amortización de gastos preoperativos de la sociedad

advertisement
JUNTA CENTRAL DE CONTADORES
CONSEJO TÉCNICO DE LA CONTADURÍA PÚBLICA
Concepto No 095 Octubre 31 de 2006
Contabilización de Gastos Preoperativos
En desarrollo de lo previsto en el Artículo 23 de la Resolución 002 de 2005, expedida por el Consejo
Técnico de Contaduría Pública y cumplido el trámite previsto en esta disposición, a continuación
procedemos a dar respuesta a la consulta trasladada por la Contaduría General de la Nación a este
despacho, así:
PREGUNTAS:
“EN MI CALIDAD DE CONTADOR PÚBLICO Y TENIENDO EN CUENTA LAS ATRIBUCIONES DE
ESTA INSTITUCIÓN COMO ORIENTADOR TECNICO Y CIENTÍFICO DE LA PROFESIÓN CONTABLE,
ELEVO LA PRESENTE CONSULTA:
EN EL AÑO 2004, SE CONSTITUYÓ UNA SOCIEDAD ANÓNIMA CUYO OBJETO SOCIAL ES LA
PARTICIPACIÓN, COMPRA Y VENTA DE TODA SUERTE DE TÍTULOS EN EL MERCADO DE
VALORES COLOMBIANO. (PARA EFECTOS DE ESTA CONSULTA “SOCIEDAD ANÓNIMA”).
DICHA SOCIEDAD, NO HA ENCONTRADO EL MOMENTO OPORTUNO PARA INICIAR LA
EXPLOTACIÓN DE SU OBJETO SOCIAL Y CONTINÚA HACIENDO ANÁLISIS Y ESTUDIOS DE
CONOCIMIEBTO DEL MERCADO Y POR LO TANTO NO HA REALIZADO OPERACIONES.
AL CONSIDERAR QUE SE ENCUENTRA EN UNA ETAPA PREOPERATIVA DESDE SU
CONSTITUCIÓN SE HAN REGISTRADO LOS GASTOS COMO CARGOS DIFERIDOS,
SUSCEPTIMBLES DE AMORTIZACIÓN CUANDO SE INICIEN LAS OPERACIONES.
QUISIÉRAMOS SABER SI EL TRATAMIENTO CONTABLE QUE ESTAMOS HACIENDO DE LOS
GASTOS DE LA SOCIEDAD ES CORRECTO, SI HAY ALGUNA LIMITACIÓN EN EL TIEMPO PARA
HACER ESTE TIPO DE REGISTRO O SI POR EL CONTRARIO, ESTA SITUACION SE PUEDE
SEGUIR DANADO HASTA EL INICIO DE LA OPERACIONES. ES IMPORTANTE ACLARAR QUE LA
COMPAÑÍA HA TENIDO INGRESOS NO OPERACIONALES POR DIFERENCIA EN CAMBIO. ”
RESPUESTA:
De acuerdo con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados enmarcados en el Decreto
2649 de 1993, la contabilidad debe reflejar la realidad económica de la empresa, registrando
fielmente las operaciones realizadas, con observancia de las normas básicas y técnicas, generando
como resultado una información contable que cumpla los objetivos y cualidades de la información
contable.
Así las cosas, los gastos derivados de la etapa pre-operativa deberán ser reconocidos en el activo
como cargos diferidos, tal como lo expresa el Decreto 2649 de 1.993, en el artículo 67:
“(…) Activos diferidos. Deben reconocerse como activos diferidos los recursos, distintos de
los regulados en los artículos anteriores, que correspondan a:
1. Gastos anticipados, tales como intereses, seguros, arrendamientos y otros y incurridos
para recibir en el futuro servicios, y
2. Cargos diferidos, que representan bienes o servicios recibidos de los cuales se
espera obtener beneficios económicos en otros períodos. Se deben registrar como
cargos diferidos los costos incurridos durante las etapas de organización,
construcción, instalación, montaje y puesta en marcha. Las sumas incurridas en
investigación y desarrollo pueden registrarse como cargos diferidos únicamente
cuando el producto o proceso objeto del proyecto cumple los siguientes requisitos:
a) Los costos y gastos atribuibles se pueden identificar separada mente;
b) Su factibilidad técnica esta demostrada;
c) Existen planes definidos para su producción y venta, y
d) Su mercado futuro esta razonablemente definido.
Tales sumas pueden diferirse con relación a los varios productos o procesos en que tengan
uso alternativo, siempre que cada uno de ellos cumpla dichas condiciones.
Se debe contabilizar como impuesto diferido débito el efecto de las diferencias temporales
que impliquen el pago de un mayor impuesto en el año corriente, calculado a tasas actuales,
siempre que exista una expectativa razonable de que se generará suficiente renta gravable
en los períodos en los cuales tales diferencias se revertirán.
El valor histórico de estos activos, reexpresado cuando sea pertinente por virtud de la
inflación, se debe amortizar en forma sistemática durante el lapso estimado de su
recuperación.
Así, la amortizacíon de los gastos anticipados se debe efectuar durante el período en el cual
se reciban los servicios.
La amortizacíon de los cargos diferidos se debe reconocer desde la fecha en que
originen ingresos, teniendo en cuenta que los correspondientes a organización,
preoperativos y puesta en marcha se deben amortizar en el menor tiempo entre el
estimado en el estudio de factibilidad para su recuperación y la duración del proyecto
específico que los originó y, que las mejoras a propiedades tomadas en arrendamiento,
cuando su costo no sea reembolsable, se deben amortizar en el período menor entre la
duración del respectivo contrato y su vida útil.
El impuesto diferido se debe amortizar en los períodos en los cuales se reviertan las
diferencias temporales que lo originaron.(...)” (La negrilla no hace parte del texto original)
Dado lo anterior, los gastos preoperativos serán contabilizados como tal, en la medida que se defina
razonablemente un mercado futuro definido, así como la factibilidad técnica de su desarrollo.
Por tanto, dado que los gastos preoperativos corresponden a las erogaciones en la que incurre el
ente económico para desarrollar posteriormente su objeto social y del cual se derivaran los ingresos
operacionales del negocio, estos gastos deberán amortizarse a partir del momento que se
obtengan los ingresos correspondientes, de esta manera se esta dando cumplimiento a la norma
básica de asociación y a la norma técnica de asignación, expresas en el Decreto 2649, así:
“(…) Art. 13. Asociación. Se deben asociar con los ingresos devengados en cada
período los costos y gastos incurridos para producir tales ingresos, registrando unos
y otros simultáneamente en las cuentas de resultados.
Cuando una partida no se pueda asociar con un ingreso, costo o gasto, correlativo y se
concluya que no generara beneficios o sacrificios económicos en otros períodos, debe
registrarse en las cuentas de resultados en el período corriente.(…)” (La negrilla no hace
parte del texto original)
“(…) Art. 54. Asignación. Los costos de los activos y los ingresos y gastos diferidos,
reexpresados como consecuencia de la inflación cuando sea el caso, deben ser
asignados o distribuidos en las cuentas de resultados, de manera sistemática, en
cumplimiento de la norma básica de asociación.
La asignación del costo de las propiedades, planta y equipo se denomina depreciación. La
de los recursos naturales, agotamiento. Y la de los diferidos e intangibles, amortización.
Las bases utilizadas para calcular la alícuota respectiva deben estar técnicamente
soportadas. Los cambios en las estimaciones iniciales se deben reconocer mediante la
modificación de la alícuota correspondiente en forma prospectiva, de acuerdo con las
nuevas estimaciones.(...)” (La negrilla no hace parte del texto original)
No obstante, el Decreto 2650 de 1993 en la descripción de la cuenta 1710, expresa, que
“(…) La amortización de los cargos diferidos se hará así: - Por concepto de organización y
preoperativos y programas para computador (Software), en un período no mayor a cinco (5)
y a tres (3) años, respectivamente. (…)”
De lo anterior, se concluye entonces, que los gastos relacionados con la etapa preoperativa deben
ser reconocidos en el activo como cargos diferidos, hasta el momento en el que se obtengan los
ingresos correspondientes para su asociación, teniendo observancia de los artículos sobre
continuidad y prudencia, que enuncia el Decreto 2649:
“(…) Art. 7o. Continuidad. Los recursos y hechos económicos deben contabilizarse y
revelarse teniendo en cuenta si el ente económico continuara o no funcionando
normalmente en períodos futuros. En caso de que el ente económico no vaya a continuar
en marcha, la información contable así deberá expresarlo.
Al evaluar la continuidad de un ente económico debe tenerse en cuenta que asuntos tales
como los que se señalan a continuación, pueden indicar que el ente económico no
continuara funcionando normalmente:
1. Tendencias negativas (pérdidas recurrentes, deficiencias de capital de trabajo, flujos de
efectivo negativos).
2. Indicios de posibles dificultades financieras (incumplimiento de obligaciones, problemas
de acceso al crédito, refinanciaciones, venta de activos importantes) y,
3. Otras situaciones internas o externas (restricciones jurídicas a la posibilidad de operar,
huelgas, catástrofes naturales).(…)” La negrilla no hace parte del texto original)
“(...) Art. 17. Prudencia. Cuando quiera que existan dificultades para medir de manera
confiable y verificarle un hecho económico realizado, se debe optar por registrar la
alternativa que tenga menos probabilidades de sobreestimar los activos y los ingresos, o de
subestimar los pasivos y los gastos.(...)”
En este contexto, la dirección del ente económico definirá el momento hasta el cual reconocerá
estos gastos preoperativos como cargos diferidos, conforme a las normas contables anteriormente
señaladas.
Por otra parte, para el caso de los ingresos provenientes de la diferencia en cambio, estos deberán
reconocerse directamente en el estado de resultados, toda vez que estos corresponde a situaciones
que no tienen asociación directa con el desarrollo del objeto normal del negocio y, de esta manera
se da cumplimiento a lo expreso en el artículo 13, anteriormente mencionado, donde señala que
“(…)Cuando una partida no se pueda asociar con un ingreso, costo o gasto, correlativo y se
concluya que no generara beneficios o sacrificios económicos en otros períodos, debe registrarse
en las cuentas de resultados en el período corriente.(…)”
En los términos anteriores, se absuelve la consulta presentada, indicando que sus efectos son los
previstos por el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo, no compromete la
responsabilidad de la entidad que la atiende, no es de obligatorio cumplimiento o ejecución, no
constituye acto administrativo y contra ella no procede recurso alguno.
Cordialmente,
MARIA VICTORIA AGUDELO
Presidenta
Descargar