2010-00069-01

advertisement
SALARIO / Reajuste anual: No es obligatorio cuando el trabajador del sector privado
devenga más de un salario mínimo legal.
3.2 En relación al incremento salarial, no existe norma legal que obligue al empleador al reajuste anual
cuando el trabajador devenga una suma superior al salario mínimo legal. La jurisprudencia, contrario a lo
argumentado por el recurrente, no establece obligatoriedad en la movilidad del salario en esos casos, como
bien puede apreciarse en concepto emitido por el Ministerio de la Protección Social de agosto 24 del 2005:
“El efecto jurídico de la fijación del salario mínimo al tenor de lo dispuesto en el artículo 148 del C.S.T. es la
modificación automática de los contratos en los que haya estipulado un salario inferior.
Es importante aclarar que respecto de salarios superiores al mínimo dentro del sector privado, (en el sector publico si
existe obligatoriedad del incremento cualquiera sea el salario)* no existe disposición legal que ordene el ajuste, sin
embargo la jurisprudencia en reiteradas ocasiones expresa la necesidad de reconocer en aquellos salarios la pérdida
de poder adquisitivo del dinero y efectuar el ajuste con base en el índice de precios al consumidor del año
inmediatamente anterior, así lo expresa la Sentencia C-710 /99 M.P. José Gregorio Hernández Galindo, refiriéndose a
empleados del estado con salarios superiores al mínimo:
“Más aun, la Corte coincide con lo expuesto por el Procurador General de la Nación en el sentido de que el Gobierno,
en la hipótesis de la norma, debe ponderar los factores contenidos en ella, pero que, en todo caso el reajuste salarios
que decrete nunca podrá ser inferior al porcentaje del IPC del año que expira. Y ello por cuanto, como el Ministerio
Público lo dice, el Gobierno está obligado a velar por que el salario mantenga su poder adquisitivo, de tal forma que
garantice el mínimo vital y móvil a los trabajadores y a quienes de ellos dependen. De lo contrario, vulnera el artículo
53 de la Constitución”.
HORAS EXTRAS – TRABAJO SUPLEMENTARIO: Carga de la prueba.
Es de recordar que corresponde, conforme los presupuestos del artículo 177 del C. de P. C., a las partes
probar el supuesto de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico que ellas persiguen, al caso las
horas extras, las que no se presumen. Como bien se expone en el fallo recurrido, le corresponde a la parte
actora probar lo afirmado, en este caso debía existir plena prueba sobre su prestación especificando días y
horas, y si de documentos se trata, deben provenir del empleador, con su firma autorizando el trabajo
suplementario o la aceptación de su causación.
En ese sentido la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia en diversos fallos como las sentencias del 2 de
marzo de 1949, del 15 de junio de 1949, del 16 de febrero de 1950, del 18 de diciembre de 1953, y
recientemente en sentencias como la del 14 de julio de 2009 y la del 15 de julio de 2008, expuso:
“Se impone recordar, como de vetusta lo ha enseñado esta Corporación, que para que el juez produzca condena por
horas extras, dominicales o festivos las comprobaciones sobre el trabajo mas allá de la jornada ordinaria han de
analizarse de tal manera que en el ánimo del juzgador no dejen duda alguna acerca de su ocurrencia, es decir, que el
haz probatorio sobre el que recae tiene que ser de una definitiva claridad y precisión que no le es dable al juzgador
hacer cálculos o suposiciones acomodaticias para determinar el número probable de las que estimen trabajadas”.
(31637) sentencia 15 de julio de 2008.
TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE NEIVA
SALA CUARTA DE DECISIÓN
CIVIL – FAMILIA – LABORAL
Magistrada ponente: Dra. ENASHEILLA POLANÍA GÓMEZ
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
Proceso
: Ordinario Laboral
Radicación
: (3349)41001-31-05-001-2010-00069-01
Demandante
: JAVIER POSADA GARCIA
Demandado
: CONEXCEL S.A.
Asunto
: Apelación de Sentencia
Procedencia
: Juzgado Primero Laboral del Circuito
Circuito
: Neiva
AUDIENCIA DE JUZGAMIENTO
Neiva, septiembre veinte (20) de dos mil once (2011)
En Neiva, siendo las diez y treinta (10:30) de la mañana del día
veinte (20) de de septiembre de dos mil once (2011), hora y fecha señaladas
por auto que antecede, para llevar a cabo la celebración de la audiencia de
juzgamiento en este proceso, los Honorables Magistrados integrantes de la Sala
Cuarta de Decisión Civil – Familia – Laboral del Tribunal Superior de este Distrito
Judicial, por ante la suscrita Secretaria ad hoc designada, Diana Medina Trujillo Auxiliar Judicial -, quien acepta y toma posesión, se constituyeron en audiencia
pública, en el recinto del Despacho de la Magistrada Ponente Dra. ENASHEILLA
POLANÍA GÓMEZ, declarándose abierto el acto.
A continuación dictó la Sala el fallo que se copia:
1.- ASUNTO
Se decide por la Sala el recurso de apelación interpuesto por el
señor apoderado de la parte demandante, respecto de la sentencia proferida
por el Juzgado Primero Laboral del Circuito de Neiva, en audiencia celebrada el
veintiséis (26) de abril de dos mil once (2011), dentro del proceso referenciado.
2.- ANTECEDENTES
2.1.- DEMANDA
2
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
El señor JAVIER POSADA GARCIA por conducto de apoderado
instauró ante los Juzgados Laborales del Circuito de Neiva demanda ordinaria
laboral de primera instancia contra CONEXCEL S.A., para que condene al
demandado a pagar las sumas de $10.578.424 por concepto de 3.906 horas
extras; $ 889.124 por valores descontados de la liquidación de trabajo;
$598.260 por incremento salarial del año 2008; $49.855 por cesantías del año
2008; $49.855 por prima del año 2008; $147.399 por vacaciones del año 2008;
$96.621 por salarios dejados de cancelar en el 2009; todos los emolumentos
debidamente indexados, sanción moratoria y costas procesales.
Los
hechos
expuestos
para
fundamentar
las
pretensiones
impetradas afirman que las partes estuvieron vinculadas por contrato de trabajo
escrito a término indefinido del 13 de julio al 2005 hasta el 10 de febrero de
2009, desempeñándose el actor como cajero hasta el día que renunció; trabajó
diariamente jornadas de 11 horas y media de lunes a sábado sin que le fueran
canceladas las horas extras; no recibió incremento salarial del IPC conforme a la
ley laboral en los años del 2008 y 2009, ni le fueron cancelados las respectivas
prestaciones de los incrementos y se le descontaron diversos valores en nómina
así como en la liquidación laboral sin la debida autorización.
2.2.- CONTESTACIÓN
El demandado a través de apoderada responde el escrito impulsor
OPONIENDOSE a todas las condenas solicitadas en su contra, manifestando
respecto de los hechos base para pedir, que el actor fue contratado
laboralmente; los valores descontados fueron autorizados por el actor; el salario
fue reajustado conforme la ley; el horario de trabajo fue el estipulado en el
contrato laboral; todas las prestaciones laborales y la liquidación del contrato
fueron pagadas oportunamente, por lo tanto no existe fundamento fáctico ni de
derecho para las peticiones formuladas en la demanda.
Por último, formuló como excepciones las de “pago”, “inexistencia
de la obligación y cobro de lo no debido”; “inexistencia de las obligaciones
3
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
pretendidas”; “ausencia de título y de causa en las pretensiones del
demandante”; “ausencia de obligación en la demandada” y “prescripción”.
2.3.-FALLO DE PRIMER GRADO
Correspondió el conocimiento de la demanda planteada y
contestada en los anteriores términos al Juzgado Primero Laboral del Circuito de
Neiva, despacho que surtido el procedimiento propio de primera instancia,
profiere fallo en el que DECLARA que la relación laboral entre las partes se
ajustó al contrato de trabajo escrito de duración indefinida que terminó cuando
renunció el trabajador; DECLARA que el demandado canceló todo lo adeudado
por salarios, prestaciones sociales al demandante y los descuentos realizados
eran legales; ABSUELVE al demandado de todas las pretensiones; DECLARA
probadas las excepciones formuladas de pago, cobro de lo no debido, ausencia
de título y causa, la de prescripción respecto los derechos laborales que le
correspondían al actor causados entre el 13 de julio de 2005 y el 13 de octubre
de 2006 y CONDENA al demandante a pagar las costas del proceso.
Considera el a quo que no hubo controversia respecto del contrato
de trabajo; que el trabajo suplementario es excepcional en la relación de trabajo
y para que proceda a su reconocimiento y orden de pago debe existir plena
prueba sobre su prestación en días y horas precisas, hecho que no se demostró.
Respecto del aumento salarial solicitado, indicó que es obligatorio
conforme el artículo 148 del CST para los salarios mínimos y no hay norma legal
que obligue a los empleadores al reajuste anual de salario a quien devengue
más del mínimo, como en el presente asunto. Estimó que los descuentos
realizados fueron legales y autorizados por el actor, tal como quedó probado
mediante documentos aportados por el demandado y en el interrogatorio que
rindiera el actor, en consecuencia, las prestaciones sociales fueron pagadas
oportunamente y no adeudando nada al actor, no cabe reajuste a las mismas ni
sanción moratoria.
