1612sa10

Anuncio
Implantado en Navarra el programa de detección de
hipercolesterolemia familiar heterozigota
Viernes, 16 diciembre 2005. El Departamento de Salud ha implantado en
Navarra un programa de detección de hipercolesterolemia familiar, conocido como
“lipochip”, una nueva prestación sanitaria desarrollada por la compañía
farmacéutica Lácer S.A. La hipercolesterolemia familiar (HF) es una enfermedad
con un elevado impacto sanitario que suele producir episodios cardiovasculares
en edades prematuras. Se prevé que el lipochip permitirá una importante
disminución de la mortalidad, ya que desde su adopción hace año y medio, en
Navarra se han podido diagnosticar un total de 119 casos.
El nuevo estudio genético permite un diagnóstico de certeza de la HF
constituido por las siguientes técnicas: 1. Biochip para la detección rápida y fiable
de 156 mutaciones relacionadas con el gen del receptor de la LDL; 2. Técnica de
detección de grandes reordenamientos del gen, en aquellos casos en que no se
haya detectado una mutación a través del biochip; 3. Secuenciación completa del
gen, para descartar cualquier nueva mutación no detectada hasta ahora.
Hipercolesterolemia familiar
La hipercolesterolemia familiar (HF) es el trastorno hereditario monogénico
más frecuente. El 50% de la descendencia de un paciente afecto padecerá la
enfermedad, afectándose por igual hombres y mujeres. Las concentraciones
plasmáticas de colesterol están elevadas desde el nacimiento. La mutación en el
gen que codifica el receptor para las lipoproteínas de baja densidad (LDL) origina
un aumento en las concentraciones plasmáticas de colesterol y un mayor depósito
Página 1 de 4
de las mismas en la pared arterial, favoreciendo el desarrollo de aterosclerosis y
enfermedad coronaria.
Por su mecanismo de transmisión, se reconocen dos variantes, una
heterocigota, es decir, sólo se ha heredado un alelo(gen) defectuoso, y el otro es
normal. Como se requieren dos genes normales (uno heredado del padre y otro
de la madre) para mantener los niveles normales de colesterol LDL (cLDL) en el
plasma, la ausencia de uno de ellos hará que el cLDL aumente aproximadamente
el doble de lo normal. Al heredar los dos alelos defectuosos, se produce la
variante más grave, que es la homocigota, muy poco frecuente, en la que los
niveles de cLDL aumentan 4 ó 5 veces sobre los valores normales, causando
aterosclerosis generalizada y a veces muerte de origen cardiovascular muy
precoz. La frecuencia estimada para la HF heterozigota (un alelo está afectado y
el otro no) es de uno cada 500 sujetos en la población general, y para la variante
homozigoto (los dos alelos están mutados), de uno por cada millón de habitantes.
Así, en España, se estima que existen al menos de 80.000 a 100.000 personas
con HF.
Enfermedad cardiovascular asociada a la HF
La importancia del diagnóstico precoz de la HF radica en la elevada
incidencia de enfermedad cardiovascular prematura, especialmente coronaria. Se
manifiesta en más del 50% de los pacientes afectos de HF antes de los 55 años
de edad. La estenosis coronaria aparece a partir de los 17 años de edad en los
varones y de los 25 años en las mujeres que presentan la enfermedad. Asimismo,
el 20% de los pacientes con HF presentan defectos de perfusión miocárdica antes
de los 24 años.
Sin embargo, la mayoría de los pacientes con HF no están diagnosticados.
Se estima que menos de un 30% de los pacientes están bien diagnosticados, y de
Página 2 de 4
estos, la mayoría no tiene un tratamiento adecuado, lo que hará que muchos
mueran entre los 35 y 65 años de edad. La mortalidad debida a enfermedad
coronaria es 100 veces mayor en pacientes entre 20 y 39 años cuando se
comparan con personas no afectas de HF en esas edades. En definitiva, una
detección precoz evita una muerte precoz.
Diagnóstico de certeza de la HF
Hasta ahora el diagnóstico clínico de la HF se ha basado en signos clínicos
típicos, datos analíticos y en la historia familiar del paciente: incremento de los
niveles de colesterol total y cLDL, por encima del percentil 95 según sexo y edad,
con niveles de triglicéridos y cHDL en valores normales; xantomas (placas
cutáneas rojizas constituidas por células dérmicas cargadas de grasa) en los
tendones de Aquiles y en los extensores de manos y pies; y xantelasmas
palpebrales (xantomas en párpados) y arco corneal antes de los 45 años;
finalmente se estudiaban los eventos cardiovasculares en familiares.
Pero en relación a los niveles de colesterol, la HF puede ser en ocasiones
difícil de diferenciar de otras enfermedades. Por ello, valorando la presencia de
signos clínicos, se han ideado unas tablas cuya puntuación permite considerar un
diagnóstico “seguro” o “probable”.
El nuevo método de diagnóstico, basado en el análisis del ADN del gen del
receptor de LDL, establece criterios altamente específicos (diagnóstico de
certeza), evitando la aparición de los falsos positivos y falsos negativos que se
generaban con la tabla diagnóstica.
La novedad tecnológica del “lipochip” es que permite el análisis de miles de
secuencias génicas, de forma diferencial, rápida y segura. Además, sólo el
Página 3 de 4
lipochip puede realizar la detección de personas jóvenes que no presentan
sintomatología y que debutan con un evento cardiovascular inesperado. Por
último, la implantación del diagnóstico genético incrementa significativamente el
cumplimiento del tratamiento prescrito, como se ha revelado en un estudio dirigido
a toda la población afectada de HF realizado en Holanda.
Página 4 de 4
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards