el periodismo - Ciencia Política

advertisement
EDICIÓN 20
ENERO/FEBRERO/MARZO DE 2012
Periódico de los estudiantes de Ciencia Política de la Universidad de los Andes
Primera Plana
EL PERIODISMO:
Crisis de independencia y el periodismo 2.0
www.semana.com
Hemos llegado a nuestra edición número 20,
razón por la que quisimos, a forma de homenaje,
dedicar toda una edición al periodismo. Como ocasión especial, varios de los miembros del comité editorial han enriquecido esta edición con sus
artículos sobre temas que atañen al periodismo.
El periodismo proporciona a los ciudadanos
la información que necesitan para autogobernarse, esto es indudable. Pero entonces, ¿qué
pasa cuando el periodista es subordinado a los
intereses de los gobiernos, de los dueños de
los medios de comunicación?¿Qué ha pasado
con la independencia en los medios de comunicación colombianos e internacionales?¿Cómo
han atentado los gobiernos el libre flujo de la
información?¿Qué ha pasado con el periodismo político? Por otro lado, en la actualidad nos encontramos en tiempos de cambio; estamos en una transición hacia una era digital. Uno de los primeros en verse
influenciados por estos cambios ha sido el periodismo y nos encontramos con Wikileaks o con portales
como La Silla Vacía, interrogándonos sobre su impacto y sobre las nuevas formas de hacer periodismo.
Contenido
EDITORAL.....................................................................................................................................................................................Pg.2
NUDO DEL DÍA......................................................................................Contar el poder La silla vacía vs. Kyenke. Pg.3
AL TABLERO......................................................................................................La política como chisme periodístico. Pg.4
VOX............................................................................................................................Wikileaks: el cambio de Paradigma. Pg.7
VOX................................................Libertad de expresión:¿Un simple desacuerdo de izquierdas y derechas?. Pg.8
VOX.....................................De abismos, Petros y medios de comunicación: el caos que impera en Bogotá. Pg.10
VOX................................................... Dime lo que piensas y te diré qué medio de comunicación frecuentas. Pg.11
COMUNIDAD........................................................................................Cuando no se tiene en cuenta el proceso. Pg.13
ENTREVISTA........................................................................................................... Entrevista a María Jimena Duzán. Pg.14
RETROVISOR...... De chuzados,ausentes y valientes:¿Hay tanta distancia entre el DAS y los periodistas? Pg.17
RETROVISOR............................................................................Las voces de la verdad y la censura de las balas. Pg.18
BLOG............................................................................................................................................................................................ Pg.20
2
SIN CORBATA - ED. 20
Editorial
¿Cuál será el momento en que la sociedad comprenda la importancia del periodismo? En una sociedad democrática, además de los diferentes poderes
existentes, el periodismo permite crear
una dinámica de frenos y contra pesos
en el sistema que pareciera no valorarse, y mucho menos en este país,. Los
mecanismos que ofrece el periodismo
para exponer diferentes problemáticas
políticas no han sabido utilizarse; si el
periodismo es una herramienta que
incentiva la critica y el análisis, en Colombia poco sucede esto, y más bien se
ha prestado para mantener el status quo
y proteger los intereses de pocos..
análisis crítico. En un país donde los
escándalos de corrupción son cientos,
donde millones de personas mueren de
hambre, en gran parte por culpa de malos gobiernos, donde miles de mujeres
son agredidas al año por cuestión de género; en un lugar donde existen pueblo
completamente olvidados, donde ni la
luz del agua parecen ser una opción. Un
país azotado por la violencia delincuencial y de la guerra con bandas paramilitares, guerrillas, mafias, carruseles de
contratación, entre muchos otros más
de los problema en Colombia, parece
que no nos estamos cuestionando lo suficiente, y no se nos está informando de
forma adecuada. Se necesita que el peSe ignora que el periodismo no es sólo riodismo se convierta en un mecanismo
una cuestión de informar, aunque puede de constante vigilancia sobre el actuar
entenderse como lo más importante, de cada una de las personas encargadas
también permite cuestionarse, pregun- de manejar el país y todas las cuestiones
tarse y crear interrogantes sobre distin- referentes al bien común.
tos problemas presentes en la sociedad.
Por medio de artículos difundidos en los Además, existiendo tantas nuevas hermedios escritos y virtuales, entrevistas ramientas para la investigación y dipor medios televisivos o radiales, se fusión, puede decirse que el periodismo
plantean teorías y, posiciones con dis- a pesar de los factores sociopolíticos en
tintos puntos de vistas sobre diferentes los cuales esté inmerso, cuenta con un
cuestiones políticas, sociales, económi- mayor número de recursos para hacer
cas o culturales relevantes para el país. de su labor una eficaz y de alta calidad.
Dichos recursos permitirían al periodisSin embargo, en Colombia los medios mo crear cuestionamientos con mayores
de comunicación, puede ser por miedo, fundamentos por la misma razón, que
por conveniencia o por falta de interés, cuentan con mejores mecanismos para
parecieran no estar informando lo su- la investigación, como para la presión
ficiente, además de la escasez de un que debe hacerse.
Si quire deshacerse de
algún nudo, opinión,idea,
sentimiento o postura...
En Colombia, los medios de comunicación han dejado de aprovechar el
privilegio con el que cuenta. Han permitido que escándalos, crímenes, injusticias, entre muchos otros, se cometan
sin generar ningún tipo de presión ni
cuestionamiento. Valores democráticos
se han visto en juego en ocasiones pero
pareciera que a quienes manejan los
medios y se encargan de la labor periodística no les importara. Son pocos los
periodistas en el país dedicados a una
plena investigación y confrontación de
los hechos con la realidad, la política
y la justica. Periodistas que han sido
perseguidos, pero asimismo, no han
sido apoyados ni acompañados ni por
el gobierno, la justicia, ni la población.
Aunque no deja ser importante, sí resulta reprochable la mínima cobertura a
las audiencias públicas de las versiones
libres de ex miembros de las AUC,
mientras que loas audiencias de Laura
Moreno y Jessy Quintero han tenido
gran cobertura por parte de los medios
de comunicación. ¿Cómo deja de ser un
asunto menos importante que el otro?
Hasta que no apreciemos ni exijamos
un periodismo analítico Colombia no
presenciara un nuevo cambio. El hecho
de que en Colombia mueran tantos periodistas que realizan periodismo político, ese del que tanto necesitamos, deja
mucho que desear.
Quítese la corbata y escríbanos:
periodicosincorbata@gmail.com
@SinCorbata
SIN CORBATA - ED. 20
3
Contar el poder
La Silla Vacía vs. KienyKe
Maria Paula Martínez
Politóloga y periodista.
Profesora del Centro de Estudios en
Periodismo -CEPER-.
Universidad de los Andes.
Internet no ha cambiado al periodismo
en Colombia, que por naturaleza es un
oficio terco y resistente. No es posible
hablar de una nueva narrativa y menos
de una re-configuración del panorama
mediático. La penetración digital es tan
baja (12% según el último informe de
conectividad publicado por MinTic) que
es difícil hablar de una sociedad digital.
Lo que sí es claro es que los hábitos de
consumo de los colombianos empiezan
a modificarse o por lo menos a hacerse
más evidentes. El público masivo de la
radio y la televisión se transformó en
una audiencia digital fiscalizadora y
productora que demanda un periodismo
menos aburrido, con análisis, con datos,
con deseos, con emoción.
Juan Pablo Montoya.
El público masivo de la radio y la televisión se transformó en una audiencia
digital fiscalizadora y productora que demanda un
periodismo menos aburrido,
con análisis, con datos, con
deseos, con emoción.
La Silla Vacía se ha posicionado muy
bien entre la clase dirigente del país, sobrepasando incluso la popularidad de la
Revista Semana que desde su creación
gozó del monopolio del periodismo
político en el país. Se re-inventa cada
día para desmenuzar los enredos en las
instituciones del país y le da un privilegiado lugar a su audiencia que demostró
En los últimos cinco años surgieron dos que está dispuesta a pagar por los connuevos medios periodísticos digitales tenidos del portal con una donación toen Colombia, que apuntan (aún sin con- tal de 9 millones de pesos en la primera
seguirlo) a equilibrar la balanza del país campaña de recaudo.
que tradicionalmente ha sido excluyente
y demasiado cercana al poder. En 2009, KienyKe se ha posicionado bien entre
la periodista Juanita León lanzó La Silla el grueso de los colombianos y lo ha heVacía como un proyecto de trasparen- cho a punta de periodismo leve, reivincia, independencia y experimentación dicando el sentido de lo banal y dándole
periodística que hoy día, según el con- especial lugar a la intimidad, popularteo de google (Adplanner*) tiene una mente llamada chisme, entretenimienaudiencia de 69 mil visitantes únicos to, farándula política o “lo light”. En
al mes, es decir el 1,64 por ciento de la la portada de un día como hoy, 29 de
audiencia que tiene el Tiempo.com (4.2 febrero a las siete de la mañana, cuando
millones). En 2010, un consejo editorial el país amanece sin Fiscal General de la
presidido por Adriana Bonilla, lanzó Nación, sus historias son: el cáncer del
el portal KienyKe bajo la consigna de esmeraldero Víctor Carranza, los pequela curiosidad, que aunque suena más ños bikinis que usan las celebridades en
superficial, ha sido más exitosa y hoy las playas, la muerte de la periodista de
según el mismo conteo de google, Kie- guerra Marie Colvin, la relación entre
nyke tiene una audiencia de 350 mil el expresidente Uribe y el presidente
visitantes únicos, el 8,33 por ciento de Santos, el accidente automovilístico de
El Tiempo.
Esta fórmula “light-seria” o “políticachisme” de KienyKe fue inaugurada
por The Huffington Post, el portal norteamericano de noticias más popular en
todo el mundo que hoy alcanza una audiencia de 46 millones de usuarios únicos (casi el doble que el New York Times
con 28 millones y 41 veces más que el
El Tiempo). Pero no es invención de Arianna Huffington, su fundadora, pues ya
había sido anunciada en la década de los
sesenta por el filósofo italiano Umberto
Eco, cuando dijo que el nuevo hombre
de masas buscaba la excitación y la distracción y podía pasar de una a otra sin
restricción. Entre el lector de una poesía
de Pound y el de una novela policiaca
no hay diferencia de clase social ni de
nivel de intelecto y los Mass Media inauguraron un escenario donde las tentaciones y el consumo son ejes claves
para informar y entender la sociedad.
¿Cómo hacer periodismo digital en Colombia? ¿Cuál es el modelo a seguir?.
La Silla Vacía es el medio pionero en
formatos y uso de herramientas 2.0. Es
el mejor ejemplo del impacto de lo digital en el oficio periodístico y es el medio
más propositivo en cuanto a producción
de historias, modelo económico digital,
ángulos y un largo etcétera. KienyKe no
es ejemplo ni en propuestas narrativas,
ni en uso de herramientas, y su audiencia es más grande aunque talvez no este
dispuesta a pagar un solo peso por sus
historias. ¿Cómo mirar el poder: desde
sus cifras o desde su mente?
Este es el debate del día a día del periodismo en Colombia, que no ve lo digital
como el futuro, pues lleva siendo el presente por al menos 5 años en los que todavía no se ha podido establecer el 1,2,3
del “nuevo” periodismo digital. El New
York Times, la empresa pontífice del
4
SIN CORBATA - ED. 20
Entre el lector de una poesía de Pound y el de una novela policiaca no hay diferencia
de clase social ni de nivel de intelecto y los Mass Media inauguraron un escenario donde las tentaciones y el consumo son ejes claves para informar y entender la sociedad.
periodismo en el mundo anunció que en
el 2011 perdió 40 millones de dólares,
poniendo de luto al resto de las publicaciones acostumbradas a seguir su ejemplo sin cuestionarse. En la misma semana el periódico alemán Die Ziet anunció
haber tenido ganancias de 123 millones
de euros gracias a una apuesta por el
periodismo largo, documentado, serio
y difícil, y a una deliberada omisión de
todos los consejos de los asesores y entutusiastas de medios.
