En todo amar y servir

Anuncio
En todo amar y servir
Oración de la tarde
Introducción
Una máxima ignaciana que define un idea, un deseo, una aspiración
legítima del creyente. Amar a cercanos y lejanos. Con amor que recibe
muchos nombres: amistad, pasión, compasión, respeto… Es verdad que no
es fácil, y que en ocasiones resulta difícil querer a algunas personas. Y no
por mala voluntad, sino porque las relaciones humanas son complejas.
Pero también se aprende. A mirar con benevolencia. A comprender otras
vidas. A desearles lo mejor. Y a trabajar por ello. Ahí entra el servir. Servir
es ponerse manos a la obra para tratar de dejar el mundo un poquito mejor
de lo que lo conocemos. Servir es la disposición para ayudar, para atender,
para sanar… Servir en lo cotidiano. En la familia, en el trabajo, en el
descanso. Sirven las palabras y los gestos; los silencios y las miradas;
sirve nuestro tiempo, si lo empleamos bien; y la risa que se contagia; las
canciones que esponjan; los esfuerzos por levantar al que anda caído. Sirve
dar la vida cada día. Ignacio de Loyola lo aprendió al mirar a Jesús. Al
conocerle, amarle y seguirle.
Es un buen eslogan para esta época nuestra. Un poco contracorriente, y
para muchos, difícil de entender. Pero es una buena disposición vital.
Darse, a tiempo y a destiempo. Porque de egoístas va el mundo sobrado.
Y así nos va. De modo que, aunque sea difícil y a veces cueste, ¿por qué
no ser ambiciosos? Para amar y servir, en todo.
José Mª R. Olaizola, sj
Evangelio Mt. 20, 20-28
Entonces se le acercó la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró
para hacer una petición. Él le preguntó: - ¿Qué deseas? Ella contestó: Manda que, cuando reines, estos dos hijos míos se sienten uno a tu derecha
y otro a tu izquierda. Jesús le contestó: -No sabéis lo que pedís. ¿Sois
capaces de beber la copa que yo he de beber? Ellos replicaron: -Podemos.
Jesús les dijo: -Mi copa la beberéis, pero sentarse a mi derecha e izquierda
no me toca a mí concederlo; será para los que mi Padre ha destinado.
Cuando los otros diez lo oyeron, se enfadaron con los dos hermanos. Pero
Jesús los llamó y les dijo: -Sabéis que entre los paganos los gobernantes
tienen sometidos a sus súbditos y los poderosos imponen su autoridad. No
será así entre vosotros; más bien, quien entre vosotros quiera llegar a ser
grande que se haga vuestro servidor; y quien quiera ser el primero, que se
haga vuestro esclavo. Lo mismo que este Hombre no vino a ser servido,
sino a servir y a dar su vida como rescate por todos.
Descargar
Fichas aleatorios
tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

sistemas educativos

17 Tarjetas Lizbet Sánchez Licea

Médicos de Francia del siglo XVI

15 Tarjetas Mr. Card

Portugueses del siglo XVII

15 Tarjetas Mr. Card

Crear fichas