CREANDO UNA NACIÓN INTELIGENTE

advertisement
CREANDO UNA NACIÓN INTELIGENTE.
Para sobrevivir en el siglo XXI, cada nación debe convertirse en una "nación inteligente" en la que participen todos
sus ciudadanos. Cada ciudadano debe actuar como recolector, productor y consumidor de inteligencia y así crear una
Comunidad de Inteligencia Virtual que integre y haga el mejor uso de las fuentes abiertas y de la información
clasificada. Cada nación debe definir una "Estrategia Nacional de Información" que se ocupe de la conectividad,
contenido, coordinación y seguridad informática.
La función más importante del gobierno de una nación inteligente es crear y construir "la información comunal". De la
manera en que los gobiernos gestionen esta zona de información común dependerá el atractivo que tenga ese país para
que se invierta en él.
Además, más que nunca, poseemos una infraestructura informativa muy frágil y compleja que puede ser destruida,
interrumpida y alterada fácilmente.
Información Comunal.
Se trata de la información accesible al público para que sea utilizada en aras al bien común. Existen tres principales
"industrias de la información" que deben contribuir en crear esta área de información común si queremos que esta sea
útil y potente.
* Los servicios de inteligencia del país.
* El gobierno. Además de toda la información sobre los contribuyentes también aquella
que obtiene de otros gobiernos, universidades etc.
información
* El sector privado. La más importante, dinámica y diversa de todas ellas.
Información Continua.
Esta información está compuesta por nueve sectores de la sociedad que pueden agruparse realmente en seis y que son
a su vez consumidores y productores de información:
* Escuelas y Universidades. Poseen expertos, disponen de estudiantes para las labores de
almacenar
datos electrónicamente e instalaciones de procesamiento de datos. Además cuentan con personal multilingüe.
* Bibliotecas. Representan "el conocimiento distribuido". Cuentan con bibliotecarios capaces de
discriminar y ayudarnos a descubrir la información necesaria.
* Negocios. Además de una cantidad de datos muy importante que ellos mismos generan
incluyendo la
información preferida por el consumidor y análisis de mercados que después de un
tiempo razonable pueden
compartir con otros sectores.
* Investigadores privados, agentes de información e inteligencia comercial. En muchos casos,
la
información generada por estos organismos es muy superior a la que los gobiernos son capaces de
recoger y
procesar.
* Medios de comunicación. Casi siempre subestimados. Especialmente los periodistas de
son una fuente de información muy cualificada.
investigación
* El gobierno. Incluyendo los distintos estratos, administración central, administraciones
locales e
incluso gobiernos tribales así como las instituciones que almacenan información:
Departamentos de defensa y
de Inteligencia.
La inteligencia en la era de la información.
Tras analizar los elementos de la información comunal y de la información continua, es necesario centrarnos en los
aspectos específicos de la Inteligencia en la era de la información.
* El cliente y su ambiente es el mejor objetivo en el que aplicar los métodos de inteligencia.
* Apoyo a la decisión es el último objetivo de todos los procesos de información. Debemos
distinguir
entre datos (texto sin pulir, señal o imagen), información, recogida de datos de interés general, e inteligencia,
información procesada a medida para apoyar una decisión específica que
debe tomar una determinada nación
sobre una cuestión en un momento y tiempo concretos.
* La información repartida es más valiosa y barata que la información centralizada.
* "Justo a tiempo". Mucho más útil y barata que la información recogida "por si acaso".
* El valor de la información es una combinación del contenido, el contexto en el que se usa y el
calendario en el que se obtiene y explota.
* El nuevo paradigma = Paradigma del diamante. En él el consumidor, el analista, el recolector
de la
información y la fuente pueden ponerse en comunicación directamente los unos con los otros. Se supera el
paradigma lineal en el que el consumidor se pone en contacto con el analista quien
contacta con el recolector de
la información quién contacta con la fuente.
* El recurso de la información más importante es el empleado. Cada empleado debe ser un recolector,
productor y consumidor de información e inteligencia. Esto se denomina el modelo de "colmena corporativa" en el
que se fundamenta una "nación inteligente".
* El conocimiento publicado es un conocimiento viejo. Hay que crear un conocimiento a la
nuevas situaciones.
medida de las
* La amenaza (o respuesta) depende del nivel del análisis. Existen cuatro niveles de análisis: estratégico,
operacional, táctico y técnico. Estos están influenciados por el contexto de la investigación: civil, militar y
geográfico.
* Ética, ecología y evolución. El verdadero valor de la inteligencia reside en su valor informativo
que
aumenta con su diseminación. La ética requiere una reducción drástica de los secretos gubernativos y de los secretos
empresariales. La inteligencia nacional debe apoyarse en los 9 sectores en vez de hacerlo en la información
clasificada.
Conclusión
No existe otra alternativa que redefinir la función de los gobiernos, subrayar su responsabilidad en la construcción de
la "información comunal" y rediseñar la inteligencia nacional creando una comunidad de inteligencia virtual en la que
cada ciudadano sea un recolector, productor y consumidor de inteligencia. Para ellos necesitamos una estrategia
nacional de información. La actuación de la nación inteligente debe combinar las habilidades públicas y privadas para
ser la nación más inteligente y segura en la era de la información.
En este siglo, la amenaza de las naciones ha cambiado. Hasta ahora, el aspecto más importante de la seguridad
nacional ha sido proteger las fronteras, la protección de sus ciudadanos y de sus intereses en el extranjero. Hoy nos
encontramos con organizaciones criminales supranacionales que disponen de abundantes recursos y una muy buena
información y tecnología
Descargar