NUEVO PROCEDIMIENTO PARA LA CALIFICACIÓN

advertisement
COMENTARIOS AL NUEVO PROCEDIMIENTO PARA LA CALIFICACIÓN DE
RIESGOS DE TRABAJO EN MATERIA DE SEGURIDAD SOCIAL.
Se crean los Avisos ST-7 “Aviso de atención médica inicial y calificación de probable riesgo
de trabajo”, y ST-8 “Dictamen de probable recaída por riesgo de trabajo”.
El nuevo procedimiento que sugiere el Instituto Mexicano del Seguro Social para la
calificación de un riesgo de trabajo se justifica, según el propio Instituto, en que los
trabajadores que sufren un riesgo de trabajo se ven afectados al no obtener las
prestaciones a que tienen derecho en este ramo de aseguramiento y por lo tanto reciben
únicamente los beneficios del ramo del seguro de enfermedades y maternidad lo que se
traduce en un incremento del costo de subsidios en éste ramo afectando su
financiamiento.
Con el nuevo procedimiento para la calificación de un riesgo de trabajo, el Instituto a
través de sus Unidades de Urgencias y Atención Médica Continua, brindará atención al
trabajador y hará del conocimiento del patrón del riesgo atendido para que a través del
formato ST-7 manifieste lo que a su derecho convenga en relación a los acontecimientos
narrados y denunciados por el trabajador, sus familiares o su representante legal.
En caso de que el patrón no notifique el del riesgo de trabajo al Instituto en términos de lo
dispuesto en el primer párrafo del artículo 51 de la Ley, gozará de un plazo de 72 horas
para complementar la información proporcionada por el trabajador o sus familiares,
término que no se especifica a partir de que momento correrá, debiendo suponer que
iniciará su computo a partir de la recepción del formato ST-7, sin embargo, no hay que
perder de vista que la persona encargada de hacer llegar el formato al patrón, es el propio
trabajador o sus familiares, dejando al empleador en total estado de indefensión al
depender de terceros para la recepción del aviso para la calificación del riesgo de trabajo,
sobre todo si el trabajador se encuentra grave y a sus familiares lo que menos les importa
en esos momentos es entregar papeles al patrón.
Una vez turnado el caso a un médico del área de medicina del trabajo sin que se haya
obtenido respuesta por parte del patrón en el formato ST-7, el médico tratante procederá
a solicitar de nueva cuenta al patrón a través del “Oficio de solicitud de información
complementaria al patrón”, lo más destacable de éste requerimiento es que se le
notificará al patrón a través de correo certificado/portal IMSS, IDSE, sin embargo y dada
la trascendencia que una calificación de riesgo de trabajo tiene para las empresas,
consideramos que la notificación de los formatos ST-7, ST-8, así como la solicitud de
información complementaria y el oficio de notificación de calificación al patrón, se
deberían notificar a través del personal autorizado que tiene el Instituto cumpliendo con
todas las formalidades que exige el artículo 134 del Código Fiscal de la Federación.
Lo anterior, toda vez que el patrón es el único indicado para manifestar como ocurrieron
los hechos y si el trabajador accidentado o enfermo estuvo o no expuesto al riesgo que
propicio el accidente de trabajo. Con ello se satisfacen los requisitos de legalidad que todo
acto de autoridad debe cumplir y se coadyuva con el Instituto al proporcionarle todos los
elementos de defensa en caso de tener que enfrentar una demanda por parte del
trabajador ante las Juntas Federales donde se demande la calificación de un riesgo como
de trabajo o bien un porcentaje mayor de incapacidad, considerando que en la mayoría de
los juicios laborales, el patrón no es emplazado a juicio y es a fin de cuentas a quien
impacta el laudo.
El nuevo procedimiento para la calificación de un riesgo de trabajo al parecer trata de
brindarle al patrón la garantía de audiencia antes de proceder a calificar un accidente o
enfermedad como de trabajo, sin embargo, para hacerlo mas equitativo sería conveniente
atender la sugerencia de la notificación personal de los nuevos formatos.
Para finalizar y considerando que los trabajadores insatisfechos con la calificación de un
riesgo de trabajo acuden ante las Juntas Federales a demandar sus pretensiones, a fin de
hacer mas justo y equitativo todo el procedimiento que
envuelve la calificación o
consecuencias de un riesgo de trabajo, es de suma importancia que el propio Instituto o
los titulares de las Juntas que conocen de éstas controversias, emplacen a los patrones
involucrados a fin de respetar sus más elementales garantías.
Con ello se pretende evitar la dicotomía legal sobre el particular por su parte el artículo 50
de la Ley del Seguro Social
2
Artículo 50. El asegurado que sufra algún accidente o enfermedad de trabajo, para
gozar de las prestaciones en dinero a que se refiere esta Capitulo, deberá someterse
a los exámenes médicos y a los tratamientos que determine el Instituto, salvo
cuando justifique la causa de no hacerlo. El Instituto deberá dar aviso al patrón
cuando califique de profesional algún accidente o enfermedad, o en caso de recaída
con motivo de éstos.
Sin embargo el Reglamento de la Ley del Seguro Social en materia de Afiliación,
Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización en su artículo 32 fracción V cita lo
siguiente:
Artículo 32. Los patrones revisarán anualmente su siniestralidad para determinar si
permanecen en la misma prima, o si ésta se disminuye o aumenta, de acuerdo a las
reglas siguientes:
V. Los patrones deberán presentar al Instituto, durante el mes de febrero, los
formatos impresos o el dispositivo magnético generado por el programa informático
que el Instituto autorice, en donde se harán constar los casos de riegos de trabajo
terminados durante el año, precisando la identificación de los trabajadores y las
consecuencias de cada riesgo, así como el número de trabajadores promedio
expuestos al riesgo dados en razón de la mecánica bajo la cual efectúen los pagos
de cuotas. El Instituto deberá dar aviso al patrón cuando califique algún accidente o
enfermedad de trabajo, o en caso de recaída con motiva de éstos.
Al ser la incapacidad un acto administrativo de carácter fiscal, debe cumplirse con las
reglas que en materia de notificación se exigen para este tipo de actos, las cuales se
encuentran previstas en el Código Fiscal de la Federación, o en su caso por los medios
electrónicos.
Comisión Nacional de Seguridad Social
Enero 2008
3
Descargar