Subido por pili.3msc

pensamiento

Anuncio
Pensamiento
El pensamiento es quizás una de las funciones cognoscitivas más interesantes y complejas. Primero por
el hecho de zanjar diferencias entre el ser humano y las demás especies animales; con el pensamiento el
destino del ser humano deja de ser esencialmente instintivo para convertirse en el resultado de la voluntad
que se desprende del conocimiento del mundo. Y segundo, porque a pesar de que se piensa en forma
prácticamente permanente no resulta fácil decir a ciencia cierta lo que significa pensar.
Entonces el pensamiento se refiere al uso consciente o inconsciente de información para crear nueva
información útil al sujeto. La materia prima del pensamiento es la información, representada por las ideas o
el conocimiento. La información utilizada es aquella que está contenida en la memoria como evidencia del
aprendizaje y aquella que a cada momento se recoge del medio ambiente interno y externo. En ausencia
de información no podría darse el pensamiento; de allí que es el desarrollo, la interacción con el mundo y
el aprendizaje lo que va dando forma al pensamiento adulto.
En la medida que el recién nacido crece y sus estructuras biológicas van madurando el organismo va
adquiriendo una mejor disposición para seleccionar y almacenar información sobre el mundo. De tal
manera que, cuanta más información tiene a su disposición el individuo mejor es la calidad y complejidad
de la información que crea. Cuanta más y mejor sea la información disponible mejor será el pensamiento
que puede desplegar un individuo. Pero la posibilidad real de pensar no aparece sino hasta cuando surgen
los problemas. Más exactamente cuando aparecen problemas que demandan del sujeto una solución. Por
ello se ha dicho que el pensamiento crea información útil al sujeto.
Atención
El estudiante explicará a profundidad el proceso de la atención en su desarrollo normal
y en sus alteraciones, conociendo las diferentes posturas que dan cuenta del proceso,
revisando también los determinantes de la atención, los tipos de atención, su nexo con
otros procesos, así como las principales alteraciones en la atención voluntaria e
involuntaria.
La atención es la capacidad de aplicar voluntariamente el entendimiento a un objetivo, tenerlo en cuenta o
en consideración. Desde el punto de vista de la psicología, la atención no es un concepto único, sino el
nombre atribuido a una variedad de fenómenos. Tradicionalmente, se ha considerado de dos maneras
distintas, aunque relacionadas. Por una parte, la atención como una cualidad de la percepción hace
referencia a la función de la atención como filtro de los estímulos ambientales, decidiendo cuáles son los
estímulos más relevantes y dándoles prioridad por medio de la concentración de la actividad psíquica
sobre el objetivo, para un procesamiento más profundo en la conciencia. Por otro lado, la atención es
entendida como el mecanismo que controla y regula los procesos cognitivos; desde el aprendizaje por
condicionamiento hasta el razonamiento complejo.
En muchos casos actúa de manera inconsciente iniciado en el hemisferio cerebral izquierdo y es
mantenida en el hemisferio derecho. El estar atento ("poner atención" o "prestar atención") tampoco es un
comportamiento único del ser humano.
Ahora bien, la capacidad de atender o el funcionamiento general de la atención dependen de diferentes
elementos o circunstancias, unas internas y otras externas, como veremos continuación. Es lo que se
denomina determinantes de la atención.
Los determinantes externos son los que proceden del medio y posibilitan que el individuo mantenga la
atención hacia los estímulos que se le proponen, es decir, depende del medio ambiente.
Potencia del estímulo. Es evidente que un sonido de gran intensidad es capaz de atraer nuestra atención.
Lo mismo sucede con los colores intensos con respecto a los tonos más suaves. Ocurre igual con los
estímulos que se dirigen a cualquiera de los canales sensoriales.
Cambio. Siempre que se presenta un cambio que modifica nuestro campo de percepción, nuestra mente
es atrapada por los estímulos que modifican la situación de estabilidad. Es algo así como la novedad de
los estímulos. Una voz de alguien que llega puede distraer la atención que antes estaba dirigida a un
expositor o a una película.
Tamaño. Significa que cuanto más cubre el campo perceptual un estímulo más posibilidad tiene de
capturar la atención. La publicidad lo emplea con gran eficacia este principio. Sin embargo, se ha logrado
descubrir que el tamaño posee menos atractivo que el cambio o que la potencia del estímulo.
Repetición. Un estímulo débil, pero que se repite constantemente, puede llegar a tener un impacto de gran
fuerza en la atención. Es muy utilizado en anuncios comerciales. Piensa por ejemplo en un grifo que
gotea.
Movimiento. Los estímulos que se desplazan poseen mayor capacidad de atraer atención.
Contraste. Cuando un estímulo contrasta con los que le rodean, llama más la atención. Puede haber dos
situaciones: El contraste por aparición, en la que el estímulo contrasta porque no estaba presente hasta
ese momento, y el contraste por extinción, donde el contraste lo provoca el hecho de darse cuenta de que
ya no está.
Organización estructural. Los estímulos que se presentan deben estar organizados y jerarquizados, de
manera que posibiliten recibir correctamente la información.
De otro lado están los determinantes internos.
Los determinantes internos o propios de la persona son los que dependen del individuo, son propios de él
y condicionan aún más, no sólo la capacidad y desarrollo de la atención, sino también su rendimiento.
Emoción. Los estímulos que provocan emociones de mayor intensidad tienden a atraer la atención del
sujeto que los percibe.
Estado orgánico. Este factor se relaciona con las pulsiones que experimenta el individuo al momento de
recibir la estimulación. (P.e. si una persona se encuentra sedienta, es seguro que le atraerán más
intensamente los estímulos relacionados con la satisfacción de su necesidad)
Intereses. Esto se refiere a aquello que atrae la atención en función de los intereses que se tengan. (Por
ejemplo, un aficionado al alpinismo se sentirá fuertemente atraído por una vista de montañas nevadas,
mientras que un biólogo será atrapado por la imagen de una especie en peligro de extinción.)
Sugestión social. Puede llegar a atraer la atención de otras personas por invitación, que es más que por
simple imitación.
Curso del pensamiento. Independientemente de las pulsiones o de los intereses del individuo, si el curso
de su pensamiento se encuentra siguiendo ciertas ideas y un estímulo relacionado se le presenta en ese
momento, este último captará su atención en forma inmediata.
Lenguaje
El momento preciso de la emergencia del lenguaje en el grupo de los homínidos, es todavía un tema a la
espera de una solución adecuada. Overhage (1973) afirma decididamente que el lenguaje a través de
sonidos articulados no comenzó hasta el Paleolítico Superior, y especialmente en el Auriñaciense, sobre el
final de la Era Glaciar, momento de la creación de las pinturas rupestres, cuando nuestro venerable
antepasado ya había logrado la representación centralizada del espacio y la intuitiva actuación en el
espacio imaginado.
No hay acuerdo en cuanto a la etiología precisa de esta importante función. Podemos encontrar en cambio
dicho consenso -aunque sea parcialmente- en cuanto a su fenomenología evolutiva. Leakey (1986), como
muchos otros, supone la adquisición del lenguaje mediante un proceso escalonado. Dice al respecto que
"según todos los indicios, una forma rudimentaria de comunicación verbal apareció hace ya dos millones
de años, en vida de Homo Habilis, e incluso pudo darse algún tipo de lenguaje entre los Australopitecinos.
La aparición de Homo Erectus probablemente estuvo marcada por un mayor desarrollo de esta habilidad,
tal vez con una ampliación del vocabulario y una mayor capacidad para establecer la estructura básica de
las oraciones".
Más allá de la imposibilidad de determinar con precisión el "por qué" del lenguaje, y a pesar de las
enormes dificultades para establecer con precisión el "cuándo", intentaremos avanzar en el "cómo", si bien
en ese intento no podremos evitar la especulación etiológica, ineludible para la inteligencia humana.
En algún momento, posiblemente hacen unos cien mil años, algunos de nuestros antepasados quisieron y
pudieron llamar la atención de sus semejantes y lo hicieron aún en aquellos momentos en que no regía la
necesidad de la gratificación de los requerimientos biológicos inmediatos. ¿Qué es lo que motivó
semejante cambio revolucionario, verdadera piedra angular del proceso de hominización? Se lo ha
atribuido a las necesidades impuestas por el hábito de la caza colectiva, pero teniendo en cuenta que los
perros salvajes también practican este tipo de cacería y no han logrado la forma humana de comunicación,
resulta más prudente inscribirla en un espectro necesariamente más amplio y complejo de causas.
También se ha sugerido que el lenguaje verbal resultó de un fenómeno más vasto que la caza, pero que la
incluye: una novedosa forma de economía cooperativa coextensiva con una vida social más compleja.
Más allá de la simpatía que pueda generarnos esta especulación, hemos de reconocer que no se cuenta
aún con suficientes pruebas al respecto.
Leakey y Lewin (1980), sintetizando de alguna manera las hipótesis hasta aquí adelantadas, suponen que
el comienzo de la comunicación verbal estuvo relacionado con ciertas condiciones ecológicas que
produjeron una selección de esquemas conductuales comunitarios. Entre ellos incluyen la caza, la
recolección y la emergencia de la tecnología de utensilios líticos. Con respecto a este último fenómeno,
estudiado exhaustivamente por la paleoantropología, agregaremos a lo ya dicho en el capítulo sobre
"Desarrollo Cognitivo" que cuando uno de nuestros antepasados más primitivos observaba un utensilio
informe, no podía comprender su uso, salvo que quien lo había fabricado se lo demostrara gestualmente.
Sin embargo, con el tiempo, la mayor habilidad para la construcción permitió que la sola mostración del
instrumento revelara su finalidad y la manera de ser usado.
http://datateca.unad.edu.co/contenidos/90016/2013_2/Lecturas_de_referencia_Lecciones/Leccion
_de_Reconocimiento_Unidad_2/procesos_psicolgicos_superiores.html
file:///C:/Users/Dell/Downloads/Procesos_psicologicos_basicos-Parte1.pdf
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards