1 - Poder Judicial de la Nación

advertisement
4%CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN
¼k
RESOLUCION N°
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
64 /2016
En Buenos Aires, a los 40 días del mes de marzo del
año dos mil dieciséis, sesionando en la Sala de Plenario del
Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación "Dr.
Lino E. Palacio", con la Presidencia del Dr. Miguel A.
Piedecasas, los señores consejeros presentes, y
VISTO:
El expediente N° 252/2014 caratulado: "Nebbia, José
A. y Palazzani, M (Fisc. Gral. Ad hoc de Bahía Blanca) s/act.
Dr. Martínez, Santiago U.", del que
RESULTA:
1) La denuncia.
El presente expediente se inició con motivo de la
E
o
denuncia formulada por los fiscales federales ad hoc, doctores
José Alberto Nebbia y Miguel Angel Palazzanl, contra el doctor
Santiago Ulpiano Martínez, oportunamente juez subrogante del
Juzgado Federal n ° 1 de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires
(fs. 6/16)
Consideraron que el citado magistrado cometió
diversas faltas pasibles de sanción administrativa por parte de
este Cuerpo, en los expedientes que se detallan a continuación:
a) Causa seguida a Hugo Mario Sierra.
En ese expediente resultaban imputados los doctores
Guillermo Federico Madueño, ex titular del Juzgado Federal de
Bahía Blanca, y Hugo Mario Sierra, secretario de dicho
tribunal, quienes desempeñaron aquellos cargos durante el
último gobierno de facto.
Los denunciantes refirieron que el 14 de noviembre de
2011 el doctor Santiago Ulpiano Martínez se inhibió de
intervenir en dicha causa alegando: "una directa y estrecha
relación -más allá de su actividad profesional de vieja datacon la consiguiente familiaridad de trato" con el imputado
Sierra (fs. 7).
Ello motivó que haya sido designado en su lugar el
juez Alcindo Alvarez Canale, quien dispuso el procesamiento del
imputado Sierra. Señalaron que, estando inhibido Martínez, el
27 de abril de 2012 concedió el recurso de apelación contra el
auto de mérito mencionado, el que fue revocado por el tribunal
de Alzada el 21 de mayo del mismo año. Posteriormente, el
doctor Alvarez Canale renunció al cargo por acogerse al
beneficio jubilatorio y en su reemplazo se designó al doctor
Alvaro Coleffi.'
b) Causa 1067, caratulada "Stricker":
Los fiscales indicaron que en la sentencia dictada el
17 de diciembre de 2013, el Tribunal Oral Federal de Bahía
Blanca instruyó al doctor Santiago Ulpiano Martínez para que
investigara la comisión de delitos de lesa humanidad por parte
de quien se encontraba a cargo del Juzgado n° 2 del
Departamento Judicial de Bahía Blanca, doctor Francisco
Bentivegna, durante el proceso. Expresaron que el 22 de agosto
de 2014 el doctor Santiago Ulpiano Martínez se inhibió de
seguir entendiendo en esa causa por la amistad que lo ligaba al
mencionado magistrado.
En ambos casos los fiscales aclararon que si bien las
excusaciones dç Martínez no hablan más que del trato directo
que tenía con ex funcionarios judiciales investigados en esa
jurisdicción, en el marco global de los hechos que continuarán
describiendo dicha circunstancia permitirá contextualizar, para
una mejor comprensión, la posición adoptada por el juez
subrogante junto con su secretario Fernández Moreno para
obstaculizar e impedir el avance de las investigaciones de
crímenes contra la humanidad sobre el ámbito civil, ya desde el
manejo de las causas en las que intervienen, o desde posiciones
ajenas a las mismas, pero siempre a través de todos los medios
a su alcance.
o) Causa seguida a Aldo Omar Vara (Capellán del
Comando del y Cuerpo de Ejército y Batallón de Comunicaciones
de Comando 181) :
En relación con ese expediente,
los fiscales
manifestaron que el 5 de abril de 2013 el juez subrogante,
doctor Santiago Ulpiano Martínez, rechazó la acusación
formulada por la fiscalía que imputó penalmente al nombrado por
su actuación delictiva en el marco del plan criminal. Afirmaron
que, luego de que la Cámara Federal revocara tal decisión, en
CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
lugar de ordenar la inmediata detención del imputado, Martínez
optó por apartarse de la causa "por las particularidades
características del caso, y expresa valoración de la totalidad
de las probanzas colectadas", lo que generó la designación del
juez Alvaro Coleffi (fs. 8vta.)
En este caso los fiscales afirmaron que nuevamente se
observa cómo el doctor Martínez termina apartado de la segunda
de las causas judiciales iniciadas en esa jurisdicción, contra
un encartado que, al margen de su actuación en sede militar,
revestía el carácter eclesiástico y como tal, gravitaba en un
orden no estatal. Y agregaron que allí se apreció, además, la
primera manifestación patente de resistencia del juez
subrogante a investigar responsabilidades en la esfera civil.
En ese sentido, indicaron que en el presente caso la conducta
dilatoria del doctor Martínez permitió que el Capellán imputado
falleciera prófugo en Paraguay, sin que haya podido avanzar el
-J
proceso en su contra.
u
d) Causa n° FBB 15000005/07: se investigan crímenes
cometidos bajo la órbita del Comando y Cuerpo de Ejército.
En relación con este expediente los denunciantes
expusieron que Martínez intentó fragmentar - y descomponer
sistemáticamente una de las pausas madre que se instruye en la
jurisdicción y la transformó en diferentes expedientes aislados
e inconexos y en relación con los distintos hechos delictivos
que se fueron agregando a dicha investigación a lo largo del
año 2013. Afirmaron que se trató de un proceder que avasalló de
lleno no sólo el principio de economía procesal sino también el
esforzado. proceso de búsqueda de, la verdad y determinación de
responsabilidades, consumando un verdadero desenfoque del
fenómeno delictivo en investigación.
e) Causa sin precisar número ni imputados:
Los denunciantes expresaron que oportunamente la
unidad fiscal formuló imputaciones contra un grupo determinado
de personas en atención a supuestas prácticas delictivas y de
violencia sexual contra gran cantidad de víctimas durante la
última dictadura cívico - militar, sobre las cuales el doctor
Martínez se negó a iniciar las investigaciones pertinentes por
esos hechos denunciados.
'4
Así, sostuvieron que el 13 de febrero de 2014, el
juez rechazó sin más el pedido de citación a indagatoria,
alegando que no podía sostenerse que las conductas reprochadas
fueron parte o finalidad esencial del grupo organizado de poder
y que dicha decisión fue revocada por la Cámara Federal de la
jurisdicción. Agregaron que una vez recibido el expediente, el
magistrado omitió cumplir con lo resuelto por la Alzada y
ordenar el llamado a indagatoria de los imputados, lo que
motivó que la Unidad Fiscal lo recusara, por verse afectada su
imparcialidad. Consideraron que el impedimento del curso de las
investigaciones, que se han iniciado en el último período, ha
sido prácticamente generalizado y ha sido total en el caso de
las responsabilidades de sectores civiles, lo que determina que
dicho proceder, lejos de responder a una cuestión de
interpretación jurídica de los hechos, se conforma a una
postura intencionada y a esta altura, asumida, a efectos de
lograr aquel cometido.
f) Causa en la que se encuentra imputado Vicente
Gonzalo María Massot (iniciada con motivo de la sentencia
dictada en el marco de la causa n° 982 "Bayón")
Los fiscales federales ad hoc denunciaron que el
magistrado Martínez rechazó de plano la imputación penal, no
disponiendo si quiera la citación a indagatoria, bajo la
falacia de que la actividad criminal enrostrada se encontraba
amparada por el derecho a la libertad de expresión. Esa
decisión fue revocada por la Cámara Federal de Apelaciones de
Bahía Blanca el 14 de noviembre de 2013, luego de lo cual el
doctor Martínez fue recusado por la Unidad Fiscal frente al
fundado temor de falta de imparcialidad. Tras su apartamiento
esta causa, como las de Sierra y Vara recayeron bajo la
competencia del juez subrogante Alvaro Coleffi.
Explicaron que el 11 de noviembre de 2014 debió
llevarse a cabo la ampliación de la indagatoria de Massot pero
no pudo cumplirse por falta de espacio en el juzgado, lo que se
notificó veinticuatro horas antes del acto, aclarando que el
secretario de dicho juzgado resulta ser Mario A. Fernández
Moreno y el juez Santiago Ulpiano Martínez. Ello motivó a la
reprogramación de la ampliación de la declaración indagatoria
para el 20 de noviembre de 2014. Ese mismo día, instantes antes
de la declaración, se difundió en Radio LU2 (propiedad de
4
CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
Massot), la existencia de una denuncia penal formulada por el
doctor Santiago Martínez contra el doctor Alvaro Coleffi, por
violación de secretos iniciada por hechos que habrían ocurrido
ocho meses antes.
En este caso concluyeron que resultó evidente el
ejercicio de presión que implicaba la actitud asumida por
Martínez en contra del juez que lo reemplazó y el modo en que
dicha conducta logró eficacia a través del órgano periodístico
del propio imputado.
Por otro lado, refirieron que un día después de que
la Unidad Fiscal ratificara el pedido de procesamiento y
prisión preventiva de Massot, el secretario Fernández Moreno
presentó una nota dirigida al doctor Coleffi en el marco de las
causas seguidas a Massot, Vara y Sierra. Consideraron que ello
se trató de un ardid para fabricar un distorsionado y simulado
escenario en el que se ve seriamente comprometido el avance de
la investigación de la responsabilidad penal de Massot y que se
advertía que el curso de los eventos tomó patente la
O
coordinación en las maniobras perpetradas por el juez
subrogante Martínez y su secretario Fernández Moreno.
II) Citación en los términos del artículo n ° 11 del
R.C.D.A.
Admitida la denuncia, el Consejo dispuso notificar al
doctor Santiago Ulpiano Martínez de conformidad con lo normado
en el artículo n ° 11 del Reglamento de la Comisión de
Disciplina y Acusación (fs. 149)
El juez subrogante negó que los hechos denunciados
hayan sucedido del modo que fueron expuestos por los fiscales
federales ad hoc en la presentación que dio origen a este
expediente y sostuvo que las afirmaciones expuestas por los
denunciantes han sido incorrectas (fs. 168/177 vta.).
En ese sentido, brindó una explicación a cada una de
las imputaciones formuladas, de acuerdo con el siguiente
detalle.
En relación con la imputación sindicada con la letra
"a", refirió que a lo largo de los años generó con el ex
secretario del Juzgado Federal de Bahía Blanca, doctor Sierra,
una estrecha relación caracterizada por la familiaridad en el
trato, originada inicialmente a partir de su intervención como
defensor en un sinnúmero de causas tramitadas por ante la
Secretaría Criminal y Cqrreccional n° 6 a su cargo desde el año
1991 y profundizada por su actividad en el ámbito del Colegio
de Abogados, donde Martínez colaboró y participó en diversos
seminarios.
Respecto de la imputación identificada con la letra
"b", Martínez sostuvo que con el doctor Bentivenga mantuvo una
relación caracterizada por la frecuencia y cordialidad en el
trato, derivada estrictamente de su actividad profesional.
Para acreditar las circunstancias señaladas en los
párrafos que anteceden, aportó como prueba, los decretos de los
cuales se desprende una decisión cuya finalidad fue garantizar
la imparcialidad en el juzgamiento de los nombrados)
En relación con la imputación individualizada con la
letra "c", el doctor Martínez refirió que, tal como se
desprende de los pronunciamientos que en copia acompañó 2 , en el
marco de lo normado en el artículo n ° 294 del Código Procesal
Penal de la Nación, entendió la inexistencia de motivo
suficiente como para sospechar la participación de Vara en un
delito penal. Agregó que, pese a haber sido revocado tal
decreto por la Cámara Federal, tampoco pudo derivar otra pauta
indiciaria de entorpecimiento o parcialidad, pues sabido es que
la valoración del mérito para formular una imputación responde
a la ponderación por parte del juzgador de la prueba de cargo
traída para su análisis. Afirmó que de los términos del
pronunciamiento de la Alzada -que acompañó como prueba 3 -, no
surge elemento alguno que permita arribar a una conclusión como
la propuesta por los denunciantes y que, su posterior
apartamiento, como sostuvo en el decreto que adjuntó 4 ,
respondió a la necesidad de preservar elementales garantías
constitucionales, tal como la de imparcialidad del juzgador.
Por ello, afirmó que no resulta bajo ningún concepto aceptable
el atribuir a tal postura carácter dilatorio.
En relación con la imputación dirigida al doctor
Martínez por los fiscales federales ad hoc, que se identificó
con la letra "d", el dáctor Santiago Ulpiano Martínez refirió
1
2
Ver
Ver
Ver
Ver
Anexo
Anexo
Anexo
Anexo
2,
3,
3,
3,
letras D y E.
letra G.
letra H.
letra 1
y
A
4
t
CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN:
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
que contrariamente a lo que se sostuvo en la denuncia, mediante
las decisiones de la causa "Ejército", que se adjuntan, de
fechas 25 de marzo, 6 de mayo, 16 de mayo, 11 de junio y 4 de
octubre de 2013 y del expediente "Armada" de fecha 4 de
septiembre de 2014, se pretendió agilizar el trámite de las
causas, • lo que en definitiva se logró, haciendo uso de las
facultades inherentes al juez a cargo de la instrucción,
conforme el artículo n ° 194 de la ley ritual.
Sostuvo que de los pronunciamientos citados se
desprendía claramente tal intención como así también la de
instar la investigación de otros tantos hechos: 583 de la causa
"Ejército" y 180 de la causa "Armada" por entonces postergados
y de enorme trascendencia, que incluyeron innumerables
privaciones ilegales de la libertad, tormentos, homicidios y
hasta la apropiación de un menor. Refirió que un ejemplo de
ello es el caso de la familia de Rafael Eusebio Videla y Aurora
-J
c
Violeta Saldaña y su hija Irene nacida en cautiverio 6 , siendo
o
u-
requerido ese caso por el Ministerio Público Fiscal recién el
o
o
qn
30 de diciembre de 2013 en razón de aquel decisorio 7 , a pesar
de que el testimonio de Videla databa del 7 de septiembre de
2011 -presentado ante el fiscal federal ad hoc Abel Córdoba-.
Para acreditar tales extremos acompañó la prueba obrante en el
Anexo 4, Letra K. En relación con la resolución de la Alzada de fecha 6
de agosto de 2013 respecto de la fragmentación del expediente
dispuesta, expresó que allí se sostuvo que él no podía decidir
válidamente la formación de causas penales sin el necesario
requerimiento de instrucción, advirtiendo antes de ello la
preocupación del magistrado de la instancia de origen en
imprimir celeridad a las causas por delitos de lesa humanidad
que tramitaban en su Juzgado, habiendo realizado un notable
esfuerzo en la individualización y clasificación de hechos
vinculados a las actuaciones en trámite por ante la Secretaría
de Derechos Humanos. Para sustentar esa afirmación acompañó la
prueba que obra reservada en el Anexo 4, Letra L.
Afirmó que la intención perseguida por él se
6
Ver Anexo 4, letra J.
Ver decreto de fecha 6 de mayo de 2013 a fi. 30777/9
Ver fs. 566/628 del incidente n ° 15000005/2007/37
desprendía también de los decisorios de fechas 8 de abril; 6 de
septiembre; y 6 de noviembre de 20138; debiendo destacarse que
corrió traslados al Ministerio Público Fiscal a fin de que
concretara los requerimientos de instrucción faltantes por
resultar indispensables para la prosecución de la causa: en el
incidente n° 15000005/2007/42 (víctimas pendientes), ordenó
correr vista el 21 de noviembre de 2013; en el expediente n °
15000005/2007 el 6 de noviembre de 2013; el 27 de marzo, 16 de
abril, 26 de junio y 4 de septiembre de '2014; y en el
incidente n° 15000005/2007/37 el 19 de noviembre -con motivo de
recibir de la Alzada el decisorio adoptado en relación con los
delitos sexuales- y también el 4 de diciembre de 2014.
Agregó que, luego del criterio fijado por la Alzada,
para ordenar el avance de la investigación de los casos de
niños apropiados y los hechos pendientes de requerimiento de
instrucción en la causa "Armada", decidió formar incidentes -en
lugar de causas penales separadas- y ello no fue objeto de
cuestionamiento 9 , mas tampoco implicó que la fiscalía cumpliera
cabalmente y requiriera los hechos aún faltantes allí
consignados.
Sostuvo que en la presentación de fojas 1/98 del
incidente FBB 15000005/2007/37, el fiscal presentó el 25 de
octubre de 2013 requerimiento de instrucción respecto de varias
víctimas, formulando imputaciones por delitos sexuales con
fecha 13 de diciembre 2013 del referido incidente; ampliando su
requerimiento respecto de nuevas víctimas con fecha 30 de
diciembre de 2013 y 3 de diciembre de 2014. Al respecto,
expresó que la mayoría de esas víctimas ya habían sido objeto
de análisis por el juzgado' ° que ordenaban formar causas por
separado para investigarlas. De ahí que la acusación de
obstaculizar el avance de la causa o entorpecer el avance de la
investigación sea absolutamente falsa y que personalmente se
encargó con el secretario del Juzgado de ver foja por foja cada
expediente para' poder individualizar víctimas de lo que dan
cuenta los resúmenes adjuntados."
Respecto de la imputación identificada con la letra
"e", el doctor Martínez refirió que para explicar la situación
8
ver Anexo 4, letra M.
Ver resoluciones del 4/10/13 en "Ejercito" y del 4/9/14 en "Armada", antes citadas,
cuyas copias se encuentran agregadas en el Anexo 4, Letra N
'° Ver resoluciones de fechas 25/3/13, 6/5/13, 16/5/13 y 6/11/13
Ver Anexo 4, letras Ñ, Ñl y Ñ2.
9
I? CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN
¼f
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
se remitía no sólo al decreto simple dictado en los términos
del artículo n ° 294 del Código Procesal Penal de la Nación y a
la resolución de la Alzada que lo revocó parcIalmente 12 , sino
también a lo consignado en el proveído de fecha 19 de noviembre
de 2014
y en el oficio del 4 de febrero de 2015 que, en el
marco del recurso de queja por retardo de justicia deducido por
los aquí denunciantes' 3 , dio respuesta a las razones por las
cuales se difirió la citación a indagatoria de los imputado
S14,
cuyo acierto o no obedece a criterios de orden procesal, como
se desprende de la simple lectura de los pronunciamientos
citados. Todo ello, más allá de señalar que se habían ordenado
las medidas requeridas, según surge de las copias agregadas al
Anexo 5, Letra Q y que la queja deducida fue oportunamente
rechazada por el superior. 15
En lo demás, se remitió al cuadro en el que se
analizó cada uno de los hechos por los delitos sexuales
-J
requeridos, y afirmó que surgen claramente los motivos que
u
u-
o
o
y.)
fundaron el rechazo inicial en todos los casos. Así, sostuvo
que en algunos casos no se encontraban configurados los delitos
imputados, en otros se omitió precisar el contexto o se
individualizó al autor, y en los pocos casos en que ello no
ocurrió, el autor individualizado había fallecido, conforme
surge de la documentación acompañada 16 . Aclaró que la única
excepción fue el caso del imputado Arsenio Lavayen y al
respecto refirió que consideró pertinente aguardar a que los
fiscales ampliaran todas las imputaciones pendientes para así
citar a indagatoria a cada imputado, una sola vez, por todos
los hechos que se le achacan y no secuencialmente como ocurre
en la actualidad.
Finalmente, en relación con la imputación que se
identificó con la letra ffl el doctor Martínez refirió que los
fiscales omitieron analizar el contenido de lo dispuesto en el
decreto de fecha 15 de mayo de 2013 y de la posterior decisión
de la Alzada del 14 de noviembre de 201317, el cual no conllevó
un análisis valorativo de la prueba, sino sólo dispuso el
12
13
14
15
17
ver Anexo 4, letra O.
Expediente de Superintendencia n ° 2/2015
Ver Anexo 5, letra Pl y P2
ver Anexo 5, letra P3
Ver Anexo 5, letra R.
Ver Anexo 6, letra S.
--
efectivo cumplimiento de lo que se interpretó era un pedido de
declaración en los términos del artículo n ° 279 de la ley
procesal. Refirió que una vez revocado -por razones de forma el
decreto denegatorio y planteada su recusación por los fiscalesdecidió inhibirse nuevamente para preservar elementales
garantías constitucionales al entender que los breves
fundamentos dados al resolver el rechazo del pedido de
indagatoria de Vicente Massot implicaba que las partes pudieran
interpretar comprometida su imparcialidad 18
Con relación al doctor Alvaro Sebastián Coleffi
refirió que fue designado titular de la Secretaría del Juzgado
Criminal y Correccional Federal n ° 1 de Bahía Blanca por el
doctor Alcindo Alvarez Canale y se encontraba en funciones al
momento en que el doctor Martínez asumió como juez subrogante
en ese tribunal. Expresó que por ese entonces era de su
confianza manteniendo un trato cordial y amigable y que ambos
llevaron adelante la compleja investigación que determinó la
responsabilidad de Juan Ignacio Suris en el tráfico de
estupefacientes. Al respecto dijo que la instrucción de la
parte inicial de la causa, basada fundamentalmente en la
incorporación de escuchas telefónicas, insumió más de un año y
medio de ardua labor, generándose una relación entre ambos de
absoluta reserva en orden a lo delicado de los particulares
hechos revelados, el curso y entidad que aquellos adquirían al
profundizarse la pesquisa y demás circunstancias. Explicó que
una vez que dispuso el procesamiento de la casi totalidad de
las personas imputadas en el caso, con fecha 8 de febrero de
2014 advirtió una publicación del contenido de algunas escuchas
que estaban siendo emitidas por el programa de FM "La Brújula
24", lo que dio lugar a la formación de una causa penal
tendiente a investigar a los autores, cómplices y encubridores
de lo que entendió que representaba una "violación de
secretos", luego de lo cual el doctor Coleffi se excusó. 19
Dijo que la investigación de ese hecho fue delegada
en el Ministerio Público Fiscal en virtud de lo normado por el
artículo n ° 196 del Código Procesal Penal de la Nación, quien
el 26 de septiembre de 2014 solicitó que se recibiera
declaración indagatoria, entre otras personas, a uno de los
18
Ver Anexo 6, letra U.
19 Ver Anexo 7. letra A.
o
-4
jp,, ~i .!l
, ,,,CONSFJO
DE LA MAGISTRATURA
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
directores de la emisora, Germán Sasso, el cual finalmente fue
procesado el 31 de octubre de ese mismo año por ser considerado
autor prima facie del delito de encubrimiento agravado por su
habitualidad 20 . A fin de identificar al autor del delito de
violación de secretos, dispuso la formación de una causa por
separado que se registró bajo el n ° FBB 10.926/2014, con la
finalidad de garantizar el secreto de la investigación 21 . En
dicho expediente, con fecha 27 de noviembre de 2014, se excusó
por sospechar la participación de Alvaro Sebastián Coleffi en
el acto de entrega del material reservado al periodista Sasso
para su posterior publicación, designándose allí al juez ad
hoc, doctor Martín Ótaño Manterola, quien, ha citado a prestar
declaración indagatoria al nombrado Coleffi para el 30 de abril
pasado 22 .