Por otro lado, La Silla Vacía tuvo ganancias de 9 millones de pesos el último
mes, la cifra más alta que cualquier medio digital ha logrado recibir de la audiencia colombiana.
*Los datos de AdPlanner son mediciones mensuales realizadas por Google. Son de carácter público y de libre acceso con cualquier cuenta gmail. Existen otras empresas que realizan mediciones y las pueden tener una variación.
La política como chisme periodístico
Omar rincón
Director Maestría en Periodismo
Facultad de Artes y Humanidades
Universidad de los Andes
orincon@uniandes.edu.co
El periodismo era político porque actuaba como contra poder y metía miedo
a los que mandan. Ahora, es político
porque adula al poder y sirve para legitimar sus negocios.
El periodismo siempre ha sido político;
es más, todo el periodismo es político.
En sus inicios se hacía periodismo para
hacer política, opinar y participar en la
vida pública. Más tarde se descubrió
que a la gente no le gustaban mucho
los temas del poder y apareció la crónica roja y los relatos de desgracias. En
nuestros días el periodismo huyó hacia
la farándula, el deporte y la transmisión
de tuits. Y aunque no lo parezca, en todas estas formas el periodismo sigue
siendo político porque cuenta historias
y conversa sobre lo público, el poder,
los modos colectivos de ser sociedad.
Se informa que el tuit
deUribe dice que su “gobierno fue transparente” y el
periodista informa “eso” yni
siquiera intenta contrastar
con la realidad: periodismo
mensajero: copy y paste
[i] DE ADULACIONES, SHOWS Y
CHISMES
El periodismo llamado “político” habla
de políticos y poderes gubernamentales
y empresariales. Este periodismo asume
como práctica de información no los
hechos sino el decir. Y por eso aburre ya
que no se basa en hechos sino en decires
y, peor aún, en “decires impunes”: declaraciones sin consecuencias. Se puede
decir lo que se quiera y el periodista no
exige responsabilidad o coherencia en
lo que se dice. El resultado: una política
hecha de declaraciones “cínicas”: si la
vida social fuese el 5% de lo que los
políticos dicen, estaríamos en el mejor
de los mundos.
El periodismo político privilegia los
decires de show: se cita más a quien tenga más espectáculo que dar: Uribe-tuits,
Benedetti-chascarrillos, Roy-volteretas, Lucho-humor, Mockus-confusión,
Petro-agresividad, Fajardo-nuevaera,
Peñaloza-gomelería. Las ideas no interesan, el pensar no comunica.
El periodismo político, además, está
basado en la adulación del poder, el
chisme y, ahora, en el twitter. Nuevo
género periodístico: el uribe-tuit. Se informa que el tuit de Uribe dice que su
“gobierno fue transparente” y el periodista informa “eso” y ni siquiera intenta
contrastar con la realidad: periodismo
mensajero: copy y paste. Lo paradójico
es que el periodismo no puede informar
mentiras y debe cuestionar y sospechar
de toda declaración, cifra y hecho. Pero
si se pasa un tuit como verdad, ¿dónde
queda el periodismo? Si la política está
basada en el disenso y el periodismo en
SIN CORBATA - ED. 20
ser contra poder, no es posible que el
periodista no discrepe de sus fuentes, no
contra pregunte, no intente incomodar,
y sólo busque adular al amo.
Y cómo es un asunto de adular al poder,
el periodismo político ha terminado
convertido en sección de chismes llamadas 1,2,3; la cosa política; código
secreto; top secret; teléfono rosa; urna
virtual; alto turmequé; confidenciales…
Luego hacer política y gobernar es un
chisme, la corrupción es chisme, la injusticia es chisme, el cinismo de los que
mandan es chisme. Luego acusar sin
pruebas da titular y el corrupto todo lo
disfraza de “persecución política”. Y a
los periodistas esta situación les parece
normal. El resultado: nuestra sociedad
vive una democracia de chisme. Y todo
gracias a que el periodismo dejó de ser
contrapoder; ahora, su política es no
molestar al poder.
El periodismo político está mal hecho
porque no pregunta-analiza-cuenta; y
privilegia los políticos del decir y no del
hacer. No hay crónica de los sucesos.
No hay reportajes de la democracia. No
hay debate de ideas. No hay criterios de
análisis. No busca la comprensión. Así,
el periodismo político ha terminado por
ser una práctica de relaciones públicas
“manejada” por oficinas de comunicación de crisis, cuya estrategia es tener
de amigos a dueños y directores de medios.
[ii] DE OPINADORES, VICTIMAS Y
CULPABLES
El periodismo es más político cuando
deja de ser noticioso o informativo y
se vuelve opinión. Por eso cuando se
pregunta por un periodista que se siga
o admire se menciona a columnistas
de opinión. Según el Panel de Opinión
2011 de Cifras y Conceptos, los columnistas más leídos por “los líderes
de opinión” son: Daniel Coronell 18%,
Daniel Samper Ospina 12%, Daniel
Samper Pizano 11%, Antonio Caballero
8%, Salud Hernández 7%, María Jimena Duzán 7%, María Isabel Rueda 5%.
Como se puede constatar los primeros 7
opinadores son periodistas y no políticos. Daniel Coronell es el más periodista porque produce noticias ya que basa
5
sus columnas en denuncias con datos:
no opina, hace periodismo.
¿Qué pasa con esa cantidad de opinadores que salen en los medios? Que hay
muchos que opinan pero pocos que generan opinión; publican sus ideas pero a
nadie convocan, sólo opinan entre amigos y para defender su cuota de poder.
Y es que la mayoría de opinadores no
son periodistas, ni lo intentan: ellos y
ellas opinan lo que les venga en gana
sin cumplir con ningún criterio del buen
periodismo: investigar; contextualizar;
presentar diversidad de fuentes, datos
y documentos; ofrecer criterios de interpretación; escribir y narrar bien. No,
nada de eso importa: ellos y ellas opinan
con enjundia y piensan que con eso basta. La verdad es que no basta con publicar opiniones para hacer periodismo.
¡Debe ser muy triste publicar pensando
tener impacto y encontrar que nadie lo
lee a uno!
Si los políticos se tomaron el periodismo de opinión pero no sirve para nada;
si los periodistas cubren a los políticos en formato tuit y no pasa nada…
entonces, ¿dónde está el periodismo
político?. Pues que ha emigrado hacia
otras zonas duras de la realidad como
lo es la justicia y la paz. El periodismo
político se vive y siente en las secciones
judiciales y en lo que se llama seguridad
y paz: allí es donde la política importa:
inversión pública, devolución de tierras,
reconocimiento de las víctimas, corrupción generalizada. Ya lo político no pasa
en el legislativo o en el ejecutivo sino
en lo judicial. Y es que este es el último
sueño que nos queda en democracia:
que haya justicia social. De los políticos ya no se espera nada, de la justicia
se espera que nos defienda y garantice
nuestros derechos. Así, el periodismo
político ha devenido en informar sobre
víctimas y culpables, pero tristemente
se hace en perspectiva de victimarios y
corruptos: importa el poder, quien tiene
el poder.
[iii] DE DEPORTE, FARÁNDULA Y
SANGRE
Si la política es acerca de los modos de
estar juntos y conversar en público sobre los modos que tenemos para alcanzar el éxito, el bienestar, la justicia…
¿Qué pasa con esa cantidad
de opinadores que salen en
los medios? Quehay muchos que opinan pero pocos
que generan opinión; publican sus ideas pero anadie
convocan, sólo opinan entre amigos y para defender
su cuota de poder
entonces, el periodismo deportivo, de
farándula y de sangre es político porque
determina la conversación pública y
expresa nuestros dramas colectivos. El
periodismo político se vive y se siente
mejor en el mundo del espectáculo.
Y es que en el deporte hay mucho de
política porque por ahí pasa los modos
de ser colectivos en una sociedad. Por
ejemplo, el fútbol en los últimos tiempos ha visibilizado ese ser nacional machista, racista y homofóbico que nos
habita. Cuando un futbolista o deportista se pierde en su primera victoria y se
convierte en una tragedia pública es un
documento de ese país que excluye a la
mayoría de las oportunidades del conocimiento. Cuando oímos a los periodistas deportivos nos encontramos con que
ellos practican la moral Colombia, por
eso siempre andan hablando de “otros”
que no saben, y que son deshonestos,
pendencieros y mal informados. Y dicen “todos sabemos quiénes son esos”:
el mal está en otra parte, yo soy el bueno los demás son los malos. Por eso si
se quiere saber del país político no hay
sino que hacer periodismo deportivo.
Y en la farándula hay política porque en
ella se establecen los modelos de referencia y celebración de un país. Si una
nación sigue con entusiasmo a Amparo
Grisales o Marbelle, si el trasero de Jessica Cediel o las tetas de Laura Acuña
concitan tanto debate en las redes sociales, si el reinado nacional de belleza
de Cartagena es el evento cultural más
importante para los colombianos, si
Shakira y Juanes son nuestros modelos
6
SIN CORBATA - ED. 20
de éxito, si la sección de farándula es
la que más se ve… será porque por ahí
pasa mucho de lo que somos. Por eso
cuando en periodismo se exalta una teta
en verdad nacional, o se convierte en
celebridad a la ignorancia de la espontaneidad, o se afirma que más vale ser reina, cantar, salir en televisión, modelar
que estudiar y el esfuerzo largo: cuando
se privilegia esa agenda y personajes
sobre otras se hace periodismo político.
Y en la crónica roja hay política porque
se cuenta la vida de los que sufren de
las acciones de los políticos. Si cada
vez hay más crónicas de mujeres asesinas, venganzas pasionales, sicarios
de sobrevivencia, banditas del narco,
damnificados del invierno, expulsados
de la educación, taxis de la muerte, médicos sin escrúpulos, ladrones sin alma,
policías maleantes, militares matones…
es porque las decisiones políticas y los
modos de gobernar han producido una
sociedad de excluidos de las oportunidades, han creado una inmensa mayoría
de pobres (tanto que hemos llegado a
ser el país mas inequitativo de América
Latina después de Haití). Y los pobres
de las oportunidades solo salen en los
periódicos en las fotos y crónicas de la
muerte y el delito: ahí se hacen visibles.
La crónica roja de la sociedad es política
porque ahí se ve el impacto de las políticas públicas, además se puede vivenciar
el ejemplo político de que para salir
adelante no hay ética, todo vale. Y este
es el periodismo más político: el que
muestra la sociedad que producimos.
[iv] LA DESAFECCIÓN CON LA
POLÍTICA
Entonces, que la sociedad y la ciudadanía estén desencantadas con la
política, que habitemos el malestar de la
política… tiene mucho que ver con los
modos como los medios han hecho del
periodismo político una escena de cinismos, chismes y farándula… y no un
lugar donde la democracia se juega en
diversidad de opiniones y el periodismo
es el “perro guardián” de lo público, de
lo de todos… Martín Caparrós, uno de
los mejores periodistas del mundo, en
su diatriba “contra los cronistas” expresa muy bien el carácter político del
periodismo:
“Yo solía creer que si algo tenía
de interesante la crónica era su
posición política (…) Yo creo
que vale la pena escribir crónicas
para cambiar el foco y la manera
de lo que se considera «información» –y eso se me hace tan
político. Frente a la ideología de
los medios, que suponen que hay
que ocuparse siempre de lo que
les pasa a los ricos famosos poderosos y de los otros sólo cuando
los pisa un tren o cuando los ametralla un poli loco o cuando son
cuatro millones, la crónica que a
mí me interesa trata de pensar el
mundo de otra forma –y eso se
me hace tan político. Frente a la
ideología de los medios, que tratan de imponer ese lenguaje neutro y sin sujeto que los disfraza de
purísimos portadores de «la realidad», relato irrefutable, la crónica
que a mí me interesa dice yo no
para hablar de mí sino para decir
aquí hay un sujeto que mira y que
cuenta, créanle si quieren pero
nunca se crean que eso que dice
es «la realidad»: es una de las muchas miradas posibles –y eso se
me hace tan político. Frente a la
aceptación general de tantas verdades generales, la crónica que
a mí me interesa es desconfiada,
dudosa, un intento de poner en
crisis las certezas –y eso se me
hace tan político. Frente al anquilosamiento de un lenguaje, que
hace que miles escriban igual que
tantos miles, la crónica que a mí
me interesa se equivoca buscando
formas nuevas de decir, distintas
de decir, críticas de decir –y eso
se me hace tan político. Frente a
la integración del periodismo, la
crónica que a mí me interesa buscaba su lugar de diferencia, de
resistencia –y eso se me hace tan
político”.
El periodismo político no existe porque
se informa sólo para congraciarse con
el poder; no intenta pensar, menos contrapreguntar; no busca narrar con punto de vista y estilo propio. Y hablar de
políticos no es lo mismo que pensar en
política. Por ahora, el país que importa
está pasando es por la farándula y la
crónica de sangre, por eso la democracia importa poco, casi nada para la mayoría. La mejor política es mantenernos
distraídos, y para eso el periodismo es
la mejor estrategia… política.
El dato del Observatorio
¿Sabías que el 69% de los ciudadanos colombianos considera que la información ofrecida por los noticieros de TV es importante o muy importante a la hora de decidir cómo votar?
¿Sabías que el 83% de los ciudadanos colombianos de 25 años o menos se informa de la situación del
país principalmente a través de la televisión, mientras el 6% lo hace a través de portales de internet y
apenas el 2,5% se informa por los periódicos?
Estos datos hacen parte del estudio de Cultura política de la democracia en Colombia, 2011 del proyecto Barómetro de las Américas-LAPOP,
realizado por el Observatorio de la Democracia del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes. Encuentre los informes
anuales desde 2004, publicaciones periódicas y gráficas semanales de interés general en nuestra página web: http://obsdemocracia.org/.
SIN CORBATA - ED. 20
7
WikiLeaks:
El cambio de Paradigma
Ana María Acosta Millán
Subdirectora del Periódico
SinCorbata
Tanto en la Guerra Fría, como en otras WikiLeaks es un hijo de la
guerras, han existido complejos cables
de espionaje, como una de las técnicas era de la tecnología, no
utilizadas por los gobiernos para poder sólo porque pública a través
detectar los intereses de los Estados
que consideran enemigos. Así, durante de internet, sino porque su
muchos años con la KGB y la CIA, la forma de hacer periodismo
Unión Soviética y Estados Unidos se
necesita intrínsecamente
disuadieron mutuamente a través de
este tipo de espionaje. ¿Qué hubiera su- de las nuevas tecnologías
cedido si la información de estos cables
hubiera sido revelada? ¿Habría sido dis- de Estado Hillary Clinton de retener intinto el desenlace de la Guerra Fría?
formación privilegiada sobre diplomáticos chinos y rusos de Naciones Unidas.
WikiLeaks, una organización periodística sin ánimo de lucro creada en el Puede que estas conductas no sean tan
2007, ha publicado por primera vez es- sorprendentes por parte del gobierno
tos cables diplomáticos tanto de Estados estadounidense, pues en situaciones
Unidos y Rusia, como de otros países. pasadas este comportamiento ha sido
Si bien las entidades de inteligencia gu- registrado y analizado por otros medios
bernamentales permanecen vigentes en de comunicación. La diferencia está en
los gobiernos, la forma como se maneja que Wikileaks ha ido más allá, destael flujo de información ha cambiado, y pando el “Mr. Hyde” de otras naciones.
con esto, ha cambiado también la for- Un ejemplo de esto es la publicación
ma de hacer periodismo. Lo anterior se de la lista negra hecha por el gobierno
debe en concreto al fenómeno de inter- australiano, sobre los sitios web que
net, que ofrece un sinnúmero de man- sus ciudadanos no pueden “googlear”.
eras para poder publicar información: Más aún, occidente no ha sido el único
blogs, emails, Facebook, Twitter, lives- señalado. Esta organización ha difuntreaming.
dido información de China en donde
se muestran las maniobras que se han
Con tan sólo 5 años de existencia inventado en este país para poder bloWikiLeaks ha revelado lo que antes era quear Google, y de cómo hacer ciberimpensable: los cables diplomáticos ataques al computador del Dalái Lama
de espionaje, los secretos de grandes y al gobierno estadounidense. También
corporaciones, datos sobre violaciones se han revelado alianzas no conocidas
de derechos humanos por parte de las antes como la que existe entre Corea del
fuerzas armadas en distintitos países, Norte e Irán con la donación de misiles
entre otras cosas. También ha puesto al coreanos al país musulmán.
descubierto asombrosas historias, por
ejemplo el video que muestra como un Las historias de WikiLeaks son tan revhelicóptero apache del ejército estadou- eladoras que surge automáticamente
nidense mata a civiles iraquíes, o al me- el interrogante sobre su procedencia y
jor estilo de la nostalgia de la cortina de veracidad. WikiLeaks es un hijo de la
hierro, órdenes por parte de la Secretaria era de la tecnología, no sólo porque
pública a través de internet, sino porque
su forma de hacer periodismo necesita intrínsecamente de las nuevas tecnologías. Cuenta con un sistema de
almacenamiento en línea que permite
a cualquier persona dejar información.
Por ejemplo, el grupo “Anonymous” ha
podido dejar información sobre lo que
han hackeado, como también lo han podido hacer políticos, diplomáticos, exfuncionarios y civiles.
WikiLeaks publica el material original
que se les deja en el sistema y cuenta
con un equipo investigativo que una vez
verificada la fuente y veracidad de la información, escribe una historia sobre el
contexto y su impacto. Por ejemplo, en
el caso del helicóptero apache, el equipo
que cubrió la historia viajó a Irak para
entrevistar testigos y recolectar más información para así corroborar lo que se
mostraba en el video.
Sin embargo, lo que diferencia a
WikiLeaks del resto de medios es que
sus fuentes de información conservan
su confidencialidad. Y es precisamente
esta confidencialidad la que lo hace más
inquietante. Usualmente los medios
de comunicación son controlados por
élites políticas y/o económicas de cada
país, o, en caso de ser periodismo de
oposición, al menos se tiene identificado quienes son los que se oponen a
estas élites. De esta forma, cuando un
gobierno o cualquier otro actor es cuestionado por un medio, inmediatamente
hay que preguntarse por la fuente de información que lo señala y lo cuestiona,
y por lo tanto se puede saber la perspectiva desde la cual se está hablando e incluso poner en tela de juicio su legitimidad. Pero con WikiLeaks no hay a quién
señalar ni cuestionar, sólo se tiene la información en bruto. He ahí el cambio de
paradigma.
Wikileaks ha invertido la pirámide
8
SIN CORBATA - ED. 20
de quién tiene el control sobre la información. Antes ésta se movía de las
élites empresariales y/o políticas a los
ciudadanos. Ahora son los ciudadanos
quienes sacan a la luz información confidencial sobre estas élites y la publican.
De esta manera, el flujo de información
democratizado y clandestino ha influido
a tal punto que incluso logró cambiar el
status quo de algunos países, como se
pudo ver con la primavera árabe.
No obstante, todo esto no ha llegado sin
traer distintas consecuencias. Por mencionar algunas, la única cara no anónima de Wikileaks, Julian Assange, director de la organización, fue arrestado en
Inglaterra por presunto acoso sexual en
Suecia. Su arresto se dio en circunstancias que han sido cuestionadas por violar el derecho al debido proceso. Otro
caso es el de Bradley Manning, soldado
americano que se encuentra detenido
sin juicio porque le facilitó información
a esta organización.
Pentágono sobre la Guerra en AfganisPor otro lado Paypal, Mastecard y Visa tán. Por lo que cabe preguntarse: ¿Debloquearon los servicios que le habían ben ser publicados estos documentos
prestado a WikiLeaks para el recaudo de teniendo en cuenta que se trata de asundonaciones a través de su página web, tos sobre la seguridad nacional? O más
donaciones que eran su mayor fuente de bien, ¿Tienen los ciudadanos el derecho
ingreso. ¿Por qué se dan estos impedi- a conocer más sobre estos temas?
mentos a esta organización casi sin justificación o mejor, con una justificación La estrategia de WikiLeaks pone en
supremamente sospechosa? Cabe decir riesgo la convención de las verdades soque el proceso penal contra Assange y cialmente aceptadas, pero ofrece cierta
Maning está lleno de irregularidades, confianza que proviene de su independen un contexto en donde se revelan ver- encia e innovación frente a otros medios
dades incómodas sobre los gobiernos y de comunicación. Su operación preotros actores poderosos.
tende una comunidad informada, consciente y capaz. Si bien su comportamiEstas actitudes y sanciones sugieren que ento puede ser cuestionado, elogiado u
las grandes entidades e instituciones del objeto de sanciones, es claro que sienta
mundo se sienten amenazadas con la op- un precedente y cambia el paradigma
eración y política principal de WikiLe- de la manera de hacer periodismo en
aks, con la que se lleva la libertad de el mundo, sobretodo en una era en la
expresión hasta el límite. Tan sólo en el que gran parte de la interacción social
2010 se han publicado 391,832 docu- se hace a través de medios electrónicos
mentos secretos de la Guerra en Irak difíciles de controlar.
y 77,000 documentos clasificados del
Libertad de expresión: ¿Un simple desacuerdo de
izquierdas y derechas?
Juan Camilo Rojas Acevedo
Estudiante de Ciencia Política y
Derecho.
En un Estado de Derecho y sobre todo
en un sistema democrático, la libertad
de expresión constituye un derecho
y valor supremo que no puede ni debería ser violentado o restringido bajo
ninguna causa o motivo. La libertad de
pensamiento en su esfera individual y
libertad de expresión como fenómeno
colectivo desde el punto de vista de los
medios de comunicación, son elementos de vital importancia para la estabilidad de un sistema político respetuoso
de los principios democráticos. De hecho al igual que la oposición política,
la libertad de expresión resulta ser un
En la actualidad política mundial resulta evidente la pérdida de respeto por la
libertad de expresión. Son incontables
reportes de ONG’s como “Reportersi se hace una análisis re- los
os sin fronteras” y diferentes medios
duccionista de la política de comunicación en donde día a día
al limitarla al Estado, de diferentes sectores de la sociedad civil
internacional se encargan de protagonuevo se evidencia que la nizar actos de desprestigio y censura a
libertad de expresión y al- medios de comunicación y en general a
los ciudadanos. Generalmente los mebedrio es esencial
dios de comunicación que son atacados
suelen ser independientes. Sin embargo
estandarte de la diversidad y tolerancia, también, existen casos en que medios
valores que deben caracterizar la inter- masivos de gran envergadura, debido a
acción de los ciudadanos bajo una so- conflictos de posturas políticas, también
ciedad civil moderna y sobre todo que son objeto de arbitrariedades.
resulta ser sana al interior de un sistema Toda clase de ataque y actos de desprespolítico.
tigio en contra de la libre expresión son
SIN CORBATA - ED. 20
reprochables. Cuando provienen de la
sociedad civil resultan totalmente discutibles y lamentables, sin embargo,
bajo un gran grado de elasticidad del
argumento pueden llegar a ser considerados como una reacción impropia que
puede llegar a desembocar en un debate
respetuoso en el futuro no solo al interior de la ciudadanía si no también en la
academia. Ahora bien, cuando aquellos
actos provienen del Estado, se entra en
una esfera de gravedad y preocupación
de gran envergadura. El Estado desde
perspectivas clásicas tales como las de
Hobbs y Rousseau, identifican al mismo
como una construcción social y política
producto de la delegación de poder y
consenso popular que eventualmente
generaría una reducción de libertades
con el propósito de garantizar un Estado de Derecho común para todos los
ciudadanos.
Abusos y actos de desprestigio y censura posiblemente no se van a detener
independientemente de las
ideologías que estén en el
poder
Es decir, si bien como individuos debemos limitar nuestro accionar hasta el
límite que trace la esfera individual de
nuestros pares, es evidente que la libertad de expresión y sobre todo el libre
albedrio es un derecho fundamental y
un valor esencial de toda comunidad
política. Cuando se difiere o se expresa
algo contrario a la mayoría no se está en
presencia de un delito o una actuación
que genere riesgo alguno para la sociedad en su conjunto. De hecho la libertad
de expresión y su materialización día a
día en las calles, en las aulas y en los
medios de comunicación es lo que hace
de una comunidad eso, una comunidad,
en donde diferentes individuos dialogan, debaten y arguyen.
De hecho, si se hace una análisis reduc-
9
cionista de la política al limitarla al Estado, de nuevo se evidencia que la libertad de expresión y albedrio es esencial.
Si se toma como ejemplo la ramas legislativas del poder público la mayoría
de estados modernos y democráticos,
resulta evidente que el poder detrás de
la democracia representativa es el dialogo y el debate. Pues para que el poder
vinculante del Estado se materialice en
forma de ley el pueblo representado en
los congresos y parlamentos debaten y
discuten en forma previa para de esa
forma decidir cuáles pueden ser las
mejores leyes para las mayorías populares y en las que se debe desgastar el
aparato estatal en pro de hacer que los
ciudadanos las cumplan y respeten. En
la rama judicial la situación no es tan
diferente. La administración de justicia
también se reduce a debates, jurídicos y
probatorios, pero al fin al cabo debates.
La ley no es perfecta y es por eso que en
derecho no hay únicas respuestas o solo
una respuesta correcta. Es decir, a la
hora de tomar decisiones un juez debe
considerar y analizar en detalle diferentes posturas y así poder tomar una
decisión acertada. En ese proceso, pero
sobre todo en altas cortes sus providencias son procedidas por amplios debates
jurídicos entre magistrados que al tener
diferentes posturas ideológicas y concepciones sobre el derecho pueden analizar y debatir una controversia jurídica
desde diferentes posturas, para así
concluir con una votación en donde el
vencedor es aquel quien logro mediante
el arte de la argumentación convencer a
sus opositores. En la rama ejecutiva, la
situación no es diferente, pues de hecho
en gran medida la implementación o no
de políticas públicas depende del debate
y expresión de opiniones que pueden
generar presiones ya sea para adoptar,
modificar o rechazar una determinada
política. Ejemplo de ello, es el recién
retirado proyecto de reforma a la educación pública en Colombia.
Teniendo claro la importancia de libertad de expresión en un estado moderno, vale la pena presentar un breve
recuento de cómo diferentes gobiernos
muchas veces parecen desconocer esto.
Desde antaño es posible identificar en
este tema varios imaginarios o hábitos
de pensamiento erróneos o alejados de
la realidad. ¿Quién en la mitad de una
conversación política no ha llegado al
punto en que se afirma que la derecha
sea democrática o no detesta y reprime
per se la libertad de expresión de quien
sea y de quien provenga?, o ¿Que la
izquierda al ser totalmente de respetuosa de las libertades civiles y políticas no
restringe en ninguna forma la libertad
de expresión?, ¿acaso existe un cliché
más revaluado que esté?
Cuando miramos la región y su giro
hacia la izquierda elegida democráticamente, siguiendo aquella lógica, tendríamos que estar en presencia de estados donde no existiera la violación a
la libertad de expresión. Sin embargo,
aquella premisa no resulta ser del todo
diáfana. De hecho al hacer un repaso
de algunos gobiernos de izquierda en
américa latina es posible ver abusos de
poder y casos en los que si bien no se
ha podido comprobar esas situaciones,
algunas actuaciones de organismos
estatales dejan dudas al respecto. En
Venezuela, ya es usual que su gobierno
constantemente protagonice casos en
que se presentan actuaciones admirativas encaminadas a presionar y censurar
a medios de comunicación críticos del
partido y aún más, del presidente y del
gobierno. Casos hitos son la adquisición
de 20% de las acciones de la cadena
opositora Globovisión por parte del estado venezolano, todo esto encaminado
a reducir las investigaciones sobre casos de corrupción de dirigentes políticos cercanos al palacio de Miraflores .
Sin embargo, el caso más famoso fue la
no renovación de la concesión del canal
opositor RCTV, cuando según varios
analistas jurídicos la cadena cumplía
con todos los requisitos legales para
obtener aquella renovación. En Ecuador, la situación no es más alentadora,
si bien el gobierno Correa no ha actuado
en forma tan radical como su homologo bolivariano, ya es costumbre que el
burgomaestre ecuatoriano día tras día
abarrote los diarios con declaraciones
explosivas y ofensivas de todo medio
y periodista que osa presentar críticas
a su gestión. En la actualidad, se con-
10
denó al diario El Universo y a varios
de sus directivos a 3 años de cárcel y
la astronómica suma de 42 millones de
dólares, por presentar criticas supuestamente infundadas en contra del presidente Correa. En Argentina, el gobierno
ante la fuerte oposición de los diarios el
Clarín y la Nación aprovechó sus mayorías legislativas y en 2011 aprobó la
ley del papel, disposición que regula la
producción y distribución de la materia
prima para los periódicos .
En la otra mano, la derecha no se queda
atrás. En Colombia, el pasado gobierno
Uribe protagonizo férreos casos de crítica y ofensa a medios y periodistas que
cuestionaban sus políticas de gobierno.
Inclusive actualmente la justicia investiga la responsabilidad de altos dirigentes en materia de escuchas ilegales en
SIN CORBATA - ED. 20
donde renombrados periodistas habrían
visto sus comunicaciones privadas violentadas. Ahora el gobierno Santos en
principio se muestra como conciliador
y respetuoso de la libertad de expresión,
sin embargo no deja de llamar la atención la cercanía y la probación a su gobierno que emite el periodo más leído
del país, el cual por generaciones fue
propiedad de su familia.
Si se investiga con rigurosidad, es evidente que se puedan hallar diversos casos de violaciones a la libre expresión
en los gobiernos de izquierda y derecha
alrededor del mundo. Ese no es el tema
importante, pues el hecho es el mismo.
Lo realmente importante es la abrumadora pérdida de respeto y aprecio por
la libertad de expresión al interior de la
sociedad civil. Abusos y actos de de-
sprestigio y censura posiblemente no se
van a detener independientemente de
las ideologías que estén en el poder. Sin
embargo, eso puede cambiar o por lo
menos no agudizarse más si cada uno de
nosotros nos concientizamos de la importancia de la libertad que nos violan
cada vez que nos censuran, nos reprimen o simplemente nos hacen leer, oír y
ver lo que quieren que leamos, oigamos
y veamos. Así pues, esta es una invitación a dejar de un lado las ideologías y
posturas políticas, para unirnos todos en
pro de defender nuestro derecho fundamental a expresarnos y pensar distinto,
pues con ello no perjudicamos a nuestros pares, por lo contrario fomentamos
la inclusión, el debate y la diversidad en
sociedades complejas como en las que
vivimos y que tanto lo necesitan.
De abismos, Petros y medios de comunicación:
el caos que impera en Bogotá
Juan Francisco Gómez Fernández
Estudiante de Ciencia Política
Universidad de los Andes
Sin una infraestructura digna de la capital del país, la
vida cotidiana en Bogotá se
ha vuelto toda una pesadilla
Se supone que en los cien primeros días
de la gestión, ya sea de un alcalde o de
un presidente, se comienza a vislumbrar
y a conocer el impacto que va a alcanzar
ésta. Bogotá es un caso atípico y Gustavo Petro, actual alcalde de la capital
del país, no tiene el privilegio de rendir
cuentas tres meses después de su posesión. Desde el primer día de su man-
dato hasta el último, Petro estará destinado a lidiar con toda clase de críticos,
desde periodistas y columnistas, hasta
los mismos ciudadanos, y es que no le
queda de otra, su antecesor lo puso en
esta indeseable situación.
tado en el pésimo servicio ofrecido por
TransMilenio. En este punto quisiera
hacer una acotación, manifestar no tiene
absolutamente nada de malo pues es una
manera de expresar una inconformidad,
lo ocurrido el pasado 9 de Marzo de este
año en Bogotá es un acto de vandalismo
Como bien decía Jean-Jacques Rous- y los delincuentes responsables de ello,
seau: “las ciudades son el abismo de deben ser castigados con severidad y
la especie humana”. Después de la justicia.
nefasta administración del anterior alcalde, podemos darle la razón a Rous- Ahora bien, parece ser que en Bogotá el
seau, aunque preferiría cambiar algunas verdadero problema lo representan las
palabras de su frase para plantear la si- corridas de toros o al menos eso no lo
guiente: Bogotá fue condenada al abis- hacen creer tanto los medios de comunimo por Samuel Moreno. Bogotá fue, cación como el mismo alcalde, Gustavo
es y será el reto que le quedó grande a Petro. Cierto que es un tema de debate,
Moreno. Sin una infraestructura digna en el que se ponen en consideración
de la capital del país, la vida cotidiana cuestiones culturales, políticas y socialen Bogotá se ha vuelto toda una pesadil- es de alta complejidad. Cada quien tiene
la. Sin mencionar el problema de inse- sus respectivos argumentos. Sin embarguridad del cual todos somos víctimas, go, no son las corridas de toros lo que
directa o indirectamente, día tras día; debería importarle en estos momentos
y el de movilidad, que se ve represen- al alcalde y tampoco será el tema sobre
SIN CORBATA - ED. 20
el cual quiero hablar en este artículo.
Creo que los bogotanos están divididos
en la forma en que los medios de comunicación están lidiando con la situación
de nuestro nuevo alcalde, mientras que
unos lo defienden de las constantes
críticas por parte de los medios, otros
aplauden y disfrutan el hecho que Petro
sea atacado constantemente. La culpa es
mutua, Petro al centrarse en temas que
en estos momentos no son la prioridad
para Bogotá y los medios de comunicación tratándolo como un victimario.
O me equivoco al recordarles que hace
unos años en la revista Semana los Nule
salían en la portada y eran vitoreados por
su habilidad en los negocios. Como lo
dice Luis Javier Orjuela, Semana en ese
caso estaba aplaudiendo y enalteciendo
el enriquecimiento fácil e ilícito.
En este sentido, pareciera ser que los
medios de comunicación olvidan la importancia de la elección de este nuevo
alcalde. Petro fue elegido por unos ciudadanos cansados de ver la miseria en
la que se encuentra su ciudad, de la corrupción que cada vez es más común en
los círculos y núcleos de personas que
manejan la ciudad, de la inseguridad
que atemoriza a todos los habitantes en
todos los rincones de la capital, generando temor –por no decir pánico- cada
vez que salen de sus casas, de ver como
11
la contaminación poco a poco invade los
sitios que frecuentamos. Cansados también de un tráfico que nos quita casi 4
horas de nuestro tiempo al día (la mitad
del tiempo se supone debemos dormir).
Todo esto me lleva a pensar que Bogotá
se encuentra en un gran abismo, del cual
puede salir y del cual, estoy más que seguro, no puede caer más hondo.
guridad ha aumentado, mientras que
el 49% cree que la inseguridad sigue
igual, dejando un pequeño porcentaje
(6%) que cree que la inseguridad ha
disminuido. En esa encuesta, el transporte público y las calles se presentan
como los lugares más inseguros para
los bogotanos, en donde un 56% de los
encuestados señala que la sensación
de inseguridad está determinada por la
No estoy defendiendo a Petro, pues presencia de grupos criminales. Estas
considero que en estos momentos la cifras muestran lo preocupante de la acciudad necesita respuestas contundentes tual situación de seguridad que se vive
frente a todos los problemas que está en Bogotá.
enfrentando. Según la encuesta de LAPOP del 2007, la percepción de cor- Necesitamos que los medios de comurupción en el país para ese año fue de nicación dejen trabajar en paz a Petro
74.2%, una cifra alarmante. Es aún más y que éste se centre en los verdaderos
preocupante el hecho que la corrupción problemas de Bogotá. Hace mucho
solo haya sido un problema prioritario tiempo en Bogotá, un personaje público
para el 2.9% de los encuestados, pues no tenía un reto tan grande como el que
en la opinión de algunos empresarios, tiene ahora el alcalde electo. Será una
que asistieron al World Economic Fo- ardua gestión, en donde aparecerán crítirum del 2007, la corrupción se con- cos, detractores y defensores por todas
stituye como el segundo factor que más partes. Sin embargo, es imperativo que
dificulta la realización de negocios para Petro no se deje gobernar por terceros,
empresas colombianas.
se fie de gente honesta y comprometida
con el desarrollo de Bogotá, y por sobre
En cuanto a la seguridad, según una todas las cosas evite que la corrupción
encuesta de Percepción de Seguridad y se adueñe de la alcaldía, pues ese es el
Victimización realizada por la Cámara lunar que tiene a Bogotá en un abismo,
de Comercio de Bogotá en el 2011, el en el abismo de la especie bogotana.
45% de encuestados cree que la inse-
Dime lo que piensas y te diré qué medio de comunicación frecuentas
María Alejandra Velásquez Buriticá
Estudiante Ciencia Política y Derecho
La estructura del Estado colombiano
está dividido en 3 poderes: legislativo,
judicial y ejecutivo; los cuales están encargados del poder público. Sin embargo, parece que se nos olvida la clarísima existencia de un cuarto poder, no
reconocido por la ley, pero que influye
de manera determinante en las cuestiones políticas, económicas, sociales
y culturales más importantes del país.
No es una cuestión particular para el
La información que se recibe a diario ahora viene
acompañada de opiniones o juicios de valor que
de forma pasiva, calan en las visiones de las personas, generando así formas específicas de pensar
y entender cuestiones sociales y/o política
caso colombiano, es claro que los medios de comunicación han llegado a una
etapa en la que su función dejó de ser
una cuestión de sólo informar. Se ha
visto cómo el los medios se han convertido en el principal intermediario entre
publicidad y población, además, y sin
quererlo, los medios de comunicación
han terminado por cumplir funciones
educativas en los ciudadanos, funciones
que resultan preocupantes.
Continúa en la página 12//
12
Los diferentes medios de comunicación
han invadido por completo todos los
ámbitos a los que un individuo se ve expuesto diariamente. La televisión, principalmente, la radio, periódicos, revistas
y, desde los últimos años, medios electrónicos, están en constante actividad
dentro de la vida de los ciudadanos. Se
difunden mensajes, noticias, campañas
publicitarias, entre las muchas otras cosas que se filtran en los medios. La información que se recibe a diario ahora
viene acompañada de opiniones o juicios de valor que de forma pasiva, calan
en las visiones de las personas, generando así formas específicas de pensar y entender cuestiones sociales y/o política.
En Colombia, la publicidad se ha tomado los espacios tanto públicos como privados. Es por medio de los comerciales
que se crean ideas sobre determinadas
situaciones generando ideas comunes
para quien consumen esa publicidad.
SIN CORBATA - ED. 20
esas noticias con juicios
de valor agregados y con
intereses privados implícitos, son presentados como
mera información y con
carácter de verdad. La cual
es asumida y dirigida por los
ciudadanos, y que en muchos casos, ni siquiera es
cuestionada
fuerte del gobierno nacional, la seguridad democrática.
cándalo, la confianza era de un 65%, aumentando a un 67.2% el año siguiente.
La propaganda gubernamental fue exitosa, la intención de aumentar el prestigio nacional de las fuerzas armadas se
logró.
Todo lo anterior no habría sido posible
sin el uso de los medios de comunicación. La divulgación de los intereses
gubernamentales cubrió todos los espacios posibles logrando así el objetivo
a alcanzar. Por esto, es de gran importancia, ahora, entender la influencia de
los medios de comunicación. En el libro,
Medios, democracia y poder: Una mirada comparada desde Colombia, Ecuador, Venezuela y Argentina, se muestra
cómo, el 92% de los hogares en Colombia tienen un televisor, y de las personas que dicen informarse diariamente,
el 71,1% de las personas afirma hacerlo
por medio de noticieros televisivos. Medio por el cual se difunde la mayoría de
las campañas publicitarias, sean comerciales o propagandas. Lo anterior en
comparación de un 34% de uso de radio, 9,07% prensa escrita, y por último,
3,05% a los medios en internet.
Ejemplo de lo anterior también se ve
reflejado en las propagandas creadas
por el Ministerio de defensa de Colombia donde se representa a los miembros
de las fuerzas militares como los verdaderos héroes que existen en el país.
En su lucha contraguerrilla se les ha
identificado como la entidad que ha
permitido recobrar la tranquilidad en el
país, creencia que la propaganda se ha
Pero la cuestión no termina ahí, en Coencargado de difundir.
lombia los principales medios de coLa crítica a lo anterior no radica en la municación son propiedad de los perexaltación de la cultura colombiana, o sonajes con mayor poder en el país. Por
la importancia de la fuerzas militares ejemplo, el dueño de RCN, uno de los
en un país con un inminente conflicto noticieros más vistos en el país, es el
interno, lo preocupante es cómo esta empresario Carlos Ardila Lulle. Hace
propaganda caló de manera enfática en poco, Luis Carlos Sarmiento adquirió el
los colombianos, haciendo casi imposi- medio de prensa escrita más leído en el
ble la discusión sobre los falsos posi- país, periódico El Tiempo; antes propietivos. La importancia del ejército llegó a dad de la familia Santos. Lo anterior
niveles en los que se creía justificable, en resulta relevante para entender el contealgunos casos, y a veces increíble, que las nido de la información que se difunde.
fuerzas armadas cometieran crímenes El enfoque de las noticias, y los juicios
de lesa humanidad; éstos en contra de la de valor implícitos en la forma de inforpoblación civil. Lo anterior demostrado mar. Estos personajes poderosos cuenpor la publicación de LAPOP en el año tan con unos intereses específicos para
2010, Cultura política de la democracia que ese poder no disminuya; intereses
en Colombia. En esta recopilación in- que se terminan viendo plasmados en
vestigativa, se expone que entre los años las noticias y editoriales de estos medios
2007 y 2010, la confianza en la Fuerzas de comunicación.
Para ejemplificar lo dicho anteriormente
hallamos la presentación al público del
slogan “Colombia es pasión”. Desde el
gobierno, se creó esta campaña generando un sentido de pertenencia colombiano no visto desde hace mucho años.
Elementos o demostraciones culturales
como el sombrero ‘vueltiao’, el carriel,
el vallenato, entre muchos otros, fueron
adoptados por una gran mayoría de la
población explotando así cuestiones
culturales del país. La campaña buscaba
crear desde el interior, una imagen positiva del país para así después poder importarla. Con la llegada de esta campaña,
empezamos a ver cómo comerciales de
caldo de gallina, bancos, marcas de café,
entre muchas otras, aprovecharon este
nuevo sentimiento, exaltando el nacionalismo de las personas. Junto con esta
campaña de prestigio nacional, la propaganda a favor de las fuerzas militares
por su lucha contra la guerrilla también
aumentó de forma significativa. Paralelo al aumento en la credibilidad de los
colombianos con respecto a las cosas
positivas, también se buscaba encontrar
un apoyo por parte de la población a lo Armadas no bajó de 60%; además en el
que era en el momento la medida más 2008, año en que se hizo público el es- El problema más grande de lo anterior,
SIN CORBATA - ED. 20
es que esas noticias con juicios de valor
agregados y con intereses privados implícitos, son presentados como mera
información y con carácter de verdad.
La cual es asumida y dirigida por los
ciudadanos, y que en muchos casos, ni
siquiera es cuestionada. Así, se van generando opiniones generales sobre temas
trascendentales para el país. Se establecen visiones sobre la política y problemas sociales que se instalan en las opiniones de las personas. Además como
se dijo en un principio, las personas ya
no sólo se informan, si no que en ocasiones se educan con la información que
13
tienen a su alcance, encontrando aquí la
peligrosidad de un uso irresponsable de
los medios de comunicación en Colombia.
Como cuarto poder, los medios de comunicación influyen de forma determinante, cuestión que es de total conocimiento de quienes el poder y la labor de
informar. Cada medio tiene una agenda
y unos intereses a los cuales responder.
Encuentra noticias más relevantes que
otras y se les da un acercamiento diferente, todo esto dependiendo de esos
intereses. Los dueños de la publicidad,
también conscientes de la influencia de
los medios, hallan la fórmula perfecta
para hacer uso de los mismos en beneficio propio, sin importar las consecuencias del mensaje. La agenda política de
los medios está determinando la agenda
política del país. Son estos los encargados de enfatizar en determinados temas
y de ignorar otros cuantos. Lo que más
importa a los medios de comunicación y
los encargados de difundir información,
se ha convertido en lo que importa a los
ciudadanos.
Cuando no se tiene en cuenta el proceso
Gran debate ha generado la reciente noticia de que el Consejo Superior de la
Universidad reemplazó tres becas destinadas a la excelencia académica por
distinciones de honor, transformando el
sistema de reconocimiento que por años
ha ofrecido la Universidad. Al menos,
esa ha sido la sensación percibida frente
a la polémica reforma, que al ser públicamente conocida ha desatado en las
redes sociales una de las más apasionantes discusiones jamás vistas por la comunidad uniandina. La participación de
numerosos medios de comunicación en
el asunto agudizó aún más la ya agitada Como representante, considero que el
arena.
espíritu de la reforma es bien intencionado, pero que el proceso mediante el
El papel del Consejo Estudiantil Uni- cual se radicó no fue el adecuado. En
andino, organización ante la cual rep- primer lugar, porque la decisión fue
resento al Departamento de Ciencia tomada sin la participación activa en
Política, fue crucial en la discusión. Por el Consejo Superior de representantes
medio de numerosos comunicados di- estudiantiles. Al final de cuentas, una
rigidos a los estudiantes, se les informó decisión encaminada al estudiantado
que las becas de excelencia académica debe contar con representación de ese
habían sido eliminadas, y se propusi- sector. Y en segundo lugar, por la faleron distintas soluciones al conflicto ta de comunicación al respecto. Si no
que se había creado. Pero el Consejo, hubiera sido por el Consejo Estudiantil,
tras analizar la situación y sus posibles y su crítica posición frente al asunto, es
implicaciones, no dirigió los dardos de probable que aún hoy no supiéramos del
sus críticas a la decisión de eliminar tema. La toma de tan importantes decilas mencionadas becas, la cual consid- siones debe venir de la mano del debate
eró un intento de democratización de la y de un debido proceso. Al ser ignoraUniversidad, que procuraría que estos dos estos pasos, cualquier reforma está
privilegios fueran otorgados a personas destinada a los malentendidos de los
destacadas en su rendimiento, pero que que hemos sido testigos estos días.
también su condición económica no les
permitiera tener acceso a estudiar en
Fernando Posada Ángel
nuestra institución, que es la más cosRepresentante del Departamento
tosa del país. En cambio, expresó su de Ciencia Política al Consejo Estupreocupación frente a la manera en que
diantil Uniandino
se están tomando ese tipo de decisiones. Correo: f.posada546@uniandes.edu.
14
SIN CORBATA - ED. 20
ENTREVISTA
ENTREVISTA A MARÍA JIMENA DUZÁN
Salomé Cohen Monroy
Estudiante Ciencia Política
Directora Periódico SinCorbata
María Jimena Duzán es una importante
periodista colombiana y politóloga de
la Universidad de los Andes que ha trabajado en los medios escritos más importantes del país, así como también ha
escrito para medios internacionales. Actualmente tiene una columna de opinión
y un espacio de entrevistas en la Revista
Semana. Ella empezó su carrera muy
joven en el mundo del periodismo, con
el que tuvo contacto desde muy pequeña por su padre y fue galardonada con el
Courage Award y el Premio Nacional de
Periodismo simón Bolívar. Es conocida
por su tono crítico, con el que ha hablado
sobre muchas de las personalidades del
país, más allá de su inclinación política.
Para mí fue un gran honor tener la oportunidad de entrevistarla pues siempre
he sido fiel lectora de sus columnas y
entrevistas, y quisiera dar un especial
agradecimiento a Fernando Posada por
conseguir esta entrevista.
Salomé Cohen Monroy: Tengo entendido que comenzó en el periodismo
muy joven con una columna que le
abrió el entonces director del diario El
Espectador, Guillermo Cano, lo que
me parece sorprendente. Cuéntenos un
poco sobre esa época de su vida, ¿sa-
bía ya que quería ser periodista? ¿Cómo
terminó llegando ahí?
MJD: No, yo le doy gracias a Dios que
Manuel Rodríguez me dijo que yo era
María Jimena Duzán: Porque mi papá politóloga y no bióloga, porque para
era periodista, mi papá fue amigo de mí ha sido el instrumento más idóneo
Guillermo y trabajaba en para ser periodista. Me ha dado una
El Espectador y era ase- estructura argumentativa, de cómo
sor editorial entonces funciona el Estado, cómo funciona el
pues había nacido yo en poder por dentro, las instituciones y su
el periodismo, porque iba importancia, la importancia de las ideas
mucho al periódico, veía políticas, pero sobretodo cómo funcioa todos sus amigos perio- nan los Estados y los regímenes, en lo
distas y antes de que mi que significa una democracia y lo que
papá muriera yo ya venía no significa una democracia en política
escribiendo artículos en el comparada. Son herramientas invaluMagazín Dominical cu- ables para poder ser periodista. Es más
ando estaba en el colegio. yo siempre les aconsejo a todos los que
No sabía que me gustaba vienen a decirme “¿Qué estudio si quiel periodismo pero me ero ser periodista?”, les digo que Ciengustaban las crónicas, los cia Política.
reportajes y las mandaba,
las leían y a veces las publicaban. Pero SCM: Quisiera que nos contara un poco
cuando mi papá murió, yo le escribí un sobre su relación con Guillermo Cano,
artículo a Guillermo Cano para él so- de sus enseñanzas, ¿cuál es la que más
bre mi papá y ¡oh sorpresa cuando salió recuerda usted y aplica en su vida y en
publicado en gran despliegue! Y a los su carrera?
dos días me llamó Don Gabriel Cano,
el papá de Guillermo Cano, a decirme MJD: La más importante fue que los
que iban a probar conmigo si heredaba periodistas en este país teníamos que
la columna de mi papá y por eso yo le estar educados para estar dispuestos a
dije que estaban locos, que yo no sabía; perder muchas cosas, a más que perder,
¡tenía 15 años! Entonces pues no sabía a enfrentar a muchos temas como ensi estaban mintiendo, o sea si me esta- emigos sin cara que eran amenazantes
ban haciendo un chiste o me estaban ha- y que debíamos acostumbrarnos porque
ciendo una oferta. Yo venía de hacer un ese era el país que nos había tocado y
año en Oxford y quería entrar para ser que si queríamos ser periodistas en ese
bióloga en los Andes y la verdad todo país para poder informarlo bien, teníame cambió en un minuto, entonces me mos que asumir ese riesgo y eso es lo
ofrecieron esto, y llegué a los Andes y que él nos enseño.
dije “no, no puedo estudiar biología, Lo otro que él me enseñó es que el pe¿qué estudio?”. Manuel Rodríguez que riodismo debe ser independiente de los
era mi asesor académico me dijo “Cien- poderes económicos y políticos. Eso le
cia Política” y entré a Ciencia Política costó mucho trabajo a Guillermo many a la columna del espectador al mismo tenerlo pero siempre lo cumplió. Y yo
tiempo, cuando tenía 16 años.
soy de esa escuela, imagínese, soy totalmente así. Ahora ya no se usa eso, ni
SCM: Hablando sobre Ciencia Política lo uno ni lo otro.
en la Universidad de los Andes, quería
preguntar si ha traído algún tipo de obs- SCM: ¿Se le ocurre algún nombre de
táculo y, en cambio, cuáles han sido las un(a) periodista del ámbito internacmayores ventajas der ser una politóloga ional que haya admirado y la haya inque ejerce el periodismo.
spirado en su trabajo?
SIN CORBATA - ED. 20
15
ENTREVISTA
MJD: Varios. A mi me gustaba mucho
la manera como hacía Oriana Fallaci
las entrevistas. Yo desde muy pequeña
empecé a hacer entrevistas, entrevistas en El Espectador. Hice reportajes,
crónicas y yo hice de todo, y empecé
a hacer también entrevistas y me gustó
mucho. Me cayó a mí un libro que se
llama Entrevista con la historia [de Oriana Fallaci] y me impresionaba como
destrozaba pero no de la manera violenta sino destrozaba a través de una
mirada muy periodística y muy personal. Me gustó la manera como lo hacia,
sobretodo entrevistas como la de Yasser
Arafat que prácticamente le dice que es
un monstruo, pero la entrevista es excelentemente bien lograda. Oriana Fallaci
como periodista me parece que terminó
mal, las últimas cosas que ha escrito no
me parecen ya interesantes.
a no ser independiente de esas disputas
que el país entiende cada vez menos”.
¿Consideraría usted que esto es algo
que pasa con el periodismo en Colombia? ¿Qué balance hace usted del periodismo que se hace en Colombia, tanto
en medios independientes como en los
más grandes medios de comunicación?
MJD: Claro. El asesinato de Guillermo
Cano, la bomba en el periódico, el asesinato de mi hermana, ¡imagínese todo
eso! Mi juventud fue esa, pero estuvo
marcada primero por el asesinato de
Guillermo Cano. Primero por la muerte
de mi padre muy temprano, entonces
mi papá fue Guillermo, mi papa tutelar
se volvió Guillermo Cano que me cogió
casi como su aprendiz. Él me enseñó
todo, descubrió que yo era periodista.
Yo no sabía. Yo fui después corresponsal en París de la mano de él y de Gabo,
pero digamos que él fue el que más me
ayudó a mí . Y sobretodo la bomba y
todo lo que pasó después con el asesinato de mi hermana. Esos años fueron
tremendos y yo escribí un libro sobre
eso que se llama Crónicas.
MJD: Yo creo que cada vez los periodistas independientes somos menos.
Cada vez están más los periodistas de
moda, que están de moda, son los periodistas que se vuelven relacionistas
públicos y que además cumplen su labor como relacionistas públicos y tienen
columnas después de haber sido buenos
periodistas, de haber tenido carreras periodísticas. A mí eso me parece nefasto,
porque están primero insultando a sus
lectores, engañándolos. Ellos no dicen
“yo asesoro a tal” pero la mayoría todos
asesoran. Pero lo más complicado es la
cercanía que tienen con grupos políticos
y no tanto con grupos políticos, sino con
grupos económicos. Yo creo que eso sí
es uno de los grandes, grandes problemas que tiene este país; de izquierda y
de derecha. Por eso es que, como uno no
sigue esas pautas, termina siendo tachado de uribista; yo soy hoy tachada por la
izquierda y por la guerrilla, de derecha,
y por la extrema derecha soy de la guerrilla, por los uribistas, soy anti-uribista
y por los anti-uribistas, soy uribista. Eso
me imagino que es el justo medio pero
es tenaz porque en un país donde cada
vez todo el mundo toma bandos, el periodismo independiente está sufriendo
seriamente de una fragilidad que a mí
me impresiona. Nunca lo había visto así
tan en mal estado.
SCM: ¿En Colombia hay libertad de
prensa real? ¿Hay censura? ¿y la autocensura?
SCM: En su última columna de semana dice: “La tesis de que el periodismo
no debe estar atado a la búsqueda de
la verdad, sino a merced de las disputas políticas entre diferentes élites del
poder, es muy peligrosa porque constriñe al periodismo a tomar partido y
MJD: Yo creo que obviamente en Colombia sí hay una libertad de prensa,
que aquí no estamos en Cuba, ni está
pasando lo que pasa en Venezuela. Yo
creo que hay una pseudo-libertad de
prensa, precisamente por la cercanía de
los medios con los grupos económicos
SCM: ¿Hubo algún acontecimiento
político que la haya marcado en su juventud su formación profesional?
y los grupos políticos. Yo diría que sí
hay una autocensura muy grande y que
los temas que, por ejemplo, tengan que
ver con el grupo Santo Domingo no se
tocan en El Espectador, pero tampoco
se tocan en otros periódicos por esa
cercanía. Somos un poco los que nos
metemos a hurgar por ahí y ahora con
Sarmiento que va a comprar El Tiempo;
¡Imagínese, que es dueño del país! Ese
es uno de los temas más complicados
porque va a ser un desafío tremendo al
periodismo independiente y al periodismo en general; ¿qué va a poder escribirse o decirse allá que moleste los
intereses de Sarmiento?
SCM: Tengo entendido que ha sido
amenazada en varias ocasiones por sus
opiniones, ¿sabe quiénes, y con quién
estaban aliados, los que la amenazaron?
¿Qué efectos tuvo eso en su trabajo?
MJD: Amenazas hemos tenido todos,
uno de los temas más complicados que
me ha pasado es el asesinato de mi hermana y esa muerte sigue impune, eso es
una masacre. Yo acabo de sacar un libro
sobre esa historia recogiendo o reviviendo esa masacre. Uno a lo largo de la carrera de uno va creando una cantidad de
enemigos. Uno tiene muchos enemigos
en general, en las columnas uno se mete
con tipos complicados, con personas.
Pero esa es la dificultad de hacer ese
periodismo que uno hace, uno siempre
se gana mucho enemigos. No te podría
decir porque son desde el narcotráfico,
pasando por los paramilitares, la guerrilla también me considera un objetivo
militar, en Anncol acaban de sacar ocho
páginas contra mí, diciendo que yo soy
peor que Jose Obdulio y que Fernando
Londoño. Carlos Alonso Lucio no me
quiere y ese es un ser tenebroso (risas).
Hay muchos, pero sobretodo esa gente
del narcotráfico, los paramilitares, todos
los que uno ha denunciado.
SCM: Bueno y ya para terminar, hay
un tema que me interesa mucho y es
el de género. Quisiera saber qué ha
significado ser mujer en este campo del
periodismo, sobretodo de la opinión
16
SIN CORBATA - ED. 20
ENTREVISTA
que ha sido muy de hombres y si alguna vez la han intentado desacreditar,
no directamente, pero sí que se sabe
que la desacreditan por el hecho de ser
mujer.
MJD: Siempre, yo creo que eso siempre ha pasado. El hecho de que todavía
no haya columnistas o periodistas de
nuevas generaciones en el panorama
demuestra que es muy difícil entrar en
este medio siendo mujer. Y que además
a uno lo juzgan bajo ese prisma machista. Ahora las más machistas son las
mujeres, porque las mujeres son las que
reproducen esos factores patriarcales. A
mí me impresiona, por ejemplo, Florence Thomas que tiene como parámetro
decir que las mujeres que cuestionamos
a las mujeres somos machistas. Yo no
podría ni cuestionar ni a Piedad Córdoba ni a López, ni a Cecilia López.