4
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
A tono con lo señalado en precedencia, declaró probadas las
excepciones de pago, inexistencia de la obligación y cobro de lo no debido,
ausencia de título y de causa en las pretensiones del demandante, y probada la
de prescripción respecto de los derechos laborales que le correspondían al actor
causados entre el 13 de julio de 2005 y el 13 de octubre de 20061.
2.4.- RECURSO DE APELACION
La parte demandante inconforme con el fallo interpone la presente
alzada concedida por el juzgador de primer grado, argumentando el señor
apoderado que:
2.4.1.- Existen pruebas suficientes para demostrar el trabajo
suplementario y además puede calcularse teniendo en cuenta lo dicho por los
testigos, quienes afirmaron jornadas laborales de lunes a viernes de 7:00 a.m.
a 12:00 m. y de 2:00 a 8:00 ó 9:00 p.m. y los sábados de 9 a.m. a 4 ó 5 p.m.
durante todo el término de la relación laboral. Los testigos gozan de credibilidad
teniendo en cuenta que el juez en el fallo solo hizo mención a la tacha de los
mismos, pero no la declaró probada. Además omite prueba documental2 en la
que se puede observar el cargo que ocupaba la señora MARÍA CLAUDIA FALLA,
por lo que no es procedente la afirmación que hace el Despacho en la
sentencia, relacionada con que el demandante nunca acreditó que la aquella
cumpliera la función de su jefe inmediato.
2.4.2.- En cuanto al incremento salarial, acepta la no existencia de
norma legal que lo regule cuando el salario es mayor al mínimo, sin embargo, la
jurisprudencia establece que los salarios no pueden permanecer inmóviles frente
a la pérdida de poder adquisitivo de la moneda, toda vez que el trabajador
quedaría en desventaja frente al empleador y éste incurriría en enriquecimiento
sin causa, por tanto, el salario debe ser incrementado anualmente por lo menos
con el IPC, conforme sentencia C-1433 de 2000.
1
2
Folio 84 cuaderno del Juzgado
Folio 76 cuaderno del Juzgado
5
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
2.4.3.- Al ser procedente el incremento salarial se deberá declarar
la reliquidación de las prestaciones sociales y condenar el pago de las mismas,
al igual que el pago de la sanción moratoria.
3.-CONSIDERACIONES
Dentro de la órbita de competencia de la Sala de conformidad con
el artículo 66 A del C.P. del T. y la S.S., se tiene que centra la parte actora su
inconformidad en la no condena al pago de las 3.906 horas extras y el
incremento salarial de los años 2008 y 2009 que no fueron cancelados ni
considerados en la base salarial para los pagos prestacionales, y que por tanto
estima, deben ser liquidados y cancelados.
3.1.-
La parte recurrente afirma que existen pruebas suficientes
para calcular las horas extras con base en los testimonios de la señora TAVITA
SANABRIA y del señor JORGE LUIS VAQUEZ por no haber declaratoria de la
tacha. En relación con ésta afirmación se considera:
1. La tacha de testigos es de mérito probatorio, bajo ese aspecto
debe ser considerada, lo cual hizo el juez a quo, no es una pretensión para
ser declarada;
2. Considerando la jornada laboral declarada por los testigos se
obtiene cuatro (4) posibles cargas horarias, a saber: a) lunes a viernes de
7:00 a 12:00 a.m. y de 2:00 a 8:00 p.m. = 11 horas, sábados de 9:00
a.m. a 4 p.m. = 7 horas; b) lunes a viernes de 7:00 a 12:00 a.m. y de
2:00 a 9:00 p.m. = 12 horas, sábados de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. = 8 horas;
c) lunes a viernes de 7:00 a 12:00 a.m. y de 2:00 a 8:00 p.m. = 11 horas,
sábados de 9:00 a.m. a 5:00 p.m = 8 horas; d) lunes a viernes de 7:00 a
12:00 a.m. y de 2:00 a 9:00 p.m. = 12 horas, sábados de 9:00 a.m. a
4:00 p.m. = 7 horas; y eso dejando de lado las múltiples posibilidades que
se generan si no trabajó todos los días las mismas horas, de ésta forma
queda claro que el trabajo suplementario debe ser acreditado de manera
clara y precisa debido a su carácter excepcional en la relación de trabajo.
6
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
Es de recordar que corresponde, conforme los presupuestos del
artículo 177 del C. de P. C., a las partes probar el supuesto de hecho de las
normas que consagran el efecto jurídico que ellas persiguen, al caso las horas
extras, las que no se presumen. Como bien se expone en el fallo recurrido, le
corresponde a la parte actora probar lo afirmado, en este caso debía existir
plena prueba sobre su prestación especificando días y horas, y si de
documentos se trata, deben provenir del empleador, con su firma autorizando el
trabajo suplementario o la aceptación de su causación.
En ese sentido la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia en
diversos fallos como las sentencias del 2 de marzo de 1949, del 15 de junio de
1949, del 16 de febrero de 1950, del 18 de diciembre de 1953, y recientemente en
sentencias como la del 14 de julio de 2009 y la del 15 de julio de 2008, expuso:
“Se impone recordar, como de vetusta lo ha enseñado esta Corporación, que para
que el juez produzca condena por horas extras, dominicales o festivos las
comprobaciones sobre el trabajo mas allá de la jornada ordinaria han de analizarse
de tal manera que en el ánimo del juzgador no dejen duda alguna acerca de su
ocurrencia, es decir, que el haz probatorio sobre el que recae tiene que ser de una
definitiva claridad y precisión que no le es dable al juzgador hacer cálculos o
suposiciones acomodaticias para determinar el número probable de las que estimen
trabajadas”. (31637) sentencia 15 de julio de 2008.
Sin que haya recaudado la parte actora prueba alguna que permita
establecer tal hecho, analizando y valorando de manera conjunta el material
probatorio que milita en el plenario, no procede el pago de los emolumentos
solicitados.
3.2 En relación al incremento salarial, no existe norma legal que
obligue al empleador al reajuste anual cuando el trabajador devenga un suma
superior al salario mínimo legal. La jurisprudencia, contrario a lo argumentado
por el recurrente, no establece obligatoriedad en la movilidad del salario en esos
casos, como bien puede apreciarse en concepto emitido por el Ministerio de la
Protección Social de agosto 24 del 2005:
7
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
“El efecto jurídico de la fijación del salario mínimo al tenor de lo dispuesto en el
artículo 148 del C.S.T. es la modificación automática de los contratos en los que haya
estipulado un salario inferior.
Es importante aclarar que respecto de salarios superiores al mínimo dentro del
sector privado, (en el sector publico si existe obligatoriedad del incremento
cualquiera sea el salario)* no existe disposición legal que ordene el ajuste, sin
embargo la jurisprudencia en reiteradas ocasiones expresa la necesidad de reconocer
en aquellos salarios la pérdida de poder adquisitivo del dinero y efectuar el ajuste
con base en el índice de precios al consumidor del año inmediatamente anterior, así
lo expresa la Sentencia C-710 /99 M.P. José Gregorio Hernández Galindo,
refiriéndose a empleados del estado con salarios superiores al mínimo:
“Más aun, la Corte coincide con lo expuesto por el Procurador General de la Nación
en el sentido de que el Gobierno, en la hipótesis de la norma, debe ponderar los
factores contenidos en ella, pero que, en todo caso el reajuste salarios que decrete
nunca podrá ser inferior al porcentaje del IPC del año que expira. Y ello por cuanto,
como el Ministerio Público lo dice, el Gobierno está obligado a velar por que el
salario mantenga su poder adquisitivo, de tal forma que garantice el mínimo vital
y móvil a los trabajadores y a quienes de ellos dependen. De lo contrario, vulnera
el artículo 53 de la Constitución” (Negrilla fuera de texto).”
3.2.-
Se
concluye
entonces
que
al
no
probar
el
trabajo
correspondiente a horas extras y no existiendo norma legal que obligue al
reajuste salarial anual cuando se devenga más del salario mínimo, no hay lugar
a reliquidar el contrato de trabajo para fulminar condena por la diferencia de
valores no cancelados, razón para confirmar el fallo de primer grado, sin lugar
a costas en la presente instancia, a pesar de la resolución desfavorable del
recurso, por no aparecer causadas, de conformidad con los numerales 1 y 9 del
artículo 392 del C.P.C.
En armonía con lo expuesto, el Tribunal Superior del Distrito
Judicial de Neiva, Sala Cuarta de Decisión Civil - Familia - Laboral,
administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,
4.- RESUELVE
4.1.- CONFIRMAR
el fallo objeto de alzada proferido por el
Juzgado Primero Laboral del Circuito de Neiva, en audiencia celebrada el
veintiséis (26) de abril de dos mil once (2011).
8
SL (3313) 2009-00048-01 MISLADY CALDERON PENAGOS contra ALCARRAZA LTDA Y OTROS
4.2.- SIN COSTAS en la presente instancia.
4.3.- DEVOLVER el proceso al juzgado de origen.
Del fallo anterior quedan las partes notificadas oralmente por
estrados de conformidad con el Art. 41 del C.P. del T. y la S.S.
No siendo otro el objeto de la presente audiencia, se termina y
firma por quienes en ella intervinieron, una vez leída y aprobada tal como
aparece.
ENASHEILLA POLANÍA GÓMEZ
EDGAR ROBLES RAMÍREZ
LUZ DARY ORTEGA ORTIZ
EN USO DE PERMISO
DIANA MEDINA TRUJILLO
Secretaria ad hoc
Cp. fl. ______________ Tomo ____________ Sentencias Laborales.
9
Descargar