LA EDUCACIÓN DEL CONSUMIDOR A TRAVÉS DEL ENTORNO TELEMÁTICO BSCW
Benarroch, A.(1); Llitjós, A.(2); Ortiz, M.M.(3) y Benbunán, B.(4)
(1)
Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales. Facultad de Educación y
Humanidades de Melilla. [email protected]
(2)
Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Matemáticas.
Universidad de Barcelona. [email protected]
(3)
Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. Facultad de Educación y
Humanidades de Melilla. [email protected]
(4)
Escuela Universitaria de Enfermería de Melilla.
1. Introducción: El contexto del Espacio Europeo de Educación Superior
En el proceso de construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, la
Universidad Española debe sufrir una transformación absoluta. Una de sus principales
modificaciones (además de los títulos ofertados, duración de carreras, mecanismos de
homologación de la calidad, etc) será la organización del currículo, que deberá
adaptarse a los nuevos modelos de formación centrados en el trabajo del estudiante (y
medido en eurocréditos o ECTS) y no exclusivamente en las horas lectivas (R.D.
1125/2003 de 5 de Septiembre, BOE nº 224, de 18 de Septiembre de 2003).
Desde nuestro punto de vista, los ejes claves de este nuevo modelo educativo están en la
evolución de los siguientes conceptos:



De la educación centrada en la enseñanza del profesorado a la educación
centrada en el proceso de aprendizaje del alumnado
Del aprendizaje terminal y "para siempre" al de aprendizaje a lo largo de la
vida
Del rol del profesorado como transmisor de contenidos al de facilitador de
competencias, dada la correspondiente disminución del número de horas
presenciales y el refuerzo de las tutorías y atención personalizada.
Esta nueva conceptualización de la docencia universitaria nos conduce inevitablemente
a aceptar que no podemos afrontar un nuevo proceso de implantación de titulaciones
universitarias desde los parámetros de la convergencia europea sin que, previamente, el
profesorado comprenda, adopte e, incluso, defienda el proceso de enseñanzaaprendizaje desde las perspectivas descritas.
Una vez asumido, el profesorado ha de encontrar los recursos necesarios para facilitarle
su labor; esto es, los medios que le permitan no sólo poner al alcance de su alumnado un
material docente sino también reforzar las necesidades interactivas con este alumnado,
así como entre el mismo alumnado.
En este nuevo contexto, que se nos plantea como reto y obligación al profesorado
universitario, un grupo de docentes nos planteamos la posibilidad de impartir una
asignatura optativa de las Titulaciones de Maestro de la Facultad de Educación y
Humanidades de Melilla (Universidad de Granada) de manera semipresencial e
interactiva, a través del entorno telemático cooperativo BSCW. Solicitamos un proyecto
de innovación docente a la Universidad de Granada, contando con la colaboración del
Grupo Consolidado de Innovación Docente de Didáctica de las Ciencias de la
Universidad de Barcelona, que llevaba desde el año 1997 utilizando este entorno en la
impartición de materias universitarias (Llitjós, 2000), y que en consecuencia podía
avalarnos con su experiencia.
2. El entorno telemático cooperativo BSCW
El entorno telemático BSCW (Basic Suport for Cooperative Work) es un entorno
interactivo que no precisa ningún requisito especial (no requiere ningún programa
específico), es libre para el mundo educativo, y a él se accede desde cualquier ordenador
conectado a la red de Internet (independientemente del sistema operativo del
ordenador). Además, presenta las ventajas de ser abierto, flexible, multilingüe y de
actualización instantánea. Otra ventaja es su sencillez de uso. Quizás sea menos potente
que otros existentes pero garantiza una introducción eficaz y eficiente en estas formas
de trabajo, ya que el tiempo empleado en familiarizarse es mucho menor.
Básicamente aporta las siguientes ventajas en lo referente al desarrollo de tareas en
grupo a través de la Red (Klockner, 2000):







Creación de zonas para el trabajo colaborativo entre varios miembros (que
pueden, o no, estar lejanos geográficamente o pertenecer a diferentes
organizaciones) desde donde compartir documentos para llevar a cabo proyectos
comunes.
Entrada restringida a esas áreas mediante un acceso controlado, permitido
solamente a miembros previamente registrados y, en los casos que sea necesario,
limitar sus posibilidades de manipulación de la información.
Documentos siempre disponibles para todos los componentes del proyecto en
cualquier momento, pues se encuentran almacenados en el servidor BSCW y no
en ordenadores locales.
Permite almacenar en un mismo espacio todos los tipos de objetos que puedan
resultar útiles en el desarrollo del trabajo colaborativo: documentos de texto,
bases de datos, imágenes, sonidos, anotaciones sobre los mismos, comentarios,
listas de direcciones, etc.
BSCW hace posible entender el web como un lugar en donde manipular la
información y no sólo leerla o tener acceso a ella, pues admite su modificación.
Una vez que se ha creado un documento concreto y quiere hacerse público, es
muy fácil disponer de él desde cualquier página web mediante la inclusión de su
URL, sin necesidad de abrir una cuenta FTP.
Puede convertirse en la puerta de acceso a reuniones o citas entre los miembros,
ya sea en encuentros presenciales o a través de la Red (chat, videoconferencia)
pues ofrece los medios básicos para realizar sus convocatorias.
Para ser miembro de un entorno BSCW, es imprescindible registrarse, bien en un
servidor público (http://bscw.fit.fraunhofer.de/pub/bscw.cgi?op=rmail) o ser invitado
por los gestores de un servidor específico (universidad, departamento, grupo de
investigación, etc.). El acceso se controla mediante la petición del ‘nombre’ y
‘contraseña’.
Cuando se accede por primera vez al servidor BSCW, se tienen todas las posibilidades
del sistema para poder trabajar y ningún contenido. La estructura y contenidos se van
creando según las necesidades educativas. En cada proyecto, se crea un espacio
principal, dentro del que se van creando espacios (subespacios) dedicados a distintos
temas y funciones. En el entorno cooperativo BSCW, un “espacio” de trabajo
corresponde a una carpeta o directorio (información adicional en Llitjós et al., 2001, y
Puigcerver et al., 2001)
A partir de este inicio, el gestor o gestora puede invitar a colaboradores/as para
comenzar el verdadero trabajo cooperativo. Posteriormente, se puede extender a nuevos
miembros, configurando cooperaciones de trabajo con profesorado, alumnado,
asignaturas, etc. De este modo, cada espacio de trabajo tiene su propio grupo de
asociados, con roles diversos según los intereses del grupo.
Cada grupo correspondiente a una asignatura o tema de investigación, puede compartir
distintos ‘espacios’ clasificados por temas o por funciones. Según los intereses
individuales, existe la posibilidad de abrir espacios en los que el número de asociados
sea más reducido. Se ejercen tutorías en línea, es decir, cualquier alumno/a desde
cualquier ordenador y a cualquier hora puede formular una consulta, o comunicar una
información al profesorado o sus compañeros/as. Las respuestas o los comentarios se
pueden atender individualmente (vía espacio de trabajo) o, si se considera que tienen
interés general, se adjuntan a un espacio de acceso común PMF (Preguntas Más
Frecuentes).
3. Organización de la materia “Educación del Consumidor” a través del entorno
telemático BSCW
“Educación del Consumidor” es una asignatura optativa del Plan de Estudios de
Maestro de la Facultad de Educación y Humanidades de Melilla. Es impartida por dos
profesoras pertenecientes a los Departamentos de Didáctica de las Ciencias
Experimentales y Didáctica de las Ciencias Sociales. La asignatura está enfocada a
modo de talleres, entendidos éstos como problemas prácticos que los alumnos deben ir
resolviendo a partir de una información básica que se les proporciona (y de toda la
información adicional que puedan conseguir en la revista de la OCU, Publicaciones del
Instituto Nacional de Consumo, Red Internet, etc.). Algunos de estos problemas y/o
talleres son:







