ENCUESTA NACIONAL DE FACTORES DE RIESGO

advertisement
3º ENCUESTA NACIONAL DE FACTORES DE RIESGO PARA ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES
Se usa menos sal pero sigue preocupando el aumento de peso
La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) para enfermedades no transmisibles es una de
las Encuestas de mayor envergadura que se realiza en materia de salud, en Argentina.
Como datos alentadores arrojó mejorías sustanciales en la reducción del uso de la sal, en la
exposición al humo de tabaco en bares y restoranes, y el no aumento en el consumo regular de
alcohol. Además, se observaron aumentos significativos en conductas de acción preventiva
(control de presión arterial, realización de mamografías, entre otros, etc.)
Encuesta. Existe abundante evidencia científica a nivel global respecto a la conveniencia de poner en ejecución
políticas y acciones costo-efectivas de prevención y control de las enfermedades no transmisibles
La encuesta permitió obtener información representativa a nivel nacional y provincial de la
población adulta mayor de 18 años. En total, se encuestaron a 32.365 personas en localidades de
más de 5mil habitantes de todo el país. Entre los datos arrojados, se ve un aumento de la
prevalencia de sobrepeso y obesidad relacionadas con malos hábitos alimentarios, escasa ingesta
de frutas y verduras y prevalencia de baja actividad física, pero también una desaceleración en el
proceso de crecimiento de esos indicadores, lo que revela el esfuerzo y los resultados de las
políticas de Estado de los últimos años.
La disminución del agregado de sal en las comidas, detectada a partir de la Encuesta, se relaciona
con un cambio de conducta que podría vincularse, en parte, al arduo trabajo iniciado desde hace
tres años entre el Ministerio de Salud y la Industria, con la participación de INTI, y del Centro INTILácteos en particular, a partir de la iniciativa Menos sal, Más vida, la cual incluye acuerdos para
reducir la sal en los alimentos industrializados y la promoción de cambios en los hábitos de
consumo.
Según los resultados de la encuesta, el porcentaje de la población que agrega sal a las comidas
después de la cocción o al sentarse a la mesa se redujo ocho puntos porcentuales, al pasar del 25,3
en 2009 al 17,3% en 2013. Resulta positivo el cambio cultural en relación al uso del salero por
parte de la población, lo cual motiva al INTI a seguir acompañando este tipo de políticas y trabajar
sobre factores que protegen la salud y promueven una vida saludable.
En los cuatro años que separan a una y otra encuesta nacional, también bajó el consumo de tabaco
en dos puntos porcentuales, al pasar del 27,1% de la población medido en 2009 al 25,1% 2013. En
el mismo lapso, la exposición al humo de tabaco ajeno en lugares de trabajo se redujo del 34 al
25%, mientras que en bares y restoranes hubo una disminución del 47,2 al 23,5%.
En cuanto a la prevalencia de obesidad, evolucionó del 14,6% registrado en 2005, cuando se hizo la
primera ENFR, al 18 % de 2009 y el 20,8% de 2013, lo que demuestra un incremento menos
significativo de ese indicador desde el 2009. La prevalencia de obesidad resultó mayor entre
varones y a menor nivel educativo.
Seis de cada diez personas registraron exceso de peso, mientras que dos de cada diez, obesidad. Se
trata de una epidemia mundial y la meta fijada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es
lograr que tenga un crecimiento nulo para 2025.
Por otra parte, la tercera ENFR indica que bajó el consumo de alcohol regular de riesgo (del 10,7%
al 9,7%) y el de personas que condujeron automóviles habiendo bebido (del 13,2% al 12,1%),
mientras que subió el consumo episódico excesivo (del 8,9% al 10,4%).
Las enfermedades no transmisibles como las cardiovasculares, diabetes, respiratorias y algunos
tipos de cáncer explican más del 60% de las muertes y están en ascenso en todo el mundo,
estimándose que para 2020 serán causantes el 75% de las muertes. Registran un mayor
incremento en países en vías de desarrollo y ocasionan un aumento progresivo en los costos de los
sistemas de salud.
Existe abundante evidencia científica a nivel global respecto a la conveniencia de poner en
ejecución políticas y acciones costo-efectivas de prevención y control de las enfermedades no
transmisibles, ya que todas las intervenciones que se realicen sobre sus principales factores de
riesgo, entre los que se cuentan el consumo de tabaco, la alimentación inadecuada y el
sedentarismo, tienen un mayor impacto sanitario en el desarrollo de las políticas públicas
intersectoriales.
Acerca de la ENFR
Se realiza regularmente cada cuatro años, utilizando los mismos estándares metodológicos de
forma tal de poder realizar estudios de tipo comparativos y evolutivos. Forma parte del Sistema de
Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles (ENT) del Ministerio de Salud de la Nación y del
Sistema Integrado de Encuestas a Hogares del INDEC. Representa uno de los análisis de mayor
envergadura que se realizan en materia de salud en la Argentina. Los datos corresponden a la
última encuesta realizada entre octubre y diciembre de 2013.
Destacado: MENOS SAL, MÁS VIDA. INTI-Lácteos participó activamente de esta campaña que
logró reducir la cantidad de sal en alimentos industrializados.
Contacto: Marcela Murphy murphy@inti.gob.ar
Descargar