AULETTA, HORACIO PABLO C/ SATZKOIZUNA, MARIO VLADIMIR S/
COBRO EJECUTIVO"
Causa Nº 47.882
R.S.:
627/05
///la Ciudad de Morón, Provincia de Buenos Aires, a los
......................seis días del mes de Octubre de dos
mil cinco, reunidos en la Sala de Acuerdos del Tribunal,
los Señores Jueces de la Excma. Cámara de Apelación en lo
Civil y Comercial, Sala Segunda, del Departamento Judicial
de Morón, Doctores
Severo José Calosso, Felipe Augusto Fe-
rrari y José Luis Gallo, para pronunciar sentencia interlocutoria en los autos caratulados: "AULETTA, HORACIO PABLO
C/ SATZKOIZUNA, MARIO VLADIMIR S/ COBRO EJECUTIVO", Causa
Nº 47.882, habiéndose practicado el sorteo pertinente arts. 168 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires- resultó que debía observarse el siguiente orden: CALOSSO-GALLO-FERRARI, resolviéndose plantear y votar la siguiente:
C U E S T I O N
¨Es ajustada a derecho la resolución apelada?
V O T A C I O N
A LA CUESTION PROPUESTA EL SE¥OR JUEZ DOCTOR CALOSSO, dijo:
I.- Antecedentes:
A fs. 233/234 el Señor Juez Titular del Juzgado de Primera
Instancia en lo Civil y Comercial Nø 1 Departamental, re-
solvió revocar por contrario imperio el auto de fs. 230,
segundo párrafo, ordenando que el accionante practique nueva liquidación conforme las pautas dadas en su resolución e
imponiendo las costas en el orden causado (art. 71 del
C.P.C.C.).Contra tal resolución se alzó la parte actora a fs. 238 interponiendo recurso de apelación, el cual fue concedido en
relación a fs. 239 y fundamentado con el memorial de agravios de fs. 240/244, el que no mereció réplica alguna.Finalmente, a fs. 253vta., se llamó "Autos" en providencia
que -consentida- coloca las actuaciones en estado procesal
idóneo para que esta Sala se expida.II.- Los Agravios:
El recurrente se agravia del rechazo de la liquidación y la
orden de practicarla nuevamente, en primer lugar, por la
reducción de los montos de determinados gastos que el a quo
efectúa, considerando en el punto -además- que el Señor
Juez de grado excedió los límites de la decisión judicial
en cuanto a los principios de congruencia y preclusión.En segundo lugar, y en cuanto a los términos de la impugnación, alega que el interés de la contraparte se encontraba
centrado únicamente en impugnar el 50% del gasto por sellado del pagaré en ejecución y al cómputo de $1.000 para
atender al pago del anticipo al martillero interviniente.
En cuanto al primero, el ejecutante se allanó al pago del
50% del gasto por sellado y el segundo lo agravia en cuanto
a su rechazo por considerar el a quo que no correspondía
pues la subasta no se había llevado a cabo.Por último, el apelante se agravia de que se rechace el
cómputo de intereses devengados sobre los gastos causídicos
puesto que el cómputo de acrecidas sobre los gastos no
guarda relación con la mora del deudor sino con el simple
reintegro a quien los abonó con la admisión de los importes
compensatorios por el tiempo que se han inmovilizado esos
fondos.Finalmente, solicita se revoque el fallo en crisis, aprobándose la liquidación practicada por el ejecutante, con
costas a la contraria.III.- La Solución:
1.-Sabido es que, al analizarse las liquidaciones que las
partes practican, los jueces tienen la facultad de morigerar gastos excesivos reduciéndolos prudencialmente (art. 77
última parte C.P.C.C.).En la especie, vemos -en primer lugar- que el a quo ha considerado oportuno reducir el monto de determinados rubros
incluidos en la liquidación, lo que agravia al apelante.Al votar -integrando la Sala I de este Tribunal- en la Causa nro. 44.985, R.S.
"(...)
