TEMA 15B

Anuncio
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 1 -
Email: info@preparadores.eu • Web: www.preparadores.eu
TEMA 15B-CM: El marco regulador de la convivencia en los
centros docentes no universitarios de la
Comunidad de Madrid. La Ley de Autoridad del
Profesor. Procedimiento sancionador. El acoso
escolar: prevención, detección corrección y
sanción.
Autor: José Muñiz
Esquema:
1. Introducción.
2. La convivencia en los centros docentes no universitarios.
2.1. El marco regulador de la convivencia.
2.1.1. Antecedentes.
2.2. El Decreto 15/2007.
2.3. Los derechos y deberes de los alumnos.
2.4. El Plan de Convivencia.
2.4.1. Características del Plan de Convivencia.
2.4.2. Competencias y responsabilidades sobre el Plan de
Convivencia y las Normas de Conducta.
3. La Ley de Autoridad del Profesor.
4. Procedimiento sancionador.
4.1. La resolución pacífica de los conflictos.
4.1.1. Pautas para la resolución pacífica de los conflictos.
4.2. Faltas de disciplina y sanciones.
4.3. Competencias para sancionar, según el tipo de faltas.
4.4. El procedimiento especial para imponer sanciones.
4.5. Criterios para la adopción de sanciones.
4.6. Circunstancias atenuantes y agravantes.
4.7. La inasistencia a clase.
4.8. Responsabilidad y reparación de los daños.
REV.: 01/17
5. El acoso escolar.
5.1. Prevención del acoso escolar.
5.1.1. Prevención en el ámbito escolar.
5.1.2. Prevención en el ámbito familiar.
5.2. Detección del acoso escolar.
5.3. Corrección del acoso escolar.
5.4. Sanción del acoso escolar.
6. La Inspección de Educación ante el acoso escolar
7. Conclusiones.
8. Referencias normativas y bibliográficas.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 2 -
1. INTRODUCCIÓN
En el artículo 27.2 de la Constitución Española de 27 de diciembre de
1978 se determina: “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la
personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a
los derechos y libertades fundamentales”.
Como se señala en el preámbulo de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de
mayo, educación (en adelante LOE), modificada y completada por la Ley
Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad
educativa (en adelante LOMCE), la educación es el medio de que se
sirve la sociedad para transmitir y, al mismo tiempo, renovar la cultura y
el acervo de conocimientos y valores que la sustentan, de extraer las
máximas posibilidades de sus riquezas, de fomentar la convivencia
democrática y el respeto a las diferencias individuales, de promover la
solidaridad y evitar la discriminación, con el objetivo fundamental de
lograr la necesaria cohesión social.
Podemos apreciar que los fines de la educación van más allá de la
transmisión de saberes y competencias, y se orientan también a la
formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y a
preparar a los alumnos para el ejercicio de la tolerancia y de la libertad,
dentro de los principios democráticos de convivencia, así como en la
prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos, tal y
como se establece en el artículo 1.k) de la LOE, modificado por la
LOMCE:
“El sistema educativo español, configurado de acuerdo con los valores de la
Constitución y asentado en el respeto a los derechos y libertades reconocidos en
ella, se inspira en los siguientes principios:
k) La educación para la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los
mismos, así como para la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal,
familiar y social, y en especial en el del acoso escolar”.
Asimismo, en el artículo 2.1.c) de la LOE se determina que uno de los
fines del sistema educativo español es:
“c) La educación en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los
principios democráticos de convivencia, así como en la prevención de conflictos y
la resolución pacífica de los mismos”.
Los centros docentes se han convertido en dinamizadores sociales
actuando no solamente en la vertiente educativa, sino también en la
social, con la intención de favorecer la convivencia. Sin embargo, esta
responsabilidad no debe recaer exclusivamente en el centro, sino sobre
toda la sociedad, aunque la institución educativa sea el garante para que
los alumnos puedan ejercer sus derechos y asumir los deberes
correspondientes.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 3 -
Para llevar a cabo el desarrollo de esta dimensión educativa, la
Administración educativa de la Comunidad de Madrid ha dictado
numerosas disposiciones legales para regular la convivencia escolar y,
en su caso, el proceso sancionador cuando se producen conflictos. Las
dos más destacadas son: el Decreto 15/2007, de 19 de abril, por el que
se establece el marco regulador de la convivencia en los centros
docentes de la Comunidad de Madrid y Ley 2/2010, de 15 de junio, de
Autoridad del Profesor.
2. LA CONVIVENCIA
UNIVERSITARIOS
EN
LOS
CENTROS
DOCENTES
NO
Siguiendo a Aristóteles expresamos que el hombre es un ser (animal)
social que desarrolla sus fines en el seno de una comunidad. Este
filósofo distinguió dos tipos de virtudes: las “éticas” y las “dianoéticas”.
Las primeras se adquieren a través de la costumbre y regulan las
relaciones entre los hombre, mientras que las segundas se
corresponden con la parte racional y son propias del pensamiento.
Según el filósofo, la buena convivencia se adquiere practicando y los
saberes se obtienen a través del aprendizaje.
A saber a convivir se aprende conviviendo y el centro docente es el
lugar donde los alumnos comienzan a relacionarse con sus iguales y
con adultos diferentes al entorno familiar, por lo que se considera un
lugar privilegiado de socialización de los individuos, lo que implica tener
que adaptarse a nuevas normas y exigencias para la convivencia
pacífica y poder desarrollarse a través de la cooperación y la ayuda
recíproca.
Un buen clima de convivencia en el centro y en las aulas es fundamental
para la adquisición de aprendizajes, por lo que los centros docentes
tienen la obligación de fomentarlo y posibilitar en los alumnos la creación
de hábitos que les favorezcan una adecuada inserción en la sociedad.
Las Administraciones educativas tienen la responsabilidad de regular los
aspectos legales por los que ha regirse la acción educativa, entre los
que se encuentra la convivencia como un medio imprescindible para que
la educación en los centros docentes, por lo que la Comunidad de
Madrid ha establecido un marco regulador de dicha convivencia1.
1
Entendemos significativo el hecho de que durante el curso actual 2016-2017, en la Comunidad de Madrid se
haya celebrado una “Jornada para directores de primaria de centros públicos. Estrategias para mejorar la
convivencia”. En dicha jornada se han proporcionado a tales directores claves, instrumentos y herramientas para
una mejora de la convivencia.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 4 -
2.1. El marco regulador de la convivencia
El marco regulador de la convivencia en los centros docentes no
universitarios se establece para responder de una manera adecuada a
las circunstancias sociales actuales y a la realidad de la vida escolar en
los centros que imparten la educación básica y la educación secundaria
postobligatoria.
2.1.1. Antecedentes
La promulgación de la Ley Orgánica 2/2006 (LOE) supone una
modificación en la regulación de la convivencia en los centros
educativos, por cuanto en los artículos 120, 121 y 124 (modificados por
la LOMCE) se establece que dichos centros elaboren sus normas de
convivencia, reflejadas en un plan que se incluirá en el Proyecto
Educativo del centro y en la Programación General Anual, donde se
deben concretar los derechos y deberes de los alumnos, las medidas
correctoras aplicables y las actuaciones para la resolución pacífica de
conflictos.
De otra parte, recordamos que el Consejo Escolar del Estado celebró en
febrero de 2001 un Seminario sobre La convivencia en los centros
escolares como factor de calidad. Construir la convivencia, donde se
captó la atención hacia este asunto, tanto de educadores como de
instituciones y organismos.
La resolución número 14/2006, de la Asamblea de Madrid, publicada el
27 de abril, fue la que marcó el punto de partida para establecer el
marco de convivencia en los centros. Por su singularidad, la
reproducimos completa:
“RESOLUCIÓN NÚM. 14/2006 DEL PLENO DE LA ASAMBLEA, SOBRE
PROPOSICIÓN NO DE LEY 24/2006 RGEP.3947
El Pleno de la Asamblea de Madrid, en sesión ordinaria celebrada el día 20 de
abril de 2006, previo debate de la Proposición No de Ley 24/2006
RGEP.3947, presentada por el Grupo Parlamentario Popular, aprobó la
siguiente
RESOLUCIÓN
"1.- La Asamblea de Madrid insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a
elaborar un plan por la convivencia en los centros educativos. En el mismo
deben aparecer las iniciativas a promover y actuaciones a desarrollar para
hacer frente a cuestiones como el acoso escolar, o cualquier tipo de
discriminación, ya sea esta por razón de nacimiento, raza, sexo, religión,
orientación sexual, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal
o social. El plan conllevará entre otras cosas:
- La creación de un Foro por la Convivencia en el seno del Consejo Escolar
de la Comunidad de Madrid.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 5 -
- La revisión de la normativa de convivencia en los centros docentes y
Reglamento de Organización y Funcionamiento de los Centros.
- Impulsar la elaboración en los centros educativos de Planes específicos de
convivencia.
- Reforzar la autoridad del profesor.
- Establecimiento de convenios con el Gobierno de la Nación para coordinar
acciones y recursos.
2.- Escuchar las aportaciones de todos los sectores implicados:
organizaciones sindicales, Grupos Políticos, organizaciones de padres y
madres, organizaciones de estudiantes, otros colectivos sociales (GLTB,
inmigrantes, mujeres...), Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid y
el Defensor del Menor.
Sede de la Asamblea, 20 de abril de 2006.
La Presidenta de la Asamblea
CONCEPCIÓN DANCAUSA TREVIÑO”
2.2. El Decreto 15/2007, de 19 de abril, por el que se establece el
marco regulador de la convivencia en los centros docentes
de la Comunidad de Madrid.
Como se indica en el enunciado, este Decreto establece el marco
regulador de la convivencia, cuyo contenido se analiza y desarrolla a
continuación.
Consta de:
a) Disposiciones generales. Determina que los centros públicos y
privados concertados2 que impartan la educación básica y secundaria
postobligatoria, tienen la obligación de elaborar su propio Plan de
Convivencia y establecer las normas que garanticen su cumplimiento.
Se especifica cómo se elaboran y qué sentido tienen el Plan de
Convivencia, las Normas de Conducta y el Reglamento de Régimen
Interior.
b) Competencias y responsabilidades de los órganos de gobierno y de
la dirección del centro. Se especifican las del los órganos
unipersonales de gobierno y del Consejo Escolar del centro3, en el
que se creará una Comisión de convivencia.
c) Faltas de disciplina y sanciones. Se indica el ámbito de aplicación, la
clasificación de las faltas, las competencias para sancionarlas, los
criterios para adoptar dichas sanciones, las circunstancias atenuantes
o agravantes y la responsabilidad y reparación de daños.
2
Para los centros privados no concertados se establece en la disposición adicional primera, 2 que podrán adaptar
sus Reglamentos de Régimen Interior a los preceptos del Decreto.
3
En la disposición adicional primera, 1 se señala que las competencias de los órganos colegiados y
unipersonales de los concertados se adaptarán a la organización interna de los mismos.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 6 -
d) Procedimiento sancionador, con referencia a un procedimiento
ordinario y su tramitación, así como un procedimiento especial que
lleva a cabo la incoación de expediente disciplinario, en el que se
deben respetar las referencias a citaciones, notificaciones,
reclamaciones y plazos de prescripción.
e) Disposiciones adicionales, que hacen referencia a especificidades de
los centros concertados y de los centros privados no concertados, así
como al complemento retributivo para compensar económicamente a
los profesores que realicen actuaciones fuera de la jornada laboral
dirigidas a mejora la convivencia en las aulas.
2.3. Los derechos y deberes de los alumnos
El Decreto 15/2007 determina expresamente que a todos los alumnos
les corresponden los derechos y deberes regulados por la Ley Orgánica
8/1985, reguladora del Derecho a la Educación, en la redacción dada en
la disposición final primera de la LOE, cuando establece que el artículo 6
queda redactado de la siguiente manera4:
“3. Se reconocen a los alumnos los siguientes derechos básicos:
b) A que se respeten su identidad, integridad y dignidad personales.
e) A que se respete su libertad de conciencia, sus convicciones religiosas y sus
convicciones morales, de acuerdo con la Constitución.
f) A la protección contra toda agresión física o moral.
“4. Son deberes básicos de los alumnos:
c) Seguir las directrices del profesorado.
d) Asistir a clase con puntualidad.
e) Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la
consecución de un adecuado clima de estudio en el centro, respetando el
derecho de sus compañeros a la educación y la autoridad y orientaciones
del profesorado.
f) Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales, y la
dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad
educativa.
g) Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del centro
educativo, y
h) Conservar y hacer un buen uso de las instalaciones del centro y materiales
didácticos”.
2.4.
El Plan de Convivencia
El desarrollo de una buena convivencia en los centros docentes es
corresponsabilidad de los miembros de la comunidad educativa,
incluyendo el Consejo Escolar del centro, equipo directivo, profesores,
padres, alumnos, Administración local, personal de administración y
servicios, así como otro personal que desarrolle su labor en el centro.
4
Solo reproducimos los puntos que afectan al tema.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 7 -
Siguiendo lo enunciado en el preámbulo del mencionado Decreto
15/2007, entendemos que la misión fundamental de la escuela es formar
personas capaces de asumir la responsabilidad de sus actos, de decidir
sobre sus vidas y de contribuir con su esfuerzo al progreso y mejora de
la sociedad democrática, abierta y plural en que van a vivir.
Es preciso que nuestros escolares respeten las normas de la escuela y
respeten a sus profesores y se respeten entre sí, pues con ello
aprenderán que el respeto a las leyes y a las instituciones es la base de
nuestra convivencia democrática.
Para favorecer esta formación integral de los jóvenes es necesario que
en los centros escolares reine un clima de trabajo, cooperación,
camaradería y respeto. Para ello es preciso que todos los sectores de
la comunidad educativa acepten las normas de convivencia establecidas
y se comprometan a respetarlas.
El Plan de Convivencia es citado por las siguientes disposiciones
legales:
• Ley Orgánica 2/2006 (LOE), modificada por la LOMCE (Arts. 120, 121
y 124).
• Decreto 15/2007 (Art. 2).
• Ley 2/2010 (Art. 9), de Autoridad del Profesor.
2.4.1. Características del Plan de Convivencia
De manera resumida ofrecemos los aspectos más relevantes del Plan
de Convivencia:
¾ Se elabora con la participación efectiva de todos los sectores de la
comunidad educativa.
¾ Se aprueba por el Consejo Escolar del centro.
¾ Está incluido en el Proyecto Educativo del centro.
¾ Forma parte del Reglamento de Régimen Interior (RRI).
¾ Se incluye en la Programación General Anual (PGA) del centro.
¾ En su contenido debe expresarse:
• Todas las actividades que se programen para fomentar un buen
clima de convivencia.
• El conjunto de las Normas de Conducta.
Respecto de las Normas de Conducta señalamos que:
¾ Las elabora el Equipo Directivo.
¾ Las informa el Claustro de profesores.
¾ Las aprueba el Consejo Escolar del centro.
¾ Deben ponerse en conocimiento de los padres y los alumnos.
¾ Son de obligado cumplimiento por todos los alumnos.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 8 -
¾ Regulan las conductas, tanto dentro del aula como en el resto del
recinto escolar.
¾ El profesor es el responsable de que se mantenga en clase un clima
adecuado.
¾ Todos los profesores están involucrados en el mantenimiento de un
buen clima de convivencia y en el cumplimiento de las Normas de
Conducta.
¾ Cualquier profesor testigo de una infracción a dichas normas está
facultado para poner sanciones cuando se trate de faltas leves y
según esté recogido en el Reglamento de Régimen Interior (R.R.I.).
En las Normas de Conducta deben contemplarse, al menos las
siguientes obligaciones de los alumnos, según el Art. 3.4 del Decreto
15/2007:
a) La asistencia a clase.
b) La puntualidad a todos los actos programados por el centro.
c) El mantenimiento de una actitud correcta en clase, no permitiéndose el uso de
móviles, otros dispositivos electrónicos o cualquier objeto que pueda distraer al
propio alumno o a sus compañeros.
d) El respeto a la autoridad del profesor, tanto dentro de la clase como en el resto
del recinto escolar.
e) El trato correcto hacia los compañeros, no permitiéndose, en ningún caso, el
ejercicio de violencia física o verbal.
f) La realización de los trabajos que los profesores manden realizar fuera de las
horas de clase.
g) El cuidado y respeto de todos los materiales que el centro pone a disposición de
alumnos y profesores.
h) El cuidado de las instalaciones y del conjunto del edificio escolar.
2.4.2.Competencias y responsabilidades sobre
Convivencia y las Normas de Conducta
el
Plan
de
De manera esquemática presentamos las competencias y
responsabilidades de las personas y órganos que se indican, teniendo
siempre como referencia el Decreto 15/2007:
Director
Jefe de Estudios
Profesorado
Velar porque se realicen las
actividades programadas.
Garantizar el cumplimiento
de las Normas de Conducta
y del R.R.I.
Imponer sanciones.
Resolver conflictos, sin
perjuicio de las
competencias del
profesorado y del Consejo
Escolar.
Decidir sobre incoación y
resolución del procedimiento
sancionador
Aplicar las Normas de
Conducta.
Controlar las faltas
cometidas por los alumnos y
las sanciones impuestas.
Imponer sanciones.
Comunicar periódicamente a
los padres sobre faltas y
sanciones de sus hijos.
Hacer respetar las Normas
de Conducta.
Corregir los malos
comportamientos de los
alumnos.
Imponer sanciones.
El profesor tutor fomentará la
participación en las
actividades y mantendrá
contacto con las familias.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
El profesor tutor debe valorar
la justificación de las faltas
de asistencia.
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 9 -
Supervisar el cumplimiento
efectivo de las sanciones en
los términos que hayan sido
impuestas.
Consejo Escolar
Aprobar el Plan de
Convivencia.
Garantizar que en su
elaboración han participado
todos los sectores de la
comunidad educativa.
Claustro de profesores
Informar las Normas de
Conducta y las actividades
incluidas en el Plan de
Convivencia.
Conocer la resolución de
los conflictos, la imposición
de sanciones y la
adecuación de éstas a la
normativa vigente.
Comisión de
Convivencia5
Promover actuaciones que
favorezcan la convivencia.
Proponer al Consejo Escolar
medidas para mejorar la
convivencia.
Proponer el contenido de las
medidas a incluir en el Plan
de Convivencia.
Impulsar el conocimiento y
observación de las Normas
de Conducta.
Evaluar periódicamente la
situación de la convivencia.
Garantizar que las Normas
de Conducta sean las
adecuadas.
Conocer la resolución de los
conflictos.
Velar por el ejercicio de los
derechos y deberes del
alumno y porque la
resolución de los conflictos
se atenga a la norma.
Informar de sus actuaciones
al Claustro y al Consejo
Escolar al menos dos veces
en el curso.
3. LA LEY DE AUTORIDAD DEL PROFESOR
Igual que indicábamos respecto del Decreto 15/2007, de 19 de abril, la
Ley de Autoridad del Profesor debemos relacionarla con lo establecido
en el artículo 104 de la LOE que determina:
“1. Las Administraciones educativas velarán por que el profesado reciba el trato,
la consideración y el respeto acordes con la importancia social de su tarea.
2. Las Administraciones educativas prestarán una atención prioritaria a la mejora
de las condiciones en que el profesorado realiza su trabajo y al estímulo de
una creciente consideración y reconocimiento social de la función docente”.
Asimismo, recordamos que la resolución número 14/2006, de la
Asamblea de Madrid, estableció la elaboración un plan de convivencia
en los centros, advirtiendo que conllevaba, entre otras cosas, reforzar la
autoridad del profesor.
5
La Comisión de Convivencia está constituida en el seno del Consejo Escolar. Según se
establece en el artículo 9.2 de Decreto 15/2007, de ella forman parte el Director, el Jefe de
Estudios, un profesor y un padre de alumno, pudiendo incluir la participación de otros
miembros que se estime oportuno. Su composición debe reflejarse en el RRI.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 10 -
Estos dos claros antecedentes son el punto de partida de la redacción
de la Ley 2/2010, de 15 de junio, de Autoridad del Profesor, que, como
se expresa en el artículo 1 tiene por objeto “reconocer y reforzar la autoridad
del profesor y fomentar la consideración y el respeto que le son debidos en el
ejercicio de sus funciones y responsabilidades, con el fin de mejorar la calidad del
sistema educativo y garantizar el derecho a la educación”.
La presente ley la analizamos a partir de los ocho apartados siguientes:
1. Principios generales (Art.3):
• Se apoyan en el artículo 27.1 de la Constitución española de 1978.
• La escuela ha de servir para el aprendizaje de la convivencia y del
respeto mutuo, y para desarrollar la personalidad del alumno.
• La función docente es un factor esencial de la calidad de la
enseñanza.
• La educación es esencial para la igualdad de oportunidades y el
progreso individual.
• El profesor es una figura fundamental para que el alumno se
desarrollo al máximo.
• Los centros educativos deben contar con normas de convivencia y
los profesores deben disponer de los medios para aplicarlas y
proteger a las víctimas de la violencia escolar.
2. Función docente (Art. 4). El profesor gozará de:
¾ Respeto y consideración por parte de los alumnos, los padres y
demás profesorado.
¾ Un clima de orden, disciplina y respeto de sus derechos docentes.
¾ Potestad para tomar decisiones de acuerdo con las normas de
convivencia del centro, que permitan mantener un clima de estudio
y aprendizaje, en las clases y en las actividades complementarias
y extraescolares, dentro y fuera del recinto escolar.
¾ Colaboración de los padres para el cumplimiento de las normas de
convivencia.
¾ Protección jurídica adecuada a sus funciones.
¾ Apoyo de la Administración educativa conforme a la importancia
social de la tarea que desempeña.
3. Protección jurídica:
• Los directores, los miembros del equipo directivo y los profesores
tendrán la condición de autoridad pública en el ejercicio de sus
potestades de gobierno, docentes y disciplinarias. (Art. 5).
• Los directores, los miembros de los órganos de gobierno y los
profesores gozan de presunción de veracidad sobre los hechos
constados, en el ejercicio de sus competencias disciplinarias,
cuando formalicen escrito en documento reglamentario. (Art. 6).
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 11 -
• Los profesores de los centros públicos tendrán garantizada su
protección y asistencia jurídica, así como la cobertura de su
responsabilidad civil, en relación con los hechos que se deriven de
su ejercicio profesional y de las funciones que realicen dentro o
fuera del recinto escolar. En todo caso, gozarán del derecho a la
representación y defensa en juicio. (Art. 7).
4. Deber de colaboración (Art. 8).
“Los centros podrán recabar de los padres o representantes legales, o en su
caso de las instituciones públicas competentes, la colaboración necesaria para la
aplicación de las normas que garanticen la convivencia en los centros educativos
en relación con la información sobre las circunstancias personales, familiares o
sociales que concurran en los alumnos”.
5. Régimen disciplinario en los centros educativos.
• Cada centro educativo elaborará sus normas de organización y
funcionamiento, entre las que habrá de figurar el plan de
convivencia. (Art. 9).
• Podrán ser objeto de medidas disciplinarias las conductas
contrarias a las normas de convivencia realizadas por alumnos
dentro del recinto escolar o durante la realización de actividades
complementarias y extraescolares, así como durante la prestación
de los servicios de comedor y transporte escolar. (Art. 10.1).
• Las medidas correctoras aplicadas deben guardar proporción con
la naturaleza y gravedad de la falta cometida, deben poseer un
valor añadido de carácter educativo, y deberán contribuir a la
mejora del clima de convivencia del centro. (Art. 10.2).
• También podrán ser sancionadas aquellas conductas que, aunque
llevadas a cabo fuera del recinto escolar, estén motivadas o
directamente relacionadas con la vida escolar y afecten a algún
miembro de la comunidad educativa. (Art. 10.3).
• Reglamentariamente se regularán los criterios para la graduación
de la aplicación de las sanciones disciplinarias, el procedimiento y
los órganos competentes para su imposición6. (Art. 10.4).
• Cuando los hechos pudieran ser constitutivos de delito o falta,
deberán comunicarse al Ministerio Fiscal, sin perjuicio de que se
tomen las medidas cautelares oportunas. (Art. 10.5).
6. Medidas cautelares provisionales.
• Cuando se produzca una conducta contraria a las normas de
convivencia el profesor o el director del centro podrán adoptar
medidas provisionales con carácter cautelar. (Art. 11.1).
6
En la actualidad es válido lo establecido por el Decreto 15/2007.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 12 -
• La adopción de medidas cautelares será comunicada a los padres
de los alumnos menores de edad. (Art. 11.2).
• El director podrá revocar o modificar, en cualquier momento, las
medidas cautelares provisionales adoptadas. (Art. 11.3).
7. Responsabilidad y reparación de daños.
• Los alumnos quedan obligados a reparar los daños que causen a
las instalaciones, a los materiales del centro y a las pertenencias
de otros miembros de la comunidad educativa, o a hacerse cargo
del coste económico de su reparación. Asimismo, estarán
obligados a restituir, en su caso, lo sustraído. Los padres o
representantes legales asumirán la responsabilidad civil que les
corresponda. (Art. 12.1).
• Cuando se incurra en conductas tipificadas como agresión física o
moral a los profesores se deberá reparar el daño moral causado
mediante la presentación de excusas y el reconocimiento de la
responsabilidad de los actos, bien en público o en privado, sin
perjuicio de la posible responsabilidad civil en que se haya podido
incurrir conforme a la legislación vigente. (Art. 12.2.).
8. Centros docentes privados.
“Los centros privados tendrán autonomía para establecer sus normas de
organización y funcionamiento y sus normas de convivencia y disciplina en el
marco de la normativa vigente”. (Disposición adicional única).
4. PROCEDIMIENTO SANCIONADOR7
Cuando las normas de convivencia no han sido respetadas es necesario
imponer las adecuadas sanciones para mantener un clima que permita
desarrollar con eficacia los procesos de enseñanza y aprendizaje.
No obstante, antes de aplicar las sanciones a que han dado lugar ciertas
conductas, es necesario que en los centros docentes se busque la
resolución pacífica de los conflictos.
4.1. Resolución pacífica de los conflictos
La Ley Orgánica 2/2006 (LOE), tanto en su redacción original como en
la modificada por la LOMCE hace numerosas alusiones a la resolución
pacífica de los conflictos, tomándola como un de los principios y uno de
los fines del sistema educativo:
7
Para el desarrollo de este punto seguimos fundamentalmente el mencionado Decreto 15/2007.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 13 -
“La educación para la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los
mismos, así como para la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal,
familiar y social, y en especial en el del acoso escolar”. (Art. 1.k).
“c) La educación en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los
principios democráticos de convivencia, así como en la prevención de conflictos y
la resolución pacífica de los mismos”. (Art. 2.1, c).
En los artículos 13, 17, 23, 33, 40 y 66 se determina que la
prevención y resolución pacífica de los conflictos es un objetivo de la
Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato, Formación
Profesional, e incluso en la formación de las personas adultas.
“Los centros elaborarán un plan de convivencia que incorporarán a la
programación general anual y que recogerá todas las actividades que se
programen con el fin de fomentar un buen clima de convivencia dentro del centro
escolar, la concreción de los derechos y deberes de los alumnos y alumnas y las
medidas correctoras aplicables en caso de su incumplimiento con arreglo a la
normativa vigente, tomando en consideración la situación y condiciones
personales de los alumnos y alumnas, y la realización de actuaciones para la
resolución pacífica de conflictos con especial atención a las actuaciones de
prevención de la violencia de género, igualdad y no discriminación”. (Art.
124.1).
“El Consejo Escolar del centro tendrá las siguientes competencias:
g) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro, la
igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad de trato y la no discriminación […],
la resolución pacífica de conflictos, y la prevención de la violencia de género”.
(Art. 127, g).
“Son competencias del director:
f) Favorecer la convivencia en el centro, garantizar la mediación en la resolución
de los conflictos e imponer las medidas disciplinarias que correspondan a los
alumnos y alumnas, en cumplimiento de la normativa vigente, sin perjuicio de las
competencias atribuidas al Consejo Escolar en el artículo 127 de esta Ley
orgánica. A tal fin, se promoverá la agilización de los procedimientos para la
resolución de los conflictos en los centros”. (Art. 132, f).
“En el currículo de las diferentes etapas de la Educación Básica se tendrá en
consideración el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos
en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, y de los valores que
sustentan la democracia y los derechos humanos…” Disposición adicional
cuadragésima primera.
4.1.1. Pautas para la resolución pacífica de los conflictos
A modo de indicación señalamos unas pautas, estrategias y técnicas
que pueden contribuir a la resolución pacífica de los conflictos:
• Establecer la negociación y el diálogo como elementos claves.
• Propiciar la mediación para la resolución de los conflictos.
• Favorecer el debate constructivo, orientando para llegar a
establecer acuerdos sobre asuntos en los que haya discrepancia.
• Estimular la empatía y capacidad de ponerse en el lugar del otro.
• Enseñar a comportarse con serenidad y autocontrol.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 14 -
• Favorecer la generosidad.
• No permitir discriminación o infravaloración de opiniones ajenas.
• Utilizar el conflicto como estrategia para comprender otras
opciones.
Entre las estrategias que se emplean para la resolución pacífica de los
conflictos se sugiere que se sigan estos pasos:
9 Identificar las causas del conflicto.
9 Definir adecuadamente el conflicto, señalando sus componentes e
introduciendo la información necesaria para resolverlo.
9 Señalar claramente que el objetivo final es favorecer a todos a
través de la convivencia pacífica y colaborativa.
9 Prever posibles soluciones y valorar las consecuencias positivas y
negativas que se pueden producir para personas y proyectos.
9 Elegir la solución más favorable y establecer pautas para lograla.
Como técnicas que se pueden utilizar en el aula mencionamos las
proyectivas, que consisten en representar situaciones por distintos
personajes encarnados por los alumnos. Su denominación es variada y
pueden identificarse como psicodrama, representación de roles,
dramatizaciones…
4.2. Faltas de disciplina y sanciones
Si no se consigue evitar los conflictos y éstos se siguen produciendo,
resulta necesario establecer un procedimiento sancionador para corregir
las conductas contrarias a la buena convivencia.
Se consideran faltas de disciplina las cometidas en el recinto escolar o
fuera de éste cuando estén directamente relacionadas con la actividad
escolar o afecten a miembros de la comunidad educativa.
Si los actos pudieran ser constitutivos de delito o falta penal, los
profesores y el equipo directivo tienen la obligación de poner los hechos
en conocimiento de los Cuerpos de Seguridad o del Ministerio Fiscal.
Las faltas se tipifican como leves, graves y muy graves, y los centros
deberán reflejarlas en su Reglamento de Régimen Interior.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 15 -
Tipos de faltas y sanciones:
LEVES
GRAVES
Se
resuelven
por
procedimiento ordinario.
Se
resuelven
por
el
procedimiento
ordinario
cuando son evidentes la
el
autoría
y
los
hechos
cometidos,
siendo
innecesario
su
esclarecimiento.
Se
resuelven
por
el
procedimiento especial si es
necesario
esclarecer
la
autoría y los hechos.
Debe respetarse el derecho Debe respetarse el derecho
de audiencia del alumno o de audiencia del alumno o
de sus representantes antes de sus representantes antes
de adoptar la sanción.
de adoptar la sanción.
Pueden ser sancionadas de
forma inmediata.
duración
total
del
La
duración
total
del La
procedimiento ordinario no procedimiento ordinario no
de
7
días
excederá
de
7
días excederá
naturales.
naturales.
La
duración
total
del
procedimiento extraordinario
no excederá de 14 días
lectivos desde la fecha de su
inicio.
Se dejará constancia escrita Se dejará constancia escrita
de la sanción, indicando los de la sanción, indicando los
hechos y los fundamentos hechos y los fundamentos
que la sustentan.
que la sustentan.
MUY GRAVES
Se
resuelven
por
el
procedimiento ordinario si la
falta es flagrante y resultan
evidentes la autoría y los
hechos, siendo innecesarios
su esclarecimiento y la
realización de los actos de
instrucción.
Se
resuelven
por
el
procedimiento especial si es
necesario
esclarecer
la
autoría y los hechos.
Debe respetarse el derecho
de audiencia del alumno o
de sus representantes antes
de adoptar la sanción.
La
duración
total
del
procedimiento ordinario no
excederá
de
7
días
naturales.
La
duración
total
del
procedimiento extraordinario
no excederá de 14 días
lectivos desde la fecha de su
inicio.
Se dejará constancia escrita
de la sanción, indicando los
hechos y los fundamentos
que la sustentan.
Prescripción de las faltas y sanciones:
FALTAS
LEVES
GRAVES
MUY GRAVES
DESDE LOS HECHOS
Tres meses
Seis meses
Doce meses
DESDE LA SANCIÓN
Seis meses
Seis meses
Doce meses
Los períodos de vacaciones se excluyen del cómputo de plazos.
4.3. Competencias para sancionar, según el tipo de faltas
De manera resumida ofrecemos la calificación de las faltas, las
sanciones aplicables y las personas que tienen competencias para
establecer dichas sanciones.
1. Faltas leves
Son las faltas cometidas contra los Normas de Conducta y que no tienen
la consideración de falta grave o muy grave.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 16 -
Estas faltas se corregirán con las siguientes sanciones, u otras que
puedan establecerse en el Reglamento de Régimen Interior del centro, y
por las personas que se indican:
SANCIONES
QUIÉN
CONDICIONES
•
a). Amonestación verbal o por escrito.
b). Expulsión de la sesión de clase con
comparecencia inmediata ante el Jefe
de Estudios o el Director, la privación
del tiempo de recreo o cualquier otra
medida similar de aplicación inmediata.
c). Permanencia en el centro después de
la jornada escolar.
d). La retirada del teléfono móvil o del
aparato o dispositivo electrónico
utilizado hasta la finalización de la
jornada.
e). La realización de tareas o actividades
de carácter académico.
•
Profesor
•
Tutor
•
•
Se debe dar audiencia al
alumno o, en su caso, a sus
representantes.
Si la impone un profesor
debe dar cuenta al tutor y al
Jefe de Estudios.
Si la impone el tutor debe
dar cuenta al Jefe de
Estudios.
En la sanción b) si el
alumno es expulsado de
clase
deberá
estar
controlado por un adulto.
En la sanción c) deberá
estar controlado por un
profesor.
2. Faltas graves
Se califican como faltas graves en el Art. 13 del Decreto 15/2007 las
siguientes:
“a) Las faltas reiteradas de puntualidad o de asistencia a clase que, a juicio del tutor, no
estén justificadas.
b) Las conductas que impidan o dificulten a otros compañeros el ejercicio del derecho o el
cumplimiento del deber del estudio.
c) Los actos de incorrección o desconsideración con compañeros u otros miembros de la
comunidad escolar.
d) Los actos de indisciplina y los que perturben el desarrollo normal de las actividades del
centro.
e) Los daños causados en las instalaciones o el material del centro.
f) Los daños causados en los bienes o pertenencias de los miembros de la comunidad
educativa.
g) La incitación o estímulo a la comisión de una falta contraria a las Normas de Conducta.
h) Cualquier otra incorrección de igual gravedad que altere el normal desarrollo de la
actividad escolar que no constituya falta muy grave.
i) La reiteración en el mismo trimestre de dos o más faltas leves.
j) El incumplimiento de la sanción impuesta por la comisión de una falta leve”.
Estas faltas se corregirán con las sanciones que se exponen, u otras
que puedan establecerse en el Reglamento de Régimen Interior del
centro, y por las personas que se indican:
SANCIONES
QUIÉN
a). Expulsión de la sesión de clase
con comparecencia inmediata
ante el Jefe de Estudios o el
Director, la privación del tiempo
de recreo o cualquier otra medida
similar de aplicación inmediata.
b). Permanencia
en
el
centro
después del fin de la jornada
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
CONDICIONES
•
•
Profesor
c/ Sagasta nº 20 • 1º
•
•
Se debe dar audiencia al alumno o,
en su caso, a sus representantes.
Se
pueden
imponer
por
procedimiento
ordinario
o
extraordinario.
El tutor y cualquier profesor para las
de las letras a), b) y c).
El Jefe de Estudios y el Director,
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
c).
d).
e).
f).
Educación para la convivencia- 17 -
escolar.
Realización de tareas que
contribuyan al mejor desarrollo
de las actividades del centro o, si
procede, dirigidas a reparar los
daños causados, o dirigidas a
mejorar el entorno ambiental del
centro.
Prohibición temporal de participar
en actividades extraescolares o
complementarias del centro, por
un período máximo de un mes.
Expulsión
de
determinadas
clases por un plazo máximo de
seis días lectivos.
Expulsión del centro por un plazo
máximo de seis días lectivos.
Tutor
•
•
Jefe de
Estudios
•
•
Director
•
•
oído el tutor, para la de la letra d).
El Director, oído el tutor, para las de
las letras e) y f).
En la sanción a) si el alumno es
expulsado de clase deberá estar
controlado por un adulto.
En la sanción b) deberá estar
controlado por un profesor.
En la sanción c) el alumno las hará
en presencia de un adulto.
En las sanciones d), e) y f), el
alumno realizará las tareas de
aprendizaje
que
determine
el
profesor.
Cuando se impongan por el
procedimiento
extraordinario,
resolverá el Director.
3. Faltas muy graves
En el Art. 14 del Decreto 15/2007 se expresan como faltas muy graves
las siguientes:
“a) Los actos graves de indisciplina, desconsideración, insultos, falta de respeto o actitudes
desafiantes, cometidos hacia los profesores y demás personal del centro.
b) El acoso físico o moral a los compañeros.
c) El uso de la violencia, las agresiones, las ofensas graves y los actos que atenten
gravemente contra la intimidad o las buenas costumbres sociales contra los compañeros
o demás miembros de la comunidad educativa.
d) La discriminación, las vejaciones o las humillaciones a cualquier miembro de la
comunidad educativa, ya sean por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, orientación
sexual, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
e) La grabación, publicidad o difusión, a través de cualquier medio o soporte, de agresiones
o humillaciones cometidas.
f) Los daños graves causados intencionadamente o por uso indebido en las instalaciones,
materiales y documentos del centro o en las pertenencias de otros miembros de la
comunidad educativa.
g) La suplantación de personalidad y la falsificación o sustracción de documentos
académicos.
h) El uso, la incitación al mismo o la introducción en el centro de objetos o sustancias
perjudiciales para la salud o peligrosas para la integridad personal de los miembros de la
comunidad educativa.
i) La perturbación grave del normal desarrollo de las actividades del centro y, en general,
cualquier incumplimiento grave de las normas de conducta.
j) La reiteración en el mismo trimestre de dos o más faltas graves.
k) El incumplimiento de la sanción impuesta por la comisión de una falta grave”.
Las faltas muy graves se corregirán con las sanciones que se señalan, u
otras que puedan establecerse en el Reglamento de Régimen Interior
del centro, y por las personas que se indican:
SANCIONES
QUIÉN
CONDICIONES
•
a) Realización de tareas en el
centro fuera del horario
lectivo,
que
podrán
contribuir
al
mejor
desarrollo
de
las
Director
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
•
•
Se debe dar audiencia al alumno o, en su
caso, a sus representantes.
Se pueden imponer por procedimiento
ordinario o extraordinario.
En la sanción a) el alumno las hará en
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
actividades del centro o, si
procede, dirigidas a reparar
los daños causados.
b) Prohibición temporal de
participar en las actividades
extraescolares
o
complementarias del centro,
por un período máximo de
tres meses.
c) Cambio de grupo del alumno.
d) Expulsión de determinadas
clases por un período
superior a seis días e
inferior a dos semanas.
e) Expulsión del centro por un
período superior a seis días
lectivos e inferior a un mes.
f) Cambio de centro, cuando no
proceda
la
expulsión
definitiva por tratarse de un
alumno
de
enseñanza
obligatoria.
g) Expulsión definitiva del
centro.
Educación para la convivencia- 18 -
•
•
•
presencia de un adulto.
En las sanciones b), d) y e), y para no
interrumpir el proceso educativo, el alumno
realizará las tareas de aprendizaje que
determine el profesor.
Las sanciones f) y g) se aplicarán cuando
la gravedad de los hechos cometidos y la
presencia del alumno en el centro
supongan menoscabo de los derechos o
de la dignidad para otros miembros de la
comunidad educativa. Asimismo, se
adoptará esta sanción en caso de
agresión física, amenazas o insultos
graves a un profesor.
La sanción f) procederá en el caso de
alumnos de enseñanza obligatoria y hasta
el curso en que cumpla dieciocho años de
edad. En ese supuesto, se garantizará un
puesto escolar en otro centro público o
sostenido con fondos públicos, con los
servicios complementarios que sean
necesarios.
4.4. El procedimiento especial para imponer sanciones
Este procedimiento sólo se sigue en el caso de las faltas graves y muy
graves cuando es necesario el esclarecimiento de los hechos y de la
autoría de los mismos.
El procedimiento especial lleva consigo la incoación de expediente, que
será realizada por el Director del centro en el plazo de dos días lectivos
desde que se tuvo conocimiento de la comisión de la falta. Se puede
hacer por iniciativa propia o a propuesta del profesorado.
Se debe designar a un instructor, que será un profesor del centro.
Como medida provisional, y comunicándolo al Consejo Escolar, podrá
decidir la suspensión de asistencia al centro, o a determinadas
actividades o clases, por un período no superior a cinco días lectivos,
plazo que será ampliable, en supuestos excepcionales, hasta la
conclusión del expediente.
El alumno o, en su caso, sus padres, debe ser informado de que se le
ha incoado expediente y del nombre del instructor.
El instructor iniciará las actuaciones y, en un plazo no superior a cuatro
días lectivos desde que se le designó, notificará al alumno, y a sus
padres, el pliego de cargos, en el que se expondrán con precisión y
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 19 -
claridad los hechos imputados, así como las sanciones que se podrían
imponer, dándoles un plazo de dos días lectivos para alegar cuanto
estimen pertinente.
Si se hacen alegaciones, podrá proponerse la prueba que se considere
oportuna, que deberá aportarse o sustanciarse en el plazo de dos días
lectivos.
Concluida la instrucción del expediente, el instructor formulará, en el
plazo de dos días lectivos, la propuesta de resolución, que deberá
contener los hechos o conductas que se imputan al alumno, la
calificación de los mismos, las circunstancias atenuantes o agravantes si
las hubiere, y la sanción que se propone.
El instructor dará audiencia al alumno y a sus padres para comunicarles
la propuesta de resolución y el plazo de dos días lectivos para alegar
cuanto estimen oportuno en su defensa. En caso de conformidad y
renuncia a dicho plazo, ésta deberá formalizarse por escrito.
El instructor elevará al Director el expediente completo, incluyendo la
propuesta de resolución y todas las alegaciones que se hubieran
formulado. El Director adoptará la resolución y la notificará, previa cita a
los interesados, que deben comparecer en persona para la recepción de
dicha notificación, de lo que se dejará constancia por escrito.
La incomparecencia sin causa justificada de los padres, o bien la
negativa a recibir comunicaciones o notificaciones, no impedirá la
continuación del procedimiento y la adopción de la sanción.
La resolución definitiva se hará en el plazo máximo de catorce días
lectivos desde la fecha de inicio del expediente. Dicha resolución deberá
estar suficientemente motivada, y contendrá los hechos o conductas que
se imputan al alumno; las circunstancias atenuantes o agravantes, si las
hubiere; los fundamentos jurídicos en que se base la sanción impuesta;
el contenido de la misma, su fecha de efecto, el órgano ante el que cabe
interponer reclamación y plazo para ello.
Se recuerda que todas las citaciones a los padres de los alumnos se
realizarán por cualquier medio de comunicación inmediata que permita
dejar constancia fehaciente de haberse practicado y de su fecha.
La resolución adoptada será notificada al alumno y a sus padres, así
como al Consejo Escolar, al Claustro de profesores y a la Inspección de
Educación de la Dirección de Área Territorial.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 20 -
Las sanciones adoptadas en un centro público o concertado podrán ser
objeto de reclamación por el alumno o sus padres, en el plazo de dos
días hábiles, ante el Director de Área Territorial correspondiente.
El Director del Área Territorial dictará la resolución pertinente, contra la
que no cabrá recurso de alzada.
4.5. Criterios para la adopción de sanciones
Las sanciones o medidas correctoras aplicadas deben guardar
proporción con la naturaleza y gravedad de la falta cometida, deben
poseer un valor añadido de carácter educativo, y deberán contribuir a la
mejora del clima de convivencia del centro, como se establece en el Art.
10.2 de la Ley 2/2010, circunstancia que estaba recogida en el Art. 17
del Decreto 15/2007, como se indica a continuación en los criterios
generales para la adopción de sanciones disciplinarias y medidas
provisionales. Estos criterios generales son:
“a) La imposición de sanciones tendrá finalidad y carácter educativo, y procurará la mejora
de la convivencia en el centro.
b) Se deberán tener en cuenta, con carácter prioritario, los derechos de la mayoría de los
miembros de la comunidad educativa y los de las víctimas de actos antisociales, de
agresiones o de acoso.
c) No se podrá privar a ningún alumno de su derecho a la educación obligatoria.
d) No se podrán imponer correcciones contrarias a la integridad física y la dignidad personal
del alumno.
e) Se valorarán la edad, situación y circunstancias personales, familiares y sociales del
alumno, y demás factores que pudieran haber incidido en la aparición de las conductas o
actos contrarios a las normas establecidas.
f) Se deberán tener en cuenta las secuelas psicológicas y sociales de los agredidos, así
como la alarma o repercusión social creada por las conductas sancionables.
g) Las sanciones deberán ser proporcionales a la naturaleza y gravedad de las faltas
cometidas, y deberán contribuir a la mejora del clima de convivencia del centro”.
4.6. Circunstancias atenuantes y agravantes
El Art. 18 del mencionado Decreto 15/2007 considera que son
circunstancias atenuantes o agravantes las siguientes:
• Atenuantes:
a) El arrepentimiento espontáneo.
b) La ausencia de intencionalidad.
c) La reparación inmediata del daño causado.
• Agravantes:
a) La premeditación y la reiteración.
b) El uso de la violencia, de actitudes amenazadoras, desafiantes o irrespetuosas, de
menosprecio continuado y de acoso dentro o fuera del centro.
c) Causar daño, injuria u ofensa a compañeros de menor edad o recién incorporados al
centro.
d) Las conductas que atenten contra el derecho a no ser discriminado por razón de
nacimiento, raza, sexo, convicciones políticas, morales o religiosas, así como por
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 21 -
padecer discapacidad física o psíquica, o por cualquier otra condición personal o
circunstancia social.
e) Los actos realizados en grupo que atenten contra los derechos de cualquier miembro
de la comunidad educativa.
Además de estas circunstancias, en los Reglamentos de Régimen
Interior de los centros se podrán establecer otras en consonancia con
las circunstancias concurrentes, como puede ser la edad de los
alumnos, la condición de alumnos con necesidades educativas
especiales, la situación de circunstancias sobrevenidas, etc.
4.7. La inasistencia a clase
La inasistencia injustificada a las clases podrá ser considerada como
falta leve o grave, pero, en todo caso, será sancionada por el profesor
de la misma, por el tutor o por el Jefe de Estudios. Como se ha indicado
en el apartado 5.2 anterior, el profesor tutor es quien debe valorar la
justificación de las faltas de asistencia.
La inasistencia a clase puede llevar consigo la pérdida del derecho a la
evaluación continua por imposibilidad de aplicación correcta de los
criterios normales de evaluación y de evaluación continua, como
establece el Art. 15 del Decreto 15/2007, para lo que se deberá
determinar en el Reglamento de Régimen Interior de los centros el
número máximo de faltas por curso, área y materia, sean justificadas o
no, que ocasionaría la pérdida de este derecho, así como los
procedimientos extraordinarios que se prevén para la evaluación.
4.8. Responsabilidad y reparación de los daños
Los alumnos están obligados a reparar los daños que causen, individual
o colectivamente, de forma intencionada o por negligencia, a las
instalaciones, a los materiales del centro y a las pertenencias de otros
miembros de la comunidad educativa, o a hacerse cargo del coste
económico de su reparación. Asimismo, estarán obligados a restituir, en
su caso, lo sustraído. La reparación económica que proceda no eximirá
al alumno de la sanción correspondiente.
En cualquier caso, los padres asumirán la responsabilidad civil que les
corresponda en los términos previstos por la Ley.
No obstante, en los Reglamentos de Régimen Interior de los centros se
podrán fijar los supuestos excepcionales en los que la reparación
material de los daños pueda sustituirse por la realización de tareas que
contribuyan al mejor desarrollo de las actividades del centro, o a la
mejora del entorno ambiental del mismo.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 22 -
Cuando se incurra en conductas tipificadas como agresión física o moral
a sus compañeros, profesores o demás miembros de la comunidad
educativa, se atendrá a lo expresado en el Art. 12.2 de la Ley 2/2010, ya
explicado en el punto 3 del tema (La Ley de Autoridad del Profesor).
5. EL ACOSO ESCOLAR
La Instrucción 10/2005, de la Fiscalía General del Estado, de 6 de
octubre, sobre el tratamiento del acoso escolar desde el sistema de
justicia juvenil manifiesta: “[…] el problema del acoso escolar (bullying en la
extendida terminología anglosajona) se ha caracterizado hasta hace bien poco por
ser un fenómeno oculto, que pese a haber estado presente desde siempre en las
relaciones entre los menores en los centros educativos y fuera de los mismos”.
La extensión del acoso escolar ha generado preocupación en la
sociedad y ha provocado la reacción de las administraciones y
autoridades para resolver este grave problema que afecta a un buen
número de alumnos.
Siguiendo la precita instrucción, sostenemos que “Debe deslindarse el
acoso escolar de los incidentes violentos, aislados u ocasionales entre alumnos o
estudiantes”. Asimismo, entendemos que “El acoso se caracteriza, como regla
general, por una continuidad en el tiempo, pudiendo consistir los actos concretos
que lo integran en agresiones físicas, amenazas, vejaciones, coacciones, insultos o
en el aislamiento deliberado de la víctima, siendo frecuente que el mismo sea la
resultante del empleo conjunto de todas o de varias de estas modalidades”.
En el documento elaborado por la Subdirección General de Inspección
Educativa de la Comunidad de Madrid titulado Orientaciones para la
prevención, detección y corrección de las situaciones de acoso
escolar en los centros docentes no universitarios de la Comunidad
de Madrid, se señala que concurre una nota de desequilibrio de poder a
partir de circunstancias tan diferentes como la propia presión del grupo,
la mayor fortaleza o edad de los acosadores o la existencia de
discapacidad en la víctima.
De otra parte, en dicho documento se señalan las siguientes notas para
identificar el acoso escolar:
“1. Genera una profunda perturbación en el proceso de socialización de los menores.
2. Dicha perturbación afecta también al acosador, pues no son escasas las probabilidades
de que asuma de manera permanente ese rol durante su vida adulta, proyectando su
abuso en distintos ámbitos (acoso laboral, violencia doméstica, violencia de género).
3. […] Se produce casi siempre en ausencia de los adultos, y el resto del grupo, que conoce
muy bien la situación, a menudo calla y protege con su actitud a los acosadores por
temor a convertirse en su víctima.
4. Adopta diversas formas y grados, desde el desprecio y el insulto a la amenaza y la
agresión. Una versión reciente del acoso es la que se produce a través de las redes
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 23 -
sociales, los teléfonos móviles o el correo electrónico (ciberbullying). La modalidad de
agresión emocional o psicológica, que es aún más difícil de detectar por los profesores,
es si cabe más dolorosa porque puede persistir durante más tiempo y generar angustia,
ansiedad y procesos depresivos que si son prolongados e intensos, pueden desembocar
en ideas suicidas.
5. Es duradero. Para que hablemos de acoso es necesario que las actitudes de desprecio,
violencia o marginación se mantengan en el tiempo.
6. Es consciente e intencionado; busca el daño del acosado.
7. Suele vincularse a la presencia en la víctima de un rasgo que la convierte en diferente del
grupo y, de algún modo, la coloca en situación de inferioridad frente a él: aspecto, forma
de hablar, origen social, cultura, etnia…
8. No se trata de cosas de niños. Puede provocar problemas psicológicos serios, depresión
e incluso intentos de suicidio.
9. Es muy difícil que la víctima logre superar la situación por sí sola, ya que en el fondo del
proceso se encuentra una relación de poder en la que el grupo, de algún modo, apoya
con su tolerancia implícita, e incluso su participación, ocasional o no, a los acosadores”.
Además de la preocupación de la Fiscalía General del Estado y, en
nuestro caso, de la Subdirección General de Inspección Educativa, se
han producido numerosas publicaciones sobre el acoso escolar, algunas
de las cuales se indican en la bibliografía.
Antes de abordar la prevención, corrección y sanciones del acoso
escolar, señalamos algunas consecuencias8:
• Para la víctima:
Entre otras, se reconocen las siguientes:
1.- Estrés.
2.-Depresión.
3.-Ansiedad.
4.-Tener sueños reviviendo las experiencias negativas.
5.-Ideas suicidas.
6.-Deterioro de la autoestima.
7.-Somatizaciones diversas.
8.-Imagen negativa de sí mismos.
• Para el acosador:
Algunas consecuencias que aparecen en los agresores son:
1. Generalización de su conducta para establecer vínculos sociales.
2. Aumento de los problemas que le llevaron a abusar de su fuerza.
3. Disminución de la capacidad de comprensión moral y empatía.
4. Identificación con el modelo de dominio-sumisión que subyace tras
el acoso.
5. Riesgo de seguir utilizando la violencia en el mismo y en otros
contextos.
6. Antesala de conductas delictivas.
8
Seguimos el citado documento de la Subdirección General de Inspección Educativa.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 24 -
• Para los espectadores pasivos:
Son habituales las siguientes:
1. Refuerzo para posturas individualistas y egoístas.
2. Falta de sensibilidad ante los casos de violencia.
3. Valoración positiva de la conducta agresiva.
4. Apatía.
5. Insolidaridad respecto a los problemas de los demás.
6. Riesgo de ser en el futuro protagonistas de la violencia.
• Para la comunidad escolar, incluidas las familias:
Algunas consecuencias negativas son:
1. Reducción de la calidad de vida personal.
2. Dificultad para lograr un buen número de objetivos.
3. Aumento de tensiones.
4. Aparición de otras consecuencias, como recelo, animadversión,
desprestigio, pérdida de confianza…
• Para el resto de la sociedad:
Se favorece la extensión de los problemas siguientes:
1. Antítesis de los valores democráticos de igualdad, tolerancia y paz.
2. Falta de respeto mutuo.
3. Aparición de valores en los que predomina la violencia, el miedo, el
sometimiento y las actitudes acríticas y cómplices.
4. Degradación de las personas y de sus relaciones, y desprestigio de
los métodos de resolución de conflictos basados en el diálogo, el
compromiso y el acuerdo.
5.1. Prevención del acoso escolar9
Considerando las graves consecuencias del acoso escolar es necesario
establecer unas medidas preventivas para evitar los posibles daños.
Entendemos tres niveles de prevención:
Prevención primaria, que se aplicaría antes de detectar ningún
problema. Es responsabilidad de todos los miembros de la comunidad
educativa, incluidas las familias, mediante información y sensibilización,
y de la sociedad en su conjunto, incluidos los medios de comunicación.
Prevención secundaria, que se produciría cuando ya ha surgido algún
episodio de acoso escolar susceptible de ser detectado precozmente.
Una intervención rápida en un proceso incipiente podría evitar el
problema. Se aplica sobre la población de riesgo, especialmente los
adolescentes. Implica a los profesores, tutores, familias y alumnos más
9
Igual que en la nota anterior, seguimos el citado documento de la Subdirección General de Inspección
Educativa, añadiéndole algunas apreciaciones.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 25 -
vulnerables o conflictivos. Proporciona habilidades sociales para
convivir.
Prevención terciaria, que tiene lugar cuando se prevén las medidas de
ayuda a los protagonistas de los casos de acoso escolar.
5.1.1. Prevención en el ámbito escolar
Se lleva a cabo de manera coordinada y consensuada por todo el
centro, que tendrá su reflejo documental especialmente en el Plan de
Convivencia y en las Normas de Conducta.
Señalamos algunas orientaciones para el centro, el profesor tutor y el
desarrollo curricular.
1. Para el centro:
• Reforzar la necesidad de respetar las normas de convivencia.
• Organizar jornadas de sensibilización para diversos sectores.
• Participar en formación dirigida a los miembros de la comunidad
educativa.
• Potenciar la figura del tutor.
• Potenciar la creación de escuelas de padres.
• Promover relaciones fluidas entre las familias.
2. Para el profesor tutor:
• Desarrollo de actividades que refuercen la amistad e integración.
• Conocer en profundidad al alumno y sus relaciones con los demás,
• Formación de grupos utilizando técnicas como el sociograma.
• Conocer a las familias y tener reuniones colectivas y encuentros
individuales.
3. El desarrollo curricular:
• Promover metodologías que favorezcan el aprendizaje cooperativo
y la responsabilidad compartida.
• Favorecer estilos de aprendizaje que valoren la diversidad.
• Trabajar los contenidos actitudinales.
• Aplicar técnicas de habilidades sociales para el aprendizaje entre
iguales.
• Enseñar y mostrar valores de igualdad y respeto mutuo.
• Desarrollar las asignaturas de “Valores Sociales y Cívicos” o de
“Valores Éticos”.
• Tratar de manera transversal las actitudes y valores relacionados
con la convivencia y la cultura de la paz.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 26 -
5.1.2. Prevención en el ámbito familiar
La colaboración de las familias es fundamental para prevenir el acoso
escolar. Como actuaciones positivas señalamos:
• Mantener relaciones afectivas que proporcionen seguridad.
• Estar atentos a los cambios evolutivos y a las autonomías crecientes
de los hijos.
• Observar a sus hijos sobre silencios, conflictos o problemas.
• Establecer relaciones basadas en el respeto mutuo, sin que
aparezcan figuras de dominio y sumisión.
• Establecer normas en las que se conjugue la libertad y los derechos y
deberes de cada uno.
• Proteger a los hijos frente a las informaciones sobre la violencia que
puedan transmitir los medios de comunicación social.
• Mantener relaciones de comprensión recíproca entre padres e hijos.
• Colaborar con el centro escolar en el cumplimiento de las normas de
convivencia.
5.2. Detección del acoso escolar
El acoso debe ser detectado lo antes posible por los centros escolares
con la finalidad de conocer objetivamente lo que está ocurriendo con
determinados alumnos y evitar que continúe su sufrimiento. Esta
detección entraña dificultades por el silencio de los alumnos y porque los
actos de acoso suelen producirse en momentos inesperados (entradas y
salidas al centro o a clase, alejados en el laboratorio…), lugares poco
vigilados (aseos), o apartados de los grupos de alumnos.
En la Comunidad de Madrid se cuenta con el protocolo elaborado por la
Subdirección General de Inspección Educativa que resulta muy útil para
los centros, recogiéndose datos sobre los siguientes elementos:
1. Criterio e indicadores para saber qué es el acoso escolar.
2. Factores de riesgo del acosado y del agresor.
3. Comunicación del acoso al director del centro.
4. Datos del acoso, reflejando acosado y acosador/es, tipo de acoso,
circunstancias de lugar y tiempo, así como de posibles testigos.
5. Medidas sugeridas para intervenir con la víctima y el agresor,
medidas organizativas y, en su caso, medidas provisionales en
cumplimiento de la incoación de expediente, según se establece en el
Decreto 15/2007.
6. Comunicación a las familias afectadas sobre los hechos producidos y
personas implicadas, así como posibles medidas preventivas.
7. Comunicación al jefe del Servicio de Inspección sobre datos del
acosado y agresor, y de las medidas preventivas adoptadas.
8. Comunicación a la Fiscalía de Menores, según prescripción legal, de
que se sigue expediente disciplinario por acoso escolar.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 27 -
5.3. Corrección del acoso escolar
Cuando se perciba la primera señal de acoso escolar hay que intervenir
rápidamente para que no se agrave o se repita la situación.
El profesorado debe tomar medidas educativas y de protección de forma
inmediata, independientemente de que haya denuncias. En todo caso,
se pueden adoptar medidas cautelares.
La corrección se lleva a cabo con el acosador o acosadores y se
aconseja seguir algún programa adaptado al alumno (con colaboración
de los servicios de orientación), que le lleve a modificar su conducta.
Con los agresores se debe fomentar el diálogo y desarrollar técnicas
como el psicodrama para que tomen conciencia de lo negativo de su
comportamiento.
Desde el ámbito organizativo se pueden tomar medidas como el cambio
de grupo o clase de los agresores.
Con la víctima es conveniente que, tanto el tutor como los servicios de
orientación, lleven a cabo algunas actuaciones para reforzarle la
autoestima y, en todo caso, paliar los posibles efectos negativos que se
estén produciendo las experiencias vividas.
Una vez detectado el acoso escolar se deben evitar comportamientos
como:
• Minimizar la gravedad de las agresiones entre iguales o quitar
importancia a los hechos.
• Culpabilizar a la víctima por su falta de habilidades sociales.
• Romper la confidencialidad de los testimonios recibidos.
• Llevar a cabo un careo entre los acosadores y a la víctima o entre sus
respectivas familias.
• Esperar a que el problema se resuelva en otras instancias, por
ejemplo los servicios sociales o alguna institución.
De otra parte, se aconseja tener los siguientes comportamientos y
actitudes con:
Las víctimas:
- Ponerse en su lugar.
- Escucharlas con atención y tomar en serio lo que cuentan.
- Respetar la confidencialidad.
- Despertar su confianza, asegurándoles la ayuda.
- Designar a un profesor responsable para que ayude y apoye.
Con las familias de las víctimas:
- Ponerse en su lugar.
- Tranquilizarlas, disuadiéndolas de cualquier respuesta violenta.
- Transmitirles la necesidad de su colaboración.
- Evitar cargar sobre ellas demasiada responsabilidad.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 28 -
- Comunicarse en todo momento con ellas, manteniéndolas al día
de las medidas adoptadas y los progresos observados.
- Proporcionarles información sobre los recursos disponibles y
ofrecerles pautas de trabajo para facilitar la solución.
Con el grupo de iguales
- Recabar información del grupo mediante entrevistas individuales
en las que quede asegurada la confidencialidad.
- Nombrar ayudantes o colaboradores entre los alumnos con mayor
aceptación de sus iguales.
- Desarrollar en las tutorías actividades grupales de prevención del
acoso, concienciación de la posible gravedad de los daños e
implicación de la totalidad del grupo en la solución de casos.
Con los acosadores
- No empezar directamente con sanciones.
- Entrevistarse por separado con cada uno de ellos.
- Mantener conversaciones sinceras, sin inculparlos directamente
desde el principio y preservando la identidad de los informadores y
de las personas que sufren el acoso.
- Abrir la puerta al arrepentimiento espontáneo, la petición de
disculpas y la reparación del daño causado.
- Realizar un seguimiento directo, duradero y cercano hasta que se
cuente con evidencias de que la situación no ha vuelto a repetirse.
Con las familias de los acosadores
- Alimentar una actitud más de escucha que de acusación o juicio,
facilitando su implicación y cooperación para resolver el problema.
- Asegurar la confidencialidad de las actuaciones.
- Informarles periódicamente de las medidas adoptadas y el
progreso alcanzado en la solución del problema.
Por su parte, la familia del acosado, ante la sospecha de que su hijo
pueda estar sufriendo acoso escolar, debe hablar con él, haciéndole ver
la importancia de la comunicación, asegurándose de que comprenda
que cuenta con su amor y su apoyo totales e incondicionales y tratando
de eliminar cualquier posible sentimiento de culpabilidad. En líneas
generales, las propias familias deben tratar de:
• Persuadir a su hijo de que evite por completo el contacto con sus
acosadores y renuncie a cualquier respuesta violenta que podría
agravar el problema.
• Incrementar el tiempo que pasan con su hijo y realizar con él alguna
actividad motivadora que pueda ayudarle a sentirse querido y
recuperar su autoestima.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 29 -
• Poner el asunto en conocimiento del centro, a través del tutor o el
departamento de orientación y solicitar su implicación en el caso.
• Evitar cualquier respuesta unilateral, violenta o no, dirigida hacia los
presuntos maltratadores o sus familias.
• Colaborar con el centro en todo aquello que les pida.
5.4. Sanción del acoso escolar
Desde el ámbito disciplinario se debe aplicar lo expuesto en el punto 4
(El procedimiento sancionador), sobre la imposición de sanciones y la
adopción de medidas cautelares de carácter provisional, siguiendo
siempre lo establecido en el Decreto 15/2007 y la Ley 2/2010.
Para la aplicación de las sanciones debe tenerse en cuenta lo expuesto
en el artículo. 17 del Decreto 15/2007, ya señalado en el apartado 4.5
del tema.
Siguiendo el documento de la Subdirección General de Inspección
Educativa ya citado, recordamos la necesidad de tener siempre presente
varias ideas fundamentales:
Primera: “el acoso no es ninguna broma, ni en modo alguno una cosa de niños,
sino una conducta grave y reiterada que puede dejar profundas secuelas en la
mente de cuantos toman parte en ella”.
Segunda: “el centro debe combinar en su tratamiento la firmeza y las medidas
educativas, sin mostrarse negligente en ningún caso a la hora de afrontar sus
responsabilidades legales, poniendo en conocimiento de la Fiscalía de menores los
hechos que pudieran ser constitutivos de delito”.
Tercera: “sólo una implicación seria y constante del equipo directivo, los profesores
y […] del conjunto del alumnado y sus familias, serán suficientes para prevenir,
detectar y corregir de manera adecuada las posibles situaciones de acoso que
puedan llegar a producirse en un centro”.
6. LA INSPECCIÓN DE EDUCACIÓN ANTE EL ACOSO ESCOLAR
Además de los documentos indicados que se han elaborado en la
Subdirección General de Inspección Educativa, señalamos que el Plan
General de Actuación para el curso 2016-2017 en la Comunidad de
Madrid aborda este problema. Como referencias significativas citamos
las siguientes:
En el punto 3 del anexo I se determina como área de interés prioritario la
mejora de la convivencia escolar.
En el punto 4.2.1 se establece que una de las actuaciones es la de
“Elaboración de documentación orientada a la prevención, detección, corrección y
sanción de la violencia de género en los adolescentes”.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 30 -
Es evidente que la Inspección de Educación mantiene una preocupación
por todos los asuntos relacionados con la convivencia escolar,
convirtiéndose en numerosas ocasiones en un elemento de apoyo para
los centros y siempre como el garante de las actuaciones se lleven a
cabo en el marco de lo establecido reglamentariamente.
7. CONCLUSIONES
La buena convivencia es un factor clave para favorecer el adecuado
desarrollo educativo y madurativo de los alumnos, por lo que las
Administraciones educativas han promulgado disposiciones legales y
elaborado documentos y guías para favorecerla en los centros docentes.
En el caso de la Comunidad de Madrid destacamos el Decreto 15/2007,
que establece el marco regulador de la convivencia en los centros
docentes, la Ley 2/2010, de Autoridad del Profesor, que tiene como
objeto reconocer y reforzar la autoridad del profesor y fomentar la
consideración y el respeto que le son debidos en el ejercicio de sus
funciones y responsabilidades, y los documentos elaborados por la
Subdirección General de Inspección Educativa, así como la elaboración
de protocolos de actuación que favorecen el desarrollo de la función
inspectora.
Es cometido de los inspectores de educación velar porque en los
centros se cumplan los reglamentos establecidos, así como que se
garanticen los derechos y deberes de los alumnos, asesorando y
orientando cuando sea necesario para el buen desarrollo del derecho
fundamental que es la educación.
8. REFERENCIAS NORMATIVAS Y BIBLIOGRÁFICAS
Disposiciones legales:
1978. Constitución Española. (BOE de 27-12-1978).
1985. Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la
Educación. (LODE). (BOE de 04-07-1985).
1995. Ley 6/1995, de 28 de marzo, de garantías de los derechos de la
infancia y la adolescencia en la Comunidad de Madrid. (BOCM
de 07-04-1995).
1996. Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del
Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de
Enjuiciamiento Civil. (BOE de 17-01-1996).
2000. Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la
responsabilidad penal de los menores. (BOE de 13-02-2000).
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 31 -
2005. Instrucción 10/2005, de la Fiscalía General del Estado, de 6 de
octubre, sobre el tratamiento del acoso escolar desde el sistema
de justicia juvenil.
http://www.madrid.org/dat_norte/WEBDATMARCOS/supe/conviven
cia/materiales/fiscaliagralestadoacoso.pdf
2006. Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. (BOE de 0405-2006).
2006. Resolución 14/2006, del Pleno de la Asamblea de Madrid,
instando al Gobierno a elaborar planes contra el acoso escolar y a
promover y desarrollar las actuaciones relativas al fomento de la
convivencia y el respeto en todos los centros docentes de la
Comunidad de Madrid. (Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid
de 27-04-2006).
2006. Ley Orgánica 8/2006, de 4 de diciembre, por la que se modifica la
Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la
responsabilidad penal de los menores. (BOE de 05-12-2006).
2007. Decreto 15/2007, de 19 de abril, por el que se establece el marco
regulador de la convivencia en los centros docentes de la
Comunidad de Madrid. (BOCM de 25-04-2007).
2010. Ley 2/2010, de 15 de junio, de Autoridad del Profesor. (BOCM de
29-06-2010).
2013. Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la
calidad educativa. (BOE de 10-12-2013).
2015. Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de
protección a la infancia y a la adolescencia. (BOE de 17-082016).
2016. Resolución de 20 de julio de 2016, de la Viceconsejería de
Organización Educativa, por la que se aprueba el Plan General de
Actuación de la Inspección Educativa para el curso 2016-2017.
(BOCM de 12-08-2016).
Declaraciones y convenciones internacionales:
1989. Convención sobre los derechos del niño.
http://www.humanium.org/es/convencion/
Mejora de la convivencia y clima social de los centros docentes en la
Comunidad de Madrid.
http://www.educa2.madrid.org/web/convivencia/acoso-escolar
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 32 -
Bibliografía:
CALVO RODRÍGUEZ, A. (2003). Problemas de convivencia en los
centros educativos. Madrid: EOS.
CONSEJERÍA DE FAMILIA Y ASUNTOS SOCIALES. (2006). El acoso
escolar y la prevención de la violencia desde la familia. Madrid:
Comunidad de Madrid. Consejería de Familia y Asuntos Sociales.
CONSEJO ESCOLAR DE LA COMUNIDAD DE MADRID. (2015)
Informe 2015 sobre el sistema educativo en la Comunidad de
Madrid Curso 2013-2014. Consejería de Educación, Juventud y
Deporte. Comunidad de Madrid.
CONSEJO ESCOLAR DEL ESTADO. (2001). La convivencia en los
centros escolares como factor de calidad. Construir la convivencia.
Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia. Consejo Escolar del
Estado.
DÍAZ-AGUADO, Mª J. (2002) Educación intercultural y aprendizaje
cooperativo. Madrid. Pirámide.
DÍAZ-AGUADO, Mª J. Convivencia escolar. Prevención de la violencia.
http://www.aulaviolenciadegeneroenlocal.es/consejosescolares/archivos/
Convivencia_escolar_y_prevencion_de_violencia.pdf
MÉRIDA, J. A. y BLANCO, D. (2014) Violencia escolar. Madrid:
Formación Alcalá, S.L.
MORALES, G. y JARAMILLO, C. (2005). Tratar los conflictos en la
escuela sin violencia. Madrid: Instituto de la Mujer.
PIÑUEL, I. y OÑATE, A. (2007). Mobbing escolar: Violencia y acoso
psicológico contra los niños. Madrid: CEAC.
DEL REY, ORTEGA y FERIA (2009) “Convivencia escolar: fortaleza de
la comunidad educativa y protección ante la conflictividad escolar”.
Revista interuniversitaria de formación del profesorado
SANTOS LUQUE, A. y ROMERA FÉLIX, E.M. (2013) “Influencia de la
exposición a la violencia en conductas de agresión en
cyberbullying”. Revista electrónica Apuntes de Psicología, vol. 31, nº
2, Págs. 225-235. Colegio Oficial de Psicología de Andalucía
Occidental. Puede verse en
http://www.apuntesdepsicologia.es/index.php/revista/article/view/325/299
SUBDIRECCIÓN GENERAL DE INSPECCIÓN EDUCATIVA.
Orientaciones para la aplicación del Decreto 15/2007, de 19 de
abril, por el que se establece el marco regulador de la
convivencia en los centros de la Comunidad de Madrid.
Orientaciones para la prevención, detección y corrección de las
situaciones de acoso escolar en los centros docentes no
universitarios de la Comunidad de Madrid
Guía para la prevención, detección y corrección de las
situaciones de acoso escolar en los centros docentes no
universitarios de la Comunidad de Madrid
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
Educación para la convivencia- 33 -
Protocolo para la corrección y sanción de las situaciones de
acoso escolar en los centros docentes no universitarios de la
Comunidad de Madrid
Madrid: Consejería de Educación y Empleo. Comunidad de Madrid.
No consta fecha. Estos documentos pueden verse en:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_InfPractica_FA&cid=114269
5803990&idConsejeria=1109266187254&idListConsj=110926544
4710&idOrganismo=1142292480322&language=es&pagename=
ComunidadMadrid%2FEstructura&sm=1109266100977
SUBDIRECCIÓN GENERAL DE INSPECCIÓN EDUCATIVA (2013)
Elaboración de la documentación necesaria para la correcta
aplicación por parte de los equipos directivos del Decreto 15/2007,
de 19 de abril, por el que se establece el marco regulador de la
convivencia en los centros docentes de la Comunidad de Madrid, y
la Ley 2/2010, de 15 de junio, de Autoridad del Profesor. Madrid:
Consejería de Educación, Juventud y Deporte. Comunidad de
Madrid. Puede verse en:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Publicaciones_FA&cid=13
54379546978&idConsejeria=1109266187254&idListConsj=1109
265444710&idOrganismo=1142292480322&idPagina=1343068
184525&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstru
ctura&site=ComunidadMadrid&sm=1343068184432
TORREGO, J. C. (Coord.) (2000). Mediación de conflictos en
Instituciones Educativas: manual para la formación de mediadores.
Madrid: Narcea.
VARIOS (2005). La mediación escolar. Una estrategia para abordar el
conflicto. Barcelona: Graó.
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
INSPECCIÓN
REV.: 01/17
Email: info@preparadores.eu • Web: www.preparadores.eu
Educación para la convivencia- 34 -
Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza
c/ Sagasta nº 20 • 1º
28004 • Madrid
Tel. 91 308 00 32
Descargar
Fichas relacionados
Crear fichas