HeinrichBoU `Casa sin amo`. Para mí, aquí, lapa

Anuncio
an transcurrido unasjornadas desdeque lasuniversidadesPúblicas de
nuesua Región vivieran un intento dellpemuadeCurso2012-13drásticamente [email protected] Los titulares
y fotos de los $arios del pasado 22
reflejaron parte de lo acaecido la jornada anterior
en el salónde actos de la Facultad de Economía y
Empresa.Editoqiales, comunicadosoficialesy opi, Nones de algunos colegas han abordadoya diversosaspectos sobre lo sucedido. Me parece dejusticiaconlaopiniónpúblicacompletardicho cuadro,
refíriéndomea nuestros invitados, y a la imagen
con la que nuncadebíanhaberse marchado.
Comencemospor explicar la primera parte del
título. No pretendo aprovecharmede la novela de
HeinrichBoU 'Casa sin amo'. Para mí, aquí, lapa-.
labra «casa»simplementesugiere un lugar donde
me mestarvadande me aeradavohrer. En cuanto aknon, no ésuna palabraGue tengamuchocartel. En mi caso. tamon está relaaonadocon el verbo amar.pasar.de lo que acontece enuna institución a10 que estádetrás y realmente lo explica, q
zá solo sea fácil desde la perspectiva del amor. Las
cosas salensise wne entusiasmo, &de darlo mejorde nosotros, pero no solo eso. En la frustrada
Apertura faltó respeto vconsideracióna quienes
nos acompaiiaban;nos Ólvidamosde e~os.ÉlR&tor ames$ muchoy resultó que no salió,o másbien
solo salieron las fotos. Si los rectores buscaban la
foto en la primera página me~ociandon...,la con. siguieron-ESconirida la discrepancia con la polirica nacional en materia educativa, mznifestada
desde diversasregiones. Esa posibilidadesuna manifestación de la libertad en democracia Sin .$mbargo, si lo ocurrido ha hecho bien a nuestra UNversidad, está bien claro que no. Pienso que nuestra sociedad espera y rec&a más de quienes digen nuestrasuniversidades, de hecho espera más
ae todaia comunidaduniversitaria, ensin<oníacon
la excelencia de la que tanto hablamos.
La dinámica de una sociedad demoaáticapivota en tomo a la libertad. Para ello se ha dotado de
oportunos cauces de expresión.Se trata deusarlos
y hasta el final. Me planteo, sin embargo, si explicamos estas cosas anuestrosalurnnos.~
el
do 21 mi conclusión es que, si es así, no todo; han
asistido a dichas clases.Teniendo presente que estaba anunciado, se tomaron tarde decisionesy de
modo preapitado, si no es que todo estaba programado con anterioridad,tal y como comentabanalgunos de los testigospresencialesy me han hecho
notar amigos y vecinos en los días subsiguientes.
Comunicados de algunos colectivos hanseñalado
haberse sentido manipulados.No se organizó la
H
Apertura cuidandoel ejerciciode la libertad de todos.unviejoamigomeseiialaba: «Quizátengauna
explicaciónla visión que de los agentes del orden
y seguridad delEstado manifiestan miembros del
equipo rectoral. Lo que pensaba elseaeranogeneral cuando dijo «noíbamos aponervallaso Uamar
a la Policía. Esto es una universidadpública))no es
fácil de saber...y continuaba mi amigo: «Quizála
mayor parte del equipo rectoralno conió y se enfrentó con los 'grises' durante las movidas de los
años sesentay setenta del siglopasado en los campusde lasuniversidadesespañolas)).Perono es este
el lugar deintentar reflejarlatensióncon quevivimos aquellosañosuniversitariosdonde algunasfacultades, como respuestaa lasreivindicaaonesde
libertad,vieronincluso sus puertas tapiadas «hastanuevaorden"~~Ahoralasituaaónesbiendistin'
ta, pero como la historia de la generaciónanterior
aDarece mezclada con la crónica. Drovoca una uercepción diferente; elsaltodesdékuenasde repre- '
siónn a aaeentes v cuernos de se~undadnno r e d tafácil d&anej& en t&minos p'rácticos.
nSi para hacerun acto en un espacio de libertad
hay que avisaralaPolicía,es que no merece la pena,)
declaróel Rector ante losmedios. >Quées loque no
merece la pena?: ¿LaApemra, lalibertad,S& rector.laUNversidad ...7¿Y quéopinanlosciudadanos
que mantienen la ~nivérsididpública a este respecto? ~scuchélo que decían algkos de los que nos
acompañaban vno coincidíancon nuestro Rector: « ~ a b íespáaoparala
í
manifestacióndedisnepancia y también para la ~ ~ e r t u rque
a , para eso estinlosagents de! orden, nolos profesores de UNversida&.
Acabemos volviendoa la segunda parte del titulo. Basten un par de ejemplos de lo primero:
Juan R.Medina, hace unas jornadas, aportaba datos en este diario que sin duda nos ayudan a posicionamos en el mapa de las políticas universitarias. En el mismo sentido inierpreto la noticia
en la que José A. Cobacho, mosh'&do grangenerosidad, aceptaba el nombramiento de vicepresidente del Consejo de Universidades. Considero que ambos lo hacen pensando en las personas
que diariamente se dan cita en nuestra universi:
dad. Pues con mayor motivo lo hemos de hacer,
en un acto ac.adémico, con quienes invitamos a
nuestra casa para celebrar una fiesta, que eso es
lo que significala Apertura: la apuesta de la sociedad por nosotros, mostrando así su compromiso para sacar adelante la Univqsidad, en estos tiempos difíciles: Dicho de otro modo, si al
necesario diálogo sobre políticas universitarias,
pero no a usar nuestra Universidad como plataforma política.
Descargar