Nº 4. Familias. Participar y educar en el siglo XXI

advertisement
TRIBUNA ABIERTA. OPINION. LOLA ABELLÓ PLANAS. CEAPA.
.
Pag 65
Familias. Participar y educar en el siglo XXI
Lola Abelló Planas. Presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA)
Para mejorar la convivencia escolar,
el rendimiento del alumnado y, en definitiva,
la calidad del sistema educativo, en una
sociedad con cambios vertiginosos, hay que
lograr mayores cotas de participación de las
familias en la escuela.
Vivimos en una sociedad en constante
cambio: la irrupción de las tecnologías de la
información y la comunicación; la diversidad
social y cultural derivada de la inmigración
y de las posibilidades de desplazamiento
global de las personas; los nuevos modelos de familia; los cambios en el
tejido productivo y económico, que se traducen en dificultades para conciliar
la vida laboral y familiar; etc.
colegio, debía garantizar la democratización
de la escuela pública. Han sido múltiples los
avatares que éste ha sufrido en los vaivenes
legales y la función para la que en principio
fue creado, y sus tareas difícilmente se han
desarrollado en algunos centros.
Actualmente, el escenario de enseñanzaaprendizaje ha cambiado ostensiblemente.
Nos encontramos demandando a la escuela
una serie de procedimientos y destrezas
anteriormente inimaginables debido a
que los protagonistas del aprendizaje, los
niños, niñas y jóvenes actuales nada tienen que ver con las generaciones
anteriores debido, entre otras cosas, a los estímulos que reciben por otros
canales que la institución escolar
La escuela ha perdido el monopolio de la transmisión de conocimientos y,
aunque las familias son el primer núcleo de socialización de los menores,
éstas también están desbordadas ante diferentes situaciones que se le
plantean. En esta situación, la colaboración familia-escuela es uno de
los retos más importantes que tiene planteado el sistema educativo e
incluso la sociedad en su conjunto. Por ello la comunidad educativa y las
administraciones han de promover no sólo una mayor implicación de las
familias en la educación de sus hijos, sino también fomentar su participación
en el control y gestión de los centros educativos.
persiste en ignorar.
Participar en la escuela, hasta finales del pasado siglo, consistía en
asociarse en el APA y colaborar en los canales instituidos, como el Consejo
Escolar de Centro que, mediante la organización y el control social del
Los retos sociales a los que estamos sujetos pueden en muchos casos
someternos a tensiones que sólo nos es posible superar mediante la
cooperación entre familia y escuela, para poder avanzar en el camino
de una formación adecuada a las demandas de un siglo marcado por la
La escuela ha perdido el monopolio de la transmisión de conocimientos
y esto plantea nuevos desafíos, dudas y recelos, debemos reformular
nuevos conceptos: la autoridad del profesorado, la convivencia en el
aula, el sistema de actividad lectiva, etc. Para las familias, también se ha
trastocado las funciones educativas tradicionales, nuestros hijos e hijas
reciben constantemente impulsos educativos de distintos agentes con los
que tenemos que contar y muchas veces contrarrestar.
TRIBUNA ABIERTA. OPINION. LOLA ABELLÓ PLANAS. CEAPA.
información y el conocimiento.
Además, la convivencia ha de formar parte de la actividad cotidiana de los
centros educativos; es tan importante el aprendizaje de procedimientos y
conceptos como el de actitudes. Por lo tanto, debemos replantear el papel
de los padres y las madres en los centros, sobre todo en secundaria,
fortaleciendo su presencia con implicación y compromiso. Este compromiso
debe ser a tres bandas: alumnado, profesorado y familias.
La participación no se puede limitar a disponer de tiempo para
hacerlo, pues necesitamos involucrarnos más en la educación de nuestros
hijos e hijas. Pero, además de la voluntad merecemos un reconocimiento
social, que la función educadora de los padres y las madres esté valorada
por la sociedad y por las administraciones, con el fin de que la tiranía de
los horarios laborales de disposición absoluta, en que estamos inmersos
muchos de nosotros, deje de presionarnos para poder gozar en la tarea de
educar y ofrecer un servicio a la comunidad a través de la participación en
la escuela, en los consejos escolares, en las federaciones de APAs en el
ámbito local, nacional o internacional.
Es un buen momento para la reflexión y replanteamiento de la función de
las APAs en el centro educativo, no sólo como padres y madres de alumnos
.
Pag 66
sino también como ciudadanos activos insertos en una comunidad que
explicita unas necesidades y reclama respuestas activas de la ciudadanía
para una sociedad más justa, más solidaria, más igualitaria, más libre en
que la educación va más allá e interacciona con el sistema educativo.
Lola Abelló Planas.
Presidenta de la
Confederación
Española
de Asociaciones de
Padres y Madres de
Alumnos (CEAPA)
Dirección: Puerta del
Sol, 4, 6º A
28013 Madrid
presidencia@ceapa.es
ceapa@ceapa.es
BREVE CURRICULUM DE LOLA ABELLÓ PLANAS
Lola Abelló es presidenta de CEAPA desde junio de 2004, cuando fue elegida en Asamblea General por los más de 200 representantes de 43 federaciones,
que a su vez representan a casi 12.000 APAs de la escuela pública de todo el Estado.
Lola Abelló, licenciada en psicopedagogía y doctora en lingüística y comunicación por la Universidad de Barcelona, trabaja actualmente en Barcelona
Televisió (televisión local del Ayuntamiento de Barcelona), en la producción del programa infantil “Hola Nens”. Este programa promueve la adopción por
parte de los niños y niñas de un sentido crítico ante la televisión, participando en la producción de un informativo elaborado por escolares con edades
comprendidas entre los 8 y 12 años. También dirige y conduce el programa “Educació compartida” en COM Radio. Anteriormente, Lola Abelló había
trabajado en Televisión Española.
Abelló pertenece al APA del IES Vila de Gracia de Barcelona, donde estudia su hija de 13 años, y a la Federación de APAs de Cataluña (FAPAC) de la
que fue vicepresidenta y es miembro de su Junta Directiva desde el 2000.
Perteneció al Observatorio de la Infancia y la Familia de la Generalitat de Cataluña, como representante de los padres y madres de la escuela
pública.inclusiva, democrática y laica, la potenciación del movimiento de padres y madres, y el impulso y defensa de los derechos de la infancia y de la
adolescencia y de los derechos de las familias.
Descargar