fyr: F ì T - Ayuntamiento de Murcia

advertisement
AYUNTAMIENTO
DE
MURCIA
a r c h i v o
ESTTAB*
H.°
Mod. 68/77
DESCRIPCION
D
E
L
Y
M A G N I F I C A S
que
A
l a
S
P
L
A
Oficialidad
L A
N O B L E Z A
FIDELÍSIMA ,
Y
D
E
L
e l
día
de
C O N
POR
L A S
N.
M,
L.
C U M P L E A Ñ O S
SEÑTOR
)
. E n e r o
de
de
jeste
1786.
A U T O R .
P I C H A L O U P
DE
ESTA
SANTA
Y
MISMA
L I C E N C I A S
ANTONIO
S
CORONADA
guarde,
Aso
SU
E
MURCIA,
E L
Dios
20
NATURAL
M.
N U E S T R O
jpkesente
M A T I A S
L
P A V I A ,
VECES
DE
P O R
( qiit
e n
B
Regimiento
L A
SIETE
R E Y
I
F I E S T A S
D E
D E
CIUDAD
C E L E B R A R O N
S
d e l
D R A G O N E S
Y
U
P O U S E N T ,
CIUDAD.
N E C E S A R I A S .
MARÍA
Y
BARRIO.
V i v e en el Plano de San Francisco.
-"'"
'
- *
'
"
''
•
"-
fyr : F ì T
' -¿
\
i
S'?.
vijfcw - I '
z i . I 2 3 I H
:•
..
.j.
.li
/j»!
'Sfejrf
r;
Ov/ ,
••
'
.
••
./iv.
ACi / y
•
•:...
'
•
,
.
-
"
:
i
i¿
'
1."
c .k
;
' :.
t
0£
.
•
i.x,lì:1
3 L & 4 L
li^S&Sk
^-..M-vV^^i
k
r
¡.bilìed'
X ? . 5L
'..a
r
" A:^
-
vo:u
0 > \ T ¿ ? A r , l
,
V
... V . i
JZI'ÌICI
.£8 • i
'
-
vt
M
,
. r
''¿^iTS:
a j
U
- ' -
,
UÀ
& X T / & A
Z
e A O I ^ I I ^ Í
c
ÉOT/
"L-
.
Z
,
AL IíECTO
E L E B R A V A la Gentilidad diversas
Fiestas, Juegos , y Expedaculos,
yá à honor , y reverencia de sus
Dioses , como las Bacanales (i); yá
en memoria de sus Difuntos, como
las Nemeas (2), y Augustalcs (3);
yà para divertir al Pueblo qual fueron las Quinquenales (4) ; y yà para solemnizar ios días
de su Nacimiento à las que llamaron Geniales (5). Inventaron también otros Juegos que nombraron Máximos , y serbian de Plegarias y Rogaciones (6) ; los de
los Gladyatores, un tiempo exercicio de Hombres , y
Mugeres ( 7 ) , y en otros orroroso y sangriento espectáculo (8); los Olímpicos , famosos y decantados, premio y palestra del valor (9); los Navales, donde se peleaba por la vida (10) ; los Juvenales, especie de R e presentaciones líricas ( 1 1 ) ; los Seculares, y Circenses,
Carrera de Carros, y Caballos ( 1 2 ) ; las Luchas, donde
li(1) Adacnob.in Satürn. (2) Pini. Nat. Hist. lib. 19. cap. 8.
( 3 ) Tacìt.lib. 1 .Ann.767.(4)
Tacìt.lib.14./te.8i
2.(Plin.
Nat.lib.il
\cap.i.(G) Tac.lib.$.An*}7%.
(7) Tac.l.i5.
An.
S i 6.(8) Tac .lìb. 1 .An.yó
Cascai. Discurs. 1 . (9) Fiat,
in Olimp.{\o) Tacìt.lib. 12.Ann.805.(11
) 'Tacìt.lib. 1 ¿\.An.
8 1 2 ( 1 2 )TacitJib. 1 \.Ann.%oo.D.lsidor.lìb.
1
S.Ethymol.
TtrtuLlib.de SpáJac.&
Joan. JVlarìan. de Speffi.
1
lidiaban las Fieras mas fieras , con Fieras ( i ) , y con
Hombres (2); y finalmente las Representaciones, Teatrales, Comedias Togadas, Pretextatas y Tabernarias
(3) : Fiestas todas que à pesar de la ruina del Imperio
Romano quedaron recibidas en nuestra España, y entre
las Naciones mas cultas de Europa ; y aun oy existen,
pero con menos peligro , y mas moderación.
L a Gala, Combites, y Besamanos en los Dias de
Cumpleaños, la Naumachia de Aranjuez , en nada inferior à la de Fucino , los Exercicios de la Milicia , las
Controversias Literarias, y sus Premios, las Operas, las
Comedias, los Toros y sus Luchas con los Perros, y
en fin , las Justas, Escaramuzas, Carrera de Caballos,
A c h a s , Sortija , Cañas, Alcancías, y otras invenciones
de esta clase, son otros tantos Testimonios de su existencia.
Estos últimos Juegos fueron siempre en España un
continuo exercicio de la Nobleza, y propio instituto de
los Caballeros de la Vanda: Celebravanse á fin de instruirse en el manejo del Caballo , y uso de la Lanza*
pero con el obgeto de festejar à las Damas á cuya devoción se celebravan : Tal fue el Torneo que se executó
en Tordesillas de Orden del R e y D. Pedro, y à fin de
cortejar à Doña Maria de Padilla (4) ; que hasta los R e yes no desdeñaron semejantes galanterias.
Los Moros de España usaban con frequiiencia de
tales diversiones de que hallamos exemplares en alguna
Los
(1) Plin. NáturM.S. cap.1.16.1
19. (2) Plm. idm. lib.
%.cap 6. ALtian.lih.7.cap, 4 3 . ® Anl-Gel.de Noft. At.
(3) Carol.Steph.iri JDB.Poet. & Joan. Qhen.m Legic. Poe
(4) Nnñez Cron. del Rey D. Pedro, 8. pag. 176.
de sus Historias ( i ) ; premiaban á los Vencedores con
J o y a s , y estas las dedicaban à sus Damas.
Los modernos Españoles, y especialmente las Personas Reales, los Grandes, y los Cuerpos de Maestranza , se fatigan continuamente en estos, y otros adiós de
Caballería, y á su exemplo la Nobleza de muchas Ciudades i circunstancias que acaban de militar en esta de
Murcia.
Con motibo del Cumpleaños del R e y N . S. nos
dio en esta Ciudad las pruebas mas relevantes de su lealtad , y à favor de aquel Sexo ; conoce lo que vale, y
por lo mismo le obsequia , siendo la Nación toda quien
le ha dado el modelo.
Díganlo nuestras Leyes, donde vemos que prefieren
este Sexo á el de los Legisladores : Testigos son las
Constituciones modernas , las del Veleyano, las de la
Partida , Toro , Madrid , Senatus, &c. Díganlo nuestros Escritores; un Feijoo que tanto las elogia y engran-
dece , un Nípho en su Catkalogo de Ilustres Españolas,
un Roxo en su Teurgia, 6 Magia natural, y en fin, un
Lauro de las Mugens,, una Perfecta Casada , y una
Noticia , y Suplemento de las Mugeres Escritoras ; L i bros publicados para su gloria é instrucción.
Pues< qué diré de ío > Extrangeros> Entre los Franceses El Amigo de tas Mugeres ]qué ilustre memoria
hace de muchas de ellas l Fuera de este hay otros muchos Autores que las elogian ; y hasta dos Plumas impías dieron muestras contrarias en esta parte. N i les faltaron entre los Italianos Panegiristas, ni menos entre los
Latinos,y Griegos Escritores: E l Pe tr are lia en su Trium- i
pho
(i) Veas e el Lib. intit. Guerr. Civil, de Granad.
)
pho de la Castidad, Casan eó en su Cathàlogo , Textor
en varios Títulos de su Oficina, y Plutarco en sus Claras
Mugeres nos dan evidentes pruebas. Esto en quanto á
los Historiadores Profanos ; pues de los Sagrados ¡qué
encomios, que epítetos han recivido! E n diez partes las
alaba la Sagrada Escritura hasta llamarlas Corona del Varon (i); y en otras diez nos dice, la honestidad de Sara (2);
la piedad de Raab (3) ; la astucia de Jael (4) ; el juicio
de Débora (5) ; el valor de Judith (6) ; la castidad de
Susana (7) ; la prudencia de Abigail (8) ; la obediencia
de la hija de Jepte (9); la fineza de Michól ( 1 0 ) i y la
constancia de la Madre de los Machabeos ( 1 1 ) .
Si registramos las demás Historias ¡qué de Heroínas hallaremos ! Veremos à otras diez introducir la R e ligión en el Mundo , Ingunde en España, Elena en el
Romano Imperio , Cesarea en Persia , Theodolinda en
Italia, Clotilde en Francia, Margarita en Inglaterra, GU
sela en Ungria , Dambruca en Polonia, Olga en Rusia,
y Ethelberta en Alemania (12.)
Verèmos que á Minerva, se le deve la invención
de las Leyes, Artes, y Ciencias (13) ; à Vesta las Casas
( l 4 ) ; á Ceres la Agricultura (15); à Melonala M i e l ( i 6 >
à Aragne las Redes (17); á Sapho los Versos (18)5 à Isis
las
(i)Prav.caj>.i2.(z) Gen.cap.18. (3) fos.cap.6,(^)fnd.cap.^
(5) Idm. (6) fud. 1 3 . (7) Dan. cap. 7. (8) i.Reg. cap.25.
(9) fud. 9. (10) i.Reg.19. (x 1) 2.Machab.-j. (12) Causin.
Cort. Sant. Scs.t.pag. 1 57. (13) Ciar. lib. de Nat. Deor.
& Tertul.de Coron.Milit. (14) Homer.in Hymn{ \ 5) Calimach. fíymn. in Cer. (16) Arnob. lib. 4(17) Plin.Nat.
Hlst\ lib. 7. cap. 56. (18) Ovid.Ep. Sapho ad Phaon.
las Letras ( i ) ; á Numeria los Números (z) ; à Pantasilea la Segur (3)5 à Tarina la Politica (4) ; à J ó el uso
del Trigo (5) j à Enone la Medicina (6) ; y á otras muchas diferentes industrias (7) : Veremos la fidelidad de
Dido (8), y A r t c m i s a (9)» el. amor conjugal de A l cestes ( 1 0 ) , y Evadne ( 1 1 ) ; la constancia de Leena
(12), y Epicaris ( 1 3 ) ; el valor de Mauvia (14), y Amalasunta ( 1 5 ) ; la eloqiiencia de Sencia ( 1 6 ) , y Hortensia ( 1 7 ) ; el ardimiento de las Amazonas (18) ; el poder
de las Vestales (19)5 y el espíritu de las Sibilas (20): E s tos y otros exemplos hallaremos si examinamos las Historias ; exemplos que ocuparon las plumas de los mas
eruditos Escritores ; exemplos que en parte motibaron
las presentes Fiestas} y exemplos que fatigarán con igual
exercicio, la memoria 9 la admiración, y la alabanza.
»V A L E .
A
(i) Euseb.de prap.Evang. (2) Aitg.de Civ.Dei.lib. 4 cap.i 1 .
(3) Plin. Nat. Ub. 7. cap. 56. (4) Herodot. lib. I. (5) Text.
Offic. (6) Ovid. Epist. ^.Enon.ad. Parid. (7) Casan.
Cathal. de Glor. Mnnd. 2p. Cons. 34. (8) Rhod.lib. 28.
cap. 21. (9) Curt. lib. 2. cap. 8 (10) Eurip. in Akest.
(1 1) Apolod. lib.%. Biblioth. (12) Plin. Nat. lib. 7. cap. 23
(13) Tacit. lib. 15 Ann.818. (14) Zozomen. lib.6. (15) Ent.
Putean.Hist. Insiibr. ( 16) Valer. Max. lib.8. (17) Appian.
Civ. 4. (18) Text. Offic. Tit. Amaz. (19) Juxt. Lips. de ,
Vest. & Vestal. (20) LaCtJib« 1. cap. 6. & Aug. lib.
dt
Civita
»
-y.'
•'
/
\
..
•
'..
%
!
•
~
• üi., fc,-; !.^: - ;.,í \<xl ,'. ¿vi i •
.....
•-ito*.1. ¿ ì ì i i à ^ k
V ; •v i t t i j ; l
,•
..
.
,
-ir.
<
'
it
dìttici H ¡V , ( ¡ A O ' i ' ^ . ì
•
V,
.'
.
...
•
.
.
not&fUracir
,
^,
•;•.
.
., ..'
-
:
.
>
?
•....- ¡.••'<soi\b
.. . ^ : ¿ ..
.
1 .
K fl ;r¿ d
'
r'
•A
.
'
. ,
,
.
V
..":.-
]
.
•v •
. "..-A. : -
: \
£\ %
l \ .
iF
Inspiraciones de festibo Numen,
1 1 ? Cabalina Deidad mi mente baña,
Castalia Ninfa , soberana Clio,
Mi estéril vena con su aliento inflama.
Tú invi&isima Murcia, Tú que á exemplos
De la lealtad mas fina, y acendrada,
Un Sabio , un Justiciero , un Animoso,
Orlan tu frente con Coronas tantas*
Embarga tu atención , escucha atenta,
L o s ecos dulces de sonora fama,
Aparato festibo que publica,
De un justo empeño la devida paga.
Veinte veces pisaba el rubio Apolo,
Del Dios bifronte la Carrera helada,
Y otras treinta también de Capricornio,
Su siempre triste y enemiga Casas
Entonces, quando declinando el Dia
L a Tarde corre con veloces alas,
Y de Cintio la antorcha rutilante,
t
De altibas cumbres las umbrías baña,
Por la gran Plaza de Daraxarife,
Espacioso Arenal, en cuya Vaya,
Matematico el Gusto en un instante,
Formo Trincheras de fagina humana,
L a Nobleza de Murcia , cuyos hechos,
A fatigas se cuentan de la Fama,
Y Oficiales Dragones, cuyo Cuerpo,
Recuerda al Galo la memoria infausta,
E n confuso tropel entran unidos,
A l compáz de marciales consonancias,
E n veinticinco montes animados,
Hijos del Bóreas , partos de Vandalia.
Sus Divisas , Libreas , é invenciones,
Formaban una Primavera varia,
Vago pensil , hermoso maridage,
De matices , de plumas , y de galas.
Quadrillero mayor entrò el de
Lxjcas,
Sobre un' Retrato de la Noche opaca,
Mongibelo voraz , por cuya boca,
Respira el fuego quando el freno tasca.
Por Cimera llevaba un Sombrerillo
A l modo antiguo de Española usanza,
Con un Penacho, que embidiaban quantos
Vivientes surcan la Región alada.
Una Ungarina , ò Casaquilla corta,
Chupa, Calzón , y una ceñida Vanda,
Era su Trage, del color que usurpa
L a rosa a Adonis en purpurea grana.
E l de
SALINAS
Capitan entonces,
L a Vanguardia Rigiendo, fatigaba,
Nerbiosa espalda de atezado Bruto,
Aguila informe , si Babel con alma.
Cinco Comilitones, cinco Atletas,
Formaban toda su primera Esquadra,
E n cinco Brutos producción del Betis,
Pelasgos hechos de Nación Hispana;
Estos eran
E l Joven
Y el de
BJERDALL , FONTES ,
MAUDUIT
MOLINA
GARCÍA,
de edad lozana,
; cuyos Uniformes,
Tan solo en el color diferenciaban,
Color que, liberal tributó Ceres,
De espigas rubias en pagizas cañas.
Igualmente los golpes , las faldillas
Divididas del arte à cuchilladas,
Excitaban las lagrimas de Venus,
Qual rubio feudo de la Tiria playa.
Go-
Governando en el Centro iba "el de
Uribe,
Marques de .San Mames , de estirpe clara,
Sobre un Alpe de nieve , cuya altura,
Con pardas nubes su candor empaña.
Qual biformes Centauros belicosos
Ocupaban el Cuerpo de Batalla,
BALMASEDA ,
Y el de
ToRNes., P R I E T O
LOZANO
?
PADÍA,
con Libreas raras,
Cuyo color à embidias de Amaltea,
Inventò lisongera la Esperanza.
La Retaguardia Capitaneando,
E l marcial Esquadron
TORRES
cerraba,
Sobre alado Pegaso , monstruo adusto,
Sensitibo borron de la Mañana.
Sagitarios tan diestros otros cinco
Iban formando la segunda Ala,
Como e$
ZEVALLO$
PAREJA ,
, y
MELGAREJO,
CALLOSO
PEREZ,
; estos llevaban
En fulgentes en candidos Ropages,
Los cendales purísimos del Alba.
E l Narciso galan Joven
AGUADO,
El Cuerpo de Reserva Comandaba,
Hipogrìfo do, e vano oprimiendo,
A quien el Noto le prestò sus alas.
.
C i n c o Ú fin de R e t e n cubriehdo iban
L a festiba la alegre Cabalgada,
Como eran
El
de
SANDOVAL
, el de
C A B E R O , MATJDUIT , y
BENITEZ,
ARANZA,
E n cuyos ,Trages derramó Neptuno,
Cerúleas olas de la azul Campaña.
De esta suerte galanes ocuparon
L a espaciosa la placida Estacada,
Siendo a laespe&acion , siendo en su obgeto,
Pabulo del placer cada mirada.
Corre la novedad , crece el concurso,
Tr¿ás si la admiración la vista arrastra
Fludúa el Vulgo , y agitado , inundan
Vivientes olas la anchurosa Plaza.
Del claro Tader , del segura u n d o s o ,
L a vaya oprimen con industria rara
Diferentes tablados , à quien bruman
Inmensos Argos la robusta espalda.
Del Sacro Episcopal nuebo Palacio,
L a Galería Dorica ocupaban,
Infinitos Alumnos de Minerva,
Del contiguo Jardín floridas Plantas.
Los demás Miradores , los restantes
Despejados Balcones , se adornaban
De
D e lo mas distinguido, siendo entonces
Augusto Trono de Nobleza tanta.
Del Consistorio , del Ayuntamiento,
Las magnificas Casas, se anegaban,
A inundaciones del hermoso Sexo,
De aquella clase mas privilegiada:
Las laterales que su diestra ocupan,
E n Terrados , Balcones , y Ventanas,
A Esquadrones la Gente , parecía
Que á escalar iban el antiguo Alcazar:
Dwl celebrado Puente los dos Nichos,
Que à dos Custodios en sus senos guardan»
Aunque no de vulgar archite&ura,
L a Plebe mas vulgar también escala;
Hasta las Ninfas del sonoro Rio,
Cristalinas Potámides , dejaban
Sus alcobas, y alegres discurrían,
Las cabezas cubiertas de guirnaldas,
Todo era confusion , todo era grita,
Los vivas suben à la Esfera Sacra,
Dan principio al festejo , y à su vista,
Ablan los ojos, y la lengua calla.
E n paralelas lineas los Ginetes,
E n el vasto Palenque se formaban,
Rompen el ayre dulces melodías,
Y alegres ecos de una Contradanza,
i A l tenor de la musica los brutos,
Desmintiendo su ser en las pisadas,
Hieren la tierra repetidas veces,
Con compaces , rebueltas , y mudanzas:
Con superior instinto en los cruzados,
Y a se mezclan, se juntan , y se enlazan,
Aplaundiendo sus giros, y escarceos,
! Del inmenso Auditorio las palmadas.
Concluyóse la Danza, y las Quadrillas
Empuñando en la diestra gruesas cañas,
Dan principio á una alegre Escaramuza,
Justa idea formal de una Batalla.
Arremeten los unos à los otros,
Las cañas tiran en lugar de lanzas;
U n o acomete , otro huye el encuentro,
Este embiste , aquel corre , otro se para.
Quien discurriendo airoso quanto encuentra,
Atropella , deshace , desvarataj
Quien en sola una caña parecía,
Que arrojaba de Cloto la Guadaña,
í N i el de Cannas, Combate el mas f a m o s o , i-
N i la de Leustria célebre Campaña,
Ni
N i la de los Termopilas Disputa,
N i la Acción tan reñida de Farsalia,
Fueron mas vivas , fueron mas ardientes,
Mas tenaces, mas diestras , ni mas bravas,
Que esta forma aparente de refriega,
Campo fingido de la suerte varia.
Encubierta la fa'z de la vi&oria,
A favor de ninguno se declara,
Duda Marte , y à todos justiciero,
Reparte lauros , distribuye palmas.
Cesa este Juego , luego se previenen
Para otro nuevo de robustas hastas,
Cuyos romos estreñios prometían,
A pesar de los hierros, esperanzas.
De vistosas colonias suspendidos,
(Que en volubles carretes se enrroscaban )
E l acierto sus Premios ofrecía,
E n Sortijas que el Zefiro azotaba.
Todos se aprestan al presente empeño,
Pretendiendo lograr la justa paga,
Batallando en su vaga fantasía,
L a Adulación , y la Desconfianza,
E l de Salinas bastago famoso,
S e presenta el primero en la estacada,
Y empuñando la cuja, con'la espuela
L o s hijares del bruto ensangrentaba.
¿ N o viste exáiacion que despedida
Por las vagas Regiones se dilata,
Y dexandose atrás al Pensamiento,
Juzgan los ojos de que fue soñada?
Pues asi fue del bruto la carrera}
Quien siendo exáiacion mas agitada,
L o que fue agilidad pareció miedo,
Confundiendo el efe&o con la causa;
Corre pues , y llegando á la Sortija,
Orla con ella su Ginete el hasta,
Y siguiendo incesante su carrera,
E n suerte no inferior la suerte alcanza.
Renuevanse los vivas y las voces,
Aumentase el rumor y la algazara,
Escalar pretendiendo las estrellas,
Los sombreros que al ayre se arrojaban.
Aconseqiiencias de Salinas , fueron
Corriendo todos, mas con suertes varias,
Logrando el Vencedor , que un Gallardete
Del color de su trage, le premiara.
Estos iban ufanos , pero otros
De su suerte quexandose, mostraban
Los
Los desaires sentir de la Fortuna,
Accidentes en forma de desgracias.
Repitiendo otra vez galanterías,
Juguetes muchos , é invenciones raras,
Dieron fin, al festejo , y también dieron,
Libertad à los. ojos , y à las plantas.
Del Grommwel Español , del Richelieu,
Célebre Macanas, florida Rama,
De este
CORREGIDOR
Cuya Cuna en
ilustre
HELLIN
ESPOSA,
tubo en su infancia,
Prodiga , y liberal celebrar quiso
E l feliz Cumpleaños del Monarca,
C o n un Refresco que excedió al deseo,
E n lo rico y costoso de las aguas:
Quantas bevidas con que adula al gusto
E n su provida Copa la Abundancia,
Tantas logró esta tarde el apetito,
Con mas exceso, con mayor ventaja:
Quanta ilustre Nobleza ciñe Murcia
En -el vasto con fin de sus murallas,
Tanta fue combidada, y atrahida,
A l imán de atención tan cortesana:
Quanta noble Persona forastera,
De Marte alumnos, la Ciudad abraza,
« "
< Tan-
Tanta concurrid allí, ^ viendo la puerta ' *
Abierta à impulsos de una mano franca.
Terminóse el refresco , y terminóse
E l dia huyendo de las sombras parda*,
Y al instante la noble Comitiba,
A l Contraste encamina sus pisadas.
Quien podrá referir exáóiamente,
E l inmenso concurso de las Damas,
Los torrentes de nobles Forasteros,
Los Galanes sin numero , las galas,
Las lucientes antorchas, é instrumentos,
Los Brebages, en fin , y las Viandas,
Que vio la admiración aquella noche
E n Salón tan magnifico abreviadas?
Ni la Arcadia vió nunca mas Zagales,
N i mas perfumes la feliz Arabia
N i mas perlas el Ganges , ni en sus senos
Ofir mas Oro , ni el Catay mas Plata;
Ni mas Ninfas en fin , ni mas Deydades
E n las Bodas de Tetis vio Tesalia,
Como alli concurrieron , cuya vista,
Aun de Momo los labios embagara.
L a combusta materia que en panales
L a Abeja a&iba y oficiosa labra,
A fatigas del arte allí lucia»
E n blancos Cirios , en robustas Achas.
Emulos de Amphion , Lino , y Orpheó,
E n sus dulces y acordes consonancias,
Dos Orchestras de Músicos sele&os,
Dos opuestos tablados ocupaban.
Una Botillería , y un Repuesto,
E l brillante aparato coronaban,
Donde la industria , donde la largueza,
Incentibos al gusto preparaban:
E l sustento común que inventò Ceres
A pesar de la Encina , y la Carrasca,
Los Licores que el Anglo nos tributa,
K o s dà el Galo , nos rinde la Germania,
L o s helados y tibios beverages
Del
acido
limón liquidas aguas,
Las delicias de Baco , las be vidas
De frutos de Pomona , y de Caracas,
Del cerdoso animal el jamón dulce,
E l tostado biscocho , la esponjada,
Y otras muchas lisonjas del deseo,
Se encontraron allí con abundancia:
L a profucion , el orden , la riqueza,
Igualmente rey naba en todo 5 gracias,
A la ele tanto ilustre Cuadrillero
Liberal atención noble y bizarra.
Dos Phalanges de bélicos Soldados,
Avenidas , y Puertas custodiaban,
Prevenciones que á un tiempo se oponían
A l desorden , y el sitio autorizaban.
Principióse el festín con el anuncio
De arpadas lenguas, y empezó la Danza:
N o en figuras, paseos f posiciones,
Inventò Pecour tantas mudanzas,
Como allí cxecutaron , siendo tantos
L o s movimientos , las posturas tantas,
Que temió con razón , que pretendían
Usurparle su oficio , la Inconstancia.
A s i pues en continuos cxercicios,
Artificiosas diferencias varias,
Ocuparon la noche ; pero quando
L a notturna carrera dimidiaba,
E l Amante velaba , el Can dormía,
Y Morfeo su Imperio dilataba,
Empezóse el explcndído Banquete,
Coronando las mesas de viandas.
Las Comidas que Asnero dio à sus Grandes,
L a que á honor de su Antonio dio Cleopatra,
Y la Cena ^uc E vii dio 'en Babilonia,
N o igualaron con esta en la abundancia.
Incitando -ganosos apetitos,
E l Ceylá n los manjares sazonaba,
Ganimedes el Ne&ar ofrecía,
Y' el blanco zumo la meliflua caña.
Satisfecho el deseo , concluyóse
De dar tanta materia & la alabanza,
Retiróse aunque tarde el regocijo,
Y dio fin con la jnoche la jornada.
Tan plausibles , t¿n finas , tan brillantes
Demostraciones acia su Monarca,
Tan costoso festejo , tan heroycas
Muestras de la lealtad mas acendrada,
Tan pomposo aparato , en fin , no dudo
Que serán por sus muchas circunstancias,
A la posteridad un noble exemplo,
Y un continuo exercicio de la Fama.
F
Imprimase,
Salvador.
I
N.
Descargar