La podocituria pronostica la aparición de preeclampsia

advertisement
La podocituria pronostica la aparición de preeclampsia antes que se
presenten los síntomas.
Autor: Daniel M. Keller, PhD
La podocituria, que es la aparición de podocitos renales en la orina, al parecer es
un factor pronóstico inicial y específico de la aparición de preeclampsia (PE).
En la actualidad no se dispone de pruebas para pronosticar la aparición de
preeclampsia, dijo aquí en una conferencia de prensa en la Semana de Riñón
2011: 44º Congreso Anual de la American Society of Nephrology la Dra. Iasmina
Craici, de la División de Nefrología en St. Louis University en Missouri. Es la
autora principal de un estudio sobre la podocituria durante el embarazo, que se
llevó a cabo cuando estaba en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.
Explicó que aunque tanto la preeclampsia como la hipertensión gestacional
conllevan un incremento de la tensión arterial, la preeclampsia se distingue por la
proteína en la orina. En la hipertensión gestacional no ocurre proteinuria. Sin
embargo, la hipertensión gestacional puede avanzar a la preeclampsia.
La preeclampsia afecta a 3%-5% de todos los embarazos por lo que representa la
complicación médica más frecuente del embarazo. Aunque la mayoría de los
casos son leves, la enfermedad grave ocurre en 25% de los casos y puede
originar muerte materna o fetal.
La podocituria se presenta cuando los podocitos epiteliales del interior del
glomérulo se desprenden y se eliminan en la orina. En este estudio se obtuvo la
orina de mujeres embarazadas y se cultivaron las células en la orina durante toda
la noche y luego se prepararon y se tiñeron para detectar podocina, una proteína
específica de los podocitos.
Los investigadores hicieron el seguimiento a 267 mujeres con embarazos únicos y
partos satisfactorios desde su primera consulta prenatal hasta el parto. Las
muestras de orina para el análisis de podocitos se obtuvieron entre las 25 y las 28
semanas de la gestación e inmediatamente antes del parto.
Quince de las mujeres presentaron preeclampsia y 15 mostraron hipertensión
gestacional. Los individuos de control (n = 45) fueron seleccionados de entre
personas con embarazos normales.
La Dra. Craici informó que al término medio, ninguna de las mujeres con
embarazos normales o con hipertensión gestacional tuvo podocituria. Dijo: «Todas
las 15 pacientes preeclámpticas tuvieron podocituria a la mitad de la gestación;
este es el periodo en que realmente no se ha presentado ninguno de los síntomas
clínicos. No tenían hipertensión y aún no tenían proteínas en la orina».
Todas estas 15 mujeres avanzarían a la preeclampsia y la hemólisis, incremento
de las enzimas hepáticas y trombocitopenia (síndrome HELLP).
En el periodo del parto los investigadores observaron que había podocituria en las
mujeres con preeclampsia y PE o síndrome HELLP pero no en pacientes con
hipertensión gestacional ni en las personas de control normotensas.
Podocituria durante el embarazo
Grupo
Normotensas
Hipertensión gestacional
Preeclampsia
A la mitad del embarazo, n (%) Al nacer, n (%)
0 de 45 (0)
0 de 45 (0)
0 de 15 (0)
1 de 15 (7)
15 de 15 (100)
15 de 15 (100)
La Dra. Craici pronosticó que la prueba del podocito se convertirá en una
herramienta útil para el personal sanitario que trata las mujeres embarazadas.
Dijo: «En la actualidad no se dispone de pruebas que permitan prever de manera
fiable quién presentará preeclampsia en una etapa más avanzada del embarazo.
Esta prueba puede ayudar a los médicos a identificar a las mujeres con riesgo de
presentar preeclampsia en una fase más avanzada de su embarazo y nos brindará
la oportunidad de implementar el tratamiento temprano de la hipertensión arterial
grave, el cual puede mejorar los desenlaces materno y fetal». Sin embargo,
todavía se necesitan mejoras en la prueba, tales como métodos de análisis más
rápidos e independientes de observador.
La Dra. Delphine Tuot, MAS, profesora asistente de nefrología en la University of
California en San Francisco, quien coordinó la conferencia de prensa y no
colaboró en el estudio, dijo a Medscape Medical News que espera que esta
prueba de fase de investigación llegue al ejercicio clínico.
Dijo: «Creo que la posibilidad de incluso detectar a alguien con más riesgo de
preeclampsia significará que esa persona se someterá a más pruebas durante la
segunda mitad de su embarazo o por lo menos más vigilancia y esto puede ser
muy útil para tratar de mejorar los desenlaces materno y fetal».
En esta etapa, señaló, es necesario validar la prueba en una población más
amplia de mujeres embarazadas, aunque la prueba al parecer tiene un valor
diagnóstico de un resultado positivo y de un resultado negativo satisfactorio, «creo
que tenemos que tener el cuidado de no etiquetar su sensibilidad y especificidad
efectivas. Es una cohorte muy pequeña que no es diversa ni nacionalmente
representativa, así que titubearía en utilizar esas palabras. Sin embargo, es muy
interesante», dijo la Dra. Tuot.
La Dra. Craici y la Dra. Tuot han declarado no tener ningún conflicto de interés
económico pertinente. La coautora Dra. Vesna Garovic, es la inventora de la
tecnología utilizada en la investigación, cuya licencia fue otorgada a una entidad
comercial; la Dra. Garovic y la Clínica Mayo tienen derechos contractuales para
recibir regalías por esa licencia.
Descargar