COMUNICADO DE PRENSA SOBRE
“EL EFECTO DE LA CRISIS EN EL TEJIDO ASOCIATIVO”
La Coordinadora d’ONG de Cooperación al Desarrollo de les Illes Balears (CONGDIB), como
miembro impulsor de la PLATAFORMA POR LA RECUPERACIÓN DE LA INICIATIVA CIUDADANA
(PRIC), ha realizado un estudio entre las ONGDs y otras asociaciones, con el fin de conocer el
efecto causado en el tejido asociativo de nuestra Comunidad por la crisis, los recortes y los
retrasos en el pago de las subvenciones.
El estudio está realizado durante los meses de febrero, marzo, abril y mayo de 2012 en base a
una muestra de 60 entidades, de las más de 100 que forman la PRIC. La información recogida
ha sido aportada por personas autorizadas y con cargos de responsabilidad en sus respectivas
entidades. Hay que tener presente que actualmente se están abonando diferentes proyectos
de 2010 y 2011 –no todos aún- y que el estudio fue hecho con anterioridad a la situación
actual.
El estudio desvela:
 El debilitamiento del tejido asociativo de nuestra Comunidad, como consecuencia de los
recortes en Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) y para actividades socioculturales y de ocio
que desarrollan las Asociaciones de Vecinos y las de Pensionistas y Jubilados.
 La importancia de las subvenciones del Govern Balear, l’Ajuntament de Palma, el Consell
de Mallorca y els Fons Mallorquí, Menorquí y Pitiús como apoyo para la realización de este
tipo de actividades. El 99% de las actividades han contado con financiación pública,
complementada por el importante volumen de trabajo que asume el personal voluntario
de cada organización, que es su capital social, y que hace posible la ejecución de muchos
proyectos.
 La gran dificultad para encontrar donantes privados, sobre todo de carácter estable. A la
falta de cultura asociativa y de cultura de la solidaridad, ahora se suma la escasez general
de recursos en el sector privado.
 La drástica reducción de ingresos se ha traducido para el tejido asociativo en la dificultad
generalizada de mantener abiertas sedes y locales sociales. Esto ha llevado, en unos casos
a cierres y traslados de sedes a locales prestados o más baratos y, en otros casos, a que
varias asociaciones se hayan unido para abaratar los costes de los servicios que ofrecen.
 Se han perdido en Baleares 87 puestos de trabajo de personal administrativo y técnico en
Baleares y 300 en las contrapartes locales donde se realizan los proyectos.
 Están en riesgo otros 27 puestos de trabajo más en Baleares y 43 más en las contrapartes
locales, en caso de persistir los recortes y de no abonar pronto las instituciones todos los
proyectos aprobados.
 Los impagos y recortes también han afectado a 408.250 personas en los países
empobrecidos, que debían ser beneficiarias de las ayudas, y a 30.340 personas
beneficiarias aquí en nuestra Comunidad Autónoma.
 La deuda que las instituciones tenían en el momento del estudio con las asociaciones
asciendía ya a 6.200.272 € (bastantes desde el año 2010), aunque en estos momentos se
va desbloqueando gran parte de la deuda de las instituciones con el tejido asociativo,
quedando aún pendiente una parte importante de la misma.
 Ante la falta de liquidez, ha habido ONGDs y Asociaciones que han tenido que pedir
créditos o han realizado actividades para empezar los proyectos y otras han tenido que
avanzar dinero de su bolsillo con la esperanza de cobrar los proyectos aprobados.
 El tejido asociativo de nuestra Comunidad, pese a las dificultades, la precariedad y el
debilitamiento a que está sometido, reclama y exige:
- más transparencia sobre cómo y en qué se gastan los fondos públicos;
- el cumplimiento del 0,7%;
- y exige el mantenimiento de las convocatorias para seguir haciendo cooperación
descentralizada, eficaz y eficiente.
 El tejido asociativo reclama y ve como imprescindible un espacio óptimo donde puedan
realizar sus actividades tanto las ONGDs como las Asociaciones de Inmigrantes, con el fin
de poder mejorar la comunicación, coordinación y unificación de acciones y actividades,
cosas tan necesarias para el trabajo en red.
 En tiempos de “crisis” la solidaridad es más necesaria que nunca porque hay más
personas vulnerables y las políticas y la economía deben estar al servicio de las personas, el
bien común y el trabajo decente.
Palma, setiembre 2012
Descargar

Comunicado Rueda de Prensa sobre los Efectos de la