República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Sala de Casación Civil
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SALA DE CASACION CIVIL
Magistrado Ponente:
CÉSAR JULIO VALENCIA COPETE
Bogotá, D.C., veintiséis (26) de marzo de dos mil
cuatro (2004).
Ref.: Exp. No. 1100102030002004-40177-01
Decide
constitucional
pedido
la
por
Corte
el
RODRIGO
amparo
RIVERA
SANCHEZ, contra la Sala Civil - Familia del Tribunal
Superior del Distrito Judicial de Buga y el Banco
Granahorrar, Sucursal Cali.
ANTECEDENTES
Persigue por este medio el accionante,
mediante apoderado judicial, la tutela de su derecho
constitucional al debido proceso, conexo con el de
acceso a la administración de justicia y a la vivienda
digna que considera vulnerados a partir de la decisión
de segunda instancia proferida por la Sala accionada,
el 16 de diciembre de 2003, dentro del proceso de
ejecución con título hipotecario adelantado por el
Banco Granahorrar S.A. contra el accionante en el
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Sala de Casación Civil
Juzgado Tercero Civil del Circuito de Buenaventura,
mediante la cual revocó el auto de 13 de marzo de
2001 a través del cual el funcionario de primera
instancia declaró terminada la actuación procesal, con
base en la reliquidación del crédito, en armonía con el
parágrafo 3o. del artículo 42 de la ley 546 de 1999 y
la sentencia C-955 de 2000
proferida por la Corte
Constitucional, con lo cual incurrió en flagrante vía de
hecho, pues aunque la revocatoria se basó en la
existencia de un crédito para libre inversión, la
obligación principal absorbe la segunda, por lo que
era
viable
la
terminación
extraordinaria
de
la
ejecución, por lo menos en forma parcial.
RESPUESTA DEL ACCIONADO
La entidad crediticia accionada arguye
que la reliquidación del crédito no puede dar lugar a
la terminación del proceso ejecutivo, máxime cuando
el alivio aplicado ascendió a $17'821.691, que no
alcanzó a cubrir el saldo vencido de $53'178.674.
Los integrantes de la Sala accionada
no se han pronunciado.
C.J.V.C. Exp. 1100102030002004-40177-01
2
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Sala de Casación Civil
CONSIDERACIONES
1.
por
fin
La acción de tutela, cuando tiene
controvertir
actuaciones
judiciales,
sólo
deviene procedente si ellas constituyen lo que ha
dado en llamarse "vía de hecho", entendiéndose por
tal aquella actividad de conducta jurisdiccional que
carece de fundamento jurídico y que, por lo mismo,
se muestra ostensiblemente arbitraria y caprichosa y
si además el interesado no dispone de otros medios
de
defensa
idóneos
para
la
reparación
de
sus
derechos, puesto que, en el supuesto de haber
contado
o
de
contar
con
ellos,
el
mecanismo
constitucional no tiene cabida, ya que tales formas
ordinarias de defensa vienen a constituir el sendero
por
medio del cual debe obtenerse protección o el
restablecimiento
de
los
derechos
superiores
amenazados o efectivamente conculcados por los
jueces.
2.
Este mecanismo, según el artículo
10 del decreto 2591 de 1991 puede ser utilizado "por
cualquier persona vulnerada o amenazada en uno de
sus derechos fundamentales, quien actuará por sí
misma o a través de representante". Agrega la norma
que también se pueden agenciar derechos ajenos
C.J.V.C. Exp. 1100102030002004-40177-01
3
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Sala de Casación Civil
"cuando el titular de los mismos no esté en condiciones
de promover su propia defensa". Agrega que "También
podrán
ejercerla
el
Defensor
del
Pueblo
y
los
personeros municipales".
3.
En este evento
la solicitud de
amparo no fue presentada directamente por la persona
titular de los derechos constitucionales invocados en el
libelo, es decir, Rodrigo Rivera Sánchez, demandado en
el proceso adelantado en el Tercero Civil del Circuito de
Buenaventura, y como tampoco está acreditado que no
esté en condiciones de ejercer su defensa, en auto de
12 de marzo de 2004 se ordenó a la suscriptora de la
solicitud
acreditar su calidad de abogada, exigencia
que no ha cumplido, de donde se deduce la falta de
demostración de la calidad de profesional del derecho,
exigida por el artículo 67 del Código de Procedimiento
Civil para ser admitida como mandataria judicial,
situación que frustra la prosperidad de las súplicas
materia de este trámite.
4. En efecto, no estando el titular de
los
derechos
fundamentales
invocados
en
circunstancias especiales fácticas o jurídicas que le
impidan promover su propia defensa, no lo hizo por
conducto
de
apoderado
judicial
debidamente
constituido, ni por intermedio de los funcionarios
legalmente habilitados para activar el mecanismo
C.J.V.C. Exp. 1100102030002004-40177-01
4
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Sala de Casación Civil
constitucional en defensa de sus derechos, la decisión
tiene que ser desestimatoria del amparo pretendido.
5.
Por estas razones, se impone el
fracaso del mecanismo constitucional.
DECISION
En mérito de lo expuesto la Corte
Suprema de Justicia, en Sala de Casación Civil,
administrando justicia en nombre de la República y
por
autoridad
de
la
ley,
DENIEGA
el
amparo
solicitado.
Notifíquese lo aquí resuelto a las
partes, y, en oportunidad, remítase el expediente a la
Corte Constitucional para su eventual revisión.
NOTIFÍQUESE,
PEDRO OCTAVIO MUNAR CADENA
C.J.V.C. Exp. 1100102030002004-40177-01
5
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Sala de Casación Civil
MANUEL ISIDRO ARDILA VELASQUEZ
CARLOS IGNACIO JARAMILLO JARAMILLO
SILVIO FERNANDO TREJOS BUENO
CÉSAR JULIO VALENCIA COPETE
EDGARDO VILLAMIL PORTILLA
C.J.V.C. Exp. 1100102030002004-40177-01
6
Descargar

2004-40177-01 Falta poder pra interponer tutela