2.2 Moral como derrotero del entendimiento humano

Anuncio
[email protected] CONCYTEG(10(119)): Mayo, 2015
ISSN: 2007-2716
La ética como medida de la excelencia organizacional
una rama de la filosofı́a que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber, la felicidad
y el buen vivir Singer (1979).
La palabra ética proviene del latı́n ethı́cus o, transcrito a nuestro alfabeto, éthicós. Según algunos
autores, es correcto diferenciar éthos, que significa “carácter”, de ethos, que significa “costumbre”,
pues “ética” se sigue de aquel sentido y no es éste. Coromines (1957).
Savater, F (1991), la define como: el arte de vivir, el saber vivir, por lo tanto el arte de discernir lo que
nos conviene (lo bueno) y lo que no nos conviene (lo malo). Se ha considerado en la modernidad la
ética, no solo desde el punto de vista meramente filosófico, si no más amplio como un conjunto de
acciones orientadas a un fin, a una finalidad, que es la perfección de la naturaleza humana. Gómez
Pérez (1.996). Aquı́, el autor traslada el concepto ético al campo amplio del actuar del ser humano y
su relación directa con la naturaleza, cual dúo indivisible y necesario para la supervivencia en paz.
Se entiende entonces, que las fuentes éticas van ligadas a la moral, que ambas definen el camino
perfecto hacia la postura social, para que el hombre sea el ser racional capaz de vivir en comunidad.
Estos caminos nos permiten dilucidar si el cotidiano actuar del ser humano, se centra en los cánones
de la moralidad.
2.2 Moral como derrotero del entendimiento humano
Etimológicamente palabra derivada del latı́n mos, moris, ‘costumbre’ son las reglas o normas por las
que se rige el comportamiento o la conducta de un ser humano en relación a la sociedad (normas
sociales), a sı́ mismo, y a todo lo que lo rodea.
Entonces, la moral es el conjunto de reglas que se aplican en la vida cotidiana y todos los ciudadanos
las utilizan continuamente. Estas normas guı́an a cada individuo, orientando sus acciones y sus juicios
sobre lo que es moral o inmoral, correcto o incorrecto, bueno o malo.
Holbach (1812), la define como el conocimiento de lo que el ser humano debe hacer o evitar para
conservar estabilidad social. Lorda (1994) la define como “el arte de vivir bien”.
De esta manera, basados en lo anterior, podremos aseverar que la ética y la moral debe ser una construcción del ser humano, la cual toma fuerza al interactuar dentro del medio social y organizacional.
Por lo tanto, es una construcción racional de la persona humana para la persona humana y que se
vigoriza al entrar en contacto con la competente social y su concatenación con el desarrollo organizacional.
Es ası́ por consiguiente, como, la sociedad toma aquellos aspectos relevantes y los delimita dentro de
las buenas y sanas costumbres e impone un código para que ese actuar se circunscriba dentro de su
desarrollo, permitiendo ası́ su consecuente y segura evolución.
Claro, que tenemos que defender que la naturaleza ética del individuo viene dentro de su ADN, de
manera natural, sin contaminación y sin vicios que la sociedad y la organización lo que hace es permitir
su desarrollo, para particularizarla en cada caso. Pero, en todo caso es trasmitida dentro de su linaje
social para que podamos comentar si un acto es bueno o malo y que tanto afecta ese comportamiento
a la organización.
Valdrı́a la pena y por ende, deberı́amos preguntarnos ¿Cuál debe ser mi postura ética frente a la operacionalidad de las organizaciones? Contribuyo realmente a darle valor a la organización con mis actos,
29
Descargar