«Nacional» ¿significa lo mismo que «internacional?» Roberto

Anuncio
«Nacional» ¿significa lo mismo que «internacional?»
Roberto Mayoral Asensio
Existen diferentes semánticas: la del cliente, la del destinatario y la del
traductor. Como el cliente y el funcionario destinatario de la traducción jurada
no suelen ser expertos lingüistas, su semántica suele coincidir en que, en
ambos casos se trata de la semántica del ignorante. La precisión que puede
proporcionar la semántica del traductor puede ser un criterio de calidad
secundario frente al criterio de aceptabilidad, que depende de la semántica del
destinatario.
Veamos un ejemplo:
Un ciudadano paquistaní presenta a traducir un certificado en el que se habla
de …national coach of our team… El cliente exige que se traduzca national por
internacional, dado que piensa que el certificado va a tener más valor de esta
forma. El cliente ha seguido una semántica de tipo convalidativo en la que
busca un beneficio aun a costa de lo que para él es una manipulación del
significado.
La semántica que este traductor piensa aplicará el destinatario a esta futura
traducción será la «semántica del diccionario de la Academia». Esta semántica
es característica de jueces y funcionarios y según la misma nacional significa
«Natural de una nación, en contraposición a extranjero» frente a internacional,
que significa «Perteneciente o relativo a dos o más naciones». Según esta
lógica, national solo se podría traducir por nacional. De acuerdo con esta
semántica, si el traductor acepta la imposición del cliente, la traducción puede
ser rechazada en destino por haber traducido exactamente por «el significado
contrario».
Según la semántica del traductor, un equipo deportivo nacional es exactamente
lo mismo que un equipo deportivo internacional, ya que los equipos nacionales
solo tienen existencia dentro de las competiciones internacionales. National se
podría traducir por internacional, por ser ambas palabra sinónimos dentro de
este contexto en particular.
Si el traductor sigue su propia semántica, la traducción corre el peligro de no
llegar a término y ser rechazada. En esta ocasión, mi propuesta sería negarse
a las pretensiones del cliente y traducir national por nacional. Es decir, priorizar
la aceptabilidad frente a la precisión o fidelidad al significado.
Convencer al cliente paquistaní de que el traductor jurado no debe intentar
beneficiar a su cliente por el hecho que este le pague es otra historia…
Descargar
Fichas aleatorios
Crear fichas