Cecilia A. Cortés Ortiz Universidad de Salamanca Doctorado en

advertisement
Cecilia A. Cortés Ortiz
Universidad de Salamanca
Doctorado en Filología
SERMONES IMPRESOS NOVOHISPANOS DEL SIGLO XVII RESGUARDADOS EN EL FONDO
RESERVADO DE LA BIBLIOTECA NACIONAL
1. INTRODUCCIÓN.
La Biblioteca Nacional fue fundada el 30 de noviembre de 1867 por disposición del presidente Benito
Juárez y desde el año de 1929 está cargo de la Universidad Nacional Autónoma de México 1; su acervo
bibliográfico se encuentra dividido en dos grandes secciones: la Colección General y el Fondo
Reservado.
El Fondo Reservado es el repositorio bibliográfico y de documentos más importante a nivel
nacional y uno de los más valiosos de América Latina, y lleva a cabo la tarea de organizar y preservar
los volúmenes de la Biblioteca Nacional que por su antigüedad, valía, o escasez de ejemplares
requieren un resguardo especial. Su acervo está organizado en varias secciones, entre ellas podemos
destacar la Colección Lafragua, la Colección de la Sala Mexicana, el Fondo de Origen, la Colección de
Manuscritos, los Libros de Coro, la Colección Archivos y Manuscritos, la Colección Taurina, el Fondo
de la Academia de San Carlos, la Sala Especial de Iconoteca, las Colecciones Especiales, entre otras 2.
Los sermones de la época del México colonial podemos localizarlos agrupados básicamente
dentro de tres de estas colecciones: en la Colección Lafragua, en la Colección de la Sala Mexicana
(cuyo nombre correcto es Colección Cronológico Mexicano) y en el Fondo de Origen.
1
El 26 julio del año de 1929 se aprobó la ley que le concedió a la Universidad autonomía, además de otorgarle «la incorporación
de otras instituciones, como la Biblioteca Nacional y el Observatorio Astronómico para apoyar sus actividades docentes y de investigación,
si bien se aclara que la Biblioteca dentro de la Universidad deberá seguir desempeñando las funciones generales para que fue creada
conservando su carácter de institución al servicio de la Nación», en Rosa María Fernández de Zamora, «La Biblioteca Nacional de México
hacia el nuevo siglo», en Métodos de información, vol. 7, no. 40, septiembre, 2000, pág. 73.
2
Página del Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional de México: http://bnm.unam.mx/index.php/hnm-fondo-reservado
[consultado el 1 de noviembre de 2011].
2. LOS SERMONES.
Era de nuestro conocimiento que el Fondo Reservado resguardaba una gran cantidad de piezas de
oratoria sagrada, sin embargo, al no contar con un catálogo que documentara los textos, no sabíamos
exactamente cuál y cómo era el material con el que contábamos. Así, la investigación llevada a cabo
para la realización de la tesis doctoral tuvo, como comienzo, el objetivo de localizar, documentar,
describir y organizar los sermones novohispanos que cumplieran con las características a continuación
descritas:
Nos interesaron, en primera instancia, todos los sermones impresos a lo largo de lo que en el siglo
XVII se llamaba la Nueva España (no porque desecháramos o quisiéramos dejar fuera los textos del
siglo XVIII, sino porque creímos que era más ordenado comenzar nuestro registro con un criterio
cronológico). De este modo surgió la necesitad de realizar un Catálogo.
También es importante definir cuáles son los textos entran dentro de la clasificación de sermón: el
requisito principal que tenían que cumplir era contar con la estructura del sermón barroco académico,
no importando si el mismo predicador incluía o no la palabra «sermón» en el título de la obra 3. Al ser
textos impresos tenemos menos dudas con respecto a la estructura, pues todos los encontrados
contienen formas y elementos similares. De igual modo, en la búsqueda se encontraron textos
denominados «pláticas» o colaciones que se han dejado fuera por creer que corresponden a otro género
distinto aunque con características y finalidades muy similares a las del sermón académico 4.
3
No es momento ahora de intentar establecer una clasificación de los diversos tipos de sermón, ni de hablar de las delgadas
líneas que lo separan de géneros afines, sin embargo sí se pueden mencionar las múltiples, exhaustivas y complicadas clasificaciones que
pueden llegar a hacerse de la mencionada pieza de oratoria sagrada. Se han encontrado las siguientes clasificaciones: lamento fúnebre,
oración, oración alegórica, oración apologética, oración doctrinal, oración eucarística, oración evangélica, oración evangélica- panegírica,
oración fúnebre, oración fúnebre-panegírica, oración fúnebre-panegírica y moral, oración gentilíaca, oración gratulatoria, oración
gratulatoria-panegírica y evangélica, oración historial, oración panegírica, oración panegírica-eucarística, oración panegírica-evangélica,
oración panegírica-fúnebre, oración panegírica-histórica, oración panegírica-moral, oración panegírica-moral y gratulatoria, oración
panegírica-historial, panegírico, panegírico evangélico, panegírico funeral, panegírico gratulatorio, panegírico historial, panegírico moral,
panegírico sacro, sermón, sermón apológico, sermón catequístico-panegírico y moral, sermón de acción de gracias, sermón de rogativa,
sermón dogmático, sermón dogmático moral, sermón dogmático-panegírico-eucarístico y moral, sermón epidíctico, sermón eucarístico,
eucarístico-panegírico y dogmático, sermón eucarístico-político y moral, sermón fúnebre, sermón fúnebre-histórico, sermón fúnebre
histórico-canónico-moral y gratulatorio, sermón histórico-apologético, sermón histórico-panegírico, sermón moral, sermón panegírico,
sermón patriótico, sermón patriótico-moral, sermón político-moral, sermón político-religioso, panegírico eucarístico, panegírico funeral,
panegírico histórico-moral, panegírico moral, panegírico doctrinal.
4
Con el término pláticas se hace referencia a discursos un poco menos formales y entre personas de una cierto nivel de
conocimiento teológico: «en la mayor parte de las comunidades religiosas, el superior o un delegado suyo, dirige periódicamente la
palabra a sus súbditos, reunidos en un lugar a propósito, constituyendo este acto la plática espiritual, que es una exposición de alguno o
varios puntos de ascética, en estilo llano y sin arranques oratorios, lo cual no quiere decir que no se traten asuntos de la más elevada
mística o de la más profunda teología. La plática espiritual empieza con el Actiones nostras… y termina con el Agimus tibi gratias…, que
recita el platicante, respondiendo los circunstantes con el consabido Amén» De igual forma, lo que a continuación se describe como
«plática dominical» es lo que entendemos nosotros por sermón: «Plática dominical es la exhortación que el párroco está obligado a hacer
todos los domingos a sus feligreses en la Misa mayor; consiste en la explicación de algún punto del Catecismo, de algún asunto de
3. EL CATÁLOGO.
El Catálogo de sermones impresos novohispanos del siglo
XVII
del Fondo Reservado de la Biblioteca
Nacional de México está conformado por un total de 469 fichas, las cuales están numeradas de forma
ascendente y a cada una le corresponde un sermón. Se encuentran ordenadas de forma alfabética por
autor, empezando por el apellido, y en caso de haber varios sermones de un mismo predicador se
enuncian por orden cronológico. Cuando se desconoce al autor de la pieza se pone el título del sermón
a manera de entrada (lo cual sólo ocurre en dos ocasiones).
De modo que las fichas han sido elaboradas siguiendo este orden: el número de la ficha; el
nombre del autor (primero los apellidos y después el nombre); la orden a la que pertenece o el cargo
que tiene el autor; el título completo del sermón tal como aparece en la portada; el título del
sermonario, si es que el sermón se encuentra contenido en uno, se menciona entre paréntesis
comenzando por el nombre del coordinador o compilador del sermonario cuando éste no coincide con
el nombre del predicador del sermón (en caso de que el sermón no pertenezca a ningún sermonario se
omite esta información); a continuación se transcriben las primeras líneas del texto del sermón que
siguen a la enunciación del thema; la ciudad de impresión; el impresor o impresora; el año de
impresión; el número de páginas; la signatura del volumen o de la miscelánea que le corresponde
dentro del Fondo Reservado (pertenece a la colección Lafragua cuando la clasificación termina en LAF,
a la Cronológico Mexicano o Sala Mexicana si empieza por RSM, mientras que si empieza por RFO
indica que pertenece al Fondo de Origen).
Al final de la ficha se señalan entre paréntesis los preliminares o paratextos del sermón, es decir,
los textos que lo acompañan: censuras, aprobaciones, sentires, pareceres, licencias, dedicatorias,
juicios, algún soneto, décimas o cualquier tipo de poema, cartas, epigramas, anagramas, escritos a
manera de «prólogo», etcétera. Se han incluido por considerar que son una parte importante del
sermón, ya que se han publicado juntos y dependen directamente de éste, lo cual les proporciona una
unidad. Además son textos que pueden proporcionar datos interesantes sobre la pieza oratoria, sobre el
predicador y la época, e incluso en algunas ocasiones llegan a contener aspectos de crítica literaria o a
tocar asuntos relacionados con la preceptiva.
religión o moral, de algún pasaje de la Sagrada Escritura o de algo tocante al culto, etc. Tan estrecha es esta obligación que el Concilio de
Trento considera pecado mortal su omisión durante tres domingos consecutivos, debiendo el párroco delegar en otro sacerdote el
cumplimiento de este deber si no puede hacerlo personalmente», en Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, tomo 45,
Madrid: Espasa-Calpe, 1910, p. 542.
Por último, se ha documentado también la numeración que Edelmira Ramírez Leyva dio a varios
de los sermones catalogados en su libro, publicado en 1992, Cartas pastorales, elogios fúnebres,
oraciones, panegíricos, sermones, y otros géneros de oratoria sagrada de la Colección Lafragua del
Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional de México 5, en el cual se encargó de reunir una vasta
cantidad de documentos de la Colección Lafragua relativos a la oratoria sagrada. Además de los
géneros que enuncia el título del catálogo, la autora recoge también aclamaciones, exhortaciones,
lamentos, pláticas, entre otros, e incluye un apéndice con los procesos inquisitoriales realizados a
varios sermones conservados en el Archivo General de la Nación de México (AGN).
En los 469 sermones que recopila el catálogo se encuentran documentados los nombres de 209
predicadores y solamente se desconocen los autores de dos de ellos. De los cuales un 20.09% pertenece
a la orden de san Francisco (O. F. M.), un 17.70% a la orden de santo Domingo (O. P.), un 13.87% son
jesuitas (S. J.), un 3.82% pertenece a la de los carmelitas descalzos (O. C. D.), de la orden de san
Agustín (O. S. A.) hay un 4.30%; de la orden de la Merced (O. M.) también un 4.30%; de los
hospitalarios de san Juan de Dios (O. H.) un 0.95% y de la orden de san Benito un 0.47%. El 34.44%
restante corresponde a los predicadores que no están vinculados a ninguna orden regular, ya sea porque
pertenecen al clero secular o porque no ha sido posible esclarecer si pertenecen a alguna de ellas.
La mayoría de los sermones recogidos en el catálogo son piezas que se imprimieron sueltas. Sin
embargo, también algunos sermones fueron publicados dentro de un sermonario. Los sermonarios que
este catálogo ha documentado son los siguientes:
1. Exaltación magnífica de la Betlemítica rosa de la mejor americana Jericó y acción gratulatoria
por su plausible plantación dichosa, nuevamente erigida en religión sagrada por la
Santidad...6, contiene ocho sermones de ocho diferentes predicadores que conmemoran un
mismo tema: festejan la publicación de la Bula del año 1687 que aprueba la orden betlemítica 7.
5
Edelmira Ramírez Leyva, Cartas pastorales, elogios fúnebres, oraciones, panegíricos, sermones, y otros géneros de oratoria
sagrada de la Colección Lafragua del Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional de México, México: UNAM-Instituto de
Investigaciones Bibliográficas, 1992.
6
Pedro Muñoz de Castro (compilador), México, impreso por doña María de Benavides viuda de Juan de Ribera en el
Empedradillo, 1697, RSM 1697 M4EXA.
7
La de los betlemitas es una orden religiosa de hospitalarios, cuyo nombre oficial es Orden de los Hermanos de Nuestra Señora
de Betlehem. Fue fundada por Pedro de San José Betancourt (1626-1667) para asistir a los enfermos de los hospitales en Guatemala y a
los pobres. La orden tuvo dos provincias: la de Perú, con 22 casas y la de la Nueva España, con 11. En 1688 Antonio de la Cruz fundó en
Guatemala una comunidad de religiosas betlehemitas para el hospital de mujeres. Los religiosos no hacían más que los votos simples y
vivían bajo la jurisdicción de su respectivo obispo, hasta que el papa Inocencio XI la aprobó en 1687 y les mandó seguir la regla de san
2. El Festivo aparato con que la provincia mexicana de la Compañía de Jesús celebró en esta
Imperial Corte de la América Septentrional los immarcescibles lauros y glorias immortales de
san Francisco de Borja, grande en la pompa de el mundo, mayor en la humildad de religioso y
máximo en la gloria de canonizado8, es, al igual que el sermonario anterior, un octavario, es
decir, un libro que recopila ocho sermones de diferentes predicadores que celebran a un
personaje: san Francisco de Borja.
3. Similar en forma a los dos anteriores es el Sagrado padrón y panegíricos sermones a la
memoria debida al sumptuoso magnífico templo y curiosa Basílica del Convento de religiosas
del glorioso Abad san Bernardo 9, pues contiene ocho sermones: los primeros siete
corresponden a la celebración de la dedicación del templo de San Bernardo de la Ciudad de
México y el último es el del traslado de los huesos de su principal mecenas, don José de Retes
Largache, a una capilla al interior del templo.
4. Al parecer el sermonario Funeral lamento, clamor doloroso y sentimiento triste, que a la
piadosa memoria del Ilustríssimo y Reverendíssimo Señor Doctor D. Alonso de Cuevas
Dávalos, Obispo que fue de Oaxaca ... repite su Santa Iglesia Cathedral, Metrópoli de esta
Nueva España en las sepulcrales pompas de su muerte, para póstumo elogio de su vida...
10
recogía varios sermones de distintos predicadores que giraban alrededor de un mismo tema: la
muerte del que fuera Obispo de Oaxaca, Alonso de Cuevas Dávalos. Desafortunadamente la
miscelánea de la Colección Lafragua sólo preservó dos piezas. Se destaca que una de ellas está
escrita en latín 11.
Agustín, además de concederles los privilegios de dicha orden. A la ciudad de México llegaron en 1674 los primeros frailes Betlemitas y
20 años después contaban junto a su convento de la calle Tacuba con un hospital de menesterosos, donde además de atender enfermos,
enseñaban a los niños y alimentaban a los pobres. Ver Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, tomo 8, Madrid: EspasaCalpe, 1910, pág. 515.
8
México, en la imprenta de Juan Ruiz, 1672, RSM 1672 M4FES.
9
Antonio Ramírez de Vargas, México, impreso por la Viuda de Francisco Rodríguez Lupercio, 1691, RSM 1691 M4RAM.
10
México, impreso por la viuda de Bernardo Calderón, 1666, 622 LAF.
A lo largo de todo el catálogo encontramos solamente dos sermones en latín: el de Alonso Fernández Osorio, Oratio funebris,
panegyricum ve panaretos ad posthomam parentationem Illustriss. D. D. Feliciani de Vega Archiepiscopo Mexicani. &c, Mexici, ex typ.
Ioannis Ruyz, 1642, 13 fols., 1015 LAF, 1558 LAF (no. 202); y el incluido en el anterior sermonario del predicador Ignacio de Hoyos
Oyanguren y Santillana, Oratio fvnebris paregyrica, ad posthvmam parentationem Ilustrissimi ac Reuerendissimi Principis DDD.
Ildephonsi de Cvevas Davalos, Archiepiscopi Mexicani, México, impreso por la viuda de Bernardo Calderón, 1666, 9 fols., 622 LAF (no.
11
5. Tenemos noticia de los Sermones que Predicó el Doctor Don Francisco Díaz de Olivares, Cura
vicario que fue de la Ciudad de la Nueva Vera-Cruz porque uno de los sermones que recopilaba
este sermonario se encuentra en una miscelánea de la Colección Lafragua. Lamentablemente
sólo se conserva un sermón y no sabemos nada más de lo que contenía esta obra.
6. El sermonario Historias varias canónicas moralizadas en sermones, consagrados a la soberana
magestad de la Emperatriz de los Cielos, la Virgen María, Madre de Dios y Señora Nuestra del
Rosario, predicados en las Indias de la Nueva España 12 del licenciado Antonio Delgado y
Buenrostro es muy amplio y curioso: contiene un total de 72 sermones y una plática.
7. La Palestra de varios sermones de misterios de Christo, Señor Nuestro, algunos de su
Santíssima Madre y de algunos Ilustres Santos de la Iglesia, donde los sagrados oradores
tendrán motivos de trabesear y pelear con sus ingenios y estudiar más excelentes
demostraciones, delinear más gloriosos triumphos a las virtudes y hazañas de los Santos13, del
agustino Gonzalo de Valle contiene 24 sermones.
Sobre los impresores el Catálogo muestra que
hubo al menos 27 impresores y tres ciudades
importantes que contaban con imprentas: Guatemala, Puebla de los Ángeles y la ciudad de México.
