“DINÁMICAS DE GRUPO” UNIDAD III. Técnica y Tácticas de Grupo

advertisement
“DINÁMICAS DE GRUPO”
UNIDAD III.
3.1.
3.2.
3.3.
3.4.
3.5.
3.6.
3.7.
3.8.
3.9.
3.10.
3.11.
3.12.
Técnica y Tácticas de Grupo (Semana 3)
Definición de técnica y táctica grupal
Las técnicas de integración de grupo
Las técnicas de sensibilización
Las técnicas de conducción de grupo
Tácticas de iniciación y comunicación
Tácticas de estructuración
Táctica de aceptación
Táctica de catarsis
Táctica de contextualización
Táctica de clarificación
Táctica de confrontación
Táctica de terminación
3.1. Definición de técnica y táctica grupal
Las técnicas de grupo son procedimientos o medios para organizar y desarrollar la
actividad del grupo sobre la base de la teoría de dinámica de grupos, para lograr
con eficacia las metas grupales. Una técnica adecuada puede estimular las
motivaciones individuales para lograr que puedan estar mejor integradas y
dirigidas hacia la meta del grupo.
La gama de técnicas que existe nos permite utilizar la adecuada para cada caso,
considerando:
El tamaño del grupo (grande, pequeño…)
Los objetivos que se desean alcanzar
Las características del grupo
Las posibilidades físicas del salón de clases (tamaño, mobiliario…)
El tiempo con el que se cuenta
Cuando hablamos de tácticas, nos referimos a los movimientos específicos, a los
modos para desarrollar una técnica, por lo tanto, las técnicas están constituidas
por diferentes tácticas, que conducen a un grupo a las metas.
En otras palabras, la técnica es la estructura y la táctica puede variar según el
contexto interno y externo. Como por ejemplo: las reacciones o las actitudes del
grupo.
Negarse a participar
Quedarse callados
Agredir
Llorar
Reír…
Y, se debe estar preparado para utilizar la táctica adecuada para intervenir en
cada una de ellas.
Página 1 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
3.2. Las técnicas de integración de grupo
Las técnicas de integración grupal, son las que preparan al individuo para el
trabajo en pequeños grupos. El ser humano va adquiriendo madurez personal en
la medida de su relación con los demás, desde el punto de vista psicológico
termina con su etapa infantil para “dar y recibir”, en sus múltiples relaciones. Ç
Estas técnicas pretenden ir logrando una mayor integración de los miembros de
los grupos, entendiendo que integración no significa uniformidad sino que supone
siempre la individualidad de cada persona.
El objetivo principal es que cada uno sea respetado y valorado en su realidad
única. Asimismo estas técnicas ayudan a identificar dificultades de integración,
remover obstáculos para el mutuo aprecio, acelerar el proceso natural que sería
demasiado lento, aprender a encontrarse con las demás personas en un nivel más
profundo.
También, son actividades recreativas que no están orientadas hacia alguna meta
específica, pero que promueven la participación e integración del grupo.
Entre las dinámicas de integración encontramos algunas para grupos
recientemente formados y otras para aquellos que han compartido más tiempo.
3.3. Las técnicas de sensibilización
Estas técnicas, permiten el conocimiento individual recíproco entre los
participantes del grupo, condición básica para eliminar las barreras individualistas
desde el inicio del trabajo del grupo, así, las personas se conocen y se percatan
del trabajo en equipo que van a realizar, logrando que el objetivo final fluya mejor.
Sus ventajas son las siguientes:
 Confronta al participante con la imagen de sí mismo, propiciando en él un
cambio de conducta.
 Permite conocer nuestro problemas emocionales, el modo de comunicarnos y
nuestras tensiones interpersonales.
 Ayuda a profundizar en nuestras emociones y sentimientos y en la interacción
con los demás.
 Alienta a mantener nuevas conductas.
Pero, también hay desventajas:




Resistencias al cambio
Puede originar ansiedad sobre el fracaso o el éxito de la experiencia
No saber manejar las emociones que nos generen
El cambio de conducta, puede ser transitorio.
Página 2 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
3.4. Las técnicas de conducción de grupo
La conducción de grupos, consiste en aquellas técnicas y procedimientos que
puede utilizar el coordinador de un grupo determinado a fin de obtener los
objetivos que él mismo y el grupo han establecido.
El coordinador de grupo:
Es la persona que se encarga de dirigir y moderar al grupo para la obtención de
sus objetivos, quien debe saber conjugar una serie de aspectos para una
conducción eficaz y, que asuma un papel de:
Motivador del grupo.
Estimulador del grupo, porque no intimida y da confianza.
Líder que arriesga y no se conforma.
Generador de planes de trabajo junto con el grupo.
Humildad al reconocer que él también aprende con el grupo.
En el conductor recae la gran responsabilidad de lograr una buena relación porque
es el promotor para la ejecución de las dinámicas grupales.
3.5.
Tácticas de iniciación y comunicación
Su objetivo es propiciar el conocimiento mutuo, la integración y desinhibición en el
grupo. En definitiva, tratan de crear el grupo mediante el logro de una atmósfera
grupal de confianza y buena comunicación, gratificantes para los miembros del
grupo que se encuentran como personas.
El saludo:
El encuentro entre los miembros del grupo y el conductor, marcan el inicio de la
relación grupal. El primer contacto físico de todos los participantes lo constituye el
saludo, el cual, en cualquier circunstancia, debe ser cordial y hospitalario.
3.6. Tácticas de estructuración
Todos los grupos en general, poseen dos tipos de estructuras, unas visibles y
explícitas y otras aparentemente invisibles e implícitas. Cuando se trabaja con un
grupo, es conveniente proveerlo siempre de estructuras visibles y explícitas que
favorezcan la salud mental de sus miembros y se desarrolle un mejor
funcionamiento grupal.
La estructura favorece y protege a los miembros del grupo de cualquier desviación
de la técnica o de una lastimadura emocional inútil.
Tipos de estructura:
Lugar de reunión, horario, proceso grupal.
Página 3 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
3.7. Táctica de aceptación
Su objetivo es expresar actitudes de aceptación del conductor hacia los miembros
del grupo, ya sea cuando éstos produzcan mucho material narrativo, o cuando
este material resulte doloroso para los sujetos y se haga necesaria su
intervención.
La aceptación se puede expresar utilizando frases o palabras breves como “ajá”,
“sí”, “continúe”, “diga”… y en general cualquier expresión que implique aceptación.
Otros elementos que demuestran aceptación, son la expresión facial y los
movimientos de cabeza afirmativos, el tono emocional y la inflexión de la voz…
3.8. Táctica de catarsis
Catarsis es una palabra griega usada como sinónimo de purga. Aristóteles la
utilizó inicialmente al hablar de la limpieza del alma, posteriormente Breuer la
utilizó como método en una enferma histérica, quien, al narrar sus recuerdos, curó
su enfermedad.
En la actualidad, la catarsis es utilizada como un método de abreacción. Es la
liberación de las emociones reprimidas cuando se consigue que el sujeto hable de
su problema y enfrente abiertamente su causa. Esto trae como consecuencia el
alivio de una excitación anormal, restableciendo la relación entre una emoción y el
objeto que la excitó originalmente.
Existen dos tipos de catarsis:
a) Catarsis inmediata: Se provoca espontáneamente.
b) Catarsis mediata: Es provocada por el conductor. El efecto de la
interpretación de esta catarsis , puede consistir en:
1.
2.
3.
4.
Amortiguar la fuerza que se produce en la catarsis.
Brindar seguridad
Proporcionar una salida aceptable al impulso.
Dar oportunidad al sujeto para aceptar sus impulsos como propios.
3.9. Táctica de contextualización
Es cuando el conductor coloca los problemas de los participantes en contextos
diferentes a aquellos en los que ellos mismos los han podido colocar.
Todos sabemos que el sentido de una palabra depende de las demás palabras
que le rodean y que, a su vez, una frase puede adquirir distintos sentidos si
variamos el conjunto de frases que la demarcan.
El contexto se refiere precisamente al conjunto de palabras o frases que rodean y
modifican a una determinada palabra o concepto.
Página 4 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
Los contextos son válidos cuando:
a) Tienen conexiones lógicas o de sentido con las premisas emotivas de los
miembros del grupo.
b) Cuando reducen la intensidad emotiva de las mismas.
c) Cuando el contenido de los contextos representan adecuadamente la realidad.
3.10. Táctica de clarificación
Representan el proceso de mostrar en foco el fenómeno psicológico con el cual el
sujeto es confrontado. Implica el “desenterrar” detalles significativos que deben ser
separados.
Se emplea cuando se desea que el sujeto clarifique una respuesta que ya ha
dado, planteándola de otra manera o de una mejor manera, más clara. En este
caso se solicita que aclare lo que ha dicho, o que lo diga de “otra manera”, que
use “otras palabras”, que “explique” su respuesta, etc. en el supuesto de que en
ese proceso el sujeto tratará de clarificar su propio pensamiento y su expresión.
3.11. Táctica de confrontación
La confrontación, es considerada como un proceso que consiste en llamar la
atención del sujeto hacia un fenómeno particular, llevándolo a reconocer algo que
ha estado evitando y que debe ser comprendido más adelante.
3.12. Táctica de terminación
Pareciera que las tácticas de terminación son obvias y fáciles de manejar, pero
resulta de suma importancia para el conductor y los participantes del grupo el
saber utilizarlas con habilidad y eficacia.
Este método puede ser utilizado para poner fin a una unidad de trabajo, finalizar
una determinada reunión o dar por terminada una labor realizada por el grupo.
Shostrom y Brammer dan algunas sugerencias que pueden resultar útiles al
conductor para la terminación de un grupo, estas son:
1. De preparación verbal: El conductor utiliza frases como: “Parece que ya hemos
avanzado lo suficiente para seguir solos nuestro camino…”, “Considero que
estas sesiones nos han enseñado mucho y a partir de ahora ya no serán
necesarios más encuentros…”
2. Elaboración de un resumen de lo realizado por el grupo.
3. Orientación a los participantes acerca de los refuerzos posteriores al
tratamiento, como ejemplo: “estaremos en contacto y podremos reunirnos de
vez en cuando para conversar…”, “si alguno de ustedes desea venir a
visitarme alguna vez, estaré encantado…”
Página 5 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
Esta táctica produce aliento y confianza en los miembros que han establecido
una relación fuerte de dependencia con el grupo, y les angustia tener que
abandonarlo.
4. La despedida oficial debe ser cordial y en tono de confianza. Este punto no
siempre resulta fácil de realizar, sobre todo si se trata con personas que, a
pesar de aceptar que el momento de la terminación ha llegado, hacen algunos
intentos para no desprenderse del grupo.
Página 6 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
Tarea para entregar a más tardar el miércoles 22 de Octubre de, a las 11:59
p.m.
Indicaciones:
1.- Lee cuidadosamente la información proporcionada y extrae lo más importante.
2.- Elabora un cuadro con la técnica: QQQ “Qué veo”, “Qué no veo”, “Qué infiero”
3.- Agrega portada y reflexión final
Ponderaciones:
1.- Cuadro 50%
2.- Relaciones entre conceptos 35%
3.- Ortografía 15%
Nota: Anexo información para la elaboración del cuadro.
Página 7 de 8
“DINÁMICAS DE GRUPO”
Página 8 de 8
Descargar