psicoterapia de grupo. grupo de crecimiento personal

Anuncio
PSICOTERAPIA DE GRUPO. GRUPO DE
CRECIMIENTO PERSONAL
Parecería que la modalidad de terapia de grupo es una modalidad de
segundo orden frente a la terapia individual. Al fin y al cabo en el grupo un
solo terapeuta atiende a varios pacientes, por lo tanto con menos dedicación
a cada uno de ellos. El error está en olvidar que el medio terapéutico no es
el terapeuta solamente, sino fundamentalmente el grupo. En principio
podría ponerse en duda el que personas con problemas pudieran ayudar a
otras. Quien así piensa no es consciente de la capacidad y recursos
positivos que tiene además de sus problemas. Particularmente si se ponen a
funcionar en un entorno adecuado como es un grupo. Esa es nuestra
experiencia de todos los días.
La psicoterapia de grupo es valorada frecuentemente como una
modalidad de terapia más eficaz incluso que la terapia individual (Yalom
I.2005). No obstante no está tan difundida como la terapia individual, tanto
en la salud pública como en la consulta privada. ¿Por qué? Puede llamar la
atención este aspecto si además se añade que es una terapia más económica
que la modalidad individual. En el grupo un solo terapeuta está con varios
pacientes por lo que el pago por cada uno puede ser menor a la vez que el
tiempo de trabajo es mayor ( las sesiones de grupo, según profesionales,
suelen variar entre 75 y 120 minutos)
Son necesarios varios clientes o pacientes para organizarla. No
obstante, a pesar de la abundancia de personas que puede darse en los
centros públicos, tampoco allí se ofrece mucho esta modalidad.
Las razones pueden ser varias:
– Por parte del profesional su manejo implica cierta complejidad. El
compromiso que se adquiere frente a un grupo es mayor.
– Por parte del usuario es habitual una inicial resistencia a participar,
basada generalmente en el temor a exponerse en público y a sentirse
avergonzado con sus problemas. La imaginación se suele ir hacia ser el mas
problemático, no imaginar que nadie nos va a entender o compartir la
experiencia que tenemos, temer no ser respetado, sentirse solo en le grupo,
etc. Este temor desaparece tras la primera o primeras sesiones.
Los factores que hacen a un grupo eficaz son:
– La universalidad: comprobar que frecuentemente se comparten
problemas similares o parecidos.
– Imbuir esperanza comprobando lo que otros compañeros han
crecido trabajando en el grupo.
– Impartir información. El intercambio de las diferentes experiencias
aporta un conocimiento muy rico acerca de cómo unos y otros
manejamos los diferentes conflictos y situaciones.
– La cooperación mutua altruista. La ayuda por parte de compañeros
de grupo, iguales en su condición, así como la posibilidad de
ayudar compartiendo los propios sentimientos y experiencias,
genera una cohesión y una solidaridad altamente terapéuticas.
– La experiencia emocional correctiva. El entorno grupal de
seguridad facilita la exploración de emociones a las cuales nos
solemos resistir. Comprobar el efecto terapéutico de esas
experiencias en otros, ayuda a ello.
– La interacción social. El aprendizaje que supone una interacción
social en unas condiciones tales que podemos decir que no se dan
en la interacción social habitual. El apoyo del grupo ayuda a creer
el las propias intuiciones.
– El aprendizaje mutuo. Las experiencias de otros constituyen un
aprendizaje para cada uno de los miembros del grupo.
– La reproducción en un entorno seguro y de aprendizaje, de
situaciones problemáticas que es dan en entornos interpersonales o
grupales de la vida cotidiana.
Trabajamos en sesiones de 1 ½ h semanal, coordinadas por un
profesional formado y con amplia experiencia.
Los grupos son de modalidad abierto–lento: el grupo recibe algunas
incorporaciones anunciadas cada cierto tiempo.
Es necesario una evaluación y preparación previa en modalidad de
entrevistas individuales.
Coordina: Gregorio Armañanzas.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards