoción violenta. Alevosía.
132
Cámara Nacional de Casación Penal
Es válido el allanamiento del inmueble en donde se habrían originado las lesiones con fundamento en
consideraciones correctamente asentadas por los médicos que asistieron a la víctima -quien manifestó que su
pareja la había rociado con alcohol para luego prenderla fuego- y al imputado al momento de su ingreso al
nosocomio y que, en definitiva, comunicaron a las fuerzas policiales a las que se dio debida intervención. Debe
rechazarse el agravio fundado en la falta de registros audiovisuales de las audiencias en las que participara el
anterior defensor del imputado -fallecido- pues, contando con las actas del juicio, no se advierte perjuicio alguno
teniendo en cuenta que, habiéndose acordado la prerrogativa extraordinaria de reiterar alguna deposición
testimonial, el impugnante no hizo uso de ella. Las concordantes conclusiones del médico que realizó la
autopsia, los diversos galenos que la atendieron desde que ingresó a la guardia, y los peritos intervinientes,
permiten descartar la versión de la defensa de cómo llegó el combustible al cuerpo de la víctima. Debe
rechazarse la alegación de la defensa si de los informes y testimonios rendidos durante el debate ha sido
posible establecer que la brasa de un cigarrillo es inhábil para producir una deflagración con alcohol. Las dos
conductas atribuidas -derramar alcohol y acercar la llama de un encendedor-, en el concreto contexto probatorio
analizado, no pueden haber sido llevadas a cabo por un automatismo, ni por una conducta imprudente por parte
del imputado. No debe considerarse configurado el estado de emoción violenta si no hay constancias de que la
situación haya provocado en el imputado un desborde emocional de las características que se le atribuye. No
se trata simplemente de la carencia total de informe psicológico alguno capaz de acreditar la pérdida de control
que constituye el presupuesto fáctico de la emoción violenta -los informes incorporados al debate se refieren, en
el mejor de los casos, a la situación general del stress postraumático padecido por el imputado a raíz del hecho
conocido como "la tragedia de Cromañón", mas no específicamente al episodio en estudio-. Se trata, por el
contrario, de que aquel presupuesto, que el a quo considera autoevidente, no surge siquiera del relato del
propio imputado, ni fue sugerido por su defensa técnica. Carece de la debida fundamentación la sentencia que
omitió toda valoración de los testimonios de las personas cercanas al núcleo íntimo de la pareja, soslayando el
mandato de la ley 26.485. Los testimonios de las personas cercanas al círculo íntimo dan cuenta, de manera
concordante, de la existencia de episodios de violencia contra la víctima que son anteriores al hecho y
resultaban dirimentes para analizar la alegada pérdida de control del imputado. Ellos, en efecto, sugieren que
los hechos no fueron producto de un desborde emocional de una persona impulsiva sino, antes bien, que están
inscriptos en una relación que -lejos del idilio tenido por acreditado en la sentencia impugnada- estaba signada
por el maltrato físico de la víctima. No se ha acreditado en modo alguno que el imputado haya padecido una
disminución de su capacidad para dirigir la conducta que derivó, en última instancia, en la muerte de la víctima.
Corresponde, pues, hacer lugar a las impugnaciones de las partes acusadores en cuanto postularon que la
aplicación de la cláusula de atenuación prevista en el artículo 82 del C.P. fue arbitrariamente aplicada al caso.
Debe descartarse la alevosía si el derramamiento de alcohol por parte del imputado sobre el cuerpo de la
víctima fue realizado por delante y desde arriba, cuando ella estaba sentada, en el contexto de una discusión, lo
que impide concluir que ella se encontrara en ese momento en el estado de indefensión requerido por el tipo
penal, por no haber tenido posibilidades de advertir la agresión, y, entonces, que esa circunstancia haya sido
aprovechada por el encartado para preordenar su accionar para agredirla de ese modo sin peligro para su
persona. (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani).
Vásquez, Eduardo Arturo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1738.13.4.
Resolución del: 17/09/2013
Causa n° : 15929.
Homicidio criminis causae. Configuración. Imputabilidad. Prisión perpetua.
No se verifica defecto de fundamentación con respecto a la imputabilidad del encartado, pues si bien al ser
aprehendido se detectó en su cuerpo la presencia de alcohol, se concluyó que ello no incidió en su conducta,
pues los médicos que lo examinaron luego de su detención, lo encontraron lúcido y orientado, a lo que se suma
la actividad física e intelectual que llevó adelante para concretar el hecho que se le atribuye e intentar no ser
descubierto. La comprobada lucidez del inculpado al momento del hecho, torna inoficiosa la prueba solicitada
por la defensa -remisión de la historia clínica en la unidad penitenciaria-, sin que la defensa haya logrado
demostrar que la medida resulte idónea para modificar dicha comprobación. El conocimiento del imputado que
manifestaron tener durante el debate los familiares de la víctima, da cuenta del conocimiento que tenía ésta
sobre la persona del imputado. Si se acreditó que el homicidio tuvo por objeto facilitar el robo que emprendió el
encartado y asegurar su impunidad, debe considerarse configurado el homicidio criminis causae. La prisión
perpetua que se le impuso al imputado como sanción penal, no resulta desproporcional con la magnitud del
injusto y el grado de culpabilidad exhibido. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani).
De la Torre, Martín Severo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 657.13.4.
Resolución del: 07/05/2013
Causa n° : 15264.
Homicidio criminis causae. Portación de arma de guerra sin autorización. Encubrimiento. Pena de prisión
perpetua. Falta de enunciación del hecho. Nulidad de actas de debate. Rechazo del planteo de arbitrariedad.
Configuración del homicidio criminis causae art. 80 inc.7 CP. Tentativa. Calificación legal. Concurso de
delitos. Concurso aparente. Validez constitucional de la pena de prisión perpetua.
133
Debe tenerse por acreditada, tanto la materialidad del hecho como la responsabilidad del encartado en carácter
de autor, toda vez que el imputado junto a su consorte decidieron ejecutar el robo a mano armada, planeando la
conducta con suficiente antelación dividiendo las acciones en pos del fin propuesto y acordaron la portación de
dos armas de fuego cargadas hasta el lugar donde se ejecutó el hecho para usarlas, no sólo con el propósito de
intimidar a las víctimas, sino que asumieron desde un principio la posibilidad cierta de emplearlas ante quien se
opusiera a su propósito delictivo. La nulidad impetrada por la defensa relativa a la falta de enunciación del
hecho no puede prosperar puesto que los sentenciantes describieron no sólo el suceso y sus circunstancias
sino también el rol que desempeñó cada uno de los intervinientes, siendo de destacar que la propia defensa
pudo alegar sobre el mismo. No resulta un requisito de validez para el acta de debate que ésta deba transcribir
literalmente todo lo ocurrido, sino que basta con una síntesis, siendo facultad de las partes solicitar se deje
expresa constancia de alguna circunstancia de su interés, y si bien el acta de debate no reflejó los dichos del
testigo, los sentenciantes igualmente respondieron al planteo de la defensa respecto de los mismos. El agravio
vinculado con la arbitrariedad del fallo, también debe ser rechazado puesto que las afirmaciones del recurrente
no logran desvirtuar los fundamentos dados, ni demuestran que aquél no constituya una derivación razonada de
las normas vigentes, con aplicación a las circunstancias de la causa, reduciéndose a una simple disconformidad
con la valoración de la prueba efectuada por el tribunal. Siendo que en punto a la existencia de dos armas en
poder de los asaltantes se valoró que el arma arrojada por el imputado fue la que efectuó el disparo que hiriera
a la víctima y que las vainas servidas secuestradas del interior del local no se correspondían a la anteriormente
mencionada ni a la que portaba la víctima, es decir, participaron tres armas en el hecho, lo cual surge de las
pericias de la especialidad incorporadas. El homicidio criminis causae requiere subjetivamente un actuar doloso,
el autor mata con un fin determinado, o porque no pudo consumar otro delito, y eso es lo que lo diferencia del
latrocinio. En tales condiciones resulta acertada la calificación efectuada por el tribunal puesto que las
circunstancias del caso demuestran la indiferencia del autor frente al resultado mayor y permiten aseverar que
previó la posibilidad letal y obró con dolo directo -así se infiere del uso que hizo del arma, la forma y manera en
que la empleó, confiriéndole máximo poder vulnerante, la naturaleza de las heridas y la región en que fue
inferida-. El homicidio advino para el imputado como el fin para concretar su impunidad por el robo consumado.
El delito de robo quedó consumado puesto que al huir con los bienes sustraidos el autor tuvo poder de
disponibilidad respecto de los mismos. Los errores de subsunción o puramente jurídicos en el encuadramiento
del comportamiento atribuido no dañan la defensa ni limitan la decisión, mientras ésta se mantenga dentro de la
acción u omisión descriptas y sus circunstancias, siendo válida la sentencia que cambia la calificación legal sin
que agregue una circunstancia (temporal, espacial o de modo) no contenida en la acusación. La portación
ilegítima del arma de guerra por el imputado en el atraco se superpone temporal y materialmente con el delito
previsto por el art. 166 inc. 2ºCP, razón por la cual entre ambas figuras media un concurso aparente. En efecto,
quedó acreditado que el prófugo le entregó al imputado, el arma dentro del local comercial, por lo que la
portación del arma resulta efímera en tanto el atraco se cometió allí mismo, de donde aquélla queda absorbida
en el robo agravado por su comisión con armas, por cuanto el lapso abarcado entre la entrada al local y la fuga
posterior no puede ser conceptualizado como una portación anterior o posterior e independiente del
apoderamiento armado. Por idénticas razones tampoco puede prosperar la imputación por encubrimiento en la
receptación del arma. No surge expresamente de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos
incorporados a nuestro ordenamiento constitucional que las previsiones allí establecidas se hallen en pugna con
la aplicación de la prisión perpetua, siempre que se respete la integridad física y espiritual de la persona (arts. 5
CADH y 7 PIDCP). Toda medida penal que se traduzca en una privación de derechos debe guardar
proporcionalidad con la magnitud del contenido ilícito del hecho, o sea, con la gravedad de la lesión al bien
jurídico concretamente afectado por el hecho, porque las previsiones legales expresan tales magnitudes a
través de las escalas penales. La pena de prisión perpetua establecida para casos como el de autos -homicidio
criminis causae- no resulta irrazonable o desproporcional en orden a los bienes jurídicos que se buscan tutelar.
El voto concurrente agregó que la culpabilidad del agente es el límite máximo de la pena pues la dignidad de la
persona humana exige que no se le imponga una pena a una persona en medida superior a su culpabilidad. Es
la idea de culpabilidad por el hecho lo que permite juzgar la proporcionalidad de la pena, ésta no se juzga frente
al resto de los bienes jurídicos, sino frente al hecho y a la culpabilidad de su autor. (Dres. Madueño, Cabral voto concurrente-, Riggi).
Martínez, Víctor Hugo s/rec. de casación.
Magistrados : Cabral, Madueño, Riggi.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20735.1.
Resolución del: 13/03/2013
Causa n° : 14422.
Homicidio culposo. Deber de cuidado. Beneficio de la duda.
Al no poder determinarse con precisión la vinculación directa entre la infracción al deber de cuidado, por parte
de los galenos, y la producción del resultado fatal, impera un margen de duda, incompatible con el grado de
certeza necesario exigido a todo veredicto de condena, en el que debe estarse a favor de los imputados, sin
que en el caso haya quedado debidamente descartada la posibilidad que, de haber adoptado los controles
médicos pertinentes, antes de la advertencia del cuadro de hipertonía en cuestión, igualmente se hubiera
producido el resultado muerte como consecuencia de la hipoxia sufrida dentro el útero materno. La disidencia
consideró que el a quo relativizó el claro incumplimiento del deber objetivo de cuidado por parte de los
imputados, que si hubiesen atendido la llamada de atención efectuada, los controles hubiesen sido más
frecuentes y el desprendimiento placentario se habría advertido con anterioridad, lo que podría haber
modificado el desenlace, que se omitió un análisis acabado de las razones de las modificaciones verificadas en
la historia clínica en correlación con el testimonio del perito que sostuvo que no es adecuado por parte de los
médicos no atender a los llamados de las enfermeras o los pacientes. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y
Slokar).
134
Cámara Nacional de Casación Penal
Storero, Luis Pablo y otra s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1276.13.2.
Resolución del: 11/09/2013
Causa n° : 14482.
Homicidio culposo. Deber de cuidado. Imprudencia del conductor de otro rodado. Absolución del imputado.
Corresponde absolver al condenado por homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente de un
vehículo automotor, si el imputado -quien conducía a la velocidad reglamentaria, por lugar permitido, prestando
atención al tráfico, habilitado por el semáforo- no fue quien conducía de manera imprudente y, por tanto, no
concurrió a incrementar el riesgo permitido, sino quien sí lo hizo y con su accionar determinó la muerte del
peatón fue el otro conductor prófugo. El voto concurrente agregó que al verificarse un supuesto de duda, se
impone la estricta aplicación del principio in dubio pro reo (art. 3 CPPN). (Dres. Cabral, Figueroa -voto
concurrente- y Madueño).
Seijas, Carlos Norberto s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21043.1.
Resolución del: 14/05/2013
Causa n° : 15072.
Homicidio culposo. Violación del deber de cuidado en la conducción.
De las constancias de autos surge que el riesgo se originó debido al mal desempeño del encausado en el
manejo de su motocicleta ya que, de haber puesto el debido deber de cuidado exigido por la normativa
aplicable -específicamente la prioridad de paso de los peatones que cruzan lícitamente por la senda peatonal y
la obligación de mantener atención permanente para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía pública-,
la colisión podría haberse evitado. En tal sentido, no debe perderse de vista que la conducción de vehículos
constituye una actividad per se riesgosa que impone tomar las previsiones necesarias para evitar la producción
de accidentes de tránsito. Se verifica entonces en el caso una infracción de la reglamentación vigente, y así, la
relación de determinación entre la vulneración del deber de cuidado, creando un riesgo no permitido que tuvo
como resultado la muerte de la víctima. (Dres. Hornos, Borinsky, Gemignani).
Lastfoguel, Julio Gabriel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1231.13.4.
Resolución del: 10/07/2013
Causa n° : 240/13.
Homicidio doloso. Calificación legal. Homicidio criminis causa. Homicidio en ocasión de robo.
Si bien la sentencia se encuentra debidamente motivada en cuanto a la determinación del dolo homicida por
parte del enjuiciado, la calificación legal no satisface el requisito de certeza apodíctica que requiere todo
veredicto de condena, por lo que el estricto apego a los principios de máxima taxatividad legal, culpabilidad e
inocencia, impiden catalogar el accionar desplegado por el encausado en el tipo penal contenido en el art. 80
inc. 7º CP, pues es la ausencia de indicios precisos, homogéneos y concordantes lo que se verifica a la hora de
determinar la existencia de la ultra finalidad que exige el tipo penal del homicidio criminis causa, ya que existen
datos relevantes en el plexo probatorio -objetos personales dejados en el escenario del crimen y ausencia de
evidencias que indiquen que el imputado haya intentado hacer daño a los otros dos damnificados, para evitar
ser identificado- que se contraponen al concepto de "procurar la impunidad" en los términos regulados por la
norma, y debe calificarse legalmente la conducta desplegada como constitutiva del delito previsto en el art. 165
CP. (Dres. Ledesma, Slokar y Figueroa).
Pantano, Sebastián Miguel s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 24.13.2.
Resolución del: 14/02/2013
Causa n° : 15678.
Homicidio en ocasión de robo. Testimonio incorporado por lectura. Derecho al control de la prueba.
Corresponde rechazar los agravios contra la condena por el delito de homicidio en ocasión de robo si constan
las llamadas previas al hecho entre el celular de la encartada y el del coimputado, así como las mantenidas
entre el móvil de éste y el fijo de la víctima, dando justificativos inaceptables, si admitió haber abierto la puerta a
su coprocesado a quien habría suministrado la dirección del lugar y luego del hecho escapó con él, a lo que se
135
suma el informe del médico forense y las declaraciones del perito, el reconocimiento en rueda de personas, los
correos electrónicos enviados por la imputada a una testigo y la evaluación sobre la escena del lugar del hecho.
La incorporación por lectura del testimonio de quien había fallecido para el momento del juicio se encuentra
expresamente contemplada en el art. 391 inc. 3º CPPN. Los testimonios incorporados por lectura con la
conformidad de la defensa que ejercía el cargo en el juicio, de ningún modo fueron el único sustento de la
condena. El hallazgo de elementos pertenecientes a la víctima -su billetera y documentos-, la falta de dinero en
el placard y el hecho que los cajones se encontraran abiertos, constituyen indicios claros que hubo de parte de
los encausados alguna búsqueda de bienes para sustraer, máxime cuando el hecho se produjo a los pocos días
de una venta inmobiliaria efectuada por la víctima. Debe desecharse la pretendida justificación de la imputada
por la utilización de identidades falsas con fundamento en el ejercicio de la prostitución, pues tomar la identidad
de otras personas ex profeso indica una clara voluntad de mantenerse en la clandestinidad y generar
desconcierto que se diferencia claramente del hecho de hacerse llamar con otro nombre en determinado
ámbito. La disidencia sostuvo que la incorporación por lectura del testimonio de la testigo fallecida resulta
objetable en razón que la defensa no tuvo la posibilidad de controvertir sus dichos y, ante la falta de testigos
presenciales, esa prueba que resulta ser "de oídas", fue dirimente para que el tribunal de juicio involucrara a la
imputada. (Dres. Slokar, David y Ledesma -en disidencia-).
Villa, Carina de los Ángeles s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1701.13.2.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 15056.
Homicidio en ocasión del robo. Improcedencia. Homicidio criminis causae.
Constituye homicidio criminis causae el homicidio que fue el producto de la acción directa y deliberada del
autor, quien utilizando el arma de fuego que portaba, y orientado por la evidente finalidad de segar la vida de su
víctima, le disparó hacia una zona vital de su cuerpo. Esa acción fue realizada con el objeto de robarlo, siendo
que su conducta reúne los requisitos subjetivos y objetivos de la figura del homicidio criminis causae, quedando
desplazada la figura del homicidio en ocasión del robo, que abarca los supuestos en que el homicidio se
produce como un suceso eventual que altera el curso del robo. (Dres. Riggi, Catucci, Borinsky).
Monzón, Orlando Raúl s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 961.13.3.
Resolución del: 18/06/2013
Causa n° : 16476.
Homicidio mediante el uso de arma de fuego. Testigo único. Concurso de delitos. Concurso ideal. Concurso
aparente. Pena. Mensuración. Relación de vecindad con la víctima. Unificación de penas. Método aritmético.
Fundamentación.
Es válido lo resuelto, en tanto no sólo se tomaron en cuenta los dichos del testigo, sino que se los evaluó
conjuntamente con el resto del material probatorio, a saber, el acta de reconocimiento realizada por la testigo, el
croquis del lugar, las conclusiones de la autopsia practicada por el CMF y el examen médico. La ponderación
de las circunstancias previstas por los arts. 40 y 41 CP efectuada por el a quo, ofrece respaldo suficiente a la
sanción impuesta, ya que se valoró como agravante que la víctima no podía suponer el ataque por parte de
quien mantenía una relación de vecindad y conocimiento que desde niños, sin que ello pueda descartarse por el
hecho que ésta siempre andaba armada y con chaleco antibalas, a lo que se suma la actitud posterior del
imputado de dejar tirada a la víctima, la nocturnidad y el lugar de difícil acceso, y se valoró como atenuante lo
evaluado en el informe socio-ambiental. La circunstancia de optar por el sistema composicional, más favorable
al condenado, no significa una gracia que debe ser concedida de forma automática, sino cuando las
constancias y circunstancias lo aconsejen, y debe convalidarse la fijación de pena única mediante el método
aritmético, si se brindaron fundadas razones para justificarlo. Una de las disidencias parciales sostuvo que -en
tanto la portación ilegítima de arma de guerra que se imputa al encartado se superpone temporal y
materialmente con el delito de homicidio mediante el empleo de un arma de fuego- entre ambas figuras media
un concurso aparente, y la otra disidencia parcial consideró que -luego del cambio de calificación legal en orden
al concurso ideal entre los delitos previstos en los arts. 79 en función del art. 41 bis y 189 bis inc. 2º cuarto pár.
CP- no corresponde el mismo reproche punitivo, ya que la portación del arma es inescindible de la conducta
homicida. (Dres. Madueño -en disidencia parcial-, Cabral y Figueroa -en disidencia parcial-).
Villalva Pinto, Maximiliano s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21082.1.
Resolución del: 20/05/2013
Causa n° : 13778.
136
Cámara Nacional de Casación Penal
Homicidio preterintencional. Configuración. Sentencia. Motivación.
Habiendo quedado demostrado el dolo de lesión y su conexión con el resultado muerte, desechado el propósito
de matar (ya sea por no haber querido la imputada la muerte del menor o no habérsela siquiera representado) y
comprobado que el resultado final alcanzado era previsible, la acción de la encartada -haber golpeado a su hijo
de diez años con un palo de escoba- ha sido correctamente subsumida en el delito de homicidio
preterintencional agravado por el vínculo. (Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Mendoza, Susana Beatriz s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2648.13.4.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 15679.
Homicidio simple. Emoción violenta. Legítima defensa.
Deben rechazarse los agravios fundados en que el imputado habría actuado en estado de inimputabilidad si el
razonamiento del a quo ha sido una elaboración lógica sustentada en los elementos obrantes en el expediente.
(Dres. Gemignani, Hornos y Borinsky).
Manganare, Servando Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2516.13.4.
Resolución del: 18/12/2013
Causa n° : 15159.
Homicidio simple. Exceso en la legítima defensa.
El tribunal a quo -de acuerdo a la versión del imputado, los testimonios y la pericia reunida en el expedientetuvo por acreditado que hubo exceso en la legítima defensa ejercida por el imputado en la riña provocada por la
víctima, situación en la que le produjo la herida mortal que causó su deceso. Así, consideró que el modo en que
el imputado utilizó el elemento que escogió para defenderse -cuchillo-, tornó excesiva tal acción. Si bien el
imputado fue abordado en horas de la noche súbitamente por la víctima que tenía una "viga o tirante de
madera" con el cual llegó a golpearlo, y otro sujeto; encontrándose el imputado con su beba, era racional que
luego de intercambiar golpes o empujones, decidiera utilizar el elemento cortante para defenderse, sin
embargo, a pesar que "escogió un medio adecuado", incurrió en un exceso en cuanto al modo de utilizarlo,
pues bien pudo valerse del mismo "blandiéndolo insistentemente en procura de amilanar a sus agresores" o
"dirigiendo los cortes hacia zonas del cuerpo en las que la eventual herida no fuera tan comprometedora".
(Dres. Riggi, Catucci, Borinsky).
Ruiz Díaz, Jorge Osvaldo s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 75.13.3.
Resolución del: 18/02/2013
Causa n° : 16428.
Homicidio triplemente calificado. Principio de congruencia. Beneficio de la duda. Coautoría. Comisión por
omisión. Alevosía. Premeditación. Ensañamiento. Beneficio de la duda.
Debe rechazarse el agravio relativo a la violación del principio de congruencia si existió identidad fáctica desde
el requerimiento de elevación a juicio y la defensa no demostró cuáles han sido las cuestiones que se ha visto
impedida de oponer o los aspectos fácticos que le han sido impuestos intempestivamente al momento de la
sentencia. Resulta ajustado a derecho considerar a cada uno de los intervinientes coautor del homicidio, más
allá de la concreta ejecución de propia mano de ciertos y determinados actos, ya que aún ante la posibilidad descartada por el tribunal- de que uno de los imputados pudiera haber sido el ejecutor de propia mano, o el
artífice de la puñalada que acabara con la vida de la víctima, ello no exime al resto de los participantes de
responder en calidad de coautores, pues todos formaron parte de un acuerdo previo, cumpliendo distintas
funciones en la ejecución del plan, inclusive en los actos posteriores para encubrir el hecho. La superioridad
numérica de los atacantes y la consecuente desventaja en la que fue puesto el damnificado no resultan
suficientes para agravar el homicidio como cometido por alevosía, pues la conflictividad que sostenía la víctima
con dos de los imputados le permitió prever un ataque sorpresivo y contar en el momento del hecho con un
arma que le posibilitó resistirse a la agresión finalmente mortal. La intención y el acuerdo común entre la ex
pareja de la víctima y el entonces novio de ella se encuentra probada por los mensajes intercambiados, el
incidente anterior y otros indicios, pero ello, en virtud de la regla favor rei, impide afirmar la concurrencia de
premeditación respecto de los otros tres coimputados que fueron convocados para emboscar y agredir a la
víctima. Se configura ensañamiento si las pericias concluyeron que de las 52 puñaladas sólo 3 tienen entidad
para producir la muerte, el resto de las 49 fueron ocasionadas en vida y contribuyeron con la muerte generando
dolor en la víctima, sumadas a las propinadas en la boca y en el cuero cabelludo, que según lo declarado por
137
los peritos, generan un gran sufrimiento. No cabe pronunciamiento alguno acerca del arresto domiciliario si el
tema no fue materia de pronunciamiento en la sentencia recurrida. La disidencia parcial consideró que el
agravio relativo al concurso premeditado de dos o más personas no puede ser de recibo, por cuanto reposa en
un cercenamiento del material fáctico que el tribunal oral tuvo por probado, y que es correcta la aplicación de la
agravante de alevosía si el a quo tuvo en cuenta no sólo la superioridad numérica, sino el factor sorpresa preparación de una trampa al citar a la víctima a la casa de su ex pareja y la sorpresiva irrupción del resto de los
enjuiciados- y la imposibilidad de huir. (Dres. David -en disidencia parcial-, Slokar y Ledesma).
Sanz, Alejandro M. y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1846.13.2.
Resolución del: 01/11/2013
Causa n° : 13540.
Homicidio y lesiones culposas. Accidentes de tránsito. Imprudencia. Violación del deber de cuidado.
Mediante la autorización imprudente de la conducción de un rodado a quien no contaba con autorización estatal
para ello y en estado de ebriedad -en un parque público con presencia de numerosas personas-, el titular del
automóvil creó un riesgo jurídicamente desaprobado que finalmente se concretó en el deceso y las lesiones
sufridas por las víctimas. Se encuentra acreditada la relación de determinación entre la violación del deber de
cuidado y la causación del resultado, por cuanto de haber respetado el encartado la prohibición prevista en el
art. 48 inc. "b" ley 24.449 las lesiones y la muerte no se hubieran producido. La conducta atribuida al imputado
cumple con los requisitos del tipo objetivo de homicidio culposo agravado por haber sido ocasionado por la
conducción imprudente de un vehículo automotor en concurso ideal con el delito de lesiones culposas. (Dres.
Borinsky, Riggi y Catucci).
Quispe Mamani, Adrián M. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1551.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 15956.
Homicidio. Alevosía. Beneficio de la duda.
Si bien deben rechazarse los agravios tendientes a descartar la materialidad del hecho imputado y su atribución
al imputado, asiste razón a la defensa en cuanto a la errónea aplicación de la agravación del homicidio por
alevosía (art. 80, inc. 2º CP), pues el testimonio de la perito del Cuerpo Médico Forense indicó que la lesión que
presentaba la víctima podría haber sido defensiva, circunstancia que, por sí sola, impide por imperio del favor
rei (art. 3 CPPN) tener por acreditada la alevosía. La disidencia sostuvo que el encartado se aprovechó de la
confianza dispensada por la víctima, al darle ésta las espaldas para dirigirse a la oficina donde habrían de
conversar sobre la deuda vigente, sin presumir que podría llegar a ser objeto de un ataque artero. (Dres. David en disidencia-, Slokar y Ledesma).
Tolos, Matías Sebastián s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1823.13.2.
Resolución del: 31/10/2013
Causa n° : 13623.
Homicidio. Alevosía. Sentencia. Motivación. Violencia de género.
Corresponde confirmar la sentencia condenatoria por el delito de homicidio agravado por alevosía toda vez que
el tribunal basó su conclusión en elementos directos de cargo -declaraciones testimoniales, reconocimiento en
rueda de personas; autopsia y acta de defunción que refiere a que el proyectil ingresó en el ojo izquierdo de la
víctima y egresó por el pabellón auricular derecho, generándole lesiones craneoencefálicas que le provocaron
la muerte a la noche del mismo día del hecho, como también sobre la distancia de 50 cm que medió entre la
víctima y el agresor- y no solamente indiciarios como refiere la defensa. En cuanto a la falta de hallazgo de
deflagración de pólvora en las prendas de vestir secuestradas al imputado, la pericia efectuada en el
Laboratorio Químico de la P.F.A. refiere que, simplemente con sacudir la prenda, los rastros de nitritos
desaparecen. Asimismo y como prueba indiciaria, enmarcó el homicidio en el marco de una conflictiva generada
por un panorama situacional de violencia doméstica y de género que involucraba al imputado, su actual pareja y
ex esposa de la víctima y el hijo de ellos. Existe también un cúmulo de denuncias por violencia familiar
radicadas por la pareja del imputado e incluso por los padres de ésta y los expedientes civiles instados por la
víctima por la tenencia del menor a raíz del ambiente hostil en el que vivía su hijo. El perfil psicológico del
condenado resaltó que presenta una personalidad con elementos psicopáticos y obsesivos, marcada
impulsividad propende a la agresión sobre el entorno y los otros, "idealiza", "manipula" y "devalúa" si no se
satisfacen sus deseos. Por último, el tribunal valoró el estado de indefensión aprovechado por el agresor para
138
Cámara Nacional de Casación Penal
causarle la muerte, urdida en un plan anterior que legitima la aplicación de la agravante. (Dres. Figueroa,
Gemignani, Cabral).
Torti, Gabriel A. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22905.1.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 15821.
Homicidio. Configuración. Sentencia. Motivación. Participación criminal.
Agravantes.
Absolución del imputado.
Corresponde confirmar la condena impuesta por homicidio simple si se tuvo por debidamente comprobada la
ocurrencia del suceso y el grado de responsabilidad que les cupo a los imputados que golpearon a la víctima,
que transitaba por la vereda con un bate y un adoquín provocando su deceso y luego huyeron en su automóvil.
La circunstancia de que el tercer integrante del grupo haya participado de la agresión verbal previa y haya
descendido del vehículo no alcanza -sin transgredir las garantías de legalidad, culpabilidad y presunción de
inocencia- para constituir participación secundaria en el homicidio y corresponde absolverlo en tanto impera un
marco de duda sobre el tema. La consideración -como agravantes de la sanción-, de la gravedad del daño, la
inusitada violencia desplegada y el desprecio por la vida, contraviene el principio ne bis in idem pues remite a
extremos -la vida como bien jurídico tutelado- ínsitos en el figura legal. Asimismo, la consideración -también
como agravante- de la falta de arrepentimiento desatiende notoriamente el principio de inocencia y la garantía
contra la autoincriminación. La disidencia parcial consideró que la fijación de las sanciones impuestas contiene
los argumentos mínimos suficientes en torno a las exigencias de los arts. 40 y 41 CP. (Dres. Ledesma, Slokar y
Figueroa -en disidencia parcial-).
Bufanio, Leonel; Horisberger, Néstor Alberto; Mendieta, Hernán s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 212.13.2.
Resolución del: 25/03/2013
Causa n° : 15710.
Homicidio. Cuerpo del delito. Absolución del imputado. Sentencia. Motivación. Valoración de la prueba.
Indicios. Garantía contra la autoincriminación. Alcances art. 242 CPPN. Facultades para dictar una sentencia
de condena. Agravantes.
Corresponde revocar el pronunciamiento que absolvió al imputado por entender que, al no haberse hallado el
cadáver de la víctima, no se podía verificar su muerte violenta porque ningún otro elemento de prueba lo
corroboraba de forma cierta e irrefutable, y tampoco se había acreditado el "corpus instromentorum", pues los
rastros hemáticos resultaban insuficientes para dar por acreditada la materialidad del suceso imputado, pues no
tuvo en cuenta datos relevantes como que la ausencia de la víctima a lo largo de los años ocupó todos los
ámbitos de su existencia, las declaraciones de la última persona que la vio con vida relativas a sus costumbres,
los rastros de sangre en los dos inmuebles de tránsito frecuente y acceso exclusivo del imputado, los
testimonios de los vecinos del edificio en cuanto controvierten los dichos del encartado, el fuerte olor a
lavandina en los espacios implicados que indica su limpieza pormenorizada, el hallazgo de cajas con restos de
sangre y prendas de vestir de hombre con manchas rojizas, todo lo cual conduce a una apreciación de los
hechos que impide sostener la vigencia de otras alternativas distintas a la muerte violenta de la víctima,
ocasionada por quien tenía acceso exclusivo al escenario del homicidio. No afecta la garantía contra la
autoincriminación la colaboración -mediante información brindada a la policía- prestada libre, voluntaria y
optativa, por parte de quienes se encontraban procesalmente dispensados a hacerlo, en razón de los lazos
familiares que los unían con el imputado. El art. 242 CPPN no se encuentra en jaque si, como sucedió en el
caso, los testigos que declararon sobre lo observado en el lugar de los hechos, e inclusive, sobre la información
inicial que condujo a dar curso a la presente investigación, no han sido personas abarcadas dentro del grado de
parentesco establecido por la norma, pues no hay, siquiera, peligro de que se encuentren involucradas dentro
de ese dilema moral. El derecho de defensa en juicio y la garantía a la tutela judicial efectiva de la víctima
exigen que este tribunal casatorio tenga la facultad de dictar una sentencia de condena, sin que ello resulte
contradictorio con el derecho del acusado a recurrir el fallo ante un tribunal superior. Deben considerarse
agravantes, el rol del imputado como encargado del edificio y la confianza depositada en él en razón de su
función, la conducta posterior al hecho -que impidió hallar el cuerpo sin vida de la víctima-, y desigual situación
de la víctima en razón de su edad, desamparo social y contextura física. El voto concurrente consideró que las
actuaciones deben ser remitidas al tribunal de origen a fin de que se fije la pena y de este modo, no se torne
ilusorio el derecho del imputado a la doble instancia judicial sobre este particular (arts. 8.2.h. CADH y 14.5
PIDCP). (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani -voto concurrente-).
Buassi, Alfredo Daniel s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 734.13.4.
Resolución del: 17/05/2013
Causa n° : 12087.
139
Homicidio. Exceso en la legítima defensa. Funcionario policial. Pena. Determinación.
De conformidad con lo anteriormente resuelto por la CS -que afirmó que los jueces de la CFCP no habían
tomado conocimiento de visu del condenado antes de cuantificar la pena-, corresponde fijar la pena de cuatro
años como autor de homicidio cometido con exceso en la legítima defensa, teniendo en cuenta, como
atenuante, que es una persona que tiene su primer encuentro con el sistema penal, sus hábitos laborales, su
responsabilidad familiar y como agravantes, la condición de policía y la juventud de la víctima. Una de las
disidencias parciales postuló imponer la pena de tres años de prisión y la otra disidencia parcial -si bien propició
el reenvío a un nuevo tribunal oral para que discierna la pena- consideró que la pena de cuatro años da debida
cuenta de la magnitud del injusto y de la culpabilidad por el hecho. (Dres. Borinsky, Cabral -en disidencia
parcial- y David -en disidencia parcial-).
Gómez, Miguel Ángel s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1824.13.3.
Resolución del: 30/09/2013
Causa n° : 12156.
Homicidio. Intervención de un menor de edad. Agravante. Autoría. Grado de intervención. Agravante del art.
41 bis y quater CP. Homicidio y portación de arma de fuego de uso civil. Concurso. Revisión de la sentencia.
Facultad de condenar. Mensuración de la pena. Parámetros a considerar.
El imputado realizó actos demostrativos de un codominio del hecho que han sido arbitrariamente soslayados en
la sentencia impugnada. En efecto, fue quien primero identificó a la víctima en el lugar, al regresar junto con su
consorte menor, un rato después de haber mantenido una discusión. Si bien el que efectuó los disparos fue el
menor, el imputado mayor estuvo todo el tiempo a su lado, dándole apoyo y alentándolo a que disparara.
Codominó el acontecimiento histórico que se le atribuye junto con el menor desde el momento en que se reunió
con él a media cuadra del lugar del hecho y emprendieron el camino hasta encontrarse con la víctima, mientras
que el menor portaba el arma con la que dio muerte a la víctima. En definitiva, se encuentra demostrada la
decisión común al hecho -aspecto subjetivo- y la ejecución de esa decisión mediante la división del trabajo aspecto objetivo-. Corresponde aplicar la agravante contenida en el art. 41 quater del CP puesto que quedó
acreditado que el imputado conocía, previamente al hecho, la minoridad de su consorte. Se agrava la sanción
punitiva cuando un delito, sea cual fuere su integración típica, se comete con intimidación o violencia contra las
personas mediante la utilización de un arma de fuego y dicha circunstancia opera aún como agravante
específica de la general establecida en algunos tipos penales que prevén el uso de toda arma, a excepción de
los que contemplan estrictamente el uso de arma de fuego como constitutiva o calificante del delito. Fuera de
esta exclusión, en nada obsta a la aplicación de la norma calificante en supuestos en donde se haya cometido
violencia o intimidación contra las personas a través del empleo de un arma de fuego, como medio que facilite o
garantice el resultado, en razón que el fundamento de la sanción se sostiene sobre la contundencia del arma
elegida para llevar adelante el ataque, que incrementa la potencia vulnerante del agresor, y la vulnerabilidad de
la víctima. Desde el punto de vista probatorio no pudo acreditarse que la portación del arma por parte del
imputado haya sido previa o posterior al homicidio, es decir, nos encontramos frente a un único acontecimiento
histórico que no permite efectuar una desintegración entre la portación del arma de fuego de uso civil y el hecho
de dar muerte a la víctima con esa arma. De tal modo nos encontramos ante un concurso ideal por cuanto no
se trató de dos acciones escindibles. En tanto los parámetros fijados legalmente para la cuantificación de la
pena son puramente enunciativos y explicativos, la superioridad numérica de los atacantes y la circunstancia de
que la víctima se encontraba desarmada y en un espacio físico que dificultaba sus posibilidades de resguardo,
deben ser integradas a las pautas previstas por la ley, para evaluar las consecuencias jurídicas de las
conductas cuya comisión se reprochó. Si bien la mera afectación del bien jurídico protegido ya ha sido
ponderada en abstracto por el legislador en relación al tipo penal en cuestión, el juez debe valorar las
particularidades que tuvieron incidencia como agravante o atenuante al grado de afectación a ese bien jurídico,
a los efectos de la imposición de la pena. Los nuevos parámetros emergentes de la incorporación a nuestro
derecho del bloque constitucional de tratados internacionales de derechos humanos, nos obliga a sostener la
facultad de condenar de un tribunal que actúa en la instancia revisora. El derecho de defensa en juicio de la
víctima y la garantía a la tutela judicial efectiva exigen que el tribunal casatorio tenga la facultad de dictar una
sentencia de condena, sin que ello resulte contradictorio con el derecho del acusado a recurrir el fallo ante un
tribunal superior. La disidencia sostuvo que cada una de las agravantes que deben aplicarse -arts. 41 bis y 41
quater CP- contienen por sí mismas circunstancias objetivas que justifican una valoración independiente, razón
por la cual resulta razonable una compensación punitiva que las considere a ambas por separado. En cuanto a
la modalidad concursal existente entre los delitos de homicidio y portación de arma de uso civil, se da un
concurso aparente de tipos penales. Ello así puesto que de la descripción de los hechos que se tuvieron por
acreditados, surge que el imputado estuvo en posesión de un arma de fuego en el momento que materializó su
accionar, más nada se pudo probar en orden a la previa y posterior posesión de la misma. (Dres. Hornos,
Borinsky, Gemignani -en disidencia parcial).
Maldonado, Arnaldo Andrés s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 276.13.4.
Resolución del: 15/03/2013
Causa n° : 13209.
140
Cámara Nacional de Casación Penal
Homicidio. Pericia psiquiátrica. Derecho al control de la prueba. Legítima defensa. Sentencia. Motivación.
Determinación de la pena.
Debe rechazarse el agravio fundado en la omisión -por parte del tribunal de grado- de ordenar la pericia
psiquiátrica solicitada por la defensa para sustentar la tesis consistente en la pérdida de memoria del imputado
al momento del hecho, pues su objeto se encuentra satisfecho con los exámenes ya realizados por los médicos
durante la instrucción y con las explicaciones ulteriores brindadas durante la audiencia de debate, sin que la
defensa cuestionara sus conclusiones. En dichas pericias y en las posteriores explicaciones se descartó
fundadamente la posibilidad de amnesia temporal. No se advierte la arbitrariedad postulada por la defensa en
torno al rechazo de la legítima defensa alegada (art. 34, inc. 6° CP) ya que no se encuentra acreditada ni la
existencia de una agresión ilegítima actual o inminente de la víctima hacia el imputado, y aún aceptando la
versión exculpatoria según el cual existió una pelea entre los nombrados, a partir de los elementos probatorios
de cargo, no se vislumbra la necesidad racional del medio empleado para impedir o repeler la agresión ilegítima
invocada, y resulta desproporcionado. Está debidamente fundada la pena si el a quo valoró correctamente la
totalidad de las pautas agravantes y atenuantes de la pena invocadas por la defensa -la circunstancia de que el
imputado es una persona joven, sin antecedentes penales, padre de dos hijos menores, y que ha tenido
habitualidad laboral hasta que comenzó a consumir abusivamente estupefacientes- y también valoró
correctamente como pautas aumentativas de reproche la cantidad de golpes asestados a la víctima, el
instrumento empleado (martillo galponero), la violencia con la que utilizó dicho elemento, que le provocó a la
víctima una muerte dolorosa, y la circunstancia de que, además, lo ahorcó con un cordón. (Dres. Borinsky,
Hornos y Gemignani).
Sanz, Nicolás s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2331.13.4.
Resolución del: 04/12/2013
Causa n° : 574/13.
Homicidio. Querellante en representación del hijo de la víctima. Acreditación del vínculo.
Si bien la recurrente no ha dado cumplimiento a lo prescripto por el art. 83 del CPPN, toda vez que de la
presentación efectuada no surge documentación que avale la existencia del vínculo de paternidad que invoca
entre la víctima del hecho investigado y su hija, requisito de admisibilidad para analizar la petición formulada, lo
cierto es que de las constancias reunidas se desprende que ha aportado un certificado que acredita la relación
de concubinato que la unía con el occiso. Así, de denegarse el rol de querellante por un mero rigorismo formal acreditación del vínculo de paternidad- se estaría vedando la posibilidad a la menor de ser representada por su
madre, lo que podría traer aparejado la negación del derecho de acceso a la justicia reconocido
constitucionalmente. Ello así por cuanto en la medida en que se ha reconocido en la causa que la pretensa
querellante era, de hecho, concubina de la víctima, como así también que se encontraba embarazada al
momento de producirse el homicidio del nombrado y, en atención al avanzado estado en que se encuentran las
actuaciones , se advierte que la imposición de la vía civil como único camino para acreditar la filiación y obtener
de este modo la legitimación para ser querellante, importaría la efectiva privación del ejercicio del derecho a ser
oída en el proceso penal, enmarcado dentro de la garantía constitucional del debido proceso. La disidencia
sostuvo que no es dable exigir al juez penal la realización de diligencias tendientes a dilucidar cuestiones que
hacen a la legitimación de las partes ya que son éstas las que deben acreditar el derecho que les asiste para
ser tenido por parte en las actuaciones en los términos del art. 82 del CPPN, en su caso, arbitrar los medios
necesarios para dicho menester, como puede ser en lo particular la acción civil correspondiente. (Dres.
Gemignani -en disidencia-, Hornos, Borinsky).
Alvarez, Enzo Rubén s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 828.13.4.
Resolución del: 28/05/2013
Causa n° : 16253.
Homicidio. Validez constitucional art. 80 inc. 8 CP. Igualdad. Inconstitucionalidad del instituto de la
reincidencia.
No se advierte afectación al principio de igualdad desde que la distinción que establece el art. art. 80 inc. 8 CP
respecto de los funcionarios de las fuerzas de seguridad, se fundamenta en la especial situación de mayor
riesgo y exposición en que éstos se encuentran con motivo de las tareas que cumplen, extremo que justifica el
tratamiento diferenciado. Habiéndose declarado la inconstitucionalidad del instituto de la reincidencia, la
disidencia parcial sostuvo la validez constitucional del mismo. (Dres. Ledesma, David -en disidencia parcial- y
Slokar).
Díaz, Eduardo A. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Resolución del: 06/12/2013
141
Registro nº 2182.13.2.
Causa n° : 16559.
Honorarios. Defensor oficial.
El ordenamiento procesal penal en función de la garantía constitucional de defensa en juicio dispone que el
Estado debe hacerse cargo de modo provisional de los gastos en relación al imputado (y a las demás partes
que gocen del beneficio de pobreza) gastos que deberá afrontar de resultar condenado (art. 529 CPPN). En la
eventualidad de que alguno de los acusados hubiera optado por ser asistido por un defensor oficial, los
honorarios de la defensa pública, deben ser a cargo del querellante condenado en costas. La disidencia sostuvo
que sólo corresponde regular honorarios en favor de la defensa pública en el supuesto de condenados
solventes. (Dres. Madueño, Figueroa -en disidencia- y Hornos).
Azcueta, Graciela Noemi; Azcueta, Teodoro Liborio s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Madueño, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21814.1.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 15666.
Honorarios. Regulación. Falta de fundamentación.
Corresponde anular la regulación efectuada pues si bien los magistrados aluden a la labor profesional, no
hacen mérito de ella en cuanto a su extensión o calidad, pues no brindaron precisiones al respecto y tampoco
han merituado la vinculación de este aspecto con el trabajo examinado, de modo que no puede conocerse el
proceso lógico por el cual arribaron a la cifra elegida. (Dres. Ledesma, David y Slokar).
Gotusso, Lisandro y otro s/ rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1254.13.2.
Resolución del: 05/09/2013
Causa n° : 15293.
Honorarios. Regulación. Sentencia. Motivación.
Corresponde anular la regulación de honorarios si el a quo ha omitido valorar de manera individualizada y
precisa las pautas previstas en el art. 6 ley 21.839, modificada por la 24.432, señalando la relación entre ellas y
las constancias obrantes en el expediente, por las que habría de llegar a la suma finalmente fijada; es decir, ni
más -ni menos- que hacer explícitos los aspectos referidos en la norma que resultan aplicables al caso en
concreto y cómo fueron valorados al momento de determinar la cuantía de los honorarios profesionales, pues
en el caso el proceso lógico de la resolución no se encuentra dentro de una argumentación razonada con ajuste
a la ley sino antes bien en una retórica meramente dogmática, por lo que no puede ser convalidada. (Dres.
Slokar, Ledesma y David).
Marshall, Guillermo Néstor s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1702.13.2.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 15295.
Impedimento de contacto. Desobediencia. Concurso de delitos. Concurso ideal. Prescripción de la acción
penal. Tribunales colegiados. Sentencia. Votos. Intervención del asesor de menores. Interés superior del niño.
Defensa en juicio. Derecho a ser oído. Prueba testimonial. Sentencia. Motivación.
En el caso en que el imputado fue condenado por ser autor del delito de impedimento de contacto con su padre
no conviviente de una menor de diez años agravado por haber mudado al extranjero en concurso ideal con
desobediencia, el término a tener en cuenta para establecer el plazo de la prescripción es el de la pena mayor
conminada -la del delito previsto por el art. 1º segundo párrafo ley 24.270-, porque ésta es la única pena
aplicable. No se advierte del texto del art. 398 CPPN la obligatoriedad de que el voto que conforma la mayoría
deba ser autónomo. El art. 72 inc. 3º CP claramente fija que en los casos de impedimento de contacto de los
hijos menores con sus padres no convivientes, cuando existan intereses gravemente contrapuestos entre los
progenitores y el menor, el fiscal podrá actuar de oficio cuando así resultare más conveniente al interés superior
del niño, y no se aprecia vicio alguno por no haberse dado intervención al asesor de menores en los términos
del art. 59 CC en la medida que no ha sido necesario. No ha sido cercenado el derecho a ser oído si -al señalar
que no reiterara lo que ya había dicho y que fuera breve- el presidente del tribunal ejerció sus facultades
ordenadoras del debate, ya que no privó al imputado de la última palabra. El disenso del encartado con
respecto a la valoración del testimonio de su ex mujer no resta motivación a la sentencia, que no se basó
solamente en los dichos de la madre de la menor. La disidencia sostuvo que la acción penal se encuentra
prescripta habida cuenta que no se ha producido el exclusivo acto procesal interruptivo conforme el régimen
142
Cámara Nacional de Casación Penal
normativo de aplicación por imperativo constitucional y legal, esto es, una sentencia de condena. (Dres.
Madueño, Cabral y Figueroa -en disidencia-).
Gebol Gomez, Benjamín, s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21697.1.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 16081.
Imposición de costas a la querella. Recurso de apelación. Inobservancia del procedimiento.
El tribunal de apelaciones resolvió el recurso sometido a tratamiento sin fijar audiencia y, por ende, sin dar
efectiva intervención a las partes a los fines dispuestos por el art. 454 del CPPN. Dicha norma consolida un
nuevo modelo para las etapas recursivas, según el cual la toma de decisiones la realizan los jueces en
presencia de los justiciables luego de escuchar sus pretensiones. Ello para hacer efectivo el pleno ejercicio de
la contradicción. (Dres. Ledesma, David y Slokar).
Eskenazi, Sebastián y otro s/ recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 881.2.
Resolución del: 05/07/2013
Causa n° : 15079.
Incumplimiento de los deberes de asistencia familiar. Prescripción de la acción penal. Doctrina plenario
CNACC "Guersi". Concurso material de delitos.
Toda vez que la figura de incumplimiento de los deberes de asistencia familiar constituye un delito de omisión,
de peligro abstracto, continuo y de carácter permanente, la prescripción de la acción penal recién comienza a
correr respecto del imputado, una vez que los menores a su cargo cumplan los dieciocho años de edad (art. 1
ley 13.944 y 63 CP). Los tipos penales establecidos en la ley 13.944 no amparan personas singularmente
consideradas sino en tanto integrantes de una familia. La disidencia sostuvo que, estando en presencia de
cuatro delitos -cuatro hijos- de incumplimiento de los deberes de asistencia familiar, que concurren
materialmente entre sí, el curso de la prescripción de la acción penal corre separadamente por cada delito de
conformidad con lo previsto por el art. 67 último párrafo CP. (Dres. Figueroa -en disidencia-, Madueño y Cabral).
Dione de la Colina, Marcelo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21562.1.
Resolución del: 13/08/2013
Causa n° : 13444.
Inicio del sumario. Prevención policial. Ausencia de requerimiento fiscal de instrucción. Validez.
La nulidad por falta de requerimiento fiscal de instrucción no puede prosperar puesto que un correcto análisis de
las normas procesales permite sostener que los únicos modos posibles de provocar el avocamiento instructorio
en forma directa, en los casos de delitos de acción pública, son dos: 1) la actuación del acusador público
mediante el requerimiento de instrucción formulado al juez; 2) la actividad informativa de la policía por medio de
la comunicación o información dirigida al juez inmediatamente de tomar conocimiento de un hecho o al remitirle
la prevención policial practicada. En el caso las actuaciones se iniciaron en razón de la labor preventora
ejercida por la policía, configurándose así uno de los modos de iniciación del proceso previstos en el art. 195
CPPN, es decir, la sustanciación de actividades de prevención, validando consecuentemente todo lo actuado
con posterioridad. Habiéndose excitado la jurisdicción por la prevención, queda resguardado el principio "ne
procedat iudex ex officio", y habiendo sido notificado en forma inmediata quedó en condición de controlar y
direccionar la investigación. (Dres. Riggi, Borinsky, Catucci).
Velarde, Sergio Rafael s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 450.13.3.
Resolución del: 10/04/2013
Causa n° : 16084.
Inimputabilidad. Internación compulsiva. Competencia.
No corresponde realizar un nuevo juicio de conocimiento respecto de la situación procesal del imputado, ello
así, en función que su declaración de inimputabilidad y el sobreseimiento decretado en su consecuencia,
adquirieron firmeza al no haber sido recurridos por la defensa. En ese orden, corresponde anular la decisión
143
recurrida, apartar al juez interviniente, debiéndose designar a un nuevo magistrado a fin de que emita un nuevo
pronunciamiento conforme a derecho, garantizando la debida intervención de las partes. El voto concurrente
sostuvo que la intervención de la justicia civil constituye la que mejor puede abordar la problemática del sujeto
declarado inimputable, máxime frente a la superposición de competencias que se verificaba. Someter al sujeto
a la intervención de la justicia penal y la justicia civil en simultáneo, implicaba una superposición de
competencias que podría ocasionar pérdida de tiempo y trámites infructuosos que podrían provocar un
dispendio jurisdiccional inútil, y eventuales contradicciones en las decisiones entre estos fueros, suscitándose
un escándalo jurídico. Por otra parte, hay amplia coincidencia en el ámbito de la psiquiatría en cuanto que la
internación -que significa una privación de libertad ambulatoria- debe tomarse como último recurso dentro del
abanico de las posibilidades que prevén las ciencias médicas, y siempre con fines terapéuticos y no represivos.
A partir de la necesidad de sujetar las decisiones que se adopten a los fallos de la CSJN, dejando a salvo su
criterio, emitirá el voto de conformidad a los lineamientos marcados por el Alto Tribunal. La disidencia sostuvo
que la dualidad de sistemas, el previsto por la legislación civil y el contemplado por la procesal penal, en el caso
de personas sobreseídas por inimputabilidad y sometidas a una medida de internación coactiva, atenta contra la
mejor realización de la obligación de extremar la observancia de los principios de rango superior que rigen la
materia. En particular los que indican que la legitimación de la medida guarda estricta relación con la amplitud y
la persistencia del problema. En tales condiciones, entendiendo que la dualidad de competencias implica una
burocracia innecesaria y potencialmente perjudicial en este tipo de casos, resulta el fuero civil el ámbito de
mayor especialización para efectuar el control periódico y eventual mantenimiento, atenuación o supresión de la
medida, resultando inaplicable a supuestos como el de autos la solución prevista en el art. 511 CPPN. (Dres.
Borinsky, Figueroa -voto concurrente-, Madueño -en disidencia-).
Antuña, Guillermo Javier s/rec. de casación.
Magistrados : Borinsky, Figueroa, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1491.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 12434.
Inimputabilidad. Sobreseimiento. Falta de fundamentación del dictamen pericial.
Es descalificable el sobreseimiento que se fundó en la inimputabilidad del encartado, ante la ineficiencia del
dictamen sobre el cual se apoyó la conclusión desincriminante, derivado de la omisión de detallar el material
examinado, las operaciones o prácticas realizadas para informar lo solicitado y el razonamiento que guió la
conclusión, toda vez que sólo se cuenta con un escueto informe, inválido para llegar al epílogo jurisdiccional
atacado. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky).
Rocha, Nicolás A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2132.13.3.
Resolución del: 11/11/2013
Causa n° : 217/13.
Inmunidades. Prohibición de salida del país.
Las inmunidades previstas por ley no constituyen un privilegio que contemple a las personas, sino a las
instituciones y el libre ejercicio de los poderes. Corresponde disponer la prohibición de salida del país de quien
no se encuentra ejerciendo la función de juez, en razón de haber sido suspendido de su cargo, por resultar
atendible la circunstancia expuesta por los representantes del Ministerio Público Fiscal en punto a las
dificultades en el desarrollo del proceso, teniendo en mira las excepcionalísimas circunstancias del caso y de
conformidad con lo solicitado por el Fiscal General. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Hooft, Pedro C. F. s/rec. de queja.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1300.13.2.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 1245/13.
Interrogatorio de identificación. Manifestaciones efectuadas por el imputado y consignadas en el acta de
procedimiento. Nulidad. Rechazo.
No es posible concluir que las preguntas dirigidas por el preventor tuvieran otros fines que el destinado a
averiguar la identidad de quien estaba cumpliendo funciones policiales, frente a lo cual no sólo le requirió su
nombre sino también el número de legajo y la dependencia en la que revistaba. En ese momento la
identificación como policía era esencial para que el inspector de la fuerza consultara si, efectivamente, lo era; es
decir, si sus datos se correspondían con algún numerario de la institución. Las razones que explicaban su
presencia en el lugar cumpliendo funciones ajenas, fueron -efectivamente- conocidas a partir de las posteriores
manifestaciones del imputado, quien dijo que no era Azcona ni agente de la PFA, sino que estaba "cubriendo" a
un familiar, circunstancias que no fueron negadas por el imputado durante el proceso. Ello confirma que no
144
Cámara Nacional de Casación Penal
fueron proferidas en el marco del primer intercambio con el preventor, ya que previamente Córdoba sólo había
brindado nombre y número de legajo falsos. En síntesis no se verificó ningún tipo de coacción sobre Córdoba
destinada a que brindara explicaciones de por qué se encontraba prestando un servicio para lo cual no reunía
una condición esencial (ser policía), pues las preguntas del preventor estuvieron sólo destinadas a corroborar
su identificación como tal, a partir de cuyas respuestas se descubrió el engaño. En esa línea, se debe remarcar
que el imputado no manifestó haberse sentido coaccionado ni que haya sido violentada su libre voluntad. En
definitiva, se impone concluir que no se verificó una afectación a la prohibición de ser coaccionado a declarar
contra sí mismo; de todo lo cual surge que no fue interrogado en los términos del art. 184, inc. 10 CPPN. (Dres.
Slokar, David -en disidencia parcial- y Ledesma).
Azcona, Diego Luis Leonardo y otro s/ recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 871.13.2.
Resolución del: 04/07/2013
Causa n° : 14113.
Intervención telefónica. Nulidad.
Corresponde anular la orden de interceptación telefónica dispuesta toda vez que dicha medida se adoptó sin la
debida fundamentación previa al no contar con una identificación fehaciente de la identidad de la persona
imputada en autos. (Dres. Borinsky, Hornos, Gemignani).
Dodero, Diego H. s/rec. de casación.
Magistrados : Borinsky, Hornos, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1492.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 11571.
Intervenciones telefónicas y casillas de correo electrónico. Procedencia. Sospecha razonable. Iniciación del
sumario. Denuncia anónima ante la autoridad de prevención. Requerimiento fiscal de instrucción.
Contrabando de exportación. Error de tipo.
Si el juez expresó las razones por las cuales consideró procedente la intervención de líneas telefónicas o
cualquier otro medio de comunicación del imputado y, además tal decisión estaba precedida por elementos
objetivos que habilitaban a fundar una sospecha razonable, la medida dispuesta se encuentra a cubierto de
cualquier tipo de trasgresión del derecho del debido proceso legal y de la garantía de defensa en juicio. La
iniciación de la instrucción del sumario está supeditada a que el fiscal así lo solicite o concurra prevención o
información policial. La denuncia, ya sea nominada o anónima, recibida por la autoridad de prevención, en la
medida que sea verosímil, basta para poner en marcha el proceso penal; mientras que la formulada ante la
autoridad judicial o MPF, requiere, para surtir el efecto indicado, de un requerimiento fiscal que la promueva.
Siendo así, el planteo defensista debe ser rechazado, puesto que la DGM cuenta con poder de policía, por lo
que la dilucidación acerca de si los imputados efectivamente cometieron el delito denunciado no requería
estímulo fiscal como así tampoco, la investigación sobreviniente por cuanto se originó en virtud de la prevención
policial. El error de tipo sólo resulta relevante, a los fines del desplazamiento del dolo, cuando recae sobre todos
o alguno de los elementos de los que depende la realización del tipo, circunstancia que no se verifica en la
especie puesto que a los fines del delito imputado -contrabando de exportación- es indistinto que el imputado
hubiese querido hacerlo respecto de una mercadería distinta de la que finalmente fue incautada. (Dres.
Gemignani- Hornos- Borinsky).
Duz, Hugo D. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 426.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 15284.
Intervenciones telefónicas. Nulidad del procedimiento. Absolución del imputado.
Corresponde absolver a los imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de
comercialización, toda vez que la sentencia condenatoria se fundamentó en los informes de Gendarmería
Nacional brindados al Fiscal y al Juez Federal de Jujuy y en el resultado de las escuchas telefónicas ordenadas
por el magistrado y de lo obtenido en los múltiples allanamientos, invalidados en razón de ser el resultado de
las escuchas ilegales efectuadas. Así la instrucción del sumario resulta ser la consecuencia de la comunicación
efectuada por la prevención al fiscal y al magistrado, de manera autónoma y no como auxiliares de la justicia,
decidiendo en el caso concreto el momento en que comunicarían al juez acerca de los supuestos ilícitos sobre
los que tenía información; además de la falta de fundamentación del auto que dispuso dicha medida. La
disidencia consideró fundado el auto que dispuso las intervenciones telefónicas. Señaló que, habiéndose
detectado situaciones sospechosas, las escuchas telefónicas resultaban apropiadas para continuar con la
investigación ya que fueron precedidas de los informes policiales que daban cuenta de circunstancias
sospechosas que autorizaban dichas medidas investigativas. (Dres. Slokar, Ledesma, David -en disidencia-).
145
Vargas, Jorge Fabián y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2128.13.2.
Resolución del: 03/12/2013
Causa n° : 16794.
Intervenciones telefónicas. Regla de exclusión. Absolución del imputado.
Corresponde declarar la invalidez de la orden de intervención telefónica -autorizada por el juez en los términos y
conclusiones expresados por la prevención- y con ella las sucesivas ordenadas y, no resultando un curso
independiente de la investigación, absolver a los imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con
fines de comercialización. Si de las constancias de la causa se puede aseverar que las órdenes de allanamiento
fueron producto de los eventos delictivos puestos en conocimiento a raíz de las numerosas intervenciones
telefónicas solicitadas por la prevención y autorizadas en forma sistemática por el juez, en tanto toda la
instrucción se centró en las escuchas y datos aportados por fuentes ignoradas en la causa, no caben dudas que
la investigación encarada por la policía fue realizada en forma autónoma y sin ningún tipo de dirección de parte
de la autoridad judicial y, asimismo, la notificación al representante del Ministerio Público Fiscal se produjo en
todos los casos días después de que fuera librada la orden. La disidencia sostuvo que las intervenciones
telefónicas se encuentran adecuadamente motivadas. (Dres. Slokar, Ledesma y David -en disidencia-).
Fernández, Ricardo David y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 687.13.2.
Resolución del: 30/05/2013
Causa n° : 14846.
Intervenciones telefónicas. Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Art. 5 inc. C de la ley
23.737.
La interceptación telefónica es válida puesto que el juez expresó los motivos de la orden dispuesta teniendo en
cuenta la investigación previa llevada a cabo por la prevención, e indicando la profundización de las mismas a
fin de establecer las identidades y roles de las personas involucradas. No se advierte valoración arbitraria de la
prueba para calificar la conducta de la imputada como constitutiva del delito de tenencia de estupefacientes con
fines de comercialización toda vez que la cantidad de tóxico incautada, la forma en que estaba acondicionado el
mismo, y la presencia de elementos utilizados para su fraccionamiento, permiten concluir que su destino era la
posterior comercialización. (Dres. Madueño, Cabral, Riggi).
Peralta, Norberto José F.; Allende, Gladys del Valle; Walker, Beatriz Margarita y Collado, Diana Daniela s/rec. de
casación.
Magistrados : Madueño, Cabral, Riggi.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20754.1.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 14349.
Intervenciones telefónicas. Validez de la medida.
Corresponde anular la resolución que declaró la nulidad de la intervención telefónica toda vez que ella se
dispuso como consecuencia de las tareas investigativas llevadas a cabo por personal de la División
Investigación del Tráfico Ilícito de la Dirección de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina, el que fue
puesto en conocimiento por el agregado policial de la Embajada de Italia en virtud del secuestro de más de mil
kilogramos de sustancia estupefaciente realizado en una embarcación, determinó que uno de los jefes de la
organización criminal radicada en Italia, se contactaba con un ciudadano argentino. La intervención fue
autorizada previo a determinar la veracidad de la información aportada por el agregado policial de la Embajada
de Italia. (Dres. Riggi, Catucci, Borinsky).
Kowalczuk, Adalberto Oscar y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 151.13.3.
Resolución del: 05/03/2013
Causa n° : 16044.
Intervenciones telefónicas. Validez. Requisa de automotor. Requisa personal.
146
Cámara Nacional de Casación Penal
El hecho de que se hubieren incorporado con posterioridad las constancias de las diligencias de investigación
llevadas a cabo por el personal policial, no obsta para la consideración de las conclusiones de estas tareas al
momento de ponderar la procedencia de una medida de injerencia como la intervención telefónica, pues esas
diligencias fueron practicadas con anterioridad al pedido formulado por el fiscal y de ello fue debidamente
impuesto el acusador público. Si previo a la interceptación de las comunicaciones del teléfono de uno de los
imputados el juez consideró que correspondía determinar la titularidad del abonado, y una vez constatada,
dispuso su intervención, ésta resulta una medida autónoma respecto de la intervención de la línea del otro
imputado, por lo que no corresponde considerar las intervenciones posteriormente ordenadas como
consecuencia de la primigenia dispuesta. Ante la complejidad del operativo y los horarios y lugares geográficos
en los que se llevó a cabo la interceptación del automotor, el hecho de que el personal policial requiriera en
forma verbal la orden de requisa del automotor y sus ocupantes, no constituye causal de nulidad, ni importa la
vulneración de garantías convencionales ni constitucionales de los imputados; máxime si no fue sino hasta el
momento de la detención de los encausados que el personal actuante descartó la hipótesis de que éstos
estuvieran actuando a bordo de dos automotores diferentes -uno de los cuales les resultaba desconocido-. No
corresponde convalidar la requisa personal llevada a cabo en dependencias policiales, pues el hecho de que su
realización pudiera afectar el pudor de la detenida no constituye motivo suficiente para eludir la debida
presencia de testigos en el caso, en tanto no se advierte impedimento alguno para que el personal policial
actuante convocara testigos de sexo femenino, de modo de asegurar el respeto al pudor de la imputada a la vez
de dar cumplimiento con las formas establecidas por los arts. 138, 139, 230 y cdtes. CPPN. Debe anularse el
acto y absolver a la imputada en orden al delito de tenencia simple de estupefacientes si el personal de
prevención no sólo no brindó motivo alguno para la prescindencia de testigos sino que hizo constar que durante
el acto se encontraban presentes dos testigos, circunstancia que fue rebatida por los testimonios durante el
debate. (Dres. Figueroa, Cabral y Madueño).
Piva, Juan Ignacio y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21306.1.
Resolución del: 26/06/2013
Causa n° : 15874.
Juicio abreviado. Cuestiones ventiladas en otro expediente. Vulneración al modelo del proceso acusatorio.
Garantía de imparcialidad.
Debe anularse la resolución que excedió el límite para el que estaba habilitado a expedirse, al rechazar la
propuesta de juicio abreviado con fundamento en lo resuelto en otra actuación del día anterior, y exponiendo
cuestiones de hecho y prueba sin la debida intervención de las partes que podrían derivar en una subsunción
legal que agravaría la situación de los imputados. El a quo no estaba autorizado para expedirse sobre
actuaciones ventiladas en otro expediente ni a una supuesta organización dedicada al tráfico de
estupefacientes, pues no existía un pedido concreto de la parte acusadora, todo lo cual lesiona la garantía de
imparcialidad. La disidencia propició el rechazo del recurso de casación por considerar que la decisión no
resulta arbitraria ni violatoria del art. 120 CPPN, por cuanto el tribunal actuó dentro de sus facultades, sin que se
haya afectado el principio de imparcialidad. (Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Isla, Benjamín; Amarilla, Gustavo D. s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1827.13.2.
Resolución del: 31/10/2013
Causa n° : 16278.
Juicio abreviado. Decomiso no convenido por las partes. Procedencia.
El decomiso es una consecuencia accesoria de la condena, que consiste en la pérdida en favor del Estado de
los instrumentos del delito y de los efectos provenientes del delito y por ello, no corresponde que sea
considerada una pena en los términos del art. 431 bis inc. 5 CPPN. Además el decomiso no es una facultad
discrecional del juez, sino que constituye una consecuencia legal accesoria de la pena principal impuesta en la
sentencia condenatoria que el juez se encuentra obligado a resolver, si, en el caso particular, se encuentran
acreditados los presupuestos para su imposición. Lo relevante para que se torne viable la imposición del
decomiso es que la cosa sobre la que recae haya sido utilizada por el autor como instrumento del delito. (Dres.
Borinsky, Riggi, Catucci).
Uriona Hinojosa, Eufracio s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 780.13.3.
Resolución del: 21/05/2013
Causa n° : 15946.
Juicio abreviado. Decomiso no convenido. Facultad del tribunal para disponerlo.
147
El decomiso es una consecuencia accesoria de la condena que consiste en la pérdida en favor del Estado de
los instrumentos del delito y de los efectos provenientes del delito, por lo que no corresponde que sea
considerada una pena en los términos del art. 431 bis inc. 5 del CPPN. Por otra parte el decomiso no es una
facultad discrecional del juez sino que constituye una consecuencia legal accesoria de la pena principal
impuesta por una sentencia condenatoria que el juez se encuentra obligado a resolver si, en el caso particular,
se encuentran acreditados los presupuestos para su imposición. (Dres. Borinsky, Catucci, Riggi).
Todorchuk Oleksandr s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Resolución del: 26/04/2013
Registro n° 587.13.3.
Causa n° : 16722.
Juicio abreviado. Decomiso.
Corresponde dejar sin efecto el decomiso de la suma secuestrada a la imputada pues, al no haber sido
solicitado por el fiscal, excede el límite del juicio abreviado celebrado con acuerdo de la encartada. La
disidencia sostuvo la facultad del tribunal para disponer en la sentencia el decomiso. (Dres. Slokar, Ledesma y
David en disidencia-).
Fonseca Becerra, María Eugenia s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Resolución del: 19/03/2013
Registro n° 186.13.2.
Causa n° : 14422.
Juicio abreviado. Decomiso.
El decomiso es resultado de una sentencia condenatoria que impone una pena principal. La ley dispone que la
condena importa una pérdida de manera que no hay necesidad de una disposición expresa en la sentencia. Se
trata de medidas imperativas aunque las partes no hayan acordado a su respecto, no puede ser tema de
negociación ni cabe considerar que el tribunal agravó la pena solicitada por el MPF al imponer dicha accesoria.
Toda vez que el ticket aéreo iba a ser utilizado para intentar consumar el contrabando de estupefacientes, en
ese sentido es que constituye un instrumento del delito, por ello el decomiso dispuesto es ajustado a derecho y
queda fuera de concertación por las partes. La disidencia sostuvo que antes de pronunciarse el tribunal
respecto de la procedencia o no del decomiso debe garantizar el contradictorio para que la defensa pueda
alegar lo que estime conveniente. (Dres. Madueño, Cabral -en disidencia-, Figueroa).
Bayona García, Abel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Resolución del: 10/04/2013
Registro n° 20825.1.
Causa n° : 14456.
Juicio abreviado. Decomiso. Imposición legal. Requisitos.
El decomiso es una imposición legal que excede el marco del juicio abreviado, es decir, si dan los requisitos de
procedencia, debe ser dispuesto, independientemente de la voluntad de las partes. El tribunal se encuentra
facultado y obligado a proceder al decomiso que es una pena accesoria o una consecuencia accesoria de la
condena, que consiste en la pérdida en favor del Estado de los instrumentos que se utilizaron para cometer el
delito o, de los efectos provenientes del delito. Para que proceda es condición que los bienes sean propiedad
del delincuente, y que sean empleados para cometer el delito y, tiene como presupuesto que el titular sea
condenado. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky).
Suarez Colmenarez, Wilbwer de Jesús s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1827.13.3.
Resolución del: 30/09/2013
Causa n° : 287/13.
Juicio abreviado. Discrepancia del tribunal con la calificación legal acordada por las partes.
Ante la discrepancia del tribunal con la calificación legal pactada -más allá de su acierto o error- corresponde el
rechazo del acuerdo propuesto y la remisión de la causa a otro tribunal de acuerdo al inciso 4º del art. 431 bis
CPPN. (Dres. Figueroa, Madueño, Cabral).
148
Cámara Nacional de Casación Penal
Olivera, Martín Adrián s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20819.1.
Resolución del: 11/04/2013
Causa n° : 14227.
Juicio abreviado. Recurso de casación.
Es inadmisible el recurso de casación si el a quo condenó al encausado sobre la base del procedimiento del
juicio abreviado, de lo que se desprende la inexistencia de agravio para el impugnante desde que el
pronunciamiento homologatorio del acuerdo de juicio abreviado se ajusta a los términos que el encartado
aceptó conforme a derecho. (Dres. Figueroa, Cabral y Gemignani).
Pontaquarto, Mario Luis s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22415.1.
Resolución del: 30/10/2013
Causa n° : 16577.
Juicio abreviado. Reincidencia.
La procedencia de la declaración de reincidencia no constituye materia de acuerdo de juicio abreviado entre el
MPF y los acusados. Corresponde al tribunal verificar las condiciones de aplicabilidad y pronunciarse luego en
el sentido que determina la norma, sin que ello pueda resultar modificado como consecuencia de la negociación
entre las partes. Sin embargo, como la declaración de reincidencia tiene consecuencias en aquello sobre lo cual
sí puede versar el acuerdo abreviado -es decir sobre el monto de la pena que habrá de imponerse al acusadose advierte adecuado imponer a todo acusado de la posible aplicación del instituto de la reincidencia, en
resguardo del derecho de defensa, pues hace al pleno conocimiento de todo imputado de las consecuencias de
aquello sobre lo que ha pactado. El voto concurrente sostuvo que en el marco del juicio abreviado el órgano
jurisdiccional se encuentra impedido de dictar de oficio una unificación de penas o condenas o de reincidencia y
sin previa vista a las partes, lo que no sucedió en el caso, por lo que el recurso intentado debe ser rechazado.
(Dres. Cabral -voto concurrente-, Figueroa, Madueño).
Argañaraz, Claudia Elizabeth s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20915.1.
Resolución del: 29/04/2013
Causa n° : 16474.
Juicio abreviado. Unificación de penas. Comiso. Reincidencia.
Si bien la unificación de las penas impuestas de conformidad con lo ordenado por el art. 58 CP, no es materia
que pueda considerarse legalmente abarcada por el acuerdo de juicio abreviado, ello no permite soslayar la
celebración de una audiencia para garantizar el derecho de defensa del imputado. El decomiso constituye una
consecuencia accesoria a una pena principal y de carácter retributivo, por lo que resulta ajena al acuerdo de
juicio abreviado. El mayor reproche al autor reincidente se fundamenta en el desprecio que manifiesta por la
pena privativa de libertad quien, pese haberla sufrido con anterioridad y de forma efectiva, vuelve a cometer un
delito amenazado también con esa clase de pena. Se trata de una consecuencia que deriva de la circunstancia
de que el causante ya ha sido sometido a tratamiento penitenciario y, sin embargo, vuelve a transgredir el orden
jurídico. La disidencia parcial sostuvo que la unificación de penas resuelta ha conculcado el derecho de defensa
del encartado, en tanto resulta más gravosa que la postulada por su defensa, sin que el imputado haya tenido
oportunidad de pronunciarse sobre la cuestión con antelación al dictado de la decisión impugnada. (Dres.
Hornos, Borinsky -en disidencia parcial- y Gemignani).
Matus, Marcelo Antonio s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 658.13.4.
Resolución del: 07/05/2013
Causa n° : 15498.
Juicio abreviado. Validez constitucional del art. 431 bis CPPN. Lesiones graves. Tentativa de homicidio.
Principio de congruencia. Dolo de homicidio.
La mera enunciación abstracta de que el art. 431 bis CPPN lesiona los principios de legalidad y defensa en
juicio no resulta idónea para considerar suficientemente fundada su repugnancia manifiesta e indudable con la
149
CN, máxime si no ha sido omitida la intervención que corresponde a la víctima quien no invocó el perjuicio
específico que la abreviación del proceso le irrogó a sus intereses, es decir: las razones por las que consideró
arbitrario o infundado el acuerdo, o la concreta lesión al derecho de defensa que la no realización del juicio oral
le provocó. Si la conducta reprochada -rociar a la damnificada con alcohol y prenderle fuego- admite la
aplicación de la tentativa de homicidio, sin producir con ello una modificación de la plataforma fáctica, tal
calificación legal no puede ser caracterizada como sorpresiva ni violatoria del principio de congruencia o de la
defensa en juicio, sin que la conducta posterior de la imputada pueda interpretarse como un indicio unívoco de
la ausencia de dolo de homicidio. El voto concurrente agregó que en casos como el de autos cuya magnitud y
gravedad son tales, torna prudente establecer un mayor conocimiento de los hechos ocurridos con todas las
posibilidades que otorga el debate. La disidencia parcial consideró que la condena dictada por el delito de
lesiones graves fue vastamente fundada al momento de concluir que de las pruebas no surge, con la certeza
que exige un pronunciamiento condenatorio, la intención de la imputada de quitarle la vida a la víctima. (Dres.
Hornos -en disidencia parcial-, Borinsky y Gemignani -voto concurrente-).
Turletto, Marina Soledad s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 735.13.4.
Resolución del: 17/05/2013
Causa n° : 15361.
Lesa humanidad. Sentencia. Ejecutabilidad. Firmeza. Distinción. Aplicación del fallo "Olariaga" de la CSJN.
Si bien no podría afirmarse válidamente que una sentencia esté firme en tanto subsista la posibilidad de que la
Corte haga lugar a la queja, ello no conmueve la ejecutabilidad de la sentencia, la que se produce a partir del
momento en que el recurso extraordinario es rechazado por esta Cámara Federal de Casación Penal. Respecto
del planteo subsidiario de la defensa en cuanto a la modalidad de encierro corresponde su remisión a la
instancia anterior para su sustanciación. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos).
Hermann, Elida Reneé s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1946.13.4.
Resolución del: 10/10/2013
Causa n° : 1259/13.
Lesiones culposas. Sentencia. Motivación. Absolución del imputado.
Corresponde absolver al imputado si el a quo no explica ni fundamenta al deber de cuidado inobservado, y no
se puede afirmar con el grado de certeza apodíctica requerido para un pronunciamiento condenatorio que el
conductor del transporte automotor de pasajeros -que circulaba por una arteria de fluido tránsito vehicularhubiera tenido la posibilidad de ceder el paso a la camioneta que -en exceso de la velocidad permitidapretendió incorporarse en un cruce en donde no existen semáforos, máxime cuando del informe pericial resulta
que el colisionado fue el colectivo conducido por el imputado. (Dres. Slokar, Ledesma y David).
González, Miguel Ángel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 461.13.2.
Resolución del: 02/05/2013
Causa n° : 14893.
Lesiones leves. Principio de congruencia. Sentencia. Motivación.
No se advierte que se haya vulnerado el principio de congruencia toda vez que en la oportunidad de requerirse
la elevación a juicio, el fiscal imputó un hecho, cuya base fáctica se mantuvo incólume desde el principio de la
investigación, asegurando de esta manera el derecho de defensa en juicio con independencia de la calificación
legal que se les pueda asignar. Así, la conducta aquí imputada fue la de arrojar un recipiente con agua caliente
sobre el cuerpo de la víctima, hecho que el acusado tomó conocimiento desde el inicio de la causa y que fue
caratulada por el fiscal y por el tribunal oral en su sentencia como lesiones leves. La fundamentación de la
sentencia encuentra su sustento en los dichos de la damnificada y de los agentes policiales intervinientes;
declaraciones testimoniales; prueba documental y pericial; informes médicos y del hospital Durand. (Dres. Riggi,
Catucci, Borinsky).
Escalhao, Claudio Javier s/recurso de casación.
Magistrados : Riggi, Catucci, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 44.13.3.
Resolución del: 08/02/2013
Causa n° : 16314.
150
Cámara Nacional de Casación Penal
Ley 23.737. Sobreseimiento. Recurso fiscal. Desistimiento del fiscal de cámara. Control de legalidad del
dictamen. Falta de fundamentación. Nulidad del dictamen. Apartamiento del fiscal.
Los dictámenes fiscales deberán ser motivados, exigencia que comporta tanto una garantía en beneficio de los
eventuales imputados y acusados, como también para el Estado en cuanto asegura la recta administración de
justicia. La exigencia de motivar responde al propósito de que la sociedad pueda controlar así la conducta de
quienes administran justicia en su nombre. El confronte de la observancia de esos preceptos en el dictamen
fiscal, resulta negativo en tanto se aprecia que el fiscal olvidó el agravio por el cual se impugnara el
sobreseimiento del imputado e irrumpió con otro ni siquiera mencionado en las instancias anteriores y a cuyo
respecto se carecía de la actuación previa. Corresponde entonces declarar la nulidad de esa opinión. El
principio acusatorio dispone disociar las funciones requirente y decisoria, que apareja la necesidad del acto de
instancia por parte de otro órgano totalmente distinto al juez, pero en modo alguno implica concentrar esas
atribuciones en otro funcionario, quedando la suerte del proceso sujeta a la discreción del acusador. El control
de legalidad de los actos del Ministerio Público Fiscal no resulta incompatible con su independencia, ambos son
valores que deben conjugarse para no vulnerar la esencia del sistema republicano de gobierno. La disidencia
sostuvo que correspondía tener por desistida la impugnación articulada por la Fiscalía puesto que la parte
explicó los motivos que lo impulsaron a desistir del recurso deducido por su inferior jerárquico, justificando su
petición, el que más allá de su acierto o error, remite a la valoración de las circunstancias por las cuales se
habría llevado a cabo el procedimiento que originó esta investigación y que alcanza a cubrir la exigencia legal
de fundamentación exigida por el rito. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky -en disidencia-).
Arce, Luis Rodrigo s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2561.13.3.
Resolución del: 23/12/2013
Causa n° : 1289/13.
Ley 25.871 art. 64. Expulsión de extranjero condenado. Constitucionalidad.
La norma declarada inconstitucional por el a quo no se vislumbra violatoria de algún derecho o principio
fundamental positivizado y garantizado por la CN y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, en
concreto el derecho a la igualdad -art. 16 CN- y el principio de división de poderes -art. 1 ib ídem-. La ley de
marras resuelve en base a criterios estratégicos de política criminal y migratoria propios de la esfera de reserva
del ámbito legislativo, un supuesto concreto y determinado. Es el Poder Legislativo Nacional el que, en uso de
la facultad que le confiere el art. 75 inc. 12 CN, ha fijado una causa de extinción de la pena privativa de libertad
y no una conmutación encubierta, que se da por cumplida cuando la expulsión se ejecuta.. En este sentido, el
Poder Ejecutivo -Dirección Nacional de Migraciones- aplicará la norma en examen cuando se le presente el
caso que el legislador contempló al sancionarla. (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani).
Rotela, Jorge o Rotella, Jorge s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2135.13.4.
Resolución del: 04/11/2013
Causa n° : 1400/13.
Ley 26.746. Regularización impositiva. Suspensión de la acción penal.
La regularización impositiva se promueve de modo facultativo por el contribuyente por "acogimiento". Para los
casos como el de autos, en que la deuda a regularizar se encuentra en curso de discusión administrativa,
contenciosoadministrativa o judicial, la ley exige que el demandado se allane incondicionalmente, desista y
renuncie a toda acción y derecho, incluso el de repetición, asumiendo el pago de las costas y gastos
causídicos, lo que no ha ocurrido, por lo que corresponde rechazar el recurso intentado. (Dres. Madueño,
Cabral, Figueroa).
Herrero, Jorge Raimundo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21004.1.
Resolución del: 08/05/2013
Causa n° : 15129.
Ley de marcas. Bien jurídicamente tutelado.
El bien jurídicamente tutelado por la ley marcaria no resulta ser exclusivamente la protección del público
consumidor, garantizándole la calidad de origen o la legitimidad de los actos que integran la cadena de
comercialización de los productos que le son exhibidos para su adquisición. La ley marcaria tiende a proteger el
uso que, sin autorización del titular registral, se haga de la marca. (Dres. Borinsky, Riggi, Catucci).
151
Giri, Oscar César s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 439.13.3.
Resolución del: 04/04/2013
Causa n° : 16332.
Ley penal tributaria. Evasión de impuestos. Ley penal más benigna. Principio pro homine. Principio de
legalidad. Doctrina CS "Palero". Interpretación de la ley.
Corresponde rechazar los agravios del Ministerio Público Fiscal -con invocación de la Res. PGN 5/12- contra el
sobreseimiento del imputado por aplicación de la ley penal más benigna -reforma mediante la ley 26.735-, pues
el recurrente añadió un requisito de procedencia al principio de retroactividad de la ley penal más benigna cambio en la valoración social del hecho- que no se encuentra previsto convencional ni legalmente, y tal
extremo no puede ser admitido en tanto constituye una interpretación in malam parte sin sustento normativo, ni
demostró cuál sería la diferencia sustancial entre un "cambio de valoración" y una "actualización monetaria"
cuando también sería viable sostener que la sanción que prevé la nueva ley con un monto mínimo mayor
expresa, en definitiva, una valoración social distinta de la conducta. Las normas convencionales y legales
consagran el principio de retroactividad de la ley penal más benigna sin la indicación de ningún
condicionamiento como el invocado por el recurrente, entonces, frente a esta situación, sólo cabe aplicar el
principio pro homine, según el cual debe acudirse siempre a la norma más amplia o a la interpretación más
extensiva cuando se trate de reconocer derechos protegidos. El principio de retroactividad de la ley penal más
benigna -como derivado del principio de legalidad- sólo puede ser interpretado en un único sentido, como freno
al poder estatal. Debe rechazarse la alegación de que el cambio legal obedeció a un intento por corregir los
efectos de la depreciación monetaria, si el recurrente no explica ni justifica de qué manera arriba a tal
conclusión desde el punto de vista económico y cómo la supuesta evolución monetaria impactó en el monto
finalmente elegido. La doctrina CS "Palero" es plenamente aplicable ya que en ambos casos se produjo un
aumento en la condición objetiva de punibilidad, sin que las manifestaciones del fiscal en cuanto a los
pretendidos alcances o fines de la modificación puedan ser atendidos. No puede negarse en abstracto la
aplicación concreta de la cláusula específica que expresamente beneficia al imputado bajo el argumento de que
otra norma, cuya aplicación no se demostró en la situación particular, hipotéticamente resultaría más perjudicial.
(Dres. Ledesma, Slokar y Figueroa).
Moschioni, Mario y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 30.13.2.
Resolución del: 15/02/2013
Causa n° : 15659.
Ley penal tributaria. Evasión simple y apropiación indebida de tributos. Arts. 1 y 6 de la ley 24.769. Tipo penal
objetivo. Ley 26.735. Ley penal más benigna.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto por el Fiscal toda vez que ha resultado correcto el
fundamento otorgado a la resolución que sobreseyó a los imputados, pues las sumas presuntamente evadidas
no alcanzan los montos que, como elemento del tipo penal objetivo, contemplan ahora las figuras típicas de
evasión simple y de apropiación indebida de tributos contenidas en los arts. 1 y 6 de la ley 24.769, en razón de
la reforma operada por la ley 26.735. La disidencia parcial expresó que ciertos supuestos de la evasión simple y
de la apropiación indebida de tributos constituían delito continuado, por lo que consideró que el valor en dinero
que ha de tomarse en consideración para determinar si los sucesos resultaban punibles era la sumatoria de los
montos consecutivos reclamados por el fisco, los que superaban el monto establecido por la nueva normativa
aplicable. (Dr. Hornos, Dr. Gemignani -en disidencia parcial- y Dr. Borinsky).
Emmert, Hipólito Mario; Emmert Cristian Mario y Bolati, Enrique Enzo s/rec. de casación.
Magistrados :Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 283.13.4.
Resolución del: 15/03/2013
Causa n° : 15897.
Ley penal tributaria. Evasión simple. Tipo penal objetivo. Desplazamiento de la figura de evasión agravada del
art. 2 de la ley 24.769. Ley 26.735. Ley penal más benigna.
Resulta correcta la decisión del a quo en cuanto consideró que resultan atípicas las atribuidas evasiones del
Impuesto al Valor Agregado por cuanto ninguno de los montos excede la suma de $400.000 por cada tributo y
por cada ejercicio anual establecida en el art. 1 de la ley 24.769, en virtud de la aplicación retroactiva de la ley
26.735. No se ajusta a derecho la decisión de sobreseer el imputado respecto a la evasión del Impuesto a las
Ganancias, considerada en el procesamiento como evasión agravada -art. 2 inc. "a" de la ley 24.769-, pues en
el caso el monto evadido excede la suma de $400.000 establecida en el art. 1º para ser considerada evasión
simple. La disidencia parcial expresó que el valor de dinero que ha de tomarse en consideración para
determinar si los sucesos ventilados resultan punibles o no a la letra de la nueva redacción del art. 1º de la ley
152
Cámara Nacional de Casación Penal
24.169 -texto según ley 26.735-, es la sumatoria de los montos consecutivos reclamados por el Fisco en razón
de cada categoría de tributo o clase de delito. (Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani -en disidencia parcial-).
Laphitz, Carlos Leonardo y Cabrera, Edgar Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 324.13.4.
Resolución del: 21/03/2013
Causa n° : 16128.
Ley penal tributaria. Evasión tributaria. Arts. 1 y 2 ley 24.769. Sobreseimiento prematuro. Art. 336 del CPPN.
En materia penal tributaria, el hecho imponible antecede al hecho punible situación que conlleva a efectuar un
doble juicio de legalidad. En la presente investigación no se han llevado a cabo medidas conducentes a verificar
la existencia y cuantía del hecho imponible y por ende no es posible descartar la hipótesis delictiva denunciada.
La clausura anticipada del proceso no ha despejado las dudas inherentes al caso en estudio, ni se ha agotado
la producción de la prueba necesaria. Por ello, el sobreseimiento impugnado posee una fundamentación
aparente pues no se ha arribado al estado de certeza negativo que requiere el art. 336 del CPPN. (Dres.
Borinsky, Catucci y Riggi).
Peluso, Luis A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1553.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 16890.
Ley penal tributaria. Extinción de la acción penal por pago. Deudas por aportes previsionales. Cancelación
parcial. Ley penal más benigna. Delito continuado.
Corresponde confirmar el sobreseimiento toda vez que las deudas por las retenciones no ingresadas, a la luz
de la nueva normativa aplicable, esto es la ley 26.735, no superan el monto previsto para que pueda
configurarse el delito de apropiación indebida de los recursos de la seguridad social. No es posible determinar si
el caso encuadra o no, en la causal de suspensión de la acción penal prevista en el primer párrafo del art. 3 de
le ley 26.476 al no haberse arbitrado las medidas conducentes para verificar la concurrencia de la totalidad de
los requisitos previstos por el citado régimen. La disidencia sostuvo que la práctica enrostrada al imputado, no
obstante comportar varias acciones, constituye un solo delito, en el sentido de que éstas se exhiben
dependientes unas de otras, es decir, se trata de lo que en doctrina se ha denominado "delito continuado" y, de
tal modo, el sobreseimiento dispuesto con invocación de la causal de extinción de la acción penal por pago se
presenta extraño a todos y cada uno de los períodos fiscales involucrados. (Dres. Borinsky, Gemignani -en
disidencia parcial-, Hornos).
López Vallejos, Héctor José s/rec. de casación.
Magistrados :Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 89.13.4.
Resolución del: 14/02/2013
Causa n° : 15285.
Ley penal tributaria. Modificación del umbral de punibilidad. Ley penal más benigna. Aplicación retroactiva.
En virtud de la reforma introducida por la ley 26.735 los montos supuestamente evadidos quedan exentos de
reproche penal, resultando por ende, atípica la conducta atribuida a los imputados. La disidencia sostuvo que
sólo corresponde aplicar retroactivamente la ley cuando se produzca una modificación en la valoración jurídica
del hecho que le resulte más favorable al imputado y no cuando obedezca a cambios producidos por cuestiones
de política criminal. En conclusión si los hechos al momento en que se cometieron tenían entidad y luego por la
desvalorización monetaria la perdieron, el reproche permanece inalterable. (Dres. Riggi -en disidencia-,
Borinsky, Catucci).
Strumia, Diego Osvaldo y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 431.13.3.
Resolución del: 03/04/2013
Causa n° : 16373.
Ley penal tributaria. Reforma aumento de montos mínimos. Principio de retroactividad de la ley penal más
benigna.
153
En virtud de la reforma introducida por la ley 26.735 la conducta reprochada a los imputados resulta atípica, por
aplicación del principio constitucional de la retroactividad de la ley más benigna, conforme el criterio sentado por
la CSJN. La disidencia sostuvo que la modificación operada en los montos dinerarios de los artículos de la ley
penal tributaria no comporta una ley penal más benigna en los términos del art. 2 del CP. (Dres. Catucci,
Borinsky, Riggi -en disidencia-).
Pérez Mateo, Elena s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 434.13.3.
Resolución del: 03/03/2013
Causa n° : 16022.
Ley penal tributaria. Sobreseimiento. Períodos fiscales pagos. Concurso real.
La circunstancia de que resten concretar el pago de ciertos períodos fiscales, no es óbice para que proceda la
desvinculación del imputado en orden a aquellos respecto de los cuales se ha satisfecho la pretensión fiscal,
toda vez que en el delito de evasión tributaria, que se perfecciona por períodos o ejercicios y por impuesto, la
repetición da lugar a un concurso real y no a un delito continuados. La disidencia expresó que en relación a los
períodos fiscales e impuestos por los que fue dictado el sobreseimiento de los imputados considero que
corresponde aplicar la construcción dogmática del delito continuado a los delitos previstos en la ley 24.769 -Ley
Penal Tributaria, texto según ley 26.735-. (Dres. Figueroa, Cabral y Gemignani -en disidencia-).
Simone, Mario y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21417.1.
Resolución del: 12/07/2013
Causa n° : 129/2013.
Ley penal tributaria. Suspensión del juicio a prueba. Improcedencia.
Las conductas reprimidas en el régimen penal tributario resultan incompatibles con la aplicación del sistema
contemplado en el art. 76 bis y siguiente CP. Cuando el art. 10 de la ley 24.316 dispone sobre la inalterabilidad
de los regímenes dispuestos en las leyes 23.711 y 23.737 asegura el prevalecimiento de la norma especial, en
este caso el art. 14 de la ley penal tributaria, respecto del precepto general del art. 76 bis CP, en un todo de
acuerdo con las prescripciones del art. 4 del código de fondo. La disidencia sostuvo que ante la ausencia de
impedimento legal que obste a la aplicación del instituto y no existiendo incompatibilidad respecto del régimen
especial de extinción de la acción penal establecido en la anterior ley penal tributaria, la suspensión del juicio a
prueba resulta procedente para el delito endilgado en función de la fecha de comisión de los hechos y la ley
aplicable. (Dres. Borinsky -en disidencia-, Riggi, Catucci).
Rodríguez, Rubén Alejandro s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 597.13.3.
Resolución del: 29/04/2013
Causa n° : 16363.
Libertad condicional. Consentimiento fiscal. Rechazo. Improcedencia
En mérito a las conclusiones positivas del estudio del servicio criminológico y del consejo correccional, a la
conformidad dada por el fiscal y a que la juez a quo no funda adecuadamente la excepción prevista en el art. 54
de la ley 24.660, corresponde anular la decisión impugnada. El voto concurrente agregó que la doctrina sentada
por la CSJN a partir del fallo "Tarifeño" establece que el pedido liberatorio del fiscal impide al órgano
jurisdiccional el pronunciamiento en sentido contrario, en orden a que la falta de acusación en materia criminal
viola la garantía consagrada por el art. 18 CN, que exige la observancia de las formas sustanciales del juicio
relativas a la acusación, defensa, prueba y sentencia dictadas por los jueces naturales. (Dres. Ledesma -voto
concurrente-, Slokar, David).
Pachu, Diego Miguel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2398.13.2.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 1579/13.
154
Cámara Nacional de Casación Penal
Libertad condicional. Revocación. Comisión de un nuevo delito. Pena. Agravantes. Ne bis in idem.
Reincidencia.
La libertad condicional podrá ser revocada cuando la nueva sentencia condenatoria -que acredita la comisión
del hecho ilícito- sea dictada dentro del vencimiento de la primera condena. El CP establece claramente un
plazo perentorio para revocar la libertad condicional, el cual se circunscribe al vencimiento de la pena. Sólo se
puede interrumpir aquel plazo si existe una sentencia condenatoria. Corresponde hacer lugar al recurso de
casación contra la sentencia que revocó la libertad condicional, quedando sin efecto la unificación de penas,
pues no existe un interés actual por parte del imputado en que se unifique la primera pena, que a la fecha de la
resolución, se encontraba extinguida, y no resulta factible revocar la libertad condicional. La ponderación de los
antecedentes condenatorios que registran los imputados como circunstancias agravantes de la sanción, implica
una afectación directa del principio ne bis in idem. Al no constatarse en el caso el cumplimiento de las dos
terceras partes de las condenas previas, corresponde dejar sin efecto las declaraciones de reincidencia. La
disidencia sostuvo que la primera parte del art 58 CP regula un sistema de pena total para los casos en que una
persona que se encuentre cumpliendo pena impuesta por sentencia firme cometa un nuevo hecho durante la
vigencia de aquella, sin que resulte relevante la circunstancia de si el segundo pronunciamiento condenatorio
recae o no antes de que opere el vencimiento de la primer sanción y, asimismo, que la reincidencia es una
situación jurídica del reo y su existencia depende únicamente de la comprobación objetiva de dos
circunstancias: el cumplimiento efectivo de al menos una parte de una condena anterior y que el nuevo delito punible con pena privativa de la libertad- se cometa antes de transcurrido el término indicado en el último
párrafo art. 50 CP. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Sanabria, Crispín; Vera, Claudio; Silva, José s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1543.13.2.
Resolución del: 07/10/2013
Causa n° : 16211.
Litispendencia. Non bis in idem. Sentencia. Motivación. Delitos de lesa humanidad.
El cierre de la investigación por la causal de litispendencia impone por su propia jerarquía constitucional la cabal
demostración de esa excepción y frente a ello la toma de decisión correcta hacia la jurisdicción que esté más
avanzada en esa pesquisa. Corresponde anular la resolución que dispuso el archivo de las actuaciones -en las
que se denunció la responsabilidad penal por delitos sindicados como de lesa humanidad de ex altos
funcionarios, miembros del gobierno de la República Popular China, con vínculos político-económicos con el
gobierno nacional- con fundamento en la existencia de una litispendencia -entre los hechos investigados en
este fuero y los actuados ante el Reino de España- que impediría continuar con la sustanciación de la causa.
Para hacer valer o despreciar la excepción de litispendencia y definir la competencia para investigar los hechos
denunciados, resulta esencial la verificación previa de su existencia, omisión que se advierte como defecto en el
pronunciamiento recurrido y determina su invalidez, pues la mera invocación de una garantía -non bis in idemno es suficiente para decidir una investigación, ni menos para paralizarla. La disidencia sostuvo que el proceso
no puede ser legalmente promovido sin impulso fiscal, o sumario de prevención o información policial (art. 195
del CPPN), y tales presupuestos no se verifican en el sub lite. (Dres. Catucci, Riggi, Borinsky -en disidencia-).
Luo, Gan; Jiang, Zemin s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 496.13.3.
Resolución del: 17/04/2013
Causa n° : 13774.
Malversación culposa de caudales públicos. Violación del deber de cuidado. Beneficio de la duda. Hecho
funcionarial.
Está debidamente fundada la condena por el delito de malversación de caudales públicos si el imputado encargado de llevar un dinero de la dependencia a la caja fuerte habilitada a tal efecto, lo llevó a su casa y fue
asaltado en el camino- pues resulta dirimente que el deber del agente era el de poner el dinero bajo la custodia
o a disposición de su superior, más allá de la habitualidad en la que pretendió excusar su proceder, ya que su
responsabilidad última no era la de custodiar los bienes, por lo que no podía justificarse en la supuesta
inoperancia de la caja fuerte. La falta de precisión en la imputación configura un estado de duda insuperable
que obliga a absolver al coimputado, en tanto no puede achacársele una omisión de dar determinadas órdenes
o la falta de custodia del móvil que trasladó al empleado si declaró que no estaba al tanto de la comisión y esto
no fue desmentido. La disidencia parcial consideró que la calidad de funcionario público del autor no cualifica
especialmente un hecho que hubiere podido ser cometido por un particular, transformándolo en una especie de
los denominados "delicta propia", sino que directamente el hecho merece ser considerado -y valorado para su
imputación- como hecho funcionarial, un hecho de infracción a la institución funcionarial. (Dres. Cabral,
Figueroa y Gemignani -en disidencia parcial-).
Tissoni, Roberto J. y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
155
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22816.1.
Resolución del: 13/12/2013
Causa n° : 15812.
Malversación de caudales públicos. Configuración.
Está debidamente encuadrada en la figura específica del art. 261 CP la conducta del imputado en su carácter
de Jefe de Área de la sucursal Tribunales del Banco Nación, si el dinero desviado debía haberse asignado a
una cuenta específica en las arcas del propio banco nacional como un activo, sin embargo a consecuencia del
desvío ideado por el enjuiciado con otros, nunca llegó al destino prefijado. La nota particular que en definitiva
permite subsumir una conducta en el tipo que se analiza es la facultad legal de disposición -aunque sea
temporal- que un sujeto tiene con respecto a un dinero público, que esa facultad sea consecuencia del cargo y
la función específica que desempeña en un ámbito determinado al que también pertenece el dinero, y que se
produzca un desvío del caudal dispuesto en perjuicio de la administración pública. (Dres. Catucci, Riggi y
Borinsky).
Funes, Fabián s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2192.13.3.
Resolución del: 13/11/2013
Causa n° : 417/13.
Menores de edad. Juicio penal. Suspensión de la audiencia hasta la mayoría de edad. Improcedencia.
Declaración de responsabilidad. Necesidad de imposición de pena. Oportunidad.
La ley desdobla el momento decisivo, pues el tribunal, en caso de hallar al menor de edad responsable, primero
debe declarar su responsabilidad y someterlo a una medida de seguridad, y sólo después, en un segundo
momento, puede imponerle una pena, siempre que haya cumplido los 18 años de edad y haya sido sometido a
una medida de seguridad no inferior a un año, que puede prorrogarse hasta la mayoría de edad. De este modo,
el tribunal de menores en forma previa a decidir acerca de la aplicación de la pena reducida en la forma prevista
para la tentativa o, en su caso, absolver, debe por expresa previsión legal cumplimentar los requisitos antes
mencionados, con la sola excepción de lo establecido en el último párrafo in fine del art. 4 de la ley penal de
menores. Es decir, que la resolución atacada recién se completa y se convierte en sentencia condenatoria -en
su caso- cuando el tribunal de menores decida acerca de la pena y es en ese entonces que el imputado
adquirirá la calidad de condenado, más allá de las vías recursivas que podrá deducir contra dicha decisión.
(Dres. Gemignani, Hornos, Borinsky).
D., M. A. s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1472.13.4.
Resolución del: 15/08/2013
Causa n° : 16011.
Menores. Condena. Garantía contra la autoincriminación. Principio de reserva.
Toda vez que el imputado reconoció la veracidad de lo narrado por la víctima respecto de las circunstancias en
se produjo el robo de la motocicleta; circunstancia que además ocurrió estando el incurso en goce de su
libertad, en presencia de parte de su familia, en su propio domicilio y sin que existan indicios físicos de
coacción, sus garantías constitucionales se han mantenido incólumes. Lleva lo propio también, el
reconocimiento efectuado en su declaración indagatoria en relación al disparo voluntario que efectuó a corta
distancia y en dirección al cuerpo de la víctima, coincidente a lo descripto en las declaraciones testimoniales. En
virtud del principio de reserva no se puede prohibir a la víctima de un delito que utilice los medios razonables y
legales para lograr su esclarecimiento, y que, cumpliendo esa finalidad tengan contacto verbal con las
personas, de las que sospechan que, las tendrían en su poder o sus familiares. (Dres. Cabral, Figueroa,
Gemignani).
Aguilera, Leonardo Jesús s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22953.1.
Resolución del: 30/12/2013
Causa n° : 15880.
Menores. Imposición de pena. Alcances art. 4 ley 22.278. Resultado del tratamiento tutelar.
La concesión del beneficio absolutorio plasmado en el art. 4º ley 22.278 no es obligatoria, sino que resulta ser
una facultad propia de los jueces sujeta a las comprobables circunstancias de la causa al momento de dictar
sentencia, debiendo ponderar, entre otras cosas, el resultado del tratamiento tutelar. Corresponde la imposición
156
Cámara Nacional de Casación Penal
de pena, si del expediente tutelar surge que no se evidenció una modificación en cuanto al compromiso del
joven con el espacio terapéutico, teniendo una actitud de cierre y retracción en cuanto a abordar temáticas que
pusieran en juego sus conflictos intrapsíquicos, limitándose solo a dar cuenta de su quehacer cotidiano y sin
asumir su responsabilidad objetiva, ya que sólo se ha limitado a finalizar sus estudios, no implicando ello un
esfuerzo para nada extraordinario esperable respecto de quien ha privado a otro ser humano de la vida,
teniendo en cuenta, además, la capacidad intelectual y económica con las que cuenta el menor; y teniendo en
cuenta que el encausado sólo se ha preocupado por su bienestar, no demostrando arrepentimiento por el hecho
durante el lapso que duró su tratamiento tutelar, toda vez que no se registró en ningún informe dicha
circunstancia donde sí ha quedado evidenciado la ausencia del respeto por la vida ajena. (Dres. Gemignani,
Borinsky y Hornos).
P., S. M. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1639.13.4.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 12439.
Menores. Imposición de pena. Fundamentación. Arbitrariedad. Rechazo
El principio general de política criminal que caracteriza al derecho penal como la última ratio del ordenamiento
jurídico, extrema su vigor, cuando de menores infractores se trata. El tribunal fundamentó la necesidad de la
imposición de una sanción penal al joven a partir de la modalidad de los hechos por los cuales fuera
demostrada su culpabilidad, como así también el resultado del tratamiento tutelar dispensado, como así
también la gravedad de uno de los hechos cometidos. En contra de lo sostenido por las defensas, en la
instancia se valoró en forma conjunta las pautas previstas en el art. 4 de la ley 22.278, para fundamentar la
necesidad de imposición de pena. En tal sentido, se tuvo en cuenta el fin educativo y resocializador en función
del interés superior del niño. En definitiva, la sentencia puesta en crisis no desconoció los principios
constitucionales que rigen la materia, tal como afirman los impugnantes, pues la necesidad de pena ha sido
fundamentada en consonancia con la necesidad de que se fortalezca el respeto del niño por los derechos
humanos y las libertades fundamentales de terceros y en la importancia de promover la reintegración del niño y
de que éste asuma una función constructiva en la sociedad. (Dres. Borinsky, Hornos, Gemignani).
P., L. N. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1208.13.4.
Resolución del: 05/07/2013
Causa n° : 16115.
Menores. Imposición de pena. Sentencia arbitraria.
Corresponde anular la resolución recurrida y absolver al imputado si los jueces no justificaron la necesidad de
aplicar una pena a su respecto y, por el contrario, su situación particular ameritaba la aplicación de la solución
absolutoria prevista en el art. 4º ley 22.278, pues las conclusiones negativas del tribunal respecto de los efectos
del tratamiento tutelar son arbitrarias, ya que contradicen los elementos disponibles en la causa para valorar la
situación del encausado y, asimismo, las consideraciones -conjeturales- de los jueces en torno a la "actitud" del
encartado frente al trabajo y al consumo de estupefacientes se refieren a aspectos subjetivos que, por expresa
disposición del art. 19 CN, integran un ámbito privado en el cual el Estado no puede inmiscuirse. La disidencia
consideró que el a quo analizó acabadamente la situación familiar y social del niño, las distintas oportunidades
en que intervino el sistema de justicia y las respuestas negativas a esas intervenciones en cada caso y descartó
de modo fundado la posibilidad de absolución. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Vaz Almeida, Facundo Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2045.13.2.
Resolución del: 19/11/2013
Causa n° : 16636.
Menores. Medidas de seguridad. Internación en instituto de seguridad.
Cuenta con suficiente fundamentación la resolución que dispuso mantener la medida de internación del menor
si, habiéndose acreditado su responsabilidad en el evento -abuso sexual con acceso carnal agravado en
concurso material con robo simple- han sido valorados y tenidos en cuenta los informes de los profesionales
que lo han evaluado y en base a ello se ha decidido continuar con la medida tutelar de internación debido a su
grave situación de vulnerabilidad y, según surge de la causa, se ha constatado la carencia de contención
familiar, la falta de registro de situaciones de riesgo generadas para sí y para terceros, su adicción a las drogas
y las serias afecciones psicológicas que presenta. El voto concurrente agregó que lo resuelto se adecua al
precedente CS "García Méndez". La disidencia sostuvo que debe atenderse al interés superior del niño como
pauta socio-política de carácter general desde la que se acceda a las circunstancias particulares del caso y, en
ese sentido, postuló hacer lugar a la alternativa introducida por el defensor y disponer el traslado del menor a la
157
residencia educativa "Ricardo Gutiérrez", donde consieró que se le realizarían un conjunto de tratamientos más
apropiados. (Dres. Gemignani, Hornos -en disidencia- y Borinsky -voto concurrente-).
G., M. D. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1810.13.4.
Resolución del: 25/09/2013
Causa n° : 667/13.