Cómo defender tus derechos ante la OMIC
Desenmascarar la publicidad
Analizar el consumo infantil
Elaborar dietas equilibradas
Conocer las estrategias de venta de los supermercados
Interpretar etiquetas de envases comestibles
Interpretar etiquetas de textiles

Elegir una marca de un producto según la mejor relación calidad/precio
Este enfoque didáctico práctico e investigativo, ha sido aplicado durante varios cursos
en el desarrollo de la asignatura. Como resultado del mismo, se obtienen numerosos
trabajos escritos que, por un lado, adolecen del enriquecimiento que posibilitaría su
corrección inmediata y que, por otro lado, no pueden servir de sustrato para otros
trabajos posteriores. En esos momentos, tuvimos la ocasión de conocer el uso del
BSCW en otra materia de carácter similar a ésta, y pensamos que este recurso de
recursos podría dar solución a nuestras demandas.
Sin embargo, cuando nos planteamos la posibilidad de impartir la materia mediante el
entorno BSCW, uno de los aspectos básicos que pretendíamos era que este recurso se
adaptara a nuestros objetivos y no a la inversa. Esto supuso un esfuerzo de organización
y coordinación entre los miembros del proyecto con experiencia en BSCW y las
profesoras de la asignatura. Decidimos entonces no solucionar todos los problemas que
nos planteábamos, sino aparcar algunos e ir solucionándolos sobre la marcha.
El curso se inicia con la invitación por parte del profesorado al alumnado matriculado,
para que pueda acceder al ESPACIO PRINCIPAL de la Asignatura “Educación del
Consumidor”. A partir de esta oferta, cada persona se registra y entra en el espacio
mediante un “nombre” y una “palabra clave”. Como este ESPACIO es virtual y se
puede ingresar en él a través de cualquier ordenador conectado a Internet, no existen
limitaciones de espacio ni tiempo, es decir, se puede trabajar de forma presencial en el
aula de informática adjudicada a la asignatura o, de manera no presencial, desde otros
puntos con conexión a Internet.
En una primera visita el ESPACIO PRINCIPAL, los nuevos miembros se encuentran
unos subespacios o subdirectorios diseñados por el profesorado. En nuestro caso,
finalmente nos encontramos con los siguientes subespacios (los nombres de los
subespacios y su organización se han ido modificando a lo largo del curso en función de
las necesidades que se han ido detectando): INFORMACIÓN, CONTENIDOS,
ACTIVIDADES, TRABAJOS, EVALUACIÓN.
INFORMACIÓN: Es el espacio donde se van colgando documentos de interés general,
como, por ejemplo, el programa de la asignatura, calendario, avisos, webs de interés
relacionadas, fuentes de información, comentarios, etc. El responsable de su creación y
actualización es el profesorado.
CONTENIDOS: En este espacio se encuentra el material informativo para cada trabajo
o taller de la asignatura. El primer responsable de su creación es el profesorado pero se
valora positivamente la actualización, enriquecimiento o crítica del material por parte de
los alumnos.
ACTIVIDADES: Contiene la relación de los talleres y/o trabajos de investigación que
han de realizar los alumnos, de modo individual o en pequeños grupos. Durante el curso
2003-2004, esta carpeta ofrecía el siguiente aspecto (ver Ilustración 1)
Ilustración 1: Imagen del Espacio "Actividades a Realizar"
TRABAJOS: En este subespacio se crean tantas carpetas como trabajos deban realizar
los alumnos durante el curso. Estos trabajos pueden ser individuales y/o colectivos.
Frecuentemente, en primer lugar, se proponen trabajos individuales para asegurar las
bases del estudio de cada material y para que el alumnado se entrene en el uso adecuado
del entorno BSCW. Pasada esta primera etapa, se empiezan los trabajos en equipo que
son los estudios verdaderamente cooperativos. Véase en la Ilustración 2 una imagen de
un trabajo sobre la comparación de etiquetas de distintas marcas de un mismo producto
(yogur).
EVALUACIÓN: El sistema BSCW crea automáticamente un informe de la actividad
diaria. Este documento lo recibe el profesorado, por lo que tiene una información
continua de todos los movimientos dentro del ESPACIO PRINCIPAL. Por otra parte,
en cualquier instante y desde un ordenador conectado a la red, el BSCW tiene un
sistema de búsquedas internas que permite consultar todas las acciones efectuadas por
una persona durante un período de tiempo (día, semana, todo el período lectivo...)
También se puede saber “quién trabaja” y sobre “qué trabaja” en un espacio
determinado. Además, todas las actividades de evaluación que se efectúan quedan
activas en el espacio EVALUACIÓN (Llitjós et al. 2002). En nuestro caso, esta carpeta
no se creó desde los comienzos, lo que seguramente se debió a un desconocimiento de
todas las potencialidades del sistema.
Ilustración 2: Imagen de una tabla contenida en el trabajo de un alumno
4. Descripción de la experiencia
La experiencia comenzó con un minicurso de iniciación al trabajo en el entorno virtual
del profesorado y, posteriormente, del alumnado implicado en la misma.
Iniciación al
BSCW
Profesorado y
alumnado





Registrarse en un servidor BSCW.
Efectuar prácticas en este entorno.
Establecer criterios de selección de
información.
Determinar los apartados relevantes.
Efectuar un estudio individual.
Según hemos podido comprobar, esta iniciación es mucho más dificultosa para el
profesorado que para el alumnado. Este último rápidamente se acostumbra al nuevo
entorno y le ve las ventajas de trabajar de modo no presencial sin perder el contacto con
el profesorado y con sus compañeros.
Una vez iniciada la experiencia, hemos detectado que el uso del recurso en sí mismo, no
tiene porqué implicar un cambio profundo del modelo didáctico utilizado.
Es posible usar el BSCW como un mero espacio del cual “extraer” y en el cual “colgar”
la información sin apenas experimentar el trabajo cooperativo. El principal cambio se
limita a la posibilidad de impartir la asignatura “a distancia”, sin necesidad de clases
presenciales. En este caso, los materiales o guías que se ponen a disposición del
alumnado deben estar muy bien elaborados. El papel del profesorado, no obstante, es un
papel más activo y personalizado en los procesos de aprendizaje del alumnado: le
asesora, le guía y le ayuda en su camino de elaboración y construcción de materiales.
También es posible usar el BSCW como un espacio más interactivo, que abre las
puertas a la verdadera cooperación entre grupos de alumnos y/o profesores. Esta
modalidad potencia las posibilidades del recurso, puesto que permite conservar las
condiciones de concentración y reflexión personal del trabajo individual, añadiendo la
riqueza que representa la interacción con los demás. Permite la discusión, la
retroalimentación y la elaboración colectiva del conocimiento. También, obliga a una
comunicación más inteligible y más concreta que el uso de otros medios.
En nuestro caso, este ha sido el primer año de la experiencia y, quizás por un
desconocimiento de las potencialidades del sistema, creemos que la tendencia ha sido
más cercana a la primera de las posibilidades, lo que queremos modificar en años
sucesivos.
Para finalizar la experiencia, los alumnos evaluaron, por un lado, el uso del BSCW y,
por otro, el desarrollo y contenido de la asignatura y profesorado.
La calificación final no resulta complicada, porque la gran cantidad de información
suele facilitarla al ser bastante coherente y perfilar un resultado claro.
5. Valoración de la experiencia
A la vista del proceso y de sus resultados, nuestra valoración es positiva, puesto que la
barrera inicial que supuso la inmersión en un entorno telemático simple como el BSCW
fue superada rápidamente. El sistema de organización es completamente flexible y
versátil por lo el alumnado lo puede adaptar a sus necesidades. El grado de implicación
en la asignatura es también muy variado, desde alumnos y alumnas que se limitan a
realizar los trabajos mínimos obligatorios y “colgarlos” en el espacio correspondiente,
hasta los que se implican en la organización de la materia y en la realización de
propuestas de mejora, invirtiendo incluso su tiempo en ello. El control de acceso lo
planifica el responsable del espacio, en este caso el profesorado, aunque el alumnado
puede crear carpetas en las que restrinja el acceso a un grupo determinado de miembros.
En nuestros alumnos hubo un pequeño problema en un momento determinado, el de un
alumno que se consideraba “copiado”, pero pronto se subsanó al comprobar que todas
las operaciones quedaban registradas en el BSCW, además, de considerar la ventaja que
supone visitar espacios ajenos, puesto que incentiva la capacidad crítica y autocrítica,
así como el sentido de auto-superación.
Como principales inconvenientes o posibles barreras, cabe citar los siguientes
(acordados en reunión de evaluación con el alumnado):
-
-
-
La necesidad de disponer de una infraestructura mínima (ordenador conectado a
la red y dotado de un navegador y de un potente antivirus) que permita el acceso
al BSCW.
El coste económico que se deriva de tener que trabajar estando conectados
permanentemente a la red Internet
Limitaciones de la memoria adjudicada a los gestores de los espacios
Fallos técnicos en la conexión a la red de Internet
Dificultades para colgar archivos que posean muchas imágenes, dada la
memoria que ello necesita. Y esto es especialmente dificultoso en el caso de
archivos Word o Word Perfect (programas que, por otro lado, suelen ser los más
usados tanto por profesorado como por el alumnado). En consecuencia, es
interesante que el profesorado y el alumnado participen activamente en la
edición de páginas web o hipertextos ilustrados, lo que es a nuestro parecer otro
inconveniente.
Consecuencia del punto anterior, otro inconveniente es tener que iniciarse en la
edición de páginas web mediante algún programa poco sofisticado (Nestcape,
FrontPage, etc.). Después de elaborar las primeras páginas, fácilmente se puede
utilizar cualquier editor. Las páginas web diseñadas pueden ser de uso individual
o colectivo del centro educativo; y en el caso de situarlo en la red puede ser de
uso libre o de uso restringido mediante la introducción de un sistema que
establezca un control de acceso (BSCW).
6. Conclusiones y Propuestas de Mejora
Tras el análisis de las ventajas e inconvenientes que acabamos de señalar, el profesorado
implicado en la asignatura “Educación del Consumidor” hemos visto conveniente
continuar utilizando durante el próximo curso el servidor BSCW para impartirla. Y esto
especialmente por las posibilidades que ofrece para:

Desarrollar un nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje más cercano al que se
demanda desde la Sociedad de la Información: un modelo en el que la misión del
profesorado no es transmitir “la verdad”, sino ayudar al alumnado a interpretar la
información, seleccionarla y utilizarla.

Fomentar una acción tutorial del profesorado universitario más cercana a la
demandada por el Sistema Europeo de Créditos implantado en el Espacio Europeo
de Educación.

Ofrecer recursos para la atención a la diversidad (Benarroch, 2003), tanto en una
sociedad multicultural (Benarroch, 2001), lingüística, como de intereses personales,
posibilidades económicas (el alumnado tiene a su disposición un ordenador
conectado a la red en el aula de informática durante las horas de clase y durante un
horario concertado con la Facultad) y lejanía física (es perfectamente posible
estudiar esta asignatura desde la Península)
No obstante, hemos acordado introducir un conjunto de medidas, con las que
pretendemos fomentar las posibilidades del recurso BSCW y mejorar la efectividad del
proceso de enseñanza-aprendizaje. Estas modificaciones son:
a. Establecimiento de una hora semanal con carácter colectivo y obligatorio,
especialmente para el conocimiento personal de los alumnos entre sí y la
potenciación del trabajo cooperativo
b. Fomento de los canales de interrelación activa, tanto entre el profesorado y
el alumnado como entre el mismo alumnado
c. Fomento de la estructuración de los contenidos científicos de forma multisecuencial.
d. Elaboración de una página web para la asignatura que contenga todo el
material menos interactivo de la misma y que sirva de referencia rápida para
su funcionamiento. Pensamos que la página web podría ser de uso
restringido, de modo que sólo se pueda acceder a ella a través del nombre y
password del BSCW. La Ilustración 3 muestra el diseño de esta página ya
iniciada.
Ilustración 3: Aspecto de la página web de la asignatura "Educación del Consumidor"
7. Referencias bibliográficas
Benarroch, A. (2001). Interculturalidad y Enseñanza de las Ciencias. Alambique, nº 29,
pp. 9-24
Benarroch, A. (2003). La atención a las dificultades de aprendizaje en las ciencias
experimentales desde la investigación didáctica. En L. Herrera y otros (coords).
Intervención Psicoeducativa. Una perspectiva multidisciplinar, 107-135. Granada:
Grupo Editorial Universitario.
Klockner, K. (2000). Educational Servers and Services on the WWW - How Shared
Workspaces support Collaboration in Educational Projects - Technical Demonstration,
International C4-ICDE Conf. on Distance Education and Open Learning "Competition,
Collaboration, Continuity, Change", Adelaide, September 9-14, 2000.
http://bscw.fit.fraunhofer.de/Papers/CCCC/cccc.pdf
Llitjós, A. (2000). Hacia el siglo XXI: Comunicación audiovisual de la Química.
Aspectos didácticos de Física y Química. Química 9. Zaragoza. Pág. 145-170.
Llitjós, A.; Colomer, M.; Puigcerver, M.; Miró, A. (2001). Ciencia en el Siglo XXI:
Enseñanza de las ciencias y entornos telemáticos interactivos. Enseñanza de las
Ciencias, Tomo 1, pp. 149-150
Llitjós, A.; Miró, A.; Morales, M.J.; Puigcerver M.; Sánchez, M.D. (2002). Entorno
telemático para el trabajo cooperativo en ciencias experimentales. En (varios). Relación
Secundaria-Universidad. XX Encuentros de Didáctica de las Ciencias Experimentales.
Pp. 743-751. Serv. Pub. Univ. La Laguna.
Puigcerver, M. Colomer, M.; Miró, A.; Durán, H.; García, P.; Cold, G.; Llobera, R.
Sanz, M.C.; Llitjós, A. (2001). Aplicación del sistema telemático interactivo BSCW a la
enseñanza de las ciencias. Enseñanza de las Ciencias, Tomo 2, pp. 325-326.
Descargar

la educación del consumidor a través del entorno telemático bscw

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

AlumnosÓrganos de gobiernoDocentesColegios públicosEducación integralConsejo escolarClaustro de proferosres

ORGANIZACIÓN DEL CENTRO ESCOLAR "Proyecto Educativo de Centro"  Fase práctica

ORGANIZACIÓN DEL CENTRO ESCOLAR "Proyecto Educativo de Centro" Fase práctica

MotivaciónEducaciónPlanificaciónPedagogíaTrabajo en equipo del profesoradoNecesidades educativasMemoriaMaestroCualificación de docentes

Propuestas metodológicas para profesores reflexivos; Mercedes Blanchard, María Dolores Musas

Propuestas metodológicas para profesores reflexivos; Mercedes Blanchard, María Dolores Musas

Participación activaPlanificaciónManuales de EducaciónClaves del aprendizajeTécnicas de enseñanzaEstrategias metodológicasSeguimiento del alumnadoPedagogíaEducación infantilDinámicas de grupo

Integración educativa

Integración educativa

EvaluaciónEspecialistasEducación infantilMEC (Ministerio de Educación y Ciencia)Nuevo programa