Número 1.284 12-13 de octubre

Anuncio
El Sr. Arzobispo destaca, en Tembleque, la labor que
prestan los Centros de Orientación Familiar
página 9
Compromiso solidario de Sonseca con
una parroquia de Lurín (Perú)
página 8
Donativo:
0,30 euros.
AÑO XXXI. NÚMERO 1.284
12/13 de octubre de 2013
Tarragona acoge la beatificación de 522 mártires
Quince mártires vinculados a nuestra
archidiócesis son beatificados este domingo
A las 12 de la mañana de este domingo, 13 de octubre, dará comienzo en Tarragona la Santa Misa, presidida
por el Cardenal Angelo Amato, de beatificación de 522 mártires de la persecución religiosa en España en el
siglo XX, 15 de los cuales están vinculados a nuestra archidiócesis de Toledo.
De los quince nuevos beatos vinculados a nuestra archidiócesis once son
hermanos maristas de la comunidad
de Toledo, que fueron martirizados en
el paseo del Tránsito; otros dos eran
hermanos de San Juan de Dios, naturales de Talavera de la Reina y de
Ocaña; otro era un sacerdote Operario
diocesano, Miguel Amaro, nacido en
El Romeral, y el sacerdote natural de
El Torrico, José García Librán, martirizado en Gavilanes (Ávila).
El Sr. Arzobispo, don Braulio Rodríguez Plaza, que ha viajado a Tarragona acompañado de un grupo de
fieles de nuestra archidiócesis, concelebrará en la Santa Misa, que será retransmitida en directo por Canal Diocesano de TV y Radio Santa María de
Toledo.
La Eucaristía tendrá lugar en el
Complejo Educativo de la ciudad
tarraconense y será presidida por el
Cardenal Angelo Amato, Prefecto de
la Congregación para las Causas de
los Santos y representante del Papa
Francisco para esta Beatificación.
(PÁGINA 4)
Uno de los monumentos históricos más importantes de Tarragona es su anfiteatro romano. Data del siglo segundo y en su arena
fueron martirizados el obispo San Fructuoso y sus diáconos Augurio y Eulogio en el año 259
94 seminaristas se forman
en el Seminario Mayor
El Sr. Arzobispo presidió el acto inaugural del Curso Académico.
El 27 de septiembre fue inaugurado el curso académico 2013-2014 en
los Institutos Superiores de Teología «San Ildefonso» y de Ciencias
Religiosas «Santa María de Toledo» y en los distintos Seminarios diocesanos. Este curso en el Seminario Mayor se preparan para el sacerdocio 94 seminaristas y, en el Menor, estudian cerca de 60 alumnos.
PÁGINAS 6-7
2 PALABRA DEL SEÑOR DOMINGO XXVIII DEL TIEMPO ORDINARIO
 PRIMERA LECTURA: 2 REYES 5,14-17
En aquellos días, Naamán el sirio bajó y se bañó
siete veces en el Jordán, como se lo había mandado
Eliseo, el hombre de Dios, y su carne quedó limpia
de la lepra, como la de un niño. Volvió con su comitiva al hombre de Dios y se le presentó diciendo:
«Ahora reconozco que no hay Dios en toda la tierra
más que el de Israel. Y tú acepta un presente de tu
servidor.
Contestó Eliseo: «Juro por Dios, a quien sirvo,
que no aceptaré nada»
Y aunque le insistía, lo rehusó. Naamán dijo:
«Entonces, que entreguen a tu servidor una carga
de tierra, que pueda llevar un par de mulas; porque
en adelante tu servidor no ofrecerá holocaustos ni
sacrificios de comunión a otro Dios que no sea el
Señor».
 SALMO 97
Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo;
el Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel.
Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad.
 SEGUNDA LECTURA: 2 TIMOTEO 2,8-13.
Querido hermano: Haz memoria de Jesucristo el
Señor, resucitado de entre los muertos, nacido del
linaje de David. Este ha sido mi Evangelio, por el que
sufro hasta llevar cadenas, como un malhechor. Pero la palabra de Dios no está encadenada. Por eso
lo aguanto todo por los elegidos, para que ellos también alcancen la salvación, lograda por Cristo Jesús,
con la gloria eterna.
Es doctrina segura: Si morimos con él, viviremos
con él. Si perseveramos, reinaremos con él. Si lo negamos, también él nos negará. Si somos infieles, él
permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo.
 EVANGELIO: LUCAS 17,11-19
Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre
Samaría y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se
pararon a lo lejos y a gritos le decían: «Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros».
Al verlos, les dijo: «Id a presentaros a los sacerdotes». Y mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se
volvió alabando a Dios a grandes gritos, y se echó
por tierra a los pies de Jesús, dándole las gracias.
Este era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: «¿No han quedado limpios los diez?; los otros
nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este
extranjero para dar gloria a Dios?».
Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado».
PADRE NUESTRO / 12-13 DE OCTUBRE DE 2013
DOS LEPROSOS EXTRANJEROS
CLEOFÉ SÁNCHEZ MONTEALEGRE
M
ientras la rutina se instala
en el fondo de las personas,
todo discurre por igual y no
hay lugar a la división de las estaciones ni al detenimiento para contemplar la maravilla de la puesta de sol
revestida de tornasoles. Si alguien
despierta de los modos usuales, es
cuando el sobresalto remueve las cenizas para abrir el corazón al asombro.
Naamán vivía la desolación de
su lepra, envuelto en lamentaciones
y con atención a sus devociones. Sus
entorchados de general en jefe del
ejército de Amán cubrían sus llagas
hasta que una esclava le puso en camino de otras tierras. La actitud de la
esclava y la constancia en la reflexión
de sus siervos logran que el general
secunde la orden del hombre de Dios.
¡Sorpresa! Tenía razón Eliseo. ¡Se ha
curado! El asombro es la puerta del
agradecimiento y el subsuelo de la
humildad. Con humildad y agradecimiento se abren todas las puertas.
La puerta fundante se llama fe. Reconozco que no hay otro Dios en toda
la tierra, fuera del Dios de Israel.
Clave de todo el relato: confesión de
fe. Naamán quiere mostrar su agradecimiento. Dios no se compra con dineros ni con ofrendas, pues sus dones
son gratuitos y se conceden graciosamente. No obstante el agradecimiento cambia a las personas y la tierra que
pisan está teñida de acción de gracias.
Consideración: con agua del Jordán
se limpió la lepra de Naamán, nuestra
lepra se nos limpió en el Bautismo.
Quien puede hacernos nuevos, indica
que el reconocimiento de su obra se
concreta en renuncias y en profesión
de fe, conscientes del bien recibido, fe
en un solo Dios que es amor.
El samaritano leproso. Quien
a Cristo recurre, alguna enfermedad
le lleva. Caso de los diez leprosos.
Prohibido tenían acercarse a sus vecinos por temor al contagio, pero nadie
les podía prohibir el grito de auxilio.
¡Maestro, ten piedad de nosotros! A
distancia y en este caso es la barrera
que no se levantará por la prisa que
nueve tendrán por obtener el certificado de su curación. Grito de auxilio, esperanza de vida. Lo legal. Los
judíos se creían que Dios les debía
aquel favor. Solo uno saltó la barrera
de la normativa y desandó a toda prisa el camino a donde se ha recibido
la curación. Era un samaritano, los
otros nueve eran judíos. El hereje, el
extranjero en su propia tierra hasta
ahora compartida, quiere agradecer al
Nazareno, al Mesías, vencedor de la
lepra, la enfermedad impura por excelencia. La vuelta a Jesús en acción
de gracias es confesión de encuentro
transformador; es elegir a Jesús como
centro de nueva vida, es reconocer el
don inmerecido de salud, es entrar en
el camino de salvación con firmeza:
Cristo es quien limpia.
Jesús se queda decepcionado ante
el desagradecimiento. Jesús es el don
de Dios que acorta distancias para detenerse en cada persona y escuchar, al
menos, la gratitud del que ha vislumbrado en la curación que solo el Hijo
del Hombre tiene poder de curación.
Reconocimiento con reconocimiento
se hermana: Levántate, vete; tu fe te
ha salvado.
Para la meditación. «Qué grandes son tus obras; todo lo has hecho
con sabiduría. ¡Que te den gracias! Si
nosotros te despreciamos, nosotros
no fuimos despreciados: cuando olvidamos tu Divinidad y te perdimos,
tomaste sobre ti nuestra humanidad.
Que te den gracias. ¿Cuándo y dónde
no podemos darte
gracias? (san Agustín, sermón 16 A,6).
n
LECTURAS DE LA SEMANA: Lunes 14: Romanos 1, 1-7; Lucas 11, 29-32
Martes 15: Santa Teresa de Jesús, virgen y doctora. Eclesiástico 15, 1-6; Mateo
11, 25-30. Miércoles 16: Romanos 2, 1-11; Lucas 11, 42-46. Jueves 17: San
Ignacio de Antioquía, obispo y mártir. Romanos 3, 21-30; Lucas 11, 47-54.
Viernes 18: San Lucas, evangelista. 2 Timoteo 4, 9-17; Lucas 10, 1-9. Sábado
19: Romanos 4, 14.16-18; Lucas 12, 8-12. Misa vespertina del Domingo XXIX
del Tiempo Ordinario.
TERCERA PÁGINA 3
SR. ARZOBISPO ESCRITO SEMANAL
MUJERES QUE NO OLVIDAN EL AMOR
DE CRISTO SACRAMENTADO
H
emos clausurado el pasado
domingo el centenario de la
Unión Nacional Eucarística
Reparadora (UNER) en Toledo. La
asociación católica la había fundado
el Beato Manuel González el 4 de
marzo de 1910 siendo arcipreste de
Huelva. A don Manuel le salían del
corazón estas palabras: «Yo hoy pido una limosna de cariño para Jesús
Sacramentado, un poco de calor para
esos Sagrarios tan abandonados; yo
os pido, por el amor de María Inmaculada, madre de este hijo tan despreciado, y por amor de este Corazón tan
mal correspondido, que os hagáis las
Marías de esos Sagrarios abandonados…»
Muchas mujeres respondieron a
la llamada del beato Manuel González, entonces en Huelva y más tarde
en Málaga y Palencia, diócesis donde fue Obispo diocesano. En Toledo,
desde 1912 hasta ahora mismo,
cientos de mujeres han sido Marías
de tantos Sagrarios, en diferentes situaciones de fe: en persecución y en
tiempo de paz, visitando «a Jesús escondido», como gustaba decir beato
Francisco Martos, vidente de Fátima, cuando tantas veces iba a la parroquia a rezar y a visitar a Jesús Sacramentado, mirando atentamente el
Sagrario. Hoy también es importante
esa visita, para encontrar a Cristo en
ese espacio de quietud y silencio de
nuestras iglesias.
A mí me enseñaron a «hacer la visita» a Jesús al atardecer y contarle de
algún modo el día transcurrido. Son
momentos de conocer de otro modo a
Jesús de Nazaret. Lo cual lleva a encontrar una alegría en el corazón que
nunca te abandona, incluso cuando
tienes menos tiempo o te abandonas
un poco. Yo creo que hemos abandonado un tanto esta práctica, no se la
hemos enseñado a los niños, adolescentes y jóvenes y no disfrutan de la
compañía de Cristo. Dicen esto mismo la Marías actuales y otros adoradores. Tal vez nuestra era tan audiovisual es menos propicia al silencio y
la escucha, tan necesarias para entrar
en oración, sea la oración del corazón, como la meditación o la «lectio
divina» con la Escritura Santa.
¿Necesita Jesús de nuestra visita, de nuestra adoración? La necesitamos nosotros, para no sentir que
nuestra fe no es puro sentimiento;
también para que nuestra relación
con Cristo vivo no sea seca o rutinaria. Además en nuestro tiempo
es necesario también aquel amor de
Jesús que salvó al mundo en la Cruz
gloriosa y en la Resurrección liberadora. ¡Tantos están privados de ese
amor y nada esperan! ¡Tantos creen
que Dios ha muerto y para nada se
preocupan de nuestras pobres vidas!
«Cristo está en agonía hasta el fin del
mundo», decía un famoso autor católico. Esa es una buena intuición, sin
duda.
El «hoy» de Cristo, que se vive
en la Liturgia de la Iglesia es el marco que hace entender la visita a los
Sagrarios abandonados y la vivencia
de los misterios de Cristo, inagotables para el ser humano por ricos en
tantos aspectos. El «hoy» de Cristo
central se celebra en la Eucaristía y
en su prolongación en la oración y
adoración del Señor Sacramentado.
Hay aquí una «calidad» de presencia
de Cristo que no podemos olvidar,
sin detrimento de la fe viva. La Eucaristía que celebramos en la Catedral
el pasado domingo para dar gracias
por el centenario de la fundación
de la UNER nos ayudó a caer en la
cuenta de la importancia del Sagrario
en nuestras iglesias y, sobre todo, de
la presencia de Cristo vivo con nosotros.
Por eso queremos tener presentes
en nuestra oración a tantas mujeres
que en estos cien años han orado ante
el Sagrario en nuestros pueblos y ciudades, por tantos sacerdotes que han
creado en sus parroquias y han alentado a las Marías. Igualmente pedimos al Señor por la intercesión de
aquel arcipreste de Huelva, el beato
Manuel González, que lo que él vivió
con tanta intensidad y fidelidad, siga
presente en nuestras comunidades
parroquiales. ¿A quién, si no, iremos
a contar nuestras alegrías o nuestras
penas? ¿Quién nos atenderá siempre
dispuesto a acoger nuestra oración de
petición y de intercesión?
X Braulio Rodríguez Plaza
Arzobispo de Toledo
Primado de España
12-13 DE OCTUBRE DE 2013 / PADRE NUESTRO
4 COLABORACIONES
 CONCILIOS de la iglesia
TEÓLOGOS
PLÉYADE SANTA DE MÁRTIRES
José Díaz Rincón
José Carlos Vizuete
A
lo largo del concilio, los teólogos
desarrollarán un papel fundamental. Muchos de los obispos han acudido a Trento acompañados por expertos. También el papa, el emperador y los
otros príncipes cristianos han nombrado
a sus teólogos para asesorar a los legados y a sus embajadores respectivos.
La mayor parte de estos consejeros procedían de las órdenes religiosas
que pusieron a disposición del concilio
a sus mejores hombres: Melchor Cano,
Pedro y Domingo de Soto, Ambrosio Catarino y Bartolomé Carranza, dominicos;
Jerónimo Seripando, el general de los
agustinos; Claudio de Sainctes, canónigo regular; Alfonso de Castro, Andrés
de Vega y Vicente Lunel, franciscanos
observantes; Cornelio Musso, franciscano conventual; Nicolás Audet, carmelita;
Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Claudio
Jayo y Pedro Canisio, jesuitas.
Desde la perspectiva teológica convergieron en Trento las diversas escuelas doctrinales del momento: tomismo y
escotismo, nominalismos ya decadentes, agustinismo y teología humanista,
que defendieron sus respectivas posiciones en los debates. La corriente tomista -incluso en versión de la escuela de
Salamanca cada vez más rígida- fue la
que marcó más profundamente el trabajo
conciliar y los mismos decretos. El agustinismo y la teología humanista se notaron en las discusiones sobre el pecado
original y la justificación. En definitiva,
todo dependía de los teólogos que preparaban los esquemas.
El trabajo conciliar comenzaba en
las llamadas «congregaciones de teólogos», sesiones en las que tenían cabida
tanto los padres como los teólogos pontificios y los asesores teológicos de los
otros participantes. En ellas, al modo de
las sesiones académicas, se discutían
cuestiones y proposiciones tomadas de
las obras de los reformadores, para familiarizar a los padres con los problemas
teológicos y disciplinares a los que debían dar respuesta. De ellas no resultan
nunca acuerdos, son meras sesiones de
trabajo en las que no se vota.
En la ciudad también se encuentran
los embajadores, del emperador y de
los otros monarcas
cristianos. A través
de una constante correspondencia con
sus señores envían
informes y reciben
instrucciones.

PADRE NUESTRO / 12-13 DE OCTUBRE DE 2013
N
ada menos que 522 mártires
españoles, obispos, sacerdotes,
religiosos y religiosas de diferente ordenes, seminaristas, hombres y
mujeres seglares, son beatificados este
domingo 13 de octubre en Tarragona.
Es una gran ciudad martirial, allí se conserva la tradición de los primeros mártires cristianos. En el año 259 dieron su
vida por Cristo, su obispo san Fructuoso
y un grupo numerosos de cristianos. En
1936, otra persecución, por odio a la fe,
hace morir violentamente a su Obispo
Manuel Borrás, junto a varias decenas
de sacerdotes y fieles de aquella ilustre
diócesis. Por esta razón se celebra allí
esta gran beatificación. El resto pertenecen a diversas diócesis españolas. Ya
son casi dos mil mártires beatificados
que se cuajaron en nuestra perversa
Guerra Civil. Algunos ya han sido canonizados.
Cuando la Iglesia proclama, celebra
y venera la gloria de los mártires, no
busca ni señala culpables, sino héroes
y modelos. La glorificación de nuestros
mártires no va contra nadie, ni contra
nada. No es un ejercicio justiciero y
resentido de la memoria de la historia,
sino un acto de justicia, un subrayar la
Verdad que nos hace libres y una siembra de los mejores y más necesarios valores que todos necesitamos adquirir,
para hacer de este mundo, creado por
Dios, un oasis de vida, de paz y de amor,
en lugar del infierno en que lo convertimos por nuestras malas conductas.
Un tesoro de la Iglesia
Los mártires cristianos son un gran
tesoro de la Iglesia, de ayer, de hoy y
de siempre. Son la excelencia del don
de la fe, la palma y la corona de la vida
cristiana. Los mejores hijos de la Iglesia
de Jesucristo. Son una catarata de luz y
hermosura, el testimonio más impresionante de la fe, un ejemplo de valentía,
coraje, entrega generosa y pacífica, lo
cual es algo genuinamente cristiano. No
son únicamente ejemplos vivos y retadores para vivir la fe, sino intercesores
constantes, a los que debemos invocar y
caminar con ellos. En estos tiempos de
increencia, de fragmentaciones, materialismo y relativismos, en los que Dios
nos pide con insistencia que seamos
evangelizadores y apóstoles, cada cual
desde el sitio y situación que se encuentre, recurramos a la oración, a imitar su
fe y a equiparnos con su bagaje evangélico, pues ellos son testigos inmortales
de Cristo crucificado y resucitado.
Cualquier mártir y todos los mártires
son un grito desgarrador, realista y provocador, desde los cuatro puntos cardinales de la Tierra, para que escuchemos,
miremos y sigamos a Jesucristo. Ellos
testifican «lo que han visto, oído y palpado acerca de la Palabra hecha carne»
¡Jesús, el Mesías, el Salvador, el Señor!
¿Cómo podemos no escuchar, dudar, o
no seguir a Cristo cuando tantos hombre, mujeres, niños, jóvenes y adultos,
consagrados o no, ofrecen sus vidas por
Jesucristo, para interpelarnos a todos?
Hijo preclaro de El Romeral
Una característica común, deslumbrante y apabullante, en todos los mártires,
es que mueren perdonando. Por eso son
mártires de Cristo. Él nos enseña en su
Evangelio que la faceta más importante
de la caridad es el perdón y en la Cruz
muere perdonando a sus perseguidores.
Cristo es el primer mártir y prototipo de
los que dan la vida por la fe. Sus Apóstoles también murieron mártires para
certificarnos con sus vidas la gran Verdad que nos pregonaban con sus labios.
No puedo dejar de mencionar a uno
de estos testigos de la gran beatificación
de Tarragona, por ser de nuestra diócesis y paisano mío: don Miguel Amaro
Ramírez, hijo preclaro de El Romeral,
sacerdote que pertenecía a los Operacios Diocesanos y fue formador en
nuestro Seminario.
En 1931 fue nombrado rector del
Seminario de León. Volvió a Toledo en
julio de 1936 para acompañar al beato
Pedro Ruiz de los Paños, con el fin de
fundar aquí las Discípulas de Jesús. Le
sorprendió la Guerra Civil y como era
muy conocido por su santidad, ciencia
y caridad, lo asesinaron en el Tránsito. Su
cuerpo fue trasladado
a Tortosa al sepulcro
de sus hermanos sacerdotes.

