AMET REGIONAL SANTA FE

advertisement
AMET REGIONAL SANTA FE
1° FORO PROVINCIAL
DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
Rosario 13 de agosto 2010
La Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica, entiende que la educación es
una cuestión de Estado, y con esta premisa trabaja desde hace más de cincuenta
años, defendiendo los derechos de aquellos actores que forman parte de la realidad
socioeducativa de nuestro país, particularmente atendiendo las necesidades de los
trabajadores de la Educación Técnico Profesional.
Desde esta perspectiva y entendiendo la complejidad que plantea el funcionamiento
de una modalidad específica, con distintos niveles de concreción, diferencias
estructurales respecto de otras modalidades y niveles, la inversión económica
necesaria para su desarrollo y la necesidad de aplicación de políticas particulares, ha
estado siempre presente en las distintas instancias de generación de dichas políticas
educativas. En Santa Fe, a partir del traspaso de las escuelas nacionales de
educación técnica y centros de formación profesional a las provincias, la AMET ha
sostenido una presencia activa en defensa de la Educación Técnico Profesional.
Sabe que uno de los desafíos que se plantea en esta modalidad es desarrollar la
cultura del trabajo, acercando la actividad educativa a la económica y productiva. Se
necesita formar jóvenes y adultos tanto para el ingreso a otros niveles de estudio como
así también para el mundo del trabajo, considerando este último como una actividad
que dignifica al ser humano. Para ello, las escuelas técnicas, agrotécnicas y los centros
de formación profesional deben estar en contacto permanente con el mundo de la
ciencia y la tecnología, la producción, y la realidad sociocultural, posibilitando el
crecimiento y la preparación de sus alumnos, que no deben quedar al margen de los
cambios e innovaciones que se producen a diario, lo que permitirá una real inserción en
el mundo del trabajo.
También sostiene que la educación debe ser una prioridad provincial y se debe
constituir en política de Estado para construir una sociedad justa, reafirmar la identidad,
profundizar el ejercicio de la ciudadanía democrática, respetar los derechos humanos y
libertades fundamentales y fortalecer el desarrollo económico-social de la Provincia.
El Ministerio de Educación es el máximo responsable de la planificación,
organización y supervisión del Sistema Educativo Provincial a los efectos de garantizar
el acceso a la educación en todos los niveles y modalidades, y por ello debe articular
todas las instancias de diálogo y consulta con aquellos actores que se vinculan directa
o indirectamente con el sistema, para poder tomar las decisiones más adecuadas en la
implementación de las políticas educativas.
Sin embargo, la Educación Técnico Profesional no está atravesando su mejor
momento en nuestra jurisdicción, a pesar de que cuenta, desde el año 2005, con una
ley nacional específica, en la que AMET fue partícipe necesario, que regula su
implementación y desarrollo. Entre los principales logros que presenta la normativa se
encuentran:
• La unificación de los planes de estudio de nivel medio en una duración mínima de
seis (6) años.
• Un sistema a nivel nacional que articule las distintas propuestas de Educación
Técnico Profesional existentes en los distintos niveles y en las distintas jurisdicciones.
• Establece la necesidad de implementar mecanismos que permitan acordar criterios y
homogeneizar programas y organizar nuevamente el sistema de calificaciones
profesionales y registro de entidades a nivel nacional.
• Reconoce la importancia de la vinculación entre las instituciones educativas y el
sector productivo, dando especial relevancia a la realización de prácticas educativas
conjuntas.
• Reconoce aquellos saberes obtenidos por fuera del sistema educativo.
• Creó el Fondo Nacional para la Educación Técnico Profesional para el financiamiento
de la educación técnica media y superior y la formación profesional, a partir de los
Planes de Mejora ejecutados por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica.
La Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica - AMET - Regional Santa
Fe, pone a disposición de la Comisión de Educación de la Honorable Cámara de
Senadores de nuestra provincia, algunas consideraciones sobre la actualidad de la
Educación Técnico - Profesional en la provincia. Algunas de ellas forman parte de
legítimos reclamos que nuestra institución viene realizando desde hace varios años.
Entre otros aspectos podemos enumerar como prioritarios, los siguientes puntos:
 La Ley de Educación Técnico Profesional N° 26058, promulgada el 8 de setiembre de
2005, en su Capítulo IV - Definición de ofertas formativas, en su art. 24, establece que
los planes de estudio de la Educación Técnico Profesional de nivel medio, tendrán una
duración mínima de seis (6) años. (En algunas jurisdicciones, como la pcia. de Bs.
As., llega a siete años porque han incorporado el 7° grado del primario).
Esto aún no se ha definido en nuestra jurisdicción, ya que en la actualidad hay un
gran número de escuelas de educación técnica que continúan con diseños que
contemplan solamente cinco (5) años de estudio.
 Actualización de los diseños curriculares en concordancia con lo establecido por
la Ley de Educación Técnico Profesional, teniendo en cuenta las necesidades
jurisdiccionales y propias de cada región de nuestra provincia.
Según la Ley 26058, CAPITULO IV Definición de ofertas formativas, en su Art. 25.
establece: Las autoridades educativas jurisdiccionales, sobre la base de los
criterios básicos y parámetros mínimos establecidos en los artículos anteriores,
formularán sus planes de estudio y establecerán la organización curricular adecuada
para su desarrollo, fijando los requisitos de ingreso, la cantidad de años horas anuales
de cada oferta de educación técnico profesional de nivel medio o superior no
universitario y la carga horaria total de las ofertas de formación profesional.
En concordancia con las resoluciones emanadas del Consejo Federal de educación.
 Al no haberse implementado la Ley de Educación Técnico Profesional, las escuelas
técnicas continúan con diseños impulsados en la anterior reforma educativa,
presentándose una diversidad de problemas de índole educativo y administrativo
escolar, por ejemplo: los alumnos de 5° año (en los planes de seis años) no repiten,
pueden pasar a 6° año sin haber aprobado ninguna de las asignaturas, ya que se toma
como si fuera el último año de la educación secundaria (como una continuación del
polimodal establecido por la Ley Federal de Educación), con las debidas
consecuencias pedagógicas que esto implica. De la misma manera, se les entrega un
certificado de culminación de la educación secundaria, lo que posibilita su ingreso a la
universidad; condicionando su permanencia en el sexto año y la obtención del título de
técnico, provocando además desgranamiento.
 El Título IV de la Ley 26058, Mejora continua de la calidad de la Educación Técnico
Profesional, en su art. 30, establece: El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología
concertará en el Consejo Federal de Cultura y Educación la implementación de
modalidades para que: i) los profesionales de nivel superior universitario o no
universitario egresados en campos afines a las diferentes ofertas de educación técnico
profesional, puedan realizar estudios pedagógicos —en instituciones de educación
superior universitaria o no universitaria— que califiquen su ingreso y promoción en la
carrera docente; ii) los egresados de carreras técnico profesionales de nivel medio
que se desempeñen en instituciones del mismo nivel, reciban actualización
técnico científica y formación pedagógica, que califiquen su carrera docente.
La escasa capacitación específica brindada a través del Ministerio de Educación, se
realizó en forma centralizada, UTN Sta. Fe por ejemplo, debiendo los docentes realizar
largos viajes para acceder a la misma, con la correspondiente inversión de tiempo.
Además hay que tener en cuenta que no se contemplan los reemplazos (no se
autorizan desde el ME), produciéndose horas libres en los establecimientos, lo que
genera reclamos de parte de los responsables de los alumnos.
En el mismo sentido, aún no se han articulado las instancias de educación superior
para que los profesionales no docentes puedan acceder a estudios pedagógicos que
califiquen su ingreso y promoción en la carrera docente.
 Desde hace varios años, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica - AMET,
viene reclamando la composición de una Junta de escalafonamiento docente del
área Técnica conformada por miembros que tengan el perfil, la formación, y
experiencia en la modalidad, y poder lograr el debido reconocimiento de aquellos
que poseen un oficio o una especialización en el área técnico - profesional (Ej:
especialista en soldadura MIG, TIG y plasma, programador de máquinas CNC, diseño
asistido por software: Autocad, SolidWorks, etc.), y no poseen título docente.
 En el Concurso de Titularización para cubrir los cargos y horas cátedra Función 42
afectadas a espacios curriculares de los planes de estudio vigentes en educación
formal, asignados a los establecimientos dependientes de las Direcciones Provinciales
de Educación Secundaria, de Educación Técnica, Producción y Trabajo, y de
Educación de Adultos de la Secretaría de Educación de este Ministerio; y de la
Dirección Provincial de Educación Artística del Ministerio de Innovación y Cultura,
según la Resolución N° 1955/09, no han sido contemplados determinados cargos,
tal como Jefes General de Enseñanza Práctica (Jefe de Taller), MEPJS (Maestros de
Enseñanza Práctica Jefes de Sección), Jefe de Trabajos Prácticos (Jefes de
Laboratorios), Regentes, y otros.
 Inestabilidad laboral a partir de la no inclusión de los cargos mencionados en el
párrafo anterior.
 Entre otras problemáticas surgidas del concurso, podemos enumerar: ID incorrectos,
cambios en los nombres de asignaturas, irregularidades en los ofrecimientos a partir de
cambios permanentes en la información a través de la página WEB del ME hacia el
conjunto de los docentes con posibilidades de concursar.
 Debido al aumento de matrícula generado a partir de la Asignación Universal por hijo,
otorgada por el gobierno nacional, un 20% más de alumnos, según los cálculos del
Ministerio de Educación de la Nación, se ha magnificado la falta de cargos (MEP Maestros de Enseñanza Práctica - en la mayoría de los casos, laboratoristas,
bibliotecarios, docentes de informática, encargados de equipos TIC, etc.) en distintos
establecimientos de la provincia. Se crean nuevas divisiones, se abren nuevos cursos,
se tienen en cuenta las horas de teoría, es decir, se crea un plantel de docentes de
horas cátedras de teoría (Matemática, Lengua, Física, Ciencias Sociales, tec.), y no se
tienen en cuenta las correspondientes horas para la parte práctica. La falta de MEP se
ha agudizado en estos últimos años.
