Poder Judicial de la Nación udicial de la Nación

Anuncio
Poder Judicial
Judicial de la Nación
Sala II- Causa n°° 27.977 “Escobar,
Diego Gustavo s/ defraudación
contra la administración pública”
Juzg. n°° 9 – Sec. n°° 17
Expte. n°° 14.902/2007/1
Reg. n° 30.188
/////////////////nos Aires, 4 de agosto de 2009.
VISTOS Y CONSIDERANDO:
I- Llegan las presentes actuaciones a conocimiento y decisión de
este Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por el Sr. Defensor Oficial
Dr. Gustavo E. Kollmann, contra la resolución que luce en copia a fs. 1/4 mediante la
cual el Sr. Juez de grado dispuso el procesamiento de Diego Gustavo Escobar en orden
al delito de defraudación a la administración pública en concurso ideal con falsificación
de documento privado y ordenó trabar embargo por la suma de mil pesos (arts. 174, inc.
5° y 292 primer párrafo del Código Penal de la Nación).
II- La Defensa al presentar su impugnación sostuvo que la
conducta desplegada por Diego Gustavo Escobar no fue idónea para provocar el
perjuicio patrimonial que exige el tipo penal, solicitando que se revoque el fallo en
cuestión y se disponga el sobreseimiento del imputado. En subsidio, advierte que el
delito no llegó a consumarse. También cuestiona el monto de embargo que se fijó en la
resolución apelada.
III- El imputado fue indagado por A...haber presentado el día 25 de
enero de 2007 ante la Oficina de Administración de la Dirección General de
Comisarías de la Policía Federal, un certificado médico falso expedido el 22 de
diciembre de 2006 por el Dr. Roberto Andreozzi, mediante el cual pretendía justificar
su inasistencia laboral de 35 dí[email protected] (ver fs.278/vta.).
Entienden los suscritos que los argumentos esgrimidos en esta
apelación deben recibir parcialmente acogida favorable.
En efecto, surge del sumario administrativo de la Policía Federal
Argentina que el encausado fue sancionado con pena de cesantía por haber presentado
el certificado falso y que se dispuso descontar de sus haberes la totalidad de los días que
no se presentó a trabajar, lo cual da razón a la defensa en que la maniobra no logró
provocar el engaño que hubiese consumado el delito (ver fs. 101/235 del principal).
No obstante, el Tribunal no comparte que ese certificado hubiese
sido inidóneo para provocar la disposición patrimonial. En situaciones como esta en que
el hecho se ha visto frustrado por razones ajenas al agente, resulta fundamental
distinguir los A...casos de tentativa propia de los supuestos de tentativa de delito
imposible y en ellos, habrá que atender a la capacidad o aptitud de las maniobras para
inducir a error en conjunción con las particulares circunstancias del hecho, dentro de
las cuales están incluidas, por supuesto, la calidad y demás circunstancias personales
del sujeto [email protected] (cfr. ADerecho Penal, parte [email protected], tomo I, Carlos Creus, Ed.
Astrea, año 1997, pag. 467, citado por la Sala I de la C.C.C en los autos n°16.279 AOliva
Leonardo s/defraudació[email protected], rta. el 22/8/01).
La falsedad de ese instrumento está comprobada con la declaración
testimonial del Dr. Andreozzi en la que manifestó no recordar haber atendido al
imputado, agregando que ni la firma ni el sello que figuran en el certificado le
Poder Judicial
Judicial de la Nación
pertenecen, y por el estudio pericial realizado en esta causa que confirmó esto último
(ver fs. 39/40 y 42/43 del principal).
Respecto de la inidoneidad de la falsificación, esta Sala tiene dicho
que esa apreciación debe conciliarse con la que pueda percibir el hombre común que
intenta ser engañado y no con la que puede efectuar el individuo experto (ver Sala II,
cn° 13.757 ARonco, Maximiliano s/ [email protected], rta.7/10/97, reg n° 14.703), en
función de lo cual debe señalarse que el cotejo del instrumento cuestionado demuestra
que carece de signos burdos en la maniobra adulteradora.
Además, el Tribunal considera que no es un parámetro para
descartar –con ese argumento- la tipicidad del hecho que el traumatólogo haya
informado que no extendió la constancia presentada, ni que haya resaltado que la
terminología utilizada en el certificado no es técnicamente correcta. Debe repararse en
que la falsedad no surgió a simple vista por esto último, sino a raíz de que se solicitara
completar la información para dar curso a la licencia extendida, lo cual da la pauta de
que, si bien el ardid fue defectuoso, ex ante no fue absolutamente inidóneo para cometer
la defraudación.
De esta manera la resolución apelada será confirmada, con la
salvedad de que la descripción del hecho que se efectuó en la declaración indagatoria,
sólo permite aplicar la figura descripta en el art. 296 del Código Penal, en concurso
ideal con el art. 174 inciso 5°.
IV- Por último, el monto del embargo debe ser reducido al valor de
la tasa de justicia, en atención a lo manifestado por la defensa en torno a las costas del
proceso, a que el delito mencionado no prevé pena pecuniaria y no se ha provocado un
perjuicio patrimonial que deba ser reparado.
Por lo expuesto, el Tribunal RESUELVE:
I- CONFIRMAR PARCIALMENTE la resolución recurrida en
todo cuanto decide y ha sido materia de apelación, MODIFICANDO la calificación
legal por tentativa de defraudación a la administración pública en concurso ideal con
uso de documento privado falso (arts. 54, 172, 174 inc. 5° y 296 del Código Penal).
II- REDUCIR el monto de embargo a la suma de sesenta y nueve
con sesenta y siete centavos ($ 69,67).
Regístrese, hagase saber y remítase a la anterior instancia, donde
deberán efectuarse las restantes notificaciones que correspondan.
Fdo: Eduardo G. Farah- Martín Irurzun.Nota: El Dr. Cattani no firma por hallarse en uso de licencia.Ante mi: Guido S. Otranto. Secretario de Cámara.-
Descargar