TRATAMIENTO TRIBUTARIO SOBRE GASTOS
POR FIESTAS NAVIDEÑAS
1. Generalidades
Algunas empresas con el fin de incentivar a sus trabajadores y mantener una imagen respecto de
sus clientes en esta época suelen incurrir en ciertas erogaciones que varían de acuerdo con las
posibilidades de cada empresa.
Las fiestas navideñas motiva a realizar erogaciones con la finalidad de celebrar y retribuir la labor
de sus trabajadores; en tal sentido, es importante conocer las implicancias tributarias que pueden
presentarse al incurrir las empresas en gastos generados con motivo de dichas fiestas, tales como:
la entrega de canastas navideñas, panetones, pavos, así como agasajo a los trabajadores y a sus
hijos.
En ambos casos, se genera una transferencia gratuita que dado su origen y finalidad requiere de
una exposición separada de sus efectos.
A fin de presentar de la manera más didáctica posible la incidencia de las mismas; se planteará un
caso práctico integral que contenga las situaciones más comunes.
2. Beneficio de los trabajadores
En primer lugar para la NIC 19 (modificada en 1998) se entiende por beneficio a los trabajadores
todo tipo de retribución que la empresa proporciona a éstos a cambio de sus servicios, lo que
incluye beneficios no monetarios como la entrega de bienes a título gratuito. En este sentido, la
regla básica es reconocer estos beneficios como gasto en la medida que el trabajador ha prestado
efectivamente su servicio, sin embargo, otros beneficios como los que pretendemos exponer se
reconocerán en la oportunidad en la que se consuman efectivamente (con su entrega).
3. Caso Práctico
Una empresa tiene como actividad principal la distribución de suministros de cómputo y cuenta con
un total de 16 trabajadores en planilla de sueldos. Con motivo de la fiesta navideña realiza
diferentes preparativos:
i) Hará entrega de pavos y canastas navideñas (contiene víveres que no comercializa) para sus
trabajadores.
ii) Para sus trabajadores organiza un almuerzo el día 23 de diciembre de los corrientes.
iii) Para sus principales clientes se planifica obsequiare un reloj para escritorio.
Solución
i) Tratamiento de los pavos y canastas entregadas a los trabajadores
Al momento que se entregue los vales por los pavos, la empresa tendrá que emitir el comprobante de
pago correspondiente (boleta de venta) de conformidad con lo dispuesto por el numeral 1 del artículo
5º del Reglamento de Comprobantes de Pago y asumir el pago del IGV por concepto de retiro de
bienes.
Con relación a las boletas de venta que se deben emitir, si bien en el caso estamos considerando
que se emitirá un comprobante por cada trabajador; podría también emitirse un solo documento por
la totalidad de los productos entregados a todos los trabajadores, considerando que la transferencia
de propiedad ocurre en un sólo momento.
Aspecto Tributario
a. Impuesto General a las Ventas
En la medida que los comprobantes de pago por las adquisiciones, cumplan con los requisitos
sustanciales y formales contemplados en los Artículos 18º y 19º de la Ley del Impuesto a las Ventas
(en adelante LIGV), la empresa podrá tomar como crédito fiscal, el IGV que incide en las
adquisiciones. Básicamente esto significa que deberá verificarse que el gasto sea deducible para el
Impuesto a la Renta (como posteriormente veremos) y que los trabajadores estén vinculados a las
operaciones gravadas de la empresa.
Por otro lado, la entrega de los bienes a los trabajadores constituye una operación gravada con el
IGV toda vez que se encuentra comprendida dentro de los supuestos de hecho de este impuesto
(venta de bienes muebles en el país), dado que, de conformidad con las normas que regulan este
impuesto; por venta, se alude entre otros al retiro de bienes que efectúa la empresa, tal como lo
señala el numeral 2 del literal a) del artículo 3º de la LIGV; y por bienes muebles se entiende todos
aquellos que son corporales que pueden llevarse de un lugar a otro, acorde al literal a) del artículo 1º
de la LIGV. En concordancia con el literal b) del artículo 4º de la LIGV nace la obligación tributaria en
la fecha de retiro del bien o en la fecha en que se emite el comprobante de pago, lo que ocurra
primero, fijándose la base imponible del IGV de acuerdo con el valor de las operaciones onerosas
efectuadas por el sujeto con terceros, y en su defecto, en base al valor de mercado conforme lo
señalado en el primer párrafo del artículo 15º de la LIGV.
b. Impuesto a la Renta
En primer lugar de conformidad con lo señalado en el artículo 37º de la Ley del Impuesto a la Renta
(en adelante LIR) resultan deducibles de la renta imponible de una empresa cualquier erogación que
sea necesaria para generar o mantener la fuente productora de renta, señalándose entre otras de
manera enunciativa en el literal l) del artículo antes mencionado “todo pago que por cualquier
concepto se haga a favor de los servidores en virtud del vínculo laboral existente”. Un aspecto
importante a considerar que se repetirá constantemente es el hecho que la empresa deberá acreditar
fehacientemente el destino del gasto, lo cuál significará que la empresa debe contar con la
documentación sustentatoria adicional que acredite al beneficiario.
