Articulo para el Periódico Reforma

advertisement
Conjunto Miguel Alemán: MODELO DE DENSIFICACIÓN
Artículo para el economista del mes de Abril de 2006
Arq. Sara Topelson de Grinberg
El tema de la densificación en las ciudades y en los conjuntos de vivienda es
referencia obligada en todos los foros que sobre el futuro de la vivienda se llevan a
cabo en nuestro país. Sin embargo el tema no es nuevo, y en esta ocasión desearía
referirme a una propuesta ejemplar de densificación en la década de los 40’s.
Hace sesenta años se acumulaba rápidamente la demanda de vivienda por el
rápido crecimiento poblacional, planteando la necesidad de concebir nuevos
modelos que pudieran satisfacer las necesidades que día a día se incrementaban.
La promoción de vivienda en alquiler por parte de los organismos gubernamentales
cobró interés y se realizaron significativas aportaciones a nivel urbanístico y
constructivo. En un esfuerzo por contribuir a resolver este reto, la Dirección General
de Pensiones Civiles desarrolló un planteamiento en un terreno de cuarenta mil
metros cuadrados ubicado en la Colonia del Valle, específicamente en las calles de
Félix Cuevas, Mayorazgo, Parroquia y Avenida Coyoacán, conjunto que le fue
encargado al arquitecto Mario Pani en el año de 1947 para los trabajadores del
ISSSTE.
La propuesta planteada consistía en 200 casas que ocuparían las cuatro hectáreas
de terreno; Sin embargo el arquitecto Pani, siempre propositivo y visionario, tomó
como base la densidad habitacional propuesta por Le Corbusier para Paris de 1000
hab. / ha. y ajustándose al mismo presupuesto que le había sido asignado para las
200 casas, de 18.5 millones de pesos logró la construcción de este nuevo concepto
de vivienda.
El Conjunto Miguel Alemán fue el primer gran desarrollo “multifamiliar” en el país con
1080 unidades y 168 locales comerciales, un desarrollo que continúa vigente hasta
el día de hoy. Este ejemplar proyecto se deriva de varios conceptos, entre ellos la
densificación, los usos mixtos y una mínima ocupación del terreno, es decir, el área
total construida es del 20% únicamente, y 80% destinada al área libre. Conformada
por jardines, locales comerciales como lavandería, carnicería, abarrotes, etc. y
áreas de servicio a la comunidad como guardería infantil, dispensario médico y un
centro escolar, el conjunto proporcionaba todos los servicios básicos a la
comunidad generando la positiva aspiración de “Hacer Ciudad”.
Se trata de doce edificios, seis de trece pisos y seis de tres pisos, su orientación
permite que casi la totalidad de las habitaciones den al oriente o al poniente. En los
edificios altos, doce niveles están destinados a departamentos, mientras la planta
baja se destina a comercios y pórticos de circulación. Los departamentos se
distribuyen en dos niveles, donde en el primer nivel se ubican las áreas públicas y en
el segundo el área privada. En total hay 672 departamentos de 48 m2 de superficie,
192 departamentos en las cabeceras y 72 en los elementos que ligan los edificios.
Cada departamento consta de comedor, estancia, dos recámaras y baño.
En los edificios bajos hay un total de 144 departamentos con una superficie de 57 m 2
cada uno, distribuidos en un nivel y constan de estancia, cocina-comedor, una
recamara y baño.
Entre otros servicios en el conjunto, se encuentra una alberca semi - olímpica con
vestidores y baños individuales y un edificio administrativo con oficinas, correo,
telégrafo y una unidad sanitaria.
El arquitecto Mario Pani, precursor en modelos de densificación de ciudad,
planteaba que este modelo de vivienda era una de las opciones adecuadas para
conformar una ciudad con una tendencia exponencial al crecimiento. Con esta
topología de vivienda, la Ciudad de México podría ser cinco veces más pequeña
además de mejorar el espacio urbano dedicando el 80 por ciento de sus superficies
para áreas abiertas, jardines y parques, potenciando cuantitativamente los
espacios verdes sobre las áreas construidas y logrando una importante ventaja
económica en costos de servicios urbanos, tiempos de desplazamiento y transporte.
El Conjunto Miguel Alemán por su dimensión social, estética y urbana es un modelo
ejemplar que se podría emular en diversas zonas de nuestra ciudad para dotar de
viviendas dignas a los ciudadanos. Es una solución urbanístico-arquitectónica de
solidez estructural, además de haber sido precursora en la innovación del uso de
materiales como el ladrillo y concreto martelinado aparente que se han mantenido
con bajos índices de deterioro.
Este modelo también enfatiza la labor del arquitecto que con un presupuesto
limitado desarrolló un proyecto de gran dinamismo plástico, permitiendo un juego
eficiente de luz y ventilación en todos los edificios. Es significativo el hecho de que
proporcionó vivienda digna a 1080 familias en el mismo espacio que había sido
planeado para 200 familias; refiriéndose así al potencial de la vida urbana, el
desarrollo urbano sustentable en beneficio de una mejor ciudad y sobre todo una
mejor calidad de vida.
Multifamiliar Miguel Alemán, Arq. Mario Pani.
Multifamiliar Miguel Alemán, Arq. Mario Pani.
Descargar