INTRODUCCIÓN.
La lesión renal aguda es un síndrome clínico caracterizado por disminución brusca
de la función renal y como consecuencia de ella, retención nitrogenada e hídrica.
La etiología es múltiple y aún en la actualidad la morbimortalidad es elevada. Su
incidencia en pacientes hospitalizados es aproximadamente 5% y hasta de 30%
en admisiones a Unidades de Cuidados Intensivos. La característica fundamental
es la elevación brusca de las sustancias nitrogenadas en sangre y puede
acompañarse con o sin oliguria.
La lesión renal aguda se encuentra íntimamente relacionada a un incremento en el
tiempo de estancia hospitalaria y por ende a un alto costo financiero de los
hospitales en todos los niveles de atención, que se eleva aún más si amerita
terapia de sustitución renal.
Estudios epidemiológicos han detectado un amplio margen de etiologías y factores
de riesgo para desarrollar la lesión renal aguda, por lo que la prevención y
corrección de estas causas desencadenantes tanto en pacientes hospitalizados
como los manejados de forma ambulatoria nos llevará a la disminución de la
frecuencia de la lesión renal aguda. Se ha reconocido el hecho que incluso la
menor y más corta duración de elevación en los niveles de creatinina tiene un
impacto en la mortalidad.
El objetivo del presente estudio es identificar de manera temprana los pacientes
con lesión renal aguda y las patologías que de manera más frecuente se
encuentren asociadas a la misma, con el objetivo de instaurar un tratamiento
precoz y efectivo con el fin de disminuir el tiempo de estancia hospitalaria además
de descender la morbimortalidad de los derechohabientes del seguro social.
CONCLUSIONES
La causa más frecuente de LRA es el Choque séptico. La mayoría de los casos se
estadificaron como AKIN 1 al momento del diagnóstico. Solo la mitad de los casos
con LRA regresaron a valores normales de uresis y creatinina sérica posterior a 12
horas de su ingreso. Tanto Choque hipovolémico hemorrágico como choque
séptico presentaron mayor grado de severidad de lesión renal aguda (AKIN 3) y
menor porcentaje de mejoría en la función renal.
El diagnóstico oportuno del choque séptico, como causa principal de lesión renal
aguda y la instauración de medidas terapéuticas dirigidas a su corrección nos
permitirá disminuir el riesgo de ocasionar deterioro agudo en la función renal que
podría evolucionar a enfermedad renal crónica y que finalmente impactará en el
incremento de la morbimortalidad de nuestros pacientes.
Descargar

INTRODUCCIÓN. La lesión renal aguda es un síndrome clínico