Si las tuerzas republicanas y obreras no se presentan a las

advertisement
HERALDO?DE MADRID
.^^lV^'»^'^í-'fc^^•*;^v.V-•*^•»t^vv»^xv*
EDICIÓN DE U NOCHE
KnMH
Año XLVL—Núnu 15.619
Red. y Talleres, Marqués de Cubas, 7
AdmlBlstracIón, Marqués de Cubas,%4;t Miércoles 25 de marzo de 1936
i^TinñniniimilmiKliniiiinn
•••lllli
•••••••••••••••••••••••iillltlimmiM.nmiiili
iniiii
•••••••••••••••••••••••••••••••••i
•••••••••••••••••••••••••••••••inulliniu
iilil
lililiniii
liiiiiii.iili.im
a rBENTE PdPUlAB NO HA PODIDO REALIZAR TODAVÍA SU OBRA
Si las tuerzas republicanas y obreras no se presentan
a las elecciones de abril tormando un bloque compacto
e inexpugnable quedará abierta una brecha por la que
puede Infliirarse la reacción en la República
„„..„
i,.„„„...„..ii
11
••••••••
•»•
••••••
•••im
I
ii.iiimi
jiiiiiiiiiiiuiiMiniMiiiiiniiiiiiiiiHiiiniiuiiiiMiiiiiiiiitiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiMiniiiiiiiiiiniiiii. iiiiimiimiii^
umiini""""""
"••'•"
Miniiinnini.i
•iiiiin.Mininm»
III
iiiiiiiiHiiii
iiiHiiiiiiiniiiiimmiiiiiiiiiiiiiiii
iiiiiiiiiiiiiiiiiiliiiiiimiHiiiiiiiiiii
Continúan las luchas entre
soldados rojos y gubernamentales
Está visto. Las bofetadas al señor
Pérez Madrigal van a ser el único
punto de referencia del tono, del estilo, de la manera del nuevo Parlamento. Aún no está constituido. Aún
no se ha iniciado un solo debate—el
del orden público está anunciado para
hoy—. Sin embargo, los enemigos de
la actual situación ya dan por descontado que en estas Cortos no pueden convivir derechas e izquierdas.
Por intransigencia d© las izcfuierdas,
naturalmente.
El fondo de "El Debate" de hoy es
una nueva amenaza de retirada. Saca
a colación, claro está, la nueva colección de argumeQto.s reunidos a partir
del triunfo del Frente Popular. El que
parece más en candelero es el de que
las derechas han obtenido más votos
que las izquierdas. Aún está por demostrar que el dato sea cierto, porqtie, naturalmente, no vamos a aceptar como inapelables las estadísticas
del propio "Debate". Pero supongamos, a los efectos polémicos, que ello
sea así. Bien. Así fué también—sino
que al revés—en las elecciones del 33,
y ya so ha olvidado, por lo visto, la
feroz intolerancia de las derechas entonces triunfantes. No somos por este
bando tan flacos de memoria. A raíz
de, la re^volución de octubre la mayoría—la que jaleaba las calumnias más
infamantes contra los revolucionarios—tenía la pretensión de que ningún diputado republicano o socialista
hiciera uso de la palabra sin que previamente condonase la revolución. Era
Igual que se tratara do un republica-
•
•
••iiniinim
•
•iimimiiniiHiimiiHiiTf
iiiiiuMiiMiiiiiiiiiiniiuiiiiniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiHiiiiiiiiiiiiiMiiniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiir
Los del bienio negro cifran ahora todas sus esperanzas en que las timo recurso para salvar la Repúizquierdas vayan desunidas a las elecciones municipales. Los indicios de que blica.
Después de este antecedente no cael Frente Popular no subsista para esos comicios les hace considerar el porvenir inmediato henchido de posibilidades halagüeñas. Y no sólo porque es- be venirse ahora con gestos de esperen de esas elecciones un cambio de aspecto en la situación política, sino cándalos, sobre todo cuando no hay
además porque la fractura del Frente dos meses después de la victoria de síntoma ninguno de intransigencia de
febrero les hace suponer—quizá con cierta lógica—que el desacuerdo de las la actual mayoría izquierdista.
izquierdas será un fenómeno inmediato.
Ayer mismo el empingorotado, esDe declararse inexistente el Frente Popular para las elecciones munici- tirado y artificial Sr. Goicoechea pudo
pales verían en ello la primera brecha para su demolición. Después todo se- hablar en la Cámara sin la más leve
ría labor de paciencia y mala fe. Es la labor que más podían desear, porque protesta ni interrupción para señalar
es la labor en que se consideran, con razón, insuperables maestros. " E s lO una vez más la posición insidiosa de
suyo", enfln,como dice el gracejo popular. Ya sabemos todos que eso del' su partido, enemigo del régimen, de la
golpe de Estado anunciado a diario constituye para ellos la posibilidad m'ás Constitución, de la Cámara y del país.
remota. No dejan de acariciarla; pero, ¡ay!, en la mayoría de los casos como iiiiiiiiiiiiiniiiiiiiiiiiiniiiiiiiiiiiiniinniuiiiniiiiiiiiimniiiiiiiiiiUEiiiinii
un sueño imposible. Si se presenta conyuntura favorable, claro está, no han
de dessaprovecharla. Pero la realidad circundante expresa con testimonios LA GUERRA SIN CUARTEL EN
EXTREMO ORIENTE
elocuentes que hoy un golpe de Estado en España es punto menos que imposible. No porque faltara quien hubiera de intentarlo—siempre hay un loco
más loco que todos los demás—, sino porque, afortunadamente, ya buena
parte de nuestro Ejército es sincera y lealmcnte republicana.
No. Por ahí no ha de venirles la breva. Los más inteligentes—o loa menos zafíos—vuelven la espalda a la Providencia en forma de espadón y buscan el camino, más experimentado y seguro, de la obra lenta de sabotaje, de
dercrédito, de oposición pasiva al régimen.
En cuanto vean el portillo abierto multiplicarán la labor calladamente
P E I P I N G 25 (1 t.).—Noticias d e
de-tructora. Ese portillo se lo puede abrir el dato—tan lleno de significación fuente china anuticiati, que 3.O0O solpara ellos—de que el Frente Popular no asista, como en febrero, macizo, com- dados rojos han hecho su aparición
pacto, inexpugnable, a las elecciones de abril. A los del bienio trágico no en la linea férrea, entre Kuei Hua y
pui>de escapar el sentido de que el Frente Popular deje de existir como Ins- Pao Teu. Los bolcheviquis fueron retrumento para ganar para el pueblo unas nuevas elecciones cuando apenas chazados después de un ligero comse ha constituido la Cámara, cuya elección fué la más patente prueba de su bate, pero en la capital del Seiyuan
eficacia y del soberano acierto de sus organizadores.
reina gran pánico.
Sobre todo no olvidemos que unas elecciones municipales dieron al traste
Se confirma que loa rojos se han
en un solo día con el viejo régimen.
apoderado de las ciudades de Hung
TunR v Pine Yang Fú.
utJiiiiiiiiiiiici iiiiriiaiiiiiiiniiiuiiiiniiiitiaiiiiiiiiiiiic]iiiiiiiiiiiit]iiiniiiiiiic]iiniuiiiiiniiiiiniiiiic]iiiiiuiinic]iiiiiiiiiiiiEiuuMiitiiiniHnliiii'.ii
Ignorase la suerte de veintiséis
SIN RAZÓN Y SIN DERECHO
no moderado o de un extremista obre- subditos británicos y cuatro norteque residen en dichas loro. La jauría incivil, desencajada, vo- americanos
calidades.—Fabra.
ciferante, intimidaba o pretendía in- ^ i n i l l l l l l l l * I I I I I I M I , I M i l l l l l l I t l I l i r . l l l l l l l l l l l M I I I M I I I I I I I H I I ^
timidar con los puños encrespados al
que, en uso de su derecho, no (jueria
pasar por aquella condenación de una
actitud popular que era como un úl-
Las nuevas vestales de
la convivencia y la tolerancia
iii.immiiiniinmimu.miiniiimmiimniiiM
'j,,,,,„i,i,i,iiinMiiiiiiiiiiiiiiiuiiiiiiiiiiiMiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiMiiiiiin'iiMiHin'iiiiiniiiiuiiiit_n
«iiiiiiiiiiiiiiHiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiniMiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiiiitiiiiimiiiiiiiiiiim iiWiiiiMMtiiiiinitiiiiiinititiiiMiiiiiiiMniiMiiniiiiiiiii'inMiiiiitiniiiu
iiiiiiiniiiHiiiiiiiiiiniiiniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiitiiiiiii 'liiiiiiiii'iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii'ii
•
I VISADO POR LA CENSURA I
i
°
BUH«llllll||||lH|||||||iM||||||||u|UlliltlllilllUHIIMIIIIIIIUU9
•iiiiiiiiimiiiiii
iiiiíiiimiiniiiiiiiiiiiiiimiiiiniiiiiiiiiiiiiiiiniiiiiin
LO QUE OCURRE EN ESPAÑA QUE
ASUSTA, ALARMA E INQUIETA
•
•
«
Todas las mañanas y todas jiimii"""""""""""'"'"!!'""'"" >" "iniimiiiii".
las noches la Prensa de dere- |
chas S'e dirige al lector en sus =
editoriales y en sueltos desper- |
digados por las planas para de- |
cirle: «Ocurren muchas cosas; S
pero... no nos las dejan contar.» |
Así todo el panorama político |
Rumores. Iluanores de esto o |
queda eclipsado con esta pre- s
ocupación. Sus lectores entonces = de aquello. Como la noche apa- |
no tienen sino una obsesión que | recio metida en lluvia hubo |
pasean por las tertulias : «-i Sabe = quienes—un tanto alarmados y |
usted lo que ocurre] Me han | alarmistas—barruntaron e n el 5
dicho que en Oalasparra d e =ünuameuto uua tormenta estre- |
s
Abajo...»
I pitpsa.
Pero la lluvia continuó con su |
j Lo que ocurre en España,: |
Si Hü tuviesen los periódicos de =ritmo monótono y tranquilo de |
|
derecha un proposico exclusiva- I calabobos casi todo el tiempo.
mente uiquieiauor, que opera |
No hay nada más absurdo quf, |
sobre el miedo proveroial üe BU | los rumores. Casi siempre to- |
asustadiza cuéntela, les c¡ena ia- = man o adoptan contornos tremecil resaltar ante su coucieucia | oundos, de gigantones achata- |
las ocurrencias trascendeiitales | irados y conspiradores.
|
en la vida española, no el puro |
Q^^^^^ gj gj pueblo no hubiera I
episodio polie.aco. ¡ Ucurrea co- i acabado de una vez con ¡as su- |
sas 1 ISl, señores. ¡ Ocurren cosas | persticiones y con los en-driagoa. 1
y cosazaa I Cosazas nunca vistas 5 ¿Hasta cuándo esta epidemia |
en nuestro país, y estas cosas i estúpida?
s
y cosazas es lo que, en realidad, |
Afortunadamente salió el sol |
alarma a los que pretenden alar- 5 y los fantasmas se redujeron a i
marse, sonrojarse e inquietarse =
lo que son; a la nada.
