Actualmente los casbs de infecciones vaginale`s so:n cada vez mas

Anuncio
SALUD
INTIMA
-.Ii:
:.
II
il .:. ~
~>',I ~-I .. :'
:~
Actualmente los casbs de infecciones vaginale's so:n cada vez mas fre,cuentes;
estadisticasoficiales senalan que del 25 al 40 por ciento de las consuUas
gineco'16.gicas se deben pre,cis,amente a elias. Se 'trata de una molesta
enfermedad especificamente temenina que tie'ne causa,s muy diversas. Sin
emba,rg,O existen factores que predisponen a ella, tales como los anticonceptivos
oral'es, los antibi6ticos, el Dispositivo Intra Uterino (DIU), la ropa interior
i'nadecuada, la higiene deficiente, asi como distinta:s ano'MaUas organicas y, en
general, un estado bajo de defensas. EI preserite ihforme 10 dice todo sobre la
va:gini,tis: el origen, los sintomas, el tratamiento y sus resultados. Todo para que
la mujer pueda eficazm'ente prevenirse ante ella.
U
no de los motivos mas frecuentes
de la consulta al ginecologo es la
inflamacion de la vagina 0 lao ",vagi­
nitis", EstadfstiQamente repr.esen­
ta del 25 al40 % de los casos, en las visitas
de una consulta gineca16gica. Una gran ma­
yaffa de mUjeres la han padeci<;lo en una u
atra epoca de su vida. lin los'ultios.arios esta
incrementandose el numero de casos de in­
fe.cciones vaginales y se f:la apreciado un
marcado aumento en la ihcidencia de ven­
tas de distintos farmacos destinados a su
cura y tratamiento.
Lo frecuente de su aparicion, su costo so­
cial en la poblacicfln femenina y sus repercu­
siones, la molestia de los sfntomas que 000­
si0na, inah"lS0 su coste ecorlomico (test de
laboratorio, medicamentos, secuelas, etc.}
nos urgen a los ginecologos a comcienciar a
la rnujer sobre su origen, sus consecuen­
cias, las pr'ecauciones que se pueCJen tomar
para evitar esta enfe~mEidad molesta y fre­
cuente y ofracer una serie de datos que
orienten sobre sus caracterfsticas, su grave­
dad y sus distintas manitestacionas. Esto as
10 (;Jue pret~nde con este trabajo.
Y estQ es,Io que creo que sa debarfa ha­
cer con mas f.re.cual"lcia, mas que utili:zar a la
muj~r como reclamo publicitario 0 CQmo
destinataria de una publicidaa agresiva que
hace ,hincapie en aspectos de i;lstetica cor­
poral, higiene intima, olor, como si ella fuera
algo inherente y exclusivo dela eondici6n fe.,­
menina.
Una enfermedad especifica­
mente femenina. Lo realmente dif~­
renci::il en] la mUjer es su sexo y todo 10 que
esta directamente relacionado con el. Y en
este capitulo, las enfermedades especffic;:lS
del sexo. Entre elias, las de la vagina. Y la
mas frecuenfe es la "vaginitis",
La palabra "vagina" procede del latin
(vagina, aeJ, ql!Je traduoido equivaldrfa a la
vaina 0 funda de la espada del guerrero.
Trasladada dicha acepoi'6n ala mUjer, signi­
fica-ria 1,,1" vaina 0 estu.cln~ para el pene. Mor­
fol6gicamente la vagina es un conducto fi­
bromuscular, ~Iastico, que'forrna parte de la
porci-on timal del aparato sexual femenino y
se extiende desde la vulva ai, utero.
I;squematicamente podrlamos conSide­
rar que la funci6n de la vagina es como 1<;\ de
una "puerta"; por eUa penetra el pene y por
eUasalen, a la luz, losrecien nacidos. Ersen­
ciUo ejemplo de '-'puerta" no es gratuito, ya
que,'-a parte anterior,d~la vagina se denomi­
na "introito" (igualmente. del latin "introi­
tus": entra€la). El "introitus" era la p.uerta de
Iq,s antiguas casas romanas. Posteriormen­
te, por extension, se lIamo "introito" a la en­
trada, inicio (') comier:l:;m de un acto ritual. La
vagina es una via de acceso para explora­
ciones clinicas y es una vfa de a.cceso, para
virl:JS del exterior, que provccan infeccio_nes
y otros tipos de enfermedades.
En esia zona, tan importante, tan femeni­
na, y tan delicada es donde se proesentan las
enfermecjades, que ~nalizamos, las va-gi­
nitis.
5-2
Los sintomas. Los sfntomas mas fre­
cuentes de la vaginitis son: el alJmento de la
seerecion vaginal (flujo), rnal olor, escozor,
etcetera. Incluso se dan slntomas de vecin­
dad, tales como mqlestias,al minar 0 al efec­
tuar la deposicion. Todqs eUos son muy moo
lestos flara la mUjer qwe los padece. A ve­
c~, se da urn aumento del flujo vaginal, sin
mas, sin el acompanamiento de otros slnto"
mas. Tambien se debe prest-ar atencicin a
estos casas, puesto que s610 un 10 % d~ las
mujeres que actlden al ginecologo cQn este
sfntoma son partadoras de un flujo fisiOI6gi­
co, 0 sea, normal.
liQue es el flu jo vaginal? Es una secrecion
quese produce en el interior de la vagir.ra. Se
trata de un f1uido compuesto fundarnental­
mente por agya, electrolitos, microQrganiS:
mos y otrassustancias, como az!!Jcar;es (hi­
dratQs de carbono), pwteJnas. etc.
Su origen as variado, es decir, proviene­
de'las distintas partes que forman el ~par<!to
genit~1 femenino, bas trompas raramente
producen secrecion que pueda Uegar a la
[email protected] (:1 utero, en ca~bio, puede ser pro­
ouctiVQ en la fase secretora del cicio. EI cue­
llo uterino, mediante las glandulas endocer­
"icales, produce f1uio cervical, as, como el
lIamado "maco ovulatQrio", que se caracte­
riza p-or un caumento en la cantidad del flujo
vagil"lal. Es transparer:lte, f1uido. filante.
Puede igualmente producir secrecion en
aumento una alteraoien cO'rils1stemte en que
el tejiao de la parte interna del utero asoma a
la vagina por el cuello. Se trata de una "ecto­
pia" (Gonocida, a veces popl!Jlarmente,
-
SALUD
como "lIaga"). Su nombre procede del grie­
go (et top6s == fuera de lugar). ya quese tra­
ta de un tejiqo fuera de·su sitio habitual.
Pero el organo mas influyente en la pro­
duccion de dicha secrecion es la propia va­
gina, mediante el trasudado que se origina a
traves de las paredes de los capilares (pe-­
querios vasos sangl:lfneos) y por la d'esca­
maci6n de las cell;llas d.e su pared.
Se dan circunstancias' normales en las
que existe un aumento de la descarga vagi­
nal: durante la ovulaci6n. en la fase pre­
menstrual, en et embarazo, etc. En estos ca­
sos,la mujer debe asumir dicho ~umento de
f1ujei como algo fisiol6gico y normal. La pre­
sencia de algun sfntoma aislado de vaginitis,
en estos casas, no precisa de control algu­
no; pero es el especialista el que 10 hade de­
terminar.
Este aumento de la secr.1lcI6n, en cam­
bio, puede responder a circunstancias anor­
males, tales como infecciones, procesos
malignos, cambios de la menopausia, etc.
Caracleristi:cas del fflujo.
Una de
las caracterfsticas del flujo [email protected]'es la aci­
dez. Esta acidez constituye un factor impor­
tante en el me~abolismo de la vagina y jl!lega
un papel decisivo en la protecci6n contra las
infecciones.
En la mma reden nacida se d:a una acidez
discreta, que se va acentuando en los dfas
posteriores por la acci6n de los lIamados
"badlos de DOder.lein" y luego queda neu­
tralizada hasta que lIega a la pubertad. Des­
de la pubertad a la menopausia, la acidez se
mantier.Je. Y ya en la posmenopal\lsia ad­
quiere una composici6n similar a la existen­
te antes de la pubertad. Los "bacilos de 06­
d:erlein" -respoAsables, eA pane. de la aci­
dez-, junto con otros microorganismos
presentes en la flora vaginal, protegen a la
mujer de las infecciones.
La acidez, pues, es de importancia capi­
tal. Cuando esta acidez es marcada des­
aparece,n la mayor parte de agentes pat6­
genos, es decir, de germenes capac.es de
producir iA,[email protected] La disminuci6n de aci­
dez favorece la aparicion 0 continuidad de
las infecciones. Por esto, las circunstancias
en que se modifica la acidez -mernstrua­
ci6n, posparto, etc. -, son mas propicias a
introducir 0 reactivar un proceso ir:lfeccioso.
A ello contribuye la presencia. de sangre,
que es un excelente medio para el creci­
miento bacteriano.
