05 OPINION - La Vision Newspaper

Anuncio
05 OPINION
ENCUESTA DE LA SEMANA
¿Cree que la iglesia católica deba impulsar la reforma
migratoria?
Si
NO
RESULTADO DE LA ENCUESTA ANTERIOR
¿Cree que la sección “muéstreme sus papeles” de la ley
HB 87 de Georgia genere perfil racial en el estado?
SI - 77.8%
NO - 22.2%
EL COMENTARIO SEMANAL
Foto 1:
“La mayoría de indocumentados ha vivido aquí por más
de 10 años, son americanos en todo, excepto en
papelería migratoria. ¿Qué vamos a hacer? Deportarlos
a todos no es humano ni práctico. Para nosotros la
respuesta es que esta gente sea reconocida como un
residente y ciudadano de éste país”, expresó. “Para
nosotros es imperativo y una cuestión moral que este
gobierno apruebe la reforma migratoria”.
(Frank Sherry, director ejecutivo de America’s Voice).
COLUMNISTA INVITADO
La reforma migratoria implica responsabilidades
Por Rafael Prieto Zartha
Hay un dicho que dice que "no es bueno ensillar antes de traer las bestias", es decir celebrar antes de
que las cosas se hagan realidad.
No obstante, el panorama se pinta auspicioso para la reforma migratoria integral: los demócratas
quedaron con mayoría en el Senado y a escasos votos para negociar con el sector de los republicanos de
pensamiento amplio, la aprobación de la ley de legalización de los indocumentados.
Es factible conseguir los 60 sufragantes para evitar que el proyecto de ley sea saboteado, ahora que los
senadores republicanos John McCain, Lindsey Graham, Orrin Hatch, Jeff Flake y por supuesto Marco
Rubio estarían eventualmente en la jugada.
En la Cámara de Representantes la situación se presenta más de cuesta arriba, pero lograr una votación
mayoritaria por la reforma no es imposible.
Hay casi 30 congresistas latinos en la Cámara Baja y al ala intolerante del partido del elefante, se le está
atribuyendo la derrota del pasado 6 de noviembre.
Los recalcitrantes identificados con el Partido del Té ya no están retozando como hace dos años, porque
el gigante dormido del voto hispano despertó y fue determinante en la elección del presidente y de
legisladores federales.
Antes de las pasadas elecciones, el número de integrantes del Caucus de Inmigración, donde se reúnen
los antiinmigrantes, no llegaban a 100, y en los comicios algunos resultaron defenestrados o se
retiraron. El guarismo mágico de los 218 votos debería ser alcanzable.
El presidente Barack Obama, debería alinear a rajatabla a todos los legisladores demócratas, de ambas
cámaras, para que sufraguen a favor de la reforma y su promesa a la comunidad latina no se convierta
nuevamente en un merengue a la puerta de una escuela.
La bancada republicana proreforma migratoria integral tendría que conseguir el mayor número de votos
de sus copartidarios, para que el crédito de la aprobación de la ley tenga claramente el sello de algo
definitorio en lo que intervino el partido, y lograr ampliar su base de electores hispanos conservadores.
El proyecto de ley tendría que someterse cuanto antes y debe sacarse adelante, ojalá para en verano del
próximo año.
Eso sí, que no vaya a pasar como con la amnistía firmada por Ronald Reagan en 1986, con el respaldo de
una Cámara de Representantes de mayoría demócrata, a en la que todas las partes incumplieron.
El gobierno, los políticos, los patronos y los propios indocumentados fueron cómplices del fracaso de la
reforma de los ochenta.
Todos se hicieron de la vista gorda, para no aplicar las sanciones contempladas en la ley. Los rancheros
pusieron el grito en el cielo cuando los agentes del difunto Servicio de Inmigración y Naturalización (INS)
iniciaron las redadas en los campos.
Los políticos abogaron para que sus constituyentes ricos no perdieran las cosechas y dejaran tranquilos
a los picadores indocumentados. El fenómeno se repitió a lo largo y ancho del país hasta llegar a la
situación que tenemos hoy
En esta ocasión todos tenemos que cumplir y vamos a tragar tragos amargos, si queremos que los 11
millones de indocumentados sean legalizados.
La frontera tendrá que ser sellada, habrá probablemente más agentes, más guardias nacionales (los seis
mil de la época de Bush), más aviones "fantasmas" no tripulados y un muro más alto y más largo.
En adelante, los trabajadores tendrán que llegar con visa e inspeccionados en un punto fronterizo o un
aeropuerto. Su número tendrá que ser determinado por una junta que analizará el mercado laboral.
Los países exportadores de indocumentados tendrán que evitar el éxodo a cambio de la legalización de
sus nacionales. La verificación de documentos para empleo será más estricta y los patrones sujetos a
sanciones más severas. La reforma migratoria implicará responsabilidades.
Tres errores que debe evitar al momento de comprar una casa
Por Karen Lickay
No todos los errores en una transacción de bienes raíces
pueden ser remediados y mucho menos después del cierre. Si
el comprador comete una equivocación, aunque sea en forma
inocente, podría sufrir las consecuencias por largo tiempo, o
que la transacción nunca llegara a concretarse.
Problema # 1: Alterar su situación financiera antes del cierre
Desde el momento en que ha completado la aplicación para el
préstamo hipotecario hasta la fecha del cierre, no cometa el
error de comprar elementos a crédito, y menos que todo, ítems
de alto valor o con cuotas mensuales, tal como automóviles,
electrónicos, muebles, o cualquier otra cosa que pudiera
reflejarse en su reporte de crédito. En lo posible, utilice dinero
en efectivo y trate de reducir sus gastos al mínimo, para que
sus reservas bancarias no disminuyan. Cualquier alteración en
su situación financiera, podrían causar el rechazo del préstamo.
Problema # 2: Comprar la vivienda equivocada
La primera tarea de los compradores que se encuentran en la
búsqueda de una vivienda es hacer una lista de las prioridades y
definir los objetivos de la compra. Entienda cuáles beneficios y
características son más importantes para usted y cuáles
necesita tener sí o sí. Antes de poner un contrato sobre una
casa, revise su lista y asegúrese de no haber pasado por alto
ningún factor principal y que más tarde se arrepienta. Si espera
hasta después de tener un contrato firmado, entonces será
demasiado tarde y posiblemente terminaría perdiendo el
dinero del depósito, también conocido como “earnest money”.
Problema # 3: No confiar o no contar con el consejero
adecuado
Un agente de bienes raíces, además de ser su representante en
la compra de la vivienda, también es su consejero. Algunos
compradores se reservan de compartir cierta información
crucial para la transacción por diversas razones, como ser: no
piensan que sea de importancia, o creen que tienen todas las
respuestas, o tienen miedo de cómo serán percibidos, o no
tienen suficiente confianza en su consejero.
El agente de bienes raíces profesional y experimentado maneja
una multitud de transacciones y de personalidades; hay pocas
cosas que no haya escuchado antes. Su consejero es la persona
indicada para representar sus intereses y tiene una
responsabilidad con usted, pero si desconoce algún elemento
de su situación, le será difícil ayudarlo en la manera correcta.
Para consultas gratuitas comuníquese con el agente de bienes raíces Karen Lickay por teléfono al 770653-3584 o por correo electrónico a [email protected]
Descargar