Calibración de equipos

Anuncio
Calibración
Luis Miguel León Camacho.
Técnicos en Calibración y Montaje, S.A.
Según la norma ISO/9001, se exige para su cumplimiento la calibración de
todos aquellos equipos que, interviniendo en nuestro proceso productivo,
sean considerados como críticos para la obtención del producto final. La
calibración de equipos en la Industria Farmacéutica está
ampliamente extendida, aunque lamentablemente en una minoría de
los casos se profundiza lo suficiente como para poder sacarle el verdadero
partido al proceso de calibración.
El verdadero objetivo de la
calibración de equipos en la industria
Hoy en día disponemos de equipos cada
vez más sofisticados, capaces de medir con
una precisión mayor y en los que cada vez,
se hace menos necesaria la intervención del
ser humano en el proceso de medida. Sin
embargo no se suele tener en cuenta un
detalle importante, el verdadero concepto
de medir.
Todos estamos acostumbrados a medir. En
nuestra vida diaria llevamos a cabo una gran
cantidad de medidas, pero debemos hacernos una pregunta: ¿Sabemos medir? Una
duda que suele plantearse todo aquel que
en algún momento necesita emplear el
resultado de una medida es, ¿mide correctamente mi equipo de medida? En la naturaleza es completamente imposible conocer
el verdadero valor de cualquier magnitud
que tratemos de medir, a lo más que podemos aspirar es a conocer un “valor estimado” del verdadero valor de la medida.
Uno de los errores más comunes a la hora
de medir, es considerar que el valor que
38
NOVIEMBRE/DICIEMBRE05
vemos reflejado en la pantalla indicadora de
nuestro equipo es el valor verdadero de la
medida. Si efectuamos la medida en las mis-
EN LA NATURALEZA ES
COMPLETAMENTE
IMPOSIBLE CONOCER EL
VERDADERO VALOR DE
CUALQUIER MAGNITUD
QUE TRATEMOS DE MEDIR
mas condiciones varias veces, muy posiblemente obtengamos valores diferentes, lo
que nos impedirá conocer el verdadero
valor de la medida. Queda demostrado que
el valor de la medida no puede ser exactamente conocido, puesto que no sabríamos
decidir qué valor de las diferentes medidas
obtenidas es el correcto. En la práctica suele
tomarse como valor convencionalmente verdadero el valor medio de los resultados de
las diferentes medidas realizadas. Pero para
definir verdaderamente el valor de una
medida, sólo podemos estimar un intervalo
en el que con un cierto grado de probabilidad, se encuentre el verdadero valor, es lo
que se conoce como intervalo de incertidumbre.
Calibrar es por tanto el proceso en el que se
comparan los valores obtenidos por un instrumento de medida y los obtenidos en las
mismas condiciones por un instrumento de
referencia o patrón, con el objetivo de
determinar ese intervalo de incertidumbre.
En la práctica el intervalo más ampliamente
utilizado es el correspondiente al 95%, lo
que quiere decir que si efectuáramos un
total de 100 medidas en las mismas condiciones de la misma magnitud, en 95 de ellas
estaríamos dentro del intervalo estimado.
Queda pendiente aún estimar ese intervalo.
FARMESPAÑA INDUSTRIAL
Para ello, debemos analizar todas aquellas
variables que puedan afectar a la magnitud
de medida que estamos tratando de estimar
y definirlas física y matemáticamente, para
poder diseñar la forma en que comprobaremos el grado de influencia que tienen sobre
el valor medido. Ésta es la labor que efectúan los organismos y laboratorios de calibración, y que posteriormente el metrólogo
aplicará para determinar, tras la ejecución de
las medidas correspondientes, cómo afectan
esas variables a nuestro instrumento de
medida. Con los datos obtenidos, podremos por un lado estimar la diferencia existente entre las medidas obtenidas por el instrumento a calibrar y las facilitadas por el
instrumento de referencia, pudiendo por
tanto definir lo que se conoce como error, y
por otro estamos capacitados para definir el
intervalo de valores entre los que con una
probabilidad del 95% estará el verdadero
valor de la medida. Dicha estimación se realizará teniendo en cuenta las aportaciones a
la incertidumbre total que tienen cada una
de las variables que hayamos sido capaces
de definir con nuestros experimentos iniciales, como contribuyentes a la variabilidad de
las medidas obtenidas por el instrumento.
La pregunta que debemos hacernos llegados a este punto es, ¿qué debe cumplir un
equipo para que se pueda considerar como
equipo de referencia o patrón? Cualquier
equipo de medida puede ser empleado
como equipo patrón y emplearse para la
calibración de otros, sólo debe cumplirse
una condición: el equipo debe haber sido
calibrado por otro que haya permitido la
identificación del error que presenta al medir
y el intervalo de incertidumbre en el que se
encuentran sus medidas. Y como para considerar al equipo que sirve de referencia se
le exige haber sido calibrado por otro también calibrado, se establece una cadena de
calibraciones entre equipos que sólo se
detiene en el momento en que se llega al
patrón primario de la variable que tratamos
de medir, siendo patrón primario aquel que
se toma como referencia para la determina-
ción de los valores medidos por una magnitud física. A esta cadena de calibraciones es
lo que se conoce como trazabilidad, y tiene
como objetivo fundamental el asegurar que
todas las componentes de incertidumbre
que han influido en los procesos de calibración de todos los equipos patrones empleados hasta llegar al que está calibrando a
nuestro instrumento, están incluidas en la
incertidumbre que conocemos de nuestro
equipo patrón. De esta forma, y dado que
todo proceso de calibración obliga a considerar como parte de la incertidumbre final la
aportada por el equipo de referencia que se
está empleando, estamos trasladando al
expresar la incertidumbre final del equipo a
calibrar la existente en nuestro equipo
patrón, que a su vez incluye la de todos los
equipos de referencia que intervinieron en
su procedimiento de calibración. Por tanto,
estamos dándole trazabilidad al equipo calibrado y, a la vez, lo hemos convertido en
equipo patrón de cualquier otro equipo al
que éste calibre.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards