Siguiendo la pista la click|

advertisement
} Siguiendo
la pista la click |
Autor: D. Ignacio Martínez Mayoral (Director General de Brokerlist)
Una de las mayores ventajas del marketing por email, y diferencia definitiva, frente a
otras técnicas y herramientas de marketing directo, es la posibilidad de conocer la
efectividad de nuestras acciones de forma inmediata. Una de las mayores ventajas y
el principal juez de nuestras campañas.
Con la aparición de la publicidad en Internet nace, también, la medida de resultados.
No es que antes no se hiciera o se haga ahora en otro tipo de campañas, pero sí que es
claro que la medida de resultados de las campañas online es un elemento diferenciador. Y
también un elemento que puede ser distorsionador, en algunas ocasiones.
Al igual que en la publicidad en la web, el seguimiento de los clicks en el correo
electrónico se realiza a través de un sencillo procedimiento. Cuando el usuario pulsa
en un enlace, que previamente ha sido codificado, se le dirije a una página intermedia,
donde se toman los datos necesarios para la generación de un informe posterior, y se le
envía, finalmente, a la página de destino del enlace. De forma transparente para el usuario,
que no percibirá que ha pasado por el anterior proceso.
artículo
Si en la publicidad en web la codificación de los enlaces se refiere al anunciante, campaña
y elemento publicitario, en la publicidad por email, el elemento diferenciador está en la
codificación del usuario.
Cada enlace cuenta con un código individual por usuario, lo que hace posible controlar
quien y cuando pulsa en un determinado enlace. Esto posibilita el verdadero valor del email
marketing: la realización de comunicaciones personalizadas, adaptadas a cada usuario y
definidas en función de los resultados de acciones anteriores.
Prohibida la reproducción total y/o parcial sin autorización del autor. © Pymes-Online.com
Pero, aparte de consideraciones técnicas, ¿qué hace que un usuario pulse en un
enlace?
Además de una buena oferta, adaptada y personalizada, una buena presentación,
impactante creatividad y otros aspectos relacionados con el diseño del mensaje, hoy me
quiero centrar en el elemento determinante de toda acción de marketing directo: la llamada
a la acción.
En una campaña de email marketing, la acción más repetida que persigue el remitente,
es el click en un enlace que llevará a la visita del website. Para que esta acción sea llevada
a cabo el mayor número de veces, todo mensaje debería:
} Indicar claramente qué espera el remitente que haga el destinatario. Suena a obvio,
pero es habitual encontrar campañas donde no se insiste lo suficiente en este punto.
Un "pulse aquí para obtener más información" es siempre necesario pero no siempre
suficiente.
} Ofrecer (y comunicar) un beneficio real por pulsar en un enlace. Este beneficio, la
mayor parte de las veces, será obtener más información de la oferta o acceder a
información más personalizada.
} Presentar el enlace en diferentes formatos: no sólo como un texto, también como
una imagén, un botón...
} Incentivar el click apelando al sentido de la responsabilidad del destinatario. De
modo gráfico, con esto quiero decir, el acompañamiento de los enlaces con frases del
tipo: "No te lo puedes perder" o " "Todo lo que deberías saber" que incita la curiosidad
y, en cierta manera, hace sentir culpable al usuario si no pulsa en el enlace.
Son sólo algunos detalles, que ni siquiera garantizan el éxito de una campaña, pero que
nos ayudarán a presentar adecuadamente el elemento más determinante de nuestros
mensajes.
} www.pymes-online.com |
Descargar