172/03 recordaba que
surge a las claras que, amén de los sellados a los que alude el sentenciante, existen también gastos inherentes al
diligenciamiento de tales oficios y pedidos de informe consistentes o bien en el traslado del letrado para su diligenciamiento, o bien en la contratación de un tercero para
realizarlo; y tal diligenciamiento debía tener lugar fuera
del asiento del tribunal.Esta Sala ha dicho que "los gastos del diligenciamiento de
cédulas, oficios o mandamientos fuera del lugar del asiento
del juzgado, deben incluirse entre las costas a cuyo pago
ha sido condenado el demandado -art. 77 del Código Procesal-. En efecto, corresponde englobar en el rubro "gastos"
de la liquidación los incurridos por dichos diligenciamientos, puesto que no pueden considerarse que ellos se hallen
incluidos dentro de los trabajos propios de la labor encomendada a los profesionales que representan a la actora"
(esta Sala en causa 46.351, R.S. 101/02, entre otras en
igual sentido) y que "se encuentran comprendidos en el rubro costas todas aquellas erogaciones efectuadas para el
diligenciamiento de distintos instrumentos siempre y cuando
dicho trámite se efectúe fuera del asiento del Tribunal
pues, aquellos que se llevan a cabo dentro de éste no insumen gastos ordinarios alguno" (esta Sala en causa citada).Bajo tales premisas y tal como lo señalaba, es claro que
los enunciados gastos de diligenciamiento no incluirán so-
lamente aquel pago que deba realizarse en concepto de sellado sino que también se encontrarán incluidas en los mismos las sumas de dinero necesarias para que, o bien por intermedio del letrado, o bien por un tercero, el diligenciamiento se lleve a cabo; y aun en caso de no haberse traído
los comprobantes escritos que las acrediten, tales erogaciones deben -a mi modo de ver- tenerse por efectuadas
(arg. art. 163 inc. 5º segundo párrafo del C.P.C.C.), pero
tarifándolas en un monto mínimo.Lo
contrario
implicaría,
desde
mi
óptica,
soslayar
los
principios rectores que informan el instituto de la condena
en costas (art. 68, 77 del ritual y su doctrina) pues el
acreedor habrá de soportar erogaciones -necesarias- que, en
realidad, pesaban sobre el condenado en costas; y -así- el
aludido fundamento de la condena en costas (que el proceso
no se erija en fuente de daño para el vencedor) se verá
desvirtuado".Tales fundamentos devienen de plena aplicación al caso por
lo que -a mi modo de ver- asiste razón al recurrente al
agraviarse de la reducción efectuada por el a quo.Es que, teniendo en cuenta lo que surge de las constancias
de fs. 19/21, 31/34, 61/62, 93/95 y 117/123, con mas lo ya
dicho en cuanto al aditamento de las sumas razonables para
efectuar los diligenciamientos, es que -a mi modo de ver-
los gastos en cuestión aparecen razonables y prudenciales,
no existiendo razón para reducirlos.Es por ello que, en su momento, propondré se modifique el
decisorio apelado en cuanto ordena morigerar -en la nueva
liquidación que se practique- los montos aludidos en la liquidación de fs. 213/215 vta. por gastos de informe título
de dominio, embargo al registro de la propiedad,
certifi-
cado de dominio e inhibición, oficio de notificación de remate, segundo testimonio, reinscripción de embargo e inscripción de segundo testimonio, debiendo los mismos incluirse por las sumas indicadas en dicha liquidación.2.- Siguiendo con el tratamiento de los agravios (art. 266
in fine C.P.C.C.) he de señalar que, respecto de los restantes rubros de la liquidación, sólo es materia de recurso
la no admisión de la suma de $1000 para atender el pago del
anticipo al martillero y la no admisión del cómputo de intereses sobre los gastos (arts. 266, in fine, y 272 del
C.P.C.C.).Ello así, pues el ejecutante se allanó a la cuestión del
gasto por sellado del pagaré en ejecución, lo cual es sostenido en el correspondiente memorial, por lo tanto dicho
rubro no integra el presente recurso.En cuanto al cómputo de $1.000 para atender al pago del anticipo del martillero interviniente en autos, debo mencionar que:
A fs. 48/vta. se decretó la venta en pública subasta, por
lo tanto, a fs. 49 se procedió al sorteo de un perito martillero -Sr. Alberto Cuñado-, el cual aceptó el cargo a fs.
