Caminante son tus huellas el camino y nada más

Anuncio
“Caminante son tus huellas el camino y nada más,
Caminante no hay camino, se hace camino al andar”
(Antonio Machado)
Fue la invitación de una religiosa amiga y el ánimo de
mis hermanas lo que me motivó a participar en esta
marcha. Al interiorizarme de sus objetivos me
ilusioné más:
 Dar un mensaje de paz y de cambio a un
mundo complejo.
 Superar las fronteras de las distintas
confesiones.
 Ayudarnos mutuamente en la renovación
espiritual.
Católicos, Budistas, Judíos, Musulmanes, Baha’is e Hindúes; todos con la convicción que las
religiones no separan sino que unen. “La meta es el mismo viaje, y el viaje es la verdadera experiencia
de vida”.
Éramos 110 personas de la más variada edad, procedencia, religión… Recorrimos 107 kms a lo largo
de la provincia de León. Cada mañana teníamos la posibilidad de participar en las oraciones de algún
grupo religioso, luego emprendíamos la marcha hasta las 14 hs y por la tarde después de descansar
un poco participábamos en distintas actividades, coordinadas cada día por una religión. Hubo
conciertos, debates, vídeos…
¿Qué experiencia me quedó?
Como toda peregrinación ser capaz de vivir con lo imprescindible, sentirme siempre en camino, salir
al encuentro de otros y otras, aprender de las experiencias de los demás…y sobre todo descubrir la
riqueza de la experiencia de Dios en cada religión y en cada persona: la búsqueda de Dios, la sed de
absoluto que tiene el ser humano. ¡Cuántos aspectos comunes tenemos si sabemos mirar con el
corazón…!
Lo que me queda como poso: es posible vivir como hermanos/as respetándonos, valorando lo de los
otros/as, dialogando compartiendo desde una identidad personal.
Ante todo nos une LA BÚSQUEDA ESPIRITUAL.
Como dice San Agustín:
“Nos hiciste Señor para ti
y nuestro corazón está inquieto
hasta que descanse en ti”
Mª Reyes Rodríguez Asensio, fmmdp
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards