DOMINICOS EN COLOMBIA Año 1528. García de Lerma

Anuncio
DOMINICOS EN COLOMBIA
Año 1528. García de Lerma llega a la costa norte de lo que hoy es
Colombia, conocida por ellos como Nueva Andalucía. Con él llega un
número crecido de religiosos dominicos.
El primer convento que fundan, o casa de residencia, es en Santa Marta,
el año 1536. Desde ese momento será el convento un centro de
irradiación evangélica, sin dejar de ser el lugar de observancia para los
religiosos .
Desde esos primeros días están al lado del indígena: El P. Ortiz y la
Comunidad elevan su voz de protesta ante el Rey.
En el año 1539, se funda el convento en la ciudad de Cartagena. Están
cinco religiosos: Diego Ramírez, Luis de Orduña, Jerónimo de Loaysa,
Bernardo Ojeda y Fray Martín de los Angeles.
Siguen las denuncias constantes, ahora del obispo Toro Cabedo, en
contra de los encomenderos.
Nombran al P. Loaysa obispo de Cartagena. Consagrado en Valladolid,
llega a Cartagena con campanas, ornamentos y mil pesos para el
convento de los dominicos. Ha costeado el viaje de seis religiosos que
vienen de España.
El año 1536 se prepara la expedición para descubrir el nacimiento del río
Magdalena. Gonzalo Ximénez de Quesada tiene el mando de la
expedición. Le acompañan los dominicos Domingo de las Casas (que ha
venido de México) y
Fray Pedro Zambrano. Después de innumerables dificultades, en 1537,
había llegado la expedición a la ciudad de Tunja. La saquearon y robaron
todo lo que había de valor.
Regresaron hacia el reino de Bogotá y deciden fundar una ciudad: Santa
Fe. Es el día 6 de Agosto de 1538. Celebra la primera Misa el P. Domingo
de las Casas. De esta manera el río Magdalena es el camino obligado
desde Cartagena y Santa Marta para ir a Santa Fe.
El Capitán Venegas funda la ciudad de Tocayma. Están presentes los
frailes dominicos Fray Antonio de la Peña y Fray Lope de Acuña, quienes
levantan una casa y una pequeña iglesia. Será casa importante para la
Orden, y en ella se celebran varios Capítulos Provinciales.
El centro poblado de Vélez era el punto de unión entre Santa Fe y Tunja.
En ese centro fundan los dominicos una casa el año 1547. Están
presentes los religiosos Fray Juan de Santa María y Juan Aguayo.
Año 1555: Fecha de la fundación del convento dominico en Santa Fe.
Años atrás ya habían llegado numerosos religiosos a la zona: Martín de
los Ángeles, Francisco López Camacho, Juan de Santa María. El primer
prior es Fray Francisco de la Resurrección. La comunidad la forman diez
y seis religiosos.
El P. Vicario promueve el convento de la ciudad de Tunja. Y forma una
comunidad de seis religiosos. Tunja es uno de los conventos importantes
en la formación de los dominicos colombianos. La fundación data del año
1551.
Año 1552. Francisco Pizarro sube desde el Perú. Busca el famoso
Dorado. Funda la ciudad de Popayán. El Vicario de los dominicos, Fray
José Robles, envía a esa región a Fray Francisco Cárdenas, Fray Antonio
Ruiz, Juan Suárez y, como prior, a Fray Francisco Carvajal.
Fundación de Muso: 1558. Fundador del convento: el P. Juan de Santa
María. Unos años antes había sido devorado por los indígenas el P.
Pedro Guzmán.
Por esas fechas, hay dos religiosos ejemplares, incansables misioneros,
que recorren el norte de Colombia: Fray Luis Bertrán y Fray Luis Vero. En
el año 1563 fundan el convento de Valledupar y le regalan una "preciosa
imagen de la Virgen del Rosario, que fue muy venerada en toda la
región".
El influjo de los misioneros se extiende hasta la región de Maracaibo,
Ocaña, río Zulia y centros poblados colindantes. En 1555 se había
fundado un convento en la ciudad de Pamplona. El P. Antonio Ruiz es
considerado como su fundador.
Los dominicos acompañan al Capitán Juan Rodríguez Suárez a explorar
la Sierra Nevada de Mucuchíes. Funda la ciudad de Mérida. Fray Alonso
de Ladrada establece una residencia dominicana con el nombre de San
Vicente Ferrer: año 1567.
Del mismo modo se extienden los religiosos hacia la zona de Mariquita,
donde han conseguido unas minas, hacia Ibagué, Guatavita, Tocarema,
Tolú.
Con esa red de conventos y un gran número de religiosos, que trabajan
en la región, no hay ninguna dificultad para que en el Capítulo General del
1567 se determine la creación de una nueva Provincia dominicana: San
Antonino será su patrono.
En el año 1571 se celebra el primer Capítulo Provincial. Se constituye la
Casa de Estudios, donde se tienen las facultades de Arte y Teología. Hay
cátedras de Latín y también de Mosca.
Mientras tanto, han seguido las fundaciones de nuevos conventos por
todo el territorio: Buga, Rioacha, Ecce Homo, Chiquinquirá.
El año 1580 es fecha gloriosa. Se reconocen los estudios del convento de
Santo Domingo como Universidad. Se funda, a su vez, el colegio Santo
Tomás.
Los dominicos evangelizan todo el valle de Saquencipá y fundan el
convento en la Villa de Leiva.
Muchos de los que hemos citado son conventos, aunque no todos. Junto
a ellos es necesario añadir, tal como lo hace el P. Zamora (historiador de
la Provincia), una docena de "doctrinas" o centros misionales atendidos
por los religiosos desde cada uno de los conventos. Entre la orografía es
fácil adivinar el cúmulo de sacrificios, de abnegación, de entrega
apostólica y de trabajo infatigable de miles de religiosos.
Los siglos XVII y XVIII son un periodo de estabilización. Los Capítulos
Provinciales van marcando las directrices de acción. Se comienza a
construir los conventos de piedra y ladrillo, para sustituir los antiguos
conventos de barro y paja. La Universidad se ha convertido en el centro
del saber, inaugurada el año 1639.
Pero no se han olvidado las misiones: siguen el mismo ritmo de
evangelización en zona de misión. En los llanos orientales se fundan las
misiones de San Juan, donde el P. Alonso Ronquillo brilla como ejemplar
preclaro.
Más de 25 obispos ha ofrecido la Orden a la iglesia colombiana.
La dictadura del General Tomás Cipriano Mosquera es un signo de
perturbación, de hostigamiento y persecución religiosa. Hay leyes de
exclaustración, de robo de iglesias y conventos. En unos cuantos años
apenas si llegan a 25 frailes en todo el territorio colombiano.
Pero el milagro de la restauración se opera a los pies de la Virgen de
Chiquinquirá. Desde este santuario comienza, nuevamente, la
restauración de los conventos. Muchos de ellos no ha sido posible
recuperarlos.
El convento de Santo Domingo y la Universidad son expropiados por el
Gobierno. Se construye un nuevo convento hacia las afueras de la ciudad
de Bogotá. Aquí se celebra el primer Capítulo General en el Nuevo
Mundo: año 1965.
Se hacen nuevas gestiones para emprender un segundo período de la
Universidad de Santo Tomás. Hoy en día es un prestigio para la Orden
Dominicana.
Más de treinta estudiantes cursan estudios de Filosofía y teología en el
convento de Santo Domingo; hay unos veintiocho novicios en
Chiquinquirá se mantienen unos diez conventos y se trabaja en la zona
misional de Tibú.
Es reconocido el prestigio de los Colegios regentados por los dominicos.
La modalidad de estudio a Distancia, promovido por la Universidad de
Sto. Tomás, con sus múltiples publicaciones como material de apoyo,
merece un reconocimiento de la sociedad colombiana. Se aproxima a
unos treinta mil estudiantes en todo el territorio colombiano.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards