de Cazarabet

Anuncio
El Sueño
Igualitario
Boletín del Coloquio
“El republicanismo en la historia de Teruel”
Grupo de Estudios Masinos
Ayuntamiento de Mas de las Matas
Recuperar la memoria de quienes soñaron con un
mundo mejor para todos
28
26 de junio de 2006
Cuadernos
de Cazarabet
Edita:
Cuadernos de Cazarabet
Javier Díaz Soro
[email protected]
Tlf. 686 110069
44564 - Mas de las Matas (Teruel)
____________________________________________________________________________
_____________
SUMARIO
- La tabla de noticias
- Julián Casanova presenta "La guerra filmada" para TVE
- La Asociación Batalla de Teruel finaliza su trayectoria con una conferencia de
Paul Preston
- Entrevista a Pedro López, presidente de la Asociación Batalla de Teruel
- Acto en Bezas en memoria del Campamento Escuela de los Montes
Universales
- Creado en Huesca el Museo Pedagógico de Aragón
- Directores y cinéfilos evocan en el Festival de Huesca al guionista Julio
Alejandro
- El patrimonio bélico entra en las ayudas a la investigación del Instituto de
Estudios Turolenses
- Rafael Torres presentó en Zaragoza “Viva la República. 1931-1936 La
emoción de la libertad”
- El Jiloca también quiere rentabilizar sus vestigios de la Guerra Civil
- "Memorias (1936-1938). Hacia un nuevo Aragón": historia y exilio de Joaquín
Ascaso, un anarquista que lo perdió todo
- José Ramón Sanchis ha acudido a testimonios orales para investigar sobre
los maquis de Gúdar
- Regine Illion: “La Guerra truncó los avances conseguidos por la mujer”
- II Premio de Investigación Oral “Otras Historias”. Memoria Histórica del Bajo
Aragón
- Un libro sobre Pedro Pablo Vicente, diputado y estrecho colaborador de Víctor
Pruneda
- Se presenta en Épila un libro sobre el guerrillero confederal Agustín Remiro,
por Manuel Ballarín
- Un libro reúne los cargos socialistas en Aragón entre los años 1931 y 1939
- Una exposición fotográfica recupera la vida de Bielsa en los años de la
posguerra
- El 23 de agosto de 1936 en Huesca (capítulos 8, 9 y 10), por Manuel Benito
Moliner
- El destierro en Barbastro, clave en la biografía del doctor López-Ibor
- Memoria histórica, por Jesús Brau Grasa
- Cambriles: topos en el corazón de la roca, por Antón Castro
- Guerra Civil y religión, por Julián Casanova
- Julián Casanova: “Una enseñanza democrática debe condenar el golpe del
36”
- El Estatuto de Caspe: el sueño de una autonomía que las armas acallaron,
por Sergio del Molino
- Aragón y la Guerra Civil, por José Luis Ledesma Vera
- La memoria histórica, una memoria necesaria, por José Ramón Villanueva
Herrero
- Matilde Escuder Vicente, maestra titular de la República, por Zeika Viñuales
Sarsa
- Memoria histórica y Tercera República, por José Giménez Corbatón
- Calvo da cuenta de los documentos que han recibido para incorporarse al
Centro de la Memória Histórica
- La Generalitat recaba más peticiones de fondos documentales de ERC, UGT,
CNT y PSUC
- La comunidad judía de Cataluña reclama el retorno de los 'papeles de
Salamanca'
- El Archivo de Salamanca atesora sin orden miles de papeles murcianos de la
Guerra Civil
- El Liceo y el Archivo, por Julio Fernández García
- La injusta frustación de la ley del Memorial Democràtic de Catalunya
- Barcelona TV recuerda la Guerra Civil en la ciudad con una serie sin
precedentes
- El gobierno catalán recupera las trincheras y los refugios de la batalla del
Segre
- Rosa Torán, elegida presidenta de Amical Mauthausen
- Discurso de Manus O’Riordan en el homenaje en Figueres a las Brigadas
Internacionales
- El Museu d'Història de la Ciutat propone una ruta por la Barcelona
republicana
- El Palau Moja celebra el arte del exilio de Roser Bru en una exposición
homenaje
- Grupos de viviendas de protección oficial de Lleida eliminarán el nombre de
origen franquista
- El historiador Josep Termes gana el Premio de Honor de las Letras Catalanas
- Imágenes inéditas de la Guerra Civil y la postguerra en dos exposiciones del
Museu d’Història de Catalunya
- La antigua prisión de Sort recupera su imagen original para convertirse en
museo
- Saló del Cómic de Barcelona: la Guerra Civil también enfrentó a franquistas y
milicianos en las viñetas
- Sobre el comic “Primavera tricolor” de la Fundació Pere Ardiaca
- Susanna Rafart recrea en “Un cor grec” el crucero republicano universitario
por el Mediterráneo de 1933
- “El sueño de una generación”: la emotiva singladura del crucero de la
República en 1933
- Un Companys inédito: imágenes y documentos nuevos en el archivo del
general Varela
- “La cultura anarquista a Catalunya” de Ferran Aisa
- “Atles electoral de la Segona República a Catalunya”: Mercedes Vilanova
desmiente el mito del voto anarquista
- El diccionario “Catalunya durant el franquisme”
- La otra historia de Macià: Josep M. Forn rueda su película sobre el presidente
de la Generalitat
- Las aportaciones a la Barcelona moderna de un grupo de arquitectos de los
años 30
- “Memòries de un advocat laboralista” de Francesc Casares
- “L’exili manllevat” de Núria Pi-Sunyer, por Toni Strubell i Trueta
- Loperena recrea en “Ulls de falcó” la Barcelona del anarquista Facerias
- Un libro publicado en México revela nuevos datos sobre Ramón Mercader
- ”Diario de Praga” muestra el horror nazi a través de los ojos de un niño
- Amparo Salvador: «El PP de Valencia quiere mantener las fosas de Franco en
la clandestinidad»
- La Iniciativa Civil per la Dignitat i la Memòria propone una concentración para
el 18 de julio en Valencia
- La Universitat de València denuncia ante la fiscalía el asalto de los ultras a la
facultad de Derecho
- Les Corts Valencianas piden indemnización para homosexuales encarcelados
en el franquismo
- Una plataforma recupera en Callosa la memoria de los vecinos republicanos
fusilados tras la Guerra Civil
- Alicante homenajea con una placa a las víctimas del bombardeo de la Guerra
Civil
- Dos libros analizan la Guerra Civil y sus víctimas en Baleares
- Calvià 1936, el terror en las cunetas
- Sobre el libro “Els batles menorquins de la Segona República”, por Antoni
Marimon Riutort
- Memoria histórica y monumentos franquistas, por Margalida Capellà i Roig
- Declaración institucional del Parlamento de La Rioja de solidaridad con las
víctimas y los familiares de la Guerra Civil
- El Parque de la Memoria de Sartaguda ya tiene primera piedra
- “Que mi nombre no se borre en el tiempo”: homenajean en Gurs a los
exiliados republicanos
- La Diputación alavesa estudia copiar el modelo de Llodio para recuperar la
memoria histórica
- Monte Ezkaba: se han localizado e identificado 73 cuerpos de fusilados por
los fascistas
- Manifiesto del Grupo Memoria Libertaria de Valladolid
- El Gobierno canario da 300.000 euros para abrir un 'pozo del olvido'
- El Principado de Asturias quiere convertir el pozo Fortuna de Turón en el
museo de la memoria histórica
- Calculan que unos 30 pueblos de la provincia de Málaga podrían tener fosas
comunes de la Guerra Civil
- La Diputación de Malaga creará un archivo sobre la memoria histórica
- La Universidad de Málaga investigará sobre diversos aspectos de la Guerra
Civil
- El TSJA admite un recurso contra el hotel Libertaria en Casas Viejas
- El PSOE ofrece a ERC, IU-ICV y Na Bai el compromiso de presentar la Ley
de Memoria Histórica este verano
- El Gobierno no descarta asumir competencias respecto a la fosas del
franquismo
- El Gobierno estudia la anulación de los juicios del Tribunal de Orden Público
- El gobierno español tiene que anular las sentencias del franquismo, por
Carlos Jiménez Villarejo
- Alemania abre las puertas del Archivo del Holocausto
- El Parlamento Europeo hará una declaración institucional de condena del
franquismo el próximo 4 de julio
- Los argentinos que fueron a pelear contra Franco, por Graciela Mochkofsky
- Un libro reúne casi mil poemas del Madrid del 'No pasarán'
- “Imágenes contra el Olvido”; trece documentales para desenterrar el silencio
- “El sueño del caimán”: Antonio Soler aborda las emociones del desengaño
político
- Suso de Toro indaga la naturaleza del mal a través de los crímenes de la
Guerra Civil
- Guillermo del Toro viaja a la posguerra española desde la fantasía con “El
laberinto del fauno”
- Una respuesta a Beevor. Carta a un historiador inglés bien informado de la
Guerra Civil española, por Antonio Cruz González
_________________________________________________
La tabla de noticias
Curso Ávila
Curso Castuera
Cambriles
Curso de verano UNED
”La recuperación de la memoria histórica de la educación durante el franquismo: la
depuración del profesorado”
Ávila, del 3 al 7 de julio
Departamento de Historia de la Educación y Educación Comparada, Facultad de
Educación
http://apliweb.uned.es/cverano/cursos.asp?idcurso=049
Director/a del Curso: Olegario Negrín Fajardo
Secretario/a: Maria Concepción Álvarez García
CURSO DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA
FRANQUISMO: MEMORIA, REPRESIÓN Y OPOSICIÓN DE POSGUERRA
FECHA DE CELEBRACIÓN: 17 al 19 de julio de 2006
Lugar: Castuera
Director: Julián Chaves Palacios
Secretario: Javier Martín Bastos
"Cuevas"
Toni Losantos
Diario de Teruel
No tuve sitio en el faldón de ayer para hablar de la cueva de Cambriles (Ladruñán,
Maestrazgo), a la que Juan Manuel Blázquez se refirió por otro nombre en el último
episodio de sus Cuadernos de paso. Los dos o tres minutos de programa dedicados a la
cueva resultarían curiosos para el público desconocedor, pero a mí, que algo sé, me
chirriaron. Blázquez aludió todo el tiempo a Cambriles como «La cueva de los maquis». No
contó la realidad de ese mito –valga la paradoja–, que sin duda tuvieron que explicarle en
el propio Ladruñán, en Dos Torres, en Castellote o en cualquier otro pueblo de la
contornada; historia que, con precisión de reportaje, vuelca José Giménez Corbatón en el
vistoso libro recientemente editado por el GEMA de Mas de las Matas. Al margen de los
motivos, que quienes se escondieron en la cueva fueran derechistas durante la guerra, y
no guerrilleros en la posguerra, cambia la ambigua versión que escuché ante el televisor.
Se me antoja, además, que esos secretarios, médicos, hacendados, falangistas y labriegos
que se ocultaron en la cueva le dieron al episodio un carácter más original, más llamativo,
que el uso presumible por parte de los maquis, que ni literaria ni históricamente aportaría
apenas nada.
Eso me lleva a otro sitio, que la mente de uno anda bastante descarriada. Creo que en el
cesto de la memoria conviven las causas justas y los tópicos, como en todos los cestos.
Cuando se habla del maquis –este pasado fin de semana en Bezas, sin ir más lejos–, por
lo común se deslizan en el discurso conceptos de grato sonido y tramposo significado:
democracia, por ejemplo, libertad, por ejemplo. Dan lecciones de esos ideales algunos que
ocultan la intolerancia en las cuevas de su conciencia. Que admiremos su lucha no quiere
decir que ignoremos sus dependencias y su objetivo. Ni ondearon en todos sus actos
aquellos ideales ni conviene que nos creamos ahora todas sus idealizaciones. Quizá
apropiarse de Cambriles sea, involuntariamente, una de ellas.
Cossètania
L´altre llibre del qual voliem parlar l´edita Cossetània Edicions i ens explica el pas de la
República ( de la Segona, ,la de 1931). Sota la ploma de Joaquim Reglan i dins la collecció “ En Guàrdia!!”( dirigida per Oriol Calpena i Oriol Junqueras) que ja va publicar un
llibre que , des de la ploma d´Esther Rodríguez, ens va apropar a la figura d´Els Maquis.
Però , ara ens corespón, apropar-nos a aquesta nova publicació: 14 d´Abril. La Catalunya
Republicana (1931-1939).
Què ens trobarem al llibre?
El 14 d’abril de 1931 el president Francesc Macià va proclamar la República Catalana.
Començava una de les etapes més lliures, més esperançades i més brillants de la història
de Catalunya. Però també una de les etapes més convulses i més dramàtiques, que van
acabar amb la República i amb Catalunya ocupada. Durant aquest període, s’aprova
l’Estatut de Catalunya, tenen lloc els Fets del Sis d’Octubre de 1934, els Fets de Maig de
1937 i la guerra civil... Però també moltes grans i petites històries d’un país i d’una gent
que, com va dir el president Lluís Companys, tornarem a lluitar, tornarem a sofrir, tornarem
a vèncer...
Saber un xic més d´aquest escriptor.
Joaquim Reglan Llicenciat en Filologia Romànica i Ciències de la Informació. Periodista i
professor de Periodisme de la Universitat Ramon Llull, és autor d’una àmplia obra
periodística, ha treballat en els principals mitjans de comu-ni-cació de Catalunya i
col·labora habi-tualment a La Vanguardia. Entre altres llibres, ha publicat El Grup
Democràtic de Periodistes, Revis-tes d’humor a Catalunya, Esade, 40 anys, Fundació Miró,
25 anys, La Barcelona eròtica, Què esteu fent amb Barcelona? i Oriol Solé, el Che català.
També ha escrit guions i documentals de ràdio i televisió sobre temes històrics com Te’n
recordes?, Classificació ACR o Els Fets de Palau, entre molts altres. Fuente: Susanna
Anglés
COMUNICADO DE LA GAVILLA VERDE ANTE EL XVIII DÍA DEL GUERRILLERO
ESPAÑOL-HOMENAJE A LA GUERRILLA ANTIFRANQUISTA.
Con motivo de la organización del XVIII Día del Guerrillero Español-Homenaje a la
La Gavilla Verde
Guerrilla Antifranquista, La Gavilla Verde, en nombre de sus socios, de los guerrilleros,
Día del Guerrillero puntos de apoyo, familiares de represaliados y desaparecidos, de las asociaciones,
colectivos y personas, que nos brindan apoyo
CONVOCAMOS:
A todas las asociaciones, partidos, sindicatos e instituciones a la celebración del XVIII Día
del Guerrillero Español-Homenaje a la Guerrilla Antifranquista, a que se sumen a la
organización y a la convocatoria del día 1 de octubre de 2006.
Es de interés general, que todos seamos un solo sentimiento, en este año de
conmemoraciones.
Año, que el parlamento ha querido que sea él de la Memoria. Todos compartimos los
mismos objetivos, más, ahora, que la reivindicación de aquellos años se reviste de futuro.
Debemos dar ejemplo de unidad. Y no volver a perder.
Son los guerrilleros y los puntos de apoyo, merecedores de este encuentro y abrimos los
brazos a todos los que quieran participar sin imposiciones, es por la libertad por lo que
luchamos.
Todos los guerrilleros y puntos de apoyo, que lo deseen, deben tomar la palabra y
reivindicar aquello que más estimen y recibir el calor de los que a Santa Cruz de Moya
quieran venir para mantener viva la llama de la resistencia en el mundo rural, como
siempre hicimos desde 1989.
Proponemos la lectura de un MANIFIESTO donde se recojan las reivindicaciones de los
guerrilleros, de los puntos de apoyo, de los familiares de los represaliados y desaparecidos
en nuestras sierras, fueron los nuestros los que combatieron.
Proponemos la PRESENCIA de los grupos parlamentarios que han querido reivindicar la
recuperación de la memoria y han trabajado para el reconocimiento de tantos españoles
que sufrieron y vivieron en condiciones extremas por defender la libertad.
Esperamos, que frente a los personalismos, nazca una convocatoria colectiva, sin fisuras,
una tarea sencilla si nos guía el amor fraternal que debe existir entre todos aquellos que
luchan por la paz, la libertad y la democracia al lado de todos los pueblos del mundo.
Sierra y libertad
La Gavilla Verde
www.lagavillaverde.org
Santa Cruz de Moya, 13 de mayo de 2006
Amical
Ravensbrück
Cañaveral
Papeles vascos
La presentación oficial de la Amical de Ravensbruck tendrá lugar en el Aula Magna de la
Universidad de Barcelona el día 29 de junio a las 19:30 horas. Neus Catalá es la
presidenta de la Amical y el acto estará presidido por el conseller de Relacions
Institucionals i Participació y al final del acto se proyectará el documental "Retorn a
Ravensbrück". [email protected]
Muñoz Moya Editores Extremeños ha publicado el libro “CAÑAVERAL: II REPÚBLICA Y
GUERRA CIVIL EN UN PUEBLO EXTREMEÑO” de Jesús J. Chaves Declara, con nota
preliminar de Isabelo Herreros y prólogo de Alejandro Valiente Lortau.
[email protected]
La ministra de Cultura, Carmen Calvo, se ha comprometido a recibir al lehendakari, Juan
José Ibarretxe, "cuando reciba su petición, que a día de hoy, no está sobre mi mesa", ha
declarado durante su intervención en el Pleno del Senado y a instancias de una pregunta
formulada por el senador vasco Francisco Javier Maqueda. Maqueda ha interpelado a la
ministra sobre los planes del Gobierno para la restitución a sus legítimos propietarios del
País Vasco de los documentos que fueron incautados y que se hallan custodiados en el
Archivo de la Guerra Civil en Salamanca. También ha solicitado su compromiso para el
traslado del Guernica a Bilbao "en un aniversario concreto, desde octubre a marzo del año
que viene", ha indicado. Respecto al primero de estos asuntos, Calvo ha recordado al
senador Maqueda que el Gobierno se limitará a cumplir la Ley para devolver documentos
del Archivo a "personas jurídicas o físicas" que puedan acreditar de manera fidedigna su
pertenencia de los mismos. Asimismo, ha señalado que el Gobierno estará siempre "en
disposición de cooperación leal respecto a los fondos documentales de este país, se hallen
donde se hallen", e insistió en que "se trata a los particulares y propietarios de documentos
vascos en criterios de igualdad con el resto de los españoles". Por su parte, el senador
Maqueda ha señalado los "avances importantes" que se han producido en los últimos
meses respecto a los documentos del Archivo, resaltando que los papeles de Cataluña ya
están en Cataluña. Por otra parte, ha dicho que el líder de los socialistas vascos, Patxi
López, ha estado recientemente en Salamanca y ha declarado que su formación "se
mueve por el principio básico de que aquello que se expolió por la fuerza durante la
dictadura se pueda devolver por ley en democracia a sus legítimos propietarios". Maqueda
ha insistido que existe "el acuerdo del parlamento vasco de solicitar la devolución de sus
papeles". Asimismo, ha aludido a unas declaraciones de Antonio Ribera (PSE) en las que
el socialista dice haber hablado con el Ministerio de Cultura para la devolución de esos
documentos y que éste está de acuerdo en ello. Carmen Calvo ha señalado que no se
guía por los titulares de prensa y ha vuelto a decir que se reunirá con el lehendakari
cuando tenga una petición por su parte. "Lo haré por razones de obligación constitucional",
ha afirmado. "En ese futuro encuentro acordaremos lo que tengamos que acordar pero
ahora nos limitamos, en el marco de nuestras competencias, a cumplir la ley", ha
sentenciado. Fuente: Europa Press
Estatua Franco
Zaragoza
Monte Ezkaba
Certamen Dulce
Chacón
La Gavilla Verde
El ministro Alonso dijo durante una visita a la Base Aérea de Zaragoza, que en su “opinión
personal” la estatua de Franco que preside la Academia General “tiene que ser removida
de su actual emplazamiento” y se remitió a los trabajos de la comisión interministerial
encargada de estudiar “la retirada de símbolos, estatuas y elementos en general que
puedan tener una clara lectura de inconstitucionalidad o que puedan estar vinculados con
acontecimientos de muy ingrato recuerdo”. Hasta que la estatua sea retirada, desde el
Ministerio “trataremos de obviarla en la medida de lo posible”, prosiguió José Antonio
Alonso. Fuente: Europa Press
Apenas unos días después de que se celebrara el homenaje anual a los presos fugados
del penal del monte Ezkaba el 22 de mayo de 1938 (que concluyó con la muerte de 207
huidos), el monolito colocado en el lugar ha aparecido con serios destrozos. Desconocidos
rompieron la pieza central de la obra, que está ubicada en una curva a escasa distancia
del fuerte. Ya hace seis años se produjo otro ataque similar. Este coincide con la
recuperación de la historia de esta fuga, una de las mayores de la historia, acaecida
durante la guerra del 36 y en territorio bajo control franquista. Hace unos meses se editó
un libro que recoge numerosos testimonios de supervivientes, hace dos semanas escasas
se ha estrenado el primer vídeo sobre la fuga, y poco antes se descubrió, gracias al trabajo
previo del fallecido historiador José María Jimeno Jurio, el cementerio del penal. Y en abril,
además, se celebró en Iruñea un concurrido e inédito homenaje a los fusilados en la Vuelta
del Castillo. La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra y la asociación cultural
de Antsoain Txinparta recalcaron ayer que «el esfuerzo por la recuperación de la memoria
histórica no se verá mermado por este tipo de acciones». Destacaron que éste «es ya un
trabajo imparable, activado en los últimos años por la decisión de los familiares de cerrar
las heridas de una vez por todas, y apoyado por buena parte de la sociedad y las
instituciones que entienden y comparten las demandas de justicia, reconocimiento y
restitución». Entre ellas no está precisamente el Gobierno de Nafarroa, a quien, pese a
ello, emplazan: «Sólo nos queda esperar que muestre su disposición a colaborar en todo
lo posible para arreglar el monolito y muestre su rechazo a este tipo de actos». Fuente:
Gara
BASES DEL III CERTAMEN LITERARIO "DULCE CHACÓN". 2006
La Gavilla Verde convoca el III Certamen literario "Dulce Chacón". Las bases de este
certamen son las siguientes:
1. Podrán participar todas las personas que así lo deseen, españolas o extranjeras.
2. Las obras consistirán en relatos ambientados en los periodos históricos de la II
República Española, La Guerra Civil, el Movimiento Guerrillero de posguerra o la
Resistencia antifranquista. Se tendrán especialmente en cuenta aquellas obras
relacionadas con el mundo rural.
3. La lengua oficial del concurso será la castellana. No obstante, podrán presentarse
narraciones en catalán, vasco, gallego y francés, siempre que se acompañen de la
correspondiente traducción al castellano. En el supuesto de su publicación, se procurará
hacerlo en la lengua original.
4. Cada participante podrá presentar un único trabajo que será original, inédito y no
premiado con anterioridad.
5. Las obras se presentarán mecanografiadas por una sola cara; el tipo de letra será
Courier New 12 y tendrán una extensión mínima de 4 hojas y máxima de 20. Se
presentarán tres originales en papel y uno en disco magnético o CD. En la portada de las
obras aparecerá únicamente el título. La identificación del autor con sus datos: nombre
completo, dirección particular, teléfono, correo electrónico, así como un breve currículum,
irá en sobre aparte, cerrado y con el nombre de la obra escrito fuera. El jurado no admitirá
obras que no cumplan estos requisitos. Los trabajos se enviarán a la siguiente dirección
postal:
LA GAVILLA VERDE
III Certamen Literario "Dulce Chacón".
C/ Mayor, 33 bis.
16336 Santa Cruz de Moya.
CUENCA
6. El plazo de presentación de originales finalizará el 20 de julio de 2006. El fallo del jurado
será inapelable y se dará a conocer en los medios habituales de comunicación
www.lagavillaverde.org. La entrega del premio tendrá lugar el 30 de septiembre de 2006.
7. El jurado estará formado por personas relacionadas con el mundo de la literatura, sus
nombres se darán a conocer junto con el fallo.
8. Se establece un único premio de 1.250 € para el relato seleccionado por su calidad
literaria. El premio puede quedar desierto por decisión del Jurado.
9. El ganador deberá ceder los derechos de publicación a la Asociación La Gavilla Verde
que se reserva el derecho de publicar en un volumen algunos o todos los trabajos
presentados, además de los premiados, para cuyo fin se pondrá en contacto con los
autores de los trabajos seleccionados.
10. La participación en el presente certamen supone la aceptación íntegra de estas bases.
11. Cualquier imprevisto no especificado en las bases del concurso será resuelto por el
Jurado
Dirección de contacto : [email protected]
Asturias
Republicana
Bombardeos
Alicante
La maternitat
d’Elna
Amposta
Parlamento
Europeo
Novedades en la web de Asturias Republicana:
La represión franquista en Gijón. Base de datos.
http://www.asturiasrepublicana.com/represion.asp
Carta de Eduardo Barriobero a sus amigos de la CNT. (Barcelona, cárcel, Diciembre de
1937)
http://www.asturiasrepublicana.com/muertes2.htm
Muertes Paralelas. El destino trágico de los prohombres de la República (libro)
http://www.asturiasrepublicana.com/muertes1.htm
Por la Justicia a la luz del día. (Hoja clandestina repartida en Barcelona, probablemente
por el grupo "Los amigos de Durruti")
http://www.asturiasrepublicana.com/critica18.html
Libros:
El Pacto de Santoña. De Xuan Cándano. Prólogo de Gregorio Morán.
http://www.esferalibros.com/libros/librodetalle.html?libroISBN=8497344561
La destrucción de la placa a las 300 víctimas alicantinas de los bombardeos fascistas que
perdieron sus vidas en mayo de 1938, y que fue instalada por el Ayuntamiento el pasado
25 de mayo, constituye un vergonzoso acto de vandalismo y de intolerancia política. La
fragilidad de los materiales con los que estaba construida ha hecho que no llegara a
alcanzar el mes de vida tras su inauguración por el señor alcalde. La Comisión Cívica para
la Recuperación de la Memoria Histórica fue ignorada, habiendo sido este organismo quien
solicitó el permiso para esa conmemoración hace más de dos años. El Ayuntamiento no
contestó a su solicitud para consensuar el tipo de placa que debía instalarse. Es de
esperar que la reposición de la misma se haga previo consenso con la comisión.
Actualment a la Biblioteca Comarcal Sebastià Juan Arbó, d´Amposta es pot visitar
l’exposició ´La maternitat d’Elna, bressol de l’exili 1939-1944´.
Un total de 199 eurodiputados de los 25 países de la UE han respaldado una petición a la
Comisión y al Consejo Europeos para que condenen el franquismo y acuerden medidas de
ayuda a sus víctimas. La iniciativa ha sido promovida por ocho eurodiputados españoles
pertenecientes a todos los grupos, excepto el PP, con ocasión de que "este año se cumple
el 75º aniversario de la proclamación de la II República y el 70º aniversario de la
sublevación fascista que derribó al Gobierno republicano elegido democráticamente",
según la pregunta dirigida a la Eurocámara. Los promotores de la petición Raúl Romeva y
Bernat Joan (Verde); Willy Meyer (GUE), Ignasi Guardans y Josu Ortuondo (ALDE); Carlos
Carnero, Miguel Ángel Martínez y Luis Yáñez (PSE), argumentan que "aún hoy no se han
resarcido moralmente a las víctimas del golpe y de la dictadura". Los diputados consideran
que "más de 100.000 españoles fueron asesinados entre 1939 y 1975, y todavía más de
35.000 permanecen desparecidos en cunetas y campos de toda España, entre ellos los
restos del gran poeta Federico García Lorca". Destacan además que "la tortura y las
ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones masivas de los derechos humanos fueron
práctica habitual durante la larga dictadura. Medio millón de españoles se vieron obligados
a exiliarse y centenares de miles sufrieron cárcel y reclusión en campos de concentración y
de trabajo, el último de los cuales se cerró en 1962". El Consejo de Europa aprobó
recientemente con amplia mayoría una moción contra el régimen franquista, que ha
supuesto la primera condena internacional que se hace a la dictadura de Franco. En la
explicación de la propuesta, Yáñez señaló que tenía el propósito de "hablar con los
diputados del PP para que se sumaran a la iniciativa". Para los diputados, "el espíritu de
defensa de los derechos humanos y salvaguardia de las libertades democráticas de la
Unión Europea tendría más sentido sino se silenciara las atrocidades de los regímenes
dictatoriales". Fuente: El País
Campo Trabajo
Jarama
RivasVaciamadrid
Curso Cuenca
Archivos
Coloquio
Memorial
Barcelona
La Rosa
Il.lustrada
Alicante
Tarragona
Ejea de los
Caballeros
Del 5 al 30 de julio el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid organiza dos turnos de un
Campo Internacional de Trabajo titulado “Un río con nombre de batalla” que ha previsto
como actividades el censo y catalogación de restos y vestigios de la Batalla del Jarama, la
preparación de rutas por sus escenarios, excursiones, videoforums y actividades lúdicas.
http://www.rivasemar.org/php/index.php?option=com_content&task=view&id=25&Itemid=75
Del 10 al 14 de julio se celebrará en Cuenca un curso dentro de la Universidad
Internacional Menéndez Pelayo titulado “Archivos y Derechos Humanos: los centros de la
memoria” dirigido por José Ramón Cruz Mundet, sudirector general de los Archivos
Estatales. http://www.uimp.es/academicas_otroscentros.asp?sede=40
Del 24 al 27 de octubre se celebrará en Barcelona el Coloquio Internacional “Memorial
Democrático. Políticas públicas de la memoria” organizado por la Generalitat de Catalunya.
http://www.memorialdemocratic.net/
Presentació del llibre “La Rosa Il·lustrada. Trobada sobre cultura anarquista i lliure
pensament”
Associació Cultural Alzina (coord.)
Publicacions de la Universitat d'Alacant
A càrrec de Jose Luis Sampedro
Dijous 29 de juny a les 19 hores a la Seu Universitària de la Ciutat d'Alacant
Hi intervendran: José Vicente Martí Boscà, Francisco Madrid, José Navarro (autors)
http://publicaciones.ua.es/publica/ficha.aspx?fndCod=LI8479088702
A l'Auditori Caixa Tarragona va tindre lloc la projecció del documental "La II República a
través de les seves imatges i els seus noms". La projecció es fa amb motiu de la celebració
del 75è aniversari de la proclamació de la II República, que es va iniciar a l'abril de 1931 i
va concloure amb la fi de la Guerra Civil. A través de 90 minuts de filmació, l'autor José
Carlos Suárez, professor de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, ret un homenatge a
aquelles persones que van viure la II República.
Emotivo acto de la conmemoración del 75 aniversario de la II República Española
celebrado en Ejea de los Caballeros ante más de 400 personas. El Casino España albergó
este acto reivindicativo a la memoria de muchos ejeanos que en la etapa de los años 30 y
hasta la guerra civil dejaron ilusiones, libertad e incluso la vida por unos ideales de cambio
social. El Círculo "González Gamonal" de Ejea fue el organizador de éste acto con la
participación de algunos de sus miembros como Ángeles Casalé, Julián Lóriz como
secretario general de UGT en Aragón y Javier Lambán como secretario general del PSOE
en Zaragoza. Sus intervenciones estuvieron apoyadas por la emisión de varios vídeos en
donde se pudo oír y ver los documentos de proclamación de la II República, los discursos
de González Gamonal y Juan Sancho, las fotografías de republicanos ejeanos de los años
30 o la explicación de los documentos que al finalizar el acto se entregaron a los asistentes
y que recogen momentos decisivos de la vida de Ejea en aquellos convulsos años.
http://www.ejeanoticias.com
Sant Feliu de
Guixols
Aeropuerto de
Labacolla
Santiago
Roda de Ter
José Ramón
Sanchis
Archivos
Valencia
Aranjuez
El 16 de junio de 2006 se inaugura la exposición Nuria Quevedo: berlinesa de Barcelona
en el Museo de Historia de Sant Feliu de Guíxols. Para la ocasión, el día 15 de junio a las
12h.30 se ha organizado en el Palau Robert de Barcelona un acto de presentación de la
artista, su obra y el libro ILEJANIA-UNFERNE. Un conjunto de entrevistas entre Nuria
Quevedo y Mercedes
Alvárez, ambas pertenecientes a la comunidad de exiliados españoles en la RDA. En ellas
reflexionan sobre sus experiencias y sentimientos compartidos durante estos años.
La Fundación 10 de Marzo recupera la memoria de los soldados republicanos del campo
de concentración obligados a trabajar en los desmontes para las pistas. El diario de un
soldado republicano publicado hace dos años recordó a propios y extraños que en
Lavacolla existió uno de los 150 campos de concentración montados por la dictadura de
Franco en 1939 y que funcionaron hasta que en 1947 se cerró el último de ellos en
Miranda de Ebro. Aquellos presos, unos 2.000, fueron obligados a trabajar de sol a sol en
las obras de desmonte para construir las pistas del moderno aeropuerto. La Fundación 10
de Marzo, ligada al sindicato CC. OO., rindió homenaje a la memoria de aquellos 2.000
hombres, prisioneros por formar parte del ejercito que perdió la guerra. El sencillo acto,
que se llevó a cabo en colaboración con el Concello compostelano consistió en el
descubrimiento de una placa colocada en un monolito de piedra en el campo da festa de
Lavacolla, bien cerca del aeropuerto y del lugar en el que debió estar el campo de
concentración. No es mucho, pero al menos queda constancia de que allí sufrieron la
represión del régimen de Franco por el hecho de haber luchado en la barricada de enfrente
en defensa de la libertad. El acto contó con la participación del alcalde compostelano y de
algunos concejales socialistas, compañeros de filiación de aquel soldado republicano que
documentó el tiempo que estuvo preso en Lavacolla y en los calabozos de Raxoi en el
Diario del soldado republicano Casimiro Jabonero. Campo de prisioneros de Lavacolla.
Prisión de Santiago de Compostela, 1939-1940 , editado por Víctor Santidrián y publicado
gracias a la colaboración de los concellos de Santiago y A Coruña y de la Universidad
Autónoma de Barcelona. Casimiro Jabonero aún tuvo que seguir pagando que era de
izquierdas, un rojo, cumpliendo el servicio militar en el ejercicio franquista, dentro de un
batallón disciplinario en Ceuta. Santidrián trabajó en la constatación de aquellos datos en
diferentes archivos del Estado, en los que no hay mucha documentación al respecto, e
indagando en distintas fuentes locales, algunas orales. Se sabe que los soldados de
aquellos dos batallones eran en su gran mayoría del Norte, asturianos y vascos. Y todos
ellos sufrieron el implacable castigo de trabajar con poco más que sus manos en los
desmontes sobre los que se levantó en los 40 el aeropuerto internacional. El homenaje
estaba previsto desde que se presentó el diario, y a los promotores les pareció más que
oportuno celebrarlo en el año dedicado a la recuperación de la memoria histórica. Fuente:
La Voz de Galicia
El Ajuntament de Roda de Ter está desarrollando desde el 20 de mayo hasta el 1 de julio
el programa “Memòria Amagada. 1936-2006” compuesto por exposiciones, conferencias,
proyecciones, talleres de memoria histórica y la colocación de un monólito a las víctimas
de la localidad.
El Ateneo Mercantil de Valencia, en colaboración con la Associació de Cronistes Oficials
del Regne de Valencia, acogió la conferencia ´Arxius i recuperació de la memòria històrica
a la Guerra Civil´, a cargo del cronista de Aldaia, José Ramón Sanchis Alfonso. Con este
acto, ambas entidades conmemoraron el 75 aniversario de la II República y el 70 de la
Guerra Civil, según informaron fuentes del Ateneo. Archivero municipal de Torrent y
cronista de Aldaia desde 1972, José Ramón Sanchis Alfonso habló sobre los archivos
existentes en España con documentación de la Guerra Civil y las limitaciones al acceso de
los mismos. El ponente actualmente prepara un libro sobre los maquis de la zona de
Teruel. En la conferencia, Sanchis Alfonso también dio a conocer páginas de Internet en
las que se puede acceder a documentos de la Guerra Civil. Fuente: Panorama-Actual
El Ayuntamiento de Aranjuez (Socialistas -eso dicen- e Izquierda Unida, esa, la que
también busca la defensa de la memoria) han entregado a la Sociedad Estatal para la
Promoción del Suelo, (efectivamente relacionada con Trujillo) -como si hiciera falta
promocionarlo- más de 140 has de terreno virgen con las tres ultimas fortificaciones
republicanas frente a la Cuesta de la Reina. Fueron el escenario de la retirada de Toledo,
de los primeros compases del Jarama, de las diversiones para los ataques sobre la cabeza
de puente de Toledo, Brunete, y ofensiva sobre Extremadura. Vivaquearon sobre esta
ribera del Jarama cerca del Tajo los Voluntarios de Jaén, los de
Murcia, la 45 Brigada Mixta, la 14 Internacional, parte de la columna Mena y Uribarri y
finalmente hasta el 29 de marzo la reserva general republicana. Aprovechad para
fotografiarla por que vamos a rellenarlo todo de losas de hormigón y asafalto, aceritas
estrechas, cimientos y tejados y nos vamos a marcar más de 3.500 viviendas en medio de
ninguna parte. Podéis dejar aquí vuestros mensajes de condolencia, dada la insensibilidad
con la que mis gobernantes atienden las peticiones de conservación de los restos de la
memoria. Podéis encontrar fotografias originales en las galerias gráficas de la dirección
http://www.aranjuez.ws/vdj Si ademas queréis enviar mensajes de cualquier tipo, está visto
que no entienden la cortesía podeis dirigirlos al Sr. Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de
Aranjuez. D.Jesús Dionisio Ballesteros. (afamado
arquitecto) o Sr. Concejal de Cultura..(válgame el cielo con el titulito) D. Manuel Romero
Barbosa.
CIHDE
Javier Rodrigo
Consell Valencià
de Cultura
Cartelismo
Esterri d’Àneu
El Centro de Investigaciones Históricas de la Democracia Española (CIHDE) de la UNED
viene celebrando un seminario sobre franquismo y antifranquismo, cuyas ponencias son
descargables on line en formato PDF. http://www.cihde.org/seminario.htm
- Javier Rodrigo, "Las victimas de la guerra civil en el espacio publico. De la invisibilidad a
la omnipresencia".
- Javier Muñoz: "La invención de la Monarquía democrática (Legitimación política,
consenso social y opinión pública ante el reinado de Juan Carlos I)".
- Fernando Hernández: "Comunistas disidentes: El exilio dentro del exilio (Una
aproximación al tratamiento biográfico de Jesús Hernández)".
El Consell Valencià de Cultura (CVC) aprobó en sesión plenaria celebrada en el
Ayuntamiento de la localidad de Villena (Alicante) la Memoria correspondiente al año 2005
en la que se recomienda a la Generalitat Valenciana, entre otras cuestiones, la
potenciación del uso social del valenciano y la 'desactivación del conflicto lingüístico', así
como mayor participación de las comunidades autónomas en los órganos de gestión del
futuro Patronato del Archivo de la Corona de Aragón e instrumentos para mejorar la
conservación del patrimonio cultural. Asimismo, el órgano consultivo emitió una
declaración en la que pide 'recuperar la memoria de las personas de gran valía cultural
durante la II República'. Fuente: Terra
En el primer tercio del siglo XX, los carteles eran uno de los principales medios de
propaganda. Catalunya fue uno de los máximos exponentes de este arte publicitario y,
durante la Guerra Civil, el Comissariat de Propaganda de la Generalitat, la propia
República y los partidos políticos se sirvieron de este arte para divulgar sus ideas y
trasnsmitir sus mensajes a la población. Para dar a conocer este género, el Ecomuseu de
les Valls d’Àneu ha producido una exposición dedicada a los carteles de la Guerra Civil,
una muestra que se puede ver a partir del 9 de junio en el Museu Comarcal de la Noguera
y que en agosto recalará en Esterri d’Àneu. La muestra, formada por más de 30 carteles
procedentes de una colección particular, abarca diversos temas relacionados con el frente
y la propaganda de guerra. Son un buen ejemplo de estos temas los carteleles que se
utilizaban para reclamar un ejército popular y, más adelante, a medida que se complicaban
las cosas, un ejército regular. Pero no sólo el Comissariat de Propaganda de la Generalitat
y la República se servían de los carteles para divulgar sus consignas, sino que este
método también lo utilizaron los partidos políticos y sindicatos. ERC, Estat Català,
Izquierda Repúblicana, el partido de Manuel Azaña, el POUM, la FAI, la CNT o el PSUC
fueron algunas de las organizaciones más activas en cuanto a propaganda. La muestra,
que como contrapunto también incluye tres carteles del bando franquista, recalará
posteriormente en el Ecomuseu de les Valls d’Àneu. Ignasi Ros, de la entidad del Àneu,
apunta que la exposición –de carácter itinerante– está a disposición de quien lo solicite.
Fuente: La Mañana
Festival de Cine
de Huesca
Julio Alejandro
Ayudas Gobierno
Vasco
Una completa programación de más de 130 películas conforma la oferta de la 34 edición
del Festival Internacional de Cine de Huesca, que arrancó en la capital oscense el próximo
8 de junio. Este año, el certamen, además presenta varias novedades, entre las que
destaca el primer concurso europeo del documental, en el que se presentarán un total de
20 cintas. Otro de los grandes atractivos de esta edición es el homenaje que se realizará al
polifacético artista oscense Julio Alejandro en el centenario de su nacimiento. El director
del festival, José María Escriche, ha afirmado durante la presentación de la programación
que será un gran homenaje a un oscense “que muy azarosa muy de aventura, fue un gran
enciclopedista, anticuario, escritor, poeta, y tuvo una vida realmente rica”. Por su parte, el
alcalde de Huesca, Fernando Elboj, ha destacado la importancia de este festival para la
vida cultural de la ciudad y ha desvelado que la idea del homenaje a Julio Alejandro ha
partido de la iniciativa popular “se recogieron firmas para dos objetivos: que se le dedicará
una calle a este gran personaje y una escultura en el futuro Campus Universitario”, ha
señalado el alcalde. Fuente: Aragón Digital http://www.huesca-filmfestival.com/
El Gobierno Vasco abrió a través de su Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales la
convocatoria de subvenciones para la realización de actividades y proyectos dirigidos a la
recuperación de la memoria histórica republicana en el periodo comprendido entre 19311977 en la Comunidad Autónoma Vasca. Sólo podrán beneficiarse de la misma entidades
registradas en ese ámbito. La orden fue publicada en el Boletín Oficial del País Vasco del
17 de mayo del 2006. El plazo de presentación de las solicitudes ha sido de un mes, a
partir del día siguiente a su publicación. La convocatoria establece la cantidad de 90.000
euros con los que se subvencionarán programas y actividades como las actuaciones
conmemorativas o de homenaje a personas y acontecimientos relacionados con la
represión, la resistencia y la construcción de la sociedad democrática. También podrán
optar beneficiarse de estas ayudas las actuaciones de conservación y recuperación del
patrimonio democrático, material e inmaterial, incluyendo las destinadas a la creación de
datos biográficos de testimonios, especialmente en soporte audiovisual. También serán
objeto de subvención las actuaciones de investigación dirigidas a la reconstrucción de
hechos y procesos relacionados con la represión de la dictadura, con el exilio, la
resistencia y la realidad y la situación de los valores democráticos, así como la
organización de congresos, simposios, jornadas seminarios y exposiciones temporales,
productos audiovisuales, edición de publicaciones y proyectos educativos.
Bases y formularios de la Convocatoria 2006 En www.euskadi.net
El juzgado de Instrucción número 4 de Valencia ha admitido la denuncia presentada por el
Fòrum per la Memòria contra el Ayuntamiento por el traslado de huesos humanos a una
cantera de Sagunto. La denuncia se sumará a la causa penal que se abrió tras otra
demanda por el mismo hecho presentada por el Consistorio saguntino. El Fòrum per la
Memòria ya denunció la construcción de mil nichos en la sección séptima derecha de la
fosa, mientras que el Ayuntamiento de Sagunto inició el trámite legal como consecuencia
del traslado de tierra procedente de la fosa a una cantera de la localidad. Una vez
Fosas Cementerio descargada la tierra, se detectó la presencia de restos humanos. El Ayuntamiento se vio
Valencia
obligado a traer toda la tierra de vuelta a Valencia, aproximadamente 800 toneladas. El
“error”, en palabras de la alcaldesa Rita Barberá, le ha costado caro al Ayuntamiento. Ayer,
el Fòrum informaba que la fiscalía del Tribunal Superior había trasladado otra denuncia de
la asociación por el traslado de los huesos al juzgado de instrucción número 4 de Valencia.
De esta manera, se incorpora a la causa penal pendiente de juicio, iniciada por la denuncia
del Consistorio Saguntino. La alcaldesa de Valencia atribuyó el error a que el operario
había excavado una tumba que no se incluía en la zona de obras. Fuente: Las Provincias
Jornadas Alcañiz
Con la presentación del libro José Gálvez Oliver, tío Rullo. Vida y exilio de un socialista
hijarano, de Cándido Marquesán, se dieron por clausuradas las jornadas sobre la II
República que en Alcañiz han organizado en los últimos 15 días los sindicatos CCOO y
UGT de forma conjunta con el PSOE, IU y CHA. El autor de la publicación explicó que en
el libro se refleja la biografía de “un alcalde republicano en Híjar, que estuvo muy implicado
en la política”, según dijo Marquesán. Entre las páginas de su libro cuenta que cuando se
proclamó la II República, el tío Rullo puso flores en las cabezanas de las caballerías, y así
entró en el pueblo, “para celebrarlo”. Es un libro de homenaje, y es que “me quedé
enganchado con la historia del tío Rullo cuando en el año 2001 publiqué La II República en
Híjar. En la jornada de clausura, también participó el historiador José Ramón Villanueva,
quien ofreció una conferencia sobre la deportación de los republicanos a campos nazis.
Villanueva dijo que esta charla es “un homenaje a la historia olvidada de quienes los
sufrieron”. Durante estos días, el público que ha pasado por el Molino harinero ha visitado
la exposición acerca de mujeres en la República expuesta en estas dependencias.
Asimismo, se han celebrado varias conferencias, entre las que destacó la que sobre el
estatuto de autonomía de Caspe ofreció el periodista e historiador Antonio Peiró. Fuente:
Diario de Teruel
Andoain
Guernica
Museo Reino
Sofía
Papeles vascos
Amnesia
Pozuelo de
Alarcón
Carmen Domingo
La escultura Goiztiria, realizada por el escultor Gotzon Etxeberria, recordará a los
republicanos andoaindarras que fueron víctimas de la Guerra Civil del 36. Los 22 vecinos
de la localidad que fueron fusilados, represaliados o que desaparecieron durante la
contienda, recibieron un homenaje organizado por el Ayuntamiento en el nuevo parque
Alfaro en la zona del Ensanche. El alcalde y los concejales recibieron a los familiares de
las víctimas, a los que se entregó una flor para que, una vez descubierta la escultura de
Gotzon Etxeberria, hicieran una ofrenda. La Banda de Música, dantzaris, txitularis y los
cantantes Iñaki Eizmendi y Assumta Zubiarrain participaron en esta inauguración. Dentro
de este homenaje, el grupo Oroituz organizó una mesa redonda, con posterior coloquio.
Intervenieron el historiador navarro Fernando Mendiola, un familiar de un fusilado del barrio
de Gros y Xabier Lasa, miembro del colectivo Oroituz. Varios familiares de republicanos
fusilados en la Guerra Civil se muestran descontentos con la inscripción que se ha
colocado en la escultura, en la que, además de los nombres de los fusilados, se incluye la
frase: 'A los andoaindarras fusilados durante la guerra civil 1936-1939'. Esta información es
para los familiares «escasa, pretendidamente despolitizada, que no señala lo que ocurrió y
que, por lo tanto, no hace justicia con aquellos que fueron asesinados ni con sus
familiares». Aseguran que otra cosa sería que el monumento dijera: 'En memoria de los
andoaindarras asesinados por los franquistas por defender a la República' o 'A los
andoaindarras republicanos fusilados por los franquistas durante la Guerra Civil 19361939'. Aunque califican de «loable» la iniciativa del homenaje a los fusilados por sus ideas
republicanas por lo que conlleva de recuperación de la memoria histórica, afirman que
«esa memoria requiere de la verdad, la justicia y la reparación». Los 22 fusilados,
recuerdan, eran «militantes reconocidos de sindicatos y agrupaciones políticas. No fue
gente capturada en las calles indiscriminadamente; no fueron detenidos y asesinados por
delincuencia común. Fueron asesinados por fuerzas franquistas por defender los ideales y
la legalidad de la República». Fuente: Diario Vasco
El Patronato del Museo Reina Sofía rechazó por unanimidad la petición de cesión temporal
del ´Guernica´, de Picasso, formulada por el Gobierno Vasco, pero accedió al traslado de
bocetos de la obra, solicitados por el Ayuntamiento de Guernica. Fuente: El Periódico de
Aragón
El pleno del Congreso de los Diputados rechazó una propuesta de resolución presentada
por el PNV para que el Gobierno central adoptara «las medidas normativas necesarias a
fin de proceder a la devolución de la documentación original incautada al Gobierno vasco
por el régimen franquista». La propuesta había sido presentada en el marco del debate de
política general (o sobre el 'estado de la Nación') y utilizaba como argumento la promesa
que en su día hizo el presidente del Gobierno de dar al caso vasco la misma solución
adoptada para la Generalitat catalana. Sin embargo, la ley que al final permitió el retorno
de los 'papeles' de Salamanca a Cataluña no habla de otras administraciones, lo que a
juicio del PNV es una «discriminación». Recientemente la ministra de Cultura, Carmen
Calvo, se mostró abierta a discutir de este asunto con el lehendakari si éste lo solicitaba.
Fuente: El Correo
El 25 de Mayo tuvo lugar la inauguración de la Exposición "Los españoles en Mauthausen"
organizada por la Asociación AMNESIA, en el Centro Cultural "El Foro" de Pozuelo de
Alarcón. El acto contó con la presencia de Benito Bermejo, historiador, y de Emiliano
Pérez, superviviente del Campo de Concentración de Mauthausen. Info:
www.amnesia.org.es
El próximo miércoles, día 28 de junio a las 19,30 horas, se presenta en la FNAC de
FNAC Zaragoza
Paisajes guerra
Belchite
Fosas
Ojoatomico
Papeles de
Salamanca
Amposta
Michael
O’Riordan
Brigadas
Internacionales
Albacete
Zaragoza, el libro de Carmen Domingo ´Nosotras también hicimos la guerra´. En el acto
también participa el novelista aragonés Ignacio Martínez de Pisón. Fuente: El Periódico de
Aragón
El Rolde Choben de la Comarca de Belchite ha solicitado que la exposición ´Paisajes de
una guerra´ que hoy se clausura en el Palacio de Sástago de Zaragoza, sea trasladada a
su comarca para que pueda ser visitada durante el verano.
Estoy realizando una investigación sobre las fosas comunes de la represión franquista,
para una exposición. Pueden ver información sobre esta exposición en
http://www.ojoatomico.com/produccionesojo/fosacomun/fosacomunport.html . La
exposición se realizó por primera vez en Madrid, en diciembre de 2005, y ahora viajará a
México y Salzburgo.
Pretendo confeccionar un listado por comunidades autónomas y con tres criterios:
- Estimación del número total de fosas por CA
- Fosas localizadas y/o exhumadas
- Fosas multitudinarias (de 100 a 1.000 cuerpos y de más de 1.000 cuerpos)
Incluyo tanto fosas de asesinatos extrajudiciales, en las que se encuentran los cuerpos de
desaparecidos en el sentido más estricto, como las que son resultado de juicios
sumarísimos. Como ustedes saben muy bien, es difícil encontrar información bien
estructurada sobre este tema, por lo que cualquier ayuda será bienvenida.
Un saludo
Tomás Ruiz-Rivas, El Ojo Atómico antimuseo de arte contemporáneo
www.ojoatomico.com
Amb motiu de la recepció dels documents de la Generalitat de Catalunya que s'han
conservat a l'Archivo General de la Guerra Civil Española de Salamanca, té lloc aquesta
exposició que presenta una selecció de 119 documents, dels quals 82 són originals que
han retornat amb els 500 lligalls de la Generalitat i 37 són reproduccions d'alguns dels
documents de particulars i d'entitats que tornaran més endavant. Entre els originals que
s'exposen destaca l'Estatut de 1932. L'exposició ofereix els següents àmbits: 1.
Presentació; 2. La confiscació dels documents a Catalunya (1936-1940); 3. La finalitat
informativa i repressiva de la confiscació (1936-1975); 4. La crònica de la reivindicació
(1977-2006); 5. El retorn dels documents; 6. La recuperació de l'arxiu de la Generalitat de
Catalunya; 7. Epíleg. A més, cadascun dels àmbits inclou una breu projecció.
Des del 21.06.2006 fins al 15.08.2006
Museu del Montsià
C. del Gran Capità, 34. Tel. 977 702954
Amposta (Montsià)
Organitza: Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Arxiu Nacional de
Catalunya, tel. 93 5897788.
Internet: http://cultura.gencat.net/anc/a_anc.htm#Exposicions
El comité de la conmemoración de las brigadas internacinales de Irlanda, con profunda
tristeza nos comunica que falleció Micheal O’Riordan, brigadista en España, y
anteriormente Secretario general del partido comunista de Irlanda. En 1938, Micheál luchó
en España contra el fascismo con la XV brigada internacional. Recibió una distinción al
valor por su intervención particularmente excepcional bajo el fuego enemigo durante la
Batalla del Ebro donde fue herido en acción. Fue una figura destacada en la lucha por la
justicia social.. Fue autor de "la columna de Connolly, la historia de los irlandeses que
lucharon por la república española, 1936-1939", aún no traducida al español. "Usted puede
ir orgulloso. Usted es historia. Usted es leyenda. Usted es el ejemplo heroico de la
solidaridad de la democracia y universalidad... No nos olvidaremos de usted" (Dolores
Ibarruri, La Passionaria). El entierro tuvo lugar en Glasnevin Cemetary, Dublín.
El libro “Las brigadas internacionales de Thorez a Togiatti pasando por Tito” de Fernando
Ballesteros ha salido publicado por la editorial San Martín aunque será presentado en
Albacete el próximo mes de septiembre. La publicación contiene la primera parte de su
tesis doctoral y ha conseguido el grueso de la información del Centro de Documentación
de Brigadas Internacionales de la Universidad de Albacete. Fuente: La Verdad
Lluvia de poemas
Granollers
Cipriano Mera
Calles de Huesca
Les dones del
Prat
Federica
Montseny
DESPAGE
Cossetània
Granollers rememoró con una lluvia de poemas el trágico bombardeo que sufrió la ciudad
el 31 de mayo de 1938, durante la guerra civil. Versos escritos por jóvenes de todos los
colegios e institutos de la capital del Vallès Oriental y poetas cayeron anoche por las calles
del centro. Los organizadores del bombardeo poético, el colectivo L'Embut y el Museu de
Granollers recibieron 350 poemas, de los que 40 fueron seleccionados para ser lanzados
en forma de punto de libro desde un helicóptero. "No debemos perder nunca la memoria
histórica porque las guerras son una catástrofe que destrozan la vida", dijo el alcalde,
Josep Mayoral (PSC). Mayoral añadió que las actividades en recuerdo de las víctimas
"sirven para decir no a la guerra, a la violencia, y sí a la paz". El alcalde de Granollers
subrayó que "la palabra es el elemento central de la paz, y nos permite cambiar sangre por
poemas, bombas por frases". Los actos para rememorar el bombardeo se iniciaron a las
9.05 horas, el mismo momento en el que hace 68 años el centro de Granollers se convirtió
en un dantesco escenario de explosiones a causa de las bombas lanzadas por aviones
italianos al servicio del general golpista Francisco Franco y que causaron 224 muertos.
Familiares de las víctimas, supervivientes del ataque, representantes municipales y
estudiantes participaron en el encendido de velas y la ofrenda floral que cada año se hace
ante el memorial del cementerio. El ayuntamiento acordó en el pleno del martes, con los
votos del PSC, CiU, ERC e ICV y la abstención del PP, retirar la medalla de oro de la
ciudad dada a Franco en 1947. Fuente: El Periódico de Catalunya
http://www.vallesnet.org/embut/poetic/
“Guerra, exilio y cárcel de un anarcosindicalista” de Cipriano Mera.
Ya en la calle este clásico de la memoria libertaria. Coeditado para la ocasión con: la
Confederación Sindical Solidaridad Obrera, la productora Los sueños de la Hormiga, el
sindicato de la Construcción, Metal y Madera de la CNT de Madrid y la Confederación
General del Trabajo... entre otros.
http://www.lamalatesta.net/
El gobierno local de Huesca convocará una sesión monográfica para acordar los nombres
de las nuevas calles del Polígono 29, la zona de expansión urbanística en torno a la
avenida de Los Monegros. La mayoría socialista quiere alcanzar el consenso en este
asunto que, de todos modos, será sometido a la ratificación del pleno del próximo jueves,
29 de mayo. A la lista con las propuestas del PP se sumó ayer la del PSOE. Esta es la
relación de nombres: Derechos Humanos, Concordia, Las Culturas, Libertad, 8 de marzo,
Convivencia, Pedro Alfonso (oscense, nacido Moshe Sefardí, hombre docto en varias
materias y que fue literato y médico de los reyes Alfonso El Batallador y Enrique I de
Inglaterra), Frida Kahlo (pintora mejicana), Julio Alejandro (guionista de cine nacido en
Huesca), Pilar Miró, Clara Campoamor (diputada en la II República), Ángeles Blanco
(alcaldesa de Alcampell) y Doctor Trueta (importante traumatólogo español). Fuente: Radio
Huesca
Hasta el 15 de julio el Museu del Prat (Centre Cultural Torre Balcells) ofrece la exposición
“Les dones del Prat i la repressió franquista”. Asimismo el 22 de junio tuvo lugar la
presentación del libro del mismo título a cargo de Carles Santacana y la presentación de la
Associació per a la Memòria Històrica i Democràtica del Baix Llobregat.
La web DESPAGE ha incluido otro artículo sobre Mujeres de la República. Esta vez es un
ensayo sobre Federica Montseny firmado por Pepe Gutiérrez Alvárez que se publicó el año
pasado en El Viejo Topo. www.nodo50.org/despage
Editorial Cossetània, afincada a la ciutat de Valls, ens apropa a tot un univers des de les
seves recents novetats que no són poques. Punt i apart mereixen les seves propostes
entorn al món del testimoni envers l´apasionant món de la història. Així, i ara, ens trobem
amb dos bons llibres que ens apropen als dies de la República. Si t´interesa tot allò que va
rodetjar a la guerra civil a Tarragona i a la post-guerra només t´has de fer amb un bon
llibre: “La guerra civil i la repressió del 1939 a 62 pobles del Camp de Tarragona”,
aquest és un llibre, un assaig d´investigació, escrit per Albert Manent des de la col-lecció El
Tinter de Cossetània Edicions. Allí, entre les seves pàgines descobrirem el següent:
La guerra civil espanyola té una immensa bibliografia, però encara s’hi poden omplir buits.
L’obra d’Albert Manent recull d’una manera sistemàtica allò que va passar en seixanta-dos
pobles del Camp de Tarragona des del juliol del 1936, després de l’alçament de l’exèrcit
espanyol contra la República, fins als anys quaranta amb la victòria franquista. L’autor
explica com cada bàndol en lluita imposà el seu terror. El 1936 els anomenats incontrolats,
molts dels quals eren anarquistes, i alguns comitès locals mataven gent de dreta, capellans
i religiosos, alhora que cremaven la majoria del patrimoni artístic de l’Església Catòlica.
Manent també inventaria els morts al front de combat, dels quals no es recorda ningú, i,
poble a poble, n’escriu els noms, cognoms i renoms. El mateix fa amb els exiliats. Després
dóna la llista d’aquells als quals els tribunals militars franquistes condemnaven a penes
generalment altes i en alguns casos eren afusellats. La repressió fou implacable. L’obra de
Manent és un model perquè d’altres comarques, sobretot a través de la història oral,
puguin emprendre una recerca semblant.
Un altre llibre de caire històric és 14 d’abril. La Catalunya republicana (1931-1939) de
Joaquim Reglan, un llibre , dins la col-lecció En Guàrdia que ens apropa als temps de la II
República amb tots els enrenous que s´aisecaren per tot el territori. Aquesta col-lecció ,que
l´any passat va editar el llibre Els Maquis d´ Esther Rodríguez , està dirigida per Enric
Calpena i per Oriol Junqueras.
Què trobarem dins les seves pàgines?
El 14 d’abril de 1931 el president Francesc Macià va proclamar la República Catalana.
Començava una de les etapes més lliures, més esperançades i més brillants de la història
de Catalunya. Però també una de les etapes més convulses i més dramàtiques, que van
acabar amb la República i amb Catalunya ocupada. Durant aquest període, s’aprova
l’Estatut de Catalunya, tenen lloc els Fets del Sis d’Octubre de 1934, els Fets de Maig de
1937 i la guerra civil... Però també moltes grans i petites històries d’un país i d’una gent
que, com va dir el president Lluís Companys, tornarem a lluitar, tornarem a sofrir, tornarem
a vèncer...
Fuente: Susanna Anglés
Reus
Filmoteca
Nacional
Imágenes contra
el Olvido
No Jubilem la
Memòria
Prensa Histórica
Ha sido editado el libro “Memòries d'un metge caminador”, autobiografía de Enric Aguadé i
Sans. El autor fue alistado a los 17 años y destinado a una unidad que intervino durante la
Batalla del Ebro. El capítulo de su libro dedicado al período de la Guerra Civil, está plagado
de detalles, desde como localizaron un vado que permitió el paso del río Ebro a pié, hasta
detalles y anécdotas vividos por el autor y que nos acercan a lo que pudo ser la vida del
soldado en esas difíciles circunstancias. También es muy interesante la parte del libro
dedicada a la posguerra en la ciudad de Reus.
La Filmoteca Nacional, en su sede de Madrid (Cine Doré, C/Santa Isabel, 3) inició el 15 de
junio el ciclo de documentales “Imágenes contra el Olvido” dedicados a la memoria
histórica que se desarrollará con diversas proyecciones hasta finales del presente mes de
junio. Puedes encontrar información acerca del ciclo en la página web:
www.imagenescontraelolvido.com
L'editorial Warren & Pell, ha acordat amablement beneficiar l'associació NJLM com a
resultat de la venda del llibre "I vaig tornar a creuar l'Ebre", les memòries il.lustrades del
brigadista internacional gal.lès Alun Menai Williams. El llibre narra les dificultats que Alun
va trobar tot intentant arribar a Espanya com a voluntari i les seves experiències com a
infermer socorrista a les línies del front, particularment durant la Batalla de l'Ebre. Altres
capítols descriuen els esdeveniments i les emocions que envoltaren el primer retorn d'Alun
per a visitar aquestes terres l'any 2005.També es pot trobar de l'editorial Warren & Pell,
"Beyond the Battlefield" per Angela Jackson (publicat en Català amb el títol de "Més enllà
del camp de batalla" per Cossetània), un llibre il.lustrat basat en les memòries de persones
que van treballar a la cova-hospital de La Bisbal de Falset.El preu de cada llibre és de 12
euros (dels quals 2 euros revertiran com a donatiu a NJLM) més despeses de tramesa. Us
podeu posar en contacte amb [email protected]
La Biblioteca Virtual de Prensa Histórica es el resultado de un proceso de digitalización
cooperativa del Ministerio de Cultura y las Bibliotecas Públicas del Estado y otras
instituciones de la memoria con el que se pretende, simultáneamente, preservar y hacer
accesibles unos materiales bibliográficos que se caracterizan por ser ejemplares únicos y,
por lo tanto, de difícil acceso.
http://www.mcu.es/prensahistorica/es/consulta/busqueda.cmd
Cátedra Memoria
Siglo XX
Residencia
Estudiantes
Aragón
María Sánchez
Arbós
L’Ullal
Valencia
Retrobament
Coordinadora
Catalunya
Memorial
Democràtic
La Cátedra Memoria Histórica del Siglo XX de la Universidad Complutense de Madrid
organiza los días 11 al 13 de septiembre el curso “La historia reciente en las aulas (El
conflicto como materia educativa)”. [email protected]
La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Eva Almunia,
presentará el 26 de junio en la Residencia de Estudiantes de Madrid los libros La casa sin
música, La llama fría, Días de otoño y Breviario de los chilindrones de Julio Alejandro,
guionista de Buñuel en Nazarín, Viridiana, Simón del Desierto y Tristana. En el mismo acto
tendrá lugar la presentación del documental Un mar de letras de Emilio Casanova.
La Consejería de Educación del Gobierno de Aragón ha publicado la segunda edición de
“Mi diario”, el libro de María Sánchez Arbós. Víctor Juan Borroy ha hecho una breve
presentación de esta segunda edición: La mirada de una maestra.
La Coordinadora Obrera Sindical y la Associació Cultural Institut Obrer de València han
organizado la presentación de “Coordinació” como número 18 de la revista “L’Ullal”
dedicada a la figura de Manuel de Pedrolo y a los Instituts Obrers de Segona Ensenyança
de la Segona República que tuvo lugar en la Societat Coral El Micalet el 20 de mayo. Info:
Ángel Velasco [email protected]
La Coordinadora per a la Memòria Històrica i Democràtica de Catalunya ha editado el
número 1-2 de su boletín “Retrobament”. Estos son sus contenidos:
EDITORIAL
75è ANIVERSARI DE LA IIª REPÚBLICA
El republicanismo. Per Paco Martín.
‘Aquella Segona República’. Per Rosa Regàs.
Manifest Amical de la República.
PRIMERA ASSEMBLEA GENERAL DE LA COORDINADORA PER A LA MEMÒRIA
HISTÒRICA I DEMOCRÀTICA
Resolució 1, resolució organitzativa, informes d’organització, coordinació i relacions
exteriors.
L’ESPAI DE LES ENTITATS
Associació Pont de la Llibertat.
Seat, mig segle de lluita obrera.
Crònica d’un acte unitàri i pluralista.
Historaula.
OPINIÓ
La Impunidad del Olvido.
Antifranquismo y fin de la dictadura.
MEMORIAL DEMOCRÀTIC
Esmenes a l’avant projecte.
LES TROBADES A CATALUNYA
Primer Seminari de la CMHIDC 8 i 9 d’octubre de 2005.
Intervenció d’en Joan Saura.
Homenaje al colectivo de abogados laboralistas.
ACTIVITATS A NIVELL DE L’ESTAT
Jornades de Santa Cruz de Moya.
MANIFEST
Manifest de repulsa a les declaracions del T. General Mena.
PROTAGONISTES DE LA HISTÒRIA
Homenatge als que van defensar la República Espanyola.
Neus Català. Una vida de lluita.
[email protected]
La crisis del gobierno catalán, que ha llevado a su presidente, Pasqual Maragall, a
convocar elecciones anticipadas, deja en el aire el futuro de una veintena de proyectos de
ley que se encuentran en tramitación en el Parlamento catalán, uno de ellos el relativo a la
ley del Memorial Democrático. El anuncio de elecciones anticipadas para este otoño,
decidido por Pasqual Maragall tras el no de ERC al Estatut, conlleva incertidumbres para
20 proyectos de ley del proyecto catalán. La crisis del tripartito plantea dudas sobre si el
gobierno catalán, al que CiU ha prometido apoyo hasta el referéndum, dispondrá de los
votos suficientes para sacar adelante todos los proyectos pendientes, habida cuenta de
que la expulsión de ERC del ejecutivo ha irritado a la formación republicana, aunque los
republicanos se inclinan por apoyar aquello que dejaron tramitado antes de salir del
gobierno siempre que no haya retoques. Asimismo, si las elecciones se convocan en
otoño, prácticamente sólo habría tiempo de aprobar proyectos de ley hasta el 31 de julio,
que es cuando acaba el actual período de sesiones. Cabe tener en cuenta también que el
nuevo reglamento del Parlament hace más lenta la tramitación de un proyecto de ley,
puesto que primero se celebra un debate de totalidad y luego un debate final, y permite
solicitar comparecencias de entidades relacionadas con el proyecto durante el trámite
parlamentario. Existe la posibilidad de acelerar el trámite de un proyecto por la vía de
lectura única, pero ello requiere del consenso de todos los grupos parlamentarios. En
concreto, actualmente hay 20 proyectos de ley en tramitación, según datos del Parlamento
catalán, que tiene sólo programados cuatro plenos hasta que se acabe el actual período
de sesiones. Fuente: Terra
Benjamín Jarnés
DPZ
La escuela
fusilada
Socialistas
Aragón
La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) convoca, en régimen de concurrencia
competitiva, el VII Premio de Ensayo Benjamín Jarnés. Podrán presentarse todos los
autores que lo deseen con un máximo de dos obras rigurosamente inéditas. Fuente: El
Periódico de Aragón
El documental La escuela fusilada, del autor leonés Daniel Álvarez, consiguió el premio al
mejor documental en la V Muestra de Cortos y Largos de Cantabria Sotocine 2006, que se
celebra en la localidad de Soto de la Marina, según informaron fuentes cercanas al
cineasta en un comunicado. El festival, organizado por el ayuntamiento de Santa Cruz de
Bezana, contó con la participación a concurso de 50 trabajos. Excepcionalmente, en esta
edición, el premio al mejor documental recayó sobre dos de ellos: La escuela fusilada y
Mujeres mano a mano , de María Luisa Ramos. Varias ciudades españolas, entre las que
se encuentran Santander, León, Teruel y Gijón, acogieron en las últimas semanas la
presentación de La escuela fusilada , que continúa con su periplo por el circuito de
festivales. La cinta, de cerca de una hora de duración, «aborda la represión sufrida por los
maestros republicanos durante la Guerra Civil española y la posterior etapa franquista». El
trabajo está escrito y dirigido por el periodista leonés Daniel Álvarez y por el profesor
cántabro Iñaki Pinedo. Ambos ya colaboraron en la dirección del documental sobre la
guerrilla antifranquista El hombre que murió dos veces . La realización y la producción de
La escuela fusilada corre a cargo del también leonés Jesús Antonio Calvo y de la
productora Imagen Industrial. La obra cuenta con la participación del Instituto Leonés de
Cultura, la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, Caja Cantabria y la
Consejería de Educación del Principado de Asturias, entre otras entidades colaboradoras.
Fuente: Diario de Teruel
“Dirigentes y cuadros socialistas y de la UGT en Aragón (1931-1939)” es el libro que ha
presentado en Barbastro UGT Aragón con la participación del autor, Herminio Lafoz, Julián
Lóriz, secretario general de UGT Aragón, Jesús Membrado, presidente de la Fundación
Bernardo Aladrén, Ángel Laguarta, secretario provincial de UGT en la provincia de Huesca
y Antonio Cosculluela, alcalde de Barbastro. Herminio Lafoz es un especialista en temas
relacionados sobre la Guerra de la Independencia, pero en esta ocasión se ha centrado en
“recuperar el espíritu de la libertad” a través de los 3.507 cuadros de UGT que “sufrieron
los efectos de la dura represión”. La cifra está distribuida entre Zaragoza ( 2.815), Huesca (
63) y Teruel (629). El libro tiene entre otros objetivos que se conozcan los nombres y
cargos desempeñados dentro de las organizaciones. El autor ha señalado que se trata de
un libro de “memoria y de recuerdo”. El presidente de la Fundación Bernardo Aladrén,
Jesús Membrado, ha explicado que este libro supone “continuar un trabajo de
investigación en la recuperación de la memoria histórica”. La Fundación, según ha indicado
Membrado, lleva trabajando en este tema hace bastante tiempo e incluso han editado siete
libros. Fuente: Radio Huesca
Juego de la
La introducción y presentación en Terrassa el “Juego de la Memoria Histórica” corrió a
Memoria Histórica cargo de Manel Marquez, historiador y miembro de Kaosenlared. En primer lugar, Belén
Meneses, autora del Juego de la Memoria Histórica y colaboradora de Kaosenlared,
explicó los motivos de haber llevado a cabo este proyecto y la razón de ser de cada una de
las categorías que lo componen. La explicación practica del modo de participar, enviar
comentarios o sugerir preguntas, estuvo a cargo Carlos Vicente, miembro de Kaos y
artífice de la adaptación del Juego en la Web. El profesor de Historia de la UAB, Alejandro
Andreassi, repasó algunas citas de T.S. Adorno y Walter Benjamin, insistió en la
necesidad de reivindicar nuestra República en positivo y aplaudió las importantes reformas
educativas llevadas a cabo durante el periodo republicano. Pero sin duda, la intervención
más emotiva de la tarde estuvo a cargo de Montse Armengou, periodista de TV3
especializada en documentales históricos, que compartió con los asistentes al acto
algunas de las experiencias vividas en el transcurso de sus investigaciones, al lado de los
protagonistas que vivieron en primera persona la guerra civil o la dictadura. En otro
momento de su intervención, la periodista catalana, abogó por reivindicar la memoria como
un derecho de ciudadanía, del mismo modo que lo son la sanidad o la educación. Antoni
Font, miembro de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de
Catalunya, excusó su asistencia a causa de un problema familiar. El acto fue cubierto por
la televisión local de Terrassa y el Diari de Terrassa, y estuvo presidido por la bandera
republicana. Queremos agradecer a los trabajadores de la Nova Biblioteca de Terrassa, su
colaboración en la organización y su paciencia, en un acto que se prolongó más allá de la
hora convenida. Fuente: http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=19428
La Maternitat
d’Elna
Memoria del
futuro
La historiadora Assumpta Montellà ha venut els drets d’autor del llibre La Maternitat d’Elna,
bressol dels exiliats a la productora Mediapro, la qual pretén estrenar la pel•lícula la
primavera del 2007. “No serà una biografia de l’Elizabeth Eidenbenz; serà un film centrat
en l’exili republicà i l’escarni del govern francès com a tema central, la maternitat quedarà
en un segon pla, com a contrapunt positiu”, ha explicat la mataronina, qui s’ha incoporat en
l’equip de guionistes que ja treballen en el diàlegs del film. Encara que es tracta d’un
projecte embrionari tot apunta que serà un film “dur, un gran drama” i una producció d’alt
nivell. “La protagonista de la història serà una dona, creada a partir de la barreja de les tres
històries que explico en el llibre, la qual serà interpretada per una coneguda actriu
espanyola, encara per confirmar”, explica Montellà. La historiadora ha volgut que la
pel•lícula sigui molt fidel a les històries reals que s’expliquen al llibre, encara que
s’introduirà la figura d’un personatge masculí, existent en la història de la maternitat d’Elna,
però no destacat en el llibre. El rodatge de la pel•lícula, en aquests moment en fase de
guionatge, començarà el proper novembre, una vegada acordats defintivament el nom del
director i dels protagonistes, pels quals es busquen actors sensibles en temes socials. A
més, el rodatge, tindrà lloc entre Catalunya, en llocs propers a la frontera, com Figueres, i
al sud de França, com Elna i Argelers, on hi havia un camp de refugiats. L’oferta de
convertir el llibre en pel•lícula ha estat una sorpresa relativa per Montellà: “La història de la
Maternitat d’Elna té tots els elements per convertir-la en pel•lícula: una heroïna
entranyable, una història violenta, nens i moltes emocions, a més, segons els guionistes el
llibre ja era prou descriptiu per imaginar-se cada escena i ambient”, explica la historiadora.
La presentación del libro 'Memoria del futuro', que reivindica los valores de la II República
en su 75 aniversario, fue uno de los actos centrales de la Feria del Libro de Madrid, que
este fin de semana entró en su ecuador y convirtió el Paseo de Coches del Retiro en un
lugar concurridísimo y muy animado. En el pabellón Carmen Martín Gaite, Angel González,
José Manuel Caballero Bonald, Almudena Grandes, Eduardo Mendicutti y el alcalde de
Rivas Vaciamadrid, José Masa, presentaban esa hora el libro 'Memoria del futuro'. Con
textos inéditos de Bernardo Atxaga, Luis García Montero, Almudena Grandes, Manuel
Rivas, Juan Marsé, Benjamín Prado, José Manuel Caballero Bonald y Rosa Regás, el libro,
que se acompaña de un CD canciones populares de tiempos de la II República, busca
divulgar todo lo que supuso aquel periodo de la historia de España y 'recuperarlo para el
presente político', como dijo José Masa. Este volumen aparece en el año en que se
cumplen 75 años de la proclamación, en 1931, de la II República y se presenta después de
que este aniversario haya sido celebrado también por los colectivos 'Contamíname' y
'Asociación para la Recuperación de la Memoria histórica' con la difusión de un 'Manifiesto'
al que la gente puede seguir adhiriéndose en internet y la celebración de una verbena,
hace dos semanas, en el campus de la Complutense. Caballero Bonald dijo que la
República fue 'un intento de sanear y modernizar un país azotado por el fanatismo, la
intransigencia, la ignorancia, el caciquismo y la insolidaridad; Angel González contó a los
presentes que él, a los cinco años, fue uno de los primeros en dar vivas a la República en
su Oviedo natal, asomado al balcón de su casa, y Almudena Grandes, presentada por
Masa como el alma del proyecto 'Memoria del futuro', dijo que 'lo más conmovedor' con
respecto a ese periodo 'casi milagroso', es que 'sus valores siguen definiendo los valores
de la España progresista de hoy'. Fuente: Terra
Rosalía Sender
Zaragoza
Curso Cuenca
Hispanista
Brasil
La Maternitat
d’Elna
La Roca del
Vallès
Semana Negra
Gijón
Ayudas Gobierno
Aragón
La presentación del libro "Luchando por la liberación de la mujer. Valencia, 1969-1981" de
Rosalía Sender Begué tuvo lugar en la Casa de la Mujer de Zaragoza el jueves 25 de
Mayo. El acto estuvo organizado por la FUNDACION SINDICALISMO Y CULTURA, la
FUNDACION BERNARDO ALADREN y la FUNDACION DE INVESTIGACIONES
MARXISTAS REY DEL CORRAL, con la colaboración del AREA DE EDUCACION Y
ACCION SOCIAL del AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA. Intervenieron en el mismo,
AMPARO BELLA, ROSINA LANZUELA y la propia autora ROSALIA SENDER.
Curso de Verano de la Universidad de Castilla-La Mancha
"La Recuperación de la Memoria Histórica: Una visión interdisciplinar"
Cuenca, 28 al 30 de junio
Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha
http://www.uclm.es/curve/2006/pdf/CCVV2006_04.pdf
Directores
- Irma Fuencisla ÁLVAREZ DELGADO
Profesora Asociada de Historia Contemporánea. Universidad de Castilla-La Mancha
- Ángel Luis LÓPEZ VILLAVERDE
Profesor Titular de Historia Contemporánea. Unversidad de Castilla-La Mancha
La revista electrónica brasileña “Hispanista” ha publicado el artículo “O Brasil e a Guerra
Civil Espanhola: Participação de brasileiros no conflito” de Paulo Roberto de Almeida.
http://www.hispanista.com.br/revista/artigo37esp.htm
La Roca del Vallès és el tercer municipi de Catalunya, després de Sant Feliu de Llobregat i
Mataró, que va acollir fins el 3 de juny l’exposició “La Maternitat d’Elna – Bressol de l’exili
1939-1944”, que és fruit de la col•laboració entre l’Ajuntament d’Elna i la Generalitat de
Catalunya.
La Semana Negra de Gijón tendrá este año como protagonista a la guerra civil española.
Su director, Paco Ignacio Taibo II, anunció ayer que el certamen recordará el conflicto
desde una perspectiva cultural y literaria. Este eje temático se extenderá a la exposición
central del cómic, y también al Encuentro Internacional de Fotoperiodismo, que recuperará
el archivo histórico del PCE, las fotografías del archivo de Associated Press, un trabajo
documental sobre la vuelta a España de los supervivientes de las Brigadas Internacionales
y otro más sobre las fosas comunes. Además, el libro colectivo que se regalará este año
estará dedicado al Gernika, y la organización editará también otra publicación gratuita: una
biografía de Belarmino Tomás escrita por su nieto. La cita se desarrollará del 7 al 16 de
julio. Fuente: La Voz de Asturias
La Comisión de Educación y Cultura de las Cortes de Aragón ha aprobado una iniciativa
de Chunta Aragonesista para convocar ayudas y subvenciones para proyectos dirigidos a
la recuperación de la Memoria Histórica de la Comunidad Autónoma, durante el periodo
comprendido entre 1934 y 1980. Tal y como ha explicado la diputada de Chunta
Aragonesista Nieves Ibeas “existe una responsabilidad global para recuperar la Memoria
Histórica”, por lo que ha considerado “fundamental” que “exista una política pública sobre
este tema y que haya continuidad”. Los grupos parlamentarios del PSOE, PAR e IU han
apoyado esta propuesta. El PSOE ha reconocido que el proyecto “Amarga Memoria” es un
programa “abierto” a todas las propuestas que se consideren, mientras que IU ha
destacado que “Aragón tiene que saldar la deuda histórica que tiene con quienes ni
siquiera pueden aparecer en una lista de víctimas”. El grupo del PP se ha abstenido en
esta votación manifestandose en contra de “esta revisión histórica”, ya que “somos
partidarios de mirar sobre todo al futuro”.
Papeles vascos
Jornadas
Memoria
Libertaria
Valladolid
L’Holocaust en la
literatura
Palma
Vinaròs
Años de Plomo
BAC
Luces de la
República
El secretario general del PSE-EE-PSOE, Patxi López, confía en que se amplíe la ley de
restitución a Cataluña de los documentos del Archivo de la Guerra Civil para que los
documentos referidos al País Vasco retornen a su lugar de origen. Patxi López hizo estas
declaraciones a los periodistas en su visita a Salamanca donde esta tarde participará en la
charla coloquio 'El proceso de paz en Euskadi tras el alto el fuego de la banda terrorista
ETA', organizada por los socialistas salmantinos. Aunque el dirigente vasco se mostró
dispuesto a reclamar la devolución de los legajos, hizo hincapié en que la 'prioridad del
País Vasco es tener un Archivo General que hoy no existe', y será entonces 'cuando
demandemos no sólo los documentos que hay en Salamanca, sino también los que
custodia la Fundación Sabino Arana'. El socialista calificó de 'mucho más importantes
porque hay muchos más' los documentos que fueron requisados por el régimen franquista
y que hoy se guardan en la Fundación del PNV. El Gobierno de Euskadi 'no puede hacer
una reclamación a Salamanca sin hacérsela en su propia casa', continuó López, si bien
explicó que 'nosotros nos movemos por el principio básico de que aquello que se expolió
por la fuerza durante la dictadura se pueda devolver por ley en libertad y en democracia a
sus legítimos propietarios'. Fuente: Terra
Los días 27 de junio al 1 de julio se celebrarán en Valladolid las Jornadas de Memoria
Libertaria con una especial referencia a la figura de Valeriano Orobón Fernández.
[email protected]
Los días 29 de junio y 6, 13, 20 y 27 de julio se celebra en la Fundació La Caixa de Palma
(Plaza Weyler, 3) el ciclo “L’Holocaust en la literatura” coordinado por Vicenç Villatoro.
Los nidos de ametralladoras de Vinaròs serán declarados en breve Bien de Interés Local,
según anunció el director del Centro de Investigación y Documentación (CID) del Maestrat,
Alfredo Gómez, durante el transcurso de una visita guiada a dos de estas fortificaciones de
la guerra civil. El historiador advertía que el estado de estas construcciones defensivas es
delicado, “son construcciones sólidas pero hechas con un material endeble, que con la
humedad del mar se corroe el hierro y se desploman”, añadiendo que “el año pasado cayo
uno muy bonito que había en la zona de la Cala Puntal, uno de los más grandes que
había, se desplomó el techo y con el las paredes, desapareciendo por completo”. Gómez,
que es también uno de los miembros del Consell Vinarossenc de Cultural, es un gran
estudioso de estas fortificaciones defensivas de la costa de Vinaròs durante esa contienda
militar. Además, ha propuesto en varias ocasiones su protección y a poder ser su
consolidación al ayuntamiento. El director del CID informaba que “en poco tiempo los nidos
de ametralladoras estarán declarados Bien de Interés Local, el ayuntamiento ya ha hecho
la catalogación a través de la concejalía de Cultura, ya esta la propuesta sobre la mesa
para pasar por el pleno del ayuntamiento”. Una vez tengan esa catalogación “ya veremos
que es lo que se puede hacer, si se vallaran y se puede hacer alguna actuación de
consolidación para al menos mantener los que restan bien conservados”. Unas cincuenta
personas visitaron los nidos de ametralladoras que hay en el puerto y junto la playa del
Clot, en un acto organizado por el Bloc dentro de la celebración del 75 aniversario de la
República y del 70 del inicio de la guerra civil española. La visita guiada fue comentada por
la historiadora Ester Caballero. Fuente: Vinaròs News
El libro "Años de Plomo 1931-1950. Una historia de la imprenta zaragozana", de Luis
Serrano Pardo, dibujante de Artes Gráficas y escritor, se presentó en Zaragoza el 29 de
mayo. Este es el número 43 de la colección "Biblioteca Aragonesa de Cultura", que está
auspiciada por Ibercaja, la Diputación General de Aragón y las tres diputaciones
provinciales. El director de la colección es Eloy Fernández Clemente. El libro ofrece un
recorrido por la historia de la imprenta zaragozana, en el que explica la situación de las
empresas y los trabajadores relacionados con las Artes Gráficas durante esas dos
décadas, cuando la mayoría eran tipografías. Fuente: Europa Press
Luces
Alfonso Casas
Diario de Teruel
El pasado jueves tuvimos ocasión de asistir a una conferencia pronunciada por la
profesora Carmen Agulló sobre el sistema educativo impulsado por la República. No por
cualquier gobierno republicano, está claro, porque la derecha paralizó muchos de los avances sociales llevados a cabo por los gobiernos progresistas de centro-izquierda.
Las luces de la República, - así se titulaba la conferencia -, fueron los maestros, el
personal docente en el que el nuevo estado depositó sus esperanzas para formar
ciudadanos libres e instruidos en el sistema democrático instaurado en 1931. Las luces
duraron poco y las sombras se apoderaron, como en todo, de las escuelas. La profundidad
del nuevo sistema de enseñanza creado a partir de las experiencias más modernas e innovadoras de la época, tan vigentes hoy como entonces, el desarrollo de las infraestructuras
con la creación de miles de escuelas, - sólo en el primer año siete mil, con una previsión
anual de otras cinco mil en los cuatro años sucesivos -, o la renovación del cuerpo
docente, son algunos ejemplos de la importancia que el primer gobierno republicano y el
que saldría elegido en las elecciones de febrero de 1936 dieron a la instrucción pública.
Hace algunos años escribí una columna sobre los maestros tomando como ejemplo a una
de aquellas luces de la República o a otro maestro, esta vez de ficción, que protagonizaba
la película Esta tierra es mía, de Jean Renoir. Revisadas aquellas líneas, creo que fui
optimista en exceso.
No todos los maestros comparten ese sueño de formar ciudadanos que, más allá de los
conocimientos, aprendan a caminar por la vida con inquietud, con espíritu crítico. A alguno
de ellos, como ocurre en otros sectores de la Administración, lo ha engullido la burocracia
funcionarial y carecen de cualquier interés por mejorar en su noble tarea. Tal vez, las
condiciones de trabajo no son siempre las mejores para muchos de ellos. Seguramente los
padres tampoco hacemos todo lo necesario para mejorar la formación de nuestros hijos.
Decía un amigo docente que se conformaba con que, en cada curso, surgieran dos
alumnos que tuvieran interés por su asignatura, la literatura, y la cultivasen en el futuro. Yo,
como él, también me conformaría con que, en cada escuela, surgieran dos maestros que
se convirtieran en las luces de un mejor sistema educativo.
MAQUIS –OPERACIÓ RECONQUESTA DE LA MEMÒRIA- 3era OFENSIVA CONTRA
L’OBLIT
14 al 16 de juliol. Lleida, Tolva, La Pobla de Segur
Marxa-Homenatge
ORGANITZA: COL.LECTIU A LES TRINXERES ( www.alestrin.tk )
als Maquis
COL.LABORA: CSO LA GÀBIA, REFUGI MINAIRONS, IX MARXA-HOMENATGE ALS
MAQUIS
Giménologues
Marseille 28 juin. La librairie Païdos fête ses 10 ans.
Cet anniversaire s’étend sur trois semaines et a pour thème la Guerre d’Espagne.
Les Giménologues y présenteront "Les Fils de la Nuit" le 28 juin à 19:00.
http://www.plusloin.org/gimenez/article.php3?id_article=224
Para el escritor barcelonés Eduardo Mendoza, en el momento actual se dan las
condiciones óptimas para que haya una recuperación de la memoria de la Guerra Civil
Española. Mendoza participó anoche junto al historiador británico, Antony Beevor, experto
en la contienda española, y el corresponsal del diario 'The Guardian' en Madrid, Giles
Tremlett, en un coloquio en la capital británica sobre ese conflicto. Ante una concurrida
audiencia, Mendoza contó sus vivencias en los años del franquismo y leyó un fragmento
de su obra 'Una comedia ligera' (1996), donde describe la vida cotidiana en los años de
posguerra. Según el autor de 'La verdad sobre el caso Savolta', 'existe una nueva
generación de personas, nacidas a partir de los años sesenta, que ven con distancia la
guerra y que no fueron inoculados con la pasión y el temor, que vivimos los de mi
Eduardo Mendoza generación'. 'Como se sienten seguros, pueden discutir el tema, investigarlo y expresar su
opinión', agregó. Aún así, el novelista aclaró que 'la página que se decidió pasar' durante la
Transición, 'no fue un acto de cobardía: estábamos hartos de una posguerra que duró
cuarenta años, y decidimos pasar página para construir un futuro'. El historiador Antony
Beevor, que acaba de publicar 'La batalla de España', dedicada a ese conflicto, también
estuvo de acuerdo en que en 'los últimos cinco o seis años ha surgido un debate' sobre el
tema, tras el hallazgo de fosas comunes de fallecidos durante la lucha. Beevor señaló que
se sintió consternado el pasado mes de septiembre durante la presentación de su libro en
España, cuando los periodistas españoles comentaron que el país parecía estar muy
dividido por la situación política y le preguntaron si él pensaba que había peligro de que se
produjera una nueva guerra. 'La historia nunca se repite', fue la contestación del historiador
en aquella ocasión. Fuente: Terra
Museu d’Història
de Catalunya
Cartells
Museu de la
Noguera
Museu Industrial
del Ter
La Maternitat
d’Elna
MUSEU D’HISTÒRIA DE CATALUNYA
Pl. de Pau Vila, 3. 932 254 700. [email protected] www.mhcat.net
CARTELLS I CARTELLISME. DE LA SEGONA REPÚBLICA A LA GUERRA CIVIL (19311939)
Del 20 d'abril a l'11 de setembre Crònica de la història de la Segona República i la Guerra
Civil espanyola a través de 140 cartells originals de la col·lecció de
la Biblioteca del Pavelló de la República (UB) - Centre d’Estudis Històrics Internacionals
(CEHI) - Fundació Figueras. Amb motiu de l’exposició s’edita un llibre catàleg amb textos
d’especialistes en la matèria i la reproducció íntegra de tots els cartells.
IMATGES INÈDITES DE LA GUERRA CIVIL. FONS FOTOGRÀFIC DE L’AGÈNCIA EFE
Del 10 de maig a l'11 de setembre Exposició coorganitzada amb la Fundación EFE.
Evocació dels tres anys més crítics que van viure els espanyols al llarg del segle XX a
través de més de cent cinquanta fotografies del fons fotogràfic de l’Agència EFE i un
centenar de textos de poetes, intel·lectuals i polítics del període.
CATALUNYA EN GUERRA I EN POSTGUERRA. FOTOGRAFIES DE JOSEP M. PÉREZ
MOLINOS
Del 10 de maig a l'11 de setembre Mostra, coorganitzada amb el Col·legi de Periodistes de
Catalunya, de fotografies de Josep M. Pérez Molinos (1921-2004) sobre el període de la
Guerra Civil i la postguerra a Barcelona. Pérez Molinos va començar la seva trajectòria
com a fotoreporter amateur durant la Segona República i la va exercir de manera intensa
durant la guerra. Fou fotògraf oficial del governador civil de Barcelona fins a l’any 1942, en
què fou descobert el seu passat comunista. Les autoritats
regiraren el seu domicili i confiscaren totes les fotografies i negatius que hi trobaren.
Afortunadament Pérez Molinos havia amagat molt material a casa dels seus pares, la qual
cosa ha permès la seva redescoberta.
MUSEU DE LA NOGUERA
Pl. dels Comtes d’Urgell, 5. 973 445 194. [email protected] www.museucn.com
REVOLUCIÓ I GUERRA. CARTELLS I PROPAGANDA DURANT LA GUERRA CIVIL
Del 9 de juny al 9 de juliol La mostra consta de 30 cartells originals de gran format de
l’època del conflicte armat que va assotar Espanya entre el 1936 i el 1939. Aquesta
exposició s’emmarca, a Balaguer, dins els actes de commemoració del 70è aniversari
d’aquesta guerra.
MUSEU INDUSTRIAL DEL TER
Pg. del Ter, s/n. Can Sanglas de Manlleu. 938 515 176. www.mitmanlleu.org
DESVETLLEM LA MEMÒRIA
Del 18 de maig al 20 d'agost
LA MATERNITAT D'ELNA, BRESSOL DE L'EXILI 1939-1944
Del 9 de juny al 9 de juliol
Nos volvemos a poner en contacto con vosotros desde la Cátedra Complutense “Memoria
Histórica del Siglo XX”, ya que vamos a iniciar una recogida de firmas para la total apertura
y el acceso sin demoras a los archivos para el estudio de la represión franquista. Os
adjuntamos el texto que enviáremos a la prensa, y en donde se detallan las razones que
expondremos. Sin duda se trata de un oportuno momento, ante la inminente aprobación de
la Ley de Memoria Histórica, a través de la propuesta que realice la Comisión
Interministerial para el estudio de la situación de las víctimas de la guerra civil y el
Memoria histórica
franquismo.
y archivos
Cátedra Memoria
Memoria histórica y archivos
Siglo XX
Pese a los cambios habidos en los últimos años la situación de los archivos de la represión
sigue siendo muy problemática. Resulta inadmisible que a estas alturas lo fundamental
siga en poder de instituciones incapaces de dar respuesta a la demanda existente. La
sociedad tiene derecho a conocer su historia y a que los archivos estén a su servicio en los
plazos legalmente acordados. Sabemos que la responsabilidad no es sólo de dichas
instituciones sino de los diferentes gobiernos, tan ajenos a las necesidades del patrimonio
documental, abandonado hasta extremos difíciles de creer, como a dicha demanda. Es
más, carece de sentido alguno que los fondos históricos de carácter represivo en poder de
instituciones civiles y militares no hayan pasado ya hace tiempo a depender de los
organismos estatales a los que compete la conservación y gestión del patrimonio
documental. Ya es tiempo de liberarlos. Supera toda lógica que en un archivo tan
importante como el del Tribunal Militar Territorial Primero la consulta de un documento
tenga una demora de más de un año. ¿De qué sirve tener leyes modernas y democráticas
si luego la realidad impide que nos beneficiemos de ellas? Creemos que ha llegado el
momento de poner toda esa documentación al servicio de la sociedad, en un lugar
apropiado y con el personal adecuado, que no es otro que el cuerpo de archiveros del
Estado. La ocasión, con la próxima salida de la Ley de Memoria Histórica, viene por sí
sola.
Quienes estéis de acuerdo en firmarla debéis aportar, tal cómo es preceptivo en la prensa,
nombre, dirección y D.N.I.. La dirección de correo a donde enviar vuestros e-mails:
[email protected]
Sevilla
L’Avenç
Se ha editado la tercera edición corregida y aumentada del libro "Del golpe militar a la
guerra civil. Sevilla 1936" de Juan Ortiz Villalba, publicado por RD Editores.
[email protected]
L’Avenç nº 314
Junio 2006 http://www.lavenc.cat
La memòria històrica ha passat a ser, en els darrers anys, un paradigma tant en la
producció editorial com en l’acadèmica. Gairebé trenta anys després de la Transició, les
institucions públiques, que han declarat el 2006 Any de la Memòria Històrica, s’han fet
ressò de la necessitat de la reparació moral de les víctimes del franquisme i de
l’enfortiment de la cultura democràtica.
DOSSIER
El dret a la memòria
Ús i abús de la memòria. Mayayo, Andeu
Recuperació de la memòria històrica o reparació moral de les víctimes?. Mayayo, Andeu
El Memorial Democràtic en les polítiques públiques de la memòria. Vinyes, Ricard
Digitalitzant el record. Solanilla, Laura
Quan el puny tapa la pancarta. Andreu, Marc
Maternitat d’Elna
OLIVA BERENGUER, Remedios. Éxodo. Del campo de Argelès a la maternidad de Elna.
Barcelona: Viena Edicions i Arxiu de la Memòria Popular de la Roca del Vallès, 2006.
L'any 1939, a conseqüència de la Guerra Civil espanyola, Remedios Oliva tingué que
creuar la frontera per tal de refugiar-se a França amb la seva família. Més de setanta anys
després, ha recollit en aquest llibre els intensos records d'aquella època. Destca el
testimoni de la seva estada en la maternitat de Elna, un document excepcional que esn
permet conèixer des de dins aquest singular Centre, creat per la suïssa Elisabeth
Eidenbenz. Aquest llibre és l'obra guanyadora de la VIII edició del premi Romà Planas i
Miró, de memorials populars i organitzat per l'Arxiu de la Memòria Popular de la Roca del
Vallès.
Victor Guíu
Bajo Martín
LA MEMORIA….
Víctor Manuel Guíu Aguilar
Cuando vi a aquel hombre, anciano, pero robusto y entero, digno y heroico, sentado junto
a mi, en el emotivo acto organizado por la Comarca del Bajo Martín y el Centro de Estudios
del mismo nombre en Urrea de Gaén, pasaron por mi cabeza miles de cosas.
Recordaba historias de vencidos y vencedores. Recordaba a mi familia y a tantas familias
que tuvieron que sufrir los avatares de unas guerras inciviles promovidas por un grupo de
militares fascistas en un golpe de estado que, suponían, sólo iba a durar unos días. El
terror se apoderó de los dos bandos, pero sólo uno fue el que quiso romper la legalidad
vigente.
El 36 se llevó las esperanzas e ilusiones de gente que creía en que mejorar el mundo era
posible. Y se llevó la vida de miles de españoles que se encontraron en frentes que no
eran los suyos, en frentes que desconocían, que ignoraban, mientras los de siempre
provocaban un desorden que alimento sus ansias de poder.
Décadas de dictadura fascista silenciaron nuestra historia, y nos la sustituyeron por
interminables listas de reyes godos y silencios forzados. También originaron exilio, olvido y
muertos en campos de concentración. Cuando empezamos a trabajar en este proyecto y la
mayor parte de la gente del Martín hablaba de los nazis como algo lejano, me acordaba de
aquellas decenas de bajoaragoneses que sufrieron la página más negra de la historia de la
humanidad. Parece ser, nadie lo sabía, o nadie lo quería recordar…
Y pensando, pensando digo, se levantó Paulino de la silla, y una vez entregada la placa,
dijo las palabras más sinceras palabras de todas las jornadas: “Solidaridad y unión entre
todos los españoles”. Su viva España recordaba aquella España de la tricolor, de las
ilusiones… Aquellas palabras venían de alguien a quien durante décadas le negaron su
pasaporte. Las lágrimas de las familias de los deportados, me devolvieron a la realidad.
Entonces supe porqué habíamos organizado todo aquello. Por la salud, la justicia, la
higiene democrática y la libertad de todos los españoles, vengan de donde vengan…
Víctor Manuel Guíu Aguilar es presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín.
[email protected]
Historia del
Presente
Entresiglos
IES Sefarad
Archivo
Fuenterroca
Giménologues
Polémica
Antonio Téllez
Han sido editado el número 7 de la revista Historia del Presente (expediente La República
aislada: ¿Por qué la no intervención) y la monografía 3 de Historia del Presente (Abdón
Mateos y Angel Herrerín (eds.), La España del Presente. De la dictadura a la democracia,
Madrid, Historia del Presente, 2006, monografía 3). En el primero de ellos aparece un
artículo de Javier Rodrigo titulado “El individuo y la clase. Conversación con Paul Preston”.
Os comunico la nueva direccion web de la revista de Historia Oral y Memoria Histórica que
publicamos en mi instituto, el IES. Sefarad, de Fuenlabrada (Madrid). Desde este dominio
podéis descargaros los números publicados en formato pdf: http://www.entresiglos.es
El Archivo Fuenterroca, es producto de la vida y actividad profesional del que fuera Fiscal
General de la República en los años 1933 y 1934, Antonio Marsá Bragado (1877-1965). A
lo largo de los años más convulsos de la Historia de España, Antonio Marsá no sólo
participó activamente en la política y sociedad del momento, sino que guardó de manera
escrupulosa documentos, publicaciones y libros de esos años del pasado siglo, tan
cercanos y a la vez tan desconocidos. Su archivo, está compuesto en su mayoría por
documentos textuales manuscritos e impresos y fotografías sobre papel; existen materiales
desde 1850 hasta 1950, siendo los años de mayor producción documental los
comprendidos entre 1901 y 1935. En la actualidad, su archivo personal está siendo
descrito, ordenado y clasificado, para poner a disposición de los usuarios que lo deseen,
esta interesante documentación. Colaborando a la investigación histórica, intentando reunir
y conservar la memoria de un pueblo y facilitando a los estudiantes la aproximación a este
complejo periodo de la historia de España, os invitamos a entrar en los comienzos del siglo
XX. http://www.archivofuenterroca.colladomediano.es/
Para los que tienen una conexión ADSL, vais rapidamente a ver estos extractos del
espectaculo teatral de Fabrice Taponard, sacado del manuscrito de Antoine Gimenez.
Pulsar en el boton 23/05/06 "Théâtre des clochards célestes".
http://www.recmag.com/recmag/06actuspe.html
Polemica Nº 88
Un año sin Antonio Telléz
Recopilación de Articulos de Antonio Telléz.
Con motivo del primer aniversario de la muerte de nuestro compañero Antonio Telléz, la
redacción de Polemica ha iniciado la recopilación de sus artículos publicados en nuestra
revista.Estos artículos publicados a lo largo de casi dos décadas, regogen importantes
documentos de la memoria historica del mivimiento libertario y la cronica de un buen
puñado de luchadores de la clandestinidad antifranquista.
La forma en que publicaremos este material dependerá de nuestras posibilidades
económicas.Quienes esteis interesados en ello, hacédnoslo saber.En función del numero
de respuestas podremos calcular nuestras posibilidades.
También agradeceremos todas las sugerencias , material, textos o fotografias que podais
proporcionarnos para contribuir a este proyecto.
Los envios a:
Apartado de correos 21005- 08080 Barcelona.
[email protected]
http://www.polemica.org
CERIB
Ribagorza
Los Olvidados
Ayudas Gobierno
Aragón
Amnistía
Internacional
Archivos
Salamanca
IV Jornades d’Estudis del Centre d’Estudis Ribagorçans (CERIb)
“CONFLICTES. Diàleg i Cultura al Pirineu”
(Dies 30 de juny, 1 i 2 de juliol de 2006 al Pont de Suert, Ribagorça)
Organitza: Centre d’Estudis Ribagorçans
Col·laboren: Institut Ramon Muntaner, Instituto de Estudios Altoaragoneses, Ajuntament
del Pont de Suert, Consell Comarcal de l’Alta Ribagorça, Universitat de Lleida, Universitat
Autònoma de Barcelona.
Reconeixement de Crèdits de Lliure Elecció a la UAB i la UdL.
Programa (conferenciants):
Jordi Riba (Filòsof, Barcelona): El conflicte com a eina de diàleg.
José Ángel Bergua (Sociòleg, Universitat de Saragossa): Pirineus i societat, de les
diferències culturals i les paradoxes.
Patrici Pojada (Historiador, Universitat de Tolosa, França): Història i conflicte a
través dels Pirineus.
Antonieta Jarné (Historiadora, Universitat de Lleida): Dona i guerra a les terres
pirinenques.
Joan Lluís Lluís (Escriptor, Perpinyà): La literatura de frontera en català, un món
entre conflictes.
Ramon Sistac (Professor, UdL, IEC): Ribagorça: llengua en conflicte o llengua en
pau?
Santiago Palazón (Biòleg, Departament de Medi Ambient i Habitatge): L’ós,
reintroducció sense diàleg?
+ Taules Rodones diumenge 2 de juliol sobre la visió des del món associatiu del Pirineu.
Termini per presentar comunicacions (1 títol + resum breu) abans del 15 de juny de 2006.
(Tota comunicació presentada serà publicada a la revista Ripacurtia). Idiomes: català,
aragonès (en qualsevol de les seves variants) o castellà.
La directora general de Cultura, Pilar Navarrete, presentó el libro-DVD editado por el
Departamento de Educación, Cultura y Deporte en el que se recogen los cortometrajes de
realizadores aragoneses que fueron seleccionados por el jurado del Premio Los Olvidados
en el Festival de Cine de Huesca y el Semana del Cine y la Imagen de Fuentes de Ebro.
Ambos certámenes comparten desde la pasada edición el patrocinio por parte del
Gobierno de Aragón del Premio Los Olvidados con el que, además de homenajear al
cineasta Luis Buñuel, se pretende estimular la creación audiovisual aragonesa. En la rueda
de prensa participará el director del Festival de Cine de Huesca, Pepe Escriche, y el
director de la Semana del Cine y la Imagen de Fuentes de Ebro, José Antonio Aguilar.
Asimismo, participarán los dos realizadores que resultaron finalistas: Fernando Vera y Pilar
Gutiérrez. Fuente: Gobierno de Aragón
La Comisión de Educación y Cultura, en sesión celebrada el día 31 de mayo de 2006, con
motivo del debate de la Proposición no de Ley núm. 88/06, sobre la convocatoria de
ayudas y subvenciones para la recuperación de la memoria histórica, ha aprobado lo
siguiente:
«Las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a abrir, con cargo al ejercicio
presupuestario de 2007 y sucesivos, una (o varias) convocatoria(s) pública(s) de ayudas y
subvenciones para proyectos dirigidos a la recuperación de la memoria histórica de la
lucha por la democracia en Aragón, o en relación con Aragón, durante el periodo
comprendido entre 1931 y 1980.»
Recientemente Amnistía Internacional (AI) ha tenido acceso al acta donde se da cuenta del
resultado de la moción presentada el 4 de mayo de 2006 en el Ayuntamiento de
Salamanca donde se recogía una propuesta de AI a favor del acceso de las víctimas del
franquismo y la guerra civil a la documentación existente en el Archivo Histórico Provincial.
Dicha moción se hacía eco de los datos recogidos en sendos informes de esta
organización (http://www.es.amnesty.org/cms/paises/espana/pagina/victimas-de-la-guerracivil-y-del-franquismo/ ).
Contenido de la moción (véase documento adjunto en pdf): “El Pleno del Excmo.
Ayuntamiento de Salamanca acuerda: Instar a la Junta de Castilla y León a que dote al
Archivo Histórico Provincial de Salamanca de los medios humanos y materiales necesarios
para inventariar los fondos relacionados con la represión franquista, y actualmente
depositados en el mismo, así como a que arbitre las medidas necesarias para que esta
documentación pueda ser consultada por las personas interesadas hasta que se complete
el inventario de la misma”.
El resultado de la votación fue el siguiente: “El Excmo. Ayuntamiento Pleno, por 12 votos a
favor (Grupo Socialista) y 15 en contra (Grupo Popular) acuerda desestimar la moción”.
A las puertas de la presentación por parte del Gobierno de España de un proyecto de ley
que ampare a las víctimas y de una condena por parte del Parlamento Europeo del
franquismo (que implantó un sistema de terror y violó de forma sistemática los derechos
humanos hasta su desaparición en 1975); y considerando que aquel régimen ha sido ya
repudiado tanto por el Consejo de Europa como por la ONU, no es admisible oponerse a
medidas de apoyo a las víctimas.
Ante esta situación AI:
- Manifiesta su acuerdo con el contenido de dicha moción que suponía un apoyo a las
víctimas del franquismo y la guerra civil.
- Señala el desprecio mostrado por el Ayuntamiento de Salamanca hacia las víctimas.
- Quiere destacar el escaso interés de este Ayuntamiento por los archivos de la ciudad y
especialmente por el Archivo Histórico Provincial.
- Invita a las autoridades a poner fin a las medidas discriminatorias existentes hacia las
víctimas del franquismo y la guerra civil.
- Anima a las autoridades municipales a que adopten una postura de apoyo hacia las
víctimas de violaciones de derechos humanos y sus asociaciones.
Para más información:
Genaro Luis García López (Coordinador Amnistía Internacional Salamanca):
[email protected], 690037627.
Salamanca, 23 de junio de 2006
Rosalía Sender
Congreso GCE
Madrid
La altoaragonesa Rosalía Sender Begué presentó en Zaragoza su nueva obra titulada
“Luchando por la liberación de la Mujer. Valencia, 1969-1981”. En el libro esta autora
oscense afincada en Valencia relata la actividad de toda su vida en defensa de la
democracia y de los derechos femeninos. Rosalía Sender cuenta en primera persona su
participación y su aportación al Movimiento Democrático Feminista del País Valenciano y a
la presencia de las mujeres en la política y el sindicalismo. “Luchábamos por conquistar la
igualdad, pero al mismo tiempo luchábamos contra el franquismo”, recuerda la autora, que
prosigue señalando que “nos dimos cuenta de que no era suficiente con luchar por asuntos
sectoriales, que no estaban dirigidos a la liberación femenina. Por ello vi el cielo abierto
cuando nació en el año 69 el Movimiento Democrático de Mujeres”. La estructura y
actividades de este organismo también se relatan en el libro. “Éramos una organización
interclasista y unitaria, porque había que mejorar la situación de las mujeres, que fueran
ricas o pobres sufrían las mismas discriminaciones”, comenta la autora. “Cuando
conseguimos algunos de los derechos básicos hubo muchas que querían centrarse en
temas específicamente femeninos, como la píldora anticonceptiva, por ejemplo. Pero yo
siempre he pensado que eso no es suficiente, porque todavía hay que conseguir la
verdadera igualdad”, añade. Fuente: Diario del Altoaragón
Se ha hecho público el programa del Congreso Internacional “1936-39: La Guerra Civil
española”. Podéis consultarlo y descargároslo en formato pdf en la página web
http://www.congresoguerracivil.es/ (vínculo "Contenidos del congreso"). También se ha
abierto una convocatoria pública de ámbito internacional para la presentación de
comunicaciones, cuyo plazo concluye el próximo 23 de julio. El comité científico
seleccionará las que aborden con mayor rigor y coherencia los distintos aspectos
temáticos del congreso para su lectura pública y posterior publicación en las actas. La
organización ha previsto, asímismo, la concesión de bolsas de viaje a los autores de
comunicaciones seleccionadas que residan fuera de Madrid. Para más información, y en
general para cualquier consulta en relación con éste, me tenéis a vuestra disposición en
la dirección de correo [email protected], o en el teléfono 91.310.00.21.
ARAMA
Asturias
Ken Loach
Tesoros nazis
Puede visitarse la web de la Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar
Asturiana 36/37 (ARAMA) www.arama.org.es
The wind that shakes the barley, la película de Ken Loach distinguida con la Palma de Oro,
relata, a través de la historia de dos hermanos, la lucha de los republicanos irlandeses
contra los ocupantes británicos en 1920 y la guerra civil que siguió entre los partidarios del
tratado que otorgaba a una parte de Irlanda una autonomía parcial y los que exigían una
independencia total. "Espero que nuestra película sea un paso, aunque pequeño, para
que los británicos se enfrenten a su pasado imperialista", señaló Loach, un
izquierdista militante y firme defensor del compromiso político en el arte. "Las guerras que
hemos visto, las invasiones que se producen hoy en todo el mundo, son hechos a
los que la gente no puede dar la espalda --declaró el director tras recibir el premio--. Y
que nuestro trabajo refleje esas realidades es algo muy importante para la salud del
cine. Es emocionante ver que las películas pueden tratar esos asuntos y no limitarse
a ser un complemento para las palomitas". Loach es consciente de que su mirada al
pasado tiene también una lectura en presente. "Es la historia de un ejército de
ocupación que está allí en contra de la voluntad de la gente. Los soldados oprimen a
la población autóctona, se convierten en racistas, matan sin ser castigados. Es
legendaria la brutalidad de los británicos en Irlanda en esa época. ¿Qué recuerdo
dejará la ocupación de Irak?". Fuente: El Periódico de Catalunya
La búsqueda de las alrededor de 100.000 obras de arte robadas por los nazis y aún no
identificadas se beneficiará a partir de ahora de un sitio web en internet, que ha sido
lanzado en Londres con una amplia base de datos. El Swift-Find Looted Art Project
(www.swift-find.com ) es un inventario que pueden consultar gratuitamente las casas de
subastas, los museos y los particulares antes de la adquisición o la venta de una obra. La
web les permite verificar que la obra no forma parte del botín gigantesco acumulado por los
nazis. Tras un año de gestación, el sitio presenta ya 25.000 cuadros, esculturas y objetos
preciosos cuyos propietarios fueron expoliados y que aún no han sido recuperados. SwiftFind ha sido creado principalmente para ayudar a las familias víctimas del holocausto,
declaró Shauna Isaac, directora del sitio web, que invita a las familias a que registren las
obras desaparecidas. Tras la caída de la Alemania nazi en 1945, los aliados reenviaron la
mayoría de las piezas robadas a sus países de origen. Muchos de estos países colocaron
las obras no reclamadas en museos. Sesenta años después, continúan las pesquisas para
intentar recuperar los bienes robados. Así, el pasado enero Austria restituyó cinco obras
maestras del pintor Gustav Klimt a la heredera americana de una familia judía austriaca
expoliada por los nazis. Los Países Bajos, por su parte, han sido obligados a devolver más
de 200 pinturas a la familia del coleccionista judío neerlandés Jacques Goudstikker,
asesinado por los nazis. Fuente: La Vanguardia
En el primer comunicado –12 de Mayo- de “todoslosnombres” se informaba de la puesta
en marcha –el 14 de Abril- de este proyecto que, afortunadamente, se está convirtiendo en
realidad. Ese 12 de Mayo la BASE DE DATOS contaba con 5.881 nombres
correspondientes a andaluces y andaluzas que sufrieron la represión (fusilamientos, cárcel,
trabajos forzados, exilio.. ), hoy andamos por los 7849 así como con 20 MICROBIOGRAFIAS remitidas por colaboradores activos (personas y grupos) del proyecto. La
sección de NOTICIAS intenta, que al menos, un día sí y el otro también, se haga eco de
aquello que habitualmente no suele verse en las páginas, las pantallas y oírse en los
medios de comunicación. Convocatorias de actos, programas de TV (esos que se emiten a
horas “accesibles”), etc.. aunque seguiremos diciendo que no se persigue hacer una
Todoslosnombres
agenda, ni tampoco el clásico “recortes” de prensa. La sección de BIBLIOTECA /
VIDEOTECA básica para la Recuperación de la Memoria Histórica, donde ir incorporando
aquellas obras (libros, trabajos de investigación, tesis, películas, documentales, reportajes,
etc..) fundamentalmente de carácter local y que coincida con los objetivos de este
proyecto, se atrasará un poco su puesta en marcha, pues hasta ahora no ha habido
respuesta. Sí deciros que en los próximos días se cerrará el programa de las Jornadas, de
carácter andaluz, que sobre este proyecto se tiene previsto celebrar el 19, 20 (sesiones de
tarde con Conferencias y Mesas Redondas) y 21 (sesión de taller dirigido,
fundamentalmente, a los colaboradores del esta iniciativa) de Octubre en Sevilla, con el
patrocinio de la Fundación El Monte. www.todoslosnombres.org
Papeles de
Salamanca
Lleida
13 rosas
Amical de
Mauthausen
Vinaròs
Residencia de
Estudiantes
Madrid
Unas 2.500 personas han visitado la exposición de los 'papeles de Salamanca' en el
Archivo Histórico de Lérida, que se ha clausurado, en la segunda ciudad tras Barcelona en
acoger la muestra 'El retorno de los documentos confiscados a Catalunya'. La exposición,
que se abrió el pasado 9 de mayo en Lleida, consta de documentos relacionados con la
provincia y, dividida en tres bloques, hacen un repaso a la historia de un periodo duro
como el que supuso la Guerra Civil en Catalunya para muchos de sus ciudadanos. Entre
los documentos que se han expuesto en Lérida están los relacionados con el
Ayuntamiento de Cervera, los Consejos Municipales o el movimiento de refugiados de
guerra. También hay un telegrama de felicitación de la Cámara de Comercio de Lleida a
Francesc Macià. La exposición, que ha sido solicitada por otros ayuntamientos leridanos
como son el de Alguaire, Solsona, Cervera, Tàrrega y Viella, viajará ahora a Amposta
(Tarragona). Fuente: Europa Press
Tuvo lugar en la Casa de América en Madrid el acto de presentación del documental sobre
las 13 rosas titulado, "Que mi nombre no se borre de la historia". (Delta Films) 2006,
dirigido por José María Almela y Verónica Vigil. El nombre del documental está extraido de
la carta de ultima voluntad de una de las jovenes (12 lineas, y solo a las que aceptaban ir a
misa), concretamente Julia Conesa. En el documental se entrevista a la historiadora Mirta
Núñez Díaz-Balart, profesora titular en la Universidad Complutense de Madrid, quien hace
una magnifica semblanza del sistema represivo y judicial creado por la maquinaria
franquista. Asimismo al periodista Jacobo Blanco Cicerón, autor del articulo "las trece
rosas" publicado en 1985 en Historia 16, primero monografico escrito sobre el tema.
Santiago Carrillo, secretario general de las JSU, habla de la creacion y la importancia de
esa organización y finalmente las supervivientes compañeras de cárcel, cuyos testimonios
nos dejaron sobrecogidos. Nieves Torres, Mari Carmen Cuesta, Concha Carretero, Maruja
Borrell, y Ángeles García-Madrid que pasaron entre 3 y 16 años en la cárcel y numerosas
torturas. Tambien estaban familiares de algunas de las Rosas.
Haber conseguido sobrevivir al holocausto nazi no es un recuerdo fácil de olvidar. Es por
ello que la Asociación Amical de Mauthasen, que agrupa a supervivientes de este campo
de exterminio, se reunió ayer en Vinaròs para celebrar su Asamblea Anual en honor al
vinarocense Francisco Batiste Baila, Medalla de Oro de la localidad y autor del libro El sol
se extinguió en Mauthausen. Diferentes actos que estuvieron cargados de una
extraordinaria emotividad y que culminaron a primera hora de la tarde con la elección de
Rosa Toran como nueva presidenta de esta asociación, la cual centra todos sus esfuerzos
desde el año 1978 en dar a conocer los crímenes que se cometieron en los campos de
exterminio nazis, especialmente en el de Mauthausen, donde estuvo cautivo Francisco
Batiste Baila. También se visitó el monumento en homenaje a las víctimas vinarocenses
del exterminio nazi, en donde se realizó una ofrenda floral mientras se escuchaba una
canción compuesta por soldados presos en 1933 como respuesta a una paliza propinada
por las SS (unidad paramilitar del Partido Nazi a la que se le concedió el control de los
campos de concentración). Uno de los momentos más especiales se vivió con la
intervención de Francisco Batiste, que agradeció el apoyo y el cariño de todos los
asistentes. En el paraje de la ermita Sant Sebasti se plantó también un olivo, en recuerdo
de las víctimas del exterminio nazi. "Ha sido una jornada muy importante donde sólo
podemos dar gracias a Vinar²s por la gran acogida que nos ha dispensado, así como a
Francisco Batiste", declaró Toran. Fuente: Mediterráneo
Fue el primer centro cultural creado en España y estaría hoy cerca del siglo de vida si no
se hubiera cruzado por su camino una guerra civil. Lugar de acogida de creadores,
literatos e intelectuales, la Residencia de Estudiantes celebra los 20 años de su segunda
etapa, después de que José García Velasco recuperara la iniciativa y el nombre de esta
institución un 12 de junio de 1986. Fundada en 1910 por la Junta para Ampliación de
Estudios e Investigaciones Científicas y dirigida hasta 1936 por Alberto Jiménez Fraud, la
Residencia de Estudiantes alojó en esta etapa a ilustres españoles como García Lorca,
Dalí, Buñuel, Dámaso Alonso, Alberti, Juan Ramón Jiménez, Severo Ochoa o Ramón y
Cajal. Pero la guerra civil truncó aquella primera fase, en un momento en el que la
Residencia "miraba hacia el futuro y era un lugar abierto a Europa y al mundo", según
reconocía hoy su actual presidenta, Alicia Gómez Navarro. Y con este espíritu de mirar a la
historia más reciente y el de estar atentos al futuro, José García Velasco, actual director
honorario de esta institución, acometió en 1986 la segunda etapa de la Residencia de
Estudiantes con un acto simbólico, el de la recuperación del nombre, que tuvo lugar el 12
de junio. Para esta segunda andadura, los propósitos fueron en dos direcciones: recuperar
la memoria de la Edad de Plata -uno de los períodos más fructíferos de la historia reciente
de España- y estar atentos a los retos de la sociedad de la información. Y en los 20 años
desde aquel día, se han celebrado más de 1.100 actos, protagonizados por unos 2.500
especialistas. Hispanistas e historiadores como Raymond Carr o Juan Pablo Fusi;
escritores como Mario Vargas Llosa, John Berger, Antonio Muñoz Molina o Javier Marías;
cineastas como Víctor Erice o Arturo Ripstein; músicos como Sergio Celibidache o Yehudi
Menuhin, y científicos como Francisco Ynduráin o Joaquín M. Fuster han contribuido a
recuperar la memoria más reciente o a dibujar el porvenir de la cultura en esa larga lista de
actividades. Para celebrar estas dos décadas, la Residencia celebra esta noche un acto en
el que tiene previsto asistir el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; la
ministra de Educación, Mercedes Cabrera; el presidente del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas, Carlos Martínez; Natalia Jiménez Cossío, hija del fundador;
José García Velasco y Alicia Gómez Navarro. Fuente: El País
Jornadas Santa
Cruz de Moya
Pollença
Del 28 de septiembre al 1 de octubre se celebrarán en Santa Cruz de Moya (Cuenca) las
VII Jornadas “El maquis. Crónica rural de la guerrilla española. Memoria histórica viva”.
El proper divendres dia 30 de juny a les 20,00 hores al Centre Cultural de Pollença es
presentarà el llibre "Artesania a les presons feixistes". Es tracta d'un recull dels dibuixos,
artesania, documents, fotografies realitzats pels presos pollencins als camps de
concentració i les presons feixistes i que varen estar exposats al Museu de Pollença durant
el mes d'abril d'enguany. Fuente: http://www.memoriadelesilles.org
PREMI "ANTONI FRAU I SANS" DE TEATRE
Antoni Frau i Sans va ser un dinamitzador cultural i activista polític que va viure a l'Arraval
de Santa Catalina. Membre de l'Agrupació Socialista de la barriada era tipògraf d'ofici. Va
ser un gran aficionat al teatre. Va organitzar i dirigir distints grups de teatre al Terreno i
Santa Catalina. Una de les obres que va posar en escena fou "La Garra", de Manuel
Linares Rivas (1867-1938). Obra anticlerical i considerada escandalosa, va motivar la
intervenció de l'arquebisbe Miralles a través del capellà d'El Terreno per intentar impedir la
Premi Antoni Frau seva representació, feta el 3 de febrer i 1 de març de 1934. Fou autor de diverses obres
i Sans
teatrals de les quals només ha sobreviscut el juguet còmiclíric Mar Gran. Detingut al seu
Palma
domicili per un escamot de falangistes va ser assassinat a l'hemicicle del cementeri nou de
Palma. Amb la intenció d'honrar la seva memòria i la dels anònims dinamitzadors de la
vida social i cultural de la Mallorca dels primers anys trenta Plaguetes del Raval, l'editorial
Can Sifre i l'Estudi de Disseny Santi Palou convoquen aquesta I edició del Premi "Antoni
Frau i Sans" de teatre. Els treballs s'han de presentar a la següent adreça: Plaguetes del
Raval, apartat de correus 1582, 07080 Palma (Mallorca). El termini de presentació acabarà
el 15 de setembre de l'any en curs. http://www.memoriadelesilles.org
Valljunquera
Pruneda
Ya se puede visitar el Museo de la Memoria Histórica del Matarranya de Valljunquera los
sábados y domingos de 10:30-13:00 horas. Ubicado en unas cuevas que fueran utilizadas
como refugios durante la Guerra Civil, el Museo consta de tres salas una de ellas dedicada
a exposiciones temporales. El visitante puede disfrutar de un recorrido histórico,
principalmente a lo largo del siglo pasado, de la comarca del Matarraña a través de la
información de personajes relevantes como Desideri Lombarte, Braulio Foz, Santiago
Vidiella, Maties Pallarés o Joan Cabré, las fiestas, juegos populares, los pueblos y sus
gentes. La sala temporal está abierta para organizar exposiciones y nuevas propuestas de
todo el mundo. Más información al teléfono del Ayuntamiento de Valljunquera: 978
854100 [email protected]
“Pruneda”
José Serafín Aldecoa
Heraldo Teruel
En estos días de fastos republicanos con motivo del 75 aniversario de la II República
española (1931-1936), no seríamos justos si relegásemos a la figura más preclara del
republicanismo turolense del siglo XIX: Víctor Santos Pruneda Soriano.
Su tumba se halla en el cementerio de Teruel pero muy poca gente lo sabe. Es algo así
como un muerto ilustre pero voluntariamente ignorado, como si a pesar de sus múltiples
vivencias por el Teruel decimonónico, se hubiera hundido en el agujero profundo del
ostracismo. Seguramente cayó en el olvido porque fue republicano y, como agravante,
federal, por lo que se le aplicó la pena capital: ser borrado de la toponimia urbana de la
ciudad en la que daba nombre a la Ronda.
Gallego de El Ferrol (Coruña), nació en 1809 pero por cosas del destino en 1928 fue a
parar a El Poyo, cuando aún no se llamaba “del Cid”, donde compaginó su labor de
maestro con la de secretario y donde permanecería unos años hasta instalarse
definitivamente en Teruel, lugar en el que iniciaría su andadura política.
La actividad desplegada por Pruneda en Teruel fue ingente ya que fundó el Partido
Republicano Democrático Federal; presidente de la Sociedad Económica Turolense de
Amigos del País; colaborador asiduo del Liceo Turolense.... y, además, fundó en 1841 un
periódico (El Centinela de Aragón ) de influencia y difusión nacionales desde una pequeña
ciudad con pocos más de 9000 habitantes. Por su “enorme sentimiento turolense”,
Fernández Clemente, su “descubridor”, lo califica como “el más y mejor turolense de los
tiempos contemporáneos”.
Fue elegido alcalde de Teruel en tres ocasiones y como tal planteó la construcción de
actual Ayuntamiento; también ocupó cargos políticos como jefe de milicias, diputado
constituyente e incluso gobernador de Zaragoza con la I República.
Pudiera parecer que la vida de este convencido republicano hasta la muerte fuera regalada
pero no sucedió así: sufrió varios destierros y confinamientos (Canarias, Morella, Francia
...) que supusieron su alejamiento forzoso y temporal de Teruel; padeció cárcel en dos
ocasiones por sus planteamientos políticos a favor de la democracia y de la libertad; pasó
penurias económicas en momentos de su trayectoria vital y otras muchas vicisitudes. Pero
lo que más llama la atención de Víctor Pruneda es su trayectoria política íntegra, honesta y
coherente que le llevó a defender unos ideales como la lucha contra la esclavitud, contra la
corrupción política, contra la pena de muerte ... Un buen espejo en el que deberían mirarse
los políticos actuales.
Estas líneas, la reciente dedicación de una calle junto al Instituto de Enseñanza
Secundaria Ibáñez Martín de Teruel y la meritoria biografía (Rolde) que escribió José
Ramón Villanueva (Víctor Pruneda. Una pasión republicana en tierras turolenses ) no son
más que un minúsculo homenaje a su grandeza como político y como persona.
Vicente Iranzo
“Vicente Iranzo”
José Serafín Aldecoa
Heraldo Teruel
El 23 de marzo de 1931 el periódico "jAdelante!" daba la noticia de que en Teruel se había
constituido el Comité provincial de la Agrupación al Servicio de la República (ASR), partido
fundado en Madrid por intelectuales como Pérez de Ayala, Marañón y Ortega y Gasset. La
mitad (cinco) de los componentes de dicha Junta eran médicos como también lo era el
primer alcalde republicano, José Borrajo. Este dato y otros más en los que no nos
extendemos confirmarían la importante contribución de estos profesionales, junto al cuerpo
de maestros, al advenimiento de la II República.
El que iba a presidir tal Comité era Vicente Iranzo Enguita (Cella, 1889-Madrid, 1961),
persona que desplegó una gran actividad política y cultural a lo largo de su vida,
empezando por la amplitud de sus estudios: Magisterio, Derecho y Medicina. Como
médico ocupó la presidencia del Colegio de Médicos hasta 1934 y fue fundador de la
Unión Sanitaria, entidad que agrupaba a farmacéuticos, practicantes y veterinarios de la
provincia.
Hombre moderado, de centro derecha, se implicó intensamente en la política de su tiempo
participando en mítines, conferencias, reuniones, manifestando en todo momento su
pensamiento republicano que habría que incluir dentro de esos a los que se denominaba
"burgueses".
El mismo 14 de abril por la noche, día que se proClamó la República en Teruel, y dentro
del reparto de poder que hubo dentro de la Conjunción Republicano-Socialista ganadora
de las elecciones, ocupó provisionalmente el puesto de gobernador civil junto a Juan
Sapiña (director de "iAdelante!") que se hizo cargo de la Secretaría. Fue elegido diputado
en las Cortes Constituyentes de junio de 1931 dentro de la Candidatura Republicana
Popular y otra vez en 1933, aliado esta vez con los radicales a través del Partido
Republicano Independiente que él había fundado. Su considerable prestigio dentro del
mundo político le llevó a ser tres veces ministro aunque fuera por pocos meses. La primera
ocasión ocupó la cartera de Marina con el Gobierno de Lerroux en septiembre de 1933 y
un mes más tarde la de Guerra con Martínez Barrio, mientras que en abril de 1934
ocuparía la de Industria y Comercio. Se presentó de nuevo a las elecciones de 1936 como
independiente pero no fue elegido y dejó sus actividades políticas para dedicarse a su
labor médica.
Desde marzo de 1932 se empezó a editar en Teruel un nuevo semanario, "El Faro",
fundado por el propio Iranzo, y a pesar de haberse disuelto la ASR, la Agrupación
turolense acordó continuar con el proyecto hasta fmal del año. A través de las páginas de
"El Faro", nuestro protagonista y sus colaboradores publicaron toda una serie de estudios y
reflexiones sobre las perspectivas de los principales sectores económicos de la provincia.
Obviemos por una vez al absolutista Calomarde, el de Villel, el de "manos blancas no
ofenden", y rescatemos del olvido a otros "ministros" que también lo fueron.
Ibáñez Martín
Germinal
“Ibáñez Martín”
José Serafín Aldecoa
HeraldoTeruel
Ocurre a menudo con ciertos personajes (Martín Villa, Fraga, López Bravo ... ) vinculados
al Franquismo que la pátina del tiempo ha desdibujado o difuminado los contornos de su
personalidad, vaciándola de contenido en muchos casos, y presentando su acción política
como inocua y neutra. Como paradigma de esta visión aparece José Ibáñez Martín (Valbona, 1896- Madrid, 1969). Ha contribuido en gran medida la hagiografía franquista que nos
ha mostrado al personaje con vasta formación (licenciado en Derecho y Filosofía y Letras),
amplia erudición, finos modales, almibarado estilo en el trato, brillante pluma ...
Pero luego está la otra cara política, la más cruda de Ibáñez Martín que en sus inicios
estuvo asociada a sectores ultraconservadores como la Unión Patriótica de Primo de
Rivera con la que fue presidente de la Diputación de Murcia. En la II República fue
diputado del sector más derechista de la CEDA (Confederación Española de Derechas
Autónomas) y al producirse el levantamiento militar de 1936, se refugió en la embajada de
Chile hasta que pudo pasarse al bando nacional, en el que Franco, en plena guerra, le
encargó -y él desarrolló con ímpetu- una campaña propagandística en Hispanoamérica a
favor de la causa de militares sublevados que ya habían constituido el Gobierno de
Burgos.
Accedió al cargo de Ministro de Educación un mes después de acabada la Guerra Civil y
permaneció en él 12 años. Como ministro, defendió la postura nacional católica, la
duradera Ley Universitaria de 1943 y la expansión de la enseñanza de centros de la
iglesia. A partir de 1943 fue designado miembro nato de las Cortes organizadas por
Franco, donde permaneció ocho legislaturas y ocupó la dirección del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas y, como tal, favoreció el ascenso en este organismo de
destacados miembros del Opus Dei.
Fue en esos doce años el máximo responsable y autor último de la depuración de
docentes republicanos, con ideas progresistas mediante la firma de resoluciones represivas que apartaron de la docencia a muchos de ellos, condenándolos a la cárcel, a la
muerte, al exilio y a la desesperación, y convirtiendo la Universidad, los institutos y la
Escuela española en un páramo cultural, coto exclusivo de sectores ultraderechistas del
emergente Franquismo.
Con este currículum y después de treinta años de la muerte de su mentor, todavía existen
centros educativos en Murcia (Lorca), Teruel y Utrillas que ostentan su nombre. Paradójico
es que tengamos un hospital con nombre de obispo, pero resulta una paradoja aún más
tétrica que se mantenga esta toponimia urbana cuando en los colegios e institutos se
habla. de democracia y de derechos humanos. El Proyecto Memoria Amarga del Gobierno
de Aragón ni se ha enterado, esperemos que el Gobierno central, socialista, tome nota de
la cuestión y la incluya en esa Ley de la Memoria que duerme - y dormirá seguramente- el
sueño de los justos.
Germinal. Revista de Estudios Libertarios
Sumario nº 1
- Carta de la redacción
- Otra vuelta de tuerca: las interpretaciones del arraigo del anarquismo en España, ¿sigue
la polémica?, por Javier Paniagua
- La insumisión voluntaria. El anarquismo individualista español durante la Dictadura y la
Segunda República (1923-1938), por Xavier Díez
- Kant y Bakunin, por Elena Sánchez Gómez
- La Escuela Moderna y la renovación pedagógica en Cataluña, por Olga Roig López
- Un enclave cenetista en una ciudad levítica: apuntes para una historia del anarquismo en
Cuenca, por Irma Fuencisla Álvarez Delgado y Ángel Luis López Villaverde
- La participación de la mujer en el origen del anarquismo en Canarias, por Raquel Pérez
Brito
- Recensiones
- Materiales
- Centros de documentación
- Convocatorias
Consejo de Redacción:
Juan Pablo Calero Delso, José María Fernández Paniagua, Alfredo González, Elena
Sánchez Gómez y Julián Vadillo Muñoz
Comité Científico:
Maurizio Antonioli (Università di Milano), Gianpietro Berti (Università di Padova), Richard
Cleminson (University of Leeds), Joel Delhom (Université de Bretagne-Sud), Alejandro
Díez Torre (Universidad de Alcalá de Henares), Luis Dorrego (New York UniversityMadrid), Isabel Escudero Ríos (UNED), Christian Ferrer (Universidad de Buenos Aires),
Agustín García Calvo (Universidad Complutense de Madrid), Roberto Giulianelli (Università
Politecnica delle Marche), José Luis Gutiérrez Molina (Universidad de Cádiz), Luigi di
Lembo (Università di Firenze), Nelson Méndez (Universidad Central de Venezuela), Teresa
Oñate Zubía (UNED), Philippe Pelletier (Université Lyon 2), Pablo M. Pérez (Universidad
de Buenos Aires), Paul Preston (London School Economics), Giorgio Sacchetti (Università
di Siena), Eugenio Trías (Universitat Pompeu Fabra), Salvo Vaccaro (Università di
Palermo), Gianni Vattimo (Università di Torino), Alfredo Vallota (Universidad Simón Bolívar
de Caracas)
Contacto:
Apartado de Correos 95. 19200 Azuqueca de Henares. Correo: [email protected]
Sumario
Julián Casanova presenta "La guerra filmada" para
TVE
Fuente: Heraldo de Aragón
"La que podríamos considerar como edad de oro del documental se sitúa entre 1933 y 1945, y
en esa época sobrevino la Guerra Civil española. Ambos bandos vieron pronto que los
documentales eran fenomenales vehículos de guerra, con un enorme impacto propagandístico,
y abordaron su producción como un elemento más de su maquinaria bélica". El aragonés Julián
Casanova, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, acaba de
completar un apasionante trabajo de investigación y divulgación: "La guerra filmada".
Se trata de una serie de ocho entregas, coproducida por TVE y la Filmoteca Nacional, que
recupera los documentales más significativos elaborados por los dos bandos durante la Guerra
Civil española.
Asepsia narrativa
Casanova ha repasado cientos de filmaciones y ha elegido las que considera más
representativas, tanto por el fondo (lo que se cuenta), como por la forma (cómo se relatan los
hechos). Así que la serie permite seguir cronológicamente la evolución de la contienda pero,
también, retrata los dos bandos en conflicto.
El historiador aragonés, autor de numerosos títulos, tan indispensables como esclarecedores,
sobre la guerra civil española, ha querido reducir al mínimo su intervención. "La serie es
documental en estado químicamente puro. He reducido mi participación al mínimo: el relato de
la guerra se hace a través de los propios documentales y no mediante las palabras del
presentador. Me he limitado a elaborar unos pequeñísimos guiones, con unas breves palabras
en las que sitúo y enmarco cada documental, y doy alguna clave para entenderlos, como quién
está detrás de la cámara, quién dirige el relato. Pero no hago comentarios e interpretaciones
personales. De ningún tipo. Sólo en el último, a la hora de hacer un balance final de las
víctimas, me he permitido expresarme como historiador".
"La guerra filmada" empezará a emitirse la noche del domingo 16 de julio en La 2, pocas horas
antes de que empiece la conmemoración del 70 aniversario del estallido de la Guerra Civil.
Consta, en total, de ocho entregas de 55 minutos. En cada una de ellas se emiten uno o varios
documentales del bando franquista o del republicano, sin cortes y respetando el lenguaje
original".
"Sólo hemos cortado un documental que se titula 'La España heroica. Estampas de la
guerra civil española', y que duraba 80 minutos, más que la entrega de la serie -apunta
el historiador aragonés-. El espectador va a ver imágenes preciosas, pero va a ver también
imágenes atroces, muy duras, aunque he intentado no poner muchas imágenes de
bombardeos o de batallas. Pero los documentales son muy crudos, por lo que se dice y el
cómo se dice, por la forma en la que se insulta al otro".
Para el espectador aragonés, la serie tiene interés añadido, y no porque Casanova haya
primado algún espacio geográfico. Pero Aragón está presente en varias entregas, desde el
documental "Milicias anarquistas en el Frente de Aragón", que se emite en el capítulo de "La
revolución social", hasta "Teruel ha caído", que forma parte de la entrega "Campos de batalla y
políticas de retaguardia". Pero también hay un reportaje sobre una gran manifestación que
hubo en Barcelona por la toma de Teruel, u otro sobre la República elaborado con guión de
Luis Buñuel... Muchos de los testimonios cinematográficos que forman parte de "La guerra
filmada" son inéditos o no han sido difundidos desde la contienda, por lo que van a resultar
toda una novedad para los cientos de miles de espectadores interesados en la Guerra Civil.
"Hay un poco de todo. Hay cintas alemanas, italianas, documentales influidos por el realismo
soviético... Hay pequeñas joyas cinematográficas y cintas que golpean muy duro al
espectador", concluye Casanova.
La República
La España sublevada
La revolución social
La defensa de Madrid
Campos de batalla y políticas de retaguardia
Una guerra internacional
Resistir, vencer, hacia el final de la guerra
La victoria
Sumario
La Asociación Batalla de Teruel finaliza su trayectoria
con una conferencia de Paul Preston
Fuente: Diario de Teruel
El prestigioso hispanista británico Paul Preston aseguró ayer en Teruel que la falta de apoyo de
Gran Bretaña a la II República fue determinante para que ésta perdiera la guerra civil. La
conjura de los sectores derechistas de ambos países favoreció el triunfo de los alzados en
armas, y lo que resulta sorprendente para el historiador no es la derrota del bando republicano,
sino que aguantara tanto tiempo.
Preston ofreció una conferencia organizada por la Asociación Batalla de Teruel sobre La guerra
civil española. Crónica de una derrota anunciada, en la que quiso subrayar el papel que jugó
Gran Bretaña en el desenlace de la contienda.
Para el historiador británico, se trata de una crónica anunciada porque “difícilmente podría
haber ganado la República”, ya que las fuerzas sociales y económicas que tenía enfrente, tanto
dentro como fuera del país, eran muy superiores.
“Lo sorprendente es el tiempo que pudo sobrevivir la República, porque tenía enfrente a la
Iglesia, el ejército, los industriales y la banca”, además de Alemania e Italia en el plano
internacional, y también Gran Bretaña y Francia.
Preston incidió en cómo la política exterior de Gran Bretaña favoreció la victoria de Franco, que
al igual que la francesa calificó de “crucial” para el desenlace del conflicto. Una política que
tuvo más en cuenta los prejuicios de clase que sus intereses estratégicos.
En este sentido, destacó cómo Gran Bretaña dio facilidades al ejército nacional para adquirir
armamento, mientras que se lo impidió al gobierno legítimo. “Los agentes republicanos tuvieron
dificultades para conseguir aviones, mientras que los franquistas en el mercado libre podían
adquirir todo el armamento que querían en Inglaterra”, puntualizó.
Prejuicios de clase
A juicio del especialista en historia contemporánea de España, quienes tomaban las decisiones
en Gran Bretaña y Francia se dejaron llevar no sólo por sus prejuicios de clase, sino también
por “cierto racismo frente a todo lo que venía del Mediterráneo, a la que veía como una raza
inferior de incontrolados”.
“Esto y el anticomunismo les hacía creer que la postura de un general como Franco era la
correcta”, indicó Preston, quien recordó la obsesión británica por frenar el avance del
bolchevismo.
Desde su punto de vista, había una conjura de derechistas españoles con sus homólogos
ingleses que hizo “fabricar la idea de que el golpe era para parar una conspiración comunista,
que era falso, pero que cuajaba en la gente porque había una obsesión anticomunista”.
Como muestra de ese sentir, Preston se refirió al posicionamiento de Winston Churchill, cuyas
opiniones recogidas en artículos de la prensa de la época sirven como un barómetro para
conocer qué pensaban las élites británicas.
Al principio, el estadista británico apoyaba a Franco y se identificaba con los valores del bando
nacional, aunque posteriormente rectificó y llegó a afirmar que “haber apoyado a Franco había
sido un auténtico error porque era apoyar al eje”, aunque el resto de la élite que diseñaba la
política exterior no lo tenía tan claro.
Francia siguió el mismo camino que Gran Bretaña porque el Frente Popular galo no se atrevía
a apoyar a sus correligionarios españoles, “por miedo a perder el apoyo británico frente a un
futuro ataque alemán”.
Un revisionismo que no tiene crédito
En opinión de Paul Preston, los revisionistas que escriben sobre la guerra civil española “son
pocos” y no se basan en investigaciones serias sino en opiniones personales.
“Ellos dicen que son pobres perseguidos que están luchando contra un ejército de historiadores
políticamente correptos, y eso les da un aire casi de subversivos” , argumenta el historiador
británico, quien considera que la historia que está saliendo de esa época basada en
investigaciones, sobre todo relativa a la represión, “es muchísima, y habría que comparar las
ventas de los revisionistas con las de otros historiadores que son cientos”, y que están sacando
a la luz los hechos silenciados pueblo por pueblo.
“Recuperar la memoria es crucial”
“La recuperación de la memoria es crucial”, dijo ayer el hispanista británico Paul Preston, quien
advirtió de la urgencia de que la misma sea rescatada pronto porque estamos “en una carrera
contra el tiempo” debido a la edad de las personas que vivieron la guerra civil española.
“Hay mucha memoria encerrada en testimonios de gente que está por morir”, dijo el historiador,
quien celebró el movimiento actual de recuperación de la memoria que hay en España y la
buena acogida popular que está teniendo.
Sobre el tema de las fosas comunes donde yacen los restos de los represaliados durante la
guerra y la dictadura, Preston manifestó que “entiendo totalmente el deseo de muchas
personas de localizar a sus familiares muertos y de poder llorarles, pero lo que diría es que en
cada caso hay que primar la voluntad de la familia”.
A juicio de Preston, lo mejor sería localizar a esas víctimas pero “dejarlas en paz” en el sitio
donde se encuentren, y “convertir el lugar de sepultura en un lugar de memoria”.
Lo contrario, en caso de desenterrar esos cuerpos y llevarlos a otros lugares, “podría significar
el olvido de lo que pasó”, si bien recalcó que debería primarse la voluntad de los familiares.
El historiador subrayó los efectos que ha tenido ese movimiento de recuperación de la
memoria. “Si algo prueba lo importante de recuperar la memoria es el llamado revisionismo”,
dijo, refiriéndose a todas las reacciones que intentan probar que hay que tapar esa etapa de la
historia y que es mejor no remover las cenizas.
Preston calificó de “libelo” los libros revisionistas, que a su juicio “repiten los lugares comunes
de la propaganda franquista, añadiendo las técnicas de la telebasura, el insulto personal”.
Paul Preston: “En España todavía existe el miedo”
Fuente: Diario de Teruel
El historiador británico Paul Preston estuvo la semana pasada en Teruel para hablar sobre la
guerra civil y la responsabilidad que el Gobierno de Gran Bretaña tuvo en la derrota del bando
republicano. Su conferencia puso punto final a la actividad desarrollada por la Asociación
Batalla de Temel durante los últimos diez.años. Paul Preston cree que en España todavía
"sobrevive el miedo" a la hora de hablar de la guerra, y que veinticinco años de pacto de
silencio tras la muerte del dictador ha supuesto tardar demasiado tiempo en recuperar la
memoria, a la vez que celebra el éxito actual de los libros de historia.
- ¿Corre peligro la historia de convertirse en un producto de consumo alejado de cualquier
rigor?
- Este boom de la historia se repite en muchos países. Yo he oído incluso a un editor
americano decir que la historia es el nuevo sexo. Francamente, no veo nada de qué quejarme
por esa popularidad nueva de la historia. Evidentemente tiene elementos que me podrían preocupar porque es lo de siempre, que lo malo expulsa a lo bueno. Es decir, tenemos casos en
los que libros fáciles que se han escrito en un mes llegan a ser best-sellers. Eso de alguna
forma corrompe al público.
- ¿Y va en detrimento de la historia?
- Pero de todas formas, incluso así yo tendría la esperanza de que eso pueda nutrir el interés
del gran público por la historia. En términos generales yo celebro que el gran público esté le-
yendo historia. El problema es que con los libros malos el lector se podría hartar y pasar a otra
cosa.
- En España uno de los temas históricos que levanta pasiones hoy día es la guerra civil, ¿a qué
cree que se debe ese fenómeno?
- La ha levantado siempre. Con la muerte de Franco, en 1976 y 1977 ya empezó a haber un
boom tremendo de libros sobre la guerra civil, y realmente desde entonces no se ha relajado
esta tendencia o avalancha dé libros.
- Reconocerá que ¡mnca se ha publicado tanto como ahora sobre estos temas.
- En los últimos seis o siete años quizás ha aumentado por varias cosas que están muy
relacionadas. Una es el movimiento de las asociaciones de recuperación de memoria histórica,
que está a su vez relacionado con la búsqueda y exhumación de fosas, que a su vez es consecuencia de la curiosidad de los nietos. Es decir, hay una generación que quiere saber lo que
pasó, que quizás sus padres, los hijos de los represaliados de esa era, como nacieron en un
ambiente de temor y vivieron en un clima de miedo, no se atrevían a hacer las preguntas que
sí. que se atreven los nietos. Todo eso en cierta medida ha provocado un interés ·basado en la
necesidad urgente de recordar o grabar los testimonios de los supervivientes antes de que
mueran, yeso a su vez ha nutrido toda una serie de libros que, a su vez, ha nutrido unas
réplicas de partidarios de la dictadura y de los golpistas de 1936. Todo eso ha provocado
muchas polémicas y por tanto muchas publicaciones.
- ¿Hacer memoria es lo mismo que hacer historia?
- Ese es un tema complicadísimo porque es evidente que memoria de un hecho histórico hay
muchas, ya que cada cual tiene su propia memoria. Yo creo que cada historiador, por muy
serio, por muy minucioso, se asemeja a una persona que hace un mosaico. Selecciona las piezas y va reconstruyendo su historia. En su historia hay muchos elementos que son los
recuerdos y las memorias de otra gente.
- ¿Pero es lo mismo o no?
- Habría que decir que depende de quién. En cierta medida se podría decir que utilizar el
término memoria histórica como si fuera una verdad, es una equivocación.
- En Teruel esa memoria fue sepultada porque se vivió una feroz represión, y todavía hoy la
gente tiene miedo de remover esos recuerdos.
- Pienso que en toda España todavía sobrevive el miedo. Todo depende de los lugares.
Realmente yo diría que cuanto más pequeño es un pueblo, más posibilidades hay de que
sobreviva el miedo. Hay pueblos de Andalucía, Extremadura o Aragón, donde los
descendientes de los represaliados todavía conocen a los descendientes de los que hacían las
matanzas, los robos, etc. Esto significa que hay todavía un ambiente de temor, que puede que
en algupos casos sea excesivo, pero también es comprensible. Yo no conozco la ciudad. de
Teruel, con lo cual no soy la persona indicada para comentar, pero sí por las cosas que he
leído puedo entender que sí sobrevive este miedo.
- Sobre la guerra civil se está escribiendo mucho, lo mismo que sobre la República, pero en
cambio de Franco todavía es poco lo publicado. ¿Se hará justicia algún día con este personaje
histórico?
- Para hacer justicia con Franco hubiera sido cuestión de procesarle delante de un tribunal
antes de morir para culparle de todos los muertos de los que yo personalmente considero que
es responsable. En ese sentido es evidente que no se ha hecho justicia con Franco.
- Me refiero a justicia histórica.
- Creo que hablar de justicia histórica es muy difícil. Yo aporté mi grano de arena con un libro
de mil páginas sobre lo que consideraba que había hecho Franco. Eso salió hace 14 años, sigo
trabajando en ello. Hay un auténtico ejército de historiadores que están trabajando en toda
España sobre la represión durante y después de la guerra civil, de la que Franco es el
responsable. Yo sé y soy muy consciente de que Franco decía que todo eso no tenía nada que
ver con él, pero a última hora era el responsable. Creo que todo ese proceso de investigación
histórica tiende a eso, aunque yo no utilizaría la expresión de hacer justicia con Franco, pero
creo que es una manera de llegar a enjuiciarlo en su justa medida.
- ¿Es comparable Franco con represores como Pinochet o Videla?
- Es muchísimo peor. Si pensamos que Pinochet era responsable de alrededor de 3.000
muertos. Dejando de lado los muertos en la guerra, Franco es responsable de más de 150.000
españoles que mueren en la represión.
- ¿Toda la responsabilidad directa fue suya?
- Sería injusto cargar toda la responsabilidad solamente a Franco, pero es que si no hay golpe
militar, no hay guerra civil, y si no hay guerra, no hay muertos en la zona republicana ni en los
campos de batalla. Si buscamos gente con quien compararle, tenemos que pensar en Hitler, en
Musolini, en Stalin. Videla y Pinochet también se pueden comparar, pero son enanos al lado
del gigante que era Franco en cuanto a derramamiento de sangre.
- ¿La II República acabó en una guerra civil o en un golpe de estado?
- En un golpe de estado, está claro y no caben otras lecturas. La República la destroza el golpe
de estado del 18 de julio, no otra cosa.
- ¿Fue cobarde la transición española a la hora de afrontar la historia y recuperar la memoria?
- Personalmente yo creo que no. Pienso que hay que enjuiciar la transición en España en su
contexto histórico, y ese contexto es que a la muerte de Franco había un ejército formado para
pensar que su deber fundamental era impedir la democracia, el liberalismo, el socialismo, y
todos los ismos que podamos imaginar en España menos el fascismo. Se concebía que el
enemigo no era exterior, sino interior, que era la izquierda y la clase obrera.
- No se podía reivindicar la verdad histórica.
- Si a todo lo anterior añadimos las dos grandes fuerzas de represión, que eran la Guardia Civil
y la Policía Armada, y añadimos también el hecho de que al final del año 1975 había 200.000
falangistas con licencias de armas, pienso que la clase política que hacía la transición, tanto los
progresistas del franquismo, pero mucho más importante los moderados de la oposición de
izquierdas, hacían lo que tenían que hacer al ir con un espíritu de transacción y de
compromiso. Creo yo que en el momento en que hubieran exigido ajuste de cuentas o justicia
histórica, se hubiesen arriesgado a otro baño de sangre.
- Hay quienes se quejan de ese pacto de silencio de la transición.
- Creo que los que se quejan de las insuficiencias de la transición se olvidan un poco del
contexto del momento. Otra cosa es que quizás veinticinco años o más han sido demasiados
para esperar toda la apertura del movimiento de recuperación de memoria. Yo sí que aceptaría
que ha pasado mucho tiempo, porque entre veinticinco y treinta años de pacto del olvido es
demasiado, pero en el momento, en los primeros años, y hasta bien entrados los 80, habría
sido muy difícil ver lo que estamos viendo hoy.
- A pesar de ello sigue habiendo militares que hacen pronunciamientos insconstitucionales .
- Sí, pero allá ellos, yo creo que ya no son tan peligrosos como antes. Yo no sé si son
representativos o no, espero que no lo sean y creo que no, que el ejército español es mucho
más profesional y está totalmente integrado en otros menesteres y tareas dentro de instituciones internacionales.
- Son tiempos distintos también.
- Hay que reconocer que por el ambiente económico y social que hay en España, por la
prosperidad de que gozan todos los españoles, pensar que pudiera haber un apoyo popular a
un ·golpe militar hoy en día me parece fuera de lugar.
“La batalla de Teruel fue el principio del fin”
- ¿Qué cree que supuso la batalla de Teruel dentro del contexto de la guerra civil?
- La batalla de Teruel muestra una verdades muy importantes sobre lo que estaba ocurriendo.
En muy resumidas cuentas es una batalla que muestra primero la determinación de Franco no
sólo de ganar una guerra, sino de hacerlo muy lentamente a base de aplastar, de exterminar,
de aniquilar todas las fuerzas republicanas. Militarmente lo más fácil para Franco hubiera sido
dejar que las fuerzas republicanas tomasen Teruel y seguir su ofensiva contra Madrid. Pero no
hizo eso, vino aquí porque no podía tolerar que la zona nacional hubiera perdido ni un
centímetro de tierra, y eso yo creo que era síntoma del tipo de esfuerzo bélico que quiso hacer
Francco en la guerra.
- ¿Y qué nos dice esta batalla del lado republicano?
- Nos cuenta que el general Rojo, que es el gran estratega de la República, como tiene
inferioridad de medios tanto numéricos como de calidad de armamento, tiene que utilizar
tácticas inteligentes de desviación para evitar esa gran ofensiva sobre Madrid. Por eso ataca
Teruel como se sabe, y eso nos revela una verdad sobre la inferioridad material de la
República.
- ¿No había forma entonces de que los republicanos mantuviesen la plaza ganada mucho
tiempo?
- En conjunto, la batalla de Teruel la gana el que tiene superioridad de medios, y en ese sentido
es otra crónica de la muerte anunciada de la República. Por un lado muestra el esfuerzo
titánico por parte del Gobierno republicano, pero también que frente a esa superioridad de
medio no podía ganar. En ese sentido, la batalla de Teruel es el comienzo del fin de la
República.
Agitar la historia como amenaza
El hispanista Paul Prestan cree que evocar la guerra civil sigue siendo "un punto de referencia
fácil para los que quieren impedir cualquier cambio" , en referencia a la polémica desatada por
la derecha sobre los procesos de reforma estatutari-a de las comunidades autónomas.
"Decir que el Estatuto de Cataluña, o la revisión del Estatuto de Andalucía va a suponer la
disgregación de España, eso es fácil, es retórica fácil, es propaganda. Pero claro, después del
inmenso trauma que supuso para todo el pueblo, que ya está en la memoria colectiva, una
apelación, una referencia a la memoria de la guerra civil hay algunos políticos que piensan que
podría servirles electoralmente", argumenta el historiador británico.
Prestan precisa que "siempre es la derecha la que utiliza la memoria de la guerra civil como
amenaza. y cualquier cosa que no le gusta, pues sacan esa amenaza, pero eso yo creo que no
nos dice nada respecto a amenazas de guerra civil, sino que nos dice mucho sobre la
mentalidad que todavía existe en algunos sectores de la derecha más dura".
Adiós a las armas
Alfonso Casas
Esta tarde, el historiador británico Paul Preston pronunciará una conferencia sobre la Guerra
Civil Española (1936-39) en el salón de actos de la Delegación Territorial del Gobierno de
Aragón en Teruel. Será un acto excepcional que pondrá el punto final a una década de
actividades de la Asociación Batalla de Teruel.
En cuanto al profesor Preston, resulta innecesario decir que es una de las máximas
autoridades en nuestra historia más reciente. Conocidos son sus numerosos títulos sobre la
contienda civil, tales como Las tres Españas del 36, Palomas de Guerra, su recién revisada y
ampliada La Guerra Civil Española, o su magnifica biografía sobre Franco.
Por lo que respecta a nuestra asociación, durante estos diez años ha organizado numerosas
actividades que han tenido, como denominador común, el deseo de profundizar en una etapa
compleja de nuestra historia reciente tratando de contribuir al mejor conocimiento de la Guerra
Civil. En justa reciprocidad, hemos recibido la comprensión de tantas personas que han
asistido con nosotros a unas actividades que, desde algunos de los muchos puntos de vista
posibles, han abordado el mejor conocimiento de la España convulsa de finales de los años
treinta.
Nuestra andadura comenzó con una serie de actos organizados con ocasión del sesenta
aniversario de la Batalla de Teruel y ha tenido continuidad con unas jornadas anuales que, en
el pasado año, alcanzaron su quinta edición. Otro de nuestros proyectos más queridos fue la
publicación de un modesto boletín, El Muletón, del cual se llegaron a editar mil quinientos
ejemplares en cada número. Doce números y cinco años de vida es el balance de este trabajo
ilusionante que ha alcanzado una notable difusión, también fuera de nuestra ciudad. Otra labor
más inadvertida, pero no menos importante, ha sido la continua colaboración con institutos,
asociaciones culturales y colectivos profesionales, destinada a difundir especialmente el
conocimiento de la contienda civil en nuestro entorno inmediato. Tuvimos la oportunidad de
colaborar con distintos medios de comunicación, productoras de televisión, revistas
especializadas, y hasta en una magnífica exposición organizada por el Imperial War Museum
de Londres.
Hace algo más de tres años llevamos ante la Administración una propuesta para la creación de
un museo de la Guerra Civil española, un memorial para el recuerdo y el conocimiento de aquel
hecho histórico que analizara el conflicto desde todos los aspectos posibles (políticos, militares,
sociales, humanos, económicos, internacionales, culturales, entre otros), el gran museo de la
Guerra Civil que, todavía hoy, no existe en nuestro país. Un gran espacio destinado a desterrar
mitos, un lugar para la reflexión, un monumento a la paz y al entendimiento.
Un museo que podría convertirse en referente mundial como centro de estudios del conflicto
español, pero también como referente en el análisis de los conflictos actuales, con la
celebración de congresos y la asistencia de personalidades científicas y políticas de primer
orden -pero también de los protagonistas anónimos de esos conflictos- que dieran prestigio al
proyecto.
Este gran museo podría ir acompañado de otras iniciativas, dedicadas a la recuperación de los
restos patrimoniales más significativos, con los que se crearían rutas turísticas, así como
pequeños centros de interpretación situados en los pueblos que rodean a nuestra ciudad,
haciéndoles partícipes y beneficiarios de un proyecto común más amplio.
Para ello sólo era necesario un decidido apoyo político y una pequeña cantidad de dinero que
permitiese encargar un proyecto inicial. Pasado este tiempo, nada se ha hecho. Parece que
resulta más rentable invertir el dinero público en campos de golf, alojamientos de alto standing
o chatarrerías aéreas. O gastar once millones de euros en la rehabilitación de dos espacios
urbanos en la capital en detrimento de otras inversiones más necesarias. O en mirar hacia
ciertas épocas del pasado desde un punto de vista más festivo y menos reflexivo.
Cuando, en ocasiones, algunos políticos tensan inconscientemente la cuerda de la convivencia,
infunden odio y tensión en la sociedad, no estaría de más recordarles las palabras
pronunciadas por el presidente de la II República Española, Manuel Azaña, pronunciadas en el
Ayuntamiento de Barcelona con motivo del segundo aniversario del comienzo de la guerra.
¿De qué habrán servido tantos miles de muertos si no somos capaces de sacar una sola
lección para un futuro de paz y de tolerancia?
Ya sabemos de aquellos que nunca moverán un dedo para sacar adelante este proyecto
porque son políticos segundones, acomodaticios, sin otra idea que la del beneficio propio, la
perpetuación en el cargo. La cuestión es si hay políticos de raza, con el valor y la talla moral
suficientes para honrar la memoria de los españoles que sufrieron el drama de la guerra civil,
para comprender el verdadero alcance de las palabras del presidente Azaña, para crear ese
espacio de reflexión y de encuentro entre todos los españoles y, por qué no decirlo, para
generar un elemento turístico y cultural de primera magnitud. Seguro que los hay.
Alfonso Casas es presidente de la Asociación Batalla de Teruel
Flema
Alfonso Casas
Fuente: Diario de Teruel
A Paul Preston no le gusta que le llamen hispanista. Claro, que como él mismo dice, haciendo
gala de la legendaria flema británica, Pío Moa o César Vidal le han llamado cosas peores. Del
primero sólo podemos decir que se ha dedicado a perpetuar los viejos mitos de la historiografía
franquista sobre la guerra civil. Y ¿qué podemos esperar del segundo, una persona que escribe
y publica tantos libros al mismo tiempo? Eso, sencillamente, no puede ser sano.
El profesor Preston dio una lección de historia, de capácidad de síntesis y de cómo transmitir
unos conocimientos a un público general de forma amena. Hablar con él durante horas permite
comprobar la cantidad de información de que dispone, el conocimiento personal que tiene de
muchos de los protagonistas de la época o la ingente cantidad de documentación que ha
manejado a lo largo de sus investigaciones.
Por nuestras experiencias anteriores, sabíamos el interés que sigue despertando el tema de la
contienda civil española. También suponíamos el atractivo que supone contar con la presencia
de un historiador de la categoría de Preston. Pero, aún con todo, siempre queda la duda de si
van a pesar más las terrazas de verano en un viernes por la tarde, o si algunas otras actividades van a restar asistencia, o si la difusión del acto ha sido suficiente. Las dudas eran
totalmente injustificadas.
Nosotros ya nos hemos despedido, pero en esta ciudad existen muchas actividades culturales
que se desarrollan al margen de fundaciones y de presupuestos millonarios. Actividades que
nacen del esfuerzo de un puñado de personas, del trabajo desinteresado de gentes que sólo
buscan la satisfacción de compartir sus aficiones o sus inquietudes con muchas otras personas.
A todas ellas, a lo largo y ancho de la geografía turolense -amas de casa, asociaciones
culturales y deportivas, grupos locales de investigación- suerte y que, cuando menos, tengáis la
fortuna que hemos tenido nosotros durante estos últimos diez años de existencia de la
Asociación Batalla de Teruel al contar con el favor del público.
Sumario
Entrevista a Pedro López, presidente de la Asociación
Batalla de Teruel
Fuente: Heraldo Teruel (Luis Rajadel)
Cirujano de profesión, preside la Asociación Batalla de Teruel (Abate), que acaba de anunciar
el cese de su actividad tras una década dedicada a estudiar y divulgar la Guerra Civil
- Abate se queja de que da el cerrojazo ante la apatía de la Administración respecto a su proyecto de crear en Teruel un gran museo sobre la Guerra Civil.
- Uno de nuestros objetivos ha sido durante tres años crear en Teruel un gran centro de
interpretación de la Guerra Civil porque creemos que es una ubicación excelente. Pero hacen
falta 30.000 euros para redactar el proyecto y ninguna Administración se ha comprometido a
aportados. Eso ha precipitado el final de Abate.
- ¿Y a qué atribuye esa pasividad?
- Nos hemos encontrado con dos actitudes: que es mejor no hablar de la Guerra Civil o con
buenas palabras que no van acompañadas de compromisos.
- ¿A qué achaca los recelos a hablar de la Guerra Civil?
- En el PP ésa es la opinión mayoritaria. Hace unos años se planteó a un Ayuntamiento
gobernado por el PP colocar una placa en una calle dedicada a las víctimas de la Batalla de
Teruel, sin distinción de bandos, y el alcalde nos dijo que no veía conveniente hablar de aquel
episodio.
- ¿A qué se debe la proliferación de publicaciones sobre aquel momento?
- Desde la Transición es el momento de más actividad editorial en torno a la Guerra Civil. Este
boom editorial incluye a autores revisionistas como Pío Moa o César Vidal, pero también a
muchos historiadores serios. Además, estamos ante la última oportunidad de reconocer el
papel de quienes defendieron a la República, que ya es hora!.
- ¿Visto el fracaso de Abate en tres años de reivindicación, habrá algún día un museo de la
Guerra Civil en Teruel?
- Soy menos ambicioso que Alfonso Casas, que ha sido el principal impulsor de esta iniciativa,
y creo que, si no cuaja el gran centro de interpretación, sería mejor un museo modesto que no
tener nada.
- ¿Si no se hace el gran centro de interpretación en Teruel, se hará en otro sitio?
- Los expertos consultados nos dijeron que Teruel era una ciudad muy apropiada, entre otras
cosas, por ser la única conquistada por los republicanos y recuperada por los franquistas, pero
hay otras ciudades relevantes, como Toledo o Valencia, que pueden optar.
- ¿Qué futuro le queda a Abate?
- No se disuelve pero su actuación pública desaparece. Aunque ante el gran éxito la
conferencia de despedida, de Paul Preston, intentaremos traerlo otra vez.
- ¿Cree que todavía hay heridas abiertas de la Guerra Civil?
- No hay heridas abiertas pero permanecen los clichés al interpretar aquella etapa. Proliferan
.visiones revisionistas que dan la misma versión que se dio durante cuarenta años de
franquismo.
Sumario
Acto en Bezas en memoria del Campamento Escuela
de los Montes Universales
Fuente: Diario de Teruel
"El movimiento guerrillero no hubiera sido posible sin las mujeres. Estuvimos al pie del cañón
siempre, atendiendo a los presos de las cárceles y dándoles apoyo". Así de rotunda se mostró
la ex-guerrillera Esperanza Martínez durante el coloquio que se abrió en Bezas. La actividad se
enmarcó dentro de los actos que la Asociación de Ex-guerrilleros del País Valenciano (AGLA)
organizó para conmemorar el campamento escuela de los Montes Universales, que se ubicaba
en Bezas.
Esperanza Martínez, que ahora tiene 79 años, se incorporó en el año 49 la guerrilla junto a sus
hermanas, Amada, que tiene 74 en la actualidad y Ángeles (73 años), quien recuerda esos
años de convivencia con afecto: "A mi me enseñaron a leer, no sabía ni las letras", dice.
Estas tres mujeres consideran que el papel que desempeñó la figura femenina "no se ha
reconocido". Además, las tres hermanas recuerdan con dolor el mal comportamiento que hubo
con ellas: "Se nos trató como a prostitutas", comenta Esperanza. Amada describe el cariño con
el que les trataban los guerrilleros, cuya máxima era proteger a las peques, que ,era como se
las conocía.
Las tres mujeres llevan más de una década dando a conocer su trabajo para la guerrilla en
centros educativos y otros foros. Su objetívo es "ser voz de los que se quedaron en el camino",
comenta Esperanza Martínez. La guerrillera no está de acuerdo con la historia que se enseña
en los colegios y que, según ella, "sigue siendo la de Franco".
En este sentido, la republicana apunta que no se dice el porqué del conflicto ni quién la
provocó: "Los libros sólo recogen que hubo una guerra en la que unos ganaron y los otros
perdieron. En la historia los rojos seguimos siendo los malos", dice.
A Martínez se le hicieron dos consejos de guerra, uno en el que se le acusó de espionaje y
cqmunismo y otro por bandidaje y comunismo. Pasó quince años en vluias cárceles españolas
y ahora, con 79, relata su experiencia en todos los lugares donde se lo requieren porque,
según matiza "no todo lo que se dice en los libros de historia es verdad".
El impacto en la Sierra de Albarracín
Las jornadas celebradas durante el fin de semana en Bezas contaron con alrededor de 140
asistentes, principalmente jóvenes interesados por lo que ocurrió en la Sierra de Albarracín tras
la Guerra Civil española. El objetivo de la iniciativa era abrir una jornada de debate y
transmisión de las experiencias en un lugar donde la guerrilla contó con un campamento
escuela en el que se enseñaban los valores republicanos. La agrupación permaneció activa en
el término municipal de Bezas durante aproximadamente un año (desde noviembre de 1946 a
finales del 47, aunque este dato fluctúa según los testimonios orales). El secretario de la
Agrupación de Guerrilleros del País Valenciano, Pepe Ginés, señala que la actividad celebrada
durante el fin de semana se enmarca en un proyecto más ambicioso en el que se pretende
analizar el impacto que tuvo y sigue teniendo el campamento escuela en los pueblos de alrededor. Según Ginés, los vecinos serán los protagonistas y se les pedirá el testimonio de sus
vivencial. Además; el secretario puso de manifiesto la importancia que tenía la educación en la
lucha guerrillera: "Los campamentos eran escuelas de ciudadanía en los que se formaba a los
guerrilleros y se mantenía su moral álgida", apunta. En este sentido, Pepe Ginés recuerda que
la revolución que propugnaban los guerrilleros era "económica, social y cultural". Entre los
asistentes a la visita al campamento y a las charlas había muchos vecinos de Bezas donde, sin
embargo, aún hay personas que tienen reticencias a hablar del conflicto bélico y sus
consecuencias.
"El-poder de la derecha impide el acceso a los archivos"
Los 'ex-guerrilleros exigen para los soldados un "reconocimiento moral"
Los ex-guerrilleros concentrados en Bezas demandaron un reconocimiento jurídico para las
víctimas del franquismo. En este sentido, Dolores Cabra, secretaria general de la Asociación
Archivo, Guerra y Exilio, insiste en la importancia que tiene la puesta a disposición del público
de los archivos de la represión. "Estamos a la espera de que la ley de la memoria nos permita
ese acceso" comenta, y añade que sigue habiendo muchas reticencias por parte de los poderes fácticos de este país. Según Cabra, "los militares y jueces c.on ese pensamiento y parte
de la Corona y de la Iglesia presionan para que no haya un camino esclarecedor de la verdad",
comenta.
Otro de los problemas a los que se enfrentan las víctimas es que la respuesta debe de ser
rápida porque "los que necesitan ese reconocimiento se están muriendo", dice Dolores Cabra,
quien se pregunta "¿Para quién hacemos esto si la ley no se aprueba pronto?".
También la presidenta de la Asociación de Guerrilleros del País Valenciano, Esperanza
Martínez, abogó por ese reconocimiento. "Esta democracia que tenemos es
. defectuosa y no será completa mientras sigamos siendo clandestinos", asegura. Para la
mujer, .los guerrilleros son "el último ejército armado" y solicita que se les tenga en en cuenta,
"pero no por dinero", matiza. Lo que Martínez demanda es un "reconocimiento moral, político y
de dignidad. A efectos incluso de devolución de los bienes", concluye.
Por su parte, Cabra recordó que a los guerrilleros se les consideró "terroristas, malechores y
bandoleros" y nunca se les vio como "los últimos soldados de la República, como militares con
pleno derecho a obtener incluso compensaciones económicas".
Esperanza Martínez reconoce que la situación de los guerrilleros ha mejorado en algunos
aspectos desde el fin de la dictadura pero considera que es un colectivo "totalmente olvidado".
Sumario
Creado en Huesca el Museo Pedagógico de Aragón
Fuente: Diario del AltoAragón
La instalación se abrirá al público tras un proceso que se prolongará hasta final de curso. El
centro de Huesca tiene como fin promover el conocimiento de la tradición educativa aragonesa
Con el fin de promover el conocimiento de la tradición educativa y pedagógica en Aragón ha
sido creado por el Gobierno aragonés el Museo Pedagógico de Aragón, con sede en la capital
oscense. El centro ultima estos días los trabajos para su apertura al público, un proceso que
supondrá algo más de un mes, según el plazo marcado en un encuentro mantenido ayer en el
Museo por la consejera de Educación, Eva Almunia, el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, y el
director general de Patrimonio, Jaime Vicente.
HUESCA.- El decreto del Gobierno de Aragón de fecha de 9 de mayo por el que se crea el
Museo Pedagógico de Aragón, con sede en Huesca, fue publicado ayer por el Boletín Oficial de
Aragón (BOA). A este punto se llega después de décadas de trabajo para recopilar materiales,
su conservación y restauración, y de abrir una exposición en la sede del Centro de Profesores
y Recursos de Huesca, en la calle Sancho Ramírez.
El centro se integra en el Sistema de Museos de la Comunidad Autónoma, y tiene como fin
“promover el conocimiento de la tradición educativa y pedagógica en Aragón, las personas, los
medios y la evolución de los mismos”, así como “realizar trabajos con el colectivo educativo
aragonés implicando en el proyecto a profesionales, alumnos de todos los niveles y padres.
Todo ello promoviendo la recuperación, salvaguarda, estudio y difusión del legado pedagógico
de la Comunidad Autónoma”.
Eva Almunia, consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, director general
de Patrimonio del Gobierno aragonés, y el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, realizaron ayer
una visita a la instalación, en la plaza López Allué, y mantuvieron una reunión para definir el
arranque del Museo.
Sumario
Directores y cinéfilos evocan en el Festival de Huesca
al guionista Julio Alejandro
Fuente: Heraldo de Aragón
Había algo especial en el salón de Doña Petronila: quizá se oyesen los latidos del Mediterráneo
o la respiración atropellada de Julio Alejandro Castro Cardús (1906-1995), que llegaba desde la
orilla invisible del más allá. Había cariño, admiración, reconocimiento hacia el hombre que
escribió cinco guiones para Luis Buñuel, muchas piezas de teatro, el poemario "La voz
apasionada", el libro de autobiografía y gastronomía "Breviario de los chilindrones", y una
novela póstuma, "La llama fría", que acaba de editar la DGA, junto al breviario, la pieza de
teatro "La casa sin música" y el guión "Días de otoño", inspirado en un cuento de Traven y
rodado por Roberto Gavaldón.
