ANÁLISIS-de-poema

Anuncio
“UNIVERSIDAD NACIONAL
SANTIAGO ANTÚNEZ DE MAYOLO”
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES, EDUCACIÓN Y DE LA COMUNICACIÓN
CARRERA PROFESIONAL DE COMUNICACIÓN, LINGÜÍSTICA Y LITERATURA
“ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE POEMAS: “ALBERGO DEL SOLE II” DE
JORGE EDUARDO EIELSON Y “EL BOTE VIEJO” DE JOSÉ MARÍA EGUREN
CURSO:
ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE TEXTOS LITERARIOS
DOCENTE:
MAUTINO GUILLÉN, Alejandro Giancarlo.
PRESENTADO POR:
-CABALLERO CASTRO SANDRA GUADALUPE
-CASTAÑEDA APAZA JUNIOR FERNANDO
- ESPINOZA MENDEZ VALERIA EMILIA
- MORALES CRUZ KIEFFERSON JAVIER
Huaraz – Perú
2018
“ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE POEMAS: “ALBERGO DEL SOLE II” DE
JORGE EDUARDO EIELSON Y “EL BOTE VIEJO” DE JOSÉ MARÍA EGUREN
Albergo del Sole II
un día tú un día
abrirás esa puerta y me verás dormido
con una chispa azul en el perfil
y verás también mi corazón
y mi camisa de alas blancas
pidiendo auxilio en el balcón
y verás un catre de hierro
junto a una silla de paja
y a una mesa de madera
pero sobre todo
verás un trapo inmundo
en lugar de mi alegría
comprenderás entonces cuánto te amaba
y por qué durante siglos
miraba sólo esa puerta y dibujaba
dibujaba y miraba esa puerta
y dibujaba nuevamente
con gran cuidado
comprenderás además
por qué todas las noches
sobre mi piel cansada
entre mil signos de oro
y tatuajes y arrugas majestuosas
me hacía llorar sobre todo
una cicatriz que decía:
yo te adoro yo te adoro yo te adoro
(Albergo del Sole II)
1. DISPOSITIO
El poema Albergo del Sole II presenta, en cuanto a su estructura, 28 versos distribuidos en
verso libre.
2. ELOCUTIO
En cuanto a las figuras literarias, en el verso uno se puede encontrar la figura de la epanadiplosis
porque repite la palabra “un día”.
Pasamos al quinto verso, en donde se encuentra una metáfora “camisa de alas blancas”; en los
versos siete y ocho, se encuentra a la figura de la diseminación “y verás un catre de hierro”.
Por el octavo, noveno, y décimo verso se encuentra la epifora, porque repite la “de”
“y verás un catre de hierro
junto a una silla de paja
y a una mesa de madera”
Por el verso doce y trece se observa una antítesis, nos dice “inmundo por alegría”
“verás un trapo inmundo
en lugar de mi alegría”
Continuando, en los versos diecisiete, dieciocho y diecinueve, nos topamos con una epifora,
nos repite la palabra “dibujaba”
“miraba sólo esa puerta y dibujaba
dibujaba y miraba esa puerta
y dibujaba nuevamente”
La antepenúltima figura que se encuentra es la de personificación, pues nos dice “una cicatriz
que decía:”. Por último, en el verso veintiocho nos encontramos con la figura literaria de
diacope: “yo te adoro yo te adoro yo te adoro”.
3. INTERLOCUTORES
El locutario es representado, está en primera persona (yo poético); el alocutario no está
representado.
4. INVENTIO
Narra la historia de un señor, se sabe por el uso de palabras masculinas. No muestra una escena
donde el caos está instalado, además de la humildad y pobreza del lugar. La amada llega a este
lugar y se topa con una escena desagradable, pues se encuentra con que el amado está muerto
“verás un trapo inmundo/en lugar de mi alegría”. Es una muerte por amor, pues solo mediante
esto, según el amado, la amada podrá entender cuánto la quería. La desesperanza inunda el
poema, el amado la recuerda, pues ella dejó en él unas profundas cicatrices, profundos
recuerdos. Nos refleja la etapa que podría suceder al desamor.
EL BOTE VIEJO
Bajo brillante niebla,
de saladas actinias cubierto,
amaneció, en la playa
un bote viejo.
Con arena, se mira
la banda de sus bateleros,
y en la quilla verdosos
calafateos.
Bote triste, yacente,
por los moluscos horadado;
ha venido de ignotos
muelles amargos.
Apareció en la bruma
y en la harmonía de la aurora;
trajo de los rompientes
doradas conchas.
A sus bancos remeros,
a sus amarillentas sogas,
vienen los cormoranes
y las gaviotas.
Los pintorescos niños,
cuando dormita la marea,
lo llenan de cordajes
y de banderas.
Los novios, en la tarde,
en su alta quilla se recuestan;
y a los vientos marinos,
de amor se besas.
Mas, el bote ruinoso
de las arenas del estuario,
ansía los distantes
muelles dorados.
Y en la profunda noche,
en fino tumbo abrillantado,
partió el bote muriente
a los puertos lejanos.
(José María Eguren. Sombras, 1929)
1. DISPOSITIO
El poema “El bote viejo” cuenta con nueve estrofas, cada una de ordenada de cuatro versos.
2. ELOCUTIO
En el primer verso se encuentra una antítesis, porque la niebla no es brillante. Mientras que en
el noveno verso observamos una personificación, pues un bote no puede estar triste; se
encuentra la misma figura, la personificación ya que un muelle no puede estar amargo. La
personificación también se encuentra en el verso dieciocho, pues la marea no duerme.
3. INTERLOCUTORES
