CARTA DE SOLIDARIDAD_Silvino - RAP-AL

advertisement
CARTA DE SOLIDARIDAD
NO A LA IMPUNIDAD DE LA MUERTE DE SILVINO TALAVERA
El caso jurídico de la muerte del niño Silvino Talavera de 11 años a causa de la contaminación por
agrotóxicos está en peligro de quedar impune. El caso está estancado en el tribunal en un proceso de
apelación, que lleva más de un año sin ningún tipo de avance.
Estimados Ministros,
Consejo de Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia
República del Paraguay
Nos dirigimos a ustedes para transmitirles nuestra preocupación con relación a la causa judicial “Querella
criminal c/ Lauro. A. Laustenlager y Hermann Schlender s/ producción de riesgos comunes y homicidio
culposo en Pirapey”, en el cual se investiga el homicidio del niño Silvino Talavera, quien murió intoxicado tras
ser fumigado con agrotóxicos en el 2003 por los productores de soja Hermann Schlender y Alfred
Laustenlager, en el departamento de Itapúa, Paraguay.
Ya pasaron poco más de tres años desde que comenzó el proceso judicial y que hasta hoy sigue sin
resolverse, con el agravante de que el caso pueda extinguirse en el mes de diciembre, sin que la justicia
paraguaya se pronuncie sobre la muerte de Silvino Talavera.
Silvino tenía 11 años cuando fue fumigado por un cóctel de agrotóxicos usado para los monocultivos de soja
Roundup Ready, en el 2003, en el departamento de Itapúa, Paraguay. La fumigación implicó también la
contaminación de víveres que portaba Silvino y consecuentemente causó la intoxicación de 22 miembros de
su familia. Además de Silvino, sus hermanas Sofía (13) y Patricia (2), debieron ser hospitalizadas en los
siguientes días por la extrema exposición a agrotóxicos que habían sufrido. Cuando el estado de salud de los
niños se estabilizó, volvieron a casa pero nuevamente la familia se vio expuesta a otras fumigaciones; esta
vez, de parte del otro vecino sojero. Silvino no resistió y murió a los pocos días. En la sangre de los hermanos
se encontró fenol, carbamato y glifosato. Todo el grupo familiar se caracteriza por presentar un cuadro
degradativo de su salud a causa del uso indiscriminado de agrotóxicos en la región. El 11 de Septiembre de
este año, también murió Vidal Ocampos de 5 meses, hijo de la Sofia Talavera, hermana de Silvino. El bebe
murió a causa de hidrocefalia, una malformación del sistema nervioso central relacionada con la exposición a
agrotóxicos. Asimismo, la familia viene recibiendo innumerables presiones para desistir del juicio, incluyendo
amenazas de muerte.
En el primer juicio en el año 2004 por la muerte de Silvino Talavera, Hermann Schlender y Alfred Laustenlager
fueron hallados culpables por la comisión de homicidio culposo y producción de riesgos comunes. El juicio fue
anulado a instancia de los condenados. Un segundo juicio en junio de 2005, los condenó nuevamente por
estos hechos punibles. Inmediatamente, los condenados volvieron a apelar la sentencia de dos años de
cárcel. El tribunal tenía 15 días para expedirse, según el artículo 471 del Código Procesal Penal; sin embargo,
lleva 15 meses sin expedirse sobre al cuestión.
Toda esta situación, en la práctica, implica un retardo y negación de justicia; es sumamente grave, pues
además de la muerte de un niño se han dañado las bases naturales del sustento y la salud de toda su familia,
que sobrevive con dificultades a las graves secuelas producidas por la intoxicación con agrotóxicos, además
del dolor irreparable por la muerte de un miembro de la familia.
POR ELLO PEDIMOS:
-QUE, la Corte Suprema de Justicia en cumplimiento de sus funciones de Superintendencia (Ley 609/95) exija
a los miembros del Tribunal de Apelación que entiende en la causa, el cumplimiento de los deberes
establecidos para los jueces; en este caso, resolver una apelación planteada.
-QUE, la Corte Suprema de Justicia investigue las posibles irregularidades que están ocasionando este
innecesario retardo de justicia a la familia de Silvino Talavera.
- QUE, la Corte Suprema de Justicia arbitre los medios para que el asesinato de Silvino Talavera no quede
impune y se comience un camino donde el derecho a vivir en un ambiente sano se considere como un
Derecho Humano Básico para cada paraguayo/a.
Aprovechamos esta oportunidad para instarle que tomen en consideración las observaciones expuestas en
esta carta, y sobre todo, rogamos que no olvide a las múltiples víctimas de contaminación que se extienden
por todo el Paraguay.
Atentamente
Por favor envíen cartas dirigidas a las siguientes direcciones,
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
PRESIDENTE Dr. Raúl Torres Kirmse
Teléfono / Fax : +595 21 425 493
Email: eticajudicial@pj.gov.py <mailto:eticajudicial@pj.gov.py>
Con Copia a:
COMISION DE DERECHOS HUMANOS DE LA HONORABLE CAMARA DE SENADORES
PRESIDENTE Ana María Juanita Mendoza de Acha amendoza@senado.gov.py
VICEPRESIDENTE Candido Carmelo Vera Bejarano vbejarano@senado.gov.py
RELATOR
José Nicolás Morínigo Alcaraz jnmorinigo@senado.gov.py ddhh@senado.gov.py
Y enviar una copia a conamuri@rieder.net.py
CONAMURI y
EL GRUPO DE APOYO A LA CAMPAÑA DE SILVINO TALAVERA:
CODEHUPY, SOBREVIVENCIA, CECTEC, BASEIS, ALTERVIDA, CEIDRA, COLECTIVO
YBYTURUZU,ASEED- Europa, GRR- Argentina.
Para mas información: http://www.silvinotalavera.phy.ca/ conamuri@rieder.net.py/ baseis@baseis.org.py.
Descargar