Otro factor importante de.1 flujo vaginal es
el conjunto de microorganismos que consti­
tuyen la denominada "flora vaginal". En
condiciones normales. constituyen un siste­
ma ecol6gico, dinamico y en equilibrio, que
desemperia un mecanisme de defensa en la
mujer frente a la infecci6n. Este equilibrio
varra c.ontinuamente en la mujer, seg.un la
edad, apoca del cicio, embarazo, etc. En
caso de producirse una rotoUr,a del equilibrio,
aparece la predominancia de uno 0 varios
garmenes que originarfa la infeccion vagi-
INTiMA
CQNSEJOS UTILES,
Evitar las "duchas" 0
irrigacioncs, que $OlD
sirven para destruir 1a
flora vaginal y favorecer
. la infecci6n.· (Salvo
soluciones
medicamentOS& por
m€Scripci6n facultativElY
Bvitar el uso de jabones 0
detergentes que puedan
irritar
Limpiarse de "delante
hacia ;1tras" para evitar el
"arrastre" de g€rm~nes
pJocedentes del ano a la
vagina
Utilizar ropa interior
adecuada, evitabdo el uso
de prendas cciiidas
durante un cierto tiempo
Efectuar CHmbios
frecuentes de tampollcs Y
compresas. Los tampones
pueden producir cambios
en la flola vaginal y
riesgo de infecci6n genital
y las compresas retener
sl,lStancias infec{;j053s en
los p1iegues perineales
Al primer sintoma, acudir
al medico
No tener rel~ciones
sexua1es czwndo erista
alguna enfcrI1'1€dad de
tmnsmisi6n sexual U otra
infeexi6n genital
Evitar 1a
descompensa.ci6n de
enfermedades generales
que puedan repercutir en
1a vagina, como por
ejemp10, en caso de
diabetes
54
na!. Por tanto, esta flora, puellle ser un peli­
gro potencial.
Causas de la inflamacion. La va­
ginitis 0 inflamacion vaginal se pue<;le produ­
cir. 0 bien por la accion de un agente infec­
cioso externo que produce en la vagir.la una
reacci.6n inflamatoria como r1lspuesta, 0
bien por una inflamaci6n sin infecci6n de en­
trada. como ocur.reen Iesiones vagimales,
debilidad de la pared vaginal por edad,.etc.
Es decir, que la vaginitis se produce por
trauma 0 por in:feccl6n.
Lo mas frecuent€ es que los responsa­
bles de la vaginitis sean los agentes infeccio­
sos. En el 50 al 60 % de los casos el cau­
sante es una bacteria, la "Gardnerella vagi­
nalis", que produce la lIamada vagir:litis
"inespecifica"; en e12.0a130 % deloscasos,
el causante es un protozoo, el "Trichomona
vaginalis", que produce la vaginitis tr,icho­
moniasica; y, final mente, en otro 20 al 30 %
~I cau~ante es un "hongo" (Ievaduras. La
mas frecuente, es la Ilamada "Candida albi­
cans"), que origina la d~nominada "vagini­
tis candidiasica", que es la afectaci6n por
hongos mas frecuente en el cuerpo humano.
La "gonococia" (purgaciones), laChlam­
ydias y los virus sgn poco frecuentes como
causa de vaginilis. S610 un 1/2 % corres~
ponoen a estas causas.
Las lIamadas "vaginitis atr6ficas" apare­
cen en la ml!ljer posmenOpaYSica al produ­
cirse una disminuci6n del nivel hormonal de
la mujer. por cese del funcionamiento ovari­
co, quedando la mucosa vaginal sensible a
las infecciomes.
Existen, por otra parte. una serie de lIa­
ma'dos "factores predispone~tes". como
son los anticonceptivos orales, los antibi6ti­
cos. DIU, ropa interior inadeouada, tampo­
nes y compresas si no se cambian frecue.n­
temente, embarazo, diabetes, hipotiroiQis­
mo e hipoparatiroidismo, dismiAucion del
hjerro sarico (:anemi'a), enfermedades de
transmision sexual (ETS) y la posible focali­
dad rectal. En estos casos, los mecanismos
de defensa de cada individuo juegan un pa­
pel importante en la evoluci6n de la infeo­
oion.
Tratamiento y resultados. En
cualqw'iera de los casos dSbe ser el medico
elque diagnostique el tipo de vaginiti~ y
oriente el tratamiento y la pauta terapautica
a seguir. Sin embargo. en est'a en.fermedad
es de suma importancia el adoptar una serie
de medidas preventivas, que la mliljer del;>e
conocer y que. en sintesls, otrecemos en un
cuadro a modo de consejos practicos.
EI examen cifAico giAecol6gico y los dis­
tintos metodos de laboratorio permiten la
obtenci6n de UI'I E1iagn6stico correcto; y UAa
terapia adecuada produce una curaci6n
efectiva en el 80 % delas pacientes. S610 un
1/2 % de vaginitis son debidas a causas de
ditfoil identifioaci6n. Cuand'o el diagn6stico
es el de "flujo normal" es importante que Ia,
pacienteacepte y entienda la normalidad de
su proceso.
Descargar