El locutario está en segunda persona; el alocutario está representado por el bote.
4. INVENTIO
La división del poema “El bote viejo” es en tres partes, donde en la primera división abarca las
tres primeras estrofas, en estas, además, se la puede identificar con el amanecer. Estas estrofas
nos cuenta nos describe la historia de un bote, al igual que el estado en el que este se encuentra.
En cuanto a la segunda parte, se localiza desde la cuarta estrofa hasta la séptima, en esta se
instala la tarde, en estas estrofas predomina un aire de progreso, de ilusión, de reparación del
bote. Por último, las últimas dos estrofas representan la última división. En esta nos percatamos
que el aire a progreso que se identificó con la tarde, desaparece; además, nos instalamos en la
noche, nos da a entender la desesperanza y la búsqueda de ayuda que emprende el bote.
La primera estrofa, nos presenta un nuevo comienzo, nos dice que está amaneciendo. Cuando
va a amaneciendo, aún se siente en el ambiente, la niebla. En este nuevo comienzo es donde
nos encontramos con un bote viejo. Este, en su calidad de viejo, refleja la historia.
Bajo brillante niebla,
de saladas actinias cubierto,
amaneció, en la playa
un bote viejo.
La segunda estrofa nos dice que el bote está cubierto por los lados de arena y por debajo de
calafateos, estas no le dejan avanzar.
Con arena, se mira
la banda de sus bateleros,
y en la quilla verdosos
calafateos.
La estrofa tres continúa con la descripción del estado del bote. Nos dice que está triste, no se
sabe de dónde ha venido, pero se puede observar que ha tenido grandes golpes
Bote triste, yacente,
por los moluscos horadado;
ha venido de ignotos
muelles amargos.
Pasamos a la escena donde predomina la tarde. En este verso, nos narra el esplendor del
momento, conectado por un enlace que nos da a entender una transición (Apareció en la bruma/
y en la harmonía de la aurora), es el paso de la mañana a la tarde, del mal estado a un momento
de auge, pues se ve reflejada cuando nos dice “trajo de los rompientes /doradas conchas”. El
bote trajo riquezas de donde hubo desgracia y caos
Apareció en la bruma
y en la harmonía de la aurora;
trajo de los rompientes
doradas conchas.
En el momento de auge, producto del trabajo, las gaviotas presagian la caída del guano; las
gaviotas son aves carroñeras; los cormoranes, nos hace referencia al guano. El hecho de que
se apoyen en las partes del bote, nos da a entender que presagian futuros acontecimientos.
A sus bancos remeros,
a sus amarillentas sogas,
vienen los cormoranes
y las gaviotas.
Nos presenta, en esta estrofa, un escenario de tranquilidad, donde la nueva generación (los
niños) disfrutan del tiempo. Además, ellos tratan de reconstruir el bote con la pasión de una
nación con la cual se sienten identificados
Los pintorescos niños,
cuando dormita la marea,
lo llenan de cordajes
y de banderas.
Los novios son símbolo de la juventud. Estos, al igual que los niños, están tranquilos,
cómodos. Nos presenta un contexto donde la producción es beneficiosa. Si va bien los
tiempos, las personas también están bien
Los novios, en la tarde,
en su alta quilla se recuestan;
y a los vientos marinos,
de amor se besas.
En la octava estrofa entramos en la noche, la tercera subdivisión. En esa nos da un pero a toda
la tranquilidad y auge que se había vivido por la tarde. Nos narra una escena futura, no se
sabe que pasó después de la tarde, no hay una conexión precisa, solo nos transporta a una
escena una tanto más lejana. En este, nos presenta al bote en ruinas, el bote ansía el tiempo
donde hubo auge, nos da a entender que algo pasó y que se extraña los tiempos buenos
Mas, el bote ruinoso
de las arenas del estuario,
ansía los distantes
muelles dorados.
Cuando nos dice que está “en la profunda noche” entendemos que se pasa por una terrible
crisis, una crisis profunda, donde todo es caótico, acompañada de la desesperanza. Además
de esto, nos dice que el bote muriente parte para otros lugares, de seguro con la finalidad de
encontrar apoyo y esperanza, parte a puertos lejanos.
Y en la profunda noche,
en fino tumbo abrillantado,
partió el bote muriente
a los puertos lejanos.
El poema nos narra la historia de nuestro Perú, esto va fortalecida por la fecha en la que se
publicó el poemario “Sombras”, en 1929. En este año, el Perú entró en crisis. El bote
simbolizaría el Perú; el día, la tarde y la noche nos hace referencia a la cronología vivida en un
antes, durante y ciertamente después de la crisis. Eguren, simbolista, ha plasmado en el poema
“El bote viejo”, una realidad que se vivió en la época de 1929
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Eguren, J. (2014). Poesías completas. Perú, San Isidro: Grupo Editorial PEISA S.A.C
Descargar
Fichas aleatorios
Prueba

4 Tarjetas Arthas Quinzel

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

notas de enfermeria

0 Tarjetas Karen LCHB

Crear fichas