También se ha producido una movilidad desde las escuelas privadas hacia las
públicas, dado el aumento en el costo de matrícula y cuotas.
Sumándose a esto, la nueva disposición del Gobierno nacional en cuanto a la
incorporación a partir del mes de agosto de aquellos alumnos menores de 18 años para
proseguir sus estudios secundarios.
 En las escuelas agrotécnicas provinciales este tema se ve agravado ya que falta
crear cargos para lograr un funcionamiento más adecuado. No existen auxiliares
docentes, que tendrían a su cargo la enseñanza de la parte práctica, falta la figura del
peón de campo, que tendría a su cargo el cuidado de los animales que poseen los
establecimientos, más allá del ciclo lectivo. Por otra parte, la mayoría de estas escuelas
posee las tierras de prácticas lejos de sus edificios escolares (algunas más de 10 km) y
no cuentan con la movilidad correspondiente, y si tienen movilidad les falta el personal
para conducir (chofer), debiendo contratar por su cuenta o solicitando ayuda a padres
de alumnos.
 Teniendo en cuenta el aumento de matrícula en toda la provincia, se hace necesario
contar con más establecimientos, es necesario crear nuevas escuelas pero en
nuevos edificios.
 Los gastos de funcionamiento de una escuela técnica, agrotécnica o un centro de
formación, son diferentes de los generados en otros establecimientos educativos,
debido al mayor consumo energético (máquinas, hornos de fusión, luces especiales,
calefacción de grandes espacios como talleres, etc.), y la utilización de distintos
insumos. Sin embargo, los gastos de funcionamiento no se han actualizado a la
realidad económica que vive nuestro país.
 Equiparación del índice del Jefe General de Enseñanza Práctica (Jefe de Taller)
de 367 a 390, y consideración del cargo como integrante de los equipos directivos de
las escuelas técnicas. Creación del cargo en todas las escuelas técnicas del ámbito
provincial.
 Acciones necesarias para exigir la continuidad del plan de becas provenientes de
Nación a través del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), ya que se
producen retrasos muy importantes, de un año para otro, impidiendo a los alumnos
beneficiarios de los planes, utilizar el dinero correspondiente (incluso algunos lo cobran
una vez egresados del sistema educativo)
 Revisar acuerdos, convenios y protocolos entre el Ministerio de Trabajo y
Seguridad Social y el Ministerio de Educación, tanto en el tema Formación
Profesional, como en el tema pasantías/prácticas profesionalizantes, cursos de
capacitación que se realizan en las escuelas técnicas de la provincia, acuerdos con
entidades intermedias, sindicatos, etc..
 En muchos establecimientos, tanto técnicos como agrotécnicos, sería imprescindible
contar con un cargo puesto al servicio de la construcción de los Planes de Mejora, ya
que por falta o escasez de personal, no se estarían aprovechando al máximo los
planes. Que cada escuela pueda elaborar cada año, el correspondiente Plan de
Mejoras, redundaría en beneficio directo de la jurisdicción, e incluso implicaría menores
erogaciones en reparaciones o construcciones edilicias, mantenimiento e insumos.
 Creación de un organismo similar a la CONETyP (Consejo Nacional de Educación,
Trabajo y Producción) a nivel provincial, con la participación del ME, las cámaras
empresariales - en particular de la pequeña y mediana empresa -, las organizaciones
de los trabajadores, incluidas las entidades gremiales docentes, las entidades
profesionales de técnicos, y entidades empleadoras que brindan educación técnico
profesional de gestión privada, tal como lo establece el Art. 47 de la de Ley N° 26058,
para garantizar una Educación Técnico Profesional de calidad.
A partir de los reclamos expresados, y teniendo en cuenta que fueron presentados
oportunamente por nuestro gremio al Ministerio de Educación de Santa Fe, sin obtener
respuestas concretas, es que solicitamos a la Comisión de Educación de la Honorable
Cámara de Senadores de la provincia, a través de su presidente Senador Hugo
Puchetta, se declare el ESTADO DE EMERGENCIA en la Educación Técnico
Profesional, porque estamos convencidos que se debe otorgar el lugar que le
corresponde dentro del sistema educativo provincial y de la importancia que posee para
el potencial desarrollo económico productivo de nuestra provincia.
Acompaña esta solicitud, el Plenario de los Secretarios Generales de la Asociación del
Magisterio de Enseñanza Técnica – AMET, de las distintas Regionales de la República
Argentina.
Acompañan esta solicitud los abajo firmantes, directivos y docentes de los distintos
establecimientos de Educación Técnico Profesional de la Provincia de Santa Fe.
Descargar