El color de la vida

Anuncio
Tiziano, en el Museo del Prado
El color de la vida
Desde la exposición sobre Tiziano celebrada en Venecia en 1935, no se ha
podido ver una muestra de tanta magnitud sobre el pintor italiano como la
organizada ahora por el Museo del Prado. Para esta ocasión, se han reunido 65
pinturas pertenecientes a las diferentes etapas del artista, más de treinta de
las cuales proceden de museos e instituciones extranjeras, y nunca habían sido
exhibidas antes en España
La exposición sobre Tiziano está organizada en cinco secciones,
siguiendo un orden cronológico que permite ver la evolución del pintor
veneciano, desde su etapa más colorista hasta sus pinturas más sobrias
y expresivas. La primera de estas secciones, Orígenes, abarca los inicios
pictóricos del pintor italiano, cuando se encontraba bajo la dirección de
Giovanni Bellini. De esta época datan las pinturas La Sagrada Familia con
un pastor; Noli me tangere; o la popular La Schiavona.
La segunda sección de la exposición, Apeles revivido, recorre la pintura
de Tiziano desde la muerte de Bellini, en 1516, hasta que entró en
contacto con Carlos I con motivo de su coronación en Bolonia, en 1530.
Las obras de este período, entre las que destacan La Virgen con el Niño,
san Juan Bautista y una santa o donante; y El festín de los dioses, están
llenas de matices y tienen como protagonista un color muy vivo.
La etapa De Bolonia a Augsburgo se caracteriza por los grandes retratos.
Tiziano había alcanzado una gran fama en Venecia, por lo que pronto fue
reclamado por Carlos I y por el Papa Paulo III para diversos encargos. La
exposición que acoge ahora el Museo del Prado reúne una buena
colección de retratos de esta época, como Carlos V en la batalla de
Mühlberg; Felipe II; Paulo III; o Retrato de Clarissa Strozzi.
La primacía del color sobre el dibujo ilustra la cuarta sección de la
exposición: El desnudo tumbado y las poesías. Componen esta sección
siete obras de carácter mitológico, entre las que destaca la famosa
Venus de Urbino, que pertenece a la Galería de los Uffizi, en Florencia, y
se exhibe por primera vez fuera de Italia.
La sección que cierra la exposición, El último Tiziano, muestra la
transformación experimentada por el pintor desde la década de 1550
hasta su muerte, en 1576. Tiziano aparta el color de su pintura y la dota
de una pincelada más apagada y, sin embargo, más expresiva. A esta
etapa pertenecen Ecce homo; La Dolorosa con las manos abiertas;
Entierro de Cristo; La Virgen con el niño y otras obras de inspiración
religiosa, además de un Autorretrato.
La exposición sobre Tiziano se puede visitar hasta el 7 de septiembre en
la galería central del Museo del Prado, en Madrid, y ofrece el aliciente de
ver, en las salas contiguas, las colecciones de dos grandes herederos del
artista veneciano: Velázquez y Rubens.
Juan Luis Vázquez (Alfa y Omega)
Por orden de aparición en la página:
El Papa Paulo III. Museo di Capodimonte, Nápoles
Ecce homo. National Gallery of Ireland, Dublín
Clarissa Strozzi. Museo Staatliche, Berlín
La Sagrada Familia con un pastor. National Gallery, Londres
La moneda del tributo. Galería Alte Meister, Dresde
La Dolorosa con las manos abiertas. Museo Nacional del Prado, Madrid
Entierro de Cristo. Museo Nacional del Prado, Madrid
Carlos V en la batalla de Mülhberg. Museo Nacional del Prado, Madrid
La Virgen con el Niño, san Juan Bautista y una santa o donante. National Gallery,
Londres
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards