La hora del Sí a la Paz en los territorios de Colombia

Anuncio
MUNICIPIO
Fundado en octubre de 1987
Escuela Superior de
Administración Pública
Periodico Institucional de la Escuela Superior de Administración Pública / Número 12 / 2016 / ISSN 1022 - 7270
La hora del Sí a la Paz
en los territorios de Colombia
CONTENIDO
Editorial
La ESAP,
por la ruta de la excelencia y de la paz.
3
Opinión
Paz: contra la criminalidad,
contra la corrupción y por la igualdad
4
Pedagogía de paz
Pedagogía por la paz desde
las organizaciones sociales
5
Pedagogía de los acuerdos de paz
con y para los ciudadanos
6
Visiones de la investigación en torno al
posconflicto
8
Paz territorial
Preparando el territorio para la paz
10
Gobernanza para la paz
12
Academia
Paz a la acción
13
Plebiscito sobre un acuerdo final de paz
14
La maestría en Derechos Humanos,
Gestión de la transición y el posconflicto
16
Acreditación
La ESAP se alista para obtener
la acreditación del programa APT
17
Cultura y entretenimiento
Empezó a jugarse
el partido por el sí a la paz
18
19
Crucipaz
20
Nuevo Municipio
Cultura por y para la paz
Periódico Institucional
Fotografía: Presidencia de la República
E
n buen momento la Escuela Superior de
Administración Pública relanza este periódico Nuevo Municipio, como espacio
de información y análisis sobre los desafíos
que tenemos los servidores públicos y las
instituciones a las que representamos, tanto
nacionales como locales.
La administración pública es una labor que
nos exige estar en permanente formación y
a través de este medio podemos mantenernos al tanto de las nuevas realidades, retos y
oportunidades que surgen a diario.
En ese sentido, cabe destacar el trabajo de la ESAP dirigido a
mejorar las capacidades de gestión administrativa y de buen
gobierno en diferentes territorios del país. Particularmente,
la ESAP acompaña en esta labor a 100 municipios ubicados en
zonas que fueron especialmente afectadas por el conflicto –y
que serán, por tanto, cruciales en el posconflicto–.
La “paz territorial” es un reto inmediato que debemos asumir
los gobernantes, pero especialmente los líderes y mandatarios
locales, teniendo en cuenta dos aspectos básicos en los que
trabajaremos juntos: ajustes a la institucionalidad vigente, con
el fin de consolidar una administración pública eficiente, y la promoción de la participación ciudadana, para que los colombianos
Ahora que nos acercamos al fin del conflicto,
la “paz territorial” es, justamente, ejemplo de
una realidad latente que debemos comprender, un reto inmediato que estamos obligados
a asumir y, sobre todo, una oportunidad que
podemos aprovechar.
Se trata de una realidad latente porque la paz
se construye desde los territorios, y particularmente desde aquellos que han sido más
golpeados por la violencia. Las autoridades
regionales están llamadas a participar activamente en esta tarea, porque son quienes
conocen de primera mano sus problemáticas
locales y, en consecuencia, interpretan mejor
las soluciones que requieren sus comunidades.
Fotografía: Presidencia de la República
Continua pág. 2
2
PÁG
La hora del Sí a la Paz en los territorios de Colombia
Fotografía: Presidencia de la República
Ahora que nos acercamos al fin del
conflicto, la “paz territorial”
es, justamente, ejemplo de una realidad
latente que debemos comprender,
un reto inmediato que estamos
obligados a asumir y, sobre todo,
una oportunidad que podemos
aprovechar.
Nuevo Municipio
sean coautores de la construcción de
paz en sus comunidades.
Lo anterior, además de un desafío, es
una oportunidad, porque sin el conflicto de por medio profundizaremos
el trabajo en varios frentes que son
fundamentales para construir una paz
sostenible, como consolidar la seguridad –en zonas rurales y urbanas– e
incentivar una política de convivencia
que aborde la violencia de manera más
preventiva que punitiva.
Adicionalmente, sin la guerra en
nuestra lista de “prioridades”, dedicaremos más recursos a garantizar
mejores condiciones de vida para los
colombianos, con bienes y servicios
básicos a los que todos tenemos derecho, como empleo, salud, educación
y vivienda digna.
Podemos ser optimistas sobre una
paz duradera si avanzamos hacia
una sociedad con colombianos mejor
formados –tolerantes, pacíficos y respetuosos de la ley–, y si les damos a las
familias las herramientas suficientes
para que salgan adelante –y para que
la falta de oportunidades no sea caldo
de cultivo de nuevos conflictos–.
Estamos muy cerca de avanzar, como
nunca antes lo habíamos hecho, hacia
el silencio definitivo de los fusiles.
Pero el primer paso es que digamos
SÍ A LA PAZ, de manera decidida y
mayoritaria, en el plebiscito que se
avecina para refrendar los acuerdos a
los que llegamos en La Habana. ¿Queremos darles a nuestros hijos y nietos
la oportunidad de construir sus vidas
en una Colombia en paz o les heredaremos a ellos el país en conflicto que
nosotros conocimos?
Es momento de redefinir nuestro
futuro. Es ahora cuando decimos ¡sí
a la paz en todos los territorios de
Colombia!
Juan Manuel Santos Calderón
Presidente de la República
La negociación con las FARC es apenas un punto de partida de ese camino
que debemos recorrer. De todos los
colombianos depende la refrendación
y la consecuente implementación de
los acuerdos, así como poner cada
uno de nuestra parte para que la paz
se consolide también en nuestros
corazones, en nuestras familias y
comunidades.
Fotografía: Presidencia de la República
Periódico Institucional
3
PÁG
Editorial
La ESAP, por la ruta
de la excelencia y de la paz
- , presentar hoy la
edición de relanzamiento del periódico Nuevo Municipio,
fundado en 1987,
que constituye uno
de los instrumentos
más importantes de
difusión del quehacer de la comunidad
esapista.
Claudia Marcela Franco Dominguez / Directora Naciional ESAP (E)
E
n 2016, la Escuela Superior de
Administración Pública (ESAP)
cumplió 58 años de creación.
Durante este tiempo ha formado profesionales con calidad y ha aportado
al conocimiento público del quehacer
gubernamental en un país que, como
el nuestro, también ha evolucionado y
cambiado en muchos aspectos.
Afortunadamente, la Escuela, por
su presencia nacional, conoce de
primera mano la realidad colombiana, que también ha construido, no
solo desde la capital, sino desde las
regiones. Por ello se ha consolidado como una institución cercana y
querida por todos los colombianos.
Como Directora Nacional de la Escuela Superior de Administración
Pública es un gran honor - después
de dos años sin que se publicara
En esta edición
queremos enfocarnos en dos grandes
apuestas de esta administración: la paz
y la excelencia. La
paz, qu e para bien de todos los
colombianos pronto será una realidad que le permitirá a las generaciones presentes y futuras conocer
un país próspero, solidario, justo,
emprendedor y de oportunidades
para todos, es un propósito por el
cual trabaja la ESAP en diferentes
proyectos, entre los cuales se
destaca el fortalecimiento institucional y la generación de capacidades de gestión administrativa y de
buen gobierno de cien municipios
en zonas de posconflicto.
Fotografía: Jenny Lucía Aguirre Valencia
En esa línea estamos iniciando una
maestría en derechos humanos,
gestión de la transición y el postconflicto, en aras de posicionar a
la Escuela como la universidad de
la paz. También se está impartiendo el diplomado virtual De la paz
a la acción, en coordinación con
la Alta Consejería para la Paz y el
Postconflicto.
Por su parte, respecto a la excelencia estamos adelantando acciones
concretas, entre las cuales se destacan el proceso de acreditación
institucional de alta calidad, que
se inició con la acreditación del
programa de pregrado de Administración Pública Territorial, y que se
espera se alcance completamente
en 2018.
También contamos con buenos
logros en materia financiera y
presupuestal. La mejor ejecución
presupuestal de los últimos 15
años ocurrió en 2015, al alcanzar
un índice del 94%. En ese mismo
sentido, después de tres vigencias
calificadas por la Contraloría General de la República, con abstención a los estados financieros, en
2015 obtuvimos calificación con
salvedades, lo cual significó pasar
de 0 a 27 puntos de un máximo
de 30.
En términos de excelencia destacamos el impacto en el entorno
a partir de un minucioso análisis
de los servicios de capacitación y
consultoría que conforman el portafolio de extensión. Se planteó un
cambio en el enfoque para generar
mayores y mejores resultados
en las personas e instituciones
receptoras de los servicios y para
garantizar que el conocimiento
técnico se conserve en la Escuela.
Queremos mencionar el inicio de
un ambicioso plan de construcción de campus universitarios y la
adecuación de sedes, cuya primera
etapa ya está en ejecución para
que nuestros estudiantes se sientan realmente felices en nuestras
instalaciones. A ello se suma el
fortalecimiento de la capacitación
de altos funcionarios del Estado y
el proceso de internacionalización.
Así mismo, hemos avanzado en el
fortalecimiento institucional respecto a acciones tendientes a la
integración de los sistemas de gestión, la construcción de un tablero
de control de metas y resultados
que garantice el seguimiento a la
gestión de las áreas funcionales y
en la transformación cultural hacia
la calidad, el respeto a las personas
y los resultados.
Caminar por la ruta de la excelencia y de la paz no ha sido una
tarea fácil. La buena noticia es que
hemos estado acompañados del
Gobierno nacional, de nuestros
funcionarios, estudiantes y comunidad en general en Bogotá y en
las territoriales. Así que los invito
para que sigamos construyendo el
Nuevo Municipio.
N° 20 / 29 de agosto de 2016
MUNICIPIO
Escuela Superior de
Administración Pública
Nuevo Municipio
Fundado en octubre de 1987
Escuela Superior de
Administración Pública
Redes - Sociales
DIRECTORA NACIONAL (E) Claudia Marcela Franco Domínguez. / SUBDIRECTOR ACADÉMICO Fernando Augusto Medina. / SUBDIRECTOR DE ALTO GOBIERNO Albert Ferney Giraldo Varón.
COMITÉ EDITORIAL: Alexander Cruz, María Helena Páez Fandiño, Ángela Clavijo. / COORDINACIÓN: María Helena Páez Fandiño. Facultad de Investigaciones.
PERIODISTA César Muñoz Vargas Periodista - Reportero gráfico – Cronista. / DISEÑO Y DIAGRAMACION Julio César Cardenas Rozo / [email protected] 2016.
Las opiniones expresadas por los autores y sus fuentes no comprometen los principios de la ESAP, ni las políticas de NUEVO MUNICIPIO
Bogotá, D.C., Calle 44 N° 53 - 37 CAN Conmutador: 220 27 90 / Línea gratuita nacional 018000913755 / www.esap.edu.co / [email protected]
Periódico Institucional
http://www.esap.edu.co/
twitter.com/ESAPOficial
www.facebook.com/esapoficial
ESCUELA SUPERIOR DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
Bogotá, D.C., Calle 44 N° 53 - 37 CAN / Conmutador: 220 27 90
Línea gratuita nacional 018000913755 / www.esap.edu.co
4
PÁG
Opinión
Paz: contra la criminalidad,
contra la corrupción y por la igualdad
sean aprovechados los
recursos públicos para
el beneficio de todos los
colombianos. Y que se
emprenda la discusión
e implementación de reglas transformadoras hacia el bienestar colectivo,
los derechos humanos y
la productividad.
Iván DarGómez Lee*
H
Nuevo Municipio
e venido sosteniendo que
los colombianos que apoyaron la guerra de independencia en 1810 querían un
cambio, pero fueron protagonistas
de la Patria Boba. En el siglo xx,
algo ingenuos los que votaron en
el plebiscito de 1957 soñaron con
el fin de la violencia y un Estado incluyente. En 1990 los que votamos
por la séptima papeleta queríamos
una asamblea nacional constituyente, pero no había propósitos
claros. Estábamos acorralados
en el precipicio del terrorismo y
el narcotráfico, por ello dimos un
salto al vacío. Afortunadamente la
Carta de 1991 salvó a Colombia.
Luego de 25 años, infortunadamente el país sigue siendo violento, con una vasta criminalidad y
corrupción. Rico en recursos pero
pobre en calidad de vida en todas
las esferas sociales. Campea la
desigualdad. A esa Carta Política
de derechos y al nuevo modelo de
Estado, incluyente y descentralizado, no les dieron la oportunidad
de regir en una institucionalidad
fuerte. Durante este periodo la
Periódico Institucional
Es necesario que el nuevo pacto social de los colombianos sea el de la paz
contra la criminalidad y
por la igualdad. ¿Cómo
podemos lograr que el acuerdo sobre lo fundamental se cumpla? Nos
queda apelar a la seguridad jurídica
y a la verificación por parte de la
comunidad internacional, en especial la ONU por su neutralidad.
La seguridad jurídica fue protagonista del cambio de la barbarie y la
tiranía hacia la democracia. Ante
las pasiones desmedidas del ser
humano salvaje, con la seguridad
jurídica se pueden materializar los
acuerdos para superar los estados
primitivos.
Fotografía: César Muñoz Vargas
Constitución Política ha sido enmendada 41 veces y parte de su
esencia se modificó.
Por lo anterior, sostengo que ahora quienes apoyaremos el plebiscito del 2016 debemos enmarcar
el Sí en un propósito seguro y real.
Es decir, imponerle al voto por lo
menos dos condiciones:
Primera condición: que las ramas
del poder público lideradas por el
jefe del Estado acaben con la criminalidad. Incluida la corrupción,
para que sea erradicada. Que los
dirigentes suscriban el pacto de
¡no más corrupción¡ y que dejen
de robar al Estado. Que las Farc
abandonen definitivamente las
empresas de narcotráfico, las
alianzas con grupos al margen de
la ley, la minería ilegal, la extorsión
política y otras actividades ilícitas.
Y que se sometan a la legalidad.
Segunda condición: que en el camino para derrotar la criminalidad
enunciada, se aborde el cambio del
modelo económico. Sustituir el de
la pobreza por un nuevo sistema
incluyente. Un escenario en el que
Con la seguridad jurídica, sus
nuevas técnicas y desarrollos se
pueden construir los indicadores
de verificación de cumplimiento de
ese nuevo pacto social para Colombia. Quizá sea esa la razón por la
cual el Presidente de la República
la menciona en sus intervenciones
sobre la paz.
Estamos preparados para construir esos factores y variables de
seguridad jurídica. Con el fin de
llevar a cabo la medición y verificación del proceso; para poder medir
si debe continuar o detenerse, y
ajustarlo en caso de ser necesario.
Así sabremos hasta dónde la paz se
está cumpliendo.
Los cuatro grandes postulados de
la seguridad jurídica para el proceso de paz son: Uno, la Legitimidad:
que sea abierto, transparente,
predecible, sin engaños, sin trampas, sin acuerdos por debajo de la
mesa (ni jurídicos ni económicos).
Dos, La Certeza: que las nuevas
reglas sean bien estructuradas,
conocidas y comprendidas por todos y generadoras de confianza, y
que se cumplan a cabalidad por las
autoridades, la guerrilla y los particulares. Tres y cuatro, la Eficiencia
y la Efectividad de las instituciones
en especial los municipios de todo
el país (de nuevo: que con la paz
tengamos instituciones nacionales y regionales fuertes, libres de
corrupción y preparadas para promover el beneficio general).
Con la situación económica actual del país, estos objetivos sólo
serán posibles si las Farc hacen
un aporte fiscal importante al
Estado, reparador del daño, con
las cuantiosas finanzas que hoy
poseen (y mediante una modalidad
de extinción de dominio). Es justo
que luego del daño realizado en el
territorio podamos levantar al país
con recursos y sin instituciones extractivas, que abren los causes a la
corrupción. Necesitamos superar
las condiciones objetivas que han
generado violencia, no sólo ahora,
sino en los últimos 200 años. Si ello
es así, el acuerdo y su plebiscito
ciertamente son históricos.
*Iván Darío Gómez Lee
Abogado, docente y Ph.D en Sociología Jurídica e Instituciones Políticas.
[email protected]
5
PÁG
Pedagogía de paz
Pedagogía por la paz
desde las organizaciones sociales
Para crear un país soñado en términos de democracia, desarrollo y justicia social es definitivo sacar las armas de la política,
superar las inequidades y las exclusiones, advierte Luis Emil Sanabria Durán director ejecutivo de Redepaz.
acuerdos en búsqueda de una paz
estable y duradera.
Luis Emil Sanabria Durán director ejecutivo de Redepaz
L
Nuevo Municipio
a Red Nacional de Iniciativas
Ciudadanas por la Paz y contra
la Guerra (Redepaz) es una de
las muchas organizaciones sociales comprometidas con la labor
pedagógica en las regiones para la
implementación de los acuerdos
de La Habana. Lo hace, algunas
veces con el acompañamiento
del Gobierno nacional, y otras de
manera autónoma o con el asocio
de gobiernos locales y la sociedad
civil.
Según lo explica a Nuevo Municipio
el director ejecutivo de Redepaz,
Luis Emil Sanabria Durán, uno de
los objetivos primordiales en esta
tarea es el de sensibilizar a la gente
en torno a los temas acordados
de la agenda con el fin de que los
incorpore a su pensamiento. En
esto, Redepaz trabaja desde hace
varios años, incluso desde que se
aprobaron los primeros puntos de
la negociación.
Periódico Institucional
Fotografía: César Muñoz Vargas
La misión no ha sido fácil, menos en
asuntos que tienen que ver con la
justicia transicional en una sociedad que, afirma Sanabria Durán,
«ha visto la venganza como un símil
de justicia». Sin embargo, en muchas de las regiones más afectadas
por el conflicto armado el proceso
metodológico ha avanzado teniendo en cuenta tres componentes
que se manejan durante igual número de días con las comunidades:
El primer elemento es el de establecer un contexto para la paz
en el que las comunidades sepan
que tienen las herramientas para
construirla desde la administración
pública en los territorios. El segundo punto tiene que ver, reitera,
con la sensibilización respecto a
los puntos acordados en la mesa
de diálogos. Y el tercero de los
elementos es el relacionado con
el cómo promover en las personas
la idea de la implementación de los
Sobre la justicia transicional el
experto Sanabria Durán, especializado en Gerencia Social de la
ESAP, asegura no que no se trata
de «tragarse sapos» sino de lograr
en los desmovilizados el sincero
compromiso de decir la verdad y
de no volver a las armas. «De nada
sirve un delincuente común o un
político en la cárcel si desde allí
siguen delinquiendo», advierte.
Redepaz ha mantenido un contacto permanente con las poblaciones
más afectadas por el conflicto,
pero, contrario a los que se podría
pensar, no son las víctimas quienes
se oponen a la implementación de
lo pactado, sino líderes políticos
que han tenido que ver con la victimización o que son cómplices por
acción u omisión, que incentivan
la venganza o que están ligados a
fenómenos como la corrupción en
algunos territorios, el lavado de
activos y negocios de narcotráfico.
También se oponen quienes manejan proveedurías para la guerra,
como la venta de uniformes.
Para el director de Redepaz el
reto también está en lograr que la
gente se desprenda del miedo y la
zozobra que ha dejado el conflicto,
haciendo ejercicios democráticos
de participación ciudadana, control
social y planeación del territorio
conforme a la Constitución Nacional. Lo anterior, considera, debe
estar acompañado por la apertura
de canales de negociación o de sometimiento a la justicia de grupos
ilegales que podrían llegar a ocupar
espacios dejados por las Farc.
Sobre el tiempo que tardaría la
implementación de los acuerdos
en el territorio, algunos han indicado que podría ser el mismo
que ha durado el conflicto; pero
el director de Redepaz es más optimista. Él habla de 10 o 15 años
porque se tiene la ventaja de que
las organizaciones sociales hacen
esfuerzos permanentes por alcanzar la paz y la reconciliación y
sacar definitivamente las armas de
la política, superar las inequidades
y las exclusiones. Así será más fácil
crear el país soñado en términos de
democracia, desarrollo y justicia
social.
Fotografía: César Muñoz Vargas
Uno de los objetivos
primordiales en esta
tarea es el de sensibilizar
a la gente en torno
a los temas acordados
de la agenda con el fin de
que los incorpore
a su pensamiento.
6
PÁG
Pedagogía de paz
Pedagogía de los acuerdos de paz
con y para los ciudadanos
Fotografía: César Muñoz Vargas
D
Nuevo Municipio
esde la Oficina del Alto
Comisionado para a Paz
se viene desarrollando un
trabajo arduo con el fin de hacer
pedagogía alrededor de los acuerdos de paz con la FARC, alcanzados
en La Habana. Se busca que los
ciudadanos puedan comprender,
dialogar y reflexionar alrededor
del tema.
Este trabajo integral pretende interpretar y responder inquietudes
acerca de los acuerdos, para lo cual
se ha trabajado con distintas poblaciones y sectores sociales, y se
ha creado una estrategia específica
que responda a las necesidades e
inquietudes de cada una de ellos.
Los beneficiarios de los espacios
de encuentros, procesos de pedagogía y reflexión son jóvenes,
empresarios, funcionarios públicos, colombianos en el exterior,
víctimas del conflicto armado,
entre otros.
Periódico Institucional
Cada una de estas audiencias ha
tenido la oportunidad de participar
en espacios en los que ha podido
resolver sus inquietudes y comprender en detalle los acuerdos
alcanzados hasta el momento, en
compañía de asesores de la Oficina del Alto Comisionado para la
Paz y con el respaldo de material
pedagógico (impreso, digital, audiovisual).
“Este es tu reto” es un
espacio de formación y
fortalecimiento de las
capacidades individuales
y colectivas de los jóvenes,
en el que podrán adquirir
herramientas de intervención social.
Es fundamental hacer énfasis en
que esta estrategia de pedagogía
ha respondido al concepto de paz
territorial, que implica poder construir desde las particularidades
de los territorios, respondiendo
a sus demandas, cosmovisiones y
necesidades.
Con esa base se han realizado
distintas acciones mediante un
lenguaje diferenciado que circula
por diversos canales de comunicación. Para ello, se ha identificado y
promovido el liderazgo dentro de
los diferentes sectores poblacionales para que, a partir del propio
lenguaje, entendimiento, experiencias y contextos, se movilice
a la ciudadanía y se fortalezca el
proceso pedagógico.
Fotografía: César Muñoz Vargas
7
PÁG
De esa forma surgió el diplomado Paz a la Acción, que inicialmente arrancó siendo un curso
virtual que permitía conocer de
manera detallada cada punto de
los acuerdos de la mesa de conversación en La Habana. No obstante, reconociendo que existe
un gran número de personas que
no tienen acceso a Internet, se
han desarrollado metodologías
presenciales que permiten la pedagogía de los acuerdos. Dentro
de estas se encuentra el kit “Este
es tu reto”, que busca generar un
acercamiento y la comprensión
del tema a través de actividades.
También pretende que se logre
el entendimiento de las trasformaciones que implica una cultura
de paz.
Nuevo Municipio
Así mismo, se ha logrado una
articulación interinstitucional
para sumar esfuerzos con miras a alcanzar los retos que
implica hacer pedagogía de los
acuerdos. De esta forma, se ha
venido trabajando de la mano
con el Ministerio del Interior y
“La conversación más grande del
mundo”. Con ello se ha logrado
Fotografía: César Muñoz Vargas
Periódico Institucional
fomentar espacios de diálogo y
comunicación alrededor de los
acuerdos, como las Escuelas de la
Conversación, escenarios en los
que se reflexiona alrededor de la
importancia de tramitar los conflictos de manera no violenta. Allí
se explican de forma detallada los
acuerdos de paz.
De otro lado, a partir del trabajo
con jóvenes se ha buscado generar
una gran movilización de ciudadanos con entusiasmo y compromiso
alrededor de la construcción y
la visión de la paz territorial en
Colombia. Para esto se creó la
convocatoria “Este es tu reto”,
que busca financiar iniciativas de
jóvenes de distintas partes del país
que quieran contar los acuerdos
alcanzados en La Habana de una
manera creativa e innovadora. Se
trata de un espacio para que los
jóvenes puedan hacer realidad sus
ideas, construir nuevos puentes y
fortalecer el tejido social que ha
sido debilitado por tantos años de
violencia.
“Este es tu reto” es un espacio de
formación y fortalecimiento de las
capacidades individuales y colectivas
de los jóvenes, en el
que podrán adquirir herramientas de
intervención social,
en formulación y
diseño de ideas e
iniciativas sociales,
pero ante todo, es
un lugar en el cual
podrán ganar herramientas en torno a la reflexión y
comprensión de los
acuerdos de paz.
Al igual que los jóvenes, la audiencia
de los empresarios
también ha tenido
una estrategia que
tiene como objetivo
lograr que conozcan y se apropien
de los temas relacionados con las
conversaciones de La Habana, y se
movilicen para la finalización del
conflicto y la implementación de
los acuerdos. Esto a través de la
estrategia “Efecto Paz”, que busca
alcanzar encuentros directos con
esa audiencia y crear canales de comunicación permanentes con ella.
trará elementos como el banco
de experiencias “Soy Constructor
de Paz”, el curso virtual “Entérese
del Proceso de Paz”, información y
enlaces con el Diplomado Virtual
Paz a la Acción, columnas de opinión de la ciudadanía sobre temas
relacionados con la construcción
de paz, entre otros recursos: www.
territoriosporlapaz.gov.co
Otro grupo poblacional que ha sido
fundamental es la Fuerza Pública.
Se ha buscado facilitar procesos de
pedagogía interna en el Ejército y
la Policía, para que sus integrantes
se acerquen a la información del
proceso conforme a sus necesidades, capacidades, estructuras de
formación y comunicaciones.
Efecto Paz. Estrategia de la Oficina
del Alto Comisionado para la Paz
- con el apoyo de la Organización
Internacional para las Migraciones
- de relacionamiento con el sector
empresarial, que busca socializar
los avances del proceso de La
Habana con los empresarios y emprendedores colombianos: www.
efectopaz.com
El trabajo realizado en términos de
pedagogía ha sido un proceso de
doble vía que ha permitido comprender los acuerdos alcanzados
y, al mismo tiempo, conocer las
inquietudes y expectativas de los
ciudadanos en los territorios; un
proceso fundamental que aporta a
la construcción de la paz territorial.
Red Territorios por la Paz
Iniciativa de la Oficina del Alto
Comisionado para la Paz
Si desea conocer más a profundidad las diferentes estrategias
y participar de las actividades y
herramientas de pedagogía de los
acuerdos de paz, lo invitamos a
ingresar a las siguientes páginas:
Alto Comisionado para la Paz.
Página web donde encontrará información actualizada del estado
del proceso de paz, información
oficial de los avances de la Mesa
de Conversaciones y material y
herramientas de pedagogía de
los acuerdos de La Habana: www.
altocomisionadoparalapaz.gov.co.
Red Territorios por la Paz. Estrategia de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz - con el apoyo
de la Organización Internacional
para las Migraciones - de relacionamiento con la población en el
territorio. En esta página encon-
Fotografía: César Muñoz Vargas
8
PÁG
Pedagogía de paz
Visiones de la investigación
en torno al posconflicto
La investigación debe
reunir factores como la
presencia, la permanencia,
la motivación y la socialización. «Todo el país,
y el sector educativo de
carácter público y privado
debe pensar en una
investigación aplicada».
Fotografías: César Muñoz Vargas
E
Nuevo Municipio
l análisis al posconflicto desde distintas perspectivas fue
el tema eje de las ponencias
expuestas durante la segunda Jornada de Socialización de Investigaciones realizada en la sede central
de la ESAP. Visiones que abarcan
desde el rol de los administradores y servidores públicos, hasta la
gestión del territorio, el manejo
de los recursos naturales, hasta
el compromiso de la empresa privada, ocuparon la atención de los
asistentes y de los representantes
de las territoriales Cundinamarca,
Tolima y Meta invitadas al encuentro académico.
Además de que se revelaron resultados de investigaciones hechas en
años anteriores y avances de proyectos que se están adelantando,
la jornada contó con intervinientes
externos como el ingeniero catastral Hernán Mauricio Bernal Cubillos y la docente Mercedes Gaitán,
quien lo hizo en representación de
la Fundación Universitaria Konrad Lorenz. El primero, desde la
importancia de los datos espaciales y geográficos para la toma de
decisiones; y la segunda, desde la
relación del sector empresarial y
Periódico Institucional
la administración pública, contribuyeron a la discusión central del
encuentro.
Tanto el aporte de los invitados
externos como de los docentes
investigadores de la ESAP, dejó
en claro la importancia del diálogo
entre disciplinas para fortalecer
los procesos investigativos. Así
se pudo constatar en ponencias
como la presentada por Martha
Nubia Cardona Prieto, Universidad pública regional y ampliación
de capacidades, que analiza el
contexto histórico de las reformas
universitarias en Colombia, así
como los modelos administrativos
más usados en Latinoamérica. Un
estudio que aborda la educación
universitaria como gestora y base
del desarrollo local y social de un
territorio.
A su turno, el equipo moderado
por el profesor José Francisco
Puello Socarrás, en su estudio La
guerra, la paz y el posconflicto. Una
mirada desde la administración
pública, concretó varios de los
planteamientos que deben ser materia de análisis y de ejecución en el
nuevo panorama histórico de la na-
ción. Política sin armas, reparación
de víctimas, reinserción (desarme
y desmovilización), reconstrucción
y tejido social, son algunos de los
asuntos que deben ser competencia de los funcionarios públicos y
de un grueso sector de la sociedad
que no conoce el territorio, que no
conoce la provincia, pero que debe
aprender a vivir en paz.
mente las nuevas realidades y los
necesarios ajustes institucionales,
pero también, las grandes preocupaciones como la seguridad, especialmente en zonas donde ha sido
álgido el conflicto armado y donde
tendrán que darse transformaciones en materia de la legitimidad
del Estado, la pluralidad política y
la tolerancia.
En ese orden de ideas, la ESAP
debe continuar con su reflexión
investigativa en torno al posconflicto a través de la capacitación de
los funcionarios públicos, quienes
se enfrentan al reto de asumir los
nuevos roles entendiendo igual-
Además del rol del funcionario
público, a la clase empresarial le
asiste un alto grado de compromiso si el país quiere ver materializado el sueño de una paz estable y
duradera. Este tema, fue expuesto
en la ponencia Sector empresarial
Fotografías: César Muñoz Vargas
9
PÁG
de los investigadores de la ESAP.
Las jornadas de socialización son
espacios para el encuentro, el
diálogo, el aprendizaje de otras
experiencias y el intercambio
de conocimientos que nutren
los procesos investigativos. Son,
también, invitaciones que estimulan la labor de docentes y
estudiantes, quienes se constituyen en epicentro del diálogo para
producir un nuevo conocimiento
que _ en el corto, mediano y
largo plazo_ habrá de impactar
a las comunidades en todos los
territorios.
Nuevo Municipio
Fotografías: César Muñoz Vargas
y administración pública en el
posacuerdo, de las docentes de la
Fundación Universitaria Konrad
Lorenz, Lis Gutiérrez y Mercedes
Gaitán. Un proyecto que resume
su objeto de estudio en la pregunta
¿Cuál es el papel de las empresas
del sector productivo para la construcción de paz y cuáles son los
incentivos que deben crearse desde las instituciones públicas para
alcanzar la competitividad, entendida como la manera en la cual un
país utiliza los recursos disponibles
para proveer a sus habitantes de
un alto nivel de bienestar?
Enseñanzas de la socialización de
investigaciones
A partir de este cuestionamiento, Gaitán Angulo socializó una
agenda que tuvo en cuenta factores como: consideraciones sobre
el posconflicto, retos del sector
empresarial en el posacuerdo y
compromisos e incentivos de las
instituciones del Estado. Para
Mercedes Gaitán, la firma de los
acuerdos de La Habana no es, per
se, la paz, sino el paso inicial para
su implementación, circunstancia
que, aunque puede durar varios
años en desarrollarse, requiere
la definición de unos plazos y,
esencialmente, el compromiso de
sectores de la economía como el
financiero.
De allí se desprende que el diálogo
interdisciplinario es crucial para el
fortalecimiento de las competencias investigativas y a su vez del
saber administrativo público, de
tal manera que permita la construcción de un conocimiento pertinente que transforme realidades
e impacte de manera positiva la
sociedad. Es un reto para la ESAP
alinear su currículo con lo que demanda el posconflicto.
Periódico Institucional
Es vasto el aprendizaje y muchas
las reflexiones que dejan eventos
como las jornadas de socialización
adelantadas por la Facultad de
Investigaciones. En concepto de
la decana del área, María Teresa
Rodríguez de Pinilla, la investigación debe reunir factores como
la presencia, la permanencia, la
motivación y la socialización. «Todo
el país, y el sector educativo de
carácter público y privado debe
pensar en una investigación aplicada», considera la decana Rodríguez.
Por otra parte, gestión territorial, gobierno abierto y ciudades
inteligentes, son factores para
empezar a estudiar en el marco de
la globalización y cualificar así a los
administradores públicos. Comprender estos cambios derivados
de las tecnologías emergentes
contribuirá a un perfil integrador
Encuentros
Territoriales
Fotografías: Daniel Fernando Lozano
En Cúcuta se realizó el Encuentro Territorial en capacitación
y competencias educativas y
docentes, evento que congregó
a las territoriales de Santander
y Norte de Santander – Arauca
y que tuvo una participación de
cuarenta personas entre docentes, estudiantes, egresados
y personal administrativo. Fue
al mismo tiempo la ocasión para
constatar que ha sido efectivo
el seguimiento hecho desde la
Facultad de Investigaciones a
los proyectos adelantados por
grupos de esa región del país.
En esta tarea de fortalecer el
acompañamiento se trabajaron
talleres sobre manejo de Excel
intermedio, uso de buscadores
de Google y formación de perfiles académicos en la web. A los
asistentes igualmente se les habló de metodología de la investigación y, de manera específica,
Fotografías: Daniel Fernando Lozano
se contextualizó acerca de la
política académica institucional
de la ESAP, así como del modelo
pedagógico y de la forma como
los docentes lo implementan.
«Fue un ejercicio muy dinámico
y una experiencia enriquecedora», afirmaron miembros de la
facultad que se desplazaron a la
capital de Norte de Santander
para estar al frente de los cursos y los talleres, actividades
en las que se acogieron las propuestas hechas y fue notoria la
positiva reacción de los asistentes acerca del acompañamiento
otorgado por la sede central.
10
PÁG
Paz territorial
Preparando
el territorio para la paz
Sergio Jaramillo
Alto comisionado para la Paz
No se trata de un despeje
del territorio,
sino de zonas delimitadas
en las que habrá presencia del Estado mediante
la Defensoría del Pueblo,
la Personería, el Instituto
Colombiano de Bienestar
Familiar (ICBF), la Alcaldía
y los distintos organismos
de control.
Fotografía: Johnny Hoyos.
“Lo más importante es lo que pasa después de la firma de los diálogos de La Habana. Es construir la paz en los territorios, construir los acuerdos en las regiones, facilitar la reincorporación de las Farc como un proceso integral. Ustedes (hombres y mujeres
de las Farc) pueden y deben ser constructores de paz, partícipes de la implementación”
U
Nuevo Municipio
no de los primeros pasos
para la implementación de
los acuerdos de La Habana es la instalación de las Zonas
Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) en las que se
concentrarán los miembros de las
Farc con el objetivo de desarmarse
y adaptarse para su reincorporación a la vida civil. Durante las visitas técnicas a las regiones donde
estarán ubicadas, el alto comisión
para la Paz, Sergio Jaramillo, había
afirmado: «el proceso de paz ha
llegado a Colombia».
En efecto, el armisticio supone el
comienzo de la era del posconflicto
y el avance hacia la anhelada paz,
estable y duradera. En esas visitas
técnicas en las que se evaluaron
condiciones geográficas, vías de
acceso y servicios básicos, el alto
comisionado estuvo acompañado
por delegados de las otras dos par-
Periódico Institucional
tes que participarán en las ZVTN:
las Farc y la Organización de las
Naciones Unidas (ONU). Esta última, como garante de la entrega
efectiva de las armas.
Son 180 días los que durarán instalados los campamentos en 23
zonas y 8 puntos más pequeños y
alejados. En total, las ZVTN se localizarán en 16 departamentos, en
aquellos donde ha sido más fuerte
el conflicto armado de más de
medio siglo y donde, según el Gobierno nacional, está garantizada la
seguridad para la población civil y
la desmovilización de los insurgentes. La instalación de estas zonas
será con el apoyo de los alcaldes y
gobernadores.
En esta fase del proceso el papel
de la ONU, como organismo internacional, será fundamental, pues
sus observadores, cuyo número
fue aprobado en el pasado consejo
de seguridad, serán los encargados
de recibir las armas y depositarlas
en los contenedores que estarán
dispuestos en cada uno de los
campamentos.
Qué harán las Farc
durante 180 días
En este lapso que empieza a contar
24 horas después del denominado
día D, el de la firma del acuerdo
final, la ONU recibirá la totalidad
de las armas en poder del grupo rebelde. En cada una de las 23 ZVTN
habrá cuatro campamentos que
tendrán una franja de seguridad y
monitoreo ubicada un kilómetro a
la redonda.
Cabe señalar que no se trata de
un despeje del territorio, sino de
zonas delimitadas en las que habrá
presencia del Estado mediante
la Defensoría del Pueblo, la Personería, el Instituto Colombiano
de Bienestar Familiar (ICBF), la
Alcaldía y los distintos organismos
de control. En caso de que algún
desmovilizado quiera salir del campamento y franquear el dispositivo
de control, deberá hacerlo desprovisto de armas y vestido de civil.
En caso de presentarse alguna
alteración del orden público en
cualquiera de las zonas, la Policía
podrá actuar bajo coordinación
del sistema de monitoreo. Asimismo, en las ZVTN, que no fueron
definidas para negociar, sino para
garantizar el fin del conflicto, los
guerrilleros tendrán jornadas de
documentación, pues muchos de
ellos no tienen identificación. Será
un tiempo en el que los excombatientes vivirán un proceso de
preparación para adaptarse a la
vida civil.
11
PÁG
no retorno en este proceso de casi
cuatro años. Ese día se fijaron las
condiciones para el cese al fuego
y de hostilidades bilateral y definitivo, así como para la dejación
de las armas por parte de las
Farc. En este acuerdo también se
establecen garantías de seguridad para los desmovilizados y el
compromiso del Estado de luchar
contra las organizaciones armadas
que se empeñan en cometer actos
criminales y en atentar contra los
derechos humanos.
Lo acordado en La Habana
Nuevo Municipio
El primer punto de los seis de la
agenda del Gobierno y las Farc:
Política de desarrollo agrario integral, acordado el 26 de mayo
de 2013, sienta las bases para la
transformación del campo y crea
las condiciones de bienestar para
la población rural. Con este tema, al
que se le dio un plazo de implementación de diez años, se busca, entre
otros factores, la erradicación de la
pobreza extrema y la disminución
en un 50 por ciento de la pobreza
para así reducir la brecha entre el
campo y la ciudad.
El segundo punto: Participación
política, lo aprobaron las partes
el 6 de noviembre de 2013. Su fin
esencial es el rompimiento definitivo del vínculo entre política y
armas. Crea las condiciones que
fortalecerán la participación de
todos los colombianos, facilita el
surgimiento de nuevos partidos,
promueve la transparencia de los
procesos electorales y brinda las
garantías a las políticas de la oposición. El punto abre la puerta para
Periódico Institucional
que en Colombia haya una cultura
de reconciliación, convivencia, tolerancia y sin estigmatización.
El tercer punto: Solución al problema de drogas ilícitas, acordado
el 16 de mayo de 2014, busca una
solución a un problema generador
de violencia y que ha sido motor del
conflicto armado y de la corrupción. La sustitución voluntaria de
los cultivos, el manejo del consumo
bajo un enfoque de salud pública y
la intensificación de la lucha contra
el narcotráfico, hacen parte de los
objetivos a cumplir.
El cuarto punto. Acuerdo sobre
víctimas, divulgado el 15 de diciembre de 2015, se constituyó
en uno de los más álgidos de la
discusión. Se compone de varios
mecanismos que señalan hacia un
sistema integral de verdad, justicia,
reparación y no repetición. Pretende satisfacer los derechos de
las víctimas, asegurar la rendición
de cuentas por lo ocurrido, garantizar la seguridad jurídica de sus
participantes.
Será realidad en la medida en
que se den acciones concretas de
contribución a la reparación, actos
tempranos de reconocimiento de
responsabilidad, reparación colectiva de víctimas, restitución de
tierras, procesos colectivos de retorno y rehabilitación psicosocial.
Con este punto se crea además la
unidad de búsqueda de personas
reportadas como desaparecidas
y una jurisdicción especial para la
paz que satisfaga el derecho de las
víctimas.
El quinto punto: Fin del conflicto,
firmado por las partes el 23 de
junio de 2016, marcó el punto de
El sexto punto: Implementación,
verificación y refrendación, aunque sigue discutiéndose en la
mesa de negociaciones, se presume cercano, más, cuando se han
dado acontecimientos que así lo
comprueban: el fin del conflicto,
la aprobación de la Corte Constitucional para que se lleve a cabo
el plebiscito y las visitas técnicas
tripartitas a las zonas veredales de
normalización por parte del comisionado de Paz, las Farc y la ONU.
La ONU recibirá la
totalidad de las armas en
poder del grupo rebelde.
En cada una de las 23
ZVTN habrá cuatro
campamentos que tendrán
una franja de seguridad
y monitoreo ubicada un
kilómetro a la redonda.
12
PÁG
Paz territorial
Gobernanza para la paz
La ESAP ha suscrito un
convenio con el Fondo
de Desarrollo de la
Educación Superior
(Fodesep) para aunar
esfuerzos conducentes a
materializar cien municipios fortalecidos institucionalmente a través
de la consolidación
de capacidades
administrativas.
Fotografía: Javier Gacharná Muñoz
G
obernanza para la paz es un
proyecto que desde la Subdirección de Proyección
Institucional de la Escuela Superior
de Administración Pública (ESAP)
quiere aportar al fortalecimiento
institucional y a la generación de
capacidades de gestión y de buen
gobierno en cien municipios afectados por la confrontación armada,
y que requieren consolidar sus entes públicos de cara al posconflicto.
Nuevo Municipio
El proyecto se construye a partir
del Plan Nacional de Desarrollo
(PND) 2014 – 2018, el cual tiene,
entre sus ejes fundamentales, el
territorio como escenario de realización del bienestar de la ciudadanía. Se trata de solventar la deuda
que, en términos de presencia del
Estado y de sus efectos en bienestar, tiene la sociedad colombiana
con zonas apartadas. Asimismo, se
incluyen los enfoques territorial y
de derechos como parte fundamental de la propuesta de paz del
Gobierno nacional.
El plan propone una paz estable y
duradera, y el proyecto, haciendo
eco de ese propósito, llegará a cien
municipios en 28 departamentos a
Periódico Institucional
fin de aportar a la consolidación de
la paz un Estado a nivel municipal
solvente en términos administrativos, que propicie la participación
de la ciudadanía en la construcción
de un escenario de transparencia.
El objetivo es aportar a los municipios condiciones para el buen
gobierno.
La ESAP ha suscrito un convenio
con el Fondo de Desarrollo de la
Educación Superior (Fodesep) para
aunar esfuerzos conducentes a
materializar cien municipios fortalecidos institucionalmente a través
de la consolidación de capacidades
administrativas. Para lograr este
propósito, el proyecto pasa por la
construcción de una radiografía
de la situación actual de cada ente
local, así como por la elaboración
de un modelo que permita imaginar un horizonte municipal de
fortalecimiento.
Lo anterior involucra una gestión
pública que asume la apuesta por
la realización de los derechos y el
seguimiento de las acciones públicas correspondientes. Esto ha
implicado, que asociados a línea
de base, se adopten un conjunto de
indicadores que permitan medir el
antes y el después de las capacidades administrativas locales.
Dar el paso hacia esta forma de administración pública implica poner
a disposición de los municipios un
conjunto de herramientas para la
gestión. Así, se han establecido los
siguientes indicadores: índice de
gobierno abierto (Igac), que mide
el cumplimiento de las normas estratégicas anticorrupción; el índice
de desempeño integral (IDI), cuyo
propósito es entregar insumos
para, en cada municipio, apoyar la
mejora de la gestión administrativa y el buen gobierno; índice de
madurez del modelo estándar de
control interno (Meci) que aporta
un sistema de control a efectos de
que las instituciones puedan cumplir sus objetivos institucionales y
las leyes que le son aplicables; y,
finalmente, el indicador integral
de cierre de brechas, que permite
establecer las características de
cada municipio para fijar metas
diferenciadas de acuerdo con sus
especificidades.
La fructífera interrelación de estos
indicadores permitirá a los mu-
nicipios tener un panorama de la
función pública, panorama que se
extiende desde el cumplimiento de
la norma hasta la realización de sus
compromisos con la ciudadanía, y
que se expresa en el cierre de las
brechas asumidas como aporte a
la consolidación de una paz estable
y duradera.
Los avances más significativos
del proyecto son: el diseño de los
aplicativos en los cuales se puede
mostrar una primera aproximación
a cada uno de los municipios en
términos de los cuatro indicadores
mencionados, el diseño de las guías
metodológicas para el diseño y la
ejecución de planes de acción y
fortalecimiento institucional municipal, los encuentros con los 28
coordinadores departamentales
del proyecto y su réplica en varias
ciudades del país con los cien profesionales que tendrán presencia
directa en el municipio.
Contribuir al fortalecimiento institucional de los municipios afectados por el conflicto es un aporte de
la ESAP a la consolidación de la paz.
13
PÁG
Academia
Paz a la acción
Con el diplomado Paz a la Acción, la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) reafirma su compromiso de hacer y
multiplicar pedagogía en torno a los acuerdos logrados en la mesa de diálogos de La Habana. La iniciativa, liderada por la Oficina
del Alto Comisionado para la Paz y la Red Territorio por la Paz, busca capacitar a seis mil personas, principalmente servidores
públicos, para que sean ellas mismas quienes se encarguen de generar conocimiento.
B
ogotá. La Escuela Superior de Administración
Pública (ESAP) abrió el
diplomado Paz a la Acción en la
modalidad de asistencia virtual
para formar, en principio, a seis
mil participantes, esencialmente servidores públicos, quienes
podrán enterarse de primera
mano acerca de los avances en
la mesa de diálogos de La Habana, con el propósito a la vez
de que tengan una herramienta
para que sean parte de la construcción de paz territorial.
El plan de estudios se
compone de tres ejes
temáticos: Estructura
y contexto del proceso
de paz, Acuerdos
logrados en La Habana
y Capacidades para
construcción
de paz territorial.
Nuevo Municipio
Además de la ESAP, el diplomado, gratuito y con una duración
de 80 horas, es una iniciativa de
la Red Territorios por la Paz y la
Oficina del Alto Comisionado
para la Paz (OACP), que cuenta
con el apoyo de la Organización
Internacional para las Migraciones.
El plan de estudios se compone
de tres ejes temáticos: Estructura y contexto del proceso de
paz, Acuerdos logrados en La
Habana y Capacidades para
construcción de paz territorial.
En este programa cada usuario
inscrito dispondrá de contenidos audiovisuales de calidad,
tutorías, material de apoyo y la
opción de intervenir en los foros de cada uno de los módulos;
asimismo, el nivel de conocimiento
de los participantes se medirá en
momentos específicos de evaluación.
Periódico Institucional
enterarnos y el segundo es la
generación de capacidades en
el territorio para que entre los
colombianos se expliquen los
acuerdos.
Diego Bautista, líder del área Paz
Territorial de la OACP, señaló que
«el éxito de la implementación de
los acuerdos no dependerá solo del
Gobierno, del equipo negociador
o de las Farc, sino también de los
ciudadanos».
Según Bautista, el diplomado tiene dos momentos: el primero es
A su turno, la directora encargada de la ESAP, Claudia Marcela
Franco Domínguez, reveló que
durante sus recorridos por el
país resultó común escuchar
en la gente la necesidad de que
esta institución abanderara los
procesos pedagógicos frente
a la paz. «Que Dios nos coja
confesados», fue la expresión
coloquial de la directora acerca de la posibilidad de que los
cupos disponibles resultaran
cortos frente a la cantidad de interesados. En efecto, la realidad lo
demostró luego de que se copara
la capacidad una vez abierta la
convocatoria.
14
PÁG
Academia
Plebiscito
sobre un acuerdo final de paz
Felipe A. Galvis Castro / José Francisco Puello-Socarrás*
Un eventual acuerdo final,
sometido por el Presidente
de la República y el Congreso a la decisión de la
voluntad popular,
será aprobado por ésta si
el total de votos por el “sí”
supera el umbral
aprobatorio del 13%
del censo electoral.
D
os acontecimientos claves marcarán la historia
reciente del país, con el
objetivo de dar pasos firmes hacia
la finalización del conflicto armado, allanando el camino para la
construcción de una Paz estable y
duradera en el futuro próximo en
Colombia.
Nuevo Municipio
El primero surge de la declaratoria de exequibilidad por parte de
la Corte Constitucional sobre el
mecanismo de refrendación de los
Acuerdos en La Habana a través
de un plebiscito. Aquí, el Gobierno Nacional deberá liderar una
campaña nacional que consolide
el respaldo ciudadano en torno al
“SÍ” en las urnas. Al mismo tiempo,
este hecho se constituye en una
gran oportunidad para que se conozcan ampliamente el contenido
de los Acuerdos y, sobre todo, se
explique el significado de lograr el
final de la guerra al conjunto de la
sociedad colombiana.
El segundo acontecimiento, del
mismo calibre, es la instalación de
la X Conferencia de las FARC-EP
Periódico Institucional
la cual, al decir de Carlos Velandia,
será “el mecanismo y evento histórico más importante y de mayor valor de la democracia interna de esta
organización insurgente, en el cual
se aprobarán los acuerdos de paz
pactados por sus dirigentes, en la
mesa de dialogo de La Habana”** .
Ambos hechos convergen y se
caracterizan por mantener una
impronta particular: la instalación
y el desarrollo de pedagogías para
la paz, cuestión crucial a la hora de
abrirle paso a una cultura inédita
en la historia institucional del país
y que no deberá limitarse a esta
coyuntura sino consolidarse como
parte del proceso amplio de reconciliación nacional.
El Plebiscito Especial para la Paz
No hay ruptura constitucional.
No hay quebrantamiento de los
procesos democráticos. Esa es la
principal conclusión que puede
presentarse a partir de la decisión
anunciada por la Corte Constitucional colombiana mediante
comunicado del pasado 18 de julio,
acerca de la regulación estatutaria
del plebiscito para la refrendación
del acuerdo final dirigido a la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.
A partir de la decisión de la Corte
Constitucional, difícilmente puede sostenerse seriamente que
en Colombia se estén siguiendo
procedimientos inconstitucionales
o antidemocráticos para legitimar
el acuerdo al que se llegue con la
guerrilla de las FARC-EP.
La decisión de la Corte Constitucional, por lo que se ha anunciado
mediante el comunicado de prensa,
deja en claro varios aspectos:
1. El acuerdo no integrará
el bloque de constitucionalidad
mediante el plebiscito. El acuerdo
que se celebre entre las FARC-EP
y el Gobierno Nacional no pasará a
ser parte del ordenamiento jurídico colombiano, ni formará parte del
bloque de constitucionalidad por
cuenta de la eventual aprobación
del plebiscito. En otras palabras,
el plebiscito no le imprime carácter jurídico vinculante a dicho
acuerdo, sino que fortalecería la
legitimidad de una decisión de
orden político. La Corte lo dice sin
ambages: “la refrendación a la que
alude el título y los artículos 1º, 2º
y 3º del proyecto, no implica la incorporación de un texto normativo
al ordenamiento” y “el plebiscito no
es un mecanismo de modificación
de la Carta Política”.
2.
En una decisión política.
El mandato que resulte de una
eventual aprobación mediante
plebiscito del acuerdo final, tendrá
efectos vinculantes en materia
política. En este sentido, la Corte
reconoce y saluda el plebiscito
como mecanismo de participación
que permitiría “robustecer” la
legitimidad democrática de una
iniciativa gubernamental.
* Docentes Escuela Superior
de Administración Pública (ESAP).
**Velandía, Carlos. 2016. Plebiscito y décima
conferencia de las Farc: dos hechos de democracia real. URL http://bit.ly/2avWQAM.
15
PÁG
Nuevo Municipio
4.
La discusión pública y democrática continúa luego del plebiscito. En caso de ser aprobado
el plebiscito, el Presidente deberá
promover en el legislativo la adopción de las regulaciones necesarias
para su efectiva implementación y
ese cuerpo político deberá valorar
autónomamente la conveniencia
de las mismas. Si por el contrario el
resultado es negativo, el Presidente deberá abstenerse de someter
a desarrollo normativo el acuerdo
hasta ahora alcanzado. Bajo este
supuesto, la Corte precisa que el
Presidente conserva las facultades
de negociar “otros acuerdos de
paz”, los cuales pueden ser sometidos a refrendación popular, si así lo
decide el Ejecutivo y el Congreso.
5.
El debate constitucional
no ha concluido. Más allá de este
examen de la Corte sobre la ley
estatutaria mediante la cual se
convoca al plebiscito, una vez el
acuerdo final sea sometido a la
decisión de la voluntad popular y
en caso de obtener la refrendación
por parte del pueblo, las regulaciones que adopte el Congreso de la
República podrán ser demandadas
por los ciudadanos ante la Corte
Constitucional. Este Tribunal señaló en su comunicado que “esta decisión política, en caso de obtener la
refrendación por parte del Pueblo,
podrá ser objeto de implementación en diversas instancias, entre
ellas la de carácter normativo, pero
como un acto posterior y sometido
a las condiciones previstas en la
Constitución para la producción
normativa, así como al principio de
supremacía constitucional”.
Periódico Institucional
6.
La utilización de un umbral aprobatorio del 13% del censo electoral vigente es razonable
constitucionalmente. La Corte
encontró que el Congreso de la
República persigue una finalidad
constitucionalmente importante al
establecer un umbral aprobatorio
para el plebiscito, equivalente al
13% del censo electoral vigente.
Para la Corte este umbral promueve la participación popular y
resulta razonable dado que, bajo
un “escenario de participación realista” y “competitivo” a favor de las
dos alternativas, “la suma total de
votos fácilmente alcanzaría al umbral de participación previsto por
la Constitución para el referendo
aprobatorio”.
7.
Resultados posibles. Un
eventual acuerdo final, sometido
por el Presidente de la República
y el Congreso a la decisión de la
voluntad popular, será aprobado
por ésta si el total de votos por el
“sí” supera el umbral aprobatorio
del 13% del censo electoral. En palabras sencillas, el “sí” ganaría con
4.5 millones de votos aproximadamente, siempre que el “no” obtenga
una cifra inferior. Por el contrario,
resultará desaprobada la iniciativa
gubernamental de celebrar ese
acuerdo si los votos por el “sí” no
superan ese umbral del 13% (si no
exceden los 4.5 millones de votos)
o si lo hacen pero la votación por el
“no” los supera mayoritariamente.
En otras palabras, la votación por el
“sí” debe superar el umbral del 13%
del censo electoral vigente y debe
derrotar la votación por el “no”.
8.
El resultado del plebiscito
puede ser revocado posteriormente. La Corte reconoció que
el plebiscito otorga “estabilidad
temporal” al acuerdo final que se
alcance en La Habana, pues éste
“sólo podría ser desvirtuado en
el futuro a través de un nuevo
llamado institucional a la voluntad
popular”.
Se trata entonces de una iniciativa
gubernamental, acompañada hasta
ahora por amplios y diversos sectores con asiento en el legislativo
que será sometida a través de una
ley de la República, examinada por
el Tribunal Constitucional, a un plebiscito en el que la población podrá
manifestar su apoyo o rechazo a un
eventual acuerdo con esa guerrilla.
No es posible afirmar que esta
iniciativa conlleve una erosión del
Estado de Derecho, cuando lo cierto es que en caso de ser aprobada
en las urnas, el Gobierno Nacional
deberá someterla posteriormente
al debate público en el Congreso
de la República, cuerpo que decidirá si desarrolla a nivel legislativo
y de qué manera, los acuerdos que
lleguen a alcanzarse en La Habana.
1
2
3
LA RUTA
A SEGUIR…
3.
El resultado del plebiscito vincula políticamente sólo al
Jefe de Estado. Por tratarse de
una decisión política ese asunto
hace parte de las competencias
constitucionales del Presidente
de la República en calidad de jefe
de Estado. Precisamente por ello,
cualquier sea la decisión que resulte de la votación del plebiscito,
vinculará exclusivamente al Presidente y no a otras ramas u órganos
del poder público.
4
5
6
7
8
Una vez todo lo anterior se cumpla
(y siempre que se verifique en ese
orden) la legislación resultante
podrá ser sometida a un nuevo
escrutinio por parte de la Corte
Constitucional, con el fin de determinar, entre otras cosas, que
la Constitución Política no ha sido
sustituida.
Es difícil imaginar un proceso de
legitimación sobre el curso a seguir
en un asunto de interés nacional,
que convoque un proceso de control tan riguroso, no sólo a nivel legislativo y judicial, sino sobre todo
ciudadano, frente a una decisión
que constitucionalmente está en
cabeza del Jefe de Estado: negociar y celebrar acuerdos de paz.
16
PÁG
Academia
La maestría en Derechos Humanos,
Gestión de la transición y el posconflicto
La maestría surge
como un compromiso
misional de la ESAP
y, en particular, de la
Facultad de Posgrados,
como una forma de
contribución a la discusión académica y conceptual que el país
necesita en la coyuntura
de los acuerdos de paz.
U
Nuevo Municipio
na gran oportunidad y, al
tiempo, la inmensa responsabilidad, se le presenta a la
ESAP con la creación de la maestría
en Derechos Humanos, Gestión
de la transición y el posconflicto,
que nace en una semana en la que
ocurre una prometedora coincidencia que se venía preparando
desde hace algunos años: la firma
entre el Gobierno y las Farc _en el
marco de las conversaciones en
La Habana_ del compromiso de
la dejación de las armas por parte
de la guerrilla. La ESAP recibió la
resolución del Ministerio de Educación de creación de la maestría,
e inmediatamente se abrieron las
inscripciones en Bogotá con las
que se alcanzó una cohorte de
treinta estudiantes. En el primer
semestre de 2017 se espera abrir
la maestría en otras territoriales.
El caso particular de las víctimas
del conflicto armado en Colombia, que ha durado más de cincuenta años, ha dejado millares
de víctimas que luchan para que
sus derechos sean respetados.
Periódico Institucional
El aporte al país de los egresados
del programa abierto por la ESAP,
será mediante un ejercicio profesional como gestores, investigadores y promotores de los derechos
humanos y, muy especialmente, de
las víctimas. Sus trabajos de grado
se conocerán en el territorio con el
objetivo de fortalecer la institucionalidad necesaria para hacer efectivos tales derechos y, sobre todo,
para procurar la no repetición de
su vulneración.
Fotografía: Jorge Cuartas
El Estado, por su parte, diseña
políticas públicas cuyo objetivo es
el reconocimiento de la violación
de derechos y la formulación de
normas orientadas para impedir su
repetición y la generación de mecanismos para lograr una sociedad
más incluyente en la que participen
todos los ciudadanos.
La maestría surge como un compromiso misional de la ESAP y, en
particular, de la Facultad de Posgrados, como una forma de contribución a la discusión académica
y conceptual que el país necesita
en la coyuntura de los acuerdos de
paz. El programa ofrece, por una
parte, la formación en el conocimiento de los derechos humanos,
su promoción y protección. Y, por
otra, la formación en prácticas de
gestión que garanticen y protejan
los derechos humanos y los derechos de las víctimas en el escenario
de la transición y el posconflicto.
El posconflicto, como momento
histórico, es una oportunidad para
profundizar en la defensa de los
derechos humanos, lo cual supo-
ne una acción de largo plazo. La
maestría responde a la necesidad
de la ciudadanía en un tema que
se articula con los planteamientos
del Gobierno colombiano sobre
derechos humanos, que a su vez
corresponden a las propuestas
investigativas del plan de estudios:
los temas de ciudadanía, educación
en derechos humanos, derecho internacional humanitario y conflicto
armado, la construcción de paz y
la lucha contra la corrupción. Para
la realización de los trabajos de investigación la ESAP ha establecido
vínculos con el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, la
Alta Consejería para los Derechos
Humanos, la Defensoría del Pueblo
y el Centro de Memoria Histórica.
Recientemente se llevó a cabo
la cátedra inaugural a cargo de
Francisco Taborda Ocampo y John
Jairo Montoya Rivera. El primero,
docente de la ESAP, abogado con
estudios de posgrado y candidato
a doctor en Derechos Humanos y
desarrollo sobre el tema de justicia
transicional. Por su parte, Montoya
Rivera es abogado, teólogo, con
Con base en lo anterior, el producto de investigación de los
estudiantes de la maestría será un
artículo publicable o un protocolo
de intervención acerca de los cuatro ejes de profundización: Teorías
y gestión para la resolución de conflictos, Sistematización y diálogo
de experiencias relacionadas con
el conflicto armado, Acción humanitaria y derechos de las víctimas y
Educación en derechos humanos.
Fotografía: Jorge Cuartas
Claudia Ramírez Méndez / Decana Facultad de Posgrados
estudios posgraduales en filosofía
y estudios latinoamericanos, sobre
la comparación del proceso de paz
colombiano con otros acuerdos en
el mundo.
17
PÁG
Acreditación
La ESAP se alista para obtener
la acreditación del programa APT
A
partir de un informe de
autoevaluación entregado al Consejo Nacional de
Acreditación (CNA) en diciembre
pasado, se elaboró un plan de mejoramiento que incluye proyectos,
actividades, indicadores y metas
de cada uno de los diez factores
de acreditación determinados por
el CNA. Según Angélica Escobar
Cantor, asesora de la Dirección de
la ESAP, el plan de mejoramiento
_que tiene un avance del sesenta
por ciento_ contempla acciones
que vienen ejecutándose desde
comienzos de 2016.
Nuevo Municipio
Teniendo en cuenta que la acreditación no es un proyecto sino un
proceso de mejora continua, tal
como lo define Escobar Cantor,
la ESAP ha adelantado un trabajo
permanente de cara a la visita de
los pares evaluadores. En el marco de ese propósito de obtener
la acreditación para el programa
Administración Pública Territorial
(APT) hay un diálogo permanente
con estudiantes y docentes, se han
Fotografía: César Muñoz Vargas
Periódico Institucional
La mirada a los estudiantes, a la postre los
mayores beneficiarios
al final de este propósito voluntario institucional, también está
dirigida a su bienestar
y al análisis de las
tasas de deserción.
Angélica Escobar Cantor
hecho visitas de caracterización
y de alistamiento y preparación
específica a las ocho sedes que
van ser visitadas. Naturalmente,
el trabajo con administrativos y
académicos en la sede central y
en las territoriales complementa
el ideal agrupado en el eslogan
«Todos somos ESAP».
El proceso involucra temas que
competen a las distintas
áreas: a la Subdirección
Académica y las facultades con los grupos de
mejoramiento curricular y docente, la revisión
a la organización y administración de la ESAP,
las investigaciones y la
gestión internacional a
través de las movilidades, actualización de
las bases de datos de
los egresados y su participación en cargos de
alto gobierno y el Plan
Maestro de Infraestructura.
La mirada a los estudiantes, a la
postre los mayores beneficiarios
al final de este propósito voluntario institucional, también está
dirigida a su bienestar y al análisis
de las tasas de deserción. En este
sentido, se busca un plan de acción
que promueva su permanencia en
la ESAP, de ahí que las territoriales
estén implementando acciones
específicas para disminuir dichas
tasas y para brindar un entrenamiento en temas como las pruebas
Saber Pro.
En cuanto a la visibilidad internacional sobre el trabajo adelantado
en la escuela, Angélica Escobar
recalca que es un factor asociado
a la producción de investigaciones
desarrolladas por los grupos y semilleros. De ahí la importancia del
avance en materia de movilidades
de alumnos y educadores hacia países como Ecuador, Francia, Chile,
Austria y Brasil.
En reunión con el CNA, fueron
definidas, tanto las fechas de las
visitas como las territoriales que
Fotografía: César Muñoz Vargas
serán visitadas por los pares evaluadores. «Estamos elaborando
un capítulo de avances», reveló la
asesora.
Una vez se lleve a cabo la evaluación de los pares, estos presentarán un informe al CNA, sobre el
cual la Dirección de la ESAP hará
sus comentarios antes de que,
como toda la comunidad esapista
lo espera, el consejo otorgue, a
finales de 2016 o comienzos de
2017, la Acreditación de Alta
Calidad al programa APT, el paso
gigante y previo hacia la acreditación institucional.
18
PÁG
Cultura y entretenimiento
Empezó a jugarse el partido
por el sí a la paz
El presidente
Juan Manuel
Santos Calderón
aceptó la invitación
del cantante samario
Carlos Vives
para participar de un
partido de fútbol en la
tradicional cancha del barrio
Pescaíto, como símbolo
de la campaña de promoción
por el sí en el plebiscito
mediante el cual se busca
refrendar los
acuerdos de La Habana.
S
Nuevo Municipio
anta Marta. La cancha La Castellana, localizada en el barrio
Pescaíto de esta capital, fue el
escenario donde el presidente de
Juan Manuel Santos Calderón realizó el saque de honor del llamado
partido de fútbol por la paz promovido por el cantante vallenato
Carlos Vives y en el que también
participaron el exjugador Carlos
Alberto el Pibe Valderrama y varios
futbolistas formados en el popular
Fotografía: César Muñoz Vargas
escenario deportivo de la capital
del departamento del Magdalena.
Santos Calderón, que inició la
campaña por el sí a la paz una vez
la Corte Constitucional avaló el
proyecto de plebiscito, aplaudió la
iniciativa de Vives por considerarla
«una actitud inspiradora hacia la
vida y necesaria para Colombia».
El jefe de Estado también destacó
del artista su visión y su labor para
incentivar la paz y
la buena convivencia en la región Caribe mediante su
música y sus obras
sociales.
Fotografía: César Muñoz Vargas
Periódico Institucional
Así como tradicionalmente Santa
Marta ha sido un
semillero de grandes futbolistas
como Didí Valderrama, Radamel
Falcao García y el
mismo Pibe Valderrama, también
es el deseo del Gobierno nacional
que sea un laboratorio de paz que
florezca gracias a proyectos que
generen progreso y mayores oportunidades para la gente. De esta
manera se lo hizo saber Santos a
Vives en el marco de un ambiente
festivo, deportivo y de esperanza
para las muchas personas que
presenciaron el cotejo.
Carlos Vives, que mantiene presente a Santa Marta en sus canciones, le agradeció al mandatario el
hecho de haber atendido la cita y
de ser testigo del afecto de la gente
de Pescaíto y de su sueño porque
el barrio salga adelante. «Santa
Marta tiene un futuro maravilloso
y vamos a ayudarle a que crezca»,
resaltó Santos al tiempo que reveló
varios de los proyectos planeados
para la ciudad situada a orillas del
mar Caribe, como un centro de alto
rendimiento deportivo, un hotel y
un centro comercial.
Si bien el amistoso encuentro duró
los mismos noventa minutos de
un partido de competencia, tanto
el cantante como el presidente
Santos saben que en este largo
partido por la paz, que muchos
como ellos empezaron a jugar, no
puede haber cansados ni mucho
menos perdedores, porque al final,
desde el trabajo en las regiones,
todos los jugadores _niños, jóvenes
y adultos_ deben ser ganadores.
Fotografía: César Muñoz Vargas
19
PÁG
Cultura y entretenimiento
Cultura
por y para la paz
La música y otras manifestaciones culturales surgen como alternativa para hacer pedagogía de paz en las zonas de Colombia más
afectadas por el conflicto armado. Esta tarea la cumplen desde hace varios años organizaciones sociales y un grupo de artistas,
quienes que se han propuesto acompañar a las comunidades en aras de la no violencia y la no repetición.
M
ientras los expertos y académicos se ocupan de hacer
pedagogía para la paz con base en
estudios, análisis, cifras y, por supuesto, los puntos acordados de la
agenda, otro sector de la sociedad
lo hace a partir de lo emocional,
sensibilizando desde la música
y otras manifestaciones del arte.
Es una estrategia implementada
en las distintas regiones que más
han sufrido los embates del largo
conflicto armado colombiano.
David Alejandro Toro
Nuevo Municipio
David Alejandro Toro, miembro
de la Federación Internacional
de Prensa de los Pueblos (Fipu),
trabaja desde hace una década
con personas que sufrieron y que
son vulnerables de sufrir violencia.
Ahora, ante el inminente escenario del posconflicto, el objetivo a
través del proyecto Quantu tiene
que ver con las garantías de no
repetición y la pedagogía para la
reconciliación en un escenario con
más de siete millones de víctimas.
Él reconoce que la misión no es
fácil, más cuando se han generado
tantos odios por las acciones de
distintos bandos armados. Por eso
la estrategia de las manifestaciones
artísticas acompañan las invesPeriódico Institucional
tigaciones realizadas en campo,
donde uno de los próximos retos
es el trabajo pedagógico Semillas
de Paz, enfocado a los niños de
regiones como el Guaviare, a fin de
que estos, que son invisibles para
las grandes ciudades, no sean los
protagonistas de nuevos conflictos, sino gestores de una nueva
sociedad.
Asimismo, se ha hecho una gestión
con líderes estudiantiles sustentada en tres temas
esenciales: democracia, liderazgo y
proyecto de vida,
con los cuales los
jóvenes serán multiplicadores de un
nuevo pensamiento.
El proyecto Quantu, que deriva su
nombre de una
leyenda quechua
acerca de un colibrí
que salvó al mundo
de una voraz sequía, se ha desarrollado en seis de las regiones más
afectadas por la violencia: Tolima,
Antioquia, Cauca, Chocó, la zona
del Catatumbo y algunos lugares
de la Orinoquia.
Fotos de: César Muñoz Vargas
Pensando en esas poblaciones indefensas también se ha convocado
a diversos cantautores a participar
en el concierto denominado La
guerra del amor, un encuentro a
realizarse en la plaza de Bolívar de
Bogotá el 9 de septiembre, donde
muchas voces se unirán para cantarle a la paz. Voces como las de
Maía, César López, Doctor Krápula, El Binomio de Oro de América
y los internacionales Piero, Víctor
Heredia, León Gieco y Alejandro
Lerner.
César López
Fotos de: Ricardo Rondón Ch.
Hasta la vida y siempre
En un acto de resistencia pacífica
en Mogotes (Santander), hasta
la vida y siempre era el saludo
reverente de los campesinos a los
visitantes. Quien se quedó con la
frase para inscribirla en su brazo
derecho fue uno de los músicos
que estará en el citado concierto,
el bogotano César López, creador
de la emblemática escopetarra y un
«incansable guerrero por la paz »,
como lo llamó el escritor y periodista Ricardo Rondón Chamorro
quien, en una crónica reciente
publicada en su sitio La Pluma y la
Herida dice del versátil López:
« Es un artista que, contrario a los
que aspiran al reconocimiento rápido, inflados por los medios y las
marcas, decidió irse trocha adentro en aras de propósitos que van
contra la corriente en un país de
múltiples complejidades, sacudido
al extremo por la violencia, el rencor y la venganza, donde la muerte
campea a sus anchas en veredas y
ciudades».
Ciertamente, desde hace mucho
tiempo López optó por ayudar a
la concientización de los pueblos
acerca del dolor y el daño causado
por la guerra: la muerte, el desplazamiento de campesinos y el
llanto de viudas y huérfanos que
esperaban crecer para cargar un
fusil y cobrar venganza.
Ahora, en el tiempo de la esperanza que supone el posconflicto,
López ha intensificado el enarbolado de su escopetarra y el impulso
a campañas de su impronta 24 -0
(Veinticuatro horas sin muertes
violentas en Colombia) y Re: cuando la música nos habla, mediante la
cual ha recaudado centenares de
instrumentos para llevarlos a pueblos que por años han esperado el
silencio de las armas y el sonido
de la música. En tal empresa, este
embajador de la paz ha tocado
corazones y las puertas de distintas ONG para recoger guitarras,
tambores y todo lo que suene en
aras de la melopeya.
20
PÁG
CRUCIPAZ
Cultura y entretenimiento
4
Nuevo Municipio
complete el crucigrama
1. 5.
9.
10. 12. 14. 15. 17. 19. 20. 21. 1
3
Horizontal
Apoyo masivo de un pueblo a una determinada causa.
Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra
Cese de hostilidades.
Del latín iustitia, es la concepción que cada época y civilización tiene acerca
del sentido de sus normas jurídicas.
Lat. Plática entre dos o más personas, que manifiestan sus ideas o afectos
remisión de la pena merecida.
Proyecto Universitario ESAP.
Periodo de tiempo que sigue a la superación total o parcial de los conflictos armados.
Proceso por el cual una tropa de cualquier tipo
se licencia, es decir, deja de ejercer su actividad militar.
Del lat. securitas, -atis.
Infracción, vulneración, violación, quebrantamiento, atropello.
Del [latín] alter (‘otro’). Condición de ser el otro.
2
6
5
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
Vertical
2. 3.
4.
6. 7. 8. 11.
13. 16. 18. Cancha de fútbol localizada en el barrio Pescaíto en Santa Marta.
Interponerse entre dos o más que riñen o pelean, tratando de reconciliarlos o amigarlos.
Renunciar a las armas, o a la causa de retirarle armamento bélico a un grupo o persona,
puede referirse.
Tranquilidad pública de los estados en contrapo.
Palabra latina. Deriva de la sánscrita yu, unir o enlazar.
Facultad natural que tiene el hombre de obrar o de no obrar, y de obrar de una manera
o de otra.
Del lat. reconciliatio, -onis.
Programa que se está acreditando en la ESAP.
Respeto hacia las ideas o prácticas ajenas, aunque repugnen a las nuestras.
Punto vital del acuerdo del proceso de paz.
19
20
21
MUNICIPIO
Escuela Superior de
Administración Pública
Fundado en octubre de 1987
Escuela Superior de
Administración Pública
ESCUELA SUPERIOR DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
Bogotá, D.C., Calle 44 N° 53 - 37 CAN Conmutador: 220 27 90 / Línea gratuita nacional 018000913755 / www.esap.edu.co / [email protected]
Periódico Institucional
Descargar