Pepe Escriche (director del Festival de Huesca), José Luis García Sánchez (realizador y
prologuista de su novela "La llama fría"), Mariano Bergura (presidente de Ediciones del
Altoaragón) y la consejera de Educación, Cultura y Deporte Eva Almunia glosaron la figura de
Julio, su vinculación con Aragón y con Huesca, su vivencia más íntima de la creación.
Emilio Casanova ha trabajado varios meses en el rodaje y montaje del documental de 25
minutos "Julio Alejandro: un mar de letras". Había personas que habían participado en una
pieza límpida, sin voz en off, poderosa de imágenes, de iconografía y de evocación. En la cinta
se oyen muchas voces: Manuel Vicent cuenta cómo conoció a Julio el día de su muerte;
Alfredo Castellón lo define como "un amor de persona"; José Luis Balbín resalta su
"sensibilidad". El propio guionista le decía a Sagrario Saiz que "no se había aburrido ni un
cuarto de hora en toda su vida".
Luego se organizó una mesa redonda moderada por el periodista de HERALDO Antón Castro.
Asunción Balaguer, viuda de Paco Rabal, dijo: "Me llena de emoción saber que Julio se murió
con una sonrisa en los labios, igual que Paco. Ambos nos regalaron su sonrisa final". Elogió su
teatro y su sentido de la libertad.
Juan Luis Buñuel dijo que no podía revelar demasiados secretos de la colaboración entre su
padre y Julio Alejandro porque "siempre me echaban", aunque sí comentó que el creador
oscense solía meterse de vez en cuando a cocinar con su madre Jeanne Rucar. Azcona
precisó que el guionista "le llevó a Buñuel la lengua de España". Y, además, contó una
anécdota gastronómica: le dijo a Julio Alejandro que al chilindrón en La Rioja lo llamaban
fritada y que él, apasionado de la cocina también, le añadía apio. Julio le aprobó la innovación.
Luis Alegre señaló que Julio Alejandro concentraba "lo mejor de la condición humana, cuyo
máximo placer consistía en querer y en ser querido". Y explicó que el guionista de "Tristana" le
había dejado "400.000 pesetas de antes (2.400 euros de ahora), con la condición de que me
las gastase de juerga con los amigos. Le hice caso, naturalmente". Víctor Erice lo visitó en
Madrid, y recordarían los inicios marineros de ambos porque los dos habían frecuentado el
océano en San Sebastián. "Hablamos del mar y los barcos. Me sorprendió su modestia y la
dimensión de poeta que había en él. Creo que su auténtico sueño era que quería ser poeta".
Su hermano Fernando cerró el acto: "Julio no hubiera podido soportar un homenaje tan
afectuoso". Luego, empezó a sonar la música de los mariachis…
Sumario
El patrimonio bélico entra en las ayudas a la
investigación del Instituto de Estudios Turolenses
Fuente: Diario de Teruel
El estudio del patrimonio bélico de la guerra civil española será objeto este año de una ayuda a
la investigación concedida por el Instituto de Estudios Turolenses (IET) dentro de su
convocatoria anual. La beca predoctoral ha sido concedida además a un trabajo de estudio
sobre las mujeres y la II República en Teruel. El IET destinará 60.100 euros a impulsar la labor
investigadora en la provincia o sobre temas turolenses.
En su vigésimo primera edición, las becas y ayudas a la investigación han sido concedidas a
12 proyectos que abarcan diferentes ámbitos que van desde la historia y el patrimonio hasta la
economía. Además, se ha renovado la beca otorgada el año pasado.
La nueva beca concedida ha sido para Helena Andrés Granel, licenciada en Historia por la
Universidad de Zaragoza, que está realizando una investigación sobre “Las mujeres y la II
República en Teruel (1931-1939): movilización, discursos y experiencias”.
Las ayudas a la investigación están dotadas con menor cuantía, que depende del presupuesto
del trabajo a realizar y no está vinculado necesitariamente con estudios predoctorales. Dentro
de este apartado, este año se han concedido once ayudas, una de ellas destinada a hacer un
análisis e inventario del patrimonio bélico de la guerra civil en la comarca de GúdarJavalambre. El trabajo pretende recuperar este patrimonio y será desarrollado por Luis del
Romero Renau y Jaime Escribano Pizarro.
El proyecto de investigación de Helena Andrés Granell, que disfrutará este año de la beca
concedida por el Instituto de Estudios Turolenses, pretende analizar las distintas estrategias
feministas seguidas por las mujeres durante la II República. Se trata de descubrir si la
participación activa de las mujeres aragonesas en estas coyunturas excepcionales en la
historia de España, como fueron la República y la guerra civil, contribuyeron a modificar las
relaciones de género tal como habían sido construidas desde el siglo XIX. La escuela rural
turolense entre 1814 y 1936 es otro aspecto que abordarán las investigadoras Pilar Abós,
Amparo Sánchez, y Rosa Domínguez.
Sumario
Rafael Torres presentó en Zaragoza “Viva la
República. 1931-1936 La emoción de la libertad”
Fuente: El Periódico de Aragón
Rafael Torres (Madrid, 1955) sigue empeñado en que todos los españoles sepan que pasó
durante la segunda República. El periodista presentó en la Fnac de Zaragoza Viva la
República. 1931-1936 La emoción de la libertad (La Esfera de los Libros), un "libro de
estampas" de "imágenes que la República generó de forma espontánea" con el que
pretende que "la gente de hoy, que ignora que fue aquella época, la mire con los mismos
ojos que sus protagonistas".
Pero este libro no pretende ser un catálogo minucioso ni exhaustivo sino ese álbum de
estampas que recoge el impacto de aquel régimen de libertad en la vida cotidiana, tanto en la
individual como en la colectiva, ya que no son las "fotos consabidas de templos ardiendo ni
de consejo de ministros" sino de la vida ordinaria. Estas imágenes están tomadas de revistas
generalistas y cada foto va con un pie de foto, que es "el sueño de todo escritor". Rafael
Torres considera que, en cierto sentido, está "politizado" porque "cada uno muestra y es
resultado de su trayectoria y, además, todo es política menos la política que se ha
convertido en un asunto de truhanes"
Entre los logros que destaca el periodista están el de que "subieran los sueldos, bajaran los
alquileres y que en cinco años se crearon 16.000 escuelas". Además, se realizaron
"reformas en profundidad para redistribuir la riqueza".
Torres califica Viva la República de "didáctico, lamentablemente", puesto que esta época de
España -- "el periodo más dinámico y más alegre"-- ha sido criminalizada, "arrancada de
los libros de Historia" cuando no olvidada puesto que "se le ha vinculado a la guerra como
si ésta fuera la consecuencia cuando la verdad es que fue la guerra lo que acabó con la
República". Y asegura que fueron "40 años de machacamiento continuo y luego, otros 30
de transición, que al parecer nunca acaba". En este sentido, es un libro "lleno de vida
porque esos años estuvieron lleno de vida, ya que trajo la alegría de vivir, sobre todo
para las mujeres", ya que se les reconoció el voto y se "vistió con las galas de la libertad",
explica.
Pero que hubiera pasado si no se hubiera acabado? "España no sería un país
subdesarrollado porque actualmente sigue habiendo un déficit de cultura; y se hubiera
ahorrado la guerra con su millón de muertes y sus emigrantes, porque al exilio se fue la
gente más preclara", hombres dedicados a la cultura y ese legado "no nos lo pudieron
dejar". La consecuencia fue que "España se quedó huérfana de lo mejor de sí mismo". Y,
sobre todo, que "se trataría de una democracia consolidada y seríamos ciudadanos y no
súbditos". Y es que "la democracia es incompatible con la monarquía".
También considera que, en la actualidad, sería positivo la llegada de una nueva República,
porque "dinamizaría la vida Española". Eso sí, considera que no puede venir impuesta, sino
que "hay que solicitarla y ser merecedora de ella".
Sumario
El Jiloca también quiere rentabilizar sus vestigios de
la Guerra Civil
Fuente: Heraldo Teruel (Luis Rajadel)
La cuenca del Jiloca marcó durante muchos meses de la Guerra Civil la frontera entre la
España republicana y la nacional. Setenta años después, los vestigios de aquel pasado bélico
perviven en localidades como Singra o Rubielos de la Cérida, en las que se ubican algunas de
las estructuras defensivas mejor conservadas y más espectaculares de la provincia. La
Comarca del Jiloca quiere preservar aquellos vestigios histórica y, a la vez, rentabilizados como
reclamo turístico.
El consejero comarcal de Turismo, José Antonio García, confía en empezar a acondicionar este mismo año una ruta por los principales restos de la contienda. La Comarca habilitará próximamente una partida de 30.000 euros. Además, contactó cop. un historiador del periodo en la
provincia, Alfonso Casas, y presentará esta iniciativa al programa Amarga Memoria, habilitado
por la DGA con motivo del setenta aniversario de la Guerra Civil.
Cerca de la carretera de acceso a Rubielos de la Cérida, se levanta un imponente muro de
piedra y cemento de casi dos metros de altura y unos doscientos de longitud construido por el
ejército franquista como polo de resistencia ante un eventual ataque republicano, que nunca
llegó a producirse. La estructura, con una amplia panorámica sobre el valle del Jiloca, incluye
varias casamatas de hormigón un amplio refugio subterráneo abovedado con dos entradas y
muy bien conservado. Alfonso Casas señala que es uno de los complejos defensivos "más
atractivos" de la provincia. Aunque se trata de un enclave que jugó un papel secundario en la
contienda, su interés como testimonio del 'pasado reciente de la provincia es evidente. Desde
allí partió una de las últimas cargas de caballería de la historia, la del general Monasterio
dentro de la batalla del Alfambra, librada en 1938 como epílogo de la célebre batalla de Teruel.
La ruta turística y cultural por los restos de la Guerra Civil incluiría, en principio, visitas a Rubielos de la Cérida, Singra y Bueña. José Antonio García explica que en los contactos. verbales
mantenidos con los respectivos alcaldes, estos se han mostrado "interesados en el proyecto",
que podría ampliarse a otros enclaves de interés.
Otro de los platos fuertes del recorrido previsto sería la visita a las fortificaciones construidas en
un montículo cercano a Singra, a poca distancia de la antigua carretera N-234. Desde la cima
se contempla el valle del Jiloca y también las laderas de la sierra Palomera, donde se
encontraban las posiciones republicanas.
Esta fortificación franquista incluye, entre otras estructuras, un refugio subterráneo, tres nidos
de ametralladoras de hormigón y líneas de trincheras. Su aceptable estado de conservación
permitiría acondicionar las construcciones para la visita turística "con poco esfuerzo", según
Casas. Enfrente, en la falda de la Sierra Palomera, existen restos de trincheras republicanas
pero peor conservados.
El dispositivo militar de Singra desempeñó un papel significativo en la batalla de Teruel. Las
fuerzas republicanas atacaron este punto para intentar cortar, sin éxito, la carretera que une
Teruel con Zaragoza. Fue su momento de más relevancia antes de quedar abandonado. Peor
conservados están los restos bélicos de Bueña, enmarcados en un campo de labranza.
Alfonso Casas opina que la restauración de las antiguas fortificaciones y su acondicionamiento
para la visita turística es una buena idea para crear reclamos para el visitante en localidades
que carecen de otros atractivos. José Antonio García considera que la conmemoración del 70
aniversario del inicio de la Guerra Civil es una buena oportunidad de acometer este proyecto,
que se suma' a otras iniciativas de restauración del patrimonio histórico heredado de la
contienda como la desarrollada en Sarrión o Frías de Albarracín.
García añade que la actuación prevista se limitará a labores de limpieza y desescombro de las
estructuras, a su consolidación y a la señalización para una visita turística. Los enclaves
dispondrán de paneles informativos en los que se explicará la utilización que se dio a las
instalaciones durante los combates y al papel que jugaron en el contexto de la Guerra Civil.
Los lugares
• Rubielos de la Cérida. Línea de fortificacioines orientada hacia el Campo de Visiedo. Fue
construida por el ejército nacional. Consta de un sólido muro de varios cientos de metros, siete
nidos de ametralladoras y tres refugios subterráneos, uno de ellos muy bien conservado. Fue,
en 1938, el punto de partida de la carga de caballería del general Monasterio.
• Singra. Fortificaciones de Los Cabezos -sendos montículos próximos a la población- construidas por los franquistas y orientadas hacia la sierra Palomera. Incluye trincheras, refugios y
nidos de ametralladoras. Resistió un ataque republicano que pretendía cortar las comunicaciones por carretera entre Teruel y Zaragoza.
Sumario
"Memorias (1936-1938). Hacia un nuevo Aragón":
historia y exilio de Joaquín Ascaso, un anarquista que
lo perdió todo
Fuente: Heraldo de Aragón
"Joaquín Ascaso ha sido una figura clave de la historia de Aragón. Pasó de ser un dirigente
revolucionario, un sindicalista clásico, a un ser un político y un gobernador de nuevo tipo, con
atribuciones y poderes en una situación de emergencia, y acabó siendo un preso gubernativo y
finalmente un exiliado". Así define, de partida, el historiador Alejandro Díez Torre al albañil y
sindicalista anarquista Joaquín Ascaso (Zaragoza, 1906-Caracas, 1977), que nació tal día
como ayer y que fue elegido presidente del Consejo de Aragón, con sede en Caspe, y "recibió
el nombramiento oficial de delegado gubernamental el 19 de enero de 1937, presidiendo
siempre la entidad, que abría una breve -pero concentrada y rica en experiencias de
recuperación regional- época de autonomía para Aragón. Ascaso fue capaz de coordinar a
representantes frentepopulistas y a consejeros cenetistas en un proyecto común de gobierno,
que asumió el programa histórico costista en su región como un "turno del pueblo", tal como
dice Díez Torre en el prólogo a sus "Memorias (1936-1938). Hacia un nuevo Aragón" (PUZ.
Larumbe, Clásicos Aragoneses).
Ascaso fue un obrero albañil, formado a principios de los años 30, "habituado a la
clandestinidad y muy mediatizado, como otros compañeros, por el impacto de la sublevación
de Jaca". Durante los cinco años de la II República, se convirtió en un líder de la CNT, con
diversos grados de radicalización. Recuerda Díez Torre que ya en ese período, Ascaso visitó
varias veces la cárcel, algo que se volvió a repetir en 1938, tras la presidencia del Consejo de
Aragón: estuvo preso 38 días cerca de Valencia, y finalmente se marchó a Francia con Antonio
Ortiz porque los estalinistas, que habían asesinado a Andreu Nin, también les perseguían.
"Lo procesaron por causas ficticias las autoridades gubernamentales. Su propia organización
aragonesa le hizo el vacío. Y de ahí la salida. En Francia vivió muchas penalidades. Las
autoridades lo amenazaron con devolverlo a Franco o a sus propios compañeros. Finalmente,
consiguió embarcar hacia Uruguay, se estableció en Venezuela, estuvo también en Chile.
Trabajó de albañil, de conserje, condujo camiones. Nunca dejó de ser un transterrado. Sus
amigos pagaron su entierro". Las memorias las redactó antes de partir al exilio.
Presentación del libro “Joaquín Ascaso. Memorias (1936-1938).
Hacia un nuevo Aragón”
Fuente : CNT – Huesca
Con el título “Joaquín Ascaso. Memorias (1936-1938). Hacia un nuevo Aragón “, se presentará
el próximo lunes día 5 de junio de 2006 a las 18 horas en la Feria del Libro de Zaragoza, un
nuevo libro del profesor de historia Alejandro Díez Torre. El acto coincide con el centenario del
nacimiento de este obrero, peón de la construcción, y destacado militantante del anarquismo
aragonés. Joaquín emparentado con la familia de los Ascaso de Almudébar, en su dilatada
trayectoria revolucionaria, sufrió siete años de exilio durante la dictadura de Primo de Rivera,
participó en los Grupos de Acción de la época, en la reconstrucción del poderoso Sindicato de
la Construcción de Zaragoza y en la Insurrección Libertaria de Diciembre de 1933 siendo el
delegado aragonés en Comité Revolucionario Nacional sito en la capital maña, siendo
encarcelado en varias ocasiones durante la IIª República. En julio de 1936 luchó en Barcelona
en primera línea de las barricadas contra los militares golpistas y acudió junto a la Columna
Durruti y luego en la Columna Ortiz a liberar del fascismo las tierras aragonesas. En octubre de
1936 fue elegido en un Pleno regional de la CNT, primer presidente del Consejo Regional de
Defensa de Aragón y ratificado oficialmente en el cargo en diciembre de ese año por el
gobierno de la República, junto con la reestructuración del propio Consejo y la incorporación de
nuevos consejeros de las diferentes fuerzas antifascistas al mismo. El 11 de agosto de 1937
fue disuelto el Consejo por decreto y con la actuación manu militari de fuerzas
contrarrevolucionarias comunistas, siendo detenido y encarcelado durante más de un mes
junto a medio millar de militantes libertarios y de la CNT dispersos por cárceles de las tres
provincias, decenas de ellos seguían presos en marzo de 1938 cuando se produjo el
hundimiento del frente aragonés y la consecuente reculada republicana. Un año después, junto
a un grupo de compañeros Joaquín Ascaso pasó a Francia por Andorra, lo que fue tildado por
algunos como derrotismo o traición. Este necesario libro, cubre un importante vacío en torno a
la figura de este revolucionario libertario que puede considerarse como primer presidente de un
gobierno autónomo de la región aragonesa frente al poder centralista republicano, el tutelaje
catalán y la amenaza militar fascista que dominaba la mitad del territorio, figura histórica la
suya que no es reivindicada hoy por ningún estamento oficial ni corriente política pues no
interesa recordarle por tratarse de un sencillo obrero de la construcción y además anarquista.
El libro de seguro nos acercará a la profunda y desconocida personalidad de J. Ascaso y de los
avatares que vivió y rodearon a su trayectoria militante y al consejo revolucionario que presidió
durante ese intenso período de casi un año.
El libro está editado en la colección LARUMBE de escritores aragoneses y coeditado por
Prensas Universitarias de Zaragoza, el Instituto de Estudios Altoaragoneses y la Diputación
General de Aragón.
El escritor e historiador Alejandro Díez Torre, preside desde hace quince años la sección de
Ciencias Históricas del Ateneo de Madrid y es autor de la mayor y más ingente obra escrita en
torno a la historia del movimiento anarquista en Aragón y del análisis de la sociedad
aragonesa en que se desarrolló este movimiento revolucionario. Se trata de la obra, “ Orígenes
del cambio regional y turno del pueblo en Aragón 1900-1938. Confederados. Solidarios “, más
de mil páginas en dos volúmenes editados en el año 2003 por la UNED y Prensas
Universitarias de Zaragoza.
Recientemente nos ha sorprendido con una agradable e interesante introducción que nos
acerca a la figura del periodista Alardo Prats, haciendo un recorrido por las diferentes ediciones
de la que puede considerarse casi la primera obra escrita sobre la guerra y la revolución en
Aragón. Se trata de la reedición del libro que vio por primera vez la luz en 1937, “ Vanguardia y
retaguardia en Aragón. La Guerra y la Revolución en las comarcas aragonesas “. Ha salido a la
calle con una preciosa portada en ediciones Espuela de Plata, Sevilla, 2006.
Sumario
José Ramón Sanchis ha acudido a testimonios orales
para investigar sobre los maquis de Gúdar
Fuente: Diario de Teruel
Llegó un día a la provincia de Teruel y su curiosidad histórica le llevó a investigar los sucesos
ocurridos en Gúdar entre 1946 y 1947, entre los maquis y la represión franquista. Ha acudido a
los testigos que todavía viven y a los familiares más directos para confeccionar un libro que
espera acabar este verano. José Ramón Sanchis está trabajando en un libro sobre los maquis
y ha investigado sobre la represión franquista tras un ataque ocurrido en Gúdar, en 1947.
- ¿Cómo entró en contacto con el suceso ocurrido en Gúdar?
- Tengo una casa en Villarroya de los Pinares y por mi profesión de historiador no puedo estar
quieto. Al estar allí vi que las vivencias de la gente de los pueblos era un
tesoro y que era una pena que no se conservara aquello. Me planteé trabajar sobre lo que
había sido la vida en las masías. Empecé a hacer entrevistas a la gente de allí y me di cuenta
de que los masoveros tenían una gran movilidad a lo largo del Maestrazgo de Castellón y de
Teruel. En las partidas de nacimiento se veía esto: tenían
muchos hijos y se iban donde podían vivir. Eran medieros y les arrendaban las masadas. A
parte de hacer entrevistas empecé a buscar documentación. A la vez que
recuperé el modo de vida estudié cómo pasaban el tiempo, cómo explotaban el ganado, el ciclo
agrícola anual o las fiestas. Un calendario completo. Recopilando este material para sacarlo me
surgieron muchas historias, de lobos en el Maestrazgo, por ejemplo, y empezaron a contarme
historias de maquis. Tenía un conocimiento
relativo sobre esto, pero un día cuando estaba cenando en la fonda de Villarroya me dijeron
que había alguien que si quería podía contarme historias de los sucesos de los maquis. Era de
Gúdar. Hace cuatro años me contó una historia que me dejó de piedra.
- ¿Qué le contaron?
- Lo que me contó en ese momento es que en 1946 la Guardia Civil detiene a una masovera,
que según la versión de la Guardia Civil se colgó en la celda y según los
maquis, la colgaron. Era la mujer de Florencio Guillén, El Pinchol. Él estaba huido desde 1944,
había sido detenido en el 39, estuvo en la cárcel y en el 44 vuelve al
pueblo y se echa al monte. Ella y los hijos estaban en Camarillas deportados. Vuelven todos, él
llega al pueblo y le dicen que tiene que presentarse en Teruel, le dicen unos amigos que no
vaya, pues le van a aplicar la ley de fugas, tiene miedo y se va al monte en 1944. Este año es
cuando llegan los maquis a la zona. Él fue un personaje importante de la CNT y alcalde de
Gúdar, aunque no ingresa en el maquis hasta 1946. En septiembre, la Guardia Civil hace una
redada, va a su masía donde
estaba su mujer y la detienen; se la llevaron a Mora de Rubielos y aparece muerta, colgada en
la celda. El hijo mayor se va con el padre a la guerrilla y los pequeños quedan en casa hasta
que también los saca del pueblo y se los lleva a Valencia. La familia quedó destrozada.
- ¿Qué pasó entonces?
- Cuando hizo un año de la muerte de la mujer en 1947 se produce la venganza. Los maquis
atacan Gúdar y matan a 8 personas: al alcalde, a su mujer, a sus dos hijos pequeños, a su
hermana y su cuñado y un hijo y a una señora mayor. Después, llegó la Guardia Civil y el
Ejército y como venganza detuvieron a once vecinos de Gúdar, los trasladaron a la Virgen de la
Vega, los torturaron y se los llevaron en un camión. Los fusilaron en el término de Mora de
Rubielos. Uno de ellos se escapó y lo pudo
contar. También detuvieron a once vecinos de Aliaga y Montoro, que estaban encerrados, y
acabaron en una fosa en Alcalá de la Selva, junto con uno de los vecinos de Gúdar.
- ¿Cuándo empezó la investigación?
- Hace unos cuatro años.
- ¿Ha sido difícil contar con testimonios orales?
- Estuve casi dos años en los que nadie quería hablar. Ahora ya es más fácil acceder a hacer
entrevistas. Cuando ya saben que estoy terminando la investigación. Algunos todavía tienen
miedo a hablar, era algo que sólo se comentaba dentro de la familia, y otros lloran al recordarlo
pero quieren que se sepa lo que pasó. Otros
piensan que van a hacer mala sangre. Hay de todo y creo que es bueno que se sepa e intentar
desvelar lo que pasó. Pero hay que hablar con todas las partes para conocer la verdad. En
algunos casos es muy triste, porque algunos no sabían nada de sus familiares y se han
enterado ahora al cabo de más de 50 años dónde estaban sus cuerpos.
- ¿Cuáles le han servido?
- He recogido testimonios durante cuatro años. Había conocimiento directo de lo sucedido en
un radio de entre 70 y 80 kilómetros, pero he encontrado testimonios desfigurados, con los
hechos cambiados. Para ser riguroso, solo me vale la vivencia personal y fui a los pocos
testigos que aún viven, o los familiares más allegados,
como esposas e hijos. Hice muchas entrevistas, tengo todo grabado incluso lo que parece que
no tiene importancia.
- ¿Ya ha acabado de recuperar datos?
- La investigación nunca se acaba, me planteé dejar de entrevistar pero después de hacer una
ponencia en Santa Cruz de Moya, me enteré que uno de los mandos que estuvo en el suceso
vivía en Castellón y fui a entrevistarme con él. Me precisó y me contó más datos. El pasado 30
de abril, en las jornadas de la Asociación Pozos
de Caudé, también hice otra entrevista.
- ¿Qué otras fuentes ha utilizado?
- He buscado documentación en archivos, en el Gobierno Civil de Teruel, los documentos de
los juicios sumarísimos contra los maquis en la Capitanía Militar de Valencia, Gobierno Civil de
Teruel, la Dirección General de la Guardia Civil y en los archivos del Partido Comunista de
Madrid, entre otros. Me puse a trabajar y vi que las fuentes escritas estaban llenas de mentiras
y errores, pero me servía para contrastar fechas, nombres y apellidos. Reconstruir los nombres
me ha costado mucho. Había familiares que no querían ni confirmarme los datos de sus
allegados.
- ¿Habría que localizar y desenterrar los cuerpos de los vecinos de Gúdar asesinados?
- Opino que no, pero eso es una decisión exclusiva de las familias. Sí que habría que identificar
los lugares con una placa o un monolito como los que están en la fosa de Alcalá de la Selva.
Un fenómeno complejo
Durante el proceso de investigación que José Ramón Sanchis realizó para elaborar su libro
sobre los maquis, estuvo a punto de abandonar al editarse El puño que atacó el franquismo, de
Sánchez Cervelló y otros, pues trataba una buena parte del mismo tema investigado, aunque
desde diferente punto de vista, pero muchos amigos le animaron a continuar con su labor y se
replanteó su hipótesis de trabajo. El libro, que espera acabar este verano, arrancará con la
República en 1931 y tomará Gúdar como modelo a analizar durante buena parte del siglo XX.
El Pinchol y su familia serán el hilo conductor, aunque analiza el fenómeno del maquis en toda
la provincia y
en las limítrofes: Castellón, Valencia, Tarragona, Cuenca y Guadalajara dentro de los pasos
dados por la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón. Concluirá en 1952,
cuando pasan a Francia y salvan su vida algo más de 20 maquis, entre ellos El Pinchol de
Gúdar, conocido entre los guerrilleros como El Viejo.
Sumario
Regine Illion: “La Guerra truncó los avances
conseguidos por la mujer”
Fuente: Diario de Teruel
“Durante la segunda República se lograron avances legislativos muy importantes para la mujer
pero todos estos buenos resultados, este inicio de la afirmación social de la mujer, se ve
cortado en julio de 1936 con la Guerra Civil”. Esta fue una de las principales aportaciones
realizadas ayer por Regine Illion, historiadora del Seminario Interdisciplinar de Estudios de la
Mujer (SIEM) de la Universidad de Zaragoza, dentro de las jornadas Los valores de la II
República. 75 años después.
El derecho al voto, mejoras laborales como el permiso de maternidad de 12 semanas, el
divorcio o el matrimonio civil fueron algunos de los logros del régimen republicano español. Sin
embargo, como explicó la experta, con la contienda civil se produjo un parón en las mejoras
sociales femeninas.
Illion ofreció también una amplia información sobre los movimientos feministas en Aragón.
Habló, por ejemplo, de la Agrupación de Mujeres Antifascitas que “realizaban mítines
relámpago en la fábricas y otros lugares para estimular a las mujeres proletarias”.
Uno de los éxitos de este colectivo fue la celebración por primera vez en Zaragoza del Día
Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, que “tuvo un gran éxito con más de 5.000 mujeres
manifestándose”.
La GuerraCivil
La conferencia de la experta del SIEM también habló del papel femenino en los
acontecimientos de la Guerra Civil en la zona republicana, como las milicianas en el frente o su
participación en colectividades agrarias.
Respecto a las milicianas distinguió dos etapas. “La figura de la miliciana fue muy
controvertida. En las primeras semanas de sublevación se inicia una importante propaganda de
la figura de la miliciana pero, cuando se hace patente que el conflicto no va ser corto y que es
una guerra, esta situación cambia porque la figura de la mujer muriendo y matando en el frente
no encaja demasiado con la imagen tradicional de la mujer”, dijo.
Por otra parte, Regine Illion también subrayó que se ha ofrecido una imagen muy estereotipada
de la miliciana que no se corresponde con la realidad. Por ejemplo, en muchos casos se
relacionó a estas personas con la prostitución y “según los testigos esto no era así”.
También se tiene la imagen de una mujer joven y sin cargas familiares y, sin embargo, lucharon
algunas que eran madres y otras de tenían cincuenta años.
Las jornadas sobre la República continuarán el próximo 18 de mayo con una charla sobre
Aragonesismo en la República y el Estatuto de Caspe, que impartirá Antonio Peiró, de la
Universidad de Zaragoza.
Sumario
II Premio de Investigación Oral “Otras Historias”.
Memoria Histórica del Bajo Aragón
BASES
I
El Centro de Estudios del Bajo Martín convoca el II Premio de Relatos de Investigación Oral
“Otras Historias” para la realización de trabajos o relatos de investigación científica, histórica,
sociológica, etnográfica, antropológica, etc... referentes al entorno geográfico de la Comarca
del Bajo Martín o comarcas limítrofes (Bajo Aragón Histórico). La convocatoria de este II
Premio se referirá a trabajos relacionados con la II República, la Guerra Civil y la Postguerra.
II
Podrán participar todas las personas mayores de 18 años que presenten sus originales en
lengua castellana. Las obras, referentes a temas descritos en el punto uno, se fundamentarán
en vivencias, documentaciones, publicaciones, etc. de las zonas descritas.
III
Cada participante podrá presentar un máximo de dos originales, por duplicado cada ejemplar,
junto con un disquete informático en formato “word” para cada original presentado.
IV
La extensión de los trabajos será de un mínimo de 10 folios y un máximo de 20
mecanografiados a doble espacio, escritos por una sola cara, en letra Times New Roman de
12p y grapados por su margen izquierdo. Se acompañará, en un folio máximo, los datos, uso
de la historia oral, bibliografía, fuente de inspiración y localización geográfica utilizada para el
relato.
V
Los originales, encabezados con un título y firmados bajo seudónimo, se acompañarán de un
sobre cerrado donde se incluirán los datos personales del autor (nombre, apellidos, dirección,
correo electrónico y teléfono) y fotocopia del DNI debiendo reflejarse en el exterior de dicho
sobre el título y seudónimo utilizados.
VI
El plazo improrrogable de admisión de los trabajos finaliza el día 30 de Agosto de 2006.
VII
Los trabajos se remitirán por correo al Centro de Estudios del Bajo Martín, Calle Abadía nº 2,
44530 Híjar (Teruel) con la indicación, II Premio de Relatos de Investigación Oral “Otras
Historias – Memoria Histórica del Bajo Aragón”. Para cualquier aclaración los interesados
podrán dirigirse a la dirección del Centro de Estudios del Bajo Martín citada anteriormente o a
través del correo electrónico: [email protected] .
VIII
El Jurado designado al efecto, valorará los trabajos presentados y emitirá su fallo la última
semana del mes de Octubre de 2005, otorgando los siguientes premios:
Primero: 700 euros
Segundo: 300 euros
IX
El Jurado, cuyo fallo será inapelable, podrá declarar los premios desiertos. Asimismo, estará
facultado para resolver toda cuestión de su competencia que no hubiese quedado establecido
de modo explícito en las presentes bases. El fallo se hará público y los ganadores y finalistas
serán informados por teléfono, fax y/o correo electrónico.
X
Los relatos premiados y los originales finalistas, quedarán en propiedad del Centro de Estudios
del Bajo Martín, comprometiéndose este a publicarlos en las distintas publicaciones del Centro
de Estudios.
XI
El hecho de participar en este premio supone la aceptación de todas y cada una de las bases.
No se mantendrá correspondencia alguna sobre el premio, a excepción de facilitar las bases a
las personas que lo soliciten.
Más información.
[email protected]
[email protected]
Sumario
Un libro sobre Pedro Pablo Vicente, diputado y
estrecho colaborador de Víctor Pruneda
Fuente: Heraldo Teruel (Luis Rajadel)
Paralelamente a los actos y jornadas que refrescan la memoria de la II República coincidiendo
con el 75 aniversario de su proclamación, afloran los nombres de algunos de los pioneros del
republicanismo en la provincia de Teruel, un movimiento que se remonta a la segunda mitad
del siglo XIX. Entre los nombres más destacados de aquella corriente ideológica que estaría
llamada a jugar un papel decisivo en la historia contemporánea española, figura Pedro Pablo
Vicente Monzón, un renovador de la pedagogía y luchador por la dignificación del magisterio
que llegó a ocupar un escaño de diputado en las Cortes republicanas de 1873. Sin embargo, su
recuerdo se ha desvanecido por completo, incluso en su pueblo natal, Sarrión. El escritor Juan
Villalba, también sarrionense, acaba de sacar a la luz un documentado trabajo sobre
Vicente Monzón subtitulado “Maestro del siglo XIX” con el propósito de reivindicar la
importancia de esta figura señera de la política decimonónica en Teruel.
Juan Villalba señala que el primer núcleo repúblicano de Teruel, liderado por Víctor Pruneda y
del que formaba parte, entre otros, Pedro Pablo Vicente, ha caído en el “olvido”. Su ideología,
perseguida durante el franquismo y contraria al actual régimen monárquico, condenó al
ostracismo a sus integrantes. Villalba lamenta que Vicente haya sido olvidado a pesar de su
ingente labor en favor de la mejora de la situación del magisterio. Fue editor de la revista
especializada sobre enseñanza La Concordia, autor de varios libros pedagógicos y director de
la escuela de Magisterio de la capital turolense.
Villalba reivindica el papel de Pedro Pablo Vicente como renovador pedagógico. A su juicio, La
Concordia es, además, una publicación “fundamental” para estudiar la situación del magisterio
español durante el siglo XIX. Las reivindicaciones que planteaba son reveladoras de la precaria
situación del momento. “Pedía que los maestros cobraran puntualmente al final del mes en
lugar de depender del capricho de los alcaldes respectivos, que las maestras tuvieran el mismo
salario que sus colegas varones o la introducción de la enseñanza de adultos. Sólo esta última
pudo verla hecha realidad”, señala Villalba.
El libro resalta la coincidencia de dos educadores al frente del incipiente movimiento
republicano turolense, Víctor Pruneda y Pedro Pablo Vicente. La preocupación prioritaria de los
republicanos por la educación se plasmaría ya bien entrado el siglo XX en algunas de las
medidas desarrolladas por la II República, de cuya faceta educativa Pruneda y su “mano
derecha” Vicente son auténticos “precursores”.
El vínculo entre Pruneda y Vicente fue siempre muy estrecho. Cuando el primero es
encarcelado o desterrado, la correspondencia que intercambian alude a la petición del líder
republicano a su lugarteniente para que mantenga unido y activo el núcleo republicano
turolense, inclinado hacía las posturas federales y que se incorporaría al Partido Republicano
Democrático Federal.
Juan Villalba señala que los republicanos que se movieron en el círculo de Pruneda anticiparon
algunos de los aspectos que caracterizarían al movimiento regeneracionista de principios del
siglo XX, como la modernización de la economía, la superación de las tendencias continuistas
en la propia población o la necesidad de mejorar las infraestructuras de comunicaciones. En
este último apartado, los postulados de Pedro Pablo Vicente entroncan, sorprendentemente,
con los plenamente vigentes de la coordinadora ciudadana “Teruel Existe”. Entonces como
ahora la necesidad de articular la provincia y enlazarla con las principales redes ferroviarias
estatales era una de las principales inquietudes de los colectivos más inquietos, como el de
Vicente.
Para el estudio del republicano sarrionense, Juan Villalba ha recurrido a archivos,
publicaciones y hemerotecas. Aunque los archivos municipales de Sarrión fueron destruidos en
la Guerra Civil y con ellos la partida de nacimiento de Vicente, en 1826, en Teruel pudo
consultar el certificado de defunción, en 1874. Entre medio de estas fechas discurre una vida
marcada por el compromiso político y profesional.
El ideario de Pedro Pablo Vicente estuvo siempre unido al republicanismo, lo que le valió
algunos disgustos y, probablemente, su olvido posterior. En 1876, la viuda se ve “en la dura
necesidad” de vender la biblioteca personal de su marido, “que tantos servicios prestó a la
causa de la enseñanza”. Juan Villalba señala que ha llegado ya el momento de que Vicente
ocupe el lugar que le corresponde, al menos en la memoria colectiva de su Sarrión natal.
Un libro con fines solidarios
Los beneficios que genere la venta del libro “Pedro Pablo Vicente Monzón. Maestro del siglo
XIX”, de Juan Villalba, se destinarán a fines benéficos y, en concreto, a una asociación de
distrofia muscular, una grave dolencia degenerativa. La publicación, que ha sido editada por el
Ayuntamiento con la colaboración de la Comarca de Gúdar-Maestrazgo y la Unión Musical de
Sarrión -Vicente es autor, entre otras publicaciones, de una “Teoría del solfeo”-, sólo se puede
adquirir en el Ayuntamiento, en establecimientos de la localidad y a miembros de la Comisión
de Fiestas.
El alcalde, Narciso Martín, señala que el Ayuntamiento apoya la publicación por centrarse en
“un personaje de la localidad que, en su tiempo, fue un auténtico líder en muchos campos y
que luchó por mejorar la situación laboral de los maestros”. Señala que personalidades de este
nivel existen pocas en la historia de la localidad y “es importante recuperar su memoria para
divulgarla”. Juan Villalba plantea la posibilidad de que el Ayuntamiento de Sarrión realice algún
acto de homenaje a un hombre singular como Vicente, una opción que Martín se muestra
dispuesto a “estudiar”.
Sumario
Se presenta en Épila un libro sobre el guerrillero
confederal Agustín Remiro
Manuel Ballarín
Fuente: Rojo y Negro
El pasado 9 de junio, en el salón de actos del Centro Cultural y Social de Épila (Zaragoza), tuvo
lugar la presentación del libro póstumo de Antonio Téllez, Agustín Remiro. De la guerrilla
confederal a los servicios secretos británicos, editado por el Ayuntamiento de esa localidad y la
Diputación Provincial de Zaragoza.
Como es sabido -estas mismas páginas recogieron la noticia en su momento-, Téllez falleció a
principios del año pasado en Perpiñán a la edad de 84 años. Su libro sobre Remiro es el
colofón a una vida dedicada a ofrecer protagonismo a los sin voz, a los olvidados. Desde sus
colaboraciones en Ruta, Solidaridad Obrera o Atalaya, desde sus publicaciones en El Ruedo
Ibérico o en Virus Editorial, las andanzas de revolucionarios, de “perdedores” como José Lluis
Facerías, Quico Sabaté, Salvador Puig Antich o Paco Ponzán encontraron su merecido eco
gracias a los desvelos del historiador tarraconense.
El acto, como claro reconocimiento institucional a la figura de Remiro, estuvo presidido por el
alcalde de la localidad, Martín Llanas, quien realizó la introducción y la presentación de los
oradores, y por el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Javier Lambán, quien
encuadró el acto dentro de la campaña que la corporación que preside está llevando a cabo
para reivindicar los valores republicanos en el año del 75 aniversario del advenimiento de la II
República y tuvo palabras de simpatía y elogio hacia la -con frecuencia- denigrada labor
desarrollada por los militantes anarcosindicalistas en los años treinta.
Por su parte, quien esto suscribe -autor del prólogo- fue el encargado de informar sobre la
génesis del libro y sobre los avatares que sufrió su edición, y, a modo de homenaje, de ofrecer
unas breves pinceladas biográficas sobre la vívida y novelesca trayectoria del autor, Antonio
Téllez; también, a partir de un extenso repaso a la fecunda historia de la potente CNT epilense,
enmarcó el momento histórico en el que Agustín Remiro desarrolló su intensa labor militante y,
a partir de la lectura de los nombres de los diferentes directivos del sindicato local (en su
mayoría, “desaparecidos” en el verano de 1936), vindicó su memoria y la del resto de
antifascistas epilenses asesinados en el transcurso de la Guerra Civil.
Fue José Luis Hernández Bernad, autor de varias decenas de documentadas notas que sirven
de complemento a las redactadas en su día por Téllez y principal artífice de la edición del libro,
el encargado de ofrecer al público una detallada semblanza de la vida y obra de Remiro: los
orígenes de su militancia en la CNT, allá por 1919; sus lances hasta conseguir llegar a las
avanzadillas de la Columna Durruti; su actividad guerrillera o de información tras las líneas
enemigas; su destacada participación en episodios bélicos tan decisivos como Belchite y
Teruel; su papel -ya como mayor- al frente del Batallón de Ametralladoras C; su protagonismo,
una vez terminada la guerra, en la Red Ponzán; su detención por la PIDE portuguesa; o su
desdichado fin en Madrid, tras su frustrada evasión de la cárcel de Porlier.
Pero el momento más entrañable del acto tuvo lugar coincidiendo con la emotiva intervención
de Manuel Remiro Rodríguez, hijo de Agustín Remiro, quien, después de glosar algunos de los
ignominiosos episodios padecidos por su familia o de advertir a sus paisanos de que
“perdonaba pero no olvidaba”, lanzó un emocionado “¡Viva a la libertad!”, unánimemente
contestado por el público que abarrotaba el local.
Han transcurrido casi treinta años desde que las libertades democráticas fueron recuperadas,
y, sin embargo, tanto la edición del libro como la presentación del mismo constituyen los
primeros signos de homenaje efectuados en Épila en memoria de los vencidos. Quizá por ello,
los organizadores y promotores del acto tratamos de conferirle un innegable carácter simbólico.
En un primer momento, el marco contemplado para el desarrollo de la presentación fue la
Universidad Popular, un local que, construido en 1936 con el trabajo solidario de los militantes
confederales, fue confiscado por la Falange y, para mayor baldón, después de ser “bautizado”
como Salón-Teatro “José Antonio”, utilizado para toda suerte de actos de carácter “patriótico”.
Con buen criterio, se desestimó este primer propósito, ya que se juzgó que dicho local sería
insuficiente -como así ocurrió- para albergar al público interesado. Por fin, el acto tuvo lugar en
otro local no exento de ese pretendido simbolismo: el ya citado Centro Cultural y Social, un
interesante edificio de finales del siglo XIX que, en el verano de 1936, vio perdida su primitiva
condición de escuela de niñas al ser utilizado por los sublevados como improvisada cárcel para
retener a centenares de antifascistas de la localidad.
En mi opinión, y habida cuenta de la magnífica respuesta popular, tras el acto del día 9 -que,
en cierto modo, sirvió para exconjurar viejos fantasmas; para extirpar miedos y recelos
heredados del franquismo- ha quedado terreno abonado para dar un paso más; para, por
ejemplo, que una céntrica calle o la misma sede construida en 1936 por los afiliados a la CNT
acojan una placa que, dedicada a Remiro, sirva de recuerdo a la memoria del casi centenar de
epilenses asesinados por el fascismo.
Sin duda, sería un acto de justicia y de decencia democrática.
Sumario
Un libro reúne los cargos socialistas en Aragón entre
los años 1931 y 1939
Fuente: Diario de Teruel
Herminio Lafoz ha reunido en un libro a los dirigentes del Partido Socialista y la Unión General
de Trabajadores en Aragón durante los años de 1931 al 39.
“No es un libro de historia”, insiste el autor, para quien la obra, Dirigentes y cuadros socialistas
de la UGT Aragón (1931-1939), tiene “un propósito muy sencillo: recopilar la historia de la
organización”.
El libro, editado por la Fundación Bernardo Aladrés y presentado ayer en Teruel, es el
“resultado de una labro de investigación”, explica Lafoz.
El libro Dirigentes y cuadros socialistas de la UGT (1931-1939) reúne un total de 3.507
nombres de responsables del sindicato en Aragón (2.815 de Zaragoza, 63 de Huesca, y 629 de
Teruel), de los que 442 fueron asesinados durante la Guerra Civil española.
Se trata de un primer trabajo, pues como confirmó el autor y responsable de ediciones de la
Fundación Bernabé Aladrés, Herminio Lafoz, hay otro proyecto todavía más ambicioso en
preparación que recopilará a todos los militantes de base y que se denominará Todos los
nombres.
Para recopilar los más de 3.500 nombres que aparecen en el libro, se ha recurrido al diferentes
publicaciones socialistas de la época (Adelante, de Teruel, y Vida Nueva, de Zaragoza),
además de la Causa General que se siguió contra todos ellos. “Ahora falta profundizar en los
papeles de Salamanca”, concluyó.
Unificar esfuerzos
Herminio Lafoz reconoció que una de las principales dificultades que se encontró durante la
elaboración de este trabajo residió en la dispersión de las fuentes, ya que “cada comarca e
incluso cada pueblo” han realizado un ejercicio de memoria, pero no se ha puesto en conjunto.
En este sentido, Lafoz apostó por que el Gobierno de Aragón coordine los esfuerzos para
recoger ordenadamente datos sobre las personas asesinadas, “como ha hecho la Junta de
Andalucía”, y apostó por la colaboración también de la Universidad.
Preguntado sobre la ley de Memoria Histórica que prepara el Gobierno, dijo que “es muy
necesaria porque hay mucha gente esperando desde hace tiempo”, y explicó que “no se trata
de un problema de pensiones, sino de reconocimiento moral”.
3.507 registros
El libro Dirigentes y cuadros socialistas de la UGT Aragón (1931-1939) presentado ayer en
Teruel recoge un total de 3.507 nombres de dirigentes socilistas aragoneses, de los que 442
fueron asesinados.
La información que aparece sobre estos protagonistas es el nombre y los apellidos, su cargo
dentro de la organización, su localidad y, si fue asesinado, cuándo o datos sobre su
desaparición.
Sumario
Una exposición fotográfica recupera la vida de Bielsa
en los años de la posguerra
Fuente: Diario del AltoAragón
Desde principios del mes de abril y hasta el 30 de octubre puede visitarse en Bielsa la
exposición del archivo fotográfico de Allanegui, titulada “Volver a vivir. La reconstrucción de un
pueblo”. Esta colección de fotografías en blanco y negro se exhibe en la Sala de Exposiciones
de Casa Larraga y son obra del arquitecto Alejandro Allanegui. A través de estas imágenes se
consta el estado de absoluta ruina en que quedó Bielsa tras la actuación de la Legión Cóndor.
Esta colección fotográfica forma parte de las actuaciones de recuperación de documentación y
fotografía retrospectiva del valle, que el ayuntamiento y el Museo Etnográfico de Bielsa llevan a
cabo en los últimos años y que en la actualidad se encuentra en fase de informatización. Hasta
el momento se han rescatado varias colecciones fotográficas que abarcan las décadas de los
años 30, 40 y 50. Según un informe sobre el estado de la investigación de los microfilms
digitalizados del Museo de Bielsa se constata que “en este museo se custodian actualmente 16
tiras de microfilms digitalizados que contienen 45.671 fotografías que abarcan un total de 192
protocolos notariales de los siglos XVI al XVIII. De estas fotografías tan solo 19.733
corresponden a protocolos generados por notarios de la villa de Bielsa.
“Volver a vivir. La reconstrucción de un pueblo” da cuenta de los procesos constructivos, de los
nuevos edificios, de la vuelta paulatina desde Francia de sus gentes y de lo que tuvo que ser la
vida en Bielsa durante la inmediata posguerra, tal y como queda documentado en la
exposición, donde se explica que “la destrucción y el incendio del pueblo de Bielsa, en primer
lugar, obligó a retrasar el regreso a España de muchos refugiados que se encontraban en
campos de Francia” y recuerda que “los pocos habitantes que residieron en Bielsa en los
primeros meses pasaron un invierno de 1938-1939 muy duro. Dormían en cuadras, sin tejado,
y todas las mañanas al levantarse tenían que sacudirse la nieve de la manta”.
Sumario
El 23 de agosto de 1936 en Huesca (capítulos 8, 9 y
10)
Manuel Benito Moliner
Fuente: Diario del Altoaragón [email protected]
66. Francisca Mallén Pardo nacida en Loarre y residente en la Calle Quinto Sertorio, 7 donde
es arrestada por auxilio a la rebelión. Tenía 23 años y sólo sabemos que una hermana –Isidra
de 18 años- había sido detenida una semana antes.
67. Guillermo Marzal Gómez. Depositado en el Hospicio de Huesca desde Lascellas. Aprendió
allí el oficio de hojalatero entrando en contacto con los movimientos sindicales que en el
orfanato penetraron con fuerza. Muchos de estos críos – Guillermo tenía 19 años- fueron
acusados de señalar algunos objetivos a la aviación republicana con fechas blancas en los
tejados, otros de recoger las octavillas que lanzaban esos aviones y que conminaban a la
rendición para repartirlas a la población.
68. Augusto Miñón Alonso. Nació en Bentretea (Burgos) era soltero de 37 años y vendedor.
Debía estar vinculado a algún grupo de acción anarquista pues aparece encarcelado en 1934 y
1935 por lesiones, intento de homicidio y tenencia de armas.
69. Pío Monclús Lafarga de 40 años, cenetista antiguo con una primera detención en 1932.
Otra con Ponzán Vidal en 1934. Todas de carácter preventivo pues queda libre al poco tiempo.
Consta como oficio el de bracero.
70. Concha Monrás Casas. Mujer católica y de buena familia cuyo único delito fue el de estar
casada con Ramón Acín. Este, al producirse el golpe y pensando que este sería efímero,
marchó a su casa con su inseparable amigo y conmilitón Arnalda, zapatero de Apiés. Ambos se
escondieron en un zulo que, en vista del ruido de sables, tras la victoria electoral del Frente
Popular, construyó el artista oscense a partir de un fondo de armario. Unos vecinos advirtieron
su presencia en la casa denunciando el hecho a la policía. Como los agentes no pudieron
encontrarlos en la casa, procedieron a torturar a Conchita para obligar a Ramón a salir. Este
aguantó los gritos de su mujer para no comprometer a Arnalda que, disfrazado, abandonó
Huesca en cuanto se hizo de noche, alcanzando las líneas republicanas. El 6 de agosto son
detenidos los dos, sus hijas Katia y Sol quedan al cuidado de su tío Santos Acín, hombre de
derechas que las inscribirá en la Falange. Allí serán protegidas por el capellán y tío de las
niñas: José Puzo Espín hombre muy respetado en la España fascista. Ramón fue baleado
antes, el 11 de agosto recoge su cuerpo la Ambulancia nº 24. Concha, viuda ya, fue martirizada
con 36 años.
71. Santiago Muñoz Nogués. Vino de Ansó para trabajar en Huesca de tipógrafo y se afilió a la
CNT llegando a ser miembro del Comité Provincial. Sufrió varias detenciones preventivas.
Residía en la Plaza del Temple, 2.
72. Francisco Obis Lisa, de Estadilla, vivía con su familia en la Travesía de la Conquista, 13.
Muerto con 33 años tras ser acusado por tenencia de armas.
73. Pablo Ordás Tafalla. Domiciliado en la Calle Amistad, 23. Tenía 25 años y vivía con su
hermana casada y con dos hijos. Esta sufriría prisión en diciembre, saliendo de la cárcel tras
estar dos días incomunicada. Este jornalero fue detenido por defender la legalidad en la calle.
74. Jesús Otal Viela, nacido en Bolea y domiciliado en San Salvador, 10. A sus 22 años era
panadero y debía pertenecer a la CNT, es detenido por oponerse en la calle a los militares el
19 de julio.
75. Jesús Pallarés Ferrer. Como el anterior detenido en las calles el mismo día. Trabajaba en
Tormos como guarda de la estación depuradora, domiciliado en Doña Petronila, 24. Estaba
casado y tenía 29 años.
76. José Pascual Labarta. Jornalero de Alcalá de Gurrea, llevaba varias detenciones a sus
espaldas pues era un cenetista activo y es uno de los que se fugan de la cárcel el día de San
Lorenzo de 1934.
77. Adolfo Pastor Santamaría. Ingeniero de Caminos, nacido en Alcoy y domiciliado en el Coso
García Hernández (Bajo), 3. Tenía 36 años y estaba casado, fue detenido ya el día 20 de julio.
Resulta curioso su expediente carcelario donde se dice que fue puesto en libertad con León
Escuer Gracia, ya que de este último no hay ningún dato.
78. Antonio del Pueyo Navarro. Representante en Huesca de la Unión Republicana que
presidía Martínez Barrio. Vivía en la Calle Alcoraz, 2 con su mujer e hijo, era abogado y tenía
37 años. Pertenecía a la masonería oscense, al Triángulo Joaquín Costa, del que fue
secretario entre 1935-6 con el sobrenombre de Diderot. Llegó a la presidencia de la Diputación
con el gobierno de Portela Valladares. Fue detenido en Panticosa donde estaba de vacaciones
aquél verano de 1936. Un hermano médico llamado Eduardo fue acusado también de masón y
condenado a trabajos forzados hasta el final de la guerra.
79. Francisco Puig Capdevila, natural de Zaragoza. Vivía con su mujer y dos hijos en al Calle
de Fatás, 8. Trabajaba en Hacienda como oficial. En el PSOE ocupaba los cargos de tesorero
de la Agrupación y de secretario general de las Juventudes Socialistas.
80. Carlos Raimúndez Marco. Este ferroviario divorciado había llegado a la estación de Ayerbe
desde su León natal. Contaba 29 años.
81. Francisco Ramón Doz. Cenetista de Huerto con detenciones anteriores. Era viudo sin hijos
con 58 años y jornalero.
82. Andrés Rivas Ferrer (Latorre). Su cadáver viene registrado en la Ambulancia 24 con fecha
del 23. La defunción de este sastre oscense de 48 años, la da el Registro Civil con fecha del 29
de agosto.
83. Saturnino Rodellar García. Miembro del Comité de Grañén donde fue detenido con el resto
de componentes por una columna militar enviada desde Huesca. Era labrador y tenía 28 años.
84. Isaac Royo Alfonso. A este ingeniero turolense de 33 años le sorprendió el Golpe en el
Hotel Pirineos. Por lo temprana de su detención -21 de julio- podría haber estado implicado en
los sucesos callejeros de resistencia a los militares.
85. José Ruiz Galán. Inspector de Primera Enseñanza, vecino de Huesca, Plaza de
Concepción Arenal, 2, 32 años, casado y natural de Aldeanueva de Ebro (Logroño). Era
miembro del Triángulo Joaquín Costa con el sobrenombre de Libertad. La Ambulancia nº 24 lo
registra el día de antes (22).
86. Antonio Sanagustín Sanagustín. Proviene del hospicio donde lo recogieron originario de la
Puebla de Castro. Era un obrero de 39 años.
87. Jerónimo Sánchez Cama. Funcionario de Correos afiliado al PSOE. Era nacido en Estada y
vivía en la Plaza de Lizana, 6 con su mujer y un hijo. 33 años.
88. Jerónimo Sanz Arbona. Nacido en Francia (Vir de Bigorre) vivía en la Calle Amistad, 17.
Era peón, casado con hijos y tenía 26 años.
89. Jesús Sarraseca Fau, cenetista de Gurrea que estuvo el año anterior en la cárcel,
procedente de la de Segovia, donde padeció un proceso de apendicitis. Tenía 20 años.
90. Manuel Soneiro Casasnovas. Era maestro nacido en Hecho y domiciliado en la Calle Doña
Petronila, 7. Soltero y de 24 años.
91. José María Teller Torres (Escartín). Cenetista de Ayerbe.
92. Fidel Torres Escartín. Hermano del conocido anarquista Rafael, acusado del asesinato del
arzobispo zaragozano Soldevilla por lo que sufrió prisión y continuas torturas que le llevaron a
la locura y la muerte. Fidel vivía en Ayerbe.
93. Ramón Val Bernal. Como otros dos citados, miembro del Comité de Grañén. Tenía 24
años, era labrador y los cogieron el día 23 de julio, un día antes de que la Columna Carlos
Marx llegara a Grañén, lo que les habría evitado el linchamiento.
94. Baltasar Villacampa Oliván. Natural de Nocito y domiciliado en la Travesía del Lirio, 8,
donde vivía con su mujer y sus dos hijos. Era agente de seguros y tenía 33 años.
95. Lázaro Viñau Aranda. Jornalero cenetista de Gurrea con una detención preventiva en 1932.
El 19 de julio lo detienen en la calle con unos 40 años.
96. Saturnino Virto Anguiano. Este industrial nacido en San Pedro Manrique (Soria), tenía su
domicilio en el Coso de Galán (Alto), 86. Tenía 41 años.
Como se verá el número exacto es difícil pero oscila entre los 95 y los 100. Aparece también en
el Registro Civil con esa fecha de muerte (23-VIII-36) Ángel Alonso Prieto pero no figura en el
libro de la Ambulancia nº 24 y en la ficha carcelaria aparece como puesto en libertad en
octubre, con Bailo Sarvisé y Aguarta Ara.
Un ataque aéreo con dos víctimas en una ciudad desprotegida y donde no se permitía salir a la
población, sólo los hijos de las familias pudientes podían hacerlo en las épocas de mayor
agobio bélico, provocaron una masacre superior en número a todas las víctimas juntas de la
aviación republicana en Huesca y que, según las fuentes fascistas, fueron de 83 muertos.
Los primeros aviones republicanos que actuaron en Huesca no estaban preparados para la
guerra, no eran máquinas de destrucción sino aparatos militares de reconocimiento o civiles
adaptados mediante añadidos. La primera aeronave que llegó a este Frente para apoyar la
toma de Siétamo fue un hidroavión que tuvo que hacer escala en Barasona para suministrarse
y luego lanzar unas bombas casi manualmente. Cuando la aviación republicana se sovietiza y
consigue aparatos de guerra, los nacionales cuentan con la Legión Cóndor alemana y la
Aviación Legionaria italiana que logran la supremacía en el cielo. La Cóndor estuvo en Huesca
donde instaló varios antiaéreos en azoteas estratégicas; su cuartel se ubicó en la Plaza de
Santa Clara, en el Corral de Pepetes (de Fau el aceitero).
Para ver la enorme diferencia entre unos bombardeos y otros basta con poner sendos ejemplos
aragoneses: los rojos bombardean Huesca, una ciudad de 15.000 habitantes, 137 días
produciendo en total 83 muertos y 97 heridos. Los italianos en un solo bombardeo sobre
Barbastro el 3 de octubre de 1937, con la mitad de población, causan unos 200 muertos y 300
heridos. Los bombardeos republicanos fueron manipulados y magnificados hasta el punto de
atribuirles sucesos que eran bien conocidos, como el de la destrucción del chapitel de la
catedral. Este se quemó por un cohete lanzado para celebrar la toma fascista de Santander,
pero luego la torre desmochada aparece en las fotografías como obra de las hordas rojas,
véase la portada del folleto que publica el Ayuntamiento con motivo del fin del Asedio de
Huesca o la Causa General, legajo 1408, en el apartado XII (Principales atentados contra las
obras de arte y elementos de cultura), en la que se atribuye a los bombardeos marxistas la
desaparición del remate de la torre, construido con ladrillo en los siglos XVII y XVIII sobre la
primitiva torre gótica.
A pesar de la ineficacia de la aviación republicana, que asustó los primeros días al obispo
huido a Zaragoza con la triquiñuela de que la parroquia de Santa Engracia era de su diócesis y
que obligó al mando militar a adoptar medidas contra aquellos que abandonaran la ciudad sin
permiso, la no evacuación resulta insidiosa y sólo responde a la necesidad de implicar a la
población civil en la defensa de una plaza que quedó a su suerte pues la ayuda en los difíciles
días resultó muy escasa: pequeños contingentes desde Navarra, La Rioja o Galicia, todos ellos
voluntarios con exigua preparación y refuerzos puntuales de la guarnición de Jaca. Quizá lo
más eficaz para los sublevados fue contar con los ingenieros militares Adrados y Andériz,
expertos en fortificaciones, las mehalas moras encuadradas en la Bandera Móvil y sobre todo
los propios oscenses, inducidos por el miedo de los paseos y los linchamientos selectivos a
participar en la contienda, de forma tímida al principio y total a partir de la caída de Estrecho
Quinto.
La mayoría de los habitantes masculinos quedaron militarizados. A los jóvenes entre 15 y 18
años se les obligó, de diversas formas, a inscribirse como voluntarios en las milicias falangistas
o de Santiago. Los que estaban en edad militar fueron al Ejército. Los mayores o mozos con
alguna tara física formaron Acción Ciudadana, una milicia que se ocupaba de labores de
vigilancia en las inmediaciones de la ciudad y de relevo nocturno de las tropas de primera
línea, para que los escasos soldados pudieran descansar y estar frescos para el combate;
tenían su cuartel en la Escuela de Magisterio (La Normal). Los niños entre los 10 y 16 años
recibían instrucción diariamente en el Parque y formaban una especie de policía que patrullaba
la ciudad, así la Guardia de Asalto y la Guardia Civil podían estar en las primeras líneas.
Concluyo esta crónica del día más nefasto de la historia de Huesca que me ha llevado diez
capítulos. No siento haber molestado y quiero agradecer las muestras de cariño, sobre todo de
los nietos que me han mandado información de aquellos que nada sabía, por ejemplo: José
Luis Calvo respecto de su abuelo Alejandro Calvo, natural y vecino de Huesca con domicilio en
San Bernardo, 13; estaba casado, tenía tres hijos y era alumno de Ramón Acín, lo lincharon
con 39 años. Un testimonio impagable es el de Antonio Gayúbar, que me cuenta está escena
ocurrida en su casa y grabada para siempre en el acerbo familiar:
La familia de mi madre, tenían un pariente o un amigo de Acción Ciudadana, que se les
presentó un día en casa pidiendo un vaso de vino, vivían cerca de la plaza de la Moneda.
La conversación fue del siguiente tono:
-Sra. Nicolasa (la suegra de mi abuela), vengo de Las Mártires...y a mí me parece bien que a la
gente mala se les mate... pero esto no, que a algunos hasta les han cortado las manos... esto
no… esto no…
Por último quiero dar las gracias a José Santamaría por compartir su dolor, a Pedro Moliner por
enseñarme el valor de un archivo fotográfico bien trabajado, a José Sanz por las facilidades y
la amistad mostrada en los archivos de la cárcel, a María Cruz Gil que me contó cosas que no
están en los libros, a Juan y Luis Maynar por una mañana cargada de historias, a todos los
informantes que no quieren aflorar con sus nombres y a Victor López por lo que él ya sabe.
Sumario
El destierro en Barbastro, clave en la biografía del
doctor López-Ibor
Fuente: Diario del AltoAragón
“Mi padre estuvo aquí desterrado cuando yo tenía dos años y entre mis primeros recuerdos
perennes de la infancia está el Hotel San Ramón”, señala Juan José López-Ibor Aliño,
catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid y ex presidente de la
Asociación Mundial de Psiquiatría. El mayor de los doce hijos del doctor López Ibor estuvo
recabando datos sobre su padre durante su destierro político en Barbastro (1944).
El pasado 22 de abril se cumplió el centenario del nacimiento de Juan José López Ibor (Sollana
1906- Madrid 1991) y su familia ha confiado al escritor Marino Gómez-Santos la biografía del
psiquiatra español más importante del siglo pasado y el de mayor reconocimiento internacional.
Además, fue un hombre comprometido con los tiempos que le tocó vivir. El encargo está en
muy buenas manos, porque Gómez-Santos es el biógrafo de insignes personajes como
Gregorio Marañón y Severo Ochoa (Premio Nobel 1959) -de cuya Fundación es Secretario
General- y un autor muy destacado por su obra prolífica.
El sábado pasado se desplazaron desde Madrid a Barbastro para recoger información sobre la
estancia de López Ibor, su esposa Socorro y dos hijos pequeños, en el Hotel San Ramón,
durante el destierro de cinco meses, por motivos políticos, en 1944. La familia se alojó en la
habitación 202 del segundo piso, donde disponía de mesa de trabajo en la que escribió parte
de su obra emblemática “La angustia vital” (Madrid, 1949), según explica su hijo mayor.
Los recuerdos del desaparecido Hotel y su propietaria, Josefina Bosch, afloraron durante
cuatro horas intensas con Marian Bosch, Ramón Bosch y Rosa Bosch, además de la
información facilitada por el periodista de sus entrevistas con Josefina, entresacada de la
hemeroteca de “El Cruzado Aragonés”. Las entrevistas largas con Josefina, en su mesacamilla, dieron buen jugo siempre y en todas nombraba un grupo de huéspedes selectos.
Tranquilidad intelectual
Hizo gran amistad con Josefina Bosch, “hablaba siempre de ella porque hubo una relación
personal muy buena que le permitió vivir arropado en una época horrible porque las cicatrices
de la guerra civil sangraban todavía. Aquí encontró paz y tranquilidad, necesarias para un
médico que venía de Madrid y no tenía nada que hacer, con mujer, dos hijos pequeños y uno
en camino. Vivió bastante cómodo y con la tranquilidad intelectual suficiente para empezar la
obra más importante de su vida científica”. En este aspecto, “mi padre no salió de aquí
escribiendo en periódicos clandestinos sobre su persecución por el régimen franquista. Cuando
hablamos de Barbastro en familia, jamás afloró un lenguaje negativo. Más bien lo explicaba
siempre con calma, como si no hubiera pasado nada. Le he oído contar su vida aquí y nunca
aprecié el resentimiento de una persona a quien desterraron por motivos políticos más o menos
claros. En la misma medida que a otros les pegaron un tiro en la cabeza”.
Recuerda “una época bastante siniestra en su vida académica y profesional; perdió una
cátedra, tuvo problemas en oposiciones, afrontó recursos, no podía dirigir tesis doctorales y se
quedó sin pasaporte durante años”.
Sumario
Memoria histórica
Jesús Brau Grasa
Aunque no soy el primero en responder a la carta del Obispo de Huesca-Jaca de hace un par
de semanas, espero no ser el último, pues el mensaje subyacente que imprime a las mismas
choca no sólo con las ideas y proyectos de esta sociedad, que no es lo más preocupante, sino
que contradice el espíritu de justicia, latente en muchos, creyentes o no, y más grave todavía,
al mismo Evangelio, del que debe ser su valedor.
¿Por qué digo esto? En la carta del Obispo hay un intento de silencIar lo que desde 1936 venía
siendo un grito de justicia, incluso allende nuestras fronteras geográficas. Dice en su carta: "Se
reabren viejas heridas cuando con esfuerzo y generosidad iban tímidamente cicatrizando". Y
todos entendimos que se refería a la guerra civil española, o mejor, a ¡ustificar el levantamiento
militar franquista, cuyas heridas y dramaticas consecuencias los esforzados y generosos
adictos a ese régimen dicen querer cicatrizar.
Y tengo que recordar a nuestro querido obispo que la justicia no se cumple silenciando, sino
reconociendo el delito, en este caso el levantarniento militar, que después de 70 años quienes
lo apoyaron o sus herederos todavía no han expresado su mea culpa. Y él, a ejemplo de los
apóstoles, debería ser el primero en pedirlo, porque es un mandato, una exigencia y una
práctica en la Iglesia.
El domingo pasado leíamos en la carta de los Hechos de los Apostoles que Pedro argumenta
el poder de curar a un tullido en Jesús, y les recuerda "a quien vosotros entregasteis y de quien
renegasteis ..... Y a continuación: " ... y pedisteis que os hiciera gracia de un asesino; mientras
que al Jefe que lleva a la Vida hicisteis morir". Y cuando, detenido, le piden en el Sanedrín
explicaciones, les vuelve a repetir: "a quien vosotros crucificasteis". ¿Para qué les recuerda que
lo asesinaron, si en ese contexto lo más importante parece ser la curación, quién la realiza y
una salida digna para los sumos sacerdotes, que no saben qué hacer en la contradicción que
viven?.
El recuerdo del asesinato de Jesús es una consigna que dura dos mil años, y que se repite en
todas las celebraciones de la Iglesia, porque la justificación solamente se consigue
reconociendo el delito y cambIando la conducta, el comportamiento. Incluso después de
muerto, ya al Iado de Dios y elevado a los altares, recordamos diariamente al mismo Pedro su
pecado en el Himno de Laudes "el gallo reprende a los que niegan". ¿No decimos los cristianos
que es la conversión el primer paso para la reconciliación con Dios y con los hombres? ¿O es
que el levantarruento militar franquista fue algo querido por Dios? ¿No oía la Iglesia de
entonces el grito de dolor de los pobres: los obreros, los jornaleros y sus familias, que no tenían
qué comer, mientras otros dilapidaban? Hay epocas en las que algunos obispos, demasiados,
olvidan la metanoia cristiana y se refugian en el culto puritano, estigmatizado ya por Amós o
Isaías, y se dedican a justificar lo injustificable o a mirar hacia otro lado.
Porque quizás los obreros, los jornaleros o las mujeres republicanas no sabían hacer milagros
como Pedro en nombre de Jesús, pero en su incipiente proyecto político fueron capaces de
apostar por compartir sus bienes, su trabajo, su alegría y sus anhelos para que ese mundo en
el que vivían -que los cristianos consideramos que nos ha dado generosamente Dios-, se
erradicasen las desigualdades sociales.que propiciaron, entre otros, el feudalismo, el
absolutismo regio y el apoyo ideológico de la mayor parte de la jerarquía eclesiástica con una
prostituida concepción de Iglesia.
Porque supongo que el párrafo siguiente "Se decide dejar de investigar oscuridades terribles
según el menú de la conveniencia partidista" no se refiere al levantamiento militar de Franco,
cuya documentación no se puede todavía investigar en su totalidad. ¿O con ello quiere justificar las mentiras de un ex-ministro, que, conscientemente, no dudó en intentar manipular el
voto de los españoles, achacando a otros crímenes que no habían cometido? ¿Esa calumnia
es la verdad que el Obispo defiende?
Desde esta tribuna he abogado muchas veces para que sea la encarnación, a ejemplo de
Jesús, el primer paso del compromiso personal y comunitario. Es posible que a nuestro Obispo
el parque del Retiro y los palacios que hay en su entorno le impidiesen ver desde su casa
paterna una realidad sangrante, fruto de. la política franquista de la posguerra, como era el
Pozo del Tío Raimundo, en donde vivían hacinadas miles de familias en chabolas. Una realidad
que se multiplicaba en todo el territorio español.
Pero hay más todavía y que no es espíritu de revanchismo o de odio hacia personas. Quienes,
directa o indirectamente, hemos vivido con dolor la separación de un ser querido por asesinato,
encarcelamiento, degradación o exilio, queremos que se reponga la dignidad de esa persona,
porque es de justicia. Dignidad que debe ser restablecida, en primer lugar, por quienes
cometieron ese delito o, si ya nos dejaron, por quienes se sienten herederos de aquéllos, y que
todos sabemos cómo piensan y a qué grupo político apoyan.
El no reconocimiento de ese pecado (éste sí que es grave), que debe conllevar un cambio de
mentalidad y actitud en todas las dimensiones de la persona, impedirá cicatrizar de verdad esa
herida abierta desde ha'ce décadas en la sociedad española. y los máximos jerarcas españoles
deberían dar un ejemplo permanente de la línea de algunos obispos de la transición con el
cardenal Tarancón a la cabeza.
Sumario
Cambriles: topos en el corazón de la roca
Antón Castro
Fuente: Heraldo de Aragón
El escritor José Giménez Corbatón es dueño de una obra narrativa suspensa en su propia
memoria. "El fragor del agua" (Muchnik, 1994; Prames, 2005) y "Tampoco esta vez dirían nada"
(Muchnik, 1997) son dos libros de relatos, cercanos al espíritu de Juan Rulfo o Miguel Torga,
que hablan de su infancia, de ecos anteriores vinculados a la Guerra Civil y a la posguerra, del
éxodo de su propia familia.
Ese universo lo cifró en un lugar más o menos imaginario como Crespol, que estaría ubicado
entre Ladruñán, el pantano de Santo lea y Castellote. y en ese entorno real oyó un sinfín de
historias de curas, de maquis, de combatientes, de ancianas condenadas a la soledad. Giménez Corbatón declara:
"Toda mi vida he oído hablar de la cueva de Cambriles. Cada verano de mi infancia y de mi
adolescencia he divisado, desde las orillas del río Guadalupe, la silueta altiva de Los Morrones
donde se abre su diminuta boca. He soñado cientos de veces a lo largo de mi vida con el
misterio de lo que allí pudo haber sucedido".
Pero no fue hasta casi el año 2000 cuando se zambulló en esta peripecia -con el fotógrafo Pedro Pérez Esteban, entre otros que, según escribe el historiador José Luis Ledesma en el
prólogo del libro "Cambriles, el reportaje" (Grupo de Estudios Masinos), era "una historia de
grandeza y miserias casi novelesca pero ásperamente real" y "un episodio verídico ideado por
un literato". ¿Qué había ocurrido en realidad? Hablamos del refugio del que se adueñaron
desde noviembre de 1936 muchos hombres, próximos a Falange, conservadores;
"enc1austrados en una perdida caverna -algunos de ellos- hasta diez meses para huir de la
sangre, para aislarse de su reguero de sangre y muerte", tal como dice Ledesma.
Giménez Corbatón se afana en investigar lo que ocurrió en Cambriles, "un agujero en la roca,
un escondite inaccesible que engendró la leyenda de una sociedad secreta de hombres amenazados a los que el miedo a la muerte les llevó a establecer juramentos de sangre". Cambriles
es una cueva de grandes proporciones en el interior de la Peña de los Morriones, que descubrió a mediados de los años 20 el pastor Domingo Folch, cuando perseguía a un águila.
Brea, la bruja, la reclusión
Giménez Corbatón habló con todo el mundo que quisiera recordar aquel secreto a voces: habló
con el cura Conesa, que fue párroco en Ladruñán entre 1941 y 1943. Le comentó que aquel
lugar lo había bautizado así, Cambriles, un tal Aniceto Brea, secretario de ayuntamiento y
partidario de fusilar al alcalde republicano de Ladruñán, que jugaría un papel decisivo en esta
historia. Había estado en Cuba, al parecer, era capaz de escribir versos, y vivió una extraña
fascinación por una joven, María la Bruja, a la que otros compañeros quisieron matar porque
tenía visiones y temían que pudiera descubrirlos. El cura también le recordó que acababa la
Guerra Civil se propuso hacer una capilla en aquel lugar.
El 12 de septiembre de 1939, el diario "El Noticiero" hablaba de una peregrinación de devotos y
supervivientes al pilar: "Vivieron en una cueva en la cima de un monte para esquivar la
persecución roja. Constituyeron una hermandad titulada La Caverna".
El artículo recordaba que para ingresar en aquella sociedad había que entregar "un pernil por
cabeza", que fueron tres personas de Ladruñán las primeras en sumarse (al principio se habla
de septiembre de 1936, pero luego José Giménez comprobaría que fue en noviembre), y se
decía que cocinaban con gasolina, para evitar los humos; disponían de servicio de alumbrado,
de limpieza, de peluquería, y hasta un periódico del que tirarían 102 folios.
"También contaban con inodoro y un aljibe que construyó el propio Brea, de 3.000 litros de capacidad. Una esquila movida por una soga servía de timbre nocturno. Se habían instalado
tablones para formar literas, 'como en los barcos', y una radio 'que no llegó a funcionar' (…)
Fabricaban cuchillos, piezas de ajedrez, morteros para la cocina, petacas, pipas, y toda clase
de objetos de madera y piedra". E incluso llegaron a bordar una bandera que llevarían, tras
concluir la contienda, al Pilar. El periódico también recordaba lo bien que habían comido chocolate, café, arroz, coñac, champán ... - y aseguraba que estaban armados hasta los
dientes.
José Giménez analizó todos los datos que pudo: buscó el diario que habían redactado,
contabilizó entre 112 y 150 hombres que habían pasado por Cambriles en diversos periodos,
dio con el "Himno de la Cueba" (sic) que había redactado Aniceto Brea, y finalmente pudo
acceder al libro de actas de "La Caverna". Pero no sólo eso: visitó en 2004 y 2005 la cueva, y
halló a alguno de sus antiguos moradores, como Manuel Aznar Moles, que entró en la cueva el
12 de marzo de 1938 y permaneció en ella 15 días. Le dijo: "¿La vida allí? De día, dormir; y, de
noche, a buscar lo que hacía falta. Íbamos a por agua. La subíamos en garrafas de veinte
litros. (…) Nadie sabía que había ese escondrijo. Sólo los que nos suministraban la comida. De
saberlo, nos habrían fusilao".
Una de las grandes emociones del libro, que cuenta con magníficas fotos de Pedro Pérez Esteban, aparece al final cuando el escritor consigue entrevistar a Domingo Folch. Le dice que el
diario fue quemado en Mas de las Matas y le confirma que no había mujeres. "No se estaba tan
mal en la cueva", dice y explica los motivos de la incorporación a Cambriles: "No alistarse en
las filas republicanas y los malquereres de los pueblos. El único burro era yo, sabía poner mi
nombre y se acabó. Pero allí había gente muy inteligente que después han llegao a ser figuras.
(…) De lo ocurrido soy el amo. Quiero morirme con la historia sin que nadie la pueda redactar".
Domingo, que fallecía mientras se editaba el libro, se equivocó.
Sumario
Guerra Civil y religión
Julián Casanova
Fuente: El País
"¿Por qué, Señor, has tolerado esto?", se preguntaba recientemente el papa Benedicto XVI tras
la visita al campo de concentración polaco de Auschwitz-Birkenau, el mayor complejo de
exterminio construido por los nazis, donde se gaseó, desde marzo de 1942, a centenares de
miles de hombres, mujeres y niños, la mayoría judíos.
La Iglesia católica española necesitaría hacerse la misma' pregunta 70 años después del inicio
de la Guerra Civil. Las imágenes de destrucción que ocasionó la violencia anticlerical en la
zona republicana dieron la vuelta al mundo y generaron una corriente de simpatía a favor del
bando franquista, mientras que la Iglesia amparó, silenció y ocultó la guerra de exterminio
dirigida por los militares sublevados en nombre de la patria y de la religión. Después, feliz y
gozosa con todos los privilegios que le proporcionó la dictadura de Franco, nunca quiso saber
nada de las víctimas del otro lado y rodeó a sus mártires de una mitología y de un ritual que
dura hasta la actualidad. Puede ser el momento de revisar todo eso y de dejar de conmemorar
con ceremonias de beatificación y canonización un pasado que poco tuvo de heroico y glorioso.
En los pueblos y ciudades donde fracasó el golpe de Estado de julio de 1936, la Iglesia católica
sufrió lo que Isidro Gomá, el primado de los obispos españoles, llamó el "furor satánico", un
castigo de dimensiones ingentes, devastador. Quemar una iglesia o matar a un clérigo es lo
primero que se hizo en muchos lugares tras la derrota de la sublevación. Más de 6.800
eclesiásticos, del clero regular y secular, fueron asesinados y una buena parte de las iglesias y
santuarios fueron incendiados, saqueados o profanados, con sus objetos de arte y culto
destruidos total o parcialmente.
La Iglesia siempre ha querido demostrar la justicia de sus posiciones y actitudes a causa de
ese anticlericalismo atroz. No fue ese "odio satánico", sin embargo, el que puso a la Iglesia y a
los católicos al lado de los militares rebeldes. Reforzó, eso sí, su posición, pero no la originó.
La Iglesia habló y actuó desde el primer disparo rebelde, se alineó sin rubor con el golpe militar,
que celebró, con las masas católicas, como una liberación, pidió la adhesión a él frente al
"laicismo-judío-masónico-soviético", una expresión ya utilizada entonces por el obispo de León
José Álvarez Miranda y convirtió la Guerra Civil en una "cruzada religiosa".
Por otro lado, la complicidad del clero con el terror militar y fascista fue absoluta y no necesitó
del anticlericalismo para manifestarse. Desde Gomá al cura que vivía en Zaragoza, Salamanca
o Granada, todos conocían la masacre, oían los disparos, veían cómo se llevaban a la gente,
les llegaban familiares de los presos o desaparecidos, desesperados, pidiendo ayuda y
clemencia. Y salvo raras excepciones, la actitud más frecuente fue el silencio, voluntario o
impuesto por los superiores, cuando no la acusación o delación. La violencia de los militares
sublevados era legítima porque "no se hace en servicio de la anarquía, sino en beneficio del orden, la patria y la religión", declaró ya el 1 1 de agosto de 1936 Rigoberto Doménech, arzobispo de Zaragoza, cuando todavía no podía conocerse el alcance del anticlericalismo.
La persecución anticlerical convirtió a la Iglesia en víctima, la contagió de ese desprecio a los
derechos humanos y del culto a la violencia que desencadenó el golpe de Estado y malogró
cualquier atisbo de entendimiento entre los católicos más moderados y la República. Entró
enjuego la intransigencia más atroz. Y aunque la violencia anticlerical cesó muchísimo antes
que la que el clero apadrinaba, la Iglesia, por arriba y por abajo, rechazó la mediación o
cualquier salida a la guerra que no fuera la rendición incondicional de los "rojos", es decir, la
misma que reclamaban todos los generales rebeldes con Franco a la cabeza. La mediación era
"absurda", porque "transigir con el liberalismo democrático ... , absolutamente marxista, sería
traicionar a los mártires", manifestó en noviembre de 1938 Leopoldo Eijo Garay, obispo de la
diócesis Madrid-Alcalá.
No se traicionó a los mártires porque la victoria del ejército de Franco fue tan incondicional y
rotunda como la deseaba la Iglesia católica. La violencia institucionalizada y legalizada por el
Nuevo Estado ejecutó a 50.000 personas en los 10 años siguientes, después de haber
asesinado ya alrededor de 100.000 "rojos" durante la guerra. Pero la Iglesia no hizo ni un solo
gesto a favor del perdón y la reconciliación. Más bien lo contrario. Una buena parte del clero se
implicó sin reservas en la trama de informes, denuncias y delaciones que, siempre con el
recuerdo de la "Cruzada", mantuvo vivo el funcionamiento cotidiano de ese sistema de terror.
Va a hacer 70 años del comienzo de la guerra y han transcurrido ya más de tres décadas
desde la muerte de Franco. La Iglesia católica española pasó ya factura a los "rojos" y vencidos
y consumó una larga y cruel venganza. Nada de ejemplar hay para ella en ese pasado. Sería
un buen momento para hacer un gesto público, para pedir perdón por bendecir y apoyar
aquella masacre de infieles y a la dictadura que de ella emergió. Puede seguir la Iglesia
beatificando a sus "mártires de la Cruzada", pero las voces del pasado siempre le recordarán
que, además de mártir, estuvo también con los verdugos. Mientras que muchos de esos
mártires han sido ya beatificados y la jerarquía eclesiástica reclama que sean elevados a los
altares muchísimos más, las familias de miles de republicanos asesinados sin registrar, que
nunca tuvieron ni tumbas conocidas ni placas conmemorativas, andan todavía buscando sus
restos. Es uno de los legados irresueltos que nos queda todavía de la Guerrá Civil. La Iglesia,
por un lado, y el Gobierno, por otro, tienen la palabra en este año de recuerdo y conmemoración.
Julián Casanova es catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza.
Sumario
Julián Casanova: “Una enseñanza democrática debe
condenar el golpe del 36”
Fuente: Diario de León
En los diez últimos años la investigación sobre la Guerra Civil ha determinado que las víctimas
del bando rebelde, aparte de las de las posguerra, fueron el doble que las de la zona
republicana
Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Julián Casanova es
considerado «uno de los jóvenes catedráticos de la especialidad más brillantes». Entre sus
obras destaca La iglesia de Franco , De la Calle al frente. El anarcosindicalismo en España
(1931-1939) , así como su participación en Víctimas de la Guerra Civil , entre otras. Hoy cierra
en León el ciclo de conferencias De la esperanza a la tragedia , dirigido por Elena Aguado y
Francisco Carantoña, de la Universidad de León.
-¿Por qué parte de la sociedad española no reconoce 70 años después que fueron los militares
los que se sublevaron a un régimen democrático?
-Es el gran legado, la sombra del Franquismo. Fue tan insistente en legitimar el golpe de
Estado, a su vez bendecido por la iglesia católica, y permeó de tal forma en la sociedad que
hay un sector importante de la población controlada y educada bajo esa idea que no ha
cambiado de registro.
-¿A qué responde la inquietud de descendientes de represaliados por rescatar su pasado?
-Es una reacción clarísima a la búsqueda de la verdad de un pasado oculto, más que un
debate de posiciones históricas. Los historiadores rigurosos no tienen duda de que el origen de
la Guerra Civil fue el golpe de Estado (del 18 de julio de 1936). La proyección social de la
memoria histórica se debe al trabajo que hemos hecho los historiadores y a una sensibilidad
política que hace pocos años no existía y a la que también contribuyen algunos medios de
comunicación. Eso es lo que ha impedido a Rita Barberá construir encima de fosas con restos
humanos en Valencia.
-¿La iglesia católica ha cambiado su posicionamiento?
-La iglesia estuvo implicada en la sublevación militar y se vengó muchísimo del bando
perdedor. Pero en esa iglesia monolítica se abrieron grietas profundas en los años 60, la época
de los curas obreros. Aunque la jerarquía al final del franquismo tenía una imagen de Franco
como salvador, la iglesia a la muerte de Franco era más plural que ahora. El cambio lo produce
Juan Pablo II con las beatificaciones y canonizaciones de mártires de la Guerra Civil, paradas
por Juan XXIII. Con ello sigue humillando a cantidad de gente que nunca encontraron a sus
muertos. Personas que ni siquiera aparecen en los registros porque fueron víctimas del «terror
caliente» del verano del 36. En provincias como León, donde no hubo guerra, sí se produce
ese terror caliente, con más intensidad, por ejemplo, que en Cataluña. Los descendientes ni
siquiera tienen una tumba donde rendirles homenaje. La iglesia, en lo que respecta a la Guerra
Civil, no ha asumido su pasado.
-El anticlericalismo y los excesos con la iglesia son el principal argumento de condena al
régimen republicano.
-Las matanzas de curas y monjas fueron la mejor mercancía que vendieron los sublevados y
después Franco. Pero en la república el anticlericalismo legal fue mucho más teórico que real.
Fue un error entregar armas a gente que nunca las debió tener. La revolución de Asturias del
34 fue un grave error del Partido Socialista. Pero las masacres anticlericales llegan al ámbito
internacional y nos las de Franco, porque hubo una ocultación, un apaciguamento.
-¿Qué datos novedosos hay setenta años después?
-En los diez últimos años se precisa que hay de 95.000 a 100.000 muertos en la zona de los
militares rebeldes y unos 50.000 desde la posguerra al año 1945. Las asociaciones de la
memoria hablan de otros 30.000 muertos que no figuran, pero yo creo que el «terror caliente»,
que no registraba las muertes, no pasa de los 16.000 muertos. En el área republicana hay
55.000 muertos, sobre todo en otoño-invierno del 36-37 y todas registradas. Son datos
significativos.
-¿Cómo se debe enseñar la guerra civil en la escuela?
-La Dictadura, la Guerra Civil y la II República tienen que entrar en los programas, aunque la
realidad es que hay una generación que perdió la oportunidad de estudiar estos temas en la
transición. Es un déficit democrático y de enseñanza porque todo lo que ocurrió en el siglo XX
es importante para comprender nuestro mundo, no sólo en España, sino en América Latina y
en Europa. La condena del golpe de Estado del 18 de julio forma parte de una enseñanza
democrática.
-¿Cómo valora la posición de Zapatero frente a la memoria?
-Es el primer político con sensibilidad hacia el tema, tiene antecedentes familiares, pero no se
ha atrevido a sacar adelante una ley de memoria histórica por las presiones. En mi opinión, la
transición dejó zanjadas, son intocables, las responsabilidades políticas; pero no ha habido
resarcimiento moral de las víctimas republicanas.
-¿Qué «mentiras convincentes» vende el revisionismo?
-Que los rojos crearon un sistema de desorden caótico que desembocó en la guerra; o que si
hubieran vencido, España sería un desastre, un país soviético. El bando republicano sólo
hubiera ganado con el apoyo franco-británico, que nunca lo habría permitido. El triunfo del
golpe de Casado (en 1939, para derribar al Gobierno de Negrín acusado de estar entregado al
PCE) demuestra que de ejército comunista no había nada. En ningún país, excepto en Rusia,
hubo posibilidades de insurrección obrera antes de 1945. La otra mentira convincente es que
hay una responsabilidad colectiva en la guerra y que hubo tantas víctimas de un lado como de
otro. Fecha: Hoy jueves a las 20.00 horas. Lugar: Biblioteca Azcárate (Sierra Pambley)
Entrada: Libre y gratuíta.
Sumario
El Estatuto de Caspe: el sueño de una autonomía que
las armas acallaron
Sergio del Molino
Fuente: Heraldo de Aragón
El 6 de junio de 1936, hace ahora 70 años, se aprobó el anteproyecto de un Estatuto aragonés
que no llegó a tramitarse ni a entrar en VIgor, pues un mes más tarde, la Guerra Civil barrió
toda esperanza de ponerlo en práctica
Quizá muchos aragoneses lo desconocen, pero Aragón estuvo a punto de tener su primer
Estatuto de Autonomía hace ahora 70 años. El golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y el
estallido de la Guerra Civil sepultaron el documento en el olvido, y nadie volvió a hablar de él ni
de las personas que lo promovieron hasta los años de la Transición.
Sucedió en Caspe,la ciudad del Compromiso, un enclave cargado de simbolismo y de historia,
pero también sumamente práctico en unos tiempos en la que los desplazamientos eran
bastante más complicados que ahora. Las conexiones ferroviarias permitían que los delegados
de Zaragoza y de Barcelona pudiesen ir en tren por la mañana y volver a sus ciudades por la
noche. Una cuestión de logística que convirtió a la ciudad bajoaragonesa en protagonista de la
historia. Así, e!6 de junio de 1936, la comisión pro-autonomía aprobó en Caspe el anteproyecto
de Estatuto aragonés, dejándolo listo para enviarlo a Madrid para su tramitación.
En la primavera de 1936 sólo Cataluña tenía Estatuto de Autonomía. El País Vasco todavía estaba discutiéndolo, al igual que Galicia -que contaba en su equipo de redactores con Enrique
Rajoy, abuelo del actual presidente del PP-. El vasco entró en vigor durante la guerra, pero el
gallego se abortó, como sucedió con los de Castilla y León, Valencia y Aragón. Tras las
elecciones de febrero de 1936, España había empezado un proceso autonómico alentado por
los partidos del Frente Popular, pero apoyado en muchos sitios por las derechas, como en
Aragón.
Pese a que en 1932 la burguesía aragonesa se había opuesto con fuerza al Estatuto catalán y
a las aspiraciones nacionalistas, desde los años 20, amplios sectores de esa misma burguesía
habían intentado dotar de cierta autonomía a Aragón, con órganos tales como una
"mancomunidad". Durante la República se habían producido algunos intentos de materializar
dicha autonomía, peró ninguno de esos proyectos suscitó un acuer,do tan amplio y una
repercusión social tan poderosa como la del fallido Estatuto de Caspe.
Sin mecanismos claros
La Constitución republicana de 1931, a diferencia de la de 1978, no detallaba los mecanismos
mediante los cuales una región podía acceder a la autonomía política dentro del Estado, y
dejaba a los municipios y a las diputaciones provinciales la potestad de presentar ante las
Cortes un proyecto para ser refrendado, modificado y aprobado.
Las juventudes de Izquierda Republicana, el partido fundado por el presidente de la República,
Manuel Azaña, fueron quienes decidieron, en el otoño de 1935, aglutinar al mayor número de
fuerzas políticas aragonesas para redactar el Estatuto. Obtuvieron el apoyo entusiasta de la
Unión Aragonesa de Barcelona, un pequeño partido de los emigrantes en Cataluña dirigido por
el aragonesista republicano Gaspar Torrente, que presidió el congreso pro-autonomía. El 22 de
diciembre de ese año, ambas formaciones organizaron en Zaragoza un homenaje a Juan de
Lanuza que sirvió para unir a los partidarios del Estatuto. La victoria del Frente Popular dos
meses después dejó el camino libre para iniciar los trabajos.
Tras una intensa campaña de propaganda desarrollada pueblo a pueblo, los promotores
lograron e! respaldo y la participación de II diputados, de los tres presidentes de las
diputaciones provinciales, de los gobernadores civiles de Huesca y Teruel, de 124 ayuntamientos -entre ellos, el de Zaragoza-, de todas las organizaciones políticas y sindicales del
Frente Popular y de algunas de derechas vinculadas a la CEDA y a sectores agrarios, como el
abogado Manue! Albareda, uno de los fundadores del movimiento de derechas republicano en
Aragón.
Nunca antes un proyecto parecido había despertado en Aragón un apoyo tan amplio. Incluso
los sectores políticos más recalcitrantes manifestaron su oposición formulando un estatuto alternativo, pero sin oponerse al proceso autonomista.
El congreso, formado por 105 delegados llegados de muchos puntos de Aragón y de Cataluña,
se reunió en Caspe la primera semana de mayo de 1936 y elaboró un texto inspirado en un
proyecto anterior para crear una mancomunidad aragonesa, pero también se tomó como
modelo el Estatuto vigente en Cataluña.
Las reuniones tuvieron lugar en el Teatro Goya, una histórica sala de la localidad zaragozana
que fue restaurada y reabierta al público en 1999, convertida en cine. Pese al simbolismo y al
seguimiento que tuvieron los debates en una época histórica muy politizada, la prensa de
información -no así la partidista- apenas cubrió las discusiones. El diario católico "El Noticiero" apoyaba un estatuto alternativo, que
difundía y promocionaba, y HERALDO sólo dio cuenta del acto de clausura de! congreso en
una escueta nota donde se destacaban algunos de los grandes acuerdos.
La prensa vinculada a partidos políticos, con cabeceras como "El Ebro", "Renacimiento
Aragonés" o "El ideal de Aragón", sí que recibió con alborozo e! texto, presentándolo como la
materialización de las aspiraciones aragonesas dentro de la República, poniendo fin a siglos de
abandono y olvido por parte de Madrid.
Modesto y raquítico
Sin embargo, visto desde hoy, el Estatuto de Caspe parece modesto y raquítico si se lo
compara con el grado de autonomía del que goza Aragón gracias al texto de 1982. Un dato
habla por sí solo: el anteproyecto de Caspe tenía 21 artículos y cuatro disposiciones tran-
sitorias, mientras que el Estatuto aragonés hoy vigente tiene 61 artículos, tres disposiciones
adicionales y 13 transitorias. Y la cifra probablemente crecerá tras la reforma que está en
marcha.
Pese a todo, de haber entrado en vigor -y todo apunta a que así hubiera sido de no mediar el
conflicto armado-, e! Estatuto caspolino habría dotado a Aragón de una autonomía ligeramente
más amplia de la que gozaba Cataluña desde 1932, pues otorgaba al Gobierno de Aragón
algunas competencias que no tenía la Generalitat, como la posibilidad de crear impuestos
nuevos, así como un mayor control sobre los recursos hídricos.
El 6 de junio se aprobó definitivamente el anteproyecto, pero para entonces quedaba poco más
de un mes para que estallase la guerra y la opinión pública empezaba a estar más pendiente
de otros asuntos.
Tuvieron que pasar casi 40 años hasta que el escritor y periodista Eloy Fernández Clemente
recordó a los aragoneses, desde las páginas de "Andalán", la existencia de este Estatuto. En
1976 se celebró un homenaje en Caspe. La historia volvía a empezar donde quedó
interrumpida.
Un texto corto, ambicioso y muy poco concreto
A juicio de algunos estudiosos, el anteproyecto de Estatuto de Autonomía para Aragón
aprobado en Caspe en junio de 1936 era demasiado vago y general en sus planteamientos. En
otras palabras: estaba concebido por gente entusiasta que no tenía experiencia en legislar y
que sólo había tomado como referente al Estatuto de Cataluña. Había algo de ingenuidad
primeriza en sus artículos, especialmente en la enumeración de las competencias, que se
prestaba a equívocos. Por ejemplo, estipulaba que el Gobierno de Aragón era competente "en
aviación civil", sin especificar si esa atribución incluía la gestión de aeropuertos, el control del
espacio aéreo o la inspección de aeronaves.
El Estatuto de Caspe definía Aragón como el territorio integrado por las provincias de Huesca,
Zaragoza y Teruel, con la posibilidad de adherirse municipios limítrofes siempre que lo apoye al
menos el 70 por ciento de su censo (artículo 2). El Estatuto de 1982 también recoge esta
posibilidad, como un eco de Caspe, pero detallando un proceso mucho más complejo para
hacer efectiva una adhesión (hasta la fecha, ningún municipio limítrofe ha solicitado pasar a
formar parte de Aragón).
Asimismo, fijaba la capital de la Autonomía en Zaragoza y establecía el castellano como único
idioma oficial, sin mención alguna a otras lenguas o modalidades IingUísticas. También
contemplaba, ya entonces, la posibilidad de un proceso de comarcalización como el que la
DGA puso en marcha hace unos años.
Las instituciones eran muy parecidas a las actuales: un Parlamento elegido cada cuatro años
por sufragio universal, un presidente del Gobierno nombrado por la Cámara y un Consejo
Ejecutivo designado por el presidente.
Uno de los capítulos más importantes era el referido a la hacienda pública, ámbito en el que
reservaba al Gobierno de Aragón el derecho a crear nuevos impuestos sin pedir permiso al
Gobierno de la Repú.blica. Sin embargo, el Ejecutivo de Madrid no podía plantear nuevos
tributos sin la aprobación del Parlamento aragonés, lo que generaba una asimetría que difícilmente hubiera sido aceptada en las Cortes republicanas. Otra de las atribuciones especiales
de Aragón era que podía emitir deuda interna.
En el terreno de la justicia, el Estatuto también dejaba un amplio margen a la Autonomía, que
nombraba a todos los jueces y magistrados con jurisdicción en Aragón, salvo los militares. El
actual Tribunal Superior de Justicia de Aragón tenía su equivalente en el Tribunal de Casación,
que entendía de materias civiles y administrativas. Asimismo, todos los funcionarios de la
Administración de justicia en la Comunidad pertenecerían a un cuerpo autonómico (artículo 10).
Por otro lado, la Policía y los servicios de orden, salvo la vigilancia de fronteras y los dedicados
a asuntos de seguridad nacional, también dependían del Gobierno aragonés, según el artículo
14 del Estatuto.
En cuanto a las competencias en materia educativa, el texto de Caspe establecía por primera
vez la autonomía universitaria, mucho antes de que lo hiciera la Constitución de 1978. Según el
artículo 13, la Universidad de Zaragoza estaría regida por un patronato con representantes del
Estado y de la Autonomía aragonesa.
La suerte de los participantes en el congreso de Caspe de 1936 fue trágica: fusilamientos,
huidas al extranjero y exilios interiores
Antonio Peiró
A pesar de su importancia, el desarrollo del congreso pro-autonomía celebrado en Caspe es
poco conocido, ya que no se han conservado sus actas y la única información sobre él es la
aparecida en la prensa. Sólo en 1995 se pudo establecer contacto con uno de los asistentes,
José Aced, que fue secretario cuarto de la mesa, y confirmó la asistencia al mismo de
alrededor de un centenar de delegados.
La relación que hemos reconstruido incluye a 105 asistentes, aunque probablemente fueron
unos pocos más. Hombres todos ellos, con una edad media de 41 años, que ejercían un amplio
abanico de actividades profesionales, que iban desde obreros y jornaleros hasta catedráticos
de universidad. Pueden dividirse en cuatro grupos.
Los caspolinos tuvieron una participación muy importante en la preparación y celebración del
congreso, pues en esa ciudad radicó la comisión organizadora. En ella destacó la actuación de
su presidente, el sastre Emilio Bordonaba, y de su secretario, el músico profesional José María
Répollés (padre de Florencio Repollés, primer presidente de la Diputación de Zaragoza en la
Transición). Este hecho determinó que además de las organizaciones políticas en el Congreso
estuviesen presentes otras entidades caspolinas, como la Sociedad de Albañiles El Fomento o
el Instituto de Segunda Enseñanza Joaquín Costa. En total, fueron 15 los caspolinos que
asistieron.
Los miembros de la emigración formaron un grupo muy compacto y activo, ya que de ellos
había surgido la iniciativa de la celebración del Congreso. Las organizaciones aragonesistas de
Barcelona aportaron 11 asistentes, entre los que estaban Gaspar Torrente, presidente primero
de la mesa del Congreso, así como del partido Estado Aragonés, Julio Calvo Alfaro, presidente
de la Unión Aragonesista, y Mariano García Villas, presidente de laJuventud Aragonesista.
Otro grupo nutrido fue el de los políticos. Entre ellos/estaban tres diputados en Cortes
(Honorato de Castro, Mariano Joven y Mariano Tejero), los presidentes de las tres diputaciones
provinciales (José María Víu, por Huesca; Ramón Segura, por Teruel; y Manuel Pérez-Lizano,
por Zaragoza), el alcalde de Zaragoza (Federico Martínez) y los de numerosas poblaciones, y
los gobernadores civiles de Huesca y Teruel.
Finalmente, había un grupo variado y numeroso de personas menos conocidas, procedentes
de muchas localidades aragonesas; en algunos casos concejales o secretarios de
ayuntamiento, o dirigentes locales de las organizaciones del Frente Popular.
La mayor parte de los asistentes formaban parte de éstas. Predominaban los miembros de Izquierda Republicana, pero también los había de Unión Republicana, PSOE, UGT y varias agrupaciones autonomistas. Había también personas sin ninguna afiliación. De los,adheridos al
congreso que no llegaron a asistir, destaca el nombre del abogado Manuel Albareda, marqués
consorte de Embid y vocal desde enero de 1932 de la Junta directiva provincial de la CEDA.
Tras la guerra, se produjo la completa dispersión del grupo organizador. Aunque no resulta fácil
reconstruir los hechos con precisión, entre los asistentes hubo al menos siete asesinados (entre ellos el presidente segundo de la mesa, Ricardo La Rosa; el presidente de la Diputación
zaragozana, Manuel Pérez-Lizano; y el delegado del Gobierno en la Confederación
Hidrográfica del Ebro, Venancio Sarría) .
Muchos más fueron quienes conocieron la cárcel o el exilio. Al menos siete tuvieron que huir de
España (dos a Francia, cuatro a México y otro a América Cene tral), tres fueron encarcelados
(el presidente del Congreso, Gaspar Torrente, pasó año y medio en la cárcel) y trece más
sufrieron expedientes de responsabilidad política.
Un panorama muy similar al del conjunto de los republicanos españoles, pero con una peculiaridad importante: en el movimiento autonomista aragonés, los emigrantes en Barcelona desempeñaban un papel muy destacado, que arrastró tras de ellos a los republicanos del interior de
Aragón. Por otra parte, la ciudad de Caspe era un lugar de encuentro, bien comunicado tanto
con Barcelona como con Zaragoza, lo que contribuyó al éxito del congreso. Tras la guerra, el
control político y social en la ciudad que había sido sede del Consejo de Aragón era muy fuerte:
los aragonesistas de Barcelona perdieron todo contacto con los núcleos autonomistas que aún
pudiesen subsistir en el interior de Aragón.
Todo ello impidió que el movimiento autonomista aragonés se recuperase hasta el inicio de la
Transición: la celebración en Caspe el4 de julio de 1976 del 40 aniversario del congreso fue el
hito más importante de esa recuperación.
Antonio Peiró es historiador, autor de "El aragonesismo" (BAC).
Gaspar Torrente: aragonesismo a la catalana
El fundador del aragonesismo político, Gaspar Torrente, nació en Campo, en la Ribagorza, en
1888, pero vivió en Barcelona desde los nueve años. Participó desde joven y muy activamente
en las organizaciones de los emigrantes aragoneses en Cataluña, ya que la capital catalana,
con unos 200.000 aragoneses, era la "primera ciudad" de Aragón durante el primer tercio del
siglo XX. Todos mantenían estrechos lazos familiares con sus pueblos, y a través de ellos
penetró en Huesea, Zaragoza y Teruel el ambiente de . agitación política que se vivía en la
industrial Barcelona. Gaspar Torrente inició su carrera política en 1918 en la Unión Regionalista
Aragonesa, que editaba la revista "El Ebro" y aglutinaba a los emigrantes aragoneses más
politizados y más comprometidos con su tierra. Fundó varios movimientos políticos de signo
más o menos nacionalista, y cuando se instauró la República se acercó a Esquerra
Republicana de Catalunya. De hecho, llegó a ser funcionario de la Generalitat. Gracias al
apoyo que tenía tanto entre los medios catalanistas como entre los aragoneses de izquierdas,
pudo presidir el congreso de Caspe en mayo de 1936.
Su militancia le costó un año y medio de prisión y el ostracismo político absoluto durante el
franquismo. Hasta hace poco, se desconocía qué fue de él tras 1939, pero hoy se sabe que
intentó recuperar sin éxito su proyecto aragonesista y que murió olvidado en 1970 en su casa
de Barcelona.
La Universidad sale al rescate
Sergio del Molino
Cinco destacados profesores universitarios de Zaragoza presentaron en junio de 1936 el llamado Estatuto de los Notables
La intelectualidad aragonesa no podía quedarse a un lado del movimiento autonomista que
cobró brío en la primavera de 1936. La elite universitaria, identificada con organismos regionalistas como el Sindicato de Iniciativa y Propaganda de Aragón, ansiaba dar una respuesta a lo
que estaba sucediendo en su tierra e intentaba también que Aragón no se quedara atrás en la
formación de las Autonomías que se bosquejaba en todo el territorio tras el triunfo del Frente
Popular en febrero.
Por eso, en junio, casi al mismo tiempo que se daba a conocer el texto del Estatuto de Caspe,
un grupo de profesores de la Universidad de Zaragoza presentaba otra propuesta, mucho más
prolija y técnica, con la intención de obtener los apoyos necesarios para que fuera tramitada
por las Cortes en Madrid.
Se conoció como el Estatuto de los Notables o Estatuto de los Cinco, 'por ser cinco sus firmantes: Domingo Miral, Andrés Giménez Soler, Francisco Palá Mediano, Antonio de Gregario Rocasolano y Francisco Bernad Partagás, cinco pesos pesados de la Universidad de Zaragoza en
los años 30. El estallido de la Guerra Civil un mes después hizo que sus ideas acabaran en el
mismo limbo que el proyecto de Caspe. Nunca llegaron a ningún puerto.
Sin embargo, el Estatuto de los Notables se parece mucho más al actual Estatuto de
Autonomía que el texto de Caspe. Los cinco académicos fueron muy precisos y definieron con
exactitud las instituciones aragonesas, así como su relación con las estatales y sus
competencias y financiación. Era la obra legislativa de unos expertos que conocían muy bien
Aragón, su historia y su derecho. Pese a ello, no gozaba del respaldo político y social que tenía
el congreso celebrado en la ciudad bajoraragonesa.
Desde un punto de vista conservador, a lo largo de 68 artículos (el Estatuto de 1982 tiene 61),
los "notables" legislan y ordenan un sinfín de asuntos, dibujando un complejo entramado
institucional que hoy resulta familiar, pero que en 1936 era toda una audacia legal. Llama la
atención, por ejemplo, que algunas cuestiones que hoy son bandera de la izquierda fueran
defendidas entonces por los académicos y rechazadas por los progresistas caspa linos. Por
ejemplo, la cuestión lingiiística: mientras el Estatuto de Caspe establecía el castellano como la
única lengua oficial de Aragón, los "notables" consagraban en el artículo 5 de su texto el
derecho de los aragoneses a dirigirse a la Administración en su lengua o en sus variedades
dialectales.
También, a diferencia de Caspe, recuperaba la figura del Justicia, ampliando sus competencias
de "defensor del pueblo" y convirtiéndolo en el máximo representante de los aragoneses dentro
y fuera de la región. Concibieron un Justiciazgo casi todopoderoso, con capacidad para
sancionar las leyes aprobadas en Cortes y situado por encima del propio Gobierno autonómico.
Asimismo, mientras el texto aprobado en el congreso caspoli-' no hablaba de la creación de un
Parlamento, los "notables" prefirieron denominar a dicho órgano Cortes, tal y como se llama actualmente. Eso sí, unas Cortes que no eran elegidas por sufragio universal, libre y directo,
como preveía Caspe, sino que las elegían los regidores de los municipios.
Había otros aspectos que los universitarios copiaban del proyecto caspolino o, incluso, mejoraban, añadiendo más precisión jurídica. Así, otorgaban a la Autonomía las mismas
competencias que los aragonesistas reunidos en el Bajo Aragón en mayo, pero regulaba mejor
el funcionamiento de los municipios y las comarcas.
Exceso de tradición
En lo que no se parecía en absoluto el Estatuto de los Notables al texto que ordena
actualmente la Comunidad es en su forma. Uno de los aspectos que más ferozmente criticó la
izquierda aragonesa de 1936 era el estilo y ellenguaje escogidos por los Miral, Giménez Soler y
compañía. Eruditos y profundos conocedores de la historia aragonesa como eran, se apegaron
en exceso a la terminología jurídica del viejo Reino de Aragón, tratando de recuperar sus
instituciones. Términos como "lugarteniente", "tribunal de judicantes" o "fueros" aparecen cada
dos por tres en sus artículos, lo que provocó que se leyera como un texto retrógrado y medievalista, completamente alejado de cualquier pretensión democrática.
Sin embargo, este apego a la tradición era algo que también estaba en el texto catalán y que
han recogido casi todas las normas estatutarias de las Comunidades que fueron reinos
históricos, incluido el actual de Aragón, donde instituciones como las Cortes, la Diputación
General o el Justicia tienen su origen en la Edad Media, pero se han adaptado a las exigencias
de una Administración moderna y democrática. Algo parecido pretendían los "notables". Un
empeño que la guerra arrojó a una papelera.
Un consejo de cinco eminentes sabios
Los cinco firmantes del Estatuto de los Notables presentado en sociedad en Zaragoza en junio
de 1936 representaban lo mejor del mundo universitario aragonés, y volcaron toda su erudición
en la redacción del texto. Procedentes de distintos campos del saber, complementaron sus
aportaciones.
El filólogo Domingo Miral era rector de la Universidad de Zaragoza hasta abril de 1931, cuando
fue destituido por las autoridades de la República. Durante su mandato impulsó el conocimiento
de lenguas extranjeras entre los estudiantes, tradición que la Universidad zaragozana ha
seguido manteniendo años después.
El químico Antonio de Gregorio Rocasolano fue discípulo de Bruno Solano y un excepcional
investigador. La Princesa de Asturias está emparentada con él por vía materna.
Andrés Giménez Solér -que también fue rector entre 1911 y 1913- fue catedrático de Historia
Antigua y archivero del Archivo de la Corona de Aragón, y
como tal, profundo conocedor del Aragón medieval.
Francisco Bernad Partagás era un eminente ingeniero que participó a comienzos del siglo XX
en las obras de construcción del pantano de Pena, en el Matarraña turolense.
Por último, Francisco Palá, notario y jurista, era un profundo conocedor del derecho aragonés y
de los fueros e instituciones del viejo Reino de Aragón, por lo que sus aportaciones intelectuales fueron básicas para el diseño del Estatuto.
Sumario
Aragón y la Guerra Civil
José Luis Ledesma Vera
Fuente: Heraldo de Aragón
No se trata ni de un tema cualquiera ni de un marco regional más. Abordar la Guerra Civil de
1936-! 1939 es todavía hoy, setenta años después, garantía de suscitar debate, tocar fibras
sensibles y hallar posturas encontradas. Y hacerlo desde Aragón, una de las latitudes del país
que la vivió, sufrió y recordó de forma más intensa y devastadora, implica un seguro
encontronazo con recelos, obstáculos y enconos.
En efecto, la Guerra Civil sigue persiguiendo a nuestro presente y, según se está revelando en
los últimos años, eso es en buena medida para bien. No pasa ya un día sin que vea la luz un
libro o ensayo, unas jornadas o exposición, un debate o noticia ilustrándonos sobre aquellos
casi mil días que durante interminables décadas fueron un pasado oculto y un terreno abonado
para el mito y la propaganda. Y que, precisamente gracias a esas iniciativas, dejan ahora de
serlo. Porque es eso: “recupe! rar”, conocer y divulgar en el espacio público aquel pasado –y
no hollar su tumba para remover fantasmas y rescoldos, como censuran algunos– lo que late
tras tanta mirada hacia atrás. Porque es una creciente, plural y legítima demanda pública, y no
ningún tipo de manipulación política ni morbosa delectación en el horror, lo que nutre las
actuaciones de instituciones, particulares y asociaciones –como la recién nacida ARMHA– de
cara a exhumar lo más oscuro y olvidado de aquel tiempo de guerra y sinrazón.
Ahora bien, esa actual omnipresencia pública de la contienda puede revestir algunos
eventuales riesgos que parece necesario apuntar. La necesaria simplificación inherente a la
divulgación y el voluntarismo propio de algunas iniciativas tienden en alguna ocasión a la
simplificación e incluso trivialización de un pasado tan complejo y! poliédrico como la Guerra
Civil. Un territorio histórico tan sensible resulta irresistible para tentaciones, deliberadas o no,
de distintos usos políticos e identitarios. Y la hipertrofia de voces, escritos y referencias
relativas a esos años amenazan con desembocar en un ensordecedor ruido donde resulte casi
imposible discriminar lo válido de lo superfluo, el estudio del pastiche, la historia del mito. La
manifestación más flagrante es el éxito editorial y mediático de un particular y extremadamente
conservador “revisionismo” de la contienda. Pero no la única.
Por eso, hay que saludar exposiciones sobre el Aragón en guerra y posguerra cuando vienen
avaladas y coordinadas por profesionales de la historia. Y es de celebrar que nuestra región
siga alumbrando investigaciones solventes como la tesis doctoral presentada el pasado 3 de
mayo por el alca 1ñizano José Mª Maldonado. La suya es buena muestra del itinerario y
papel propios del historiador. Agotar y escudriñar durante años y en silencio incontables
bibliotecas y archivos aragoneses, españoles y extranjeros. Bregar con los muchos obstáculos
e incomprensiones que circundan todavía la investigación, caso de los fondos documentales a
los que todavía hoy, también en Aragón, el investigador no tiene acceso. Unir, en su caso, el
mérito añadido de compaginar ese trabajo con su condición de profesor de Enseñanzas
Medias. Lidiar armado de honestidad y sin bajar a su terreno con quienes se hacen pasar por
historiadores sin serlo. Y, sin alharacas, culminar su labor en un modesto acto académico ante
una docena de asistentes. Pero el fruto no es modesto, muy al contrario. Hace que contemos
ya con un exhaustivo estudio de toda la Guerra Civil en Aragón en su dimensión bélica. Y
permite con! fiar en que, cuando tenga su merecida proyección en forma de libro(s), rompa la
norma y sea a este trabajo de historiador a quien se dirijan los muchos que experimentan una
“sed de memoria” o, mejor, de conocimiento. Tal vez sean así cada vez menos los que en
nuestra región, siguen mostrando aún hoy miedos ridículos a esclarecer el pasado, y cada vez
más los que puedan inspirarse en él para entender en plural libertad los orígenes de nuestro
incierto presente.
Sumario
La memoria histórica, una memoria necesaria
José Ramón Villanueva Herrero
Fuente: Diario de Teruel
Se han celebrado recientemente en la provincia de Teruel distintos actos en recuerdo de la II
República Española y en honor de todos los ciudadanos que, leales a ella, sufrieron y murieron
durante la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista. Este es el caso de diversas
Jornadas como las organizadas por la Asociación Pozos de Caudé, las que bajo el título de
“Los valores de la II República” han tenido lugar en Teruel y Alcañiz o las de la Comarca del
Bajo Martín, en las que se homenajeó en Urrea de Gaén a los deportados republicanos y
también se presentó en Híjar el libro de Cándido Marquesán que honra la memoria de José
Gálvez Oliver, “el Tío Rullo”. No olvido tampoco los actos celebrados en Alcorisa y, de forma
especial, la inauguración por parte de su Ayuntamiento, de un monumento en memoria de
todos los alcorisanos deportados a los campos de exterminio nazis. Todo ello demuestra que,
desde diversos ámbitos políticos y sociales turolenses, se asume con valentía la necesidad de
recuperar la memoria histórica. Este actitud, de impecable dignidad democrática, resulta
imprescindible para hacer justicia a todos los que lucharon por los valores de libertad,
progreso y emancipación social que representaba la II República y ello nos debe de llenar de
satisfacción, máxime en este año que ha sido declarado por el Congreso y el Senado como el
Año de la Memoria Histórica.
El eminente historiador Paul Preston recordaba el pasado día 19 de mayo en Teruel que “la
recuperación de la memoria es crucial”, no sólo por lo que supone de rehabilitación de las
víctimas, sino, también, para reafirmar los principios cívicos de nuestra democracia. Por ello,
Preston nos insta a hacer frente al llamado “revisionismo histórico”, el cual se ha convertido en
los últimos años en un valioso aliado de los sectores e intereses de la más rancia derecha
española. Este revisionismo histórico minimiza la auténtica magnitud de la represión franquista,
tiene una actitud benevolente hacia la dictadura (cuando no una abierta reivindicación de la
misma), y critica de forma global al conjunto de las fuerzas políticas y sociales antifranquistas.
Las ideas revisionistas, cargadas de manipulación histórica, han sido jaleadas por sectores
de la derecha para convertirlas en un ariete político contra el actual Gobierno de España y, de
forma especial, contra el Presidente Zapatero, el cual, con todo orgullo y dignidad, se define
como “heredero de los valores de la II República”.
Un ejemplo: el 29 de enero pasado, hablando de la memoria histórica en una tertulia nocturna
de la Cadena COPE, escuché al eurodiputado del PP Aleix Vidal-Quadras aludir a la “obsesión
morbosa” y al “impulso diabólico” (es textual) del Presidente Zapatero por este tema, cuyo
objetivo último, según el político popular, era llevar a España al “totalitarismo”, un tema del que,
por cierto, tanto sabe la derecha (reciclada) franquista.
El tema de la recuperación de la memoria histórica es visto con recelo, cuando no con abierta
oposición por parte de la derecha. Así, en un acto de la Fundación FAES celebrado el 27 de
noviembre de 2005, José María Aznar se refería con desdén a "eso que engañosamente se
llama recuperación de la memoria histórica" y que, según su opinión, no era otra cosa que "la
utilización del pasado como arma política". Ello demuestra que, en el fondo, la derecha sigue
sin asumir nuestro triste pasado colectivo, pues ello le supondría reconocer sus poco
democráticos orígenes ideológicos así como su connivencia con la dictadura franquista.
Esta actitud no nos debe de extrañar si tenemos en cuenta que el franquismo sociológico se
halla políticamente encuadrado en las filas del PP. En la encuesta realizada con motivo del 30º
aniversario de la muerte de Franco, sólo el 13 % de los encuestados valoraba positivamente la
dictadura... pero, de ellos, el 29 % se definían como votantes del PP. De igual modo, a la
pregunta de si el 18 de julio fue un golpe de estado, sólo un 15 % lo negaban...pero el 24 % de
los que así pensaban votaban al PP, lo cual resulta muy significativo.
Considero que hoy más que nunca resulta imprescindible recuperar nuestra memoria colectiva,
esa que unos nos ocultaron y que otros quisieron que olvidásemos por medio de una amnesia
colectiva. Reivindicarla es un compromiso ético que debe asumir toda nuestra sociedad:
instituciones, colectivos sociales y políticos, medios de comunicación, historiadores y, sobre
todo, la ciudadanía. Confiemos en que la futura Ley de la Memoria Histórica tenga la valentía
democrática de lograr el imprescindible reconocimiento jurídico y moral de las víctimas de la
Guerra Civil y de la dictadura y, de este modo, reconciliarnos, de verdad, con nuestro pasado,
por triste y doloroso que haya sido. A este compromiso moral personal e institucional, debe
sumarse con convicción la derecha política para que, de una vez por todas, rompa amarras
(ideológicas y emocionales) con el franquismo.
En recuerdo de las víctimas, tantos años olvidadas y, también como justo homenaje a los
valores republicanos que dieron razón de ser a su compromiso social y político, la memoria
histórica es, y será, siempre, una memoria necesaria.
Sumario
Matilde Escuder Vicente, maestra titular de la
República
Zeika Viñuales Sarsa
Fuente: http://periodicocenit.blogspot.com/
Matilde Escuder Vicente obtuvo el título de maestra de la República en Valencia el 24 de Julio
de 1934. Poco tuvo ocasión de ejercer su profesión; el Golpe de Estado de julio de 1936
perpetrado por Franco contra el Gobierno legal de la República le robó para siempre aquella
ilusión que tenía en enseñarles a los niños con una pedagogía moderna: la de Ferrer Guardia.
Ayer fuimos a visitarla, Marisol Costa y yo, pues su hija nos había informado por teléfono de la
preocupación que tenía por el estado de salud de Matilde. Tiene Matilde Escuder 92 años; vive
con su hija, su yerno y sus nietos en la casa de campo que compartió tantos años con Félix
Carrasquer. Estaba en su habitación siendo que ya no puede bajar de la cama; rodeada de
libros pues toda su vida ha seguido con esa inquietud y curiosidad por todo lo que está
relacionado con la enseñanza. Se alegró mucho vernos; estuvimos un rato con ella, su hija
Etna, Marisol y yo. Al cabo de un monumento les pidió salir a su hija y a Marisol, y nos
quedamos solas. Tenía ganas de hablarme de todo aquello que había contado mil veces a sus
familiares y amigos, pero que en aquel momento sus palabras parecían recobrar una
importancia particular. Hablándome de su primer plaza, me dijo así:
"En cuanto tuve el título, antes de la guerra, fui destinada como maestra a Ibiza, a un
pueblecito, a las Salinas: era una escuela que estaba algo lejos de la ciudad. Cuando llegué,
tuve que presentarme al departamento provincial; me dijo el empleado: vaya usted a la escuela
del pueblo de al lado, y el maestro le indicará lo que tiene que hacer. Así lo hice. Aquel
maestro, muy simpático, dejó salir a los niños al recreo y me dió los informes; yo no me quedé
mucho rato pues no tenía aquel señor muy buenos modales y me encontraba yo bastante
molesta: más tarde supo que era fascista y que hizo fusilar a muchos maestros en la tapia del
castillo que se encuentra en el centro de Ibiza. Yo me salvé por casualidad: como tenía una
gran inquietud pedagógica y apreciaba las teorías de Ferrer Guardia, me ahogaba en aquel
ambiente; así es que como podía legalmente dejar la clase 8 días, aproveché para hacer viaje
a Barcelona. Antes de marchar, como no conocía a nadie allí, escribí unas letras al periódico
"Solidaridad Obrera" diciendo: hacer favor de salir a buscarme al puerto que llegaré en barco;
que lleve en manos una "Soli" el que me venga a buscar. Antes de subirme al barco, un
vendedor de cacahuetes que conocía me dijo: "¿Tildilla, te atreves ir a Barcelona sola?" Mira,
yo te voy a dar unas señas por si acaso las necesitas: son las de un hermano mío." Menos mal
de aquellas señas, porque cuando llegué a Barcelona, había tanta gente en el puerto que no
puede encontrar al compañero de "Soli". Así es que fui a casa de aquella familia, y me quedé
allí un tiempo. El cartero me llevaba a veces con él a repartir el correo; un día me llevó al
Sindicato de Profesiones Liberales.
Me dieron plaza en una escuela del Sindicato situada en San Adrian. Había allí un maestro que
se portó muy bien: se llamaba Berruezo. Me dieron las clases de los pequeños; no era fácil
enseñar allí, porque estábamos dos maestros, cada uno con sus alumnos en la misma sala,
pero iba a gusto. Además, tuve suerte en el hospedaje en casa de un matrimonio muy
cariñoso, Santiago y Rosalia Ferras. Un día, cuando el otro maestro y yo veníamos de legalizar
la escuela, al bajar del tranvía, alguien nos dijo: ha habido un levantamiento militar en Sevilla. A
la mañana siguiente, oímos mucho tiroteo cerca del barrio; entonces, Santiago y yo fuimos a
curiosear, y desde el lugar donde nos habíamos situado, vimos que bajaban a un hombre
arrastras. Al llegar a la acera, le pegaron un tiro. Luego empezaron los incendios. Yo ya no
volví a clase. Me fui al frente de Aragón, cerca de Belchite, y me incorporé en la Columna
Durruti; Henrique Ferrero era responsable de Cultura; yo me ocupaba de la intendencia. Un día
vino Henrique y me dijo: los comunistas están liquidando a compañeros; nos tenemos de ir de
aquí. Nos fuimos pues. Henrique fue el padre de mi hija Etna. Desgraciadamente fue atrapado
por los fascistas; así es que después de terminada la guerra nos quedamos en España; pero
un día, estando todavía Henrique en la carcel, le dispararon un tiro desde la calle; nuestra hijita
tenía entonces un año. El período más duro que vivimos fue en Valencia, donde fui detenida:
las "sacas" llamaban a los actos de sacar cada tres días a detenidos con camiones; los
llevaban a ejecutar contra la tapia del cementerio; a las familias que podían pagar 100 pesetas
de entonces (lo que suponía mucho dinero) les dejaban asistir a la ejecución y recuperar el
cuerpo para darle una sepultura digna. Los demás iban a para en fosas comunes. Cuando salí
de la carcel, regresé a Barcelona. Allí conocí a Félix en un pleno CNT-FAI que se hizo en la
casa Cambó, por supuesto clandestinamente. Nos unimos pues en España, antes de que nos
detuvieran: editábamos pasquines y un folletito del sindicato de los metalúrgicos en la calle de
Estruc de Barcelona, con una mesa de pruebas. A mí se me llevaron a la carcel de Ventas. A
todos los presos políticos se los llevaban a Madrid donde los juzgaba el juez Eimar: a cuanta
gente hizo matar aquel. A las 22 flores, 22 menores de edad se nos llevaron al matadero…
Félix estuvo en la carcel más de diez años… Cuando salió…"
Se paró entonces de hablar Matilde, como para borrar de su pensamiento aquellos recuerdos
terribles. Me levanté sin añadir una palabra; la besé en la frente y le sonreí antes de salir de la
habitación. Su yerno me dió la copia de ese título de maestra que tan poco tuvo ocasión de
utilizar: en aquella España franquista, la mayoría de los maestros fueron ejecutados o se fueron
hacia el exilio (a vida); Matilde estaba en la carcel, y luego cuando salió tuvo que hacer mil
trabajos (como dice ella: menos prostitución lo hice todo). Y mientras fueron eliminados de la
enseñanza la mayoría de los maestros titulares, los niños de aquella España franquista iban a
escuelas donde personas sin título ninguno ocupaban los puestos de maestros y les daban
clases de doctrina falangista y religión.
Marisol Costa entró a pesar de un momento con ella en intimidad de sus recuerdos cariñosos.
Las dejé solas y bajé a estar un rato con sus hijos en el jardín. El campo estaba precioso en
aquel día de primavera… Ese campo del exilio verde y húmedo…
Sumario
Memoria histórica y Tercera República
José Giménez Corbatón
Fuente: Diario de Teruel
Este primer mandato de Rodríguez Zapatero nos está aportando algunas satisfacciones que no
olvidaremos. Digo primer mandato porque es el primero, y siempre será el primero, aunque
acabe por ser el único, algo que, la verdad, vistas las probables alternativas, no le deseo. Pero
no me andaré por las ramas. Las cosas a las que aludo son, por no citar más que tres, el
matrimonio sin puñetas de género –por qué no llamarlo así: consiste en que cada uno o cada
una se case si quiere y con quien quiera, más allá de las apariencias (y el sexo no deja de ser
una de ellas)-; el fast divorce sin que nadie necesite cargar con el sambenito de cónyuge
impresentable; o su disposición a sentarse a una mesa de negociación con el propósito de
entender la cuestión vasca; disposición que, por imprecisa que se nos antoje, no deja de ser
estimulante.
Hay otras cuestiones, lo confieso, que no me molan tanto. Nombraré también unas pocas: que
quite al ejército de Irak y lo deje (e incluso lo aumente) en Afganistán. Que mantenga la religión
en las aulas públicas. Que siga apostando por la enseñanza concertada. O su incapacidad
para poner freno a la precariedad laboral, a la especulación inmobiliaria y a la construcción
desenfrenada como omnipresente motor económico –aunque en este punto el partido de la
oposición le lleve años luz de ventaja. Pero no me he propuesto enumerar aquí el debe y el
haber del actual gobierno socialdemócrata. Tan sólo me interesa resaltar un aspecto del perfil
político de su presidente o, mejor dicho, uno de sus perfiles, pues bien parece que le gusta
mostrarlos variados, aunque todos los adorne con esa media sonrisa (algunos la juzgan
serena) que tanto le caracteriza. Me refiero a la sensibilidad que mostró, sobre todo al principio
de su gestión, hacia la cuestión republicana. Ciertos observadores la atribuyeron, de inmediato,
a algún dato de su biografía, lo que no hacía sino desactivarla –es sabido que el culto a los
ascendentes no garantiza la reflexión ni la solidez argumental de los propósitos que se
esgrimen. Dicho de otro modo: en lo tocante al razonamiento político, no es bueno que el
sentimiento ocupe el lugar del pensamiento deliberado.
Esta “etapa Zapatero” que, si el último de los haberes expuestos al principio de mi exposición
llega a buen puerto, no dudo que se dilatará en el tiempo (ahí le duele al principal partido de la
oposición), no será tampoco la de una democracia avanzada y justa con nuestro pasado más
reciente, con la memoria de las víctimas del bando perdedor de la guerra civil y la de los
represaliados de toda índole durante un franquismo que ha durado, parece mentira que
algunos ya no se acuerden, hasta mucho después de desaparecido el dictador (¿acaso ha
acabado del todo?). No es que la llamada “recuperación de la memoria histórica” comenzara
con el gobierno Zapatero, pero no es menos cierto que ha venido alcanzando sus cotas de
actuación más elevadas en el periodo. Este año 2006, con el doble aniversario de la
proclamación de la Segunda República y del comienzo de la Guerra Civil, está siendo generoso
en actos que recuerdan, homenajean y festejan a los protagonistas de aquellos
acontecimientos históricos. La geografía española (y muy particularmente la aragonesa, pues
no en vano fue uno de sus escenarios privilegiados) se llena de humillantes fosas desveladas,
de monumentos y placas conmemorativas, de jornadas, debates, carteles y publicaciones de la
más variada índole. Es imposible atender a todo, ni siquiera a lo más cercano. La bibliografía,
dentro de unos años, será numerosa. Ya tocaba. Los vencedores han tenido mucho tiempo y
todos los medios para hacer e imponer su lectura de la historia. Ahora toca a los vencidos.
¿A los vencidos? ¿A quién ha dado la razón la transición democrática, por muy inmodélica que
sea, en afortunada expresión de Vicenç Navarro? ¿Pero es esta transición el único recurso
capaz de detentar y repartir razón? ¿Es todo lo que, quienes disfrutamos hoy de la democracia,
le debemos a la memoria de las víctimas de la dictadura? ¿A los protagonistas activos de la
Segunda República? Cualquier estudioso serio reconoce hoy que entre 1931 y 1936 se produjo
en España el intento modernizador más profundo de su historia: el conjunto de reformas
(agraria, educativa, religiosa, militar, educativa, cultural y territorial) que inició la Segunda
República no tenía precedentes. Por eso, desde el principio, las seculares fuerzas de la
reacción conspiraron para echarlas abajo (el golpe del general Sanjurjo se produjo poco más
de un año después del 14 de abril de 1931), y no cejaron hasta conseguirlo.
La Constitución Española de 1978, entre cuyos ponentes se contaba un ex ministro de Franco,
fue aprobada en referéndum. En su artículo primero proclamaba que la forma política del
Estado era la monarquía parlamentaria. Los españoles que votaron dicha constitución lo
hicieron apostando por una serie de libertades que acababan con la dictadura. Entre esas
libertades, de matute, los artífices de la Transición nos colaron la Monarquía juancarlista. Hay
que recordar a los jóvenes que no conocieron esos días que Juan Carlos I fue nombrado
sucesor de Franco, por Franco mismo, en 1969. Que sirvió como jefe del Estado en funciones
viviendo el dictador. Es decir, que es fruto del régimen que acabó violenta y sanguinariamente
con el periodo más modernizador de la historia de España. No sólo fruto, sino cómplice. ¿Se
puede interpretar, juzgar, dicha colaboración desde las premisas de esta Transición
democrática, desde el propio régimen monárquico? Es evidente que no.
¿Nos basta con trasladar a las víctimas de las fosas comunes a los cementerios? ¿Con
levantar monumentos y placas? ¿Con debatir y publicar todo lo que no se ha podido decir
hasta ahora? ¿Hemos olvidado que la Ley de Amnistía lo fue sobre todo para los responsables
y los cómplices de la dictadura? Pero, ¿cómo iba a ser de otra manera si se aceptaba una
forma política de Estado impuesta por Franco, la monarquía? (Una Monarquía borbónica que
se había acomodado, tampoco conviene olvidarlo, a la Dictadura de Primo de Rivera y que
había apoyado el golpe militar de 1936). Sólo una nueva República podía haber hecho las
cosas de manera más exhaustiva, más a tiempo, más justa. Podemos y debemos recuperar la
memoria, homenajear a las víctimas, contar toda la verdad de los acontecimientos. Completar
la historia. Ahora bien, sin olvidar la reivindicación política de la República, sus valores reales
(e ilegalmente interrumpidos). Exigiendo su retorno. Como ha escrito José Mª Pedreño,
Presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria en el último número (11 al 24 de
mayo) del Periódico quincenal de actualidad crítica DIAGONAL, la Monarquía “es un obstáculo
para recuperar verdaderamente la memoria [...] Sólo con la República podremos tener una
sociedad democrática y avanzada”. Estamos hablando de la Tercera República, señor
Presidente del Gobierno. Si no es usted, ¿qué fuerza política le pondrá el cascabel al gato?
Sumario
Calvo da cuenta de los documentos que han recibido
para incorporarse al Centro de la Memória Histórica
Fuente: Europa Press
Citó documentos hemerográficos, audiovisuales, gráficos, maquetas, esculturas y pinturas
procedentes de dentro y fuera de España
La ministra de Cultura, Carmen Calvo expuso hoy en el Pleno del Senado una relación de los
documentos principales llegados tanto de dentro como de fuera de España que formarán parte
del futuro Centro de la Memoria Histórica que se ubicará en Salamanca. Entre ellos figuran
documentos hemerográficos, audiovisuales, gráficos, maquetas, esculturas e incluso obra
pictórica.
Calvo recordó, a instancias de la pregunta realizada por el senador socialista José Castro
sobre el citado Centro, que el Gobierno no desea un Archivo "de vencedores ni vencidos, sino
un Archivo a disposición de la comunidad científica y de los ciudadanos para tener información
verdadera y completa".
Asimismo, insistió en que el Ejecutivo "ha preservado la unidad funcional del Archivo de la
Guerra Civil a todos los efectos, a pesar de lo que muchos se empeñan en decir de manera
impropia", señaló.
PROCEDENTES DE EUROPA
Entre las adquisiones de procedencia internacional que el Gobierno ya tiene en su poder
Carmen Calvo se refirió a los dibujos de Heinz Raebiger y a la compra de las fotografías de
Erich Andrés que plasman la visión de los reporteros alemanes afines a la dictadura nacionalsocialista alemana.
También aludió a la llegada de las 31 cajas de documentación de la Federación Española de
Deportados e Internados Políticos desde Francia y citó las nueve cajas de documentación de
los exiliados españoles en Nantes; el archivo fotográfico de Amadeo Calzada de Toulouse con
900 fotografías (de 1940 a 1960) que plasman las actividades realizadas por el colectivo de
exiliados en Francia; Con el Ministerio de Cultura de este mismo país, recordó que se ha
firmado recientemente un convenio para reproducir todos los documentos de la red de archivos
públicos relativos a ese periodo histórico.
Calvo indicó también que se han reproducido 10.000 imágenes del fondo de Cruz Roja
Internacional (especialmente los referentes a los cerca de 6.000 españoles internados en los
campos de concentración nazi) y que se han realizado gestiones para que llegue una parte
importante de documentos que trasladan toda la historia relativa a la Asociación de Niños de la
Guerra, al Centro de Estudios y Documentación de las Guerras Contemporáneas y al Instituto
de Historia Social de Gante (todo ello en Bélgica).
Tras un convenio firmado con el Ministerio de Cultura ruso, la ministra explicó que han llegado
digitalizados y reproducidos documentos relativos a la presencia de exiliados en aquel país y
de nombres importantísimos para la cultura española como Alberti, Bergamín, Baroja, Teresa
León o Sender.
IBEROAMÉRICA
Por lo que se refiere a Iberoamérica, Calvo señaló que el Gobierno está a punto de recuperar
36 fondos documentales del exilio español en Argentina procedentes del Centro Republicano
Español de Buenos Aires.
Según fuentes de Cultura, también hay trabajos específicos en esta materia con México (que
ya ha entregado un conjunto de documentos y fotografías del Exilio); en Chile donde hay
contactos con la Asociación de Supervivientes del Winnipeg, que entregarán una copia
digitalizada del archivo de este emblemático barco); y con Cuba, país con el que el Ministerio
de Cultura español está intensificando los esfuerzos de reproducción de los Archivos de
Manuel Altolaguirre y Concha Méndez, de Herminio Almendro y de Gustavo Pittaluga, entre
otros intelectuales.
Asimismo, el Gobierno está en contacto directo con la dirección del Archivo Nacional de la
República Dominicana en el que se han realizado cerca de 11.000 fichas referidas a exiliados
españoles que se entregarán al Centro Documental de la Memoria Histórica.
Canadá (donde se sigue el legado del escritor Jesús López Pacheco) y el norte de África
(Argelia y Marruecos) son otros países con los que Cultura intensifica los contactos para la
obtención de documentos de distinto tipo.
OTROS CONTACTOS
Además, el Ministerio de Cultura ha recibido del Centro de Investigaciones Feministas Español
sus archivos personales del escritor Tomás Segovia, el poeta Marcos Ana y el periodista
Manuel Izquierdo.
A la vez, se está tramitando un convenio con el Supremo Consejo del Grado 33 de España ya
que la Masonería Española ha ofrecido su apoyo para la recuperación a través de su red
internacional, de documentos relativos a la opresión y al exilio y está estudiando donar su
Archivo Histórico, que no fue objeto de incautación.
Por otra parte, Cultura ha intensificado la labor de digitalización de documentos de otros
departamentos ministeriales y ha iniciado gestiones con particulares e instituciones de ámbito
público y privado como el Archivo de Radio Nacional de España y TVE, la Biblioteca Nacional,
el Archivo Juan Negrín, la Fundación María Zambrano, la Brigada Lincon o la División Azul,
entre otros.
El Gobierno no garantiza que el Centro de la Memoria en
Salamanca esté funcionando en noviembre
Fuente: Tribuna de Salamanca
El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, no fue capaz de garantizar, tal y
como fija la Ley de Restitución de Documentos a la Generalitat de Cataluña, que el Centro de
la Memoria Histórica pueda estar operativo el próximo mes de noviembre.
Y es que la legislación aprobada el pasado mes de noviembre por el Senado, y que permitió la
salida de los ‘papeles’ del Archivo General de la Guerra Civil Española, también incluía una
Disposición Adicional en la que se asume como compromiso que, en el plazo de un año a partir
de la entrada en vigor de la citada ley; en concreto el próximo 19 de noviembre de 2006,
Salamanca contaría con el mencionado centro documental.
Sin embargo, los continuos retrasos que se están produciendo en el proceso de expropiación
del palacio de Orellana, inmueble elegido por el Ministerio de Cultura para acoger el Centro de
la Memoria, pueden llegar a hacer posible que no se cumpla la Ley aprobada el pasado mes de
noviembre. El delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma fue rotundo ante la pregunta
de si garantiza la puesta en funcionamiento del Centro de la Memoria el próximo mes de
noviembre: «Yo no doy plazos. Hasta ahora se han ido cumpliendo todos los plazos de la
expropiación y las resoluciones jurídicas que impedían la expropiación están del lado del
Gobierno. Hasta ahora va todo según lo previsto».
Miguel Alejo estima que próximamente «se va a cumplir el objetivo de la expropiación» del
inmueble.
Sin embargo, la puesta en funcionamiento del Centro Documental de la Memoria Histórica,
presentado a bombo y platillo por Carmen Calvo el pasado junio en Madrid, sigue siendo una
auténtica incógnita puesto que, hasta el momento, y a pesar de que las resoluciones jurídicas
siguen siendo positivas para los intereses del Ministerio de Cultura, el departamento dirigido
por Carmen Calvo aún no ha conseguido ‘ocupar’ el inmueble ubicado en la calle San Pablo.
De hecho, tal y como publicó en su edición de ayer este mismo diario, el Ministerio de Cultura
aún no ha convocado a ninguna reunión a las tres personas que deberán dirimir el justiprecio
de la expropiación. Este proceso, según manifestó el propio presidente del tribunal de arbitraje,
puede prolongarse en más de dos meses.
Cruz Roja enviará a Salamanca copia de sus archivos de Ginebra
sobre la Guerra Civil
Fuente: La Vanguardia
De la familia Pellicer, en Sevilla, separada durante la Guerra Civil, a uno de sus miembros:
"Estamos bien". De un padre que se encuentra a salvo a sus hijos y esposa: "Acudid a la
dirección del remite. Los gastos están cubiertos". La Comisión Española de la Cruz Roja
distribuyó mensajes así de escuetos, urgentes y esperanzados durante la Guerra Civil. Su
indispensable función de correo entre la población durante aquellos años ha sido
históricamente una de las bazas que le ha merecido la confianza de la opinión pública
española.
Copias de cientos de estos mensajes esenciales para certificar, por ejemplo, que un padre o un
hijo estaban encarcelados, viajarán muy pronto al Archivo de la Guerra Civil de Salamanca
junto a miles de fotografías, relaciones de presos, listas de refugiados, informes de las visitas a
ambas zonas en guerra, protección de civiles y refugiados en Francia o las negociaciones de la
Cruz Roja con el Gobierno republicano y el franquista.
El Gobierno español y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) firmarán este mes un
convenio para trasladar copias de todos los documentos relativos a la Guerra Civil y la
posguerra que se guardan en Ginebra. Lo que desde el año 1996 está abierto a los
investigadores en la sede suiza de la organización humanitaria se podrá consultar en el Archivo
de Salamanca. De momento, la Cruz Roja está lista para entregar el abundante material
relativo al periodo de guerra, documentado por la llamada Comisión España, la delegación que
envió el CICR para asistir a la población durante el enfrentamiento.
A finales del 2006, está previsto que viajen copias de los archivos que comprenden desde 1939
hasta la fecha a partir de la cual se consideran todavía clasificados (no accesibles), es decir,
1965, pues la organización protege sus archivos generales durante 40 años. Y aún por más
tiempo los que tienen que ver con la propia agencia, pues contienen datos personales de sus
trabajadores.
A petición del Gobierno de Zapatero, expresada el verano pasado, la división de archivos del
CICR en Ginebra está recopilando tanto elementos del fondo fotográfico como de los archivos
generales y de la agencia. Lleva reproducidos ya cerca de 80.000 documentos, y aún falta por
inventariar el periodo de 1940 a 1965. De los 10 kilómetros de documentos históricos que
ocupan sus archivos, los de España se llevan diez metros.
"Allí hallamos desde la relación del Gobierno español con la Cruz Roja hasta los informes de
las visitas que efectuaba la organización a detenidos políticos, o incluso la política de Franco
con los judíos españoles perseguidos por los nazis", explica Jean-Michel Díez, de la división de
archivos del CICR. ¿Y qué política era esa? Según Díez, Franco trató de proteger a los
sefardíes, que abundaban por ejemplo en Grecia. "por razones de nacionalidad y soberanía
política".
Historiadores, supervivientes y descendientes podrán hallar en Salamanca, a partir del 2007,
abundantes datos del periodo de la Segunda Guerra Mundial. Sin ir más lejos, aparecerá la
lista completa de los prisioneros españoles en Mauthausen, gracias a que uno de los
deportados estuvo encargado de coordinar sus barracones, y, al ser liberado, entregó a la Cruz
Roja la relación de concentrados. Una lista que, sin duda, confirmará que Enric Marco - hasta
hace un año presidente de Amical de Mauthausen, y dimitido al saberse que todos estos años
se había hecho pasar por prisionero de los nazis- no estaba entre ellos.
Y las mujeres del 36, o sus hijos, pueden identificar sus firmas en las listas de reclusas a las
que el Comité daba latas de leche en la cárcel de Madrid. Ellas firmaban conforme las recibían.
De Barcelona, a su vez, observamos relaciones de niños de un colegio también visitado por la
Cruz Roja. Y no sólo hay datos de las capitales: la organización abarcaba toda España. "Hay
listas de refugiados, trabajadores en Argelia, niños y adultos enviados a Rusia, miembros de la
División Azul, marineros rusos cautivos, prisioneros de la Italia de Mussolini, pero a partir del 39
Franco nos cerró el paso a las cárceles. Sólo hubo un periodo de apertura en el 46 y entre el
55 y el 60. Cuando dejen de estar clasificados aparecerán por ejemplo las visitas a prisioneros
de ETA", dice la división de Archivos.
Sumario
La Generalitat recaba más peticiones de fondos
documentales de ERC, UGT, CNT y PSUC
Fuente: Tribuna de Salamanca
Dos partidos políticos, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y el Partido Socialista
Unificado de Cataluña (PSUC), y dos sindicatos, UGT y CNT, ya se han puesto en contacto
con la Consejería de Cultura de la Generalitat de Cataluña para iniciar los trámites pertinentes
que puedan permitir, incluso en este mismo año, poder recuperar los legajos existentes en el
Archivo General de la Guerra Civil Española y que pertenecen a estas organizaciones.
Así lo confirmó el abogado de la Comisión de la Dignidad, Josep Cruanyes en una
conversación mantenida con TRIBUNA en la que añadió que representantes de los cuatro
asociaciones ya habían iniciado una ronda de contactos con la Generalitat para poder llevar a
cabo la formalización de esta petición de devolución. «De momento, están formuladas todas las
peticiones de estas organizaciones. La Ley marcaba que se hicieran a través de la Generalitat
para que ésta fuera la encargada de hablar con el Ministerio de Cultura», explica Cruanyes
quien añade que «para que se produzca el proceso definitivo de devolución las copias tienen
que estar reproducidas para que se queden en Salamanca. Por ahora, no se ha llevado a cabo
la identificación de los documentos que van a venir y, después, se tendrá que hacer la
presentación pública de la documentación».
Los fondos de estas asociaciones son especialmente importante para la historia de las mismas,
sobre todo en el caso del PSUC y de la CNT que en la época de la requisa de documentos
contaban con un amplio respaldo social en toda Cataluña.
A la expectativa de lo que pueda suceder con las reclamaciones de estas cuatro asociaciones,
quienes también esperan conseguir la recuperación de su documentación del colegio de San
Ambrosio son los particulares de Cataluña. A este respecto, Josep Cruanyes manifiesta que
«hay muchas peticiones, aunque es verdad que han venido llegando con cuentagotas. El
problema en este caso es que hay muchas personas que no saben si pueden tener
documentación de sus familiares en el Archivo. Por eso, están esperando a que se pueda
publicar una lista en la que aparezca la documentación de Cataluña» existente en el centro
documental salmantino.
Sumario
La comunidad judía de Cataluña reclama el retorno
de los 'papeles de Salamanca'
Fuente: Europa Press
La comunidad israelita de Cataluña ha reclamado la devolución del patrimonio documental que
fue requisado por las tropas franquistas en 1939 de la sinagoga de Barcelona y que
actualmente se conserva en el Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca, según
aseguró a Europa Press el presidente de la comunidad, Teodoro Burdman.
El representante judío explicó que los dos legajos confiscados contienen los registros de las
actividades que desarrollaba la comunidad israelita en la sinagoga de Barcelona desde que fue
constituida en 1918. Además, Burdman aseguró que las tropas de Franco se llevaron algunos
libros de rezos y artículos de culto.
Burdman reivindicó el derecho de los judíos catalanes a "exigir aquello que es de nuestra
propiedad" y añadió que el retorno de los documentos significará la "reparación de nuestra
memoria histórica", ya que la información que contienen se corresponde con los primeros años
de vida de la comunidad en Barcelona.
Asimismo, Burdman se mostró esperanzado en que el retorno se haga efectivo, ya que
"estamos en un Estado de Derecho y, en una democracia, las cosas robadas deben ser
devueltas a su dueño" consideró. El representante explicó que, una vez devueltos, los
documentos se archivarán en un lugar especial de la biblioteca judía de Barcelona.
La comunidad confió la misión de tramitar la devolución a la Comissió de la Dignitat, poco
después de que el Gobierno negociara la salida de la documentación catalana hacia la
Generalitat de Cataluña.
En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Comissió de la Dignitat, Josep Cruanyes,
explicó que este retorno se enmarca en el cumplimiento de la Ley de Restitución que fue
aprobada el pasado mes de noviembre en el Senado.
Cruanyes manifestó que, después de la devolución de los papeles de la Generalitat, la
Comissió está ahora seleccionando los documentos reclamados por particulares y entidades y
anunció que podrían ser finalmente devueltos a finales de este año.
Además de los papeles judíos, la Comissió está trabajando para que también sean devueltos
los archivos de algunos partidos políticos como ERC o el PSUC y sindicatos como CNT y UGT.
Sumario
El Archivo de Salamanca atesora sin orden miles de
papeles murcianos de la Guerra Civil
Fuente: Terra
El 18 de octubre de 1936, el mismo día en que estalló la Guerra Civil, en la prisión de
Cartagena perdieron la vida 49 personas. No hubo juicio alguno y su muerte, según las
crónicas, fue violenta. Cuatro días más tarde, el presidente del Tribunal Especial de Murcia
solicitó al juez delegado de Cartagena que le facilitara los certificados de la inscripción de los
fallecidos en el Registro Civil. Setenta años después de estos crimenes, aquella solicitud del
presidente se conserva en el Archivo General de Salamanca, institución envuelta en una
polémica por la decisión del Gobierno central de devolverle a Cataluña los documentos
incautados durante la Guerra por las tropas de Franco a la Generalitat republicana y a otras
instituciones catalanas.
Los denominados papeles de Salamanca suponen un pequeño 3 por ciento del total de
documentos que atesora el archivo, entre los que también hay muchos legajos murcianos
relacionados con la contienda. ¿Sería posible exigir su regreso a Murcia? Los científicos, de
entrada, lo desaconsejan. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, se
apresuró a advertir el pasado 8 de enero de que el Gobierno no aceptará 'ninguna
reivindicación' en relación con los fondos del Archivo General. Además, subrayó que la única
administración legitimada para solicitar alguna de las 20.000 cajas de legajos es la Generalitat.
El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, de esta forma, dejaba clara su intención de
rechazar cualquier otra propuesta. Ni siquiera, por ejemplo, aquella de los posibles herederos
de los objetos y alhajas que se incautó el Frente Popular en Cartagena, en cuya acta figuran
las 'personas o sociedades que hacen la entrega', en el mes de septiembre de 1936. Los
investigadores advierten de que los papeles de Murcia en Salamanca,aparte de aquellos
referidos al Tribunal Popular de Cartagena, están dispersos en cientos de carpetas que, en
muchos casos, pertenecen a otras comunidades autónomas. Así, en la Sección Político-Social
de Barcelona se encuentran diversos documentos de la CNT de Cartagena y Cieza y del
Consejo de Unificación de la Industria Espartera.
Esta misma sección también atesora la correspondencia que se produjo durante la contienda
entre particulares de esta ciudad, la alcaldía y el Frente Popular sobre 'donativos voluntarios'
para el hospital de Caridad, que incluye una relación de señores que aún no han ingresado las
cantidades solicitadas.
La búsqueda de documentos murcianos, a pesar de su diáspora en el archivo, resultó más fácil
después del trabajo desarrollado por Carmen González, doctora del Departamento de Historia
Moderna de la Universidad de Murcia. González ha dedicado años al estudio de estas fuentes,
entregada al estudio de ellas carpeta a carpeta, que luego quedaron reflejadas en su obra
Guerra Civil en Murcia. Un análisis sobre el poder y los comportamientos colectivos.
La doctora también localizó expedientes de detenidos en la sección de Valencia y otra gran
lista en la correspondiente a Madrid. En ella, descubrió las actas de constitución de la
Agrupación de Mujeres Antifascistas, una relación de empleados destituidos en el
Ayuntamiento de Jumilla, donde se firmaron las actas que enumeran las fincas incautadas, su
extensión, nombre del propietario y motivo de la incautación.
La doctora revela que los únicos documentos catalogados según su procedencia murciana son
los que componen la sección denominada Político-Social de Cartagena, que incluye carpetas
relacionadas con el Tribunal Popular de la ciudad portuaria.
'Durante años -aclara la científica- cuando preguntabas en el archivo por cualquier referencia
sobre Murcia te remitían a esta sección. Pero son muchos los documentos que existen en el
archivo'. González destaca que, pese a todo, este reparto de papeles en diferentes sección
'permite realizar una historia comparada del periodo'. Aparte de las referencias catalogadas por
la profesora, en el Archivo de Salamanca existen otras muchas que, de momento, permanecen
casi en el anonimato. Por ejemplo, las relativas a la masonería murciana.
Sumario
El Liceo y el Archivo
Julio Fernández García
Fuente: El Adelanto de Salamanca
Hace unos días el señor Lanzarote organizó un acto partidista sobre el Archivo en el Liceo,
donde participaron varios personajes que expresaron opiniones semejantes
sobre el conflicto, sin dar opción al concurso de posiciones discrepantes, a pesar de ser un
acto institucional financiado con el erario público. Para colmo de las lindezas, el alcalde inició
su alocución calificando al Gobierno español y a su presidente de practicar el nazismo, cuando,
paradójicamente, el señor Lanzarote pertenece a un partido político (PP) que no ha tenido la
gallardía de condenar firmemente el régimen franquista que poco o nada difiere del
nacionalsocialismo alemán, autor de los mayores crímenes cometidos contra la humanidad. Un
estado autoritario donde el catolicismo cultural era la condición sine qua non para la vida
española y para su futuro, se ejecutaron en los paredones de cárceles y cementerios a miles
de personas por pensar de otra forma y por defender el legítimo gobierno democrático de la II
República. No tenían piedad con nada ni con nadie y terminada la guerra se siguieron
asesinando a hombres y mujeres, incluso jóvenes menores de edad como las 13 chicas en la
cárcel de Ventas (conocidas como las 13 rosas), por pertenecer a Juventudes Socialistas (que
mi nombre no se borre en la historia, dejó escrito Julia Conesa antes de ser ejecutada el 5 de
agosto del 39). Los que sobrevivieron sufrieron el exterminio cultural más abominable y el exilio
más infame de la historia reciente en España. Se implantó la vieja idea de la España hueca y
carcomida, la de la cruz de San Ignacio y la del martillo de herejes que proclamaba Menéndez
Pelayo, en el XIX y que, por cierto, avalaban algunos personajes como Manuel Fraga con
expresiones como “sólo hay una España verdadera y la otra es la yedra, parásito que crece
sobre la encina secular”, defendida claramente por los sectores caciquiles y los poderes
fácticos de nuestra sociedad, mientras el llanto por España que brotaba de la mejor generación
de intelectuales (Azaña, Machado, Cernuda, MiguelHernández y tantos otros) era vilmente
aplastado por el insaciable odio de los vencedores: “Adiós hermanos, camaradas, amigos/
despedidme del sol y de los trigos”, decía Miguel Hernández cuando, en la cárcel, atravesaba
el umbral de la muerte o como ésta era emprendida por Machado en el exilio de Colliure:
“Subiré a bordo ligero de equipaje/ casi desnudo, como los hijos de la mar”.
A otros muchos, además de ser ejecutados, exterminados y vilipendiados, les incautaron
documentos personalísimos con la finalidad de controlar al enemigo político y los depositaron
en Salamanca. Lógicamente, cuandoese gobierno ilegítimo como el de Franco, producto de un
golpe de Estado contra el gobierno democrático republicano y de una guerra fratricida llega a
su fin, el sentido común exige que, por justicia, esos documentos fueran restituidos a los
herederos de los propietarios o a las instituciones a las que pertenecían, con independencia de
que se constituya un archivo documental con copia de esos documentos, al servicio de los
investigadores, la universidad y los ciudadanos, como es el caso del futuro centro de la
Memoria de Salamanca que ha impulsado el Gobierno.
Por eso me llama poderosamente la atención que con la devolución se confunda un acto de
justicia con uno de chantaje como pretende vender políticamente la derecha y se diga que es
un acto más de la fractura de España para beneficiar a Cataluña. Es triste, pero este mensaje
del PP que defiende España como única nación grande y libre huele a rancio y se ha repetido
constantemente por los dirigentes franquistas de ayer y apoyado también por los falangistas de
hoy. Y me sorprende más que intelectuales de gran talla como Gonzalez Egido se introduzcan
en esa espiral diabólica, se unan a las críticas del PP y digan que la devolución de los papeles
del Archivo no es una política de izquierdas. Qué lejanos parecen aquellos tiempos de la
dictadura en los que al señor Gonzalez Egido le echaron un “rapapolvo de Dios es Cristo”
desde el Rectorado porque exigió a sus alumnos de estilística francesa de la Universidad de
Salamanca un trabajo sobre “las manos sucias” de Sartre, siendo denunciado por dos alumnas
ante la Curia Eclesiástica. Afortunadamente, la libertad de expresión y de cátedra que no tenía
entonces se le reconoce ahora porque disfrutamos de una democracia constitucional heredera
de la Segunda República, con la que acabaron las huestes franquistas en el 36.
Sumario
La injusta frustación de la ley del Memorial
Democràtic de Catalunya
Fuente: Coordinadora per a la Memòria Històrica i Democràtica de Catalunya
Todo parece indicar que uno de los anhelos y aspiraciones más importantes del movimiento
por la recuperación de la Memoria Histórica y Democrática de Catalunya y de todos los
hombres y mujeres que lucharon durante la República y la dictadura por la legitimidad
democrática, la justicia y la libertad, se ha esfumado. El Memorial Democràtic, institución
impulsada por la Generalitat de Catalunya, y apoyada y reclamada desde años por el tejido
asociativo, que se había de crear con el fin de rehabilitar la injusticia existente desde la muerte
del dictador y durante los más de 23 años de gobierno de CiU, no verá la luz en esta
legislatura.
Una vez más, los intereses partidistas y los tacticismos políticos han podido más que los
intereses generales de la ciudadanía : EL MEMORIAL DEMOCRÀTIC no ha sido aprobado
en el Parlament de Catalunya, pese a que los partidos democráticos y de izquierdas contaban
con la mayoría necesaria - exceptuamos al PP, partido que no ha reconocido el derecho de
las víctimas del régimen franquista, ni tiene la intención de hacerlo.
Entendemos que se ha pasado por encima de la voluntad y las expectativas sociales y que se
han puesto en primer término los intereses partidistas, sin haber podido o querido llegar al
consenso necesario capaz de dar satisfacción a un deseo que lleva pendiente más de 31
años: el reconocimiento a las víctimas de la dictadura totalitaria franquista de su condición de
defensoras y defensores de la legalidad republicana y de las libertades nacionales de
Catalunya, y de su posterior lucha, en las más duras condiciones de represión, por la
democracia y las señas de identidad de nuestro país, junto al resto de nacionalidades y
regiones del Estado español.
Puede argumentarse que, después de las inminentes elecciones, esta Ley se retomará para su
aprobación, pero nadie sabe ni la composición exacta del Parlament, ni, muchísimo menos, la
composición del próximo Govern. Lo que sí sabemos, y ésta es la realidad, es que, de aquí a
esa futura concreción -elecciones y govern-, muchas y muchos de los que esperaban con
esperanza esta primera experiencia a nivel del Estado español de reconocimiento moral y
material de las víctimas de la barbarie totalitaria franquista, ya no estarán con nosotros y que
sus esperanzas acabarán enterradas con ellas y ellos.
Las entidades que trabajamos por la recuperación de la Memoria Democràtica, por su difusión
y actualización, deseamos manifestar nuestro absoluto desacuerdo con la actitud de quienes,
teniendo la posibilidad de ser consecuentes con sus declaraciones, han optado por consensuar
la posibilidad de recuperar para la Historia a tantas y tantos ciudadanos y ciudadanas de
Catalunya y han negado, así, a las generaciones futuras el conocimiento de parte de su propio
pasado.
Por nuestra parte, seguiremos, como no podría ser de otra manera, batallando para que la
Ley del Memorial Democrático sea una realidad lo antes posible.
Coordinadora per a la Memòria Històrica i Democràtica de Catalunya
Entidades adheridas : Associació per a la Memòria Històrica i Democràtica del Baix Llobregat,
Associació del Pont de la Llibertat de l'Hospitalet Antifranquista, Associació per al Memorial
Democràtic dels Treballadors de la SEAT, Associació Enrique Lister, CJC-Joventut Comunista,
Dones del 36, Fundació Nou Horitzons, Foro para la Defensa de la Tercera Edad, Fundació
Pere Ardiaca, Historaula.
Sumario
Barcelona TV recuerda la Guerra Civil en la ciudad
con una serie sin precedentes
Fuente: Canal Cultura
Amb d'un intens treball de recerca i entrevistes amb els barcelonins que van viure la Guerra
Civil, Barcelona TV ha elaborat una saga temàtica sense precedents i de contingut propi que es
posarà en marxa a partir del 9 de juny. Testimonis, historiadors, reportatges i pel·lícules
ajudaran a retrobar la memòria d'una època transcendental. A partir del 9 de juny.
El cicle Ciutadans en temps de guerra s'emetrà durant set dissabtes, a les 22:20 hores. L'espai
estarà format per un debat, conduït per Manuel Campo Vidal i comtarà amb la presència de
testimonis i personatges, com Santiago Carrillo, Jordi Pujol o Heribert Barrera. Tots ells
aportaran la seva experiència personal, algunes d'elles, decisives. El programa inclou el pasi de
pel·lícules sobre la Guerra i reportatges elaborats per Barcelona TV.
Tal i com explica Campo Vidal, sense la resposta que va rebre la crida de Barcelona TV per
contactar amb testimonis, aquests programes no haurien estat possible. El presentador s'ha
mostrat convençut que, per les seves dimensions, i el seu enfocament participatiu, aquest és
un espai "que marcarà un abans i un després en la vida de la televisió de Barcelona".
Més de 300 voluntaris
La sèrie de sis documentals que complementen els programes des de plató han canalitzat,
precisament, aquesta participació, fomentada per mitjà de biblioteques i de la Fundació Obra
Social de la Caixa de Catalunya. El seu president, Miquel Perdiguer, ha recordat que han estat
més de 300 persones, nascudes abans de la guerra, les que han respost a la crida i han
proporcionat més de 100 hores de testimonis.
A través d'alguns d'aquest voluntaris, es van recuperant imatges, fotografies, records que van
sargint una tela de record que creix programa rere programa. Els documentals s'inicien amb El
desgavell i culminen amb La derrota, passant per aspectes significatius que es retraten a
Misèria i companyia o La infantesa robada.
La crida de testimonis es va fer a partir de novembre de 2005 a través de Barcelona TV, l'Obra
social del la Caixa de Catalunya i el Departament de Relacions Institucionals de la Generalitat
de Catalunya. En el seu nom, Joan Saura, conseller de Relacions Institucionals, ressalta que
aquest projecte ha estat possible precisament per la confluència de diferents sectors.
Segons Saura, a la Guerra Civil l'han succeït tres etapes. La primera la del "patiment i dolor", la
segona, coincidint amb la transició, la de "l'oblit i la negació". La tercera, segons el conseller, la
que ha ja ha començat, és la de "la recuperació històrica" que cal fer des de "la pau i no la
revenja". Alhora ha mostrat el compromís del govern català de tirar endavant una política de
recuperació de la història.
Un element més per tal de fer memòria a la ciutat és retornar la seva realitat històrica als seus
carrers i places. Per tal de fer això l'equip d'historiadors del programa recorre i la geografia
barcelonina tot dotant d'història aquells edificis sovint desconeguts, aquelles cantonades
aparentment buides, testimonis muts d'un passat que cal no oblidar per tal que no es repeteixi.
Un cicle de cinema
Però l'aposta no s'acaba aquí. A banda de l'emissió del programa, documentals inclosos,
Barcelona TV ha preparat un cicle de cinema per commemorar el 70è aniversari de l'inici de la
Guerra Civil presentats pels crítics Jaume Figueras (divendres) i Carles Mir (dissabte). En
total,13 títols que tenen com a rerefons la Guerra Civil acompanyaran el programa.
Els films s'emetran divendres (23 hores) i dissabte (24 hores) i entre ells s'hi poden trobar
produccions clàssiques com La Vaquilla (9 de juny), Libertàrias (16 de juny), Tierra y libertad
(30 de juny), La hora de los valientes (14 de juliol) o La vieja memoria que tancarà el cicle el
divendres 21 de juliol.
Durant el programa també es mostraran materials de l'època, objectes que fan retrocedir en el
temps. Campo Vidal ha ressaltat la importància que tenen també aquests materials aportats
pels propis col¿laboradors, com ara trossos de metralla o carnets de l'època que han estat
guardats amb tanta cura "que sembla com si fossin d'ahir".
Fitxa tècnica
Ciutadans en temps de guerra. A partir del dia 10
Barcelona TV
Sumario
El gobierno catalán recupera las trincheras y los
refugios de la batalla del Segre
Fuente: La Mañana
El Merengue, uno de los espacios más representativos de la Batalla del Segre, recuperará el
aspecto que presentó durante la Guerra Civil con la rehabilitación de las trincheras y refugios
de arquitectura militar a través del Programa del Memorial Democràtic de Catalunya que
impulsa el Govern, un proyecto que se presentará el próximo 28 de mayo en el encuentro que
celebran anualmente los miembros de la Quinta del Biberón en Camarasa y que este año
contará con la presencia del conseller de Relacions Institucionals, Joan Saura. Redactado por
Pol Galitó, de la Associació d’Estudiosos del Front del Segre, el proyecto cuenta con el apoyo
del Ayuntamiento de Camarasa y la Universitat de Lleida y también incluye la señalización de la
sierra del Merengue y del cementerio de Camarasa, donde se trasladaron los restos de la fosa
común del Merengue el año 1987. Pol Galitó explicó que el proyecto de señalización y
recuperación de los espacios de la Batalla del Segre, que probablemente se iniciará entre
setiembre y octubre, permitirá recuperar la línea de trincheras que existían en esta sierra de
gran importancia estratégica durante la cabeza de puente de Balaguer. La primera fase de este
plan piloto afectará a esta sierra, en la que había un sistema defensivo con trincheras que
comunicaban todo el tosal, vital para controlar el paso hacia Camarasa, donde había la central
hidroeléctrica. El mismo día 28 de mayo se instalarán cuatro señales que indicarán la
existencia de este testimonio de la batalla del Segre, además de un panel que explicará cómo
en 1987 se trasladaron los restos de la fosa común del Merengue –donde murieron muchos
soldados de la Quinta del Biberón.
El mismo día 28 de mayo también se presentará el DVD Un camp de batalla de la Guerra Civil
al Front del Segre, un proyecto de la Universitat de Lleida que explicará
cómo se sucedieron los hechos en esta sierra del término de Camarasa y qué pasó con los
soldados de la Quinta del Biberón que participaron en este episodio de la Batalla del Segre.
Una cruda batalla El curso del río Segre y del Noguera Pallaresa fue el escenario de la Batalla
del Segre, uno de los episodios más importantes de la Guerra Civil junto a la Batalla del Ebro.
En este punto –que formaba parte de la cabeza de puente de Balaguer– se libraron intensos y
duros combates en mayo de 1938.
Uno de los principales campos e batalla fue el Merengue, un pequeño montículo de gran
importancia estratégica en el término de Camarasa. A finales de mayo de 1938 se registraron
intensas luchas en esta sierra –defendida por los tiradores de Ifni–, que causaron numerosas
bajas en las filas republicanas integradas básicamente por miembros de la Quinta del Biberón.
Un monolito recuerda los hechos en la cima de la sierra
Los miembros de la Quinta del Biberón se dan cita anualmente en Camarasa y el Merengue
para recordar a los compañeros que cayeron en la batalla. En la cima de la sierra del
Merengue, desde la que se tiene una visión amplia del Segre y del paso hacia Camarasa y el
Prepirineo, figura un monolito en el que se puede leer: “Recordem-ho sempre perquè mai més
torni a succeir”.
Revivir el paisaje de la guerra
Fuente: La Mañana
“Recordémoslo para que nunca más vuelva a suceder”. Ésta es la afirmación tajante , rotunda,
inscrita en una placa que se encuentra ubicada en la colina del Merengue en Camarasa,
espacio donde se desarrolló uno de los episodios más trágicos de la Batalla de Segre, en la
Guerra Civil, y que ayer se convirtió en el lugar especial donde se rindió homenaje a los
supervivientes de la Quinta del Biberón, y donde el conseller de Relacions Institucionals Joan
Saura, aprovechó para presentar el proyecto que pretende recuperar los principales escenarios
en los se desarrolló esta trágica batalla.
El proyecto, según afirmó Saura, pretende recuperar las trincheras, refugios y nidos de
ametralladora construidos por las tropas de Franco en el Turó del Merengue, señalizando los
puntos más emblemáticos donde en mayo de 1938 se libró una de las batallas más crudas del
Frente del Segre. El proyecto, impulsado por el Ayuntamiento de Camarasa y financiado por el
Memorial Democràtic de la Generalitat, se llevará a cabo a partir del setiembre. Éste se
enmarca dentro de un plan piloto concebido para señalizar los espacios más emblemáticos de
la lucha antifranquista en toda la demarcación de Lleida. Dicho plan lo está elaborando la
Universitat de Lleida a través de un convenio con el Departament de Relacions Institucionals i
el de Educació y Universitats.
Saura también afirmó, refiriéndose al Merengue, que “este espacio de dolor, de muerte,debe
convertirse en un lugar de paz, de democracia que preste a la reflexión para que nunca más en
la historia se repitan episodios tan bélicos y crueles como los que sucedieron en este enclave
de la Noguera”. Saura añadió que el Govern de la Generalitat tiene mucho interés en recuperar
estos espacios que han sido ignorados y olvidados a lo largo de todos estos años, para mirar
hacia el pasado sin ningún sentimiento de venganza, si no con la vista puesta en el futuro, para
que no se vuelvan a repetir episodios bélicos semejantes.
En este enclave se reunieron algunos de los supervivientes de la Quinta del Biberón para
recordar y rendir homenaje a las víctimas republicanas que cayeron en esta zona. El acto de
homenaje se inició por la mañana en el cementerio de Camarasa donde el alcalde, Josep
Vendrell, junto con el conseller, Saura, diferentes autoridades, la Agrupación de Supervivientes
de la Quinta del Biberón y familiares, realizaron una ofrenda floral a las restos mortales de
muchos de los soldados muertos en Batalla del Merengue cuyos restos fueron localizados en
una fosa común muy cerca del cerro, en el año 1987 y posteriormente fueron trasladados al
cementerio del municipio.
Algunos de los supervivientes de la Quinta del Biberón relataban cómo habían vivido en su
propia piel la Guerra. Muchos, eran casi niños, a los que tristemente el destino, les puso un
arma en sus manos y les obligó a disparar, en una Guerra Civil que exhalaba su último aliento
de vida y en un bando que estaba a punto de convertirse en el perdedor de esta triste historia
Significativo también fue el testimonio de Joan Sans Sicart de 91 años de edad, que estuvo en
el acto de homenaje de ayer. Sans Sicart fue Comisario de la Brigada Mixta y batallón en el
Cap de Pont de Balaguer. Este mismo hombre fue también Comisario de la 72 división de la
retirada hacia Francia y tuvo bajo su mando cerca de 10.000 hombres. Joan Sans sufrió en su
propia carne un consejo de guerra al negarse a aceptar en el frente de Isona a doscientos
soldados de la Quinta del Biberón.
Su recuerdo es que él, con 21 años, tuvo una responsabilidad que no era propia de su edad.
Sans se mostró satisfecho sobre la iniciativa de recuperar la memoria histórica, para que se
sepa exactamente lo que ocurrió y para que nunca más familias enteras, tengan que sufrir por
haber perder a sus familiares en una cruel guerra civil.
Poco después del acto en el Merengue, la jornada se desplazó al Ayuntamiento de Camarasa,
donde tuvo lugar la presentación oficial del plan de señalización y del DVD Un camp de batalla
de la Guerra Civil al front del Segre, elaborado por la Universitat de Lleida. Los actos fueron
seguidos por cerca de 300 personas, entre familiares, miembros de la agrupación y
autoridades, que quisieron rememorar este episodio de la historia más reciente para que no
caiga en el olvido.
Sumario
Rosa Torán, elegida presidenta de Amical
Mauthausen
Fuente: Vinaròs News
Los supervivientes y familiares de los que sufrieron los campos de concentración de la
Alemania nazi apostaron en Vinaròs por no olvidar aquellos hechos para seguir transmitiendo
los valores de igualdad, libertad y justifica social que defendieron “hasta el final” los que no
pudieron sobrevivir.
Así lo dijo Rosa Torán, presidenta de la Amical Mauthausen, que celebró su amable general en
esta ciudad, para elegir a la nueva junta directiva y homenajear al vinarocense Francisco
Batiste Baila, Medalla de Oro de Vinaròs, que sufrió el campo de exterminio que da nombre a
esta asociación y logró salir con vida. “Estos valores no caducarán nunca y siempre que
veamos un signo de trasgresión de los mimos, hemos de intentar combatirlos, como los
republicanos luchadores contra el fascismo” apuntó. El Ayuntamiento de Vinaròs y la Fundació
Caixa Vinaròs se implicaron de lleno en esta asamblea que trajo hasta la ciudad a numerosos
supervivientes y familiares directos de los mismos. De esta manera, el salón de plenos del
consistorio, la sala de arte de la Fundació, el cementerio municipal y la ermita de los patronos
acogieron las distintas actividades realizadas, que ya habían comenzado el viernes anterior. El
jardín del cementerio donde está el monumento en recuerdo de los sietes vinarocenses que
fallecieron en Mauthausen y Guzen, acogió los momentos más emotivos. Allí, además de los
parlamentos, hubo un ofrecimiento floral, mientras se escuchaba una canción compuesta por
soldados presos en 1.933 como respuesta a una paliza propinada por las SS.
Asimismo, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de los socios fallecidos el último año y
las dos jóvenes que estuvieron en el aniversario de loa liberación del referido campo, Raquel
Cardona y Jael Lorca, interpretaron un tema musical al oboé y leyeron una poesía. La
intervención de Batiste, autor del libro "El sol se extinguió en Mauthausen", fue la más
significativa, tanto en el Ayuntamiento como en el cementerio, porque, emocionado, se refirió a
las esposas de aquellos que no lograron volver con vida a casa. El alcalde de Vinaròs Javier
Balada y el primer teniente de alcalde Jordi Romeu también intervinieron en los parlamentos en
estos actos que condujo el archivero municipal Xavier Palomo.
Hace casi un año, la corporación municipal rindió homenaje a los vinarocenses muertos en los
campos de exterminio con la inauguración de la estela y las traviesas de tren sobre las que se
depositaron las flores. Tanto Torán como Batiste firmaron en el libro de oro del Ayuntamiento.
La última parte de esta jornada de recuerdo del horror nazi, fue la asamblea fue una comida de
hermandad en la ermita, preparada el prestigioso cocinero vinarocense Salvador Alcaraz. tras
la que se plantó un olivo por las victimas del exterminio nazi. "Ha sido una jornada realmente
importante donde solo podemos dar gracias, repito, gracias, a Vinaròs por la gran acogida que
nos ha dispensado, así como a Francisco Batiste", dijo Toran. “Ahora, como presidenta,
continuaré con el importante trabajo de divulgación de la Amical Mauthausen para que hechos
como aquellos no vuelvan a suceder, por eso son importantes asociaciones como la nuestra"
añadió. La Amical Mauthausen se legalizó en 1978 y su objetivo es dar a conocer los crímenes
que se cometieron en este campo de extermino nazi.
Sumario
Discurso de Manus O’Riordan en el homenaje en
Figueres a las Brigadas Internacionales
Fuente: Jordi Carrera
COMMEMORATIVE ADDRESS, by MANUS O’RIORDAN
INTERNATIONAL BRIGADE MEMORIAL TRUST at the CASTELL DE SANT FERRAN,
FIGUERES, CATALUNYA
EASTER SUNDAY, APRIL 16, 2006
on the occasion of the
INTERNATIONAL BRIGADES 70TH ANNIVERSARY COMMEMORATIVE CROSSING of the
PYRENEES
[On Saturday April 15th, 2006, British and Irish relatives and friends of International Brigaders
marked the 70th anniversary of the formation of the International Brigades with a
commemorative walk led by Pauline Fraser across the Pyrenees from France into Spain. The
ceremonies commenced in the French Pyrenean village of Super-las-Illas, at the monument to
mark the passing through that village in 1939 of the President of the Spanish Republic, the
President of the Basque Republic and the President of the Generalitat of Catalunya - fleeing for
their lives as refugees from the triumph of fascism in Spain. (In 1940 the Nazi occupation
authorities and the collaborationist Vichy French Government would hand over President
Companys of Catalunya for subsequent execution by the Spanish fascists in Barcelona). That
monument also commemorates the village as one of the routes through which International
Brigade volunteers clandestinely entered a blockaded Spanish Republic from 1936 to 1938; as
well as the route taken in the reverse direction in 1939 by a significant proportion of more than
half a million Spanish Republican refugees.
At the opening ceremony at Super-las-Illas, presided over by Manus O’Riordan, a wreath was
jointly laid by the International Brigade veteran and President of the International Brigade
Memorial Trust, Jack Jones, and IBMT Secretary Marlene Sidaway. Manus O’Riordan and the
People’s College Choir of Dublin led the singing of Christy Moore’s tribute to the Connolly
Column – “Viva la Quince Brigada” – while Cor Cochlion of Cardiff led the singing of the IBMT
anthem “Jarama” and of the International Brigades anthem “The Internationale”.
Central to this opening ceremony - as well as to several more held during the course of the
route travelled that weekend - was the reading of International Brigaders’ own memoirs of
crossing the Pyrenees and the poems that they inspired. The 10 km route taken by the
commemorative walk climbed up a mountain pathway from Super-las-Illas towards the
international frontier at Coll de Lli, before descending into the Catalonian village of La Vajol.
On the following day, Easter Sunday, April 16th, a commemorative plaque - inscribed in French,
English, Spanish and Catalan - was unveiled at the fortress of San Ferran in the Catalonian city
of Figueres to mark the fact that it was here that so many International Brigaders first mustered
after crossing the Pyrenees from France. A wreath was jointly laid by International Brigade
veteran Jack Edwards and Dolly West Schaer, formerly founding Secretary of the IBMT’s
predecessor organisation, Friends of the International Brigades.
The following is the text of the vote of thanks delivered on behalf of the IBMT by Manus
O’Riordan at the Castell de San Ferran ceremony, although several of its introductory
paragraphs were in fact switched to the Super-las-Illas ceremony of the previous day.]
Estimats repesentants de la Generalitat de Catalunya y del Ajuntament de Figueres ; queridos
compañeros y amigos;
Es un gran honor para mí hablar aquí como miembro de la dirección de la Asociación
Comemerativa de las Brigadas Internacionales en Gran Bretaña e Irlanda.
Moltes gràcies per aquesta placa commemorativa en homenatge a les brigades
internacionales! (in Catalan).
Ho sento que no parlo catalá, y hablo muy poco castellano.
Somos un grupo de ingleses, irlandeses, escoceses y galeses. Somos los hijos, nietos,
familiares y amigos de los brigadistas internacionales que salieron de sus paises natales hace
70 años para luchar contra el fascismo, en defenso de la democracia de la República Española
y por los derechos de Catalunya.
En homenaje a esos brigadistas hemos llegado aquí en Catalunya desde Francia, yendo a pie
por los mismos Pirineos que atravesaron ellos entre 1936 y 1938.
Para nosotros, el mayor honor es que nos han acompañado tres de esos héroes :
dos brigadistas ingleses - nuestro Presidente Jack Jones (que tiene 93 años) y Jack Edwards
(que tiene 92 años) ; y el brigadista irlandés Bob Doyle (un chico de 90 años!).
Además del 70 aniversario de la formación de las brigadas internacionales, este año es año de
muchos otros aniversarios importantes en la historia de la lucha por la libertad y por la
democracia. Hace dos días - el 14 de abril - se celebró el 75 aniversario del inició de la
segunda República Española ; y mañana – el 17 de abril - se celebrará el mismo aniversario de
la restauración de la Generalitat de Catalunya. Sabemos bien que esta comemoración de hoy
día en el Castell de Sant Ferran tiene lugar ni sólo en un centro histórico de las brigadas
internacionales pero también en el mismo lugar donde se reunieron por última vez en territorio
espanol las Cortes de la República Española, el 1 de febrero de 1939.
Hoy día, Domingo de Resurrección, se celebra también en mi propio país de Irlanda el 90
aniversario de la proclamación en 1916 de una República Irlandesa y la sublevación de la
semana de Pascua que la siguió.
El Vicepresidente de esa República era el dirigente socialista y el secretario general de mi
propio sindicato de trabajadores, el comandante del Ejército Ciudadano Irlandés, James
Connolly.
El 12 de mayo de 1916, atado a una silla, tan gravemente herido que no podía ponerse de pie,
James Connolly fue ejecutado por el gobierno de Gran Bretaña, un crimen comparable al
asesinato por los fascistas del President de Catalunya, Lluís Companys, el 15 de octubre de
1940.
En homenaje a la memoria de James Connolly, los brigadistas irlandeses que lucharon en
defenso de la Républicia Española se nombraron la columna de Connolly.
Lo que se dice esa bandera de colores repúblicanos - que levantan mi hija Jess y mi hijo Neil es :
“Connolly Column – 15 Brigada Internacional”
Después de esa sublevación de Pascua, Terence MacSwiney - un dirigente del Ejército
Repúblicano Irlandés en la ciudad de Cork - fue detenido y traslado a un cárcel británico, donde
se casó con su novia y su compañera de la lucha, Muriel. Después de su liberación,
MacSwiney fue elegido diputado del parlemento irlandés - Dáil Éireann - en la elección general
de 1918, y fue elegido también el alcalde de Cork en 1920.
Detenido de nuevo y traslado a un cárcel en Londres, MacSwiney luchó por su propia liberatad
y por la liberatad de su patria con una huelga de hambre. Se murió después de 74 días, pero
durante esos meses se mostraba la solidaridad más profunda con su lucha en este páis de
Catalunya.
El sindicato catalán CADCI dijo de MacSwiney en su periódico “L’Acció (Perdoni mi pobre
pronunciació de catalá) :
“Aquest home excepcional, que d’enc,á del seu empresonament ratifica dia darrera dia, la seva
voluntat indomenyable de sacrificar la vida per la seva concepció de la Patria”.
El 1 de noviembre de 1920, Dia de Tots Sants, CADCI comemeró a MacSwiney con una
grande manifestación en Barcelona y, según a “L’Acció”:
“El poeta Ventura Gassol va llegir magnificament una bellísima poesia original exhaltant la
gesta sublim de l’alcalde de Cork, prodüint en el concurs una forta emoció.”
Fundado en la canción popular catalana “La Presó de Lleida”, aquí tenemos en catalá un
fragmento pequeño de los versos de solidaridad internacionalista que Gassol escribió :
Al cor ombrós d’Irlanda
n’hi ha una gran presó :
que ja no hi queden presos,
que no n’hi queden, no.
MacSwiney, blanc de cara,
gelat encar de la suor de mort,
ha obert un esvoranc a les muralles,
i cel amunt se’ls va enduent a tots …
Espirit de MacSwiney, germá nostre,
oh, si també ens obríssiu la presó !
Le agradeció mucho a la viuda de Terence MacSwiney esa manifestación de la solidaridad de
Catalunya. Al principio en el Partido Comunista de Alemania, y después en el Partido
Comunista de Francia, la misma Muriel MacSwiney era militante antifascista en los años treinta
que mostró su propia solidaridad en defenso de la República Española y, en los años
posteriores, era una buena amiga de muchos brigadistas internacionales, sobre todo mi padre
Michael O’Riordan.
Los miembros del batallón británico de la quince brigada internacional eran internacionalistas,
ni sólo en su defenso de la República Española, pero en su entendimiento de la cuestión de
nacionalidad en Irlanda y en Catalunya también.
Se puede hablar de tal internacionalismo sobre todo con respecto a Sam Wild, el último
comandante del batallón británico durante la batalla del Ebro. Ese comandante inglés - con un
patrimonio irlandés - tuvo el sentido de historia y la previsión de pedir a un voluntario irlandés
que hiza un acto muy importante y simbólico. El 25 de julio de 1938, en la última ofensiva de la
República, el battallón británico cruzó el Ebro por Ascó. Y en el otro lado del río, en la tierra
catalana liberada en aquel momento de la ocupación fascista, este voluntario irlandés levantó
hacia arriba la bandera nacional de Catalunya lliure !
Era en Cork, la ciudad de MacSwiney, que nació este brigadisita irlandés luchando con una
bandera catalana en la mano. Hoy día el mismo brigadista, mi padre Michael O’Riordan, es
enfermo en un hospital en Dublín. Pero nos ha enviado sus saludos y su amor a esta
comemoración; a todos los pueblos de España ; y - sobre todo - al pueblo de su segunda patria
de Catalunya.
El internacionalismo del battallón británico se mostraba también en el homenaje de todos a la
memoria del socialista irlandés James Connolly. El batallón británico eligió como uno de sus
himnos una canción que el mismo Connolly hubo escrito al principio como himno de un partido
socialista en Escocia. Antes y durante y después de la batalla del Ebro, se podía oirla esta
canción de Connolly en las montañas, las valles y los caminos de Catalunya. Voy a concluir
con ella.
[SINGS:]
Come workers sing a rebel song,
A song of love and hate,
Of love unto the lowly
And of hatred to the great.
The great who trod our fathers down,
Who steal our children’s bread,
Whose hands of greed are stretched to rob
The living and the dead.
chorus:
Then we’ll sing a rebel song
as we proudly march along
To end the age-old tyranny
that makes for human tears.
And our march is nearer done,
with each setting of the sun.
And the tyrant’s might is passing
with the passing of the years.
We sing no more of wailing
No songs of sighs or tears;
High are our hopes and stout our hearts
And banished all our fears.
Our flag is raised above us
That all the world may see,
’Tis Labour’s faith and Labour’s arm
Alone can Labour free.
chorus
Out of the depths of misery
We march with hearts aflame;
With wrath against the rulers false
Who wreck our manhood’s name.
The serf who licks the tyrant’s rod
May bend forgiving knee;
The slave who breaks his slavery's chain
A wrathful man must be.
chorus
Our army marches onward
Its face towards the dawn,
In trust secure in that one thing
The slave may lean upon.
The might within the arm of him
Who knowing freedom’s worth,
Strikes hard to banish tyranny
From off the face of earth.
chorus
MOLTES GRÀCIES A TOTS!
Sumario
El Museu d'Història de la Ciutat propone una ruta
por la Barcelona republicana
Fuente: Canal Cultura
En el marc de la commemoració dels 75 anys de la proclamació de la Segona República i els
70 de l'inici de la Guerra Civil que impulsa l'Ajuntament de Barcelona tot l'any 2006, el Museu
d'Història de la Ciutat proposa el segon i quart dissabte de cada mes, un recorregut pels indrets
que van marcar els anys 30 a Barcelona.
Tot i la curta vida de la República, els canvis que va generar va comportar a Catalunya la
modernització de la societat a tots els nivells. Políticament es van recuperar les institucions
democràtiques, socialment va significar l'equiparació de drets entre home i dona, i culturalment,
es va impulsar un nou ensenyament laic i modern.
Pionera en moltes d'aquestes transformacions, la ciutat de Barcelona conserva encara prou
testimonis d'aquests canvis. Mitjançant la Ruta per la Barcelona de la Segona República, que
suggereix el Museu d'Història de la Ciutat, podrem conèixer-los i aprendre'n coses noves.
La visita comença al mateix Museu d'Història, vestigi de la transformació cultural de la ciutat.
Arran del trasllat de la casa Padellàs, pedra a pedra, a l'actual ubicació del museu, es va
descobrir un secret amagat durant segles. Al subsòl on es va col·locar la casa hi havia les
restes de Barcino, la ciutat romana, que avui en dia es poden visitar.
Testimonis de l'impuls cultural que promocionaven tant l'Ajuntament com la Generalitat, en són
les biblioteques i arxius creats durant els cinc anys de República. La casa de l'Ardiaca, actual
Arxiu Històric de la Ciutat, serà la parada que exemplificarà aquesta empenta de les institucions
a la vida cultural.
Tot i que ja existia com a Biblioteca Popular per la Dona des de 1909, la Biblioteca Francesca
Bonnemaison servirà d'exemple tant de l'activa vida cultural de la ciutat, com de l'adquisició de
drets per part de la dona. L'arribada de la República va comportar el vot femení i l'accés de la
dona a l'educació, pilars de la integració social femenina.
Abans, però, des del carrer de la Llibreteria arribarem a l'actual plaça Sant Jaume, plaça de la
Constitució durant la República. És on es va viure el famós anunci de Macià, el 14 d'abril de
1931, que proclamava la República Catalana com a estat integrant de la Federació Ibèrica.
Anant cap a l'estació de França, la ruta s'aturarà un moment al Parc de la Ciutadella. Allà es va
viure la recuperació de les institucions democràtiques catalanes i la creació de l'escola
moderna.
El palau del Governador va acollir durant quatre anys l'Institut-Escola, que promovia una
educació laica, mixta i catalanista. Servia també d'escola de formació dels mestres i estava ben
a prop del Parlament de Catalunya, símbol del retorn dels drets que Catalunya havia perdut
després de la Guerra de Successió.
Els episodis negres
Tot i els avenços, la República també va viure capítols foscos. Amb l'alçament militar controlat
a Barcelona, els dirigents republicans no van ser capaços d'aturar l'esclat anticlerical. Múltples
esglésies i icones religioses de la ciutat van ser destrossades. Entre els fets més lamentables,
la ruta recordarà l'incendi que va acabar amb els interiors de la basílica de Santa Maria del Mar.
A l'Estació de França s'hi van viure moments de joia com la sortida de Macià cap a Madrid amb
l'Estatut a sota del braç o la partida de les tropes cap al front. Però el seu record és
essencialment un record de mort i tragèdia. Va ser l'últim contacte amb terra catalana de
multitud d'homes obligats a prendre el camí de l'exili abans que acabés la guerra.
Fitxa:
Ruta per la Barcelona de la Segona República
El segon i quart dissabte de cada mes fins al 16 de desembre
Museu d'Història de la Ciutat
Plaça del Rei s/n
Preu: 6.25 euros
Reserves: 933190222
Primavera republicana en Barcelona
Fuente: El Periódico de Catalunya
El 14 de abril de 1931, los barcos del puerto de Barcelona hicieron sonar sus sirenas al
unísono y un río de marinos y estibadores subió Rambla arriba y giró por la calle Ample hasta
la plaza de Sant Jaume. La multitud cantaba La marsellesa y en el balcón del ayuntamiento
Lluís Companys izó las banderas de la República y de Catalunya. La radio pregonó la noticia:
la nueva bandera llevaba el color lila de la República, el color de la lavanda que florece en
primavera.
Una nueva ruta que hoy comienza divulga el balance que dejó el nuevo régimen entre 1931 y
1939, cuando el ensayo democrático quedó aniquilado por el general Franco.
La organiza el Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona, junto a una gran exposición, con
motivo del 75° aniversario de la proclamación de la Segunda República. Antoni Nicolau,
director del museo, señala que el programa de actividades "tratará de los aspectos más
positivos del legado republicano, el gran intento de modernización que ilusionó a gran parte de
la población".
Tanto la ruta como la exposición, que se abrirá al público en noviembre, pondrán de relieve,
añade Nicolau, "los aciertos republicanos, sobre todo una legislación muy contundente que
facilitó entre otros avances un sistema educativo democrático, derechos civiles, reforma agraria
y la aprobación del Estatut".
Sonrisa y medias de cristal
La ruta por la Barcelona de la Segunda República se ilustra con una fotografía en la que una
sonriente chica con medias de cristal y gorro frigio se envuelve en una bandera republicana en
la plaza de Sant Jaume. Porque, como explica Lluís Bayot, uno de los guías profesionales que
han diseñado la ruta, "el 14 de abril de 1931 fue un día de júbilo durante el que hubo momentos
improvisados y muy emotivos". Uno de ellos, que se cuenta en el paseo, es la imagen del
pregonero del ayuntamiento, que salió al balcón y tocó con su corneta La Marsellesa. El himno
de Riego republicano era muy poco conocido.
El itinerario se hace a pie, dos sábados al mes, con salida en el museo (plaza del Rei), y dura
unas tres horas. Es imprescindible inscribirse con antelación ([email protected] o
bien 93.319.02.22). En la casa Padellàs, la propia sede del museo, se habla de la gestión de
los museos y del patrimonio. Durante los años de la República se emprendieron las
excavaciones arqueológicas que descubrieron la Barcino romana y se recuperó el Saló del
Tinell gótico donde los reyes de Aragón tenían el privilegio de entrar a caballo.
En la plaza de Sant Jaume se recuerda la proclamación por Francesc Macià del Estat Català,
integrado en la Federación Ibérica. Un poco antes, alguien tiró desde el balcón del entonces
edificio de la Diputación la foto de Alfonso XIII. En la biblioteca Francesca Bonnemaison (Sant
Pere més Baix) se recuerda que las mujeres pudieron votar por primera vez en 1933, gracias a
la nueva Constitución. En la iglesia de Santa Maria del Mar se cuenta que la Generalitat no
pudo impedir su incendio a causa de los incontrolados que así mostraron su odio al clericalismo
de derechas, pero se recuerda que se pudieron salvar de la quema la catedral y el monasterio
de Pedralbes.
El paseo lleva al mercado del Born, a la estación de França, al IES Verdaguer de la Ciutadella,
a la Casa de l'Ardiaca, donde los guías informan sobre la formulación de un urbanismo
moderno, de la educación mixta y laica, de las bibliotecas populares y de las costumbres
alimentarias. Un capítulo importante se explica en el Parlament, donde vivió unos meses casi
aislado el presidente Manuel Azaña y donde el mismo mueble donde los diputados de 1933
dejaban sus sombreros se usa todavía hoy para dejar la correspondencia.
De súbditos a ciudadanos
LLuís Bayot explica que la ruta "hace una recreación histórica de los primeros días de la
República pero también pone énfasis en aspectos sociales". Para ello, los guías muestran
reproducciones de imágenes del Arxiu Històric, que ilustran el trabajo en el puerto de Barcelona
o las amplias calles donde los carros con caballo eran más numerosos que los automóviles.
En noviembre se celebrará la exposición Primavera republicana, preparada por Jordi
Barrachina y Francesc Vilanova, que evocará los principales acontecimientos ocurridos en sólo
ocho años. Con muchos elementos visuales y sonoros, la exposición mostrará "el advenimiento
de la República como un tiempo de realizaciones y tensiones, de cómo un país con una
monarquía decadente y una dictadura militar pasó a la esperanza democrática", señala
Vilanova. "Fue el paso de los súbditos a los ciudadanos", resume el historiador.
Una sección se dedicará a la república imaginada, a la que no pudo terminar sus planes
legislativos de mejoras laborales; que jubiló a 8.000 mandos militares y que autorizó el divorcio
por un tiempo breve. Vilanova explica que los logros de la República quedan en un segundo
plano al pasarse por el filtro de la guerra civil, cuya herida fue tan grande que anuló todo lo
demás. En el programa se prevé la visita al refugio antiaéreo del Poble Sec, que se excavará
completo y que recordará el sufrimiento que sucedió al júbilo republicano que brotó en la
primavera del 31.
Sumario
El Palau Moja celebra el arte del exilio de Roser Bru
en una exposición homenaje
Fuente: la Vanguardia
Dues vides. Dos vidas recorre las diferentes etapas creativas de esta catalana de 83 años,
reconocida en Chile - país adonde se exilió tras la Guerra Civil- como una de sus máximas
figuras
Pintora que como tantos otros españoles emprendió el camino del exilio tras la Guerra Civil,
Roser Bru (Barcelona, 1923) está considerada desde hace años una de las artistas vivas más
importantes de Chile. Pese a ello, el conocimiento de su obra en España no ha trascendido a
nivel popular y se limita con excepciones a los círculos artísticos catalanes. Para poner fin a
este desencuentro, el Departament de Cultura de la Generalitat le dedica una exposición en el
Palau Moja, Dues vides. Dos vidas,que recorre las diferentes etapas creativas de esta
comprometida pintora.
La exposición puede visitarse hasta el 28 de junio, y su título, esas Dues vides. Dos vidas, hace
referencia a las dos patrias de Roser Bru, su Chile de adopción, adonde llegó cuando tenía 16
años, y su Barcelona natal, ciudad a la que, incluso durante el franquismo, realizó numerosos
viajes desde los años cincuenta. Junto con toda su familia - su padre era Lluís Bru, diputado de
ERC durante la República-, la artista se vio obligada a huir a Francia en 1939, y embarcó
posteriormente en el mítico Winnipeg,fletado por Pablo Neruda para llevar a Chile a más de
2.500 refugiados españoles.
Con una lucidez envidiable a sus 83 años, Roser Bru se muestra encantada con la idea de que
finalmente la Generalitat reconozca su trabajo. Durante la inauguración se la veía ilusionada
por presentarse en su ciudad natal, donde la última vez que expuso individualmente fue en
1986 en el Palau de la Virreina (Una mirada des de fora fue el título de aquella muestra), y
estos días aprovecha a fondo las horas en Barcelona antes de regresar a su casa taller,
situada en una tranquila zona residencial de la capital chilena.
"La exposición representa cómo los exilios hacen que uno empiece a ser de otro país", dice
Bru, aunque añade que "estoy estructurada en la República, y sin ella yo no existiría". El éxodo
vivido de niña por la artista marcó su personalidad y su obra. Durante la dictadura de Pinochet,
Roser Bru decidió quedarse en Santiago pese a ser una significada intelectual de izquierdas.
"En los exilios, los que se quedan tienen un papel, y los que salen tienen otro", razona Bru, y
matiza: "Las circunstancias marcan el destino y la tarea de cada uno, pero nadie es mejor que
nadie".
La comisaria de la muestra es Annemieke van de Pas, quien hace meses viajó a Santiago para
seleccionar las 35 obras que pueden verse en Barcelona, la mayoría pertenecientes a la
colección particular de Bru. Hay pinturas, pero también bastantes grabados. "Más que de una
antología, se trata de una lectura transversal de la trayectoria de Bru", explica Van de Pas, que
destaca "los cuadros de denuncia sobre violaciones de los derechos humanos en Chile", una
constante en la singladura de la artista. En el Palau Moja está, por ejemplo, una instalación con
los retratos de doce desaparecidos durante la dictadura junto a doce panes, que simboliza la
Última Cena. Visto en Chile hace referencia a los detenidos desaparecidos chilenos. Se titula
así porque "muchos chilenos no creían que desaparecía gente durante la dictadura, decían que
era un invento", cuenta Bru.
También hay series dedicadas a Frida Kahlo, Velázquez, Rimbaud, Kafka y Goya. Otras piezas
destacadas de la muestra son un homenaje a Lluís Companys, obra de cinco metros basada
en la famosa foto del miliciano de Robert Capa, o un libro de bibliófilo realizado con Pablo
Neruda, sobre sus populares odas, al que Bru aportó diez grabados.
El crítico de arte catalán Alexandre Cirici escribió que "la esencia del arte de Roser Bru es el
metalenguaje", refiriéndose a la "complejidad" de su obra, lo cual no impide que "cuando nos
alejamos de las pinturas llegue a nuestros ojos la perfecta coherencia de los conjuntos, casi
excesivamente bellos en su ternura de grises malva".
El Ministerio de Cultura de Chile ha apoyado decididamente la exposición, consciente de que
Bru - junto al también catalán exiliado José Balmes- ha marcado un antes y un después en la
pintura de ese país. Parece ser que el propio ex presidente chileno Ricardo Lagos intercedió
por el homenaje a Bru en la visita que realizó en mayo del 2004 a Catalunya, donde se
entrevistó con el president Pasqual Maragall, aunque la iniciativa de realizar la exposición es
antigua y se intensificó con la llegada de la anterior consellera de Cultura, Caterina Mieras.
Sumario
Grupos de viviendas de protección oficial de Lleida
eliminarán el nombre de origen franquista
Fuente: Generalitat de Catalunya
La Universitat de Lleida (UdL) ha acabat la redacció d’un informe sobre les promocions
d’habitatge amb protecció que encara conserven un nom d’origen franquista, segons el
conveni signat amb Adigsa el 27 de juliol passat. En la primera part del projecte s’ha fet una
recerca històrica dels edificis i els personatges que els donen nom. A partir d’ara, i de manera
conjunta amb els ajuntaments, s’iniciarà el procés de canvi de nom i d’informació als veïns i
veïnes. A Lleida, també hi participaran l’Oficina Local de l’Habitatge i la Regidoria de
Participació Ciutadana de l’Ajuntament de Lleida, la FAV (Federació d’Associacions de Veïns) i
la FAVIBC (Federació d’Associacions de Veïns d’Habitatge Social de Catalunya).
La directora d’Adigsa a Lleida, Cristina Ballesté, i el professor d’Història Contem-porània de la
Universitat de Lleida, Jaume Barrull Pelegrí, han presentat en conferència de premsa els
resultats de la primera part del projecte elaborat per la Universitat de Lleida i que Adigsa
finança amb 20.000 €. A l’acte hi ha assistit també el director dels Serveis Territorials de Medi
Ambient i Habitatge a Lleida, Joan Farré.
Mostra representativa
La primera fase del projecte ha durat set mesos, temps en què s’han realitzat 777 enquestes a
ciutadans que viuen a diferents edificis objecte de l’estudi. La població estimada de les
promocions amb nom de referència franquista és de 4.432 habitants. El treball s’ha fet a
catorze grups, que agrupen un total de 1.436 habitatges (vegeu el quadre) i van ser construïts a
la dècada dels 50 per l’Obra Sindical del Hogar, organisme de la dictadura franquista.
L’edat de la població de les promocions estudiades és superior a la mitjana de la ciutat de
Lleida; la majoria de persones que hi viuen ha nascut a Catalunya, tot i que entre la gent més
gran existeix una presència important de persones vingudes d’arreu de l’Estat; i pel que fa a la
immigració extracomunitària, en ser un fenomen relativament recent, una gran part són menors
de 40 anys.
Entre les principals conclusions es posa de relleu que el grau de coneixement sobre l’origen
dels noms de les promocions és mínim, és a dir, la majoria de veïns i veïnes no saben qui era
el personatge històric, a excepció dels blocs de José Antonio. En general, les persones
consultades es decanten, però, a favor de la retirada dels noms o s’hi mostren indiferents, com
és el cas de gent gran o de persones procedents de la nova immigració.
A determinades promocions, l’Ajuntament de Lleida ja ha anat canviant els apel·latius i ha
donat als grups noms de carrers, com ara 3 d’abril –recorda el dia en què les tropes franquistes
van entrar a la ciutat de Lleida, el 1938-, que actualment ha perdut la denominació perquè el
consistori va rebatejar els carrers: Navarra, Canigó, Aneto, Independència, Passeig de Ronda...
A d’altres, el nom oficial ha quedat substituït per un nom popular, com és el cas dels habitatges
de Germans Abizanda, que es coneixen com les “cases barates”.
Diferents propostes
El director de “Les promocions d’habitatges d’Adigsa i de la seva nomenclatura d’origen
franquista. Estudi històric i sociològic”, Jaume Barrull Pelegrí, ha indicat que “en alguns casos
es proposa eliminar-ne la placa commemorativa i prou; d’altra banda, a la promoció se li
podrien posar els noms dels carrers propers, que ja resulten coneguts per a la gent i així evitem
buscar un nom nou”. Barrull ha explicat la diferència de coneixement de l’origen dels noms
entre la gent que hi viu des de fa molts anys en relació amb la gent més jove o nouvinguda.
La directora d’Adigsa a Lleida, Cristina Ballesté, s’ha mostrat satisfeta amb els primers resultats
del projecte: “La majoria és favorable a eliminar-ne els noms i altra simbologia d’origen
franquista. El percentatge d’indiferents correspon majoritàriament a persones d’origen
extracomunitari que en ocasions desconeixen la història. I estan en contra únicament persones
que temen problemes burocràtics que puguin comportar els canvis de noms”. En aquest sentit,
Ballesté ha afegit que “les administracions implicades facilitaran la resolució de possibles
tràmits, a fi que aquesta qüestió no impedeixi l’eliminació del nom o el símbol d’origen
franquista”.
Sumario
El historiador Josep Termes gana el Premio de Honor
de las Letras Catalanas
Fuente: Terra
El historiador Josep Termes ha ganado la 38 edición del Premio de Honor de las Letras
Catalanas, que concede la asociación catalanista Omnium Cultural en reconocimiento a su
trayectoria como investigador, dotado con 30.000 euros.
Josep Termes (Barcelona, 1936), catedrático de historia contemporánea de la Universidad de
Barcelona y de la Pompeu Fabra, ha sido una personalidad destacada en el campo de la
historia, el compromiso cívico y promotor de diversas plataformas culturales.
En un encuentro con la prensa previo al fallo público del premio, Termes ha señalado que
durante más de cuarenta años su labor como historiador se ha centrado en cuatro temas
repetitivos: 'la vertebración del mundo obrero, la aparición del movimiento federal, la historia del
catalanismo como corriente múltiple, y el Sexenio Liberal y la Segunda República'.
Como defensor del 'historiador centrado no en un tema sino en una época', Termes ha
centrado su mirada de manera especial en el llamado Sexenio Liberal (1868-74), unos años en
los que aparece el movimiento federal, 'un fenómeno de origen popular, que tiene una
concepción de una España federal, aunque ya reflejaba un cierto particularismo catalán'.
Termes concibe la historia del catalanismo desde 'un origen múltiple' y no únicamente
vinculado a la burguesía, como se ha aceptado tradicionalmente.
A su juicio, confluyen 'sensibilidades diversas: gente de misa, anticlericales, de izquierdas,
republicanistas, obreristas radicales, pequeños burgueses, pequeños empresarios'.
En relación a los dos periodos a los que ha dedicado especial atención, el Sexenio Liberal y la
Segunda República, Termes recuerda que 'fueron dos períodos breves, movidos, intensos,
apasionados, que comenzaron con mucha ilusión, pero acabaron con la decepción del pueblo'.
Las coincidencias entre ambos momentos no impide a Termes concluir que 'la historia no es
determinista, sino que es indeterminista, depende de muchos factores'.
Preguntado por el momento que vive Cataluña a las puertas del referéndum de su tercer
estatuto de autonomía, Termes aclara: 'Yo no haría ni Estatut ni referéndum, haría otras cosas'.
Ante la insistencia de los periodistas proclama salomónico: 'el catalanismo está peor que en
otras épocas porque con la llegada masiva de la inmigración sus símbolos, como la lengua,
han quedado diluidos, pero desde el punto de vista de la creación de doctrinas y de partidos
políticos, estamos mejor'.
La mirada del historiador le permite decir: 'si en 1714 perdimos y aún estamos aquí, aún
podemos aguantar mucho' y añadir: 'hemos vivido momentos mucho más duros que el actual'.
En relación a la recuperación de la memoria histórica, Termes recuerda que 'la revisión de la
historia se hizo hace treinta años en la universidad, y ahora, aunque no está mal, esa revisión
se hace más como plataforma política'.
En su opinión, 'la revisión se debe hacer con prudencia, equilibrio y sensibilidad, porque los
herederos de la Guerra Civil española están vivos y presentes'.
'Si se abren las fosas para enterrar dignamente a los muertos, está bien, pero si se hace para
decir que unos eran buenos y otros malos, es un error histórico', apunta Termes.
En la actualidad, el historiador barcelonés está a punto de publicar un libro sobre 'La
catalanidad obrera', en el que analiza los grupos catalanistas obreros que surgen del
movimiento anarquista de la Guerra Civil.
Un análisis centrado en siete grupos obreros: CNT-FAI, 'ambiguos sobre el Estatut de 1932';
PSOE-UGT, que lo contemplan como 'una concesión del Estado español'; Unión Socialista de
Cataluña, que lo considera 'un derecho inalienable del pueblo catalán'; Grupo Obrer Camperol,
que cree que 'Cataluña tiene derecho a una república catalana; y Estat Catalá, a favor del
'derecho a la independencia'.
Los dos últimos son el Partido Comunista de Cataluña, que apuesta por 'la revolución
democrática, incluida la autodeterminación'; y Esquerra Comunista, con planteamientos
similares a los anteriores, pero 'desvinculados de la Unión Soviética'.
Sumario
Imágenes inéditas de la Guerra Civil y la postguerra
en dos exposiciones del Museu d’Història de
Catalunya
Fuente: Canal Cultura
En el marc dels actes commemoratius del 75è aniversari de la proclamació de la Segona
República i el 70è aniversari de l'inici de la Guerra Civil espanyola, s'han presentat al Museu
d'Història de Catalunya dues exposicions que mostren la realitat d'un temps que, encara que
resulta proper, en molts aspectes continua sent un desconegut.
Al menys així li sembla a un espectador que mira sorprès les imatges que transporta el temps i
la memòria a través de les sales del Museu d'Història de Catalunya.
Imatges inèdites de la Guerra Civil, una recopilació de fotografies de l'arxiu de l'Agència EFE, i
Catalunya en Guerra i en Postguerra, una col·lecció de fotografies del reporter gràfic Josep M.
Pérez Molinos, són dos noves exposicions que venen a explicar més aspectes dels que van ser
els esdeveniments històrics més importants del segle XX a Espanya i a Catalunya.
Jaume Sobrequès, director del MHC, explica que, junt amb República!, Cartells i Cartellites!
(1931-1939), aquestes noves incorporacions formen "una trilogia impressionant del que va ser
la Guerra Civil i la Postguerra". Per una banda, el fons d'EFE ofereix un extensa i poc coneguda
col·lecció de 150 imatges, produïdes per diferents fotoperiodistes i que formen part del fons
documental de l'agència des que es fa fundar al 1939.
En quan a les 60 fotografies que formen part de la mostra que la família del reporter gràfic
Josep M. Pérez Molinos ha cedit al Museu, ensenyen "d'una manera colpidora"-diu Sobrequés"la guerra i els símbols feixistes" que van formar part dels carrer i la societat barcelonina de la
postguerra.
Imatges inèdites de la Guerra Civil (1936-1939)
Aquesta exposició està organitzada per la Fundació EFE i el MHC, i evoquen els moments més
crítics de la Guerra a través de les nombroses fotografies realitzades per fotoperiodistes
espanyols i un centenar de textos d'intel·lectuals i poetes que van viure intensament aquells
anys. Entre ells: Rafael Alberti, Manuel Altolaguirre, Miguel Hernández, Antonio Machado,
Octavio paz o Pablo Neruda.
A més del interès documental d'aquesta exposició, és important ressaltar també la importància
d'aquest moment històric per una professió, el fotoperiodisme, que estava vivint grans canvis
tecnològics. Fotògrafs de tot el món van estrenar durant la Guerra civil les seves noves
càmeres, amb les que van distribuir per tot el món els moments transcendentals que s¿estaven
vivint al nostre país.
Capítols com la guerra entre les dues Espanyes, la batalla de l'Ebre, o l'arribada de les tropes
franquistes a ciutats com Madrid i Barcelona, van estar al punt de mira d'uns reporters, la
majoria de vegades anònims, que van estar a primera línea de foc i també a les balconades. El
primer pla de les imatges és una de les característiques més impactants de la col.lecció.
Catalunya en Guerra i Postguerra
Les fotografies del fons de la família de Josep M. Pérez Molinos (1921-2004) s'exposen en
aquesta mostra organitzada amb el Col.legi de periodistes de Catalunya i el Museu d'Història
de Catalunya. El reporter gràfic va començar a treballar quan només tenia 15 anys, fotografiant
escenes de la guerra i de la reraguarda. I després del 1939, malgrat el seu passat comunista,
va ser el fotògraf oficial del Governador civil de Barcelona.
Però, a finals del 1942, amb 21 anys, quan es disposava a fer el Servei Militar, va ser descobert
el seu passat polític i va ser obligat a abandonar la professió. Les fotografies que s'exposen ara
la MHC han pogut ser recuperades dels negatius que Pérez Molinos va amagar a casa després
de la seva mort al 2004.
La obra de Pérez Molinos mostra els canvis profunds experimentats per la societat catalana en
aquells anys, a al reraguarda, el front i l'ocupació franquista de la ciutat de Barcelona.
Sorprenen les fotografies en les que es veu als gran personatges feixistes, desfilant pels
carrers de la ciutat, i la simbologia nazi que engalanava els carrers i els edificis durant els anys
posterior a la II Guerra Mundial.
Des del 1942 fins al 1976, Pérez Molinos no va poder treballar com a fotògraf professional i va
muntar una botiga de pesca. No se sap com s'ho va fer per practicar la que també era la seva
gran passió. Però després del 1976 fins a la seva mort, Josep Pérez Molinos va a tornar a fer
fotografies periodístiques. Molts companys el recorden per la seva franquesa, la seva
gavardina i la seva pipa. Però casi ningú, ni la seva família coneixia el fons documental que
guardava, encara en els negatius, amagats a casa seva.
Sumario
La antigua prisión de Sort recupera su imagen
original para convertirse en museo
Fuente: La Mañana
La antigua prisión de Sort ha recuperado su imagen original gracias a la colocación de una
réplica de la verja exterior del edificio. Éste se encuentra en la plaza Sant Eloi, concretamente
en los bajos de Casa Xorret, y se convertirá en el museo El Camí de la Llibertat: un Museu de
la Pau a la Frontera, proyecto que promueve el Ayuntamiento de Sort. Además, en el interior de
la prisión había una capilla gótica. Los restos de esta capilla han sido también restaurados al
tratarse de uno de los pocos testimonios de este estilo que se conservan en la comarca del
Pallars Sobirà. Al lado de edificio había la prisión de las mujeres, en Casa Muixí.
La antigua prisión tenía capacidad para unas diez personas en un espacio reducido de dos
habitaciones. Una primera estancia era en el interior de la prisión, donde había una pequeña
ventana, y la segunda habitación, que era un poco más grande, tenía acceso a la reja exterior.
La reja cerraba una superficie de unos 10 metros cuadrados. La gestión de la prisión era
municipal y un carcelero hacía funciones de vigilante. La conservación del edificio que
albergaba la prisión, el libro de registro de prisioneros y el testimonio de protagonistas son
hechos que no se dan en otros puntos de detención vecinos y hacen que la justificación de la
creación de este museo en Sort esté plenamente fundamentada. Además, si se observa la cifra
de evadidos documentados en la prisión de Sort entre el 1939 y el 1944: unos 2.660, es muy
importante si se compara con el resto de capitales de comarca. De este modo, Sort se convirtió
durante un periodo en centro de recepción de evadidos. Las principales nacionalidades eran
Francia (1.288), Canadá (407), Polonia (235) y Holanda (1859.
El proyecto museológico realizado por el Departament d’Història de la Universitat de Lleida,
gracias a un convenio entre el Ayuntamiento de Sort y la UdL, ya ha sido entregado al
consistorio, entidad promotora. Este proyecto contempla que el museo englobe tres ámbitos; la
guerra, el camino y la libertad.
El primero explicará el contexto europeo de violencia, el segundo explicará cómo es el paisaje
de frontera y las condiciones de la huida y el tercero explicará el recorrido por diferentes
prisiones y la cultura de la paz en la frontera.
Sumario
Saló del Cómic de Barcelona: la Guerra Civil también
enfrentó a franquistas y milicianos en las viñetas
Fuente: El País
Los franquistas y los leales a la II República no sólo se enfrentaron en el campo de batalla. La
Guerra Civil también tuvo un frente abierto en los tebeos, utilizados por ambos bandos como un
eficaz medio propagandístico. Hasta los analfabetos entendían las sencillas consignas
estampadas en viñetas. Una exposición recorre en el Salón del Cómic de Barcelona aquella
pugna de papel entre el "no pasarán" de los milicianos y el "ya hemos pasado" de los
sublevados.
La historieta se convirtió en propaganda durante la Guerra Civil española. No obstante, los
milicianos y los militares golpistas utilizaron el noveno arte de forma desigual. En la zona
sublevada, los tebeos dirigidos a niños pronto rezumaron doctrina. Por el contrario, en las
regiones leales a la República no dejaron de publicarse historietas llenas de aventuras para
deleitar a los más pequeños. "En la España sublevada, los tebeos formaban parte del aparato
propagandístico. Los hijos de los requetés recibían el nombre de pelayos, y los de los
falangistas, balillas, aunque luego los rebautizaron como flechas. El lenguaje sencillo de los
tebeos facilitaba su adoctrinamiento", sostiene Antonio Martín, comisario de la exposición La
jaula de la memoria, que puede visitarse hasta hoy en el Salón del Cómic de Barcelona.
Los títulos que se publicaban en el bando llamado nacional eran muy pocos, porque las
editoriales más importantes se encontraban en Barcelona, Valencia y Madrid, ciudades en las
que no triunfó la sublevación. De ahí que los tebeos franquistas tuvieran una escasa calidad.
Sin embargo, estas historietas mejoraron mucho gracias al trabajo profesional de ilustradores
de derechas que huían de Cataluña, donde existía una riquísima tradición de humor gráfico.
Uno de ellos, Castanys, fue el autor de las viñetas más brutales, como se puede constatar en
sus ilustraciones para la revista tradicionalista Pelayos. "Tengo sed de robar y asesinar, por
algo soy rojo", se lee en una de sus historietas infantiles. Algunas de las estampas recogidas
en la exposición ponen los pelos de punta. En la portada de la revista Flechas, semanario
infantil de la Falange Española de las JONS editada en Aragón en 1936, se ve a un niño
extasiado dando la bienvenida con el saludo fascista al nuevo amanecer que empieza en
España. Durante mucho tiempo, los tebeos republicanos para niños fueron menos virulentos y
mantuvieron sus contenidos infantiles con protagonistas como la popular actriz Shirley Temple.
Como mucho, aparecían Laurel y Hardy -conocidos aquí como el gordo y el flaco- vestidos de
milicianos, pero en devaneos bufos. Empresas como la Hispano Americana, aunque se
colectivizaron, siguieron publicando sus populares tebeos de aventuras, como La revista de
Tim Tyler.
La situación era similar en las tiras cómicas para adultos que se incluían en los periódicos y
otras publicaciones. "Algunas eran propagandísticas, pero no en su gran mayoría. Daban,
sobre todo, instrucciones para conservar en buen estado las armas y para evitar contraer
enfermedades venéreas y de otro tipo. Varios de estos periódicos se editaban en el mismo
frente o en la retaguardia más inmediata", asegura Martín. Así ocurría, por ejemplo, en la
delirante historieta Hay que evitar ser tan bruto como el soldado
Canuto, publicada por el Comisariado General de Guerra de Madrid. "Cataluña acogió a
muchos niños madrileños que escapaban de los bombardeos. Aquí había decenas de colonias
infantiles. Para ellos se editaban revistas bilingües, en catalán y en castellano, como Estel o
Mirbal, que no tenían un interés ideológico".
Y en lado franquista, todo lo contrario. "En el año 1937, con la reunificación de falangistas y
requetés, la prensa se dedica a cantar las glorias de Franco. Los tebeos de los sublevados le
colman de elogios como salvador de la patria", dice Martín. "Miguel Mihura dirigía la revista La
Ametralladora, en la que colaboraba Tono y que fue un claro antecedente de La Codorniz. En
ella se ridiculizaba a los rojos y se solía repartir por todo el frente. Eran bastante beligerantes.
Jugaban mucho con el maniqueísmo más rancio", agrega.
La exposición de La guerra de papel se completa en el Salón del Cómic, que ayer estuvo muy
concurrido, con otras dos: La jaula de la memoria, en la que se han reunido tebeos sobre la
Guerra Civil de autores nacionales y foráneos publicados desde la transición hasta hoy, y otra
en la que se rinde homenaje a Carlos Giménez, el más destacado cronista gráfico de la
posguerra y cuya obra publica Glénat.
Varios de los originales exhibidos en La jaula de la memoria están firmados por Vittorio
Giardino, uno de los referentes de la viñeta europea. El dibujante ha aprovechado su visita a
Barcelona para documentarse y poder concluir su trilogía ¡No pasarán! (Norma), protagonizada
por el burgués y aventurero Max Fridman. El rigor histórico es una de las obsesiones de este
autor. "Aunque se han escrito muchos libros sobre la Guerra Civil española, es difícil descubrir
algunos detalles. Por ejemplo, saber el valor de la peseta en noviembre de 1930. Un novelista
puede escribir que un hombre entra en una tienda y se compra un sombrero, pero yo tengo que
dibujarlo", explica Giardino. "Esta trilogía reivindica la recuperación de la memoria histórica.
Puede parecer extraño que un dibujante italiano se interese tanto por la Guerra Civil de
España, pero la cosa tiene truco. También en Italia hubo una contienda civil al final de la II
Guerra Mundial. Yo nací después, pero en mi familia se contaban muchas historias sobre
aquella época. Varias de estas historias me han servido de inspiración", apunta el autor, y
añade: "Empecé esta obra cuando se produjo el cerco a Sarajevo, que me parecía similar al
que había sufrido Madrid".
También Forges tiene su espacio en la exposición. Además, el humorista ha reunido sus
viñetas sobre aquella dramática contienda en Historia de aquí. La guerra incivil (Espejo de
Tinta), primero de ocho volúmenes en el que Forges repasará la historia española. "No creo
que España sea un buen nombre. Tendría que llamarse Las Españas. Por eso le he puesto ese
título al libro. ¿Por qué historia de España y no del reino de los tartesos? Los tartesos
estuvieron por aquí más de 700 años", apunta Forges.
Tras su paso por Barcelona, una versión ampliada de la exposición La guerra de papel recalará
en la próxima edición de Viñetas desde el Atlántico, el encuentro comiquero de A Coruña, y
también se podrá ver meses más tarde en el Archivo de Salamanca.
Giardino avanza que '¡No pasarán!' acabará en Barcelona
Fuente: El Periódico de Catalunya
Puntal de la historieta europea de los últimos 30 años, narrador limpio, firme y meticuloso,
Vittorio Giardino (Bolonia, 1946) estuvo a punto de gritar ¡bingo! cuando fue invitado al Salón
Internacional del Cómic de Barcelona. Porque está trabajando en la tercera y última entrega de
la aventura ¡No pasarán!, volumen que sucede íntegramente en Barcelona, y la visita le servirá
para documentarse sobre la guerra civil y la ciudad. "Tengo una petición para la Generalitat:
por favor, declaren patrimonio cultural el Mercat de Sant Antoni. Es un tesoro único.
Puse la condición de tener el domingo libre para poder ir allí a revolver papeles", dice
Giardino.
El creador de Jonas Fink es uno de los 15 autores cuyas páginas originales forman la
exposición La jaula de la memoria, dedicada a historietas que han abordado el fratricida
enfrentamiento español. Allí manda Giardino a su personaje Max Fridman en busca de un
amigo brigadista desaparecido en el frente en ¡No pasarán! Ya queda menos para conocer el
desenlace de la serie. "Puedo avanzar que todo el álbum sucede en Barcelona entre
mediados de noviembre y principios de diciembre de 1938, que fue cuando en realidad
se decidió la guerra --señala--. Ambos bandos estaban exhaustos. La promesa de Franco
de que derogaría la ley republicana que prohibía que las minas estuvieran en manos
extranjeras hizo que una Alemania necesitada de hierro y carbón redoblara su apoyo.
Quiero atrapar la atmósfera de esos días determinantes".
REALIDAD E IMAGINACIÓN
Menos mal que Giardino no es "historiador sino historietista". Queda claro que su fama de
obseso de la documentación no es gratuita. "También invento cosas --dice--. En el primer
tomo de ¡No pasarán! tenía que situar un hospital militar en Barcelona. Cogí un plano y
decidí que los alrededores de la avenida del Tibidabo eran buen sitio. En una visita
posterior, con el cómic ya impreso, vi que era zona de hospitales y que cerca estaba el
Hospital Militar. A veces la realidad sigue a la imaginación. Es una magia".
Fridman se parece físicamente a Giardino. "Bueno, los dos somos bajos, feos, llevamos
barba y fumamos en pipa. Pero él tiene los ojos azules y yo no. Y él es judío y yo no.
Aunque mi mujer, judía, dice que soy más judío que ella". Quizá por la ironía que comparte
con Fridman. "Quiero creer que su ironía es la mía. Fui ingeniero y me gusta mantener un
cierto pragmatismo frente a los grandes ideales y conceptos. Me siento más cómodo
hablando de vinos y butifarras que de la felicidad humana".
La guerra de papel, que enseña cómo se usó la historieta entre 1936 y 1939, es otra muestra
del Salón del Cómic sobre la contienda civil. Y novedades como 50 años no es nada, de Juan
Luis Iglesias y Olga Carmona; Primavera tricolor, de Carles Santamaria y Pepe Farruco, y
Nuestra guerra civil, de varios autores, sin olvidar Cuerda de presas, obra de Jorge Martínez y
Fidel Martín candidata al premio a la mejor obra editada en el 2005, certifican que el
enfrentamiento atrae a autores y lectores de historieta. ¿Por qué, en el caso de Giardino? "Al
margen de lo que significó, siempre intento ligar la vida de mis personajes a
acontecimientos importantes. Puede parecer que no nos afectan, pero sí lo hacen".
Sumario
Sobre el comic “Primavera tricolor” de la Fundació
Pere Ardiaca
Fuente: Avui
Primavera tricolor, amb dibuixos molt reeixits de Pepe Farruqo i guió de Carles Santamaria, és
una mostra de com els temes diguem-ne seriosos es poden explicar amb mitjans populars, com
ara el còmic. L'ha editat la Fundació Pere Ardiaca, l'ha produït una petita empresa gracienca,
De Barris, i ha comptat amb el suport de l'Ajuntament de Premià de Dalt, de la biblioteca
dedicada al malaguanyat dibuixant Jaume Perich que hi ha en aquesta població i també del
Programa per al Memorial Democràtic que impulsa la conselleria que presideix Joan Saura. Els
he relacionat tots perquè es vegi que ha estat l'esforç d'uns quants per posar a l'abast de
tothom un guió que recorda el 75è aniversari de la proclamació de la Segona República.
Per arrodonir-ho, l'historiador Josep Fontana ha elaborat el pròleg, deixant constància que un
pot ser justament famós i no per això li han de caure els anells per participar en un projecte
aparentment modest. Fontana deixa palesa la seva intenció en escriure aquest pròleg quan
l'acaba tot dient: "Ens cal no solament reviure el record de la República, no solament
commemorar-la quan arriba un aniversari com aquest, sinó esforçar-nos a recuperar els
projectes i les esperances que van restar frustrats amb la seva derrota". És a dir, aprofitar les
experiències del passat i de la història per projectar-nos en el futur.
Els autors han centrat Primavera tricolor en la història de dos amics i una noia que viuen els
dies vibrants dels anys 30, amb un argument en què l'amistat i l'amor es barregen amb els
esdeveniments al llarg de cinc capítols. L'esforç s'acompanya amb el preu, 5,95 euros, pel qual
avui no es troba pràcticament cap còmic, i que prova el desig de tots els que hi han intervingut
de contribuir a l'aniversari republicà amb una idea tan atractiva com intel·ligent.
No és la primera vegada que els mètodes populars, com ara el còmic, serveixen per explicar un
fet complex. Fa uns anys, la revista Oriflama, que s'adreçava als joves, va explicar la vaga de
l'aleshores famosa empresa La Maquinista Terrestre y Marítima mitjançant unes pàgines
dibuixades per Enric Cormenzana, que signava Corb, i que van merèixer els elogis de gent com
Alfons Carles Comín per haver sabut fer arribar als joves temes aparentment difícils. Oriflama
va excel·lir en l'ús dels llenguatges populars. Emili Teixidor va aconseguir explicar una història
en fotonovel·la, La Núria es perd, en què la protagonista era precisament Núria Espert,
acompanyada del dibuixant Enric Sió. I Jaume Lorés va accedir a publicar un fragment de la
seva única obra teatral, L'auca de la senyora Estefania, amb dibuixos de Núria Pompeia. Si
repassem els noms, veurem que la gent coneguda no tenia inconvenient a participar en idees
aparentment poc serioses. El cas era arribar a la gent. El mateix que deuen haver pensat els
autors i els promotors de Primavera tricolor.
És important això, saber arribar a la gent, un fet més complicat del que sembla, i encara més
quan el tema triat és un que es vol destacar, com ara aquest aniversari de la Segona
República. Hi ha qui creu que aquests mètodes rebaixen els pressupòsits intel·lectuals, però el
cert és que, des d'una òptica menys elitista, és obvi que contribueixen a acostar disciplines que
en ocasions la gent corrent veu com a llunyanes.
En el fons és com si, des del pou dels temps, la vella consigna llibertària d'aconseguir com fos
l'accés a la cultura es fes present en iniciatives aparentment senzilles. Tots els que un dia o un
altre ens hem proposat fer alguna cosa semblant sabem com sol ser de difícil.
Com diu la meva amiga Teresa Duran quan parlem de llibres per a infants i per a joves,
igualment ignorats sovint per la crítica seriosa, tot el contrari del que passa en altres països, no
hi ha literatures menors: hi ha bons i mals llibres. En aquest sentit, Primavera tricolor és una
mostra sàvia del que diem: per a uns serà un tebeo que no paga la pena ni mirar, encimbellats
com estan en una manera d'entendre la cultura; per a d'altres, una demostració de com fer
atractiu un tema d'un altre temps, la història d'aquella República que, ves per on, en el seu 75è
aniversari, sembla desvelar l'interès de generacions que no la van viure. Aquest còmic
intel·ligent, completat amb una cronologia essencial, és un bon tast per acostar-s'hi.
Memòria viva
Josep Gálvez
El màrqueting dels calendaris i dels seus aniversaris de vegades serveix per activar records
comdemnats a l'exili de la incorrecció (inoportuna) política. Així, el fet que el 2006 es compleixin
setanta-cinc anys de la proclamació de la nostra Segona República ha afavorit l'aparició de la
reivindicació més generalitzada del seu significat democràtic i social, tal com planteja Josep
Fontana a la introducció a l'àlbum Primavera tricolor.
Aquest llibre, fruit del guió de Carles Santamaria i el dibuix de Pepe Farruqo, és un apropament
a aquell període històric i a una sèrie de valors que va representar, i combina la síntesi de
voluntat didàctica i desenvolupament narratiu. El llibre s'estructura en cinc blocs: Un estiu de
sang, La primavera esclata, Tardor negra, Estiu de foc i Estiu de cendres, de manera que el
relat viatja enrere en el temps, des de l'inici de la insurrecció facciosa fins a la proclamació de la
República, per recuperar el sentit cronològic de la història i seguir amb el fracàs de la Revolució
d'Octubre del 1934, el triomf del Front Popular i finalitzar amb l'ofensiva de la Batalla de l'Ebre.
Tots aquest períodes són reflectits des de les vivències de tres joves amics, compromesos
políticament: dos amb l'anarquisme i l'altre amb el marxisme. La seva amistat conviu amb les
diferències d'ideologia, d'expectatives i de tàctiques polítiques, de manera que la narració
reflecteix les confluències i les divergències, tot i que s'hi obvien els fets del maig del 1937, que
es van produir aquells dies dins de l'esquerra a Catalunya.
Malgrat l'austeritat de la maquetació, el grafisme de Pepe Farruqo aconsegueix transmetre la
força i la tensió de les diverses situacions. El seu estil, que sintetitza amb encert la caricatura i
el realisme, és força expressiu, mentre que el recurs a la documentació gràfica reforça el
component descriptiu, especialment dels moments més èpics.
PRIMAVERA TRICOLOR CARLES SANTAMARIA I PEPE FARRUQO FUNDACIÓ PERE
ARDIACA BARCELONA, 2006
Sumario
Susanna Rafart recrea en “Un cor grec” el crucero
republicano universitario por el Mediterráneo de
1933
Fuente: El Periódico de Catalunya
Susanna Rafart siempre se sintió interesada por aquella iniciativa que, en el verano de 1933,
juntó a profesores y estudiantes de toda España para convertir un barco, el Ciudad de Cádiz,
en irrepetible aula sobre el Mediterráneo. El recuerdo de aquel crucero universitario y la
fascinación que la autora tiene por Grecia han dado como resultado Un cor grec, libro que
puede ser muchas cosas: dietario, ensayo, peculiar guía turística y, también, recreación de
aquella experiencia republicana de cultura y concordia.
Rafart (Ripoll, 1962), profesora y crítica, ha publicado media docena de libros de poesía, con
uno de los cuales, Pou de glaç, ganó en el 2001 el Premi Carles Riba. No frecuenta la
narrativa, pero obtuvo con L'inundació el premio de la crítica Serra d'Or. A medio camino entre
la poesía y la prosa, defiende una literatura que mezcle géneros, fragmentada, pero siempre
"con ideas".
Un cor grec (Angle Editorial) se inspira en aquel viaje de 1933, en el que figuraban Bartomeu
Rosselló-Pòrcel y Salvador Espriu --poetas admirados por Rafart-- y también Jaume Vicens
Vives e Isabel García Lorca, hermana del poeta asesinado tres años más tarde. Aquel crucero
de 45 días quería acercar a los jóvenes intelectuales a la cuna de la cultura occidental, con
Grecia como referencia central. La autora ha visitado en tres ocasiones ese país, del que dice
que aún permite acercarse a la "geografía moral y física".
Rafart confiesa que su libro tiene la pretensión de convertir el crucero del Ciudad de Cádiz en
un mito, aspiración que no le es exclusiva si nos atenemos a que la publicación de Un cor grec
ha coincidido con la presentación, también en Barcelona, de El sueño de una generación, de
Gracia Alonso y Josep Maria Fullola Pericot, nieto de Lluís Pericot, viajero en aquel barco. Este
libro, editado por la Universitat de Barcelona, profundiza más en el contenido del viaje y es
menos literario que el de Rafart.
LECTURA REFLEXIVA
Un cor grec está articulado en cortos capítulos que permiten una lectura más lenta y reflexiva.
En la primera parte abundan las referencias a autores y artistas vinculados al mito griego y
breves selecciones de lecturas, a modo de la "maleta cultural que debe acompañar todo viaje",
según comentó en la presentación Francesco Ardolino, filólogo y traductor al italiano de la
poesía de Rafart. La segunda parte del libro, sin dejar las referencias literarias, se centra en el
mapa de Grecia.
La autora mantiene la idea de no encasillar su escritura, de romper los géneros literarios, pero
defiende "la centralidad" de la poesía. De momento, deja de lado la narrativa y seguirá con un
nuevo libro de poemas que, reconoce, "va para largo".
Sumario
“El sueño de una generación”: la emotiva singladura
del crucero de la República en 1933
Fuente: El País
A una feria en la que destacan las novedades editoriales sobre la España de la época de la
Guerra Civil se suma esta historia deliciosa con hechuras de película. Durante 45 días de junio
y julio de 1933, la motonave Ciudad de Cádiz recorrió las costas del Mediterráneo cargada con
la flor y nata de tres generaciones de profesores y estudiantes de las universidades españolas,
en un crucero que era a la vez viaje de estudios y embajada cultural flotante de la Segunda
República. Jaume Vicens Vives, Salvador Espriu, Guillermo Díaz Plaja, Blas Taracena, Antonio
García Bellido, Antonio Tovar o Isabel García Lorca, hermana del poeta, vivieron esa aventura
vital, documentada ahora minuciosamente y con materiales inéditos en el libro El sueño de una
generación (Ediciones de la Universidad de Barcelona).
El crucero, que supuso para muchos de los dos centenares de participantes su primera
experiencia viajera, un verdadero grand tour colectivo, es una radiografía de la sociedad
intelectual de la época y está lleno además de episodios fascinantes, como subrayan los
autores del libro, Francisco Gracia y Josep Maria Fullola -nieto del prehistoriador Lluís Pericot,
que formó parte del pasaje-. Uno de esos momentos es la ocasión en que en Nápoles,
mientras los camisas negras fascistas cantan desde el muelle Giovinezza, los estudiantes y
profesores españoles, asomados por la borda, les acallan entonando el Himno de Riego, en
una escena que precede en 10 años a la célebre similar en el café de Rick en Casablanca. La
juventud de la República provoca que en varios países no dispongan aún del nuevo himno y se
salude a la expedición con la Marcha Real, en incidentes que recuerdan, al revés, el de la Copa
Davis en Australia en 2003...
El libro, un trabajo monumental que cuenta con documentación inédita, fotografías nunca
publicadas y testimonios de los supervivientes recogidos por los autores, explica todos los
pormenores del crucero, cuyas metafóricas velas, se subraya, estaban henchidas por el viento
de la Institución Libre de Enseñanza. Se recoge desde la polémica política por la iniciativa -los
periódicos de derechas acusaron al Gobierno de Azaña de malversación de fondos y elitismo
intelectual- hasta los menús de a bordo y el listado exhaustivo de los pasajeros, la extracción
social de los cuales cubría un amplio abanico que incluía retoños de ministros e hijos de clase
humilde. Los estudiantes provenían de toda España. En buena parte, eran los hijos de la
intelectualidad republicana laica y de centro-izquierda, aunque había también señoritos de la
derecha. Viajaban viejos maestros del XIX y jóvenes profesores que hacían de puente con la
nueva generación.
Las escalas, con las preceptivas recepciones diplomáticas, y las visitas culturales se habían
preparado minuciosamente y eran precedidas de cursos y conferencias a bordo. Sorprende,
para la época, la ambición y el alcance del programa, que incluía visitas a Túnez, Jerusalén,
Esmirna, Rodas o Estambul y a numerosos lugares arqueológicos, incluidas las ruinas de
Cnosos o Saqqara. La experiencia, según revelan los diferentes diarios personales del crucero
que se han conservado, y de los que El sueño de una generación incluye íntegros tres en su
anexo (los de Vicens Vives, Gregorio Marañón Moya y Esmeralda Gijón Zapata -la que sería
gran arabista y moriría en Persia en extrañas circunstancias-), fue de enorme impacto para
todos, aunque con matices que van desde la felicidad vital hasta el continuo síndrome de
Stendhal.
Mientras algunos se extasían con el auriga de Delfos, el trono de Tutankamón en el Museo de
El Cairo -Vicens Vives lo va a ver dos veces- o la luz cambiante de la Acrópolis, un grupo de
estudiantes escapados accede al lupanar napolitano de Mamma Gina y otro intenta visitar al
exiliado Trotski en su refugio del mar de Mármara. Es muy saludada la visita al barco de Miss
Turquía.
En el viaje se trenzaron amistades para toda la vida e incluso se produjeron romances, algunos
acabados en matrimonio.
El sueño acabó. Y España tomó un rumbo que queda simbolizado por el destino del otrora feliz
barco: el Ciudad de Cádiz devino en octubre del 34 en barco prisión y en el 39 fue hundido por
un submarino italiano cuando llevaba un cargamento de armas para la moribunda República...
Sumario
Un Companys inédito: imágenes y documentos
nuevos en el archivo del general Varela
Fuente: Avui (Ignasi Aragay)
Casilda Güell, deixeble de Paul Preston, descobreix a Cadis, a l'arxiu privat del general Varela,
imatges i documents nous dels últims dies del president màrtir
Malgrat la minuciositat i la pacient recerca durant anys de Josep Benet al voltant de l'exili i la
mort del president Lluís Companys, encara hi ha marge per a sorpreses. La historiadora i
politòloga Casilda Güell en té una d'excepcional entre mans: ha localitzat a l'Arxiu Varela de
Cadis quatre fotos inèdites de Companys caminant cap al consell de guerra el 14 d'octubre;
una carta datada el 7 d'octubre -una setmana abans de morir-, adreçada al Sr. Urraca, de
l'ambaixada espanyola de París, perquè faci saber a l'esposa de Companys que es troba bé; un
text oficial en què el nou règim franquista justifica la decisió de fer-li un consell de guerra, i una
mena de recull de notes oficials sobre les últimes hores de Companys a Montjuïc.
Les fotos són imatges oficials -porten el segell de Capitania General, secció estat major- preses
en el moment en què Companys és conduït al consell de guerra, en un pati dins el recinte del
castell de Montjuïc. Escortat per guàrdies civils i policia franquista, "sembla caminar sense gaire
titubeig encara que sap que s'encamina al consell de guerra que el condemnarà a mort", diu
Casilda Güell.
La carta a Urraca és un més dels intents de Companys de fer saber la seva situació a l'esposa.
"Pido a usted le comunique que estoy ahora muy bien, en el castilllo de Montjuïch en un
departamento que antes era el pisito del..., con sala de dormir, buena cama, armario, cuarto de
aseo con ducha [...]. Paso muchas horas leyendo, escribiendo y recibo un trato de extrema
corrección. Mis hermanos me visitan y atienden. No cabía esperar mas en mi estado [...]. Que
ella esté tranquila, se cuide, que su salud es mi vida. [...] Que lo que sepa de mi hijo lo diga, sin
engañarme".
El tercer document, el més rellevant políticament, justifica, des del punt de vista de la justícia
franquista, l'aplicació del judici sumaríssim pel fet exclusiu de ser president de la Catalunya
republicana: "Y en virtud de este análisis eliminatorio, queda como única circunstancia de la
que puede derivarse una especial consideración procesal para Luis Companys la de ser
presidente de la Generalidad de Catalunya en el mes de julio de 1936, mes en el que iniciado
el Alzamiento Nacional Companys se opuso a él con todas sus fuerzas y puso en pleno juego
sus perversas actividades contra el Ejército, contra el Movimiento y contra España". El
document està datat a Madrid el 8 d'octubre. El 14 era jutjat i el 15 afusellat.
Té també un especial valor la nota informativa que explica les últimes hores de Companys:
"Dan las seis, hora señalada para la ejecución, pero aún es de noche. [...] Mira de frente el
pelotón, sin titubeos, y al dar el que va a morir el brazo, exclamando «Por Cataluña». A
continuación se oye la voz de apunten y fuego. La sentencia ha sido cumplida. Se acerca el
Oficial y dispara un tiro de Gracia, que repite [...]. Y así terminó su existencia el que en vida fue;
Lluís Companys i Jover".
Casilda Güell considera que aquests documents reforcen la idea d'un Companys que es va
redimir políticament amb "una mort per Catalunya que va ser en realitat el seu gran triomf
polític".
D'on surten els papers
L'Arxiu Varela pertany als descendents del general José Enrique Varela Iglesias, condecorat
per Alfons XIII pels seus serveis al nord d'Àfrica, encarregat de l'atac franquista sobre Madrid i
ministre de la guerra de Franco fins al 1942. Segons Casilda Güell, va ser, juntament amb
Serrano Súñer, un dels homes forts de Franco en aquells anys. Posteriorment va estar a favor
de la restauració monàrquica.
Casilda Güell ha fet la troballa en el marc d'una àmplia recerca sobre l'exili català, una tesi
doctoral feta a la London School of Economics sota la direcció de Paul Preston durant cinc
anys. Escrita en anglès, resta inèdita. Una de les sortides a la recerca de material la va portar a
Cadis. "Preston sempre havia parlat d'un dietari personal de Varela, que hauria escrit cada nit.
Hi anàvem per això. No el vam trobar". Però en canvi, al Fons Reservat Varela hi van aparèixer
els documents de Companys. Segons l'estudiosa, Varela devia rebre un dels reports sobre
l'afer Companys sortits del despatx del dictador. "Era un afer prou delicat per notificar-lo als
seus homes de màxima confiança".
Els quatre documents, la seva explicació, una valoració global de l'exili i una visió sumària de la
trajectòria política de Companys, amb el tall del final de la guerra com a factor de canvi radical
de la seva actitud, seran els eixos del llibre Lluís Companys, inèdit: el símbol més enllà de
l'home, que Casilda Güell publicarà a l'octubre dins l'editorial L'Esfera dels Llibres.
No serà aquesta l'única novetat bibliogràfica al voltant de Companys. El 22 de maig serà a les
llibreries Aturar la guerra (Proa), del polític i estudiós mallorquí Gregori Mir, un treball sobre les
gestions secretes del president català davant el govern britànic per aturar el conflicte bèl·lic.
Mir, que en aquests moments està hospitalitzat en situació greu, ha consultat la documentació
del Foreign Office referida a l'assumpte, amb Josep M. Batista i Roca com a figura central.
Una tercera aportació apareixerà al setembre amb el segell d'Enciclopèdia Catalana. Dirigida
per Josep M. Solé i Sabaté, constarà de dos volums de 300 pàgines cadascun, il·lustrats, i amb
textos d'autors com el mateix Preston, Josep Termes, Hilari Raguer, Agustí Colomines i Josep
Cruanyes, entre d'altres. El títol: Lluís Companys, president de Catalunya. Biografia humana i
política.
Sumario
“La cultura anarquista a Catalunya” de Ferran Aisa
Fuente: Avui (Gerard Horta)
“La cultura anarquista a Catalunya”. Ferran Aisa. Edicions de 1984. Barcelona, 2006
A quest llibre de Ferran Aisa s'afegeix a les notables aportacions en què ha anat cristal·litzant
un treball emprès ja fa anys. Destaquem-ne Una història de Barcelona, Ateneu Enciclopèdic
Popular, 1902-1999 (2000), Joan Salvat-Papasseit, l'home entusiasta (2002), amb Mei Vidal,
Rambla del Raval (2003), Camins utòpics, Barcelona, 1868-1888 (2004), amb M. Vidal,
Calidoscopi (2005), El laberint roig. V. Colomer i J. Maurín, mestres i revolucionaris (2005) i El
Raval. Un espai al marge (2006). Es tracta d'una tasca prolífica centrada a estudiar, sobretot, la
societat i la cultura de la Catalunya proletària contemporània, la que s'encarna des de la
segona meitat del segle XIX fins a l'assalt terrible del feixisme.
La cultura anarquista a Catalunya es constitueix com una immersió magnífica en els terrenys
de l'anarquisme català, és a dir, en l'experiència dels homes, dones i infants implicats en la
lluita per una transformació social imperativa des dels postulats més avançats que ha parit mai
Europa. A través de pràctiques i processos socials que històricament han abraçat tant els
episodis més bells com els més terribles -amb les mil cares de la repressió burgesa i del
perpetu totalitarisme borbònic, militar i eclesiàstic-, Aisa efectua una mirada panoràmica
fonamental per conèixer els contextos culturals, però també els que classifiquem literalment
com a polítics, econòmics i socials, que expliquen el desenvolupament de l'anarquisme al
nostre país i el sentit i els orígens del més gran desafiament que representa la revolució
catalana del 1936 enfront del capitalisme, el totalitarisme i la configuració del poder com una
institució classista formalment independent de la majoria social.
L'autor es fonamenta en l'experiència quotidiana de les classes treballadores, en les maneres
com conflueixen activament els moviments àcrates i llibertaris -que comparteixen l'afirmació
d'una consciència de classe, la qual apareix com a element actiu de la història, i no pas en
qualitat de mer apèndix de la ideologia del capital i l'Església- i en els debats i els conflictes a
escala interna i externa que dinàmiques socials de gran abast com aquesta signifiquen.
Conjuminar en aquests termes la vasta i densa producció literària i diguem-ne cultural
anarquista catalana i internacional (i també de la que hi és propera pels seus principis
radicalment crítics, des de la creació fins a l'anàlisi intel·lectual) amb els variadíssims contextos
concrets en què les distintes manifestacions teòriques i empíriques prenen sentit, i, alhora,
acompanyar el lector en una visió que li permet reconèixer en el passat proper les fonts de les
conquestes i les derrotes de què gaudim i que patim resulta, inqüestionablement, un dels grans
mèrits de l'obra. Llibres com aquest esdevindran clàssics per acudir, més que a la memòria del
somni, a la comprensió i la vigència de l'articulació material, extensa, diària del combat per una
vida diferent per sempre.
L'organització als àmbits sindical, naturista i vegetarià, pedagògic (ateneus, escoles,
universitats, biblioteques, editorials, publicacions, propaganda), antimilitarista, individualista,
mèdic, sexual, socioreligiós (espiritista, anticlerical, iconoclasta, ateu), feminista, cooperativista,
de l'urbanisme social, l'amor lliure, l'esperantisme, l'anarcoindependentisme, projecta camps
d'acció i pensament que s'han d'entendre encavalcant-se i influint-se recíprocament, ara
harmònicament ara problemàticament, i que ens són mostrats amb les veus dels mateixos
actors socials -honorem-ne la dignitat- per concebre què caram fou i a què caram remet la
batalla per l'emancipació social que, sota el símbol de la Rosa de Foc, continua perfumant-nos
enllà de les pudors tumefactes d'un ordre agònic i pervers anomenat present.
Sumario
“Atles electoral de la Segona República a Catalunya”:
Mercedes Vilanova desmiente el mito del voto
anarquista
Fuente: La Vanguardia
El abstencionismo electoral de raíz libertaria en la Catalunya de la Segunda República fue muy
minoritario y reducido a un porcentaje muy pequeño del electorado. De hecho, la
recomendación del abstencionismo, contra lo que se ha venido publicando durante años, no
procedía tanto de los círculos anarquistas, como de la derecha conservadora, interesada en
hacer fracasar las reformas que la izquierda pretendía llevar a cabo.
Ésta es una de las principales y sorprendentes conclusiones del extenso y minucioso trabajo de
la profesora Mercedes Vilanova, catedrática de Historia Contemporánea de la Universitat de
Barcelona, Atles electoral de la Segona República a Catalunya, realizado en colaboración con
el profesor Ramon Grau, y publicado en dos tomos por Enciclopèdia Catalana y el Departament
de Cultura de la Generalitat.
El trabajo de Vilanova es un extenso y profundo análisis de las actas electorales de los
comicios legislativos, autonómicos y municipales celebrados en Catalunya entre 1931 y 1936.
A través de estudios estadísticos, en porcentajes y en correlaciones, de entrevistas personales,
del seguimiento de trayectorias electorales de más de 30.000 votantes de Barcelona, Sant
Feliu de Guíxols, l´Escala y Beuda, y de la interpretación cartográfica, la autora analiza la
coherencia de la ciudadanía, la utilización de la ley y la influencia del sexo, la edad, la clase
social y la cultura en su comportamiento electoral. Todo lo cual permite conocer las causas de
la abstención durante aquellos años y la actitud mayoritaria de los trabajadores de ideología
libertaria, de los analfabetos y de las mujeres.
La autora del trabajo afirma que, en su conjunto, el estudio revela una gran estabilidad y
coherencia en el comportamiento electoral de los catalanes durante aquel turbulento periodo y
una participación elevada a pesar del alto grado de analfabetismo, que en Barcelona era del
18%, lo que significa que había barrios y sectores, normalmente de trabajadores, en los que se
superaba el 50%, como también se superaba este índice en muchos pueblos de Catalunya. En
aquellos años, el analfabetismo en el conjunto de España superaba el 30%, lo que significa que
había zonas donde rayaba el 75% y el 80%.
Lo que más llama la atención del trabajo de Vilanova es el desmoronamiento del mito de la
abstención de las clases populares por influencia libertaria y anarquista. Fue siempre, según la
autora, una minoría de los dirigentes la que promovió el No voteu,que no tuvo un seguimiento
masivo ni fue decisivo electoralmente. De hecho, el análisis electoral muestra que el
abstencionismo se limitó a unos sectores muy ideologizados y muy minoritarios. Los
trabajadores, en cambio, acudieron a votar de forma masiva. En barrios de barracas como Can
Tunis, el Camp de la Bota o en zonas muy deprimidas de la Barceloneta hubo comicios, como
el plebiscito del Estatut, en 1931, que superaron participaciones del 80%.
Según Vilanova, quienes de hecho preconizaban el abstencionismo de los trabajadores eran la
Lliga y los partidos conservadores, a los que no interesaba una participación masiva, ya que,
entre otras razones, el 50% de los habitantes de Barcelona eran peones y jornaleros; el 12%,
obreros especializados, y el 7%, empleados, dependientes y oficinistas: casi el 70% del
electorado eran clases populares con interés en hacer avanzar las reformas políticas, sociales
y económicas. Según afirma Vilanova, eran los mismos militantes de la CNT quienes, haciendo
caso omiso de la recomendación de sus líderes de abstenerse, organizaban la forma de llevar
a los trabajadores a votar. Una de las entrevistadas explica aMercedes Vilanova que “no votar
afavoría els amos” y otra explica a la historiadora que en aquellos años “si una no acudía a
votar la miraban mejor que si iba a depositar el voto”. Según la autora, la causa de la derrota de
la izquierda en el año 1933 que puso el freno a las reformas republicanas no fue la llamada a la
abstención del anarquismo, como se ha venido argumentando hasta ahora, sino que la
izquierda se presentó dividida y que la pequeña burguesía, reunida en torno a Esquerra
Republicana de Catalunya, "no supo promover un verdadero partido de clase que consolidara
su pacto con el proletariado". Un pacto que de haberse producido quizás hubiera evitado la
guerra civil, según afirma la autora del trabajo. "Creo sinceramente que los políticos no
estuvieron a la altura de unas circunstancias que les exigían ser mucho más osados", asegura.
El mito del abstencionismo anarquista fue propiciado por diversas razones, según Mercedes
Vilanova. Primero, "para justificar el desenraizamiento del movimiento libertario y hacerle
responsable del fracaso de la República". Pero "también hay que tener en cuenta que el mito
del abstencionismo y su repercusión en los resultados electorales beneficiaba a la CNT, porque
potenciaba su carácter antisistema, justificaba la derrota de la izquierda en 1933 y la imagen
del anarcosindicalista radical ayudaba a cerrar filas en los sectores de la derecha y
monárquicos".
Análisis del voto femenino
Entre otros muchos aspectos, en el Atles electoral de la Segona República a Catalunya, la
historiadora Mercedes Vilanova también analiza la introducción del sufragio femenino, en 1933,
y asegura que "no tan sólo no supuso una alteración de los resultados, sino que se produjo una
continuidad y coherencia con los anteriores resultados".
El enfoque multidisciplinar seguido por la autora le permite también deshacer mitos históricos
sobre un presunto comportamiento conservador del voto femenino o que siguiera éste las
consignas emitidas desde los púlpitos de las iglesias. En todo caso, el hecho de que hubiera
continuidad electoral permite suponer que la mujer seguía la tradición electoral familiar del
padre, el marido o los hijos. ganizaban la forma de llevar a los trabajadores a votar. Una de las
entrevistadas explica a Mercedes Vilanova que "no votar afavoría els amos" y otra explica a la
historiadora que en aquellos años "si una no acudía a votar la miraban mejor que si iba a
depositar el voto".
Sumario
El diccionario “Catalunya durant el franquisme”
Fuente: Avui (Ignasi Aragay)
El diccionari Catalunya durant el franquisme, obra col·lectiva feta des de la Universitat
Autònoma de Barcelona (UAB), dirigida per la historiadora Carme Molinero i publicada per
editorial Eumo, serà la setmana que ve a les llibreries. És una nova eina de consulta, i de
tafaneria, per conèixer d'una forma sistematitzada i sintètica el qui, què i com de la vida
col·lectiva al país sota la dictadura. Amb un pes rellevant dels temes polítics i culturals, el
diccionari dóna moltes claus per situar tant la classe política i sindical que va sorgir durant el
franquisme i va dirigir la Transició -en bona part encara al poder-, com el moviment cívic i
cultural catalanista i les institucions i personatges rellevants del règim.
En realitat, però, es tracta d'un treball en què els referents de l'oposició dominen clarament per
sobre de l'oficialitat franquista. Aquesta preeminència té, a més, alguna altra connotació: per
exemple, l'entrada més llarga de les 542 de què consta l'obra és la que fa referència al PSUC,
només igualat pel Sindicat Democràtic d'Estudiants de la Universitat de Barcelona (SDEUB),
entitat que sols va tenir dos anys de vida (1966-68), i quasi per l'entrada genèrica dedicada als
conflictes emblemàtics del món obrer. En contrast, el moviment de dones o la narrativa en
llengua catalana -la de l'exili va a part- ocupen la metitat d'espai.
Però no sempre les entitats opositores superen en valoració espacial -barem bàsic en el cas
d'un diccionari- les afins al franquisme. Així, l'Opus Dei ocupa sensiblement més línies que
Òmnium Cultural o l'Orfeó Català. I sense sortir de la lletra o, l'Opus iguala l'espai de l'Onze de
Setembre.
L'exili és un altre punt distintiu del diccionari, de manera que la Catalunya que en surt retratada
és tant la territorial com la de la diàspora. Alguns personatges, però, tenen més sort que altres:
Federica Montseny només mereix 15 línies, just la meitat que Lluís Nicolau d'Olwer.
Pel que fa a la cronologia, l'època és la que és, tot i que en el cas d'alguns personatges les
dates s'allarguen fins a finals del segle XX. Així, mentre que les biografies de Jordi Pujol i
Pasqual Maragall no passen del 1976 (la del primer és molt més extensa), la d'Heribert Barrera
arriba fins al 1995.
Sobre l'avui president de la Generalitat, el diccionari informa que "de jove participà en el
moviment escolta" i que "al final de 1962, fugint de la repressió, es refugià a l'abadia de
Montserrat junt amb Alfons Barceló, i posteriorment passà uns mesos a París, on va col·laborar
amb l'editorial Ruedo Ibérico. A partir del 1963 i fins a la seva dissolució el 1970, formà part del
Comitè Executiu del FOC", el Front Obrer de Catalunya.
Com altres grups i grupuscles, el FOC apareix sovint. Per exemple, en les entrades dedicades
a Miquel Roca i Narcís Serra, però amb una certa confusió de dates: de Roca es diu que va
militar-hi "durant tota la trajectòria d'aquest grup (1961-1969)", i de Serra, que en va formar part
"des de 1962 fins a la segona conferència de la darreria de 1964, moment en què abandonà
l'organització junt amb Miquel Roca".
En el camp literari, molt extensament tractat, a part dels noms propis, hi ha entrades per
gèneres que, alhora, es divideixen entre exili i interior. I en aquest segon cas, entre idioma
català i castellà. Encara en el camp cultural, hi ha entrades com la de la Gauche Divine o la
Nova Cançó, així com molts textos temàtics. A diferència d'altres prohoms catalans que van
col·laborar amb el règim, que són tractats amb consideració, Eugeni d'Ors no surt gens ben
parat: "La seva adhesió a la causa dita nacional fou immediata, incondicional. L'hi predisposava
una opció a favor de l'autoritarisme [...]. Prologuista de Mussolini, autor d'una endreça a Pétain i
de poemes a José Antonio Primo de Rivera...".
Capellans i maquis
Per ordre alfabètic, hi surt de tot: l'Assemblea de Catalunya, Bandera Roja, la Brigada Política
Social -"nom amb què es coneixia la policia del règim, d'inspiració nazi [...]. Entre 1972 i 1974
tenia 120 funcionaris de plantilla, 95 dels quals en actiu"-, el Camp de la Bota -"de les 3.385
execucions que hi hagué a Catalunya entre 1939 i 1953 (un 1,2% de la població), 1.689 van
tenir com a escenari el Camp de la Bota"-, les campanyes contra Galinsoga o la de Volem
bisbes catalans, la Caputxinada, el Consell de Burgos contra ETA... Tot això només fins a la c.
Més: División Azul, Price, Fets de Palau, Franco a Catalunya -hi va fer 16 visites oficials-,
Manifestació de Capellans, maquis -"gal·licisme usat per designar el moviment de resistència
armada al franquisme"-, presons -pel gener de 1940 hi havia 280.000 homes tancats-, vagues
diverses... La informació és ingent i molt diversa.
L'obra surt del Centre d'Estudis sobre les Èpoques Franquista i Democràtica (CFID), dirigit per
Carme Molinero. És fruit de quatre anys de treball i hi han participat 97 historiadors, filòlegs,
sociòlegs, politòlegs i experts diversos. Primer es va confegir una base de dades, després una
primera tria de 1.500 entrades i finalment la versió que ara surt publicada. Entre els autors hi ha
Borja de Riquer, Joan B. Culla, Manel Risques, Ricard Vinyes, Francesc Vilanova, Pere Ysàs,
David Ballester, Maria Campillo, M. Josepa Gallofré, Martí Marín i Xavier Domènech, que l'ha
coordinat.
Sumario
La otra historia de Macià: Josep M. Forn rueda su
película sobre el presidente de la Generalitat
Fuente: La Vanguardia
Haber filmado en 1979 Companys, procés a Catalunya le predestinaba a rodar algún día la
biografía fílmica de Francesc Macià i Llussà (Vilanova i La Geltrú, 1859-Barcelona, 1933), que
el 14 de abril de 1931 proclamó la República Catalana, presidiéndola de forma provisional y
que tres días más tarde se transformó en Generalitat de Catalunya. "Captar la figura tópica del
Avi - confiesa- y lo de la casa i l´hortet no me interesaba. Pero me pidieron que escribiera un
guión que, por supuesto, no pensaba dirigir. El material que me fue aportando el historiador
Josep M. Figueres me hizo descubrir la vertiente fílmica del personaje". El personaje está
interpretado por Abel Folk.
"Ahora - indica Forn- algunos pensarán que una película sobre Macià me habrá reportado
ayudas de todo tipo por parte de la clase política. ¡En absoluto! Hablé hace tiempo con el
president Maragall, porque es un amigo de siempre, pero incluso algún prominente político de
Esquerra, al que le dejé una versión del guión, apenas me comentó nada más tarde".
Forn afronta la segunda semana rodaje de El coronel Macià ("Macià no pasó de teniente
coronel, pero cuando se vea la película el título quedará justificado") no con el "presupuesto
ideal, pero sí suficiente para una película que no pretende ser histórica, sino explicar una
historia que es la nuestra. Pero la carga política trasciende el personaje".
"De hecho - explica Forn-, la producción se ha levantado a través de tres compañías, Films de
l´Orient, Cinema i TV y Diafragma, la productora de Carles Balagué. Pero jamás hubiéramos
podido rodar la película de no haber contado con Televissió de Catalunya como productora
asociada".
En el encuentro que el equipo de rodaje tuvo ayer con los medios informativos, Forn explicó
que El coronel Macià tiene esos "subtemas que tanto gustan a los críticos de cine, en este caso
referidos al periodismo de la época y el nacimiento del medio radiofónico. Es un periodista,
interpretado por Félix Pons, el que entra en contacto con una historiadora irlandesa, Elisabeth
Joyce, llegada a Barcelona en noviembre de 1905, justo cuando doscientos oficiales de la
guarnición de Barcelona salen de la plaza Reial y queman la imprenta de la revista Cu-Cut! y la
redacción de La Veu de Catalunya, suceso que transformaría por completo la personalidad de
Macià, que entonces contaba 42 años".
El personaje de la historiadora irlandesa lo interpreta la actriz norteamericana Molly Malcom,
que se expresa en un catalán casi sin acento. "Llevo siete años en Barcelona y llegué aquí sin
hablar apenas una palabra de castellano o catalán, pero le dediqué esfuerzo y ahora hablo
ambas lenguas". Por su parte, Marta Marco encarna a Eugènia, la esposa de Macià, una
pubilla de Lleida, hija de un terrateniente. Forn la define como una "mujer muy moderna y muy
enamorada de su marido, que siempre creyó en el amor y la pasión de Macià por la política y
por Catalunya". Película también muy coral, conocidos actores se han avenido a interpretar
pequeños papeles. Son los casos de Juan Luis Galiardo, Xabier Elorriaga, Toni Albà, Roger
Casamajor, Ricard Borràs, Fermí Reixac, Mario Gas...
Como asesor militar durante el rodaje, Forn cuenta con el general Luis Alejandre, que en junio
del 2004 fue relevado como jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra por el entonces
ministro de Defensa José Bono.
Sumario
Las aportaciones a la Barcelona moderna de un grupo
de arquitectos de los años 30
Fuente: Canal Cultura
GATCPAC 1928-1939. Una nova arquitectura per una nova ciutat és el nom de la mostra que
es presenta al Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona (MHCB) on es recull el treball d'un
grup d'arquitectes catalans per modernitzar l'arquitectura i urbanisme dels anys trenta seguin
les idees renovadores vingudes d'Europa. Del 19 de maig fins al 8 d'octubre.
Grup d'Arquitectes i Tècnics Catalans pel Progrés de l'Arquitectura Contemporània, això és el
que volen dir les sigles de GATCPAC. Josep Lluis Sert, J. Torres Clavé, J.B Subirana, o
S.Illescas són alguns dels seus integrants. Un grup de joves, fills de la burgesia, però d'ideari
progressista que ha viatjat per Europa, ha llegit revistes estrangeres i ha estat pendent de la
visita de Le Corbusier a Madrid i Barcelona.
Aquest grup és en veritat el "Grupo Este", del GATEPAC espanyol, fundat a Saragossa a
l'octubre de 1930. Però la seva activitat és tan intensa que esdevindrà una entitat amb
personalitat pròpia al desembre del mateix any, signant els seus projectes amb les sigles de
GATCPAC.
El concepte "d'arquitectura racionalista" o "nova arquitectura" és assimilat per aquest col.lectiu
que introdueix a l'arquitectura feta aquí, elements no vistos fins aleshores: finestres
horitzontals, superfícies llises i colors neutres, i un omnipresent formigó. J.L Sert es defensa de
l'acusació de "germànica" d'aquests tipus d'arquitectura: "El gust per les formes simples,
tranqui-les, de llargues horitzontals i de grans plans, on es troba sino en les arquitectures
mediterrànies?"
Els primers encàrrecs venen de la mà de les seves famílies o amistats, com és el cas de la
Casa Vilaró (1929), però la seva preocupació social farà que el GATCPAC vulgui servir al nou
ordre polític que arriba a Catalunya amb la proclamació de la II República. Els arquitectes volen
aportar tot un seguit de millores socials i culturals per la ciutat amb la nova arquitectura que
proposen.
Arquitectura i República
Aquesta exposició s'inclou dins dels actes de celebració de la proclamació de la II República,
fet que no és casual. Antoni Nicolau, director del MHCB, explica com "a partir de l'any 1931
sorgeix una relació positiva entre els tècnics i els polítics". Malgrat aquesta col.laboració, el
grup aconseguirà fer una nova arquitectura però no podrà dur a terme els seus plans
municipals degut al trencament de la pau amb la Guerra Civil.
Aquests grup d'arquitectes amb consciència social detecta grans carències en la Barcelona del
moment: les condicions de vida de la classe obrera son cada cop pitjors davant d'una població
que es multiplica com a conseqüència de la industrialització. Això farà que busquin solucions
arquitectòniques i urbanístiques per humanitzar la ciutat.
El Pla Macià, de 1932, recull la proposta del GATCPAC per la ciutat. Es pretén la
racionalització de la ciutat des del punt de vista d'un nou urbanisme "funcional" que presenta
volums purs i formes noves. Es volen potenciar els espais de vacances i temps lliure per la
classe obrera, construint un gran complex de repòs a les platges del sud del Llobregat. Cases
desmuntables, cinemes al aire lliure, horts... Són només alguns dels elements d'aquesta nova
proposta.
Malauradament, l'esclat de la Guerra Civil posarà fi a totes aquestes bones intencions.
L'enderrocament de la República portarà associada la dissolució del GATCPAC. Els seus
membres són castigats, els seus projectes s'arxiven, i la bandera nacional ondeja a la seu del
local d'aquest grup.
Però no tot és va perdre en l'oblit. Algunes propostes d'aquests arquitectes com la higienització
i l'esponjament de Ciutat Vella, l'obertura dels interiors d'illa de l'Eixample, o la voluntat
d'acostar el mar a la ciutat, s'han tingut en compte dècades després. El que es va fer i el que
no, es pot veure ara en aquesta exposició mitjançant dibuixos, croquis, maquetes i filmacions
històriques.
AC. La revista
Antonio Pizza, comissari de l'exposició, destaca la importància que aquest grup va donar a la
difusió del nous valors de l'arquitectura. El 13 d'abril de 1931, el GATCPAC inaugurava el seu
local al Passeig de Gràcia 99. Aquest seria el centre d'operacions per donar a conèixer la
innovadora tasca d'aquest col.lectiu.
El maig del mateix any es sortia al carrer AC, revista on es mostraven les avantguardes del
moment: fotomuntatges, composicions asimètriques, esquemes, ideogrames... Són alguns
exemples del que recollia aquesta publicació, dirigida per Josep Torres Clavé, de la que se'n
publicarien 25 números fins el juny de 1937.
GATCPAC 1928-1939. Una Nova Arquitectura per a una ciutat
Del 19 de maig al 8 d'octubre
Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona (MHCB)
Casa Padellàs
Plaça del Rei, s/n Preu: 1,50 euros
Sumario
“Memòries de un advocat laboralista” de Francesc
Casares
Fuente: Avui (Ignasi Aragay)
No és una novel·la ni segurament esdevindrà un best seller. Són simplement les memòries d'un
personatge tan sòlid com humil i antimediàtic: Francesc Casares (Tarragona, 1927). Un home
tan savi que fins i tot va tenir l'audàcia de rebutjar l'oferta de Joan Reventós d'esdevenir primer
alcaldable socialista de la democràcia. "Sempre he estimat molt la meva intimitat", s'explica. El
seu mal no vol soroll.
El compromís cívic i polític de Casares ha estat sempre intens i discret, dos adjectius que
defineixen també a la perfecció l'estil literari d'aquest llibre que acaba de publicar després de la
insistència dels amics. "Jo tenia el convenciment absolut que aquest text no s'havia de fer
públic". Us el podeu creure.
Els qui l'hem conegut, ni que sigui de passada, ens considerem uns privilegiats. Ara ho podran
ser tots aquells lectors que s'apropin al llibre, publicat per La Campana. Quedaran enganxats
pel codi Casares, una fórmula màgica i senzilla que descobreix , a través de la mirada gens
impostada d'un nen que va creixent, "una infància feliç de matís noucentista, un capteniment
familiar liberal i de progrés, la vivència del desastre de la guerra amb un fort sentiment de falta
de pietat de l'home vers l'home i una postguerra plena de vacuïtat". Aquestes són les etapes
que recorre el llibre, que va del 1927 al 1958, quan l'autor, amb el seu empresonament,
considera que acaba la seva joventut.
Són 600 pàgines organitzades en petits capítols on Casares rescata de la seva rica i precisa
memòria anècdotes significatives d'uns fets, un ambient, una època. Comença amb la
proclamació de la República -a casa "eren més de «visca Macià» que no pas de «mori
Cambó»"- i va avançant amb la família, l'escola -un centre de l'Ajuntament, el Baixeras, on el
seu pare era mestre amb l'aspiració que "l'Escola Catalana esdevingui el gresol de la
Catalunya-Ciutat"-.
Després ve l'enterrament de l'Avi Macià -"una avioneta, en vol rasant, deixava caure una pluja
de flors"- i el temps de la República -"l'aire dels primers anys trenta estava amarat de perfum
català i republicà"; és més, "resultava que als catalanistes no els calia parlar d'Espanya i de la
seva regeneració, cosa que a molts els hauria repugnat, sinó de «La República», artífex d'una
nova realitat ibèrica. Així, la cosa canviava molt".
De Vimbodí a Carabanchel
La guerra, passada primer a Barcelona i després a Vimbodí -té gran interès la naturalitat amb
què amb els ulls d'un nen de ciutat descriu la descoberta de l'entorn rural, el mateix que ara
s'està cremant-, ocupa la part central del relat. L'últim terç de l'obra està dedicat a la
postguerra. Hi ha l'adolescència a l'Institut Balmes, on va conèixer Alberto Oliart. La universitat i
l'antifranquisme, amb Carlos Barral, Carme Roca -germana de Miquel Roca Junyent i futura
esposa de Casares-. L'exercici de l'advocacia, el Moviment Socialista de Catalunya, les
milícies... I al final, la presó: tant a la Model com a Carabanchel va compartir cel·la amb Joan
Reventós i altres.
Queda per més endavant la segona part de les memòries, "més perilloses", sobretot si es té en
compte la idiosincràsia de l'autor: poc amic de les ensabonades, més sensible que simpàtic. I
això, quan t'apropes al present, té un risc evident.
Sumario
“L’exili manllevat” de Núria Pi-Sunyer
Toni Strubell i Trueta
Fuente: Toni Strubell
En aquests temps en què veiem tants catalanistes tristos, dividits i desorientats, cal recomanar
la lectura del llibre “L’exili manllevat” de Núria Pi-Sunyer (Proa), filla de l’ex alcalde republicà de
Barcelona, Carles Pi-Sunyer. Qui cregui que els d’avui són temps trasbalsats, que s’hi consoli...
D’entrada cal dir que el llibre permet de veure l’autèntica magnitud del buit que significà la
Catalunya atomitzada per l’exili de 1939. L’autora hi retrata una època i uns fets a través d’una
perspectiva que només dóna la condició familiar. I la femenina, gosaria afegir. Des del punt de
vista del lector transcendent, és igual que a les seves pàgines s’hi expliquin coses més íntimes
i particulars, perquè és la fulminant sotragada que patirà tota aquella unitat familiar la què,
precisament, li donarà unitat narrativa. Les situacions són enterament extrapolables al drama
viscut per centenars de milers de catalans de condicions molt diferents. És encomiable que
l’autora aconsegueixi de vèncer la temptació d’inserir-hi, avui, judicis polítics, amb el hindsight
que només dóna el temps. No per això és un llibre apolític. Al contrari, tan militant d’ERC és
Núria Pi-Sunyer com ho hagi pogut ser el seu pare Carles o el mateix Heribert Barrera. Descriu
amb realisme el que foren les -sovint- desesperades vivències d’un partit que tantes vegades
se la va jugar per Catalunya.
El més intrigant del llibre, potser, és poder-hi seguir el retrat al natural d’una família del tot
involucrada en el combat per una Catalunya lliure i civilitzada. Hi ha descripcions impagables
com la dels joves fills de polítics empresonats, jugant a la coberta del vaixell Uruguay en dies
de visita; o la de l’última navegació en barca pel golf de Roses, l’estiu de 1935, quan la família
s’hi reuní per darrer cop al complet. Alhora és el retrat d’un grup familiar que, entaulat, tant
podia parlar de política, com de Shelley o del garbí que bufava al golf de Roses, particular
pàtria familiar, avui tan afectada, com tanta part de la costa, per l’urbanisme turístic destructor.
La de l’autora és la imatge d’una Catalunya culturalment rica i políticament compromesa que en
tants aspectes han fet evaporar i de la què molts ens sentim orfes emocionals i nacionals.
També és edificant de llegir les experiències escolars de l’autora a l’escola Blanquerna, abans
de la seva “massificació”. És un ambient on la llibertat i la cultura van tenir l’oportunitat
d’engendrar una generació escolar tristament “única” a casa nostra. Gent que, quan la veus i
escoltes encara avui, brilla amb una llum especial.
Amb la qualitat política i humana dels exiliats descrits, el llibre permet de comprendre la
dramàtica dimensió del mal que ens féu Franco, que ens va arrencar de viu en viu tota una
generació d’idealistes. Per altra banda, el llibre concita no poques preguntes sobre la Catalunya
actual. Porta a preguntar, per exemple, ¿què hagués passat si a aquella societat republicana i
catalanista no se l’hagués escapçat i mutilat tan fulminantment? O si el model educatiu que
descriu s’hagués pogut consolidar? O com hagués evolucionat el nostre país amb la continuïtat
d’aquella Esquerra hegemònica, en contrast amb l’escarni que representà que encara fos un
partit il.legal a les primeres eleccions “democràtiques” de 1977. Amb perspectiva, ¿podem
dubtar que l’eliminació d’aquella generació no va ser una excel.lent estratègia històrica per
assegurar la desactivació efectiva de la massa crítica del catalanisme que patim avui? O la
profunda i inaudita sucursalització de l’esquerra a casa nostra? Hagués estat possible tot això
sense l’inestimable ajut de Franco? ¿No hi tingué un paper vital com a sembrador de l’actual
situació d’enfrontament partidista, dilapidació nacional i profunda espanyolització que coneixem
a casa nostra? L’espectacle que estem donant –aviat coronat per l’aprovació d’un trist Estatut
que només fan bo els escarafalls farisaics del PP– ¿hagués estat imaginable en presència de
polítics com Carles Pi-Sunyer, tal com l’evoca la seva filla Núria a “L’exili manllevat”? De nou,
confesso els meus dubtes.
Sumario
Loperena recrea en “Ulls de falcó” la Barcelona del
anarquista Facerias
Fuente: El Periódico de Catalunya
Un niño de casa bien --El Dandi--, un policía torturador y una prostituta de lujo. Esas son las
tres voces elegidas por Josep Maria Loperena para seguir la trama de su nueva novela, que
tiene al protagonista casi en segunda fila, pero con la entidad suficiente para marcar toda la
narración: el anarquista Josep Lluis Facerias. Ulls de falcó, ambientada en la Barcelona de
1956, mezcla la realidad de aquella dura época de represión franquista con los temas de ficción
de siempre: el amor y la traición. La obra se presentó ayer en Barcelona.
Loperena (Alguaire, Lleida, 1938) es hombre de muchos oficios. Articulista, director escénico
en su juventud, crítico, ensayista, abogado y, solo desde hace dos años, novelista. Ha seguido
la historia de los últimos 40 años de este país con la toga puesta; sabe más que nadie de la
bomba anarquista del caso Scala y del asalto al cuartel de Berga, y llevó, sin éxito, la demanda
contra Felipe González por incumplimiento de promesa electoral --el no a la OTAN--. Memorias
de los otros (Editorial Flor del Viento) resume parte de lo anterior y lo que le quedó suelto está
decidido a convertirlo en novela.
CUATRO OBRAS SOBRE BCN
Ulls de falcó (Columna) presenta a Facerias, maqui y guerrillero, en un asalto fallido al Banco
Central; en la huida es socorrido por un desconocido que, sin motivaciones políticas, le
esconde en su casa. Es marzo de 1956 y Face --atracador de bancos y de meublés-- morirá en
agosto de 1957 acribillado por la policía en el entorno del antiguo Instituto Mental, hoy sede del
distrito de Nou Barris. El encuentro casual entre el joven y el anarquista permite a Loperena
plantear una trama por la que discurren personajes reales de la época, como el alcalde José
María Porcioles y el banquero Julio Muñoz, y los peores ejemplares de la policía, como los
hermanos Creix.
Loperena asegura que no ha escrito esta novela por nostalgia --"No me siento vinculado a
los facerias ni a los dandis",-- sino por el interés de novelar parte de la historia de la ciudad.
Ha invertido más de un año en documentar los hechos reales que cita --el asesinato de un
estudiante en una comisaria, la primera asamblea de estudiantes en el paraninfo de la
universidad, entre otros-- y añade que, cuando tuvo todos los datos, escribió el último capítulo
de la novela: "Las últimas páginas de un libro son cruciales, y todo lo anterior debe
ajustarse a ellas".
Ulls de falcó es la segunda novela de una serie de cuatro sobre Barcelona que Loperena inició
con La casa del fanalet vermell, ambientada en la huelga de tranvías de marzo de 1951, la
primera gran revuelta del franquismo. Trabaja en el argumento de la tercera y, entre ficción y
ficción, publicará en diciembre El circo de la justicia, historias muy reales de jueces y
abogados.
Sumario
Un libro publicado en México revela nuevos datos
sobre Ramón Mercader
Fuente: La Vanguardia
Ramon Mercader no pudo cumplir su anhelo de pasar los últimos años de su vida en su
Catalunya natal. En 1977 se lo pidió en Moscú a Santiago Carrillo, pero éste le puso como
condición que escribiera sus memorias contando quién le encargó el asesinato de Trotsky.
Mercader lo rechazó de plano diciendo: "A los míos nunca los voy a traicionar". Es una de las
revelaciones del libro El grito de Trotsky (Debate), de José R. Garmabella, considerada la
biografía más completa del comunista catalán que mató al líder revolucionario ruso. Según
Garmabella, Carrillo pretendía que las memorias de un estalinista como Mercader fueran el
"testimonio sobrecogedor" que permitiera la justificación de la ruptura con la URSS.
Siempre disciplinado, Mercader hizo otro intento con la Pasionaria con el fin de regresar a
España con la bendición del Partido Comunista. Escribió una carta a Irene Falcón, secretaria
de Dolores Ibarruri, en la que decía: "Dolores llegará a Madrid con todos los camaradas..., pero
sin mí. ¿Es posible que ahora, cuando ya estamos tan cerquita, mis huesos se queden en
tierras lejanas?".
Garmabella revela que aunque hasta 1950 no se supo oficialmente la identidad del asesino de
Trotsky, en México eran muchos los que conocían que el enigmático personaje que el 20 de
agosto de 1940 clavó el piolet en el cráneo del famoso revolucionario era el catalán Ramon
Mercader.
El editor Bartomeu Costa-Amic, militante del POUM, había conocido a Mercader en Barcelona.
Cuando vio su foto en los periódicos al día siguiente de la muerte de Trotsky no tuvo duda de
que se trataba del joven comunista catalán. Garmabella cuenta que Costa-Amic le dijo que un
día se topó con una manifestación del Partido Comunista Mexicano, en la que participaba
Caridad Mercader, madre de Ramon. Al verla, el editor le dijo: "Tú, cabrona, has venido a
México a organizar la muerte de Trotsky". Ella contestó con una carcajada.
Agustí Puértola, fotógrafo de prensa catalán, también vio en la prensa la imagen del
desconocido asesino; lo reconoció de inmediato pese a que las vendas le tapaban la mitad del
rostro. Según Garmabella, después de revisar el archivo que pudo sacar de España, Puértola
dio con la foto de Ramon Mercader, un militante del PSUC que se distinguió en los combates
callejeros al día siguiente de la insurrección franquista en Barcelona. Era la misma cara que
salía en los diarios.
En opinión de Garmabella, un presidente tan bien informado como Lázaro Cárdenas (19341940) debía saber bien quién era el autor del atentado que se hacía pasar como un diplomático
belga llamado Jacques Mornard. Según Garmabella, hubo un pacto de silencio para no
perjudicar a los miles de exiliados españoles. "Los mexicanos no aceptaban a los republicanos
por revolucionarios. Mucha gente era pronazi, quizás más por antinorteamericanismo que por
simpatía real hacia Alemania. Además, la mayoría de los españoles afincados en México
apoyaba a Franco. La gran prensa, Excelsior,El Universal,eran muy de derechas; decían que
por influencia de los exiliados Cárdenas conducía a México al comunismo", señala el biógrafo.
En opinión de Garmabella, si en 1940 se hubiera sabido que un comunista español era el
asesino de Trotsky, habría aumentado el rechazo al exilio, creando una situación muy
incómoda a Cárdenas, que seguía reconociendo a la República. Por ello, los catalanes que
conocían a Mercader no habrían revelado su identidad.
Garmabella comenta que le interesó la figura de Mercader por su amistad con Alfonso Quiroz
Cuarón, el criminalista que hizo el estudio de la personalidad del asesino y que años después
comprobaría su verdadera identidad. "Quiroz fue a Barcelona en 1950 - cuenta Garmabellapara averiguar quién era Mornard. Sospechaba que era un comunista catalán. A todas las
preguntas que le hicieron, Mercader contestaba: ´No sé, no recuerdo.
Soy un trotskista desilusionado. Me llamo Jacques Mornard´. No sacaron nada más. Jamás
reconoció que era Mercader"".
Quiroz se entrevistó en Barcelona con el ex comisario Carlos Polo Borreguero, quien por las
fotos del autor del atentado que en su momento publicó La Vanguardia intuía que se trataba del
hijo de una famosa comunista, Caridad Mercader. "El asesino se llama Ramon Mercader, y en
los archivos debe existir su huella porque yo le detuve en 1935", dijo Polo Borreguero a Quiroz,
quien se había traído de México una huella dactilar del falso Mornard.
Trotsky gritó cuando Mercader le clavó el piolet en la cabeza. Por eso el libro de Garmabella se
titula El grito de Trotsky."Más que grito - dice el autor- fue un alarido de dolor y sorpresa.
Trotsky luchó con Mercader, con un mordisco le hizo tirar el piolet. Mercader nunca olvidó el
grito de Trotsky. La idea era matar a Trotsky de forma fulminante, sin hacer ruido para facilitar
la huida. Se escogió el piolet como arma más efectiva. El propio Mercader le recortó el mango
y lo escondió debajo de la gabardina".
Mercader estuvo 20 años en la cárcel sin abrir la boca. A los 47 años salió envejecido. Fue fiel
a su ideal estalinista hasta el final. Garmabella dice que Mercader estaba convencido de que
hizo bien en matar a Trotsky porque estorbaba la política de la URSS en plena guerra mundial.
"Fue producto de una época. Se sacrificó por una ideología. Evolucionó hasta el extremo de
condenar la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968". Mercader murió en 1978 en Cuba;
sus cenizas fueron depositadas en el cementerio Kuntsevo de Moscú, en el lugar reservado a
los héroes de la URSS.
Fue profundamente catalán, y siempre conservó su lengua natal. Tuvo dos grandes
desilusiones: no poder regresar a Barcelona y sentir que muchos amigos rompieron con él.
También le amargó asumir todo el peso de la muerte de Trotsky sin que nadie tomara alguna
responsabilidad. "Al final - plantea Garmabella- debió de preguntarse si el precio que pagó fue
demasiado alto".
Sumario
”Diario de Praga” muestra el horror nazi a través de
los ojos de un niño
Fuente: El Periódico de Catalunya
Tenía 16 años, enormes ansias de saber y unas dotes poco usuales, lo que permitía adivinar a
un adulto de gran talento artístico. Pero no le dejaron crecer. Petr Ginz, nacido en 1928, murió
asesinado por los nazis en Auschwitz, uno más entre los seis millones de judíos que exterminó
la barbarie nazi. Pero Ginz dejó retardada una dulce venganza: dos diarios escritos entre 1941
y 1942 que dan la visión de un niño sobre los cambios que produjo la invasión alemana de
Checoslovaquia. Esos textos, Diario de Praga, han visto la luz casi 60 años después de que el
joven Petr muriera en la cámara de gas.
El volumen, publicado en castellano por Acantilado y en catalán por Quaderns Crema, lo
presentó ayer en Barcelona Chava Pressburguer, nacida Eva Ginz, dos años menor que su
hermano, sobreviviente del Holocausto y ciudadana de Israel desde 1948. Pressburguer es
autora de una cuidada edición del libro, con dibujos de Petr, fotografías familiares y
reproducciones de los textos originales, además de un prólogo que explica cómo salió a la luz
esa aproximación infantil al terror nazi.
Al cumplir los 14 años, Ginz fue separado de sus padres y trasladado al gueto de Terezin. En
Praga dejó sus diarios, escritos en cuadernos confeccionados por él mismo, dibujos y ocho
cortas novelas de las que sólo una se conserva. En Terezin colaboró en una revista clandestina
para jóvenes, en ocasiones con ilustraciones. Dos años después, en 1944, fue deportado a
Auschwitz. Tras la liberación de Checoslovaquia por los rusos, el padre entregó los diarios y
algunos dibujos a una amiga para evitar que la visión de los cuadernos del hijo muerto
aumentara el dolor familiar. Y en la casa de esa mujer quedaron cuando la familia Ginz se
trasladó a Israel.
LA TRAGEDIA DEL 'COLUMBIA'
La recuperación de los diarios tiene historia propia. IIan Ramon, uno de los ocho astronautas
del transbordador Columbia que explotó tras el despegue --en febrero del 2003--, llevaba
consigo un dibujo de Ginz, facilitado por el Museo Yad Vashem de Jerusalén, una visión de la
tierra desde la luna, muy al estilo de Julio Verne del que el joven era gran admirador. La
tragedia del Columbia difundió por todo el mundo la vida de los tripulantes y, con ella, la del
dibujo de Petr, cuya similitud con otros que había encontrado en una casa que acababa de
comprar sorprendió a un residente del barrio de Modrany, de Praga. Este hombre se puso en
contacto con la madre del astronauta fallecido y esta con Eva Ginz, que acabó comprando todo
el material.
Diario de Praga comienza el 19 de septiembre de 1941 con la reproducción del "distintivo"
que los nazis habían impuesto a los judíos, la cruz de David, y acaba el 9 de agosto de 1942
con un lacónico "Por la mañana en casa". La lectura entre una y otra fecha es el paso de la
simple sorpresa ante un cambio no esperado, al detalle puntual y minucioso de privaciones que
ya apuntan hacia la tragedia final. Petr nunca regresó a casa.
Sumario
Amparo Salvador: «El PP de Valencia quiere
mantener las fosas de Franco en la clandestinidad»
Fuente: Levante-EMV
Hija de una víctima del nazismo y luchadora antifranquista desde que tenía 12 años, Amparo
Salvador lleva varios meses dedicando más de 6 horas diarias a investigar las víctimas de la
dictadura enterradas en las fosas comunes de Valencia.
-Han conseguido que una juez pare de forma cautelar unas obras municipales sobre una fosa
común de la posguerra sobre la que la alcaldesa, Rita Barberá, quiere levantar 1.030 nichos.
Este viernes, en la vista convocada para decidir si se mantiene o se levanta la medida cautelar,
el fiscal pidió que prosiga la suspensión en los dos sectores de la fosa en los que su asociación
asegura que fueron enterradas miles de víctimas de la dictadura ¿Cómo valora la marcha de su
demanda en los tribunales?
-Es algo que nos llena de esperanza. Llevamos muchos meses en esta lucha y encontrar que
ahora empezamos a tener eco, que hay gente que está viendo que nuestra investigación tiene
un valor y que es necesario preservar esa fosa, nos llena de más energía para seguir en la
lucha.
-¿No le duele el haber tenido que llegar a los juzgados para que le escuchen?
-Eso es algo tristísimo. Se supone que son las instituciones públicas las que tenían que estar
preservando y defendiendo esto. Que una asociación como el Fòrum, un colectivo tan modesto
que vive exclusivamente de las cuotas de sus socios, se haya tenido que plantear hacer un
recurso contencioso administrativo es algo muy triste.
-Barberá y su concejala de Cementerios, Mª Jesús Puchalt, aseguran que ya no quedan restos
en la fosa debido a que ha habido cuatro exhumaciones desde los años cincuenta.
-Aún en el supuesto de que haya habido desenterramientos, que no es asunto nuestro sino de
un juzgado el determinar si esas exhumaciones se hicieron conforme a la ley, lo que está claro
es que ahí fueron sepultadas miles de víctimas del franquismo por defender la democracia.
¡Que menos que dedicar ese espacio a su memoria! Hay que respetar el lugar tanto si están,
cómo si ya no queda nadie.
-¿Por qué ese afán del PP de borrar la memoria?
-El trasfondo ha de ser político a la fuerza. Cuando descubrimos la primera fosa, que fue la del
cementerio civil, no nos dejaron colocar ni una triste lápida. Quieren mantener las fosas
franquistas en la clandestinidad sea como sea.
-Su estudio sobre las seis fosas comunes que hay en el cementerio arroja el número más alto
de víctimas del franquismo en toda España con más de 23.000 muertos desde el 1 de abril de
1939 hasta diciembre de 1945. ¿No echan de menos que nadie de la Universitat de València
se haya interesado por su trabajo?
-Hablé hace meses con un catedrático de Historia de la Universitat y le expliqué el proyecto del
Fòrum de crear un equipo multidisciplinar para investigar las fosas comunes, le di toda la
documentación que teníamos. Quedamos en que me contestaría pero todavía estoy esperando
que lo haga.
-¿No es exagerado hablar de más de 20.000 víctimas? Vicent Gabarda, que en su libro «Els
afusellaments al País Valencià» da una cifra 10 veces menor de muertos, acaba de decir que
los datos del Fòrum no son creíbles .
--Gabarda es un referente para todos los que estamos en esta lucha, su libro es impresionante
y ha ayudado a mucha gente a encontrar a sus familiares. Tiene todo nuestro respeto y
admiración. El habla de los juzgados y ejecutados, mientras nosotros nos referimos a aquellos
represaliados que nunca fueron llevados ante un juez, de los que murieron masivamente en las
cárceles, de los que fueron secuestrados de sus domicilios. En fin, de los desaparecidos.
-Aún así, ¿No le parece que son muchos muertos?
-Al acabar la guerra en la Modelo había más de 15.000 presos y otros 7.000 en San Miguel de
los Reyes, no había convento en Valencia que no fuera una prisión... En la Plaza de Toros se
encerraron a decenas de miles de militares que volvían del frente y apenas se les daba de
comer. Mataron tanto, tanto...
-¿Cual es ahora su objetivo?
-Vamos a publicar en internet los nombres de aquellos enterrados en las fosas que
entendemos que son víctimas del franquismo para reparar esa inmensa injusticia de que se les
condenara a un agujero negro de olvido. Queremos facilitar una lista para todos aquellos que
todavía están buscando familiares puedan saber por lo menos donde los sepultaron. ¿Cuantos
han muerto ya con el nombre de un familiar desaparecido en la boca? Si conseguimos que
alguno de los que están viviendo este infierno descubren por fin dónde está sepultado su
familiar, habrá valido la pena.
Amparo Salvador: «Commociona l’extensió de les fosses comunes
de València»
Fuente: El Punt (entrevista de Toni Strubell)
Lluitadora antifranquista des dels dotze anys, diu que la seva vida va canviar quan va trobar
l’enorme llista de persones enterrades pels franquistes a la fossa comuna del cementiri
-Què hi ha descobert, a València, el Fòrum de la Memòria?
-«Vam crear el fòrum amb la idea d’estudiar la repressió franquista, els desapareguts i les
fosses comunes a què van portar, com es fa en molts indrets de l’Estat. Aquí no s’havia fet mai
cap recerca. Tot estava en la clandestinitat. Aquest hivern vam tenir accés al registre
d’enterraments a les diverses fosses comunes de València, i vam quedar commocionades de
trobar-hi 26.300 noms de víctimes en els primers anys de la postguerra. Hem estat quatre
companyes apuntant-ne els noms fins ara. La meva vida ha canviat. Ens vam posar mig
malaltes i tot.»
-I tot això hauria pogut quedar esborrat de la memòria?
-«Exacte. La gent no en tenia consciència. Però al registre hi consta el nom de cada persona
que hi sepultaven els franquistes sense cap mena de respecte ni funeral. L’enorme quantitat de
morts, l’expliquem perquè València va ser una mena de ratera al final de la guerra, amb gent
arribada d’arreu que fugia dels feixistes. Molts d’ells simplement van desaparèixer i mai més se
n’ha parlat públicament. Les famílies no ho denunciaven; a qui ho havien de denunciar? Però al
registre els apuntaven tots.»
-Com van morir els soterrats a les fosses?
-«Això consta als registres, però s’usen molts eufemismes per descriure-ho. Tot i que molts
devien ser executats directament, no ho posa clarament. Hi posen termes com ara
hematocefàlia, xoc traumàtic o asfíxia per suspensió perquè no es veiés gaire clar que els
havien assassinat de diferents maneres. Bàsicament, devien ser per pallisses, trets, penjats...
Molts van morir d’inanició o miocarditis –això és molt freqüent– en alguna de les múltiples
presons que hi havia a València. Molts eren d’altres indrets de l’Estat, o desapareguts que
ningú trobava a faltar ni se sabia del cert que fossin a València.»
-Com eren les fosses?
-«Hem calculat que hi devia haver uns 25.000 metres quadrats de fosses comunes al cementiri
de València. Cada fossa estava dividida en quatre quadres. Creiem que algun dels quadres
encara podria estar sense exhumar. Però molts estan destruïts o amb construccions al damunt.
El que en destacaria és la mida, d’aquestes fosses. Cada quadre té uns sis mil metres
quadrats. Els cadàvers, els col·locaven en llargues fileres longitudinals en sentit contrari a la
fossa. Hi enterraven entre sis i nou persones. Cada fila tenia una lletra al registre. Es van
quedar sense lletres i van haver de doblar l’alfabet. Ens diuen que enlloc de l’Estat no s’havien
trobat fosses d’aquesta escala.»
-Què penseu fer amb la informació que heu trobat?
-«Pensem fer pública tota la llista de 26.300 persones enterrades en fosses en el període
1939/1945. Finalment, molts familiars sabran on van morir els seus avantpassats i on els van
enterrar. Estem creant una base de dades amb tots els noms.»
-Quin ha estat el paper de l’Ajuntament de València en l’afer?
-«Ha estat nefast. Al llarg dels anys han fet desaparèixer fosses senceres per fer nínxols nous,
sense cap respecte per les fosses. Però quan li hem demanat documentació, no ens n’han
pogut facilitar. Ara diuen que al lloc de les fosses no hi queden restes humanes, però sabem
que n’hi han vist. Fins i tot n’ha sortit alguna foto als diaris. Per una banda, hi ha la voluntat de
l’Ajuntament d’esborrar els pocs senyals que encara queden de l’horror que foren les fosses del
franquisme. I per l’altra, la de prosseguir amb el molt rendible negoci dels nínxols. Han actuat
amb un menyspreu absolut per les víctimes del franquisme.»
-Quina sortida s’ha de donar a la troballa?
-«Creiem que s’han d’honorar els morts que han jagut allà tants anys sense cap
reconeixement. Creiem que s’ha de fer un monument als milers de republicans represaliats a
València, fins ara del tot oblidats. L’espai on són les fosses, volem que quedi lliure i que es faci
honor a tots els assassinats. En un lloc com aquest no es pot fer negoci i construir-hi al
damunt.»
-Quines reivindicacions més té el Fòrum?
-«El Fòrum reivindica el dret de saber qui foren els responsables dels crims de lesa humanitat
comesos. Volem que s’apliqui la llei internacional i que es faci saber on són els desapareguts.
En aquest sentit, creiem que és important aconseguir l’anul·lació de tots els judicis contra
republicans i restituir els béns confiscats a les víctimes. Caldria, a més, revocar la llei d’amnistia
del 77, que va servir principalment per emparar els franquistes. No pot ser que allò que es
considera tan lleig de les dictadures argentina i xilena resulti acceptable i bonic de la de
Franco.»
-Quin efecte ha tingut en la societat la vostra troballa i el recurs per parar les obres?
-«Hi ha hagut un terratrèmol, creiem. Valorem molt positivament la gran quantitat d’entitats,
partits i persones que ens han fet costat. Tenim esperances que la justícia farà que es
respectin les fosses i s’estudiï aquest crim en totes les dimensions.»
-Com valora que aquests fets només es coneguin a fons avui?
-«Crec que tots els que som de famílies republicanes hem patit una esquizofrènia vivint en una
societat que no reconeixia aquesta realitat. Com a xiquets i xiquetes, també vam viure
traumatitzats perquè a casa vivíem una cosa, i una altra al carrer. La meva iaia ens ensenyava
La Internacional i els tiets s’atemorien del que pogués passar. Penso que la transició no es va
fer bé i no ha ajudat a superar molts aspectes del franquisme. No van ni jutjar els genocides i
els torturadors del franquisme! Al contrari, a molts els pujaren de categoria, com els del TOP,
que els van convertir en jutges del Tribunal Suprem! Ara no pensem callar més.»
De entre los muertos
Dolores Sánchez Durá
Fuente: El País
Las denuncias que diferentes instancias y organizaciones han hecho esta última semana en
Valencia acerca de la iniciativa del Ayuntamiento de construir nichos nuevos sobre sectores del
cementerio de Valencia que fueron fosas comunes de represaliados de la posguerra
sorprenden por muchas razones. Razones que analizadas una por una nos devuelven una
imagen más que ingrata de nuestra historia reciente; es decir de los últimos sesenta años.
Es sorprendente, de comprobarse lo que los indicios y evidencias hallados en el registro de
defunciones del Cementerio General parecen decir, la magnitud de la matanza y de la
mortandad que de manera persistente y fría se llevó a cabo por los vencedores desde el mismo
día de su entrada victoriosa hasta fechas tan tardías como el año 1945. Si los cálculos son
ciertos estaremos situados ante una nueva dimensión de la tragedia. Anteriores investigaciones
establecían las cifras para Valencia en torno a las 5.000 personas ejecutadas; puede suceder
que esa cifra se multiplique por tres o cuatro.
Es sorprendente que se considerara el cementerio de Paterna como escenario principal de los
fusilamientos, pero que nada se haya dicho, ni se haya guardado memoria, del horror ante el
que parece que nos encontramos. Recuerda un poco el silencio que durante los cincuenta se
cernió sobre los campos de concentración y el exterminio judío en Alemania y Polonia. La
Rambleta de San Marcelino aparece como un nuevo lugar ominoso de esa topografía de los
horrores que constituye el solar de Europa y del mundo en el siglo XX.
Es sorprendente que hasta hoy nadie haya buscado esas fosas comunes, esos desagües de la
violencia y del odio fratricida. Hay que agradecer al Foro de la Memoria que haya dado ese
paso que, por otra parte, les está resultando tan doloroso, porque a nadie le gusta remover
entre los muertos para encontrarse de cara con el aleteo febril del ángel de la muerte.
Es extraordinariamente sorprendente que al Ayuntamiento se le haya ocurrido construir nichos
sin indagar de oficio sobre qué estratos de la Historia urbana lo iba a hacer. Sabemos que los
espacios de los cementerios se reutilizan, pero siempre dentro del marco estricto del respeto a
la dignidad de los enterrados, a su memoria, a sus familias, al patrimonio histórico, tanto el
material como el inmaterial.
Y es más sorprendente todavía que, cuando la leal oposición (lo de leal hay que suponerlo
siempre en el juego democrático) te advierte de que estás entrando como un elefante en una
cacharrería, contestes que no quieres responder para no hacer no sé que juego a quién.
Cuando lo lógico entre vecinos de una misma urbe, al margen de consignas ideológicas, sería
decir: "No se preocupen ustedes, señores de la oposición, familiares de las víctimas, pueblo de
Valencia. Vamos a ver qué hay de cierto en todo esto: esos muertos son de todos y la manera
en que murieron nos avergüenza a todos".
Si analizamos las razones de estos hechos sorprendentes, nuestro estupor puede trocarse en
comprensión consternada. Primero, sabemos que Valencia fue una ratonera al final de la
guerra y que mucha gente quedó atrapada aquí, en Alicante, en Los Almendros, en Albatera y
sabemos que hubo muchas sacas por parte de la Falange y que muchas de estas detenciones
acabaron en muertes extrajudiciales. Lo que no sabíamos eran cuántas. Segundo, el miedo
debió de ser tan intenso que silenció muchas bocas y las gente que encontró sepultura allí
debía de ser evacuados, gente anónima, sin capacidad de defensa. La pérdida de memoria de
Valencia, que hay que recordar que había sido capital de la República en el 37, es llamativa en
este y en otros aspectos. A lo mejor la magnitud del castigo lo explica. En cuanto a las
actitudes y a los modos del Ayuntamiento no tienen más explicación que un uso pequeño de la
política, que cuando no puede aportar respuestas recurre al tú más -en este caso no parece
que proceda tal respuesta- o a la frivolización de las contestaciones con cierta carga de
desprecio y prepotencia. No podemos creer que el Ayuntamiento haya actuado con
conocimiento de los hechos, sino que de manera atolondrada ha respondido a piñón fijo ante
un tema que es de gran calado humano, moral e histórico
Por todo lo anterior creemos que este tema debería de salir del terreno de la política partidista y
que el pleno municipal debe crear una Comisión de la Verdad, en la que estén implicadas las
instancias competentes: universidad, arqueólogos, forenses, las asociaciones implicadas (Foro,
asociación de ex presos y represaliados, etc.) para investigar hasta el final qué pasó en la
Rambleta, cuánta gente ha estado o permanece enterrada en estas fosas comunes, cuáles
fueron las causas de las muertes, quiénes fueron. Es lo mínimo que la sociedad valenciana
puede hacer por ellos y por ella misma. Porque nadie, ni Europa, ni España, ni nuestros
descendientes, sean de familias del bando vencedor o del vencido, podrá entender desde las
coordenadas que la razón y el sentido común proporcionan cómo una ciudad vivió y creció de
entre los muertos sin mirar atrás, para perderse, cercenada de un pasado inasumible, en una
huida hacia delante sin más futuro que la negación de sí misma. Restituyamos a las víctimas
su dignidad y honremos su recuerdo. De la misma manera que las víctimas del anticlericalismo
obtienen en la Plaza de San Pedro homenaje tras homenaje, elevadas a los altares ante las
autoridades del Estado. No pedimos traje largo de luto, teja, ni siquiera mantilla de encaje, solo
pedimos investigar lo que pasó y enterrar a los muertos con los ritos civiles en los que
confiaron. Desde el orgullo de las convicciones y valores laicos, que son tan legítimos, como
mínimo, como las que se desprenden desde ese magma conservador/clerical que se predica
como la esencia primigenia y auténtica del carácter español. Bien distinto del que nos señaló
casi con carácter cuasi testamentario D. Manuel Azaña; es decir desde la paz, y con piedad y
perdón.
Dolores Sánchez Durá es coordinadora de FEIS, Fundación de Estudios e Iniciativas
Sociolaborales.
Fosas y fosos
Nicolás Sánchez Durá
Fuente: El País
La iniciativa municipal de arrasar la fosa donde fueron sepultadas algunas víctimas de la
posguerra muestra cómo se produjo un tremendo malentendido en la España de la transición.
Pues una cosa fue el pacto por el cual no se exigieron responsabilidades jurídico penales por
las tropelías cometidas bajo la dictadura; y otra, bien diferente, que se quiera ocultar el carácter
cruel del régimen instaurado por un golpe militar fracasado convertido en victoria tras la guerra
civil que el mismo provocó. Así, lo que indica una iniciativa como la del Ayuntamiento de
Valencia es una insuperable antipatía respecto de lo que supuso -y supone- la Segunda
República. Antipatía más dañina para la democracia de este país que los libros de un puñado
de pseudo-historiadores -Pío Moa et alia- que pretenden pasar como novedad lo que no es
sino un calco de la temprana justificación que los propios felones elaboraron para enmascarar
su fechoría.
Porque este asunto no es sino un avatar más que concierne a la formación de una conciencia
histórica pública democrática. Y en ese punto ya no se trata sólo de un debate historiográfico
donde los historiadores son convocados como expertos, sino que todos los ciudadanos somos
(incluidos los historiadores en cuanto ciudadanos) los que tenemos algo que decir. Ahora bien,
cuando esa es la cuestión no hay manera de escamotear, elidir, borrar... el significado histórico
de la república de 1931, por más que se empeñe el PP. Quizá sea Eduardo Zaplana quien
exprese con mayor concisión la falacia que vuelve una y otra vez: a saber, que todo aquél que
reivindique la experiencia de la Segunda República niega eo ipso la legitimidad que confiere a
nuestro actual régimen político la constitución de 1978; o, dicho de otra manera, que reivindicar
el valor histórico de la república y sus protagonistas supone una actitud antidemocrática por
cuanto niega la epifanía del actual régimen de libertades articulado en la constitución. ¡Cómo si
la democracia se hubiera inventado ex novo en la España de la transición! ¡Cómo si la
constitución, por más valiosa y perfectible que sea, no fuera el resultado de una determinada
correlación de fuerzas entre los representantes de una dictadura decadente y los demócratas
perseguidos en y después de la guerra!
Rita Barberá se retrata cuando declara -ante las preguntas sobre la abolición de la fosa- "no
entro en la estrategia de la izquierda". Sigue pensando que la república es una cosa "de la
izquierda" y no de la tradición democrática de este país. Porque puede decirse que la república
tuvo "luces y sombras" (¿quién no las tiene?), que el periodo fue difícil y convulso por razones
externas e internas, pero no puede adoptarse una actitud que coincide con la de Agustín de
Foxá en Madrid de Corte a checa o, incluso, con la del Pío Baroja de Las miserias de la guerra
(ahora recién editado por primera vez). El subterfugio siempre es el mismo: atribuirle a la
república los horrores de una guerra que ella no provocó y asimilar su carácter y sus logros a la
excepción del periodo bélico. Así, asimilada a la guerra y su dolor, es más fácil evacuar un
pasado donde simétricamente se reparten las culpas ¿Se imaginan el escándalo que produciría
en Francia afirmar que la reivindicación de los maquisards, que combatieron a los
colaboracionistas del gobierno de Vichy del mariscal Pétain, es "una estrategia de la
izquierda"?
En todas partes cuecen habas y los países que sufrieron la plaga del fascismo, foráneo o
autóctono, han visto florecer revisionismos históricos tendentes a desprestigiar a quienes lo
combatieron. Pero la diferencia es que en ellos la conciencia histórica pública ha sido lo
suficientemente fuerte y democrática como para trocar los intentos políticos de mistificación en
escándalos que han arruinado la carrera política de más de uno. Aquí no: con la mayor
desfachatez -ese es nuestro drama- se vuelve a arrojar al foso del olvido a los que lucharon por
la democracia frente a aquellos que, hasta el último día, hacían el saludo romano y hablaban
de "conjura judeo-masónica". Fosas o fosos: dime con quién simpatizas y te diré quien eres.
Pesadilla en la tierra de las flores
Fanny Rubio
Fuente: El País
Cuando el proyecto de Ley de la Memoria Histórica puede ser enviado a las Cortes para
regular medidas que reconozcan a las víctimas, de toda índole, de la Guerra Civil y del régimen
franquista, y a la vez que el Congreso de los Diputados declara 2006 como Año de la Memoria
Histórica, el gobierno municipal de la señora Rita Barberá construye nichos sobre las fosas
comunes de los cementerios de Valencia. Llama la atención la coincidencia. En los sitios
allanados de los cementerios General y Civil de Valencia reposaban los restos de muchas
víctimas del franquismo y de otros disidentes políticos y religiosos de la historia española. Y
cuando la oposición ha solicitado la paralización de estas obras, los representantes del
Ayuntamiento de Valencia le han acusado de ser pasto de un rencor no superado.
Muchos de estos muertos de Valencia fueron sacrificados por servir a la causa de la República.
Entre ellos, se cuentan seres humanos de toda edad, cultura y condición que en el momento de
la caída de la entonces capital del Gobierno republicano en manos franquistas no tuvieron la
posibilidad de huir, al no arribar en su ayuda las velas blancas de la mar latina que cantara
Machado, y fueron brutalmente eliminados, como es sabido por numerosos testimonios y
hemos leído en la novela Campo de los almendros, de Max Aub. Junto a ellos, en sucesivas
capas, yacen, agrupados todos, como señala el estribillo de La Internacional, tanto resistentes
a la dictadura como librepensadores, judíos, masones, laicos, extranjeros y otras minorías
disidentes.
En esta "tierra de las flores" se ha instaurado una práctica infame que pretende borrar del
presente a los muertos mediante una compulsiva práctica constructora, y sin aviso de ningún
género. Yo misma he sido testigo de ello, al comprobar el allanamiento en 2002 de un espacio
con decenas de tumbas y una fosa común del Cementerio Civil donde reposan mis abuelos
maternos, por voluntad explícita, desde 1970 y 1973, y donde se ha sustituido la lápida con las
palabras que los recordaban por una descuidada hierba ondulada por socavones. Desde
entonces he intentado en solitario reclamar el regreso de los nombres a este pequeño espacio
y la respuesta ha sido que toda esta tierra a la que aludo iba a ser removida para la
construcción de nichos nuevos.
Tal ha sido el destrozo que en marzo de 2005 el Consell Valenciano de Cultura informó acerca
de ese Cementerio Civil mediterráneo, fundado en 1890, en pleno auge del laicismo, como un
espacio a conservar. Tanto en la parte de ilustres referencias (entre otros, reposan allí los
restos de Blasco Ibáñez, Constante Llombart, Arturo Ballester, Vicente Marco Miranda, Félix
Azzati y Alfredo Calderón) como en la histórica (la viuda de Pablo Iglesias, Amparo Meliá, o la
fosa común en la que aguardan laicos, librepensadores, masones, extranjeros, judíos y
creyentes diversos) apenas quedaban ya rastros.
A pesar de esto, y de las demandas de la oposición municipal y del Forum per la Memoria del
País Valencia, el equipo de Barberá se ha negado sistemáticamente a paralizar las obras
iniciadas. Días atrás, una denuncia del Forum ante un juzgado de lo contencioso-administrativo
culminó con un auto que amparó dos cuadrantes de una de las fosas en las que la maquinaria
había comenzado a "aplanar" la tierra para la construcción de nichos. Según el fiscal, "razones
peculiares de sensibilidad y emotividad con respecto a las víctimas difícilmente serían
reparables si el lugar queda tapado".
Pero sólo ha sido un corto respiro. A las pocas horas, el traslado hasta una cantera de Sagunto
de toneladas de tierra procedente de la parte no amparada de la fosa séptima -tierra mezclada
con restos de cadáveres, objetos funerarios y sudarios-, provocó unas imágenes más propias
de una orgía macabra en un país sin ley que de un Estado de derecho en una tierra culta, y
produjo más ira y más dolor entre los descendientes de los muertos y entre muchos
valencianos. Ni siquiera la excusa posterior de la alcaldesa culpando del error al contratista ha
consolado a personas como yo, que esperaba que alguien de mi generación como es Rita
Barberá mostrara noblemente esa conciencia desdoblada que cualquiera debe tener para
hacer de intermediaria en el rescate del secreto de la historia, un secreto que estaba
fragmentado entre mentiras, palabras y silencios. Muchos deseábamos que ella pudiera dejar
decir a alguien, en su ciudad, que un día aquí y a alguien se le había infligido un dolor. Incluso
algo menos solemne: hacer del otro un sujeto convivencial, integrable en la memoria de la
ciudad. No ha sido así. La alcaldesa sigue empeñada en que no tiene nada más que decir.
Pero la memoria aflora con una lógica invisible. Y han sido las imágenes de la cantera de
Sagunto las que han creado nueva alarma social y han motivado que se presenten, ahora ante
los tribunales penales, nuevas denuncias por supuestos delitos sobre profanación y falta de
respeto a la memoria de los muertos, por daño al patrimonio histórico, allanamiento al
Cementerio Civil, etcétera.
¿Habrá que pelear en Valencia por la memoria histórica centímetro a centímetro? Mientras la
concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valencia convoca para el próximo año el I
Congreso Europeo de Cementerios, los muertos de la memoria histórica valenciana tienen que
sufrir el hecho afrentoso que tapa sus bocas y elimina sus nombres.
El Consell Valencià de Cultura advierte sobre la retirada de lápidas
históricas en el Cementerio Civil de Valencia
Fuente: Levante-EMV
El Consell Valencià de Cultura advirtió en un informe elaborado en marzo de 2005 sobre la
posibilidad de que el Ayuntamiento de Valencia haya retirado losas y lápidas del Cementerio
Civil sin que se haya «tenido en cuenta su importancia histórica o artística». El estudio,
elaborado por la Comisión de las Artes del CVC y coordinado por el escritor Vicente Muñoz
Puelles, hace referencia a la situación de los camposantos valencianos, en especial al
Cementerio General de Valencia. En lo que se refiere al antiguo cementerio Civil -incluido en
este- el informe detecta «la impaciencia por desplazar a los difuntos antiguos». Esta zona, que
ya no está diferenciada del resto están siendo reutilizados nichos que pertenecían a
ciudadanos evangelistas, masones, esperantistas, judíos y extranjeros, según señala el informe
del CVC. Allí están enterrados personajes de la intelectualidad valenciana como Constantí
Llombart, Blasco Ibáñez, Arturo Ballester, Félix Azzati o Vicente Marco Miranda, personas que
por su carácter laico o no confesional optaron por un enterramiento no católico.
Responsables de Iniciativa Civil por la Dignidad y la Memoria reclamaron ayer en rueda de
prensa la recuperación de lápidas y símbolos «desaparecidos» sin ser comunicado a los
familiares como consecuencia de una remodelación de finales de 2002 y principios de 2003,
según manifestó la escritora Fanny Rubio. Rubio informó de que allí fue enterrada en 1970 su
abuela Paula Rodríguez militante de la CNT y de los movimientos libertarios. La escritora
insinuó que el consistorio que dirige Rita Barberá podría haber vulnerado el Código Penal y
anunció que reclamará el registro de todos los enterrados en el Cementerio Civil. «Era una isla
de libertad. allí había librepensadores, laicos e intelectuales», cuya trayectoria vital podría
remontarse a finales del siglo XIX.
También estuvo presente ayer Rafael Torres, compañero de Carmen Caudet, feminista que
formó parte del grupo de fundadoras de este movimiento en España. Torres reveló ayer que ha
podido recuperar, gracias al debate sobre el destino de los restos del camposanto, una
escultura del artista Jesús Castelló de unas manos formando el símbolo feminista. Esta
escultura habría sido retirada junto con otras muchas piezas durante la remodelación de 2003,
a la que los intervinientes dedicaron calificativos como «destrucción»«expolio». Entre los
intervinientes se encontraban también el edil socialista Matías Alonso, el catedrático de historia
Joan Oleza y el masón de la Logia Blasco Ibáñez Juan Antonio Sánchez, todos ellos miembros
de la Iniciativa por la Dignidad.
Oleza anunció la creación en el departamento de Historia Contemporánea de la Universitat de
València de una comisión de estudio para investigar el destino de los restos, tanto de las
víctimas del franquismo como del contenido de las fosas comunes.
El Fòrum per la Memòria celebra la paralización de la construcción
de nichos
Fuente: Panorama-Actual
La presidenta del Fòrum per la Memòria del País Valencià, Amparo Salvador, consideró
"importantísimo" que el juzgado de lo contencioso-administrativo número de 2 de Valencia haya
decidido ordenar la paralización cautelar de la construcción de 1.020 nichos sobre una fosa
común de la sección séptima del Cementerio General de Valencia, en la fueron enterradas
víctimas del franquismo, que lleva a cabo el consistorio de la capital.
Salvador destacó que esta decisión judicial se haya producido rápidamente, a primera hora de
esta tarde, después de que el Fòrum presentara esta mañana ante dicha instancia una
demanda en la que solicitaba dicha paralización alegando "la protección de derechos
fundamentales".
Así, señaló que es "importantísimo" que "alguien nos haya tenido en cuenta" y "haya
escuchado nuestra petición", dado que "hasta ahora hemos estado luchando y luchando", dijo,
y estimó que se trata de una resolución que "nos anima para seguir trabajando". Resaltó
también que contra ella "no cabe recurso alguno" y que el juzgado haya citado a las partes el
próximo 12 de mayo.
Comentó que esta decisión "nos da ánimos para seguir trabajando" en la recuperación de la
memoria histórica, una labor "callada, de mucho archivo, mucha investigación y con poca
publicidad" que está llevando a cabo la entidad que preside, manifestó.
Asimismo, aseveró que la paralización cautelar "no es sólo un éxito del Fòrum sino de todos"
los que han trabajado en el mismo sentido para "defender la memoria de todas las personas
que fueron asesinadas y enterradas en esa fosa y en las otras cinco que hay en el cementerio
General de Valencia, un total de 26.300, por defender la libertad y la democracia que tenemos
ahora". Agregó que éstos son "los muertos de toda la sociedad".
Amparo Salvador se mostró a favor, como mantiene el Fòrum, de que el espacio en el que
están proyectados los nuevos nichos "se preserve" y se instale "un monumento" que sirva para
recordarlos y reconocer "nuestra lucha por nuestra memoria, pasado y dignidad de todos los
que lucharon para darnos un mundo más justo, más libre y más igualitario".
Astrocidad
En consecuencia, criticó la "atrocidad" que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pretende
hacer "al destruir la única fosa común que queda en Valencia", más cuando "todos sabemos la
terrible injusticia que se ha cometido con todas las víctimas del franquismos".
Salvador afirmó que durante la guerra civil y en los años de la dictadura, en Valencia se
produjo "un genocidio" por el que murieron "26.300 personas que fueron enterradas en cinco
años en el Cementerio General". Así, rechazó la posibilidad de que "se destruyan señales del
genocidio" y censuró el "negocio" que el consistorio valenciano haría "con la construcción de
los nichos".
La presidenta del Fòrum per la Memòria criticó también que el Ayuntamiento no haya dado a
conocer "ningún documento que acredite" las exhumaciones que la alcaldesa dice que se han
realizado en esta fosa común y por las que parece que no queda en la zona ningún resto
humano. Amparo Salvador señaló que esto puede hacer pensar "de qué modo se hicieron las
exhumaciones" o que "no tienen los documentos".
Subrayó que "aunque se hayan hecho todas las exhumaciones que quieran", el espacio que
ocupa la fosa se debe "respetar" y "mantener" para recordar que en él hubo víctimas, dijo.
El Fórum pide al juez la paralización definitiva de las obras en el
Cementerio General de Valencia
Fuente: EFE
El Fórum per la Memória del País Valenciá solicitó ayer ante el Juzgado de lo ContenciosoAdministrativo número 2 de Valencia la paralización definitiva de las obras de construcción de
nuevos nichos en una fosa común situada en la sección séptima del Cementerio de Valencia.
En su escrito de demanda, este colectivo pide el cese definitivo de unas obras que, en su
opinión, vulneran «el derecho fundamental al honor, el derecho a la investigación científica y el
derecho a la igualdad, interpretados de acuerdo a los tratados internacionales suscritos por el
Estado».También reclama que se declaren contrarias a derecho estas actuaciones, y que el
aAyuntamiento «renuncie de forma definitiva a la edificación de nuevos nichos o cualquier
construcción o movimiento de tierra» en los cuadrantes 3 y 4 de la sección séptima.
Asimismo, solicita al consistorio que permita a esta asociación hacer «una investigación
científica completa» sobre la fosa común para hacer públicos los resultados «a efectos de
posibles reclamaciones posteriores en relación a los derechos de las víctimas y la restitución
de la memoria histórica».
El juzgado decidió paralizar cautelarmente las citadas obras el pasado 15 de mayo en
respuesta a la demanda vía derechos fundamentales planteada por el Fórum. El ayuntamiento
aprobó el proyecto de construcción de 1.030 nichos en la sección séptima del Cementerio en
diciembre de 2005 y comenzó a ejecutar las obras el pasado marzo. Según indica este
colectivo, la nueva demanda pretende «garantizar por vía judicial» la renuncia del consistorio a
esta obra, «puesto que se ha limitado a aprobar una moción en la que da prioridad a otras
zonas del cementerio, pero que no elimina el peligro de una destrucción futura de la fosa
común».
Fòrum per la Memòria exige que el monolito lleve sólo los nombres
de los represaliados
Fuente: Levante-EMV
La presidenta del Fòrum, Amparo Salvador, aseguró este diario que «no se puede recordar en
el mismo sitio a los fascistas y a sus víctimas», por lo que propuso que el futuro monumento se
dedique sólo a los represaliados del franquismo.
«No se puede meter en el mismo saco a quienes se sublevaron contra el gobierno legítimo y a
quienes fueron asesinados en defensa de la libertad y la democracia», aseguró Salvador, quien
desestimó así la construcción del monolito en recuerdo también de los caídos del bando
«nacional». La propuesta de homenajear por igual a todos los fallecidos fue aprobada en
solitario por los concejales del Partido Popular en el pleno municipal del pasado viernes con los
votos en contra de los ediles del PSPV-PSOE y de Esquerra Unida. El equipo de gobierno se
comprometió en el mismo pleno a «hacer un esfuerzo por priorizar los enterramientos en otras
zonas», lo que en la práctica supone dar marcha atrás en el proyecto de construcción de 1.020
nichos sobre la fosa común de la Sección Séptima Derecha del Cementerio General, en la que
según los datos del Fòrum per la Memòria están enterradas 5.039 víctimas del franquismo.
La presidenta de la asociación propuso ayer que, en lugar de recordar genéricamente a todos
los caídos en la guerra, el ayuntamiento construya un monumento en el que se homenajee con
nombres y apellidos a los represaliados por el franquismo. Salvador propuso que el
monumento lleve los nombres de todos los fallecidos del bando republicano que estén
enterrados en la fosa y que, a continuación, se explique la razón por la cual murieron o fueron
condenados.
No se ha comunicado la paralización
Por otra parte, la presidenta de Fòrum explicó que a fecha de ayer el Ayuntamiento de Valencia
todavía no había contactado con su asociación para comunicar la paralización de las obras, por
lo que no retirará el recurso contencioso administrativo de Protección de Derechos
Fundamentales de la Persona que presentaron contra el consistorio, que según aseguró
tampoco ha comunicado nada aún al juzgado que instruye el caso.
EU presentará mociones en los ayuntamientos para impedir la
destrucción de fosas
Fuente: Panorama-Actual
El secretario de Política Municipal de EUPV, Josep Bort, anunció este lunes que su formación
presentará iniciativas en todos los ayuntamientos para exigir al consistorio de Valencia que no
destruya las fosas comunes en las que están enterrados represaliados del franquismo en el
cementerio de Valencia.
EUPV ha pedido a todos los grupos municipales de EU-Entesa que presenten mociones para
que "los consistorios de izquierdas fuercen al Ayuntamiento de Valencia a respetar a los
republicanos asesinados y enterrados en las fosas comunes" del cementerio de la ciudad.
Bort manifestó que "la intención del gobierno local del PP pone en peligro la rehabilitación
moral de los represaliados y la recuperación de la memoria histórica no sólo con respecto a la
ciudad de Valencia, sino también en el resto de poblaciones del País Valenciano y muy
posiblemente en otros lugares del Estado".
"Estamos hablando probablemente, y según los datos de que dispone el Fòrum per la Memòria,
del lugar donde están enterrados más asesinados por defender la República y la democracia
frente al fascismo", dijo.
El responsable de EUPV afirmó que "nuestra formación está empleando todos los recursos a
su alcance para parar el atropello" de la alcaldesa de Valencia, Rita Barbera, "desde el
Parlamento de la Unión Europea, pasando por el Congreso y las Cortes, hasta el resto de
ayuntamientos".
"Nos encontramos en un momento histórico en el que está en juego el futuro de una sociedad
que debe reconocer la tarea de sus héroes, fundamento imprescindible para construir una
democracia de verdad", señaló Bort, quien aseguró que a este proceso "se oponen las fuerzas
reaccionarias que intentan enterrar el pasado en el que quedan retratados".
Según dijo, lo que "temen realmente" estas fuerzas es que "el imprescindible proceso de
recuperación de la memoria vaya seguido de la reivindicación para que los crímenes contra la
humanidad cometidos por la dictadura no continuen estando impunes", dijo.
Sumario
La Iniciativa Civil per la Dignitat i la Memòria
propone una concentración para el 18 de julio en
Valencia
Fuente: Panorama-Actual
La Iniciativa Civil per la Dignitat i la Memòria, constituida por 14 entidades tras la polémica
suscitada en torno a la fosa común del Cementerio General de Valencia, ha propuesto realizar
una gran concentración ciudadana el próximo 18 de julio, declarado Día Internacional de
Condena al Franquismo por el Consejo de Europa, en la plaza del camposanto, a la que llama
a participar a todas las personas que se sientan "identificadas con la exigencia de dignidad y
memoria" para las víctimas de este periodo.
Esta entidad se ha constituido con los objetivos de "salvaguardar las fosas comunes que aún
quedan en el Cementerio de Valencia; reponer los vestigios que se han conservado después
de los trabajos de aplanamiento realizados en la zona; restituir de forma "simbólica" la
"memoria" y la "dignidad", tanto de los sepultados en el cementerio civil como de los
represaliados después de la guerra en las fosas comunes, y llevar a cabo una investigación
científica que restituya "la verdad de los acontecimientos de la represión franquista en el
cementerio".
Para ello, proponen la paralización "inmediata" y la "renuncia efectiva" a cualquier obra en las
tres fosas que aún quedan, que no sea para restituir la situación anterior; la recuperación de los
restos de las tumbas calificadas de Patrimonio Artístico por el Consell Valencià de Cultura en el
antiguo cementerio y la colocación de un "Memorial con el nombre de ´Jardín de ideas´,
evocador de aquel espacio de libertad en la marginación que ni siquiera la Dictadura se atrevió
a eliminar y en el que consten los nombres de los allí enterrados y una representación de los
símbolos robados o destruidos".
Asimismo, piden la construcción de un ´Memorial conmemorativo´ de los miles de valencianos
que fueron víctimas de la represión y descansaron en las fosa y reclaman su lugar "en la
investigación de la verdad" porque la sociedad valenciana "tiene que saber qué pasó en su
reciente pasado para superarlo con dignidad y no olvidarlo con el engaño".
Por ello, hacen una llamada a participar en un gran acto cívico en "memoria y reparación de
aquellas víctimas del franquismo y de estos ciudadanos que murieron mucho después, cuyo
descanso se ha visto agredido por una política injustificable y que aún persiste por parte de los
que deberían de velar por todo lo contrario".
Las asociaciones firmantes de esta iniciativa creen que en el cementerio de Valencia se ha
producido una situación que exige "el interés y la reacción de la sociedad valenciana en pleno".
Así, junto con los ejecutados por fusilamiento, estas entidades señalan que pueden estar y
haber corrido la misma suerte los cuerpos de aquellas personas que, en unos casos, eligieron
descansar en lugares como el antiguo cementerio civil y, en otros, los que su condición social
les hizo compartir este espacio.
Las características del antiguo cementerio civil hacen que sobre un fondo de víctimas
republicanas se enterraran, según indicaron, judíos, masones y librepensadores que hicieron
"uso de su libertad en la muerte". Actualmente, sólo quedan tres fosas comunes donde "poder
hacer presente el recuerdo de miles de nuestros conciudadanos". Una de ellas, la quinta
derecha, "aún pide una investigación apropiada" porque en ella "yacen miles de cuerpos
anónimos que nadie registró en su día, sepultados en los primeros meses de la postguerra, sin
memoria ni dignidad".
La asociaciones aseguran que perciben una "extraña actitud por parte de los que deberían ser
los tutores de los restos después de que en estas semanas se haya pretendido construir nichos
en la gran fosa de la sección séptima derecha, con la prisa propia de los hechos que pretenden
ser consumados antes de que alguien con legitimidad para hacerlo lo impida".
Vecinos, masones, judíos y gitanos se unen para proteger las fosas
del cementerio
Fuente: Las Provincias
Una nueva agrupación denominada Iniciativa Cívica por la Dignidad y la Memoria reúne a
vecinos, judíos, masones y gitanos de la ciudad para preservar las fosas comunes del
Cementerio General. La plataforma pide la creación de un jardín sobre las tumbas y propone
una concentración en el camposanto el próximo 18 de julio.
Los representantes de los judíos, masones, gitanos y vecinos se han sumado a los familiares
de diversas personas fallecidas y enterradas en las últimas décadas en las fosas comunes del
Cementerio general para formar una nueva plataforma cívica.
La agrupación, denominada Iniciativa Cívica por la Dignidad y la Memoria y respaldada por la
abogada Cristina Almeida y personalidades del mundo cultural y universitario, hizo ayer su
presentación pública y persigue preservar las fosas aún existentes en el camposanto, alertada
por la polémica suscitada en torno a la construcción de 1.030 nichos en la sección séptima
derecha.
Entre los objetivos de la plataforma está lograr la movilización ciudadana el próximo 18 de julio,
elegido día internacional de condena a la dictadora franquista por el Consejo de Europa, con
una concentración en la plaza del Cementerio General. “Es indispensable la implicación civil, la
sociedad debe tomar conciencia de la magnitud del problema”, planteó el concejal socialista
Matías Alonso que compareció en la presentación de la agrupación como coordinador del
grupo por la Recuperación de la Memoria.
El jardín de las ideas
Los representantes de los enterrados en las fosas comunes de ideología y costumbres
dispares exigen al Ayuntamiento “el jardín que se nos prometió que se construiría, donde
reposarían para siempre nuestros familiares”, al que quieren llamar el jardín de las ideas. A ello
se suma una lista de reclamaciones y propuestas. La plataforma pretende la paralización
inmediata y la renuncia efectiva de Barberá a cualquier obra en las tres fosas que todavía
persisten en el Cementerio General, “que no sean para restituir su situación anterior”.
La participación en las investigaciones sobre las tumbas que se desarrollen a partir de ahora y
la construcción de un memorial que recoja nombres y apellidos “de los miles de valencianos de
todas las edades y condiciones víctimas de la represión y la intolerancia” son otras dos de las
reclamaciones. La plataforma tiene intención de entregar al Papa, durante su estancia en
Valencia, un informe con sus reivindicaciones.
“No fuimos avisados de que se iba a arrasar la fosa común. La única información que recibimos
pendía de un árbol metros antes de llegar a la tumba hace años”, afirmó la familiar de una
fallecida. “Desaparecieron lápidas, muchas calificadas de patrimonio artístico por el Consell
Valencià de Cultura”, apuntó la plataforma. “Exigimos que se repongan y se deje de hacer
negocio’’.
[email protected]
Sumario
La Universitat de València denuncia ante la fiscalía el
asalto de los ultras a la facultad de Derecho
Fuente: El País
La Universitat de València presentó ayer una denuncia ante la fiscalía por el asalto de un grupo
de ultraderecha a la facultad de Derecho el pasado martes. El decano de la facultad, Carlos
Alfonso, asegura que durante los hechos fue arrinconado, insultado y amenazado de muerte
mientras algunos de los ultras trataban de agredirle. Una versión respaldada por varios
testigos.
La planta baja de la facultad permaneció aquella mañana tomada durante 20 minutos por algo
más de un centenar de afiliados y simpatizantes del partido Coalición Valenciana. Su
presidente, Juan García Sentandreu, tenía pensado dar una conferencia acerca de la deriva de
una universidad "donde ha anidado el catalanismo", según reza la carta de convocatoria de la
formación política. La facultad había denegado la cesión de una sala de conferencias para
celebrar el acto, lo que no impidió la reunión de las bases de Coalición Valenciana. La
convocatoria había sido anunciada también en foros de Internet vinculados a grupos de
extrema derecha, como España 2000.
El decanato de Derecho siguió recibiendo ayer denuncias de profesores, empleados y alumnos
que aseguraron haber sido intimidados por los ultras. Según estas declaraciones, una
estudiante negra fue insultada por el color de su piel; y varios jóvenes fueron amenazados,
fotografiados, escupidos y perseguidos desde la cafetería del campus hasta la avenida de
Blasco Ibáñez. Las agresiones físicas no pasaron de algunos empujones.
El asalto fue condenado unánimemente por los partidos políticos. El Partido Popular los calificó
de "escándalo democrático"; el PSPV, de "atentado democrático contra la universidad";
Esquerra Unida recordó que no es la primera vez que la institución sufre ataques por parte de
la extrema derecha; el Bloc opinó que la agresión "responde al clima de crispación que está
animando la derecha" y la asociación Acció Cultural del País Valencià pidió al Consell "una
condena contundente de los hechos".
El presidente de Coalición Valenciana presentó, por su parte, una querella contra el decano de
Derecho por los delitos de injurias y calumnias. Sentandreu insistió en que acudió a la facultad
a la hora en que debía comenzar la charla para informar a los reunidos de que había sido
suspendido. Volvió a considerar "imprudente" la presencia del decano en el recibidor de su
facultad. Y negó que tuviera la intención de dar un "mitin político" o que hubiera encapuchados.
Todos los partidos políticos condenan el asalto de Coalició Valenciana a la Universitat
Fuente: Levante-EMV
La práctica totalidad de los partidos políticos con representación en la Comunitat Valenciana
mostró ayer su repulsa a los sucesos ocurridos el martes en el vestíbulo de la facultad de
Derecho de la Universitat de València, cuando un grupo de personas que acompaña al líder de
Coalició Valenciana (CV), Juan García Sentandreu, insulta al decano, Carlos Alfonso.
El Partido Popular calificó de «escándalo democrático» los hechos y condenaron «con total
rotundidad» la convocatoria por parte de García Sentandreu de un acto no autorizado en el
recinto universitario, según manifestó el responsable del PPCV, Antonio Clemente.
Para este portavoz, es criticable que «se utilicen a la fuerza escenarios institucionales para
realizar mítines políticos de dudosa legalidad» y se sumó a la condena del rector de la
Universitat porque, en su opinión, «nunca un partido político que se considerar democrático
debe romper de esta manera las normas del juego y permitir que se lleve a cabo un acto con
tintes vandálicos en pro de un interés propio que nadie comparte».
Desde el PSPV, la diputada portavoz de Empresa y Universidad en las Corts, Amparo Marco,
condenó los hechos y señaló que es «inconcebible que en el siglo XXI sucedan actuaciones
que son un retroceso en la historia en vez de avanzar en derechos y libertades».
La actitud de los simpatizantes de CV ha sido «un atentado contra los derechos
fundamentales» apuntó.
La Permanente de Esquerra Unida se solidariza con la Universitat y condena «las agresiones».
La coordinadora de EUPV, Glòria Marcos, señaló que «no se trata de un caso aislado; la
extrema derecha está crecida en la ciudad de Valencia» porque «actúa con total impunidad»
dijo.
El senador y secretario general de Unió de Progrés, José María Chiquillo, afirmó que «el
valencianismo político debe defenderse con la fuerza de la la palabra y no recurriendo a
conductas de dudoso talante democrático». Tras lamentar lo ocurrido afirmó que Coalició
Valenciana muestra «su impotencia como partido carente de un proyecto político que
represente a los valencianos».
El secretario del Bloc, Joan Mansanet, considera que este suceso «no es una casualidad
porque responde al clima de crispación que está animando la derecha y a la política de todo
vale del PP. Los fascistas actúan con impunidad y esperemos que Valencia no pase a ser
terreno de fascistas».
La entidad Acció Cultural del País Valencià se suma a las criticas, solidarizándose con la
institución académica y exigiendo al Consell la «condena contundente de los hechos».
Además, reclama a los partidos «el aislamiento político y social de la extrema derecha».
El decano se querella por el altercado y García Sentandreu, por calumnias
Tanto la Universitat de València, a través de su servicio jurídico y en representación del decano
de la facultad de Derecho, Carlos Alfonso, como el presidente de Coalicio Valenciana, Juan
García Sentandreu, han presentado sendas querellas por los sucesos.
La denuncia de la Universitat se trasladó ayer mismo a la Fiscalía en contra del «asalto» a la
facultad así como los insultos al decano. Además, Carlos Alfonso aseguró tener pruebas y
documentación de sus declaraciones, a través de vídeos, testigos, escritos previos.
Asimismo, aseguró que CV sabía desde el 8 de mayo que el acto no estaba autorizado y que
él, en ningún momento, ha autorizado un acto de Herri Batasuna.
Por su parte, el presidente de CV presentó su querella en el juzgado de instrucción de Valencia
contra el citado decano por un presunto delito de «calumnias».
García Sentandreu, que en un comunicado dice que «el único encapuchado fue el filobatasuno
del fantasma del decano que es un sectario», explica que su querella criminal señala que el
profesor Alfonso «comenzó una frenética carrera haciendo falsas declaraciones e infamaciones
de hechos manifiestamente falsos, calumniosos e injuriosos, por sí o por medio de una
supuesta nota de prensa de la facultad de Derecho».
Según su denuncia: «Nos encontramos ante unas gravísimas acusaciones donde se acusa a la
formación política CV de participar o ser el instigador de un asalto a la facultad de Derecho,
asistiendo acompañado de encapuchados», algo que Sentandreu niega tajantemente.
Un vídeo muestra el incidente en la facultad
El Bloc y Coalició Valenciana distribuyeron ayer en Internet el mismo vídeo en el que se ven los
incidentes en el vestíbulo de la facultad de Derecho de la Universitat de València. El primero lo
hizo por medio de un correo electrónico y los segundos, a través de la página de El Palleter, un
diario digital del valencianismo.
En el vídeo, de calidad deficiente, con un contraluz y tomado desde el primer piso de la
facultad, se ve a un grupo de personas de varias edades, algunos con senyeras, y al líder de
Coalició Valenciana, Juan García Sentandreu, en el centro, dirigiéndose a los presentes; junto
a él, el decano de Derecho Carlos Alfonso intentándose explicar.
El presidente de CV se dirige a sus seguidores, en medio del vestíbulo, afirmando que «este
acto no está autorizado pero sí se autorizó el de Herri Batasuna». Cuando él habla, se hace un
momentáneo silencio. Se entreescuchan, por la mala calidad del sonido, gritos sobre todo
cuando el decano intenta dirigirse a García Sentandreu.
Entre otros, se oyen exclamaciones e insultos como: «fuera», «som i serem valencians»,
«fuera catalanes de la Universidad»; «cabrón», «hijo de puta», «terrorista» y «payaso». En un
momento, algunas personas siguen hacia las escaleras del decanato al responsable del centro.
Sumario
Les Corts Valencianas piden indemnización para
homosexuales encarcelados en el franquismo
Fuente: Panorama-Actual
La Comisión de Política Social y Empleo de Les Corts Valencianas aprobó por unanimidad una
resolución por la que se insta al Gobierno del Estado a establecer las correspondientes
indemnizaciones "económicas" y "morales" a todas las personas homosexuales que sufrieron
prisión por su orientación sexual como consecuencia de la aplicación de la leyes franquistas de
Vagos y Maleantes y de Peligrosidad y Rehabilitación Social.
Los grupos parlamentarios aprobaron una enmienda transaccional a una proposición no de ley
de EU-Entesa por la que, además de instar al Ejecutivo central a otorgar estas
compensaciones "dentro de los trabajos de la comisión interministerial correspondiente",
también se pide al Consell de la Generalitat que promueva estudios históricos, sociales,
culturales y legales sobre la represión contra las personas por su orientación sexual durante los
periodos de vigencia de estas leyes, con la participación de especialistas en historia y otros
expertos.
Además, la iniciativa aprobada también emplaza al Consell a promover la publicación de estos
estudios respetando la confidencialidad de los datos personales y la legislación aplicable "con
la finalidad de dar a conocer la realidad histórica y social de la represión que sufrieron algunas
personas por su orientación sexual". El texto inicial de la propuesta de EU-Entesa planteaba
esencialmente los mismos puntos, y además solicitaba que se fijaran partidas presupuestarias
para llevar a cabo estas investigaciones.
El diputado del PP Felipe del Baño, que inició su intervención recordando su condición de
homosexual y condenando que existan todavía 70 países en los que se considere delito esta
opción, defendió la necesidad de ser "inflexibles" ante "cualquier resquicio" que quede de la
aplicación de la ley de Peligrosidad Social, una norma que consideró una "desfachatez" y un
"fiel reflejo de un Estado falto de derechos y de libertades".
Del Baño exigió además que los expedientes que obran todavía en instituciones penitenciarias
u organismos judiciales y las fichas policiales de que dispone el Ministerio del Interior "sean
definitivamente puestas en manos de los archivos históricos bajo la ley de Patrimonio Histórico
y la ley de Protección de Datos de carácter personal".
El parlamentario popular indicó que en la actualidad se ha avanzado "muchísimo" en la
aceptación de los derechos de los homosexuales, gracias a los colectivos de gais, lesbianas y
transexuales que "han trabajo muy duro" y también "gracias a una generación que empezamos
a arañar las puertas de los armarios para que empezase a entrar la luz" y a "muchos gestos y
mucha lucha".
Sin embargo, indicó que "no todo está hecho todavía", porque "quedan resquicios para
conseguir una igualdad social plena". "Queda mucho por hacer y todas las actuaciones son
pocas para evitar el padecimiento" de estas personas, destacó Del Baño, que elogió actitudes
como la del juez Fernando Grande-Marlaska.
El diputado de EU-Entesa Ramon Cardona destacó que la denominada ley de Peligrosidad y
Rehabilitación Social, de 1970, incluyó medidas represoras contra los homosexuales que
llevaron a la prisión, sin ningún juicio, a muchas personas, y recordó que los encarcelados a
causa de su orientación sexual, a diferencia de algunos presos políticos del franquismo, no se
vieron beneficiados ni del indulto del 25 de noviembre de 1975 ni de la amnistía del 31 de julio
de 1976 y tampoco de ningún otro tipo de indemnización.
Cardona defendió la necesidad de que se establezcan compensaciones para estas personas,
y, aunque reconoció que el Gobierno central está avanzando en esta cuestión, indicó que "no
está de más" que las Cortes Valencianes muestren su voluntad de que "esta indemnización
económica se produzca", especialmente cuando "habría miles de personas afectadas, pero, al
final, sólo será un centenar de ellas el que estará en disposición de recibirla".
Investigaciones
El parlamentario manifestó que, aunque durante los últimos años ha aumentado el interés de
los historiadores y de la sociedad en general por el estudio de la represión franquista, las
investigaciones centradas en las represalias a los homosexuales son muy escasas, y señaló
que faltan estudios basados en documentos policiales y jurídicos sobre los efectos que la ley
de Peligrosidad Social y su antecedente, la de Vagos y Maleantes, tuvo en la persecución de
personas por su orientación sexual.
La diputada del PSPV Nuria Espí mostró su apoyo a que se establezcan compensaciones
económicas y también morales para estas personas, en lo que supone, dijo, un "ajuste con
nuestra propia historia" para "reconciliarnos" no sólo con estas personas homosexuales, sino
con "muchas familias que tuvieron que vivir y esconder situaciones que en ningún caso"
tendrían que haberse producido. Se trata, dijo, de "pasar de esconder el miedo y la vergüenza
a sentir que la sociedad tiene con ellas una deuda".
Sumario
Una plataforma recupera en Callosa la memoria de
los vecinos republicanos fusilados tras la Guerra Civil
Fuente: La Verdad
Exigen que se investigue la existencia de fosas comunes en el campo de concentración de
Albatera El colectivo pretende que su iniciativa se extienda a todas las familias de afectados de
la Vega Baja
Murieron hace más de medio siglo y los cuerpos de la mayoría siguen enterrados en una fosa
común del cementerio de Alicante, sin que sus familias hayan logrado identificarles y
enterrarles en el cementerio del pueblo que dejaron para no volver.
Ahora, esas mismas familias y numerosos colectivos políticos y ciudadanos de Callosa de
Segura se han unido para que se recuerde a todos aquellos vecinos -un total de 42-, que
fueron fusilados por defender unas ideas que discrepaban con las del régimen franquista
instaurado en España después de la Guerra Civil (1936-1939). Todos eran trabajadores de
izquierdas, jóvenes de entre 18 y 45 años. Hermanos, primos, padres e hijos que dejaron
familias desmembradas tras su desaparición.
La Plataforma Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica, constituida hace menos de
un mes en el municipio callosino, va a empezar a trabajar para, entre otras cosas, extender
esta iniciativa a otros municipios de la Vega Baja en los que hay muchos vecinos que perdieron
a parte de su familia en este periodo.
Asimismo, quieren que se abra una investigación sobre la represión que vivieron los presos
recluidos en el vecino campo de concentración de Los Almendros, en Albatera, además de
descubrir si en este recinto existen fosas comunes en las que puedan estar enterrados los
cadáveres de los prisioneros.
Otro de los objetivos es que se levante, en el cementerio de Alicante, un monolito en memoria
de los republicanos de Callosa que fueron fusilados allí. De hecho es en la capital de la
provincia donde terminaron sus días y el lugar en el que supuestamente fueron enterrados ya
que en la mayor parte de los casos no han sido localizados. Solicitar al Ayuntamiento la
eliminación de todos los vestigios franquistas de la ciudad, recuperar la dignidad de los
republicanos muertos o represaliados durante la dictadura, difundir su memoria y promover
todas las acciones culturales tengan relación con la Segunda República, la Guerra Civil y la
posguerra, son las acciones que en primer momento se van a llevar a cabo desde esta
plataforma recién constituida. Además, pretenten colaborar en la creación de un gran archivo
histórico que preserve la memoria histórica de Callosa .
Este colectivo está compuesto por la Asociación Callosina de la Tercera Edad, Familiares de
Republicanos Fusilados, Izquierda Unida, Juventudes de Izquierda Unida, Juventudes
Socialistas, Partido Comunista, Partido Socialista, Sociedad Cultural Fernando de los Ríos,
Sindicato de la Enseñanza del País Valenciano y el Movimiento Ciudadano por la Tercera
República.
Sumario
Alicante homenajea con una placa a las víctimas del
bombardeo de la Guerra Civil
Fuente: Panorama-Actual
El alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, descubrió una placa en el Mercado Central de la ciudad
como homenaje a las víctimas del bombardeo que sufrió durante la Guerra Civil, y en su
intervención señaló que es "demencial" que después de 70 años "parece que ahora se quiere
recuperar" la división que trajo consigo la contienda.
La placa fue descubierta en la fachada del Mercado Central de Alicante, ante la presencia de
varios concejales del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, pero sin
representación de los ediles de la oposición, quienes acudieron sobre las 12.00 horas de este
jueves a realizar un acto, junto con miembros de la Comisión por la Recuperación de la
Memoria Histórica, en desacuerdo con la convocatoria del PP.