En la Capitanía General de Guatemala se ha documentado únicamente un impresor, en la ciudad
de Puebla de los Ángeles seis y en la capital de la Nueva España, veinte. Es de resaltar el hecho de que
sólo haya un impresor que trabajó en dos ciudades: Juan Blanco de Alcázar imprimió primero en
México, entre los años 1617-1623, y después tenemos un sermón suyo publicado en Puebla de los
Ángeles en el año de 1649. El catálogo registra, además, trece sermones que no cuentan con pie de
imprenta (aunque siete de ellos sí indican la ciudad).
De igual forma, el catálogo recoge 342 sermones impresos en la ciudad de México (de los
cuales 337 cuentan con impresor y otros cinco no), que es lugar con mayor actividad editorial,
seguramente debido a que era la capital del Virreinato de la Nueva España; después sigue la ciudad de
243).
12
13
Puebla de los Ángeles, impreso por Diego Fernández de León, 1693, RFO 1693 P6DEL
México, impreso por la viuda de Bernardo Calderón, 1676, RSM 1676 M4VAL.p
Puebla de los Ángeles con 118 sermones (de los cuales sólo uno no tiene impresor); y, finalmente, la
Capitanía General de Guatemala con tres sermones (también de uno de los tres se desconoce el
impresor); las piezas que no cuentan con la ciudad de impresión son pocas en proporción al total de
sermones: sólo seis.
Los sermones más antiguos dentro del catálogo datan del año de 1612 y son dos de honras
fúnebres a la muerte de la reina Margarita de Austria, esposa del rey Felipe III 14: uno, al parecer es la
reimpresión en la Nueva España de un sermón del predicador real Jerónimo de Florencia 15. El otro es
del dominico Luis Vallejo 16.
Estos dos sermones de 1612 con los que se inicia el catálogo de sermones del siglo XVII
contrastan con los diez y ocho sermones que cierran el siglo y, por supuesto, el catálogo, fechados en
1699. Seis de ellos lamentan la muerte del Obispo de la ciudad de Puebla de los Ángeles, Manuel
Fernández de Santa Cruz, lo cual revela la importancia de este acontecimiento.
4. CONCLUSIÓN.
Resalta del presente catálogo que es el primero que documenta exclusivamente sermones novohispanos
resguardados en el Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional de México, lo cual, si valoramos la
importancia documental que aloja este fondo, es un paso básico para el estudio de la oratoria sagrada de
la época colonial mexicana (especialmente la del siglo XVII), puesto que se ha afirmado que: «el mejor
fondo de sermones predicados en América Latina se encuentra en la Biblioteca Nacional de México,
Fondo Reservado» 17.
14
Margarita de Austria fue hija del Archiduque Carlos de Austria, nació en Gratz en 1584 y murió de parto en el Escorial el 3 de
octubre de 1611. En 1598 se casó con Felipe III, rey de España, con el que tuvo ocho hijos, entre ellos Felipe IV, rey de España. Fue muy
piadosa y fundó numerosos conventos, en Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, tomo 32, Madrid: Espasa-Calpe, 1910,
p. 1489.
15
Florencia, Jerónimo, S. J., Sermón que predicó a la magestad del rey don Felipe III el P. Gerónimo de Florencia de la
Compañía de Iesús, en las Honras que su Magestad hizo a D. Margarita, su muger en S. Gerónimo el Real de Madrid, a 18 de Nouiembre
de 1611, Madrid, impreso por Juan de la Cuesta, 1611. (En la Biblioteca Nacional de Madrid R/20949(9), VC/292/13 y VE/54/93).
16
Luis Vallejo, O. P., Sermón qve predicó el P. maestro F. Lvis Vallejo, Provincial de la Prouincia de Sanctiago de la Nueua
España, de la Orden de Predicadores, y Qualificador del sancto Officio de la Inquisición: en las Honras que este sancto Tribunal hizo en
el Conuento de Sancto Domingo de México, a la magestad de N. Reyna y Señora, doña Margarita de Austria, que Dios tiene en su
Gloria. A los catorze de abril de 1612 años, México, impreso en la casa de la viuda de Pedro Balli, 1612, 18 fols., RSM 1612 M4VAL.
17
Carmen-José Alejos Grau, “Génesis de los ideales americanistas”, en Teología en América Latina: escolástica barroca,
ilustración y preparación de la Independencia (1665-1810), Vol. II/1, Josep Ignasi Saranyana (dir.) y Carmen-José Alejos Grau (coord.),
Madrid/Frankfurt: Iberoamericana Editorial Vervuert, S.L., 2005, pág., 693.
Descargar