Además de la formación de la causa penal, el doctor
Martínez dijo que ordenó la sustanciación de un expediente
administrativo bajo el n ° 30/2014, que elevó al Superior el 4
de noviembre pasado; previo a ello, extrajo copia de las piezas
O procesales pertinentes y las remitió al Juzgado Federal n ° 2 en
turno al momento del hecho, por derivar del sumario la presunta
comisión del delito de falsedad ideológica de documento
público, donde quedó radicada bajo el n ° FEB 11.508/2014.23
Así las cosas, resumió que el doctor Coleffi se
encuentra vinculado a tres expedientes: n ° 30/14 de
superintendencia de la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía
Blanca; y dos peqales: el n ° 10.926/14 por violación de
secretos y el n° 11.508/14 por falsedad ideológica y
falsificación de documentos públicos. Al respecto manifestó que
tales actuaciones son consecuencia de la presunta indebida
actuación del doctor Coleffi y que en modo alguno puede
sostenerse que tales expedientes hayan perseguido lograr su
desplazamiento de la causa Massot u otras en las que haya
intervenido como juez ad hoc lo que claramente se desprende de
una detenida lectura de las piezas en las que se originan.
Por lo demás, agregó que a raíz de la campaña
mediática y judicial cuyos efectos han alcanzado y ocupado a
20
21
22
23
ver
ver
ver
ver
copias obrantes en el Anexo 7, létra El.
copia del Anexo 7, letra Dl.
actuaciones obrantes en el Anexo 7, letra El.
actuaciones del Anexo 7, letra Cl.
este Consejo a partir de la denuncia que motivó este descargo y
otra presentación que pretendió lograr por otra vía su
desplazamiento del conocimiento de las causas de lesa humanidad
e incluso de todo el juzgado a su cargo, como lo es la que se
funda en la ilegitimidad de su designación como juez
subrogante, han dado lugar a la formación de otras dos causas
penales radicadas ante el Juzgado Federal n ° 2 de Bahía Blanca,
a saber: n° 12.374/14 formada por él a partir de una nota
periodística de Página 12, precisamente, la que acompañaron los
denunciantes en apoyo a su presentación en este Consejo y la
otra, n° 14.674/14, contra Miguel Ángel Palazzani y otros por
el delito de prevaricato y asociación ilícita. Para acreditar
tales extremos acompañó la documentación que en copia obra en
el Anexo 7, Letra E2. Refirió que además existió una denuncia
formulada por el Secretario de Derechos Humanos del Juzgado que
lleva el n° 831/2015 contra los fiscales federales ad hoc,
doctores Palazzani y Nebbia por Asociación ilícita, cohecho
pasivo del juez y/o Ministerio Público, cohecho activo y otros.
Por otro lado, sostuvo que la maniobra tendiente a
lograr su desplazamiento como juez federal subrogante incluyó
acciones por parte de los denunciantes, jdoctores Palazzani y
Nebbia, tales como la formación de tres distintas recusaciones
en los expedientes "Armada" y "Ejército", todas rechazadas,
pendientes aún de resolución por la Cámara Federal de
Apelaciones de Bahía Blanca 24 . Agregó que la presentación por
parte de los fiscales de una queja por retardo de justicia fue
declarada inadmisible por la Cámara Federal de Bahía el 3 de
marzo de 201525. Al respecto refirió que en esa oportunidad la
Cámara señaló que la queja deducida conformaba más bien una
queja por el contenido de la decisión que él había adoptado.
Acto seguido, con relación a su designación como juez
subrogante que se cuestionó en este ámbito 26 expresó que existen
dos planteos idénticos en el tribunal a su cargo en las causas
"Armada" y "Ejército" 27 que tuvo presente por existir otro
idéntico pedido presentado ante la Cámara que fue la que
resolvió su designación; dando ello lugar a la formación en la
Alzada del expediente de superintendencia n° 3/2015 en el cual
24
25
26
27
Ver
Ver
Ver
Ver
Anexo 1, letras A, E y C.
copia agregada en el Anexo 5, letra P3.
copia en el Anexo 8, letra Ci
copias obrantes en el Anexo 8, letra H2.
1 s \ CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
sI)
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
PODERJUDICIALDE LA NACIÓN
se resolvió elevar dicha actuación a este Cuerpo, ocasión en la
cual se dejó a salvo la validez de la resolución de fecha 5 de
junio de 2012 por la cual esa Cámara lo designó. 28
Finalmente, solicitó la desestimación de la denuncia
y ofreció abundante prueba documental, informativa .y
testimonial para ser producida en su totalidad.
III) Medidas de prueba producidas.
En atención a los términos de la denuncia y el
descargo efectuado por el doctor Santiago Ulpiano Martinez, la
Comisión de Disciplina y Acusación dispuso producir las medidas
de prueba ofrecidas.
En tal sentido, se requirió la remisión de todos los
expedientes administrativos y penales mencionados por el
magistrado en su pesentación, como así también la declaración
testimonial del secretario a cargo de la Secretaria de Derechos
Humanos, doctor Mario Fernández Moreno.
-J
c
u
u-
IV)
artículo n ° 20 del R.C.D.A.
o
o
u,
Citación del magistrado en los términos del
En la reunión de la Comisión de fecha 11 de junio de
2015, por decisión de la mayoría, se dispuso citar al doctor
Santiago Ulpiano Martínez en los términos del artículo n ° 20
del R.C.D.A. de esta Comisión de Disciplina y Acusación (fs.
263/282vta.)
Concretamente,
se
le
hicieron
las
siguientes
imputaciones de cargo:
(a) Haber incumplido el deber judicial de investiga la
comisión de delitos que llegaron a su conocimiento
vulnerando el derecho a la tutela judicial efectiva de
las víctimas.
(b) Haber desplegado una maniobra de obstaculización
respecto del avance de las causas por delitos de lesa
humanidad en trámite ante el Juzgado Federal n ° 1 de
Bahía Blanca, a través de las siguientes metodologías:
• fragmentación en diferentes expedientes aislados de la
•causa denominada "V Cuerpo del Ejército"; negativa
arbitraria a citar a declaración indagatoria a sujetos
vinculados con la complicidad de sectores civiles con
28
ver copia obrante en el Anexo 8, letra 13.
plan criminal ejecutado por las Fuerzas Armadas
el plan,
durante la última dictadura militar; e impedir la
ejecución de actos de impulso procesal -tal como la
celebración de la audiencia indagatoria de Massot-.
(c) Haberse negado a acatar una directiva emanada de la
Cámara Federal de Bahía Blanca consistente en citar a
ampliar declaración indagatoria a los imputados Jesús
Roberto Toro, José Roberto Francis, Hugo Francisco
Menchaca, Ernesto Emilio Etchart, Eduardo Oscar Goy,
Carlos Cabrera Rueda y Miguel Ángel Millapi, en el
marco de la causa n ° FBB 15000005/2007 caratulada "Del
Pino, Enrique José y otros si privación ilegal de la
libertad, tortura y homicidio agravado".
(d) Haberse negado a investigar, con insuficiencia de
fundamentos e inusual ligereza, hechos de violencia
clandestinos de detención cuya investigación fuera
requerida por el Ministerio Público Fiscal, negándoles
el carácter de delitos de lesa humanidad, desconociendo
lo consignado en el artículo n ° 7 inciso "g" del
Estatuto de Roma -aprobado por ley n ° 25.390-.
(e) Haber
abandonado
la
función
esencial
de
un
magistrado, cual es la de procurar la tutela de los
derechos y garantías fundamentales y la eficaz
prestación del servicio de justicia.
V) Descargo en los términos del artículo n ° 20 del
R.C.D.A.
Con fecha 2 de julio del corriente año el doctor Martinez
presentó su •descargo en los términos del artículo n ° 20 del
Reglamento de la Comisión de Disciplina y Acusación de este
Cuerpo (fs. 404/420vta.).
En dicha oportunidad solicitó se declare abstracto el
trámite de las presentes actuaciones en atención a haber
cesado en la función de juez subrogante. En particular
indicó que a partir "de la toma de posesión del cargo del
Dr. Alejo Ramos Padilla, designado subrogante en mi
reemplazo el día 24 de junio, revisto la jerarquía de
funcionario del Poder Judicial de la Nación (Secretario de
Primera Instancia), por lo que no resulto sujeto pasivo de
acusación por parte de esa comisión, no encontrándose el
Consejo de la Magistratura legitimado para proseguir con
rl
(\CONSEJO DE LA MAGISTRATURA
!PODERJUDRJALDELANAaÓN
¼-
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
actuaciones disciplinarias en mi contra
... extremo este
que amerita la suspensión -por abstracto- del trámite
incoado en esa sede..". 29 (fs. 404vta.)
Sostuvo también que la circunstancia por la cual la
comisión dispuso el adelantamiento de la audiencia prevista por
el artículo n ° 20 del Reglamento de la Comisión de Disciplina y
Acusación contraria lo dispuesto en el segundo párrafo de la
norma citada y conculca "elementales principios que hacen a la
defensa en juicio, poniendo(lo) en un total estado de
indefensión, ante la necesidad de imponer(le) en tan escaso
término del contenido de las actuaciones y su prueba, en clara
contradicción de lo indicado en el 3er párrafo 'in fine' del
art. 20, lo que se ve agravado aún más en razón de la distancia
(700 ]cm de mi lugar, de residencia) ". 30 (fs. 404vta.).
Planteadas que fueron las cuestiones previas, el
doctor Martínez subsidiariamente formuló el descargo
-J
remitiéndose a aquellos presentados en la oportunidad fijada
u
LI-
o
o
(u
por el artículo n ° 11 del Reglamento de la Comisión de
Disciplina y Acusación tanto en las presentes actuaciones como
en aquellas que tramitan bajo el n ° 10/2015, solicitando se den
por reproducidos en honor a la brevedad.
Por otro lado,
reiteró que las imputaciones
formuladas sólo se relacionan con cuestionamientos a los
criterios de valoración de prueba, conllevando una desatención
de la naturaleza y estadio procesal en el que las medidas
fueron dictadas, y de los mecanismos procesales específicos.
Más aún, explicó que la única pauta tomada en cuenta
por los denunciantes para atribuirle mal desempeño de sus
funciones ha sido la conclusión arribada por el tribunal de
alzada al revocar resoluciones adoptadas en el marco de las
causas bajo su jurisdicción.
Puso énfasis en que el contenido de las decisiones
que adoptó durante su función ha sido el verdadero motivo de su
imputación, no existiendo elementos que ameriten el inicio de
una acusación en su contra.
Por último, ofreció prueba, acompañó una síntesis
sobre el contenido de su gestión desde la asunción en la
29 Ver fs. 1 vta del descargo del doctor Martinez.
30
Ver fs. 2 del descargo del doctor Martinez.
t
1.
subrogancia del Juzgado Federal n o 1 de Bahía Blanca en las
causas radicadas por ante la Secretaría de Derechos Humanos, y
reitero se ordene el archivo de las actuaciones.
CONSIDERANDO:
1°) Que, el objeto central de la presente denuncia
consiste en determinar si el doctor Santiago Ulpiano Martínez
incurrió en mal desempeño en sus funciones o en alguna
infracción disciplinaria durante su actuación en las causas
referidas en la presente denuncia.
2 ° ) Que, mediante Dictamen n ° 18/2015 de la Comisión
de Selección de Magistrados y Escuela Judicial -aprobado en el
Plenario del Cuerpo por voto de mayoría en la sesión del pasado
18 de junio- el doctor Santiago Ulpiano Martínez ha cesado en
su función de jaez subrogante a cargo del Juzgado Federal n ° : 1
de Bahía Blanca.
El cese del desempeño del doctor Santiago Martínez
conlleva que la prosecución del presente legajo devenga
abstracta.
3 ° ) Que, sin perjuicio de ello, en cumplimiento de lo
normado por el artículo n ° 23 del, Reglamento de la Comisión de
Disciplina y Acusación, es del caso señalar que analizados los
términos en que los fiscales federales ad hoc, doctores Miguel
Ángel Palazzani y José Alberto Nebbia, formularon la denuncia
contra el magistrado subrogante del Juzgado Federal n ° 1 de
Bahía Blanca, se observa que de las constancias agregadas no
surge conducta alguna que pudiera resultar susceptible de
reproche administrativo, pues en todos los casos la actuación
del juez se ajustó a la normativa procesal aplicable.
4 0 ) Que, en efecto, de una minuciosa lectura de las
actuaciones acompañadas en este expediente se desprende que en
todos los casos denunciados lo que se cuestiona es la actuación
que, como director del proceso, le compete al juez; vale decir,
sus específicas y privativas facultades de juzgar el asunto
llevado a su consideración.
En
ese
contexto,
este
Cuerpo
ha
sostenido
reiteradamente que las meras discrepancias con los criterios
adoptados por los jueces no resultan suficientes para sostener
o justificar un proceso disciplinario.
50) Que bajo esas condiciones, corresponde declarar
'4
f a\ CONSEJO DE LA
..-J
PODER JUDICIAL DE LA NACIÓN
AÑO DEL BICENTENARIO DE LA
DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL
abstracto el trámite de estas actuaciones sin necesidad de
dejar constancia de la imputación formulada en los términos del
artículo n ° 23 del Reglamento de la Comisión de Acusación y
Disciplina.
Por ello, y de conformidad con el dictam,qN ° 1/16 de
/1
la Comisión de Disciplina y Acusación,
SE RESUELVE:
Declarar abstracta la denuncia /ulada contra el
Dr. Santiago Ulpiano Martínez, ex magØ t subrogante del
Juzgado Federal N° 1 de Bahía BlanÁ,
íincia de Buenos
/
Aires.
Regístrese, Notifíquese y
se.
-J
u
LI-
o
o
u.,
e la M
judicial
Firmado
que doy fe.
SIC RET P
t
1
1
Descargar