Eso para mí es un machismo profundo
porque resulta que hay mujeres que también hay que cuestionarlas, independientemente de si son mujeres u hombres.
Eso yo no creo que sea el problema de
género. Pero yo sí creo que hay una falsa pretensión de que las mujeres en el
periodismo tenemos que no tocar a las
mujeres y en cambio sí a los hombres,
eso es profundamente machista. Ese
tipo de aproximaciones a las mujeres no
las concibo.
Por el otro lado, hay personas que
consideran que esos temas son complicados. Por ejemplo, yo fui la única
persona que se declaró en contra de y
protestó por el desnudo de las mujeres
de la W y ahí me acusaron de feminista
(risas). O sea, acaban de acusarme de
que soy anti-feminista. Yo sí creo que
uno tiene que tener una credibilidad y
para tenerla respeto por si mismo, me
parece que ese desuno lo que hacía era
denigrar la concepción de las mujeres en
el periodismo. ¿Y a qué voy? A que yo
creo que cada vez más en el periodismo
el machismo se ve por la manera en la
que se muestra el ascenso de la mujer en
el periodismo. Las mujeres que han ascendido son reinas de belleza, son presentadoras bonitas y somos muy pocas
las mujeres periodistas que por otras razones hemos llegado al periodismo; ese
campo es mucho más estrecho, el otro
que es mucho más amplio. Allá se llega
fácil si uno es bonito y tiene facilidad de
dicción y se llega a un canal y boom, ¡se
vuelve periodista en 5 minutos! Y eso
demuestra el grado de machismo que
hay y esa percepción de que la mujerobjeto es la que es periodista. Las verdaderas periodistas están detrás de las
cámaras y no se muestran, es difícil
[para ellas] para entrar de columnistas
o de reporteras. No tienen la misma luz
que tiene una persona que es juzgada
por la parte estética y eso yo creo que
hay que romperlo. Eso ha causado mucha más dificultad para las mujeres que
son buenas entren a los medios, que se
vean y se visibilicen, entonces somos
muy pocas pero es por eso, porque el
6 de feb
RCN La Radio @rcnlaradio
Frase del día en @rcnlaradio La Radio de La Noche “A mí no me da miedo
morir, lo que me da miedo ahora es vivir” : Habitante en Tumaco.
Retwitteado por Periodico SinCorbata
9 de feb
Vladdo FF @VLADDO
De parte de @AlvaroUribeVel: Saludo a periodistas libres, como
Ma. Isabel; independientes, como Yamhure y constructivos, como
@JOSEOBDULIO
concepto es que tienen que ser bonitas.
¡absurdo! No tienen que ser buenas periodistas, eso no les importa, sino que
sean bonitas. Y yo creo que eso ya está
mandado a recoger, y ojalá Rodrigo
Pardo en RCN cambié eso, y saque a las
periodistas que están de las cámaras y
las meta en el estudio, y saque a tanta
reina que hay por ahí.
SCM: Sobretodo por los efectos que
eso tiene en la gente que está recibiendo
ese mensaje
MJD: Claro
Fernando: y es que la mitad de ellas ni
son periodistas.
MJD: No es que no son pero automáticamente se vuelven ante la gente,
entonces yo creo que eso sí es un tema
muy complicado pero eso tiene que ver
con la sociedad que moldean los medios de comunicación y con la manera
de mostrar pocas informaciones y muchas telenovelas e infotainment en los
noticieros. ¡Una vaina absurda y solamente en Colombia! Y eso hace que la
imagen de las mujeres sea más asociada
a la belleza que a la preparación y a la
verraquera, y es que no hay ni siquiera
programas de opinión, no hay programas de investigación y entonces pues
eso también dificulta la visibilidad de
las mujeres en los medios.
17 de feb
El Malpensante @malpen-
sante
“La memoria es el espinazo
moral de la literatura”, W. G.
Sebald ow.ly/98wrA
Daniel Samper Ospina @
DanielSamperO
!Feliz día a los periodistas (y
también a la gente de bien)!
SIN CORBATA - ED. 20
17
De chuzados, ausentes y valientes: ¿Hay tanta distancia
entre el DAS y los periodistas?
María Paula Hoyos Carrero
Ex –directora del Períodico
SinCorbata
Politóloga e historiadora
Universidad de los Andes
En este Watergate colombiano el organismo de inteligencia del Estado respondió a las peticiones del
gobierno de turno y en la
mejor relación de amistad
crearon la estrategia para
controlar a cualquiera que
se distanciara de ellos
El trabajo de un periodista no está libre
de miedos. El miedo a que un artículo
quede mal escrito. El miedo a publicar
una información equivocada. El miedo
a que no lo lean. El miedo a que la retroalimentación sea más negativa que
positiva. El miedo a no influir dentro
de la opinión pública y quedarse en el
olvido.
Sin embargo, además de estos nervios
propios del día a día periodístico hay
un miedo que está más presente en los
que deciden moverse como actores independientes dentro del mundo político
y se convierten en fichas claves de información para los ciudadanos. En este
caso los periodistas tienen el miedo o tal
vez el privilegio de convertirse en enemigos de los poderosos.
Y no son enemigos por ser parte de la
oposición. De hecho la oposición tampoco los quiere de a mucho. Son enemigos porque desde su posición autónoma
pueden sacar a la luz todos los enredos
que manejan, los contratos turbios que
dirigen y hasta los cachos que le ponen
a su esposa.
por los periodistas se convirtieran en
perseguidores de “terroristas de la información”, sino que entre el trabajo
de los agentes de inteligencia y el de
los periodistas no hay muchas diferencias. Los dos tienen que buscar distintas fuentes de información, desenvolver
casos, descubrir vínculos y finalmente
crear un documento en el que se cuente
la historia investigada lo más cercano
posible a la realidad, o por lo menos a
la neutralidad.
El problema está en que cuando los
que ostentan el poder deciden nombrarlos “enemigos públicos” y se empeñan
en desacreditarlos, se crea un discurso
que puede legitimar la persecución de
estos periodistas. Los casos más emblemáticos se han dado en las famosas
dictaduras del Cono Sur, pero esto no
implica que no se presenten en países
democráticos ni mucho menos que no
haya sucedido en la “democracia más También se puede decir que los dos enduradera de América Latina”.
frentan los mismos problemas éticos.
Tienen que saber hasta qué punto su inPara no irse hasta los años 70 en los que terés por encontrar alguna información
el contexto de Guerra Fría, permitía que va en contravía del respeto a la privacicualquier “comunista” se convirtiera en dad. Tienen que hacer un balance y deenemigo del Estado, tomemos el caso cidir cuándo el afán de una “chiva” o de
más reciente de este tipo de persecu- mostrar una investigación va primero
ciones: las chuzadas del DAS. En este que seguir consultando y contrastando
Watergate colombiano el organismo fuentes. Tienen que ver qué se publica
de inteligencia del Estado respondió a y qué no, a pesar de que haya personas
las peticiones del gobierno de turno y que se opongan a ello.
en la mejor relación de amistad crearon
la estrategia para controlar a cualquiera Más aún no sería raro que trabajaran en
que se distanciara de ellos. A grandes equipo, siempre y cuando mantengan su
rasgos, personas y entidades independi- distancia con el poder y promuevan un
entes o de oposición, se convirtieron en trabajo independiente. De hecho esto
posibles “terroristas” y en una habilidad fue lo que hicieron Mikael Blomkvist y
discursiva impecable se legitimó que la Lisbeth Salander, en “Los hombres que
entidad de inteligencia interceptara sus no amaban a las mujeres” el best seller
llamadas.
del escritor sueco Stieg Larsson. En este
libro las habilidades investigativas de la
Dentro de este contexto los periodis- primera apoyan la historia recreada por
tas no fueron la excepción y como lo el segundo y juntos logran resolver un
muestra el periodista Ignacio Gómez caso que llevaba cuarenta años estanGómez, hubo “una época donde el go- cado.
bierno tuvo la sensación de que quienes
denunciaban la corrupción eran sus Asimismo los dos pueden caer en el misenemigos, lo que llevó a que el deteri- mo tipo de tentaciones, y decidir asocioro de la libertad de prensa fuera fatal” arse con algún actor político poderoso a
(“Entrevista a Ignacio Gómez Gómez: cambio de un beneficio económico. En
Libertad, expresión, prensa y memoria” este caso, mientras los periodistas decien REVISTA EL CONGRESO, Edición den ocultar noticias, inclinándose por
# 140. Bogotá: 2011, p. 62 – 65)
sacar lo más positivo de su aliado, los
agentes de inteligencia pueden tomar la
Lo irónico de esta historia no es tanto decisión de no investigarlo y dedicarse a
que ahora los que eran denunciados vigilar a su opositor.
18
En Colombia ninguno de los dos se
salvó. Algunos periodistas prefirieron
tomar la vía fácil y aliarse con el gobierno de turno para no ganárselo de enemigo, muchas veces ocultando verdades
importantes de distintas regiones del
país. Por su parte, los agentes de inteligencia renunciaron a la autonomía de
sus herramientas y se las concedieron
al poder central, trabajando en su nombre y persiguiendo a cualquiera que lo
molestara. Ambos se convirtieron así
en vehículos de una plataforma política
SIN CORBATA - ED. 20
alejada de la democracia.
Sin embargo, y como un milagro de los
que todavía suceden en el país del divino
niño, quedaron algunos valientes. Esos
periodistas independientes que aún sabiendo que sus teléfonos eran chuzados
por la agencia de inteligencia mantuvieron su posición autónoma y siguieron
informando y aportando al análisis sobre la realidad del país, sin importarles
que uno de los gobiernos más populares
de los últimos años los tildara de terroristas.
Es gracias a ellos que sabemos de los
abusos de poder que adelantó el DAS.
Es gracias a ellos que, así sea tarde, las
víctimas del conflicto armado tienen
voz en los medios. Es gracias a ellos que
esta profesión aún puede ser respetada,
valorada y admirada. Es gracias a ellos
que la ciudadanía puede enterarse de lo
que pasa a su alrededor y si algún día
se anima podrá transformar la realidad.
GRACIAS.
LAS VOCES DE LA VERDAD Y LA CENSURA DE LAS BALAS
Lo más preocupante de esta
situación que ha estado presente en casi todos los años
de la historia reciente del
país, es que la gran mayoría
de casos han quedado en la
impunidad ante la incapacidad (¿o voluntad política?)
de las autoridades por esclarecer los hechos
Vivimos en un país con un conflicto
interno de largo aliento. Los juegos de
poder, las extorciones y las venganzas
han cobrado miles de vidas a manos de
sus actores, o del terrorismo, como otros
lo llamarían. Los asesinatos a periodistas son tal vez la muestra más grande
de que en Colombia, la vida vale poco.
Estos asesinatos demuestran que con tal
de callar la verdad se es capaz de acabar
con una vida. Lo más preocupante de
esta situación que ha estado presente en
casi todos los años de la historia reciente
del país, es que la gran mayoría de casos
han quedado en la impunidad ante la incapacidad (¿o voluntad política?) de las
autoridades por esclarecer los hechos.
La SIP (Sociedad Interamericana de
Prensa) ha acusado en varias ocasiones
la impunidad en la que quedan estos
crímenes, que no solo son en contra de
la vida de una persona, sino también en
contra del derecho a un pueblo a estar
informado. Las estadísticas de la FLIP
nos cuentan que desde 1987 han asesinado a 126 periodistas y que entre estos
25 años, sólo dos años han pasado sin
que sin crímenes de este tipo. Es importante recordar que el asesinato no es
la única forma con la que se busca callar la verdad, aunque sí la más brutal.