COLABORACIONES 5
 50 años del Vaticano II: GRANDES TEÓLOGOS CONCILIARES
Jean Daniélou S. J. (1)
Juan Carlos Mateos González
N
uestro teólogo (1905-1974) asistió como perito al Concilio Vaticano II. Con 24 años ingresó en
la Compañía de Jesús y con 33 se ordenó
sacerdote (1938). En abril de 1969 Pablo
VI le nombró cardenal. Fue profesor de
Literatura, redactor de la revista de teología «Études», cofundador de la colección patrística «Sources Chrétiennes»
y Decano de la Facultad de Teología en
París. Autor de numerosas obras bíblicas,
de historia de la Iglesia antigua, liturgia,
ecumenismo y misionología.
En su persona convergen el profesor
universitario, el escritor y el pastor (fue
capellán universitario y director espiritual de los alumnos). Él mismo confiesa:
«Ante todo soy un hombre de Iglesia: el
mismo día de mi ordenación, tuve la sensación de que mi vida ya no me pertenecía, sino que estaba al servicio de la Iglesia, de la obra de Dios. Como sacerdote,
me he esforzado por ser fiel a semejante
compromiso. Todas las responsabilidades que he ido asumiendo han sido responsabilidades de Iglesia: como profesor,
consideraba que mi deber estribaba en
ayudar a los futuros sacerdotes a prepararse para el sacerdocio; como decano,
reafirmé mi fidelidad básica a la Iglesia».
Su participación en el Concilio constituye un momento decisivo en su vida. El
anota en sus Memorias: «A partir de 1962,
con el Vaticano II, comenzó para mí un
período nuevo. Me hallaba en Florencia,
cuando me enteré por el periódico que el
Papa Juan XXIII me había nombrado experto para el Concilio. Me sorprendió en
gran manera, pues no había participado
en el trabajo de las comisiones preparatorias. Durante cuatro años, fui asiduo a
todas las sesiones del Concilio, trabajé
en ellas activamente y me encontré así
asociado a la acción de la Iglesia a nivel
universal… formé parte de la Comisión
teológica, una de las más importantes del
Concilio, en donde colaboré con algunos
de los mayores teólogos de hoy en día:
Rahner, el P. de Lubac y otros más. También di cuenta del Concilio en Francia,
publicando por entonces numerosos artículos en la prensa, en particular en «Le
Fígaro». Penetré profundamente en el espíritu y en el movimiento del Concilio, al
que había saludado con gran esperanza y
que representaba, en cierto modo, la culminación de todas las tentativas en las que
me había entremezclado: me sentí muy
feliz al ver que el Concilio se orientaba
hacia un acercamiento entre los católicos,
protestantes y ortodoxos, hacia la renovación de la vida litúrgica y el diálogo con el
mundo actual. Estuve relacionado directamente con la preparación de textos para
el diálogo con el ateísmo, que elaboraba
una subcomisión en la que el P. de Lubac
y yo representábamos a la Comisión teológica».
Y recuerda: «Compartí –y sigo compartiéndola en lo más íntimo– la gran esperanza que suscitó Juan XXIII
y, después de él, Pablo VI. Es
verdad que la política de apertura y de diálogo instaurada por el
Concilio era necesaria en orden
a descongestionar ciertas situaciones y disipar una especie de
malentendido entre la Iglesia y
el mundo moderno. Este último, desde
el siglo XVIII, se había manifestado frecuentemente contra la Iglesia, que aparecía como solidaria de las estructuras políticas y culturales tradicionales. La gran
aportación del Concilio radicó en disipar
semejante malentendido distinguiendo
las adquisiciones válidas e irreversibles
del mundo moderno de sus aspectos más
negativos. El Concilio ha supuesto un
progreso considerable y yo sigo siendo
fiel a su inspiración. Pero el problema
que domina la situación actual es el correspondiente al período postconciliar.
Junto a sus aspectos positivos, la apertura
de la Iglesia al mundo moderno, presenta
unos elementos discutibles. En este punto el Vaticano II ha ganado la partida al
mundo moderno y no se puede decir que
hoy en día la Iglesia cuente con demasiados enemigos de fuera. Incluso el mundo
comunista, tiende a adoptar una actitud
algo más liberal: pensemos en Polonia,
en donde la postura intrépida de los obispos parece que ha ganado la partida y el
elemento católico ya no puede ser rechazado… Hasta en la URSS algunas obras,
como las de Soljenitsyn, muestran claramente que este país no puede permanecer
anclado en un ateísmo estúpido, que muchos jóvenes lo rechazan y que, si bien el
poder sigue siendo opresor, no manifiesta
ya el sentir del pueblo. Hoy, el
problema esencial estriba, pues,
no ya en los obstáculos que la
Iglesia pueda hallar en el exterior, sino en las amenazas que la
minan por dentro».
n
12-13 DE OCTUBRE DE 2013 / PADRE NUESTRO
6/7 IGLESIA EN TOLEDO ACTUALIDAD
Este CURSO ingresaRON 24 nuevos ALUMNOS
94 seminaristas se forman
en los Seminarios diocesanos
El 27 de septiembre se inauguró el curso académico 2013-14 en los Institutos Superiores de Teología
San Ildefonso y de Ciencias Religiosas Santa María
de Toledo y en los distintos Seminarios diocesanos,
incluido el Seminario Menor, que había comenzado
sus clases el pasado 16 de septiembre.
Para este curso, en el Seminario
Mayor San Ildefonso de Toledo
residen ochenta seminaristas,
veinte de ellos de nuevo ingreso, y en el centro de Formación
Sagrado Corazón de Jesús son
doce alumnos, con cuatro de
nuevo ingreso. Todos ellos estudian el Grado en Teología en
el Instituto Teológico San Ildefonso. En el Seminario Menor
estudian la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato de Humanidades este año
casi sesenta alumnos, de ellos
veintiuno han ingresado por
primera vez este curso académico.
Fieles a la costumbre, el acto
de apertura de curso comenzó
con la concelebración eucarística a las once de la mañana presidida por el prelado diocesano,
que es el presidente de la institución educativa, don Braulio
Rodríguez Plaza.
Servicio al sacerdocio
El Primado aprovechó la homilía para recordar el sentido de la
formación en los centros de teología: un servicio al sacerdocio
de Cristo, perpetuado en el ministerio por hombres elegidos
por Dios, que tiene el poder y
la facultad de hacer posible el
Reino de Dios: «Conozco las
tremendas dificultades de tantas diócesis sin vocaciones y sin
sacerdotes, que tanto inciden en
la vitalidad de fe de las comunidades cristianas. El Seminario es la institución, el lugar,
el tiempo, el método, todo a la
vez, que la Iglesia utiliza para
que siga habiendo sacerdotes,
porque los sacerdotes no nacen,
se hacen. Hay que prepararlos
y formarlos como la Iglesia lo
pide y lo dispone», aseguró don
Braulio, recordando palabras
de su antecesor don Marcelo
González Martín, de cuya carta
pastoral, «Un Seminario nuevo
y libre», se cumplen ahora cuarenta años.
Por todo ello pidió un renovado esfuerzo por mantener el
ambiente vocacional para el sacerdocio que existe en Toledo.
Quiera Dios que sea el mismo
respecto a la vocación religiosa
femenina, sobre todo para la vida contemplativa.
El Sr. Arzobispo dio gracias a Dios porque en nuestros
Seminarios no existe el desbarajuste doctrinal, disciplinar
y moral que su generación sufrió en los años de formación.
«Los seminaristas necesitan, en
efecto, el equilibrio que se da
cuando las enseñanzas teológicas son seguras, se presentan
las distintas dimensiones de la
formación sacerdotal de modo
claro, se atiende personalmente
a cada seminarista en su camino
de madurez, superando dificul-
PADRE NUESTRO / 12-13 DE OCTUBRE DE 2013
tades, de modo que se entusiasme uno con seguir a Cristo sacerdote», precisó.
Fe y amor al mundo
La comunidad del Seminario
debe vivir además según el
evangelio, donde la exigencia
cotidiana mantenga un alto nivel de amor de Dios, a su Iglesia
y a sus fieles: «No estoy hablando de disciplina rígida, de uniformismo, de aislamiento del
resto de la diócesis y la sociedad en la que vivimos, ni tampoco de despersonalización. Se
trata de que haya seminaristas
libres en sus opciones, maduramente responsables, dispuestos
a participar en la marcha del
Seminario, dotados de sentido
sanamente crítico, hombres de
fe y de amor al mundo en el que
tendrán que trabajar mañana,
capaces de iniciativas generosas, no alejados de los hombres
y a la vez centrados en Dios,
viviendo con profundo amor el
misterio de la Iglesia».
También recordó que el
ejercicio de la fe, la esperanza y la caridad no puede separarse de la oración personal y
litúrgica, la lectio divina y las
sólidas prácticas de piedad:
«La dimensión espiritual de los
seminaristas es sumamente importante y debe estar presente
en las otras dimensiones de la
formación. La gama grande de
diferentes espiritualidades que
tiene la Iglesia deben ser conocidas; también las distintas
sensibilidades espirituales legítimas. Debo afirmar, no obstante, que el sacerdote y, por ello,
el seminarista, han de conocer
y vivir ante todo la espiritualidad bíblica y litúrgica, pues si
faltaran éstas, algo no va bien.
Se trata de saber y experimentar
que el misterio de la Revelación
de Dios se hace hoy en nuestra
vida cotidiana como eterna novedad», reconoció.
A 50 años de la finalización
del Concilio Vaticano II, el deseo del prelado para nuestro
Seminario es la novedad de ese
acontecimiento de gracia, que
«consiste ante todo en el espíritu de una formación de cara
a la Iglesia y al mundo, pues el
Espíritu ha querido un aliento
vital, una actitud nueva de alma
y corazón», dijo.
«Hay que formar sacerdotes
para tiempos diferentes, con ese
espíritu que pidió el Concilio:
una dosis mayor de vida interior, de reflexión intelectual, de
dominio de sí mismo, de amor
a la Iglesia, de capacidad pastoral, de respeto a los hombres,
Cuarenta años de «Un
Seminario nuevo y libre»
a las demás confesiones religiosas, a los valores humanos,
al trabajo por el bien común.
Nuestro seminario debe ser
nuevo y libre por el amor vivo
a Cristo», afirmó. Acto académico
Tras la Santa Misa se celebró el
acto académico en el Salón de
Actos, en el que el Secretario
de los mencionados Institutos,
presentó la memoria académica
del curso anterior y, a continuación el profesor de Derecho,
don José Luis Martín Fernández-Marcote pronunció la lección inaugural titulada: «Los
Sacramentos de la Fe». Finalmente el Rector de la Universidad eclesiástica San Dámaso de Madrid, a cuya Facultad de Teología están agregados
los mencionados Institutos
dirigió unas palabras a los asistentes, antes de que el Sr. Arzobispo declarase inaugurado el
curso académico 2013-2014.
Además, en este curso el
Instituto Teológico estrena
nuevo director en la persona del
profesor don Francisco María
Fernández Jiménez. El Sr. Arzobispo también ha nombrado
vicedirector del Instituto al profesor don Eduardo Vadillo Romero y Secretario de Estudios
al profesor don Carlos Loriente
García.
El pasado mes de septiembre
se han cumplido los 40 años
de la carta pastoral del cardenal don Marcelo González
Martín «Un Seminario nuevo y libre», un escrito muy
significativo para la Iglesia
de Toledo –no sólo para los
Seminarios
diocesanos–
que, en aquella coyuntura
histórica, tuvo también una
gran repercusión en la Iglesia española.
La carta estuvo muy presente en las palabras de su
sucesor en la sede toledana.
Don Braulio recordó que
«la clarividencia y el amor
a la Iglesia de don Marcelo
hicieron frente con valentía
a tales puntos de vista sobre
cómo había de ser el Seminario diocesano. Todos sabemos las beneficiosas consecuencias para esta Diócesis
de esta carta pastoral y, me
atrevo, a decir, para la Iglesia en España», reconoció el
prelado.
El porvenir diocesano
El Sr. Arzobispo reconoció
que la lectura de esta carta es
provechosa sin duda para todos, porque «El porvenir de
una diócesis depende en gran
parte del seminario diocesano». «No quiero negar, con
esta afirmación de don Marcelo, la existencia ni el valor de otros recursos activos
en personas, movimientos
apostólicos, vida consagrada
y fieles laicos que, suscitados y renovados continuamente por el Espíritu Santo
en el seno de la comunidad
eclesial, están contribuyendo a despertar y mantener
la vida cristiana. La reciente
jornada de inicio de curso así
lo ha mostrado».
Don Braulio solicitó también, utilizando palabras de
su antecesor, «una gran fidelidad al Magisterio instituido
por Cristo para conservar la
fe, y defender la de los más
pequeños, la estructuración
unificada de la enseñanza
que se da en el Instituto, una
idea muy clara de lo que es el
trabajo teológico y las fuentes del mismo, sin confundir
lo esencial y una sólida formación histórica».
«Quería don Marcelo, y
yo también hoy, que los sacerdotes que trabajan en los
seminarios, aprecien que se
benefician ellos mismos de
su tarea; pero también que
aportan a toda la diócesis,
con su dedicación, influencias positivas de toda índole.
La presencia del Seminario,
con la participación visible
pero sobria de los alumnos
en tantos aspectos de la vida
diocesana, pienso que hace
bien a los sacerdotes y a los
fieles, y es motivo de alegría
y esperanza», reconoció.
147 alumnos en el Instituto Teológico
y otros 75 en el de Ciencias Religiosas
Este año el Instituto Superior de Estudios Teológicos San Ildefonso contará con 147 alumnos, (siete más que el año anterior).
De ellos 121 realizarán el ciclo de Grado en Teología (doce
más que el año anterior) y 26 en el ciclo de Máster en Teología
(cinco menos que el pasado curso).
Por lo que se refiere al Instituto Superior de Ciencias Religiosas Santa María de Toledo, en el que el plazo de matrícula
está todavía abierto, están previstos asistan a clase alrededor
de 75 alumnos, unos 25 en el campus de Talavera de la Reina y
unos 50 en el de Toledo.
12-13 DE OCTUBRE DE 2013 / PADRE NUESTRO
8 IGLESIA EN TOLEDO ACTUALIDAD
UNA DONACIÓN de 4.000 euros
Sonseca y su compromiso
solidario con la parroquia
de la Sagrada Familia
La Delegación de Misiones de Toledo agradece la colaboración que
Sonseca, y en su nombre
el Patronato «Nuestra Señora Virgen de
los Remedios», realiza
contribuyendo al trabajo
del misionero diocesano
Francisco José Delgado
Fernando Redondo
Sonseca ha hecho efectiva su
colaboración con las misiones,
con la contribución del Patronato «Nuestra Señora Virgen de
los Remedios» de una donación
de 4.000 euros, destinados al
centro médico parroquial que
posee la parroquia de la Sagrada Familia de Nazareth de
Lurín, en Perú, y que hace seis
años fuera construido por Cáritas Diocesana de Toledo. Un centro médico necesario
para atender a la población de
la zona, donde más del 80 % no
tiene acceso al agua corriente ni
al desagüe, lo que crea muchos
problemas de salud, especialmente en niños, y para lo que
siguen necesitando más ayudas
para mantenerlo abierto.
Agradecimiento
lorar el trabajo de evangelización que realiza la Diócesis de
Toledo en el mundo [porque] la
fe se fortalece dándola y todos
estamos llamados a llevar el
mensaje salvador de Jesucristo
a todos los pueblos».
Francisco José Delgado, natural de Ocaña y sacerdote diocesano de Toledo, aprovecha su
agradecimiento para compartir
algunas cuestiones vinculadas
a la labor que se realiza en la
misión de la archidiócesis de
Toledo en el sur de Lima, como
párroco de la mencionada parroquia de la Sagrada Familia
de Nazareth en Lurín.
Pobreza y terrorismo
El padre Delgado explica que
la parroquia «tiene unos 35.000
habitantes, y es de las pequeñas, comparada con otras de
la diócesis», en la que trabajan
un sacerdote y tres religiosas,
señalando que «se trata de una
zona de las que llaman 'pueblo
joven', es decir, gente desplazada por la pobreza y el terrorismo», por lo que señala que
«hay mucha miseria material y
mora, por lo que el trabajo de la
parroquia acompaña la evangelización con una fuerte acción
La Delegación de Misiones de
Toledo ha querido transmitir su
agradecimiento por la colaboración que se realiza al trabajo del
misionero diocesano Francisco
José Delgado; precisamente el
misionero toledano ha señalado
que «sabemos que la situación
en España es muy difícil, y por
eso valoramos especialmente
el gesto que el pueblo de Sonseca realiza, desde el amor a la
Virgen de los Remedios», por
lo que hacer llegar su «agradecimiento a todos, en nombre de
la comunidad parroquial» aprovechando para invitar a «vaPADRE NUESTRO / 12-13 DE OCTUBRE DE 2013
El centro médico fue construido hace seis años por Cáritas Diocesana de Toledo.
caritativa y social». También
señala el misionero diocesano que «realmente vivimos el
desafío de implantar la Iglesia
desde una gran pobreza de medios humanos y materiales, por
eso agradecemos mucho las
ayudas que nos prestan los misioneros que esporádicamente
vienen a echarnos una mano»,
como fue el caso de la sonsecana María Luz Martín.
El Padre Delgado de igual
manera destaca otros campos
en los que se trabaja desde la Parroquia, como «en el educativo
estamos en proceso de creación
de un colegio parroquial, dedicado a Cristo sacerdote, en el
que ya estudian unos 150 niños
de distintas edades», señalando
que «tenemos un Centro Cultural con una biblioteca, sala de
informática y una Academia»,
además de «favorecer la cultura
musical y el arte».
ACTUALIDAD IGLESIA EN TOLEDO 9
Aumentan los
colaboradores
en Tembleque nueva sede de la Fundación COF-La Mancha
El Sr. Arzobispo destaca el servicio de
los Centros de Orientación Familiar
Tembleque acogió la inauguración de la nueva sede
de la Fundación COF, que ha estado presidida por el
Sr. Arzobispo de Toledo acompañado por el Vicario
episcopal de La Mancha, el Delegado diocesano de
Familia y Vida, el párroco de la localidad, y de numerosos colaboradores y miembros de la Fundación
F. R. BENITO
Después de la bendición realizada por el Sr. Arzobispo, y en
su intervención a los asistentes,
señaló que ha tenido «la dicha
de haber inaugurado el COF de
Talavera de la Reina, también el
COF de Toledo y, aunque este
COF de La Mancha lleva bastante tiempo funcionando, hoy
asistimos a la inauguración de
su sede en Tembleque», por lo
que, ha destacado, «completamos un servicio en lo que es la
territorialidad de nuestra Diócesis».
También ha destacado el
valor del servicio de los Centros de Orientación Familiar,
tan fundamental «para la vida
humana, para la sociedad, para
la familia», considerando que
«no hay en absoluto comparación con el servicio que lógicamente también hacen otras
instituciones dentro de nuestra sociedad». Ha señalado de
igual manera que «en principio
nuestro servicio a la familia, a
los matrimonios, al afrontar
todas las dificultades que puedan surgir, y no solo eso sino el
aspecto más positivo, no solo
preventivo, sino la verdadera
expresión de vivencia que hace
que la persona se sienta a gusto
con lo que es, es donde está la
fuerza de nuestros Centros de
Orientación Familiar, y en concreto este de La Mancha que
felizmente acoge Tembleque,
en esta casa que la ponemos al
servicio de tantas cosas».
Ayuda profesional
El Delegado de Familia y Vida
de la Diócesis, Miguel Garrigós, agradeció en sus palabras
la presencia de don Braulio en
la inauguración pero sobre todo
«su apoyo decidido a la Delegación y a la Fundación, que
hacen posibles muchos proyectos», como el que hoy se inaugura en Tembleque. Prosiguió
su intervención explicando que
los COF, que «son un brazo de
la Delegación de Familia y Vida», señalando que los Centros
son «servicios especializados
de atención integral a los problemas familiares en todas sus
dimensiones», destacando que
es una ayuda especializada «de
la Iglesia para todo lo que tiene
que ver con la familia y la vida». En ese sentido destacó que
lo propio de los centros es que
están formados por profesionales y que por su apostolado y el
servicio del Evangelio se pone
a disposición de las acciones a
favor de la familia y la vida.
Garrigós también señaló en
sus palabras la existencia del
proyecto «yoenti», de educación afectiva y sexual, que la
Delegación está desarrollando y que se encuentra dirigido
a adolescentes y jóvenes de la
diócesis toledana.
El Director de la Fundación, don Enrique Mellado, dio las gracias a las
autoridades, a los colaboradores y los directores de
los otros tres COF de la archidiócesis, así como a todas las personas presentes
en la inauguración, e hizo
un breve repaso a la historia del COF La Mancha,
hasta llegar al momento
de «poseer un nuevo lugar
físico, en el centro geográfico de la vicaría, más
conocido dentro de la red
de centros de la Fundación y con un creciente
número de colaboradores
que sigue sumando», todos profesionales con «un
gran deseo de ayudar a las
familias» .
Mellado también agradeció a la Fundación de
Torres y López Pintado,
que «muy generosamente
nos han abierto su casa»,
y a los profesionales «su
tiempo desinteresado y
disposición de trabajar en
un equipo interdisciplinar», así como a los sacerdotes, a las personas que
han realizado donaciones
para la puesta en marcha
del COF, finalizando con
una invitación «a no olvidar hablar bien de las cosas buenas,como es el servicio que ofrece el Centro
de Orientación Familiar».
12-13 DE OCTUBRE DE 2013 / PADRE NUESTRO
10 / IGLESIA EN TOLEDO CRÓNICA
FuE aprobado en EL AÑO 1990
30 años del movimiento
apostólico «Getsemaní»
Este movimiento apostólico «Getsemaní», cumple ahora sus 30 años de
andadura, desde que en
el 1983 dieron comienzo
sus clásicas actividades
de verano.
El movimiento está formado
por jóvenes, familias, adultos
y niños, y sus estatutos fueron
aprobados por don Marcelo González Martín en el año
1990. Por eso este año los campamentos se pensaron organizar de una manera más especial
y significativa para el movimiento.
En primer lugar la sección
de jóvenes realizaron una peregrinación a Paray Le Monial,
lugar donde nace la espiritualidad del Corazón de Cristo.
Cuarenta jóvenes, del 1 al
8 de agosto peregrinaron por
varios lugares de gracia y santidad de España y Francia, como
Valladolid, Loyola, Lourdes,
Annecy, Ars, Paray Le Monial
y Zaragoza. Ha sido un viaje
muy especial, enmarcado en el
Año de la Fe, donde su itinerario espiritual estaba centrado en
la encíclica del Papa Francisco:
«Lumen Fidei».
En su peregrinar, al llegar
a Paray Le Monial, a los pies
de santa Margarita María de
Alacoque y san Claudio de la
Colombiére, renovaron la consagración al Corazón de Jesús y
sus compromisos de Getsemaní.
Sin duda el Señor ha derramado
su gracia abundantemente sobre estos jóvenes, renovando su
vida con el testimonio vivo de
los santos y volviendo a las raíces de nuestro espíritu, siempre
dentro de la Iglesia, como es el
Corazón del Señor.
Los niños del movimiento,
también tuvieron su campamento en La Adrada (Ávila),
del 16 al 25 de agosto. Su lema
fue: «¿Creéis en Dios? Creed
también en mí». Esos días realizaron multitud de actividades
como «gymkanas», marchas,
juegos acuáticos, fuegos de
campamento.
Sin embargo, el centro fue la
Eucaristía, celebrada a diario,
y junto con ratos de oración,
charlas, reuniones por grupos,
los niños van profundizando
en su amistad con Jesús y con
María; al mismo tiempo que en
sus juegos y talleres, comparten
lo que Jesús les va diciendo al
corazón y así, al final del campamento realizan sus compromisos del M.E.J.
Encuentro de familias
Por último, el encuentro de
familias-adultos se realizó del
16 al 20 de agosto en Tarazona,
con el lema: «Feliz tú, que has
creído». Siguiendo la Encíclica
«Redemptoris Mater» del beato
Juan Pablo II, dedicada a María
en el misterio de Cristo y la encíclica «Lumen Fidei» del Papa
Francisco donde encontraron
aportaciones sobre la fe de María.
Fueron unos días importantes de convivencia, porque
durante todo el verano también
se necesita estar con los hermanos en el Señor, de una manera
más cercana y vivencial, donde
compartir desde las cosas más
sencillas, como juegos familiares, piscina, deporte, veladas,
En la foto superior, los jóvenes peregrinos durante su visita a Lourdes. Debajo las familias
participantes en el encuentro de Tarazona, en su visita a Javier.
etc… y actos de más profundidad (meditaciones, hora santa,
charlas, eucaristías), hasta las
cosas más íntimas, que salen de
nuestro interior, como es nuestra vida misma y las experiencias que el Señor pone en nosotros.
A la vez, los hijos de los matrimonios asistentes, también
tenían su horario propio y unos
monitores que se encargaban
de acompañarles en sus activi-
Celebración eucarística en el encuentro de niños.
PADRE NUESTRO / 12-13 DE OCTUBRE DE 2013
dades, enfocadas a conocer cada vez más a Jesús y a crecer en
amistad con Él.
Como acto especial del encuentro, las familias hicieron
una excursión en autobús al
Castillo de Javier, en Sangüesa
(Navarra). Fue una visita al lugar de nacimiento de San Francisco Javier, donde gozaron de
la belleza del lugar y saborearon la vida de este santo misionero.
Estas actividades de verano
han sido muy significativas para todos porque en un ambiente
distendido y relajado, el Señor
se hace presente y da alimento a
jóvenes, niños y adultos.
Dentro de los objetivos del
Plan Pastoral para este nuevo
curso, «Getsemaní» seguirá un
itinerario espiritual centrado
en el Laicado y la importancia
del asociacionismo en la Iglesia
teniendo actividades y encuentros propios donde poder llegar
a las familias y jóvenes más alejados de la diócesis.
CRÓNICA IGLESIA EN TOLEDO 11
Delegación de Familia y Vida
Toledo acoge el congreso
Family Chef, propuesta
nacional de Hermandades
para la oración en familia y Cofradías de Nuestra
Family Chef es un proyecto de
la Delegación diocesana de Familia y Vida que busca ayudar
a las familias cristianas, de una
manera muy sencilla y concreta, a vivir en sus hogares la liturgia doméstica.
La experiencia nos demuestra que muchas familias quieren
hacer oración en familia, pero
llevarlo a la práctica resulta
muy complicado. Esto provoca
que, en ocasiones, se rindan y
se limiten a vivir su oración de
manera individual o, como matrimonio, pero sin ser capaces
de introducir a los hijos en la
vida de piedad.