Por otro lado, de conformidad con lo señalado en el literal k) del artículo 44º de la LIR, el Impuesto
General a las Ventas que grave el retiro de bienes no podrá deducirse como gasto.
Efecto de los pavos y canastas en la Remuneración de los trabajadores
De acuerdo con las normas laborales, la entrega de pavos, canastas y otras liberalidades no califican
como remuneración para ningún efecto legal previsto en el Artículo 19º de la Ley de Compensación
por Tiempo de Servicio (D.S. Nº 001-97-TR del 01.03.97). No obstante ello, para fines tributarios esta
situación es distinta, puesto que, para el cálculo de la renta de quinta categoría los aguinaldos
formarán parte de la remuneración computable según el artículo 34º literal a) de la LIR. Al respecto,
la RTF Nº 603-2-2000 (19.07.2000) señala que los aguinaldos comprendían los regalos y sumas
adicionales entregados en Navidad a los trabajadores. Debemos considerar también que algunas
empresas suelen otorgar premios a sus trabajadores como a los hijos de éstos, debiéndose tratar
dichos desembolsos y entregas bajo el mismo procedimiento e implicancias tributarias respecto a la
entrega de canastas referidos en los párrafos precedentes.
ii) Tratamiento del almuerzo para los trabajadores
Algunas empresas acostumbran realizar un almuerzo con motivo de festejar las Fiestas Navideñas, el
cuál califica como gasto dado que su celebración tiene como fin la identificación del personal hacia la
empresa y fomentar el espíritu institucional de la entidad. En este sentido, de conformidad con la NIC
19 se reconoce como gasto cuando ocurre.
Tributariamente, este desembolso calificaría como un gasto de recreación expresamente mencionado
entro de las deducciones de renta de tercera categoría en el literal II) del Artículo 37º de la LIR. Sin
embargo, se requiere cumplir con los criterios de razonabilidad y proporcionalidad del gasto y el
requisito de encontrarse acreditado documentalmente (con un comprobante de pago y
documentación interna que acredite a los participantes).
Adicionalmente, debe considerarse que aún cuando se cumplan con dichos requisitos, la LIR dispone
un límite máximo deducible para este tipo de gastos, el cual corresponde al 0.5% de los ingresos
netos del ejercicio con un tope máximo de 40 UIT. A mayor abundamiento sobre este punto la RTF
Nº 646-4-00, señala que son deducibles los gastos vinculados a trabajadores respecto a actividades
del programa navideño y buffet de fin de año.
Respecto al IGV del comprobante del restaurante debe verificarse el cumplimiento de los requisitos
señalados en los Artículos 18º y 19º de la LIGV, en este sentido la empresa tendrá derecho a utilizar
el crédito fiscal en la medida que no supere el límite antes mencionado.
iii) Obsequios a la clientela
Estamos considerando el IGV de la adquisición de los relojes como crédito fiscal, sin embargo, debe
observarse que se cumpla con los criterios establecidos en el artículo 18º de la LIGV; lo que significa
en el caso específico de los gastos de representación que deberá cumplirse lo señalado en el
numeral 10 del artículo 6º del Reglamento del IGV, que establece que para tomar el crédito fiscal
deberá verificarse que los gastos de representación a esa fecha no deben sobrepasar el límite del
0.5% de los ingresos brutos acumulados en el año calendario hasta el mes en que corresponde
aplicarlos. De esta forma debemos controlar mensualmente durante el ejercicio el nivel de los gastos
de representación a efectos de determinar si nos hemos excedido o nos mantenemos dentro del
límite aceptable (literal a) del artículo 18º de LIGV).
Cuando se entreguen estos bienes, deberá reconocerse el gasto incurrido por la empresa tal como a
continuación se muestra, considerando también el IGV por el retiro consignado en los comprobantes
de pago que tendrán que emitir por la transferencia gratuita de dichos bienes.
Estos obsequios a los clientes que efectúa la empresa califican como gastos de representación de
acuerdo a lo señalado por el inciso m) del artículo 21º del Reglamento del Impuesto a la Renta, en el
que se precisa que dicho concepto abarca los gastos destinados a presentar una imagen que le
permitan mantener o mejorar su posición de mercado, entre los que se incluyen los obsequios a
clientes. Resultado de lo anterior, este tipo de gastos se encuentran limitados en su deducción al
siguiente parámetro establecido en el inciso q) del Artículo 37º de la LIR: 0.5% de los ingresos netos
(entiéndase gravables) de la empresa con un límite máximo de 40 UIT. En este sentido, en la medida
que el conjunto de los gastos de representación de la empresa no hubiese excedido los parámetros
antes mencionados podrá deducir sin dificultad el gasto incurrido.
Diciembre de 2011
CPC José Luis Apolaya Félix
Descargar

TRATAMIENTO TRIBUTARIO-CONTABLE SOBRE GASTOS POR