50.A fs. 56 el martillero solicita la suma de $1.800 en concepto de adelanto de gastos, el cual fue concedido a fs. 57
por la suma de $1.200 como anticipo de gastos para la realización de la subasta con cargo de oportuna rendición de
cuentas.Posteriormente,
ya
en
el
momento
de
la
liquidación,
se
acompaña un recibo firmado por el perito martillero por la
suma $2.000 abonados por el ejecutante el día 19 de Febrero
de 1.999 -ver fs. 214- respecto de dos expedientes, entre
los cuales se mencionan las presentes actuaciones.No obstante ello, el ejecutante denuncia un pago de $1.000
como adelanto al martillero en estos obrados, suma que incorpora en la pertinente liquidación -ver fs. 213-.A fs. 225/227, la coejecutada impugna la liquidación; en el
punto IV de dicha presentación desconoce el recibo y se refiere específicamente al rubro en cuestión el cual rechaza
pues considera que no debe pagar por gastos que no se hicieron -entre otros argumentos-.Finalmente, el Señor Juez desestima el anticipo para gastos
entregado al perito martillero interviniente por no haberse
llevado a cabo la subasta de referencia.-
Sentado ello, no surge constancia clara y concreta respecto
del pago del referido anticipo fijado a fs. 57.En primer lugar debemos señalar que, siendo el de fs. 214
un instrumento privado y habiéndose desconocido su firma,
nada se hizo para acreditar su autenticidad, por lo que carece de fuerza probatoria (arts. 1026 y sigtes. Cód. Civil;
esta Sala en causa nro. 50.207, R.S. 813/04).Amén de ello, vemos que a fs. 86 el martillero solicita
nuevamente un anticipo para gastos, a lo cual se le contesta que deberá estarse a la suma fijada a fs. 57. Ello, denota que -hasta ese momento- todavía no se habría efectivizado el cobro de dicho anticipo para gastos.Este dato debemos interpretarlo contextualmente con lo que
surge del recibo de fs. 214: el mismo tiene impuesta una
fecha anterior al pedido del martillero y, además, hace referencia a dos expedientes distintos sin que pueda saberse
-a ciencia cierta- que monto corresponde a cada expediente.Por ello, no habiéndose llevado adelante la subasta decretada en autos, no encontrándose gastos acreditados en autos
con objeto de la subasta y dadas las particularidades del
recibo de fs. 214, entiendo que el anticipo por gastos de
la futura subasta no debe integrar la liquidación presentada por el aquí recurrente.-
3.-Ahora bien, respecto del agravio por la no admisión del
rubro intereses sobre los gastos, esta Sala II ha dicho con
anterioridad que
"No resulta de aplicación la pretensión de liquidar intereses sobre gastos en tanto el no mediar aún liquidación que
los aprueba, el condenado en costas no puede ser considerado en mora en el pago de los mismos" (conf. JUBA, Sumario
B-855921).- Y tal solución tiene total lógica a contrario
de lo que señala el apelante por cuanto lo reclamado por
gastos debe supeditarse a la admisión o no de los mismos,
siendo hasta el momento de la aprobación de la liquidación
una suma ilíquida que sí o sí debe someterse a lo dispuesto
por el artículo 501 del C.P.C.C. para adquirir liquidez,
por ende hasta tanto la liquidación no se encuentre aprobada los obligados al pago no se pueden considerar en mora.
Muy distinto es lo que ocurre con el capital reclamado, el
cual, en un juicio como el que nos atañe, está por demás
especificada la suma reclamada y el capital de condena, sobre el cual sí pueden contabilizarse intereses sin necesidad de liquidación...(Causa nro. 46.348, R.S. 624/01)"."En igual sentido lo ha decidido la jurisprudencia en más
de una oportunidad (Juba sumario B100461, Cám. Civ. y Com.