Family Chef busca salir al
paso de esta necesidad, ofreciendo unos materiales con
ideas muy concretas que cada
familia puede hacer suyas.
La elaboración del proyecto
ha sido confiada a unas cuantas
familias numerosas de nuestra
diócesis que han redactado estas «recetas para orar en familia», partiendo de su propia vivencia de fe. El resultado es un
«recetario» lleno de sentido del
humor, presentado en un formato muy atrayente, que será
enviado, por correo electrónico, cada mes a las familias.
Mensualmente llegará a los
hogares una carta escrita por
unos padres presentando la
«receta» correspondiente, que
se ofrece seguidamente. Por último, se adjunta una ficha que
los pequeños de la casa deben
trabajar durante el mes. En la
web de la Delegación de Familia y Vida se puede descargar la
receta del mes de octubre.
Señora de las Angustias
Los próximos días 18, 19 y 20 de octubre, tendrá
lugar en Toledo el V Encuentro nacional de Hermandades y Cofradías de Nuestra Señora de las
Angustias, acogidos por la Hermandad homónima de la ciudad de Toledo, cuya sede canónica
se encuentra en la parroquia mozárabe de las
Santas Justa y Rufina.
Esta es la quinta vez en la que
las hermandades que tienen
por advocación a la Santísima Virgen María en su misterio de dolor y angustia, se
reúnen para compartir unos
días de convivencia fraterna,
intercambiar experiencias y
conocer la vida de los cofrades del resto de las hermandades del territorio español.
En este sentido, la Hermandad de Nuestra Señora
de las Angustias de Toledo,
y sus directivos al frente,
han preparado un programa
en el que, entre las actividades formativas y religiosas,
se dan a conocer los rincones de nuestra ciudad que
guardan como un precioso
tesoro su identidad cristiana
y católica. Por otra parte, la
proximidad del Año del Greco también tendrá su cabida
en el Congreso con una excelente conferencia sobre la
pintura mariana en la obra de
este famosísimo artista del
manierismo español.
Santa María la Blanca
Los actos de la inauguración, que tendrá lugar en la
Sinagoga de Santa María La
Blanca, a la 19 h., así como
en las ponencias de la mañana del sábado 19, en el salón
de actos del Hotel Beatriz,
contarán con la presencia del
Sr. Arzobispo de Toledo, don
Braulio Rodríguez Plaza. La
Santa Misa de clausura será
presidida por el Sr. Obispo
auxiliar, don Ángel Fernández Collado, en la Catedral
Primada, el domingo 20, a la
12 h.
Una vez finalizada la celebración eucarística, tendrá
lugar la solemne procesión
que los cofrades asistentes
de toda España harán con la
imagen de Ntra. Sra. de Las
Angustias desde la Catedral
hasta su sede en la Parroquia
de las Santas Justa y Rufina;
dando así por concluido el V
Congreso nacional.
Al día de la fecha, ha confirmado su asistencia cerca
de doscientos cofrades pertenecientes a una treintena de
hermandades de toda España
que acudirán a Toledo durante este fin de semana.
12-13 DE OCTUBRE DE 2013 / PADRE NUESTRO
Director: Juan Díaz-Bernardo Navarro. Adjunto a la dirección: José María Díaz Alejo.
Redacción: Marga G. Heras. Toledo: Jesús Javier Merchán. Talavera de la Reina: Jorge López
Teulón. La Mancha: Juan García Martín. Edita: Secretariado Diocesano de Medios de Comunicación
Social. C/ Trinidad, 12. 45002 Toledo. Teléfono: 925 250012. Fax: 925 253288
e-mail: [email protected]; [email protected] http: www.architoledo.org
Impresión: Ediciones Toledo S.L. Depósito legal: TO. 1641/1983
NUESTROS MÁRTIRES (191)
Amparo López-Oliva Martínez (4)
Jorge López Teulón
Todavía hay otro enjundioso artículo, publicado el 16 de enero de 1932. No se ha cumplido el primer año de la Segunda República.
Lleva por título: «No queremos frutos laicos.
Un ruego a todas las madres católicas de la
provincia». El Castellano retitula «Lo que dicen las madres toledanas». Amparo escribe:
«Frutos laicos se titula un cuento que yo leí
siendo muy joven y que me hizo reír grandemente, pues era la narración del cuadro que
ofrecía una familia compuesta del matrimonio y cinco hijos, cinco retoños educados en
una escuela laica, que más parecían fierecillas
(según los presentaba el autor del cuento) que
los niños que iban a la escuela.
Han transcurrido muchos años, treinta,
y ahora recuerdo el
cuento; pero no me
causa risa, me produce pena, porque veo
la posibilidad de ver
el cuento convertido
en realidad y presenciar en muchas casas
escenas como las de
aquella narración en
plazo no lejano, si
las madres cristianas
no hacemos algo por
evitarlo; mejor dicho, por pedir remedio, pues la enseñanza laica es un hecho.
¿Qué se quiere
enseñar a los niños en sus años de instrucción
primaria? No quieren que los niños tengan
idea de Dios… Quieren que la conciencia del
niño sea libre. ¿Es que al niño, rebelde por naturaleza, se le va a dejar que haga su capricho?
No. Si así fuese, la labor de los maestros se reduciría, cuando enseñan las primeras letras, a
instruir a los niños como se enseña a un loro o
a una cotorra; pero el niño es algo más que un
pájaro que habla: es un ser con alma, con un
alma que hay que salvar (aunque los gobernantes quieran olvidarlo), y a este niño hay
que formarle una conciencia. Por eso la labor
de los maestros no sólo ha de ser instruir, sino
también educar».
En la fotografía, Amparo, que está bordando un paño, aparece junto a estas señoras a las
que instruía en su propia casa.
La Adoración
Nocturna Femenina
celebra 50 años
de su presencia en
la ciudad Toledo
Con una Vigilia de acción de
gracias, la Adoración Nocturna Femenina de Toledo celebrará el próximo sábado, 19
de octubre, los cincuenta años
de su presencia en la ciudad de
Toledo. Dará comienzo a las
22:30 h., en la Catedral Primada y estará presidida por el Sr.
Arzobispo
La presidenta de la Adoración Nocturna Femenina, María Teresa Papaséit Díaz, ha
explicado que están invitados
a participar todos los miembros
de la Adoración Nocturna, tanto
masculina como femenina, así
como los fieles pertenecientes a
los distintos movimientos eucarísticos de nuestra archidiócesis
y todos cuantos quieran acompañarles en la acción de gracias.
La Adoración Nocturna está
extendida por todo el mundo.
En las distintas parroquias de
España hay grupos de cristianos amantes de la Eucaristía
que, sintiendo la necesidad del
encuentro con Dios y consigo
mismos, asisten a la cita mensual con Jesús Sacramentado
creyendo, esperando y amando
para unirse en oración a toda la
Iglesia.
Descargar