Durante su intervención, Díaz Alperi recordó el "bombardeo tremendo, durísimo, inhumano de
una guerra cruel, brutal y tremendamente injusta" y argumentó que por ello han querido
"colocar en la fachada del mercado una placa que recuerda a 311 personas que en un
momento circulaban por este lugar, donde estaba antes la plaza de verduras y de frutas".
En el bombardeo, según destacó el alcalde, "perecieron alrededor de 311 personas inocentes,
que eran civiles y estaban realizando su actividad diaria de pasar por el mercado de la ciudad".
"Seguramente esas personas no llevaban en ningún sitio escrito si eran republicanos o
monárquicos, o de derechas o de izquierdas, y fallecieron en una guerra sangrienta y brutal,
que más que revivir hay que olvidar, o simplemente recordarla para que nunca más vuelva a
pasar", según opinó.
Así mismo, añadió que cuando "se acaba la etapa del franquismo, muchos trabajamos porque
haya una concordia en el pueblo español, para que no haya vencedores ni vencidos, para que
la gente que no ha vivido la guerra, pero que la conoce a través de sus padres o abuelos, la
tenga presente para pasar página y para que España viva en unión, en concordia, sin dos
bandos".
No obstante, opinó que "parece que ahora esto se quiere recuperar después de 70 años y a mi
me parece demencial". Desde su punto de vista, "lo que hay que hacer es trabajar juntos, vivir
en libertad, vivir en democracia, que los votos sean quienes decidan quienes están en un
momento determinado gobernando y que se respeten las instituciones y que se trabaje todos
juntos para el progreso de toda la sociedad".
Por ello, calificó como "un poco descabellado" que ahora se realice "cualquier otro
planteamiento", aunque, según dijo, "allá cada uno con su conciencia y con cómo quiera hacer
las cosas".
Posteriormente, preguntado por los medios de comunicación sobre la postura de la Comisión
por la Recuperación de la Memoria Histórica, Díaz Alperi indicó que realiza "los actos que
considera oportunos" y que no los va a "prohibir como alcalde de la ciudad". Sin embargo,
quiso resaltar que la comisión "no ha hablado ni con el equipo de Gobierno ni con el alcalde
para consensuar los actos que se podrían celebrar".
Así, aseguró no haber sido "invitado a los actos que se van a celebrar luego" y que nadie se lo
ha comunicado "oficialmente". Aunque, según dijo, "creemos que sí que hay que recordar a
aquellas víctimas inocentes, me parece que es muy justo porque son víctimas inocentes", opinó
que es "incomprensible que haya una comisión que dice que no se ha consensuado con ellos
este acto, cuando ellos no han consensuado con el equipo de Gobierno ninguno de los actos
que van a celebrar".
Acusan al PP de no consensuar el homenaje a las víctimas del bombardeo
Fuente: La Verdad-EFE
El secretario general de UGT en l'Alacantí y miembro de la Comisión por la Recuperación de la
Memoria Histórica de Alicante, Oscar Llopis, acusó hoy al equipo de gobierno municipal de no
haber consensuado con "nadie" el homenaje a las víctimas del bombardeo sobre el mercado
central de 1938.
Llopis hizo estas declaraciones después de que el alcalde de la ciudad, Luis Díaz Alperi (PP),
descubriera hoy una placa en memoria de las más de trescientas personas que murieron en
ese episodio de la Guerra Civil, ocurrido el 23 de mayo de 1938.
El sindicalista criticó al PP por haber organizado el acto "sin contar con nadie" y sostuvo que el
equipo de gobierno "nunca ha querido compartir esta tragedia con la ciudadanía".
"Se ha dedicado a ningunear todos los actos conmemorativos programados o impulsados por
la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante", afirmó.
La citada comisión fue fundada en 1999 por familiares de las personas que murieron en ese
bombardeo y, desde su creación, se han adherido a ella sindicatos, partidos políticos,
historiadores, profesores y particulares.
Sus miembros solicitaron hace un año permiso al Ayuntamiento para colocar una placa
conmemorativa por las víctimas de este suceso de la contienda civil, petición que, según
denunció Llopis, aún no ha sido contestada por el PP.
La comisión celebró esta mañana en el Mercado de Abasto un acto en homenaje a las más de
trescientas víctimas del bombardeo, en el que los asistieron hicieron sonar una sirena que, a
modo de simulacro, recordó el momento en que, a las once de la mañana del 25 de mayo de
1938, nueve aviones del bando franquista dejaron caer más de noventa artefactos explosivos
en esa zona del casco urbano.
Esta tarde, los miembros del colectivo se reunirán en el mismo escenario para homenajear de
nuevo a esos muertos, a través de actuaciones teatrales, lectura de poesía y ofrendas florales.
Alicante homenajea a los más de 300 fallecidos en el bombardeo al Mercado Central en 1938
Fuente: La Verdad
El alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi (PP), descubrió hoy una placa conmemorativa en
homenaje a las más de trescientas personas que murieron en el bombardeo sobre el Mercado
Central de Alicante ocurrido el 23 de mayo de 1938.
La placa se ha instalado en una de las fachadas del inmueble que alberga el Mercado Central
de Abastos y al acto asistieron casi todos los concejales del equipo de gobierno municipal, del
PP.
En su intervención, el regidor instó a la ciudadanía a "pasar página" respecto a la Guerra Civil
(1936-1939) para que España "viva en unión y concordia, sin dos bandos".
Recordó a los más de trescientos "inocentes que perdieron su vida" en este episodio de una
contienda "sangrienta y brutal" que, según Díaz Alperi, "más que revivir, hay que olvidar o, en
su caso, recordar para que nunca más vaya a pasar".
El alcalde popular consideró "demencial" que se "quiera recuperar" ahora, después de setenta
años, un conflicto que representó la división de España en dos bandos.
"Lo que hay que hacer es trabajar juntos, vivir en libertad y Democracia, y dejar que los votos
sean los que decidan quiénes gobiernan", ya que, cualquier otro planteamiento es "un poco
descabellado", manifestó.
Tras el acto, el alcalde fue preguntado por los periodistas sobre la solicitud que, al parecer,
cursó hace un año la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante
para colocar una placa en homenaje a las víctimas del bombardeo de 1938.
A este respecto, Díaz Alperi argumentó que "cada uno realiza los actos que considera
oportunos", aunque precisó que los organizados o previstos por la citada comisión no habían
sido consensuados con el equipo gobierno municipal.
La Comisión Cívica reúne en el mercado de Alicante a centenares de personas que recuerdan
el bombardeo de la Guerra Civil
Fuente: El País
Han pasado 68 años, y aunque muchos apelen a la concordia nacional y a olvidar, ayer se
comprobó cómo la Guerra Civil dividió y divide todavía a la sociedad. La Comisión Cívica por la
Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante, de la forman parte colectivos cívicos,
sindicatos y los partidos progresistas, llevaban meses preparando un acto para conmemorar y
honrar a las víctimas que fallecieron en el brutal bombardeo que los aviones fascistas italianos,
a las órdenes de Franco, lanzaron sobre el Mercado Central.
El 12 de mayo de 2005 la Comisión presentó en el registro municipal una solicitud por escrito
para celebrar un acto en esta plaza y colocar una placa conmemorativa. Pero no hubo
respuesta alguna, y por consiguiente ayer no tenían el pertinente permiso.
Sin embargo, el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, del PP, arropado por ocho de sus ediles,
y el director del Instituto de Cultura Gil-Albert de la Diputación, Joaquín Santo Matas,
irrumpieron sorpresivamente en la plaza del Mercado, dispuestos a rendir su propio homenaje.
No hubo discurso oficial, ni palabras, sólo el descubrimiento de una placa de cerámica que reza
"en recuerdo de las 311 víctimas inocentes que perdieron la vida... tras uno de los ataques que
asolaron Alicante durante la Guerra Civil española".
Alperi, sin apenas público en la plaza, se dirigió a los medios de comunicación para instar a los
ciudadanos a "pasar página para que España viva en unión y concordia, sin dos bandos", en
ese instante un anciano se dirigió al alcalde y le espetó: "Esa placa está mal escrita, ¿por qué
no dice qué aviones bombardearon Alicante? ¿por qué no pone que fueron las tropas
fascistas?". Alperi admitió que la contienda fue "sangrienta y brutal", y minutos después, en
alusión a la Comisión Cívica, tildó de "demencial" algunas actitudes que pretenden ahora
recuperar el debate de vencedores y vencidos. Sobre los motivos por los que desde hace
meses la Comisión Cívica no ha recibido contestación al escrito presentado en registro para
colocar una placa y celebrar un acto, el alcalde lamentó que "no se hayan dirigido al
Ayuntamiento para consensuarlo". "Además, a mí nadie me ha llamado invitándome para venir
con ellos", dijo el mandatario del PP.
Un par de horas después, los miembros de la comisión y decenas de ciudadanos expresaron
su malestar al comprobar cómo el PP intentó "reventar" este homenaje.
Pero no alcanzaron su objetivo. A las doce del mediodía decenas de banderas republicanas y
personas de toda condición, edad y procedencia se reunieron en esta plaza, en el público
había muchas mujeres emocionadas llorando y recordando a sus padres o hermanos que
fallecieron. Hubo algunos supervivientes del bombardeo, familiares de las víctimas, jóvenes,
estudiantes, sindicalistas, políticos de progresistas y los miembros de la Comisión Cívica. "El
único acto democrático y popular ha sido éste", advirtió el sindicalista Manuel Parra. La
mayoría de los presentes criticaron el mal gusto del alcalde al colocar una placa de cerámica,
"folclórica y fogueril".
El escritor y periodista, Enrique Cerdán Tato, emocionado y apabullado por el éxito de la
convocatoria, recordó que hace 68 años fallecieron "víctimas inocentes y lo hicieron porque
cayeron bombas fascistas al servicio del dictador Franco". Los organizadores criticaron que el
Ayuntamiento de Alicante no concediera el permiso a la Comisión para instalar una placa con
todos los nombres de las víctimas y optó por colocar otra. "Fue un bombardeo deliberado y no
un fenómeno de la naturaleza", ironizó Tato que tildó la placa oficial de "folclórica" y además
lamentó que en el texto "no digan la verdad y se oculten, pues que sepan que la memoria no es
venganza sino justicia", dijo.
El 25 de mayo de 1938 el Mercado de Alicante estaba repleto de gente hambrienta que
sobrevivía a la Guerra Civil. Según varios testimonios, se corrió la voz de que llegaba sardinas
fresca y verduras, las sirenas sonaron tarde y los aviones italianos lanzaron 90 bombas que
causaron más de 300 muertos. Toda la zona se llenó de sangre y cuerpos destrozados, no
hubo suficientes ambulancias para evacuar a los heridos. "¿Qué mente criminal pudo ordenar
semejante atrocidad?... Así comenzaron los bombardeos a ciudades, sin objetivo militar, que
pretendían atemorizar y desmoralizar a la población civil", reza el manifiesto que se repartía
ayer en este acto.
Sumario
Dos libros analizan la Guerra Civil y sus víctimas en
Baleares
Fuente: El País
Dos nuevas obras que indagan sobre los breves pero dramáticos episodios armados de la
Guerra Civil en Baleares acaban de aparecer con intención documental e histórica. Els morts,
de José Miguel L. Romero (Editorial Mediterrània), se centra en las víctimas habidas en Ibiza y
Formentera, y Manacor: La guerra a casa, de Antoni Tugores (Editorial Documenta), aborda el
frustrado desembarco republicano del capitán Bayo. La reconstrucción de los hechos, con la
identificación de las muertos de ambos bandos más la narración de los detalles de la represión
franquista, son comunes en ambos libros, que alternan la búsqueda de nuevas fuentes y el
trillado de archivos junto al trabajo con las fuentes orales de testigos y familiares de los
protagonistas.
En su cuarta obra sobre este periodo de la República, la guerra y la represión en Ibiza y
Formentera, Romero, investigador y periodista, aporta la identidad y biografía de 300 fallecidos,
rojos y nacionales, durante la guerra en Ibiza y Formentera y detalla también las circunstancias
de su muerte. El drama de los republicanos presos en el campamento de Formentera queda
historiado e ilustrado con detalle por primera vez. Els morts trata también sobre los soldados
muertos en los frentes de guerra en la Península y de los ciudadanos insulares asesinados en
actos de represión. El historiador que con más intensidad ha indagado sobre la guerra en
Baleares, Josep Massot i Muntaner, pondera en el prólogo el que Romero haya esquivado "los
apriorismos ideológicos que tan frecuentemente lastran este tipo de investigaciones" y evitado
"el espíritu revisionista y los deseos ocultos de vindicar la memoria histórica de unos en
detrimento de la de los otros".
Trágica represión
La guerra de los 20 días en las costas de Porto Cristo y los años de trágica represión posterior
han sido acumulados en un volumen de 400 páginas por Antoni Tugores en Manacor: la guerra
a casa. Cronista y escritor especialista en cultura popular, Tugores ha narrado en bloques y por
etapas el conflicto y sus protagonistas. Contrastando las fuentes locales con las de archivo y de
libros anteriores, Tugores se centra en el desembarco de las tropas republicanas catalanas de
Bayo, las "carnicerías" en las escaramuzas, la "masacre" de los fusilamientos de republicanos,
hasta llegar a la orden de "reembarco", que no derrota, explica.
Tugores advierte sobre su "prudencia" a la hora de buscar "responsables de los crímenes"
porque no ha hallado "ningún documento oficial escrito sobre los inductores reales y los
ejecutores materiales de los asesinatos".
Una buena parte de los más de dos centenares de republicanos asesinados aparecen con una
foto y ficha personal. Tugores publica la relación de los detenidos supervivientes -más de 600-,
penetra en la peripecia del falso conde Rossi, un fascista italiano que alentó la denominada
cruzada, y analiza el papel de la Iglesia local junto a los sublevados.
Sumario
Calvià 1936, el terror en las cunetas
Fuente: Diario de Mallorca
Una asociación pretende denunciar ante la justicia todos los asesinatos cometidos por el
fascismo en los días de la guerra
Calvià es uno de los municipios de la isla que más sufrió la represión fascista tras el golpe de
estado contra la legalidad republicana de 1936. La historia de los meses posteriores a la
sublevación de Franco está repleta de asesinatos a sangre fría, detenciones, torturas y
humillaciones a numerosas personas indefensas. Son sucesos que han permanecido en el
olvido durante setenta años, debido a la amnesia colectiva impuesta por la dictadura y la
Transición y al miedo que todavía impera en los familiares de los represaliados.
Ahora, la recuperación de la memoria histórica es un fenómeno imparable por parte de
asociaciones cívicas. Calvià no ha permanecido al margen de esta lucha encaminada a
devolver la dignidad a los desaparecidos.
El municipio ha sido escenario en las últimas semanas de diversos actos relacionados con la
memoria histórica, de los que la Ruta de la Memòria, un recorrido por los diversos escenarios
del terror vivido en Calvià celebrado el pasado sábado, fue el más multitudinario. Ayer, el teatro
de Sa Societat acogió la presentación de la Associació per a la recuperació de la memòria
històrica de Mallorca.
Los días de barbarie
Con motivo de la Ruta de la Memòria, Manel Suárez, integrante del colectivo Memòria Històrica
de Calvià, redactó un libreto en el que se resumen los trágicos sucesos de 1936 en su
municipio, aportando los nombres de muchos de los represaliados.
Los escenarios de la violencia fueron visitados por los participantes en la ruta, que se inició en
Es Capdellà, donde en el 36 se habilitó un campo de concentración en la possessió de Sa
Coma. Allí, unos 200 presos políticos fueron obligados a trabajar en la construcción de las
carreteras entre Es Capdellà y Andratx y entre Es Capdellà y Calvià vila.
Muchos de los asesinatos se llevaron a cabo en las cunetas del municipio. Los cadáveres se
trasladaban después a la fosa común existente en el cementerio de Calvià vila. "La ausencia de
identificación eliminaba de la sociedad la existencia de la persona que estaba allí enterrada;
era el asesinato definitivo", escribe Suárez. Sólo hay constancia de una sola persona
asesinada en el muro del cementerio, un andritxol de setenta años.
La plaza del antiguo ayuntamiento de Calvià es uno de los puntos clave de la historia de la
guerra civil en el municipio. "En esta plaza, el conde Rossi, subido al tejado de la antigua sede
de Acción Republicana, hizo uno de sus incendiarios mítines en Mallorca. Fusilatti, fusilatti,
bramaba gritando como un desesperado, mientras dos niñas, Antònia Pellicer y Maria Estades,
obligadas a estar presentes, como la mayoría de la gente, recordaban a sus padres,
encarcelado el de la primera y desaparecido el de la segunda", recuerda
la segunda de las niñas.
Antes de este hecho, los fascistas armados entraron en el Ayuntamiento para llevarse al
alcalde Julià Bujosa, que logró salvar su vida por la intermediación de su hermano. Muchos no
tuvieron esta suerte. "A partir de aquí, la represión se desencadenó en Calvià; las detenciones
se concentraron entre los meses de agosto de 1936 y enero de 1937". El terror también venía
en forma de chantajes, robos y registros domiciliarios de falangistas.
Una historia curiosa es la del urbanizador de Palmanova, Llorenç Roses, propietario en 1936
de un restaurante frente al mar. Uno de sus clientes era el general Goded, capitán general de
Balears, a quien uno de los camareros había oído hablar de derrocar la República. "Roses no
sospechó nunca que no acabaría el año. Sus simpatías políticas, los cargos que había
ocupado y su familia (era cuñado de Emili Darder, alcalde republicano de Palma) provocarían
que fuese fusilado en el cementerio de Palma en octubre del 36, acusado de no cumplir el
bando del general Goded. el que comía en su restaurante".
Otros escenarios de la represión fueron el hotel Cas Català (se han documentado cinco
asesinatos) y las posesiones de Bendinat (seis muertos) y Els Hostalets (cinco fusilamientos).
También se sabe que en la pequeña playa de Portals Nous se celebraron actos de apología
nazi en 1938. La ruta de la memoria concluyó en el Fortí de Illetes, paradigma de la represión,
donde fueron fusilados numerosos presos políticos durante aquellos días.
Derecho a un entierro digno
Maria Antònia Oliver París, presidenta de la asociación presentada ayer en Calvià y nieta de un
represaliado por el fascismo, explica que "actualmente se investigan 97 casos de
desaparecidos en Mallorca". La intención del colectivo es "llegar hasta el final de las
investigaciones sobre el paradero de los desaparecidos", porque, según advierte, "legalmente,
la desaparición forzada no prescribe nunca y jurídicamente tenemos derechos: nadie nos
puede obligar a callar y olvidar y nadie puede negar el derecho a un entierro digno para los
asesinados". Por ello, piensan denunciar todos los casos ante la justicia y luchar por la
anulación de las sentencias de muerte.
Sumario
Sobre el libro “Els batles menorquins de la Segona
República”
Antoni Marimon Riutort
Fuente: Diari de Balears
Encara que la Guerra Civil del 1936-1939 ha concentrat molts dels esforços dels historiadors,
paulatinament l'interès es va desplaçant cap als anys de la Segona
República. En aquest
sentit, s'ha de destacar la recent aportació «Els batles menorquins de la Segona República,
1931-1939», obra de diversos autors sota la coordinació de Josep Portella. Aquest llibre ens
ofereix les biografies de totes les persones que ocuparen càrrec de batle en aquell període així
com molta d'informació relativa a la política municipal.
D'altra banda, s'ha de tenir en compte que no tots els batles elegits sota la república eren
republicans. El cas més evident a Menorca és el de Rafel Pons Sintes, que havia estat elegit
batle de Ferreries l'abril del 1931 en representació de la candidatura conservadora i
monàrquica. Així i tot, a causa del canvi de règim, es va adherir al partit Dreta Republicana.
També era conservador el batle d'Alaior elegit l'abril del 1933, Joan Pons Serra. Tampoc
manquen els casos de republicans radicals cada vegada més conservadors, com el batle de
Ciutadella Jordi Marquès Bosch. Aquest, ocupà la batlia de forma efímera de gener a març del
1936, però el juliol del 1936 fou restituït com a batle pel cap de l'aixecament militar a Ciutadella,
que aviat fracassà.
Tanmateix, en una illa de forta tradició republicana, els batles sincerament republicans foren la
majoria. Cal recordar que la coalició republicanosocialista, l'abril del 1931, es va imposar en
tots els municipis de l'illa excepte Alaior i el cas ja esmentat de Ferreries. Entre d'altres
republicans històrics que ocuparen el poder crida l'atenció Pere Pons Sitges, batle de Maó de
1918 a 1920, de març a juliol del 1923, el març de 1930 i d'abril de 1931 a març de 1936.
Aquest destacat polític maonès participà activament en la vida associativa de l'època i fou
president durant anys del Casino d'Obrers de la Unió Republicana. Un cas relativament
semblant fou el de Manuel Santa Maria Vidal, un carismàtic republicà que ocupà la batlia de
Sant Lluís, entre el 1910 i 1918, el 1920-23 i, novament, d'agost de 1936 a març de 1937.
Un cop iniciada la Guerra Civil, les autoritats republicanes destituïren els consistoris i crearen
gestores que representassin als partits del Front Popular. Fou aleshores quan, per primera
vegada en la història de les Illes Balears, el PSOE accedí al poder en alguns municipis. Entre
d'altres, fou el cas de Ciutadella, amb Joan Mascaró Salord i Martí Pons Monjo; Sant Lluís, amb
Joan Carreras Villalonga, i de Ferreries, amb Joan Pons i Pons.
En canvi, un socialista, Antoni Gomila Pons ja era el president de la gestora que regia el
municipi de Maó des del març del 1936. Durant la guerra, fins i tot hi va haver alguns batles
comunistes, com Miquel Casasnovas Riera (Ciutadella) i Vicent Rosselló Bonet (es Castell).
Pel que fa a la repressió, la majoria dels batles republicans patiren llargs anys de presó arran
de la caiguda de Menorca a mans dels franquistes el febrer del 1939. En aquest llibre només es
documenta una execució, la del batle de Ciutadella Joan Mascaró Salord, afusellat a Palma
l'octubre del 1939. També foren rars els exiliats, si bé es documenta la partida del batle des
Castell, Miquel Amantegui.
Només alguns republicans moderats que no s'identificaren amb el Front Popular no foren
molestats pels franquistes. Aquest fou el cas de Joan López Aragonès (Ciutadella) i de Josep
Fuxà Prieto (es Castell).
D'altra banda, alguns aspectes especialment polèmics, com alguns casos de corrupció i de
delació haurien de rebre, en el futur, un tractament més detallat.
Sumario
Memoria histórica y monumentos franquistas
Margalida Capellà i Roig
Fuente: Diario de Mallorca
Un recent article d´ARCA publicat en aquest diari explicava el posicionament d´aquesta
institució sobre el manteniment de monuments franquistes en carrers i places a tot l´Estat.
ARCA ha demanat que no es destrueixin en cap cas, ni es retirin sistemàticament els símbols i
els records monumentals de l´època franquista: es tracta de patrimoni històric material i "totes
les époques han de ser recordades, avaluades i respectades en les seves manifestacions
físiques o intangibles". És mes, segons ARCA, aquests monuments formen part de la pròpia
"memòria històrica", que és un "patrimoni intangible de la Humanitat" i cal respectar-la per a
què la ciutadania "conegui la lliçò perenne del patrimoni, tregui les seves pròpies
conseqüències, admiri i imiti com feien de bé les coses els nostres majors i, amb totes les
seves forces, lluiti perquè la societat no caigui mai més en les errades del passat".
Tot i reconèixer sinzerament la tasca d´ARCA en la protecció del patrimoni arquitectònic de la
nostra Illa i la denúncia constant que ha fet i fa contra la destrucció del nostre entorn urbà,
volem mostrar el nostre desacord amb aquesta postura. El que es planteja amb aquests
monuments no és una qüestió de correcció política ni molt manco de protecció del patrimoni
cultural immaterial, sinó de respecte a les víctimes de la guerra civil i el franquisme i, a més, de
respecte dels drets humans.
La memòria històrica sobre la guerra civil i el franquisme no és cap patrimoni cultural immaterial
(o patrimoni intangible de la Humanitat): l´única cultura que es pot deduir d´aquesta memòria,
així com dels monuments franquistes, és la cultura de la impunitat i contra aquesta mateixa
impunitat lluiten les Nacions Unides, inclosa la UNESCO, que forma part del sistema de l´ONU.
Serà patrimoni cultural quan s´hagin aplicat els Principis de veritat, justícia i reparació a totes
les víctimes de la guerra civil. És més, la mateixa Convenció que protegeix el patrimoni cultural
immaterial (Conveni de París de 2003) deixa ben clar (article primer) que "només es tendrà en
compte el patrimoni cultural immaterial que sigui compatible amb els instruments internacionals
de drets humans existents i amb els imperatius de respecte mutu entre comunitats, grups
d´individus i de desenvolupament sostenible". Lo contrari seria admetre que tradicions i usos
socials com la violència de gènere o el racisme són també patrimoni cultural intangible. La
memòria històrica, mentre només contengui el patiment de les víctimes i no hi hagi un
reconeixement i una reparació institucional, solemne i clara, és a dir, mentre no es reconeguin i
es facin efectius els drets humans de les víctimes i els seus familiars, no pot ser patrimoni
cultural de cap manera.
Pel que fa al patrimoni històric material, concretament els monuments franquistes, no és
possible mantenir-los en el seu estat originari. La majoria no tenen un "valor universal
excepcional des del punt de vista de la història, de l´art o de la ciència" (article primer del
Conveni sobre la protecció del patrimoni mundial, cultural i natural, de 1972) -pensem en la
"Cruz de los caídos" de Palma- i tots ells són homenatges parcials a unes víctimes de la guerra
i alhora un recordatori als vençuts -molts encara vius- de que varen perdre la guerra, i, amb
ella, la seva dignitat com a persones i com a ciutadans.
No és prudent deixar que aquests monuments passin a la Història sense explicar clarament el
que va ser la guerra civil i el franquisme i el que va suposar el feixisme a Espanya i a Europa.
Si ARCA, que és la institució més experta en aquest tema, pretén conservar aquests
monuments pel seu caràcter històric, ens permetem suggerir que com a mínim promoguin la
seva identificació clara com a monuments dedicats a l´imperi de les armes per damunt de la
legitimitat de la democràcia, a la impunitat per damunt de la justícia i a la confrontació enlloc de
la reconciliació. O bé que els retirin a un museu, perquè qui els vulgui veure hi pugui anar
tranquil·lament i s´eviti així que els supervivents de la guerra incivil i del franquisme siguin
humiliats ni un dia més en el que els queda de vida.
(*) Professora Dra. de Dret internacional públic a l´UIB i membre de l´Associació per a la
Recuperació de la Memòria Històrica de Mallorca.
Sumario
Declaración insttiucional del Parlamento de La Rioja
de solidaridad con las víctimas y los familiares de la
Guerra Civil
El Parlamento de La Rioja, teniendo en cuenta el “Manifiesto por la Dignidad. 70 años
después”, suscrito por 4.100 firmas y 28 colectivos sociales y políticos, y la Resolución
aprobada por unanimidad en el Congreso de los Diputados el 20 de noviembre de 2002,
MANIFIESTA:
Hace 70 años un golpe de Estado fallido contra la legalidad republicana dio paso a una
tremenda guerra fratricida, durante la cual odios cainitas provocaron miles de víctimas
inocentes. El proceso de la transición española se basó en el intento de buscar un espíritu de
concordia, superador del enfrentamiento entre las dos Españas. Fruto de ese consenso fue la
Constitución de 1978 y la Ley de Amnistía de 1977. La reconciliación no lleva el olvido de todas
las personas que sufrieron la sinrazón de la guerra civil y la posterior dictadura. Unos perdieron
la vida y todos la libertad. Superar la tragedia, a través de la concordia, no puede hacerse
ocultando la verdad. Sin ella no cabe la justicia, madre de la paz auténtica.
En los últimos años algo se ha movido. El Gobierno de La Rioja aprobó en 2003
indemnizaciones complementarias a las concedidas en la Ley de Amnistía de 1977. Y algunos
Ayuntamientos riojanos también han llevado a cabo acciones de recuerdo y reconocimiento.
Ha llegado el momento de dar un paso decisivo aquí en La Rioja. Hemos de empezar por
reconocer la verdad de que nuestra tierra fue, durante toda la contienda, una zona de
retaguardia. Y que miles de personas, por sus legítimas convicciones políticas, por su pacífica
participación en procesos democráticos, o simplemente por no colaborar en la rebelión militar
fueron detenidas, torturadas o asesinadas en parajes aislados o tras una farsa de juicios sin las
mínimas garantías procesales. Esas víctimas, las sobrevivientes y sus familias, han estado
sometidas durante muchos largos años a un silencio mendaz, a una vergüenza oprobiosa.
Por todo lo anterior, el Parlamento de La Rioja ACUERDA:
1º. Levantar el velo del silencio oficial que encubría los asesinatos y graves violaciones de
derechos humanos cometidos durante la guerra civil en tierra riojana. Así, reparamos
simbólicamente, como exige la justicia, el buen nombre y dignidad de aquellas personas.
2º. Expresar públicamente la solidaridad de toda la sociedad riojana, a la cual representamos,
con aquellas víctimas y sus familiares. Su dolor y su duelo son de toda La Rioja.
3º. Invitar a todos los Ayuntamientos riojanos a que expresen el mismo reconocimiento y
solidaridad. Y especialmente a aquellos, cuyos alcaldes o concejales fueron asesinados, a que
los repongan simbólicamente en sus puestos, como expresión de respeto a la voluntad vecinal
expresada en las urnas y de creencia en el derecho a la vida y demás valores democráticos.
4º. Manifestar que nadie puede sentirse legitimado, como ocurrió en el pasado, para utilizar la
violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer regímenes
totalitarios contrarios a la libertad y la dignidad de las personas. La vía democrática es el único
cauce legítimo para dirimir las controversias y conflictos sociales.
5º. Publicar esta declaración en el Boletín Oficial del Parlamento de La Rioja y dar traslado de
la misma al Gobierno de La Rioja y a todos los Ayuntamientos de la Comunidad.
Logroño, 11 de mayo de 2006
Sumario
El Parque de la Memoria de Sartaguda ya tiene
primera piedra
Fuente: Diario de Noticias
Unas cuatrocientas personas asitieron en Sartaguda a la colocación de la primera piedra del
Parque de la Memoria, en un acto que sirvió de sentido homenaje a las víctimas del alzamiento
militar de 1936. Ayer fue un día histórico para las asociaciones Pueblo de las Viudas y
Familiares de Fusilados de Navarra, y para todos los que luchan por mantener viva la memoria
histórica. Políticos como Patxi Zabaleta (Aralar), Juan José Lizarbe (PSN) y Ion Erro (IU) se
acercaron también hasta la localidad.
En el acto, las vivencias de aquella época afloraron con las palabras de Asun Larreta y Ioseba
Eceolaza, de la asociación de Familiares de los Fusilados de Navarra; Julio Sesma y Carlos
Martínez, familiares de víctimas; Pablo Antoñana, escritor; y los músicos Fermin Balentzia y
Jabier Asin, que interpretaron las canciones Alto de Loiti , Txorian txori y Maravillas . "El
homenaje no es efímero, sino que siempre quedará concentrado en nuestros recuerdos",
expresaba Julio Sesma. "En aquellos años sólo pudimos llorar y callar, pero ha llegado el
momento de la justicia", añadía.
"El parque representa el abrazo de despedida que nunca pudimos dar a nuestros familiares y
amigos asesinados. Llega muy tarde, pero hoy podemos decir con orgullo y humildad que ya es
una realidad. Agradecemos las ayudas que nos han llegado desde 62 ayuntamientos y el
apoyo de los partidos políticos en el Parlamento. Hoy os devolvemos los aplausos", expresaba
Ioseba Eceolaza, uno de los principales impulsores del homenaje. "Es un momento histórico
para la memoria de Navarra, pero sobre todo para los familares, que han tenido que soportar
cómo algunos de sus representantes han mirado para otro lado", añadía Eceolaza.
El momento más emotivo fue la introducción en un sarcófago de cartas y recuerdos dedicados
a las víctimas de la Guerra Civil. El cofre quedó sepuntado bajo la primera piedra del Parque de
la Memoria. "Con la carta que he escrito a mi padre he llorado mucho, pero también me ha
servido de desahogo. Le he podido contar cosas que tenía acumuladas desde hace 70 años",
decía Conchita Lieguez, de Etxarri Aranaz.
También se introdujeron bajo tierra los periódicos publicados ayer, un DVD realizado por las
dos asociaciones promotoras y banderas republicanas. El sartagudés Delfín Martínez, miembro
del colectivo Pueblo de las Viudas, se encargó de cubrir con su azada todo ello.
Se espera que el parque esté inaugurado el año que viene. Contará con tres esculturas de
José Ulibarrena, Néstor Basterretxea y José Ramón Anda. También habrá textos de Jokin
Muñoz, Castillo Suárez, Montxo Armendáriz, Bernardo Atxaga, Jimeno Jurío y Pablo Antoñana.
Un muro con los nombres de las 3.000 víctimas de la guerra presidirá el parque.
Tras un parón durante el verano, en septiembre se retomará la ronda de presentaciones del
proyecto en los municipios navarros y en los centros escolares y la campaña de recaudación
de ayudas económicas de los ayuntamientos.
Sumario
“Que mi nombre no se borre en el tiempo”:
homenajean en Gurs a los exiliados republicanos
Fuente: Diario Vasco
Clotilde Morales y Petra Sastre tuvieron que exiliarse en Francia en 1939 después de que se
acabara la Guerra Civil. Ambas pertenecían a familias republicanas y tras la contienda no
encontraron otra salida a la nueva situación política que marcharse de sus ciudades, Clotilde
de Madrid y Petra de San Sebastián. En estas dos vidas el campo de concentración de Gurs se
cruzó en sus caminos.
Entre 1936 y 1945 el campo de Gurs albergó a 63.929 prisioneros, entre ellos 6. 555 de origen
vasco. Construido inicialmente para aquellas personas a las que el Gobierno francés tachaba
de «indeseables», republicanos españoles, vascos y catalanes, sus alambradas sirvieron para
encerrar a aviadores y milicianos republicanos, miembros de las Brigadas Internacionales,
judíos alemanes y gitanos. Ayer, el Gobierno Vasco homenajeó a estos miles de refugiados en
el mismo Gurs, el lugar que se cruzó en las vidas de Clotilde y Petra.
Clotilde llegó al campo en 1940, cuando tan sólo tenía diez años. «Una vez que llegamos allí,
fui separada de mi familia; mi padre con los hombres, mi hermano y yo en otro barracón y mi
madre con mi hermana pequeña, en un tercero». El recibimiento fue ayer muy diferente. Con
una ceremonia a la que asistieron el consejero de Asuntos Sociales, Javier Madrazo, y la
portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, así como el secretario general del PP vasco,
Carmelo Barrio, y varios parlamentarios, entre ellos Rafa Larreina (EA), el Gobierno Vasco
quiso honrar la memoria de los prisioneros de Gurs.
Pan y catecismo
Recuerda que dormían sobre paja en el suelo de los barracones y que comían muy mal,
«cuando podíamos los niños robábamos alimentos de la cocina, principalmente nabos».
Clotilde se indigna al relatar que si los niños querían un trozo más de pan tenían que aprender
el catecismo. «Yo soy atea -dice-, pero por ese trocito más me lo aprendí, pero a mi hermano
que no se lo quiso aprender no le dieron ese suplemento de pan».
Los inviernos eran muy fríos, «en cada barracón había una estufa en medio para calentarnos,
pero era insuficiente». Las condiciones de vida empeoraban en esta estación, «llovía mucho,
se formaba mucho barro y no teníamos zapatos». La higiene casi no existía, «los piojos y la
miseria abundaban». Cuenta Clotilde que era normal que hubiera ratas por los barracones,
«una vez mi madre acarició una en su hombro, pensando que era mi hermana».
El caso de Petra es diferente. Ella no estuvo en el campo de internamiento. Tardó dos días en
cruzar la frontera junto con su familia desde San Sebastián. Una vez en tierra gala los
gendarmes llevaron a su padre, mecánico republicano, a Gurs. Petra reconoce que a ella y a
su madre les acogieron en un hotel, pero que su padre, que permaneció tres años en Gurs,
tuvo que padecer un calvario, ya que recorrió muchos campos de concentración franceses.
Hoy, una vez allí, cuesta pensar que en la arboleda que actualmente ocupa el antiguo campo
de concentración pudiera haber barracones y miseria. A la entrada, una réplica de la alambrada
recuerda lo que en un pasado fue un campo de «indeseados». «Esta localidad es una
referencia en el mundo que nos debe ayudar a trabajar con más voluntad entre los pueblos»,
dijo Madrazo.
«Que mi nombre no se borre en el tiempo». Estas palabras fueron escritas por una mujer
condenada a muerte tras el alzamiento militar del 18 de julio de 1936. Y éste es el espíritu que
el Gobierno Vasco quiso reflejar en Gurs. Desde ayer, el nombre de los prisioneros vascos del
campo está reflejado en una placa de Nestor Basterretxea y en un retoño del árbol de Gernika.
Gurs, un campo de concentración junto a la muga de Zuberoa
Fuente: http://www.gara.net/idatzia/20060528/art166339.php
Al menos 6.555 vascos estuvieron interna- dos en el campo de concentración de Gurs, situado
a escasos kilómetros de Zuberoa. Las autoridades franceses encerraron allí a los refugiados de
la guerra de 1936. El Gobierno de Lakua celebró ayer un acto oficial que permite recuperar
esta historia tan poco conocida.
A escasos kilómetros de Ospitale-pia (Zuberoa), en la carretera que une las localidades
bearneses de Navarrenx y Oloron, se encuentra el pueblo de Gurs, que durante el periodo
comprendido entre 1939 y 1945 albergó un campo de concentración.
En el campo de Gurs fueron internados en una primera etapa (desde abril de 1939 hasta mayo
de 1940) los refugiados que habían cruzado la muga del Bidasoa huyendo de las tropas
franquistas y que terminaron presos allí.
Así, según se recoge en la obra “Le camp de Gurs”, de Claude Laharie, en este campo fueron
internados al menos un total de 6.555 vascos. Además, por el campo bearnés pasaron 26.641
judíos originarios de Alemania, Polonia y Austria territorios que entonces eran parte del III
Reich de Adolf Hitler, 19.022 refugiados republicanos de otros puntos del Estado español,
6.808 voluntarios de las Brigadas Internacionales originarios de 52 países, 1.470 franceses que
militaban en organizaciones comunistas, socialistas y anarquistas que combatían contra el
régimen colaboracionista de Vichy, y también 63 gitanos.
Desde el campo de Gurs, además, salieron desde agosto de 1942 a febrero de 1943 seis
convoyes ferroviarios que transportaron a 3.907 judíos al campo de exterminio nazi de
Auschwitz.
El campo de Gurs siempre fue administrado directamente por las autoridades francesas hasta
el año 1940 por el Ejército y posteriormente por civiles dependientes del Gobierno
colaboracionista del mariscal Pétain y estaba formado por parcelas de 200 metros de largo y
cien de ancho llamadas îlots (islotes), en las que se colocaban unos 30 barracones. En total, en
Gurs se levantaron 382 barracones, con una capacidad total de unas 18.500 personas.
Barracones
Fueron precisamente los internadosvascos, losprimeros pobladores del campo de Gurs,
quienes levantaron los barracones. El Gobierno Vasco disponía de una infraestructura de
asistencia a losinternos. Era elúnico gobierno que tenía presencia en Gurs, ya que el resto de
la asistencia se limitaba a organizaciones judías francesas toleradas por el Régimen de Vichy y
colectivos protestantes como los cuáqueros o YMCA.
Se calcula que, en total, fueron unas 64.000 las personas que pasaron por el campo de Gurs
mientras éste permaneció operativo.
Este tipo de barracones que levantaron los presosvascos había sido inventado por el Ejército
francés en la Primera Guerra Mundial. En un principio, estaban destinados para instalarse
cerca de la artillería enemiga y servían para acoger, por unos pocos días, a los soldados que
llegaban de los cuarteles y esperaban ser enviados a las trincheras a combatir a los alemanes.
Estaban construidos con delgadas tablas de maderay cubiertos con tela embreada y no tenían
ni ventanas ni ninguna clase de ventilación. No protegían del frío y la tela embreada se
deterioraba fácilmente, por lo que el agua de la lluvia pasaba al interior sin problemas.
En su interior no había ninguna clase de muebles, y los internados dormían sobre sacos llenos
de paja tirados por el suelo.
Esta circunstancia, unida a que la comida era escasa y de pésima calidad, no había servicios
sanitarios y no existía ni agua corriente ni ninguna clase de saneamiento provocó que muchos
de los internados encontraran la muerte en Gurs. Un millar de personas, en su mayoría judíos
alemanes, están enterrados en el cementerio del campo.
Condiciones lamentables
El hecho de que el campo no tuviera un drenaje adecuado y que, al tratarse de una zona en la
que llueve muy frecuentemente, el terreno se convirtiera en un permanente barrizal tampoco
contribuyó a mejorar las condiciones de vida de los internados en Gurs.
Tras la «Liberación», el campo de Gurs acogió a detenidos por participar en el mercado negro,
colaboracionistas franceses y prisioneros de guerra alemanes.
El campo de Gurs, tan cerca pero tan poco conocido en Euskal Herria, fue clausurado
finalmente el 31 de diciembre de 1945. Una parte de los barracones, los que aún eran
utilizables,fueron vendidos en subasta;el resto se quemó por razo- nes de higiene.
En ese terreno se plantó un bosque y la zona quedó abandonada, hasta el punto que en 1957
el alcalde de la ciudad alemana de Karlsruhe, de donde eran originarios muchos de los judíos
que fallecieron en Gurs, decidió que su ayuntamiento se encargaría del mantenimiento del
cementerio ante la pasividad de las autoridades francesas.
Así, el Estado francés cedió por un periodo de 99 años el cementerio a las asociaciones judías
de los länder de Baden y Palatinado. Tras los trabajos de restauración llevados a cabo, el
campo de Gurs se abrió de nuevo en marzo de 1963.
Las ciudades alemanas de Karlsruhe, Friburgo, Mannheim, Heidelberg, Pforzheim, Constanza
y Weinheim mantienen económicamente la conservación del cementerio judío desde entonces.
Desde 1985 existe un monumento dedicado a los fallecidos republicanos, que están enterrados
en un sector especial del cementerio de Gurs. -
Recuperación de la memoria histórica en Gurs en el Bearn
Fuente: Diario Vasco
Una delegación del Gobeirno Vasco, encabezada por los consejeros Miren Azkarate y Javier
Madrazo, se ha desplazado hoy al municipio de Gurs, en el Bearn, a apenas 18 kilómetros de
Maule, para una ceremonia en el campo de concentración de Gurs, con el objeto de recuperar
la memoria histórica del mismo. Este campo fue construído para acoger a los refugiados
vascos, que huían de la guerra civil.
Pero a estos les siguieron otros republicanos españoles, y más tarde judíos, gitanos, y todo tipo
de 'indeseables' para el gobierno de Vichy. Un total de 61.000 personas pasó pro el campo de
Gurs en los seis años que permaneció abierto y de estos cerca de 7.000 eran vascos.
Precisamente la primera de las lápidas del cementerio de deportados de Gurs pertenece a un
exiliado vasco, Jesús Etxarri Luluaga, de Amezketa.
En la ceremonia de hoy se recordará a todos los que fallecieron o sufrieron cautiverio en este
campo de Gurs. Se inaugurará una placa conmemorativa, obra del escultor Nestor
Basterretxea y se plantará un retoño del árbol de Gernika.
Marca de Urepel
La reses de Iparralde que van a pastar en las campas de Sorogain cumplirán hoy con el
tradicional rito de ser marcadas en Urepel, con una señal identificativa que las autoriza a pastar
en aquella zona. Alrededor de 300 cabezas de ganado vacuno y otras 150 yeguas serán
marcadas, obteniendo así el paso a mejores pastos, que en los últimos años han permitido la
mejora del propio ganado.
Los ganaderos prefieren primar la calidad a la cantidad. Esta marca, al igual que la marca de
Erro, data de 1856, y fue resultado de un tratado internacional que favorecía los convenios
entre los valles de Erro y Baigorri. Desde principios del pasado siglo, no ha sido necesario
firmar ningún acuerdo, ya que la costumbre y la tradición han legitimado un convenio que se
repite anualmente.
Esta mañana, el ganado será atentamente controlado, se pedirán documentos y se procederá
a marcar las reses, una a una, en medio de un ambiente festivo, que reúne en Urepel a
numerosos vecinos de la comarca, que gustan de disfrutar de esta fiesta.
Concierto
Los grupos voales Arraga de Kanbo y Bizi Kantuz de Bardos ofrecerán esta noche un
concierto, a las 21h., en la nueva sala de deportes de Kanbo, en el que también participará el
grupo Locustelle.
Sumario
La Diputación alavesa estudia copiar el modelo de
Llodio para recuperar la memoria histórica
Fuente: El Correo
El proyecto de recuperación de la memoria colectiva de Llodio, que está desarrollando la
Cofradía del Señor Sant Roque, recibió ayer el respaldo de las principales instituciones
alavesas en la Fundación Sancho el Sabio de Vitoria. El diputado de Cultura, Federico
Verástegui, apuntó que la metodología que se está usando es «nueva y es un modelo
exportable que estudiamos porque está implicando a todo el pueblo». El cofrade Javier
Salazar, miembro del Club de Roma, fue el encargado de presentar públicamente el proyecto
en un acto en el que estuvieron también representantes de la Caja Vital, la Subdelegación del
Gobierno central y el Ayuntamiento de Llodio. Salazar explicó que la recuperación de la
memoria de la segunda localidad de la provincia es un proyecto de dos años que acaba de
sobrepasar su ecuador. Su objetivo es recoger la historia local, sobre todo en la última mitad
del siglo XX, incidiendo en los aspectos económico y social. Para ello, se ha realizado un ardua
labor de investigación que ha recogido 30.000 imágenes, cien horas de película, innumerables
documentos y testimonios de vecinos.
Colaboradores
Para realizar el trabajo, la Cofradía cuenta con el respaldo de 52 voluntarios e innumerables
colaboradores, dirigidos por un equipo de cinco especialistas en historia, economía y
administración. «Se trata de un proyecto aprobado por el pueblo, que realizan las personas de
municipio y que será estudiado y debatido con ellos», explicó Salcedo.
El esfuerzo común fue muy bien valorado por las instituciones que acudieron a la presentación.
Así, la vicepresidenta primera de la Caja Vital, Teresa Crespo, consideró que «es un proyecto
del que tenemos mucho que aprender» y aludió especialmente a la escuela de calidad de vida
de la Fundación Mejora, que dispone de un programa de voluntariado cultural que ha puesto en
marcha la iniciativa 'Compartiendo Vitoria', donde los mayores transmiten sus experiencias a
los jóvenes.
Por su parte la subdelegada del Gobierno central en Álava, Gloria Sánchez, mostró su
satisfacción por el grado de implicación popular que ha logrado el plan, mientras que el alcalde
de Llodio, Jon Karla Menoyo, respalda el estudio «porque puede ser un impulso para superar el
pesimismo que se generó tras las inundaciones y el cierre de una empresa como Aceros de
Llodio».
Sumario
Monte Ezkaba: se han localizado e identificado 73
cuerpos de fusilados por los fascistas
Fuente: Gara
Se cumplen hoy 68 años desde que el fuerte San Cristóbal, situado en el monte Ezkaba, vivió
en primera persona la fuga de 796 personas. Entonces, este lugar próximo a Iruñea era una
cárcel franquista. La gran mayoría fue detenida y el número de fusilados superó los dos
centenares. Durante la decena de años que el fuerte fue utilizado como prisión, por sus celdas
pasaron 4.885 personas. Más de 600 murieron.
Ayer, por decimoctava ocasión, se celebró en las puertas del recinto un homenaje a todos
aquellos que estuvieron allí encarcelados. La jornada estuvo marcada por el reciente
descubrimiento del cementerio del fuerte, llevado a cabo gracias a las investigaciones de José
María Jimeno Jurío. Ello ha permitido conocer el lugar donde se hallan enterrados 73 cuerpos,
todos ellos identificados.
«Nunca había venido tanta gente», explicaba a GARA Joseba Ezeolaza, de la Asociación de
Familiares de Fusilados. Ello se debió, según su opinión, a que muchas personas que ni
siquiera habían escuchado hablar de SanCristóbal se han enterado ahora de que sus allegados
estuvieron encarcelados en esta prisión. Salvo dos vizcainos, el resto de los cuerpos
sepultados en el cementerio pertenece a ciudadanos delEstado español. Ayer se desplazaron
hasta Nafarroa gentes de Madrid, Girona, León, Valladolid, PalenciaŠ
«Una historia jalonada de tragedia y dolor», subrayó Ezeolaza, para quien el descubrimiento
del cementerio no es más que «la punta del iceberg». Todavía son muchos los restos de los
cuales no existe ningún tipo de información.
El representante de los familiares recordó que, hace unos días, el Ejército español publicó una
nota restando relevancia al descubrimiento del cementerio, porque eran datos que ya obraban
en su poder. Ezeolaza reclamó por ello que se haga pública toda la información referente a las
personas que estuvieron presas en el monte Ezkaba.
El homenaje comenzó a las 12.30, con la presencia de algunos supervivientes, de muchos
familiares y de varios centenares de personas que acudieron a ofrecer su respaldo y cariño. El
primero en tomar la palabra fue Koldo Pla, de la Asociación Cultural Txinparta, que es la
organizadora del acto. A renglón seguido habló el propio Ezeolaza. Uno de los instantes más
emotivos fue el de la intervención de Ernesto Calatarrá, de 88 años de edad y uno de los
supervivientes, que narró su vivencia particular de aquel cautiverio. También intervinieron
familiares de prisioneros.
Fermín Valencia y Javier Asín interpretaron el himno de San Cristobal, escrito en su día por
uno de los presos. Para finalizar, se realizó una ofrenda floral y se bailó un aurresku. Todo ello,
presidido por una bandera de la II República
Sumario
Manifiesto del Grupo Memoria Libertaria de
Valladolid
Fuente: http://www.rojoynegro.info/2004/article.php3?id_article=9881
El Grupo Memoria Libertaria de Valladolid, ha emitido este manifiesto en favor de la
recuperación de todo lo que se ha intentado borrar y ningunear, de la historia reciente y que
hace referencia al movimiento obrero, en especial el movimiento libertario y vallisoletano.
EL GMLV impulsado por CGT está formado por militantes y no militantes que decidimos
reunirnos periódicamente para compartir conocimientos y descubrir el pasado libertario
vallisoletano.
Ardua tarea la que tenemos por delante debido a nuestra condición de trabajadores
autodidactas y a las características de la información en Valladolid: escasa documentación,
periódicos conservadores, archivos sin clasificar, fuentes bibliográficas mayormente nacionales
carentes de objetividad histórica, difícil localización de las pocas fuentes orales debido a la
avanzada edad y --lo que es peor-- al miedo existente todavía.
La sección de la AIT de Valladolid acudió al congreso de Córdoba (1872) con más de 500
afiliados y trece secciones. El movimiento obrero libertario, a pesar de ser minoritario en
Valladolid, tuvo singulares aportaciones: fue cuna de figuras destacadas dentro del
anarcosindicalismo como Valeriano Orobón, contribuyó a la formación de las clases obreras
vallisoletanas con profesores formados en la escuela moderna, creó nuevas asociaciones de
trabajadores y publicó periódicos de carácter pedagógico libertario.
Clandestinidad, prohibición, persecución, encarcelación, asesinatos fue la moneda de cambio
que recibieron por parte de los patronos, la iglesia, el ejército, la alta burguesía y por los
liberadores de España, los fascistas. Nosotros queremos continuar esa lucha, recuperar del
olvido a los compañeros-as anarcosindicalistas, acabar con la manipulación histórica a la que
fueron sometidos y seguir el camino que empezaron a trazar hacia la libertad.
EL ANARCOSINDICALISMO EN LA LUCHA POR LA LIBERTAD Y LA JUSTICIA
Larga es la historia de las luchas por la libertad y la justicia en España, y en ellas han estado
siempre presentes los anarcosindicalistas desde el siglo XIX. El anarcosindicalismo, basado en
la acción directa de los trabajadores, la autogestión, la independencia frente a los partidos
políticos de todo signo y el distanciamiento de la vida política parlamentaria para centrarse en
la lucha sindical y social, consiguió dinamizar y hacer operativas las exigencias más radicales y
consecuentes de la tradición revolucionaria del movimiento obrero.
En España, el anarcosindicalismo que se inicia con la Federación de la Región Española
adquiere su mayor desarrollo a través de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), cuya
participación fue decisiva para hacer fracasar la sublevación militar de 1936 e iniciar un
proceso revolucionario sin parangón hasta el día de hoy. Aunque ese proceso revolucionario
fue truncado por los acontecimientos de mayo de 1937 y por la victoria militar del franquismo
en 1939, sigue constituyendo una de las etapas históricas más consecuentes del ideal
emancipador y un referente para las luchas contra la explotación y la dominación.
El anarcosindicalismo supo, además, asumir plenamente sus responsabilidades junto a los
otros sectores del antifascismo durante los tres años de guerra para impedir la victoria del
fascismo en España, hasta el punto de renunciar transitoriamente a sus postulados apolíticos al
participar en el gobierno del Frente Popular.
A pesar del triunfo de los fascistas, gracias a la intervención directa de Hitler y Mussolini y
también por la falta de apoyo a los demócratas españoles por parte de otras democracias, las
colectividades campesinas y las urbanas organizadas por los anarcosindicalistas siguen siendo
experiencias ejemplares de la obra revolucionaria de los trabajadores.
El largo exilio de muchos de sus militantes y la brutal represión de que fueron objeto los que se
quedaron en España durante los casi cuarenta años de dictadura franquista mermaron, pero no
acabaron con la vitalidad del anarcosindicalismo español.
Durante todos esos años, los anarcosindicalistas estuvieron presentes y pagaron un enorme
tributo en la lucha contra la dictadura franquista. No pudieron impedir que Franco muriese en la
cama y que la “transición” de la dictadura a la democracia fuese tan atada, pero fueron casi los
únicos en denunciar la claudicación de los partidos de la oposición antifranquista ante el
posfranquismo, que exigió el reconocimiento de la monarquía, la amnesia del pasado y la
impunidad de los crímenes de la dictadura como el precio de la democracia.
Por ser consecuente con su idelogía, el anarcosindicalismo quedó fuera del sindicalismo
reformista y colaborador que la “transición” potenció, convirtiéndose en la única alternativa
sindical al nuevo sindicalismo oficial. Es por ello que la CNT y la CGT son hoy lugares de
memoria y de práctica anarcosindicalista en el seno de la sociedad española del tercer milenio.
Una sociedad que comienza a salir de la amnesia histórica que impusieron los que pactaron la
“transición” y a recuperar la memoria de lo que fue la brutal represión franquista contra el
movimiento obrero. Y ello gracias a los esfuerzos de quienes lucharon y luchan para conseguir
la rehabilitación de las víctimas y para devolver al pueblo las libertades conculcadas.
Creemos que esa rehabilitación sólo será efectiva cuando se les reconozca que sin su lucha y
sacrificio no habrían sido posibles ni siquiera las libertades que hoy son constitucionales. De
ahí que los anarcosindicalistas consideremos un deber llevar a término esta batalla por la
recuperación de la memoria histórica y por la ruptura definitiva con la legalidad franquista que
aún sigue vergonzosamente validando la legalidad de la democracia que hoy dice encarnar la
monarquía.
El grupo de memoria libertaria Valladolid (GMLV) tiene como objetivo principal recuperar
nuestra memoria histórica colectiva como organización anarcosindicalista y como organización
que pretende mantener vivo ese mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones. En
definitiva, recuperar la idea de un mundo mas libre, justo, igualitario y solidario mediante la
transformación y la lucha social.
Por: Grupo Memoria Libertaria Valladolid
¡NUNCA BANDOLEROS, SIEMPRE GUERRILLEROS!
Si el año pasado vino hasta nosotros la guerrillera Esperanza Martínez, “Sole”, a la que desde
aquí la mandamos un abrazo muy fuerte, el martes 11 de abril, a las 17:25, llegó a Valladolid,
Francisco Martínez López, “el Quico”, con su compañera Rosalina. Quico es uno de los
supervivientes de la Guerrilla de León-Galicia, y también compañero y gran amigo del
carismático Girón.
Esta pareja tan encantadora, tuvieron a bien acercarse hasta [email protected] después de
proponerles si querían estar presentes dentro de la programación de los “Martes Sociales” que
se desarrolla en “La Casa de las Palabras”, todo esto con la colaboración del grupo Memoria
Libertaria de Valladolid.
Pues bien, desde el primer momento en que tuvimos contacto, entablamos conversación con
tal naturalidad y soltura, que parecía que nos conocíamos de toda la vida, pues raro fue el
instante en que llegó a hacerse el silencio, que en ningún caso superó los tres o cuatro
segundos. Todos y todas estábamos ansiosos por que nos contara sus vivencias y nos
explicara las dudas que teníamos, a lo cual él respondía gustosamente, y así sin parar hasta
que comenzó la proyección del documental que ellos mismos nos trajeron.
Este video trataba sobre la muerte de Manuel Girón, en el cual, él es uno de los protagonistas,
pues Quico es una de las piezas clave para recomponer la historia de este guerrillero que las
instituciones quisieron desprestigiar, al igual que a los componentes de la guerrilla
antifranquista que quedan vivos. Y aquí voy a hacer especial hincapié, en que los componentes
indispensables de la guerrilla también eran los enlaces y puntos de apoyo, como ellos siempre
recalcan y quieren que así se sepa, y que mayoritariamente estos enlaces eran mujeres que
pagaron, en muchos casos, con su vida este apoyo
La asistencia al local, fue muy buena, pues no quedó una silla vacía, e incluso hubo gente que
tuvo que estar de pie.
Al término de la proyección, comenzó el turno de preguntas, a las que Quico no sólo no
respondía de manera escueta, sino que demostraba una fluidez verbal, claridad y ordenación
de ideas envidiable. Pues con sus 81 años y esa vida nada fácil que le a tocado superar, nos
dio todo un ejemplo de lo que es salud mental y física, y en especial de dignidad.
La buena impresión que nos dejó, después de darnos una excelente lección de memoria
histórica, y demostrarnos tener una estupenda capacidad de análisis y de visión de futuro, le
ayudó a irse más ligero de equipaje, pues de los libros que nos trajo sobre su biografía,
(Guerrillero contra Franco), no se llevó ni uno.
Después nos fuimos a cenar juntos, pues aparte de que queríamos que se sintieran bien
“arropados”, no queríamos desperdiciar un solo momento de su compañía. Allí continuaron las
preguntas, y las conversaciones que no pararon un solo momento. Incluso en la hora del café,
gente que no pudo asistir al acto aprovechó para acercarse a conocer a esta pareja tan
agradable.
Al día siguiente después de desayunar, seguimos con la misma dinámica sin parar de
conversar, alternando temas de la guerrilla con temas de actualidad y de futuro, y así hasta la
estación de autocares de Tordesillas, de donde partía el autocar hacia Vigo, población que
seguro les traerá recuerdos románticos, pues fue allí donde se conocieron.
Y de esta manera y con mucha pena, pero con mucha alegría y satisfacción a la vez por haber
tenido la ocasión de conocer a alguien tan interesante nos despedimos de ellos.
También tengo que reconocer, que ellos no se fueron sin manifestarnos su alegría por la gente
que habían conocido en esta ciudad.
Para acabar, quiero hacer saber que estos luchadores antifranquistas son gente que se
plantaron contra una dictadura que asfixiaba las libertades, y que gracias a personas como
estas, hoy en día gozamos de un poco de libertad, pero sin embargo, las instituciones se lo
pagaron con la amnesia o mirando para otro lado.
A día de hoy, todavía no se les ha reconocido como lo que son, luchadores que quisieron
devolver la democracia a este país arrebatada por la fuerza, y lo único que han recibido en el
mejor de los casos ha sido una “palmadita” en la espalda.
Es por esto que os pido, que seáis conscientes del apoyo que necesitan para que se les haga
justicia real, como verdaderamente se merecen, y no un reconocimiento moral de “pelillos a la
mar” como vergonzosamente se quiere hacer.
Salud y apoyo a estas gentes.
Grupo Martes Sociales
JORNADAS MEMORIA LIBERTARIA VALLADOLID
Movimiento libertario en Valladolid. 1869-1936.
José Luis Gutiérrez Molina. Historiador.
Martes 27 junio a las ocho Casa de las palabras.
Valeriano Orobon Fernández, Un anarcosindicalista en Europa. 1901-1936.
José Luis Gutiérrez Molina. Historiador.
Miércoles 28 junio a las ocho Casa de las palabras.
Represión en Valladolid..
Orosia Castan Lanaspa. Investigadora.
Jueves 29 junio a las ocho Casa de las palabras.
Recital de poesía.
Grupo de poesía Arcadia.
Viernes 30 de junio a las ocho Casa de las palabras.
Coro libertario de Vigo.
Sábado 1 de julio a las 9 noche. Plaza la libertad.
[email protected]
Sumario
El Gobierno canario da 300.000 euros para abrir un
'pozo del olvido'
Fuente: http://www.canarias7.es/impresa/articulo.cfm?Id=1402222
El Gobierno de Canarias ha destinado 300.000 euros a la apertura de un , uno de los cuatro
fosos de Arucas donde se hallan restos humanos de los desaparecidos en la Guerra Civil
española y durante la posguerra. El proyecto contempla la apertura, excavación e identificación
de cadáveres en el pozo de Llanos de las Brujas, Cardones.
El viceconsejero de Asuntos Sociales e Inmigración, Froilán Rodríguez, y el alcalde de Arucas,
Ángel Víctor Torres, explicaron ayer que esta decisión del Gobierno canario viene a saldar una
deuda moral con las familias de las víctimas de la Guerra Civil y apuntaron que el pozo del
Llano de las Brujas es el más profundo de los cuatro de los que constan referencias de que se
arrojaban personas. Aunque es imposible definir el número de cadáveres que puede
encontrarse en este foso, se estima que puedan ser una treintena, si bien Torres indicó que,
por los relatos familiares, en los pozos de Arucas puede haber unos 66 desaparecidos, la
mayoría de Arucas, pero también de Gáldar y Agaete.
Rodríguez indicó que aún no se ha decidido si la adjudicación de los trabajos la hace
directamente el Gobierno de Canarias o a través del Ayuntamiento de Arucas. En cualquier
caso, explicó que el trabajo debe hacerlo una empresa experta en excavaciones arqueológicas
y serán los especialistas los que decidan si el pozo se abre directamente por la boca o a través
de una galería. A su juicio, los trabajos pueden estar empezados a finales del próximo mes de
junio. Agregó que, una vez acabe el proceso de identificación de los cadáveres, el Gobierno
regional tiene previsto un acto de homenaje y restitución pública de la memoria y el honor de
estas personas.
El Gobierno de Canarias ha destinado 300.000 euros a la apertura de un pozo del olvido, uno
de los cuatro fosos de Arucas donde se hallan restos humanos de los desaparecidos en la
Guerra Civil española y durante la posguerra. El proyecto contempla la apertura, excavación e
identificación de cadáveres en el pozo de Llanos de las Brujas, Cardones.
Bien de interés cultural
La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria ha iniciado el
procedimiento para la declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Sitio
Histórico, a favor de los pozos de los desaparecidos. Se trata del Pozo del Puente del Barranco
de Arucas, Pozo del Llano de las Brujas en Montaña Blanca, pozo del Puente de Tenoya y
Pozo de la Vuelta del Francés, todos ellos en Arucas.
el reconocimiento social de las víctimas
El Partido Socialista Canario (PSC) presentó ayer en el Parlamento una proposición no de ley
(pnl) relativa a la recuperación de la memoria histórica y el reconocimiento social de las
víctimas y desaparecidos durante la Guerra Civil y la posguerra en el Archipiélago. El texto de
la iniciativa socialista pide que se inste al Ejecutivo autonómico a elaborar y aprobar una norma
con rango de decreto que regule las actuaciones de las Administraciones públicas de Canarias
para la recuperación de la memoria histórica y el reconomiento social de las víctimas y
desaparecidos de las Islas. En los antecedentes de la pnl se subraya que la iniciativa se
enmarca en el movimiento de recuperación de la memoria histórica que, superada la transición
y afianzada la democracia, están llevando a cabo los hijos y nietos de los vencidos en la
contienda fratricida. Se añade en ese sentido que durante cuarenta años, «los vencedores
enterraron dignamente a sus muertos, les tributaron homenajes, les erigieron monumentos y, a
algunos, los elevaron a los altares, con olvido absoluto de los vencidos que, ahora tienen
derecho también a que sea honrada su memoria, sin albergar resentimiento de ninguna clase,
por un mínimo sentido de la justicia histórica». Se subraya además en la iniciativa del Grupo
Socialista que en Canarias, muchas personas fueron asesinadas sin juicio o desaparecidas y
otras padecieron una ignominiosa persecución.
Arucas abrirá un pozo donde se cree que hay víctimas de la Guerra Civil
La Asociación Memoria Histórica de Arucas (AMHA) recibirá una ayuda económica del
Gobierno de Canarias de unos 300.000 euros. Esta subvención permitirá abrir uno de los
cuatro pozos conocidos en la ciudad de Arucas en el que se espera recuperar restos de
represaliados y desaparecidos durante la represión franquista.
Este colectivo recibe con "gran alegría" este respaldo económico por parte del Ejecutivo
canario, aunque sólo le permitirá abrir e investigar en un pozo, el que está en el Llano de las
Brujas, en la zona de Montaña Blanca, en Cardones, según informa la presidenta de AMHA,
Pino Sosa. Los técnicos consideran que este pozo localizado en Cardones es el "más
apropiado y factible" por las condiciones del terreno que los otros tres, los cuales se encuentran
en los barrancos de Arucas y de Tenoya, y en el kilómetro tres de la carretera Arucas-Teror,
conocido como el pozo del francés.
La oficina de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Arucas cuenta con un proyecto
realizado por un ingeniero de minas, que presupuesta en 300.000 euros el trabajo
arqueológico, la excavación e investigación genética de los restos en Cardones. El pozo está
en terrenos privados, pero "Patrimonio ya cuenta con las licencias y permisos apropiados para
hacer el estudio", afirmó Pino Sosa. Respecto a cuándo comenzarán los trabajos en este pozo
de Cardones, "podrá ser entre dos o tres meses, según si licita la obra el Gobierno canario o el
Ayuntamiento de Arucas", destacó la concejala de Patrimonio, Lourdes Benítez.
Sumario
El Principado de Asturias quiere convertir el pozo
Fortuna de Turón en el museo de la memoria
histórica
Fuente: La Nueva España
El Gobierno regional apuesta por que el pozo Fortuna, en San Andrés de Turón, se convierta
en el gran referente de la memoria histórica ligada a la represión franquista en Asturias. El
presidente del Ejecutivo autonómico, Vicente Álvarez Areces, ha confirmado su disposición a
financiar la construcción de un aula de interpretación en el antiguo edificio de la carpintería,
situado a unos 100 metros de la caña por la que, en torno a 1938, fueron arrojados cientos de
republicanos, izquierdistas y sindicalistas.
El aula de interpretación del pozo Fortuna, una de las mayores fosas comunes documentadas
que se conocen en la región, servirá de complemento al monolito en recuerdo de las víctimas,
obra del artista mierense Varela, y a los murales que, en sus inmediaciones, ofrecen
información sobre los sucesos acaecidos en la zona hace casi setenta años.
La inauguración del conjunto en recuerdo de las personas que fueron arrojadas por la caña del
pozo tuvo lugar el 15 de abril de 2005, una jornada emocionante y multitudinaria en la que el
presidente de la Asociación Memoria Histórica Asturiana, Víctor Luis Álvarez, ya reclamó el
centro de interpretación para el edificio de la carpintería.
El pozo Fortuna fue excavado con anterioridad a 1927, año del que datan los primeros
documentos escritos sobre su existencia, aunque no llegó a ser explotado. Según parece, tiene
el fondo cubierto de agua, pese a que diversos testimonios orales aseguran que durante la
guerra civil fue rellenado de diversos materiales para tratar de ocultar los restos de los cientos
de personas que fueron lanzadas a sus entrañas.
Algunos familiares de los represaliados en este pozo realizaron diversas gestiones para tratar
de recuperar los restos de sus seres queridos. Sin embargo, diversos especialistas han
rechazado tal posibilidad, debido a la gran descomposición que presentan los cuerpos a causa
de su contacto con el agua durante casi siete décadas.
Una vez decidido que no se iban a realizar las exhumaciones, el Ayuntamiento de Mieres y la
Asociación Memoria Histórica Asturiana abordaron un ambicioso proyecto de adecentamiento
del enclave que, ahora, se pretende completar con el aula didáctica.
El turonés Alfredo Valles, vicepresidente de la Asociación Memoria Histórica, y uno de los
grandes valedores de la recuperación del pozo, aprovechó una reciente visita de Álvarez
Areces al valle para reiterarle el interés del colectivo en contar con un aula didáctica en la
explanada de la vetusta explotación minera. El presidente autonómico le garantizó apoyo
económico para el proyecto.
Sumario
Calculan que unos 30 pueblos de la provincia de
Málaga podrían tener fosas comunes de la Guerra
Civil
Fuente: Europa Press
Unos 30 pueblos de la provincia de Málaga pueden tener fosas comunes de la Guerra Civil y,
actualmente, ya se han localizado ocho o nueve de éstas, sobre todo en la Axarquía, dentro de
los primeros trabajos que se llevan a cabo para la realización de un mapa, por parte de la
Asociación 'Guerra, exilio y memoria histórica' (Agemha), en el que se situarán los
enterramientos existentes en las provincias de Málaga, Almería y Jaén.
Según aseguró el presidente de este colectivo, Manuel Velasco, los trabajos comenzaron este
mes de mayo, pero "no se sabe cuánto van a tardar", porque el objetivo es reunir toda la
documentación ya existente y completar con investigaciones propias para hacer ese mapa
general.
Velasco, que asistió hoy al recibimiento que ofreció la Junta de Andalucía a la caravana de la
Memoria Histórica, señaló que hay dos investigadores haciendo un trabajo de campo en cada
una de esas tres provincias, más una persona encargada de informatizar los datos que se
vayan aportando y un coordinador del estudio.
Por su parte, la consejera de Justicia y Administración Pública, María José López, indicó que
"son muchos los enterramientos" y subrayó la elaboración de ese mapa, con el que la Junta
colabora a través de la firma de convenios con las universidades andaluzas para "darle ese
rigor científico que tiene que tener", aunque sin olvidar "que contamos con la aportación de la
memoria de las personas que forman las asociaciones".
Expresó el compromiso del gobierno andaluz de, tras identificar la ubicación de las fosas,
"dignificarlas y señalizarlas"; así como informar a cada municipio para que "no se destruyan" y
se enmarquen en espacios como parques o jardines.
En su opinión, la época de la Transición democrática "a lo mejor no era el momento" para
iniciar la recuperación de la memoria, al apuntar que "quizás no hubiéramos sido tan
equilibrados" y considerar que "este es el momento justo y adecuado de llevar a cabo el
compromiso que dejamos establecido con aquellas personas que fueron represaliadas y
perseguidas".
"El empeño de ignorar nuestra propia historia no es justo, no es adecuado y, además, no nos
conduciría a nada", manifestó López, quien destacó que Andalucía ha sido "pionera", incluso
en el pago de compensaciones, con tres decretos, el último de carácter abierto, a través de los
que se ha indemnizado ya a 2.180 personas.
Destacó también las subvenciones dadas a 55 municipios para levantar monolitos
conmemorativos y la posibilidad de que las generaciones futuras "tengan una asignatura
reglada en la que recuperemos y nunca perdamos el esfuerzo".
GUERRILLEROS NO BANDOLEROS
La caravana, que llegó hoy a Málaga, está formada por un grupo de personas que representan
cada una de las situaciones que se vivieron en la Guerra Civil, por lo que hay represaliados,
sitiados, exiliados, encarcelados y torturados; aunque, sobre todo, muchos son guerrilleros, que
"no bandoleros, que es "como fuimos tratados muchos", aseguró Francisco Martínez, de 80
años, quien fue uno de los últimos supervivientes de la Agrupación Guerrillera GalaicoLeonesa, hasta que pudo evadirse a Francia en 1951.
Este precisó que "nuestra historia ha sido deformada" y señaló que su participación en la
caravana es "un deber de memoria, para todos aquellos compañeros de la guerrilla que fueron
asesinados" y para mostrar que "nuestra labor tiene una proyección cultural y de valores".
Algunos de los miembros de esta caravana, como Amparo Panabiere, representa a una
segunda generación afectada por la Guerra Civil, ya que ésta pasó en brazos de su madre la
frontera francesa, tras la caída de Cataluña en 1939.
Aseguró que a su madre le debe "dos veces la vida", porque "si no morí en los campos de
concentración, como lo hicieron tantos niños, se lo debo al sacrificio de mi madre que ni tenía
leche para darme de mamar por el hambre que pasaba".
Recordó también a los que "quedaron encerrados en este país", de quienes dijo "sufrieron una
represión de la que todavía no conocemos la amplitud y que aún hay que investigar mucho".
"Son muchas las generaciones que siguen sufriendo estas consecuencias, porque son muchos
los que aún siguen buscando dónde desapareció miembros de sus familias", apuntó.
Sumario
La Diputación de Malaga creará un archivo sobre la
memoria histórica
Fuente: Diario de Málaga
El diputado provincial de Cultura, Fernando Centeno, se comprometió ayer a crear un archivo
sobre la memoria histórica de la provincia a raíz de los documentos que surjan del proyecto de
recuperación de ésta en el que colaboran el ente supramunicipal y la Universidad de Málaga
(UMA).Este trabajo, que está coordinado por el profesor de Historia Contemporánea de la UMA
Fernando Arcas, está dando ya sus primeros frutos.
El equipo, formado por los historiadores Patricia Mellado, Miguel Tello y Miguel Ángel Melero y
la licenciada en Bellas Artes Rosa Pedrero, ha realizado ya más de 150 entrevistas a personas
de los dos bandos de la Guerra Civil.
De ellas, 104 fueron a hombres y 54 a mujeres, cuya media de edad ronda los 85 años. Arcas
precisó que ayer entrevistaron en el municipio malagueño de Nerja a la persona de mayor
edad, que tenía 104 años.
Asimismo, expuso que para llegar hasta los supervivientes de la Guerra Civil y el franquismo de
la provincia, han contado con la ayuda de los ayuntamientos de 37 localidades.
Los supervivientes de la Guerra Civil siguen fieles a sus ideales
Fuente:
http://www.laopiniondemalaga.com/secciones/noticia.jsp?pIdNoticia=73648&pIdSeccion=2
La Diputación se compromete a crear un archivo provincial sobre la memoria histórica. Los 158
entrevistados aseguran que la batalla sorprendió a todos
Tras soportar grilletes en la palabra y más de medio siglo de silencio, los ex combatientes de la
Guerra Civil siguen plegados a sus ideales, aunque coinciden en desdeñar el episodio de la
contienda. Esta respuesta, ofrecida por representantes de ambos bandos, forma parte de las
conclusiones del proyecto de Recuperación de la Memoria Histórica impulsado en Málaga por
la Diputación y la Universidad. El trabajo, que será publicado en un informe y en formato
audiovisual, se circunscribe a las 158 entrevistas realizadas en los 37 municipios de la
provincia, donde se han revisado los agravios personales "del trauma del franquismo y de la
represión", apuntó el historiador y director de la iniciativa, Fernando Arcas.
La investigación rescata las vivencias de una generación campesina que fue transplantada a la
madurez con el primer estertor de la batalla. En ella, se da cita el testimonio de integrantes de
las dos Españas que rebasan los 80 años y que, en algunos casos, superan el siglo de vida.
Todos ellos hablan de la imposibilidad de olvido y de las frecuencias del dolor. Además, aluden
al inicio de la guerra como un acontecimiento que sorprendió a todos, aunque reconocen que
existían condiciones para la confrontación.
Estas últimas, como es lógico, se muestran disconformes. Los alineados junto al alzamiento
arguyen el temor a la implantación de un régimen comunista y a la alteración del orden público,
mientras que "los rojos" aluden a las reservas que mantenía la derecha hacia cualquier síntoma
de democracia. De la boca de todos ellos pasan a primer plano las vejaciones que sufrieron las
mujeres de los derrotados, las venganzas personales, las delaciones, el exilio y la solidaridad
entre compañeros o, incluso, adversarios. "Se trata del presente del pasado, en el que los
hechos se llenan también de sentimientos", indica Arcas.
Los recuerdos de los últimos supervivientes también surcan la pobreza del franquismo que,
junto a las represalias, hizo estragos en un territorio situado en la franja republicana. No
obstante, tanto los más pudientes como los humildes destacan la desazón de no poder
rememorar unos hechos a todas luces inolvidables.
Precisamente, la batalla contra el olvido es el motivo del trabajo, que, según el diputado
Fernando Centeno, se integrará dentro del archivo para la memoria histórica que se ha
comprometido a crear Diputación. "Este estudio es también una compensación moral para las
víctimas que defendieron la democracia constitucional en la década de los años 30", concluye
el profesor Fernando Arcas.
Sumario
La Universidad de Málaga investigará sobre diversos
aspectos de la Guerra Civil
Fuente: http://www.comunae.com/html/carticulos/86394_1.html
La Universidad de Málaga ha suscrito un convenio de colaboración con la Asociación contra el
Silencio y el Olvido y para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).
Con la firma de este acuerdo ambas instituciones pretenden desarrollar investigaciones
conjuntas sobre los hechos acaecidos en Málaga durante la Guerra Civil y la dictadura.
Los objetivos
Según declaraciones del presidente de la ARMH, Francisco Espinosa, el objetivo es reconstruir
“lo que ocurrió en la provincia en aquellos años para tener conocimiento exacto de la historia y
que ésta no se vuelva a repetir”.
El vicerrector de Investigación de la UMA, José Ángel Narváez, señaló durante la firma del
convenio que para la universidad “es un orgullo y un deber” profundizar en esos años, “dado
que a medida que las sociedades avanzan, la historia es de todos sus habitantes”.
El desarrollo de este convenio permitirá en un futuro realizar estudios y proyectos de
investigación relacionados con la Guerra Civil y con la represión posterior.
El personal especializado de la UMA ofrecerá asesoramiento científico-técnico para
actuaciones concretas derivadas de la investigación, como podría ser el estudio de los archivos
existentes en la provincia relacionados con la época o el estudio arqueológico de las fosas
comunes.
Alumnos y docentes juntos por la investigación
Además de los procesos de investigación que llevarán a cabo estos dos centros, se celebrarán
también jornadas, exposiciones, charlas y otras actividades de difusión sobre el avance de los
proyectos que se lleven a cabo.
En estos trabajos participarán tanto alumnos como docentes de distintas áreas de
conocimiento, de las titulaciones de Historia, Arqueología, Medicina Legal, Derecho,
Económicas, Psicología o Ciencias de la Información.
Sumario
El TSJA admite un recurso contra el hotel Libertaria
en Casas Viejas
Fuente: El Mundo
La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de
Justicia de Andalucía (TSJA) ha admitido a trámite el recurso interpuesto por la Asociación de
Abogados Progresistas de Andalucía, en el caso del hotel Libertaria (hoy redenominado
Utopía), según informaron ayer los letrados José Luis Escañuela y Manuel Tabares, este último
presidente de esa asociación profesional. El recurso fue promovido contra el Ayuntamiento de
Benalup-Casas Viejas y la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía.
Escañuela explico a este periódico que esta sala también “ha reclamado el expediente
administrativo a la citada entidad local, así como a la dirección general”. El recurso solicita “la
declaración del suelo objeto de las actuaciones urbanística como bien de interés cultural” así
como la suspensión de licencias de tramitación o, en su caso, de haberse otorgado, su
revocación.
La Asociación de Abogados Progresistas lamentó que el Ayuntamiento, cuyo alcalde es
secretario general del PSOE gaditano, Francisco González Cabañas, haya otorgado licencia de
apertura al hotel “a pesar de conocer la interposición del recurso” ante el alto tribunal, “ya que
fue comunicado a través de su registro municipal”.
El recurso reclama un plan de actuación en el recinto hotelero (en la zona libre de construcción
donde, al parecer, se levantaba la choza del jornalero Seisdedos, uno de los protagonistas de
la masacre de Casas Viejas de 1933), “con proscripción de cualquier uso lucrativo, con su
inclusión en el Inventario de Bienes Culturales Autonómico”.
Los abogados entienden que “una eventual estimación del recurso podría conllevar la reversión
de la actuación urbanística que ha dado pie al citado establecimiento”.
Cambios desde 1933
El secretario general del sindicato CGT-A, Agustín Gómez, se personó el 27 de Abril en el
registro de la Propiedad de Medina Sidonia (del que depende Benalup-Casas Viejas) para
solicitar copia literal del registro de propiedad de la finca donde se ha construido el Hotel
Utopía, propiedad de la sociedad “Huertos de Casas Viejas”, desde 1933 hasta hoy.
En una zona de esos terrenos ahora ocupados por el hotel estaba la finca donde se levantaba
la choza de Francisco Cruz Seisdedos y que recientemente ha sido reclamada, por escrito, al
jefe del Estado por su familia. También la CGT-A se ha dirigido a la vicepresidenta, maría
Teresa Fernández de la Vega, solicitando su intervención, respondiéndole ésta que ha
trasladado el asunto a la Comisión Interministerial sobre la Recuperación de la Memoria.
La CGT-A pretende averiguar el proceso de cambios de nombres que ha sufrido esta
propiedad desde 1933, ya que para la familia es “notoria y públicamente conocido” que el solar
era de Seisdedos. Cayetano Cabañas garcía Y Tomasa Miceas Peralta aparecen en 1942
(nueve años después de la masacre) como titulares de la escritura.
Sumario
El PSOE ofrece a ERC, IU-ICV y Na Bai el
compromiso de presentar la Ley de Memoria
Histórica este verano
Fuente: Europa Press
El PSOE ha presentado sendas enmiendas a las propuestas de resolución sobre Memoria
Histórica registradas por ERC, IU-ICV y Nafarroa Bai (Na-Bai) en el marco del Debate sobre el
estado de la Nación en las que se compromete a que el Gobierno presente este verano un
proyecto de ley para el reconocimiento de quienes fueron víctimas de la Guerra Civil y el
franquismo.
Hasta ahora el Ejecutivo tenía el compromiso de remitir al Congreso antes de que finalizase
este periodo de sesiones el informe sobre las ayudas a las víctimas de la contienda civil y la
dictadura que se encargó a finales de 2004 a la Comisión Interministerial que coordina la
vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.
De hecho, se barajó la idea de dejar la iniciativa legislativa al Congreso a través de la creación
de una subcomisión parlamentaria que estudiara el informe y que presentara una iniciativa
consensuada para su tramitación, ya en forma de proposición de ley.
Sin embargo, ya en el debate de la semana pasada el presidente del Gobierno, José Luis
Rodríguez Zapatero, garantizó al portavoz de IU-ICV, Joan Herrera, que la Ley de Memoria
Histórica llegaría al Parlamento en "dos, tres o cuatro semanas", dando a entender así que
sería el Gobierno y no el Congreso el que redactaría el proyecto.
En la enmienda que el PSOE ofrece a los tres grupos que han presentado propuestas de
resolución sobre este asunto, se insta al Gobierno, además de a presentar el proyecto de ley
"antes del comienzo del próximo periodo de sesiones", es decir, antes del próximo mes de
septiembre, a "seguir promoviendo el asociacionismo en este ámbito", otorgando las ayudas
económicas a las asociaciones que trabajan por la recuperación de la Memoria Histórica.
CiU PIDE CREAR UNA COMISION
Por su parte, CiU ha enmendado la resolución de ERC sobre este tema y propone a los
republicanos adicionar un nuevo apartado en el que se pide la creación de una comisión con
presencia de todos los grupos, comunidades autónomas y ayuntamientos y de la citada
Comisión Interministerial para institucionalizar la Memoria Histórica.
Esa comisión debería adoptar medidas para anular los juicios sumarios; reparar moral y
materialmente a las personas, instituciones públicas, partidos y entidades que fueron
represaliadas; restituir los fondos documentales incautados que aún no han sido devueltos;
retirar los símbolos franquistas y las ayudas económicas a las entidades que difundan el legado
franquista y a identificar, conservar y abrir al público los fondos documentales de las
instituciones franquistas y los lugares significativos de la guerra y la dictadura.
Sumario
El Gobierno no descarta asumir competencias
respecto a la fosas del franquismo
Fuente: Panorama Actual
La ministra de Cultura, Carmen Calvo, aseguró que su departamento no descarta emplear sus
competencias constitucionales si lo considera necesario para proteger el cementerio civil de
Valencia, donde entre otros restos se encuentra una fosa común de la Guerra Civil, puesto que
"se trata del respeto a la memoria que, de paso, es la verdad de la historia de este país" y la
cuestión "trasciende" el terreno de lo patrimonial.
Así lo expuso la ministra en respuesta a una pregunta del senador de CiU Carles Gasòliba,
quien en la sesión de control al Gobierno en la Cámara preguntó a Carmen Calvo si el
Gobierno tiene previsto intervenir para "salvaguardar" este espacio. El senador expuso que el
caso "ha tomado una dimensión que puede tener consideración de patrimonio histórico también
europeo".
Recordó un informe del Consejo de Cultura valenciano que reclama la conservación, entre
otros cementerios valencianos, de este civil de Valencia, donde se encuentran los restos "de
ciudadanos ilustres del patrimonio cultural universal", así como personas de diferentes
religiones. Gasòliba defendió la autonomía de la Comunidad Valenciana en esta materia, pero
reiteró que por la importancia de este espacio "toda intervención para la conservación está
justificada".
Carmen Calvo explicó en primer lugar que la Comunidad tiene transferida la competencia de la
tutela efectiva sobre el patrimonio histórico. "Pero hablamos de poder estar delante de una
posible fosa común de represaliados de la Guerra Civil y de la memoria histórica de las
víctimas. Trasciende a los elementos de protección puramente patrimonial, entramos en el
terreno del respeto y de la sensibilidad de las personas, de sus familiares y de la memoria de
este país", añadió.
La ministra se felicitó por el pronunciamiento del Juzgado número 2 de lo Contencioso
Administrativo de Valencia, que ordenó la detención de las obras en el cementerio de forma
cautelar "con un argumento jurídico extraordinariamente contundente: se puede estar
vulnerando la tutela judicial efectiva de las personas que puedan estar allí enterradas".
Agregó que por el momento la justicia "ha colocado las cosas en un sentido de prudencia" y
que toca "esperar acontecimientos", pero aclaró que "llegado el caso" el Gobierno central tiene
competencias constitucionales para intervenir, "estaríamos dispuestos a aportar nuestra cuota
de responsabilidad".
La responsable de Cultura insistió en que es una cuestión que se sitúa "por encima de los
valores patrimoniales" y que "hay que tener en cuenta estas circunstancias". "Así se lo pedimos
también al Ayuntamiento de Valencia", concluyó.