|
por los episodios a que aluden. |
Los «runiores» y los «rumo- |
Inquieta a los que manejaban |
5
la literatura de la Jinciclica = readorea»
,
. no han, contado con
,
«Eérum novárum», de León = ^os enemigos poderosos: la luz
XIII, el que en vez de dar a los | ^olai y el instinto del pueblo,
obreros pura metafísica se lesi i i i i t i i i i n i i i i i i i i i l i i i i M i i i i i i m i l 11111111111)111111111111111111111111
dé Tórnales; asusta e inquieta
el sectarismo negro lan'zó a la
la resurrección de los Jurados
mixtos, que evitan el atraco en
miseria; asusta que a los que
el bolsillo exhausto del trabajase fugan con su riqueza al lí-^-'
dor ; inquieta y asusta que los
tranjero se le pongan unas trajueces que no cumplan con su
bas,, etc., etc., etc.
obligación de jueces sean a la
Todo esto, en verdad es t e vez juzgados con la propia ley
rrible. Es terrible cuando se tieque dictó el bienio n e g r o ; asusne dentro de una cabeza peinata que ante el servicio militar
da con ondulación un cerebro
todos los mozos sean iguales,
del siglo XIV y la vista acosasusta que se haya repuesto en
tumbrada a los paisajes raciales
sus destinos a los obreros, que
de épocas muertas.
¿HASTA CUANDO
LOS RUMORES?
En el primer bienio de la Eopública fuimos los primeros en señalar el error crasísimo que suponían—y el peligro seguro que ellas entrafíaban—In-s disensiones entre las distintas fuerzas que contribuyeron a implantar el nuevo régimen. «Por esas disensiones comenzará
—dijimos—a resquebrajarse la fuerza popular, para dar entrada al
enemigo.»
Y los hechos nos dieron la raz<5n.
Hoy queremos ser los primeros también en insistir en la necesidad de que la coalición del Frente Popular, que ofreció la victoria
nuevamente a la República el 16 de febrero, se mantenga a toda costa
compacta y pujante. Sobre todo con vistas a las inmediatas eleccioiiiiiiiiiiiintiiiiiiiiiiinii iiiiniiniiiiiiiiEiiiiiiimiiiniiiiiiiiiiiiciiiiiimiiiininiiiiiiiiiciiiiiiiiiiiiiniiiiiiiiiiiiciiiii
niiiiiiiliiiiMiiimiiiiiion
nes municipales.
Estamos seguros de que este punto de vista se impondrá sobre
cualquiera otra apreciación Por muchas razones. Las más importantes, é s t a s : porque el programa del Frente Popular está en yías de
realización, y sería doloroso e impolítico frustrar una labor que empieza a dar provechosos frutos. Porque las elecciones que se avecinan
tienen tanta o más importancia que las de febrero. Si los Municipios, que son los órganos básiicos deV régimen, caen en manos de los
caciques y de los enemigos tradicionales de la República, poco o nada habremos conseguido. Todos los resortes del Estado republicano
deben estar en manos del Frente Popular. Los Ayuntamientos &n
primer término.
La Unión General de Trabajadores ha dicho que apoyara con entusiasmo la coalición de los partidos de izc^uierda. allí donde hubiere
esta coalición.
j P e r o es que puede darse el caso—ni remotamente—de que haya
un rincón de España, por insignificante que sea, donde los partidos
de izquierda no presenten su candijíaturaí
La Comisión ejecutiva de] partido socialista ha hecho pública su
decisión de acudir a las elecciones municipales de toda España integrando el Frente Popular, como actuó en las legislativas del 16 do
febrero.
Así deben hacerlo todas las Agrupaciones y organismos obreros de^
izquierda. A nosotros, por lo monos, cúmplenos lealmente aconsejarlo.
No está el régimen todavía como para entregarlo al azar y dejarlo
sin la tutela de la coalición en lo que constituye'n las células vitales
de la República; los Municipios.
La consigna de todos debe ser ésta : «¡ Por los Ayuntamientos a través del Frente Popular!» «iDel B'rente Popular, más vigoroso } compacto que n u n c a l i ;» j . . . . ' . . : •
-¿Y si nog dedicáiamos a vender anillos de goma para los paraguas?.
LOS SIN ACTA Y EL TEMPORAL DE LLUVIAS, por SAWA
Descargar