Las extorciones, amenazas, secuestros,
atentados son situaciones a las que los
periodistas, que han querido desafiar el
status quo con su búsqueda de la verdad
para ponerla al servicio de los colombianos, están expuestos diariamente.
Queremos entonces dedicar este espacio a todos aquellos periodistas que
han perdido su vida en el ejercicio de
su profesión, a quienes han tenido que
salir exiliados o han sido víctimas de
demás formas de violencia con el fin de
callar su voz. De igual forma, queremos
recordar tres de los asesinatos que marcaron para siempre la historia del perio-
dismo en nuestro país y declarar nuestra
admiración por estas personas dedicadas a encontrar la verdad y a soñar un
país en paz.
DIANA TURBAY
Diana Turbay fue siempre conocida
por la valentía con la que ejercía su
profesión. Se graduó de Derecho y Periodismo de la Universidad del Rosario,
fue editora de la Revista Hoy por Hoy y
directora del noticiero Criptón.
El jueves 30 de agosto de 1990, Diana
fue a algún lugar del nororiente del país,
esperando reunirse con el Sacerdote
Manuel Pérez del ELN. Dicha reunión
fue un montaje hecho por el grupo de
“Los extraditables” liderado por Pablo
Escobar. Ese día la secuestraron junto
con otras cinco personas, entre periodistas y camarógrafos. El secuestro era
un acto simbólico para ejercer presión
sobre el gobierno de Gaviria para que
no firmara el tratado de extradición. Se
decía, no oficialmente, que Pablo Escobar usaba a Diana Turbay como escudo
para que no le hicieran atentados.
El 25 de enero de 1991 murió en un hospital de Medellín. Alrededor de su asesinato hay dos versiones. La primera dice
que en un operativo de rescate quedó en
un cruce de fuego y que balas de los res-
SIN CORBATA - ED. 20
catistas la alcanzaron; esta es defendida
por sus captores. En la segunda versión
se niega el operativo de rescate y dicen
que muere baleada por la espalda cuando policías, de casualidad, se habían
encontrado con los rehenes.
Diana Turbay tenía 40 años cuando fue
asesinada y la historia de su secuestro
es relatada por el Nobel de literatura colombiano Gabriel García Márquez, en
su libro Noticia de un secuestro (1996).
de la guerrilla por lo que también se
ganó rivales en las altas esferas de las
Fuerzas Armadas.
El 13 de agosto de 1999, camino hacia
su trabajo en Radionet paró en un semáforo por el que pasaron dos sicarios en
una motocicleta y le dispararon, acabando con su vida. Las investigaciones señalaron a Carlos Castaño como autor
intelectual pero más allá de acusaciones
no se avanzó mucho en el proceso. La
noticia de su asesinato conmocionó a la
JAIME GARZÓN
ciudad, tanto que un puente peatonal,
“Nadie podrá llevar por encima de su en el que se encontraban muchos bogocorazón a nadie, ni hacerle mal en su tanos esperando a que pasara el carro
persona, aunque piense y diga difer- fúnebre, colapsó causando muertes y
ente” J.G
heridos.
Jaime Garzón fue periodista, abogado,
humorista y pacifista. Contagió a Co- GUILLERMO CANO
lombia con risas mientras hacía una Es difícil plasmar en este corto espacio
fuerte crítica al sistema político y sus la importancia y legado de Guillermo
principales actores. Daniel Samper Os- Cano, uno de los últimos herederos de
pina dice que el principal legado de esta la familia Cano, fundadora del periódmagnífica persona es que nos enseñó ico El Espectador. Como periodista
que uno puede utilizar el humor para se especializaba en hacer crónicas de
decir la verdad.
diferente índole y como director de El
Aunque nunca terminó sus estudios de Espectador, cargo que desempeño desDerecho y Ciencia Política en la Uni- de sus 27 años (1952) hasta su muerte
versidad Nacional de Colombia, Jaime en 1986, asumió, de forma valiente y
Garzón recibió un título póstumo en transparente, la responsabilidad de in1999. Durante cuatro meses militó como formar a los colombianos y, con esto, de
guerrillero, labor en la que fue muy tor- ayudar a pacificar el país.
pe y en ese tiempo se dio cuenta que En sus editoriales hacía fuertes crítiesa no era la vía para la paz. En los me- cas al narcotráfico, al que le dio fuertes
dios de comunicación alcanzó una alta golpes con sus noticias, como cuando
popularidad en muy bajo tiempo, pues Pablo Escobar tenía intenciones de enempezó su carrera cuando era conocido trar en el congreso como titular y Cano
como el Alcalde Menor que hacía muy sacó nuevamente la noticia de un hecho
buenas imitaciones de políticos. Tra- que había sucedido cuando Escobar no
bajó en Zoociedad en donde hacía una era más que un ladrón y frenó sus posiparodia social y política, en ¡Quac! El bilidades.
noticiero, que contaba lo que acontecía Su asesinato fue brutal. El miércoles 17
en el edificio Colombia, como reflejo de diciembre de 1986, frente a la cede
del país que lleva ese nombre, y a partir del diario, sicarios en una motocicleta
de 1997 trabajó en La Lechuza de Cara- se acercaron a la camioneta que manejacol, Redionet y en el noticiero CM&, en ba y con una ametralladora de disparadonde hacía de Heriberto de la Calle, un ron ocho tiros en el pecho. Pablo Escoembolador de zapatos que entrevistaba bar y demás narcotraficantes del Cartel
a importantes figuras políticas del país. de Medellín han sido señalados como
Más allá de la crítica que hacía en los autores intelectuales. En todo caso los
medios de comunicación, y gracias a fallos que se han hecho frente al crimen
la credibilidad que había ganados me- han sido revocados, dejando en libertad
diante estos, Jaime Garzón era activista a la mayoría de quienes han sido enpor la paz. En una ocasión participó en carcelados. Razón por la que muchos
la liberación de secuestrados a manos colombianos consideran que este mag-
19
nicidio sigue en la impunidad.
Al día siguiente de su muerte, por solicitud del Círculo de Periodistas de Bogotá, se hizo por primera vez un bloqueo
informativo en memoria de un periodista asesinado. El presidente Virgilio
Barco, que además fue quien encabezó
la procesión fúnebre, declaró estado de
sitio y sacó un decreto que restringía
las motocicletas, como reconocimiento
de que simbolizaban un instrumento de
muerte para los narcotraficantes. En su
honor, la UNESCO instituyó el Premio
Mundial a la Libertad de Expresión
Guillermo Cano por: “su largo compromiso con la diversidad de opinión y las
circunstancias de su muerte - él había
pedido que se aprobaran medidas contra los traficantes de drogas - simbolizan
el precio pagado por los periodistas de
todo el mundo con respecto a la violencia”.
Aunque estos hechos se dieron en un
momento crítico de violencia en Colombia, cosa que tal vez ayudó a que
no se le diera al tema la relevancia suficiente, pues todos los días en las noticias reportaban asesinatos, secuestros,
bombas y magnicidios, no se pueden
olvidar como momentos que marcaron
la historia del periodismo y de nuestro
país. Momentos en los que además de
atentar en contra de vidas humanas, se
ha atentado en contra de la democracia.
Situaciones que ponen de manifiesto el
peligro que representa en nuestro país
pensar diferente, expresar opiniones
críticas del Estado o de personajes poderosos, como lo son los, narcotraficantes.
Relatamos tres de los 126 asesinatos a
periodistas en Colombia pero no queremos olvidar a todos los otros periodistas
víctimas de la violencia, tanto la ejercida por grupos al margen de la ley, entre
estos grupos apoyados por el Estado o a
manos del Estado mismo. Levantamos
nuestra voz con tono de protesta frente a
la impunidad que es el común denominador de los actos de violencia y de violaciones a los Derechos Humanos y, por
consiguiente, a la libertad de expresión.
20
SIN CORBATA - ED. 20
¿Usted qué opina frente al hecho de que Luís Carlos
Sarmiento haya comprado El Tiempo?
Felipe Botero, PhD
Profesor Asociado Departamento Ciencia Política
Director de posgrados.
Universidad de los Andes
Catalina Uribe
Profesora del CEPER
Universidad de los Andes
Bloguera y columnista invitada en El Espectador
Los medios de comunicación cumplen un papel muy importante informando a las personas lo que está pasando y tratando de formar opinión, pero esta formación de opinión debe
ser objetiva y libre de sesgos. La independencia de los medios, no sólo en Colombia, se ha visto comprometia en algunas
ocasiones. El Tiempo, por ejemplo, durante el gobierno de
Uribe estuvo alineado con los intereses del gobierno porque
estaban buscando el tercer canal. Entonces se comprometió la
independencia de la información y el periódico jugó un papel
timorato y poco crítico frente al gobierno. Yo no sé qué vaya
a pasar con el periódico ahora que lo compró Sarmiento, ni
qué impacto pueda tener esto en la calidad de la información.
Entonces la preocupación central, independientemente de si
lo adquiere el grupo de Sarmiento u otro grupo económico, es
el efecto que pueda tener en términos de la independencia y
el papel que cumplen los medios de comunicación. Este caso
es simbólico porque se trata del medio de comunicación más
importante y emblemático, y que históricamente ha sido un
referente clave para los colombianos.
Es la misma preocupación que surge con todas las compras
de grandes empresarios a los medios. Viendo que Sarmiento
es dueño de empresas y tiene acciones como Banco de Occidente, Av Villas, minería y demás, siempre queda angustia porque puede empezarse a omitir la información cuando
tenga que ver con ese tipo de negocios. Aunque yo he visto y
he tenido en cuenta la parte de El Espectador que fue comprado por los Santodomingo y han respetado en su totalidad
la independencia del periódico. Entonces me parece que no
de antemano se debe presuponer que el periódico va a perder
su autonomía y que las noticias van a estar condicionas a no
publicar temas que tengan que ver con el grupo de Sarmiento.
Sin embargo ahí queda la preocupación.
De pronto se rescata que ya no esté en manos de un grupo
extranjero porque antes se tenía en cuenta que era de Plantea
porque se perdía esa idea de la institucionalidad, a la que está
apelando Luís Carlos Sarmiento. Pero si uno ve la historia de
la compra de grandes magnates a la prensa, como William
Randolph Hearst, que casi siempre aluden a una defensa de
cierto tipo de institucionalidad, con algún tipo de nacionalismo detrás, pero en últimas no es tan claro que en el ejercicio
vayan a hacerlo. Queda la duda sobre por qué un magnate
que puede invertir en negocios mucho más rentables, compra
un periódico y ahí es donde se evidencia el gran poder que
ejerce. Pero por ahora todo es especulación, no sabría bien
cómo vaya a resultar.
SinCorbata es un periódico
comprometido con una
posición plural y crítica, por lo
cual está abierto a la expresión
de diversos puntos de vista.
Cada autor es responsable, por
el contenido de su artículo, el
cual no refleja necesariamente
la posición de SinCorbata, ni
compromete a los miembros
de su consejo editorial, ni
al departamento de Ciencia
Política de la Universidad de
Los Andes.
Directora:
Salomé Cohen Monroy
Sub-Directora
Ana María Acosta Millán
Editora:
María Alejandra
Velásquez Buriticá
Comité Editorial:
Gabriela Carrasquilla Londoao
José Daniel Orozco Castro
Juan Francisico Gómez Fernández
Juan Camilo Rojas Acevedo
Jules Almanya Gallego
Juan Antonio Martínez Navarreta
Salomé Cohen Monroy
Ana María Acosta Millán
María Alejandra Velásquez Buriticá
Diagramación:
Antonio Escandón
Sergio Rueda
Aclaración sobre última edición:
Marías González Gil, que escribió un artículo la edición pasada era, en ese entonces, el coordinador de activismo del
Círculo LGBTI de la Universidad de los Andes, no el presidente como apareció.
Descargar