Menores. Necesidad de aplicación de pena. Parámetros. Fundamentación. Robo agravado por haber sido
cometido en banda. Requisitos de la agravante.
La obligatoria carga de fundamentación que se exige a las decisiones jurisdiccionales, protectora del derecho al
debido proceso legal, no consiente aquéllas que no deriven razonadamente del derecho vigente, conciliado con
las circunstancias del proceso, asegurando la posibilidad de su legítimo contralor por un tribunal superior,
asumiendo particulares y delicados ribetes en materia de minoridad, por cuanto se encuentra en juego, no ya la
medida del castigo, sino la necesidad de su misma imposición. La facultad del juez de ponderar la necesidad de
la pena al momento de sentenciar a quien cometió un delito cuando era menor de 18 años, se relaciona con el
mandato de asegurar que esas penas atiendan a fines de resocialización. La CSJN estableció una serie de
pautas rectoras que deben guiar al juez de menores en la valoración de los distintos parámetros reveladores de
la necesidad de pena tales como la concreta situación emocional al cometer el hecho, sus posibilidades reales
de dominar el curso de los acontecimientos, o bien, la posibilidad de haber actuado impulsivamente o a
instancias de sus compañeros, o cualquier otro elemento que pudiera afectar la culpabilidad, las particulares
circunstancias de su entorno social, la consolidación y grado de contención brindado por su núcleo familiar, el
nivel educacional alcanzado -y sus avances-, la clase de patologías o dependencias que padeciere y
principalmente, la utilidad que podrá revestir la pena impuesta en aras de los fines resocializadores previstos.
Habiéndose acreditado que en los hechos han participado, al menos tres personas, con lo que se tiene por
probado los elementos de número de personas, organización y división de tareas propias del concepto de
banda, en los términos de la agravante del robo. La disidencia parcial sostuvo que asociación ilícita y banda, tal
como surge de su redacción, son sinónimos para el codificador, este es el valor que ha querido asignarle y que
la mera reunión de personas para cometer un delito determinado sin la cohesión y predeterminación de un
quehacer futuro y común de un número indeterminado de ilícitos carece de los elementos constitutivos de la
banda. (Dres. Madueño -en disidencia parcial-, Cabral, Figueroa).
T., N. L. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 20817.1.
Resolución del: 10/04/2013
Causa n° : 13301.
Menores. Pena. Alcances art. 4 ley 22.278. Prescripción de la acción penal. Plazo razonable.
La reducción de pena que autoriza el régimen penal de la menoridad exige un juicio previo para determinar la
necesidad de aplicar pena y, consecuentemente, establecer su monto (art. 4 de la ley 22.278), en tales
condiciones, no corresponde analizar la posible extinción de la acción penal computando anticipadamente la
reducción de la pena que autoriza dicha norma. No cabe admitir la alegada violación de la garantía del plazo
razonable, si las defensas no lograron demostrar que el tiempo insumido en el proceso, responda a la ausencia
de diligencia en el trámite de la causa. El voto concurrente agregó que tanto la absolución, como la tentativa a
la que se puede reducir la pena de un responsable menor por la comisión de un delito está sujeta a dos
condiciones, que los codefensores, pasaron por alto, se trata del resultado del tratamiento tutelar y la impresión
directa recogida por el juez, como pautas de necesidad para decidir esa reducción punitiva y ese régimen
claramente se circunscribe a la pena del delito, no al instituto de la extinción de la acción penal. (Dres. Borinsky,
Catucci -voto concurrente- y Riggi).
E. S., A. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2210.13.3.
Resolución del: 13/11/2013
Causa n° : 16207.
Menores. Prisión preventiva. Omisión de escuchar a la defensa.
No se encuentra precedida por un contradictorio en el que las partes pudieran exponer sus posiciones y
fundamentos y corresponde anular la resolución que dispuso convertir la disposición tutelar en prisión
preventiva, habiéndose privado a la defensa de emitir opinión sobre las cuestiones que fueron objeto de mérito
en la decisión aludida -riesgo de fuga-, pues ello evidencia una limitación de la discusión, al haberse escuchado
solamente la pretensión del acusador público, desatendiendo los intereses del encausado. La disidencia
propició el rechazo del recurso de casación. (Dres. Slokar, Ledesma y David -en disidencia-).
158
Cámara Nacional de Casación Penal
Olguin, Alan Gabriel s/rec. ce casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1965.13.2.
Resolución del: 12/11/2013
Causa n° : 980/13.
Ministerio Público Fiscal. Legitimación.
Los organismos estatales con legitimación para querellar, al igual que el Ministerio Público Fiscal, representan
al Estado. Existiendo entonces una analogía, la función de los organismos que querellan en nombre del Estado
son coadyuvantes del Ministerio Público Fiscal. Así, teniendo en cuenta que tanto la Administración Federal de
Ingresos Públicos-Dirección General de Aduanas como el Ministerio Público Fiscal representan la persecución
penal oficial, su intervención y funciones sólo podrán ser dependientes de la acción del fiscal. (Dres. Ledesma,
David, Slokar).
Muncharaz, Bernardo Esteban s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2129.13.2.
Resolución del: 03/12/2013
Causa n° : 1159/13.
Narcotráfico. Hechos cometidos en distintas jurisdicciones. Competencia. Intervenciones telefónicas. Validez.
Declaración indagatoria. Omisión de consignar en el acta los hechos imputados. Nulidad. Falta de perjuicio.
Rechazo.
No caben dudas que nos hallamos ante un supuesto en el cual la acción comenzó a ejecutarse y se consumó
en distintos escenarios, todo lo cual impone acudir al principio hermenéutico sentado por la CSJN, según el
cual, el delito debe reputarse cometido en todas las jurisdicciones en que se desarrolló alguna parte de la
acción y también en el lugar de verificación del resultado. Teniendo en cuenta que al inicio del caso la
extracción de testimonios en favor de la Justicia de Morón se originó en razón de una escucha telefónica
vinculada con hechos ocurridos en esa jurisdicción y que los sucesos habrían sido cometidos en distintos
lugares, los cuales se fueron determinando con el tiempo de acuerdo a cómo avanzaba la investigación, el
planteo nulificante de las defensas no puede prosperar pues las cuestiones vinculadas con la competencia
territorial no son motivo de nulidad y además no se han alegado ni se advierten la afectación de garantías de
orden superior que justifiquen la anulación de todo lo actuado. Una medida altamente intrusiva como la
intervención telefónica, requiere que se dicte como consecuencia de una investigación en trámite. Existiendo
elementos objetivos y suficientes que determinen la necesidad de adoptarla, dado la afectación que se produce
a los principios de intimidad, privacidad y propiedad privada. Los principios de progresividad y proporcionalidad
imponen que mientras más agresivas sean las medidas cautelares se requiera mayor cúmulo de prueba acerca
de la probabilidad de la comisión del hecho. La necesidad de garantizar el principio de proporcionalidad
requiere que: a) se actúe sobre la base de una sospecha importante; b) que la medida sea indispensable para
la investigación; c) que la intromisión al derecho sea adecuada a la gravedad de los hechos investigados y a la
pena a imponer. En el caso, la medida adoptada satisface los requisitos enunciados pues se ha verificado
adecuadamente la sospecha de que la titular de la línea implicada se dedicaría al comercio o transporte de
estupefacientes. La actividad investigativa llevada a cabo previamente -que determinó la detención de 12
personas y el secuestro de una importante cantidad de droga- permite arribar a dicha conclusión. El déficit que
puede presentar el acta (forma) no implica per se la declaración de invalidez del acto, máxime cuando la parte
no ha ofrecido argumentos que permitan suponer que el vicio implicó una afectación al sistema de garantías
que protege al imputado en lugar de una mera crítica respecto de la forma en que se labró el documento.
Además, no puede soslayarse que especialmente se hizo constar la entrega de testimonios de todo lo actuado
a fin de que el imputado pudiera defenderse, motivo por el cual no se advierte un déficit como el apuntado en
cuanto a que no se le hicieron saber los extremos de la imputación. Tampoco surge del acta que el defensor
particular o el mismo imputado hubieran indicado en ese momento que no comprendían los alcances o los
términos del reproche. Por otra parte, una vez que el imputado arribó al país por expreso pedido de la defensa
se amplió su declaración, oportunidad en que se hicieron constar de manera circunstanciada los hechos y
pruebas, motivo que impide admitir que en el caso se afectó su derecho de defensa. No se advierte cuál es el
interés jurídico a reparar desde que el recurrente no invocó el perjuicio concreto que el acto impugnado le
habría ocasionado al no puntualizar qué defensas, pruebas o alegaciones se vió impedido de producir. (Dres.
Ledesma, David, Slokar).
Riquelme, Jean Manuel Marie s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2190.13.2.
Resolución del: 06/12/2013
Causa n° : 13115.
Ne bis in idem. Hecho único constitutivo de dos infracciones. Violencia de género.
159
Es arbitraria la clausura de la persecución penal en orden al delito de amenazas, por extensión del
sobreseimiento firme dictado en orden a la calificación jurídica del evento como constitutivo del delito de
desobediencia, debido a que al momento del hecho, el imputado no había sido notificado de la resolución que le
prohibía el acercamiento a su ex pareja, ya que resulta indudable la unidad del hecho que fuera calificado
jurídicamente como constitutivo de dos infracciones diferentes y no se trata de una doble persecución, sino un
solo proceso que aún no finalizó. Atendiendo a la naturaleza del hecho -violencia contra la mujer-, el abandono
de la investigación no solamente constituiría una infracción al deber de investigar la verdad sobre lo ocurrido,
sino que sería una grave infracción a obligaciones internacionales. (Dres. Slokar, Ledesma y David).
Viñabal, Walter Adrián s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 296.13.2.
Resolución del: 16/04/2013
Causa n° : 16379.
Notitia criminis. Facultades de la prevención. Validez de los actos cumplidos en sede provincial.
El personal preventor tuvo conocimiento, a través de una información aportada por un desconocido, que estaba
en cierne un presunto tráfico de estupefacientes, dada la proximidad del lugar y la inminencia de la operación,
intentaron corroborar alguno de los extremos indicados como actuación prevencional propia de la esfera de su
competencia. Esa notitia criminis funcionó en el caso como fuente legítima de información promotora de la
función prevencional. No se advierte el agravio en torno a la forma de actuación puesto que era evidente que
hasta tanto no tuvieran alguna pista no podían dar intervención al juez, pues ellos tienen la función de
prevención y la justicia, la de instrucción. Los funcionarios policiales intervinieron conforme las previsiones de
los arts. 293 y 294 inc. 5 de la normativa adjetiva provincial, que hace referencia a la investigación por iniciativa
propia en casos de urgencia. La falta de orden judicial para practicar el registro del automotor encuentra
sustento en la normativa provincial que habilita a los miembros de la fuerza de seguridad en cualquier
circunstancia a requisar el transporte de cargas, con inmediato aviso al juez y al fiscal. En el caso se registró el
camión indicado en la notitia criminis cuando trataba de alejarse del lugar, habiéndose convocado a los testigos
de actuación y una vez verificado el hallazgo se comunicó al juez de la causa y al fiscal. Constatada la legalidad
conforme lo establece la normativa provincial, lo actuado en dicha sede, goza de plena validez y eficacia por
tratarse de actos irreproducibles, por estricta aplicación de lo dispuesto en el art. 7 CN y 36 del CPPN. (Dres.
Catucci, Borinsky, Riggi).
Alvarenga, Marcelo Ramón; Pérez, Javier A. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1204.13.3.
Resolución del: 31/07/2013
Causa n° : 16068.
Nulidad de actos procesales. Alegato de la querella. Sentencia. Motivación.
Corresponde anular la resolución que declaró la nulidad del alegato de la querella por entender que no había
ninguna imputación concreta más allá de una genérica afirmación en punto a que el padre tocaba a la niña,
pues omitió exponer un razonamiento lógico que sustente ese temperamento, limitándose a expresar que
creían insatisfechos los requisitos exigidos para tornar válida dicha acusación, máxime si no se observa en ésta
afectación al principio de congruencia ni detrimento de la garantía de la defensa en juicio, por lo que lo resuelto
demuestra una mera discrepancia con lo expuesto por el acusador particular. El voto concurrente agregó que el
mérito que corresponda otorgarle al plexo probatorio a los fines de arribar a un estado de certeza acerca de la
comisión del hecho imputado, que autorice la condena, corresponde al ámbito de la fundamentación de la
decisión que debe adoptarse en la sentencia y concluyó que el control de razonabilidad del alegato final de la
querellante ha sido ejercido en violación de la garantía del debido proceso que también ampara a esa parte.
(Dres. Gemignani, Hornos -voto concurrente- y Borinsky).
Posik, Héctor Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 381.13.4.
Resolución del: 22/03/2013
Causa n° : 13397.
Nulidad de actos procesales. Errores materiales.
El error material en el apellido del imputado en la carátula del expediente en trámite -que se advierte desde el
inicio de la causa en el sorteo de la cámara-, es un yerro subsanable y no constituye una causal de nulidad en
los términos de los arts. 166 y 167 CPPN. (Dres. Figueroa, Cabral y Madueño).
Scarvaci, Daniel Omar s/rec. de queja.
160
Cámara Nacional de Casación Penal
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Resolución del: 04/06/2013
Registro n° 21150.1.
Causa n° : 16967.
Nulidad de actuaciones. Intervenciones telefónicas. Regla de exclusión. Absolución del imputado.
Contrabando agravado de estupefacientes. Intervención del Ministerio Público Fiscal.
Ante la absoluta falta de fundamentación del auto que dispone la injerencia en la intimidad de las personas,
corresponde absolver a los imputados si, sobre la base del informe prevencional -proveniente de fuentes
absolutamente desconocidas- y sin inquirir acerca del origen de la información obtenida por la fuerza de
seguridad, el juez de instrucción dispuso la intervención de los teléfonos sindicados en el informe. Uno de los
votos concurrentes agregó que la inobservancia de garantías constitucionales durante la etapa de recolección
de la prueba determinó el fracaso de la intervención estatal en el cumplimiento de obligaciones internacionales
en la lucha contra el narcotráfico, individualizado éste como uno de los tipos de delito más graves que el Estado
debe combatir y el otro voto concurrente señaló que la ausencia del órgano encargado de instar la acción penal,
en los términos del art. 188 CPPN impone que se declare la nulidad de todo lo actuado. (Dres. Slokar, Ledesma
-voto concurrente- y Figueroa -voto concurrente-).
Fernández, José Leandro y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Resolución del: 24/04/2013
Registro n° 328.13.2.
Causa n° : 11924.
Nulidad de actuaciones. Regla de exclusión.
Resultan nulas las actuaciones basadas en actividades prevencionales que suponen injerencias en la intimidad
de las personas, realizadas de manera autónoma, sin dirección ni control por parte del Ministerio Público y el
Poder Judicial en el ámbito de sus respectivas funciones. Corresponde absolver al imputado si al momento del
dictado de las órdenes de intervención telefónica, de allanamiento y de requisa, el juez no contaba con las
actuaciones de la prevención, sino con brevísimas referencias a los nombres de los imputados y a las
sospechas, sin que se remitieran las constancias de las declaraciones testimoniales de los preventores
comisionados a la investigación, ni los cassettes con las grabaciones de las conversaciones telefónicas ni sus
transcripciones. El voto concurrente señaló la imposibilidad de revisar conforme a derecho una condena por
extravío parcial de las actuaciones. (Dres. Slokar, Ledesma y Figueroa -voto concurrente-).
Gaponer, Víctor Venancio s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Resolución del: 24/04/2013
Registro n° 327.13.2.
Causa n° : 8658.
Nulidad de declaración indagatoria. Sobreseimiento. Recurso de casación. Sentencia definitiva.
La decisión que anula una declaración indagatoria, no tiene carácter de sentencia definitiva o equiparable a tal,
ni de un auto que pone fin a la acción, a la pena o hace imposible que continúen las actuaciones, ni tampoco
deniega la extinción, conmutación o suspensión de la pena, ni ocasiona un agravio ulteriormente irreparable. Si
bien el sobreseimiento constituye una decisión de carácter definitivo, debe rechazarse la impugnación que
carece absolutamente de fundamentos jurídicos mínimos, necesarios y suficientes que la ley exige. La
disidencia parcial sostuvo que, en cuanto al sobreseimiento, la vía directa ha sido deducida en debido tiempo,
forma y lugar por quien para hacerlo se halla legitimado; el recurso de casación fue articulado contra una
resolución de carácter definitivo, demostrando el agravio generado, lo que autoriza la apertura de la instancia
casatoria. (Dres. Gemignani, Borinsky y Hornos -en disidencia parcial-).
Schoklender, Sergio M. y otros s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 23/12/2013
Registro nº 2635.13.4.
Causa n° : 1636/13.
Nulidad de notificación. Alcances vista art. 346 CPPN.
Toda vez que el error en el que incurrió el tribunal, al haber cursado la vista al domicilio constituido en la calle
Talcahuano -y no al constituido posteriormente-, ha provocado que la parte querellante omitiera pronunciarse
requiriendo la elevación de la causa a juicio -como era su intención hacerlo- privándolo de ejercer ampliamente
sus derechos, debe hacerse lugar al recurso de casación interpuesto por la querella, contra el rechazo del
161
planteo de nulidad referido a la notificación. El voto concurrente indicó que la omisión de contestar la vista no
autoriza a la exclusión del querellante del proceso penal. La disidencia votó por el rechazo de la impugnación,
señalando que la limitación que se le imponía a la querella implicaba la pérdida de ciertos derechos, más no la
privaba de seguir participando del proceso y, asimismo, que numerosas notificaciones cursadas al anterior
domicilio no determinaron el planteo de nulidad alguna. (Dres. Madueño, Cabral -en disidencia- y Figueroa -voto
concurrente-).
Alejo, Juan Carlos s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21638.1.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 374/2013.
Nulidad de requisa. Facultades de la prevención. Regla de exclusión.
Corresponde declarar la nulidad del acta y sobreseer al imputado, pues el procedimiento de Gendarmería
Nacional carece de valor probatorio debido a la prohibición de incorporación de todo elemento obtenido
ilícitamente, extendiéndose tales efectos a aquello cuyo descubrimiento fuera consecuencia del primigenio
accionar ilegítimo. La mera invocación de "nerviosismo" e "insuficiente equipaje" no bastan para justificar
intromisiones drásticas en los derechos de una persona, tales como arrestarla y tomar radiografías para
inspeccionarla. La actuación de los agentes de prevención no solamente no fundamentó debidamente la
existencia de indicios vehementes de culpabilidad, sino que los abstractos motivos invocados como
sospechosos se encontraban impresos en un formulario, en el que solamente debieron anotar los datos
referidos a la individualización de la persona sospechosa. Es inválida la actuación de la prevención que, lejos
de respetar las reglas básicas del procedimiento en los casos en que existe una sospecha sobre la comisión de
un delito por parte de una persona determinada, actuó de manera completamente autónoma, disponiendo por sí
misma un largo período de privación de libertad, sin fundamento legal alguno ni control jurisdiccional. El voto
concurrente agregó que se advierte un vicio esencial en lo actuado, que invalida las decisiones adoptadas, al
omitir la intervención necesaria del Ministerio Público Fiscal. La disidencia sostuvo que la prevención policial
desplaza al requerimiento fiscal y por tanto, habiéndose iniciado las actuaciones por instrucción policial, no es
necesario el requerimiento fiscal, en cambio, sí es ineludible la debida comunicación al agente fiscal, como así
también al juez de instrucción. (Dres. David -en disidencia-, Slokar y Ledesma -voto concurrente-).
Martínez, Ismael s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 269.13.2.
Resolución del: 09/04/2013
Causa n° : 10690.
Nulidad del alegato fiscal absolutorio y el debate oral efectuado. Reenvío. Ne bis in idem. Apremios ilegales.
Imposición de tormentos a menores detenidos en una comisaría. Beneficio de la duda.
Carece del debido fundamento el alegato fiscal que omitió valorar circunstancias determinantes para la solución
del caso, pues si se comprobó objetivamente que los menores tenían lesiones en el cuerpo, debió haberse
analizado certeramente que éstas no se hubieran producido a partir de que los jóvenes entraron en contacto
con los preventores, si es que se pretendía desvincular a los nueve imputados. No vulneró el principio del ne bis
in idem la resolución que declaró la nulidad del alegato fiscal y del debate realizado y, a la vez, ordenó la
realización de un nuevo juicio, pues al no existir una sentencia -sea condenatoria o absolutoria- firme, no puede
entenderse precisamente que los hechos objeto del debate hayan sido materia de "juzgamiento". La disidencia
se sustentó en el principio in dubio pro reo ante el cuadro de incertidumbre que -más allá de las sospechas
derivadas de la causa- no puede contrarrestar la argumentación fiscal. (Dres. Riggi, Borinsky y Catucci -en
disidencia-).
Verón, Natalia y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2111.13.3.
Resolución del: 07/11/2013
Causa n° : 16069.
Nulidad del llamado a indagatoria. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Cuestión federal. Doble
instancia.
El rechazo del planteo de nulidad del llamado a indagatoria no constituye sentencia definitiva o equivalente a los
fines del recurso de casación, sin que se advierta la existencia de cuestión federal alguna adecuadamente
fundada, máxime si en el caso quedó asegurada la doble instancia en tanto la decisión ha sido dictada por la
cámara de apelaciones en su carácter de órgano revisor. (Dres. Slokar, David y Ledesma).
Hooft, Pedro Cornelio F. s/rec. de queja.
162
Cámara Nacional de Casación Penal
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2170.13.2.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 165/13.
Nulidad del requerimiento fiscal. Garantía de imparcialidad. Delito cometido en perjuicio de un juzgado.
Tratándose de un delito en perjuicio de la secretaría electoral del juzgado cuyo titular se avocó a la instrucción
de la causa, no resulta ajustada a derecho la declaración de nulidad del requerimiento fiscal, en tanto dicha
pieza procesal satisface todos los requisitos del art. 188 CPPN, ya que se ha cumplido expresamente con lo
dispuesto por el art. 180 CPPN: existió una denuncia ante un juez, éste la recibió, la transmitió inmediatamente
al agente fiscal de turno quien, dentro del término de 24 horas, requirió la instrucción cumpliendo con todos y
cada uno de los requisitos del mencionado artículo; sin embargo, atendiendo a la existencia de una duda acerca
de la imparcialidad objetiva del juez, corresponde declarar la nulidad de las citaciones a prestar declaración
indagatoria y del auto de procesamiento. La disidencia postuló declarar la nulidad de todo lo actuado por cuanto
el juez de instrucción, habiendo tomado conocimiento del hecho delictivo que lo afectaba directamente, debió
haber remitido la causa a otro tribunal. (Dres. Gemignani -en disidencia-, Hornos y Borinsky).
Tolaba, Francisco Ariel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2489.13.4.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 16780.
Nulidad. Inconstitucionalidad y prescripción de la acción penal. Rechazo. Recurso de casación.
Improcedencia.
La decisión cuestionada no se dirige contra una sentencia definitiva ni tampoco contra alguna equiparable a
aquélla. Por otra parte, tampoco asume la dimensión crítica con la que se ha destacado la equiparación que
excepcionalmente habilita la instancia, ya que no deriva de su vigencia perjuicio actual y directo a ninguno de
los derechos alegados por la defensa. (Dres. Borinsky, Gemignani, Hornos).
Menéndez, Luciano Benjamín y otros s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2088.13.4.
Resolución del: 24/10/2013
Causa n° : 16227.
Nulidades. Omisión de notificar a la defensa el requerimiento de elevación a juicio presentado por la querella.
Si la falta de notificación a la defensa del requerimiento de elevación a juicio presentado por la querella
obedeció a que el juzgado instructor entendió que dicha pieza había sido acompañada fuera de término, así
debió plasmarlo por resolución y noticia a la parte para que ésta pudiese ejercer, de estimarlo adecuado, la vía
recursiva pertinente, y tal omisión configura una nulidad de orden general contemplada en el art. 167 inc. 2°
CPPN, ya que atañe a la intervención del querellante en el proceso teniendo en cuenta que si el particular
ofendido no concretó objetivamente y subjetivamente su pretensión no podría integrar legítimamente una
incriminación que no formuló previamente. (Dres. Figueroa, Cabral y Gemignani)
González Báez, Julián s/competencia.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22627.1.
Resolución del: 22/11/2013
Causa n° : 1280/13.
Nulidades. Validez del procedimiento.
Toda vez que la declaración de nulidad de actos procesales tiene en miras el resguardo de las garantías
constitucionales fundada en la existencia de un perjuicio real y concreto que debe ser reparado, resulta
improcedente declarar la nulidad por la nulidad misma. Así y teniendo en cuenta que no se advierte cuál es el
interés jurídico que se pretende reparar al no haber puntualizado el a quo qué principios constitucionales fueron
afectados con motivo de la falta de firma del funcionario actuante en el acta de secuestro del material
estupefaciente, el mismo resulta válido. (Dres. Slokar, Ledesma, David).
Vertúa, Rubén E. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
163
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2163.13.2.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 15103.
ONG. Pedido de informes de una causa penal. Falta de interés legítimo. Inadmisibilidad.
No revistiendo el recurrente la calidad de víctima o parte no resulta ajustado a derecho permitir su intervención
en los términos de lo dispuesto por el art. 131 del CPPN. En tal dirección la participación en procesos penales
contra las personas, no prevé que cualquier ciudadano se inmiscuya en dichos procesos, máxime que en
nuestro sistema existe una organización judicial que tiene establecido por competencia dicho rol, a cargo de
funcionarios y defensores que son designados por un procedimiento federal complejo. (Dres. Borinsky,
Figueroa, Riggi).
James, Ciro Gerardo y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Riggi, Borinsky, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 468.13.3.
Resolución del: 15/04/2013
Causa n° : 13686.
Orden de allanamiento. Nulidad del allanamiento. Alcances doctrina "plain view".
Si la orden de allanamiento fue librada al solo efecto de lograr la aprehensión de una persona y el acceso a las
distintas habitaciones de la vivienda se produjo una vez que dicha persona ya había sido aprehendida en el
patio del frente de la casa, la actuación policial posterior no estaba cubierta por la orden judicial de la cual se
encontraban munidos los agentes, ya que ésta había sido agotada por cumplimiento previo de su objeto. La
necesidad de identificación no es un argumento válido para avanzar al interior de la morada y tampoco la
elaboración del acta de procedimiento. La falta de objeciones para legitimar un allanamiento domiciliario -ante la
inexistencia de orden judicial- no es por sí sola equivalente al consentimiento y éste debe ser expreso,
indubitable y comprobadamente anterior a la entrada, requiriéndose incluso que se haya informado a la persona
que puede denegar el acceso. La doctrina del "plain view" receptada en el art. 224 in fine CPPN según ley
25.434, -que admite la incautación de elementos que a simple vista evidencien la comisión de un hecho
delictivo, distinto de lo que fue motivo de la orden-, es clara al establecer que sólo es procedente el secuestro
de los objetos casualmente hallados si éstos hubiesen sido encontrados "en estricto cumplimiento de la orden
de allanamiento", lo que no ocurre en el caso en que los preventores se encontraban actuando por fuera y en
claro exceso de lo dispuesto en la manda judicial. La disidencia consideró inadmisible el recurso de casación.
(Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Skrypnik, Ramón s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2047.13.2.
Resolución del: 19/11/2013
Causa n° : 15609.
Patria potestad. Alcances inhabilitación prevista por art. 12 CP. Prisión domiciliaria.
La incapacidad civil prevista por el art. 12 CP tiene consideraciones eminentemente tuitivas, puntualmente,
evitar que la persona que ha sido condenada a pena efectiva de encierro tome decisiones que puedan afectar
los intereses de sus hijos menores de edad como consecuencia directa de la separación física que esa sanción,
habitualmente, origina entre progenitores y niños, pero si la acusada no fue privada del contacto directo con sus
descendientes -cumple arresto domiciliario-, prohibirle que tome medidas en orden a la protección y formación
de éstos, se presenta incompatible con el argumento que acudió en sustento a la concesión de la modalidad de
cumplimiento de la pena aludida, esto es, que la convivencia entre madre e hijos menores de edad, en principio
no acarrearía a éstos consecuencia negativa alguna. El voto concurrente agregó que suscitan cuando un
integrante del seno familiar se encuentra privado de su libertad el análisis del interés superior del niño debe ser
integrado de forma adecuada con elementos que permitan a los magistrados valorar el interés de los menores
como cuestión nuclear y emergente. La disidencia consideró que la recurrente no planteó la inconstitucionalidad
del art. 12 CP ni demostró que la inhabilitación que impugna le acarree un perjuicio concreto que afecte
garantías constitucionales, sin que la prisión domiciliaria genere una situación diferenciada respecto de los
condenados que cumplen su pena en un establecimiento carcelario. (Dres. Gemignani, Hornos -voto
concurrente- y Borinsky -en disidencia-).
Frecini, Jaquelina V. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1652.13.4.
Resolución del: 12/09/2013
Causa n° : 15530.
164
Cámara Nacional de Casación Penal
Patrimonio arqueológico. Decomiso. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Querellante. Legitimación de
los Estados extranjeros propietarios de los bienes.
Si bien el pronunciamiento que dispuso el decomiso de las piezas mencionadas de conformidad con lo
dispuesto por el art. 38 ley 25.743 y su entrega a los Estados que las reclamaban no constituye sentencia
definitiva, resulta equiparable a tal en la medida en que la omisión de su examen, podría provocar un gravamen
de insuficiente, imposible o tardía reparación ulterior. El principio general de la accesoriedad del decomiso cede
para el caso en la medida en que la ley especial dispone de dicha sanción en forma independiente a la
sentencia, y el hecho de que los imputados no hayan sido condenados no obsta a que el Estado, en razón de
sus facultades, pueda a través del Poder Judicial, decomisar los objetos que mediante ley ha decidido que
recibirán un diverso tratamiento. Los cuestionamientos que se pretendan hacer respecto de la actividad
administrativa que derivó en el decomisó penal, deben ser efectuados en la sede correspondiente. Están
legitimados para actuar en el proceso casatorio los Estados extranjeros que han tenido intervención a lo largo
del proceso para actuar como querellantes y colaborar con la investigación, máxime si se tiene en cuenta que
podrían resultar prima facie particularmente ofendido toda vez que los bienes objeto del decomiso son de su
propiedad. La disidencia parcial consideró que no debía tratarse el tema de la legitimación pues el tribunal debe
limitarse al estudio de los motivos propuestos al interponerse el recurso de casación. (Dres. Borinsky -en
disidencia parcial-, Hornos, Gemignani).
Arias, José y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 907.13.4.
Resolución del: 03/06/2013
Causa n° : 16743.
Peculado. Revocatoria del sobreseimiento. Recurso de casación. Plazo razonable.
Corresponde rechazar el recurso de casación si de la lectura de los agravios no surge la existencia de una
cuestión que pudiera excitar la jurisdicción del Tribunal y los procesamientos atacados -revocatoria del
sobreseimiento y procesamiento como coautores del delito de peculado- carecen del presupuesto objetivo
previsto en el art. 457 CPPN. La disidencia consideró que el tiempo de tramitación que registra el proceso
afecta gravemente el derecho de los acusados a ser juzgados sin dilaciones indebidas. (Dres. Catucci, Borinsky
y Riggi -en disidencia-).
Cavallo, Domingo F.; Menem, Carlos S. y Marquez Miranda, María F. s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1746.13.3
Resolución del: 23/09/2013
Causa n° : 10495/10511/10857.
Pedido de absolución del fiscal.
Los motivos que tuvo el tribunal para invalidar la pretensión fiscal y la solución que dio al caso son
demostrativos de que la defensa careció de toda oportunidad de ejercer sus facultades propias y esgrimir las
razones que sustentaban a su criterio la absolución por insuficiencia probatoria; por ende se le privó de incidir
en la resolución del pleito. En conclusión, tomar la decisión definitiva de un juicio penal sin escuchar a la
defensa necesariamente viola el derecho a ser oído. La conclusión a la que arribó el fiscal aparece como
razonable a la luz de los hechos y el derecho de aplicación al caso y, en esas condiciones, no corresponde a
los jueces sustituir la opinión del titular de la acción penal: el fiscal entendió que un extremo clave de la
acusación no se había acreditado. La discrepancia de criterios no habilita a eludir la vinculariedad del alegato
absolutorio por parte de los jueces. Las formas procesales han sido instituidas como garantía de juzgamiento y
no como meros ritos insustanciales. Admitir que el tribunal se expida en función de una tercera versión de los
hechos, por él introducida y obviando las dos hipótesis presentadas por los contendientes, constituye una
respuesta propia de un sistema inquisitivo que no concuerda con las exigencias del juicio contradictorio y
republicano que consagra nuestra CN. Estos aspectos no responden a una mera técnica litigiosa, sino que
constituyen la derivación práctica de principios tan elementales como la garantía de defensa en juicio, la
imparcialidad, la bilateralidad y la contradicción. El principio acusatorio impone que la función de perseguir y
acusar debe ser diferente e independiente de la función jurisdiccional. Rige el adagio latino "nullum iudicium
sine accusatione", que se identifica no sólo con la exigencia previa de acusación como requisito para aplicar
una pena, sino también para la tramitación del proceso, y la observación de aquellas condiciones que
mantengan al órgano jurisdiccional en una posición ajena al conflicto e intereses de las partes (imparcialidad).
La disidencia sostuvo que la facultad de los órganos jurisdiccionales de controlar los motivos tenidos en cuenta
por el fiscal para fundar sus dictámenes obedece también al régimen republicano de gobierno. En este sentido
los jueces pueden declarar la nulidad del alegato fiscal en aquellos casos en que no se satisfacen mínimamente
los requisitos exigidos en el art. 69 CPPN, por su evidente arbitrariedad. La discordancia advertida por el a quo
en relación a la afirmación de un hecho y el apartamiento legal del juicio normativo, es decir el grave defecto de
subsunción evidenciado, habilitaba a la nulidad dispuesta, puesto que el Fiscal no brindó una motivación
satisfactoria a su requerimiento. (Dres. Ledesma, David -en disidencia- y Slokar).
Vargas Segura, Roberto Alexander s/rec. de casación.
165
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 739.13.2.
Resolución del: 10/06/2013
Causa n° : 16605.
Pedido de detención. Excarcelación. Revocación. Rechazo. Recurso de casación. Procedencia.
El auto impugnado que rechazó los pedidos de detención del imputado carece de los fundamentos necesarios
que lo sustente, circunstancia que lo descalifica como acto jurisdiccional válido, ya que se ha omitido considerar
y dar respuesta a los motivos esgrimidos por los fiscales al fundar las solicitudes que propiciaban la detención.
Por ello, más allá del acierto o error en el trámite, en atención al déficit de fundamentación apuntado y en las
especiales circunstancias del caso, corresponde hacer lugar al recurso de queja y al de casación interpuesto.
(Dres. David, Slokar y Ledesma).
Lawless, Alejandro s/rec. de queja.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1837.13.2.
Resolución del: 01/11/2013
Causa n° : 1110/13.
Pedido fiscal de indagatoria. Rechazo. Imposibilidad del ejercicio de la acción pública. Recurso de casación.
Procedencia.
La resolución impugnada comporta una limitación a la actuación del Ministerio Público Fiscal quien, como
órgano independiente tiene a su cargo la promoción de la actuación de la justicia en defensa de la legalidad y
los intereses generales de la sociedad mediante el ejercicio de la acción penal pública en causas criminales
velando por el efectivo cumplimiento del debido proceso penal. En tales condiciones, la resolución traída a
revisión puede ser equiparada a definitiva a los fines de la habilitación del recurso de casación, pues cabe
reconocer que la decisión del juez de grado impacta sobre el ejercicio de la acción penal que, como parte
requirente, el fiscal intenta promover para llevar el caso a juicio. El eje central por el que gira la controversia
excede la irrecurribilidad del mero rechazo de una diligencia de prueba, en tanto el acto procesal que se
reclama, repercute sobre el derecho de defensa en juicio del justiciable y condiciona la actuación del fiscal en
su derecho a obtener una sentencia condenatoria previo juicio. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Aguirre, Walter Oscar; Jason, Sergio Daniel; Maldonado, Miriam Elizabeth s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1039.13.4.
Resolución del: 17/06/2013
Causa n° : 16548.
Pena de inhabilitación especial perpetua. Denegatoria del pedido de prescripción.
El art. 65 del CP no contempla la prescripción de la pena de inhabilitación. Esa ausencia legislativa persigue
una extrema protección de la función pública y de los destinatarios de esa función. Así, a contrario de la
prescripción, el legislador, por omisión, muestra el interés del Estado por mantenerla, a menos que la
inhabilitación sea temporal o por la vía del instituto de la rehabilitación -art. 20 ter CP-. La rehabilitación no
procede de oficio. (Dres. Catucci, Riggi, Borinsky).
Melman, Edith s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 264.13.3.
Resolución del: 15/03/2013
Causa n° : 16497.
Pena de inhabilitación. Alcances. Docentes universitarios. Derecho a enseñar. Funcionarios públicos.
Es inadmisible el recurso de casación interpuesto contra el pronunciamiento que consideró que no correspondía
privar al condenado -por el hecho cometido en ejercicio de su función de rector de una universidad pública- de
su empleo público de docente universitario, debido a que el art. 19 CP solamente impone la privación del cargo
público en ejercicio del cual se cometió el delito que motivó la condena a la pena de inhabilitación absoluta y
destacó que el derecho a enseñar posee raigambre constitucional, que constituia el medio de subsistencia del
condenado y que su conducta como docente no fue motivo de reproche, pues los argumentos del fiscal sólo
demuestran su opinión divergente con la del a quo sin que se advierta arbitrariedad en la decisión. La disidencia
sostuvo que el concepto de funcionario público es funcional, no debiendo diferenciarse entre funcionario y
empleado público y que el cargo de docente en una universidad pública se encuentra alcanzado por la
inhabilitación perpetua del art. 19 CP. (Dres. Slokar, David -en disidencia- y Ledesma).
166
Cámara Nacional de Casación Penal
Bersán, Hugo Luis s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 533.13.2.
Resolución del: 09/05/2013
Causa n° : 15539.
Pena de inhabilitación. Cómputo de la pena.
La pena de inhabilitación especial para conducir vehículos automotores que se impuso al encartado por diez
años debe comenzar a correr desde la entrega voluntaria y espontánea de la licencia de conductor y se debe
declarar extinguida una vez transcurrido ese tiempo. El voto concurrente, ante la falta de controversia entre lo
solicitado por la defensa y lo dictaminado por el Ministerio Público Fiscal, postuló anular lo resuelto. (Dres.
Catucci, Borinsky -voto concurrente- y Riggi).
Cabello, Sebastián s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1513.13.3.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 16608.
Pena mayor a la pedida por el fiscal. Abuso sexual agravado.
Es descalificable la sentencia que condenó al imputado como autor del delito de abuso sexual gravemente
ultrajante, agravado por ser cometido por ascendiente de la víctima, cuando el fiscal sólo había acusado por el
tipo penal del art. 119 CP, agravado por ser ascendiente de la víctima. Así pues, se adicionó la agravante por
considerar que el sometimiento sexual había sido gravemente ultrajante para la víctima, lo que llevó a la
imposición por parte del tribunal de una pena superior a la solicitada por el fiscal de juicio al momento de
formular su acusación. Llevar a cabo un juicio de subsunción penal más gravoso e imponer una pena superior a
la requerida por el acusador público al momento de completar la acusación constituye una violación a la
imparcialidad del juzgador, el debido proceso legal y la garantía de defensa en juicio. La acusación, como
componente de una de las formas esenciales del proceso, limita al órgano jurisdiccional no sólo prohibiendo
que se arribe a una sentencia condenatoria alterando la base fáctica del juicio sino también a la pretensión
punitiva delimitada en aquélla. Por ende, cualquier extralimitación en tal sentido, importa un ejercicio
jurisdiccional extra petita o ultra petita, afectando el derecho de defensa en juicio. (Dres. Gemignani, Borinsky y
Hornos).
Gómez, Agustín Anibal s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2424.13.4.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 14949.
Pena mayor a la pedida por el fiscal. Agravantes. Violencia de género. Ne bis in idem.
Corresponde anular parcialmente lo resuelto si el tribunal ha excedido el límite al que estaba constreñido para
expedirse, toda vez que el acusador público solicitó, al formular su alegato, la imposición de una pena de dos
años de prisión y el tribunal fijó el quantum en tres años de prisión, en detrimento del derecho de defensa del
procesado. No debe evaluarse como agravante de la pena que el imputado agredía a la víctima "como
instrumento para mantener la dominación" si este aspecto no fue introducido por el fiscal durante el debate, y
por ende, la defensa no pudo alegar al respecto. Constituye una doble valoración en contravención al principio
ne bis in idem, valorar como agravante la desobediencia al mandato judicial, si este extremo está comprendido
en el tipo penal del art. 239 CP por el que se dictó la condena. La disidencia sostuvo que la potestad
jurisdiccional de individualizar la pena a imponer no debe interpretarse como limitada por la sanción solicitada
por el acusador público. (Dres. Ledesma, Slokar y David -en disidencia-).
Hernández, José Bernardo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 277.13.2.
Resolución del: 09/04/2013
Causa n° : 16184.
Pena mayor a la pedida por el fiscal. Reincidencia.
La determinación de la pena aplicable al caso concreto, se encuentra dentro del marco propio de la jurisdicción
que nuestra Constitución les reserva a los jueces -art. 108 y 116 CN-. Así, si se ha respetado el contradictorio,
167
no existe norma o principio constitucional que limite al tribunal para imponer una pena mayor o más grave que
la propuesta por la fiscalía, más aun cuando para otro procedimiento sí lo establece. El juzgador sólo queda
ligado a la acusación en el sentido de su imposibilidad de condenar a una persona distinta de la acusada y por
hechos distintos de los imputados; pero la solicitud concreta del fiscal no vincula al tribunal. La CS ha sostenido
expresamente la constitucionalidad del instituto de la reincidencia. Este disímil tratamiento dado por la ley a
aquellas personas que cometen un nuevo delito -respecto de las que no exteriorizan esa persistencia delictivase justifica por el aludido desprecio hacia la pena que les ha sido impuesta. Se trata de la adecuación del
sistema penitenciario en virtud de la comisión de un nuevo injusto. La disidencia parcial señaló que el a quo, a
fin de conservar la imparcialidad que caracteriza nuestro sistema judicial, tiene vedada la posibilidad de imponer
al encartado, de oficio, una calificación o pena superior a la solicitada por el fiscal. (Dres. Cabral, Figueroa,
Gemignani -en disidencia parcial-).
Candia, Miguel Ángel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22966.1.
Resolución del: 30/12/2013
Causa n° : 12154.
Pena privativa de libertad. Concurso de delitos. Tope máximo legal.
El art. 55 del CP -en su redacción anterior a la sanción de la ley 25.928- remite al máximo legal de la especie,
estableciendo así una regla dinámica que vincula la determinación del maximun a lo establecido, como
asimismo a las modificaciones que el legislador introduzca en la parte especial. Es decir, en nuestro sistema
legal el máximo legal de pena privativa de libertad divisible es el resultante de aplicar las agravantes previstas
en el Libro Segundo, Título X del CP y la pena máxima que corresponda, conforme al art. 55 del CP, anterior
redacción, sólo podrá ser descalifica en tanto y en cuanto resulte en el caso concreto motivo de constatado
agravio constitucional. No se advierte en autos, que se hayan arribado a penas crueles o que consistan en
mortificaciones mayores que aquellas que su propia naturaleza impone; o que expresen una falta de
correspondencia tan inconciliable entre el bien jurídico lesionado por el delito y la intensidad o extensión de la
privación de bienes jurídicos del delincuente como consecuencia de la comisión de aquél, que resulte
repugnante a la protección de la dignidad de la persona humana. (Dres. Riggi, Catucci y Borinsky).
Giménez, Ángel Javier s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1994.13.3.
Resolución del: 18/10/2013
Causa n° : 764/13.
Pena. Agravantes. Método.
Ilícito y culpabilidad son conceptos graduables y el paso decisivo de la determinación de la pena es definir su
gravedad. Para esto es imprescindible recurrir a las circunstancias que fundamentan la punibilidad y establecer
su grado. A ese fin no puede soslayarse que la gravedad del hecho y el peligro causado, deberán evaluarse
junto a las restantes pautas de mensuración de la pena. Aun cuando la jurisprudencia y la doctrina
predominantes desde antaño han preferido efectuar el cálculo por composición, en el caso de unificación de
penas, nada se opone a que se practique por operación aritmética cuando los jueces lo consideren equitativo o
cuando lo aconseje la personalidad del condenado y las modalidades de los hechos. La disidencia parcial
sostuvo en lo atinente al método de unificación de penas, el art. 58 CP no impone al sentenciante proceder a la
unificación bajo la modalidad composicional, pudiendo optar por el método sumatorio, más ello no releva a los
magistrados de motivar la elección del método que conlleva una mayor severidad de la pena, lo que no se
verificó en el caso. (Dres. Borinsky -en disidencia parcial-, Catucci, Riggi).
Brandan, Juan Manuel y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1439.13.3.
Resolución del: 22/08/2013
Causa n° : 15699.
Pena. Circunstancias agravantes.
Las circunstancias o elementos que en sí mismos configuran la acción típica pueden ser valoradas para graduar
la pena a imponer, junto a las demás pautas de mensuración, considerándolas no ya en su eficacia cualitativa
sino cuantitativa, es decir en su gravedad o entidad. También debe someterse a apreciación jurisdiccional, el
grado de afectación del bien jurídico a raíz de la concreta conducta del imputado, más allá de que la mera
afectación del bien jurídico haya sido ponderada en abstracto por el legislador en relación al tipo penal en
cuestión. Lo mismo ocurre con el tiempo, lugar y modo en que se desarrolló el delito, o los medios de que se
valió el delincuente, que en cada caso adquirirán, según su intensidad, un diferente valor indiciario de la
168
Cámara Nacional de Casación Penal
gravedad del hecho o de la peligrosidad del delincuente, partiendo de la configuración establecida en abstracto
por la ley penal. (Dres. Hornos, Gemignani, Borinsky).
Salazar Gallardo, Eddy Bernardo s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 940.13.4.
Resolución del: 05/06/2013
Causa n° : 16158.
Pena. Cómputo firme. Modificación. Improcedencia.
El cómputo había sido consentido por el fiscal y se encontraba firme al momento en que el juez ordenó su
reforma bajo condiciones más gravosas para el condenado, violándose de tal modo el principio acusatorio y de
la prohibición de reformatio in pejus, por lo que se impone anular tal decisión. (Dres. Slokar, Ledesma, David).
Montiel, Alejandro H. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 2418.13.2.
Resolución del: 20/12/2013
Causa n° : 760/13.
Pena. Cómputo.
La aplicación -por expresa remisión del art. 77 CP- de las normas civiles implicaría violación a los principios que
rigen en materia penal, toda vez que debe estarse al tiempo real que la condenada estuvo privada de libertad,
ya que de otra manera, las horas en que permaneció encarcelada el día de su detención no serían computadas,
lo que devendría en una injustificada prolongación del tiempo de detención más allá de lo previsto. El voto
concurrente agregó que el día en que el sujeto haya estado cumpliendo pena en forma parcial debe contarse
como día completo de ejecución, pues es la única manera de no incurrir en una indebida prolongación real de la
pena privativa de libertad. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa -voto concurrente-).
Colque, Florencia Flavia s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22407.1.
Resolución del: 30/10/2013
Causa n° : 655/13.
Pena. Cómputo.
A los fines del cómputo de la pena corresponde incluir el día de comienzo de la detención como un día
completo. (Dres. Riggi, Borinsky y Catucci).
Camilo, Norma Beatriz s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1814.13.3.
Resolución del: 30/09/2013
Causa n° : 808/13.
Pena. Cómputo. Consideración del tiempo en que estuvo excarcelado en los términos del art. 317 inc. 5
CPPN. Procedencia.
Sólo el tiempo cumplido en detención por el procesado durante la tramitación de la causa puede ser computado
como cumplimiento parcial o total de pena, de darse un veredicto condenatorio, más nunca los plazos de
duración del proceso estando éste en libertad, toda vez que las reglas de cómputo de la prisión preventiva
establecidas en el artículo 24 del CP a los efectos de la sentencia definitiva dictada, no cambian, ni modifican la
naturaleza de la misma convirtiéndola en pena. Ahora bien, en el caso particular de autos en que el condenado
estuvo excarcelado al amparo del art. 317 inc. 5 del CPPN en los términos de la libertad asistida, debe
computarse como cumplimiento de pena ese período, en atención al fin teleológico del instituto que representa
la última etapa del avance paulatino hacia la libertad del penado. Esta hermenéutica es también la que mejor se
adecua a los principios de pro homine y pro libertatis señalados por nuestra CSJN como reglas de
interpretación genéricas aplicables en una situación como la que se presenta en el caso de autos. El voto
concurrente agregó que existiendo conformidad de la fiscalía con lo peticionado por la defensa, correspondía
hacer lugar a lo solicitado. (Dres. Hornos, Borinsky, -voto concurrente- Gemignani).
Maidana, Pablo Rubén s/rec. de casación.
169
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2127.13.4.
Resolución del: 31/10/2013
Causa n° : 839/13.
Pena. Cómputo. Contabilización del día entero de detención.
Resulta incorrecto el cómputo de pena efectuado por el tribunal si omitió considerar como día entero las horas
que los imputados permanecieron detenidos el día de la detención. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Tulián, Susana Ester y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21343.1.
Resolución del: 01/07/2013
Causa n° : 15643.
Pena. Cómputo. Forma de contar los plazos.
Como regla general, para contar los plazos, el art. 77 CP, se remite al régimen del Código Civil, y asimismo
establece una excepción a dicho régimen. En efecto, si bien en el sistema civil, no se cuenta el día en el que el
plazo empieza a correr, cuando se trate del cómputo de la pena privativa de libertad, para no incurrir en una
prolongación real de la pena judicialmente impuesta, se debe contar como día completo el día en que la
persona es detenida y no desde la cero hora del día siguiente como manda el Código Civil. (Dres. Borinsky,
Catucci y Riggi).
Castro, María Cristina s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1969.12.3.
Resolución del: 16/10/2013
Causa n° : 731/13.
Pena. Cómputo. Forma de contar los plazos.
El criterio general del CC en cuanto al modo de contar los plazos no puede aplicarse al cálculo de la pena,
puesto que de ser así, al no contarse el primer día de detención, se prolongaría indebidamente la pena. Ello
obliga a rectificar parcialmente el criterio civil, aplicando los principios penales, que impiden cualquier
prolongación real de la pena judicialmente impuesta, lo que hace que se deba computar el día de comienzo de
ejecución como día completo. (Dres. Slokar, Ledesma y David).
Jaldín Higuaín, Fidelfo s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1889.13.2.
Resolución del: 07/11/2013
Causa n° : 766/13.
Pena. Cómputo. Régimen de plazos.
Si bien en el sistema establecido por el Código Civil no se cuenta el día en que el plazo comienza a correr,
cuando se trate del cómputo de la pena privativa de la libertad, para no incurrir en una prolongación real de la
pena judicialmente impuesta, se debe contar como día completo el día en que la persona es detenida y no
desde la cero hora del día siguiente como manda el Código Civil. (Dres. Borinsky, Gemignani y Hornos).
Ramírez Pacaya, Dimas s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1537.13.4.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 438/13.
Pena. Cómputo. Sentencia firme. Doctrina CSJN "Olariaga".
Conforme doctrina CSJN en el fallo "Olariaga" una sentencia no adquiere firmeza sino hasta que ese alto
tribunal desestima la queja por recurso extraordinario federal denegado, por lo que, el cómputo de pena
practicado sobre la base de considerar un momento distinto a aquél, debe ser modificado, correspondiendo
computarse doble el período de detención que sufrió hasta ese entonces. La disidencia sostuvo que la defensa
170
Cámara Nacional de Casación Penal
no ha logrado rebatir mediante una crítica concreta y razonada los fundamentos del fallo impugnado. (Dres.
Figueroa, Madueño y Borinsky -en disidencia-).
Pino Torres, Johan Alfredo s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21754.1.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 15599.
Pena. Cómputo. Tiempo en libertad condicional.
La libertad condicional es una modalidad de ejecución de la pena y por ello resulta inadmisible no contabilizar
de manera alguna el período anterior al acaecimiento del suceso por el cual se revoca el beneficio. La
aplicación en tal sentido del art. 15 del CP es contraria a la prohibición de doble punición, no sólo porque la
libertad condicional constituye una modalidad de ejecución de la pena, sino también por el sometimiento a las
reglas que impone el art. 13 del mismo digesto. (Dres. Slokar, Ledesma, Figueroa).
Mendioroz Ciria, Mikel s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, Figueroa.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro n° 2.13.2.
Resolución del: 05/02/2013
Causa n° : 14661.
Pena. Determinación de la pena. Sentencia. Motivación.
Corresponde anular la resolución que -al fijar la pena- omitió considerar las alegaciones de la defensa relativas
a que se desatendieron circunstancias especiales del imputado y porque la pena que en definitiva se le impuso
impide la reinserción social del encartado. Si bien el tribunal habría adecuado su decisión al método
composicional, la conclusión arribada no consideró debidamente lo invocado por la defensa en cuanto a la corta
edad del imputado y su dependencia a las drogas, situación que comenzó desde temprana edad, además de
advertir que el consumo de paco afecta gravemente las condiciones de vida de cualquier sujeto y, en el caso
del imputado, lo llevó a ingresar en el círculo de la reiteración delictiva. El voto concurrente agregó que resulta
insuficiente para elevar el monto de la sanción por sobre el mínimo de la escala penal aplicable según las reglas
del concurso real la "pluralidad de hechos delictivos" y señaló que la no efectivización de los pedidos de
tratamiento de su adicción demuestra el claro colapso del sistema carcelario. La disidencia sostuvo que, en
definitiva, la defensa no logró demostrar más que la disconformidad con el quantum punitivo dispuesto por el
tribunal en una sentencia que cuenta con los fundamentos mínimos, necesarios y suficientes para encontrarse a
salvo de la tacha de arbitrariedad. (Dres. Slokar, David -en disidencia- y Ledesma -voto concurrente-).
Retamozo, Matías Gabriel s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1311.13.2.
Resolución del: 16/09/2013
Causa n° : 15812.
Pena. Doble valoración.
Si se agravó la pena sobre la base de registrar una condena que estaba siendo materia de unificación en la
causa, y no por considerar que el imputado en el nuevo hecho cometido haya desatendido la advertencia que
implicaba la anterior sanción, asiste razón a la defensa que tal doble valoración resulta prohibida ya que el
tribunal oral no ha determinado la pena por el hecho presente, sino por otro anterior, ya juzgado. (Dres. Cabral,
Figueroa y Gemignani).
Pereyra, Gustavo Gabriel s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22779.1.
Resolución del: 12/12/2013
Causa n° : 15294.
Pena. Fundamentación.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto por falta de fundamentación de la sentencia que fijó el
quantum de la pena a imponer a la imputada, toda vez que, a partir de la escala punitiva aplicable al ilícito
endilgado y los parámetros de los arts. 40 y 41 del CP, los jueces valoraron certeramente las circunstancias
agravantes y atenuantes tenidas en cuenta al momento de dosificar la pena, tales como el contexto en el que se
desarrollaron los hechos, la extensión del daño producido por el fraude y también que no existían en la
171
causante necesidades de subsistencia que pudiesen explicar su falta de freno al impulso delictivo; como
también la capacidad para comprender la criminalidad del acto y el informe socioambiental. (Dres. Borinsky,
Riggi, Catucci).
Fernández Balcarce, Sara s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 12.13.3.
Resolución del: 05/02/2013
Causa n° : 15866.
Pena. Fundamentación.
En tanto pesa sobre los jueces el deber de fundar sus resoluciones, obligación que no sólo alcanza a la
imputación y prueba del hecho ilícito atribuido sino también a la pena a imponer, corresponde anular lo resuelto
si no se advierte que el a quo haya explicitado los fundamentos necesarios y suficientes para la mensuración de
la pena respecto de la imputada, toda vez que para fundar el quantum de la misma se limitó a explicar la forma
en que la droga estaba diseminada en su casa. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Aguirre, Javier A. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22763.1.
Resolución del: 10/12/2013
Causa n° : 14417.
Pena. Imposición de pena única. Inobservancia de realización de la audiencia de visu prevista en el art. 41 CP.
Doctrina de la Corte Suprema. Derecho a ser oído.
De acuerdo con la doctrina de la Corte Suprema, corresponde anular la unificación de pena realizada y dar
cumplimiento a la audiencia prevista en el art. 41 CP a fin de que el tribunal oral tome conocimiento de visu del
condenado. (Dres. Gemignani, Cabral y Figueroa).
Almada Arrieta, Sergio M. s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani,
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22562.1..
Resolución del: 20/11/2013
Causa n° : 15501.1.
Pena. Imposición de un monto mayor al pedido por el fiscal. Improcedencia.
El tribunal no se encuentra habilitado para imponer una pena más grave que aquella solicitada por la acusación.
Los jueces que integraron la mayoría de la decisión cuestionada agravaron el quantum de la pena requerida por
el titular de la pretensión punitiva, sin que sea materia de acusación, prueba y defensa sino sólo sentencia, en
otras palabras no fue objeto del contradictorio y, eventualmente, susceptible de ser un efectivo motivo de
ejercicio de todas las defensas de hecho y derecho que la defensa podría oponer en el curso del debate. El
monto de la pena ha significado una sorpresa para el imputado desde que no ha sido objeto de discusión final y,
por tanto, no tuvo la efectiva oportunidad de defenderse respecto de ésta. Situaciones así afectan el derecho de
defensa en juicio materializado en el llamado principio contradictorio, cuyos términos limitan ostensiblemente la
función jurisdiccional conferida al tribunal de juicio a la hora de emitir un pronunciamiento final. La defensa en
juicio del imputado y sus derechos constituye la piedra angular de la idea de un juicio republicano y, por tanto,
de un juicio justo. La unificación de condenas (o concurso real resuelto en pluralidad de sentencias) tiene lugar
cuando, al momento de comisión del delito, el imputado aún no se encuentra condenado por el hecho anterior;
mientras que la unificación de penas procede cuando el segundo hecho es cometido durante el cumplimiento de
la pena impuesta por el primero. En los casos de unificación de condenas el juez dicta una nueva y única
condenación que comprende cada uno de los hechos que concurren materialmente entre sí, con la limitación de
que no puede alterar las declaraciones de hecho y su calificación legal. De este modo esta nueva sentencia no
sólo hace desaparecer la pena dictada en violación a los arts, 55-57 del CP, sino que también reemplaza a la
condenación misma recaída en esos términos. En cambio, en la hipótesis de unificación de penas el juez
determina el monto de la pena única partiendo solamente de la suma o la composición de las penas fijadas. El
voto concurrente agregó que en el trámite del recurso se presentó el fiscal general solicitando se haga lugar a la
solicitud de la defensa en el entendimiento que al imponer una pena superior a la requerida se violaban el
sistema acusatorio de enjuiciamiento y el derecho de defensa en juicio. En dichas condiciones, el agravio de la
defensa en tal sentido, debe tener acogida favorable al no verificarse contradictorio a resolver. (Dres. Hornos,
Borinsky -voto concurrente-, Gemignani).
Rolón, Richard s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
172
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 07/06/2013
Registro n° 968.13.4.
Causa n° : 16272.
Pena. Individualización. Contradicción. Ne bis in idem.
Es el reproche de culpabilidad por el hecho lo que permite juzgar la proporcionalidad de la pena, ésta no se
juzga frente al resto de los bienes jurídicos, sino frente al hecho y a la culpabilidad de su autor. Es contradictoria
la sentencia que valoró como agravante el hecho de que el robo se hubiera cometido al mediodía -en razón de
la mayor circulación de gente- si se comprobó que había ocurrido a las 8.50 de la mañana. Si se condenó al
imputado por robo con armas, es violatoria del ne bis in idem la agravación de la pena por haber blandido un
arma blanca y un arma de fuego durante el robo, máxime teniendo en cuenta que no fue el condenado quien
portaba las armas, sino sus consortes. Corresponde anular la pena impuesta, equivalente al mínimo del
homicidio, por la sustracción de una pulsera y una cadena -recuperada a los pocos minutos- si el ejercicio de
violencia con las armas no provocó lesiones a la integridad física de las víctimas y tampoco fue secuestrada el
"arma de fuego". (Dres. Cabral, Figueroa y Madueño).
Giménez Salazar, Pablo Andrés s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21214.1.
Resolución del: 10/06/2013
Causa n° : 16430.
Pena. Ley 24.390. Cómputo de detención sufrida en distintos procesos.
La normativa que gobierna las medidas de coerción personal debe ser interpretada restrictivamente. Por su
parte conforme lo estipula el art. 3 CP, en el cómputo de la prisión preventiva deben aplicarse separadamente
las disposiciones más favorables al procesado. En este sentido afirmar que para la realización del cómputo de
pena conforme a la ley 24.390 sólo puede tenerse en cuenta el tiempo de encierro ininterrumpido, resulta
inconciliable con la letra de la norma, toda vez que el art. 24 CP, según modificación establecida por la ley
24.390 para los casos en que la prisión preventiva exceda de dos años, expresamente dispone que se
computará por un día de prisión preventiva dos de prisión o uno de reclusión, estableciendo un derecho en
favor del detenido, en modo alguno sujeto al arbitrio o discrecionalidad del juzgador. (Dres. Madueño, Cabral y
Figueroa).
Mammana, Alejandro Fabián s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21800.1.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 15409.
Pena. Monto de la pena.
Corresponde anular la decisión recurrida, pues el tribunal de juicio procedió a determinar la sanción a imponer
sin convocar a las partes, lo que impidió una discusión sobre el tópico a decidir. No se contó con el
requerimiento de pena por parte del fiscal de acuerdo con la condena impuesta anteriormente por esta Sala. La
disidencia sostuvo que el pedido de pena y la respuesta de la defensa ya tuvieron lugar al tiempo de los
alegatos. (Dres. Slokar, Ledesma y David -en disidencia-).
Díaz, Emmanuel Matías s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 782.13.2.
Resolución del: 19/06/2013
Causa n° : 16611.
Pena. Unificación. Falta de fundamentación. Nulidad.
Resulta intolerable admitir tácitamente que las razones de la imposición de una pena puedan quedar ocultas
cuando lo que se halla en juego es la máxima injerencia estatal posible sobre un individuo. Por ello, sin perjuicio
de que la fijación de la sanción se encuentra dentro de los poderes del tribunal de juicio, esto no constituye una
discrecionalidad ilimitada, toda vez que el tema debatido está relacionado con el deber de motivar y fundar las
decisiones jurisdiccionales. Su objeto es, evitar situaciones de arbitrariedad ante la ausencia de tales requisitos.
Estos mismos fundamentos se deben aplicar a la unificación de las penas, dado que este es el momento en el
que se establece el quantum del castigo que se le impondrá a la persona sometida a proceso. (Dres. Ledesma,
David, Slokar).
Díaz González, Daniel s/rec. de casación.
173
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1123.13.2.
Resolución del: 14/08/2013
Causa n° : 16491.
Pena. Unificación. Método aritmético. Procedencia.
No es imperativo para el juez o tribunal la aplicación del método composicional, pudiendo optar por el sumatorio
de acuerdo a las características de las condenas computables y la personalidad revelada por el autor. (Dres.
Riggi, Borinsky, Catucci).
Carturán, Jorge Darío Ariel s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 811.13.3.
Resolución del: 24/05/2013
Causa n° : 16834.
Pericia caligráfica. Firma declaración indagatoria. Firma Indubitable. Nulidad de la pericia. Garantía contra la
autoincriminación.
La garantía que protege la autoincriminación abarca la facultad del imputado de decidir sobre toda actividad
autoincriminatoria y sólo pesa sobre él la obligación de tolerar pasivamente las medidas de investigación, es
decir, de tolerar toda medida que no requiera un hacer de su parte, aún cuando ella pueda conducir,
definitivamente, a la prueba de su culpabilidad. En el caso, el imputado se negó a confeccionar el cuerpo de
escritura y no se le advirtió, previo a su estampa, que la rúbrica del acta de indagatoria podía ser utilizada a los
mismos fines. De tal modo corresponde hacer lugar a la nulidad impetrada puesto que de lo contrario implicaría
utilizar un acto propio del derecho de defensa para convertirlo subrepticiamente en fuente de acusación. La
disidencia sostuvo que la prohibición de compeler a un imputado a declarar contra sí mismo, no excluye la
posibilidad de que sus actos libremente realizados sean considerados objeto de prueba, si se constituyen en
evidencias de índole material. (Dres. Ledesma, David -en disidencia-, Slokar).
Rau, Alejandro Oscar s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1122.13.2.
Resolución del: 14/08/2013
Causa n° : 16400.
Peritos. Validez constitucional arts. 254 y 259 CPPN.
Las prescripciones de los arts. 254 y 259 del CPPN no vulneran la garantía de defensa en juicio, en la medida
en que la taxatividad para la designación de peritos de contralor sean idénticas para todas las partes. El referido
perito es un auxiliar de la justicia y no un integrante de la defensa, como lo demuestra la circunstancia de que
deba aceptar el cargo bajo juramento de conformidad con el art. 257 CPPN y esté sujeto a la incriminación
acuñada por el art. 275 CP. La circunstancia de que se trate de profesiones reglamentadas y sujetas a
matriculación, no resulta óbice para que el legislador fije requisitos adicionales (como la inscripción en las listas
elaboradas por las cámaras del fuero), para el ejercicio de funciones específicas (como la actuación como perito
dentro de un proceso judicial), tanto más cuando dichos requisitos no son irrazonables, ni importan una
limitación desproporcionada de los derechos de los particulares. La inscripción en las listas, además, posibilita
establecer que no se encuentren afectados por alguna inhabilidad que afecte su actuación. (Dres. Borinsky,
Gemignani, Hornos).
Cornide, Pablo s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 133.13.4.
Resolución del: 22/02/2013
Causa n° : 15718.
Planteo de nulidad de lo actuado. Rechazo. Recurso de casación. Procedencia.
Si bien la decisión recurrida en casación, en principio, no cumple con el requisito de impugnabilidad objetiva, las
particulares circunstancias del caso imponen hacer lugar al planteo formulado por la defensa. La circunstancia
de haberse invocado la inobservancia por parte del tribunal de lo previsto por los arts. 178 y 242 del CPPN
amerita admitir el recurso de queja. La disidencia sostuvo que la decisión recurrida no cumple con el requisito
de impugnabilidad objetiva y tampoco alcanzó a demostrar defectos graves que la descalifiquen como acto
jurisdiccional válido en los términos de la doctrina de la arbitrariedad. (Dres. Gemignani -en disidencia-,
Borinsky, Hornos).
174
Cámara Nacional de Casación Penal
Vanderbroele, Alejandro Paul s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1068.13.4.
Resolución del: 19/06/2013
Causa n° : 464/13.
Plazo razonable.
Corresponde casar la sentencia que no hizo lugar a la excepción de falta de acción por prescripción de la
acción penal-, toda vez que teniendo en cuenta que se le atribuyó al encartado la presunta comisión del delito
de contrabando agravado en calidad de partícipe necesario, en atención a que no se han verificado demoras en
la tramitación de la causa que pudieran ser atribuibles a un comportamiento dilatorio del encausado y al tiempo
transcurrido -casi veinte y diecisiete años de los hechos sospechados- sin que se haya resuelto su situación
judicial. La disidencia sostuvo que no ha transcurrido el plazo de prescripción de diez años desde la citación a
indagatoria y de la citación a juicio -secuela de juicio-. (Dres. Madueño, Cabral -en disidencia- y Figueroa).
Rafetto, Roberto Horacio s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21715.1.
Resolución del: 28/08/2013
Causa n° : 17435.
Prescripción de la acción penal.
Teniendo en cuenta que el examen de la subsistencia de la acción penal resulta previo a cualquier otra
cuestión, y que el primer llamado a prestar declaración indagatoria constituye el último acto con entidad
interruptiva del curso de la prescripción, si se trata del recurso interpuesto contra la declaración de
inconstitucionalidad del art. 13 segundo párrafo, ley 25.761, en atención a las penas establecidas para el delito
imputado, es dable concluir que la acción penal podría haber perdido vigencia y corresponde remitir la causa al
tribunal de origen para que se considere y resuelva acerca de la eventual prescripción de la acción penal. (Dres.
Gemignani, Cabral y Figueroa).
Muggieri, Juan Carlos s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22384.1.
Resolución del: 29/10/2013
Causa n° : 14.770.
Prescripción de la acción penal.
Si los hechos imputados son anteriores a la vigencia de la ley 25.990, y ha transcurrido el lapso del tiempo de la
prescripción de la acción penal respecto de todos los períodos que motivaron la imputación -delito previsto en el
art. 8 ley 24.769 por los períodos comprendidos entre julio 2000 y marzo 2004 y el de diciembre 2004 y art. 7
ley 24.769 período comprendido entre abril y agosto 2004-, sin que se haya dictado el exclusivo acto procesal
interruptivo conforme el régimen normativo de aplicación por imperativo constitucional y legal -arts. 11.2 DUDH,
9 CADH y 2 CP-, esto es, una sentencia de condena, deberá declararse la prescripción de la acción penal, de
no mediar la comisión de otro delito. Es arbitraria la consideración del a quo en orden a que cuando el juez ha
delegado la instrucción, pierde la facultad de revisar la tipicidad de los hechos sobre los que el fiscal solicitó el
llamado a prestar declaración indagatoria, habida cuenta que no resulta fundada en regla adjetiva alguna que
así lo indique. El voto concurrente consideró que correspondía dar tratamiento al planteo de la defensa
vinculado a la afectación del plazo razonable. La disidencia propició declarar la inadmisibilidad del recurso de
casación pues la decisión atacada no constituye sentencia definitiva o equiparable a tal y, asimismo, el planteo
relativo a la excesiva duración del proceso no fue debidamente fundado. (Dres. David -en disidencia-, Slokar y
Ledesma -voto concurrente-).
Giordanengo, Raúl y Grimaldi, Jorge R. s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1457.13.2.
Resolución del: 30/09/2013
Causa n° : 14551.
Prescripción de la acción penal.
Cualquiera sea el régimen jurídico que se aplique para analizar la prescripción de la acción penal en el caso, la
acción se encuentra vigente. Así, aplicando la ley 25.990 -como lo hizo el tribunal- la acción no estaría
175
extinguida por cuanto existen múltiples actos interruptores de la prescripción -1er. llamado a indagatoria, auto
de procesamiento, requerimiento de elevación a juicio, auto de citación a juicio-. De aplicarse el nuevo régimen
jurídico -más benigno ya que establece taxativamente cuáles son los actos interruptivos del curso de la
prescripción-, tampoco se ha extinguido, ya que el curso de la prescripción se interrumpió por el llamado a
indagatoria, luego por el requerimiento de elevación a juicio y por el auto de citación a juicio, no habiendo entre
tales actos transcurrido el lapso de 6 años para que opere la extinción de la acción por el delito de
desbaratamiento de derechos acordados, por lo que corresponde hacer lugar al recurso de casación deducido
por el Ministerio Público Fiscal. (Dres. Riggi, Catucci, Borinsky).
Miccio de Sánchez, Olga Ester s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 2336.13.3.
Resolución del: 05/12/2013
Causa n° : 1019/13.
Prescripción de la acción penal. Amenazas. Incumplimiento de los deberes de asistencia familiar. Concurso
de delitos.
La prescripción de la acción penal corre y se opera en relación a cada delito, aun cuando exista concurso entre
ellos. De allí que no se acumulen las penas a los efectos del cómputo del plazo pertinente y que éste sea
independiente para cada hecho criminal, en tanto así también lo sean ellos. En el caso y en cuanto al delito de
amenazas imputado, ha transcurrido con holgura el plazo de dos años que, como pena máxima le hubiera
correspondido como autor. En relación al de incumplimiento de los deberes de asistencia familiar y tomando la
peor de las hipótesis posibles -considerar que el delito se siguió cometiendo hasta la fecha del debate y de la
resolución que concedió la probation el 1/3/2006, descontados los tres años del beneficio-, ya el 1 de marzo de
2011 habían transcurrido los dos años respectivos y la acción penal se encontraría prescripta. El voto
concurrente señaló que en el caso se trata de dos delitos de incumplimiento de los deberes de asistencia
familiar -por cada uno de los hijos- que concurren materialmente entre sí, motivo por el que el curso de la
prescripción de la acción penal corre separadamente por cada delito -art. 67, últ. párr. C.P.-. Así, el
incumplimiento cesó en la misma fecha para los ambos hijos -marzo de 2006- superando el máximo de la
escala penal para el delito en cuestión. La restricción al pago de las cuotas alimentarias, además de la violencia
económica con la ex pareja, constituye una violación flagrante a los derechos del niño, siendo responsabilidad
del Estado adoptar las medidas necesarias para su protección, teniendo en cuenta los deberes y derechos de
los padres -art. 3.2 CDN-; caso contrario se incumplen los compromisos asumidos internacionalmente. (Dres.
Cabral, Figueroa -voto concurrente- y Madueño).
Michat, Víctor Eduardo s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21675.1.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 17202.
Prescripción de la acción penal. Art. 67 CP. Ley 25.188 y ley 25.990. Ley aplicable. Principios de ley más
benigna y de aplicación retroactiva.
Mientras la redacción anterior del art. 67 CP, establecía que la prescripción se interrumpía por la comisión de
otro delito o por la secuela de juicio y dejaba en manos del juzgador la tarea de señalar aquellos actos que
poseían tal virtualidad, el texto legal actual delimita los actos interruptivos del curso de la prescripción,
describiéndolos taxativamente. En lo que hace a la elección de qué ley resulta más benigna, dicha decisión
debe ser fruto de una comparación íntegra o en "bloque" de ambas legislaciones, no pudiéndose efectuar una
aplicación parcializada de los aspectos más beneficiosos de ambas normas. La benignidad debe ser
interpretada en concreto y ampliamente, debiendo ser aplicada aquella ley que, al tiempo de juzgamiento y en
su conjunto, sea más favorable en sus efectos. Lo relativo a la prescripción cabe sin duda en el concepto de ley
penal, desde que ésta comprende no sólo el precepto, la sanción, la noción de delito y la culpabilidad, sino todo
el complejo de las disposiciones ordenadoras del régimen de extinción de la pretensión punitiva. Como
institución de derecho penal se encuentra alcanzada por el principio que exige la existencia de una ley penal
previa a la conducta delictuosa y por el principio de aplicación ultraactiva y retroactiva de la ley penal más
benigna, como garantía a favor del imputado. La nueva legislación (ley 25.990) es de obligatoria aplicación al
caso por ser la ley penal más benigna, en los términos del art. 2 del CP, por cuanto la anterior redacción del art.
67 del CP admitía, por vía interpretativa, la consideración de diversos actos procesales como constitutivos de la
expresión "secuela de juicio" y que la nueva ley ha venido a delimitar al enumerar taxativamente aquellos que
interrumpen el curso de la prescripción de la acción. (Dres. Gemignani, Borinsky, Hornos).
Fussari, Adolfo Alesio y otros s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 883.13.4.
Resolución del: 31/05/2013
Causa n° : 13702.
176
Cámara Nacional de Casación Penal
Prescripción de la acción penal. Art. 67 inc. e) del C.P. (ley 25.990). Constitucionalidad.
Las cuestiones relativas a las condiciones sustanciales de la extinción de la acción penal, como son aquellas
reguladas en el art. 67 del C.P., resultan una materia legislativa reservada al Congreso de la Nación, que es
perfectamente propia, separable e inconfundible con la atribuida a las provincias por la C.N., pues se trata de un
aspecto que necesariamente debe ser regulado por el derecho sustantivo. La norma impugnada no puede
conceptuarse como desproporcionada ni arbitraria, sino que es fruto del ejercicio lícito de una potestad
legislativa, que fija la política criminal del estado al sancionar las leyes, normas que poseen su fundamentación,
las que al ser sometidas al "test de constitucionalidad y convencionalidad", no resultan írritas o
inconstitucionales. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral).
Comesaña, Graciela Susana s/recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21384.1.
Resolución del: 08/07/2013
Causa n° : 15398.
Prescripción de la acción penal. Calificación más gravosa. Principio de congruencia.
Corresponde dejar sin efecto la declaración de prescripción de la acción penal si la subsunción jurídica más
gravosa del hecho que propuso la fiscal interviniente, fue efectuada con anterioridad al dictado de la sentencia,
por lo que debe rechazarse el cambio brusco en la calificación invocado en la resolución impugnada. (Dres.
Borinsky, Hornos y Gemignani).
Pereyra, Fabián Alejandro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2391.13.4.
Resolución del: 09/12/2013
Causa n° : 949/13.
Prescripción de la acción penal. Daño a instalaciones de un sanatorio.
Corresponde confirmar el pronunciamiento que -al descartar la figura del daño agravado en los términos del art.
184 inc. 5º segunda parte CP- declaró extinguida la acción penal por prescripción y sobreseyó a los imputados
por el delito de daño simple, al haber transcurrido con exceso el lapso previsto en la norma. La disidencia
sostuvo que las roturas en los bienes que se encontraban en el hall central del Hospital Francés, las roturas de
puertas de entrada y trasera, y de las computadores entre otros bienes, evidencian el carácter de bienes de uso
público al que hace referencia el art. 184 inc. 5º CP. (Dres. Figueroa, Madueño y Cabral -disidencia-).
Garuti, David Pablo y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21042.1.
Resolución del: 14/05/2013
Causa n° : 15044.
Prescripción de la acción penal. Delitos de acción privada. Calumnias e injurias. Hechos nuevos. Costas.
Toda vez que en el caso se investiga la supuesta comisión de delitos de acción privada -calumnias e injuriasno contemplados expresamente en el art. 67 inc. c) CP, corresponde efectuar una equiparación entre las etapas
procesales de ambos procesos y, dado que en el juicio de acción privada no se encuentra previsto el
requerimiento acusatorio de apertura o elevación a juicio, el primer acto interruptivo de la prescripción resulta
ser la presentación de la querella, aunque sea una acusación incompleta que se perfecciona en el juicio al
producirse el alegado que autoriza el art. 393 CPPN. No debe considerarse que los supuestos hechos nuevos
denunciados por la querellante formen parte del objeto procesal investigado en la causa, pues no hubo una
formal ampliación de querella que así lo hubiese habilitado antes de que la acción prescribiese. (Dres.
Gemignani, Hornos y Borinsky).
Kvitko, Luis A. s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1542.13.4.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 15327.
Prescripción de la acción penal. Doctrina del leal acatamiento. Plazo razonable.
177
Desde antaño se ha considerado apropiado y razonable ampliar la obligación de acatar los pronunciamientos
del Superior a los supuestos donde se ventilen situaciones equivalentes a aquellas sobre las cuales se ha
expresado. Ello es así, toda vez que siendo este órgano la cabeza de uno de los poderes del Estado, está
investido por la CN como el máximo tribunal de justicia de la República para interpretar sus normas y las leyes
que se dicten en su consecuencia; por lo que sus decisiones y el resguardo de su integridad interesa
fundamentalmente tanto a la vida de la Nación, su orden público y la paz social cuanto a la estabilidad de sus
instituciones y, muy especialmente, a la supremacía de la CN en que aquéllas se sustentan. Desde el inicio de
la investigación han transcurrido más de diecinueve años sin que se haya llevado a cabo el debate oral que
hubiese puesto fin al pleito, siendo que las circunstancias particulares del caso evidencian la inexplicable
demora que sufrió el expediente en un trámite disperso y alejado de la finalidad del proceso, tornándose
operativa la garantía a ser juzgado dentro de un plazo razonable. (Dres. Riggi, Borinsky, Catucci).
Roger, Oscar Rodrigo Ramón y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1012.13.3.
Resolución del: 26/06/2013
Causa n° : 16551.
Prescripción de la acción penal. Encubrimiento. Síndico. Calidad de funcionario público del síndico.
Si el síndico concursal no se encuentra sometido al derecho público sino a la norma concursal y de derecho
privado, no se encuentra adscripto ni forma parte de la administración pública, su remuneración son los
honorarios generados en el concurso, su actividad no se encuentra regulada por un régimen administrativo
propio y sus actuaciones no generan responsabilidad al Estado, cabe descartar que la actividad desplegada por
el síndico concursal pueda ser encuadrada como función pública, y no le es aplicable lo dispuesto en el art. 67
2º párrafo CP. La disidencia sostuvo que el síndico concursal es designado por el juez para intervenir en el
proceso como auxiliar de la justicia, pudiendo tener responsabilidad penal en su carácter de funcionario público.
(Dres. Figueroa, Madueño y Cabral -en disidencia-).
Pees Labory, Enrique Daniel s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21635.1.
Resolución del: 21/08/2013
Causa n° : 16433.1.
Prescripción de la acción penal. Estafa. Transferencia de jugadores de fútbol.
Corresponde anular el fallo que, al declarar la extinción de la acción penal, no satisface las exigencias de la
debida fundamentación en un pronunciamiento, pues el caso en estudio -en el que se investiga una maniobra
presuntamente estafatoria con motivo de la transferencia de un jugador de fútbol- requiere para su estudio
adecuado, la realización del juicio en donde las partes podrán confrontar con libertad y determinar si hubo o no
delito, si los acusados son responsables y, con las limitaciones del caso, si son los únicos. (Dres. Catucci, Riggi
y Borinsky).
Guerra, Juan Manuel y otro s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1745.13.3.
Resolución del: 23/09/2013
Causa n° : 305/13.
Prescripción de la acción penal. Funcionarios públicos. Sentencia arbitraria. Falta de fundamentación.
Es arbitrario el pronunciamiento que -al dictar sobreseimiento por extinción de la acción penal por prescripciónomitió dar tratamiento a la posible causal de suspensión de la prescripción en función de lo previsto en el art. 67
segundo párrafo CP (texto según ley 25.188), extremo expresamente planteado por el fiscal. (Dres. David,
Slokar y Ledesma).
Rizzo, Carolina A. s/recurso de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1509.13.2.
Resolución del: 02/10/2013
Causa n° : 14564.
Prescripción de la acción penal. Garantía a ser juzgado en un plazo razonable.
178
Cámara Nacional de Casación Penal
Las deficiencias, demoras y errores en los que el propio Estado ha incurrido no pueden ser soportados por el
imputado. La duración del presente proceso se ha tornado irrazonable, resultando lesivo de la garantía
constitucional que consagra el derecho del imputado a obtener un pronunciamiento judicial sin dilaciones
indebidas y en un plazo razonable, toda vez que la demora incurrida no obedece ni a la complejidad de la causa
ni a una conducta contumaz por parte del imputado, sino que resulta sola y exclusivamente imputable a las
autoridades judiciales y administrativas intervinientes en el proceso. (Dres. Hornos, Borinsky, Gemignani).
Lanciano, Mauro José s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 278.13.4.
Resolución del: 16/03/2013
Causa n° : 15888.
Prescripción de la acción penal. Interrupción de la prescripción.
Teniendo en cuenta que la resolución impugnada analizó la prescripción de la acción penal bajo las pautas
expresamente establecidas por el art. 67 CP (según ley 25.990), tomando como últimos actos interruptivos del
curso de la misma, los autos a través de los cuales se citó a las partes a juicio, corresponde confirmar el
sobreseimiento. La disidencia -al considerar que la fijación de la audiencia de debate dispuesta en la causa
interrumpió el curso de la prescripción- postuló revocar la declaración de extinción de la acción penal. (Dres.
Hornos -en disidencia-, Borinsky y Gemignani).
Copsel, Jorge Adolfo y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 661.13.4.
Resolución del: 07/05/2013
Causa n° : 14778.
Prescripción de la acción penal. Interrupción de la prescripción. Comisión de un nuevo delito. Presunción de
inocencia.
A los efectos de que la "comisión de otro delito" opere como causal interruptiva de la prescripción de la acción
penal, en los términos de lo previsto por el art. 67 inc. "a" CP, es preciso que el nuevo hecho haya sido
cometido, y que la sentencia condenatoria firme que lo reputa como delito ("hecho institucional") y asigna
responsabilidad a su respecto haya sido dictada, dentro del término de la prescripción aplicable al primer hecho.
(Dres. Hornos, Borinsky y Gemignani).
González, Judhit Liliana s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1624.13.4.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 212/13.
Prescripción de la acción penal. Interrupción de la prescripción. Doctrina "Arano".
Habiendo transcurrido en exceso el lapso de la pena máxima conminada por el delito sin que se haya producido
el juicio y, en consecuencia, su derivado, el exclusivo acto procesal interruptivo conforme el régimen normativo
de aplicación por imperativo constitucional y legal -arts. 11.2 DUDH, 9 CADH y 2 CP-, esto es, una sentencia de
condena, corresponde rechazar el recurso de casación contra la declaración de extinción de la acción penal, ya
que respecto de los imputados -empleados aduaneros que han dejado de desempeñarse en la ANA- no media
la concurrencia de causal de suspensión, ni tampoco la comisión de otro delito. El voto concurrente señaló que,
teniendo en cuenta que no se puede hablar de "juicio" durante la etapa instructoria, han transcurrido los plazos
máximos previstos para los delitos reprochados y, asimismo, que no corresponde atribuir capacidad interruptiva
a un hecho posterior sin que medie una sentencia condenatoria firme que así lo determine. La disidencia
sostuvo que teniendo en cuenta las fechas de las citaciones a prestar declaración indagatoria y las de los
requerimientos de elevación a juicio, no han transcurrido los plazos previstos para que opere la prescripción de
la acción penal. (Dres. David -en disidencia- Slokar y Ledesma -voto concurrente-).
Rudaeff, Juan C. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Slokar, Ledesma, David.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : II.
Registro nº 1194.13.2.
Resolución del: 22/08/2013
Causa n° : 14560.
179
Prescripción de la acción penal. Interrupción por la comisión de otro delito. Sentencia firme. Principio de
inocencia.
El curso de la prescripción no puede verse interrumpido por la comisión de los nuevos hechos presuntamente
delictivos, en tanto no medie en ellos sentencia firme que así lo declare. Lo contrario vulneraría el principio de
inocencia. (Dres. Riggi, Catucci, Borinsky).
Pérez, Juan Carlos s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 47.13.3.
Resolución del: 08/02/2013
Causa n° : 16594.
Prescripción de la acción penal. Interrupción.
En cualquiera de las versiones del texto legal del art. 67 CP (la anterior o la posterior a la reforma introducida
por ley 25.990), el llamado a prestar declaración indagatoria es el primer acto procesal con entidad interruptiva
pues a partir de aquel llamado el juez imputa un delito a una persona determinada. (Dres. Borinsky, Gemignani
y Hornos).
Cuadrado, Nelly Lilian y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 522.13.4.
Resolución del: 22/04/2013
Causa n° : 15296.
Prescripción de la acción penal. Interrupción.
La primera citación a juicio de las partes, como las que eventualmente le sucedan, expresan la voluntad de la
administración de que los sospechosos de cometer delito sean responsabilizados penalmente, es decir,
actualizan la pretensión punitiva del Estado, demostrando que éste mantiene el interés en la prosecución de la
causa, no cabe duda de que a todas las citaciones a juicio (art. 354 CPPN) debe otorgárseles capacidad
interruptiva del curso de la prescripción de la acción penal. La disidencia sostuvo que el recurrente no rebatió
las razones expuestas por el a quo y limitó su agravio al supuesto error en la aplicación de la ley sustantiva con
respecto al art. 67 CP, sin analizar en el caso concreto, la violación a la garantía constitucional a ser juzgado en
un plazo razonable y sin dilaciones indebidas. (Dres. Gemignani, Borinsky -en disidencia- y Hornos).
Muñoz, Mario R. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1536.13.4.
Resolución del: 27/08/2013
Causa n° : 14901.
Prescripción de la acción penal. Interrupción. Comisión de un nuevo delito. Presunción de inocencia.
Para que la "comisión de otro delito" opere como causal interruptiva de la prescripción de la acción penal, en los
términos de lo previsto por el art. 67, inc. a), CP, es preciso que el nuevo hecho haya sido cometido, y que la
sentencia condenatoria firme que lo reputa como delito ("hecho institucional"), y asigna responsabilidad a su
respecto, haya sido dictada dentro del término de la prescripción aplicable al primer hecho. (Dres. Hornos,
Borinsky y Gemignani).
Pérez Valle, Marta Noemí s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1918.13.4.
Resolución del: 07/10/2013
Causa n° : 16645.
Prescripción de la acción penal. Interrupción. Comisión de un nuevo delito. Sentencia judicial firme.
La prescripción de la acción penal tiene carácter de orden público, motivo por el cual debe ser declarada de
oficio, pues se produce de pleno derecho por el mero transcurso del plazo pertinente, corre y se opera en
relación a cada delito aun cuando exista concurso de ellos, y además los hechos criminales entre sí no tienen
efecto interruptivo, de no mediar una sentencia judicial firme que declare su realización y atribuya
responsabilidad al mismo encausado. El voto concurrente agregó que evidenciada la pérdida por parte del
Estado de la potestad de juzgar en virtud de la extinción de la acción penal, resultaría contradictorio que la
180
Cámara Nacional de Casación Penal
demora en el dictado de una resolución en tal sentido permitiera considerar interrumpida la prescripción por la
circunstancia de que en ese tiempo -posterior al momento en que operó la prescripción- se dictó finalmente la
sentencia condenatoria firme por el otro hecho delictivo cometido. (Dres. Borinsky, Hornos -voto concurrente- y
Gemignani).
M., M. A. s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 544.13.4.
Resolución del: 25/04/2013
Causa n° : 15839.
Prescripción de la acción penal. Lesiones. Actos discriminatorios.
Si en ninguna de las instancias se llegó a excluir una posible vinculación del encartado con una asociación que
se pretende relacionar con la comisión de delitos de lesa humanidad, corresponde anular el sobreseimiento por
prescripción del imputado -que ni siquiera fue indagado- por el delito previsto por el art. 89 CP agravado por el
art. 2 ley 23.592, ya que la posibilidad de que su accionar está afectado por el contenido lesivo del derecho de
gentes con el que se lo vincula y el hecho de que esa imputación es imprescriptible, torna imperativa una
decisión acorde a ese orden de ideas. (Dres. Catucci, Riggi y Borinsky).
Xinle Lin s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1659.13.3.
Resolución del: 13/09/2013
Causa n° : 14264.
Prescripción de la acción penal. Penas conjuntas o alternativas.
Por ser única la acción emergente de cada delito, una es también la prescripción, aunque la ley castigue la
infracción con penas aplicables alternativa (prisión o multa, art. 94 CP) o conjuntamente (multa e inhabilitación,
art. 94 CP). Ambas penas, aunque sean principales, forman una unidad que impone un solo plazo de
prescripción, y mientras una de las penas mantenga subsistente la acción, será posible aplicar la otra que
considerada en su individualidad habría determinado su prescripción. Por consiguiente, la prescripción de la
acción se rige, en principio, respecto de la pena cuyo plazo de prescripción es mayor, que no necesariamente
coincide con el de aquella más grave en los términos del art. 5 del CP. Encontrándose el hecho objeto del
sumario -art. 94 CP- reprimido con penas de prisión, inhabilitación temporal y multa, el plazo de prescripción se
rige por aquella con el plazo mayor, en este caso, el previsto en el art. 62, inc. 2º CP, correspondiente al tiempo
de la pena de prisión. (Dres. Hornos, Gemignani y Borinsky).
Miranda, Rogelio Daniel s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1728.13.4.
Resolución del: 17/09/2013
Causa n° : 16397.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable.
No corresponde hacer lugar a la prescripción de la acción penal por violación del plazo razonable si la
circunstancia de que el proceso se haya extendido poco más de dieciséis años obedece, decididamente, a la
complejidad de las maniobras ventiladas -la participación de los imputados en una asociación ilícita destinada a
cometer delitos, tales como la faena de ganado y venta de carne a nombre de falsos usuarios a fin de evadir
impuestos-, sin que se haya demostrado que la jurisdicción, desde el momento mismo en que fue excitada,
haya cejado en la búsqueda de desentrañar la mecánica de los sucesos y de dar con sus responsables,
teniendo en cuenta que la complejidad del caso no puede divorciarse del considerable número de personas que
resultan sospechadas de participar en el hecho y, también, del elevado número de asistentes técnicos y la
voluminosidad de las actuaciones. La disidencia consideró que desde la fecha del primer llamado a prestar
declaración indagatoria con la virtualidad propia de dicho acto procesal se habría cumplido holgadamente el
término prescriptivo computable desde la fecha de comisión de cada uno de los hechos. (Dres. Gemignani,
Borinsky -disidencia- y Hornos).
Agusti, Leonardo A. y otros s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1644.13.4
Resolución del: 09/09/2013
Causa n° : 15610.
181
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable.
El tribunal de juicio atribuyó a la defensa dilaciones indebidas en la tramitación de la causa, razonamiento que
no puede ser convalidado toda vez que para así concluír efectuó un examen de variables que corresponden al
legítimo ejercicio de los derechos del imputado consagrados por la CN y tratados internacionales incorporados
a ella y, cuyo incumplimiento, genera responsabilidad del Estado Argentino ante la comunidad internacional.
Mal puede entonces utilizarse una garantía, cuya finalidad es la tutela y fortalecimiento de los derechos que
todo individuo detenta frente al poder estatal, en su perjuicio. Una interpretación como la efectuada en la
resolución recurrida, deja vacía de contenido la garantía a ser juzgado en un plazo razonable, y utiliza en
perjuicio del imputado, una herramienta elaborada en defensa de sus derechos. (Dres. Figueroa, Gemignani y
Cabral).
Kalciyan, Rubén s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Gemignani.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 22529.1.
Resolución del: 13/11/2013
Causa n° : 17211.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable.
La sofisticación de la maniobra desplegada por los imputados que dio origen a las actuaciones -operaciones de
importación de vehículos en la que intervinieron distintos despachantes de aduana-, así como el tiempo que
insumió la producción de las medidas probatorias que debieron llevarse a cabo y la dificultad para localizar a los
testigos, constituyen circunstancias objetivas que justifican, razonablemente, el tiempo insumido en el trámite de
la causa. (Dres. Borinsky, Gemignani y Madueño).
Gadalepa, Leonardo H. y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 1599.13.4.
Resolución del: 29/08/2013
Causa n° : 16383.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable. Configuración.
Corresponde revocar la resolución que declaró la extinción de la acción penal si resulta indiscutible la
complejidad de los actuados -defraudación por administración infiel y estafa calificada en perjuicio de la
administración pública-, tanto por la cantidad de imputados como por las características de la maniobra que
requirió la producción de muchísimas pruebas, tales la recepción de numerosas declaraciones testimoniales,
extensos peritajes, allanamientos, pedidos de informes y otras y, asimismo, el objeto procesal fue variando con
el tiempo, por un lado producto de la propia pesquisa y por otro a raíz de las sucesivas denuncias, lo que
determinó ampliación de declaraciones indagatorias. Si bien los planteos que coadyuvaron a incrementar el
tiempo de trámite no pueden achacarse a quienes fueron beneficiarios de la resolución, no puede negarse que
elípticamente se vieron "afectados" o "favorecidos" con tales incidencias. Si bien en algunos casos las
autoridades judiciales no supieron contener los planteos dilatorios, en la mayoría de ellos se vieron envueltas en
las vicisitudes procesales propias de tal clase de impugnaciones, que en función del cumplimiento de las
normas rituales impidieron que procedieran de esa manera. (Dres. Gemignani, Hornos, Borinsky).
Fleisman, Abraham y otro s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 899.13.4.
Resolución del: 31/05/2013
Causa n° : 16366.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable. Falta de intervención del Ministerio Público Fiscal. Principio
de contradicción.
En la medida en que la prescripción es una cuestión de orden público, la omisión de requerir la opinión del
titular de la acción pública causa una nulidad de orden general, pues afecta la intervención del Ministerio Fiscal
y el principio de contradicción entre las partes. El voto concurrente agregó que el a quo no realizó ningún
análisis referido a la alegada violación de garantías constitucionales, en particular de ser juzgado en plazo
razonable, sino que sólo realizó una referencia genérica a la supuesta responsabilidad parcial de las defensas
de los encausados en la "mora en el trámite", extremo que -a su entender- justificaba el rechazo del planteo.
(Dres. Madueño, Cabral y Figueroa -voto concurrente-).
Velázquez, Facundo s/rec. de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
182
Cámara Nacional de Casación Penal
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro n° 21329.1.
Resolución del: 27/06/2013
Causa n° : 15917.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable. Funcionarios públicos.
En el caso no se ha demostrado que el tiempo de duración del proceso haya sido injustificado. Si bien la
garantía a obtener un pronunciamiento judicial que ponga fin a la incertidumbre con que cuenta toda persona
sometida a proceso penal puede encontrar tutela en el instituto de la prescripción, no es posible traducir el
concepto de "plazo razonable" en un número fijo de días, semanas, meses o años. Si bien las actuaciones han
tenido comienzo en el año 1999, y han transcurrido alrededor de catorce años de trámite, no debe perderse de
vista la naturaleza de los delitos que se investigan y su complejidad; la participación de numeroso personal
policial, de distintas dependencias y con contactos con personal civil, en el marco de una organización que por
sus características, ha dificultado la recolección de pruebas y la determinación de la modalidad delictiva
desplegada, como la participación específica de cada uno de los autores en ellos. A ello se debe sumar también
la conducta adoptada por los imputados y sus defensas en el devenir del proceso. Las circunstancias
verificadas en el expediente no se ajustan a la doctrina de la duración razonable de un proceso sentada por la
CSJN a partir del precedente "Barra". No se advierte que las actuaciones hayan tenido una duración que se
oponga a los derechos reconocidos por la CN, pues más allá que ninguno de los imputados se encuentra
privado de libertad actualmente, la duración que hasta aquí ha llevado no es injustificada. Los principios de
economía, celeridad y eficacia, deben conjugarse, en los casos en donde se investigan delitos cometidos por
funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones, con el derecho de la sociedad, como víctima indirecta de
este tipo de delitos, a esclarecer las acciones que despliegan aquellos vinculadas con asuntos públicos, en el
caso, una de las fuerzas de seguridad. El estudio de la garantía a ser juzgado en un plazo razonable no puede
prescindir de la naturaleza que caracteriza a estos casos que se denominan generalizadamente de "corrupción".
La situación de disponibilidad de los policías imputados no pone fin al ejercicio de la función pública pues
continúan siendo empleados públicos a la espera de la asignación de un destino diferente y recién con la baja
se produce la pérdida del estado policial y la desvinculación total de la Institución. Por consiguiente, toda vez
que al menos, uno de los policías imputados, continúa en disponibilidad, la acción penal permanece suspendida
hasta que el nombrado pase a retiro o renuncie o sea exonerado de la fuerza. La suspensión de la prescripción
por el carácter de funcionario público de uno de los partícipes, de carácter objetivo, no opera solamente para
éstos, sino que también suspende el proceso respecto de los que no lo son. (Dres. Cabral, Madueño y
Figueroa).
Pellegrini, Rodolfo Carlos s/ recurso de casación.
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21826.1.
Resolución del: 30/08/2013
Causa n° : 15927.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable. Omisión de considerar la especial complejidad de la
investigación.
Corresponde revocar el sobreseimiento por prescripción de la acción penal por considerar violada la garantía de
ser juzgado en un plazo razonable si el a quo limitó su análisis sobre la prolongación del proceso a la actividad
procesal de las partes sin tomar en consideración la complejidad de la investigación realizada -millonarias
contrataciones directas efectuadas por el Estado- y asimismo, se refirió a las prórrogas solicitadas por las partes
acusadoras sin aludir a la justificación de tales pedidos. El voto concurrente agregó que cuando la pesquisa
apunta directamente a dilucidar si se cometieron maniobras defraudatorias en perjuicio del erario público en
cuya ejecución habrían participado funcionarios estatales, se torna operativa la Convención Interamericana
contra la Corrupción. (Dres. Borinsky, Hornos y Gemignani -voto concurrente-).
Hurrel, Daniel C. y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 2663.13.4.
Resolución del: 27/12/2013
Causa n° : 898/13.
Prescripción de la acción penal. Plazo razonable. Parámetros.
Al momento de realizarse el juicio oral y público ya se había afectado la garantía de ser juzgado dentro de un
plazo razonable, y ante el planteo de la defensa debió ser tratado por el tribunal de mérito. Los votos
concurrentes expresaron, por un lado, que correspondía rechazar los recursos en tanto los recurrentes
pretendían someter a revisión, cuestiones de hecho y prueba que no estaban comprendidas en ninguno de los
motivos del art. 456 del CPPN; y por otro lado, que la acción penal se encontraba prescripta habida cuenta que
no se había producido el exclusivo acto procesal interruptivo conforme al régimen normativo de aplicación por
imperativo constitucional y legal (art. 11.2 DUDH y 9 CADH y 2 CP), esto es, una sentencia de condena. (Dres.
Madueño, Cabral y Figueroa).
Leiser de Apstein, Viviana Cynthia s/recurso de casación.
183
Magistrados : Figueroa, Cabral, Madueño.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : I.
Registro nº 21365.1.
Resolución del: 03/07/2013
Causa n° : 14318.
Prescripción de la acción penal. Rechazo del planteo. Recurso de casación. Sentencia definitiva.
El rechazo del planteo de extinción de la acción penal por prescripción no encuadra en las previsiones del art.
457 CPPN, ya que son sentencias definitivas aquellas que dirimen la controversia poniendo fin al pleito o
haciendo imposible su continuación y la norma equipara a ellas, por sus efectos, a los autos que ponen fin a la
acción, a la pena o hacen imposible que continúen las actuaciones o denieguen la extinción, conmutación o
suspensión de la pena. (Dres. Riggi, Catucci y Borinsky).
Ravagnan, Juan Alberto s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1664.13.3.
Resolución del: 13/09/2013
Causa n° : 483/13.
Prescripción de la acción penal. Recurso de casación. Cuestión federal.
La decisión que confirmó el rechazo de la prescripción no cumple con el requisito de impugnabilidad objetiva
previsto por el art. 457 CPPN, sin que la defensa haya logrado demostrar fundadamente que, en el caso, se
encuentre involucrada otra cuestión de índole federal que habilite la intervención del Tribunal.
Terán, Felipe Federico s/rec. de queja.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro n° 446.13.4.
Resolución del: 11/04/2013
Causa n° : 16101.
Prescripción de la acción penal. Recurso de casación. Cuestión federal. Plazo razonable. Funcionarios
públicos.
Corresponde rechazar el recurso de casación interpuesto contra la resolución que confirmó la decisión del
magistrado a quo, en cuanto dispuso que la acción penal en las actuaciones se encuentra vigente, al concluir en base a constancias de la causa- que el hecho investigado en las actuaciones es sumamente complejo, tanto
desde su aspecto fáctico como normativo, cuya investigación ha requerido diferentes peritajes, recolección de
datos históricos sobre el predio en discusión, ha concitado innumerables opiniones acerca de su status jurídico
y por lo demás, ha apuntado diversos funcionarios, de las más altas jerarquías -y a particulares- que, desde
diferentes competencias, habrían intervenido en el acto complejo de su venta, sin que se verifique la existencia
de agravio federal alguno, ya que la defensa limitó a sostener una discrepancia valorativa sobre las
circunstancias y elementos concretos del caso que fueron valorados por el tribunal de la instancia anterior. No
constituye tacha de arbitrariedad aquélla que sólo trasunta una opinión diversa a la sostenida por el juzgador,
insuficiente para demostrar que ésta conduzca a un apartamiento palmario de la solución jurídica prevista para
el caso o adolezca de una decisiva carencia de fundamentación. El voto concurrente, si bien adhirió al
preopinante, consideró que lo resuelto no constituye sentencia definitiva o equiparable a tal. La disidencia
consideró si bien el objeto procesal de la causa puede entrañar cierta dificultad desde el punto de vista jurídico
y probatorio, las circunstancias del caso claramente acreditan que se ha afectado gravemente el derecho del
acusado de ser juzgado sin dilaciones indebidas, situación que impone la necesidad de que sea esta Cámara y
en esta oportunidad la que poniendo fin al estado de incertidumbre e innegable restricción de la libertad que
comporta el enjuiciamiento penal, ponga fin a dicha situación que pesa sobre el imputado, disponiendo en
definitiva la prescripción de la acción penal y el sobreseimiento del acusado. (Dres. Borinsky, Riggi -en
disidencia- y Catucci -voto concurrente-).
Cavallo, Domingo Felipe s/rec. de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro nº 1379.13.3.
Resolución del: 14/08/2013
Causa n° : 16217.
Prescripción de la acción penal. Recurso de casación. Sentencia definitiva.
El rechazo de la excepción de falta de acción por prescripción de la acción penal no cumple con el requisito de
impugnabilidad objetiva previsto por el art. 457 CPPN en la medida en que su consecuencia necesaria es que el
imputado continúe sometido a proceso y tales decisiones no reúnen la calidad de sentencia definitiva, máxime
184
Cámara Nacional de Casación Penal
no habiéndose demostrado la existencia de cuestión federal. El voto concurrente expresó que el recurrente no
demostró que desde el hecho, hasta el dictado de la sentencia condenatoria -la que a su criterio en virtud de la
doctrina "Rabinovich" y "Arano" constituye el exclusivo acto procesal interrputivo antes del dictado de la ley
25.990- ni desde ésta hasta el presente, haya transcurrido el plazo máximo establecido para la calificación más
gravosa sostenida por la querella en las actuaciones. (Dres. Gemignani, Borinsky y Figueroa -voto concurrente).
Diehl, Valerio Francisco s/recurso de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 16/04/2013
Registro n° 480.13.4.
Causa n° : 16291.
Prescripción de la acción penal. Recurso de casación. Sentencia definitiva. Plazo razonable.
El rechazo del pedido de prescripción de la acción penal no constituye sentencia definitiva a los fines del
recurso de casación, en la medida en que su consecuencia necesaria es que el imputado continúe sometido a
proceso. Debe rechazarse la alegada violación al derecho a ser juzgado en plazo razonable si la defensa no
hizo referencia alguna al trámite de las actuaciones, limitándose solamente a mencionar de forma genérica, el
supuesto menoscabo a dicha garantía. El voto concurrente agregó que no se advierte que el proceso presente
una demora tal que permita calificar de evidentemente irrazonable el plazo que ha demandado. (Dres.
Gemignani, Hornos -voto concurrente- y Borinsky).
Beraja, Rubén Erza s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Resolución del: 12/12/2013
Registro nº 2475.13.4.
Causa n° : 1114/13.
Prescripción de la acción penal. Suspensión de la prescripción. Funcionarios públicos. Naturaleza de la
función. Plazo razonable.
En la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la suscripción de un boleto de compraventa de
un campo celebrado por la Administración de Parques Nacionales, y teniendo en cuenta que las personas que
suscribieron los documentos resultaban ser funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones, deviene
necesario precisar los períodos durante los cuales ejercieron cargos públicos, por cuanto a los fines de la
prescripción de la acción penal, resulta aplicable el art. 67, segundo párrafo CP según ley 25.188. No se
encuentra extinguida por prescripción la acción penal pública, ya que la jerarquía del cargo público que ocupa
uno de los imputados justifica la suspensión del curso de la prescripción en la causa y respecto de todos los
intervinientes (art. 67 segundo y quinto párrafo CP), en tanto que el cargo que desempeña satisface,
objetivamente, el fundamento de posible influencia política que se requiere para suspender el curso de la
prescripción. La falta de un análisis concreto de las particularidades del caso que permita sostener que una
solución que afirme la vigencia de la acción penal pública, no sustenta el agravio relativo a la violación de la
garantía a ser juzgado en un plazo razonable. El voto concurrente señaló que no resulta correcta la distinción
tajante entre los individuos que revisten la categoría de funcionario público con aquellos otros que ostentan la
calidad de empleados públicos a las resultas de la aplicación de la regla en examen. (Dres. Borinsky,
Gemignani -voto concurrente- y Hornos).
López Alfonsín, Marcelo Alberto y otro s/rec. de casación.
Magistrados : Gemignani, Borinsky, Hornos.
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : IV.
Registro nº 651.13.4.
Resolución del: 06/05/2013
Causa n° : 15052.
Prescripción de la acción penal. Suspensión del juicio a prueba.
Corresponde rechazar el recurso de casación intentado contra la sentencia que declaró extinguida por
prescripción penal la acción penal y sobreseyó al imputado toda vez que no se advertía la vigencia de la acción
penal pues desde el requerimiento de elevación a juicio, previo descuento del plazo en que fue suspendido el
proceso a prueba trascurrió holgadamente el máximo legal previsto para el delito de robo simple en grado de
tentativa. La disidencia señaló que la resolución recurrida fue dictada sin tener a la vista lo ocurrido con la
suspensión del juicio a prueba debido a que nunca el tribunal solicitó el legajo correspondiente a fin de ponderar
debidamente las constancias que allí se habrían formado para el control de la suspensión o, al menos, de
evaluar su relevancia para la dilucidación del pleito, dejando así sin fundamentación la sentencia en crisis.
(Dres. Riggi -en disidencia-, Borinsky, Catucci).
Paniagua, Pablo Silvano s/recurso de casación.
Magistrados : Catucci, Riggi, Borinsky.
185
Tribunal: Cámara Federal de Casación Penal. - Sala : III.
Registro n° 343.13.3.
Resolució