1º La Plata Sala I, causas 217603 R.S. 351/94, 222552 R.S.
267/95, entre otras; Juba sumario B101636, Cám. Civ. y Com.
1º La Plata Sala I, causa nro. 239152 R.S. 67/02)" (esta
Sala en causa 47.671, R.S. 678/04).Así vemos que a fs. 213/215vta. el ejecutante practicó liquidación incluyendo en la misma los intereses sobre todos
los gastos, intereses cuyo aditamento
a tenor de lo ya di-
cho- hemos juzgado, con anterioridad, inviable.Consecuentemente, en atención a lo hasta aquí expuesto corresponde rechazar el recurso de apelación interpuesto en
este aspecto.IV.- La Conclusión
De conformidad con los argumentos expuestos anteriormente,
propongo se confirme la resolución apelada en cuanto desestima el rubro adelanto de gastos al martillero y el rubro
intereses sobre gastos, modificándola en cuanto ordena morigerar -en la nueva liquidación que se practique- los montos aludidos en la liquidación de fs. 213/215 vta. por gastos de informe título de dominio, embargo al registro de la
propiedad,
certificado de dominio e inhibición, oficio de
notificación de remate, segundo testimonio, reinscripción
de embargo e inscripción de segundo testimonio, debiendo
los mismos incluirse por las sumas indicadas en dicha liquidación.Las costas de Alzada habrán de quedar impuestas en un 70 %
al recurrente y en un 30 % a la ejecutada, atento el éxito
solo parcial del recurso (arts. 68 y 71 del C.P.C.C.) y la
regulación de honorarios deberá diferirse para su oportunidad (art. 51 del Dec. Ley 8.904/77).Lo expuesto me lleva a votar en la cuestión propuesta
PARCIALMENTE POR LA AFIRMATIVA.A la misma cuestión, el Señor Juez Doctor GALLO, por iguales consideraciones y fundamentos a los expuestos por el
Dr. CALOSSO, adhiere votando también
PARCIALMENTE POR LA AFIRMATIVA.-
A LA CUESTION PROPUESTA EL SR. JUEZ DR. FERRARI DIJO:
Comparto el voto que precede en todo salvo en lo relativo
al rubro gastos por intereses.He dicho, al respecto, en la causa nro. 47.671, R.S. 678/04
que
"Sin perjuicio del criterio sentado en el antecedente citado por el vocal preopinante en cuanto a la inviabilidad de
aditar intereses al rubro gastos, en un reestudio del tema
he de variar mi anterior postura.Así opino pues:
a) Ha señalado esta Sala, rememorando el pensamiento de
Chiovenda, que el derecho del ganancioso debe salir incólume del proceso (esta Sala en causa nº 48.219, R.S. 705/03).
En palabras del maestro italiano: es interés del Estado que
la utilización del proceso no se resuelva en daño para
quien tiene la razón (Chiovenda, Giuseppe. Instituciones de
derecho civil, trad. y comp. Enrique Figueroa Alfonzo, pag.
501).Por ello, en el concepto de condena en costas viene ínsita
la noción de integralidad resarcitoria, criterio que
sin
lugar a dudas- preside la redacción del artículo 77 del ritual.b) Con tal premisa como norte, es de toda evidencia que si
el triunfador en la contienda judicial debiera realizar
gastos para la percepción efectiva (art. 15 Const. Pcial.)
de aquello que le es debido (art. 505 Codo. Civil) quedará
comprendido en la noción de costas el evidente detrimento
patrimonial que implica destinar ciertas sumas monetarias a
sufragar
dichos
gastos
y
recuperar
el
dinero
recién
un
tiempo después (en la especie mas de 3 años).c) Y, en nuestro sistema normativo, es el instituto de los
intereses (arts. 621 a 623 del Código Civil y ccdtes.) el
previsto para afrontar tales circunstancias.En este contexto, pienso que el cómputo de intereses sobre
las sumas efectivamente abonadas por quien resulte ganancioso en el proceso es procedente, contando la postura que
