PDG 21T1 - Trabajo Practico N° 2 Pedagogía

advertisement
MATERIA:
PEDAGOGIA
TRABAJO PRÁCTICO
DOCENTE:
Maria Jose Barletta
ALUMNO:
GARCIA ENRIQUE
AÑO 2010
Propuesta A.
Análisis de la historia: “El pequeño niño”
Postulados básicos señalados por los teóricos del Conductismo.
Desde esta perspectiva, el camino que primero se adoptó para abordar el fenómeno “aprendizaje” fue
de índole inductivo y analítico, en el que se privilegió las variables estímulo y/o respuesta, omitiéndose o minimizando la importancia de la participación activa del sujeto en el proceso de aprendizaje.
Iván Pavlov, afianza esta tendencia instaurando el condicionamiento clásico, la acción de dos criterios: de contigüidad y de repetición, y los principios de refuerzo (recompensa), extinción, generalización y discriminación.
Edward Thorndike, aporta otro modelo del condicionamiento, el instrumental, con su teoría de ensayo y error. En esta propuesta no tiene tanta importancia la manipulación externa como en el condicionamiento clásico (en el que lo decisivo eran los estímulos); se basa en las llamadas leyes de ejercicio y efecto: las respuestas placenteras se fortalecen y las que producen dolor o displacer se debilitan.
Skinner, B. se concentra en el análisis de los factores externos que intervienen sobre el comportamiento humano. La variable medio ambiente desempeñará aquí un importante papel, siendo lo más
determinante las respuestas emitidas y sus efectos sobre el entorno o sobre el propio sujeto (la conducta es fortalecida por sus consecuencias).
Un reforzador positivo fortalece cualquier comportamiento que lo produzca. Un reforzador negativo
fortalece cualquier comportamiento que lo reduzca o le ponga fin.
Los estímulos aversivos son estímulos que funcionan como reforzadores cuando se les reduce o se
les extingue. El castigo se confunde fácilmente con el refuerzo negativo a veces llamado “control
aversivo”. En el caso del castigo, se trata de lograr suprimir una conducta en forma permanente
(‘control aversivo’: no es lo mismo que refuerzo negativo).
En la historia “El pequeño niño” se deduce acorde a los postulados de la teoría expuesta, un sentimiento satisfactorio en el niño cuando “caminar derecho desde la puerta le permite llegar a su sala”
(La conducta es fortalecida por su consecuencia, que actúa como un reforzador positivo).
En el condicionamiento operante la conducta se divide en segmentos llamados respuestas y el medio
ambiente se divide en segmentos llamados estímulos. Las respuestas pueden ser reflejas, condicionadas o, las que destaca Skinner, operantes. El refuerzo consiste en la presencia de un estímulo que
aparece con posterioridad a la conducta operante y que actúa aumentando la probabilidad en la emisión de dicha conducta. Un refuerzo es contingente cuando se da una relación de dependencia o consecuencia entre la conducta emitida y el refuerzo posterior.
A medida que avanza el relato, el accionar de la maestra deja de lado dos principios fundamentales:
por un lado no le dice al niño inmediatamente si su trabajo es correcto o no y le exige seguir el mismo ritmo del resto del grupo, “Espera! Aun no es tiempo de empezar”; “Yo te mostraré como hacerla”; “Así. Ahora puedes empezar”, sin tener en cuenta ni su nivel ni su capacidad individual. La
maestra utiliza un control aversivo para anular y reemplazar conductas del niño, que, en consecuencia, “aprendió a esperar” “y a mirar” “y a hacer las cosas como la maestra” y “no hizo cosas propias nunca más”. Esto evidencia que el niño no selecciona las respuestas, sino las compone, y revela
las posibilidades de refuerzo que hay en la conducta de la maestra, y las modificaciones que puede
introducir para obtener las respuestas deseadas, como postula Skinner.
Al observar la conducta de la maestra notamos que sólo consigue destruir las contingencias que le
enseñarían al niño a ayudarse a sí mismo, y lo priva de la ocasión de aprender a hacerlo él mismo.
Al cambiar de escuela, el niño reproduce las conductas aprendidas en otro entorno, esperando un
refuerzo positivo de parte de la nueva docente. El control aversivo anterior se pone de manifiesto
cuando, a pesar de los nuevos estímulos: “cualquier color, dijo la maestra”, el niño hace lo que cree
que quieren que haga: “comenzó a hacer una flor roja y con un tallo verde”.
Un refuerzo es contingente cuando se da una relación de dependencia o consecuencia entre la conducta emitida y el refuerzo posterior. Para Skinner, al igual que su antecesor Watson, el Aprendizaje
no admite categorías mentales ni conscientes, ya que no son observables, pragmáticamente lo que
importa son las consecuencias (verificables) del comportamiento (refuerzos), en un sujeto que aparece pasivo y adecuable. De este modo “aprendizaje” equivale a todos aquellos procesos en que el
comportamiento del individuo se ve sometido a algún tipo de cambio debido a interacciones con su
entorno (ambiente).
En Educación, desde esta postura surgen ciertas implicancias pedagógicas, vinculadas a los criterios
de evaluación de objetivos del aprendizaje según conductas observables y verificables del estudiante.
Su concepto de Aprendizaje es el que más se repite en textos: modificación (cambio) relativamente
permanente (estable) del comportamiento observable de los organismos como efecto del entrenamiento o experiencia (práctica).
El rol del maestro se reduce aquí a lo tecnológico: controla (monitorea) el rendimiento, consignando
mejoramiento de respuestas a través de pautas de avance (pasos), ayudando a conectar lo nuevo con
lo ya aprendido, reforzando continuamente y evaluando logros parciales y terminales. Skinner introduce una serie de conceptos útiles para un profesor que trate de ayudar a sus alumnos a aprender: dar
un modelo, condicionar la conducta, dar un estímulo, “soplar” una parte de la respuesta, borrar o
hacer desaparecer poco a poco la palabra o el texto que debe retener. Si el maestro dispone ya de una
amplia gama de estrategias y tácticas de enseñanza, estará siempre buscando elementos complementarios que agregar a su repertorio intelectual y práctico.
Por tanto, el rol docente se caracteriza por ser directivo y controlador, así como el rol alumno es de
índole receptiva.
Análisis de la viñeta:
El trabajo de felipe, está encuadrada en los marcos de referencia teóricos conductistas unidireccional,
para los cuales el objeto de conocimiento, el contenido, se asimila a través de estímulos reiterados..
Desde una concepción conductivista, la maestra debería acompañar a los niños en la construcción de
los conocimientos, promover una iniciativa del alumno en la imaginacion. Actuar como un facilitador, respetar las estrategias de conocimiento de los alumnos, los errores que se suceden en la aproximación a la construcción de "conocimientos acordados" y hacer uso de ellos para profundizar en el
aprendizaje. No debería usar recompensa ni castigo.
Felipe resuelve la tarea escribiendo según el “mas o menos lo que dice el libro” y no lo que su imaginación decia.
Descargar