Sumario
El Gobierno estudia la anulación de los juicios del
Tribunal de Orden Público
Fuente: El Plural
El jueves 15 en el Ministerio de Presidencia del Complejo de la Moncloa, tuvo lugar un
encuentro entre Luís Herrero Juan, Subsecretario de la Presidencia en la Comisión
Interministerial para la Recuperación Moral, Política y Económica de los represaliados por la
Guerra Civil, la Dictadura y la Transición, C.I.R.M.P.E.R, en representación de Maria Teresa
Fernández de la Vega, con la cantautora y colaboradora de este periódico Elisa Serna y el
historiador de la Canción de Autor y pedagógo Fernando González Lucini. El encuentro que se
prolongo durante dos horas y en són de paz reivindicativa, se realizó en el marco de las
conversaciones con Asociaciones, Represaliádos o familiares de represaliados, previas a la
inminente presentación en el Congreso de los Diputados del Informe del CIRMPER sobre la
Represión Franquista.
En el transcurso de la reunión , Luis Herrero dio la noticia de alcance: el Ejecutivo estudia la
idoneidad de Anular los Juicios del Tribunal de Orden Publico, así como las multas y demás
actuaciones de Gobernadores Civiles, Brigada de Investigación Social, Guardia Civil o Policía
Armada. Adelantó también la voluntad de la CIRMPER para la celebración de un Homenaje
Solemne a los “paseados”, “sacados” de las Prisiones y Campos de Cocentración y resto de
“prisioneros esclavizados”, fusilados, torturados, guerrilleros y Niños de la Guerra entre otros, a
cuyos supervivientes se dotará de Indemnizaciones ecónomicas.
Preguntado si en el Informe que preparan existe descripción de la represión franquista
en los trabajadores y profesionales de la industria cultural, actrices y actores, [email protected],
cantautores, escultores o periodistas, entre otros, manifestó su inexistencia y animó a Elisa
Serna para que elaborara un Informe sobre el Papel y Represión de la canción de autor que en
el periodo comprendido entre 1956 y 1978, que, como Mester de Libertad, reconoció, puso
contundentemente las primeras piedras de la Libertad y la Democracia en nuestro país.
Serna y Lucini trasmitieron su convencimiento de que la mas alta tarea moral de nuestro
Mester de Libertad, no puede realizarse sin la constitución de mecanismos de Justicia
específicos como una Agencia y una Fiscalía Anti-Impunidad, en la Ley de Memoria Histórica,
que en su opinión no podían retrasar más, sin tener que encajar la paulatina muerte, sin
derecho a la Justicia, que en conciencia debería preceder a las indemnizaciones económicas
de los supervivientes de la Guerra Civil, la Dictadura y la Transición.
Fuera del marco de la CIRMPER, Fernándo González Lucini planteó la necesidad de difundir la
pedagogía que se deriva de la vida y obra de los Cantautores, en las emisoras y televisiones
públicas, cuya cuota de pantalla es inexistente. Elisa Serna se extendió para concluir, sobre la
inexistencia de cotizaciones a la Seguridad por parte de nuestros contratántes en el periodo,
así como a la necesidad de dotar un Fondo de Pensiones para Musicos, similar al que acudió
Wolfgram Amadeus Mozart, en el siglo XVIII, con el ruego de que se lo trasmitiera al Ministro
de Asuntos Sociales, Caldera.
Sumario
El gobierno español tiene que anular las sentencias
del franquismo
Carlos Jiménez Villarejo
Fuente: www.sinpermiso.info
El texto que reproducimos a continuación fue leído por Carlos Jiménez Villarejo en el acto
celebrado el 25 de abril pasado en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid para reflexionar
sobre las leyes elaboradas durante la II República y, muy particularmente, sobre el franquismo
como régimen de ilegalidades. Intervinieron en dicho acto, presentado por Santiago de Torres,
Delegado del Gobierno de la Generalitat de Cataluña en Madrid, el Magistrado del Tribunal
Supremo, José Antonio Martín Pallín; el Ex Fiscal Jefe de la Fiscalía General Anticorrupción,
Carlos Jiménez Villarejo; la Magistrada del Tribunal Supremo, Margarita Robles, y Miguel
Nuñez, Presidente de la Asociación para la Memoria Social y Democrática (AMESDE).
“La ponencia de Carlos Jiménez Villarejo, miembro del consejo asesor de AMESDE, pidiendo
una declaración de nulidad de las sentencias dictadas por los órganos represores de la
dictadura franquista, en aplicación de sus leyes de excepción, ilegales, pretende ser el inicio de
una campaña en todos los estamentos de la sociedad española, a fin de reparar y rehabilitar,
moral y jurídicamente, a las víctimas de la brutal represión a lo largo de los cuarenta años de
régimen dictatorial. Una declaración de este carácter supondría un paso decisivo en la
superación de las heridas abiertas por el pasado reciente, la superación de las barreras aún
existentes y un camino seguro para fortalecer nuestro sistema de derecho y nuestra
democracia para alcanzar en plenitud la convivencia de todos los españoles, en la pluralidad de
sus opciones políticas o de cualquier índole”, dice Miguel Núñez, veterano de la lucha
antifranquista y Presidente de AMESDE.
El 20 de noviembre de 2002, el Congreso de Diputados aprobó una Declaración Institucional
condenando, sin mencionarlo expresamente, el golpe de Estado del 18 de julio de 1936.
Como dijo en aquel momento un Diputado "la casa no será totalmente habitable" mientras no
se afronte la recuperación de la memoria histórica y la rehabilitación moral y jurídica de los "ex
presos, guerrilleros, represaliados, exiliados y los enterrados clandestinamente".
La “casa”, nuestro sistema democrático, pese a los avances producidos, sigue sin ser
totalmente habitable. Porque aún permanecen zonas de olvido como, entre otras, la
conservación de validez de los procesos ante los tribunales militares y especiales subversivos
que condenaron con terrible dureza a los republicanos y demócratas y el insuficiente
tratamiento por el Gobierno del gravísimo problema de los desaparecidos.
El sistema impuesto de barbarie,ese “terror saludable” de que hablaba el General Mola, es
necesario tenerlo presente este año 2006, setenta aniversario del golpe militar y del comienzo
de la guerra civil. Las elevadísimas cifras de fusilados y encarcelados por las Autoridades
franquistas, además de torturados, depurados profesionalmente, exiliados, desposeídos de sus
bienes y perseguidos personal y familiarmente, justifican que el Consejo de Europa haya
planteado no solo instituir el 18 de julio de 2006 como Jornada de condena internacional del
régimen del General Franco sino que inste al Gobierno español, como ya lo había hecho
Amnistía Internacional, a la “constitución de una Comisión nacional de investigación sobre las
violaciones de los derechos humanos cometidas bajo el régimen franquista”. Pero el Gobierno
continua aplazando injustificadamente la respuesta. Es más, el 21 de febrero rechazó,
alineándose con el PP, las Proposiciones de Ley sobre la Memoria histórica presentadas por
Izquierda Verde y Esquerra Republicana. Los datos que a continuación se exponen, de fuentes
oficiales franquistas, deben tenerse presente cuando se aborde cualquier solución a los
problemas que deben afrontarse. Los presos políticos, según el Director General de Prisiones,
Ángel B. Sanz, en 1943,el 7 de Enero de 1940 eran 270.719 y el 10 de abril de 1943 todavía
eran 92.477. Según cifras facilitadas por el Ministerio de Justicia, del Régimen, los presos
políticos fallecidos, entre los que incluía los ejecutados tras un proceso y los muertos en las
cárceles, desde abril de 1939 al 30 de junio de 1944 fueron 192.684. A estos datos habría que
añadir los 30.000 desaparecidos según la evaluación del Consejo de Europa. Son datos que
expresan, sin paliativos, un genocidio.
Para avanzar en esa dirección debe tenerse presente que los procesos ante los Consejos de
Guerra y los Tribunales especiales eran la culminación de un régimen de terror impuesto a los
encausados desde que eran detenidos. Eran detenidos ilegalmente por la ausencia de causa
que justificara la detención, detención policial que se prolongaba indefinidamente, sin control
judicial alguno, sus domicilios eran registrados con ausencia de toda clase de garantías, eran
salvajemente torturados y, cuando ya habían sido condenados, aquellos a quienes se imponían
penas privativas de libertad era sometidos a un régimen penitenciario presidido por la
venganza y la crueldad, malos tratos sistemáticos, que prolongaban la tortura policial, y
trabajos forzados “para reparar los daños causados por su cooperación a la rebelión marxista”,
según decía el P. Pérez del Pulgar, uno de los ideólogos de la represión en las prisiones.
Resulta ya urgente que ante el derecho de las víctimas a la verdad histórica, el Estado asuma
el deber institucional de adoptar las normas necesarias para privar de toda validez a los
procesos a través de los cuales se consumó la represión. La respuesta del Estado debe
consistir en proclamar la anulación de las sentencias dictadas en los procesos penales de los
tribunales militares a través de los que se impusieron condenas de cualquier clase a los
demócratas españoles. Es urgente, porque en el momento actual, mientras esa anulación no
se produzca, miles de españoles permanecen formalmente condenados como delincuentes por
haber defendido la República y las libertades democráticas. Es un estado de cosas que no
puede continuar. Para ello, el Estado debe dictar, como ya propuso el PSOE en el Congreso,
las disposiciones legales precisas para que dicha anulación se produzca de oficio sin
necesidad de que las partes, los condenados o sus familiares, tengan que acudir a los
Tribunales (¿a qué Tribunales?), en un largo proceso que significaría añadir más humillación a
la que ya padecieron. Es evidente, que fueron procesos con vicios profundos de forma y con
ausencia radical de garantías, determinantes de una completa indefensión y, por tanto, las
sentencias eran nulas de pleno derecho. Afortunadamente, el Parlamento de Cataluña ha
abierto una vía en esa dirección. El 18 de junio de 2004 aprobó la Resolución 89/VII en la que
se acordaba instar al Gobierno de Cataluña para que traslade al Gobierno del Estado la
necesidad de que “s’adoptin les mesures adequades per a decretar la nul·litat de tots els judicis
i les sentències subsegüents dictades a l’empara de l’anomenada Instrucción de la causa
general i del Tribunal del Honor y Jurisdicciones Antimasónicas y Anticomunistas i que es
declari el caràcter il·legítim d’aquells tribunals i de les normes en que s’emparaven”.
Los Consejos de Guerra constituidos desde el 18 de julio de 1936, máxime por el
procedimiento sumarísimo, en modo alguno podían calificarse como Tribunales de Justicia.
Eran, pura y simplemente, una parte sustancial del aparato represor implantado por los
facciosos y posteriormente por la dictadura. Consejos constituidos con la activa participación de
jueces que, como los militares, también traicionaron la Constitución republicana que, en el Art.
94, proclamaba que los “jueces son independientes en su función”. Así, muchos jueces y
fiscales, al servicio y bajo las directrices de los Jefes y Oficiales sublevados, cooperaron,
sumisos, a la represión franquista.
Los procesos ante los Consejos de Guerra, especialmente los sumarísimos, según los Art. 649
a 662 del C.J.M, vigente el 18 de julio de 1936, eran radicalmente nulos por varias causas. En
primer lugar, no merecen la calificación de Tribunales de Justicia en cuanto fueron siempre
constituidos, ya desde el Decreto 55 del general Franco, por el Poder Ejecutivo, es decir, por la
máxima instancia de los sublevados contra la República. En segundo lugar, los militares
miembros de dichos tribunales carecían radicalmente de cualquier atributo de independencia,
propio de un juez, en cuanto eran estrictos y fieles servidores de los jefes de que dependían y
compartían plenamente los fines políticos y objetivos represivos de los sublevados. Basta la
lectura de cualquier sentencia de las dictadas por esos Tribunales en las que destaca su
absoluta falta de objetividad e imparcialidad tanto en la exposición de los hechos como en los
fundamentos jurídicos –si es que así pudieran calificarse– en los que asumen expresamente
como legítimos los motivos y fines del golpe militar. En tercer lugar, era incompatible su posible
independencia con la disciplina castrense impuesta por todos los jefes. Son numerosos los
procedimientos en los que el Comandante Militar de la Plaza ordena al Juez Militar que eleve a
“Procedimiento sumarísimo” el procedimiento ordinario que estuviera tramitando. Asimismo, las
sentencias que dictaban carecían de todo valor en cuanto debían ser supervisadas y
aprobadas por el Auditor de guerra, condición para que adquirieran firmeza y prueba
indiscutible de la estructura jerarquizada del tribunal. La sumisión a las más altas instancias del
Poder Ejecutivo quedaba de manifiesto cuando la ejecución de la pena de muerte exigía del
“enterado” del Jefe de Estado.
Pero, sobre todo, en los procedimientos sumarísimos, también en menor grado en los
ordinarios, concurría una total vulneración de todas las garantías y derechos fundamentales. La
instrucción del procedimiento era inquisitiva y bajo el régimen de secreto, sin ninguna
intervención del defensor. El Juez Militar instructor, practicaba diligencias con el auxilio
exclusivo de las Fuerzas de Seguridad, Comisarías de investigación y vigilancia y otros
cuerpos policiales y militares, limitándose la relación con los investigados, siempre en situación
de prisión preventiva, a la audiencia de los mismos, naturalmente sin asistencia de letrado. El
instructor acuerda una diligencia de procesamiento en la que relata los hechos y su calificación
penal y, finalmente, emite un dictamen que, conforme al Art. 532 del C.J.M., resumía los
hechos, las pruebas y las imputaciones y que elevaba a la Autoridad militar superior que solía
ser el General jefe de la División correspondiente. Resumen que prácticamente es el
documento que va a fundamentar la acusación y la sentencia ya que las diligencias practicadas
por el instructor no se reproducían en el plenario con una manifiesta infracción del principio de
inmediación en la práctica de la prueba y la correspondiente indefensión de los acusados. A
todos estos procesos se refería el apartado 57 de la Declaración de la Asamblea de
Parlamentarios del Consejo de Europa sobre el franquismo denominándolos un “sistema de
justicia militar expeditiva” en el marco de la imposición de la “ley marcial”.
Por todo lo expuesto, es procedente que el Gobierno del Estado promueva la declaración de
nulidad de las sentencias condenatorias dictadas por los Consejos de Guerra, en
procedimientos sumarísimos, en aplicación de las disposiciones citadas durante el periodo
comprendido entre el 18 de julio de 1936 y el 20 de noviembre de 1975 por los delitos de
rebelión militar, traición militar, cualquiera que fuese el grado de consumación y participación,
los asimilados a ellos y conexos, de naturaleza militar o común, con cancelación definitiva de
cuantas anotaciones pudieran haber producido aquellas sentencias. Para ello, tiene un
fundamental punto de referencia, el voto particular emitido en la sentencia de la Sala Quinta del
Tribunal Supremo sobre la revisión de la condena a muerte de Julián Grimau: “la condena de
Julián ha de reputarse inexistente”, fue un “acto estremecedor para la conciencia jurídica”, mas
que una sentencia era una “apariencia de sentencia”. Aquella muerte, continuaba, “no fue el
desenlace de un proceso, fue “un acto despojado de todo respaldo jurídico”, “un hecho
máximamente reprobable por su absoluta contradicción con el Derecho”. Criterio que debía
haberse aplicado a miles de procedimientos sumarísimos. Desde otro ámbito institucional, el
Congreso de Diputados ha instado al Gobierno para la “anulación” de los Consejos de Guerra
que condenaron a muerte al Presidente Companys y a Manuel Carrasco i Formiguera.
Otros instrumentos esenciales de la represión constituidos por la dictadura fueron el Tribunal
de Represión de la masonería y del Comunismo y los Tribunales de Responsabilidades
Políticas. La opción por la anulación de las Resoluciones y Sentencias sancionatorias dictadas
por los mismos parte de la consideración del carácter radicalmente ilegitimo de dichos
tribunales tanto por su origen, como por su composición y, sobre todo, por constituirse
organismos de naturaleza administrativa dotados de competencias penales y, por tanto, con
facultades para la imposición de sanciones penalLa Ley de 1 de marzo de 1940, creadora del
primero de aquellos tribunales, es la máxima expresión de la arbitrariedad jurídica al servicio de
la represión ideológica y política. En primer lugar, crea figuras delictivas como “pertenecer a la
masonería, al comunismo y demás sociedades clandestinas...” que se oponen a todos los
principios inspiradores de un derecho penal basado en el respeto a la persona humana, como
los principios de tipicidad y legalidad. La Ley establece penas gravísimas de reclusión menor y
mayor para las conductas que describe, además de las penas de separación o inhabilitación
perpetua para ciertos cargos públicos o privados, confinamiento y expulsión, lo que es de
mayor gravedad, para la persecución y castigo de los autores de dichos delitos constituye un
Tribunal Especial que designa y controla el Jefe del Estado y el Gobierno. Es el Poder
Ejecutivo constituido en Poder Judicial con unas amplias competencias penales y procesales
dado que puede “comisionar” a tribunales militares y ordinarios para lo que se denomina
“instrucción de expedientes y sumarios”. Es importante destacar que el Jefe del Estado nombra
al Presidente y a sus miembros, que debían ser “un General del Ejército”, “un Jerarca de
Falange Española Tradicionalista y de las JONS” y dos letrados. Es la más rotunda negación
del Estado de Derecho.
De similar naturaleza son los Tribunales establecidos por la Ley de 9 de Febrero de 1939, de
responsabilidades políticas. Son también Tribunales administrativos, el Tribunal Nacional
depende “de la Vicepresidencia del Gobierno”, los miembros de los Tribunales Regionales,
presididos por “un Jefe del Ejército”, son nombrados por el Ministerio que corresponda y los
“jueces instructores” son militares. Resulta necesario describir cual es el fundamento de las
responsabilidades que se exigieron al amparo de esta Ley: “contribuir a crear o a agravar la
subversión de todo orden de que se hizo victima a España desde el primero de octubre de mil
novecientos treinta y cuatro…” y, desde el dieciocho de julio de mil novecientos treinta y seis,
haberse opuesto “al Movimiento Nacional con actos concretos o con pasividad grave”. A partir
de estas conductas, más especificadas en el art. 4º, esos tribunales, integrados por
responsables políticos de la dictadura, por falangistas y por militares, con la colaboración de la
magistratura, estaban facultados para imponer sanciones de orden penal como las penas-en la
Ley se denominan “sanciones” de inhabilitación absoluta y especial, extrañamiento,
confinamiento, destierro y pérdida total o parcial de bienes, es decir, sanciones gravemente
privativas y restrictivas de derechos.
Los daños causados a las víctimas fueron irreparables. Ahora, ante tanto y tan grave
despropósito y completa vulneración de derechos y garantías, es inaplazable una reparación
que la democracia debe a quienes sufrieron una represión tan brutal. Reparación que también
debe extenderse a los desaparecidos y sus familiares.
Las desapariciones provocadas por el franquismo tienen su origen, en su mayor parte, en la
comisión masiva de delitos de detención ilegal sin que posteriormente se diera cuenta del
paradero de la persona detenida, que era ejecutada extrajudicialmente, conducta delictiva en
cualquier ordenamiento penal, tanto entonces como ahora. Conductas gravísimas que, desde
hace muchos años, constituyen delitos de lesa humanidad, crímenes internacionales que
atentan contra todos los derechos básicos de la persona.
Se trata de un delito de ejecución permanente, que sigue cometiéndose mientras se mantenga
la detención o desaparición. Así lo entiende Naciones Unidas: “Todo acto de desaparición
forzosa será considerado delito permanente mientras sus autores continúen ocultando la suerte
y el paradero de la persona desaparecida y mientras no se hayan esclarecido los hechos.”
Por su carácter de delito permanente, las detenciones ilegales, determinantes de
desapariciones, no pudieron quedar comprendidas en la Ley de Amnistía, que solo alcanzaba a
los “actos” delictivos que relacionaba “realizados”, es decir consumados, con anterioridad al 15
de diciembre de 1976. Por tanto, en ningún caso podía incluir hechos delictivos que en esa
fecha aun estaban produciéndose dado que no era conocida la suerte de los desaparecidos.
Por esta causa, tiene un riguroso fundamento requerir a la Administración de Justicia que
asuma un papel más activo en la “localización de fosas, exhumaciones, identificación de restos
y restitución a sus familiares…” (A.I.) porque, sin lugar a dudas, es a quien corresponde, de
oficio o a denuncia de particulares, investigar y esclarecer hechos de naturaleza penal. Es la
jurisdicción penal la que, por mandato del art.340 de la L. E. Criminal, debe, ante una posible
“muerte violenta o sospechosa de criminalidad”, proceder a la identificación y reconocimiento
del cadáver o los restos humanos. Lo que no podía continuar ocurriendo es que el Estado
abdicase de tan relevante responsabilidad trasladándola, sin más, al esfuerzo personal y
económico de los familiares de víctimas y Asociaciones comprometidas en esa tarea. El
Gobierno, a través de la Orden de 16 de diciembre de 2005 de la Vicepresidenta del Gobierno,
ha corregido parcialmente su anterior pasividad y se ha comprometido a otorgar subvenciones
publicas a aquellas iniciativas. Concretamente, podrán concederse a quienes pretendan “la
investigación, exhumación e identificación de las personas desaparecidas violentamente
durante la guerra civil o durante la represión política posterior y cuyo paradero se ignore”. Es
una decisión acertada pero tardía e incompleta. Pero, en todo caso, la Fiscalía General del
Estado, no necesita de una decisión ni del impulso del Gobierno para actuar frente a las
“desapariciones violentas” producidas por la represión franquista. Está obligada a ello por la
Constitución y la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
¿Qué espera el Gobierno?, Desde 1948 está vigente de Declaración Universal de Derechos
Humanos, que la Dictadura no solo ignoró sino que violó de forma generalizada y sistemática.
En 1948 se aprueba la Convención para la prevención y sanción del Genocidio, que en ese
momento estaba cometiéndose en España, que fue igualmente ignorada y violada durante 20
años. Solo 20 años después de su entrada en vigor, en 1971, se incorpora al C. Penal el delito
de genocidio a sabiendas de que nadie va plantear la exigencia de responsabilidades por la
comisión de ese delito por las Autoridades franquistas. La Ley de Amnistía, salvo nen los
supuestos de desaparecidos y de los delitos ya prescritos, favorece de forma singular a los
responsables franquistas de toda clase de delitos y, en particular, a los miembros de los
Consejos de Guerra, en muchas ocasiones constituidos ilegalmente, y de aquellos
pseudotribunales responsables de gravísimos delitos como, entre otros, el de prevaricación y
otros conexos. En definitiva, no ha habido exigencia de responsabilidades penales. ¡Cuánta
impunidad! Y todavía el Partido Popular habla de reabrir heridas cuando la realidad más
patente es que algunas, las derivadas de represión de la dictadura, aún no se han cerrado. Es
inaplazable reparar tamaña injusticia y tanta ofensa a las victimas de la represión franquista. Y
solo puede repararse y rehabilitarse moral y jurídicamente a esas victimas, por vía legislativa,
mediante una declaración de nulidad de las sentencias dictadas por los órganos ya dichos en
aplicación de las leyes, todas de excepción, de represión política por los delitos referidos
anteriormente. Es una exigencia perfectamente acorde con el marco normativo del Estado de
Derecho cuando está abordándose una situación histórica de excepción, generada por un
golpe de Estado, que produjo una violación total absoluta de los Tratados internacionales
suscritos por España y ahora vigentes.— Madrid, 25 de abril de 2006
Carlos Jiménez Villarejo, Ex Fical Jefe de la Fiscalía General Anticorrupción –destituido por el
gobierno derechista de Aznar—, es un veterano de la lucha democrática en el ámbito de la
justicia, y fue un destacado y generoso militante de la resistencia antifranquista.
Sumario
Alemania abre las puertas del Archivo del Holocausto
Fuente: Heraldo de Aragón
Cuando Adolf Hitler cumplió 53 años, el 20 de abril de 1942, los fanáticos guerreros de las SS
estacionados en el campo de concentración Mauthausen, en Austria, decidieron ofrecerle un
regalo especial de cumpleaños. En una acción relámpago eligieron al azar a 300 prisioneros
que fueron asesinados, uno tras otro, con un balazo en la nuca.
Los detalles del macabro regalo de cumpleaños ordenado por el comandante del campo y el
nombre de las víctimas fueron registrados minuciosamente en el llamado "Totenbuch" (el libro
de la muerte) del campo ubicado en las cercanías de Linz. Desde esta semana, el "Totenbuch"
y otros 47 millones de documentos que contienen informaciones sobre la tragedia que sufrieron
17 millones de víctimas del régimen nazi podrán ser consultados por historiadores y periodistas
interesados en conocer detalles sobre el capítulo más oscuro de la historia germana: la
eliminación de la población judía y el extermino de "parásitos" sociales, como homosexuales,
gitanos y minusválidos.
En Bad Arolsen
El llamado Archivo del Holocausto fue creado en 1946 en la ciudad germana de Bad Arolsen
gracias a la iniciativa del Servicio Internacional de Rastreo (ITS), que se propuso,
inmediatamente después del fin de la guerra, reunir bajo un mismo techo toda la
documentación hallada por los aliados en los campos de exterminio y en los archivos nazis.
La famosa y eficiente burocracia del régimen nazi consignó, a lo largo de la guerra, los
nombres de unos 17 millones de personas que murieron en los campos de concentración,
como las 300 víctimas de Mauthausen, pero también el nombre de los supervivientes y de
aquellos que fueron obligados a trabajar como "esclavos" en tareas agrícolas y en las fabricas
de la Alemania nazi.
El gigantesco archivo de Bad Arolsen también alberga la famosa lista de Schindler,
anotaciones de la Gestapo, informaciones sobre experimentos médicos llevados a cabo con los
presos, el itinerario de los trenes de la muerte, y el nombre de las victimas.
Pero durante 61 años, los datos del famoso archivo de Bad Arolsen sólo podían ser
consultados bajo la premisa de "objetivos humanitarios" por los familiares de las víctimas.
Aunque el archivo quedó bajo la tutela de un grupo de 11 países (Alemania, Francia, el Reino
Unido, Italia, Grecia, Estados Unidos, Polonia, Israel, Holanda, Bélica y Luxemburgo), el
Gobierno alemán se negó sistemáticamente a abrir sus puertas a investigadores, historiadores
o periodistas con un argumento poco convincente: proteger la privacidad de víctimas y
familiares.
El tiempo y la presión de la comunidad judía y del influyente periódico "The New York Times",
que exigió que toda la información del archivo fuera digitalizada y ofrecida a través de internet,
terminó por romper la resistencia de Berlín. Hace un mes, la ministra de Justicia alemana,
Brigitte Zypries, anunció en Nueva York que el Gobierno germano había decidido levantar sus
objeciones y que estaba dispuesto a abrir las puertas del famoso archivo. Este martes, la
decisión se hizo efectiva.
Sumario
El Parlamento Europeo hará una declaración
institucional de condena del franquismo el próximo 4
de julio
Fuente: Europa Press
El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, hará una declaración institucional de
condena del franquismo al inicio de la sesión plenaria que tendrá lugar el próximo martes 4 de
julio en la Cámara de Estrasburgo, que estará seguida de la intervención de los presidentes de
los siete Grupos Parlamentarios, según informaron fuentes parlamentarias.
La decisión se acordó ayer en la reunión de la Conferencia de Presidentes del PE, órgano del
que forman parte Borrell y los presidentes de los Grupos, y todos se mostraron de acuerdo con
la fórmula adoptada, incluido el presidente del PPE, el alemán Hans-Gert Poettering, según las
mismas fuentes. Finalmente, no se votará ninguna resolución ni tomarán la palabra más
diputados.
La iniciativa de llevar a la Eurocámara una condena del régimen franquista, coincidiendo con el
70 Aniversario del golpe de Estado del general Franco que desencadenó la Guerra Civil
española, fue planteada inicialmente por eurodiputados socialistas españoles y a ella se
sumaron luego el resto de grupos políticos, salvo el PP.
Los promotores de la iniciativa son los parlamentarios del PSOE Luis Yáñez, Carlos Carnero y
Miguel Ángel Martínez; el de Iniciativa per Catalunya-Verds, Raül Romeva; el de ERC, Bernat
Joan; el de IU, Willy Meyer; el de Convergència i Unió, Ignasi Guardans; y el del PNV, Josu
Ortuondo. Entre todos obtuvieron las firmas de 199 diputados de los Veinticinco Estados
miembros que respaldaban la celebración de un debate.
A juicio del socialista Yáñez, la Eurocámara "no puede estar ausente" de la conmemoración del
70 aniversario del golpe de Estado de Franco, porque dio origen a una "guerra europea" que
sirvió de "preludio" a la Segunda Guerra Mundial por el apoyo de Hitler y Mussolini al bando
nacional. Asimismo, destacaron que la dictadura de Franco impidió durante 40 años la entrada
de España a la UE.
Por otra parte, Willy Meyer destacó la anomalía de que España sea el único país de la UE
donde "todavía hay fosas comunes sin que las personas allí enterradas estén identificadas". En
este sentido, recordó que el Ayuntamiento de Valencia intentó recientemente acabar con una
fosa común sin ninguna consideración por las víctimas. "Es muy importante esta iniciativa para
que el Parlamento Europeo condene por primera vez formalmente el golpe de Estado del 18 de
julio y contribuya a recuperar la memoria histórica", apuntó.
Romeva se refirió al problema de percepción que existe en Europa respecto al franquismo
porque el debate está polarizado entre "el nazismo y la herencia de los nuevos países
miembros que plantean el tema del comunismo o del estalinismo". En este sentido, destacó lo
difícil que fue convencer a los diputados alemanes para que firmaran porque temían con ello
"banalizar el nazismo". Enfatizó además la importancia de que todos los grupos de la
Eurocámara salvo el PP estén unidos en la condena del franquismo.
Finalmente, Guardans insistió en que "la guerra civil es un acontecimiento europeo y no
estrictamente español" en la medida en que sirvió de "campo de entrenamiento de los bandos
que combatieron en la Segunda Guerra Mundial". Denunció que en la UE sigue vigente la
percepción de que España, antes de 1986, no formaba parte de la historia de Europa y por ello
defendió que el Parlamento se pronuncie sobre el franquismo.
Sumario
Los argentinos que fueron a pelear contra Franco
Graciela Mochkofsky
Fuente: http://www.clarin.com/diario/2006/06/04/sociedad/s-01208178.htm
Cientos de brigadistas argentinos fueron a pelear contra Franco. Estuvieron en todos los
frentes, pero para ellos la historia fue mezquina y los condenó al olvido.
En los días agónicos de la Guerra Civil Española, ciento noventa y siete argentinos esperaban
el final en dos parajes de Cataluña. Al Norte, los Pirineos los separaban del exilio. Al Sur, sus
compañeros españoles libraban la última gran batalla contra las tropas de Francisco Franco en
los márgenes del río Ebro. Los argentinos habían sido obligados a abandonarla por razones
políticas, junto con brigadistas llegados de todo el mundo a combatir por la República.
Eran, en su mayoría, jóvenes que se habían ofrecido para luchar una guerra que consideraban
propia y de la que ahora, en el momento decisivo, habían sido apartados, en un vano intento de
contentar a las grandes potencias. Estas, sin embargo, asistirían impávidas a la primera victoria
armada del fascismo en Europa. Intentaban así evitar una guerra mundial que les estallaría en
la cara poco después.
En esas largas horas vacías, las burocracias partidarias les pidieron a los brigadistas que
llenaran formularios con su puño y letra. Anotaron sus datos personales, sus historiales
políticos y de combate, sus opiniones y esperanzas para el futuro del mundo.
¿Qué escribe un idealista en el momento en que todo aquello en que ha creído, aquello por lo
que ha matado y ha estado dispuesto a morir, parece a punto de colapsar? No mucho después
dejarían a pie la España que ya era del general que se había alzado el 18 de julio de 1936,
para hacinarse en campos de concentración en Francia. Y, meses más tarde, regresarían a la
Argentina –donde les esperaban años de persecución y existencias clandestinas–, o se
perderían en el mundo, como sus nombres, sus ilusiones, sus hazañas. Porque la mayoría, si
no todos, murió anónima.
Tras la caída de la República, en abril de 1939, esos formularios fueron el equipaje de algunos
comunistas españoles , que como todos los combatientes soviéticos que habían sobrevivido
marcharon hacia la capital del imperio que regía José Stalin en Moscú. Las memorias del grupo
más numeroso de los brigadistas latinoamericanos quedaron encerradas en los herméticos
depósitos del Instituto de Marxismo- Leninismo. Allí durmieron, en el secreto y el olvido, hasta
después de que la Unión Soviética dejara de existir y el Instituto se transformara en el Archivo
Estatal Ruso de Historia Sociopolítica.
La presidenta de la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales, Ana Pérez, me
reveló su existencia, décadas después, en una España que había decidido olvidar la guerra
tras la muerte de Franco. Yo buscaba el rastro de alguien que había sido olvidado con tanto
empeño que, aunque era por sangre y derecho mi pariente directo, sólo supe de su existencia
hace un par de años: mi tío abuelo Benigno Mochkowsky, a quien su padre había echado para
siempre de su casa por comunista cuando sólo tenía quince años.
Librado a su suerte, Boris, como lo llamaba en voz baja la familia que había decidido negarlo,
adoptaría otra: el Partido Comunista. Tras diversas aventuras y prisiones en varias provincias y
países, había llegado a España. Allí fue uno de los oficiales del legendario Quinto Regimiento.
Bajo el nombre comandante Ortiz dirigió a 4.000 hombres en batalla. Con ese nombre lo
mencionan en sus memorias el general Enrique Líster y La Pasionaria, y así lo conocerían
hasta su muerte la mayoría de sus compañeros.
El, como los otros, no figuraba en los registros de nadie y se borraba de las memorias de
cuantos lo habían conocido. Pero me empeñé en que no concluiría mi libro sin recuperar a
todos. Gracias a una red de amigos de diversas partes del mundo, un difícil acuerdo monetario
con la guardiana del archivo moscovita y la decisiva participación del embajador de España en
Buenos Aires, Carmelo Angulo, logré rescatar una copia de ese registro único de los
combatientes argentinos y traerlo, por primera vez, al país.
COMBATIR A LOS VEINTE
El menor tenía 17 años; el mayor, una excepción, 55; la mayoría estaba en sus veinte. Eran en
gran parte comunistas, porque la Internacional Comunista había organizado las Brigadas
Internacionales, pero también había anarquistas, como Ramón Belanguer García, que peleó en
la columna del legendario Buenaventura Durruti desde el segundo mes de la guerra;
socialistas, como Carlos Francisco Acevedo Rodríguez, un músico de 23 años, que combatió
como soldado raso; o simpatizantes republicanos sin partido, como Antonio Moreno Vives, que
reclutaba voluntarios para el Ejército Popular de la República desde su puesto de secretario de
Finanzas del Centro de Repatriación de Españoles Republicanos, hasta que renunció "para
venir yo también a España".
Había un aristócrata, Carlos Kern Alemán (así firmó su ficha), primo hermano de los
economistas Juan y Roberto Alemann, y oveja negra de su familia desde que, mientras
estudiaba arquitectura en Berlín, se convirtió en líder de los estudiantes rojos alemanes que se
enfrentaron a Hitler. Y varios miembros de la clase media, como Juan Gastón Gilly, hijo de un
comerciante, ex cadete de la Escuela Naval, estudiante de Derecho, que había ido preso en
Córdoba por el asesinato de "dos fascistas". Pero muchos eran simples trabajadores, como
Francisco Comendador López, que se había interesado en el movimiento proletario por "los
mismos problemas que se plantean hoy en nuestros hogares".
La mayoría no tenía experiencia militar, excepto por enfrentamientos con la Policía. Pocos eran
como Salvador Loy Klepach, alias "Ernesto", encargado de "trabajo anti-militarista", es decir, de
oposición o infiltración en las Fuerzas Armadas (tarea que el PC intentó, con más o menos
éxito, durante años) Entre 1923 y 1930, Loy Klepach había sido detenido por "disparo de
armas, lesiones y homicidio", media docena de veces, una de ellas en el congreso partidario en
que, fruto de una pelea interna, fue asesinado el dirigente juvenil comunista Ernesto Müller, en
diciembre de 1925.
Muchos de los combatientes comunistas habían sido enviados por el PC argentino, que
financiaba y organizaba sus viajes en barco hasta Europa, proveyéndolos con pasaportes, a
veces bajo nombres falsos, y contactos. A través del PC francés, los ayudaba a entrar en
España por tierra, vía París. Lo mismo hacían otros partidos comunistas, en consonancia con
la campaña mundial de reclutamiento lanzada por la Internacional Comunista, o Comintern, en
septiembre de 1936, a casi dos meses del golpe que dio comienzo a la guerra civil.
Una vez en España, los combatientes recibían instrucción militar en una base en Albacete, que
regía con mano de hierro el comunista francés André Marty. Los argentinos eran destinados a
brigadas de españoles, de latinoamericanos o de otras nacionalidades, porque no reunían la
cantidad suficiente para tener su propio batallón, como sí ocurrió con ingleses,
norteamericanos, franceses, belgas, polacos, y otros que llegaron de a miles. De los
latinoamericanos, la participación argentina, con la mexicana, fue de las más numerosas.
Hubo, también, comunistas argentinos que financiaron sus viajes por cuenta propia, con la
convicción, como anotó Kern Alemán en su ficha, de que la derrota del fascismo en España
sería también en "todos los pueblos del mundo".
El partido envió además funcionarios políticos –que se mantuvieron lejos del frente–, asignados
al Socorro Rojo Internacional, un organismo de asistencia y solidaridad de la Comintern, al
entrenamiento y control ideológico de los combatientes –como Salomón Elguer, que fue
comisario político de las Brigadas Internacionales–, o al PCE, bajo el ala del ítalo-argentino
Victorio Codovilla, uno de los fundadores del Partido Comunista Argentino, su jefe máximo
durante décadas, y organizador del partido español en los años previos a la guerra y hasta
mediados de 1937.
Anarquistas, socialistas, republicanos y líberos viajaron a su costo y riesgo, empapados del
fervor antifascista que movilizaba a toda una generación. "Luchar contra el fascismo" se repite
ficha tras ficha.
Algunos estaban en España desde antes de la guerra. Las fichas no aclaran por qué, pero la
hipótesis más probable es que se trataba de hijos argentinos de inmigrantes españoles que
regresaron a su país de origen a comienzos de los treinta por razones políticas (con la
deportación de activistas de izquierda que siguió al golpe de Uriburu) o personales. Entre
estos, muchos esperaban regresar a América, como Ricardo Rodríguez Fernández, que había
ido preso durante el intento revolucionario de Asturias de 1934 y soñaba con volver a la calle
Pepirí 693, en Buenos Aires.
Brigadistas argentinos pelearon en la terrible batalla de Brunete, en la que los republicanos,
blancos fáciles en una llanura pelada sembrada de cadáveres pudriéndose al sol, padecieron
una sed desesperante y se quedaron sin municiones, mientras algunos de sus jefes militares
exageraban sus logros, en la más pura tradición estalinista. Allí, Agustín Denegri, carnicero en
Bahía Blanca, chofer y fusilero en España, fue herido en la espalda bajo un bombardeo de
aviación (en Brunete, la República perdió su superioridad aérea, con la llegada de los cazas
alemanes prestados a Franco por Hitler). Veinte mil combatientes republicanos murieron o
fueron heridos sólo en esa batalla.
Cándido Castañón García, oriundo de Chacabuco (¿hermano de José, también herido en el
brazo, la pierna, la espalda?), fue herido en la cabeza, en el brazo y en el muslo izquierdos en
la batalla de Teruel, durante el invierno español del 37/38, con hasta 20º bajo cero. Una dura
derrota, por las pérdidas en hombres y armamento, y por las ejecuciones disciplinarias
ordenadas por jefes militares comunistas.
Otros pelearon en Belchite, Aragón, Mallorca, Madrid' Pero el combate que se repite y repite en
los formularios manuscritos, el más espectacular y dramático, porque estuvo a punto de dar
vuelta, a favor de la República, una derrota que muchos políticos y jefes militares republicanos
daban por sentada cuando la URSS y Europa la habían dejado librada a su suerte: la batalla
del Ebro. Los combatientes cruzaron el inmenso río en un ataque sorpresa, a nado, en botes,
en puentes desmontables, la noche del 24 de julio de 1938 y, hasta que en septiembre fueron
obligados a retirarse, participaron de una hazaña de voluntad y resistencia que costó decenas
de miles de vidas: Alfredo Borello, de Lanús, herido en el brazo; Emilio Giménez, herido en el
pie izquierdo; Pedro Marrube, herido en septiembre, por una explosión; Loy Klepach, que fue
cabo de ametralladoras y ayudante del comisario de la 60 Brigada Mixta; Kern Alemán,
elogiado en una orden del día de su unidad "por su brillante actuación en la ofensiva del Ebro y
por su valiente actitud y disciplina en todo momento".
UNA RETIRADA OBLIGADA
El 21 de septiembre, en plena batalla, los combatientes del Ebro recibieron la noticia de que el
presidente republicano, Juan Negrín, que apostaba al estallido de la Segunda Guerra Mundial
como única alternativa para no ser derrotado por Franco, había ofrendado la retirada de los
brigadistas internacionales ante la Sociedad de las Naciones. El 23 de septiembre, más de seis
mil brigadistas, argentinos incluidos, tomaron sus cosas ("abandonando la lucha antes de
tiempo", protestaría en su formulario Jesús Castilla) y cruzaron el Ebro en reversa, hacia la
repatriación.
Desfilaron en Barcelona, en un acto histórico en el que La Pasionaria dio un discurso que no se
olvida: "¡Camaradas de las Brigadas Internacionales! Razones políticas, razones de Estado, la
sustentación de la misma causa por la que ofrecisteis vuestra sangre con tan incomparable
solidaridad, obligan ahora a volver a algunos de vosotros a vuestra patria, y a otros a un exilio
forzoso. Podéis marchar orgullosos. Vosotros sois la Historia. Vosotros sois leyenda".
Los argentinos fueron a Cardedeu y Ripoll, en Cataluña, junto al resto de los latinoamericanos.
Los españoles siguieron peleando en el Ebro hasta la derrota, en noviembre; un resultado que
parecía evidente para la mayoría de los actores de la guerra, pero no para los brigadistas
argentinos que, en su espera, escribían: "De nuestra victoria saldrá fortalecido el Frente
Popular, no sólo el español, sino que logrará que todas las fuerzas democráticas mundiales se
unifiquen y hará imposible el triunfo del fascismo" (Roberto Fierro), y también: "Los españoles
pronto olvidarán estos momentos de lucha y podrán vivir felices en una República democrática,
avanzada y progresista" (José María García Noya).
Mi tío abuelo mandó a quemar la edición completa del periódico de la Brigada Mixta 24 del
Ejército Popular Republicano, que comandaba, cuando descubrió un artículo que lo exaltaba.
Los heroísmos, creía, eran siempre colectivos. Cuando un periodista intentó entrevistarlo en
plena batalla, lo despidió: "¡Hombre, váyase usted al diablo!". El, como los otros, jamás aspiró a
la gloria individual ni a dejar de sí más que la causa por la que había entregado todo. El, como
los otros, fue olvidado por la Historia, es decir: por sus partidos, sus familias, por España y el
mundo. Es decir: por todos nosotros. ¿Ha llegado el momento de recordarlos?
G. MOCHKOFSKY ESCRIBIO 'TIO BORIS, UN HEROE OLVIDADO DE LA GUERRA CIVIL
ESPAÑOLA' (SUDAMERICANA)
Sumario
Un libro reúne casi mil poemas del Madrid del 'No
pasarán'
Fuente: Terra
Madrid hoy está abierta en canal, sufre atascos, manifestaciones y toda clase de ruidos, pero
hubo un día en que se la llamó 'centro del hombre' o 'capital de la gloria' y por defenderla
perdieron la vida cientos de hombres.
Así lo recoge el libro 'Capital de la gloria. Poemas de la defensa de Madrid'.
Un libro con el que Visor celebra su número 600 en la colección de Poesía y en el que su
director, Jesús García Sánchez, ha reunido casi mil poemas de 136 poetas; unos muy
conocidos y otros anónimos, cuyos versos muestran que Madrid se defendió contra las tropas
sublevadas, además de con armas, con poemas.
'Capital de la gloria. Poemas de la defensa de Madrid' sale también a la calle cuando se cumple
el 75 aniversario de la Segunda República y el 70 aniversario del golpe de Estado que dio lugar
a la Guerra Civil.
El libro reúne poemas únicamente de la defensa de Madrid, escritos entre 1936 a 1939, y que
demuestra cómo Madrid es todo un símbolo al que le cantaron no sólo dentro de nuestras
fronteras sino fuera, desde diferentes sitios, como se ve en este libro a través de los poemas
de Luis Aragón, Auden, Pablo Neruda, Octavio Paz, Bertolt Btrecht, Paul Eluard, Octavio Paz,
Vicente Huidobro o Tristán Tzara, entre otros.
Y además de los grandes poetas como Rafael Alberti, Vicente Aleixander, Rosa Chacel,
Antonio Machado, José Hierro, Miguel Hernández, León Felipe, Luis Cernuda, José Bergamín
o Max Aub, también están los ciudadanos anónimos, de maestros, anarquistas y obreros que
quisieron también plasmar su propio sentir por la ciudad sitiada.
Un material que ha sido recopilado por Jesús García Sánchez en bibliotecas y en las más de
200 revistas y antologías que se editaban en la época.
'Se editaban muchísimas revistas. En cada zona militar tenían en cada regimiento, en todos los
sindicatos. Todos tenían una revista y con una sección de poesía, y había mucha gente que
incluso repetían y escribían en sitios distintos mezclándose en ocasiones los nacionales con los
republicanos', subraya Jesús García.
Todos los poetas son muy realistas porque entendían que las palabras tenían que ir directas al
corazón y la cabeza, para que pudieran o intentaran herir de muerte como las balas, incluso
algunos están plagados de faltas de ortografía.
Algunos de estos poemas eran escenificados después o les ponían música.
'Madrid, corazón de España/late con pulsos de fiebre./Si ayer la sangre hervía/hoy con más
calor hierve...', dice Alberti. Y Manuel Altolaguirre escribe: 'Madrid, capital de Europa/eje de la
lucha obrera,/tantos ojos hoy te miran,/que debes estar de fiesta'.
O Miguel Alonso Somera, un poeta popular, que escribía en el órgano del Comité Regional de
la CNT: 'Madrid, arrugando el ceño/con desenvoltura y gracia,/se echa hacia atrás el pañuelo;
se pone arrogante, en jarras;/y con la voz, dulce y firme,/de quien cumple su palabra/le dice a
Franco muy seria:/'Ninchi, por aquí no pasas...''.
Capital de la gloria
Benjamín Prado
Fuente: El País
Ha pasado mucho tiempo, las cosas son hoy muy distintas y para Juan Urbano todo aquello
era simple Historia, escrita con una de esas haches mayúsculas que parecen la puerta del
Castillo de los Tiempos Pasados. Pero, a pesar de todo, qué emocionante encontraba la batalla
absurda de aquellas personas que tuvieron la ingenuidad de creer que un ejército de poetas
sería capaz de frenar a uno de soldados; que le llamaban a Madrid cosas como "centro del
hombre", "brújula del mundo" y que eran capaces de dar hasta su propia vida por salvar de la
muerte una ciudad en la que no sólo veían un sinónimo de la razón y la libertad, sino también
un ejemplo de toda la belleza asediada de este desdichado planeta. Eso había ocurrido hace
setenta años en el Madrid cercado de la Guerra Civil y ahora pasaba otra vez dentro del libro
que Juan tenía en las manos, una antología preparada por Jesús García Sánchez que se llama
Capital de la gloria (Poemas de la defensa de Madrid), y que junta en casi mil páginas ciento
treinta y seis poetas y miles de versos con los que los resistentes intentaban montar un escudo
contra el fascismo. "Aquí estoy para vivir, / mientras el alma me suene", escribió Miguel
Hernández.
En el libro que Juan tenía entre las manos, estaban algunos de los poemas que habían hecho
Antonio Machado, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Rosa Chacel o José Bergamín sobre la ciudad
sitiada, y otros de autores extranjeros que llegaron desde todos los rincones de la Tierra para
formar parte de su muralla, celebridades como Paul Êluard, César Vallejo, W. H. Auden,
Octavio Paz, Nazim Hikmet, Louis Aragon, Bertolt Brecht, Vladimir Holan, Pablo Neruda,
Tristan Tzara o Vicente Huidobro; pero también otros muchos de escritores desconocidos o de
circunstancias que, en aquel momento propicio a la heroicidad y la exaltación romántica,
llegaron a estar seguros de que las palabras eran, de algún modo, un antídoto contra las balas.
No lo fueron entonces, naturalmente, pero sí son hoy un refugio contra el olvido, y una muestra
de lo que los habitantes de una ciudad pueden sentir por ella cuando la ven amenazada.
Porque a Juan le gustó, sobre todo, leer los poemas de gente llamada Ángel Lázaro, Silvio
Alonso, Domingo del Pino o Nicolasa Jiménez, que, según aprendió en las entradillas que
llevaba detrás de cada nombre el libro de la editorial Visor, eran campesinos, maestros,
albañiles o abogados, y que en muchos de esos poemas hubiese, además de himnos para la
lucha y consignas políticas, constantes referencias al cielo de Madrid, al sabor de su aire, a los
secretos de sus plazas, a la Cibeles o la Ciudad Universitaria, a la hermosura de sus calles y
sus edificios... Capital de la gloria es también un mapa sentimental dibujado en una bandera. Y
si sumas todos sus poemas, es la autobiografía de los perdedores.
Claro que ese libro de mil caras es muchas más cosas, dependiendo de a cuál de sus autores
escuches, pero lo que más impresionó a Juan Urbano fue ver en él la fotografía de una ciudad
levantada sobre "un pedestal de escombros", como dice alguno de los poetas incluidos, a la
que se miraba con tanto orgullo. "Seguramente", se dijo Juan, que estaba sentado en una
terraza del parque del Oeste, delante de un vermout, "porque en aquel instante Madrid era un
símbolo, pero también porque aún se parecía a ella misma, y es más fácil defender aquello que
se ama porque se conoce que algo que ha desaparecido, a lo que le se ha despojado de su
identidad". Bueno, es que Juan es filósofo, como ustedes saben, y por lo tanto tiende a ponerse
melodramático. Pero sí es cierto que al leer Capital de la gloria (Poemas de la defensa de
Madrid), uno puede llegar a sentir cierta nostalgia, y hasta cierta envidia, al ver la pasión que
sentían aquellos seres acorralados por una ciudad que se defendió con tanto coraje que el
cuñado de Franco, Ramón Serrano Suñer, propuso que se castigara a Madrid quitándole la
capitalidad de España, para dársela a Sevilla. Ya ven.
"¿Sería posible conseguir que en tiempos de paz amásemos Madrid como lo hicieron estos
poetas conocidos y desconocidos en tiempos de guerra?", se preguntó Juan Urbano. "Pensar
en tu ciudad como si fuera una persona a la que más quieres; ver en ella el centro del hombre,
la brújula del mundo". Volvió a casa y allí leyó hasta el final aquel libro, Capital de la gloria, y se
sintió noble bajo los bombardeos, orgulloso de aquella derrota tan llena de esperanza.
Sumario
“Imágenes contra el Olvido”; trece documentales para
desenterrar el silencio
Fuente: El País
Ni productora ni distribuidora, Imágenes Contra el Olvido (www.imagenescontraelolvido.com )
es un colectivo de directores europeos y americanos. Un año después de su creación -gestada
tras la proyección de algunos de sus trabajos documentales sobre la Guerra Civil en el cine La
Enana Marrón, de Madrid-, cuenta ya con 20 cineastas en sus filas, 13 documentales en su
cartel y varias asociaciones y ONG entre sus colaboradores. Su objetivo sigue siendo el
mismo: difundir la memoria silenciada de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo.
"Pensamos que si nos uníamos y creábamos un ciclo cerrado podríamos mejorar la difusión de
los trabajos, con motivo del 70º aniversario del golpe franquista y el 75º de la proclamación de
la República", explicó ayer el director austriaco Günter Schwaiger en la Filmoteca Española.
Esta institución acoge desde ayer y hasta el 30 de junio la proyección de los 13 documentales
que serán presentados por sus directores. El convoy de los 927, de Montse Armengou y Ricard
Belis, se exhibió ayer. Presos del silencio, de Mariana Aguado y Eduardo Montero, y Muerte en
el valle, de Christina Hardt, serán proyectados hoy y mañana, respectivamente, en el cine
Doré. La semana próxima les llegará el turno a Los héroes nunca mueren, de Jan Arnold
(miércoles); Los alzados de La Palma, de David Buete y Cirilo Leal (jueves); Una inmensa
prisión, de Carlos Ceacero y Guillermo Carnero (jueves); La columna de los ocho mil, de Ángel
Hernández García, Antonio Navarro, Fernando Ramos y Francisco Freire (viernes); La mala
muerte, de Fidel Cordero y José Manuel Martín (sábado), y Los niños perdidos del franquismo,
de Montse Armengou y Ricard Belis (domingo). El director Javier Corcuera inaugurará la última
semana del ciclo el martes 27 con La guerrilla de la memoria, a la que seguirán Santa Cruz, por
ejemplo, de Günter Schwaiger y Hermann Peseckas (miércoles 28 de junio); La memoria es
vaga, de Katie Halper (29 de junio); y España, última esperanza. Apuntes de una odisea, de
Karim Helm y Hermann Peseckas.
El ciclo ha visitado ciudades españolas como Santiago de Compostela, Valladolid, Bilbao o
Torrejón y ha sido proyectado en universidades como la Complutense de Madrid o San Luis en
Argentina. México DF, León, Barcelona, Nueva York o Los Ángeles se cuentan entre las
próximas paradas de estos documentales.
El carácter internacional del colectivo es uno de los rasgos que Schwaiger destacó: "Esto, de
alguna manera, subraya la relevancia internacional que tuvo y sigue teniendo la Guerra Civil
española. El reconocimiento pendiente a las víctimas que han sufrido el olvido es también un
clamor internacional".
Imágenes contra el olvido aspira a que estos documentales sean proyectados por la televisión
pública, y pretende promover además otra importante iniciativa: la creación de un archivo
audiovisual por parte del Gobierno sobre la historia reciente de España. "Es necesario un fondo
documental accesible, porque esta memoria se está perdiendo", reclamó Ricard Belis.
De momento, y para predicar con el ejemplo, el colectivo tiene planeado crear este archivo
abierto en la Red. "Quisiéramos abrir el ciclo a más películas y convertirlo en un gran archivo
en Internet en el que todo el mundo pueda entrar y montarse sus propios ciclos a partir de las
películas", apuntó Schwaiger.
Los directores rechazan el término moda aplicado a la recuperación de la memoria. "Esto es
algo que no se puede parar. Vengo de una familia de exiliados. En el documental me enfrento y
busco al asesino de mi abuelo. Quiero la verdad con dignidad y justicia, sin venganzas ni odio.
Esto no tiene que ver con política sino con derechos humanos. Es un movimiento, no una
moda", explicó Christina Hardt.
Para Javier Corcuera, se trata de recomponer de alguna manera "el álbum de fotos" que
España ha negado. "Este movimiento tiene que ver con la urgencia de las circunstancias. El
silencio ha sido tremendo. Mi documental trata sobre los guerrilleros que continuaron la lucha,
uno de los colectivos más olvidados. Aquella experiencia fue muy especial. Esa gente no
conoce la palabra derrota".
Sumario
“El sueño del caimán”: Antonio Soler aborda las
emociones del desengaño político
Fuente: El Periódico de Catalunya
Dos años después de lograr el Premio Nadal con El camino de los ingleses, Antonio Soler
(Málaga, 1956) asegura que ha depurado su escritura para adentrarse por senderos más
pesimistas. El resultado es El sueño del caimán, publicada por Destino, una historia de derrotas
políticas y sentimentales, de traiciones y venganzas que une pasado y presente en tres
escenarios geográficos diferentes.
Soler planta la semilla de la narración en la guerra civil pero, según dijo durante la
presentación, no se trata de una novela sobre esta contienda bélica. El escenario del frente de
Teruel es la excusa donde algunos personajes se conocen, pero la Barcelona de mediados de
los años 50 envuelve la lucha política con ribetes de delincuencia común de los derrotados y el
Toronto actual es el marco que avivan antiguas traiciones y actuales venganzas. "Nuestra
formación", comentó el autor, "es una consecuencia de aquella guerra y del periodo histórico
que se deriva de ahí".
Un brigadista internacional que lucha en el frente de Teruel, un heterodoxo comunista de
familia burguesa, un trabajador emigrado, una atractiva militante de izquierdas y un
anarcorrevolucionario, son algunos de los personajes de El sueño del caimán, un títulometáfora de ese animal depredador que anida en el ser humano. "Es fácil ser pacífico en la
España del año 2006, pero si nos pusieran en un medio más hostil, como una guerra,
desaparecerían algunos códigos", afirmó el autor de Las bailarinas muertas, obra que ganó el
Premio Herralde y el Nacional de la Crítica en 1996.
LA SOLEDAD
Soler, considerado uno de los mejores escritores del momento, afrontó este nuevo trabajo
pensando en escribir una novela sobre la venganza, "pero se tornó en la novela de la soledad
que condiciona a aquella". El personaje que cuenta cómo se despiertan sus sentimientos al
volver a tener enfrente a quien le traicionó, "se da cuenta de que en realidad está encarcelado,
condenado a cadena perpetua peor que el exilio" al que le obligó la delación de su antiguo
camarada.
Junto a la deslealtad política, el autor coloca la sentimental, el engaño del amigo y de la
amante, "que pesará tanto a la hora de elegir el camino de la venganza porque ambas son
indisociables".
Pero en este nuevo camino literario explorado, el autor acentúa los aspectos que muestran un
"desengaño absoluto" de millones de personas que "depositaron su esperanza en la lucha por
unos ideales que vieron desplomarse en su cara en edad avanzada", dice el autor, en
referencia a la desaparición del bloque comunista. En un compromiso "que no es inocente", los
personajes "saben a qué se arriesgan" cuando eligen la máxima de que "el fin justifica los
medios".
El escritor malagueño dijo que está "muy satisfecho" con la adaptación que Antonio Banderas
ha dirigido de El camino de los ingleses, actualmente en fase de montaje.
Soler traslada la soledad de la Guerra Civil al Canadá de los años
90
Fuente: Terra
El escritor Antonio Soler traslada un sentimiento de soledad gestado durante la Guerra Civil
hasta el Canadá de los años noventa en su nueva novela, 'El sueño del caimán', en la que la
traición y su posterior venganza se mezclan con la reflexión sobre el pasado y la propia
identidad.
Dos ciudades, Barcelona y Toronto, y cuatro décadas de diferencia no son suficientes para
romper con la 'sensación de cadena perpetua' que ata al protagonista del libro, un militante
antifranquista exiliado que, cuarenta años después de salir de la cárcel, podrá vengarse de una
traición política y amorosa, según indicó hoy Soler (Málaga, 1956), en la presentación de la
novela, publicada por Destino.
El autor utiliza en esta obra un tono 'más depurado y seco', con el que se distancia de sus
anteriores títulos, sobre todo de 'El camino de los ingleses' (Premio Nadal 2004), que llegará a
los cines bajo la dirección de Antonio Banderas y con guión del propio Soler, quien manifestó
estar 'satisfecho' con esta adaptación cinematográfica, que ya ultima su montaje.
En 'El sueño del caimán', el autor recrea la planificación, por parte de un grupo de
antifranquistas, del asalto a un polvorín de Málaga, que fracasa por la traición de uno de sus
miembros, un hecho que le da pie para confrontar a dos generaciones, la de los que hicieron la
guerra y la de quienes entonces eran sólo niños.
En ese grupo figuran un canadiense que formó parte de las Brigadas Internacionales y un
burgués metido a revolucionario.
Soler ideó esta novela tras una estancia de quince días en Toronto y tejió lo que, en principio,
parecía estar destinado a ser 'una novela de venganza'. 'Pero lo que realmente estaba
escribiendo era una historia de la soledad', explicó hoy.
'Tras diez años de cárcel y de tortura, el protagonista elige el exilio, el único camino posible,
pero le acompaña la sensación de seguir encarcelado' porque, traicionado en sus ideas y en el
amor, 'no tiene recursos para sobreponerse', señaló el autor, Premio Herralde y de la Crítica,
en 1996, por 'Las bailarinas muertas', y Premio Primavera de Novela en 1999 por 'El nombre
que ahora digo'.
El novelista recalcó que no se trata de una obra sobre la Guerra Civil, 'quizás sobre sus
consecuencias', puesto que son las repercusiones de la contienda las que dan pie a la
sensación de desengaño vital que planea en sus páginas y que coincide con la visión del autor,
pues Soler entiende la vida como 'una historia con muchas bromas pesadas y que acaba mal'.
'Es el desengaño absoluto y radical que han vivido en el siglo XX millones de personas que
pusieron su vida al servicio de unos ideales y que, cuando ya tenían una edad avanzada,
vieron como sus ideologías se desplomaban delante de sus caras', manifestó el escritor.
El título de la obra, por su parte, viene a ser una metáfora de las vivencias del protagonista y
hace referencia a un documental que este personaje ve en la televisión, sobre un caimán que
flotaba a la deriva en una charca, hasta que se acercó un gamo a la orilla y en un brusco
movimiento lo devoró.
'Es el caimán dormido que todos llevamos dentro, porque si estuviéramos en medio de los
Balcanes o en la Guerra Civil toda nuestra moral desaparecería', apuntó el escritor.
'La novela es un territorio a explorar y nunca me ha gustado transitar por los caminos que ya
conozco', destacó en relación al estilo narrativo de esta obra, con la que, consideró, 'abro una
puerta para seguir investigando' en las posibilidades de la literatura.
Sumario
Suso de Toro indaga la naturaleza del mal a través de
los crímenes de la Guerra Civil
Fuente: La Vanguardia
En Un hombre sin nombre, el último libro de Suso de Toro, publicado por Lumen en castellano
y por Bromera en catalán, el autor gallego indaga en la fascinación por el mal. La obra tiene
mucho de teatro barroco de la vida, donde, al igual que en un macabro vodevil, entran y salen
los personajes. El escenario no es otro que la habitación de un hospital en la que coinciden dos
hombres, Nano, ya conocido por los lectores de Suso de Toro, y un viejo moribundo que, en el
delirio de la agonía, dará cuenta de todas sus atrocidades sin dejar un hueco al
arrepentimiento. Desde la cama el lector viajará al pasado y por medio mundo de la mano de
los recurdos del viejo sin nombre.
"El viejo - explica el autor- es un personaje inventado, que he puesto a funcionar en lugares y
situaciones históricas junto a otros personajes que sí fueron reales". Suso aclara: "El viejo me
ha permitido asomarme a las cosas que me perturban, a aquellas personas capaces de hacer
el mal sin remordimiento. Ser bueno o ser débil, que son cosas que se confunden, está muy
visto. Conocemos bien a las víctimas y menos a los malvados. Nunca me han interesado las
ovejas, me ha interesado más el lobo".
Suso explica que en los años treinta se creó un caldo de cultivo favorable a la aparición de
estos personajes, "tipos fuertes, sin piedad", y añade que la sociedad española descansa sobre
el tabú de que no debemos mirar atrás. "Yo, en cambio, pongo nombre a los asesinos y doy los
de algunos que actuaron en mi ciudad".
El libro tiene algo de novela gótica. La maldad del personaje se explica en su destino, pero
también en su psicología, incluso en un nacimiento señalado por el paso del cometa Halley y
una profecía. También hay una explicación ideológica. "En los años veinte y treinta del siglo
pasado se cometieron en Europa actos terribles. Tanto los jóvenes de la derecha como de la
izquierda quisieron destruir el mundo y construir uno nuevo desde las cenizas. Mi viejo es uno
de ellos, quiza desmesurado en su violencia, un caballo salvaje que sigue siempre adelante,
destructor y autodestructivo, que se cree inmortal y que no se arrodilla ante nada ni ante
nadie".
La relación entre el viejo y Nano tiene un cierto componente sadomasoquista. "Aquél encarna
el yo fuerte, el súper yo, que se cree inmortal. Solo él habla en primera persona. Nano lo hará
en segunda persona". El libro es el relato del tránsito del viejo hacia la muerte, en el que saca a
la luz la caja negra de su corazón, pero manteniendo una voluntad de lucha hasta el final. "Es
una especie de héroe trágico que sigue su destino. Su no arrepentimiento es, en cierta medida,
una acto de justicia, de lealtad hacia sus víctimas. Después de haber matado tanto, de haber
hecho tanto mal, entiende que debe ser coherente hasta el final".
Suso de Toro pasa cuentas a los verdugos de la guerra civil
Fuente: El Periódico de Catalunya
Suso de Toro anda de promoción de su último libro, pero ese no parece el motivo por el que
afirme que esa novela es lo mejor que ha escrito, la más ambiciosa y la más dura. Es probable
que el autor gallego tenga razón y que Hombre sin nombre marque un hito en su bibliografía,
porque es difícil repetir un texto donde la esencia de la maldad, o las consecuencias de una
dudosa predestinación, den como resultado a un personaje tan cruel como el protagonista de la
obra. Pero la novela es algo más que el retrato de un hombre imposible.
De Toro (Santiago de Compostela, 1956) es autor de una veintena de libros, ha ganado dos
premios de la Crítica, el Nacional de Narrativa del 2003 con Trece campanadas y fue uno de
los promotores más activos del colectivo Nunca Mais, cuando el chapapote tiñó de negro la
costa gallega. A la hora de escribir Hombre sin nombre, editado por Lumen en castellano y
Bromera en catalán, el autor se preguntó si tenía la fuerza moral para afrontar el pasado, para
poner nombre a los verdugos de la represión fascista en Galicia. "Y me contesté que sí, que
había llegado el momento", añade.
EL SENTIMIENTO DE CULPA
El libro presenta a un viejo casi centenario en la cama de un hospital donde recuerda y relata
su vida, marcada por las muertes de la madre y el hermano, una rebeldía incomprendida y la
profecía de una meiga que le vaticinó la inmortalidad. El hombre fue falangista y nazi, luchó en
la División Azul en Rusia, mató, violó, fue odiado por sus rivales, relegado por sus compañeros
de fechorías y nunca pidió perdón. "No es un libro realista, a mí me interesa contar
historias de fantasmas, tragedias y mitos --explica--; hay hombres que mataron y
reprimieron, pero es difícil encontrar a alguien que, además, asumiera su destino como
el protagonista de la novela".
En ese recorrido por la violencia y la muerte, aparecen junto al personaje de ficción los
nombres de represores reales, aquellos que mataron por acción o por omisión. ¿Es el libro un
ajuste de cuentas del autor con el pasado? Quizá conmigo mismo en un afán de recuperar
mi vida, que ha tenido un argumento de cuento chino; tuve de niño una educación
fascista, fui un joven de izquierdas, ideología que también exime de culpa, y yo
reivindico el sentimiento de culpa como base de la vida social", concluye.
Sumario
Guillermo del Toro viaja a la posguerra española
desde la fantasía con “El laberinto del fauno”
Fuente: La Vanguardia
El director mexicano ha dirigido a Maribel Verdú, Ariadna Gil y Sergi López en una película que
ayer fue bien acogida en el Festival de Cannes
Aunque sus organizadores, a pesar de la fatiga acumulada (y compartida por los enviados
especiales, a veces sepultados en la butaca por culpa de pretenciosos tostones), ya piensen en
la 60. ª edición que se celebrará el próximo año, el Festival de Cannes cierra hoy sus puertas
otorgando la codiciada Palma de Oro y el resto de galardones. La sección oficial a concurso se
despidió ayer hablando en español, con El laberinto del fauno,de Guillermo del Toro, y Buenos
Aires 1977 (Crónica de una fuga),de Israel Adrián Caetano. Notable broche final,
especialmente en lo que respecta a la película rodada en España por el cineasta mexicano,
muy aplaudida ayer. Aplausos que se repitieron cuando Del Toro, su coproductor Alfonso
Cuarón (director de la tercera entrega de Harry Potter)y los actores Sergi López, Ariadna Gil,
Maribel Verdú y la barcelonesa Ivana Baquero, de 11 años, comparecieron ante la prensa.
Como ya anticipamos a los lectores tras el encuentro que Guillermo del Toro mantuvo el jueves
con los medios españoles, El laberinto del fauno es una inquietante e imaginativa película que
combina dos universos en apariencia contradictorios. Alterna el cuento de hadas con la cruda
realidad de la España de 1944, víctima de la hambruna y con las tropas vencedoras
persiguiendo a resistentes armados y aún fieles a la República derrotada.
En una remota aldea de antecedentes célticos, un capitán del ejército (gran creación de Sergi
López) recibe a su mujer embarazada (Ariadna Gil) y a la hija, Ofelia (Ivana Baquero), que tuvo
de su primer marido, ya fallecido. La niña se niega a reconocer como nuevo padre a este militar
sádico y obsesionado por tener un niño, mientras tortura sañudamente a los guerrilleros que
caen prisioneros y a quienes les prestan ayuda. Ofelia se ve inmersa en un mundo imaginario,
poblado por un fauno y extraordinarias criaturas que le proponen pasar diversas pruebas para
reencarnarse en la princesa que fue en el pasado. Es un cuento no menos cruel, que se adapta
perfectamente a la implacable realidad exterior. Meticuloso hasta la obsesión, el obeso
Guillermo del Toro afirmaba ayer que el laborioso rodaje de El laberinto del fauno le hizo perder
"tres kilos por semana, y ahora me confunden con el Brad Pitt de Babel.Bueno, también a
Michael Moore lo confunden con Michael Jackson, ja, ja".
Al cineasta mexicano no le extraña demasiado que Cannes haya seleccionado a concurso una
película como la suya, repleta de fantasía. "El cine nació con el género fantástico, dando obras
capitales como Nosferatu de Murnau, Ojos sin rostro de Georges Franju y el Orfeo de
Cocteau". El laberinto del fauno se estrenará en España en octubre, tras su pase en el Festival
de Sitges, que dedicará una retrospectiva al director mexicano.
La última película en competición, Buenos Aires 1977 (Crónica de una fuga),del cineasta
uruguayo afincado en Argentina Israel Adrián Caetano, supone otra vuelta de tuerca sobre los
horrores vividos en aquel país durante la dictadura militar. Describe la fuga de cuatro jóvenes
que durante meses permanecieron detenidos ilegalmente en una casa (luego destruida, para
borrar las pruebas de su existencia), donde se les sometió a toda clase de brutalidades.
Totalmente desnudos (así se les mantenía en aquel centro de tortura, aparte de permanecer
siempre esposados), cierta noche lluviosa lograron huir y tres pudieron exiliarse en Europa, uno
de ellos en Barcelona.
Autor del muy notable ejercicio de neorrealismo argentino El oso rojo,así como de Bolivia y de
la provocadora Pizza, birra, faso,Israel Adrián Caetano compone aquí, con precisión se diría
que periodística, un recorrido por los infiernos de la dictadura argentina a través de los
testimonios reales que los protagonistas aportaron en su día ante los tribunales que juzgaron a
los verdugos de un pasado no tan remoto. Rodrigo de la Serna, protagonista de Diarios de
motocicleta al lado de Gael García Bernal como Che Guevara, encabeza el reparto de Buenos
Aires 1977 (Crónica de una fuga).
El film de Guillermo del Toro tanca la secció competitiva del Festival de Cannes amb una faula
de gènere fantàstic ambientada en els temps de la Guerra Civil
Fuente: Avui
El laberinto del fauno, un vell somni de Guillermo del Toro, va posar ahir punt final a la secció
oficial competitiva del Festival de Cannes, una faula sobre la tenebrosa postguerra espanyola
protagonitzada per Sergi López, Ariadna Gil, Maribel Verdú i Ivana Baquero.
A la projecció de premsa es va aplaudir de gust tot i la fatiga que a aquestes alçades no
dissimula ningú. Un mèrit per a Del Toro, que, a més, tenia el repte de proposar una pel·lícula
de gènere a una secció -la dels aspirants a la Palma d'Or- on no és habitual veure films
fantàstics.
El director, exultant i amb molts números d'alçar-se amb premi si la premsa en donés un a la
loquacitat i bon humor, va explicar l'origen del film, una idea que s'ha cuit al llarg d'uns quinze
anys. Tants com els que va estar pensant en El espinazo del diablo, el seu anterior film, que
també barrejava fantasia i Guerra Civil. El laberinto del fauno, de fet, havia format part del
primer esbós de guió d'aquest primer film.
La protagonista és una nena (Ivana Baquero) que es refugia en la ficció per fugir del monstre
de carn i ossos que té a casa: un sàdic oficial franquista (López) amb qui s'ha casat sa mare
(Gil) en segones núpcies. L'acció transcorre l'any 1944 en una masia perduda, base
d'operacions d'un destacament a la caça i captura de maquis. La mare arriba a la seva nova
residència molt embarassada i la filla carregada amb contes de fades, el seu mitjà
d'escapatòria d'una realitat que, en aquells temps, donava poques alegries.
Escapada amb insecte
Tractant-se d'un film de Guillermo del Toro, el director de Mimic, Blade 2 o Hellboy, aquesta
escapada no és metafòrica, sinó tan real als ulls de l'espectador com als de la nena
protagonista. Guiada per un insecte, entra en un món que podria ser veí del de Nàrnia si no
estigués tan inspirat en les tenebres de Goya, un laberint situat al jardí de la seva nova casa on
acaba trobant-se el faune del títol. És gràcies a ell que treu forces per plantar cara al sàdic
capità Vidal, un personatge que li ha permès a Sergi López "l'oportunitat de fer de llop al conte
de la caputxeta, perquè és més divertit i perquè jo, amb trenes, perdo molt". Engominat, i
sempre d'uniforme, és un monstre sense efectes especials...i sense accent.
L'actor explicava ahir que Guillermo del Toro tenia claríssim que el volia a ell per al paper, però
que tant l'un com l'altre no tenien clar que "el feixista fos català". Ho van parlar al seu primer
dinar i el director el va tranquil·litzar amb la seguretat d'algú que ha trepitjat Hollywood: "Em va
dir que això no seria difícil de resoldre amb un professor de dicció i que ho podria aprendre de
la mateixa manera que aprendria a anar a cavall". Durant el rodatge, però, Del Toro ho va
controlar de prop, i cada cop que Sergi feia una presa, es mirava el tècnic de so i preguntava:
"Ha sortit el fuet?". Si era així, repetien. "Això -aclaria ahir l'actor- ve del fet que em vaig
presentar al rodatge amb dos fuets perquè Del Toro no n'havia provat mai, de salchichón
català...".
No va ser l'última referència a àpats del dia, el director explicava com l'acord perquè el seu
amic i també director, Alfonso Cuarón, entrés en la producció es va segellar amb un sopar a
Londres mentre el segon rodava el tercer Harry Potter. O que van quedar amb Iñárritu perquè li
tallés uns minuts d'El laberinto del fauno mentre ell l'ajudava a retallar-ne uns quants de Babel.
A aquestes alçades, Del Toro no amaga la seva satisfacció pel film, "el meu preferit, junt amb
El espinazo del diablo, perquè són els que més s'assemblen al que volia, en aquest cas, un
equilibri entre la fantasia i la realitat". Preguntat per la seva fascinació per la Guerra Civil, el
cineasta mexicà va dir que venia d'haver estat en contacte amb la comunitat d'exiliats al seu
país i perquè bona part de les novel·les de gènere i còmics que buscava quan era petit eren
edicions españoles. Ferm defensor del fantàstic, va afegir que "hi ha moltes imatges
inoblidables del cine que pertanyen al gènere", com els orígens de la narrativa "perquè els
primers que es van asseure al voltant d'un foc segur que no ho feien per parlar de la sogra".
La passió pel projecte va fer que "estirés el carro" en un rodatge poc fàcil en exteriors, una
mena de "pou sense fons" quan es tracta de trobar energia segons López, "diguem-ne bulímia
per la feina". L'esforç va fer "que acabés perdent tres quilos per setmana" somriu Del Toro, "ara
ja no em confonen amb Peter Jackson o Michael Moore, sinó amb Brad Pitt".
Palmarès, avui
Una altra broma entre amics, perquè Pitt és un dels protagonistes de Babel, el film d'Iñárritu
que competeix a la mateixa categoria que la seva per al palmarès que s'anuncia avui. És, de
fet, un dels títols que sona amb força per al premi final a Cannes juntament amb Volver, de
Pedro Almodóvar i Marie Antoinette, de Sofia Coppola.
Passada la gala, Sergi López tornarà al rodatge que està fent entre Lió i Niça de la producció
francesa Parc. Després, l'agenda la té plena amb una comèdia d'homenatge al gènere de
gàngsters al costat de Jean Rochefort, un nou film amb Manuel Poirier i la traducció al francès
del monòleg teatral que va estrenar a Catalunya. López té previst presentar-lo a París al febrer
de l'any que ve.
http://www.clubcultura.com/clubcine/clubcineastas/guillermodeltoro/ellaberintodelfauno/
Sumario
Una respuesta a Beevor. Carta a un historiador inglés
bien informado de la Guerra Civil española.
Antonio Cruz González
Fuente: Antonio Cruz González (DESPAGE. www.nodo50.org/despage Desaparecidos de la
Guerra Civil y el Exilio Republicano. Mayo 2006)
Podríamos comenzar con la hipótesis. Anthony Beevor , que nos ha sorprendido con su
magnífico libro sobre la Guerra Civil, ha hecho unas declaraciones al País Semanal, del
7/Mayo/2006, en las que afirma que se ha visto sorprendido de que en España los ánimos de la
gente con la que había hablado, sobre este tema, seguían enconados, muy partidistas, cada
uno en sus postura. Y para ratificar esta aseveración se refería a que los alemanes que habían
combatido en Stalingrado y habían sobrevivido a aquél infierno, volvían y eran allí, bien
recibidos. Y que ni alemanes, ni rusos, ni ingleses o franceses guardaban una enemistad
después de la Segunda Guerra Mundial, como la que aún existía en España.
Bien al que lea esto, le puede parecer que el juicioso investigador ha dado un opinión
ecuánime y que pretende sosegar los pareceres y que todo quede como “cosas del pasado”.
En este análisis que pretendemos sea diálectico, puesto que de dos clases se trata la guerra
civil, y el proceso diálectico desmenuza los juicios antes de llegar a una conclusión, nos vemos
obligados a aclarar ciertos puntos, (entrando en la tesis) que queremos que sean lo más
históricos posibles y se alejen de juicios subjetivos.
Es verdad que puede haber aún, ciertos enfrentamientos. Si nos preguntamos el ¿por qué?,
casi seguro que estamos a punto de llegar a la solución. Pero antes queremos puntualizar que
no todo lo que dice el periodista inglés es cierto. Las heridas de la Segunda Guerra Mundial
siguen totalmente abiertas. Y si no que se lo pregunten a los cazanazis de Israel. Ellos no han
terminado jamás la búsqueda de alemanes nacionalsocialistas que huyeron de Alemania al
final de la Guerra e intentaron esconderse en otros países. También tendríamos que
plantearnos la conflictividad del estado de Israel, que surgió, por si alguno no lo recuerda, como
territorio dónde iban los judíos que huyeron del holocausto, viéndose luego incrementado por
todos aquellos que quisieron trasladarse después de esa Guerra. Esas lluvias, trajeron estos
lodos. Todo lo que rodeó a la constitución de ese Estado, fue motivado por heridas sin cerrar
de la Guerra Mundial.
Pero el matiz que se le escapa a Beevor, o que al menos no quiere reconocer, es que en el
único país que triunfó el fascismo fue en España. Francia, Inglaterra, Italia, Rusia, y todos los
países del este de Europa, así como los de Africa derrotaron al nazismo y al fascismo. A
Franco no. A Franco y a su régimen. También me atrevería citar a Portugal, pero éste país
sufriendo una dictadura personalista más larga que la franquista, no vivió los horrores de una
guerra civil.
¿Qué significó esto?. Hay varios apartados. El primero para que lo lea bien, Mr. Beevor, es que
la guerra no terminó con el celebre parte de guerra de 1º de Abril. Franco se encargó
concienzudamente de cumplir lo que había prometido, si para gobernar a España había que
matar a la mitad, lo haría. Y estuvo fusilando hasta un mes antes de su muerte, es decir unos
40 años. Pero además los derechos de los vencidos, tras una democracia amnésica,
pragmática y pactada, siguen sin ser recuperados. No estamos muy lejos de aquellos que
dicen que la Transición fue como fue porque no podía ser de otra manera. Esto es bastante
simplista. Fue como fue, porque había mucha fuerza en los hombres del régimen anterior,
porque había mucho miedo, porque las fuerzas intervinientes prefieron lo de los pantalones
(bajárselos), a lo de echarse un pulso, a ver si iban de farol, y se apostó por una PlataJunta en
la que estuvieran todos, así como todos hicieron la Constitución que salió, que es la que
tenemos (contentarse con las migajas, en vez de los derechos de un Estado completo).
Riesgo de involución lo había, y quedó más tarde demostrado, pero más de lo que se hizo se
podía hacer también. Pero, al no terminar con un abrazo de Vergara, ambos lados del tablero,
sino ocultando, olvidando (tratando de), desviando (la libertad de prensa, incluída porno,
libertad de libros, cine, teatro, el modernismo con su vertiente exhibicionista, y la relajación de
costumbres, sobre todo drogas), motivó que una parte de los peones del tablero se sintiese
realizada, y que: ¡Había que olvidar….!.
Pero quedan las demás piezas. Y entre las piezas negras, están las víctimas y los
desaparecidos. Así en Alemania e Italia, hubo la persecución de los culpables, hubo los juicios
de Nuremberg, hubo la persecución (hasta cierto punto) de la injusticia. Se reivindicaron a los
partidos que habían ayudado a ganar al nazismo y al fascismo. Se ayudó (plan Marshall) a la
Europa devastada (parte de las bombas sobre ciudades eran de los Aliados) para que olvidara.
Tenemos que añadir que en el olvido entraba también que Europa occidental se olvidase del
comunismo ruso y de sus partidos comunistas que pasaron a ser meras comparsas del
capitalismo occidental, pactado en Yalta con el padre Stalin.
Aquí hasta ahora, que yo sepa, los vencedores, es decir el fascismo, no ha hecho un solo
gesto de reconciliación. Cuando se ha hecho algún acto institucional, se nos ha negado el pan
y la sal (ni siquiera la entrada al hemiciclo del Parlamento, cuando gobernaba el PP), se nos ha
seguido insultando, y se ha evadido la legalidad democrática por Gobiernos, Justicia,
Parlamentos, es decir los tres poderes de Montesquieu, de rescatar y colocar en su sitio a las
víctimas y a los desaparecidos, de hacer ejecución de la nulidad en todos los actos
pretendidamente jurídicos del régimen del General Franco, bajo tribunales militares, de
excepción, de honor, de orden público, etc. También de todos los expedientes administrativos
que tanto mal hicieron. Expedientes académicos, de depuración, de cesión de niños de “rojos”,
todo ello para cubrir una apariencia de legalidad, que no es sólo un intento burdo, propio de la
chulería fascista, por convencernos que eso ya ha pasado y no se debe tocar.
Si en Alemania e Italia, si en Austria y en otros países por los que trascurrió el nazismo, no
queda ni una estatua, ni una calle recordando a los héroes del crimen, ¿por qué su socio,
Francisco Franco, sigue victorioso en caballos, símbolos, calles, iglesias, como el único que
venció a la legalidad vigente, a la masonería, al comunismo, por el único que hizo perdurar el
estado nacional-sindicalista, nacional-católico y nacional-fascista?.
Es decir, Mr. Beevor, cuando se toman medidas para olvidar e incluso para perdonar, los
ánimos se van calmando. Hoy salen documentales sobre Normandía, por ejemplo, y hablan
yanquis, ingleses, franceses, alemanes y nos cuentan esa batalla. Yo no he visto justificar
ninguna referencia. Se limitan a decirnos lo que les pasó. Y no hay odio. Sus muertos, los de
uno y otro lado, están en los cementerios de Francia. Sus ropas, sus armas, están en los
museos y las casas de toda la Normandía, y se intenta recuperar la Historia y olvidar el rencor y
la lucha. En primer lugar, porque al acabar los hechos bélicos, no hubo impunidad, no se
intentó seguir justificando con medidas de fuerza, lo conquistado. Hubo vencedores y hubo
vencidos, pero al final se dieron la mano.
En España falta mucho para eso. Mientras los vencedores nunca tiendan la mano, no se podrá
cerrar la contienda. Y es que señor investigador, el fascismo es así. Aquí se ha intentado ganar
la guerra aniquilando totalmente al enemigo. Cuando las posiciones territoriales estaban
tomadas, se siguió matando y matando, prisioneros en campos, prisioneros en cárceles,
exilados que volvían, cargos de la República que jamás habían tomado parte en combates
(maestros, secretarios de Ayuntamiento, sindicalistas). Se construyeron las obras del Régimen
con mano esclava (Canales, Mausoleo del Dictador) y maltrato físico, con resultado, la mayor
de las veces, de enfermedad incurable o simplemente muerte. Las sacas de las cárceles, sin
juicios, la búsqueda de listas negras en pueblos que no habían participado en combates, para
ser fusilados, fue una constante, al menos hasta 1942, en que se empezó a hacer una burla de
legalidad con los juicios sumarísimos. Todo esto lo sabe ud., Mr. Beevor y lo ha descrito
maravillosamente. Somos unos enamorados de su libro en cuanto a claridad y amenidad, así
como a una cierta objetividad. No entedemos entonces, sus declaraciones.
Se entra en esa tercera vía, de la que El País es defensor, de no acordarse mucho de la
República, la Guerra Civil y la Dictadura, y cuando se acuerdan, enseguida sacan fotos de los
dos bandos, no vaya a ser que se ofendan los vencedores, que no se olvide, son muy fuertes
en la economía, las finanzas, el ejército y la política. Esta política light, la de El País y otros, no
debía ser seguida por historiadores tan importantes como Payne, Preston, Thomas o usted
mismo, Beevor. Pero por desgracia la visión desde las islas o desde el mundo anglófilo, como
es costumbre por los siglos de Imperio, siempre se presta a defender sus intereses con los
fuertes. Así Churchill pactó con Franco, por el bien de Gibraltar, y por el equilibrio de la no
intervención. También es cierto que Churchill tenía preparada una fuerza de 40.000 hombres
de la marina dispuesta a apoderarse de Canarias, si Franco y los nazis se quedaban con
Gibraltar. De esto a defender las posturas británicas y no meterse mucho con Franco, no hay
más que un paso. Paso que esperamos vd. no dé.
La conclusión, para finalizar la exposición dialéctica, es que los vencidos estamos dispuestos a
dar la mano a los vencedores cuando nuestros derechos sean retornados. Franco nunca quiso
hacer concesiones en la Guerra, su teoría era la destrucción total. Ni siquiera para recuperar
Madrid pactó con Casado y Besteiro. ¡Al enemigo, ni agua!.
Lo triste es que sus descendientes, algunos de sus defensores aún en la política activa, siguen
con la misma teoría. Y los pretendidamente de izquierdas, dentro de todo el espectro político,
no se atreven o simplemente no quieren complicarse la vida, desde sus instituciones. Así
quedamos los privados, militantes o no, que a través de asociaciones, internet, libros, artículos
proscritos, que no salen más que en la Red informática, luchamos por recuperar plenamente la
Memoria Histórica.
Mientras no quede un maqui sin pensión, un niño sin reconocer quienes fueron sus padres y
porqué se le donó a una familia vencedora, mientres no se declaren nulos los sumarios
fascistas, mientras no se recuperen los desaparecidos de fosas y cunetas, mientras no se
retiren los simbolos y nombres humillantes de calles, plazas, paseos, parques, mientras no se
indemnice a las víctimas, la Guerra Civil no habrá terminado.
Sumario
Descargar