así vengo delineando con el aval de importante doctrina y
jurisprudencia (ver en tal sentido Morello
Sosa
Beri-
zonce, Códigos Procesales ... T VI C, págs. 294, 311; Fenochietto
Arazi, Código Procesal, T 3, pág. 85; Juba su-
mario B2001701, Cám. Civ. Y Com. San Martín Sala II, causa
40267 RSI-87-00, entre otras; Juba sumario B856603, Cám.
Civ. Y Com. 1º San Nicolás, causa 5422 RSI-924-2; Juba sumario B353634, Cám. Civ. Y Com. 2º Sala III, La Plata, causa 101751 RSD-302-3; entre otros); aditamento que
como es
lógico- debe realizarse desde el momento en que el gasto se
realizó efectivamente.d) Así, y sin dejar de reconocer que la cuestión es controvertida en doctrina y jurisprudencia, teniendo como norte
la pauta interpretativa reseñada en a), que conjugo con la
norma del artículo 17 de la Constitución Nacional (y concordantes), he de variar mi opinión en el punto".Por lo aquí expuesto, dejo propuesto se modifique la resolución apelada también en cuanto repele el rubro intereses
sobre gastos, el que deberá incluirse en la nueva liquidación que se practique.En el contexto así descripto, y atento el éxito parcial del
recurso, entiendo que las costas de Alzada habrán de quedar
impuestas en el orden causado (arts. 68 y 274 C.P.C.C.).Lo expuesto me lleva a votar en la cuestión propuesta
PARCIALMENTE POR LA NEGATIVA.-
Con lo que terminó el Acuerdo, dictándose la siguiente:
S E N T E N C I A
AUTOS Y VISTOS: CONSIDERANDO:Conforme al resultado obtenido
en la votación que instruye el Acuerdo que antecede, SE
CONFIRMA -POR UNANIMIDAD- la resolución apelada en cuanto
desestima el rubro adelanto de gastos al martillero y -POR
MAYORIA- en cuanto repele el rubro intereses sobre gastos,
modificándola -POR UNANIMIDAD- en cuanto ordena morigerar en la nueva liquidación que se practique- los montos aludidos en la liquidación de fs. 213/215 vta. por gastos de informe título de dominio, embargo al registro de la propiedad,
certificado de dominio e inhibición, oficio de noti-
ficación de remate, segundo testimonio, reinscripción de
embargo e inscripción de segundo testimonio, debiendo los
mismos incluirse por las sumas indicadas en dicha liquidación.Costas de Alzada -POR MAYORIA- en un 70 % al recurrente y
en un 30 % a la ejecutada, atento el éxito solo parcial del
recurso (arts. 68 y 71 del C.P.C.C.).SE DIFIERE la regulación de honorarios para su oportunidad
(art. 51 del Dec. Ley 8.904/77).REGISTRESE.NOTIFIQUESE.DEVUELVASE.-
Dr. SEVERO JOSE CALOSSO
Juez
Dr. FELIPE AUGUSTO FERRARI
Juez
Ante mí: Dr. GABRIEL HERNAN QUADRI
Secretario de la Sala Segunda de la
Excma. Cámara de Apelación en lo Civil
y Comercial del Departamento Judicial
de Morón
Dr. JOSE LUIS GALLO
Juez
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ€
•
x é
p ˜
ÿÿ
s —
k ›
T
h ž
ÿÿó
e -
b Ô
ÿÿ/
@
_ Ì
@
ÿÿá
\
"
ÿÿÉ
a û
v Q
ÿÿ²
q %
ÿÿ,
l ž
ÿÿ°
g ]
ÿÿc
d -
ÿÿ
\
ÿÿ
x
ÿÿ
u ï
ÿÿô
r ÷
ÿÿ
ÿÿ
o ³
ÿÿº
l
i F
&
ÿÿ
&
z&
ÿÿM
x Ö&
ÿÿg.
0
f T
ÿÿQ'
j ø/
e â3
ÿÿ 4
ÿÿ[
s å(
c
ÿÿè(
p o)
ÿÿH-
ÿÿ
` .4
ÿÿ34
]
&
34
s À4
ÿÿ÷4
ÿÿ{A
n •5
ÿÿf6
k h6
ÿÿY?
s ûA
p bB
ÿÿmB
m °B
ÿÿ¾B
j vD
A
x œ4
ÿÿ+A
ÿÿ¾4
c /A
` jA
}A
ÿÿšA
v îA
ÿÿúA
ÿÿ†D
e ˆD
ÿÿ“D
b
ÿÿ
E
p —E
€
h
ÿÿ•4
ÿÿ
B
F
v4
[
{A
E
m J-
m ™E
S ÇF
…
W ›
ÿÿ›E
ÿÿ“D
i ÈE
e ÎE
` ÀF
-E
\ ÂF
x rE
ÿÿ“E
X -
b
i –
E ¾
8
rBð
rBh ÎE
` ÀF
s ”E
< -
l
ð
¾
rBh
<#â
rBh
ï ð
n ø
rBh
n -
<#n
¸ ð
n "
a Q
<!a S
a d
a
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh ¸
< -
l
< -
l
d
í
n ´
a
a
a ž
a ²
a
a
a
rBh ¸
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
< -
¥ l
< -
l
q
n û
n
n Ø
n ‡
n î
n ÷
n n
n
n
l
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
< -
¥ l
n
n t
n
n ¼
n H-
n Å-
n
n
n z
n
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh
rBh l
< n ‰!
rBh
¥ l
n 3"
rBh
z
l
n ?#
rBh
n â#
rBh
n P$
rBh
n j%
rBh
n ~&
rBh
n ¥'
rBh l
n
rBh
< 0
¥ l
n ˜2
n ª3
¥'
å(
n
rBh
n o)
rBh
n JrBh
n •.
rBh
n u/
rBh
n ø/
rBh
n
rBh
rBh
rBh l
< -
¥ l
ª3
rBh
â3
rBh
n
rBh
4
n œ4
rBh
n ¾4
rBh
n À4
rBh
n ÷4
a R5
T
rBh
< -
¥ l
< -
l
< :
¥ l
n ;;
rBh
R5
n C>
rBh
”5
n ^?
n h6
n
n y6
rBh
n
rBh
8
n Ñ8
rBh
n —
rBh
rBh
rBh
rBh l
< -
¥ l
^?
n
[email protected]
rBh
n ×@
rBh
n
rBh
A
n /A
rBh
n 1A
rBh
n jA
rBh
n }A
rBh
n vD
n
E
rBh
rBh l
< E
¥ l
n ™E
rBÈ
< -
n ›E
rBh
È
E
rE
a ¹E
rBh
n —
U ÈE
U
rBh
rBh
rBh
rBÈ
rBÈ
< -
¥ °ÿ
< rBÈ
< -
¥ l
rBÈ
È
ÈE
ÊE
rBÈ
n ÌE
rBÈ
n ÎE
rBð
n
< -
F
b
F
ð
b
F
I
rBÈ
ð ‘
< F
°ÿ
b DF
rBÈ
< F
F
V iF
F
b -F
b
V ‘F
V ¸F
V
rBÈ
rBð
rBð
rBÈ
rBÈ
rBÈ ð
È < -
b ÆF
rBð
U ÇF
rBÈ
ð
U ÈF
rBÈ ð
ÿÿ
ð ‘
rBÈ
rBÈ
¸F
ÂF
o rBÈ
< -
¥ l
< -
¥ °ÿ
< -
È ñ
c
Pica
ial
PicaD
Elite
EliteD
NLQ
Courier_New
Times_New_Roman 8 Symbol ? Wingdings
ÜÜÜÜÜÜÜ Ò à=Ð/
Ar
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
•
C
¸
ž
b#
«
"+
º2
•9
¯@
GF
7
O
V
¨
p
é
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
GF
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜ
GF
€R
HF
ÿÿÿÿÿÿÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
" *
02/21/0609/26/05GF
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
ÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜÜ
Descargar

AULETTA, HORACIO PABLO C/ SATZKOIZUNA, ... COBRO EJECUTIVO" Causa Nº 47.882 R.S.: 627/05